You are on page 1of 5

Calificar • Poner etiquetas

Evaluar • Emitir un juicio de valor.

La evaluación desempeña un papel muy amplio, cuyo principal objetivo es


mejorar todos los elementos que intervienen en el proceso educativo, la
enseñanza, el aprendizaje, las condiciones de infraestructura escolar, las
cuestiones administrativas, inclusive mejorar las evaluaciones mismas.
En el caso de la calificación, su principal objetivo es el otorgar un grado de valor
a algo, puede ser numérico o algebraico, y tiene funciones administrativas,
estadísticas, políticas, uno de los recursos más utilizados para obtener una
calificación es el uso del examen, que actualmente se utiliza en muchos casos
para saber “que tanto no saben los alumnos” en tanto que la evaluación se
preocupa más por privilegiar lo que si saben y como lo usan.

“La calificación puede ser conveniente como complemento de la evaluación


formativa”, por lo que se puede decir que “una buena evaluación nos ayuda a
otorgar una calificación justa”, convirtiéndose este proceso en un círculo
virtuoso donde también una calificación justa nos ayuda a obtener una buena
evaluación.
¿Qué
¿Cómo conciben ¿Existen coincidencias
la idea de entre el
dificultades les
asignar una planteamiento del implica
calificación? autor y lo que sucede calificar?
en las escuelas?

Como sinónimo de Que no se tienen las


evaluar, como un
De hecho podemos
afirmar que la evidencias suficientes
requerimiento oficial,
para indicar el evaluación para valorar
desempeño tradicionalista objetivamente el
académico del desde esta trabajo de los alumnos,
alumno no siendo perspectiva porque no se usan los
objetiva. concebía a la instrumentos de
Como apreciaciones evaluación como evaluación adecuados.
cualitativas un fin y no como Lo cual puede producir
consignadas en un un medio, que un efecto negativo en
registro, provee elementos los alumnos, creando
apreciaciones para mejorar el expectativas futuras en
acumuladas o a. el niño y sus padres, .
aprendizaje.
sintéticas,
evidenciando a los
alumnos.
En la actualidad y la mayoría de los docentes comunican a los alumnos la forma de cómo
van a ser evaluados durante el ciclo escolar, determinando juntos el valor cualitativo y
cuantitativo de su desarrollo en su quehacer cotidiano, no obstante citamos que existen
hoy en día profesores que son determinantes en sus calificaciones sin comunicarlo a los
alumnos o comunicarlo como en el siguiente ejemplo: -Tu trabajo final es excelente, te
mereces diez, pero te voy a poner 9- dijo un maestro a su alumno de secundaria. -¿Por
qué? – contestó desconcertado el alumno. –Porque tuviste una falta en el bimestre.
Se debe hacer una evaluación continua siguiendo un proceso del logro de los
aprendizajes esperados de los alumnos y por consiguiente del desarrollo de sus
competencias, que lo llevaran a apropiarse del conocimiento el cual se encuentra
estructurado de manera significativa y constructiva, evitándose así el que solo se evalúe
el producto y no el proceso.
Para percatarse de los avances y dificultades de los alumnos se debe hacer una serie de
actividades planeadas con anticipación que responde a intenciones clara y explicitas, que
guarden una relación estrecha con las actividades de enseñanza- aprendizaje. Buscando
evidencia de los cambios que se han realizado antes, durante y después de la aplicación
de un proceso determinado, para el logro de los aprendizajes esperados, concibiéndose
todo lo anterior como el análisis, la precisión de la estrategia y la critica permanente.
Por lo tanto una buena evaluación nos ayudara a otorgar una calificación justa.
Es necesario considerar que la evaluación en el desarrollo de competencias
es considerada como un proceso dinámico que busca seriedad académica,
conceptual y administrativa, necesaria para emitir el juicio correspondiente
a la preparación y acreditación del estudiante.

Desde este enfoque la evaluación permite:

•Al docente, conocer los avances de los alumnos en


distintos momentos durante el ciclo escolar para crear
oportunidades de aprendizaje que conduzcan al logro de
los aprendizajes esperados y sus diferencias, ritmos para
aprender y necesidades individuales.

•Al alumno, recibir retroalimentación sobre sus logros y


dificultades para poder mejorar su desempeño. Descubrir
procesos de autoevaluación y autonomía en su aprendizaje.