You are on page 1of 11

I.

INTRODUCCIÓN

Cuando hablamos de tránsito aduanero internacional de mercancías, se hace mención


al régimen que me permite facilitar el movimiento de las mercancías de una aduana a
otra, por cualquier vía, sujetas siempre bajo control aduanero y con suspensión total
de derechos e impuestos; asimismo este tránsito aduanero de mercancías se puede dar
de manera internacional o efectuarse de manera interna, pero ¿qué sucede cuando
este tránsito interno se da por vía marítima? Es por ello que se da la aprobación del
mencionado procedimiento, cuyo objetivo es establecer las pautas a seguir para llevar
a cabo el despacho de mercancías destinadas al régimen de tránsito aduanero interno
por vía marítima considerando los casos de mercancías arribadas al país por vía
marítima. No obstante, mediante Resolución N°14- 2014/SUNAT/5C0000, modifican el
procedimiento específico INTA-PE.08.02, norma que regula el tránsito aduanero
interno por vía marítima, con la finalidad de incluir dentro de sus alcances el tránsito
interno de las mercancías que arriben al país por vía terrestre a través del régimen
aduanero de tránsito internacional.

II. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN


REGÍMENES DE TRÁNSITO

DEFINICIÓN:

Es el régimen aduanero mediante el cual las mercancías provenientes del exterior, que
no hayan sido destinadas, son transportadas bajo control aduanero, de una aduana a
otra o con destino al exterior, con suspensión del pago de tributos, previa presentación
de garantía.

Cabe mencionar que las formas en las que se realiza este tránsito es dado de manera
marítima, aérea o terrestre. El régimen de tránsito aduanero se efectúa bajo las
siguientes condiciones:

a) Tránsito aduanero con destino al exterior:

- En contenedores cerrados o abiertos y debidamente precintados.


- En furgones cerrados que constituyan o no parte del medio de transporte y
se encuentren debidamente precintados.
- En caso de mercancías que se movilicen por sus propios medios, deben
contar con la autorización del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.
- Otras mercancías, siempre y cuando permitan su identificación e
individualización.

b) Tránsito aduanero interno:

- En contenedores cerrados y debidamente precintados.


- Las mercancías que debido a sus dimensiones no caben en un contenedor
tipo cerrado deben ser identificables e individualizadas.
- En caso de mercancías que se movilicen por sus propios medios, deben
contar con la autorización del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.
- Otras mercancías, siempre y cuando permitan su identificación e
individualización.

REQUISITOS PARA EL RÉGIMEN


 Declaración Aduanera de Mercancías – DAM, consignando el código
correspondiente de Tránsito.
 Documento de transporte, dependiendo del medio empleado.
 Factura o documento equivalente o contrato, en caso se requiera.
 Garantía (equivalente al valor FOB de las mercancías).
 Constancia de usuario de CETICOS o ZOFRATACNA, cuando corresponda.
 Volante de despacho, cuando corresponda.
 Otros documentos que la naturaleza del régimen o la mercancía requieran,
conforme a disposiciones legales vigentes sobre la materia.

El transportista debe estar autorizado para operar por el sector competente. En la vía
terrestre, los medios de transporte deben estar previamente autorizados por el
Ministerio de Transportes y Comunicaciones y registrados por la autoridad aduanera.
Excepcionalmente, la autoridad aduanera puede autorizar el traslado de las mercancías
en régimen de Tránsito Aduanero en medios de transporte pertenecientes a los
declarantes.

PLAZO

El plazo máximo para el traslado de la mercancía sometida al régimen de Tránsito


Aduanero, no puede exceder de treinta (30) días calendario contados a partir del
otorgamiento del levante.

Para determinar el plazo de autorización se tendrá en cuenta la distancia, ruta y


modalidad de transporte.

La autoridad aduanera otorgara un plazo de hasta 15 días para el traslado de las


mercancías el mismo que podrá prorrogarse a solicitud del declarante.
PRÓRROGA

 Solicitud, la que deberá estar debidamente justificada.


 El plazo total no podrá superar el plazo máximo permitido para este régimen
(30 días calendarios).

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO

1. Transmisión electrónica

El declarante solicita el régimen de tránsito mediante transmisión electrónica.


El SIGAD validará los datos de la DAM con la información contenida en el
manifiesto de carga; de ser conforme, genera la numeración.

2. Presentación

El declarante presenta la DAM adjuntando los documentos señalados en la


sección REQUISITOS. De ser conforme se emite la Guía Entrega de Documentos,
y se ingresa la información al SIGAD para el refrendo en el rubro 7 del formato C
de la DAM con los datos de la garantía que queda en custodia de la aduana de
ingreso.

3. Revisión documentaria y Reconocimiento Físico

Las mercancías en tránsito están sujetas a revisión documentaria o


reconocimiento físico de la mercancía, según corresponda.
El funcionario aduanero encargado de la revisión documentaria, verifica que la
información contenida en la documentación corresponda a la declarada en la
DAM.
De ser conforme, el funcionario aduanero designado otorga el levante
suscribiendo la casilla 10 de la DAM, indicando el plazo para la ejecución del
régimen y entrega la DAM a la Oficina de Oficiales de Aduanas, con toda la
documentación, para su control.
De corresponder el reconocimiento físico, una vez realizado, de no haber
incidencias, la autoridad aduanera dispondrá la colocación de precintos de
seguridad en los contenedores, u otras medidas adicionales, si la naturaleza de
la mercancía o su embalaje así lo requieran; y efectuará las verificaciones a que
hubiere lugar en resguardo del interés fiscal de la información y del
cumplimiento de la regularización efectiva del régimen de tránsito.

4. Salida del almacén

El depósito temporal y/o punto de llegada permite el retiro de las mercancías a


la presentación de la DAM debidamente autorizada, debiendo verificar el
registro de datos en la casilla 11 y adicionalmente que en la casilla 7 del
ejemplar “C” de la Declaración se encuentren consignados los datos de la
garantía debidamente refrendada por la SUNAT, reservándose la tercera copia
de la DAM.

5. Intendencia de Aduana de salida o del interior o a CETICOS o ZOFRATACNA

Tratándose de mercancía en Tránsito Aduanero Interno, el declarante, dentro


del plazo autorizado para su traslado, se presenta ante la Administración
Aduanera a efectos de que luego de las verificaciones correspondientes,
autorice la descarga y el ingreso de la mercancía en el depósito temporal y/o
punto de llegada, acompañando para este efecto la información del manifiesto
de carga según Anexo 1 del procedimiento INTAPG.08, excepto en el caso que la
aduana del interior sea la Intendencia de Aduana Marítima del Callao y la
asignación del número de manifiesto marítimo esté a cargo de APM TERMINALS
CALLAO S.A., de conformidad con lo señalado en el procedimiento Manifiesto
de Carga INTA-PG.09 (versión 5).

TRÁNSITO ADUANERO INTERNO

Se denomina Tránsito interno al régimen que se aplica para el traslado de mercancías


de una aduana a otra por cualquier vía, siempre bajo custodia y responsabilidad del
transportista, quien estará debidamente registrado ante la intendencia de aduanas.
Bajo este contexto, al realizar un tránsito aduanero interno, las mercancías son
transportadas de una aduana de partida hacia una de destino en una misma operación.

Asimismo, el presente procedimiento es aplicable a las mercancías provenientes del


exterior que se encuentren declaradas en tránsito en el manifiesto de carga y que
arriben por:

- Vía marítima.
- Vía terrestre, a través de un tránsito aduanero internacional.

El tránsito aduanero interno por vía marítima puede ser solicitado hasta 30 días
calendarios posteriores a la fecha del término de la descarga y para su aplicación debe
cumplir con:

- Presentar garantía nominal global por un monto de US$50,000.00.


- El transportista que realice el transporte de la aduana de ingreso hacia la
aduana de destino debe estar autorizado para operar por el Ministerio de
Transportes y Comunicaciones.
- La aduana del interior debe contar con un depósito temporal y/o punto de
llegada acreditado por la SUNAT.

TIPOS DE TRÁNSITO ADUANERO INTERNO POR VÍA


MARÍTIMA

El tránsito aduanero interno por vía marítima puede realizarse bajo los siguientes tipos:

a. TRÁNSITO CON DESCARGA A TIERRA:

En este tipo de tránsito, las mercancías son descargadas a tierra al


momento del ingreso del vehículo transportador, quedando estas bajo
responsabilidad del transportista, para ser posteriormente trasladadas a
otro medio de transporte para su salida a la aduana del interior sin que
se produzca su ingreso a un depósito temporal.
b. TRÁNSITO CON INGRESO A UN DEPÓSITO TEMPORAL:

Este tipo de tránsito se produce cuando por algún motivo, no se pueden


descargar las mercancías a tierra, el transportista debe proceder a
ingresar provisionalmente las mercancías a un depósito temporal para
su posterior salida por otro medio de transporte. En el tránsito
aduanero interno con descarga a tierra, cuando la mercancía no pueda
ser embarcada debe ser ingresada a un depósito temporal hasta que el
declarante solicite su retiro para el embarque.
En estos casos, el declarante debe solicitar el cambio de tipo de tránsito
aduanero interno.

RECONOCIMIENTO FÍSICO

Las mercancías solicitadas al régimen de tránsito aduanero interno por vía marítima
están sujetas a reconocimiento físico cuando se detecte que los contenedores se
encuentren en mala condición exterior, acusen notoria diferencia de peso o haya
indicios de violación de los precintos o medios de seguridad de origen, así como en los
casos en los que la mercancía no se encuentre en contenedores cerrados. El
declarante, depósito temporal o punto de llegada deben comunicar dichas
circunstancias a la administración aduanera.

Asimismo, la autoridad aduanera puede aplicar acciones de control ordinarias y


extraordinarias que de acuerdo a su operatividad resulten pertinentes. De constatarse
incidencias, el funcionario aduanero adopta las medidas correspondientes e informa a
su jefe inmediato, siendo la aduana de ingreso la competente para resolver las
consecuencias de las declaraciones que haya autorizado.

CONSIDERACIONES GENERALES
El declarante (el transportista o su representante en el país, o el despachador de
aduana) para someter la mercancía al régimen de Tránsito ante la intendencia de
aduana de ingreso, tendrá en cuenta lo siguiente:

 Solicitar el régimen de Tránsito dentro los (15) días calendarios antes de la


llegada del medio de transporte o excepcionalmente hasta treinta (30) días
calendarios posteriores a la fecha del término de la descarga. Vencido dicho
plazo la mercancía cae en abandono legal y sólo podrá ser sometida al régimen
de Importación para el Consumo, previo cumplimiento de las formalidades de
Ley.

 La mercancía deberá encontrarse declarada como mercancía en tránsito en el


manifiesto de carga.

 Presentar garantía equivalente al valor FOB de la mercancía de acuerdo al


monto declarado en la factura o documento equivalente o contrato, la cual
deberá tener una vigencia mínima de sesenta (60) días calendario contados
desde la fecha de numeración de la DAM, a fin de garantizar el traslado de las
mercancías y las demás obligaciones establecidas para el régimen. La garantía
debe cumplir los requisitos y condiciones establecidos en el procedimiento de
Garantías de Aduanas Operativas INPCFA-PE.03.03.

 El tránsito con destino a una aduana del interior sólo podrá realizarse si en la
circunscripción de dicha aduana se encuentra autorizado el funcionamiento de
un Depósito temporal y/o punto de llegada.

 El régimen aduanero de tránsito con destino a:

 Una aduana exterior; se deberá realizar en contenedores, sean abiertos


o cerrados, debidamente precintados.

 Una aduana interior; se realizara en contenedores cerrados y


debidamente precintados.
 CETICOS o ZOFRATACNA, según las condiciones descritas en los 2 puntos
anteriores.

III. CASO PRÁCTICO

La empresa Navilandia SA es comercializadora de vinos, ha traído del exterior 500


unidades de vinos por vía marítima y desea acogerse al régimen de tránsito interno,
para ello su transportista solicita el régimen de tránsito interno para su contenedor
cerrado y precintado, indicando que las mercancías serán descargadas a tierra. Al
momento del ingreso del vehículo transportador y del descargue de las mercancías se
determina que las mercancías no pueden ser embarcadas.

¿Qué es lo que debe hacer el transportista en esta situación?

SOLUCIÓN:

El transportista debe proceder a ingresar las mercancías a un depósito temporal hasta


que se solicite su retiro para el embarque. Para ello el declarante deberá también
solicitar el cambio de tipo de tránsito aduanero interno, es decir de haber sido un
tránsito con descarga a tierra, pasará a ser un tránsito con ingreso a un depósito
temporal.
IV. CONCLUSIÓN

Finalmente podemos concluir que este tipo de régimen de tránsito aduanero interno es
aplicable para el despacho de mercancías que arriben ya sea por vía marítima o
terrestre, siendo imprescindible que su destinación sea solicitado por el transportista o
su representante en el país y se realice mediante una declaración aduanera de
mercancías, cumpliendo siempre con los requisitos que establecen las normas que lo
regulan.

REFERENCIAS CONSULTADAS

- REVISTA ACTUALIDAD EMPRESARIAL


http://aempresarial.com/web/revitem/10_17169_69381.pdf
- SUNAT
http://www.sunat.gob.pe/
- TRÁNSITO ADUANERO
https://prezi.com/gxycvydhiavr/transito-aduanero/
- CONSULTORIO DE COMERCIO EXTERIOR
http://www.icesi.edu.co/blogs/icecomex/2008/05/09/88/
V. ANEXOS

Related Interests