You are on page 1of 4

OBRA SOBRE LOS BERRINCHES

TÍTULO: “EL NIÑO Y EL ROBOT”


AUTOR: MANUEL MARTÍNEZ

4 personajes:
MIGUEL.- 10 años, niño alegre e introvertido. Está pasando el verano sólo sin ningún amigo del colegio cerca.
RAMÓN.- 35 años, padre de Miguel, acaba de volver de un viaje de negocios de Japón.
ZAIDA.- 33 años, madre de Miguel, intenta animar a su hijo durante el verano.
ROBOT.- Un robot de limpieza de hogar de aspecto infantil.

ACTO I RAMÓN: Lo parece, pero está diseñado para limpiar, es


como el hijo perfecto.
Casa de la familia Léndinez. El pequeño Miguel y su madre
Zaida están sentados en el salón de la casa, esperan a MIGUEL: Ehh. ¿Pero sabe hablar?
Ramón, el padre de familia.
RAMÓN: Sí. (Refiriéndose al robot) Hola, saluda a tu
familia.
Ramón entra en el salón con una caja de grandes
dimensiones. El robot mira a Miguel y Zaida.

MIGUEL: ¡Papá! ROBOT: Saludos, familia.

Miguel se abalanza sobre los brazos de su padre, este deja la ZAIDA: Yo no sé si me voy a acostumbrar a una cosa así,
caja en el suelo y coge a su hijo para abrazarlo. pero bueno.

RAMÓN: Sí que me has echado de menos. RAMÓN: Bueno Miguel, ¿quieres enseñarle la casa?

ZAIDA: Hola cariño. MIGUEL: Sí, papá. (Refiriéndose al robot) Ven conmigo
Robotin.
Zaida y Ramón se dan un beso.
Miguel tiende la mano al robot, este la coge y salen juntos de
RAMÓN: Mira Miguel he traído una cosa que está la habitación.
revolucionando Japón.

MIGUEL: Calma, calma. ¿Tú no querías un hermanito? ACTO II

Zaida mira extrañada. Tres semanas después. En la cocina de la casa de Miguel.


Zaida está fregando la encimera, resopla cansada.
ZAIDA: ¿Qué has traído cariño?
Miguel y el robot entran en la cocina corriendo y jugando.
RAMÓN: Ahora veréis.
ZAIDA: Si por lo menos no vais a ayudar a fregar no
Ramón abre la caja y de esta aparece la figura de un robot molestéis.
con la misma estatura de un niño inmóvil. Ramón levanta la
camiseta del niño, toca detrás de este cómo si trasteara un MIGUEL: Pero es que la casa es muy pequeña mamá.
teclado. El robot abre los ojos.
ZAIDA: ¿Y por qué no os quedáis en la habitación?
MIGUEL: ¿Es mi hermano?
Ramón entra en la habitación.
RAMÓN (Deja soltar una carcajada): No, era una broma.
Esto es un genio de la limpieza como lo llaman en Japón. RAMÓN: Y porque no te quedas Miguel jugando en la
habitación con la consola, que tanto me insististe para que te
Miguel y Zaida lo miran sorprendidos. comprara, y dejas al robot que se quede con mamá
limpiando.
ZAIDA: Pero, ¿qué es?
MIGUEL: Pero es que Robotin es mi amigo, no puedo
RAMÓN: Es un robot de limpieza, que tiene una apariencia hacerle eso.
parecida a un niño.
RAMÓN: Pero tú déjale que ayude a mamá, si a él no le
MIGUEL: ¿Pero es un niño? importa.
MIGUEL: Claro que le importa, él es como yo no quiere ZAIDA: Pues deberías bajar a comer. ¿Qué te tengo yo
limpiar, se lo pasa mejor jugando conmigo. dicho?

RAMÓN: A ver Miguel, él no es cómo tú. Lo compré para MIGUEL: Que con el estómago lleno las cosas se ven mejor.
que ayudara a tu madre y así va a ser, después si eso puede
jugar contigo. ZAIDA: Eso mismo. Entonces, ¿vienes a comer?

MIGUEL (Gritando): Pero es que eso no es justo. MIGUEL: No quiero, mami.

RAMÓN: Se acabó. (Dirigiéndose al robot) Recoge ahora ZAIDA: Sigues así por lo del robot.
mismo todo lo que hay en la encimera y límpiala.
MIGUEL: (Con el rostro apenado) Sí. Era mi amigo.
ROBOT: Ahora mismo.
ZAIDA: Ya Miguel, pero fue un accidente. Tu padre ha
Zaida sale de la cocina, el robot se pone a limpiar la intentado arreglarlo y no ha podido.
encimera, coge la tostadora que aún permanece enchufada.
Miguel de puro cabreo le da una patada al cubo de agua que MIGUEL: Ya.
está en la cocina, este sale despedido lanzando agua por
todas parte e impactando en el robot, un chispazo sale de ZAIDA: Ya verás cómo pronto se acaba el verano, vuelves
este y el robot cae al suelo. al colegio y te encuentras con todos tus amigos.

MIGUEL: ¡Noooo!, Robotin. Ramón aparece en la habitación, se queda en el marco de la


puerta
RAMÓN: Pero Miguel, ¿qué has hecho?
RAMÓN: ¿Todavía sigues triste campeón?
Zaida entra en la cocina alarmada.
Miguel asiente con la cabeza.
ZAIDA: ¿Qué ha pasado?
RAMÓN: Ya lo siento chico. Pero es que con carísimos y no
RAMÓN: Nada, que ya no hay robot. puedo permitirme comprar otro.

Miguel se marcha de la cocina llorando desconsoladamente. MIGUEL: Yo no quería otro, yo lo quería a él.

RAMÓN: Por lo menos ahora, espero que la próxima vez


ACTO III que te digamos algo nos hagas caso y no te pongas a darle
patadas a las cosas.
Dormitorio de Miguel. Miguel acostado en la cama mira la
ventana con el semblante triste cuando Zaida asoma por el Miguel con el semblante triste asiente.
marco de la puerta.
RAMÓN: Entonces si te decimos que bajes a comer. ¿Bajas?
ZAIDA:¿Se puede?
MIGUEL: Sí.
Miguel asiente con la cabeza.
RAMÓN: Estupendo, así puedes ayudar a llegar al comedor
ZAIDA: ¿Sigues sin ganas de comer? al Robot.

Miguel asiente con la cabeza. Ramón se aparta y detrás de él está la figura del robot.
Miguel sale corriendo a abrazarlo.

------------------------------------------------------------ FIN -----------------------------------------------------------


OBRA SOBRE LAS BUENAS DECISIONES
TÍTULO: “AQUÍ TODOS CABEMOS”
AUTORA: CLARA PÉREZ

5 personajes:
León: Rey del lugar quien toma las decisiones.
Tigre: ayudante del león, quien lo hace entrar en razón.
Águila: Integrante de la comunidad de animales.
Oso: Sentenciado a abandonar el lugar por decisión del león.
Abeja: Otra sentenciada por el león.
Ambientación: Un bosque.

Introducción: El león ha tomado una decisión y convoca al pero sin poder evitarlo se desploma, el oso rápidamente mete
tigre para dársela a conocer y pueda reunir a los animales sus brazos para amortiguar la caída, llevándolo al suelo
que él ha decidido sacar del bosque. lentamente evitando que se lastime.

León (Muy imponente, dirigiéndose al tigre): Te he llamado Los animales algo alterados se ponen en movimiento, el
para que convoques a algunos animales que por parecerme águila alza vuelo abandonando el lugar y la abeja hace lo
poco útiles a la comunidad animal, deben irse del bosque. mismo tomando otra dirección.

Tigre (Algo sorprendido): ¿Sacarás animales del bosque? Tigre (Asombrado por la actitud de los animales): ¿A dónde
Todos los animales tienen una utilidad ¿estos por qué se van? Ayuden.
irán, y quiénes son?
En poco tiempo el águila regresa con la mitad de un coco
León (Sin perder la prepotencia): Se irán porque yo lo seco en su pico lleno de agua, que lanza sobre el león para
decido, convoca al oso, la abeja y el águila, no los quiero que despierte, el león comienza a reaccionar y en ese
más en mi bosque. momento llega la abeja, dando un poco de miel que había
ido a buscar, poniéndola en su hocico.
El tigre aun sin estar de acuerdo sale a buscar a los animales,
trayéndolos con él a su vuelta. Abeja: Toma la miel para que suba tu presión, seguro es por
eso que te desmayaste.
Tigre: Aquí están los animales que me pediste traer, todavía
no entiendo, pero ya cumplí tu orden. El león reacciona quedando atónito al ver como todos los
animales corrieron a ayudarlo. Se incorpora y el tigre lo hala
León (Con pose de rey): No tienes que entender, debes donde los demás no puedan escucharlos.
obedecer, para eso soy el rey, las decisiones las tomo yo.
Acomódense por ahí que debo hablar con ustedes. Tigre: ¿Dices que estos animales son inútiles? Gracias al oso
no te golpeaste la cabeza, el águila sin preguntas fue por el
Los animales se acomodan frente al león aun sin entender de agua y la abeja te dio la miel para que te recuperaras ¿aun así
qué se trata. los vas a echar del bosque?

Oso (Algo fastidiado): Le agradezco sea breve, pronto debo León (Recuperando su postura): Se exactamente lo que
comenzar a hibernar y estoy preparando todo, estoy corto de tengo que hacer, vamos con ellos.
tiempo.
Ambos se dirigen de nuevo a donde los otros animales
León (Riendo irónicamente): Cuando yo termine de hablar esperan y el león se coloca frente a todos.
no tendrás que seguir arreglando nada para hibernar en mi
bosque oso. León: Señores los mande a llamar porque necesitaba
decirles, que estoy muy orgulloso de tenerlos en nuestra
Águila (Sonriente): ¿Habrá mejoras? ¿Ahora los animales se comunidad animal, me he dado cuenta que cada animal es
ayudaran unos a otros para que el oso pueda hibernar sin útil e imprescindible para la convivencia de este lugar,
tener tanto trabajo antes? Esto si sería una gran novedad. gracias por su ayuda. Era todo lo que tenía que decir.

Tigre (Tratando de mediar): Mantengan el silencio señores, Los animales extrañados se alejan y el tigre mirando al león
el León tiene algo importante que comunicarles. A ver León, estrecha su mano.
cuéntales a los animales sobre tu decisión.
Tigre: Eso es lo que hace un buen rey, te felicito.
El león se levanta y de pronto siente que todo le da vueltas,
se recuesta del tigre frotando sus ojos, trata de dar un paso

------------------------------------------------------------ FIN -----------------------------------------------------------


OBRA DE TEATRO SOBRE LA IMPORTANCIA DEL DESCANSO
TÍTULO DE LA OBRA: “PRACTICANDO PARA EL FUTURO”
AUTORA: JANET MORA

2 Personajes:
Entrenador
Joselito (niño de diez años).
AMBIENTACIÓN: Una mañana del sábado en el campo de béisbol.

INTRODUCCIÓN: Joselito está practicando con el bate. El Joselito: ¡Pero si descanso no llegaré a ser tan buenos como
entrenador le lanza las bolas. Cerca de ellos se encuentra el ellos! (Señalando al equipo local).
equipo local calentando para la final de la temporada.
Entrenador: (con tono estricto) Si NO descansas no llegarás
Entrenador (gritando): Vamos Joselito a ser tan bueno como ellos. Mientras dormimos, nuestro
cuerpo se repone de todas las energías gastadas en el día.
¡Que tú puedes!
Joselito (quebrándose en lágrimas): No me regañe
Joselito (un poco agotado por el sol): Entrenador entrenador por favor. Yo pensaba que si no dormía podía
descansemos un poco por favor! utilizar esas horas de sueño para mejorar mi práctica. ¡Tengo
miedo de no ser tan grande como ellos!
El entrenador le hace un gesto con la mano y sale del campo
a tomar agua. Joselito se sienta en las gradas a refrescarse y Entrenador (tono reflexivo): Tenemos que cuidar nuestro
observar la práctica del equipo local. cuerpo. Del mismo modo en que nos esforzarnos en cada
práctica, tenemos que descansar. ¡Entrenar todos los días
Joselito: ¡Ojalá yo fuese tan bueno como ellos! No sé qué con mucha disciplina, dedicación y responsabilidad te
pasa. ¡Practico y practico y no me sale nada bien! garantizará el éxito y de esta manera podrás llegar a ser más
grande que ellos! Eso sí, jamás dejes de creer en ti, porque la
Joselito sigue mirando desconsoladamente al equipo local. fe que nos tengamos es lo que nos llevará por el camino para
El entrenador entra de nuevo al campo y le grita que ya es alcanzar nuestros sueños.
hora de retomar la práctica.
Joselito se seca las lágrimas con las mangas.
Entrenador: Vamos Joselito, tenemos que seguir
practicando, últimamente tu desempeño ha estado muy flojo.
Entrenador (cambiando a tono alegre): Pero bueno, bueno,
Joselito: No es eso entrenador. Yo practico todos los días, de ya mucho entrenamiento por hoy. ¡A dejar de llorar y vamos
hecho, últimamente me quedo despierto hasta tarde en la a ver la práctica de nuestro equipo local!
noche para tratar de mejorar mi velocidad al bate.
Joselito: Gracias por entenderme entrenador.

Entrenador: ¡Con razón tu cansancio! No estás durmiendo Vemos como Joselito y el entrenador se acercan a la
bien en las noches. ¡Tienes que descansar! práctica.

------------------------------------------------------------ FIN -----------------------------------------------------------