You are on page 1of 7

Experimento para producir material plástico

biodegradable (polihidroxialcanoatos) a
partir de bacterias endófitas asociadas a
plantas de rabanito

Paul R. Gill
Investigador Asociado
Instituto de investigaciones Biológicas Clemente Estable
24871616 int.145
prgill@iibce.edu.uy

Danilo Segovia
Pasante
Instituto de investigaciones Biológicas Clemente Estable
danilo.316@hotmail.com

Laura Fuentes
Pasante
Instituto de investigaciones Biológicas Clemente Estable
lalyfu@hotmail.com
INTRODUCCIÓN

Los PHAS (polihidroxialcanoatos) son una familia de compuestos químicos que incluyen a una
amplia gama de políésteres de hidroxiácidos. Son sintetizados por varios tipos de procariotas
como reserva de carbono y energía. Entre estos polímeros, el más estudiado ha sido el PHB
(polihidroxibutirato) formado por unidades de 3-hidroxibutirato. En muchos casos se ha
observado que los microorganismos productores de PHAS pueden acumular copolímeros,
formados por más de una clase de monómeros. La diversidad de monómeros posibles
determina que los materiales producidos puedan exhibir propiedades físicas y químicas
variadas. La importancia de estos compuestos radica en sus propiedades termoplásticas,
similares a las del plástico sintético fabricado a partir de derivados del petróleo. Estos
polímeros biológicos pueden ser utilizados para la producción de plásticos y biocombustibles.
Al ser producidos por organismos vivos, estos materiales son biodegradables, lo que los
diferencia de los plásticos derivados del petróleo que tardan mucho tiempo en degradarse. En
la Figura 1 se observa la secuencia de biodegradación de botellas fabricadas con plástico
derivado de PHAS.

En el marco del proyecto de ANEP – PEDECIBA


“Estímulo a la Cultura Científica y Tecnológica”,
nuestro equipo de trabajo tuvo la oportunidad de
trabajar con niños escolares de sexto, cuarto y
segundo año de la Escuela Austria, realizando
actividades experimentales que buscaban la
producción de plástico biodegradable por parte de
bacterias endofíticas asociadas a plantas de
rabanito. El experimento consistía básicamente en la
Figura 2. Degradación de botellas plásticas
inoculación de plantas de rabanito con bacterias
fabricadas a partir de PHAS. Se observa el Herbaspirillum seropediceae, para que las bacterias
grado de degradación luego de 1, 2, 4, 8 y 10
pudieran colonizar las raíces de la planta. De esta
semanas de izquierda a derecha.
manera, se les brinda a las bacterias un medio rico
en nutrientes, como es el interior de la raíz de la planta, lo que daría como resultado el
almacenamiento de cantidades significativas de
polihidroxialcanoatos producidos por las bacterias, que
posteriormente se podrían aislar exitosamente.

La propuesta de trabajo implica el aprovechamiento de


procesos naturales como la fotosíntesis de la planta y la
relación de mutualismo existente entre la planta y la bacteria
para la producción biotecnológica de PHAS, que
posteriormente podrían utilizarse como plástico
biodegradable (Fig. 2).

El proceso de fotosíntesis acoplado a la producción de PHAS


Figura 2. Ejemplo de asociación
por la bacteria (Fig. 3), permite que los productos de la
planta-bacteria
fotosíntesis sean almacenados como material plástico.
Asimismo, se captura el dióxido de carbono atmosférico para la producción de dicho material.

Uno de los inconvenientes para la producción a gran escala de


plásticos y combustibles a partir de PHAS utilizando este
sistema experimental, es que el sistema inmune de la planta
tiende a limitar la colonización bacteriana. Al tener menos
bacterias, la producción de PHAS es menor, haciendo que el uso
de este sistema no sea viable económicamente en la actualidad.
Dentro de la línea de investigación, estamos estudiando formas
de manipulación del genoma de Herbaspirillum seropediceae Figura 3. Bacteria
para disminuir los agentes disparadores del sistema productora de PHAS.
inmunológico de la planta producidos por la bacteria, para que Las flechas indican las
reservas de PHAS
esta no sea reconocida por la planta y la colonización pueda ser dentro de la célula.
más extensa.

Numerosas investigaciones se están realizando en el mundo en la actualidad en busca de una


forma de producción de polihidroxialcanoatos en masa que haga viable su utilización masiva
en el mercado.

OBJETIVOS

El objetivo principal de este proyecto fue motivar a los niños en el campo de la investigación
científica mediante la realización de actividades prácticas y teóricas para contribuir a su
educación y comprensión de trabajos científicos actualizados. Durante el desarrollo de las
actividades se introdujo a los niños a temáticas como la situación actual de la humanidad en
cuanto a su dependencia de los productos derivados del petróleo, tanto para utilizarlos como
fuente de energía o para la fabricación de productos como el plástico sintético, y la imperativa
necesidad de encontrar alternativas que nos permitan mantener nuestro nivel de vida cuando
el petróleo se acabe. Por otro lado se trabajó con los niños el tema de la importancia de
producir materiales que sean más amigables con el medio ambiente, a fin de evitar la
contaminación. El plástico biodegradable es un ejemplo de los esfuerzos que la investigación
científica debe realizar para lograr un futuro en el que los intereses de las sociedades humanas
no interfieran con el bienestar del planeta. Por otro lado, para la comprensión del experimento
fue necesario trabajar varios temas relacionados con la biología molecular y la microbiología,
esclareciendo conceptos que se escuchan con frecuencia pero que no siempre son
comprendidos, como por ejemplo qué es el ADN, qué es una bacteria, qué es una célula, etc.

Para los niños esta fue una experiencia nueva y enriquecedora ya que tuvieron la posibilidad
de familiarizarse con conceptos nuevos, conocer el laboratorio y realizar actividades científicas
en el salón de clase, utilizando materiales que tradicionalmente no son utilizados hasta
alcanzar un nivel universitario. Además, fue una manera de acercar la investigación científica a
la vida diaria del escolar, ya que tuvieron la posibilidad de descubrir que la investigación no se
hace solo en las películas o en los documentales que vemos por la televisión, sino que la
ciencia está presente en todo lo que nos rodea y todos podemos participar en su construcción.
ORGANIZACIÓN DE LAS ACTIVIDADES

Se trabajó con alumnos de siete grupos de la escuela Nº48 “Austria”, ubicada en la calle Abacú
2120; dos sextos, dos cuartos y tres segundos siendo un total de 220 estudiantes.

Con las clases de sexto y cuarto año se llevaron a cabo todas las actividades. Dada la
complejidad de los temas tratados y falta de tiempo, en el caso de segundo año, se optó por
hacer una única clase en la cual los alumnos de sexto año presentaban todas las actividades
realizadas mediante el uso de maquetas, posters y material del laboratorio con el que se había
trabajado. Los niños de sexto año pudieron realizar entonces divulgación científica además de
investigación, lo cual fue una manera de mostrarles que la forma de trabajo en ciencia no solo
consiste en el trabajo de investigación sino que también implica hacer llegar a los otros los
resultados y las conclusiones de nuestro trabajo.

El equipo docente fue conformado por Sandra Tarduña y Mariela Fretes (6to); Rosana Lema y
Virginia Pallierio (4to); Beatriz Monzón, Cristina Pereiras, Verónica Zubillaga (2do) y participó
también la maestra directora María Elena Vidal. Las actividades se iniciaron el 19 de octubre
de 2011 y finalizaron el 18 de noviembre de 2011.

El trabajo se distribuyó en cuatro jornadas y una quinta jornada que involucraba a las
actividades entre sexto y segundo.

Primer día:

Primera parte: Explicativa acerca del proyecto de investigación y su importancia. Exposición de


conceptos teóricos para la comprensión del experimento a realizar.

Segunda parte: Trabajo práctico. Se formaron grupos de tres estudiantes y a cada grupo se le
entregó una placa de Petri con agar-agua en la cual los alumnos sembraron las semillas de
rabanito esterilizadas previamente por el equipo de investigadores.

Segundo día:

Primera parte: Breve explicativa acerca de la asociación


de la planta con la bacteria, la que fue ilustrada con
videos interactivos e imágenes para facilitar su
comprensión.

Segunda parte: Trabajo práctico. Se inocularon las plantas


de rabanito con agua (simulando las bacterias) utilizando
una micropipeta. (Fig. 4)
Figura 4. Inoculación de plantitas de rabanito
con bacterias, utilizando una micropipeta.

Tercer día:

Primera parte: Breve explicativa acerca de conceptos básicos sobre la hidroponía y todo el
equipamiento a utilizar.
Segunda parte: Trabajo práctico. Los estudiantes transfirieron plantitas de rabanito
previamente inoculadas (por el equipo de investigadores) con bacterias Herbaspirillum
seropediceae a una cámara de cultivo hidropónico. (Fig. 5)

Tercera parte: Juego de preguntas y respuestas relacionadas con los temas tratados en las
actividades. Los ganadores se llevaban la placa de Petri con la que habían trabajado.

Cuarto día:

Primera parte: Visita al laboratorio de Ecología Microbiana y


Microbiología Molecular del IIBCE para mostrar todo el
equipamiento y los pasos necesarios para la purificación de los
PHAS. Observación del plástico biodegradable producido.

Segunda parte: Observación de bacterias creciendo dentro de la


raíz de la planta utilizando un microscopio de fluorescencia (Fig.
Figura 5. Transferencia del sistema experimental
6). planta – bacteria a un medio de crecimiento
hidropónico.

Figura 6. Microscopio de fluorescencia.

Tercera parte: Conclusiones y puesta en común sobre el trabajo realizado.

Quinto día.

Presentación de posters: En esta instancia los alumnos de 6to año prepararon posters con los
distintos temas dados en clase y se los
presentaron a las clases de 2do año. (Fig.7)

Posteriormente se hacía una puesta en


común por parte de los investigadores, para
facilitar la comprensión y discusión de los
temas propuestos.

Figura 7. Póster de uno de los equipos


EVALUACIÓN DE LAS ACTIVIDADES

Por parte de las maestras: Mostraron gran entusiasmo e interés en las actividades al igual que
los alumnos. Consideraron que estuvo muy bien organizado y tanto la metodología propuesta
como los contenidos fueron muy bien adaptados para cada nivel escolar. Las explicativas les
parecieron claras y quedaron muy conformes con la preparación de la información. En el caso
de segundos años las clases fueron consideradas muy extensas para la edad pero muy
interesantes y productivas. Los alumnos de segundo año no pudieron vivenciar los distintos
momentos del experimento sino que se les mostró el producto final, pero de todas formas,
pudieron tener una primera aproximación al mundo de la investigación científica.

Por parte de los alumnos: Quedaron muy contentos con las actividades, les resulto muy
divertido y a la vez muy interesante. Les gustó mucho el haber visto las bacterias al
microscopio de fluorescencia y como se desplazaban las mismas. La mayoría de ellos quedaron
asombrados con la idea que una bacteria pudiera producir plástico. A muchos les entusiasmó
la idea de querer investigar plantas y bacterias en un futuro.

Por parte de los investigadores: Esta experiencia también fue muy positiva para nosotros, dado
que es todo un desafío lograr poner al alcance de los escolares temas de ciencias naturales con
cierto grado de complejidad. Quedamos muy satisfechos con el entusiasmo de los niños ya que
no solo se cuestionaban y sugerían alternativas para la problemática del petróleo sino que
también logramos en cierto punto que pensaran como científicos. Estamos seguros de que
esta experiencia va a influir en su futuro académico.

PERSPECTIVAS PARA EL FUTURO

Todas las maestras coinciden en la importancia de continuar con los trabajos experimentales
en su escuela y sugieren el abordaje de temas como el estudio de preparados celulares para
observar al microscopio, microorganismos en general y tejidos celulares. En el caso de la
directora, sugiere la elaboración de proyectos a largo plazo de dos o tres años para darles
continuidad y que las temáticas respondan a necesidades de ambas instituciones, y siempre
teniendo en cuenta las sugerencias de los niños.

Por nuestra parte creemos que el desarrollo de actividades experimentales en enseñanza


primaria es una experiencia más que positiva para todos los participantes. En el caso de los
niños, es una experiencia novedosa, enriquecedora y estimulante, ya que entran en contacto
con temáticas que les interesan y tienen la posibilidad de realizar actividades nuevas,
entretenidas y muy didácticas. Para los maestros es también muy importante, porque les
permite acercarse a temáticas de investigación científica actuales que no siempre están al
alcance de la población en general y que siempre deberían estarlo. Para los investigadores es
una experiencia nueva ponerse al frente de la realización de experimentos científicos con
niños de escuela, trabajando en conjunto con maestros en forma cooperativa con la finalidad
de mejorar el acercamiento a los temas y su comprensión por parte de los niños.
AGRADECIMIENTOS

A ANEP y PEDECIBA por permitirnos formar parte de este proyecto y darnos la oportunidad de
divulgar nuestra investigación y generar conciencia en los niños acerca de problemas actuales,
brindándoles conocimientos teóricos muy importantes para su formación en ciencias
naturales. A la maestra directora por su gran entusiasmo y por permitirnos participar en la
escuela. A las maestras por su interés y dedicación. A Sandra Medina, madre de uno de los
alumnos, por su colaboración y por ayudarnos a contactar a la escuela.