You are on page 1of 3

1. ertidumbre, aquel para el que emprender es un fin y un medio.

Creo que todos son así, si


bien no todos lo manifiestan. Lo que llama la atención de un emprendedor es la ilusión
que siente por su proyecto.
2. No ser un luchador. Cualquiera puede ser emprendedor si tiene capacidad de sufrimiento
y de superar las situaciones complicadas. Todos cometemos errores, hasta los
emprendedores: en ese caso piensa, corrige y actúa. Ello implica no aferrarse a nuestra
idea, sino a lo que el negocio debe ser.
3. Contar con socios cuando se puede prescindir de ellos. Uno cuenta con socios por motivos
equivocados como sentir miedo a la soledad o por tener extras de consejos e ideas con
una participación. También aduce que buscar dinero, repartir trabajo o complementar el
equipo no deberían ser motivos para contar con un socio. En mi opinión, estos tres últimos
son motivos válidos.
4. Escoger socios sin definir criterios de selección relevantes. Compartir escala de valores,
conocerse bien, honestidad ante todo, complementariedad, aportación de valor.
5. Ir a partes iguales cuando no todo el mundo aporta lo mismo. Hay que definir las reglas
del juego desde el principio y cuando estamos “bien avenidos”.
6. Falta de confianza y comunicación con los socios. Es imposible pactarlo todo. Los socios
deben basar su relación en factores tan importantes como, por ejemplo, la honestidad, la
confianza, la comunicación o la comprensión, entre otros.
7. Hacer depender el negocio de las necesidades familiares y las ambiciones materiales.
Emprende con algo de ahorros, porque ningún negocio arranca ganando dinero. Haz tu
plan de negocio incluyendo tu sueldo. Multitud de emprendedores no tienen en cuenta su
propia retribución (incluso la de subsistencia).
8. Emprender sin asumir el impacto que tendrá sobre nuestro equilibrio vital. Emprender es
trabajar 365 días al año, 24 horas al día. Emprender es día a día innovar, para mejorar y
tener estabilidad y ampliar el mercado.
9. Crear modelos de negocio que no dan beneficios rápidamente y de modo sostenible. “Un
plan no es para que se cumpla, sino para actuar cuando no se cumple”. Además, el autor
considera que un negocio que no da beneficios rápidamente, no los dará más tarde.
Debemos estar alerta a que nuestro negocio tarde tiempo en dar beneficio: o estamos
haciendo algo mal.

10 Elementos de Éxitos

1. Identifica la necesidad que tu negocio satisface. Si no estás seguro de cuál es el propósito


de tu negocio, necesitas repensarlo antes del lanzamiento.
2. Describe claramente como satisface esa necesidad. Haz una lista de acciones para atender
los agujeros en el mercado.
3. Reconoce en qué es único tu negocio. Investiga las debilidades y fortalezas de tu
competencia para distinguirte de la multitud para maximizar el impulso del capital de
inversión. Esboza un modelo de negocio que detalle las ventajas de tu organización.
4. Señala tus accionistas clave. Identifica a tu directorio, consejeros y directores. Incluye los
detalles de valor que aportan.
5. Conoce el tamaño de tu mercado. Analiza qué tan grande es, cuánto y cuán rápido está
creciendo y cuál es el margen de utilidad promedio.
6. Averigua quiénes constituyen tu mercado objetivo. Tus estrategias de mercadotecnia
deben estar claramente enfocadas a tu target. Si no es así, estás perdiendo tiempo, dinero
y esfuerzo.
7. Traza estrategias promocionales. ¿Cómo llegas a tu mercado objetivo? Tu estrategia debe
incluir los medios que se dirijan a la mayoría de tus clientes y dónde obtienen su
información.
8. Desglosa tus vías de ingresos. La previsión de ingresos en términos reales puede, de
hecho, ir en detrimento de tu plan (pues con frecuencia no se cumplen las expectativas).
Pero es valioso. El desglose debe incluir estructura de precios, costos, márgenes y gastos.
9. Presupuesta cuánto dinero necesitas para comenzar y seguir avanzando. El financiamiento
para impulsar tu idea y probar el concepto normalmente provendrá de amigos, familiares
y fondos personales. Los préstamos para pequeñas empresas y el financiamiento bancario
son opciones de negocios con modesto crecimiento. Quien quiera que esté financiando
querrá ver un plan de negocios sólido.
10. Crea un plan para cubrir los gastos. Si es posible, desglosa mes por mes los primeros dos
años de tu negocio. Sí, los ingresos pueden ser difíciles de predecir, no obstante, crea unos
cuantos escenarios diversos y determina las ventas que se requieren para pagar los gastos.

10 Elementos Internos, Claves del Empresario.


1. Constancia: capacidad para mantener la perseverancia en sus proyectos, aunque las
circunstancias y el entorno no sean los más idóneos o los más afortunadas.
2. Pasión: es necesario sentir una verdadera pasión por su proyecto, la idea y su sueño que
quieren cumplir.
3. Análisis: capacidad para determinar y tomar decisiones para establecer objetivos y metas
efectivas, y realistas.
4. Visión: aptitud para identificar una adecuada estrategia, cumplirla y que tenga el mayor
éxito posible.
5. Flexibilidad: saber reaccionar y adaptarse a los cambios que se producen en el mercado,
consumidor y entorno.
6. Creatividad: talento, inspiración y creatividad para generar nuevas ideas.
7. Sociabilidad: capacidad para ser sociables y comunicativo para conocer nuevas personas y
crear nuevas redes.
8. Comunicación: saber expresarse adecuadamente en todo momento, en los buenos y en
los malos.
9. Educación: no es imprescindible pero a veces necesario, tener cierta formación y
conocimiento es clave para el éxito.
10. Equipo de trabajo: aunque este factor no es interno al emprendedor, es necesario contar
con un adecuado equipo de trabajo, que entiendan y compartan tu visión y ayuden a
ejecutar la idea y proyecto.