You are on page 1of 5

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA MADRE DE DIOS

- Sistema de Notificaciones Electronicas SINOE


AV. MADRE DE DIOS 360 - SEDE MADRE DE DIOS,
Juez:BOTTO CAYO Luis Fernando (FAU20159981216)
Fecha: 26/11/2018 15:44:20,Razón: RESOLUCIÓN JUDICIAL,D.Judicial:
MADRE DE DIOS / TAMPOBATA,FIRMA DIGITAL

JUZGADO CIVIL - SEDE TAMBOPATA


CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA
MADRE DE DIOS - Sistema de EXPEDIENTE : 00551-2018-0-2701-JR-CI-01
Notificaciones Electronicas SINOE
MATERIA : ACCION DE AMPARO
AV. MADRE DE DIOS 360 - SEDE
MADRE DE DIOS, JUEZ : LUIS F. BOTTO CAYO
Secretario:TINTA CONDORI
Gregorio FAU 20159981216 soft
Fecha: 26/11/2018 16:19:24,Razón:
ESPECIALISTA : GREGORIO TINTA CONDORI
RESOLUCIÓN
JUDICIAL,D.Judicial: MADRE DE
DEMANDADO : TRUJILLO PANCORBO, FRANKLIN
DIOS / TAMPOBATA,FIRMA
DIGITAL DEMANDANTE : ESQUIVEL MIRANDA, LEONEL

Resolución Nro. 01.-

Puerto Maldonado, veintitrés de noviembre


De dos mil dieciocho.-

AUTOS Y VISTOS: Puestos en el Despacho del señor Juez para su


calificación la demanda Constitucional de Amparo, incoado por
LEONEL ESQUIVEL MIRANDA; y los anexos que acompaña; y,

CONSIDERANDO:

PRIMERO.- El recurrente peticiona se declare la nulidad de la Resolución


Nro. 13, de fecha 28 de setiembre del 2018; emitida en el proceso de
Familia Nro. 00487-2017-0-2701-JP-FC-02, resuelto por el Segundo
Juzgado de Familia de Tambopata; por cuanto que se ha violado sus
derechos constitucionales al debido proceso, derecho de defensa, derecho
de tutela Judicial efectiva y motivación, derecho de acceder a la
jurisdicción y amenaza del derecho de la remuneración, señalando que el
Juez del Segundo Juzgado de Paz Letrado de Tambopata, declaró
infundada la demanda sobre prestación de alimentos incoada por Roxana
Umeres Choque, por derecho propio y en representación de la menor
Alenadra Leonelha Esquivel Umeres, dejándose sin efecto la asignación
anticipada concedida; y da por existir la transacción extra judicial sobre
separación de hecho de fecha 26 de junio del 2017; que contiene los
acuerdos respecto de los alimentos; sin embargo mediante Resolución
Nro. 13, emitida por el Segundo Juzgado de Familia en el expediente
Nro. 00487-2017, resuelve fundada en parte el recurso de apelación
interpuesto; confirma la sentencia contenida en la Resolución Nro. 07,
en el extremo que declara infundada la demanda de alimentos para la
demandante Roxana Umeres Choque, revocando la misma y
reformándola declara fundada la demanda y ordena al recurrente
acudir a la menor Alejandra Leonelha Esquivel Umeres, con una
pensión alimenticia del cincuenta por ciento (50%) en forma mensual
del haber bruto; con ello ha vulnerado su derecho al debido proceso,
tutela judicial efectiva y amenaza de su derecho a la remuneración,
dejando al recurrente en un estado de vulneración frente a su propia
subsistencia y de su familia actual;
.
SEGUNDO.- Toda persona tiene derecho a la Tutela Jurisdiccional
efectiva, por lo tanto procede acudir al Órgano Jurisdiccional a fin de
solucionar un conflicto de intereses o una incertidumbre jurídica de
conformidad con el artículo I y III del Título Preliminar del Código
Procesal Civil.

TERCERO.- Toda demanda postulatoria para ser admitida a trámite debe


reunir los requisitos establecidos en el artículo 42 del Código Procesal
Constitucional, concordante con los artículos 424 y 425 del Código
Procesal Civil, y no debe adolecer de causales de inadmisibilidad o de
improcedencia previstos por el artículo 427 y 428 del Código Procesal
acotado aplicable supletoriamente al presente caso.

CUARTO.- El Juez en su condición de director del proceso está facultado


para calificar la demanda interpuesta, es decir, verificar si concurren los
presupuestos y requisitos de forma y de fondo para ser admitida a trámite y
así garantizar que el proceso sea viable para un pronunciamiento válido.

QUINTO.- El Tribunal Constitucional establece el canon interpretativo


bajo el cual realizará el control constitucional de las resoluciones judiciales,
y que procede únicamente por violación del derecho del debido proceso a
la tutela jurisdiccional, confirmando la vinculatoriedad de dichos derechos
en relación con los órganos que forman parte del Poder Judicial.

SEXTO.- El recurrente señala además que la demandada Roxana Umeres


Choque, pide que se notifique al recurrente en su domicilio laboral Región
Policial Madre de Dios, lo que sucedió inicialmente; sin embargo ya en
etapa postulatoria de la apelación se vulnera el debido proceso en razón de
que el recurrente no recibió notificación alguna de la apelación y de la
admisión de la misma, privándosele indebidamente su derecho de defensa,
con ello vulnerándose su derecho al debido proceso, por no habérsele
notificado conforme a la demanda interpuesta en su centro laboral; pese de
tener domicilio procesal, es más al momento de la postulación de la
demanda se encontraba laborando en la ciudad del Cusco; por tanto el Juez
del Segundo Juzgado de Familia de Tambopata, al tomar conocimiento
mediante apelación debió notificársele por intermedio de su Centro
Laboral, para poder apersonarse al Despacho; al respecto el artículo 155-E
del Testo Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial, es preciso
señalar que solamente se notifican mediante cédula; 1) La que contenga el
emplazamiento de la demanda la declaración de rebeldía y la medida
cautelar; 2) La sentencia o auto que pone fin al proceso en cualquier
instancia; en el caso presente el recurrente fue notificado con el recurso
de apelación en su domicilio procesal conforme a ley; no siendo
necesario notificarse en su centro de trabajo mediante cedula cuando
este tiene su domicilio procesal señalado en el proceso;

SEPTIMO.- El petitorio de la demanda no está relacionado en forma


directa al derecho constitucionalmente protegido al derecho invocado por el
actor, ya que tal situación debe ser dilucidada en el proceso ordinario
correspondiente, utilizándose los mecanismos legales correspondientes,
cuestión que no corresponde ventilarse en un proceso de amparo, ya que la
finalidad de los procesos constitucionales, como el amparo, es la de
proteger derechos de naturaleza constitucional, entendiéndose por derechos
constitucionales los derechos subjetivos reconocidos expresamente por la
Constitución y que lo peticionado por el actor no constituye derecho
constitucional, ya que de los fundamentos de hecho se aprecia que se trata
de un petitorio de Nulidad de la Resolución Nro. 13, de fecha 28 de
setiembre del 2018, expedida por el Juez del Segundo Juzgado de Familia
de Tambopata, en el expediente Nro. 00487-2017-0-2701-JP-FC-02; por el
que declara confirmar la sentencia contenida en la Resolución Nro. 07, en
el extremo que declara infundada la demanda respecto de los alimentos
para la demandante Roxana Umeres Choque, y revoca la misma en el
extremo que declara improcedente la demanda respecto de los alimentos
para la menor Alejandrina Leonelha Esquivel Umeres;
REFORMÁNDOLA, declara fundada la demanda y ordena al demandado
Leonel Esquivel Miranda, acuda a su menor hija Alejandra Leonelha
Esquivel Umeres, con una pensión alimenticia en forma mensual y
adelantada ascendente al cincuenta por ciento (50%) del haber bruto que
percibe el demandado, incluido aguinaldos, fiestas patrias y escolaridad
como Policía Nacional del Perú, previo descuentos de ley; en este caso los
alimentos es regulado por el Juez en proporción a las necesidades de
quién los pide y a las posibilidades del que debe darlos, atendiendo
además a las circunstancias personales de ambos, especialmente a las
obligaciones que se halle sujeto el deudor; de tal manera el Juez del
Segundo Juzgado de Familia, en aplicación de la norma invocada ha
emitido dicha resolución con arreglo a ley; ello no significa vulneración
al derecho constitucional protegido en el artículo 37 del Código
Procesal Constitucional, mucho menos se puede decir violación contra
el debido proceso; si en caso de verse afectado en sus ingresos
económicos el recurrente puede hacer valer sus derechos en la vía
correspondiente con arreglo a ley, y no precisamente a través de
amparo que es una vía excepcional residual que solo ha de proceder en
situaciones de arbitrariedad manifiesta; circunstancias que no se dan
en el presente.

OCTAVO: La Constitución establece expresamente en su artículo 200,


inciso 2 que el amparo procede contra el hecho u omisión, por parte de
cualquier autoridad, funcionario o persona, que vulnera o amenaza los
demás derechos reconocidos por la Constitución, con excepción de los
tutelados por el hábeas data y hábeas corpus. No obstante, no cualquier
reclamo que alegue la presunta afectación a un derecho fundamental puede
dar lugar al análisis constitucional del fondo de la materia cuestionada,
pues ello debe examinarse previamente si los hechos revisten
relevancia constitucional y, luego, si aquellos agravian el contenido
constitucionalmente protegido del mismo.

NOVENO.- El Tribunal Constitucional señala en su STC EXP. N.° 02598-


2010- PA/TC, fundamento 2, lo siguiente: “Respecto del control
constitucional de las resoluciones judiciales, nuestra jurisprudencia ha
sido uniforme al considerar que el proceso de amparo es una vía
excepcional residual que solo ha de proceder en situaciones de
arbitrariedad manifiesta y cuando los recursos al interior del proceso
hayan resultado ineficaces. Así también el artículo 4º del Código
Procesal Constitucional recogiendo nuestra jurisprudencia estableció
que el amparo contra resoluciones judiciales solo procedía respecto “de
resoluciones judiciales firmes dictadas con manifiesto agravio a la tutela
procesal efectiva, que comprende el acceso a la justicia y el debido
proceso. Es improcedente cuando el agraviado dejó consentir la
resolución que dice afectarlo”.

DECIMO.- De la demanda, se puede advertir que los hechos y el petitorio


de la demanda no están referidos al contenido esencial constitucionalmente
protegido del derecho invocado. Ellos son así, porque la acción de amparo
protege únicamente derechos constitucionales o llamados también
ordinarios. En este sentido, la línea jurisprudencial que ha adoptado el
Tribunal Constitucional, es categórica desde que afirma que: “No basta
alegar la afectación de un derecho cualquiera, sino, además, que dicho
derecho tenga las características de fundamental, sea por estar
reconocido expresamente por la Constitución o Tratados
Internacionales, o porque implícitamente deriva de los principios
constitucionales contenidos en la Carta Fundamental”1.

DECIMO PRIMERO.- Estando a lo considerado precedentemente, no es


suficiente que el justiciable recurra ante el órgano jurisdiccional en busca
de tutela jurisdiccional accionando el proceso de amparo contra resolución
judicial; sino que la pretensión invocada debe estar relacionada en forma
directa el contenido constitucionalmente alegado, lo que no ha sucedido en
el caso de autos; siendo esto así, resulta el petitorio 1 Exp. N° 2220-2002-
AA/TC fundamento N° 1 jurídicamente imposible y estando a lo previsto
por el inciso 6 del artículo 427 del CPC, de aplicación supletoria al
presente caso. Por tales consideraciones;

RESUELVO:

1.- DECLARAR IMPROCEDENTE liminarmente la demanda


constitucional de ACCION DE AMPARO interpuesto por LEONEL
ESQUIVEL MIRANDA; en consecuencia, consentida y/o ejecutoriada
que sea la presente resolución ARCHIVESE DEFINITIVAMENTE,
previa devolución de los anexos.

2.- TENGASE por señalado como domicilio procesal en la CASILLA


ELECTRONICA N° 64008 del Poder Judicial.-H. S.- Notifíquese.-