You are on page 1of 7

Universidad Católica Los Ángeles De Chimbote

FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES, FINANCIERAS Y


ADMINISTRATIVAS

ESCULA PROFESIONAL : CONTABILIDAD

CENTRO ULADECH : SEDE CENTRAL

ASIGNATURA : CONTABILIDAD DE RIBUTOS

TEMA : INVESTIGACION FORMATIVA

CICLO : VIII - B

DOCENTE TUTOR : MARCO BAILA GEMIN

INTEGRANTES : VIZA OSORIO DEYBI

CHIMBOTE – 2018
Universidad Católica Los Ángeles De Chimbote

La cultura tributaria

INTRODUCCIÓN

Hoy en día podemos apreciar que la cultura y la conciencia tributaria son


factores muy importantes para que la ciudadanía no cometa delitos
tributarios; y por ende podamos comprender que los tributos son recursos que
recauda el Estado en carácter de administrador, pero en realidad esos
recursos le pertenecen a la población, por lo tanto el estado a través del
municipio nos los debe devolver prestando servicios públicos (como por
ejemplo los hospitales, colegios, etc.). La presente investigación tiene como
objetivo, destacar la importancia de la cultura tributaria en nuestro país y su
influencia en la economía nacional, pero sobre todo a tener claro que cultura
tributaria no solo es saber cuáles son mis obligaciones como contribuyente
sino que debo aplicar dichos conocimientos en el cumplimiento de los
deberes tributarios como buen contribuyente. Y son estos tributos que serán
utilizados por el estado en los servicios que brinda y gastos en beneficio de la
población.

Cultura Tributaria

La cultura tributaria se identifica con el cumplimiento voluntario de los deberes


y obligaciones tributarios por parte del contribuyente y no con la
implementación de estrategias para incrementar la recaudación de tributos
bajo presión, por temor a las sanciones. Se evidencia una desinformación
acerca de las estrategias y planes que adelanta la administración tributaria en
pos de educar al contribuyente. Entre las conclusiones más importantes se
señalan las estrategias y programas educativos utilizados por el SENIAT para
desarrollar la cultura tributaria del contribuyente.

Con la cultura tributaria se pretende que los individuos de la sociedad


involucrados en el proceso, tomen conciencia en cuanto al hecho de que es
un deber constitucional aportar al Estado y comunicar a esa colectividad que
las razones fundamentales de la tributación son el proporcionar a la Nación
los medios necesarios para que este cumpla con su función primaria como lo
es la de garantizar a la ciudadanía servicios públicos eficaces y eficientes.

La cultura tributaria es el conjunto de supuestos básicos de conducta de una


población que asume lo que se debe y lo que no se debe hacer con relación
al pago de tributos en un país, que resulta en un mayor o menor cumplimiento
de sus obligaciones tributarias. En términos generales, los países más
desarrollados tienden a una mayor cultura tributaria, es decir, son más
responsables con el cumplimiento de sus obligaciones. La cultura tributaria
está determinada por dos aspectos, uno de tipo legal y otro de tipo ideológico;
el primero corresponde al riesgo real de ser controlado, obligado y
sancionado por el incumplimiento de sus obligaciones, el segundo
Universidad Católica Los Ángeles De Chimbote

corresponde al grado de satisfacción de la población en cuanto a que los


recursos que aporta están siendo utilizados correctamente y que al menos
una parte de ellos le está siendo retornada por la vía de servicios públicos
aceptables. Al respecto de este tema, Schumpeter indicó: “El espíritu de un
pueblo, su nivel cultural, su estructura social, los hechos que su política
puede originar; todo eso y más está escrito en su historia fiscal.

Si el pueblo sintiera que sus autoridades lo aman, pues le darían mayor


confianza y credibilidad al gobierno. En esas condiciones es prudente
proponerle al pueblo una Cultura Tributaria, donde todos paguemos
impuestos sin excepción, desde el que tiene una latita y pide limosna hasta la
empresa más poderosa, es decir, ningún peruano debe estar exceptuado por
ninguna razón de pagar sus impuestos. Para llevar adelante esta Cultura
Tributaria basada en los Valores de Vida, se tendrán que cambiar algunas
leyes y aprobar otras. Debemos tomar en cuenta que los enemigos de la
cultura tributaria con valores de vida, por lo general son los que hacen
préstamos internacionales, a ellos les conviene que tengamos una sociedad
desorganizada, desorientada y sumergida en la corrupción. En esas
condiciones nos tienen subyugados a los préstamos, y llegará el momento en
que no podremos pagar aumentando así nuestra esclavitud económica a las
potencias que nos prestan dinero.

Es momento de reaccionar y de cambiar todo el sistema tributario. Por eso


debe haber una cultura tributaria basada en los Valores de Vida.

Durán (2013) afirma: En lo que a materia fiscal importa, el problema lo hemos


graficado de muy antiguo y tiene que ver con la llamada "informalidad
tributaria", que comprende a las actividades ilícitas y a los ingresos
declarados procedentes de la producción de bienes y servicios lícitos, de tal
modo que incluiría toda actividad económica que, en general, estaría sujeta a
tributación si fuera declarada a las autoridades tributarias.

En buena cuenta, estamos hablando de la evasión tributaria que es un


fenómeno complejo que tiene que ver con un tema cultural que está ligado
con el sentido de relación que tiene el ciudadano con su Estado. Un
ciudadano que no valora a su Estado bien porque nunca estuvo presente en
los momentos trascendentes de su vida o bien porque fue formándose –por
los medios de comunicación, escuela, familia, etc. – bajo la idea de que el
Estado es un mal con el que tiene que convivir, no verá la "acción de tributar"
como algo positivo o un deber a desarrollar.
Universidad Católica Los Ángeles De Chimbote

IMPORTANCIA:

La importancia de la cultura tributaria en nuestro país y su influencia en la


economía nacional. La cultura tributaria es el conjunto de valores creencias y
actitudes compartidos por una sociedad respecto a la tributación y a la
observancia de las leyes que rigen según portal. sat.gob.gt.

Según Hernán (2014) si el pueblo sintiera que sus autoridades lo aman, pues
le darían mayor confianza y credibilidad al gobierno. En esas condiciones es
prudente proponerle al pueblo una Cultura Tributaria donde todos paguemos
impuestos sin excepción desde el que tiene una latita y pide limosna hasta la
empresa más poderosa. Ningún peruano debe estar exceptuado por ninguna
razón de pagar sus impuestos. Para llevar adelante la Cultura Tributaria
basada en los valores de vida, se tendrán que cambiar algunas leyes y
aprobar otras. La cultura tributaria es la base para la recaudación y el
sostenimiento del país. El elevado nivel de conciencia tributaria hará de
nuestro Perú, un país diferente con muchas oportunidades de progreso para
nuestros hijos donde se reduzca o anule la evasión tributaria.

La conciencia tributaria en el Perú.

La conciencia tributaria se refiere a las actitudes y creencias de las personas


que motivan la voluntad de contribuir de los individuos. También se la define
como el “conocimiento” o “sentido común” que las personas usan para actuar o
tomar posición frente al tributo. La conciencia tributaria, al igual que la
conciencia social, tiene dos dimensiones:

Como proceso está referido a cómo se forma la conciencia tributaria en el


individuo; es decir, a lo que se denomina formación de la conciencia tributaria
en el cual concurren varios eventos que le otorgan justificación al
comportamiento del ciudadano respecto de la tributación.

Como contenido está referido a los sistemas de información, códigos, valores,


lógicas clasificatorias, principios interpretativos y orientadores del
comportamiento del ciudadano respecto de la tributación. Rige con fuerza
normativa en tanto instituye los límites y las posibilidades de la forma en que
los contribuyentes, las mujeres y los hombres, actúan. Le denominaremos
cultura tributaria.
Universidad Católica Los Ángeles De Chimbote

Esta definición incluye varios elementos:

El primero, es la interiorización de los deberes tributarios. Este elemento alude


necesariamente a que los contribuyentes poco a poco y de manera progresiva,
busquen conocer de antemano qué conductas deben realizar y cuáles no, que
estén prohibidas respecto del sistema tributario. Aquí es donde normalmente se
percibe el factor de riesgo, los contribuyentes observan que es mejor cumplir
que faltar a la normatividad tributaria.

El segundo, consiste en cumplir de manera voluntaria, que se refiere a que los


contribuyentes deben, sin necesidad de coacción, verificar cada una de las
obligaciones tributarias que les impone la Ley. Lo importante es que el
contribuyente, en ejercicio de sus facultades, desea hacerlas. La coacción no
debe intervenir aquí. Esto es aún extraño en nuestra sociedad.

Tercero, es que el cumplir acarreará un beneficio común para la sociedad.


Siendo el contribuyente un ser humano, debe pertenecer a una comunidad y
disfrutar de los beneficios que ésta tiene. Por ello, cuando se paguen los
tributos en el monto y tiempo respectivo, todo contribuyente necesariamente
percibirá que se podrán solventar los servicios públicos, se mejorará asimismo
su funcionamiento. El Estado podrá dar un eficaz cumplimiento a los servicios
dirigidos a la sociedad en general.

Es importante hacer notar aquí la opinión de un estudioso del Derecho


Tributario, nos referimos a LUCIEN MEHL, nos dice con respecto a este punto
que: “… la aceptación del principio del impuesto, la sumisión voluntaria a la
obligación fiscal, presuponen un sentimiento de pertenencia a la comunidad, al
mismo tiempo que la robustecen. Existe una clara correlación entre el grado de
cohesión y estabilidad de una sociedad y la fuerza de adhesión que sus
miembros manifiestan con respecto a los principios políticos que constituyen su
base, y el nivel de espontaneidad y sinceridad en la ejecución de las
obligaciones fiscales por otro”.

El resultado del proceso de formación de conciencia tributaria lleva a que la


persona adopte una gama de posiciones: desde tolerar la evasión y el
contrabando, hasta no tolerar en absoluto la evasión ni el contrabando.
Universidad Católica Los Ángeles De Chimbote

En otras palabras, el proceso de formación de la conciencia tributaria puede


dar lugar a personas con conciencia tributaria positiva o personas con
conciencia tributaria negativa.

La diferencia dependería del entorno familiar y social en el que se ha


socializado desde su primera infancia y que lo ha expuesto a un conjunto de
valores específicos de su grupo socio-cultural (cultura tributaria de su entorno),
especialmente en lo que respecta a la forma particular en que han
experimentado su relación con la sociedad y el Estado.

El cumplimiento tributario
En el cumplimiento tributario no solo intervienen elementos asociados a la
racionalidad económica de las personas; es decir, razonar de manera que se
pueda obtener el mayor beneficio al menor costo posible, como podría ser el
caso de muchos contribuyentes que dejan de pagar o pagan menos impuestos
cuando creen que no van a ser detectadas, sino que también intervienen
elementos no asociados a la racionalidad económica, como son la conciencia
tributaria, el conocimiento de las normas y procedimientos, la oferta de
servicios de atención y otras facilidades. Entonces, podemos plantear que el
cumplimiento fiscal es consecuencia de dos condiciones:

Los elementos del cumplimiento tributario


Universidad Católica Los Ángeles De Chimbote

BIBLIOGRAFÍA

1. MEHL, Lucien. Elementos de Ciencia Fiscal. Editorial Bosh. Barcelona,

1964. Páginas 311 y 312.

2. LUNA-VICTORIA, Manuel. La administración Tributaria en el Perú. En:

Cuadernos Tributarios. Nº 11. Julio, 1991. Página 123.

3. file:///C:/Users/User/Downloads/16582-65942-1-PB%20(1).pdf