You are on page 1of 44

Música en la Residencia

Música en la Residencia

LA COMPOSICIÓN FEMENINA
EN EL CONTEXTO EUROPEO
Primer concierto
TELÓN ROMÁNTICO

ELENA GRAGERA, mezzosoprano


ANTON CARDÓ, piano

Domingo, 16 de noviembre, 2008

Residencia de Estudiantes
Calle Pinar, número 21-23. 28006 Madrid. Teléfono 91 563 64 11
Í N D I C E

7 Programa

9 Notas al programa

13 Letras de las canciones

39 Reseñas biográficas
PROGRAMA

LA COMPOSICIÓN FEMENINA
EN EL CONTEXTO EUROPEO
Primer concierto: Telón romántico

FANNY MENDELSSOHN (1805-1847)


«Harfners Lied», Johann Wolfgang von Goethe
«Wandrers Nachtlied», Johann Wolfgang von Goethe
«Fichtenbaum und Palme», Heinrich Heine

CLARA SCHUMANN (1819-1896)


«Liebst du um Schönheit» op. 12/4, Friedrich Rückert
«Die stille Lotosblume» op. 13/6, Emanuel Geibel
«Ich stand in dunklen Träumen» op. 13/1, Heinrich Heine

PAULINE GARCÍA VIARDOT (1821-1910)


«Canción de la Infanta», de Seis canciones del siglo XV
«Morirò», poeta desconocido
«Les deux roses», Afanassij Feth/Louis Pomey

MARÍA GARCÍA MALIBRAN (1808-1836)


«Il Mattino», poeta desconocido
«La voix qui dit: je t'aime», poeta desconocido
II

LOUISE HERITTE-VIARDOT (1841-1918)


«In verschwiegener Nacht», Anna Ritter
«Wenn die Sterne scheinen», Anna Ritter

ALMA MAHLER (1879-1964)


«Bei dir ist es traut», Rainer Maria Rilke
«Der Erkennende», Franz Werfel

MATILDE SALVADOR (1918-2007)


«Canción de vela», Lope de Vega
«Tonadilla sefardí», canción popular

EMILIANA DE ZUBELDÍA (1888-1987)


De Soles y brumas de España
(Coleccionadas por Matilde de la Torre
y armonizadas por Emiliana de Zubeldía)
«Alegre y contenta», canción asturiana
«Villancico del siglo XIX», canción popular extremeña

MARÍA RODRIGO (1888-1967)


«Tres coplas canté en la noche», Martínez Sierra
«Tú eres la rosa, yo soy el lirio», Francisco Vighi
TELÓN ROMÁNTICO

NOTAS AL PROGRAMA

Por A RTURO R EVERTER

Telón romántico
Figuras tan célebres y perdidas en la noche de los
tiempos como la poetisa Safo de Lesbos o, más
tarde, ya en plena Edad Media, Hildegard von
Bingen; o, en siglos inmediatos, trovadoras destaca-
das como Blanca de Castilla y la duquesa de
Lorena; o, llegándonos al siglo XVI, una Maddalena
Casulana y una Paola Massarenghi, reconocidas
modernamente como potentes creadoras, no pueden
ser olvidadas. Y hoy no lo son realmente. Como, en
mayor medida, y bien entrado ya el siglo XVII, tam-
poco se desconoce la relevancia de compositoras de
la talla de una Barbara Strozzi o una Elisabeth-
Claude Jacquet. Julie Pinel o María Antonia
Walpurgis, tan dominadoras del oratorio, son nom-
bres a retener de una época ligeramente posterior,
en pleno siglo XVIII, ya apuntando al clasicismo.
Partiendo de esos antecedentes, imposibles
de recoger en un breve ciclo de tres conciertos,
hemos establecido un cierto paralelismo entre movi-
mientos y nombres foráneos y sus equivalentes en
nuestro territorio, con especial incidencia en las músi-
cas producidas a lo largo de la Edad de Plata, tan
caras a esta Residencia.
Así, abrimos con una sintetizada panorá-
mica de la época romántica, en la que brillan con
luz propia creadoras españolas llamadas María
Malibrán, su hermana Pauline Viardot, y la hija de
esta última, Louise (Pauline Marie) Héritte-Viardot.
Todas ellas nacidas en París, las dos primeras hijas y
la tercera nieta de Manuel García —tenor, composi-

9
Música en la Residencia

tor, maestro y creador de la moderna escuela espa-


ñola de canto—, un afortunado mestizaje de rasgos
belcantistas y elementos de la bravía tonadilla escé-
nica de nuestra tierra. Las curvas melódicas, las sua-
ves armonías, el carácter hasta cierto punto salonier
de las canciones interpretadas en este recital, nos
muestran una fácil y elegante vocalidad.
A su lado se sitúa Fanny Mendelssohn, otra
romántica de pura cepa —aunque siempre, como su
hermano Felix, conectada con un luminoso clasi-
cismo— de quien se ofrecen tres hermosos ejemplos
basados en poemas de Goethe y Heine. El espíritu
de las fraternales romanzas sin palabras aletea en
estas jugosas piezas. De mayor aliento dramático,
dentro de lo que cabe, son las de Clara Schumann,
esposa del genial autor de Dichterliebe y otros tantos
ciclos de lieder. En la tercera canción aparece tam-
bién un texto de Heine. Los otros dos llevan la firma
de literatos de la valía de Rückert y Geibel.
Nos detenemos brevemente en una figura
de transición como la de Alma Mahler, que en las
dos piezas recogidas destila aromas finiseculares
emparentados armónicamente con los cromatismos
salidos de plumas como las de Wolf o Zemlinsky y la
del propio Gustav Mahler. La segunda, de 1924,
tiene carácter declamatorio y se basa en un poema
de Franz Werfel, su tercer marido. Desde aquí acce-
demos ya a compositoras españolas coetáneas, ins-
taladas creativamente en la llamada Edad de Plata,
en la que se movió un grupo no siempre homogé-
neo, pero de brillos innegables, hoy bastante apaga-
dos y que siempre interesa limpiar.
Se incluyen en el recital dos pequeñas mues-
tras de la castellonense Matilde Salvador, una artista
de amplios y singulares registros, muy conectada
con la música popular de su entorno, de refinada y

10
TELÓN ROMÁNTICO

minuciosa escritura, como revela la escucha de las


dos muestras elegidas, extraídas de una obra vocal
de cierta relevancia. En una de ellas, Lope de Vega
es bellamente ilustrado, y en otra resplandece la veta
folklórica, recogida en una serie de canciones de
Sepharad compuestas a mediados de siglo. Estuvo
casada con el también compositor Vicente Asencio.
Muy conectada asimismo con el folklore
anduvo la navarra Emiliana de Zubeldía, notable
pianista, alumna en París de Blanche Selva —que
estrenara la Iberia de Albéniz— y de Vincent
D’Indy. Adoptó la nacionalidad mexicana en 1942.
Escribió mucha música, incluso sinfonías, aunque
quizá sean su producción pianística y vocal lo más
significativo. De esta última se han seleccionado
dos canciones, pertenecientes a la colección popu-
lar Soles y brumas de España, que armonizó con
mucha habilidad. Son dos piezas netamente folkló-
ricas, una de procedencia asturiana y otra —un
villancico— de origen extremeño.
La madrileña María Rodrigo estudió con
José Tragó y Arana (piano) y Emilio Serrano (compo-
sición) y se perfeccionó en Múnich. Se exilió a
Puerto Rico después de la guerra civil. Su estilo, pri-
mero un tanto académico e influido por la música
alemana, sufrió más tarde un brusco y afortunado
giro hacia esa especie de neoclasicismo tan culti-
vado por los compositores de la República. Las dos
piezas que cierran el concierto son excelentes para
apreciar su competencia en el manejo de los resortes
vocales. La segunda lleva letra del notable poeta
palentino Francisco Vighi, una figura que habrá que
revisar muy pronto y que estuvo conectada con la
casa que hoy nos acoge.

11
TELÓN ROMÁNTICO

LETRAS DE LAS CANCIONES

HARFNERS LIED, Johann Wolfgang von Goethe

Wer sich der Einsamkeit ergibt,


Ach! der ist bald allein;
Ein jeder lebt, ein jeder liebt
Und läßt ihn seiner Pein.
Ja! Laßt mich meiner Qual!
Und kann ich nur einmal
Recht einsam sein,
Dann bin ich nicht allein.

Es schleicht ein Liebender lauschend sacht,


Ob seine Freundin allein?
So überschleicht bei Tag und Nacht
Mich Einsamen die Pein,
Mich Einsamen die Qual.
Ach, werd ich erst einmal
Einsam in Grabe sein,
Da läßt sie mich allein!

CANCIÓN DEL ARPISTA

Quien a la soledad se da,


¡Ay!, pronto está solo.
Cada cual vive, cada cual ama
Y yo lo dejo con su pena.
¡Sí, dejadme en mi dolor!
Pues si quiero otra vez

13
Música en la Residencia

Estar en total soledad,


Entonces no estoy solo.

Se desliza el amante sigilosamente espiando,


¿Por si su amiga está sola?
Así se desliza de día y de noche
Hasta mi soledad la pena,
Hasta mi soledad el sufrimiento.
¡Ah, cuando finalmente
Me encuentre solo en la tumba,
Dejadme allí solo!

14
TELÓN ROMÁNTICO

WANDRERS NACHTLIED,
Johann Wolfgang von Goethe

Der du von dem Himmel bist,


Alles Leid und Schmerzen stillest,
Den, der doppelt elend ist,
Doppelt mit Erquickung füllest,
Ach! ich bin des Treibens müde!
Was soll all der Schmerz und Lust?
Süßer Friede,
Komm, ach komm in meine Brust!

CANCIÓN NOCTURNA DEL CAMINANTE

Tú, que del cielo vienes,


Todos los males y penas mitigas,
Y al doblemente afligido,
Doblemente lo llenas de consuelo.
¡Ay!, estoy cansado de tantas contiendas.
¿A qué tanta pena y alegría?
Dulce paz,
Ven, ¡ay!, ven a mi pecho.

15
Música en la Residencia

FICHTENBAUM UND PALME, Heinrich Heine

Ein Fichtenbaum steht einsam


Im Norden auf kahler Höh';
Ihn schläfert; mit weißer Decke
Umhüllen ihn Eis und Schnee.

Er träumt von einer Palme,


Die, fern im Morgenland,
Einsam und schweigend trauert
Auf brennender Felsenwand.

ABETO Y PALMERA

Hay un abeto solitario


En el norte sobre la pelada cumbre;
Duerme; con un manto blanco
Lo cubren hielo y nieve.

Sueña con una palmera


Que, en el lejano oriente,
Solitaria y callada sufre
Sobre el ardiente farallón.

16
TELÓN ROMÁNTICO

LIEBST DU UM SCHÖNHEIT op. 12/4,


Friedrich Rückert

Liebst du um Schönheit,
O nicht mich liebe!
Liebe die Sonne,
Sie trägt ein gold'nes Haar!

Liebst du um Jugend,
O nicht mich liebe!
Liebe der Frühling,
Der jung ist jedes Jahr!

Liebst du um Schätze,
O nicht mich liebe.
Liebe die Meerfrau,
Sie hat viel Perlen klar.

Liebst du um Liebe,
O ja, mich liebe!
Liebe mich immer,
Dich lieb' ich immerdar.

SI AMAS POR LA BELLEZA op. 12/4

Si amas por la belleza,


¡Oh, no me ames!
¡Ama al Sol
Que porta una dorada cabellera!

Si amas por la juventud,


¡Oh, no me ames!
¡Ama a la primavera,
Que es joven cada año!
Si amas por los tesoros,

17
Música en la Residencia

¡Oh, no me ames!
¡Ama a la sirena,
Que tiene muchas perlas puras!

Si amas por el amor,


¡Oh, sí, ámame!
¡Ámame siempre,
Yo te amo siempre, todo el tiempo!

18
TELÓN ROMÁNTICO

DIE STILLE LOTOSBLUME op. 13/6, Emanuel Geibel

Die stille Lotusblume


steigt aus dem blauen See,
die Blätter flimmern und blitzen,
der Kelch ist weiß wie Schnee.

Da gießt der Mond vom Himmel


all' seinen gold'nen Schein,
gießt alle seine Strahlen
in ihren Schoß hinein.

Im Wasser um die Blume


kreiset ein weißer Schwan
er singt so süß, so leise
und schaut die Blume an.

Er singt so süß, so leise


und will im Singen vergehn.
O Blume, weiße Blume,
kannst du das Lied verstehn?

LA TRANQUILA FLOR DE LOTO op. 13/6

La tranquila flor de loto


brota del lago azul,
las hojas brillan y resplandecen,
el cáliz es blanco como la nieve.

La luna desde el cielo llena


todo con su claridad dorada,
derrama todos sus rayos
dentro de su seno.

Alrededor de la flor en el agua

19
Música en la Residencia

da vueltas un cisne blanco,


canta muy dulce y suave
y mira la flor.

Canta muy dulce y suave


y quiere morir cantando.
Oh flor, blanca flor,
¿puedes comprender la canción?

20
TELÓN ROMÁNTICO

ICH STAND IN DUNKLEN TRÄUMEN op. 13/1,


Heinrich Heine

Ich stand in dunkeln Träumen


Und starrte ihr Bildnis an,
Und das geliebte Antlitz
Heimlich zu leben begann.

Um ihre Lippen zog sich


Ein Lächeln wunderbar,
Und wie von Wehmutstränen
Erglänzte ihr Augenpaar.

Auch meine Tränen flossen


Mir von den Wangen herab.
Und ach, ich kann's nicht glauben,
Daß ich dich verloren hab!

EN OSCURO SUEÑO ESTUVE op. 13/1

En oscuro sueño estuve


mirando fijamente su retrato,
y el querido rostro
milagrosamente empezó a vivir.

Sus labios se curvaron


en una sonrisa maravillosa,
y lágrimas de melancolía
brillaron en sus ojos.

También las lágrimas cayeron


por mis mejillas.
¡Ay, no puedo creer
que te haya perdido!

21
Música en la Residencia

CANCIÓN DE LA INFANTA,
de Seis canciones del siglo XV

Hablando estaba la reina


En su palacio real
Con la infanta de Castilla,
Princesa de Portugal.
¡Ay! ¡Qué malas penas!
¡Ay! ¡Qué fuerte mal!
Allí vino un caballero
Con grandes lloros llorar:
Nuevas te traigo, señora,
Dolorosas de contar.
¡Ay! ¡Qué malas penas!
¡Ay! ¡Qué fuerte mal!
¡Ay!, no son de reyno estraño;
De aquí son, de Portugal.
Vuestro príncipe, señora,
Vuestro príncipe real...
¡Ay! ¡Qué malas penas!
¡Ay! ¡Qué fuerte mal!
Es caído de un caballo
El alma quiere a Dios dar.
Si lo queredes ver vivo
Non querades detardar.
¡Ay! ¡Qué malas penas!
¡Ay! ¡Qué fuerte mal!
Allí está el rey su padre,
Que quiere desesperar.
Lloran todas las mujeres
Casadas y por casar.
¡Ay! ¡Qué malas penas!
¡Ay! ¡Qué fuerte mal!

22
TELÓN ROMÁNTICO

MORIRÒ, poeta desconocido

Morirò, morirò, sarai contenta.


Più non la sentirai, l'afflitta voce!
Quattro campane sentirai suonare,
'Na piccola campana a bassa voce.
Quando la sentirai l'morto passare,
Fatti di fuora che quello son io!

MORIRÉ

Moriré, moriré, y te alegrarás.


¡No volverás a sentir mi voz afligida!
Oirás tocar cuatro campanas,
La más pequeña a media voz.
Cuando oigas tocar a muerto
Asómate para verme pasar.

23
Música en la Residencia

LES DEUX ROSES, Afanassij Feth/Louis Pomey

Lève toi, voici l'aurore,


Vois ces roses dans ma main;
Toutes deux viennent d'éclore
Sous les larmes du matin.
Le printemps partout s'éveille,
L'air est doux, plein de senteurs,
À tes pieds la fleur vermeille
Lentement répand ses pleurs.

Voici l'heure! Amant timide,


J'accourus avant le jour,
Et pour toi, dans l'herbe humide,
J'ai cueilli ces fleurs d'amour.
Viens près de celui qui t'aime
T'enivrer de leur senteur!
Viens, je veux poser moi même
Ces deux roses sur ton coeur.

LAS DOS ROSAS

Levántate, he aquí la aurora,


Mira estas rosas sobre mi mano;
Las dos acaban de florecer
Bajo las lágrimas de la mañana.
La primavera se aparece por doquier,
El aire es dulce, pleno de aromas,
A tus pies la flor multicolor
Lentamente derrama sus lágrimas.

¡Esta es la hora! Tímido amante,


Acudí antes del amanecer,
Y para ti, en la hierba mojada,
He recogido estas flores de amor.

24
TELÓN ROMÁNTICO

Ven cerca del que te ama


¡Te embriagará con su perfume!
Ven, quiero colocar yo mismo
Estas dos rosas sobre tu pecho.

25
Música en la Residencia

IL MATTINO, poeta desconocido

Ti saluto, bella Aurora,


Che di rose ammanti il prato.
Ti saluto, luogo amato
Dove nacque il mio tesor.
Sorgi, sorgi, o mio diletto,
Che l'aurora è sorta or or.

Odi il canto degli augelli


Che d'amor van gorgheggiando.
Ah! mira l'agna che belando
Parla anch'essa dell'amor.
Sorgi, sorgi, o mio diletto,
L'aurora, e dormi ancor?

LA MAÑANA

Te saludo, bella Aurora,


Desde el prado cubierto de rosas.
Te saludo, lugar amado
Donde nace mi tesoro.
Levántate, amor mío,
Que está amaneciendo.

Escucha el canto de los pájaros


Que te hablan de amor.
Ah, mira el corderito que balando
Habla también de amor.
Levántate, amor mío,
¿Amanece y aún duermes?

26
TELÓN ROMÁNTICO

LA VOIX QUI DIT: JE T'AIME, poeta desconocido

Petits rossignols n'ayez peur,


Rassemblez-vous sous ma fenêtre:
Dans vos chants je crois reconnaitre
La voix qui parlait à mon coeur;
Abusez-moi toujours de même,
Chantez l'amour, suivez ses lois!
Ah rien n'est doux comme la voix
Qui dit: je t'aime.

Autour de moi, je crois toujours


Entendre soupirer Marie,
Et comme une voix qui me crie:
Bien aimé songe à nos amours!
Prolongez ce charme suprême,
Oiseaux fixez-vous dans ces bois!
Ah rien n'est doux comme la voix
Qui dit: je t'aime.

LA VOZ QUE DICE: TE AMO

Pequeños ruiseñores, no tengáis miedo,


Apiñaos bajo mi ventana:
En vuestros cantos creo reconocer
La voz que habla a mi corazón;
¡Seducidme siempre igual,
Cantad al amor, seguid sus reglas!
¡Ah!, nada es tan dulce como la voz
Que dice: te amo.

Alrededor de mí, creo siempre


Escuchar los suspiros de María,
Y como una voz que me llama:
¡Amado, sueña con nuestro amor!

27
Música en la Residencia

Prolongad este encanto supremo,


¡Pajarillos, permaneced en el bosque!
¡Ah!, nada es tan dulce como la voz
Que dice: te amo.

28
TELÓN ROMÁNTICO

II

IN VERSCHWIEGENER NACHT, Anna Ritter

In werschwiegener Nacht hab ich deiner gedacht,


Und mit sehnendem Gruss dich gegrüsset.
Hab' geweint und gelacht in der heimlichen Nacht,
Und mit seligem Kuss dich geküsset.
Als das Morgenlicht kam und die Träume mir nahm,
Hab' ich einsam die Wonne gebüsset.

EN NOCHE CALLADA

En noche callada he pensado en ti


Y con un ardiente saludo te he saludado.
He llorado y sonreído en la intimidad de la noche
Y con un feliz beso te he besado.
Cuando vino el alba y el sueño me arrebató,
He expiado sólo el gozo.

29
Música en la Residencia

WENN DIE STERNE SCHEINEN, Anna Ritter

Sich, nun ist es dunkel worden,


Alles schläft in weiter Welt,
Nur die Sterne wallen leise
Ihre Weg am Himmelszelt.
Und der leuchtendste von allen,
Jener dort im Weissen Kleid,
Schaut mit seinen heil'gen Augen
Still in uns're Einsamkeit.
Sanfter nun die Herzen schlagen,
Auf der Lippe schläft das Wort,
Und die Seelen wandern heimlich
Hand in Hand zum Himmel fort.

CUANDO BRILLEN LAS ESTRELLAS

Sí, ahora que ha oscurecido,


Todo duerme en el vasto mundo,
Sólo las estrellas flotan suavemente
En su camino en el firmamento.
Y la más luminosa de todas,
Aquélla de allí con pálido vestido,
Con benditos ojos mira
Callada a nuestra soledad.
El corazón bate ahora más suave,
En los labios enmudece la palabra
Y las almas en secreto elevan
Las manos hacia el cielo.

30
TELÓN ROMÁNTICO

BEI DIR IST ES TRAUT, Rainer Maria Rilke

Bei dir ist es traut,


zage Uhren schlagen wie aus alten Tagen,
komm mir ein Liebes sagen,
aber nur nicht laut!

Ein Tor geht irgendwo


draußen im Blütentreiben,
der Abend horcht an den Scheiben,
laß uns leise bleiben,
keiner weiß uns so!

CONTIGO SE ESTÁ A GUSTO

Contigo se está a gusto,


tímidos relojes golpean como en los días de antaño,
ven a hablarme de amor,
¡pero no muy alto!

En alguna parte una puerta se abre


afuera a las renacientes flores,
la tarde espía tras los cristales,
déjanos permanecer sin hacer ruido,
¡así nadie sabe dónde estamos!

31
Música en la Residencia

DER ERKENNENDE, Franz Werfel

Menschen lieben uns, und unbeglückt


Stehn sie auf vom Tisch, um uns zu weinen.
Doch wir sitzen übers Tuch gebückt
Und sind kalt und können sie verneinen.

Was uns liebt, wie stoßen wir es fort


Und uns Kalte kann kein Gram erweichen.
Was wir lieben, das entrafft ein Ort,
Es wird hart und nicht mehr zu erreichen.

Und das Wort, das waltet, heißt: Allein,


Wenn wir machtlos zu einander brennen.
Eines weiß ich: nie und nichts wird mein.
Mein Besitz allein, das zu erkennen.

EL RECONOCEDOR

La gente nos quiere, e infelices


Se levantan de la mesa a llorar con nosotros.
Pero nosotros estamos sentados inclinados sobre el
mantel
Y nos quedamos fríos y a ser posible los negamos.

A quien nos quiere, igual lo rechazamos


Y nuestra frialdad no puede suavizar ninguna pena.
Lo que queremos nos arrebata un sitio,
Se hace duro y jamás lo alcanzaremos.

Y la palabra que manda todo es: soledad,


Cuando impotentes nos encendemos el uno por el
otro.
Una cosa sé: nunca y nada me pertenecen.
Mi único patrimonio es reconocerlo.

32
TELÓN ROMÁNTICO

CANCIÓN DE VELA, Lope de Vega

Velador que el castillo velas,


Vélalo bien y mira por ti,
Que velando en él me perdí.
Mira las campañas llenas
De tanto enemigo armado.
Ya estoy, amor, desvelado
De velar en las almenas.
Ya que las campanas suenas,
Toma ejemplo y mira en mí,
Que velando en él me perdí.

33
Música en la Residencia

TONADILLA SEFARDÍ, canción popular

Morrena me yaman,
yo blanca nací.
Di paseyar, galana
mi color perdí.
De aquella ventana
arojan flechah,
Si son de amoreh, que vengan
vengan derechah.
Morrena me yama er ijo der rey
Si otra vez me yama
Yo con er m'irrré.

34
TELÓN ROMÁNTICO

ALEGRE Y CONTENTA, canción asturiana

Alegre y contenta.
Cómo quieres que yo pase
La vida alegre y contenta,
Si ya todos los caminos
Para mí ya dieron vuelta.
Cuando suena la gaita
Y oigo cantar el punteru
Acuérdome de aquellos tiempos
De cuando yo era pequeñu.
Venía el miu padre pa casa,
Desencolingaba la gaita,
Ponío aquí el roncón,
Y el punteru así soplaba.
Tocaba y hacía:
Li ru li ru li.

35
Música en la Residencia

VILLANCICO DEL SIGLO XIX, canción


popular extremeña

Toquen los panderos que es la Navidad.


Allá en Belén el rey de los cielos
Vino el mundo a rescatar.
La la la ra la la.
Toquen los panderos que es Navidad.
Los pastorcitos del monte
Vieron un gran resplandor,
Era el niño que nacía
De cielo y tierra Señor.
Los pastores le vinieron a adorar,
Bajó un Ángel los rebaños a guardar.

36
TELÓN ROMÁNTICO

TRES COPLAS CANTÉ EN LA NOCHE,


Martínez Sierra

Tres coplas canté en la noche.


Una decía: ¡Te quiero!
Otra decía: ¡Te llamo!
Otra decía: ¡Te espero!
Tres suspiros he de dar,
Que las coplas no sirvieron.
¡Tres!, y una puñalaíta,
corazón aventurero.
¡Ah! Tres coplas canté en la noche.

37
Música en la Residencia

TÚ ERES LA ROSA, YO SOY EL LIRIO,


Francisco Vighi

Trigales de San Román,


Parroquia de Allende el Río.
Genoveva rosa, reina del llano verdiamarillo.
Trigales de San Román,
Parroquia de Allende el Río.
Compañera te llamaban las amapolas,
Los trigos inclinaban las espigas
Para tocar tu vestido.
Iba a través de los campos la primavera contigo.
Los músicos del sembrado,
Alondra, cigarra y grillo,
Borrachos del aire y del sol
Alegraban el estío.
Con ritmo de corazón,
Tac tac cantaba un molino.
Cielo alto, campo sonoro,
Tú adolescente y yo lírico.
De lejos llegó una copla
Temblando como un suspiro.
Tú eres la rosa, yo soy el lirio.
¡Quién fuera cordón de oro de tu justillo!

Traducciones del alemán: FERNANDO PÉREZ CÁRCELES


Traducciones del italiano: ELENA GRAGERA
Traducciones del francés: ANTON CARDÓ

38
TELÓN ROMÁNTICO

RESEÑAS BIOGRÁFICAS

ELENA GRAGERA, mezzosoprano. Sin duda, la de


Elena Gragera es una carrera sólida que está lla-
mando poderosamente la atención de los medios
musicales en España, y continuamente solicitan su
presencia los principales escenarios musicales
del país: L'Auditori de Barcelona, el Festival
Internacional de Santander, el Festival Internacional
de Torroella de Montgrí, el Centro para la Difusión
de la Música Contemporánea, el Palau de la
Música, el Festival de Otoño de Madrid, el Teatro
Principal de Alicante, Salamanca 2002, etc. Ha
ofrecido recitales en el Wigmore Hall de Londres, el
Teatro del Ermitage de San Petersburgo, la Sala
Chaikovski de Moscú, la Halle aux Grains de
Toulouse, el Gemeentemuseum de La Haya o la Salle
Cortot de París. Está considerada una de las mejores
recitalistas españolas actuales y con mayor proyec-
ción europea. Recibió la tradición interpretativa del
Lied alemán de la mano de uno de los grandes mitos
del género: la soprano Irmgard Seefried. Estudió
también con Edith Mathis, con el barítono francés
Gérard Souzay y con la gran contralto holandesa
Aafje Heynis, obteniendo el diploma superior con
distinción del Koninklijk Conservatorium de La Haya.
Dentro de su faceta liederística, alcanzó un gran
éxito su ciclo de Robert Schumann (Lieder de 1840)
en la Fundación Juan March de Madrid.
Su ya extenso catálogo de grabaciones ha
sido elogiado y premiado por las más importantes
publicaciones musicales, y a él pertenecen Veinte
canciones populares de Joaquín Nin Castellanos, la

39
Música en la Residencia

Integral de la obra para voz y piano de Ernesto


Halffter, Canciones para voz y piano de Joaquín
Nin-Culmell, Álbum de comendadoras de Eduardo
Rincón y José Hierro (todas las anteriores en
Columna Música), Canciones para voz y piano de
Robert Gerhard (Harmonia Mundi) e Integral de la
obra para voz y piano de Isaac Albéniz (Calando).
Además acaba de grabar la Integral de canciones
de Federico Mompou para el Sello Autor. Colabora
con directores de la talla de Helmut Rilling, William
Christie, Antoni Ros-Marbà, Alexis Soriano o Enrique
García Asensio, y ha estrenado obras como Cantata
de José Pradas, de Nin-Culmell, con la orquesta del
Ermitage de San Petersburgo bajo la dirección de
Alexis Soriano. Sus últimas interpretaciones fueron
Tres poemas de Lope de Vega y Sinfonía bíblica,
ambas de Eduardo Rincón, estrenadas en 2005 y
2006, respectivamente.

ANTON CARDÓ, piano. Anton Cardó nació en Valls


(Tarragona) y estudió en el Conservatorio Superior
de Música del Liceo de Barcelona y en la Schola
Cantorum de París, donde se graduó con premier
prix de piano y música de cámara. Más tarde tra-
bajó con la gran pianista catalana Rosa Sabater. El
profesor Paul Schilhawsky, a la sazón director del
Mozarteum de Salzburgo, lo encaminó hacia el
repertorio liederístico. En esta faceta fue nombrado
chef de chant en la Academia Internacional de
Niza y en el Mozarteum salzburgués. La importante
relación profesional que tuvo con el gran barítono
francés Gérard Souzay, quien lo seleccionó como
pianista para sus clases magistrales, le convirtió en
un gran especialista del Lied y la mélodie francesa.
Ha tocado en el Teatro Real de Madrid, en el Palau

40
TELÓN ROMÁNTICO

de la Música de Barcelona, en el Auditorio


Nacional de Madrid, en L'Auditori de Barcelona,
en Salamanca 2002, en el Centro de Difusión de la
Música Contemporánea, en los ciclos de Radio
Clásica de RNE, en la Salle Gaveau de París, en el
Wigmore Hall de Londres y en el Acropole de
Niza, entre otros. Ha realizado diversas tournées
por países de Europa y América del Sur invitado
por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Además ha
hecho una integral de los Lieder de Alban Berg
para Juventudes Musicales de Barcelona, y otra de
la obra para voz y piano de Robert Gerhard para
la Fundación Juan March de Madrid. Ha efectuado
diversas grabaciones discográficas para los sellos
Calando, Harmonia Mundi, Columna Música y
Sello Autor, así como para RTVE, Radio Clásica de
RNE, ORTF (Radio Francia), Radio-4 (Holanda),
Euskal-Telebista y Catalunya Música. Ha presen-
tado y analizado en Radio Clásica los Lieder com-
pletos de Hugo Wolf, Johannes Brahms y Wolfgang
Amadeus Mozart; y para la revista Scherzo, las
Mélodies de Jules Massenet.
Actualmente es catedrático de Repertorio
Vocal en excedencia de la Escuela Superior de
Canto de Madrid. Ha sido invitado a impartir cursos
de interpretación para cantantes y pianistas en la
Universidad Nacional de Seúl, así como en los con-
servatorios de Versalles y Varsovia.

41