You are on page 1of 91

Elementos

Metapolítica para una Civilización Europea Nº 65

LA CIVILIZACIÓN DEL
ESPECTÁCULO
BANALIZACIÓN CULTURAL
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Sumario
Elementos
Así no es, pero lo parece. Contra la sociedad
Metapolítica para una del espectáculo, por Adriano Scianca, 3
Civilización Europea
La Sociedad del Espectáculo. Una síntesis,
por Guy Debord, 7

La civilización del espectáculo,


Director: por Mario Vargas Llosa, 19
Sebastian J. Lorenz
Baudrillard y la sociedad simulacro,
por Gonçal Mayos Solsona, 29
sebastianjlorenz@gmail.com
Guy Debord: el espectáculo, la mercancía
y la inversión de la realidad,
por Jaime Abad Montesinos, 34

Crítica de la sociedad del espectáculo:


las ideas de la Nueva Derecha,
por Carlos Pinedo Cestafe, 45

La civilización del espectáculo, de Mario


Vargas Llosa, por José Martínez Rubio, 48

Espectáculo, mercancía y seducción; el


predominio del objeto sobre el sujeto en
Debord y Baudrillard,
por Daniel Figueroa Orellana, 54

Baudrillard. Cultura, simulacro y régimen de


mortandad en el Sistema de los objetos,
por Adolfo Vásquez Rocca, 60

Elementos Nº 65 Guy Debord: Ate, espectáculo, sociedad,


por Iván Pinto, 65
LA CIVILIZACIÓN La sociedad del espectáculo o el “American
DEL ESPECTÁCULO way of life”, por Adolfo Vásquez Rocca, 69
BANALIZACIÓN CULTURAL
Comentarios sobre la Sociedad del
Espectáculo, por Guy Debord, 72

http://urkultur-imperium- De lo espectacular a lo especular. Apostilla a


europa.blogspot.com.es/ La Sociedad del Espectáculo,
por Gérard Imbert, 85

2
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

constituyen un conjunto autónomo que


engloba el ámbito de la información y de las
Así no es, pero lo parece. representaciones colectivas. Lo observaron ya
Adorno y Horkheimer en tiempos no
Contra la sociedad del sospechosos:“las películas, la radio y los semanarios
espectáculo constituyen, en su conjunto, un sistema. Todo sector es
armonizado en su interior y todos los son entre sí”. Y
Adriano Scianca todo esto pese al tan ostentado pluralismo:“las
distinciones enfáticamente afirmadas” entre los
diferentes productos culturales, continuaban
En un buen artículo de hace unos años los dos filósofos hebreos, “más que estar
(1), Charles Champetier identificaba el nuevo fundadas sobre la realidad y derivar de ésta, sirven
rostro del enemigo en un triple sistema de para clasificar y organizar a los consumidores, y para
dominio compuesto por técnica, mercado y tenerlos en un puño más sólidamente. Para todo el
espectáculo. Las figuras tradicionales del mundo está previsto algo para que nadie pueda
enfrentamiento político, explicaba escapar; las diferencias son inculcadas y difundidas
Champetier, han quedado ya obsoletas; al día artificialmente” (2).
de hoy el poder se ejerce mediante
Lo que vemos cambia continuamente,
mecanismos impersonales que no se ejecutan
pero sigue siendo constante el dominio de la
en momentos y lugares simbólicos, sino en
visión de la imagen espectacularizada. En
todo instante y en todas partes.
nuestra sociedad, de hecho, la visión ha
Más que por una estructura de poder, el sustituido tanto a la acción como a la
sistema está hoy constituido por una reflexión. No se cree más que lo que se ve. Lo
dimensión existencial, en la que todos estamos que es visto suplanta lo que es vivido. El
inmersos. Así es, porque la nueva forma del espectáculo, dice Guy Debord, no es otra cosa
dominio no prevé una imposición externa, que “el empobrecimiento, el sometimiento y la negación
sino más bien una absorción en su interior. de la vida real” (3). La visión espectacularizada
Nosotros vivimos en la técnica, en el se convierte en la única posibilidad de
mercado, en el espectáculo. existencia de los entes.
Todo aspecto de nuestras existencias que De ahí se deduce que la sociedad del
no se pueda redirigir a tal esquema es espectáculo no es sólo el reino de la mentira
“normalizado” o suprimido: lo que no es (aunque mentiras puras y simples las hay a
eficaz es superado, lo que no es rentable es patadas), sino más bien la auténtica dimensión
absurdo, lo que no es visible es inexistente. El de la no-verdad absoluta, la dimensión en que
resultado es el mundo sin sentido: la economía es imposible tener una experiencia de la
produce por producir, la técnica progresa por verdad, el mundo en que existe sólo lo que se
progresar, el espectáculo muestra por mostrar. sitúa bajo la luz de los reflectores, mientras
Lo que en su momento era un medio que lo que se demora en su existencia
supeditado a otros fines, ahora es fin en sí auténtica es como si quedase en una oscuridad
mismo. Vuelve a nuestra mente la frase de originaria (4). Como moscas ante un cristal,
Nietzsche sobre el nihilismo como ausencia de nos damos de cabezazos para alcanzar una
respuesta al porqué. Pues bien, la profecía se realidad que no captamos sin entender quién y
ha cumplido. Vivimos en un mundo que, qué se interpone entre nosotros y ella (5).
como diría Alain de Benoist, no sabe dónde ir,
De este modo, sin embargo, nuestra
pero no deja de afirmar que sólo hay un modo
capacidad de comprensión y de comunicación
para dirigirse.
queda irremediablemente comprometida. La
Espectáculo y realidad sociedad del espectáculo entra en nosotros y
El espectáculo está formado por aspectos nos transforma desde el interior. En particular,
individuales del mercado y de la técnica que nuestra personalidad es desarticulada en tres

3
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

niveles distintos: nivel informativo, nivel social sepamos menos. Ver y no entender es ya
y nivel psíquico. nuestro destino. La comprensión o el análisis
Ver y no entender nos resultan inaccesibles; nos queda sólo el
estupor y la indiferencia, el miedo y la
El nivel informativo es aquel en el que el diversión, la histeria y la apatía, administrados
espectáculo actúa deformando nuestra en dosis alternas, según las exigencias del
percepción del mundo. “Todo lo que sabes es sistema.
falso”, ha escrito recientemente alguien, y
resulta difícil disentir. Desestructuración de lo social

Hoy nosotros ya no estamos en El nivel social es aquel en el que la


condiciones de comprender lo que sucede a personalidad de los individuos y su vínculo
nuestro alrededor sin recurrir a las respuestas con los otros son desestructurados y
preconfeccionadas o a paradigmas simplistas remodelados en base a la lógica mercantil. “El
que nos suministran deliberadamente. El espectáculo no es un conjunto de imágenes sino una
esquema moral de los “buenos” y de los relación social entre individuos, mediatizada por las
“malos” ha sido ya insertado a la fuerza entre imágenes”, observaba ya Debord (6).
nuestras estructuras mentales implícitas, y No vivimos más que relacionándonos con
nuestra “libertad de pensamiento” consiste los otros, pero hoy no existe vínculo social
simplemente en asignar a cada figurante la que no esté sumido en el espectáculo. Aquí,
posición a la cual está destinado a pertenecer. más que los telediarios, lo que vale son las
Las piezas del puzzle nos las da la televisión y series de ficción, losreality show y el star
el encaje es necesariamente el establecido, system en general. Al proponer determinados
pero a fin de cuentas, cuando juntamos las modelos, la sociedad del espectáculo penetra
piezas nadie nos pone una pistola en la nuca: a en las relaciones interindividuales y se
alguno esto le basta para autoproclamarse reproduce. La competición darwinista, el
“libre”. La multiplicación de los canales moralismo hipócrita, el individualismo
informativos ha acabado por coincidir con la decadente, el etnomasoquismo, la vanidad
total ausencia de información real. narcisista, la pequeña mezquindad, el
Un símbolo elocuente al respecto es el conformismo más vacío, la superficialidad más
ataque a las torres gemelas, al mismo tiempo desconcertante y la ignorancia más abismal
elacontecimiento y el anti-acontecimiento por elevados a norma: es en todo esto en lo que
excelencia. El 11 de Septiembre es el estamos inmersos cotidianamente gracias al
momento de la transparencia absoluta, de la bombardeo mediático. Predomina la banalidad
información global realizada, el espectáculo como lenguaje, lo que significa no tanto que se
que reúne a la vez a toda la humanidad ante la dicen cosas banales como que no se es capaz
pantalla de televisión para asistir en tiempo de comunicar más que a través de la banalidad.
real al mismo acontecimiento recogido por Es decir: se habla y no se dice nada.
millares de cámaras. Pero al mismo tiempo, Es la culminación de la alienación: “la
estamos ante un anti-acontecimiento, ante la conciencia espectacular, prisionera en un universo
mistificación más absoluta de la realidad, a la degradado, reducido por la pantalla del espectáculo
ficción completa. Es cierto, lo hemos visto detrás de la cual ha sido deportada su propia vida, no
todos. Y sin embargo, ignoramos todos sus conoce más que los interlocutores ficticios que le hablan
aspectos. Sabemos con absoluta certidumbre unilateralmente de su mercancía y de la política de su
que algo ha tenido lugar, pero este algo está mercancía” (7).
tan cerca de la esencia misma del mecanismo La gran familia
espectacular que es un concentrado de
falsedad en estado puro. No hay ninguna Tal mecanismo alienante, para hacerse
imagen que hayamos visto tantas veces como seductor, no puede más que travestirse de
la de los aviones que estallan; pero al mismo fingida autenticidad. La tendencia al
tiempo, no hay ningún hecho histórico del que “realismo” de la televisión actual en realidad
trata de crear una especie de “familiaridad”
4
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

con la ficción de la pantalla, intentando destinados después a entrelazarse


apasionar al público con pequeños casos armónicamente: el hemisferio izquierdo
insignificantes con los que se pueda razona de un modo que podríamos definir
identificar. “Dicen que con una segunda pantalla analítico, lineal, consecuente, científico, digital,
mural tienes a la Familia a tu alrededor el derecho, de modo intuitivo, simbólico,
constantemente” dice Julie Christie en Fahrenheit imaginativo, sintético, analógico.
451 de Truffaut. Ahora, se ha revelado como el uso de las
Es así precisamente: la “Gran Familia” te nuevas tecnologías mediáticas está en
envuelve y te engloba. Te descubres llamando condiciones de crear estructuras mentales
por el nombre a unos desconocidos que has prioritarias, favoreciendo determinadas
visto en la pantalla como si fuesen tus amigos facultades (las “digitales”) en detrimento de las
íntimos. Los sientes cercanos, se te parecen a centrales para el pensamiento simbólico y
ti. Pero en realidad eres tú el que estás relacional (8). Otros han identificado en tal
empezando a ser como ellos. Estos shows, de separación el origen de la barbarización de
hecho, no representan la realidad. La nuestra sociedad y de la extensión de la
construyen. No son descriptivos sino violencia nihilista como fin en sí misma (9).
normativos. No muestran lo que es sino lo Aquí no hablamos de actitudes o de
que debe ser. Lo mismo se puede decir del mentalidades, sino de organización cognitiva e
culto de los famosos y de los aspectos más incluso neuronal. Sólo hay que pensar que la
privados de sus existencias: el individuo televisión ha modificado ya el modo en que
“normal” se ve empujado a los cotilleos sobre usamos nuestros ojos y está contribuyendo
la vida sentimental de los millonarios incluso a desequilibrar nuestros valores
ignorantes y viciados divinizados por los hormonales.
medios y fantasea de esta manera sobre una
vida que nunca podrá tener pero que le servirá Y eso no es todo: la autorizada revista
como modelo para orientar la suya. Vivimos especialista Pediatrics, por ejemplo, ha llevado a
en un mundo de famosos truncados, que al cabo estudios que han demostrado cómo en
soñar sólo con el estilo de vida de los los Estados Unidos el cerebro de los niños se
aburridos divos de paripé que están podridos forma de acuerdo con los tiempos televisivos-
de dinero, muestran que ya han interiorizado en los que todo sucede velozmente, a base de
un cierto desprecio hacia sí mismos, hacia sus relámpagos breves y repentinos- tanto que ya
propios orígenes sociales y culturales. no logran concentrarse cuando no reciben el
mismo tipo de estímulo veloz. Un número
Gracias a la sociedad del espectáculo cada vez mayor de niños ya no es capaz de
comenzamos a odiar la parte de nosotros que concentrarse nunca, ni siquiera durante algún
sigue siendo auténtica, verdadera, arraigada, la minuto. Estamos dando vida al zombi global,
parte que si no fuese desintegrada nos único ciudadano posible del mundo
impediría acceder al Olimpo mediático, tal y posthumano que estamos preparando.
como prevé el clasismo postmoderno que
separa a quien aparece de quien no aparece. La rebelión espectacular
La devastación de los cerebros Así las cosas, ¿cómo enfrentarse a la
tiranía del espectáculo? El camino emprendido
El nivel psíquico, además, es el de la por la mayoría es el del extremismo. El
auténtica desarticulación de la personalidad a extremismo es la excesividad efímera del
un nivel incluso fisiológico. Sólo hay que gesto, la disposición a conferir a los propios
pensar en la acción desestructurante que discursos una visibilidad que supere durante
puede ejercer en el cerebro. un momento en intensidad la monotonía de lo
Como se sabe, el cerebro funciona gracias ya-visto, sin salir, no obstante, del paradigma
a la sinergia del hemisferio izquierdo y del de la visión espectacularizada. Este se
hemisferio derecho. Los dos hemisferios encuentra, como se puede intuir, totalmente
elaboran las informaciones de modos distintos dentro de la sociedad del espectáculo.
5
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

A nivel macrohistórico y macropolítico, el de descender concretamente a la realidad, más


extremismo se convierte en terrorismo: a fin de allá de la histeria y de lautopía, las dos únicas
cuentas, el mito del “choque de civilizaciones” alternativas que la sociedad del espectáculo
(Occidente vs. Terrorismo Islámico) no es nos ofrece. Por tanto, actuar para volver a lo
más que la versión global y actualizada del real. Generar nuevas conciencias. Redespertar
mito de los “extremismos opuestos” conciencias adormecidas. Salir de la capa
(anticomunismo reaccionario vs. antifascismo sofocante de la no-verdad para volver por fin
reaccionario). Cambia la intensidad (y el a ver las estrellas.
carácter trágico) pero no los resultados. El El mundo en el que vives no existe.
potencial revolucionario del extremismo es, de
hecho, igual a cero. Todo lo que sabes es falso.
Es más: jugando un papel en el interior de Abre los ojos.
la sociedad del espectáculo, el extremista y el Ahora.
terrorista no sólo no ponen en cuestión nada,
sino que se convierten incluso en elementos Notas.
funcionales al sistema que de palabra querrían
combatir, adoptan el semblante de figurantes (1) Charles Champetier, Marché-Technique-
en una representación mayor que ellos. Y a Spectacle: les formes de la domination.
menudo ni siquiera son necesarios los repartos (2) Max Horkheimer, Theodor W.
dirigidos por otros: estos encuentran por sí Adorno, Dialéctica del Iluminismo. Sobre el
mismos su propio puesto en la comedia, pluralismo como simulacro de libertad véase
espontáneamente asumen la parte que les ha también Guillaume Faye, Il sistema per uccidere i
sido asignada. popoli, S.E.B. Milano 1997
El pensamiento radical (3) Guy debord, La sociedad del espectáculo.
Fuera de la comedia, y, al contrario, (4) Se ve bien como el concepto griego de
dispuesto a incendiar todo el teatro, se verdad como aletheia (no ocultamiento) es
encuentra, en cambio, quien sepa asumir exactamente dado la vuelta. En la sociedad del
posiciones radicales. espectáculo lo que es verdadero es lo que
El radicalismo es la antítesis del resulta oculto, mientras que lo que es falso se
extremismo. El primero es silencioso, vivido, da con plena visibilidad.
de largo alcance, operativo; el segundo es (5) La metáfora es de Baudrillard: “Hoy no
ruidoso, escenificado, miope, inútil. No somos nosotros quienes pensamos lo virtual es lo virtual
centrado en los gestos sino en las acciones, el lo que nos piensa a nosotros. Separándonos
radicalismo es, etimológicamente, la capacidad definitivamente de lo real, esta inasible transparencia
de ir a la raíz. A la raíz de uno mismo ante nos es inteligible cuanto lo es para una mosca el cristal
todo: el pensamiento radical está siempre contra el que choca, sin entender qué la separa del
arraigado. O mejor, debe estarlo: quien se mundo exterior: ni siquiera puede imaginar qué es lo
aventura en el reino de la nada debe tener una que la limita el espacio” (L’uomo è una mosca
identidad fuerte para no asumir él mismo las prigioniera del virtuale, in L’Unità, 28/7/01).
apariencias del enemigo. Pero pensamiento
(6) Guy Debord, op. Cit.
radical significa también ir a la raíz de los
problemas, comprender los acontecimientos (7) Guy Debord, op. Cit.
en profundidad, sabiendo ponerlos en (8) Cfr. Franco Fileni, Analogico e Digitale,
perspectiva. Edizioni Goliardiche, Trieste 1999.
Escuela de autenticidad y de realismo, el (9) Pienso en las reflexiones de Gabriele
pensamiento radical es hoy la única vía Adinolfi sobre el ensayo La violenza dei giovani
transitable que con razón se puede definir ed il cervello rettile, del vietnamita Minh Dung
revolucionaria. Así es, porque el primer Nghiem. Cfr. www.gabrieleadinolfi.it
cometido de toda voluntad revolucionaria es el
6
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

El espectáculo, comprendido en su
totalidad, es a la vez el resultado y el proyecto
del modo de producción existente. No es un
La Sociedad del Espectáculo. suplemento al mundo real, su decoración
Una síntesis. añadida. Es el corazón del irrealismo de la
sociedad real. Bajo todas sus formas
Guy Debord particulares, información o propaganda,
publicidad o consumo directo de diversiones,
el espectáculo constituye el modelo presente
La separación consumada de la vida socialmente dominante. Es la
Toda la vida de las sociedades en las que afirmación omnipresente de la elección ya
dominan las condiciones modernas de hecha en la producción y su consumo
producción se presenta como una inmensa corolario. Forma y contenido del espectáculo
acumulación de espectáculos. Todo lo que era son de modo idéntico la justificación total de
vivido directamente se aparta en una las condiciones y de los fines del sistema
representación. existente. El espectáculo es también la
presencia permanente de esta justificación,
Las imágenes que se han desprendido de como ocupación de la parte principal del
cada aspecto de la vida se fusionan en un tiempo vivido fuera de la producción
curso común, donde la unidad de esta vida ya moderna.
no puede ser restablecida. La realidad
considerada parcialmente se despliega en su La separación misma forma parte de la
propia unidad general en tanto que seudo- unidad del mundo, de la praxis social global
mundo aparte, objeto de mera contemplación. que se ha escindido en realidad y en imagen.
La especialización de las imágenes del mundo La práctica social, a la que se enfrenta el
se encuentra, consumada, en el mundo de la espectáculo atónomo, es también la totalidad
imagen hecha autónoma, donde el mentiroso real que contiene el espectáculo. Pero la
se miente a sí mismo. El espectáculo en escisión en esta totalidad la mutila hasta el
general, como inversión concreta de la vida, es punto de hacer aparecer el espectáculo como
el movimiento autónomo de lo no-viviente. su objeto. El lenguaje espectacular está
constituido por signos de la producción
El espectáculo se muestra a la vez como la reinante, que son al mismo tiempo la finalidad
sociedad misma, como una parte de la última de esta producción.
sociedad y como instrumento de unificación.
En tanto que parte de la sociedad, es No se puede oponer abstractamente el
expresamente el sector que concentra todas las espectáculo y la actividad social efectiva. Este
miradas y toda la conciencia. Precisamente desdoblamiento se desdobla a su vez. El
porque este sector está separado es el lugar de espectáculo que invierte lo real se produce
la mirada engañada y de la falsa conciencia; y efectivamente. Al mismo tiempo la realidad
la unificación que lleva a cabo no es sino un vivida es materialmente invadida por la
lenguaje oficial de la separación generalizada. contemplación del espectáculo, y reproduce en
sí misma el orden espectacular concediéndole
El espectáculo no es un conjunto de una adhesión positiva. La realidad objetiva está
imágenes, sino una relación social entre presente en ambos lados. Cada noción así
personas mediatizada por imágenes. fijada no tiene otro fondo que su paso a lo
El espectáculo no puede entenderse como opuesto: la realidad surge en el espectáculo, y
el abuso de un mundo visual, el producto de el espectáculo es real. Esta alienación
las técnicas de difusión masiva de imágenes. recíproca es la esencia y el sostén de la
Es más bien una Weltanschauung que ha sociedad existente.
llegado a ser efectiva, a traducirse En el mundo realmente invertido lo
materialmente. Es una visión del mundo que verdadero es un momento de lo falso.
se ha objetivado.
7
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

El concepto de espectáculo unifica y Como adorno indispensable de los objetos


explica una gran diversidad de fenómenos hoy producidos, como exponente general de la
aparentes. Sus diversidades y contrastes son racionalidad del sistema, y como sector
las apariencias de esta apariencia organizada económico avanzado que da forma
socialmente, que debe ser a su vez reconocida directamente a una multitud creciente de
en su verdad general. Considerado según sus imágenes-objetos, el espectáculo es la principal
propios términos, el espectáculo es la producción de la sociedad actual.
afirmación de la apariencia y la afirmación de El espectáculo somete a los hombres
toda vida humana, y por tanto social, como vivos en la medida que la economía les ha
simple apariencia. Pero la crítica que alcanza la sometido totalmente. No es más que la
verdad del espectáculo lo descubre como la economía desarrollándose por sí misma. Es el
negación visible de la vida; como una negación reflejo fiel de la producción de las cosas y la
de la vida que se ha hecho visible. objetivación infiel de los productores.
Para describir el espectáculo, su La primera fase de la dominación de la
formación, sus funciones, y las fuerzas que economía sobre la vida social había implicado
tienden a disolverlo, hay que distinguir en la definición de toda realización humana
artificialmente elementos inseparables. Al una evidente degradación del ser en el tener.
analizar el espectáculo hablamos en cierta La fase presente de la ocupación total de la
medida el mismo lenguaje de lo espectacular, vida social por los resultados acumulados de la
puesto que nos movemos en el terreno economía conduce a un deslizamiento
metodológico de esta sociedad que se generalizado del tener al parecer, donde todo
manifiesta en el espectáculo. Pero el "tener" efectivo debe extraer su prestigio
espectáculo no es nada más que el sentido de inmediato y su función última. Al mismo
la práctica total de una formación socio- tiempo toda realidad individual se ha
económica, su empleo del tiempo. Es el transformado en social, dependiente
momento histórico que nos contiene. directamente del poder social, conformada por
El espectáculo se presenta como una él. Solo se permite aparecer a aquello que no
enorme positividad indiscutible e inaccesible. existe.
No dice más que "lo que aparece es bueno, lo Allí donde el mundo real se cambia en
que es bueno aparece". La actitud que exige simples imágenes, las simples imágenes se
por principio es esta aceptación pasiva que ya convierten en seres reales y en las
ha obtenido de hecho por su forma de motivaciones eficientes de un comportamiento
aparecer sin réplica, por su monopolio de la hipnótico. El espectáculo, como tendencia a
apariencia. hacer ver por diferentes mediaciones
El carácter fundamentalmente tautológico especializadas el mundo que ya no es
del espectáculo se deriva del simple hecho de directamente aprehensible, encuentra
que sus medios son a la vez sus fines. Es el sol normalmente en la vista el sentido humano
que no se pone nunca sobre el imperio de la privilegiado que fue en otras épocas el tacto; el
pasividad moderna. Recubre toda la superficie sentido más abstracto, y el más mistificable,
del mundo y se baña indefinidamente en su corresponde a la abstracción generalizada de la
propia gloria. sociedad actual. Pero el espectáculo no se
La sociedad que reposa sobre la industria identifica con el simple mirar, ni siquiera
moderna no es fortuita o superficialmente combinado con el escuchar. Es lo que escapa a
espectacular, sino fundamentalmente la actividad de los hombres, a la
espectaculista. En el espectáculo, imagen de la reconsideración y la corrección de sus obras.
economía reinante, el fin no existe, el Es lo opuesto al diálogo. Allí donde hay
desarrollo lo es todo. El espectáculo no quiere representación independiente, el espectáculo
llegar a nada más que a sí mismo. se reconstituye.

8
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

El espectáculo es el heredero de toda la El espectáculo es el discurso


debilidad del proyecto filosófico occidental ininterrumpido que el orden presente
que fue una comprensión de la actividad mantiene consigo mismo, su monólogo
dominada por las categorías del ver, de la elogioso. Es el autorretrato del poder en la
misma forma que se funda sobre el despliegue época de su gestión totalitaria de las
incesante de la racionalidad técnica precisa que condiciones de existencia. La apariencia
parte de este pensamiento. No realiza la fetichista de pura objetividad en las relaciones
filosofía, filosofiza la realidad. Es vida espectaculares esconde su índole de relación
concreta de todos lo que se ha degradado en entre hombres y entre clases: una segunda
universo especulativo. naturaleza parece dominar nuestro entorno
La filosofía, en tanto que poder del con sus leyes fatales. Pero el espectáculo no es
pensamiento separado y pensamiento del ese producto necesario del desarrollo técnico
poder separado, jamás ha podido superar la considerado como desarrollo natural. La
teología por sí misma. El espectáculo es la sociedad del espectáculo es por el contrario la
reconstrucción material de la ilusión religiosa. forma que elige su propio contenido técnico.
La técnica espectacular no ha podido disipar Aunque el espectáculo, tomado bajo su
las nubes religiosas donde los hombres aspecto restringido de "medios de
situaron sus propios poderes separados: sólo comunicación de masa", que son su
los ha religado a una base terrena. Así es la manifestación superficial más abrumadora,
vida más terrena la que se vuelve opaca e parece invadir la sociedad como simple
irrespirable. Ya no se proyecta en el cielo, pero instrumentación, ésta no es nada neutra en
alberga en sí misma su rechazo absoluto, su realidad, sino la misma que conviene a su
engañoso paraíso. El espectáculo es la automovimiento total. Si las necesidades
realización técnica del exilio de los poderes sociales de la época donde se desarrollan tales
humanos en un más allá; la escisión técnicas no pueden ser satisfechas sino por su
consumada en el interior del hombre. mediación, si la administración de esta
sociedad y todo contacto entre los hombres ya
A medida que la necesidad es soñada no pueden ejercerse si no es por intermedio de
socialmente el sueño se hace necesario. El este poder de comunicación instantánea, es
espectáculo es la pesadilla de la sociedad porque esta "comunicación" es esencialmente
moderna encadenada que no expresa unilateral; de forma que su concentración
finalmente más que su deseo de dormir. El vuelve a acumular en las manos de la
espectáculo es el guardián de este sueño. administración del sistema existente los
El hecho de que el poder práctico de la medios que le permiten continuar esta
sociedad moderna se haya desprendido de ella administración determinada. La escisión
misma y se haya edificado un imperio generalizada del espectáculo es inseparable del
independiente en el espectáculo sólo puede Estado moderno, es decir, de la forma general
explicarse por el hecho de que esta práctica de la escisión en la sociedad, producto de la
poderosa seguía careciendo de cohesión y división del trabajo social y órgano de la
había quedado en contradicción consigo dominación de clase.
misma. La separación es el alfa y el omega del
Es la más vieja especialización social, la espectáculo. La institucionalización de la
especialización del poder, la que se halla en la división social del trabajo, la formación de las
raiz del espectáculo. El espectáculo es así una clases, había cimentado una primera
actividad especializada que habla por todas las contemplación sagrada, el orden mítico en que
demás. Es la representación diplomática de la todo poder se envuelve desde el origen. Lo
sociedad jerárquica ante sí misma, donde toda sagrado ha justificado el ordenamiento
otra palabra queda excluida. Lo más moderno cósmico y ontológico que correspondía a los
es también lo más arcaico. intereses de los amos, ha explicado y
embellecido lo que la sociedad no podía hacer.
Todo poder separado ha sido por tanto
9
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

espectacular, pero la adhesión de todos a negada, igual que la actividad real ha sido
semejante imagen inmóvil no significaba más integralmente captada para la edificación
que la común aceptación de una prolongación global de este resultado. Así la actual
imaginaria para la pobreza de la actividad "liberación del trabajo", o el aumento del ocio,
social real, todavía ampliamente no es de ninguna manera liberación en el
experimentada como una condición unitaria. trabajo ni liberación de un mundo
El espectáculo moderno expresa, por el conformado por ese trabajo. Nada de la
contrario, lo que la sociedad puede hacer, pero actividad perdida en el trabajo puede
en esta expresión lo permitido se opone reencontrarse en la sumisión a su resultado.
absolutamente a lo posible. El espectáculo es El sistema económico fundado en el
la conservación de la inconsciencia en medio aislamiento es una producción circular del
del cambio práctico de las condiciones de aislamiento. El aislamiento funda la técnica, y
existencia. Es su propio producto, y él mismo el proceso técnico aisla a su vez. Del
ha dispuesto sus reglas: es una entidad automóvil a la televisión, todos los bienes
seudosagrada. Muestra lo que es: el poder seleccionados por el sistema espectacular son
separado desarrollándose por sí mismo, en el también las armas para el reforzamiento
crecimiento de la productividad mediante el constante de las condiciones de aislamiento de
refinamiento incesante de la división del las "muchedumbres solitarias". El espectáculo
trabajo en fragmentación de gestos, ya reproduce sus propios supuestos en forma
dominados por el movimiento independiente cada vez más concreta.
de las máquinas; y trabajando para un mercado
cada vez más extendido. Toda comunidad y El origen del espectáculo es la pérdida de
todo sentido crítico se han disuelto a lo largo unidad del mundo, y la expansión gigantesca
de este movimiento, en el cual las fuerzas que del espectáculo moderno expresa la totalidad
han podido crecer en la separación no se han de esta pérdida: la abstracción de todo trabajo
reencontrado todavía. particular y la abstracción general del conjunto
de la producción se traducen perfectamente en
Con la separación generalizada del el espectáculo, cuyo modo de ser concreto es
trabajador y de su producto se pierde todo justamente la abstracción. En el espectáculo
punto de vista unitario sobre la actividad una parte del mundo se representa ante el
realizada, toda comunicación personal directa mundo y le es superior. El espectáculo no es
entre los productores. A medida que más que el lenguaje común de esta separación.
aumentan la acumulación de productos Lo que liga a los espectadores no es sino un
separados y la concentración del proceso vínculo irreversible con el mismo centro que
productivo la unidad y la comunicación llegan sostiene su separación. El espectáculo reúne lo
a ser el atributo exclusivo de la dirección del separado, pero lo reúne en tanto que separado.
sistema. El éxito del sistema económico de la
separación es la proletarización del mundo. La alienación del espectador en beneficio
del objeto contemplado (que es el resultado de
Debido al mismo éxito de la producción su propia actividad inconsciente) se expresa
separada como producción de lo separado, la así: cuanto más contempla menos vive; cuanto
experiencia fundamental ligada en las más acepta reconocerse en las imágenes
sociedades primitivas a un trabajo principal se dominantes de la necesidad menos comprende
está desplazando, con el desarrollo del sistema, su propia existencia y su propio deseo. La
hacia el no-trabajo, la inactividad. Pero esta exterioridad del espectáculo respecto del
inactividad no está en absoluto liberada de la hombre activo se manifiesta en que sus
actividad productiva: depende de ella, es propios gestos ya no son suyos, sino de otro
sumisión inquieta y admirativa a las que lo representa. Por eso el espectador no
necesidades y resultados de la producción; ella encuentra su lugar en ninguna parte, porque el
misma es un producto de su racionalidad. No espectáculo está en todas.
puede haber libertad fuera de la actividad, y en
el marco del espectáculo toda actividad está

10
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

El trabajador no se produce a sí mismo, El mundo a la vez presente y ausente que


produce un poder independiente. El éxito de el espectáculo hace ver es el mundo de la
esta producción, su abundancia, vuelve al mercancía dominando todo lo que es vivido. Y
productor como abundancia de la el mundo de la mercancía se muestra así tal
desposesión. Todo el tiempo y el espacio de su como es, puesto que su movimiento equivale
mundo se le vuelven extraños con la al distanciamiento de los hombres entre sí y
acumulación de sus productos alienados. El respecto de su producto global.
espectáculo es el mapa de este nuevo mundo, La pérdida de cualidad, tan evidente en
mapa que recubre exactamente su territorio. todos los niveles del lenguaje espectacular, de
Las mismas fuerzas que se nos han escapado los objetos que ensalza y de las conductas que
se nos muestran en todo su poderío. rige, no hace más que traducir los rasgos
El espectáculo en la sociedad corresponde fundamentales de la producción real que anula
a una fabricación concreta de la alienación. La la realidad: la forma-mercancía es de parte a
expansión económica es principalmente la parte la igualdad a sí misma, la categoría de lo
expansión de esta producción industrial cuantitativo. Desarrolla lo cuantitativo y no
precisa. Lo que crece con la economía que se puede desarrollarse más que en ello.
mueve por sí misma sólo puede ser la Este desarrollo que excluye lo cualitativo
alienación que precisamente encerraba su está sujeto a su vez, en tanto que desarrollo, al
núcleo inicial. salto cualitativo: el espectáculo significa que ha
El hombre separado de su producto traspuesto el umbral de su propia abundancia;
produce cada vez con mayor potencia todos esto no es todavía cierto localmente más que
los detalles de su mundo, y así se encuentra en algunos puntos, pero sí lo es ya a la escala
cada vez más separado del mismo. En la universal que es la referencia original de la
medida en que su vida es ahora producto suyo, mercancía, referencia que su movimiento
tanto más separado está de su vida. práctico, unificando la tierra como mercado
El espectáculo es el capital en un grado tal mundial, ha verificado.
de acumulación que se transforma en imagen. El desarrollo de las fuerzas productivas ha
La mercancía como espectáculo sido la historia real inconsciente que ha
construido y modificado las condiciones de
En ese movimiento esencial del existencia de los grupos humanos como
espectáculo, que consiste en incorporarse todo condiciones de subsistencia y la extensión de
lo que en la actividad humana existía en estado estas condiciones: la base económica de todas
fluido para poseerlo en estado coagulado sus iniciativas. El sector de la mercancía ha
como cosas que han llegado a tener un valor sido, en el interior de una economía natural, la
exclusivo por su formulación en negativo del constitución de un excedente de la
valor vivido, reconocemos a nuestra vieja subsistencia. La producción de mercancías,
enemiga, que tan bien sabe presentarse al que implica el cambio de productos diversos
primer golpe de vista como algo trivial que se entre productores independientes, ha podido
comprende por sí mismo, cuando es por el seguir siendo artesanal durante mucho tiempo,
contrario tan compleja y está tan llena de contenida en una función económica marginal
sutilezas metafísicas, la mercancía. donde su verdad cuantitativa todavía estaba
Éste es el principio del fetichismo de la oculta. Sin embargo, allí donde encontró las
mercancía, la dominación de la sociedad por condiciones sociales del gran comercio y de la
"cosas suprasensibles aunque sensibles" que se acumulación de capitales se apoderó del
cumple de modo absoluto en el espectáculo, dominio total sobre la economía. La economía
donde el mundo sensible se encuentra entera se transformó entonces en lo que la
reemplazado por una selección de imágenes mercancía había mostrado ser en el curso de
que existe por encima de él y que al mismo esta conquista: un proceso de desarrollo
tiempo se ha hecho reconocer como lo cuantitativo. Este despliegue incesante del
sensible por excelencia. poderío económico bajo la forma de la
11
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

mercancía, que ha transformado el trabajo dictadura extensiva e intensivamente. Su


humano en trabajo-mercancía, en salario, reinado ya está presente a través de algunas
desembocó acumulativamente en una mercancías-vedettes en los lugares menos
abundancia donde la cuestión primaria de la industrializados, en tanto que dominación
subsistencia está sin duda resuelta, pero de imperialista de las zonas que encabezan el
forma que siempre reaparezca: cada vez se desarrollo de la productividad. En estas zonas
plantea de nuevo en un grado superior. El avanzadas el espacio social es invadido por
crecimiento económico libera las sociedades una superposición continua de capas
de la presión natural que exigía su lucha geológicas de mercancías. En este punto de la
inmediata por la subsistencia, pero aún no se "segunda revolución industrial" el consumo
han liberado de su liberador. La independencia alienado se convierte para las masas en un
de la mercancía se ha extendido al conjunto de deber añadido a la producción alienada. Todo
la economía sobre la cual reina. La economía el trabajo vendido de una sociedad se
transforma el mundo, pero lo transforma transforma globalmente en mercancía total
solamente en mundo de la economía. La cuyo ciclo debe proseguirse. Para ello es
seudonaturaleza en la cual se ha alienado el necesario que esta mercancía total retorne
trabajo humano exige proseguir su servicio fragmentariamente al individuo fragmentado,
hasta el infinito, y este servicio, no siendo absolutamente separado de las fuerzas
juzgado ni absuelto más que por sí mismo, productivas que operan como un conjunto. Es
obtiene de hecho la totalidad de los esfuerzos aquí por consiguiente donde la ciencia
y de los proyectos socialmente lícitos como especializada de la dominación debe
servidores suyos. La abundancia de especializarse a su vez: se fragmenta en
mercancías, es decir, de la relación mercantil, sociología, psicotecnia, cibernética, semiología,
no puede ser más que la subsistencia etc., vigilando la autorregulación de todos los
aumentada. niveles del proceso.
La dominación de la mercancía fue Mientras que en la fase primitiva de la
ejercida inicialmente de una manera oculta acumulación capitalista "la economía política
sobre la economía, que a su vez, en cuanto no ve en el proletario sino al obrero", que
base material de la vida social, seguía sin debe recibir el mínimo indispensable para la
percibirse y sin comprenderse, como algo tan conservación de su fuerza de trabajo, sin
familiar que nos es desconocido. En una considerarlo jamás "en su ocio, en su
sociedad donde la mercancía concreta es humanidad", esta posición de las ideas de la
todavía escasa o minoritaria es la dominación clase dominante se invierte tan pronto como el
aparente del dinero la que se presenta como grado de abundancia alcanzado en la
un emisario provisto de plenos poderes que producción de mercancías exige una
habla en nombre de una potencia colaboración adicional del obrero. Este obrero
desconocida. Con la revolución industrial, la redimido de repente del total desprecio que le
división manufacturera del trabajo y la notifican claramente todas las modalidades de
producción masiva para el mercado mundial, organización y vigilancia de la producción,
la mercancía aparece efectivamente como una fuera de ésta se encuentra cada día tratado
potencia que viene a ocupar realmente la vida aparentemente como una persona importante,
social. Es entonces cuando se constituye la con solícita cortesía, bajo el disfraz de
economía política, como ciencia dominante y consumidor. Entonces el humanismo de la
como ciencia de la dominación. mercancía tiene en cuenta "el ocio y la
El espectáculo señala el momento en que humanidad" del trabajador, simplemente
la mercancía ha alcanzado la ocupación total porque ahora la economía política puede y
de la vida social. La relación con la mercancía debe dominar esas esferas como tal economía
no sólo es visible, sino que es lo único visible: política. Así "la negación consumada del
el mundo que se ve es su mundo. La hombre" ha tomado a su cargo la totalidad de
producción económica moderna extiende su la existencia humana

12
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

El espectáculo es una guerra del opio desarrolla una nueva forma de privación en el
permanente dirigida a hacer que se acepte la interior de la subsistencia aumentada, que no
identificación de los bienes con las mercancías; está ya liberada de la antigua penuria, puesto
y de la satisfacción con la subsistencia que exige la participación de la gran mayoría
ampliada según sus propias leyes. Pero si la de los hombres, como trabajadores
subsistencia consumible es algo que debe asalariados, en la prosecución infinita de su
aumentar constantemente es porque no deja esfuerzo; y cada uno sabe que tiene que
de contener la privación. Si no hay ningún más someterse o morir. Es la realidad de este
allá de la subsistencia aumentada, ningún chantaje, el hecho de que el consumo como
punto en el que pueda dejar de crecer, es uso bajo su forma más pobre (comer, habitar)
porque ella misma no está más allá de la ya no existe sino aprisionado en la riqueza
privación, sino que es la privación que ha ilusoria de la subsistencia aumentada, la
llegado a ser más rica. verdadera base de la aceptación de la ilusión
Con la automatización, que es a la vez el en el consumo de las mercancías modernas en
sector más avanzado de la industria moderna y general. El consumidor real se convierte en
el modelo en el que se resume perfectamente consumidor de ilusiones. La mercancía es esta
su práctica, el mundo de la mercancía tiene ilusión efectivamente real, y el espectáculo su
que superar esta contradicción: la manifestación general.
instrumentación técnica que suprime El valor de uso que estaba contenido
objetivamente el trabajo debe al mismo implícitamente en el valor de cambio debe ser
tiempo conservar el trabajo como mercancía y ahora explícitamente proclamado, en la
como único lugar de nacimiento de la realidad invertida del espectáculo, justamente
mercancía. Para que la automatización, o porque su realidad efectiva está corroida por la
cualquier otra forma menos extrema de economía mercantil superdesarrollada: y la
incrementar la productividad del trabajo, no falsa vida necesita una seudojustificación.
disminuya efectivamente el tiempo de trabajo El espectáculo es la otra cara del dinero: el
social necesario a escala de la sociedad, es equivalente general abstracto de todas las
preciso crear nuevos empleos. El sector mercancías. Pero si el dinero ha dominado la
terciario, los servicios, es la ampliación sociedad como representación de la
inmensa de las metas de la armada de equivalencia central, es decir, del carácter
distribución y el elogio de las mercancías intercambiable de bienes múltiples cuyo uso
actuales; movilización de fuerzas supletorias seguía siendo incomparable, el espectáculo es
que oportunamente encuentran, en la su complemento moderno desarrollado donde
facticidad misma de las necesidades relativas a la totalidad del mundo mercantil aparece en
tales mercancías, la necesidad de una bloque, como una equivalencia general a
organización tal del trabajo hipotecado. cuanto el conjunto de la sociedad pueda ser o
El valor de cambio no ha podido formarse hacer. El espectáculo es el dinero que
más que como agente del valor de uso, pero solamente se contempla porque en él la
esta victoria por sus propios medios ha creado totalidad del uso ya se ha intercambiado con la
las condiciones de su dominación autónoma. totalidad de la representación abstracta. El
Movilizando todo uso humano y espectáculo no es sólo el servidor del pseudo-
apoderándose del monopolio sobre su uso, él es ya en sí mismo el seudo-uso de la
satisfacción ha terminado por dirigir el uso. El vida.
proceso de cambio se ha identificado con todo El resultado concentrado del trabajo
uso posible, y lo ha reducido a su merced. El social, en el momento de la abundancia
valor de cambio es el condotiero del valor de económica, se transforma en aparente y
uso que termina haciendo la guerra por su somete toda realidad a la apariencia, que es
propia cuenta. ahora su producto. El capital ya no es el
Esta constante de la economía capitalista centro invisible que dirige el modo de
que es la baja tendencial del valor de uso producción: su acumulación lo despliega hasta
13
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

en la periferia bajo la forma de objetos espectáculo, es a su vez contradicha por una


sensibles. Toda la extensión de la sociedad es inversión de su sentido; de forma que la
su retrato. división mostrada es unitaria, mientras que la
La victoria de la economía autónoma debe unidad mostrada está dividida.
ser al mismo tiempo su perdición. Las fuerzas Es la lucha de los poderes que se han
que ha desencadenado suprimen la necesidad constituido para la gestión del propio sistema
económica que fue la base inamovible de las socioeconómico la que se despliega como
sociedades antiguas. Al reemplazarla por la contradicción oficial, cuando corresponde de
necesidad del desarrollo económico infinito no hecho a la unidad real; esto ocurre tanto a
puede sino reemplazar la satisfacción de las escala mundial como en el interior de cada
primeras necesidades humanas, sumariamente nación.
reconocidas, por una fabricación Las falsas luchas espectaculares entre
ininterrumpida de seudonecesidades que se formas rivales de poder separado son al
resumen en una sola seudonecesidad de mismo tiempo reales en cuanto expresan el
mantener su reino. Pero la economía desarrollo desigual y conflictivo del sistema,
autónoma se separa para siempre de la los intereses relativamente contradictorios de
necesidad profunda en la medida en que las clases o de las subdivisiones de clases que
abandona el inconsciente social que dependía aceptan el sistema y definen su propia
de ella sin saberlo. "Todo lo que es consciente participación en su poder. Del mismo modo
se desgasta. Lo que es inconsciente permanece que el desarrollo de la economía más avanzada
inalterable. Pero una vez liberado ¿no cae a su lo constituye el enfrentamiento de ciertas
vez en ruinas?" (Freud). prioridades contra otras, la gestión totalitaria
En el momento en que la sociedad de la economía por una burocracia de Estado
descubre que depende de la economía, la y la condición de los países que se han
economía, de hecho, depende de ella. Esta encontrado ubicados en la esfera de la
potencia subterránea, que ha crecido hasta colonización o semicolonización están
aparecer soberanamente, ha perdido también definidas por considerables particularidades en
su poder. Allí donde estaba el ello económico las modalidades de producción y de poder.
debe sobrevenir el yo. El sujeto no puede Estas diversas oposiciones pueden darse en el
surgir más que de la sociedad, es decir, de la espectáculo según criterios totalmente
lucha que reside en ella misma. Su existencia diferentes, como formas de sociedad
posible está supeditada a los resultados de la absolutamente distintas. Pero según su
lucha de clases que se revela como el producto realidad efectiva de sectores particulares la
y el productor de la fundación económica de verdad de su particularidad reside en el sistema
la historia. universal que las contiene: en el movimiento
La conciencia del deseo y el deseo de la único que ha hecho del planeta su campo, el
conciencia conforman por igual este proyecto capitalismo.
que, bajo su forma negativa, pretende la La sociedad portadora del espectáculo no
abolición de las clases, es decir la posesión domina solamente por su hegemonía
directa de los trabajadores de todos los económica las regiones subdesarrolladas. Las
momentos de su actividad. Su contrario es la domina en tanto que sociedad del espectáculo.
sociedad del espectáculo, donde la mercancía Donde la base material todavía está ausente, la
se contempla a sí misma en el mundo que ha sociedad moderna ya ha invadido
creado. espectacularmente la superficie social de cada
Unidad y división en la apariencia continente. Define el programa de una clase
dirigente y preside su constitución. Así como
El espectáculo, como la sociedad presenta los seudobienes a codiciar ofrece a
moderna, está a la vez unido y dividido. Como los revolucionarios locales los falsos modelos
ella, edifica su unidad sobre el desgarramiento. de la revolución. El espectáculo propio del
Pero la contradicción, cuando emerge en el poder burocrático que detentan algunos paises
14
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

industriales forma parte precisamente del productivas efectivamente vividas. Las


espectáculo total, como su seudonegación vedettes existen para representar diferentes
general y como su sostén. Si el espectáculo, estilos de vida y de comprensión de la
contemplado en sus diversas localizaciones, sociedad, libres de ejercerse globalmente.
pone en evidencia las especializaciones Encarnan el resultado inaccesible del trabajo
totalitarias de la palabra y de la administración social, remedando subproductos de este
social, éstas llegan a fundirse, al nivel del trabajo que son mágicamente transferidos por
funcionamiento global del sistema, en una encima de él como su finalidad: el poder y las
división mundial de tareas espectaculares. vacaciones, la decisión y el consumo que están
La división de las tareas espectaculares que al principio y al final de un proceso
conserva la generalidad del orden existente indiscutido. Allí, es el poder gubernamental
conserva principalmente el polo dominante de quien se personaliza en seudo-vedette; aquí es
su desarrollo. La raíz del espectáculo está en el la vedette del consumo quien se hace
terreno de la economía que se ha vuelto de plebiscitar como seudo-poder sobre lo vivido.
abundancia, y es de allí de donde proceden los Pero así como las actividades de la vedette no
frutos que tienden finalmente a dominar el son realmente globales, tampoco son variadas.
mercado espectacular, a pesar de las barreras El agente del espectáculo puesto en escena
proteccionistas ideológico-policiales de no como vedette es lo contrario al individuo, el
importa qué espectáculo local que pretenda ser enemigo del individuo en sí mismo tan
autárquico. claramente como en los otros. Desfilando en
El movimiento de banalización que bajo el espectáculo como modelo de identificación,
las diversiones cambiantes del espectáculo ha renunciado a toda cualidad autónoma para
domina mundialmente la sociedad moderna, la identificarse con la ley general de la obediencia
domina también en cada uno de los puntos al curso de las cosas. La vedette del consumo,
donde el consumo desarrollado de mercancías aun siendo exteriormente la representación de
ha multiplicado aparentemente los roles y los diferentes tipos de personalidad, muestra a
objetos a elegir. Las supervivencias de la cada uno de estos tipos teniendo igualmente
religión y de la familia -que sigue siendo la acceso a la totalidad del consumo y
forma principal de herencia del poder de clase- encontrando una felicidad semejante. La
, y por lo tanto de la represión moral que ellas vedette de la decisión debe poseer el stock
aseguran, puede combinarse como una misma completo de lo que ha sido admitido como
cosa con la afirmación redundante del disfrute cualidades humanas. Así las divergencias
de este mundo, que precisamente se ha oficiales se anulan entre sí por el parecido
producido como seudodisfrute que esconde la oficial, que es la presuposición de su
represión. A la aceptación beata de lo que excelencia en todo. Khruchtchev se convirtió
existe puede unirse también como una misma en general para decidir sobre la batalla de
cosa la revuelta puramente espectacular: esto Kursch no sobre el terreno, sino en el
expresa el simple hecho de que la vigésimo aniversario, cuando se encontraba de
insatisfacción misma se ha convertido en una jefe de Estado. Kennedy siguió siendo orador
mercancía desde que la abundancia económica hasta pronunciar su elogio sobre su propia
se ha sentido capaz de extender su producción tumba, puesto que Theodore Sorensen
hasta llegar a tratar una tal materia prima. continuó hasta ese momento redactando los
discursos para el sucesor en ese estilo que
Concentrando en ella la imagen de un rol tanto había servido para hacer reconocer la
posible, la vedette, representación espectacular personalidad del desaparecido. Las
del hombre viviente, concentra entonces esta personalidades admirables en quienes se
banalidad. La condición de vedette es la personifica el sistema son bien conocidas por
especialización de lo vivido aparente, el objeto no ser lo que son; han llegado a ser grandes
de la identificación en la vida aparente sin hombres descendiendo por debajo de la más
profundidad que debe compensar el mínima vida individual, y todos lo saben.
desmenuzamiento de las especializaciones
15
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

La falsa elección en la abundancia economía global más que como intermediario


espectacular, elección que reside tanto en la de la comunidad burocrática, en tanto que
yuxtaposición de espectáculos concurrentes y miembro de esta comunidad. Por otro lado la
solidarios como en la yuxtaposición de roles producción de mercancías, menos
(significados y contenidos principalmente en desarrollada, se presenta también bajo una
los objetos) que son exclusivos y están a la vez forma concentrada: la mercancía que la
imbricados, se desarrolla como lucha de burocracia retiene es el trabajo social total, y lo
cualidades fantasmagóricas destinadas a que ella revende a la sociedad es su
apasionar la adhesión a la trivialidad subsistencia en bloque. La dictadura de la
cuantitativa. Así renacen falsas oposiciones economía burocrática no puede dejar a las
arcaicas, regionalismos o racismos encargados masas explotadas ningún margen notable de
de transfigurar en superioridad ontológica elección, puesto que ha debido elegir todo por
fantástica la vulgaridad de los lugares sí misma, y cualquier otra elección exterior, ya
jerárquicos en el consumo. Así se recompone se refiera a la alimentación o a la música, es ya
la interminable serie de enfrentamientos por consiguiente la elección de su destrucción
ridículos que movilizan un interés sublúdico, total. Debe acompañarse de una violencia
desde el deporte de competición hasta las permanente. La imagen compuesta de bien, en
elecciones. Donde se ha instalado el consumo su espectáculo, acoge la totalidad de lo que
abundante, una oposición espectacular existe oficialmente y se concentra
principal entre jóvenes y adultos proyecta en normalmente en un solo hombre, que es el
primer plano los falsos roles; puesto que en garante de su cohesión totalitaria. Cada uno
ninguna parte existe el adulto, dueño de su debe identificarse mágicamente con esta
vida, y la juventud, el cambio de lo existente, vedette absoluta o desaparecer. Porque se trata
no es en modo alguno propiedad de quienes del amo de su no-consumo y de la imagen
son ahora jóvenes, sino del sistema heroica de un sentido aceptable para la
económico, el dinamismo del capitalismo. Son explotación absoluta que es, de hecho, la
las cosas las que reinan y son jóvenes; las que acumulación primitiva acelerada por el terror.
se desplazan y se reemplazan a sí mismas. Si cada chino debe aprender a Mao, y ser así
Es la unidad de la miseria lo que se oculta Mao, es porque no puede ser otra cosa. Allí
bajo las oposiciones espectaculares. Si las donde domina lo espectacular concentrado
distintas formas de la misma alienación se domina también la policía.
combaten con el pretexto de la elección total Lo espectacular difuso acompaña a la
es porque todas ellas se edifican sobre las abundancia de mercancías, al desarrollo no
contradicciones reales reprimidas. Según las perturbado del capitalismo moderno. Aquí
necesidades del estadio particular de miseria cada mercancía se justifica por separado en
que desmiente y mantiene, el espectáculo nombre de la grandeza de la producción total
existe bajo una forma concentrada o bajo una de objetos, de la que el espectáculo es el
forma difusa. En ambos casos, no es más que catálogo apologético. Afirmaciones
una imagen de unificación dichosa, rodeada de inconciliables disputan sobre la escena del
desolación y espanto, en el centro tranquilo de espectáculo unificado de la economía
la desdicha. abundante, igual que las diferentes mercancías-
El espectáculo concentrado pertenece vedettes sostienen simultáneamente sus
esencialmente al capitalismo burocrático, proyectos contradictorios de organización de
aunque pueda ser importando como técnica la sociedad; donde el espectáculo de los
del poder estatal en economías mixtas más automóviles requiere una circulación perfecta
atrasadas o en ciertos momentos de crisis del que destruye las viejas ciudades, el espectáculo
capitalismo avanzado. La propiedad de la ciudad misma necesita a su vez barrios-
burocrática está en efecto ella misma museos. En consecuencia, la satisfacción ya de
concentrada en el sentido de que el burócrata por sí problemática que se atribuye al
individual no se relaciona con la posesión de la consumo del conjunto queda inmediatamente
falsificada puesto que el consumidor real no
16
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

puede tocar directamente más que una Sin duda, la seudo-necesidad impuesta en
sucesión de fragmentos de esta felicidad el consumo moderno no puede contrastarse
mercantil, fragmentos en los que la calidad con ninguna necesidad o deseo auténtico que
atribuida al conjunto está siempre no esté él mismo conformado por la sociedad
evidentemente ausente. y su historia. Pero la mercancía abundante está
Cada mercancía determinada lucha por sí allí como la ruptura absoluta de un desarrollo
misma, no puede reconocer a las otras, orgánico de las necesidades sociales. Su
pretende imponerse en todas partes como si acumulación mecánica libera un artificial
fuera la única. El espectáculo es entonces el ilimitado, ante el que el deseo viviente queda
canto épico de esta confrontación, que desarmado. La potencia acumulativa de un
ninguna desilusión podría concluir. El artificial independiente lleva consigo por todas
espectáculo no canta a los hombres y sus partes la falsificación de la vida social.
armas, sino a las mercancías y sus pasiones. En En la imagen de la unificación dichosa de
esta lucha ciega cada mercancía, en la medida la sociedad por medio del consumo, la división
de su pasión, realiza de hecho en la real está solamente suspendida hasta el
inconsciencia algo más elevado: el devenir próximo no-cumplimiento en lo consumible.
mundo de la mercancía que es también el Cada producto particular que debe representar
devenir mercancía del mundo. Así, por una la esperanza de un atajo fulgurante para
astucia de la razón mercantil, lo particular de la acceder por fin a la tierra prometida del
mercancía se desgasta combatiendo, mientras consumo total es presentado
que la forma-mercancía va hacia su realización ceremoniosamente a su vez como la
absoluta. singularidad decisiva. Pero como en el caso de
La satisfacción que la mercancía la moda instantánea de nombres de pila
abundante ya no puede brindar a través de su aparentemente aristocráticos que terminan
uso pasa a ser buscada en el reconocimiento llevando casi todos los individuos de la misma
de su valor en tanto que mercancía: es el uso edad, el objeto al que se supone un poder
de la mercancía que se basta a sí mismo; y para singular sólo pudo ser propuesto a la devoción
el consumidor, la efusión religiosa hacia la de las masas porque había sido difundido en
libertad soberana de la mercancía. Olas de un número lo bastante grande de ejemplares
entusiasmo por un determinado producto, para hacerlo consumible masivamente. El
apoyado y difundido por todos los medios de carácter prestigioso de este producto
información, se propagan así con gran cualquiera procede de haber ocupado durante
intensidad. El gadget expresa el hecho de que, un momento el centro de la vida social, como
en el momento en que la masa de mercancías el misterio revelado de la finalidad última de la
se desliza hacia la aberración, lo aberrante producción. El objeto que era prestigioso en el
mismo deviene una mercancía especial. En los espectáculo se vuelve vulgar desde el
llaveros publicitarios, por ejemplo, se momento en que entra en casa de este
reconoce la manifestación de un abandono consumidor, al tiempo que en la de todos los
místico a la trascendencia de la mercancía. demás. Revela demasiado tarde su pobreza
Quien colecciona los llaveros que han sido esencial, que asimila naturalmente de la miseria
fabricados para ser coleccionados acumula las de su producción. Pero ya es otro objeto el
indulgencias de la mercancía, un signo glorioso que lleva la justificación del sistema y exige ser
de su presencia real entre sus fieles. El hombre reconocido.
reificado exhibe con ostentación la prueba de La impostura de la satisfacción debe
su intimidad con la mercancía. Como en los denunciarse a sí misma reemplazándose,
éxtasis de las convulsiones o los milagros del siguiendo el cambio de los productos y de las
viejo fetichismo religioso, el fetichismo de la condiciones generales de la producción. Lo
mercancía alcanza momentos de excitación que afirmó con la más perfecta imprudencia su
ferviente. El único uso que se expresa aquí excelencia definitiva cambia sin embargo en el
también es el uso fundamental de la sumisión. espectáculo difuso, aunque también en el

17
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

concentrado, y es únicamente el sistema el que economía política, y la única necesidad que ella
debe continuar: tanto Stalin como la produce" (Manuscritos económico-
mercancía pasada de moda son denunciados filosóficos). El espectáculo extiende a toda la
por los mismos que los impusieron. Cada vida social el principio que Hegel en la
nueva mentira de la publicidad es también la Realfilosofía de Iena concibe como el del
confesión de su mentira precedente. Cada dinero; es "la vida de lo que está muerto,
desplome de una figura del poder totalitario moviéndose en sí misma".
revela la comunidad ilusoria que la apoyaba El espectáculo, que es la eliminación de
unánimemente, y que no era más que un los límites entre el yo y el mundo mediante el
aglomerado de soledades sin ilusión. aplastamiento del yo asediado por la
Lo que el espectáculo ofrece como presencia-ausencia del mundo es igualmente la
perpetuo se funda sobre el cambio y debe eliminación de los límites entre lo verdadero y
cambiar con su base. El espectáculo es lo falso mediante el reflujo de toda verdad
absolutamente dogmático y al mismo tiempo vivida bajo la presencia real de la falsedad que
no puede desembocar realmente en ningún asegura la organización de la apariencia. El que
dogma sólido. Nada se detiene para él; éste es sufre pasivamente su destino cotidianamente
su estado natural y a la vez lo más contrario a alienado es empujado entonces hacia una
su inclinación. locura que reacciona ilusoriamente ante este
La unidad irreal que proclama el sino recurriendo a técnicas mágicas. El
espectáculo enmascara la división de clases reconocimiento y el consumo de mercancías
sobre la que reposa la unidad real del modo de están en el centro de esta seudorespuesta a una
producción capitalista. Lo que obliga a los comunicación sin respuesta. La necesidad de
productores a participar en la edificación del imitación que experimenta el espectador es
mundo es también lo que los separa. Lo que precisamente la necesidad infantil,
pone en relación a los hombres liberados de condicionada por todos los aspectos de su
sus limitaciones locales y nacionales es desposesión fundamental. Según los términos
también lo que les aleja. Lo que obliga a que Gabel aplica a un nivel patológico
profundizar en lo racional es también lo que totalmente distinto "la necesidad anormal de
da pábulo a lo irracional de la explotación representación compensa aquí un sentimiento
jerárquica y de la represión. Lo que hace el torturante de estar al margen de la existencia".
poder abstracto de la sociedad hace su no- Si la lógica de la falsa conciencia no puede
libertad concreta. conocerse a sí misma verídicamente la
La ideología materializada búsqueda de la verdad crítica sobre el
espectáculo debe ser también una crítica
El espectáculo es la ideología por verdadera. Tiene que luchar prácticamente
excelencia porque expone y manifiesta en su entre los enemigos irreconciliables del
plenitud la esencia de todo sistema ideológico: espectáculo y aceptar estar ausente allí donde
el empobrecimiento, el sometimiento y la ellos están ausentes. Son las leyes del
negación de la vida real. El espectáculo es pensamiento dominante, el punto de vista
materialmente la "expresión de la separación y exclusivo de la actualidad, que reconoce la
el alejamiento entre el hombre y el hombre". voluntad abstracta de la eficacia inmediata
La "nueva dominación del engaño" cuando se arroja hacia los compromisos del
concentrada allí tiene su base en esta reformismo o de la acción común con los
producción, por cuyo intermedio "con la masa residuos seudorevolucionarios. Con ello el
de objetos crece... el nuevo dominio de seres delirio se ha reconstituido en la misma
extraños a los que se halla sometido el posición que pretende combatirlo. Por el
hombre". Es el estadio supremo de una contrario, la crítica que va más allá del
expansión que ha vuelto la necesidad contra la espectáculo debe saber esperar.
vida. "La necesidad del dinero es pues la
verdadera necesidad producida por la

18
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

cultura, la generalización de la frivolidad, y, en


el campo específico de la información, la
La civilización del proliferación del periodismo irresponsable, el
que se alimenta de la chismografía y el
espectáculo escándalo.
Mario Vargas Llosa ¿Qué ha hecho que Occidente haya ido
deslizándose hacia la civilización del
espectáculo? El bienestar que siguió a los años
Claudio Pérez, enviado especial de El País de privaciones de la Segunda Guerra Mundial
a Nueva York para informar sobre la crisis y la escasez de los primeros años de la
financiera, escribe, en su crónica del viernes 19 posguerra. Luego de esa etapa durísima, siguió
de septiembre de 2008: “Los tabloides de un periodo de extraordinario desarrollo
Nueva York van como locos buscando un económico. En todas las sociedades
broker que se arroje al vacío desde uno de los democráticas y liberales de Europa y América
imponentes rascacielos que albergan los del Norte las clases medias crecieron como la
grandes bancos de inversión, los ídolos caídos espuma, se intensificó la movilidad social y se
que el huracán financiero va convirtiendo en produjo, al mismo tiempo, una notable
cenizas.” Retengamos un momento esta apertura de los parámetros morales,
imagen en la memoria: una muchedumbre de empezando por la vida sexual,
fotógrafos, de paparazzi, avizorando las tradicionalmente frenada por las iglesias y el
alturas, con las cámaras listas, para capturar al laicismo pacato de las organizaciones políticas,
primer suicida que dé encarnación gráfica, tanto de derecha como de izquierda. El
dramática y espectacular a la hecatombe bienestar, la libertad de costumbres y el
financiera que ha volatilizado billones de espacio creciente ocupado por el ocio en el
dólares y hundido en la ruina a grandes mundo desarrollado constituyó un estímulo
empresas e innumerables ciudadanos. No creo notable para que proliferaran como nunca
que haya una imagen que resuma mejor el antes las industrias del entretenimiento,
tema de mi charla: la civilización del promovidas por la publicidad, madre y
espectáculo. maestra mágica de nuestro tiempo. De este
modo, sistemático y a la vez insensible,
Me parece que esta es la mejor manera de divertirse, no aburrirse, evitar lo que perturba,
definir la civilización de nuestro tiempo, que preocupa y angustia, pasó a ser, para sectores
comparten los países occidentales, los que, sin sociales cada vez más amplios, de la cúspide a
serlo, han alcanzado altos niveles de desarrollo la base de la pirámide social, un mandato
en Asia, y muchos del llamado Tercer Mundo. generacional, eso que Ortega y Gasset llamaba
¿Qué quiero decir con civilización del “el espíritu de nuestro tiempo”, el dios
espectáculo? La de un mundo en el que el sabroso, regalón y frívolo al que todos,
primer lugar en la tabla de valores vigente lo sabiéndolo o no, rendimos pleitesía desde hace
ocupa el entretenimiento, donde divertirse, por lo menos medio siglo, y cada día más.
escapar del aburrimiento, es la pasión Otro factor, no menos importante, para la
universal. Este ideal de vida es perfectamente forja de la civilización del espectáculo ha sido
legítimo, sin duda. Sólo un puritano fanático la democratización de la cultura. Se trata de un
podría reprochar a los miembros de una fenómeno altamente positivo, sin duda, que
sociedad que quieran dar solaz, esparcimiento, nació de una voluntad altruista: que la cultura
humor y diversión a unas vidas encuadradas no podía seguir siendo el patrimonio de una
por lo general en rutinas deprimentes y a veces élite, que una sociedad liberal y democrática
embrutecedoras. Pero convertir esa natural tenía la obligación moral de poner la cultura al
propensión a pasarlo bien en un valor alcance de todos, mediante la educación, pero
supremo tiene consecuencias a veces también la promoción y subvención de las
inesperadas. Entre ellas la banalización de la artes, las letras y todas las manifestaciones

19
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

culturales. Esta loable filosofía ha tenido en que vivimos no propicia, más bien desanima,
muchos casos el indeseado efecto de la esos esfuerzos denodados que culminan en
trivialización y adocenamiento de la vida obras que exigen del lector una concentración
cultural, donde cierto facilismo formal y la intelectual casi tan intensa como la que las
superficialidad de los contenidos de los hizo posible. Los lectores de hoy quieren
productos culturales se justificaban en razón libros fácilmente asimilables, que los
del propósito cívico de llegar al mayor número entretengan, y esa demanda ejerce una presión
de usuarios. La cantidad a expensas de la que se vuelve un poderoso incentivo para los
calidad. Este criterio, proclive a las peores creadores.
demagogias en el dominio político, en el Tampoco es casual que la crítica haya
cultural ha causado reverberaciones poco menos que desaparecido en nuestros
imprevistas, entre ellas la desaparición de la medios de información y que se haya
alta cultura, obligatoriamente minoritaria por refugiado en esos conventos de clausura que
la complejidad y a veces hermetismo de sus son las Facultades de Humanidades y, en
claves y códigos, y la masificación de la idea especial, los Departamentos de Filología,
misma de cultura. Esta ha pasado ahora a cuyos estudios son sólo accesibles a los
tener casi exclusivamente la acepción que ella especialistas. Es verdad que los diarios y
adopta en el discurso antropológico, es decir, revistas más serios publican todavía reseñas de
la cultura son todas las manifestaciones de la libros, de exposiciones y conciertos, pero
vida de una comunidad: su lengua, sus ¿alguien lee a esos paladines solitarios que
creencias, sus usos y costumbres, su tratan de poner cierto orden jerárquico en esa
indumentaria, sus técnicas, y, en suma, todo lo selva y ese caos en que se ha convertido la
que en ella se practica, evita, respeta y oferta cultural de nuestros días? Lo cierto es
abomina. Cuando la idea de la cultura torna a que la crítica, que en la época de nuestros
ser una amalgama semejante es poco menos abuelos y bisabuelos desempeñaba un papel
que inevitable que ella pueda llegar a ser central en el mundo de la cultura porque
entendida, apenas, como una manera divertida asesoraba a los ciudadanos en la difícil tarea de
de pasar el tiempo. Desde luego que la cultura juzgar lo que oían, veían y leían, hoy es una
puede ser también eso, pero si termina por ser especie en extinción a la que nadie hace caso,
sólo eso se desnaturaliza y se deprecia: todo lo salvo cuando se convierte también ella en
que forma parte de ella se iguala y uniformiza diversión y en espectáculo.
al extremo de que una ópera de Wagner, la
filosofía de Kant, un concierto de los Rolling La literatura light, como el cine light y el
Stones y una función del Cirque du Soleil se arte light, da la impresión cómoda al lector, y
equivalen. al espectador, de ser culto, revolucionario,
moderno, y de estar a la vanguardia, con el
No es por eso extraño que la literatura mínimo esfuerzo intelectual. De este modo,
más representativa de nuestra época sea la esa cultura que se pretende avanzada y
literatura light, es decir, leve, ligera, fácil, una rupturista, en verdad propaga el conformismo
literatura que sin el menor rubor se propone a través de sus manifestaciones peores: la
ante todo y sobre todo (y casi exclusivamente) complacencia y la autosatisfacción.
divertir. Atención, no condeno ni mucho
menos a los autores de esa literatura En la civilización del espectáculo es
entretenida pues hay, entre ellos, pese a la normal y casi obligatorio que la cocina y la
levedad de sus textos, verdaderos talentos, moda ocupen buena parte de las secciones
como –para citar sólo a los mejores– Julian dedicadas a la cultura y que los “chefs” y los
Barnes, Milan Kundera, Paul Auster o Haruki “modistos” y “modistas” tengan en nuestros
Murakami. Si en nuestra época no se días el protagonismo que antes tenían los
emprenden aventuras literarias tan osadas científicos, los compositores y los filósofos.
como las de Joyce, Thomas Mann, Faulkner y Los hornillos y los fogones y las pasarelas se
Proust no es solamente en razón de los confunden dentro de las coordenadas
escritores; lo es, también, porque la cultura en culturales de la época con los libros, los
20
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

conciertos, los laboratorios y las óperas, así signo de identidad de las nuevas generaciones
como las estrellas de la televisión ejercen una en el mundo entero. Las bandas y los
influencia sobre las costumbres, los gustos y cantantes de moda congregan multitudes que
las modas que antes tenían los profesores, los desbordan todos los escenarios en conciertos
pensadores y (antes todavía) los teólogos. que son, como las fiestas paganas dionisíacas
Hace medio siglo, probablemente en Estados que en la Grecia clásica celebraban la
Unidos era un Edmund Wilson, en sus irracionalidad, ceremonias colectivas de
artículos de The New Yorker o The New desenfreno y catarsis, de culto a los instintos,
Republic, quien decidía el fracaso o el éxito de las pasiones y la sinrazón. No es forzado
un libro de poemas, una novela o un ensayo. equiparar estas celebraciones a las grandes
Hoy son los programas televisivos de Oprah festividades populares de índole religiosa de
Winfrey. No digo que esté mal que sea así. antaño: en ellas se vuelca, secularizado, ese
Digo simplemente que es así. espíritu religioso que, en sintonía con el sesgo
El vacío dejado por la desaparición de la vocacional de la época, ha reemplazado la
crítica ha permitido que, insensiblemente, lo liturgia y los catecismos de las religiones
haya llenado la publicidad, convirtiéndose esta tradicionales por esas manifestaciones de
en nuestros días no sólo en parte constitutiva misticismo musical en las que, al compás de
de la vida cultural sino en su vector unas voces e instrumentos enardecidos que los
determinante. La publicidad ejerce una parlantes amplifican hasta lo inaudito, el
influencia decisiva en los gustos, la individuo se desindividualiza, se vuelve masa y
sensibilidad, la imaginación y las costumbres y de una inconsciente manera regresa a los
de este modo la función que antes tenían, en tiempos primitivos de la magia y la tribu. Ese
este campo, los sistemas filosóficos, las es el modo contemporáneo, mucho más
creencias religiosas, las ideologías y doctrinas y divertido por cierto, de alcanzar aquel éxtasis
aquellos mentores que en Francia se conocía que Santa Teresa o San Juan de la Cruz
como los mandarines de una época, hoy la alcanzaban a través del ascetismo y la fe. En el
cumplen los anónimos “creativos” de las concierto multitudinario los jóvenes de hoy
agencias publicitarias. Era en cierta forma comulgan, se confiesan, se redimen, se realizan
obligatorio que así ocurriera a partir del y gozan de esa manera intensa y elemental que
momento en que la obra literaria y artística es el olvido de sí mismos.
pasó a ser considerada un producto comercial La masificación es otro dato, junto con la
que jugaba su supervivencia o su extinción frivolidad, de la cultura de nuestro tiempo. En
nada más y nada menos que en los vaivenes este los deportes han alcanzado una
del mercado. Cuando una cultura ha relegado importancia que en el pasado sólo tuvieron en
al desván de las cosas pasadas de moda el la antigua Grecia. Para Platón, Sócrates,
ejercicio de pensar y sustituido las ideas por las Aristóteles y demás frecuentadores de la
imágenes, los productos literarios y artísticos Academia, el cultivo del cuerpo era simultáneo
pasan a ser promovidos, y aceptados o y complementario del cultivo del espíritu, pues
rechazados, por las técnicas publicitarias y los se creía que ambos se enriquecían
reflejos condicionados en un público que mutuamente. La diferencia con nuestra época
carece de defensas intelectuales y sensibles es que ahora, por lo general, la práctica de los
para detectar los contrabandos y las deportes se hace a expensas y en lugar del
extorsiones de que es víctima. Por ese camino, trabajo intelectual. Entre los deportes,
los esperpentos indumentarios que un John ninguno descuella tanto como el futbol,
Galliano hace desfilar en las pasarelas de París fenómeno de masas que, al igual que los
o los experimentos de la nouvelle cuisine conciertos de música moderna, congrega
alcanzan el estatuto de ciudadanos honorarios muchedumbres y las enardece más que
de la alta cultura. ninguna otra movilización ciudadana: mítines
Este estado de cosas ha impulsado la políticos, procesiones religiosas o
exaltación de la música hasta convertirla en el convocatorias cívicas. Un partido de futbol
puede ser desde luego para los aficionados –y
21
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

yo soy uno de ellos– un espectáculo busca de placeres fáciles y rápidos, que los
estupendo, de destreza y armonía del conjunto inmunicen contra la preocupación y la
y de lucimiento individual que entusiasma y responsabilidad, al encuentro consigo mismo a
subyuga al espectador. Pero, en nuestros días, través de la reflexión y la introspección,
los grandes partidos de futbol sirven sobre actividades eminentemente intelectuales que
todo, como los circos romanos, de pretexto y repelen a la cultura frívola, porque las
desahogo de lo irracional, de regresión del considera aburridas. Es para huir del vacío y
individuo a la condición de parte de la tribu, de la angustia que provoca el sentirse libre y
de pieza gregaria, en la que, amparado en el obligado a tomar decisiones como qué hacer
anonimato cálido e impersonal de la tribuna, de sí mismo y del mundo que nos rodea –
da rienda suelta a sus instintos agresivos de sobre todo si este enfrenta desafíos y dramas–
rechazo del otro, de conquista y aniquilación lo que atiza esa necesidad de distracción que
simbólica (y a veces real) del adversario. Las es el motor de la civilización en que vivimos.
famosas “barras bravas” de ciertos clubes y los Para millones de personas las drogas sirven
estragos que han provocado con sus hoy, como las religiones y la alta cultura ayer,
entreveros homicidas, incendios de tribunas y para aplacar las dudas y perplejidades sobre la
decenas de víctimas muestra cómo en muchos condición humana, la vida, la muerte, el más
casos no es la práctica de un deporte lo que allá, el sentido o sinsentido de la existencia.
imanta a tantos hinchas –casi siempre varones Ellas, en la exaltación y euforia o serenidad
aunque cada vez haya más mujeres que artificiales que producen, confieren la
frecuenten los estadios– a las canchas, sino un momentánea seguridad de estar a salvo,
espectáculo que desencadena en el individuo redimido y feliz. Se trata de una ficción, no
instintos y pulsiones irracionales que le benigna sino maligna en este caso, que aísla al
permiten renunciar a su condición civilizada y individuo y que sólo en apariencia lo libera de
conducirse, a lo largo de un partido, como problemas, responsabilidades y angustias.
miembro de la horda primitiva. Porque al final todo ello volverá a hacer presa
Paradójicamente, el fenómeno de la de él, exigiéndole cada vez dosis mayores de
masificación es paralelo al de la extensión del aturdimiento y sobreexcitación que en vez de
consumo de drogas a todos los niveles de la llenar profundizarán su vacío espiritual.
pirámide social. Desde luego que el uso de En la civilización del espectáculo el
estupefacientes tiene una antigua tradición en laicismo ha ganado mucho terreno sobre las
Occidente, pero hasta hace relativamente poco religiones, en apariencia al menos. Y, entre los
tiempo era práctica casi exclusiva de las élites y todavía creyentes, han aumentado los que sólo
de sectores reducidos y marginales, como los lo son a ratos y de boca para afuera, de manera
círculos bohemios, literarios y artísticos, en los superficial y social, en tanto que en la mayor
que, en el siglo XIX, las flores artificiales parte de sus vidas prescinden por entero de la
tuvieron cultores tan respetables como Charles religión. El efecto positivo de la secularización
Baudelaire y Thomas de Quincey. de la vida es que la libertad es ahora más
En la actualidad, la generalización del uso profunda que cuando la recortaban y
de las drogas no es nada semejante, no asfixiaban los dogmas y censuras eclesiásticas.
responde a la exploración de nuevas Pero se equivocan quienes creen que porque
sensaciones o visiones emprendida con hoy en día hay en el mundo occidental menos
propósitos artísticos o científicos. Ni es una católicos y protestantes que antaño, ha ido
manifestación de rebeldía contra las normas desapareciendo la religión en los sectores
establecidas por seres inconformes, ganados al laicismo. Eso sólo ocurre en las
empeñados en adoptar formas alternativas de estadísticas. En verdad, al mismo tiempo que
existencia. En nuestros días el consumo muchos fieles renunciaban a las iglesias
masivo de mariguana, cocaína, éxtasis, crack, tradicionales, comenzaban a proliferar las
heroína, etcétera, responde a un entorno sectas, los cultos y toda clase de formas
cultural que empuja a hombres y mujeres a la alternativas de practicar la religión, desde el
espiritualismo oriental en todas sus escuelas y
22
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

divisiones –budismo, budismo zen, tantrismo, y es malo en el campo económico, político y


yoga– hasta las iglesias evangélicas que ahora social. En la civilización del espectáculo el
pululan y se dividen y subdividen en los cómico es el rey. Por lo demás, la presencia de
barrios marginales, y pintorescos sucedáneos actores y cantantes no sólo es importante en
como el Cuarto Camino, el rosacrucismo, la esa periferia de la vida política que es la
Iglesia de la Unificación –los “moonies”–, la opinión pública. Algunos de ellos han
Cienciología, tan popular en Hollywood, e participado en elecciones y, como Ronald
iglesias todavía más exóticas y epidérmicas. Reagan y Arnold Schwarzenegger, llegado a
La razón de esta proliferación de iglesias y tener cargos tan importantes como la
pseudoiglesias es que sólo sectores muy presidencia de Estados Unidos y la
reducidos de seres humanos pueden prescindir gobernación de California. Desde luego, no
por entero de la religión, la que, a la inmensa excluyo la posibilidad de que actores de cine y
mayoría, le hace falta pues sólo la seguridad cantantes de rock o de rap puedan hacer
que la fe religiosa transmite sobre la estimables sugerencias en el campo de las
trascendencia y el alma la libera del ideas, pero sí rechazo que el protagonismo
desasosiego, miedo y desvarío en que la sume político de que hoy día gozan tenga algo que
la idea de la extinción, del perecimiento físico. ver con su lucidez o inteligencia. En absoluto:
Y, de hecho, la única manera como entiende y se debe exclusivamente a su presencia
practica una ética la mayoría de los seres mediática y a sus aptitudes histriónicas.
humanos es a través de una religión. Sólo Porque un hecho singular de la civilización
pequeñas minorías se emancipan de la religión del espectáculo es el eclipse de un personaje
reemplazando el vacío que ella deja en la vida que desde hace siglos y hasta hace
con la cultura: la filosofía, la ciencia, la relativamente pocos años desempeñaba un
literatura y las artes. Pero la cultura que puede papel importante en la vida de las naciones: el
cumplir esta función es la alta cultura, que intelectual. Se dice que la denominación de
afronta los problemas y no los escabulle, que “intelectual” nace durante el caso Dreyfus, en
intenta dar respuestas serias y no lúdicas a los Francia, y las polémicas que desató Émile Zola
grandes enigmas, interrogaciones y conflictos con su célebre “Yo acuso”, escrito en defensa
de que está rodeada la existencia humana. La de aquel oficial judío falsamente acusado de
cultura del espectáculo, de superficie y oropel, traición a la patria por una conjura de altos
de juego y pose, es insuficiente para suplir las mandos antisemitas del Ejército francés. Pero,
certidumbres, mitos, misterios y rituales de las aunque el término “intelectual” sólo se
religiones que han sobrevivido a la prueba de popularizara a partir de entonces, lo cierto es
los siglos. En la sociedad de nuestro tiempo que la participación de hombres de
los estupefacientes y el alcohol suministran pensamiento y creación en la vida pública, en
aquella tranquilidad momentánea del espíritu y los debates políticos, religiosos y de ideas, se
las certezas y alivios que antaño deparaban a remonta a los albores mismos del Occidente.
los hombres y mujeres los rezos, la confesión, Estuvo presente en la Grecia de Platón y en la
la comunión y los sermones de los párrocos. Roma de Cicerón, en el Renacimiento de
Tampoco es casual que, así como en el Montaigne y de Maquiavelo, en la Ilustración
pasado los políticos en campaña querían de Voltaire y Diderot, en el Romanticismo de
fotografiarse y aparecer del brazo de Lamartine y Victor Hugo y en todos los
eminentes científicos y dramaturgos, hoy periodos históricos que condujeron a la
busquen la adhesión y el patrocinio de los modernidad. Paralelamente a su trabajo de
cantantes de rock y de los actores de cine. investigación, académico o creativo, buen
Estos han reemplazado a los intelectuales número de escritores y pensadores destacados
como directores de conciencia política de los influyeron con sus escritos, pronunciamientos
sectores medios y populares y ellos encabezan y tomas de posición en el acontecer político y
los manifiestos, los leen en las tribunas y salen social, como ocurría cuando yo era joven, en
a la televisión a predicar sobre lo que es bueno Inglaterra con Bertrand Russell, en Francia
con Sartre y Camus, en Italia con Moravia y
23
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Vittorini, en Alemania con Günter Grass y sociedad en su conjunto por los intelectuales
Enzensberger, y lo mismo en casi todas las es consecuencia directa de la ínfima vigencia
democracias europeas. Basta pensar, en que tiene el pensamiento en la civilización del
España, en las intervenciones en la vida espectáculo.
pública de don José Ortega y Gasset. En Porque otra característica de ella es el
nuestros días, el intelectual se ha esfumado de empobrecimiento de las ideas como fuerza
los debates públicos, por lo menos de los que motora de la vida cultural. Hoy reina la
importan. Es verdad que algunos de ellos primacía de las imágenes sobre las ideas. Por
todavía firman manifiestos, envían cartas a los eso los medios audiovisuales, el cine, la
diarios y se enzarzan en polémicas, pero nada televisión y ahora internet han ido dejando
de ello tiene seria repercusión en la marcha de rezagados a los libros, los que, si las
la sociedad, cuyos asuntos económicos, predicciones pesimistas de un George Steiner
institucionales e incluso culturales se deciden se confirman, pasarán dentro de no mucho
por el poder político y administrativo y los tiempo a las catacumbas. (Los amantes de la
llamados poderes fácticos, entre los cuales los anacrónica cultura libresca, como yo, no
intelectuales sólo brillan por su ausencia. debemos lamentarlo, pues, si así ocurre, esa
Conscientes de la desairada situación a que marginación tal vez tenga un efecto depurador
han sido reducidos por la sociedad en la que y aniquile toda la literatura del best-seller, de
viven, la mayoría de los intelectuales han puro entretenimiento y diversión, la literatura
optado por la discreción o la abstención en el justamente llamada basura no sólo por la
debate público. Confinados en su disciplina o superficialidad de sus historias y la indigencia
quehacer particular, dan la espalda a lo que de su forma, sino por su carácter efímero, de
hace medio siglo se llamaba el “compromiso” literatura de actualidad, hecha para ser
cívico o moral del escritor y el pensador con la consumida y desaparecer, como los jabones y
sociedad. Es verdad que hay algunas las gaseosas.)
excepciones, pero, entre ellas, las que suelen
contar –porque llegan a los medios– son las El cine, que, por supuesto, fue siempre un
encaminadas más a la autopromoción y el arte de entretenimiento, orientado al gran
exhibicionismo que a la defensa de un público, tuvo al mismo tiempo, en su seno, a
principio o un valor. veces como una corriente marginal y algunas
veces central, grandes talentos que, pese a las
Porque en la civilización del espectáculo el difíciles condiciones en que debieron siempre
intelectual sólo interesa si sigue el juego de trabajar los cineastas por razones de
moda y se vuelve un bufón. presupuesto y dependencia de las grandes
¿Qué ha conducido al empequeñecimiento productoras, fueron capaces de producir obras
y volatilización del intelectual en nuestro de una gran riqueza, profundidad y
tiempo? Una razón que debe considerarse es el originalidad, y de inequívoco sello personal.
descrédito en que varias generaciones de Pero nuestra época, conforme a la inflexible
intelectuales cayeron por sus simpatías con los presión de la cultura dominante, que privilegia
totalitarismos nazi, soviético y maoísta, y sus el ingenio sobre la inteligencia, las imágenes
silencios y cegueras frente a horrores como el sobre las ideas, el humor sobre la gravedad, la
Holocausto, el gulag y las carnicerías de la banalidad sobre lo profundo y lo frívolo sobre
revolución cultural. Es, en efecto, lo serio, ya no produce creadores como
desconcertante y abrumador que, en tantos Ingmar Bergman o Luchino Visconti o Luis
casos, quienes parecían las mentes Buñuel. ¿A quién corona ícono el cine de
privilegiadas de su tiempo hicieran causa nuestros días? A Woody Allen, que es, a un
común con regímenes responsables de David Lean o un Orson Welles, lo que Andy
genocidios, horrendos atropellos contra los Warhol a Gauguin o Van Gogh en pintura o
derechos humanos y la abolición de todas las un Dario Fo a un Thomas Mann en literatura.
libertades. Pero, en realidad, la verdadera Tampoco es de sorprender que en la era
razón para la pérdida total del interés de la del espectáculo en el cine los efectos especiales
24
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

hayan pasado a tener un protagonismo que ilusionistas que ocultan su indigencia y su


relega a temas, directores, guión y hasta vacío detrás del embeleco y la supuesta
actores a un segundo plano. Se me podría insolencia. Digo “supuesta” porque el
alegar que ello se debe en buena parte a la excusado de Duchamp tenía al menos la virtud
prodigiosa evolución tecnológica de los de la provocación. Pero en nuestros días, en
últimos años que permite ahora hacer que lo que se espera de los artistas no es el
verdaderos milagros en el campo de la talento, ni la destreza, sino la bravata y el
simulación y la fantasía visuales. En parte, sin desplante, sus atrevimientos no son más que
duda. Pero en otra parte, y acaso la principal, las máscaras de un nuevo conformismo. Lo
se debe a una cultura que propicia el menor que era antes revolucionario se ha vuelto
esfuerzo intelectual, no preocuparse ni moda, pasatiempo, juego, un ácido sutil que
angustiarse ni, en última instancia, pensar, y desnaturaliza el quehacer artístico y lo vuelve
más bien abandonarse, en actitud pasiva, a lo una función de Gran Guiñol. En las artes
que el ahora olvidado Marshall McLuhan – plásticas la frivolización ha llegado a extremos
pero que, pese a todo lo que pueda alarmantes. La desaparición de mínimos
reprocharse de exagerado en sus teorías, fue consensos sobre los valores estéticos hace que
un sagaz profeta del signo que tomaría la en la actualidad todo sea permitido. En ese
cultura de hoy– llamaba “el baño de las ámbito la confusión reina y reinará por mucho
imágenes”, esa entrega sumisa a unas tiempo, pues ya no es posible discernir con
emociones y sensaciones desatadas por un una cierta objetividad qué es tener talento o
bombardeo inusitado y en ocasiones carecer de él, qué es bello y qué es feo, qué
brillantísimo de imágenes que capturan la obra representa algo nuevo y durable y cuál no
atención, aunque ellas, por su naturaleza es más que un fuego fatuo. Esa confusión ha
primaria y pasajera, emboten la sensibilidad y convertido el mundo de las artes plásticas en
el intelecto del público. un carnaval donde genuinos creadores y
En cuanto a las artes plásticas, ellas se vivillos y embusteros andan revueltos y es a
adelantaron a todas las otras expresiones de la menudo muy difícil diferenciarlos. Inquietante
vida cultural en sentar las bases de la cultura anticipo de los abismos a que puede llegar una
del espectáculo, estableciendo que el arte cultura que sacrifica toda otra motivación y
podía ser juego y diversión y nada más que designio a la de entretener y divertir.
eso. Desde que Marcel Duchamp, que, qué En la civilización del espectáculo la
duda cabe, era un genio, revolucionó los política ha experimentado una banalización
patrones artísticos de Occidente, estableciendo acaso más pronunciada que la literatura, el cine
que un excusado era también una obra de arte y las artes plásticas, lo que significa que en ella
si así lo decidía el artista, ya todo fue posible la publicidad y sus eslóganes, lugares comunes,
en el ámbito de la pintura y escultura, hasta frivolidades y tics, ocupan casi enteramente el
que un millonario pague doce millones y quehacer que antes estaba dedicado a razones,
medio de euros por un tiburón preservado en programas, ideas y doctrinas. El político de
formol en un recipiente de vidrio y que el nuestros días, si quiere conservar su
autor de esa broma, Damien Hirst, sea hoy popularidad, está obligado a dar una atención
reverenciado no como el extraordinario primordial al gesto y a la forma de sus
vendedor de embaucos que es sino como uno presentaciones, que importan más que sus
de los grandes artistas de nuestro tiempo. Tal valores, convicciones y principios.
vez lo sea, pero eso no habla bien de él, sino Cuidar de las arrugas, la calvicie, las canas,
muy mal de nuestro tiempo, un tiempo en el las monturas de la nariz y el brillo de la
que el juego y la bravata, el gesto provocador y dentadura, así como del atuendo, vale tanto, y
despojado de sentido, bastan a veces, con la a veces más, que explicar lo que el político se
complicidad de las mafias que controlan el propone hacer o deshacer a la hora de
mercado del arte y los críticos cómplices o gobernar. La entrada de la modelo y cantante
papanatas, para coronar falsos prestigios, Carla Bruni al Palacio del Elíseo como
confiriendo el estatuto de artistas a grandes
25
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Madame Sarkozy, y el fuego de artificio Pero la civilización del espectáculo es


mediático que trajo consigo y que aún no cesa, cruel. Los espectadores no tienen memoria;
muestra cómo ni siquiera Francia, el país que por esto tampoco tienen remordimientos ni
se preciaba de mantener viva la vieja tradición verdadera conciencia. Viven prendidos a la
de la política como quehacer intelectual, de novedad, no importa cuál sea con tal de que
cotejo de doctrinas e ideas, ha podido resistir y sea nueva. Olvidan pronto y pasan sin
ha sucumbido también a la frivolidad pestañear de las escenas de muerte y
universalmente imperante. destrucción de la guerra del Golfo Pérsico a
(Entre paréntesis, tal vez convendría dar las curvas, contorsiones y trémulos de
alguna precisión sobre lo que entiendo por Madonna y de Michael Jackson. Los
frivolidad. El diccionario llama frívolo a lo comandantes y los obispos están llamados a
ligero, veleidoso e insustancial, pero nuestra sufrir la misma suerte; también a ellos les
época ha dado a esa manera de ser una aguarda el Gran Bostezo, anónimo y universal,
connotación más compleja. La frivolidad que es el Apocalipsis y el Juicio Final de la
consiste en tener una tabla de valores invertida sociedad del espectáculo.
o desequilibrada en la que la forma importa En el dominio del sexo nuestra época ha
más que el contenido, la apariencia más que la experimentado transformaciones notables,
esencia y en la que el gesto y el desplante –la gracias a una liberalización de los antiguos
representación– hacen las veces de prejuicios y tabúes de carácter religioso que
sentimientos e ideas. En una novela que yo mantenían a la vida sexual dentro de un
admiro, Tirant lo Blanc, una señora da una sofocante cepo de prohibiciones. En este
bofetada a su hijo, un niñito recién nacido, campo, sin duda, en el mundo occidental ha
para que llore por la partida de su padre a habido un progreso extraordinario con la
Jerusalén. Nosotros los lectores nos reímos, aceptación de las uniones libres, la
divertidos con ese disparate, como si las desaparición de la discriminación machista
lágrimas que le arranca esa bofetada a esa contra las mujeres, los gays y otras minorías
pobre criatura pudieran ser confundidas con el sexuales que poco a poco van siendo
sentimiento de tristeza. Pero ni esa dama ni los integradas en una sociedad que, aunque a
personajes que contemplan aquella escena se veces a regañadientes, va reconociendo el
ríen porque para ellos el llanto –es decir la derecho a la libertad sexual entre adultos.
pura forma– es la tristeza. Y no hay otra Ahora bien, la contrapartida de esta positiva
manera de estar triste que llorando – emancipación sexual ha sido, también, la
“derramando vivas lágrimas”, dice la novela– banalización del acto sexual, que, para
pues en ese mundo formal es la forma la que muchos, sobre todo en las nuevas
cuenta, a cuyo servicio están los contenidos de generaciones, se ha convertido en un deporte
los actos. Eso es la frivolidad, una manera de o pasatiempo, un quehacer compartido que no
entender el mundo, la vida, según la cual todo tiene más importancia, y acaso menos, que la
es apariencia, es decir teatro, es decir juego y gimnasia, el baile o el futbol. Tal vez sea sana,
diversión.) en materia de equilibrio psicológico y
Comentando la fugaz revolución zapatista emocional, esta frivolización del sexo, aunque
del subcomandante Marcos en Chiapas –una debería llevarnos a reflexionar el hecho de
revolución que Carlos Fuentes llamó la que, en una época como la nuestra de notable
primera “revolución posmoderna”, apelativo libertad sexual, incluso en las sociedades más
sólo aceptable en su acepción de mera abiertas no hayan disminuido los crímenes
representación sin contenido ni trascendencia, sexuales y, acaso, hasta hayan aumentado. El
de mojiganga montada por un experto en sexo light es el sexo sin amor y sin
técnicas de publicidad– Octavio Paz señaló imaginación, el sexo puramente instintivo y
con exactitud el carácter efímero, presentista, animal. Desfoga una necesidad biológica pero
sin continuidad, de las acciones (o más bien no enriquece la vida sensible ni emocional ni
simulacros) de los políticos contemporáneos: estrecha la relación de la pareja más allá del
entrevero carnal; en vez de liberar al hombre o
26
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

a la mujer de la soledad, pasado el acto recóndito de las prioridades: las noticias pasan
perentorio y fugaz del amor físico, los a ser importantes o secundarias sobre todo, y a
devuelve a ella con una inevitable sensación de veces exclusivamente, no tanto por su
fracaso y frustración. significación económica, política, cultural y
El erotismo ha desaparecido, al mismo social como por su carácter novedoso,
tiempo que la crítica y la alta cultura. ¿Por qué? sorprendente, insólito, escandaloso y
Porque el erotismo, que convierte el acto espectacular. Sin que se lo haya propuesto el
sexual en obra de arte, en un ritual al que la periodismo de nuestros días, siguiendo el
literatura, las artes plásticas, la música y una mandato cultural imperante, busca entretener
refinada sensibilidad impregnan de imágenes y divertir informando, con el resultado
de elevado virtuosismo estético, es inevitable de fomentar, gracias a esta sutil
incompatible, la negación misma de ese sexo deformación de sus objetivos tradicionales,
fácil, expeditivo y promiscuo en el que una prensa también light, ligera, amena,
paradójicamente ha desembocado la libertad superficial y entretenida que, en los casos
conquistada por las nuevas generaciones. El extremos, si no tiene a la mano informaciones
erotismo existe como contrapartida o desacato de esta índole sobre las que dar cuenta, ella
a la norma, implica una actitud de desafío a las misma las fabrica.
costumbres entronizadas y, por lo mismo, Por eso, no debe llamarnos la atención
implica secreto y clandestinidad. Sacado a la que los casos más notables de conquista de
luz pública, vulgarizado, se banaliza y eclipsa, grandes públicos por órganos de prensa los
no produce esa desanimalización y alcancen hoy no las publicaciones serias, las
humanización espiritual y artística del que buscan el rigor, la verdad y la objetividad
quehacer sexual que permitió antaño. Produce en la descripción de la actualidad, sino las
pornografía, esa forma de abaratamiento llamadas “revistas del corazón”, las únicas que
procaz y canalla de ese erotismo que irrigó, en desmienten con sus ediciones millonarias el
el pasado, una corriente riquísima de obras en axioma según el cual en nuestra época el
la literatura y las artes plásticas, que, inspiradas periodismo de papel se encoge y retrocede
en las fantasías más atrevidas del deseo sexual, ante la competencia del audiovisual. Esto sólo
producían memorables creaciones estéticas, vale para la prensa que todavía trata, remando
desafiaban el statu quo político y moral, contra la corriente, de ser responsable, de
combatían por el derecho de los seres informar antes que entretener o divertir al
humanos al placer, y dignificaban un instinto lector. Pero ¿qué decir de un fenómeno como
animal transformándolo en quehacer creativo, el de Hola? Esa revista, que ahora se publica
en obra de arte. no sólo en español, sino en cuatro o cinco
He dado un largo rodeo para llegar a un idiomas, es ávidamente leída –acaso sería más
asunto capital de esta charla: ¿de qué manera exacto decir hojeada– por millones de lectores
ha influido el periodismo en la civilización del en el mundo entero –los de los países más
espectáculo y esta en aquel? cultos del planeta entre ellos, como Francia e
Inglaterra– que, está demostrado, la pasan
De entrada, digamos que la frontera que muy bien con las noticias sobre cómo se
tradicionalmente separaba al periodismo serio casan, descasan, recasan, visten, desvisten, se
del escandaloso y amarillo ha ido perdiendo pelean, se amistan y dispensan sus millones,
nitidez, llenándose de agujeros hasta en sus caprichos y sus gustos, disgustos y malos
muchos casos evaporarse, al extremo de que a gustos los ricos, triunfadores y famosos de
veces resulta difícil en nuestros días establecer este valle de lágrimas. Yo vivía en Londres
aquella diferencia en los distintos medios de cuando apareció la versión inglesa de Hola,
información. Porque una de las consecuencias Hello, y he visto con mis propios ojos la
de convertir el entretenimiento y la diversión vertiginosa rapidez con que aquella criatura
en el valor supremo de una época es que, en el periodística española conquistó a la tierra de
campo de la información, insensiblemente ello Shakespeare. Por eso, no es exagerado decir
va produciendo también un trastorno que Hola y congéneres son los productos
27
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

periodísticos más genuinos de la civilización de ahogar en un río al hijo que tuvo con un
del espectáculo. guerrillero. “Este periodismo –escribe Tomás
Convertir la información en un Eloy Martínez– sigue esforzándose por
instrumento de diversión es abrir poco a poco convertir a las víctimas en piezas de un
las puertas de la legitimidad y conferir espectáculo que se presenta como información
respetabilidad a lo que, antes, se refugiaba en necesaria, pero cuya única función es saciar la
un periodismo marginal y casi clandestino: el curiosidad perversa de los consumidores del
escándalo, la infidencia, el chisme, la violación escándalo.” Su protesta es justa, desde luego.
de la privacidad, cuando no –en los casos Su error es suponer que “la curiosidad
peores– al libelo, la calumnia y el infundio. perversa de los consumidores del escándalo”
es patrimonio de una minoría. No es verdad:
Porque no existe forma más eficaz de esa curiosidad carcome a esas vastas mayorías
entretener y divertir que alimentando las bajas a las que nos referimos cuando hablamos de
pasiones del común de los mortales. Entre “opinión pública”, esa vocación maledicente,
estas ocupa un lugar epónimo la revelación de escabrosa y frívola es la que da el tono cultural
la intimidad del prójimo, sobre todo si el de nuestro tiempo y la imperiosa demanda que
prójimo es una figura pública, conocida y la prensa toda, en grados distintos y con
prestigiada. Este es un deporte que el pericia y formas diferentes, está obligada a
periodismo de nuestros días practica sin atender, tanto la llamada de calidad como la
escrúpulos, amparado en el derecho a la descaradamente escandalosa.
libertad de información, y, aunque existen
leyes al respecto y algunas veces –raras veces– Otra materia que entretiene mucho a la
hay procesos y sentencias jurídicas que gente es la catástrofe. Todas, desde los
penalizan los excesos, la verdad es que se trata terremotos y maremotos hasta los crímenes en
de una costumbre cada vez más generalizada serie y, sobre todo, si en ellos hay los
que ha conseguido, de hecho, que en nuestra agravantes del sadismo y las perversiones
época la privacidad desaparezca, que ningún sexuales. Por eso, en nuestra época, ni la
rincón de la vida de cualquiera que ocupe la prensa más seria puede evitar que sus páginas
escena pública se libre de ser investigado, –o espacios– se vayan tiñendo de sangre, de
revelado y explotado a fin de saciar esa cadáveres y de pedófilos. Porque este es un
hambre voraz de entretenimiento y diversión alimento morboso que necesita y reclama ese
que periódicos, revistas y programas de apetito de entretenimiento que
información están obligados a tener en cuenta inconscientemente presiona sobre los medios
si quieren sobrevivir y no ser expulsados del de comunicación por parte del público lector,
mercado. Al mismo tiempo que actúan así, en oyente o espectador.
respuesta a una exigencia de su público, los Desde luego que toda generalización es
órganos de prensa, sin quererlo y sin saberlo, falaz y que no se puede meter en el mismo
contribuyen mejor que nadie a consolidar esa saco a todos por igual. Por supuesto que hay
civilización light que ha dado a la frivolidad la diferencias y que algunos órganos de prensa
supremacía que antes tuvieron las ideas y las tratan de resistir la presión del medio en el que
realizaciones artísticas. operan sin renunciar a los viejos paradigmas
En un artículo reciente, “No hay piedad de seriedad, objetividad, rigor y fidelidad a la
para Ingrid ni Clara”,2 Tomás Eloy Martínez verdad, aunque ello sea aburrido y provoque
se indignaba con el acoso a que han sometido en los lectores y oyentes el Gran Bostezo del
los periodistas practicantes del amarillismo a que hablaba Octavio Paz. Señalo una
Ingrid Betancourt y a Clara Rojas, al ser tendencia que marca el quehacer periodístico
liberadas, luego de seis años en las selvas de nuestro tiempo, sin desconocer que hay
colombianas secuestradas por las farc, con diferencias de profesionalismo, de conciencia
preguntas tan crueles y estúpidas como si las y comportamiento ético entre los distintos
habían violado, si habían visto violar a otras órganos de prensa. Pero la triste verdad es que
cautivas o –esto a Clara Rojas– si había tratado ningún diario, revista y programa informativo

28
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

de hoy puede sobrevivir –es decir, mantener


un público fiel– si desobedece de manera
absoluta los rasgos distintivos de la cultura
predominante de la sociedad y el tiempo en el Baudrillard y la sociedad
que opera. Desde luego que los grandes simulacro
órganos de prensa no son meras veletas que
deciden su línea editorial, su conducta moral y Gonçal Mayos Solsona
sus prelaciones informativas en función
exclusiva de los sondeos de las agencias sobre
los gustos del público. Su función es, también, El filósofo francés Jean Baudrillard
orientar, asesorar, educar y dilucidar lo que es sostuvo que el destino y la condición de las
cierto o falso, justo e injusto, bello y execrable sociedades avanzadas actuales es que cualquier
en el vertiginoso vórtice de la actualidad en la hecho tiende a degradarse como tal y a pasar a
que el público se siente confuso y extraviado. ser espectáculo u objeto de consumo, al
Pero para que esta función sea posible es margen de que sea verídico o falso.
preciso tener un público. Y el órgano de Informaciones e interpretaciones, emitidas y
prensa que no comulga en el altar del recibidas en alud, se igualan en calidad de
espectáculo corre hoy el riesgo de perderlo y meros simulacros de la realidad.
dirigirse sólo a fantasmas.
La sociedad avanzada actual se caracteriza
Por eso, mi conclusión es pesimista. No por una doble concentración humana: la
está en poder del periodismo por sí solo concentración física en grandes urbes o
cambiar la civilización del espectáculo, a la que enormes zonas metropolitanas y,
ha contribuido parcialmente a forjar. Esta es paralelamente, la conexión telemática en
una realidad enraizada en nuestro tiempo, la grandes redes comunicativas que
partida de nacimiento de las nuevas potencialmente enlazan todo el planeta en una
generaciones, una manera de ser, de vivir y sola “globalización”. Esta doble intensísima
acaso también de morir del mundo que nos ha interacción humana en las ciudades modernas
tocado, a nosotros, los afortunados y en la “telépolis” o “cosmópolis” global que
ciudadanos de estos países a los que la es Internet es la clave para la condición
democracia, la libertad, las ideas, los valores, humana contemporánea y provoca fenómenos
los libros, el arte y la literatura de Occidente significativos.
nos han deparado el privilegio de convertir al
entretenimiento pasajero en la aspiración Por un lado, ahora se constata como
suprema de la vida humana y el derecho de nunca el ideal humanista que el antiguo
contemplar con cinismo y desdén todo lo que romano Terencio formuló: “Humano soy, y
aburre, preocupa y nos recuerda que la vida no nada de lo humano me es ajeno”, aunque solo
sólo es diversión, también drama, dolor, sea porque nada de lo humano (o que afecte a
misterio y frustración. otros humanos) nos es verdaderamente ajeno,
es decir, no nos afecta o nos deja indiferentes.
Desde las nuevas pandemias que vivimos
hasta la actual crisis económica global, se
constata el riesgo (como destaca el sociólogo
Ulrich Beck) de que cualquier cosa –por lejana
que parezca– nos afecte y, además, con una
gran velocidad y consecuencias imprevisibles.
Guste o no, somos más que nunca “una
humanidad”, sin compartimientos estancos;
somos una “aldea global” (McLuhan) tanto
telemática como físicamente.
Sin embargo, por otro lado, la enorme
concentración humana en pululantes
29
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

metrópolis y en una única red no siempre ha una mera apariencia de verdad que, además,
facilitado la comprensión intrahumana ni, aún esconde que solamente es una apariencia y, así,
menos, la intelección de lo que podemos desvía la atención de la única “realidad” o
denominar la “realidad” ni la vinculación “verdad” posible, que es, precisamente, el
empática con una “verdad” que se desprenda propio simulacro. Baudrillard dice: “El
de ella. Paradójicamente, la globalización simulacro no es el que oculta la verdad. Es la
telemática, económica, tecnológica o turística verdad la que oculta que no hay verdad. El
parece alejarnos violentamente del “mundo”, simulacro es verdadero”. El simulacro –
la “realidad” o la “verdad de las cosas”, más cuando se sabe que lo es– no engaña, es lo que
que aproximarnos suavemente a ella. Esta es es (en su epifanía, como se dice en religión). El
quizás la gran paradoja de la sociedad engaño tiene lugar cuando se quiere hacer
avanzada centrada en las tecnologías de la pasar un simulacro por verdad; más
comunicación, de la “sociedad del radicalmente: cuando se dice que hay verdad, y
conocimiento”, de la “condición no simulacro.
posmoderna”... ¿Como llegó Jean Baudrillard a unas ideas
Eso es, en otros términos, lo que tan radicales y nihilistas? Ciertamente,
fascinaba al filósofo y sociólogo francés Jean teorizando sobre el hecho de que las
Baudrillard –precisamente, ahora se celebran sociedades avanzadas parecen cada vez más
los ochenta años de su nacimiento. Mucho abocadas a la experiencia del simulacro, a ser
más radical y consecuentemente que la mayor sociedades simulacro. Pero también
parte de sus coetáneos, Baudrillard destacó la extrayendo las consecuencias más extremas y
interferencia constante de cualquier traza de nihilistas de la rica, subversiva y muy radical
“verdad” como la característica clave de las generación filosófica a la que perteneció.
sociedades avanzadas. La acelerada circulación Todos nacieron hace unos ochenta años en los
de informaciones y el choque constante de las frívolos pero también umbríos años veinte y
infinitas interpretaciones (también las principios de los treinta, marcados por el crac
manipulaciones conscientes) tienden a de 1929 y en los que se “empollaba el huevo
igualarlas en forma de “simulacros”. Se de la serpiente” del nazismo y del gulag
desvanece la distinción entre verídico y falso; estaliniano, que ya apuntaban trágicamente en
como en la caverna platónica: solo hay la Guerra Civil Española.
imágenes entre imágenes, opiniones frente a Era una época bastante similar a la actual:
otras opiniones, informaciones diversas, pero la “camuflada” pero ya relativamente antigua y
no “La Verdad”. muy importante crisis social irrumpe
Es más, Baudrillard insiste en que en las espectacularmente en las conciencias a través
sociedades avanzadas actuales cualquier hecho, del profundo crac económico y de
“realidad” o “verdad” tiende a degradarse, ya acontecimientos planetarios como el atentado
sea a “espectáculo”, ya sea a “consumo”, ya de las Torres Gemelas; a partir de aquí, un
sea –indistinguiblemente– a ambas cosas. Por pánico generalizado parece dispuesto a
eso, actualmente, tanto la ciudad como sacrificarlo todo a cambio de “seguridad”,
Internet caen bajo el signo del consumo y el “recuperación económica”... o un simulacro
espectáculo; incluso la cultura se vive creíble de ellas.
necesariamente como hecho “espectacular” y Maestros de pensamiento de la
proceso “consumístico”, con sus modos, sus juventud radical
mitos, sus efímeros panteones, los breves
instantes de gloria –Warhol– que tan pronto Estas vivencias marcaron profundamente
otorga gratuitamente como olvida (a pesar de las muy diversas actitudes) la
catalépticamente. generación de Jean Baudrillard (1929-2007).
Entre los que le son más próximos,
Según la teoría del simulacro de mencionaremos a los geniales analistas de la
Baudrillard, este es el destino y la condición de condición contemporánea (un poco más
la actual sociedad simulacro. En ella domina
30
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

viejos): Jean-François Lyotard (1924-1998), que se han quedado a medio camino o como
Gilles Deleuze (1925-1995), Michel Foucault críticos inconsecuentes que acaban temblando
(1926-1984) y el norteamericano Andy Warhol y claudicando ante la lógica de los propios
(1928-1987), y los un poco más jóvenes: pensamientos. Como unalter ego de Nietzsche,
Jacques Derrida (1930-2004), Pierre Bourdieu aunque más mundano y menos solitario,
(1930-2002) y Guy Debond (1931-1994). Baudrillard sigue una crítica generalizada muy
Significativamente, todos ellos han muerto similar, nihilista y radical. Sobre todo, adapta la
hace relativamente poco y sin embargo, crítica nietzscheana a la sociedad de consumo
además, siguen siendo unos de los analistas y de los mass media, que considera una
más citados sobre la crítica a la sociedad “sociedad simulacro” (tanto porque es donde
avanzada, la cultura de masas, la condición “adviene el simulacro” como porque ella
contemporánea..., y siguen siendo “maestros misma no es más que un inmenso simulacro).
de pensamiento” de la juventud radical. Baudrillard afronta un radical “intercambio
Aparentemente y a dos años de su muerte, simbólico” que quiere subvertir el sistema
Jean Baudrillard parece más olvidado, a pesar mediante la sistemática “radicalización de
de que, después de un tiempo bastante largo y todas las hipótesis” e imponiendo a todos los
oscuro, encarnaba la crítica más radical, “modelos” o “simulacros” “una reversibilidad
iconoclasta y nihilista. minuciosa” (El intercambio simbólico y la muerte,
1976).
Recordemos que Baudrillard había
escogido el papel –tan difícil como agradecido Enfrentado tanto a los “conservadores”
y transitado en el mundo cultural francés– de como a los “progresistas”, Jean Baudrillard
pasar a ser radical “crítico de los críticos”. pasó a ser sociólogo en Nanterre en contra del
Baudrillard tomó nota de los análisis de su omnipresente y entonces dominador
generación, ya muy radicales, para sacar de Bourdieu. Participa en la Internacional
ellos conclusiones aún más radicales. Insistía Situacionista de Mayo del 68 junto a Debond,
en levantar una “sospecha” sobre las muchas pero evoluciona mucho más allá y desarrolla
sospechas de su generación (y que la época una obra más completa. A pesar de estar muy
ciertamente favorecía) y a partir de estas. Este próximo a él, desafía al marxismo al proclamar
intento no era nada fácil; si ya costaba mucho que la nueva base del orden social es el
asumir las críticas de pensadores como consumo y no la producción (La sociedad del
Lyotard, Warhol, Debond o Foucault, las consumo, 1970, y Para una crítica de la economía
radicalizaciones hiperbólicas de Baudrillard política del signo, 1972).
parecían delirantes. En un gesto espectacular que, además,
Además, Baudrillard provenía de una intuye el agotamiento del estructuralismo
familia humilde, se movía en los márgenes del francés (en el que se le enmarca), identifica y
mundo intelectual francés y tenía una ataca con agudeza al pensador más radical,
formación aparentemente más ecléctica que sistemático y potente del momento: Michel
sólida. Mezclaba estudios literarios, Foucault. Baudrillard se da a conocer
semióticos, estructuralistas, marxistas, de masivamente con el libro Olvidar a
teoría de la comunicación, incluso de patafísica Foucault (1977). Una vez más, intenta superar
y el teatro del absurdo (Alfred Jerry) o el teatro al crítico (Foucault), denunciando que este ha
de la crueldad de Antonin Artaud. Poco a falseado o cortado abruptamente su crítica, y
poco, sin embargo, Baudrillard logró encarnar lo ha hecho por el viejo ídolo de la “voluntad
el modelo del outsider que se hace un lugar de verdad”. Baudrillard denuncia a Foucault
central en el debate intelectual a base de porque este todavía cree –dice– en “la
atrevimiento y polémica. Verdad” como absoluto, identificándola con
las relaciones de poder y con el poder
Se consagró a base de jugar a “aventajar” a configurador del poder (valga el juego de
los grandes nombres de su generación, palabras).
denunciándolos como compañeros de viaje

31
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Significativamente, Foucault no lo niega, método correcto es reconocerlo así. En la


sino que menosprecia a Baudrillard, cima de la popularidad de Baudrillard, incluso
acusándole de polemizar sin ningún otro fin se considera de manera generalizada que la
que el de buscar la fama, en un juego famosa película Matrix (1999) está marcada
completamente frívolo. En cierto sentido, por su pensamiento. Ciertamente, Baudrillard
Foucault tiene razón; pero Baudrillard lo niega: su sociedad del simulacro no es
considera demostrada su tesis y su superación identificable con el engaño universal a que
crítica del crítico más radical que también se condena la humanidad la máquina “real y
ha postrado ante el ídolo “Verdad” verdadera”Matrix, y la liberación que se
(reconstruido de acuerdo a su peculiar plantea resulta francamente ridícula.
ideología). En todo caso, el mundo De la realidad al simulacro
publicístico consagra el gesto de Baudrillard de
desafiar al gran monstruo intelectual francés Ya perseguido por una interpretación
del momento, que (como Derrida) incluso ya banal de su teoría del simulacro, en 1991
era reconocido en el mundo anglosajón. Baudrillard había publicado una de sus
intervenciones más polémicas sobre la
Ahora Baudrillard parece bastante libre y actualidad: el libro La guerra de Iraq no ha tenido
seguro para generalizar su análisis a los lugar. Desarrollando un famoso aforismo de
aspectos más variados y peculiares de la Canetti, profundiza en la inevitable
cultura contemporánea y de las sociedades transformación a mero simulacro de todo lo
avanzadas; es decir: la actual sociedad que es mostrado o revelado a través de los
simulacro. Entonces, como un nuevo medios de comunicación y las nuevas
Tocqueville, se enfrenta al gran reto de tecnologías de la información. Glosa la famosa
analizar a la potencia líder (Estados Unidos) y “transmisión en directo” de los bombardeos
a la gran metrópoli (Nueva York), que de Bagdad por la CNN, que, ciertamente,
culminan las contradicciones y fascinaciones acababa degradada a una especie de juego de
de la sociedad actual. En América (1986), ordenador malo (además, en las antiguas
Baudrillard teoriza con agudeza sobre el pantallas verdes fosforescentes). Se pretendía
mundo que Andy Warhol (solo un año mayor) mostrar el acontecimiento histórico en directo
supo vivir y plasmar tanto genial como tejiendo unas borrosas trayectorias luminosas
intuitivamente. en el cielo, algún lejano fuego de hipotéticos
Baudrillard encuentra en el mundo impactos de misiles..., pero sin ningún sentido
norteamericano la manifestación más ni “acontecimiento humano” propiamente
descarnada de la amenaza que se oculta tras las dichos. La muerte y los muertos, la sangre y el
metrópolis actuales, la metrópoli física y la sufrimiento humanos, estaban totalmente
“cosmópolis” telemática: rehuir el simulacro elididos; la vida y, sobre todo, la muerte
para caer en la “hiperrealidad”. Así pues, habían sido reducidas a un videojuego,
afirma que una misma fascinación o dialéctica escamoteadas.
fatal marca la búsqueda afanosa de la Fuertemente criticado por este libro, que
perfección corporal y la eterna juventud, de la pocos leyeron o fueron más allá de sus
moda cool y la personal identidad way, incluso primeras páginas, Baudrillard no disminuyó su
del “conocimiento” y la “información”..., sin intensidad en los análisis publicísticos de
que importe en absoluto si solo se logra un impacto masivo. En parte por su culpa, en
simulacro que no se reconoce como a tal, una parte por el personaje en que se había
ficción o, aún peor, algo degradado a mero convertido y –en gran parte– porque los
consumo y “espectáculo”. tiempos estaban cambiando drásticamente, las
En una deriva hacia análisis cada vez más críticas a sus planteamientos se acentuaban. El
populares y publicísticos, Baudrillard insiste en momento político era angustiante, nuevas
que las sociedades avanzadas son el mundo del formas de nihilismo radical emergían en el
simulacro por el simulacro. Solo este es horizonte y mucha gente estaba cansada de las
interesante y digno de ser teorizado, y el derivas posmodernas. Todo eso iba en contra
32
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

de Baudrillard, que jugaba –como es natural en consumo universal en cualquier momento del
él– a radicalizarlo todo pese a su teoría del día, le nacen infinitas nuevas fuentes de
simulacro que parecía –y en algún sentido lo simulacros: prácticamente cualquier ciudadano
era– la quintaesencia del posmodernismo, el lo puede intentar vía You Tube o Twitter.
nihilismo, el relativismo y el cinismo También muy próximo a Baudrillard se
contemporáneos. manifiesta el joven artista danés Olafur
Significativamente, cuando analizó el Eliasson: “Estamos siendo testigos de un
atentado del 11 de septiembre (en el que cambio en la relación tradicional entre realidad
también se sustrajeron los cadáveres y el y representación. Ya no evolucionamos del
sufrimiento, y no se permitió la circulación de modelo a la realidad, sino del modelo al
las fotos, etc.), Baudrillard tuvo que reconocer modelo, al tiempo que reconocemos que, en
la realidad y maldad del terrorismo realidad, ambos modelos son reales. En
internacional. En un giro que sorprendió a consecuencia, podemos trabajar de un modo
muchos de sus seguidores, considera aquel muy productivo con la realidad experimentada
atentado un “acontecimiento absoluto” como conglomerado de modelos. Más que
(Réquiem por las Torres Gemelas, 2002, y considerar el modelo y la realidad como
El espíritu del terrorismo, 2002). Baudrillard modalidades polarizadas, ahora funcionan al
parece admitir que por lo menos el mal en mismo nivel. Los modelos [los simulacros]
estado puro –si bien solo por unos instantes– han pasado a ser coproductores de la
rompe la “sociedad simulacro” y toda realidad”.
estrategia fatal con una presencia tan rotunda Una vez fallecido Baudrillard, el impacto
como Auschwitz. Jean Baudrillard recupera de su teoría del simulacro no parece haber
por unos instantes a Theodor W. Adorno o muerto con él. Como decía Nietzsche del
Primo Levi. nihilismo: el más siniestro de todos los
A pesar de ello, Baudrillard no olvida que huéspedes ha venido para quedarse.
las sociedades avanzadas se convierten en Aparentemente, eso no parecía preocupar a
“sociedades simulacro”, fatalmente capturadas Baudrillard, ya que, como decía: si uno es
por unas dinámicas que no pueden evitar fatalmente seducido por “producirse como
porque las constituyen (Las estrategias fatales, ilusión”, ¿qué le importa “morir como
1983). Fascinadas por la infinita potencia de la realidad”? También hemos apuntado que
seducción (De la seducción, 1979) que permite aparentemente algunos “acontecimientos
“dominar el universo simbólico” de mil absolutos” parecían haber roto esta
maneras, las sociedades avanzadas no pueden despreocupación e –incluso– abrir la
escapar a ella “fatalmente” y su verdad o posibilidad de despertar del sueño fatal, de la
realidad radica tan solo en esta ilusión que las tan seductora como fatal “estrategia”
atraviesa y pasa a ser –eso sí– su gran fuerza civilizadora y omnipresente en nuestra
productiva (Simulacros y simulaciones, 1981, y La sociedad actual que teorizó Baudrillard: la
ilusión del fin, 1992). sociedad simulacro.
El conocimiento, en el centro de la Ahora bien, si es posible que haya
producción y del consumo despertar..., ¿por cuánto tiempo? ¿Hasta qué
La actual sociedad del conocimiento tiene punto? ¿Se puede evitar recaer –además– bajo
en éste –recuerda Baudrillard– el gran sector otras falacias equivalentes o –incluso– aún
productivo, pero también de consumo; el peores?
centro de toda oferta y toda demanda. Hoy
sabemos –apenas dos años después de su
muerte– que a la gran máquina central de
fabricación de sueños y ficciones (la verdadera
Matrix) ejemplificada por Hollywood, que la
televisión ha convertido en objeto de

33
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

diluido, a lo largo de una red cada día más


compleja.
Como señala Luis A. Bredlow: «los
situacionistas estuvieron entre los primeros
Guy Debord: el espectáculo, que se aventuraron por las vías del análisis y la
denuncia de las nuevas formas de opresión
la mercancía y la inversión de propias de la sociedad del llamado bienestar».
la realidad Pero su proyecto, feroz crítica contra la
sociedad de su tiempo y contra el sistema
Jaime Abad Montesinos establecido, es también una apuesta por la re-
generación espiritual de los espacios humanos,
la defensa de una nueva reestructuración de la
1. Introducción vida. A finales de la década los sesenta Raoul
Rousseau comienza El Contrato Social Vaneigem dirá, en un texto clave del
diciendo lo siguiente: «El hombre nace libre, movimiento: «el mundo esta por rehacer».
pero por todas partes está encadenado». Estas Esta frase, que apunta hacia el optimismo del
cadenas a las que se hace referencia son las de porvenir, se inscribe, no obstante, en una
la injusticia y la tiranía del Antiguo Régimen, tradición política y literaria que se remonta a
rasgos de un mundo que está viviendo sus finales del siglo XIX. Filosofía marxista y
últimos coletazos cuando se publica la obra y poética rimbaudiana se entrecruzan en una
que sufrirá una conmoción definitiva con la consigna vinculada estrechamente con
Revolución Francesa. Si el ascenso de la propuestas cercanas al movimiento surrealista.
burguesía al poder traerá consigo el final del El propio Breton había escrito, unas décadas
estado absolutista y la implantación de unos antes: «‘Transformar el mundo’, ha dicho
derechos y libertades de primer orden, los Marx; ‘cambiar la vida’, ha dicho Rimbaud:
movimientos sociales que surgirán a lo largo para nosotros estas dos consignas no son sino
del siglo posterior prometerán la liberación una». Arte y política, poesía y revolución, se
definitiva del hombre de estas cadenas, el fin darán la mano en este movimiento literario de
de la situación de esclavitud y opresión en la vanguardia para alumbrar un cambio social,
que vive, en defensa de la implantación de una nueva realidad vital.
unos derechos sociales que permitan a todo Décadas después, el situacionismo apelará
ciudadano llevar una vida digna. Pero el siglo a la misma alianza: poesía y revolución para
XX nos ha mostrado una realidad mucho derruir las estructuras anquilosadas y crear un
menos optimista, nos ha mostrado que por mundo renovado. No obstante, existe una
debajo de tales derechos late la verdadera radical diferencia entre el surrealismo y el
esclavitud, que gran parte de esas cadenas no situacionismo; allí donde el primero arranca de
son físicas, que la libertad aparentemente real la región de los sueños, el segundo se hunde
oculta una esclavitud latente, unas cadenas en la cotidianeidad de la vida ordinaria,
residuales instaladas en nosotros, formas de verdadero terreno revolucionario; el lenguaje
vida y valores morales que hemos de lo onírico y la liberación del insconsciente
interiorizado, y que nos condicionan más de lo se convertirán en la proclama revolucionaria y
que quisiéramos creer, estableciéndose en la la poesía de la praxis. En todo ello, en la
mayoría de los casos como mucho más formación de la Internacional Situacionista y
relevantes en nuestra vida que cualquier otra su deriva ideológica, jugará un papel esencial
cadena real. El siglo XX nos ha mostrado que Guy Debord. Varias décadas nos separan de la
la opresión continúa existiendo, aunque ha publicación de La sociedad del espectáculo, sin
adoptado formas más difusas, menos duda la obra más famosa del autor y del
evidentes, nos ha mostrado que el poder sigue movimiento Situacionista. Pero ella, feroz
jugando su partida en este tablero que es la crítica contra la sociedad de su época y
realidad social, aunque ahora su centro se haya manifiesto revolucionario, frío pero certero

34
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

análisis de la realidad socioeconómica del 2. Una estructura velada


capitalismo tardío, lejos de perderse en la Sin duda la afirmación de Jappe respecto
bruma del tiempo, continúa presente hoy de los referentes de La sociedad del espectáculo es
como antaño, perdurando como la correcta, todo el ensayo de Debord debe
interpretación de una situación cuya imagen se mucho a las fuentes que está manejando y a las
manifiesta consolidada en la actualidad de que está haciendo referencia, directa o
forma absoluta. Analizado por Debord en los indirectamente. Así pues, ante una primera
años sesenta, el «espectáculo» nos rodea hoy aproximación a la pregunta: ¿qué se oculta,
más que nunca. para Debord, tras la noción de espectáculo?, nos
No obstante, esta obra de Debord no es vemos obligados a tener en cuenta la
un texto fácil, exige, sin duda, una lectura existencia difusa de un diálogo con la obra de
atenta. Como señala Jappe: “Para comprender algunos autores. Pero, ¿hasta qué punto ese
las ideas que Debord expone en La sociedad del diálogo está lejos de ser claro, en qué medida
espectáculo (1967) resulta inevitable (…), resulta problemático? Trataremos de arrojar
analizar bien sus fuentes, a las que debe más un poco de luz sobre esa cuestión.
de lo que se advierte a primera vista.” Hemos de tener en cuenta un elemento
Ciertamente en dicho libro las citas no son aparentemente sin importancia pero muy
abundantes. Y sin embargo, a pesar de las relevante en verdad: en esta obra cada capítulo
escasez de citas señaladas, es una obra viene introducido por una cita. Esta cuestión
atravesada de referencias a otros autores, podría parecer anecdótica si no fuese porque
especialmente a todos aquellos autores los epígrafes de cada capitulo se revelarán
provenientes de la tradición marxista- esenciales para entender el núcleo temático de
hegeliana; referencias veladas, citas cada uno. Feuerbach, Lukács, un periódico
distorsionadas, tergiversadas, détournements, maoísta, un fragmento de una investigación,
pasajes que se desplazan sin ser percibidos a Shakespeare, Gracián, Maquiavelo, una carta
simple vista, pero que forman un discurso con de Ruge a Marx y, por último, Hegel,
el que Debord no deja de dialogar en todo formarán un entramado y marco de referencia.
momento. Vamos a tomar dos de estas Filosofía, pensamiento político, literatura y
referencias, Marx y Hegel, como punto de realidad cotidiana se dan la mano en el ritual
partida para analizar la noción de espectáculo, de apertura de cada sección, como una mirada
dos alusiones que se deslizan al principio de la que discurre en el presente pero apoyada
obra y que suponen dos rasgos clave para siempre en el pasado. Un claro guiño hacia los
permitirnos atravesar el velo del espectáculo, clásicos que justifica y avala todo lo que va a
recorrer el escenario donde se nos presenta, ser expuesto, y en cierta forma también lo
con vistas a ser capaces de mirar más allá del dota de sentido, legitimación última de un
telón, de levantarlo, para ver qué se oculta al pensamiento que se pretende, en cambio,
otro lado. Pero, no obstante, tal vez ya desde revolucionario. Si Debord escoge como cita
el comienzo sea ésta una empresa vana, y la un breve fragmento de estas fuentes, es
imposibilidad marque el punto de partida de porque en ellas está ya apuntado el tema que
este recorrido, porque en verdad no exista va a desarrollar en cada uno de los capítulos,
nada al otro lado de la cortina. Tendría bien sea: la ilusión de la representación, el
entonces razón Hegel al apuntar que, fetichismo de la mercancía, la tensión entre la
realmente, “tras la mencionada cortina o telón, unidad y la división en el seno de la vida social,
(…) nada puede verse si no pasamos detrás de los cambios históricos, el tiempo, la gestión
él, si no pasamos detrás de él también nosotros, del territorio, etc. Así pues, la elección de estos
digo, a fin tanto de poder ver como de que autores y tales fragmentos no es un hecho
detrás haya algo que se pueda ver.” irrelevante, sino que se convierte en la puerta
Y por lo tanto, hablar del espectáculo, sea de entrada a la reflexión de Debord, el sustrato
hablar de nosotros mismos. que vertebra los pensamientos reflejados en la
obra. Este libro compuesto de tesis lanzadas al

35
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

lector como proclamas, puede leerse, por capitalista se presenta como un «enorme
tanto, como un conjunto de reflexiones al hilo cúmulo de mercancías»». El paralelismo es
de las ideas expuestas en cada epígrafe, una evidente, sin duda Debord ha escogido
critica a la sociedad post-industrial y un agudo empezar su obra con una clara referencia a la
diagnóstico de su tiempo, pero muy vinculado obra cumbre de Marx, pero haciendo uso de
siempre con la tradición de pensamiento que una cita distorsionada, el détournament de una
proviene de la izquierda hegeliana. frase, como habían promulgado los
Jappe ha señalado la importancia de las situacionistas en sus textos. Pero, aunque las
citas, pero gran parte de los lectores de frases guardan muchas similitudes entre sí,
Debord han visto en su obra únicamente una hemos de tener presente modificaciones muy
critica a la sociedad de consumo y a los relevantes, palabras cambiadas que muestran la
medios de comunicación de masas; con ello, distancia que se abre entre Marx y Debord,
en medio del laberinto que es el libro, se una distancia histórica y social, casi un siglo de
pierde de vista la discusión presente en el diferencia, atravesado por dos guerras
texto. Es indudable la crítica realizada a los mundiales y por un sistema económico cuya
mass media, pero reducir nuestra lectura a eso maquinaria se ha convertido en soberana, ante
es quedarnos en una visión superficial. Sin una sociedad que, inoperante, ha perdido tal
duda es la obra más representativa del vez el rumbo y el timón de lo que antaño fue
movimiento Situacionista, pero una lectura su dominio.
atenta nos permite darnos cuenta de cuánto Aunque Debord ha mantenido, en este
debe Debord a Hegel, Marx y Lukács, cómo détournamenet de Marx, la misma estructura, ha
traspasa las reivindicaciones socio-políticas cambiado «riqueza» por «vida» y «mercancía»
originarias del movimiento Situacionista para por «espectáculo». ¿Acaso este desplazamiento
mostrarse como un análisis profundo y terminológico no nos indica que nos
polémico del devenir de las sociedades encontramos bajo la órbita marxista pero
capitalistas contemporáneas, de la irrealidad instalados en otro espacio, que el pensamiento
vital en la que estamos instalados en tales marxista, aún siendo válido en su análisis de la
sociedades donde el «espectáculo» reina por sociedad occidental debe ser ligeramente
todas partes. Pero para también plantear la modificado para dar cuenta, de una forma más
necesidad de pasar a la acción frente a esta certera, de la verdadera realidad socio-
situación. Como señala Jappe, “con los económica ante la que se encuentra Debord?
instrumentos de Marx y de Lukács, Debord Como dirá más adelante: «el espectáculo es la
tratará de forjar una teoría que permita principal producción de la sociedad actual». No
comprender y combatir esta nueva forma de obstante, el análisis marxista del fenómeno de
fetichismo que ha surgido entretanto y que la mercancía y el concepto mismo de
llama «espectáculo».” mercancía, tal y como se ha desarrollado en las
Recorrer ese camino que discurre entre sociedades capitalistas, aun siendo válidos en
Hegel, Marx y Debord, arrojando un poco de su articulación, pierden validez al haber
luz a cada paso, es nuestro propósito. devenido la mercancía aquello que Debord
llama «espectáculo», y que considerará, como
3. La mercancía marxista se ha visto, como el rasgo mas representativo
La sociedad del espectáculo comienza de la productividad económica
diciendo: «La vida entera de las sociedades en contemporánea. Una productividad que ya
las cuales reinan las condiciones modernas de deja de medirse en función de la acumulación
producción se presenta como unas inmensa de riquezas y beneficios, para pasar a moverse
acumulación de espectáculos». Si vamos al primer en el ámbito mucho más abstracto, más irreal,
volumen de El Capital, encontraremos que el de la producción de imágenes, un ámbito que
primer capítulo empieza con las siguientes atraviesa todos los espacios de la vida humana,
palabras: «La riqueza de las sociedades en las un producto de la sociedad contemporánea
que domina el modelo de producción que se ha objetivado hasta tal grado, que ha
devenido una realidad autónoma.
36
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

No obstante esto mismo ya estaba entramado, una retícula que supera lo


señalado por Lukács en su obra Historia y económico, y que en Debord se convertirá en
conciencia de clase, décadas antes de que Debord el «espectáculo». Una cuestión esencial del
escribiese La sociedad del espectáculo. En esta fenómeno de la «reificación» tal como lo
obra de Lukács, que ejercerá una profunda presenta Lukács, es que afecta no sólo a las
influencia en la obra de Debord, se destaca el relaciones de producción, es decir la vida
papel central de la noción de «fetichismo de la externa, sino también a los aspectos internos de
mercancía» dentro del pensamiento marxista. la existencia humana: valores morales,
Sobre esta cuestión dirá Lukács: “antes de creencias religiosas, disciplinas artísticas, etc.
tratar el problema mismo tenemos que dejar Dicho en terminología marxista: el fenómeno
en claro que el problema del fetichismo de la de la reificacion condiciona la infraestructura
mercancía es un problema específico de nuestra al igual que la superestructura. Este hecho
época, un problema del capitalismo moderno.” contradice uno de los supuestos básicos del
Así pues, esta problemática estructural de materialismo histórico que afirma que la
las sociedades capitalistas contemporáneas, se superestructura (formas jurídicas y políticas,
convertirá en central para Lukács en su filosofía, religión, arte, ciencia...) depende de la
relectura del marxismo, un rasgo esencial para infraestructura (fuerzas productivas y
entender el presente, no únicamente desde un relaciones de producción). La noción de
punto de vista económico sino en todos los espectáculo llevará al extremo este
niveles de la vida. El intercambio de planteamiento de Lukács, según Debord dicha
mercancías es algo propio de cualquier noción incide en tal medida en las relaciones
estructura comercial, ya desde antaño, no sociales, que tendrá como consecuencia la
obstante el carácter de autonomía de la hipertrofia de las mismas, pero una hipertrofia
mercancía, la sacralización y la existencia marcada por la irrealidad, como ha señalado
objetiva que ha adquirido en las sociedades Jappe: «El concepto de espectáculo parece
post-industriales, son todos ellos rasgos absolutizar lo que se puede llamar la
propios que diferencian a éstas de cualquier superestructura, la esfera de la circulación, la
sociedad pre-industrial. Este proceso por el esfera del consumo, lo social».
que un producto o una abstracción terminan 4. El devenir del mundo invertido
convirtiéndose en el seno de una sociedad en El espectáculo es una realidad
una cosa dotada de existencia propia, de una fantasmagórica que ha devenido central, así lo
existencia fantasmagórica, espectral y expone Debord en una de las primeras tesis de
autosuficiente recibirá el nombre de su obra: “El espectáculo, comprendido en su
«reificación» (Verdinglichung). No obstante, totalidad, es a la vez el resultado y el proyecto
continúa diciendo Lukács: “lo que aquí del modo de producción existente. No es un
importa es otra cosa. En qué medida el tráfico suplemento al mundo real, su decoración
mercantil y sus consecuencias estructurales sobreañadida. Es el corazón del irrealismo de
son capaces de influir en la vida entera de la la sociedad real. Bajo todas sus formas
sociedad, igual la externa que la interna.” particulares, información o propaganda,
Esta afirmación nos muestra el publicidad o consumo directo de diversiones,
distanciamiento de Lukács respecto de Marx el espectáculo constituye el modelo presente
en lo que concierne a la noción de «fetichismo de la vida socialmente dominante.”
de la mercancía», al mismo tiempo que hace Si el análisis del fetichismo de la mercancía
presente la posterior influencia que ejercerá la propuesto por Marx y Lukács es la antesala de
interpretación de aquel sobre el pensamiento la noción de espectáculo de Debord, una vez
de Debord. Mientras Marx limitaba el nos encontramos metidos de lleno dentro del
problema del fetichismo a la esfera económica, mundo espectacular, avanzando un poco más
para Lukács, como hemos visto, este a través de las paginas de La sociedad del
fetichismo se desplazará a lo largo de todos los espectáculo, nos daremos cuenta de que este
estratos de la vida social, formando así un mundo es, en definitiva, el «mundo invertido»
37
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

hegeliano. Aquella figura que aparece entendimiento [Vesrtand, dianoia] a quien perte-
brevemente en la Fenomenología del espíritu casi al nece el concepto de fuerza». La limitación de
final del capítulo III. la percepción, respecto de la cosa en su
Como se ha dicho anteriormente, el exterioridad, en sus propiedades, ha
espectáculo se instala en aquello que Marx desaparecido en el entendimiento. Éste se
llama la superestructura, destacándola frente a hunde a un nivel más profundo y descubre
la infraestructura, convirtiéndola en el vértice que por debajo de las propiedades se
sobre el que apoyar toda fuerza productiva o encuentran las fuerzas, que lo existente es un
relación de producción, el objetivo final hacia juego de fuerzas, la tensión reciproca entre
el que dirigir todo esfuerzo. Si por algo se ellas: entre una fuerza que quiere exteriorizarse
caracterizan las sociedades capitalistas es por la y otra que le solicita la exteriorización, dos
enorme acumulación de mercancías, pero elementos contrapuestos que no son sino
mercancías que a lo largo del siglo XX se han parte de un mismo proceso. La relación
convertido en copias de sí mismas. Allí donde dialéctica que se establece entre las fuerzas
las sociedades de la industrialización naciente será la antesala del mundo invertido.El
querían producir y vender productos, las entendimiento ha trascendido la posición de la
sociedades post-industriales venden sueños, percepción y va a dirigir su mirada hacia el
representaciones de la vida, imágenes del interior de la cosa, «[y la conciencia, ahora
mundo, deseos que han alcanzado tal grado de como entendimiento] mira (a través de ese medio
autonomía que se han constituido como que es el juego de fuerzas) mira, digo, en el verdadero
verdaderos «entes», conformando así un trasfondo de las cosas».
mundo irreal devenido en real. Es en este Ahora bien, esa relación entre el
aspecto donde será esencial el papel que jugará entendimiento y el interior viene mediada por
la figura hegeliana de «mundo invertido». aquel ser desarrollado por la fuerza: el fenómeno,
Decía Gadamer que esta noción de un «todo de apariencia [Ganzes des Scheins]». Nos
«mundo invertido» resulta central en el encontramos por tanto con dos realidades: por
conjunto de la Fenomenología del espíritu, el un lado el fenómeno en su aparecer al
propio Debord la cita directamente en la tesis entendimiento; por otro, aquello que Hegel
novena: «En un mundo realmente invertido, lo llama lo Verdadero Interior, el interior de la cosa,
verdadero es un momento de lo falso», aunque ubicado más allá de su aparición fenoménica:
ya la ha anticipado de forma indirecta en la “en este Verdadero interior, digo, es donde
segunda tesis: «El espectáculo en general, empieza abriéndose ahora, por encima del
como inversión concreta de la vida, es el mundo sensible en cuanto mundo fenoménico, un
movimiento autónomo de lo no-viviente». mundo suprasensible como el verdadero mundo,
¿Pero qué es esta idea de mundo invertido? ¿Qué sobre el más-acá desapareciente se abre un más-
papel juega en la Fenomenología y por qué la allá permanente y durable.”
utiliza Debord? Empezamos pues a ver perfilarse un
La figura del «mundo invertido» en la conflicto entre dos espacios de la realidad,
Fenomenología viene a continuación de la noción cada vez más distantes: por una parte, el
de fuerza, en este punto nos encontramos mundo de los fenómenos, una realidad
todavía en la dialéctica de la conciencia, siempre cambiante, fugaz y esquiva; por otra
recorriendo el capítulo dedicado al parte, un mundo suprasensible, que nos remite
entendimiento. Éste tomará como punto de al interior del mundo que nos rodea, un
partida el resultado del capítulo precedente: lo mundo de quietud, donde el entendimiento
universal incondicionado, unidad del ser para sí buscará las leyes inmutables, inalterables ante
y ser para otro. Pero allí donde la percepción cualquier cambio. Para Debord el espectáculo
encontraba la «cosa» y sus «propiedades» y remitirá directamente a este mundo
daba con su incapacidad de pensarlos de suprasensible: “Es el principio del fetichismo
forma conjunta, el entendimiento hallará la de la mercancía, la dominación de la sociedad
fuerza y el juego de fuerzas, «es propiamente al por «cosas suprasensibles aunque sensibles»

38
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

que se cumple de modo absoluto en el Llegamos pues a la figura del mundo


espectáculo, donde el mundo sensible se invertido. Aquel mundo suprasensible hacia el
encuentra reemplazado por una selección de cual dirigía su mirada el entendimiento, ese
imágenes que existe por encima de él y que al reino tranquilo de leyes, donde hallar una
mismo tiempo se ha hecho reconocer como lo verdad inmune al cambio que acontece en el
sensible por excelencia.” mundo fenoménico, se ha dado la vuelta, ha
El entendimiento, que quiere dar con la devenido el origen de toda la irrealidad del
esencia de las cosas, necesita desplazarse hacia mundo apareciente, en palabras de Hegel:
el interior de lo que le rodea, pero para ello “Aquello primero y suprasensible, es decir, el
tiene que recurrir al fenómeno como tranquilo o quieto reino de las leyes, que no
mediador, ya que éste es quien «anuda al era sino copia inmediata o reflejo inmediato
entendimiento con el interior». Pero el del mundo percibido, se muda en lo contrario
fenómeno es una realidad cambiante y [es decir, experimenta una inversión que lo
múltiple, en lugar de acercar al entendimiento convierte en lo contrario], la ley era en
hacia aquella esencia que busca lo irá principio lo que permanece igual a sí mismo
apartando de su camino, como señala así como sus diferencias pero ahora queda
Garaudy, el fenómeno adopta la apariencia de puesto y establecido que ambas cosas son más
una «pantalla» entre el entendimiento y el bien lo contrarío de sí mismas, (…) Este
interior de las cosas. segundo mundo suprasensible es de esta
forma el mundo al revés [o del revés].”
Ante la mirada de nuestro entendimiento
el fenómeno se presenta emborronando la Esta inversión va a desplazarse al mundo
visión del mundo que nos rodea. Pero en este espectacular. Si el espectáculo parecía que se
punto del devenir de la dialéctica, el nos había presentado, en un primer término,
entendimiento aún busca esas leyes como una pantalla entre nosotros y el mundo,
inmutables. No obstante, la esencia de lo que una mirada más certera hacia tal fenómeno
acontece, la explicación buscada en el interior nos permitirá apreciar, como ha señalado
de las cosas, es el «concepto» en su Debord en la tesis 6 de La sociedad del
desplegarse, “pero en cuanto el concepto como espectáculo, que el espectáculo no es una reali-
concepto del entendimiento es lo mismo que dad ajena al mundo sino la verdadera realidad
el interior de las cosas [es lo mismo que el logos de éste, ella es su verdadera esencia au-
de las cosas], resulta que este cambio se convierte toproducida, resultado de los modos de
para él [para el entendimiento] en ley del producción dominantes. Como señala
interior.” Hyppolite en su comentario sobre la
Fenomenología: «no hay que buscar el mundo
Así pues, el entendimiento, que buscaba invertido en otro mundo, sino que se halla
en el interior aquello que resistiese al cambio, presente en este mundo, que a la vez es él
hará la experiencia de que si lo interno del mismo y su otro». Si la conciencia hegeliana,
mundo es la esencia de lo que acontece, en esta fase de su desarrollo espiritual,
entonces tiene que dar cuenta del cambio pretende superar las apariencias de lo
mismo. Allí donde buscaba la quietud y lo fenoménico en su presencia espectacular,
inmutable dará con la verdadera esencia de un dirigiéndose a las regiones internas de la
mundo en constante movimiento. Por tanto, realidad, encontrará que allí mismo está
lo que creía verdad eterna se le va a deshacer instalado el espectáculo en su esencia, él es el
entre los dedos, apareciéndose como corazón mismo de esta sociedad que ha
convertida en su contrario. La quietud devenido irreal. Así pues, en la obra de
anhelada se va a convertir, para el Debord, en paralelo a la obra hegeliana, el
entendimiento, en un movimiento que mundo se le va a volver del revés a la
duplicará el mundo suprasensible, creando una conciencia. Buscar un interior inmutable para
segunda imagen de éste, invertida respecto de la conciencia es una empresa vana, porque en
la primera. dicho interior late la irrealidad en constante
movimiento, es el mundo invertido que
39
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

produce como esencia lo inesencial, lo éste último, poniendo, con ello, la falsedad de
cambiante, lo banal, un mundo cuya esencia es la apariencia como verdadera, él mismo es «la
el espectáculo en su firme aparecer como tal. afirmación de la apariencia y la afirmación de
Hemos atravesado el telón y nos hemos dado toda vida humana, es decir social, como
cuenta de que lo que esperábamos encontrar simple apariencia». Por ello puede decir
se ha esfumado, es más nunca hubo allí nada Debord que éste es el verdadero mundo
que buscar. Hegel, entonces, tenía razón. invertido, allí donde el progreso histórico y
Ahora bien, existe una diferencia evidente social, oponiéndose a la visión hegeliana, no se
entre Hegel y Debord respecto de la noción de encamina hacia la verdad sino hacia la
«mundo invertido». Para el primero, este falsedad. La crítica que alcanza la verdad del
concepto es una etapa en el desarrollo de la espectáculo lo descubre como «la negación
conciencia, una figura que será superada visible de la vida; como una negación de la
conforme ella tome conciencia de sí, cuando vida que se ha hecho visible». Así la distorsión
sea consciente de que ella es lo que está detrás queda consumada, el espectáculo niega la vida
del telón. Sin embargo, para Debord, la e instala dicha negación como realidad última,
inversión del mundo ha devenido el estado espectacular y autónoma. La verdad de la vida
perpetuo de lo real, la permanencia de un queda reducida a un momento del devenir de
tiempo marcado por la acumulación fugaz de esta dialéctica imparable que desemboca en la
irrealidades, donde la conciencia ha optado falsedad de la apariencia. La única verdad es la
por tomar el camino del sueño y de la realidad invertida del planteamiento hegeliano:
ausencia. toda etapa aparentemente real es un paso más
en el progreso del espectáculo, un devenir
5. La imagen en el espejo invertido que en vez de progresar hacia la
El mundo del espectáculo nos rodea por verdad progresa en el aumento de la irrealidad,
todas partes, es lo cotidiano y a la vez la donde ésta cobra más y más autonomía, donde
esencia de lo cotidiano, una realidad la verdad ha quedado desplazada a ser una
distorsionadora que se ha desplazado hacia el etapa previa de la falsedad, terminando por
centro sobre el que gravita el mundo humano, instaurar a ésta última como la verdadera
y, como hemos visto, va a darle la vuelta a la realidad. No existe, por tanto, un progreso
realidad, convirtiéndose así en un «mundo hacia la obtención de la verdad sino hacia la
realmente invertido». En un escrito de Daniel acumulación de mercancías, concentradas
Blanchard de los años noventa, en el que hasta tal grado de abstracción que han
rememora su relación con Guy Debord, devenido irreales, representaciones de ellas
durante la época de la «Internacional mismas que consideramos como verdaderas
Situacionista» y «Socialismo o Barbarie», hace realidades. La inversión ha quedado
referencia al papel central que juega, en la obra completada: cada noción así fijada no tiene
de aquel, la noción de espejo. Tal y como otro fondo que su paso a lo opuesto: la
señala Blanchard: «la figura del espejo –el realidad surge en el espectáculo, y el
espejo que esposa más o menos la imagen espectáculo es real. Esta alienación recíproca
fluctuante de lo real, pero que al mismo es la esencia y el sostén de la sociedad
tiempo la invierte– unifica profundamente el existente.
trabajo de Debord». Este espejo es el El espectáculo es el mundo invertido
espectáculo mismo, copia invertida de un hegeliano porque le ha dado la vuelta a la vida,
mundo que ha perdido toda esencialidad, ele- se ha desdoblado en él mismo y su contrario,
mento distorsionador de una realidad poniendo como verdadera esencia su yo irreal
convertida en mera imagen apareciente, un que aparece como imagen de sí. Pero como ha
reflejo que pide ser contemplado como una señalado Hyppolite no es un mundo transcen-
banalidad sin contenido ni relevancia. dente, sino que es éste mismo, proyectado
La tensión dialéctica entre mundo humano como ideal y como inversión.
y mundo espectacular se ha resuelto a favor de

40
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Ahora bien, si hemos visto la comparación también en Debord. El espectáculo, cuyo


que ha presentado Blanchard entre la noción juego de fuerzas desplegado ha invertido el
de espectáculo para Debord y la imagen del mundo, es la consolidación de la alienación
espejo; Gadamer, en su texto sobre la figura definitiva, el pulso ganando a un mundo, cuya
del mundo invertido hegeliano, recurrirá población, instalada en la imagen desdoblada
igualmente a hacer uso de la analogía con el de éste, lo siente cada vez más lejano. Ello
espejo. ¿Acaso no hace esto más patente los mismo aparece ya expuesto en los textos de la
estrechos vínculos existentes entre ambos: Internacional Situacionista, donde se dice: “Lo
espectáculo y mundo invertido? El mundo que extraño rodea por todas partes al hombre
nos rodea es él mismo y su imagen reflejada en convirtiéndolo en un extraño en su propio
un espejo, un espejo que es la esencia misma mundo. El bárbaro ya no está en los confines
del espectáculo, el desdoblamiento del mundo de la Tierra, sino aquí, convertido
en otra realidad cada día mas autosuficiente. precisamente en bárbaro por su participación
Sin duda tiene razón Gadamer, cuando añade obligada en el consumo jerarquizado.”
que esta característica es la clave de toda Aunque Debord será más explicito, unos
«sátira», cuestión que puede ser extendida a la años después, en la tesis 32 de su obra: «El es-
noción de espectáculo. El espectáculo es la pectáculo en la sociedad corresponde a una
inversión satírica del mundo real, es el mundo fabricación concreta de la alienación».
devenido en su propia parodia, la vida Espectáculo y alienación se dan la mano
reducida al acaparamiento de bienes de consumando la esclavitud definitiva, la que se
consumo cada día más efímeros, la apología de oculta bajo la aparente felicidad y bienestar, las
una vida que afirma su propia fugacidad cuales van a pasar a ser cuantificables en
autocomplaciente mientras se ve a sí misma y función de la mercancía disponible. Así pues,
a la imagen de su felicidad a través de una la nueva medida de bienestar será la cantidad
pantalla. La consecuencia de todo ello es que de mercancía acumulada, que queda instaurada
la productividad espectacular deja de dirigirse como condición de posibilidad de una
hacia la potenciación de nuevas posibilidades felicidad enajenante. Porque los tiempos del
de vida, para destinarse a una acumulación espectáculo son, en definitiva, los tiempos de
desorbitada de mercancías que ahogan la vida, la primacía de lo económico frente a lo social,
hacia la producción de falsedades sacralizadas los tiempos de la hipertrofia de la economía,
que alejan nuestra mirada de una vida que se hasta tal grado, que ha devorado la política,
difumina. Vivimos el espectáculo, dentro de él, convirtiéndola en subordinada. Hoy, décadas
a través de él, nuestra vida está tan después de la publicación de La sociedad del
mediatizada por las imágenes del espectáculo espectáculo, tal visión de la sociedad
que no podemos imaginar que pueda existir contemporánea no ha hecho más que
otro lado del espejo, ésta es nuestra comedia, consolidarse.
la representación cotidiana de una parodia de
la vida. Mientras nuestra existencia se diluye Pero la fuerza del espectáculo reside en su
cada día más, dentro de unos bordes cada vez apariencia beatifica y reconciliadora, tan falsa
más reducidos, aquellos que el espectáculo nos como irreal. En un mundo cada vez más
impone de forma velada, con nuestro consen- fragmentado y disperso el espectáculo muestra
timiento complaciente, todos los días. un modelo aparente de unificación. En una
sociedad cada vez mas atomizada el
6. El mundo espectacular y la vida espectáculo unifica conductas y caracteres,
enajenada pero los unifica en la dispersión, recompone
En el centro de todas las cuestiones los fragmentos de la sociedad en el plano de la
propuestas por Debord y por los situacionistas representación, mostrando una imagen vacía
es imposible no ver el legado de Marx, de reconciliación social, como el destino
especialmente en la noción de mercancía, pero último de una larga noche reparadora plagada
también en la de «alineación», la estrecha de sombras. En un mundo donde únicamente
relación entre ambas será esencial en Marx y existen conciencias dispersas, inmersas en un

41
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

entramado de relaciones sociales irreales, los secuestrados por un espectáculo totalizador,


avances en nuevas tecnologías y realidad que impone la incomunicación y el aislamiento
virtual no hacen sino poner de manifiesto esta como estado mental perpetuo de una sociedad
cuestión apuntada por Debord: el espacio que parece haber renunciado a su autonomía.
social tiende a desaparecer y la única forma de 7. De la teoría a la praxis
interacción viene mediada por el espectáculo,
es ya el espectáculo mismo como único nexo El espectáculo es el mundo de la
social posible, en su carácter de «relación mercancía acumulada como imagen de sí hasta
social entre personas, mediatizada por las tal grado que ha terminado por invertir las
imágenes». Tengamos presente que respecto categorías ontológicas de verdad/falsedad,
de la mercancía había dicho Marx, que su realidad/irrealidad, convirtiendo la falsedad en
carácter de fetiche sacralizado “consiste verdad. Se ha impuesto a sí mismo como
sencillamente, pues, en que la misma refleja verdadera realidad de un mundo que ha
ante los hombres el carácter social de su ocultado bajo capas de imágenes, es la
propio trabajo, (…), en que también refleja la consolidación definitiva del verso de Rimbaud
relación social que media entre los que dice: «La verdadera vida está ausente».
productores y el trabajo global, como una Pero esta realidad desdoblada como copia de
relación social entre objetos, existente al sí, como espejo distorsionado de una ausencia,
margen de los productores.” pide ser contemplada y adorada como un
nuevo ídolo, nuevo mito contemporáneo de
Como hemos visto, el espectáculo es la progreso y bienestar. Esta pasividad del
absolutización de este fenómeno, la espectador ante el espectáculo que le rodea,
instauración de la mercancía como centro de herencia de una tradición de pensamiento que
toda vida humana, la totalización del prima al logos frente a la praxis, será
mercantilismo hasta llegar a afectar a las profundamente criticada por Debord: “El
relaciones humanas. Pero la mediación de la espectáculo es el heredero de toda la debilidad
mercancía, instalada como núcleo social, es su del proyecto filosófico occidental que fue una
otro presentado como imagen de sí, como comprensión de la actividad, dominada por las
copia invertida e irreal, un mundo al otro lado categorías del ver (…). No realiza la filosofía,
del espejo que recompone en la retina del filosofiza la realidad. Es la vida concreta de
espectador los fragmentos dispersos de una todos que se ha degradado en universo
realidad ausente. La consecuencia de todo ello, especulativo.”
como apunta Fernandez-Savater, es que: «La
sociedad del espectáculo es, sobre todo, una La vita contemplativa ha conducido
sociedad sin política». En un mundo donde la inevitablemente a la alienación del sujeto,
forma-imagen se ha convertido en la única haciéndole consciente de la distancia
realidad, todo discurso sobre el correcto insalvable que se abre entre él y el mundo que
funcionamiento del entramado social ha le rodea. La esencia humana para Debord, al
quedado imposibilitado. El único diálogo contrario de la tradición occidental, se
posible es, en verdad, un monologo absoluto, encuentra en su praxis vital, el sujeto no es su
el discurso vacío del espectáculo en su cadena pensamiento sino su actividad, inscrita en un
incesante de imágenes, que condenan al mundo cuyo referente último es la actividad
espectador a una vida contemplativa política. Así pues, no-actuar es en definitiva
eternizada. La política resulta imposible no-vivir, no vivir como ser humano es ser
porque todo espacio de discusión civil ha cómplice del espectáculo, aceptar sus
quedado borrado, allí donde la organización designios y renunciar a nuestras capacidades.
social ha sido reducida a un mero cálculo Porque si a algo nos ha incitado Debord y los
estratégico determinado por las leyes de situacionistas es a ser actores de nuestra propia
mercado. En este mundo de principios del vida, no meros espectadores, sino parte activa
siglo XXI, donde la economía lo invade todo, en la tragicomedia de todos los días. Porque
convirtiéndose en un verdadero peligro a gran en verdad la vida cotidiana es el espacio de la
escala, los espacios públicos han sido acción, el campo de batalla donde se dan todas
42
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

las luchas, y la acción política el medio para deviniendo pensamiento práctico; y la práctica
lograr el cambio. Si el espectáculo es alienante del proletariado como clase revolucionaria no
es porque reduce nuestra capacidad de puede ser menos que la conciencia histórica
reacción, nuestra capacidad de vivir, en operando sobre la totalidad de su mundo.
definitiva. Así, el individuo ha devenido un Todas las corrientes teóricas del movimiento
espectador que ha renunciado a la acción a obrero revolucionario han surgido de un
favor de la contemplación, la cual, para enfrentamiento crítico con el pensamiento
Debord, niega la vida y nos aleja de nosotros hegeliano, tanto en Marx como en Stirner o
mismos, porque el espectador «cuanto más Bakunin.”
contempla, menos vive; cuanto más acepta Toda filosofía que quiera dar cuenta de los
reconocerse en las imágenes dominantes de la acontecimientos históricos debe abandonar las
necesidad, menos comprende su propia regiones especulativas y volver su vista hacia la
existencia y su propio deseo». praxis. Las Tesis sobre Feuerbach marcan este
En este rechazo de la filosofía comienzo, el proyecto de abandonar la
especulativa, en su apuesta por un inactividad contemplativa heredera de la tra-
pensamiento que se entrecruza con la praxis dición, dentro de la que se encuentra todo el
vital, Debord nuevamente se posiciona junto a materialismo, incluido el de Feuerbach, para
Marx, es imposible no tener presente aquí las dirigir la mirada hacia el factor de la actividad
Tesis sobre Feuerbach, que están en el centro de humana. Pero no para continuar siendo una
la critica al pensamiento abstracto en Debord. mera hermenéutica de la realidad, sino para
En la nota preliminar a la edición de 1888 de operar en su transformación. Porque este
la obra: Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía mundo exige ser renovado, hacia ello apuntó
clásica alemana, Engels hace referencia a tales el surrealismo en los años treinta del siglo XX,
tesis como un texto fragmentario, apenas unas como hemos visto en las palabras de Breton, y
notas de Marx no destinadas a su publicación, su influencia es evidente en los situacionistas
«pero de un valor inapreciable, por ser el cuando dicen: «El único trabajo útil esta por
primer documento en que se contiene el hacer: reconstruir la sociedad y la vida sobre
germen genial de la nueva concepción del otras bases». La dialéctica hegeliana es el
mundo». Este mundo hacia el que apunta método que ha permitido reconstruir la serie
Engels es un mundo reinvertido, donde lo de contradicciones internas del mundo que
abstracto se determina por lo concreto, donde vivimos. Pero allí donde Hegel presenta la
la vida es vista en su carácter esencialmente reconciliación de las contradicciones en la
práctico frente a cualquier mistificación. figura del concepto, Marx presentará la
Precisamente el «espectáculo» de Debord es lo actividad práctica revolucionaria en el mundo
opuesto a ese mundo del que habla Engels, el real. La reconciliación de las contradicciones
mundo espectacular es aquél que mantiene la que se desarrollan en el mundo no puede
inversión, donde la realidad se ha convertido darse en el orden especulativo, como ya se ha
en representación de sí misma y la imagen en señalado en las Tesis sobre Feuerbach, esto sólo
centro de la vida, es lo otro presentándose puede darse gracias a la actividad práctica, una
como nosotros mismos, llegado a tal punto de actividad revolucionaria que reinvierta el
acumulación que nos atraviesa la piel y los idealismo, que sitúe todo destino en el mundo
huesos. El proyecto de los situacionistas y de humano, allí donde se inscribe la praxis vital.
Debord, enlazará estrechamente con aquella 8. Un espectáculo antiguo
concepción del mundo expuesta por Engels.
No obstante, aunque Marx es siempre el Como hemos visto, Debord ha
referente, es indudable que en último término caracterizado el espectáculo como la
ambos se encuentran bajo la larga estela afirmación de la apariencia, es la negación de
hegeliana, ellos y todo el pensamiento la vida que se ha instaurado en su aparecer
revolucionario del siglo XIX y parte del XX. como verdadera realidad visible, único centro
En su tesis 78 Debord dirá: “El pensamiento del mundo ante nuestra mirada cómplice. El
de la historia no puede ser salvado más que espectáculo es la culminación de un proceso
43
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

de dominación que ha terminado por hombres que contemplan las sombras que se
conquistar todas las parcelas de la vida. Más deslizan por la pared de la caverna creen que
allá del espacio laboral ha aterrizado en el ellas son la única realidad que existe, pues no
mundo del ocio y del tiempo libre, conocen otra, han nacido dentro de una
conduciendo a la alienación completa de la estructura social donde la vida se reduce a la
vida humana, reducida finalmente a mera contemplación de una sucesión de imágenes
apariencia, contemplación banal de una vida irreales. Es evidente la clara relación que se
que ya no nos pertenece. El espectáculo es la establece entre el mito de la caverna y la visión
alienación de toda noción existente, la del espectáculo, cuando según Debord: “La
inversión completa de la realidad, donde todo conciencia espectadora, prisionera en un
concepto se convierte en su contrario. Ahora universo aplastado, limitado por la pantalla del
bien, si nos hemos movido en todo momento espectáculo, detrás de la cual su propia vida ha
bajo la órbita de pensadores como Marx, sido deportada, no conoce más que los
Hegel o Lukács, ¿acaso no existe un claro interlocutores ficticios que le hablan
trasfondo idealista, de raíz platónica, unilateralmente de su mercancía y de la
subyacente al pensamiento de Debord? ¿No política de su mercancía.”
resulta ser un eco que, a cada paso que damos No obstante, esta crítica a la
dentro de la red del espectáculo, va resonando contemplación recurrente en la obra de
cada vez con mayor fuerza? En verdad esto Debord se remonta, una vez más, a autores
parece evidente al desentrañar el juego de precedentes. La encontramos ya en Lukács,
oposiciones que propone en su obra: quien expone que, según la interpretación
vida/espectáculo, realidad/irrealidad, marxista: “es una evidencia que la «industria»,
verdad/falsedad... Si Debord expone la el capitalista como portador del progreso
tensión dialéctica existente entre estos dos económico, técnico, etc., no actúa, sino que es
espacios claramente diferenciados es para actuado, que su «actividad» se agota en la
optar, en definitiva, por uno de ellos, frente a observación y el cálculo correctos de los
la falsedad de la apariencia la única escapatoria efectos objetivos de las leyes naturales de la
posible es apostar por la realidad de una vida sociedad.”
plena, más real y verdadera: «Emanciparse de
las bases materiales de la verdad invertida, he Porque tanto para Debord como para
aquí en qué consiste la autoemancipación de Lukács la actitud contemplativa es inherente a
nuestra época». Y sin embargo, cuál es esa la tradición de pensamiento occidental, cuya
verdad irreal de la que emanciparse está lejos última expresión es la sociedad espectacular,
de ser una cuestión sencilla, y mucho menos aquella tradición que considera a la ciencia
una supuesta vida más verdadera hacia la que física como verdadero discurso explicativo de
dirigir nuestros esfuerzos. la realidad y a la experimentación como
herramienta para desentrañar sus claves.
Si el espectáculo es una representación
invertida de la vida, una imagen irreal de ésta, Esta vida contemplativa criticada por
entonces nos encontramos con una «otra» vida Debord, consecuencia inevitable del desarrollo
de la cual el espectáculo es su representación, su de la forma-mercancía convertida en forma-
copia invertida. Pero entonces cabe imagen, es la vida misma de los habitantes
preguntarse ¿cuál es esa vida real? ¿En qué subterráneos de la caverna de Platón. Al igual
términos se define? ¿Acaso no late en todo que los actores del espectáculo de Debord,
ello una clara similitud con el mito de la caverna ellos viven inmersos en un juego de
de Platón? Aquellos prisioneros encadenados apariencias que toman por la única realidad
en el fondo de la caverna platónica, obligados existente, mientras tras de sí queda la vida
a contemplar una pared en la que se proyectan inexplorada, la realidad plena que oculta sus
las sombras de los objetos, son los prisioneros secretos. Las sombras de la caverna, como
mismos del espectáculo de Debord, siervos totalidad de un espectáculo completo,
voluntarios de una realidad que los aliena pero instauran el monopolio de la apariencia, son la
de la que renuncian desprenderse. Los positividad indiscutible que no deja un
44
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

resquicio, exigiendo una aceptación pasiva a reducida a farsa, lo que está viendo
todos sus espectadores. Es el decorado eterno representado.
y banal que se desplaza por todos los niveles © Cuaderno de Materiales 24, 2012
de la existencia, donde se instalan los
espectadores, verdaderos actores de la obra,
figurantes de una representación en la que han
renunciado a actuar, limitándose a contemplar Crítica de la sociedad del
el decorado del teatro de sus propias vidas.
Porque, para Debord, en este mundo espectáculo: las ideas de la
espectacular, el actor ha ido progresivamente Nueva Derecha
renunciando a su capacidad de actuación, ha
preferido situarse en el fondo de la caverna, Carlos Pinedo Cestafe
ubicarse entre las sombras de un mundo
escindido, dividido entre sí mismo y su
opuesto, donde ya sólo queda el reflejo irreal, Teniendo en cuenta lo que caracteriza a
puesto que la esencia se nos ha escapado. Sin nuestra especie en un desarrollo fisiológico
embargo, ello no desemboca en una tragedia retardado, una juventud persistente y la
sino en la farsa. Es la vida invertida la que se desprogramación orgánica de sus instintos, el
presenta ante nuestros ojos, inversión satírica hombre necestia dotarse de otros
de un mundo distante y oculto. “programas”, constituidos por la cultura y las
Llegados a este punto retomamos lo dicho instituciones. Dado que el hombre es un ser
por Gadamer respecto del mundo invertido que toma posición siempre frente a su
hegeliano como sátira. El espectáculo es dicha entorno, tanto para sobrevivir como para
sátira, y al mismo tiempo es diferente en lo modificarlo, la cultura es la que proporciona
esencial. Porque es una sátira sin capacidad los útiles necesarios para esa mediación
crítica, ha renunciado a todo mensaje que no (hombre-mundo). Cada cultura posee sus
sea su autoproducción gratificante, es la propios sistemas de mediación, para
parodia de una vida sin conflicto, la bufonada representarse e interpretar el mundo.
sin trasfondo. La realidad espectacular, Estos sistemas de mediación cumplen dos
autoimpuesta como la verdadera realidad, allí funciones: una función simbólica de
donde ha invertido la distinción entre verdad y representación y una función técnica de
falsedad, entre realidad e irrealidad, se ha acción. Cuando nuestra experimentación y
configurado como una visión reflejada de la nuestra percepción mediatizadas del mundo
vida que se ha vuelto del revés, una vida experimentan una evolución, nuestra relación
reducida a elementos banales e inconexos bajo con el mundo se transforma fisiológicamente,
una aparente capa de felicidad que oculta la pues todo sistema de mediación modifica
vacuidad de todo ello, el consumo continuo de nuestra percepción del mundo.
mercancías en busca de una autorrealización
imposible. Como señala Gadamer, el objetivo Nuestra época se caracteriza por la
de toda sátira es la denuncia de la hipocresía y multiplicación de los tipos de mediación, por
la falsedad, pero el espectáculo es la ocultación ello nuestra percepción de la realidad pierde su
de todo ello, el abandono de toda voluntad de coherencia. Este medio mediático, al
denuncia. Porque, tal y como lo presenta interponerse entre la vivencia y la realidad,
Debord, es la falsedad convertida en centro de produce un efecto de distanciamiento que deja
la realidad, es la irrealidad como esencia. En cada vez menos espacio para la percepción
una sociedad dominada por el espectáculo, la directa de la existencia.
crítica ha perdido toda fuerza, consecuencia Esta hiper-mediatización no le permite al
inevitable de un mundo que ha renunciado hombre más que experiencias de segunda
para siempre a quitarse la venda de los ojos; mano. Las experimentaciones directas son
mientras apuesta por un Panem et circenses atenuadas o suprimidas. Ahora bien, sin
permanente, sin saber que es su propia vida, experimentación directa, el hombre no se
45
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

auto-construye y cae en un estado de el reachazo de la realidad y de la estructura


dependencia fisiológica, que se traduce en aleatoria de la vida. La multiplicación de las
fragilidad orgánica, ante la eventualidad de la pseudo-experiencias mediáticas nos hace
desaparición de las técnicas de mediatización. entrar en una vida soñada, de modo que estas
Dado que cada medio “mediático” sub-experiencias son incapaces de favorecer el
produce su propio esquema en relación con el aprendizaje social y la enseñanza de nuevos
mundo, y el individuo vive inmerso en un comportamientos por “adiestramiento”
medio mediático extraordinariamente dispar y individual. Su efecto es domesticador e
abundante, este último vive, una sucesión de involutivo.
relaciones artificiales con el mundo, de tipo Creemos vivir en una época agobiante,
segmentario e inconexo. Los individuos porque somos demasiado sensibles, y el menor
pierden entonces todo eje referencial en sus choque nos conmociona, sin embargo, el
sistemas de representación y de acción. De ahí individuo actual no experimenta los
la decadencia de las concepciones coherentes verdaderos agobios de sus predecesores,
del mundo y la decadencia de la conciencia, es totalmente necesarios para la estructuración
decir, de la percepción de uno mismo en el psíquica y para el “adiestramiento” fisiológico
mundo. de la personalidad. Confundiendo el mundo
La heterogeneidad de los sistemas de real y el mundo mediatizado, el individuo
mediación refuerza una de las características pierde de vista que el ambiente socio-cultural
de las sociedades mercantilistas: la reposa en circuitos del esfuerzo y en el
inestabilidad de las formas de vida. El principio de la actividad; al mismo tiempo, la
caleidoscopio de falsas impresiones que nos opinión sustituye a la experimentación, y no
proporciona el medio mediático supercializa la son las cosas lo que conocemos, sino lo que se
vivencia social e impide la transmisión de dice y conviene pensar que son.
valores culturales, dado que el enraizamiento En este mundo de la mediatización en el
en una cultura específica es imposible, ya que que la maduración cultural desaparece a favor
podemos consumir todas las culturas del de micro-choques que martillean al individuo
mundo, a través del medio mediático. con incitaciones constantes, las pasiones ganan
Por otra parte, nuestra sociedad del en falsa intensidad lo que pierden en
espectáculo, desprovista de conciencia profundidad y en serenidad. Asimismo,
histórica, compensa la inactividad profunda de vivimos en una época de contactos fáciles que
las existencias individuales por la agitación traducen una mercantilización de los
formal, basada en la sobreabundancia de sentimientos, al tiempo que un mimetismo de
espectáculos. De actor cultural, el individuo las estructuras de familiaridad relacionales,
pasa a ser espectador pasivo de un juego, en el mantenidas con los sistemas de mediación. En
que no es parte activa. De ahí la resignación, la parte, porque el hombre contemporáneo
incapacidad para la acción, que caracteriza el experimenta una multiplicidad de contactos
psiquismo de los espectadores. con imágenes mediatizadas, dado que se
alimenta de una sobreabundancia de
Asimismo, el subjetivismo adquiere impresiones y de informaciones, su psiquismo
proporciones de autismo: el individuo se cree, proyecta en su mundo personal este tipo de
gracias a su sistema de mediatización actitud relacional.
doméstico, autosuficiente, y se separa un poco
más del mundo vivido. Esto tiende a debilitar El sentimiento comunitario desaparece,
la resistencia psicológica individual frente a la pues el “yo”, hipertrofiado a la vez por el
realidad. Todo acontecimiento que se sale de ambiente consumista y por la ilusión de
la normalidad y que escapa a la mediatización autonomía aportada por el sistema mediático,
se vive como un drama. Entran en pierde la experiencia de los demás, pero
funcionamiento los comportamientos de multiplica las relaciones, ya que observa mil
evasión, la hipertrofia del principio de placer, caras por día, pero no ve ninguna, por lo que
éstas no se integran en su psiquismo.
46
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Para el hombre, su medio ambiente desestabilización es tanto más peligrosa cuanto


exterior es siempre excesivamente proliferante. que las vícitmas no tienen conciencia de ella.
Para vivir en él, tiene necesidad de una La sociedad mercantilista tiene necesidad
“descarga” de impresiones y de informaciones. de la dictadura de la imagen para adormecer el
Normalmente es la cultura la que filtra y espíritu crítico del espectador, distraerlo,
aligera los impactos del medio, seleccionando distenderlo, es decir, hacerle olvidar lo que es
los que le son útiles y significativos. Sin esencial, pacificarlo y despolitizarlo. El
embargo, el sistema moderno de hombre, absorvido y digerido por el medio
mediatización no cumple este papel, mediático, se convierte en un ser sin memoria,
sobrecargando por el contrario nuestras sobre el cual puede reinar el dictador
percepciones. El exceso de impresiones que totalitario y sin rostro de la sociedad liberal y
obtenemos de los sistemas de mediación mercantilista avanzada.
contribuyen a acentuar la pérdida de
significado que constatamos en la sociedad © Alain de Benoist, Guillaume Faye. Las ideas de la
mercantilista. El espectador, ahogado y Nueva Derecha. Una respuesta al colonialismo
cultural. Introducción de Carlos Pinedo. Ed. Nuevo
bombardeado por estímulos visuales y por una Arte Thor, Barcelona, 1986.
avalancha de discursos insignificantes, pierde
toda facultad de clasificación y de
jerarquización de sus apreciaciones, no
solamente de los propios mensajes, sino
también del mundo que le rodea. La
inteligencia selectiva se atrofia, no sólo por la
mediocridad de los mensajes, sino a causa de
su sobreabundancia rítmica, que mata toda
sensibilidad armónica. Los individuos, en
presencia de un universo sin “descarga” y
pletórico de mensajes vacíos, pierden todo
recurso crítico y dejan de ser aptos para
seleccionar las impresiones recibidas del
exterior. Estos sistemas mediáticos, lejos de
incrementar la información, tienden más bien
a neutralizarla, quitándole toda significación
por una acumulación no-discriminante de
mensaje, que los aplasta, haciéndolos
folotantes y transparentes. Pasado un cierto
umbral, la abundancia se destruye a sí misma
como auto-negadora de sentido. El exceso de
información conduce exactamente al mismo
resultado que la ausencia de información:
cuando hay demasiados mensajes y todos
valen lo mismo, nada cuenta, nada queda, todo
deja indiferente.
El universo mediático fabrica semi-
hábiles, muy útiles para el sistema
mercantilista, gracias a la falsa incertidumbre
de saber y de competencia que le proporciona
al espectador el mensaje informativo. Además,
tiende a desestructurar el psquismo individual,
puesto que el individuo no es capaz de
descifrar el mundo exterior, ni de valorar
adecuadamente la realidad. Esta
47
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

tecnologías frente a la tradición, o más ridículo


todavía (como en efecto ha sucedido), en
La civilización del espectáculo, torno al libro electrónico frente al libro de
de Mario Vargas Llosa papel.
Han sido muchas las adhesiones
José Martínez Rubio (melancólicas, nostálgicas, elegantes…) que
Vargas Llosa ha recibido públicamente,
pertrechadas por el prestigio y el
La Cultura ha sido profanada por las reconocimiento de toda una carrera literaria.
nuevas formas masivas de comunicación en No han dudado Víctor García de la Concha,
red, desprestigiada por el auge del consumo y César Antonio Molina, Jordi Llovet, Vicente
de lo efímero de los nuevos productos Molina Foix o Juan Cruz (en “Un manifiesto
culturales, que conducen irremediablemente a moral”, de su blog en El País llamado Mira
la vacuidad, y desmantelada que te lo tengo dicho, 26 de abril de 2012), por
programáticamente por treinta años de teoría poner ejemplos concretos, en sumarse a la
cultural que ha contribuido a la alienación del corriente regresiva y falsamente garantista de
sujeto y a la pérdida del aura salvífica de la una cultura brillante (y sin posibilidad de
Cultura que en otro tiempo conservaba, con la contestación) y en respaldar las tesis proféticas
misma exclusividad como merecimiento para (hay quien diría necrófilas) de La civilización
quien supiera extasiarse ante ella, la Cultura. del espectáculo.
Como se ha visto, pongo Cultura con
Han sido menos las voces de autoridad
mayúsculas, y debiera además entrecomillar la
que han mostrado cierta disensión y no menos
frase anterior (profusa en subordinadas, no
malestar por la proclama del (magnífico)
por casualidad) o emplear la cursiva para
Nobel. Jordi Gracia (“Los espejismos del
destacar unas ideas que no son mías, pero que
Apocalipsis”, El País, 6 de junio de 2012) ha
aletean sobre la primera lectura
tenido el talento y la mesura de encauzar el
(necesariamente superficial) de La civilización
debate intelectual hacia postulados ilustrados y
del espectáculo (Alfaguara, 2012), el último
humanísticos (derivando con ello el
ensayo de Mario Vargas Llosa.
pensamiento optimista, razonable y razonado
Sorprende comprobar que precisamente de su “panfleto” El intelectual melancólico,
La civilización del espectáculo no haya Anagrama, 2011) hasta rebatir, con las mismas
levantado un verdadero debate en armas de la razón, la idea de la decadencia
profundidad (a nivel intelectual, estético y cultural de occidente y negociar un pacto
político) sobre el estado de la cultura en los intelectual (de no agresión) con la premisa
mismos términos en los que el Nobel peruano básica de que el despliegue tecnológico no
se expresa. Las reacciones, ciertamente, han arrinconará nunca el (buen) pensamiento y la
sido numerosas, desbordadas en reseñas, en (gran) cultura, y con una llamada a la
artículos, en comentarios y en apostillas que tranquilidad de no ver amenazante el
han servido (exacto) de promoción más que desarrollo virtual y de las fórmulas de
de contribución crítica a un debate que entretenimiento masivo (televisión, música,
(insisto) tiene un alcance mayor de lo que el videojuegos, internet, etc.), sino una
mundo cultural ha pretendido o ha fingido “adaptación antropológicamente inteligente”
entender. Lo cual me parece una paradoja o, si de la Cultura.
se me permite, una desconsideración hacia los
Más contundente y menos negociable ha
planteamientos estructurales del autor. Es más,
sido la posición de Jorge Volpi (en “El último
la gran mayoría de textos que han revoloteado
de los mohicanos”, en El País, 27 de abril de
sobre el pensamiento de Vargas Llosa han
2012), donde pregunta y responde “¿De qué se
acabado simplificando toda su reflexión hasta
lamenta Vargas Llosa? De todo. Del estado
el error de presentar una dialéctica que se
actual de la cultura y la política, de la religión e
articula exclusivamente en torno a las nuevas
incluso del sexo. Según él, todas estas
48
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

vertientes de lo humano han sido pervertidas cerrada o intraliteraria del New Criticism de
por la gangrena de la frivolidad”. Y, como Eliot hacia una sociología del arte que, entre
acaba sentenciando el mexicano, el autor de La otras cosas, acusa a la cultura europea a través
civilización del espectáculo se lamenta en de sus instituciones académicas de haber
realidad del final de una aristocracia estética auspiciado (o al menos permitido) el horror de
más que de un estado cultural arrumbado: la Segunda Guerra Mundial. Casi nadie rebate
“Vargas Llosa acierta al diagnosticar el final de ya los postulados de Adorno y Horkheimer en
una era: la de los intelectuales como él”. Dialéctica de la Ilustración, pero a partir de
Insisto en que han sido pocos los que han ella, Steiner y Vargas Llosa conceptualizan la
salido a comprobar y a contrarrestar el alcance “poscultura” o la “contracultura” o la “cultura
de lo que, en mi opinión, es una bomba posmoderna” como el camino equivocado que
cultural que Mario Vargas Llosa lanza en su no suple la variante trágica de la cultura de la
último ensayo, que no es precisamente una Modernidad.
elegía por cierto paraíso estético perdido Comparte con Guy Debord (La Société du
(como la gran mayoría de reseñistas han Spectacle, 1967) diagnóstico del estado
reseñado, con mayor o menor alcance, con cultural (y casi título del ensayo): el consumo
mayor o menor finura…), sino más bien una de un capitalismo avanzado “aliena”, en
llamada al orden atávico que la Modernidad términos marxistas (se permiten), al sujeto
comenzó a redefinir: el control del poder contemporáneo, lo introduce en los
cultural junto a la libertad del individuo crítico mecanismos del mercado como pieza, en tanto
y creador, frente a la democratización o que mano de obra, pero también como
extensión de la cultura junto a la masificación término final de la cadena de producción. Para
o la banalización del arte. luchar contra esa cosificación del individuo,
Comienza el peruano relatando la crónica contra esa pérdida de espiritualidad y de
de la resemantización del concepto de identidad y, en consecuencia, para la
“cultura”, a partir de tres autores de segunda reactivación de la conciencia colectiva frente al
mitad de siglo XX. Junto a T. S. Eliot (Notes poder, Debord apuesta por una acción
Towards the Definition of Culture, 1948), directamente revolucionaria. Vargas Llosa, en
Vargas Llosa argumenta la necesidad de cambio, se limita a afirmar que “sus tesis y las
proteger la “alta cultura” de las veleidades del de este libro están en las antípodas” y, como
consumo y de la vida moderna; una alta se verá, las tesis de La civilización del
cultura definida en términos de exclusividad y espectáculo apuestan por la regeneración de la
exquisitez, transmitida y heredada a través de “alta cultura” por parte de una comunidad
la familia, la religión y la educación (por este reducida de prestigiosos pensadores a quien
riguroso orden), garante de la belleza a la que cuidar, proteger y agradecer en nombre de
aspira el ser humano, con lo que ello implica toda la sociedad.
en relación al resto de “cultura”: Frente a esta anarquía imaginada a que
La ingenua idea de que, a través de la aboca el Posmodernismo y su relativismo
educación, se puede transmitir la cultura a la estético y ético, podría haber aprendido
totalidad de la sociedad, está destruyendo la Vargas Llosa de los distintos ensayos que,
‘alta cultura’, pues la única manera de desde el mismo pensamiento neoliberal, ha ido
conseguir esa democratización universal de la presentando Gilles Lipovetsky, a quien
cultura es empobreciéndola, volviéndola cada nombra a continuación junto a Jean Serroy (La
día más superficial. cultura-mundo. Respuesta a una sociedad
desorientada, 2008). Ni mucho menos
Acierta George Steiner (Bluebeard’s Lipovetsky abomina de la despersonalización
Castle. Some Notes Towards the Redefinition del individuo (al menos no en los mismos
of Culture, 1971), en opinión de Vargas Llosa, términos que Vargas Llosa o que incluso Guy
al relacionar la “cultura” con el entorno Debord) en La era del vacío, El crepúsculo del
político-social, es decir, ampliando esa visión deber, Los tiempos hipermodernos o El

49
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

imperio de lo efímero, sino que constata en Y traza una correlación directa entre
efecto la pérdida de autoridad de las democratización de la cultura y banalización
instituciones disciplinarias tradicionales con del arte, con vistas explícitas al retorno del
respecto al sujeto y su sustitución por lo antiguo estado:
socialmente aceptado, la moda, la imagen, la Se trata de un fenómeno que nació de una
superficialidad, etc. Pero si, digamos, el voluntad altruista: la cultura no podía seguir
diagnóstico es compartido por Debord, siendo patrimonio de una élite. [...] Esta loable
Vargas Llosa y Lipovetsky, las reacciones son filosofía ha tenido el indeseado efecto de
radicalmente distintas. trivializar y adocenar la vida cultural, donde
No obstante, el Nobel peruano califica de cierto facilismo formal y la superficialidad del
“fascinante y aterrador” el ensayo Cultura contenido de los productos culturales se
Mainstream (2010) de Frédéric Marte, donde justificaban en razón del propósito cívico de
se analiza la extensión de la cultura hacia la llegar al mayor número. La cantidad a
clase baja, en términos de consumo y de expensas de la calidad.
entretenimiento, que Vargas Llosa tacha La democratización de la cultura estuvo
automáticamente de no-cultura: bien como proyecto, no como realización. De
El autor ve con simpatía esta mutación, la educación no sostiene lo mismo, porque lo
porque gracias a ella la cultura mainstream, o considera cosa de técnicos, no de verdaderos
cultura del gran público, ha arrebatado la vida trabajadores de la cultura, y alaba la práctica
cultural a la pequeña minoría que antes la extirpación del analfabetismo en las sociedades
monopolizaba, la ha democratizado, más avanzadas.
poniéndola al alcance de todos, y porque los El espectáculo y el entretenimiento ha
contenidos de esta nueva cultura le parecen en lastrado el cine, la literatura y la música hasta
perfecta sintonía con la modernidad, los deturpar su antigua calidad, en opinión del
grandes inventos científicos y tecnológicos de autor. Solo los departamentos de investigación
la vida contemporánea. y los críticos especializados resisten frente a la
Igualar a Shakira con Thomas Mann es, degeneración de la cultura; ellos, unos pocos
para Mario Vargas Llosa (sin atender siquiera especialistas, saben lo que es bueno, o es
criterios semióticos) la gran perversión de mejor, pero se ven obligados a encerrarse en
nuestro tiempo. El problema estriba en la un mundo lamentablemente hermético y a
sensación, impresión o imaginación de quien denostar el otro resto del mundo,
cree efectivamente que se han igualado Shakira lamentablemente masivo. Y no aciertan a
y Thomas Mann, o peor, que uno de los dos sentenciar que esta cultura del espectáculo
no merece la atención del mundo cultural bien adormece y propaga “la autocomplacencia y la
entendido. autosatisfacción”, exactamente como un
Esta introducción, adobada de teóricos y producto más del mundo mercantilizado a que
teorías, en que se intenta definir el concepto hemos llegado. A partir de aquí, desfilan
de “cultura” da paso a seis capítulos que programas de televisión, estrellas de cine o
encierran un estilo más directo y menos bandas de rock (o reputados cineastas como
glosado, con uno o dos textos conclusivos que Woody Allen) como agentes de perversión de
el escritor publicara anteriormente en prensa. la verdadera cultura y de la inocente juventud:
“En la fiesta y el concierto multitudinarios los
En el capítulo “La civilización del jóvenes de hoy comulgan, se confiesan, se
espectáculo”, ya sin los corsés de una teoría redimen, se realizan y gozan de ese modo
tan explícita, Mario Vargas Llosa sentencia: intenso y elemental que es el olvido de sí
¿Qué quiere decir civilización del mismos”.
espectáculo? La de un mundo donde el primer Como respuesta a estas palabras que rozan
lugar en la tabla de valores vigente lo ocupa el la homilía (como género), podemos pensar
entretenimiento, y donde divertirse, escapar que Bach o Mozart pueden ser tan evasivos
del aburrimiento, es la pasión universal.
50
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

para el sujeto como Paulina Rubio o el Real recurrentes cuando no se sabe explicar más
Madrid (si se me permite el símil), con lo que exactamente un estado de cosas. Bajtin, por
debemos descartar que, en realidad, las ejemplo, es culpable:
intenciones del autor sean las de vindicar unas Bajtin y sus seguidores (conscientes o
formas culturales concretas (la llamada “alta inconscientes) hicieron algo más radical:
cultura”, que ni Peter Burke ni Néstor García abolieron las fronteras entre cultura e incultura
Canclini pueden definir sin apenas problemas, y dieron a lo inculto una dignidad relevante,
dada su exigencia intelectual y su minuciosidad asegurando que lo que podía haber en este
en el análisis), y debemos empezar a pensar discriminado ámbito de impericia,
que, en realidad, las intenciones del autor son chabacanería y dejadez estaba compensado
las de vindicar una fuerza concreta que ve por su vitalidad, humorismo y la manera
amenazada su hegemonía dentro de las desenfadada y auténtica con que representaba
relaciones de poder cultural. Eso exactamente las experiencias humanas más compartidas.
es lo que intenta frenar La civilización del
espectáculo. Sin complejos, Mario Vargas Llosa se
desliza hacia el insulto. A Baudrillard lo califica
En connivencia con los medios masivos, de charlatán, y evita saludarlo (según cuenta él
el intelectual ha desaparecido de la vida mismo en el propio ensayo) en una
pública, o ha perdido su antigua capacidad conferencia donde el filósofo francés
crítica y de autoridad, recordando como desarrollaba sus ideas acerca de los simulacros
siempre elJ’accuse de Émile Zola. En cambio, que se confunden con la realidad original.
ha pasado a ser una pieza más de consumo y Como lo real se confunde, el peruano desiste
entretenimiento, dedicado a la autopromoción de materializar su encuentro, cuenta el propio
y al amarillismo, cosa que ha afectado escritor. Aunque mucho más agresivo (e
indudablemente al mundo periodístico, donde injusto) se mostrará el Nobel en el capítulo
la información y las noticias de actualidad han “Prohibido prohibir”, donde levanta el acta de
desplazado a los análisis, a los reportajes y a la defunción de mayo del 68, de sus pensadores
investigación honesta. Y en pintura, igual: más destacados, de las corrientes libertarias
La desaparición de mínimos consensos que desencadenó (y que ayudaron a reforzar y
sobre los valores estéticos hace que en este a perpetuar, según él, el rígido sistema de
ámbito la confusión reine y reinará por mucho clases que combatían) y toda la corriente
tiempo, pues ya no es posible discernir con académica de los Estudios Culturales.
cierta objetividad qué es tener talento o Los filósofos libertarios como Michel
carecer de él, qué es bello y qué es feo, qué Foucault y sus inconscientes discípulos
obra representa algo nuevo y durable y cuál no obraron muy acertadamente para que, gracias
es más que un fuego fatuo. a la gran revolución educativa que propiciaron,
Con total impunidad y con una prosa los pobres siguieran pobres, los ricos ricos y
ligera Vargas Llosa salta de tema en tema para los inveterados dueños del poder siempre con
ilustrar una idea general: la pérdida de la el látigo en las manos.
seriedad y la profundidad en todas las No es arbitrario citar el caso paradójico de
disciplinas culturales, artísticas o de Michel Foucault. Sus intenciones críticas eran
pensamiento y el triunfo de la levedad (aunque serias y su ideal libertario innegable. Su repulsa
no cite a Milan Kundera) y la frivolidad. de la cultura occidental -la que, con todas sus
En el capítulo “Breve discurso sobre la limitaciones y extravíos, ha hecho progresar
cultura”, insiste en las mismas ideas más la libertad, la democracia y los derechos
presentadas en la introducción y el capítulo humanos en la historia- lo indujo a creer que
anterior, pero comienza a señalar culpables de era más factible encontrar la emancipación
la “banalización” del arte, como parte de la moral y política apedreando policías,
sociedad, recurriendo a binomios tópicos frecuentando los baños gays de San Francisco
como la distinción entre “precio” y “valor”, o los clubes sadomasoquistas de París, que en

51
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

las aulas escolares o las ánforas electorales. Y elaborado… y tras todo este preámbulo, lo
en su paranoica denuncia de las estratagemas ejemplifique con los casos a nivel internacional
de que, según él, se valía el poder para someter que Wikileaks ha destapado en los últimos
a la opinión pública a sus dictados, negó hasta años. Nadie en el periodismo de investigación
el final la realidad del sida -la enfermedad que ha llegado nunca tan lejos, y sin embargo, el
lo mató- como un embauque más del intelectual peruano censura este gesto de
establishment y sus agentes científicos para alumbramiento que, dice, atenta contra la
aterrar a los ciudadanos imponiéndoles la democracia:
represión sexual. El avance de la tecnología audiovisual y
Resulta intelectualmente falaz y éticamente los medios de comunicación, que sirven para
mediocre desautorizar toda una corriente de contrarrestar los sistemas de censura y control
pensamiento tan próspera y tan fecunda en las sociedades autoritarias, deberían haber
durante las últimas décadas en Occidente, por perfeccionado la democracia e incentivado la
muy en desacuerdo que uno esté participación en la vida pública, pero ha tenido
(completamente legítimo), empleando el más bien el efecto contrario. [...] Al exponer a
cinismo con que Mario Vargas Llosa despacha la luz pública, como ha hecho el Wikileaks de
la impagable labor de Michel Foucault. Julian Assange, en sus pequeñeces y miserias,
Es aquí donde se advierte que no es una las interioridades de la vida política y
mera confrontación de ideas lo que se diplomática, el periodismo ha contribuido a
propone el ensayista con La civilización del despojar de respetabilidad y seriedad un
espectáculo. No es simplemente una quehacer que, en el pasado, conservaba cierta
contribución al debate sobre la radiografía del aura mítica, de espacio fecundo para el
mundo cultural de nuestro siglo XXI. No es heroísmo civil y las empresas audaces en favor
con toda legitimidad la defensa o la crítica de de los derechos humanos, la justicia social, el
unos postulados culturales. En mi opinión, progreso y la libertad.
Vargas Llosa revisa la historia cultural de los No estoy seguro de caer en la demagogia
últimos cincuenta años en términos si señalo que, para Vargas Llosa, la libertad de
revanchistas para intentar dar cuenta de un prensa o lo higiénico de la transparencia
cambio de paradigma cultural, de una informativa y política está muy por debajo del
reestructuración del sistema como estamos aura mítica o del imaginario literario de la
asistiendo en estos momentos, que no solo diplomacia internacional. No estoy seguro de
afecta al arte (con todas sus disciplinas), sino continuar en la demagogia si constato que las
también a ámbitos ciudadanos como la empresas en favor de los derechos humanos,
educación, la economía o la carta de derechos según el autor, han de ser audaces y heroicas y,
y obligaciones de un individuo. En un por lo tanto, para que se den, para que sean
contexto de crisis sistémica, La civilización del posibles, el mundo ha de ser oscuro y
espectáculo contribuye a apuntalar una de las perverso. Me arriesgo a continuar en la
fuerzas en pugna de esa reestructuración del demagogia si señalo una contradicción: la
paradigma, un modelo global de sociedad libertad del individuo, del creador artístico y
cercana al neoliberalismo (que por otra parte del mercado no se ve refrendada por la
nunca ha escondido su autor), por lo que libertad mediática y política en relación con la
asombra la poca profundidad de las lecturas información.
que en prensa o en la academia se han hecho Quiero insistir en la idea de que La
de esta bomba cultural, como he calificado yo civilización del espectáculo no es solo un
mismo a este ensayo. ensayo cultural, sino toda una toma de
De otro modo no hay forma de explicar posición global en un momento de cambio de
que en el capítulo “Cultura, política y poder”, paradigma en Occidente. De hecho, los
Vargas Llosa señale el “amarillismo” como el capítulos sobre “La desaparición del
cáncer del periodismo, el chismorreo y la erotismo”, y “El opio del pueblo”, abordan
banalidad como contrarias al pensamiento dos temas que en teoría debieran ser cada vez
52
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

menos espinosos: la sexualidad y la religión. de la libertad demanda la prohibición del


No obstante, no solo se niega la importancia burka o del yihab del espacio público:
de los avances en cuestiones de libertad sexual, Ese es el contexto en el que hay que situar
con respecto a la mujer o a los homosexuales, siempre el debate sobre el velo, el burka y el
por ejemplo, sino que esa misma liberación yihab. Así se entendería mejor la decisión de
actúa como factor de represión subjetiva, Francia –justa y democrática en mi opinión-
desnaturalización y desvirtuación del erotismo, de prohibir de manera categórica el uso del
que ha acabado convirtiéndose, como un velo o cualquier otra forma de uniforme
ejemplo más de la rueda de consumo, en mera religioso para las niñas en las escuelas públicas.
pornografía. Incluso los programas de
educación sexual llevados a cabo por El ensayo cierra con una “Reflexión final”
gobiernos progresistas en España son motivo recapitulando los diferentes asuntos tratados
de burla por parte del ensayista: en él. Ciertamente, por la prolijidad de temas
(artes, religión, periodismo, sexualidad,
Seis décadas después ¡clases de paja en las economía, etc.) es una obra ambiciosa.
escuelas! Eso es el progreso, señores. ¿Lo es, Ciertamente, por esta misma razón, y por todo
de veras? La curiosidad me acribilla el cerebro lo expuesto anteriormente, no nos
de preguntas. ¿Pondrán notas? ¿Tomarán encontramos ante un tratado cultural, ante una
exámenes? ¿Los talleres serán teóricos o radiografía (aunque partidista) del estado de la
también prácticos? ¿Qué proezas tendrán que cultura actual. Más bien, estamos ante una
realizar los alumnos para sacar la nota de obra orgánica (si se quiere, aún sin órgano
excelencia y qué fiascos para ser definido), con una ideología integral que sirve
desaprobados? ¿Dependerá de la cantidad de para proyectar un modelo cultural y social
conocimientos que su memoria retenga o de la concreto en tiempos de inestabilidad sistémica.
velocidad, cantidad y consistencia de los
orgasmos que produzca la destreza táctil de De este modo quise comenzar este breve
chicos y chicas? No son bromas. Si se tiene la estudio, resaltando la sorpresa de que La
audacia de abrir talleres para iluminar a la civilización del espectáculo haya acaparado
puericia en las técnicas de masturbación, estas más elogios y comentarios superficiales que
preguntas son pertinentes. debates en profundidad, dada la controversia
que pueden generar sus planteamientos, y
La única pregunta honesta, desde mi dado el tono hiriente y revanchista (a todas
punto de vista, es la primera, la que se luces injusto) en ocasiones con que juzga a los
pregunta sobre la naturaleza del progreso. El actores intelectuales que han configurado el
resto del párrafo, un alarde de cinismo entorno desde el que debatimos en estos
impropio que impide ciertamente la dialéctica momentos sobre lo que somos, pero sobre
y la confrontación de ideas. todo sobre lo que debemos ser a partir de
La libertad sexual se ha confundido con la ahora.
pornografía y ha acabado esclavizando al
hombre y a la mujer, en definitiva. De la
misma manera, la libertad religiosa ha acabado
eliminando la espiritualidad del sujeto, que
debe vivir siempre en la esfera de lo privado,
pero sobre todo ha chocado con la libertad de
quien niega la existencia de Dios; en la esfera
de lo público, el laicismo debe garantizar
valores universales por encima de cualquier
dogma religioso. Esta es la base de toda
democracia, ciertamente, y Mario Vargas
Llosa, al igual que muchos intelectuales tanto
de derechas como de izquierdas, en nombre

53
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

cambio o devenir, Heráclito erigía uno de las


primeras posiciones acerca de la naturaleza de
Espectáculo, mercancía y las cosas y del ser, posición que se
confrontaría a la que luego sostendrá
seducción; el predominio del Parménides en cuanto a la naturaleza única,
objeto sobre el sujeto en inmóvil, eterna, homogénea y continua de los
Debord y Baudrillard mismos. Con ellos, alrededor del siglo V a.C.,
se arriba a una primera reflexión dicotómica
Daniel Figueroa Orellana acerca de la relación entre el sujeto y las cosas:
un mundo sensible y un mundo comprensible,
una bifurcación entre el parecer y el ser.
Que el ser humano conviva y se relacione Elementos fundacionales de un modo de
inevitablemente con un mundo exterior pensar que se verá sacudido con la llegada de
cargado de cosas, pareciera ser asunto trivial. cierto fenómeno histórico que sobrepobló el
Los objetos naturales y los creados por el mundo de objetos artificiales y que estarían
hombre desde siempre se han mostrado ante afectando de un modo distinto la convivencia
el sujeto como un otro que le afecta, sea que mantiene el sujeto con el mundo
solidarizando con sus propósitos o percibido. Se atan así, y de ahí hasta hoy,
interfiriendo en la consecución de los mismos. elementos complejos que pueden ser
Con sólo este antecedente, el asunto ya no reducidos a la figura dual de sujeto-objeto y
parece ser muy ligero. A través de la historia, que han tenido, podremos llegar a decir,
múltiples reflexiones han sido realizadas en manifestaciones transformacionales para el
torno a este asunto: las relaciones que han primero.
vinculado a los hombres con las cosas. Un De objetos naturales a mercancías.
rasgo distintivo de esas reflexiones ha sido su
Puede decirse que una primera fase de la
inclinación a interesarse principalmente sobre
relación sujeto-objeto estaba caracterizada por
una de las partes –la del sujeto- relegando a la
un orden natural. El mundo con el que el
otra a una cierta miseria. Las disciplinas que
hombre debía entrar en contacto tenía la
han hecho suyas estas reflexiones muestran
característica de poseer un orden surgido por
también un estrecho vínculo con la filosofía, y
sí mismo que, a la vez, se le presentaba velado
es que la relación entre sujeto y objeto toma la
y hostil: los astros, las montañas, los mares,
forma de aquellas preguntas abiertas que
etc. Aquella relación tomaba la forma de
difícilmente pueden ser resueltas en una
dominación y dependencia para el hombre,
respuesta única y definitiva, característica
pero, percibiendo también que aquel
esencial del ejercicio filosófico cuyo propósito
sometimiento se hallaba fundado en la
se vuelve, por ocasiones, en poner en
ignorancia de las leyes que gobernaban la
discusión los términos –y tal vez replantearlos-
naturaleza que lo albergaba y oprimía, se
en que ha sido esbozado un problema. Así es
habría visto motivado por su asombro a
como la filosofía (con el afán de dar cuenta de
emprender la búsqueda -valiéndose de su
un modo verdadero acerca de lo que acaece en
propia razón- del modo de conocerla y así
el mundo) y esta problemática (sujeto que
posicionarse por sobre ella. En el desarrollo
convive con un mundo captado por sus
del pensamiento humano surgieron ideas que
sentidos) encontraron un punto de encuentro
jugaron a favor de este anhelo, ideas como la
desde el momento en que la Filosofía
de Francis Bacon que, al ser puestas en
Occidental mostraba sus primeras
práctica, inevitablemente condujeron el actuar
manifestaciones.
colectivo del hombre a uno de los fenómenos
Tal vez con el contraste entre la filosofía que ha repercutido con mayor fuerza en su
de Heráclito y la de Parménides pueda darse historia, sea en los ámbitos social, económico,
por inaugurada esta problemática. Porque, al cultural, tecnológico, etc. Como efecto de este
dedicarse a la reflexión sobre el perpetuo fenómeno, el de la Revolución Industrial, el

54
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

mundo se vio invadido por nuevos objetos, a través de cosas, y una relación entre cosas a
ahora artificiales, y que en su aparición debió través de personas o, más claramente, una
convivir junto a él y al viejo mundo natural, relación social mediatizada por cosas.
provocando alteraciones que también Descubrimiento a considerar, ya que aquella
afectaron el modo en que el hombre será una de las principales características de la
acostumbraba relacionarse con lo demás. nueva forma que adopte la relación entre el
El carácter de los nuevos objetos es el de hombre y las cosas.
haber sido creados por el propio hombre bajo Con estas reflexiones, develando cierta
el modo de producción capitalista y que, autonomía atribuible a las mercancías cuando
aparte del valor de uso, han sido dotados de les es dado un valor de cambio, Marx habrá
un valor de cambio: productos de trabajos iniciado una corriente de pensamiento atenta a
privados ejercidos independientemente los las cualidades y condiciones que hacen entrar a
unos de los otros y que, por lo tanto, pueden las mercancías en una relación fantasmal con
ser entendidos ya no como meros objetos quienes las han creado. Sin embargo, los
naturales, sino en tanto mercancías pasajes de su obra que aluden a estos
Mientras el fenómeno histórico de la fenómenos fueron interpretados por algunos
Revolución Industrial se encontraba en pleno sectores como un resabio de la tradición
desarrollo y particularmente el del capitalismo filosófica de la que Marx procedía, como si se
en sus albores, Carlos Marx pudo desentrañar tratara de un apéndice inexplicablemente
el núcleo de este modo de producción no sólo introducido al inicio de los estudios sobre
al develar la estructura de las relaciones economía pura tratados en El Capital. Así, la
económicas que le subyace, sino además teoría del fetichismo de la mercancía se vio
dando cuenta del contenido modificador que sumergida en un período de trivialización y
allí se encerraba. Claro ejemplo de esto es el olvido, condición de la que fue rescatada sólo
apartado de El Capital titulado El carácter a mediados del siglo XX. Fue particularmente
fetichista de la mercancía y su secreto donde en Francia donde este testimonio se recogió
Marx sostiene que los objetos analizados para ser utilizado como herramienta de análisis
desde el punto de vista de su valor de uso, esto de los cambios socio-económicos que aquella
es, desde su capacidad para satisfacer alguna sociedad venía manifestando. Con ese afán,
necesidad humana, no encierran ningún además, se consiguió una rehabilitación del
misterio. El carácter místico de la mercancía, pensamiento de Marx que ejemplificaremos
sus sutilezas metafísicas, sus resabios o las particularmente a través de las ideas planteadas
cualidades que puedan serles atribuidas para por dos autores: Guy Debord y Jean
que provoquen algún influjo sobre los sujetos, Baudrillard.
por el contrario, se devela como resultado de Guy Debord construyó gran parte de su
haber introducido la forma del valor de teoría de la sociedad del espectáculo,
cambio. Entre éste y la naturaleza física de los fundamentalmente, sobre dos pilares tomados
objetos es atribuida cierta falsa concordancia. directamente desde la obra de Marx: el
Falsa, porque, como apunta Marx, todavía no concepto de alienación y el de fetichismo de la
hay químico que haya descubierto en la perla o mercancía. Para Debord, el mundo que el
el diamante el valor de cambio. Señalará espectáculo hace ver, esto es, lo que nuestro
además que para hallar una analogía pertinente actual mundo nos muestra, es el mundo de la
que explique este fenómeno debe buscarse mercancía dominando todo lo que es vivido,
amparo en las neblinosas comarcas del mundo como una potencia que viene a ocupar
religioso, donde “los productos de la mente realmente la vida social. Antes que la
humana parecen figuras autónomas, dotadas economía política lograra cierto éxito en la
de vida propia, en relación unas con otras y producción de mercancías, veía en el
con los hombres. Otro tanto ocurre en el proletario sólo al obrero a quien debía
mundo de las mercancías con los productos de facilitarle las condiciones que permitieran la
la mano humana”: una relación entre personas conservación de su fuerza de trabajo, de su

55
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

sobrevivencia. Con el arribo de aquel éxito, Marx en su (tercer) Mundo, nos habla de “una
con la invasión en abundancia de mercancías, seducción excitante, caliente, lasciva. Una
debió pedirse al obrero cierta colaboración magia cautivante y encantadora. Las
adicional. Entonces se le es tratado ya no mercancías seducen al sujeto contemporáneo,
como obrero, sino “aparentemente como una lo acarician, lo envuelven y enamoran
persona importante, con solícita cortesía, bajo mostrándole un orden perfumado y rutilante,
el disfraz de consumidor. Entonces el aparentemente autónomo y autosuficiente”.
humanismo de la mercancía tiene en cuenta ‘el Alejándonos ahora de las ideas de Marx y
ocio y la humanidad’ del trabajador, de la sociedad francesa de los ‘60, pero
simplemente porque ahora la economía acercándonos a los datos ofrecidos por la
política puede y debe dominar esas esferas”. periodista Naomi Klein, veamos cómo puede
Bajo estas circunstancias, y como lo muestra ser comprendida nuestra relación actual con
Debord, las condiciones de subsistencia para las mercancías, particularmente cuando
el consumidor se ven ilusoriamente subyace un interés económico en potencializar
aumentadas, desapareciendo en su forma su capacidad seductiva. En su libro No Logo,
básica del comer y habitar. Pero ¿por qué el poder de las marcas sostiene que, desde los
ilusoria? porque habría una “aceptación de la inicios de la década de los ‘90, se ha creado
ilusión en el consumo de las mercancías una línea divisoria entre dos tipos de
modernas en general. El consumidor real se empresas: las que se dedican a vender sus
convierte en consumidor de ilusiones. La productos y las que se dedican a construir
mercancía es esta ilusión efectivamente real”. marcas. Cierto triunfo pertenecería a las que
Por su parte, Jean Baudrillard, y bajo el han llegado a la siguiente conclusión: “los
alero de Henri Lefebvre –quien dirigiera su productos que tendrán éxito en el futuro no
tesis doctoral-, también contrapuso la teoría de serán los que se presentan como ‘artículos de
Marx con aquello que le mostraba la vida consumo’, sino como conceptos: la marca
cotidiana francesa. A partir de ese cotejo como experiencia, como estilo de vida”. La
surgió una de sus primeras obras, donde gran empresa, luego, no debe orientar sus
intentó dar explicación al surgimiento del esfuerzos a la fabricación de productos. Esa
consumo masivo y sus efectos, sosteniendo función debe ser delegada a subcontratistas
que la base del orden social ya no era la ubicados en países con mano de obra barata y
producción sino el consumo, demostrando con leyes permisivas, las sedes centrales de las
con esto cierta desactualización de las teorías grandes empresas -desentendidas del ajetreo
marxistas. Será en la obra de Baudrillard, de la producción- deben dedicar sus esfuerzos
empero, donde tal vez podrá hallarse de la al verdadero negocio: “crear una mitología
manera más explícita la nueva forma adoptada corporativa lo suficientemente poderosa como
en la relación sujeto-objeto. Reivindicando para infundir significado a estos objetos brutos
novedosamente cierto poder propio y imponiéndoles su nombre”. Es lo que también
soberano del objeto, introduciendo el afirma Phil Knight, presidente de la marca de
pensamiento de la seducción, constituirá algo ropa deportiva Nike, cuando dice: “durante
así como un nuevo giro copernicano referente años creíamos ser una empresa productora, y
al objeto. La provocación e inversión que por eso dedicábamos todo nuestro esfuerzo a
comete Baudrillard surge de la tentativa de diseñar y a fabricar los productos. Pero ahora
demostrar, entonces, cierta seducción que hemos comprendido que lo más importante es
ejerce el objeto sobre el sujeto, mas no del comercializar nuestros artículos. Ahora
deseo de éste hacia aquél al que la teoría nos decimos que Nike es una empresa orientada
tenía acostumbrados: “ya no es el sujeto el que hacia el marketing, y que el producto es
desea, es el objeto quien seduce”. nuestro instrumento más poderoso de
Serán las mismas palabras que utilizará el marketing”.
argentino Nestor Kohan para dar cuenta del Marshall Mcluhan, también alejado de la
fenómeno más arriba descrito. En su libro sociedad francesa, y en cierta medida de la

56
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

obra de Marx, ofrece otro acercamiento a busca en el amor una comunicación íntima,
nuestra problemática, particularmente en realiza gestos copiados del play-boy o de la
algunos pasajes de su libro La Comprensión mujer fatal hollywoodense. (…) Fumar tal
de los Medios como las Extensiones del cigarrillo significa participar de la simbólica
Hombre. Para vincularlos, tomemos como virilidad de un cow-boy o tal elección de
ejemplo la mercancía vehículo. Según vestimenta es promesa de éxito social”.
Mcluhan, aquella extensión del Neveu, junto con interrogarnos acerca de si es
norteamericano que lo transformó en un ser problemática o no la reducción del ciudadano
de cuatro ruedas, habría venido a nivelar al en consumidor, y de seguro teniendo en
conjunto de ciudadanos no hacia abajo, sino consideración una respuesta prácticamente
hacia arriba, hacia la idea de que su instintiva y negativa de nuestra parte, nos
propietario, o simplemente quien lo conduce, provoca con la siguiente invitación: “¡déjese
es parte de cierta aristocracia. El significante llevar sin mala conciencia a la alegrías que
automóvil estaría rompiendo la unión que lo prodiga la mercancía, saboree sin peligros los
ata a su significado de vehículo que puede ser productos light, vista ropas con ‘etiquetas
guiado para marchar por una vía ordinaria sin éticas’, disfrute del placer de manejar un
necesidad de carriles, dotado de un motor, vehículo ‘verde’!”18. Para el agrado de
generalmente de explosión, que lo pone en cualquier modo de ser, el mundo de la
movimiento. Si el automóvil viene a satisfacer mercancía ya habrá creado lo necesario para
la necesidad de traslado más rápido que el capturarlo con sus encantos, sea en la forma
caminar humano –valor de uso-, y si el aludido de vestimenta, juguetes, libros, pasatiempos,
anteriormente es su significado, podrá ser viajes, etc.
adecuado contar, para hacerlo, por ejemplo, La mutua simpatía de las mercancías y
con un viejo Ford T o un ejemplar del fallido la televisión
proyecto automotriz popular chileno Yagán.
En este razonamiento no cabe objeción La influencia ejercida por los objetos -
ulterior. Sin embargo aquel argumento puede concretamente mercancías- sobre los sujetos
ser rebatido cuando se sostiene que, y como lo es la problemática que se encuentra a la base
muestra Mcluhan, el automóvil ya no es sólo de estas líneas. Si a esta idea le concedemos
eso. Durante la década de los ’60, el automóvil cierto asidero en la realidad, pareciera ser
ya comienza a mostrar su significado de cierto también que aquel influjo no toma la
categoría o clase, de “prolongación que forma de una capacidad desprendida desde los
convierte en superhombre a quien va subido objetos y que se dirige hacia la inadvertencia
en él”, relegando al peatón a una condición de del conjunto de los sujetos. Pareciera ser, más
ciudadano de segunda clase. Mcluhan logra bien, que se trata de un poder etéreo atribuible
graficar con precisión el carácter que los a las mercancías de un mismo tipo en su
objetos pueden otorgar a los sujetos cuando conjunto, de las que emana el poder
cita la siguiente noticia: obnubilante que recae sobre cada uno de los
sujetos atómicos y aislados. A ellos debe ir
“estaba despampanante en mi Continental proyectada la seducción aumentada, porque
blanco y llevaba una bordada camisa de cierta necesidad ha buscado y encontrado el
cowboy, de pura seda, y un blanco puro, y modo de potenciarla artificialmente. Esa
pantalones negros de gabardina. Junto a mí, en inyección cualitativa y cuantitativa del poder
el automóvil, estaba mi Gran Danés (…) que seductivo de las mercancías –particularmente
se llamaba Dana von Krupp. No se puede en su forma de publicidad- encontrará un
lograr nada mejor que esto”. aliado estratégico en la televisión, creación
Idea similar a la del sociólogo y cientista humana que tampoco se encuentra exenta de
político Erik Neveu, quien sostiene que lo un poder transformador para su creador.
vivido, el horizonte de las prácticas humanas, Veamos, entonces, por una parte, cuál es
está siendo progresivamente limitado por el la naturaleza de tal poder transformador y, por
consumo de mercancías: “el individuo ya no otra, cómo es que ha llegado a crearse aquella
57
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

alianza entre mercancía y televisión. En Homo con no ser ciegos”. Si esta hipótesis es cierta,
Videns, La Sociedad Teledirigida, Giovanni lo que la televisión estaría produciendo, es una
Sartori muestra que las civilizaciones se alteración de la naturaleza del homo sapiens,
desarrollan con la escritura, por el paso dado modificándola ahora, en palabras de Sartori,
de una comunicación oral a una escrita. La en la de un Homo Videns.
historia habría mostrado que los avances en La televisión, luego, no sólo será
este ámbito se sucedieron lentamente hasta instrumento de información, sino también un
arribar a uno de sus momentos más proceso de formación, una paideia que
significativos: la invención de la imprenta y, generaría un nuevo tipo de ser humano. La
luego con ella, la impresión diaria del hipótesis se fundamenta simple y
periódico. Con este hecho, la masificación de exclusivamente en el hecho de que los niños
la palabra escrita habría tocado unos de sus se sientan largas horas frente al televisor, antes
puntos más altos. De un modo casi de iniciar su proceso de aprender a leer y
simultáneo, otros avances técnicos fueron escribir. La televisión, de este modo, se
dándose en el área de la transmisión de transforma en la primera escuela de la que el
información, el telégrafo y el teléfono por niño recibe su impronta en imágenes de un
ejemplo. La radio, por su parte, mostró mundo centrado en el hecho de ver: una
además la novedad de difundir un mensaje de escuela divertida que precede a la escuela
manera inmediata a diversos receptores: “es el aburrida. Como resultado, el niño que creció
primer gran difusor de comunicaciones; pero frente al televisor se transforma en un adulto
un difusor que no menoscababa la naturaleza sordo a los estímulos de los saberes
simbólica del hombre”, esto debido a que en transmitidos de modo escrito, un hombre que
la radio se habla, se difunden ideas dichas con no lee y que de adulto responderá básicamente
palabras, algo similar a lo que sucede con el a estímulos audiovisuales. Este tipo de niño no
libro, el periódico, el teléfono, etc. La ruptura, crece mucho más. “A los treinta años es un
sin embargo, vendría dada a mediados del adulto empobrecido, (…) es, pues, un adulto
siglo XX con la llegada de la televisión. En ella marcado durante toda su vida por una atrofia
debe cumplirse con la función de llevar ante cultural”. Idea simpática a la de Mcluhan
los ojos de los espectadores cosas que puedan cuando sostiene que “pensamos en la
ser vistas, predominando el hecho de ver televisión como un medio auxiliar accidental
sobre el de hablar, una preeminencia de lo cuando, en realidad, ya ha transformado el
representado en imágenes antes que lo dicho proceso de aprender de los jóvenes, muy
con palabras: en televisión lo dicho es independientemente del de la escuela”, o a la
secundario, se encuentra en función de la de Debord, quien ve una explicación de la
imagen, comenta la imagen. Una de las continuidad de la sociedad del espectáculo
consecuencias, tal vez inadvertida, a las que se (desde 1967 hasta hoy) no en el
arribó con la masificación de la televisión es el perfeccionamiento de la instrumentación
fenómeno al que hoy asistimos y que puede mediática, sino en “la dominación espectacular
ser glosado en la forma del informarse viendo, [que] ha logrado criar una generación sometida
hecho que estaría modificando la naturaleza de a sus leyes”.
la comunicación toda vez que la traslada del
contexto de la palabra al contexto de la Ahora bien, si se tiene en consideración
imagen. La radicalidad de esta diferencia que el principal método de financiamiento del
estriba en el hecho de que “la palabra es un que se vale la industria televisiva es el dinero
símbolo que se resuelve en lo que significa, en obtenido a través del cobro por concepto de
lo que nos hace entender. Y entendemos la anuncios publicitarios -a través del contrato de
palabra sólo si (…) conocemos la lengua a la emisión-, nos encontraríamos en condiciones
que pertenece. (…) Por el contrario, la imagen de enlazar las ideas de Sartori con la
es pura y simple representación visual. La problemática más arriba descrita y que
imagen se ve y eso es suficiente; y para verla Baudrillard enunció en los términos citados en
basta con poseer el sentido de la vista, basta la nota n°8 de este ensayo. La publicidad,

58
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

podemos decir, es la disciplina que tal vez desenvolverse dentro de una sociedad
mayor poder de seducción puede inyectar norteamericana hostil y competitiva. O por lo
artificialmente a las mercancías. Éstas, ahora menos eso es lo que puede intuirse. Sin
inundando el espacio y tiempo televisivos - embargo, e insólitamente, es bien recibido
rebalsado por sobre el viejo corte comercial- particularmente por la alta sociedad quien, con
podrán ejercer su influjo me manera el paso del tiempo, llega a considerarlo uno de
multiplicada en virtud de la cantidad de los suyos, toda vez que interpreta con tintes de
televisores encendidos y televidentes sentados genialidad metafórica lo que Chance pueda
frente a ellos. Lo que el sujeto busca tras la decir respecto a la política, la economía o los
mercancía (o lo que alguien desea que busque), asuntos humanos, cuando éste sólo se
ahora, es fácilmente presentable por el trabajo encuentra pensando en su viejo oficio de
de una agencia publicitaria, una boutique jardinero y en los programas televisivos que
creativa o una central de medios. Lo que, por veía en su tiempo libre.
lo menos, antes era trabajo de su imaginación Las características de Chance the gardiner
y deseo, hoy se encuentra dado frente él de parecen no significar una dificultad para
modo tal que lo que antes no sabía que existía, aquella sociedad que, incluso, llega a
hoy lo necesita. comprender su nombre –porque aquel era su
La fuerza seductiva que Baudrillard vio en único nombre- en términos de un refinado
la cualidad de los objetos es un francés Chauncey Gardiner. En esta novela no
descubrimiento que ante la colaboración de la es él quien encierra la problemática de
industria televisiva y las agencias publicitarias concebir un mundo tal cual lo muestra la
podrá mostrar una potencia multiplicada. Es televisión, con las alteraciones culturales que
lo que Debord sostiene cuando dice que “olas aquello puede involucrar. No. Es el conjunto
de entusiasmo por un determinado producto, de la sociedad, o un influyente sector de la
apoyado y difundido por todos los medios de misma, el que se autocomplace de las
información, se propagan así con gran insuficiencias que la están formando. En una
intensidad”. El efecto seductivo de las sociedad como aquella, como la nuestra,
mercancías, con esta otra vuelta de turca, se ve puede llegar a ser exitoso un hombre que en
cuantitativa y cualitativamente acrecentado su vida sólo ha trabajado en un jardín, ha visto
volviéndolas prácticamente irresistibles a la televisión y ha heredado un par de buenas
voluntad de los sujetos. Mercancías y pilchas. Con eso basta.
televisión irán de la mano dictando la pauta de
aquellos que, inadvertidos, reducirán gran
parte de sus días al “trabajar-ver-consumir”.
Ese modo de ser, el carácter de aquel
individuo inadvertido, puede ser claramente
identificable con el del personaje creado por
Jerzy Kosinksy en su novela Desde el Jardín.
Chance, un jardinero con retraso mental quien
queda desprovisto inesperadamente de su
círculo social y afectivo inmediato, se ve
forzado a enfrentar al mundo exterior
interpretando todo cuanto se le presenta bajo
los criterios que por años le proporcionó su
oficio y las horas frente a la televisión.
Heredando sólo una maleta con trajes de su
antiguo patrón, esta persona indocumentada,
que trabajaba sin recibir sueldo, con escasísima
educación, que ha nacido del azar o casualidad
–de ahí su nombre-, difícilmente podrá

59
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

sentido es una cultura ingenua y primitiva, no


conoce la ironía, no se distancia de sí misma,
Baudrillard. Cultura, simulacro no ironiza sobre el futuro ni sobre su destino;
y régimen de mortandad en el ella sólo actúa y materializa su política de
Estado. Norteamérica realiza así sus sueños y
Sistema de los objetos sus pesadillas.
Adolfo Vásquez Rocca La identidad prefabricada
Vivimos en un universo frío, la calidez
seductora, la pasión de un mundo encantado
Narcisismo y transformación de la es sustituida por el éxtasis de las imágenes, por
vida pública la pornografía de la información, por la
¿Cuál es en última instancia el entramado frialdad obscena de un mundo desencantado.
ideológico del sistema de los objetos? ¿Qué Ya no por el drama de la alienación, sino por
ideario encarna este sistema cuyos principios la hipertrofia de la comunicación que,
son la caducidad y la obsolescencia —el paradojalmente, acaba con toda mirada o,
imperativo de la novedad—, la ley del ciclo y como dirá Baudrillard, con toda imagen y, por
otros automatismos semejantes? Baudrillard cierto, con todo reconocimiento.
dirá que son dos: el principio personalizador, El desafío de la diferencia, que constituye
que se articula como democratización del al sujeto especularmente, siempre a partir de
consumo de modelos por la vía de la serialidad un otro que nos seduce o al que seducimos, al
y la ética novedosa del crédito y la que miramos y por el que somos vistos, hace
acumulación no productiva. Hoy el glamour que el solitario voyeurista ocupe el lugar del
de las mercancías aparece como nuestro antiguo seductor apasionado. Somos, en este
paisaje natural, allí nos reconocemos y nos sentido, ser para otros y no sólo por la
encontramos con «nosotros mismos», con teatralidad propia de la vida social, sino
nuestros ensueños de poder y ubicuidad, con porque la mirada del otro nos constituye, en
nuestras obsesiones y delirios, con los ella y por ella nos reconocemos. La
desperdicios psíquicos en el escaparate de la constitución de nuestra identidad tiene lugar
publicidad —verdadero espejo que nos desde la alteridad, desde la mirada del otro que
devuelve nuestra imagen deformada— una me objetiva, que me convierte en espectáculo.
verdadera summa espiritual de nuestra Ante él estoy en escena, experimentando las
civilización, el repertorio ideológico de la tortuosas exigencias de la teatralidad de la vida
desinhibición. social. Lo característico de la frivolidad es la
El carácter distintivo del American way of ausencia de esencia, de peso, de centralidad en
life, de la última sociedad primitiva toda la realidad, y por tanto, la reducción de
contemporánea se escenifica en las formas del todo lo real a mera apariencia.
distanciamiento, en el paisaje, en los grandes El éxito de la identidad prefabricada radica
desiertos y carreteras de ese país que deja en que cada uno la diseña de acuerdo con lo
entrever una profunda soledad, las que previsiblemente triunfa –los valores en
inclinaciones thanáticas que yacen bajo el alza–. La moda, pues, no es sino un diseño
optimismo americano; la decrepitud del utilitarista de la propia personalidad, sin
capitalismo tardío en la tierra de las profundidad, una especie de ingenuidad
oportunidades, del american dream convertido publicitaria en la cual cada uno se convierte en
en el insomnio incontenible de la banalidad y empresario de su propia apariencia.
la indiferencia; los Estados Unidos han
realizado la desterritorialización de la Efectos de desaparición
identidad, la diseminación del sujeto y la La fragmentación de las imágenes
neutralización de todos los valores y, si se construye una estética abstracta y laberíntica,
quiere, la muerte de la cultura bajo el régimen en el que cada fragmento opera independiente
de la mortandad de los objetos. En este pero, a su vez, queda encadenado al continuo
60
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

temporal de un instante narrativo único. intrínsecas del individuo”. Del mismo modo
Podemos retener el mundo entero en nuestras es para él el consumo un proceso social no
cabezas. La aceleración y los estados alterados racional. La voluntad se ejerce –está casi
de la mente. Los psicotrópicos. La obligada a ejercerse– solamente en forma de
representación electrónica de la mente en la deseo, clausurando otras dimensiones que
cartografía del hipertexto. Las autopistas de la abocan al reposo, como son la creación, la
información, donde todo acontece sin tener aceptación y la contemplación. Tanto la moda
siquiera que partir ni viajar. Es la era de la como el capitalismo producen un ser humano
llegada generalizada, de la telepresencia, de la excitado, aspecto característico del diseño de
cibermuerte y el asesinato de la realidad. El la personalidad en sociedad del espectáculo.
mundo como una gran cámara de vacío y de La sociedad de consumo supone la
descompresión. Como la ralentización de la programación de lo cotidiano; manipula y
exuberancia del mundo. determina la vida individual y social en todos
Imágenes de la gran urbe, fragmentos de sus intersticios; todo se transforma en artificio
los últimos gestos humanos reconocibles. Los e ilusión al servicio del imaginario capitalista y
sujetos indiferentes a la presencia de la cámara de los intereses de las clases dominantes. El
se mueven según el ritmo de sus propios imperio de la seducción y de la obsolescencia;
pensamientos. Imágenes en movimiento: la el sistema fetichista de la apariencia y
estación del Metro de Tokio, súper-carreteras, alienación generalizada.
aviones supersónicos, televisores de cristal El juego de las apariencias
líquido, nano-ordenadores, y otros tantos
accesorios que nos implantan una aceleración La tesis de Baudrillard es que la peor de
a la manera de otras tantas prótesis las alienaciones no es ser despojado por el
tecnológicas. Es la era del cyber-reflejo otro, sino estar despojado del otro; es tener
condicionado, del vértigo de la cibermúsica, de que producir al otro en su ausencia y, por lo
los fundidos del inconsciente en una lluvia de tanto, enviarlo a uno mismo. Si en la
imágenes digitales, vértigo espasmódico de actualidad estamos condenados a nuestra
señales que se encienden y apagan, del gesto imagen, no es a causa de la alienación, sino de
televisivo, vértigo espasmódico de señales que su fin, es decir, de la virtual desaparición del
se encienden y se apagan, del gesto neurótico y otro, que es una fatalidad mucho peor.
ansioso del zapping o el molesto corte del Ver y ser vistos, esa parece ser la consigna
semáforo en las esquinas que parasitan el en el juego translúcido de la frivolidad. El así
sistema de interrupciones artificiales y llamado momento del espejo, precisamente, es
alimentan nuestra dependencia de los efectos el resultado del desdoblamiento de la mirada, y
especiales. de la simultánea conciencia de ver y ser visto,
La sociedad del espectáculo ser sujeto de la mirada de otro, y tratar de
anticipar la mirada ajena en el espejo, ajustarse
La moda ha contribuido también a la para el encuentro. La mirada, la sensibilidad
construcción del paraíso del capitalismo visual dirigida, se construye desde esta
hegemónico. Sin duda, capitalismo y moda se autoconciencia corpórea, y de ella, a la vez,
retroalimentan. Ambos son el motor del deseo surge el arte, la imagen que intenta traducir
que se expresa y satisface consumiendo; esta experiencia sensorial y apelar a la
ambos ponen en acción emociones y pasiones sensibilidad en su receptor.
muy particulares, como la atracción por el lujo,
por el exceso y la seducción. Ninguno de los Nuestra soledad demanda un espejo
dos conoce el reposo, avanzan según un simbólico en el que poder reencontrar a los
movimiento cíclico no-racional, que no otros desde nuestro interior. Buscamos en el
supone un progreso. En palabras de J. espejo la unidad de una imagen a la que sólo
Baudrillard: “No hay un progreso continuo en llevamos nuestra fragmentación.
esos ámbitos: la moda es arbitraria, pasajera, Con estupor tomamos las últimas
cíclica y no añade nada a las cualidades fotografías posibles, un patético modo de
61
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

certificar la experiencia o de convertirla en efecto multitudinario. El contraste con la


colección. Pareciera que la fotografía quiere soledad absoluta del parking —auténtico
jugar este juego vertiginoso, liberar a lo real de campo de concentración—, es total. O, mejor:
su principio de realidad, liberar al otro del dentro, todo un abanico de'gadgets' magnetiza
principio de identidad y arrojarlo a la a la multitud canalizándola en flujos dirigidos;
extrañeza. Más allá de la semejanza y de la fuera, la soledad, dirigida hacia un solo
significación forzada, más allá del "momento dispositivo, el “verdadero”, el automóvil. Por
Kodak", la reversibilidad es esta oscilación una extraña coincidencia (aunque sin duda
entre la identidad y el extrañamiento que abre tiene que ver con el embrujo propio de
el espacio de la ilusión estética, la des- semejante universo), este mundo infantil
realización del mundo, su provisional puesta congelado resulta haber sido concebido y
entre paréntesis. realizado por un hombre hoy congelado
Como en La invención de Morel donde también: Walt Disney, quien espera su
un aparato reproduce la vida (absorbiendo las resurrección arropado por 180 grados
almas) en forma de réplica, en forma de mera centígrados. De cualquier modo es aquí donde
proyección. Los Stones como souvenir de sí se dibuja el perfil objetivo de América, incluso
mismos proyectados en el telón del escenario en la morfología de los individuos y de la
giratorio. La envidiable decreptitud de Mick multitud. Todos los valores son allí exaltados
Jagger con una delgadez mezquina y ominosa, por la miniatura y el dibujo animado.
como si fuera su propia narcótica reliquia. Embalsamados y pacificados. De ahí la
posibilidad de un análisis ideológico de
Los rostros del otro, rostros distantes a Disney: núcleo del “american way of life”,
pesar de su cercanía, ausentes a pesar de su panegírico de los valores americanos, etc.,
presencia, los miramos sin que ellos nos trasposición idealizada, en fin, de una realidad
devuelvan la mirada. La alteridad no es más contradictoria. Pero todo esto oculta una
que un espectro, fascinados contemplamos el simulación de tercer orden: Disney existe para
espectáculo de su ausencia. Tal vez los Stones ocultar qué es el país “real”, toda la América
estén muertos y nadie lo sepa. Tal vez sea una “real”, una Disneylandia (al modo como las
banda sustituta la que por enésima vez sacuda prisiones existen para ocultar la “lacra” que es
el mundo cuando comience su nueva gira por todo lo social en su banal omnipresencia,
las ciudades de la Gran Babilonia. reduciéndolo a lo estrictamente carcelario).
Disney World y el principio de realidad Disneylandia es presentada como imaginaria
con la finalidad de hacer creer que el resto es
Vivimos en un universo extrañamente real, mientras que cuanto la rodea, Los
parecido al original -las cosas aparecen Ángeles, América entera, no es ya real, sino
replicadas por su propia escenificación -señala perteneciente al orden de lo hiperreal y de la
Baudrillard. Como Disney Worldque es un simulación. No se trata de una interpretación
modelo perfecto de todos los órdenes de falsa de la realidad (como la ideología), sino de
simulacros. En principio es un juego de ocultar que la realidad ya no es la realidad y,
ilusiones y de fantasmas: los Piratas, la por tanto, de salvar el principio de realidad.
Frontera, el Mundo Futuro, etcétera. Se cree a
menudo que este 'mundo imaginario' es la Sería un error minimizar la relación entre
causa del éxito de Disney, pero lo que atrae a estos fenómenos y el origen de la personalidad
las multitudes es, sin duda y sobre todo, el narcisista, que no conoce límites entre ella
microcosmos social, el goce religioso, en misma y el mundo que exige la gratificación
miniatura, de la América real, la perfecta inmediata de sus deseos, así como la erosión
escenificación de los propios placeres y de la vida intima tenida lugar a través de la
contrariedades. La única fantasmagoría en este relaciones sociales que se tratan como
mundo imaginario proviene de la ternura y pretextos para la expresión de la propia
calor que las masas emanan y del excesivo personalidad. La transformación de la vida
número de dispositivos aptos para mantener el pública en un ámbito donde “la persona puede
escapar a las cargas de la vida familiar
62
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

idealizada... mediante un tipo especial de fenómenos de “nostalgia decretada” ideadas


experiencia, entre extraños o, más importante como estrategias de marketing por algún
aún, entre personas destinadas a permanecer ejecutivo de una compañía multimedia.
siempre como extraños”, y donde una Maś allá de la “sociedad del espectáculo” y
silenciosa y pasiva masa de espectadores “el imperio de lo efímero” se instala la “norma
observa la extravagante expresión de la de consumo” en el plano de las necesidades
personalidad de unos pocos en la “sociedad sociales, también gobernadas por dos
del espectáculo”, donde los medios de mercancías básicas: la vivienda estandarizada,
“comunicación” nos escamotean y disuelven lugar privilegiado de consumo, y el automóvil
el presente con las fanfarrias del último estelar como medio de transporte compatible con la
televisivo. separación entre el hogar y el sitio de trabajo.
La construcción del sentido social se Ambas mercancías —y en especial, desde
desplaza del espacio de la política, hacia un luego, el automóvil— fueron sometidas a la
mundo que no tiene historia, sólo pantalla. producción masiva y la adquisición de ambas
Son las nuevas formas de producción, las de exige una «amplia socialización de las finanzas»
un nuevo universo simbólico en donde se bajo la forma de nuevas o ampliadas
resignifican las viejas utopías mediante un facilidades de crédito (compra a plazos,
proceso de descontextualización que las créditos, hipotecas, etc.). Más aún, las dos
convierte en imágenes sin historia; en mercancías básicas del proceso de consumo
mercancías. masivo crearon complementariedades (crédito
En esos mismos medios de comunicación hipotecario y automotriz) que producen una
se desplazan hoy los actores políticos jugando gigantesca expansión de las mercancías,
su rol hegemónico en la construcción de apoyada por una diversificación sistemática de
sentido en tanto perpetran el secuestro de los valores de uso. El individuo se ve obligado
nuestra moral. La fe pública violada ha creado a elegir permanentemente, a tomar la
las condiciones para el desprestigio de lo iniciativa, a informarse, a probarse, a
político y con ello el de nuestras instituciones, permanecer joven, a deliberar acerca de los
qué puede extrañar entonces del robo hormiga actos más sencillos: qué automóvil comprar,
de las grandes transnacionales, la extorsión qué película ver, qué libro leer, qué régimen o
«irrepresentable», sólo cognoscible por medio terapia seguir. El consumo obliga a hacerse
de una compleja organización multinacional cargo de sí mismo, nos hace “responsables”,
articulada según un modelo gansteril. Nuestra se trata así de un sistema de participación
vida cotidiana esta así signada por las abusivas ineludible.
relaciones mercantiles que experimentan una El régimen de la mortandad de los
creciente densidad así como una significativa objetos
disminución de las relaciones interpersonales El dispositivo que activa este sistema de
sin fines de lucro. “obsolescencia acelerada” —que impera a
Pese a todo, incluso la personalidad de las consumir compulsivamente— consiste en
celebridades esta sujeta a los procesos de convencer al consumidor que necesita un
obsolescencia y caducidad, al fenómeno producto nuevo antes que el que ya tiene
postmoderno de la «sacralidad impersonal». La agote su vida útil y funcionalidades. Ésta es
obsolescencia de los objetos se corresponde una de las tareas de los diseñadores: acelerar la
con la de los rock stars y gurús intelectuales; obsolescencia. A este respecto el automóvil ha
con la multiplicación y aceleración en la sido un caso paradigmático de las
rotación de las «celebridades», para que obsolescencias decretadas del estilo, asociadas
ninguna pueda erigirse en “ídolo a las imágenes de prestigio y estatus que le
personalizado y canónico”. El exceso de rodean.
imágenes, el entusiasmo pasajero, determinan Así, el propósito es hacer que el cliente
que cada vez haya más “estrellas” y menos este descontento con su actual automóvil, su
inversión emocional en ellas, los revival son
63
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

cocina, sus pantalones, etc., porque esta Aspectos “mitológicos” y nemotecnia


“pasado de moda”. Ya no debe esperarse que del consumo; la acumulación y el derroche
las cosas se acaben lentamente. Las Baudrillard habla de un gran happening
sustituimos por otras que si bien no son, colectivo dominado por el espectáculo de la
necesariamente, más efectivas, son más mortalidad impuesta y organizada de los
atractivas. Pese a todo es difícil discernir la objetos, por su artificial obsolescencia, pero
frontera entre progreso técnico real y sabe que esa imposición no es sólo una
obsolescencia del diseño y —más aún— consecuencia del orden de producción
sustraerse al influjo de estos capitalista. Es difícil saber qué género de
condicionamientos. instinto de muerte del grupo, qué voluntad
Siempre los objetos han llevado la huella regresiva domina todo ese ceremonial que,
de la presencia humana, pero ahora no son sus bien pensado, recuerda a ciertas ceremonias
funciones primarias (el cuerpo, los gestos, su salvajes como la del potlach. Potlach es una
energía...) las que se imponen sino las práctica antes que un concepto, parte de un
superestructuras las que se dejan sentir. Así, el lenguaje perdido en la Historia, pero aun vivo
objeto automatizado representa a la conciencia en ciertos ritos modernos: el sexo, el banquete
humana en su autonomía, su voluntad de y la embriaguez de la danza, «donde se ve que
control y dominio. Ese poder va más allá de la la dispersión no va hacia el sin sentido, sino
prosaica funcionalidad —y de eso saben que es una modalidad de encuentro con el
mucho los vendedores de automóviles—. El sentido que pasa a través de la pérdida de
objeto es irracionalmente complicado, se llena centralidad del sujeto». Una economía ya no
de detalles superfluos y viaja en su juego de basada en la acumulación sino en el derroche,
significaciones mucho más allá de sus en el goce de lo producido. Nuestras
determinaciones objetivas. sociedades viven de la acumulación de lo que
El automóvil es un signo de poder, de producen. En cambio, cuando se habla de
refugio, una proyección fálica y narcisista, que Potlach nos referimos a los experimentos
—según Baudrillard— reúne “la abstracción históricos basados en el gasto improductivo, al
de todo fin práctico en la velocidad, el disfrute y la prodigalidad.
prestigio, la connotación formal, la Finalmente nos resta por analizar el
connotación técnica, la diferenciación forzada, aspecto «mitológico» del capital y la
la inversión apasionada y la proyección sacralización de sus productos más
fantasmagórica”. El ejemplo del automóvil es emblemáticos. Los aspectos ideológicos del
paradigmático. A éste muy rápidamente se le consumo rebasan los límites de la
sobrecargó de funciones parasitarias de organización política para instalarse en el
prestigio, de confort, de proyección (fálica) inconsciente colectivo y los usos rituales de
inconsciente... que frenaron y después una población. Se busca implantar sobre bases
bloquearon su función de síntesis humana. afectivas y nemotécnicas un nuevo y particular
El consumo, como se ve, no es la base ethos, una forma de ir por el mundo, ya no
sobre la que descansa el progreso, sino más como recolector, azador oconsumidor, sino
bien la barrera que lo estanca o, al menos, lo como el agente del desperdicio que surge sólo
lanza en la dirección contraria a la de la mejora desde la conciencia de la prosperidad, la
de las relaciones sociales. El espíritu que abundancia y el lujo.
realmente funciona es el de la fragilidad de lo Para estimular el flujo de la mercancía, a
efímero, una compulsión que se debate de través del desperdicio y el derroche, entendida
forma recurrente entre la satisfacción y la éste como clave de la prosperidad futura del
decepción y que permite ocultar los mercado, se opera en varias direcciones.
verdaderos conflictos que afectan a la sociedad Primeramente —en el plano ideológico—
y al individuo. contra el pensamiento orientado al ahorro,
mentalidad difícil de desarraigar ya que
corresponde a una práctica ancestral de la
64
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

humanidad, la de precaverse para el


desconocido y con frecuencia temido día de la
escasez.
Guy Debord: Ate,
Por otra parte está la vertiente sentimental
y poética del diseño, que se corresponde con espectáculo, sociedad
una novedad metodológica importante, la
Iván Pinto
apelación a la memoria emotiva. La vertiente
sentimental de la mercadotecnia se refiere a la
persistencia aún en los nuevos productos de
un elemento visual implícito que marque una La sociedad del espectáculo se publicó en
filiación con el pasado, asegurando la 1967, y desde entonces no ha cesado de estar
continuidad histórica en la espesa trabazón de en el centro de largas y enconadas disputas: ¿se
los objetos. Casi sin excepción los nuevos trata de un panfleto totalitario o de un libro
diseños incluyen un ingrediente que los lúcido que denuncia al totalitarismo oculto en
especialistas denominan «forma el capitalismo tardío? ¿Es un ensayo menor de
sobreviviente». Deliberadamente se incorpora claro ánimo resentido, o es por el contrario
al producto un detalle evocador que recordará ese “libro definitivo” que el mismo Debord
a los usuarios un artículo similar, de uso confirmó en su posterior Comentarios a la
semejante, tenido en una buena tarde o un sociedad del espectáculo? Y, por sobre todo:
feliz verano. La gente aceptará más fácilmente ¿qué significan, en definitiva, ideas tan
algo nuevo, sostienen los expertos en ambiguas como “espectáculo”, “separación
innovación, si reconocen en ello algo que consumada” o “situacionismo”?
surge “orgánicamente” del pasado. Al incluir Espectaculo
un patrón familiar en una forma nueva, sea o
La sociedad del espectáculo, “un pequeño
no radical, se podrá hacer aceptable aún lo
manual de batalla para salir a la calle a fines de
más inusitado, productos y usos que de otro
los '60”.Guy Debord ha sido el primero en
modo rechazarían.
explicitar sus pocas intenciones de aclararnos
Por una parte está el individuo que se algo. En su momento, escribió que le
siente así impulsado a «realizarse» en el placer interesaba poco que su libro-denuncia se
que supone la posesión de un conjunto de entendiera, que lo escribía con la clara
objetos, donde la idea misma de colección está intención de “no dejar el plan demasiado
por encima de la necesidad, es decir, a la claro” (Debord, 1990) y que había en él
riqueza, y por otra las maneras de «usar» el verdades encriptadas peligrosas de leer para el
excedente como desperdicio. Aquí es posible mundo actual, por lo cual había que evitar que
identificar otra forma de mitología, la de se difundiera demasiado entre los lectores
ciertas lógicas capitalistas, según la cual a equivocados 1. Debord esconde detrás de esto
épocas de prosperidad, cuando la economía se evidentes propósitos subversivos. La sociedad
expande y el crecimiento del producto es del espectáculo nunca fue un libro de teoría,
sostenido, le debiera seguir o suceder tiempos sino un pequeño manual de batalla para salir a
donde el beneficio —en razón de los la calle a fines de los '60; una verdadera anti-
excedentes— alcance a toda la población, moda que después de una década relegaba a
incluso a la más desfavorecida, esto de Sartre y Les temps modernes a la
acuerdo a la conocida estrategia de intelectualidad oficial de la época, dejando la
«crecimiento y chorreo» que dominó el tarea “verdaderamente revolucionaria” a la
«paraíso» neoliberal de los 80'. Pero en fusión propuesta por la Internacional
realidad esto nunca sucedió, en su lugar Situacionista. Para algunos, ésta era la última
advino la acumulación —incluso— del vanguardia artística del siglo XX; para otros,
excedente; nuevas formas de codicia y de en cambio, estaba “más allá” de cualquier
fraude fiscal terminaron por ahogar esta noción de vanguardia –constituyendo así, por
promesa escatológica del libre mercado. ende, el fin de toda vanguardia.

65
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

La Internacional Situacionista consumaciones totales que tendiesen a


La Internacional Situacionista surgió en disolver el arte.
1956 durante un encuentro en Alba (Italia). Dentro de las operaciones estéticas de
Fue entonces cuando ocho artistas producción de obra realizadas por la
procedentes de distintas vanguardias (la Internacional Situacionista destacan el
Internacional Letrista, la Bauhaus Imaginista y reciclaje, el collage (con sus consecuencias des-
el grupo CoBra, entre otras) se fusionaron, semantizantes), el establecer tensiones entre
difundiéndose en muy poco tiempo en palabra e imagen, dando a la primera un rol
ciudades como París, Milán, Bruselas, Los fundamental 4, y en general, operaciones
Ángeles y Londres. En la Internacional destinadas a apropiarse de los productos
Situacionista tomaron parte arquitectos, culturales del capitalismo tardío (cómic,
pintores, escritores, cineastas, etc., cuyo punto publicidad, graffiti) y a re-convertirlos para su
de unión fue una actitud crítica al capitalismo propio beneficio. Quizás un claro ejemplo de
tardío de postguerra (en palabras de Debord, esto pueda ser el filme ¿Puede la dialéctica
en su período “espectacular”) y el deseo de romper ladrillos?, de René Vienet, consistente
crear un órgano abierto y multidisciplinario; en una apropiación de una película de artes
éste tendría como centro la creación de marciales cuyos textos son cambiados por
“situaciones”, la posibilidad de producir un discusiones políticas. Sin embargo, y a
arte verdaderamente político y de mantener diferencia del pop-art de Warhol, la utilización
viva la discusión con los referentes ideológicos del fetiche buscaba re-significarlo de acuerdo a
y culturales que los inspiraban o que una moral específica: la absoluta destrucción
rechazaban: la teoría de izquierda (Marx, del capitalismo avanzado.
Lukács, Lefebvre), las vanguardias artísticas El libro "La ciudad situacionista", de
(dadaísmo, surrealismo, futurismo, entre otras) Simon Sadler", está dividido entre partes. En
y las manifestaciones artísticas en general. la primera, La ciudad desnuda, se dibuja la
Marx, Lukacs, Lefevbre crítica situacionista al urbanismo. En la
Karl Marx (1881), György Szegedy von segunda, Formulario para un Nuevo
Lukács (1885-1971) y Henri Lefebvre (1901- Urbanismo, examina los principios
1991), principales antecedentes teóricos de la situacionistas para la ciudad y para la vida en
Internacional Situacionista y del pensamiento ella. La tercera parte, Una nueva Babilonia,
de Debord. Entre 1958 y 1969 sus discusiones describe diseños urbanos actuales propuestos
y propuestas fueron recogidas en la revista para la ciudad situacionista.
Internationale Situationiste, que llegó a contar Otro rasgo destacable de la Internacional
con 12 números 2, y en la cual Debord Situacionista es la preocupación sobre la
adquirió un gran protagonismo, estableciendo ciudad, que podría articulares en 3 niveles:
las estrategias, giros y líneas generales del 1. La crítica al urbanismo, llamado
movimiento... si es que cabe hablar de tal cosa, “acondicionamiento del territorio”, y esparcida
porque si algo definía a la Internacional en diversos textos –entre ellos la “Teoría de la
Situacionista era su rechazo absoluto a crear deriva” y la “Introducción a una crítica de la
un movimiento masivo. Muy por el contrario, geografía urbana”.
nociones como “situación” o “situacionismo”
refieren a la confrontación –finalmente 2. Nuevas proposiciones realizadas desde
individual- del arte con la vida, ahí donde el la arquitectura, relativas al “urbanismo
arte ha pasado a ser una estetización de la vida, unitario”; a partir de éstas Debord imaginó un
y ésta una mala caricatura de la utopía artística París en estado fragmentario, visual y a la
(en este sentido, lo peor que podía ocurrirles a deriva. El artista Constant dedicó varias
las propuestas artísticas de la Internacional maquetas al proyecto de una ciudad móvil,
Situacionista fue, justamente, aquello que futurista e hipermoderna, entre ellas
finalmente sucedió: terminar en la historia del “Spatiovore” y “Ambiance de jeu” (otro
arte como objetos autónomos, y no como
66
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

referente esencial a este respecto es “New se aleja en una representación” (Debord,


Babylon”). 1995).
3. La propuesta de experiencias El carácter radical de tal idea se encuentra
“psicogeográficas”: trayectos y recorridos en el hecho que Debord consagre al acto de
libres por la ciudad, que se encuentran en el representar una condición perversa. Sin
límite de la performance y la intervención embargo, ¿dónde comienza el “grado cero”
urbana. del espectáculo? Para Debord, la respuesta
La máxima situacionista, “la recuperación apunta al surgimiento del cristianismo (una era
de la vida en un mundo que ha perdido el post-mítica), y junto con ello, al origen de la
sentido”, no deja de tener ciertas producción de capital en un tiempo histórico y
reminiscencias existencialistas (por mucho que progresivo que da en llamar “tiempo
ello hubiese provocado el malestar de irreversible”. El “tiempo espectacular”
Debord), lo que en parte es entendible dada la correspondería a la fase siguiente, en la cual ya
gran influencia que poseían, en la época, no sólo estaría acordado en un falso trato la
filósofos como Sartre, Heidegger o Merlau división entre tiempo de ocio y tiempo de
Ponty. Los ecos de tal corriente filosófica no producción, sino que además el primero sería
terminan acá, sin embargo, y tienen profundas el acuerdo perverso para mantener intacto el
consecuencias en ciertas nociones trabajadas tiempo productivo. Este falso pacto
en La sociedad del espectáculo, obra cúlmine encubriría, finalmente, la inexistencia del
de Debord, donde se intentará dar forma a tiempo fuera de la producción, desde el
una teoría total que diese sentido al momento en que la base de ese tiempo
situacionismo. consumible es también producción e
industrialización 6; con esto, el acuerdo entre
La sociedad del espectáculo imágenes y consumo resulta así equiparable al
La publicación de este libro fue tiempo consumido de una vida inactiva, de
considerada un pequeño seísmo dentro de la una vida que ha vendido su tiempo vital al
comunidad intelectual de la época, y sus precio del capital. En la fase espectacular de la
réplicas se pueden rastrear en el espíritu del sociedad las imágenes han sido desbordadas
Mayo del ‘68 parisino (del cual Debord por su mediatización y han “objetivado una
participó activamente), un evento fundamental visión de mundo”, o un ordenamiento y
para entender la filosofía de los últimos 30 fragmentación de los campos de saber donde
años en Francia. cada cosa es relegada a su propio lugar: la
separación consumada (Debord, 1995). Y aquí
La crítica radical que desliza Debord en su me detengo: Debord no puede escapar del
texto es, aún hoy, difícil de asimilar. El libro “sueño unitario”, y en ello, es posible que sea
intentaba ser una radiografía total del el más moderno de los modernos en su deseo
capitalismo avanzado, y su autor había de una unidad total, de ese referente perdido
encontrado un concepto esencial para en alguna época pre-histórica.
definirlo: el espectáculo. Arraigado en lo más
profundo del capitalismo, el espectáculo Esto es, en gran medida, lo que denuncia
parecía ser un paso lógico dentro del sistema Schiffer: el esencialismo de algunas de las
de producción del capital, donde las imágenes teorías de Debord. Después de su suicidio en
eran comprendidas como su extensión lógica. 1994, y luego de décadas como objeto de culto
En el primer párrafo del libro, Debord entrega desconocido o ignorado (La sociedad del
las primeras pistas de su tesis central, que espectáculo podía verse circulando en circuitos
reiterará y profundizará a lo largo de las universitarios o políticos, o publicado en
siguientes páginas: “Toda la vida de las fragmentos en algún fanzine punk), el estallido
sociedades donde rigen las condiciones en torno al libro y a su autor fue desmedido,
modernas de producción se manifiesta como perjudicándose con ello los análisis y
una inmensa acumulación de espectáculos. aproximaciones a sus teorías 8. En la obra de
Todo lo que antes se vivía directamente, ahora Debord no hay espacio para parodias o

67
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

estrategias de resistencia, ni tampoco para hecho de la jerga debordiana un trasvasije


poner en duda sus propias teorías. A su vez, hacia sus propios conceptos, las repercusiones
tampoco hay análisis metodológicos que en ciencias sociales (estudios culturales), la
puedan hacerse cargo del tamaño de éstas teoría estética y la crítica (desde el cine hasta
(aunque han originado corrientes completas de los estudios de nuevos medios), y la
investigación). Quizás todo esto constituya un producción artística (cinematográfica, visual)
signo de aquello que acusa Debord: una en los últimos 30 años han sido, a mi juicio,
fragmentación o institucionalización del saber, definitorias.
la exigencia de una jerga académica que es sólo A este respecto, el destacado crítico de
reproducción del espectáculo o el no cine Serge Daney (2004) comentaba, a
cuestionamiento de algo moralmente propósito del ambiente reinante en Cahiers du
incuestionable: lo perverso del capitalismo en cinema en los '60: “Un libro que hablaba con
su fase actual desprecio del devenir espectáculo de todas las
Paris 68 cosas decía que el mundo estaba destinado a la
El Mayo del 68 francés, en el cual ironía de los cambios y simulacros. Se hablaba
participaron gran parte de los movimientos y de ‘sociedad del espectáculo', aún no de
organizaciones sociales y políticas de la época, medios”.
así como vanguardias artísticas e intelectuales, Ya en los '60, la palabra “espectáculo” no
fue un evento fuertemente influenciado por vuelta atrás y se había vuelto signo de un lugar
las proclamas y propuestas situacionistas. desde dónde enunciar algo. Hoy, su noción
Ecos nos da cuenta del régimen de visibilidad
contemporáneo saturado en pura visualidad,
Sin embargo, La sociedad del espectáculo una “estetización del mundo”, en palabras de
no es un libro fácil de olvidar ni de descartar. José Luis Brea, que tiende a la disolución
En su núcleo argumental encontramos absoluta del arte, y junto con ello, a los
reminiscencias del pasado (filosóficas, parámetros de lo real. “Espectáculo” viene a
teológicas, sociológicas) y repercusiones hacer hincapié en la des-naturalización de una
importantes en el pensamiento mirada ya mediatizada, ya tecnologizada,
contemporáneo. Para entender esto, sin donde el referente se ha dado a pérdida pero
embargo, debemos revisar algunas ideas más. que, por algún motivo a sospechar, los mass
Así, Debord entrega una clave de lectura: “El media tienden a esencializar, a naturalizar, a
espectáculo como tendencia a hacer ver a objetivar. Y aunque Debord aspira a que hubo
través de diferentes mediaciones especializadas algún momento en que esto no fue así (nótese
el mundo que ya no es directamente en la cita ese mundo que “ya no” es
comprensible, suele encontrar en la vista el directamente comprensible), podemos hacer
sentido humano privilegiado, como en otras ver que hoy, en la producción de pensamiento,
épocas fue el tacto; el sentido más abstracto, el la tarea de denunciar tal estado de las imágenes
más mistificable corresponde a la abstracción y –junto con ello- establecer una crítica de la
generalizada de la sociedad actual”. mirada, se ha vuelto algo necesario.
Debord nos lleva a otro problema, y de la
constatación de un hecho (la circulación de
imágenes, la industrialización del espectáculo)
nos formula otras preguntas: ¿cómo estamos
mirando? ¿Qué consecuencias posee a nivel
del conocer esta forma de mirar? Diría que en
esa pregunta se resumen algunas
consecuencias y propuestas investigativas de
interés que han tomado a Debord como un
punto de partida. Así, si bien es cierto que
Baudrillard ha sido quien más claramente ha
68
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Los norteamericanos repudian la


sofisticación. El anti-intelectualismo subyace a
La sociedad del espectáculo la idea de América. En lugar del intelectual —
del teórico— el ciudadano medio americano
o el “American way of life” tiene en mayor estima al hombre de sentido
común y de conocimientos prácticos. Una
Adolfo Vásquez Rocca
figura al estilo de Edison. En cada americano
hay un empresario. La disposición para el
trabajo práctico impera junto al afán de logro,
El carácter distintivo del American way of la disciplina y las observancias religiosas. Un
life se escenifica en las formas del colegio que pusiera su acento en la erudición y
distanciamiento, en el paisaje - grandes la sensibilidad artística más que en el
desiertos y carreteras de ese país que deja fortalecimiento de la personalidad y el
entrever una profunda soledad – en las pragmatismo sería visto con reticencia.
inclinaciones thanáticas que yacen bajo el
optimismo americano y en la decrepitud del Así, en los inicios de la historia
capitalismo tardío en la tierra de las norteamericana las humanidades, la literatura y
oportunidades. Así, los Estados Unidos han el conocimiento teórico y especulativo en
realizado la desterritorialización de la general, fueron estigmatizados como una
identidad, la diseminación del sujeto y la prerrogativa de la aristocracia. La cultura
neutralización de todos los valores y, si se pragmática a la americana induce a la
quiere, la muerte de la cultura bajo el régimen supresión de las asignaturas de humanidades
de la mortandad de los objetos. de los planes de estudio antes o durante la
universidad. Los Máster son americanos o
1. El American way of life o los estilos inspirados en Estados Unidos. Los jóvenes
de la última sociedad primitiva sueñan en culminar su preparación en USA
contemporánea. mientras la universidad europea ha tomado
El carácter distintivo del American way of una deriva empresarial a su semejanza.
life, de la última sociedad primitiva Algo similar a lo que ocurre en los países
contemporánea se escenifica en las formas del latinoamericanos que han importado este
distanciamiento, en el paisaje, en los grandes modelo «cosificador» para la reforma de los
desiertos y carreteras de ese país que deja planes y programas de educación cuyo énfasis
entrever una profunda soledad, las está ahora en los estudios técnico-
inclinaciones thanáticas que yacen bajo el profesionales por sobre las humanidades. El
optimismo americano; la decrepitud del objetivo ha sido promover una sociedad
capitalismo tardío en la tierra de las centrada en las cosas, en su manipulación en
oportunidades, del american dream convertido función de las utilidades, en los saberes
en el insomnio incontenible de la banalidad y prácticos.
la indiferencia. Los Estados Unidos han
realizado la desterritorialización de la Ahora mismo, la educación
identidad, la diseminación del sujeto y la norteamericana en la high school se encuentra
neutralización de todos los valores y, si se en manos de “educadores” que no ocultan su
quiere, la muerte de la cultura bajo el régimen hostilidad al intelectualismo, declarándose más
de la mortandad de los objetos. identificados con el modelo de pensamiento
concreto propio de los niños. De hecho,
En este sentido es una cultura ingenua y Estados Unidos es un país tan anti-intelectual
primitiva, no conoce la ironía, no se distancia como “infantil”, concebido y construido para
de sí misma, no ironiza sobre el futuro ni grandes masas infantilizadas. En ningún otro
sobre su destino; ella sólo actúa y materializa país se acomodaría mejor una empresa como
su política de Estado. Norteamérica realiza así Disney o las obscenas cadenas de fast-food o
sus sueños y sus pesadillas. unas superproducciones como las de Spielberg
concebidas con alma y mente de matiné.
69
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Ahora bien, en defensa de la “industria del creciente densidad así como una significativa
entretenimiento” cabe puntualizar que ésta no disminución de las relaciones interpersonales
le impone sus formas de banalidad a un sin fines de lucro.
público que no la desea. Pese a todo, incluso la personalidad de las
Sería un error minimizar la relación entre celebridades esta sujeta a los procesos de
estos fenómenos y el origen de la personalidad obsolescencia y caducidad, al fenómeno
narcisista, que no conoce límites entre ella postmoderno de la “sacralidad impersonal”.
misma y el mundo que exige la gratificación La obsolescencia de los objetos se
inmediata de sus deseos, así como la erosión corresponde con la de los rock stars y gurús
de la vida intima tenida lugar a través de la intelectuales; con la multiplicación y
relaciones sociales que se tratan como aceleración en la rotación de las
pretextos para la expresión de la propia “celebridades”, para que ninguna pueda
personalidad. erigirse en «ídolo personalizado y canónico».
La transformación de la vida pública en un El exceso de imágenes, el entusiasmo pasajero,
ámbito donde “la persona puede escapar a las determinan que cada vez haya más «estrellas» y
cargas de la vida familiar idealizada... mediante menos inversión emocional en ellas, los revival
un tipo especial de experiencia, entre extraños son fenómenos de «nostalgia decretada»
o, más importante aún, entre personas ideadas como estrategias de marketing por
destinadas a permanecer siempre como algún ejecutivo de una compañía multimedia.
extraños”, y donde una silenciosa y pasiva Más allá de la “sociedad del espectáculo” y
masa de espectadores observa la extravagante “el imperio de lo efímero” se instala la “norma
expresión de la personalidad de unos pocos en de consumo” en el plano de las necesidades
la «sociedad del espectáculo», donde los sociales, también gobernadas por dos
medios de «comunicación» nos escamotean y mercancías básicas: la vivienda estandarizada,
disuelven el presente con las fanfarrias del lugar privilegiado de consumo, y el automóvil
último estelar televisivo. como medio de transporte compatible con la
La construcción del sentido social se separación entre el hogar y el sitio de trabajo.
desplaza del espacio de la política, hacia un Ambas mercancías —y en especial, desde
mundo que no tiene historia, sólo pantalla. luego, el automóvil— fueron sometidas a la
Son las nuevas formas de producción, las de producción masiva y la adquisición de ambas
un nuevo universo simbólico en donde se exige una «amplia socialización de las finanzas»
resignifican las viejas utopías mediante un bajo la forma de nuevas o ampliadas
proceso de descontextualización que las facilidades de crédito (compra a plazos,
convierte en imágenes sin historia; en créditos, hipotecas, etc.).
mercancías. Más aún, «las dos mercancías básicas del
En esos mismos medios de comunicación proceso de consumo masivo crearon
se desplazan hoy los actores políticos jugando complementariedades (crédito hipotecario y
su rol hegemónico en la construcción de automotriz) que producen una gigantesca
sentido en tanto perpetran el secuestro de expansión de las mercancías, apoyada por una
nuestra moral. La fe pública violada ha creado diversificación sistemática de los valores de
las condiciones para el desprestigio de lo uso. El individuo se ve obligado a elegir
político y con ello el de nuestras instituciones; permanentemente, a tomar la iniciativa, a
qué puede extrañar entonces del robo hormiga informarse, a probarse, a permanecer joven, a
de las grandes transnacionales, la extorsión deliberar acerca de los actos más sencillos: qué
«irrepresentable», sólo cognoscible por medio automóvil comprar, qué película ver, qué libro
de una compleja organización multinacional leer, qué régimen o terapia seguir. El consumo
articulada según un modelo gansteril. Nuestra obliga a hacerse cargo de sí mismo, nos hace
vida cotidiana esta así signada por las abusivas «responsables», se trata así de un sistema de
relaciones mercantiles que experimentan una participación ineludible.

70
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

2. Cronotopías de la intimidad y velar, noche y día, sobre los menores


desterritorialización de la identidad movimientos, físicos y psíquicos, de un grupo
De este modo, han sido los medios de conviviendo en la más abrumadora
comunicación, y especialmente la televisión, cotidianeidad.
quienes han tomado a su cargo, de modo Pero aún otro umbral de la intimidad
prioritario, la construcción pública de una mediática fue cruzado de modo innovador
"nueva" intimidad que se ofrece como un hace ya más de una década por el reality show,
consumo cultural fuertemente jerarquizado. que introdujo el protagonismo "en vivo" de
Están allí por supuesto los diversos modelos los seres comunes, desde la actuación que
de “novela familiar", incluso -aunque pretendía recrear la propia peripecia ocurrida
minoritariamente- los que contrarían la "en la vida real" bajo cámara -difuminando así
"norma" heterosexual, la gama completa -y la frontera entre testimonio y ficción- hasta
estereotípica- de los avatares de la "Gran Hermano" y sus epígonos, donde un
domesticidad, desde el decálogo de usos y ojo orbital cumplía aparentemente el sueño de
costumbres al de la moda y la decoración, de velar, noche y día, sobre los menores
los preceptos elementales de la nutrición a la movimientos, físicos y psíquicos, de un grupo
cocina gourmet de alta sofisticación. conviviendo en la más abrumadora
La interioridad física y emocional se cotidianeidad.
cultiva tanto desde la salud -cuyo desfile de
"expertos es abrumador- como desde la
gimnasia, la meditación, el yoga y toda suerte
de "tecnologías" próximas al foucaultiano
“cuidado de sí", incluida, por supuesto, la
confesión de los más íntimos pecados (de los
otros).
Mención aparte merece la sexualidad,
transitada desde la medicina o la consultoría -
las Confesiones de Cosmopolitan aúnan,
emblemáticamente, el "consejo experto" y la
confesión- a la ficción "testimonial" -Real sex-
o las "instrucciones de uso" del tipo Sex and
the city, sin contar la chismografía instituida
con rubro fijo u ocasional. Un paso más allá, el
sexo se ofrece para todo público en las
múltiples formas de la pornografía "soft" y
“hard", sumado a una especie de
desencadenamiento verbal y visual apto para
toda circunstancia, que no vacila en infringir el
"horario de protección al menor".
Pero aún otro umbral de la intimidad
mediática fue cruzado de modo innovador
hace ya más de una década por el reality show,
que introdujo el protagonismo "en vivo" de
los seres comunes, desde la actuación que
pretendía recrear la propia peripecia ocurrida
"en la vida real" bajo cámara -difuminando así
la frontera entre testimonio y ficción- hasta
"Gran Hermano" y sus epígonos, donde un
ojo orbital cumplía aparentemente el sueño de

71
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

hecho olvidar, en general, el espíritu histórico


en la sociedad, es, en primer lugar, ocultar su
Comentarios sobre la propia historia: el movimiento de su reciente
conquista del mundo.
Sociedad del Espectáculo
Su poder nos parece ya familiar, como si
Guy Debord hubiera estado ahí desde siempre. Todos los
usurpadores han querido hacer olvidar que
acaban de llegar. (...)
Un poder absoluto suprime más o menos Con la destrucción de la historia es el
radicalmente la historia según que para hacerlo propio acontecimiento contemporáneo el que
tenga intereses u obligaciones más o menos rápidamente se aleja a una distancia fabulosa,
imperiosas y, sobre todo, en función de las entre sus relatos inverificables, sus
facilidades prácticas de ejecución. Ts'in Che incontrolables estadísticas, sus explicaciones
Hoang Ti hizo quemar libros pero no inverosímiles y sus razonamientos
consiguió hacerlos desaparecer todos. Stalin insostenibles. A todas las majaderías avanzadas
llevó más lejos la realización de un proyecto espectacularmente, solamente los mediáticos
semejante en nuestro siglo pero, a pesar de las podrían responder con respetuosas
complicidades de todo tipo que pudo rectificaciones o redemostraciones, pero se
encontrar fuera de las fronteras de su imperio, muestran avaros al respecto, además de por su
quedaba una amplia zona del mundo extrema ignorancia, por su solidaridad, de
inaccesible a su policía donde se reían de sus oficio y de corazón, con la autoridad general
imposturas. Lo espectacular integrado lo ha del espectáculo, y con la sociedad que
hecho mejor que ellos, con nuevos exterioriza; es para ellos un deber y también
procedimientos y operando, esta vez, a nivel un placer no desmarcarse jamás de esa
mundial. Ya no está permitido reírse de la autoridad, cuya majestad no debe ser
ineptitud, que en todas partes se hace respetar; lesionada. No hay que olvidar que todo
en cualquier caso se ha hecho imposible mediático, ya sea por salario ya sea por otras
revelar que es objeto de risa. recompensas o gratificaciones, tiene siempre
El terreno de la historia era lo memorable, un amo, a veces varios; y que todo mediático
la totalidad de acontecimientos cuyas se sabe reemplazable.
consecuencias habrían de manifestarse durante Todos los expertos son mediáticos-
mucho tiempo. Era asimismo el conocimiento estáticos y eso es lo único por lo que son
duradero y capaz de ayudar a comprender, al reconocidos como expertos. Todo experto
menos parcialmente, lo que iba a suceder: «una sirve a su amo, pues cada una de las antiguas
adquisición para siempre», dijo Tucídides. Por posibilidades de independencia ha sido poco a
eso, la historia era la medida de una novedad poco reducida a nada por las condiciones de
verdadera; y a aquel que vende la novedad le organización de la sociedad presente. El
interesa hacer desaparecer el medio de experto que mejor sirve es, sin duda, el que
medirla. Cuando lo importante se reconoce miente. Los que tienen necesidad del experto
socialmente como lo que es instantáneo y lo son, por diferentes motivos, el falsificador y el
será aún en el instante siguiente y al otro y al ignorante. Allí donde el individuo no reconoce
otro, y que siempre reemplazará otra nada por sí mismo será formalmente
importancia instantánea, puede decirse que el tranquilizado por el experto. (...)
medio empleado garantiza una especie de
eternidad de esa no-importancia que grita Desde que se detenta el mecanismo de
tanto. control sobre la única verificación social plena
y universalmente reconocible, se dice lo que se
La valiosa ventaja que el espectáculo ha quiere. El movimiento de la demostración
obtenido de este colocar fuera de la ley a la espectacular se prueba simplemente andando
historia, de haber condenado a toda la historia en círculo: volviendo, reiterándose, sobre el
reciente a pasar a la clandestinidad y de haber
72
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

único terreno en el que de ahora en adelante integrado, parece ser admitida en todas partes
reside lo que puede afirmarse públicamente y como la realización de una perfección frágil.
tener crédito, puesto que será solamente de Asípues, no debe ser expuesta a ataques
eso de lo que todo el mundo será testigo. Del puesto que es frágil; por otra parte no es
mismo modo, la autoridad espectacular puede atacable puesto que es perfecta como jamás lo
negar lo que sea, una vez, tres veces, y decir fue sociedad alguna. Es una sociedad frágil
que no volverá a hablar de ello, y hablar de porque debe realizar un gran esfuerzo para
otra cosa; sabe que ya no se arriesga a ninguna dominar su peligrosa expansión tecnológica.
otra réplica ni en su propio terreno ni en Pero es una sociedad perfecta para ser
ningún otro. Pues ya no existe ágora, gobernada; y la prueba de ello es que todos
comunidad general; ni siquiera comunidades aquellos que aspiran a gobernar quieren
restringidas de cuerpos intermedios o de gobernar en ella, con los mismos
instituciones autónomas, salones o cafés para procedimientos, y mantenerla casi
los trabajadores de una única empresa; ningún exactamente como es. Por primera vez en la
lugar donde el debate sobre las verdades que Europa contemporánea, ningún partido ni
conciernen a los que están ahí, pueda liberarse fracción de partido intenta ya fingir que tratará
de forma duradera de la aplastante presencia de cambiar algo importante. La mercancía no
del discurso mediático y de las diferentes puede ser criticada por nadie: ni como sistema
fuerzas organizadas para relevarlo. general ni como una pacotilla determinada que
Actualmente ya no existe juicio, con garantía a los empresarios les ha convenido colocar en
de relativa independencia, de aquellos que ese momento en el mercado.
constituían el mundo erudito; de aquellos que En todas partes donde reina el espectáculo
en otra época fijaban su valor en una las únicas fuerzas organizadas son aquellas que
capacidad de verificación, permitiendo la desean el espectáculo. Así pues, ninguna
aproximación a lo que se llamaba la historia puede ser enemiga de lo que existe, ni
imparcial de los hechos, la creencia al menos transgredir la omertá que concierne a todo. Se
de que ésta merecía ser conocida. Ni siquiera ha acabado con aquella inquietante
existe ya verdad bibliográfica incontestable, y concepción, que dominó durante doscientos
los resúmenes informatizados de los ficheros años, según la cual una sociedad podía ser
de las bibliotecas nacionales podrán suprimir criticable y transformable, reformada o
tanto mejor las huellas. (...) revolucionada. Y esto no se ha conseguido
El espectáculo puede dejar de hablar de con la aparición de nuevos argumentos sino
algo durante tres días y es como si ese algo no simplemente porque los argumentos se han
existiese. Habla de cualquier otra cosa y es esa vuelto inútiles. Con este resultado se medirá,
otra la que existe a partir de entonces. Como más que el bienestar general, la terrible fuerza
puede verse, las consecuencias prácticas son de las redes de la tiranía.
inmensas. Jamás la censura ha sido más perfecta.
Se creía que la historia había aparecido en Jamás a aquellos a quienes en algunos países
Grecia, con la democracia. Puede aún se les ha hecho creer que son ciudadanos
comprobarse que desaparece del mundo con libres; se les ha permitido menos dar a conocer
ella. su opinión, toda vez que se trata de una
Sin embargo, a esta lista de triunfos del elección que afectará a su vida real. Jamás ha
poder hay que añadir un resultado para él estado permitido mentirles con una falta de
negativo: un Estado en cuya gestión se instala consecuencias tan perfecta. Se supone que el
de forma duradera un gran déficit de espectador lo ignora todo, que no merece
conocimientos históricos no puede ser nada. Quien siempre mira para saber la
conducido estratégicamente. (...) continuación, no actuará jamás: y ése debe ser
el espectador. Con frecuencia se oye citar la
La sociedad llamada democrática, una vez excepción de EE.UU., donde Nixon acabó
establecida en el estadio de lo espectacular por padecer un día una serie de negaciones

73
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

demasiado cínicamente chapuceras; pero esta otros, por el contrario, estimarían que a los
excepción totalmente local, que tenía antiguas terroristas solamente se les puede reprochar su
causas históricas, manifiestamente ha dejado total falta de sentido histórico. La aplicación
de ser cierta, puesto que Reagan ha podido de un poco de lógica histórica permitiría llegar
hacer recientemente lo mismo con impunidad. rápidamente a la conclusión de que no hay
Todo lo que jamás ha sido sancionado está ninguna contradicción en considerar que
verdaderamente permitido. Resulta arcaico personas carentes de todo sentido histórico
pues hablar de escándalo. Se atribuye a un igualmente pueden ser manipuladas e incluso
relevante hombre de Estado italiano, instalado aún más fácilmente que otras. Es también más
simultáneamente en el ministerio y en el fácil llevar a «arrepentirse» a alguien a quien se
gobierno paralelo llamado P2, Potere Due, puede demostrar que de antemano se conocía
una frase que resume profundamente la etapa todo lo que él había creído hacer libremente.
en que -con un poco de adelanto Italia y En las formas organizativas clandestinas de
EE.UU.- ha entrado el mundo entero: «Había tipo militar se produce el siguiente efecto
escándalos, pero ya no los hay.» (...) inevitable: basta con infiltrar a unos pocos
Esta democracia tan perfecta fabrica ella individuos en algunos puntos de la red para
misma su inconcebible enemigo: el terrorismo. hacer funcionar, y caer, a muchos. En estas
En efecto, quiere ser juzgada por sus cuestiones de valoración de las luchas
enemigos antes que por sus resultados. La armadas, la crítica debería analizar alguna vez
historia del terrorismo está escrita por el una operación concreta, sin dejarse engañar
Estado; es pues educativa. Las poblaciones por la similitud general que eventualmente
espectadoras no pueden saberlo todo sobre el todas pudieran revestir. (...)
terrorismo, pero siempre pueden saber lo La disolución de la lógica se ha perseguido
suficiente como para ser persuadidas de que, por diferentes medios -acordes con los
comparándolo con éste, lo demás deberá intereses fundamentales del nuevo sistema de
parecerles más aceptable, en cualquier caso, dominación- y que han actuado siempre
más racional y democrático. prestándose apoyo recíproco. Varios de esos
La modernización de la represión ha medios sustentan la instrumentación técnica
acabado de perfeccionarse en primer lugar en que ha experimentado y popularizado el
la experiencia piloto de Italia, bajo el nombre espectáculo, pero otros se hallan más
de «arrepentidos», acusadores vinculados a la psicología de masas de la
profesionalesjurados: lo que en su primera sumisión. (...)
aparición en el siglo XVII, durante las El flujo de imágenes se lo lleva todo, y de
revueltas de la Fronda, se llamó «testigos de igual manera es otro quien gobierna a su gusto
oficio». Este espectacular progreso de la ese resumen simplificado del mundo sensible,
Justicia ha poblado las cárceles italianas de ese otro que escoge adónde debe ir esa
varios miles de condenados que expían una corriente así como el ritmo de lo que debe
guerra civil que no ha tenido lugar, una especie manifestarse como perpetua sorpresa
de amplia insurrección armada que, por arbitraria, sin dejar tiempo para la reflexión e
casualidad, no ha visto jamás llegar su hora, un independientemente de lo que el espectador
putschismo compuesto de sueños. pueda pensar o comprender. En esa
Se puede destacar que la interpretación de experiencia concreta de la sumisión
los misterios del terrorismo parece haber permanente se halla la raíz psicológica de la
introducido una simetría entre opiniones adhesión generalizada a lo que está ahí que
contradictorias; como si se tratara de dos viene a reconocerle ipso factoun valor
escuelas filosóficas que profesaran suficiente. El discurso espectacular calla,
construcciones metafísicas absolutamente además de lo que es propiamente secreto, todo
antagónicas. Algunos no verían en el aquello que no le conviene. De lo que muestra
terrorismo nada más que algunas evidentes aísla siempre el entorno, el pasado, las
manipulaciones de los servicios secretos; intenciones, las consecuencias. Es pues

74
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

totalmente ilógico. Dado que ya nadie puede El individuo a quien ese pensamiento
contradecirle, el espectáculo tiene derecho a espectacular empobrecido ha marcado
contradecirse a sí mismo, a rectificar su profundamente, y más que cualquier otro
pasado. La altanera actitud de sus servidores elemento de su formación, se coloca ya de
cuando dan a conocer una nueva versión, y entrada al servicio del orden establecido, en
quizá más engañosa todavía, de algunos tanto que su intención subjetiva puede haber
hechos, es la de rectificar con dureza la sido totalmente contraria a ello. En lo esencial
ignorancia y las malas interpretaciones se guiará por el lenguaje del espectáculo, ya
atribuidas a su público, mientras que son ellos que es el único que le resulta familiar: aquél
mismos quienes la víspera se apresuraban a con el que ha aprendido a hablar. Sin duda
difundir ese error, con su acostumbrado intentará mostrarse contrario a su retórica,
aplomo. De este modo, las enseñanzas del pero empleará su sintaxis. Este es uno de los
espectáculo y la ignorancia de los espectadores más importantes éxitos obtenidos por la
aparecen indebidamente como factores dominación espectacular.
antagonistas cuando, en realidad, provienen el La rápida desaparición del vocabulario
uno del otro. El lenguaje binario del preexistente no es más que un estadio de esa
ordenador es otra irresistible incitación a operación a cuyo servicio está. (...)
admitir sin reservas lo que ha sido programado
según el deseo del otro, y que se erige en El propio Mac Luhan, el primer apologista
fuente intemporal de una lógica superior, del espectáculo, que parecía el imbécil más
imparcial y total. ¡Qué rapidez y qué convencido de su siglo, cambió de opinión al
exuberancia de vocabulario para juzgarlo todo! descubrir finalmente en 1976 que «la presión
¿Político? ¿Social? Hay que escoger, si no es de los mass media empuja hacia lo irracional»
una cosa es otra. Mi elección se impone. y que era urgente moderar su uso. Con
Cuando nos lo dicen sabemos para qué sirven anterioridad el pensador de Toronto había
esas estructuras. No resulta sorprendente que pasado varios decenios maravillándose de las
desde muy temprano los alumnos empiecen múltiples libertades que supondría esa «aldea
con entusiasmo a dedicarse al Saber Absoluto planetaria» tan instantáneamente accesible a
de la Informática, en tanto que siempre son todos sin ningún esfuerzo. Las aldeas, al
más ignorantes en cuanto a lectura, que exige contrario que las ciudades, siempre han estado
un verdadero juicio a cada línea, y sólo ella dominadas por el conformismo, el
puede hacernos acceder a la amplia aislamiento, el control mezquino, el
experiencia humana antiespectacular. La aburrimiento, los cotilleos repetidos sobre las
conversación está casi muerta y pronto lo mismas familias. Y de este modo se presenta
estarán muchos de los que saben hablar. en adelante la vulgaridad del planeta
espectacular en que no es posible distinguir la
En el plano de los medios de pensamiento dinastía de los Grimaldi-Mónaco o los
de las poblaciones contemporáneas, la primera Borbón-Franco de la que sustituyó a los
causa de decadencia se refiere claramente al Estuardo. Sin embargo ingratos discípulos
hecho de que ningún discurso difundido por intentan hoy hacernos olvidar a Mac Luhan y
medio del espectáculo da opción a respuesta; y renovar sus primeros hallazgos emprendiendo
la lógica sólo se ha formado socialmente en el a la vez una carrera en el elogio mediático de
diálogo. Cuando se ha extendido el respeto todas esas libertades que podrán «escogerse»
hacia aquel que habla desde el espectáculo, a aleatoriamente dentro de lo efímero. Y
quien se atribuye importancia, riqueza, probablemente renegarán de ello más rápido
prestigio, la autoridad misma, se extiende que su inspirador. (...)
también entre los espectadores el deseo de ser
tan ilógicos como el espectáculo como medio El espectáculo esconde sólo algunos de
de mostrar un reflejo individual de esa los peligros que rodean al maravilloso orden
autoridad.(...) que ha establecido. Mientras la polución de los
océanos y la destrucción de los bosques
ecuatoriales amenazan la renovación de
75
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

oxígeno de la tierra, la capa de ozono se ve En junio de 1987, Pierre Bacher, director


afectada por el progreso industrial y las adjunto del equipo del EDF (Electricité de
radiaciones de origen nuclear se acumulan France), expuso la última doctrina respecto a
irreversiblemente, el espectáculo concluye que la seguridad de las centrales nucleares.
todo eso carece de importancia. Sólo le Dotándolas de válvulas y filtros es mucho más
interesan los datos y las dosis, le basta con eso fácil evitar catástrofes mayores como la fisura
para tranquilizar, cosa que a un espíritu o explosión del reactor, que afectaría al
preespectacular le hubiera parecido imposible. conjunto de una «región». Eso es lo que
Los métodos de la democracia espectacular pasaría si se lo comprimiera en exceso. Es más
son de una gran flexibilidad, al contrario de la conveniente que, cada vez que parezca que el
torpe brutalidad del diktat totalitario. Se puede reactor va a dispararse, se ejerza una ligera
cambiar el nombre de aquello que ha sido descompresión rociando una zona próxima de
secretamente transformado (cerveza, buey, un algunos kilómetros, extensión que cada vez
filósofo). También se puede cambiar el será diferente y aleatoriamente ampliada según
nombre de aquello que ha sido secretamente el capricho de los vientos. Los discretos
continuado: por ejemplo en Inglaterra, la análisis llevados a cabo en Caradoche, en
fábrica de retratamiento de residuos nucleares Drôme, «han puesto de manifiesto que las
de Windscale ha propiciado el cambio de fugas -esencialmente de gasno- superan en
nombre de su localidad por el de Sellafield, algunos por mil el peor uno por ciento de la
con el fin de desviar mejor las sospechas tras radiactividad reinante en la zona. Ese peor se
un desastroso incendio que tuvo lugar en mantiene pues muy moderado: uno por ciento.
1957. Pero ese retratamiento toponímico no Antes se estaba muy seguro de que no había
ha impedido el aumento de la mortalidad por riesgo salvo en caso de accidente, por
cáncer y leucemia en los alrededores. El supuesto imposible. Los primeros años de
gobierno británico -nos enteramos experiencia han modificado esa creencia y, en
democráticamente treinta años más tarde- en consecuencia, puesto que el accidente siempre
el momento de producirse el accidente decidió es posible, lo que hay que evitar es que alcance
guardar en secreto el informe de una un grado catastrófico, lo que resulta fácil; basta
catástrofe que juzgaba, no sin razón, de tal de contaminar interrumpidamente con
naturaleza que podía quebrar la confianza que moderación. (...)
el público concedía a lo nuclear. Es una lástima que la sociedad humana
Las prácticas nucleares -sean militares o tropiece con problemas tan candentes en el
civiles- requieren una dosis de secreto mayor momento en que se ha hecho materialmente
que ningún otro tema aunque, como se sabe, imposible hacer oír la más mínima objeción al
en todos es muy necesario. Para facilitar la discurso mercantil; precisamente porque,
vida, es decir las mentiras, los sabios escogidos gracias al espectáculo, está a cubierto de tener
por los amos de este sistema han descubierto que responder de sus decisiones y
la utilidad de cambiar también las unidades de justificaciones fragmentarias o delirantes, cree
medida, de modificarlas según un mayor que no tiene necesidad de pensar. Por
número de criterios, de refinarlas con el fin de convencido que sea el demócrata ¿no
poder trampear, según el caso, con varias de preferiría que se le hubieran escogido amos
esas cifras difícilmente convertibles. Así, para más inteligentes?
evaluar la radiactividad se puede disponer de En la conferencia internacional de
las unidades de medida siguientes: el curio, expertos que tuvo lugar en Ginebra en
becquerel, el roétgen, el rad, el rem, sin olvidar diciembre de 1986, simplemente era cuestión
el sencillo milirad y el sivert, que no es más de prohibir mundialmente la producción de
que una unidad de cien rems. Esta serie clorofluocarbono, el gas que, desde hace poco
recuerda las subdivisiones de la moneda pero a marchas forzadas, está haciendo
inglesa, cuya complejidad resultaba muy dificil desaparecer la fina capa de ozono que -como
para los extranjeros, en los tiempos en que se recordará- protege este planeta contra los
Sellafield todavía se llamaba Windscale. (...)
76
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

efectos nocivos de la radiación cósmica. árbol del conocimiento científico con la única
Daniel Verilhe, representante de la filial de finalidad de hacerse tallar un bastón. Para
Productos Químicos de Elf Aquitaine y que obedecer a esta última demanda social de una
figuraba como tal en una delegación francesa justificación manifiestamente imposible, vale
firmemente opuesta a la prohibición, hacía una más no saber pensar demasiado sino, por el
observación llena de sentido: «Se necesitan contrario, estar bien entrenado en las
tres años para poner a punto posibles comodidades del discurso espectacular. Y,
sustitutos y los costes pueden multiplicarse efectivamente, es en esa carrera donde
por cuatro.» Es sabido que esa fugitiva capa de precisamente ha encontrado su más reciente
ozono no pertenece a nadie ni tiene ningún especialización -con muy buena voluntad- la
valor comercial. La estrategia industrial ha prostituida ciencia de estos días despreciables.
conseguido pues que sus opositores se La ciencia de la justificación engañosa
aperciban de toda su inexplicable apareció de forma natural a partir de los
despreocupación económica con esta primeros síntomas de decadencia de la
referencia a la realidad: «Es muy aventurado sociedad burguesa, con la cancerosa
basar una estrategia industrial en imperativos proliferación de las pseudociencias llamadas
de tipo ambiental.» «del hombre»; pero, en el caso de la medicina
Aquellos que hace ya mucho tiempo moderna, durante un tiempo pudo hacerse
empezaron a criticar la economía política pasar por útil, aunque los que vencieron a la
definiéndola como «la total negación del viruela o a la lepra no eran los mismos que
hombre» no se equivocaban, se puede rastreramente han capitulado entre las
reconocer en los rasgos descritos. (...) radiaciones nucleares o la química
Se dice que actualmente la ciencia se halla agroalimentaria. Se objeta rápidamente que
sometida a imperativos de rentabilidad hoy en día la medicina no tiene derecho a
económica, lo que siempre ha sido cierto. Lo defender la salud de la población contra el
que resulta nuevo es que la economía haya entorno patógeno pues eso sería oponerse al
venido a hacerle abiertamente la guerra a los Estado o, al menos, a la industria
humanos, no solamente a sus condiciones de farmacéutica.
vida sino también a las de su supervivencia. La actividad científica presente reconoce
En este momento el pensamiento científico ha en qué se ha convertido y está obligada a
optado, en contra de gran parte de su pasado callar. Por eso y por lo que, muy a menudo,
antiesclavista, por servir a la dominación tiene la simpleza de decir. Los profesores
espectacular. Antes de llegar a este punto la Even y Andrieu, del Hospital Laénnec,
ciencia poseía una relativa autonomía. Sabia anunciaron en noviembre de 1985 -tras
pensar su parcela de realidad y de este modo experimentar ocho días con cuatro enfermos-
contribuir inmensamente a aumentar los que quizá habían descubierto un remedio
medios de la economía. Ahora que la eficaz contra el SIDA; los enfermos murieron
todopoderosa economía se ha vuelto loca, y dos días después. Varios médicos, menos
los tiempos espectaculares no son más que eso avanzados o quizá celosos, expresaron algunas
, ésta ha suprimido el último rastro de reservas por la manera tan precipitada de
autonomía científica, tanto en el plano correr a registrar lo que no era más que una
metodológico como en el de las condiciones engañosa apariencia de victoria horas antes del
prácticas de la actividad de los desastre. Even y Andrieu se defendieron sin
«investigadores». A la ciencia ya no se le pide inmutarse afirmando que «después de todo,
que comprenda el mundo o lo mejore en algo. más vale tener falsas esperanzas que ninguna».
Se le pide que justifique inmediatamente todo Eran incluso demasiado ignorantes para
lo que se hace. Tan estúpida en ese terreno reconocer que ese argumento por sí solo
como en todos los demás, que explota con la constituía una completa abjuración del espíritu
más ruinosa irreflexión, la dominación científico y que históricamente siempre había
espectacular ha echado abajo el gigantesco servido para cubrir los provechosos sueños de

77
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

charlatanes y brujos; en los tiempos en que no culpable y quien la cree, imbécil. Pero ¿quién
se les confiaba la dirección de los hospitales. será pues el hábil enemigo? En este caso no
Cuando la ciencia oficial, al igual que todo puede ser el terrorismo, que no corre el riesgo
el resto del espectáculo social, se comporta de de «desinformar» a nadie, puesto que está
tal manera que, bajo una representación encargado de representar ontológicamente el
materialmente modernizada, enriquecida, no error más burdo y menos admisible. Gracias a
hace más que retomar las antiguas técnicas de su etimología y a los recuerdos
los feriantes - ilusionistas, vendedores contemporáneos de los enfrentamientos que,
ambulantes y curanderos-, no puede hacia mediados de siglo, opusieron
sorprender ver la gran autoridad que brevemente el Este al Oeste, espectacular
adquieren, paralelamente y de algún modo por concentrado y espectacular difuso, aún hoy el
todas partes, los magos, las sectas, el zen capitalismo de lo espectacular integrado finge
envasado al vacío o la teología de los creer que el capitalismo de burocracia
mormones. La ignorancia, que tan bien ha totalitaria -a veces presentado incluso como la
servido a los poderes establecidos, siempre ha base oculta o la inspiración de los terroristas-
sido, además, explotada por ingeniosas sigue siendo su enemigo esencial, al igual que
empresas al margen de la ley. (...) el otro dirá lo mismo del primero, a pesar de
las innumerables pruebas de su alianza y
El concepto, aún nuevo, de profunda solidaridad. De hecho, todos los
desinformación ha sido recientemente poderes establecidos, a despecho de
importado de Rusia junto a muchas otras rivalidades locales, y sin querer reconocerlo
investigaciones útiles para la gestión de los jamás, piensan continuamente lo que supo
estados modernos. Es muy utilizado por un recordar un día -desde la subversión y sin
poder -o corolariamente por personas que demasiado éxito entonces- uno de los raros
ostentan un fragmento de autoridad internacionalistas alemanes, después de
económica o política para mantener lo comenzada la guerra de 1914: «El principal
establecido; y atribuyendo siempre a esa enemigo está en nuestro país.» Finalmente, la
utilización una función contraofensiva. Lo que desinformación es el equivalente de lo que, en
puede oponerse a una única verdad oficial el discurso de la guerra social del siglo XIX
debe ser necesariamente una desinformación representaban «las malas pasiones». Es todo lo
emanada de potencias hostiles o al menos que es oscuro y se arriesga a querer oponerse
rivales, intencionadamente falseada por la al extraordinario bienestar con que esta
malevolencia. La desinformación no es la sociedad, como es sabido, beneficia a aquellos
simple negación de un hecho que conviene a que le otorgan su confianza; bienestar que no
las autoridades, o la simple afirmación de un podría pagarse con todos los riesgos o
hecho que no les conviene: a eso se le llamaría insignificantes sinsabores. Y todos los que ven
psicosis. Contrariamente a la pura mentira, la ese bienestar en el espectáculo, admiten que
desinformación -y he aquí por qué el concepto no hay que escatimar en su coste; mientras, los
resulta interesante para los defensores de la otros desinforman.
sociedad dominante- fatalmente debe contener
una cierta dosis de verdad, pero Otra ventaja que se encuentra en el hecho
deliberadamente manipulada por un hábil de denunciar, explicándola así, una
enemigo. El poder que habla de desinformación particular es que, en
desinformación no se cree él mismo libre de consecuencia, el discurso global del
defectos, pero sabe que podrá atribuir a espectáculo no resultará sospechoso de
cualquier crítica esa excesiva insignificancia contenerla, puesto que puede designar, con la
que está en la naturaleza de la desinformación; más científica seguridad, el terreno en el que se
y de esa manera jamás tendrá que reconocer halla la única desinformación: es todo lo que
un defecto propio. puede decirse y no le gusta. (...)

La desinformación sería, en definitiva, el El concepto confusionista de


mal uso de la verdad, quien la lanza es desinformación se erige en vedette para

78
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

rechazar instantáneamente, por el solo sonido Basta con tener a los expertos y a los
de su nombre, toda critica que no hubieran tasadores, lo que es bastante fácil, y colarlo
hecho desaparecer las diversas agencias de la todo, porque, tanto en los asuntos de esta
organización del silencio. Por ejemplo, si así naturaleza como en definitiva en todos los
fuera deseable, un día podría decirse que este demás, la venta es la que autentifica cualquier
escrito es una empresa de desinformación valor. Después son los coleccionistas o los
sobre el espectáculo; o bien, lo que sería lo museos, sobre todo americanos, quienes,
mismo, de desinformación en detrimento de la atiborrados de falso, tendrán interés en
democracia. (...) mantener la buena reputación, al igual que el
Cuando aún había ideologías que se Fondo Monetario Internacional mantiene la
enfrentaban, que se proclamaban a favor o en ficción del valor positivo de las inmensas
contra de tal aspecto de la realidad, había deudas de cien naciones.
fanáticos y embusteros, pero no Lo falso forma el gusto, y sostiene lo falso,
«desinformadores». Cuando por respeto al haciendo desaparecer, a sabiendas, la
consenso espectacular o, al menos, por una posibilidad de referencia a lo auténtico. En
voluntad de vanagloria espectacular, no está cuanto es posible se rehace incluso lo
permitido decir realmente aquello a lo que uno verdadero para que se parezca a lo falso. Los
se opone o lo que se aprueba con todas sus americanos, aun siendo los más ricos y los más
consecuencias; cuando se topa a menudo con modernos, han sido las principales víctimas de
la obligación de disimular un aspecto que, por este comercio de lo falso en arte. Y son
alguna razón, se considera peligroso dentro de precisamente ellos quienes financian los
lo que se supone debe admitirse, entonces se trabajos de restauración de Versailles o de la
practica la desinformación; por Capilla Sixtina. Por eso los frescos de Miguel
atolondramiento, por olvido o por pretendido Angel adquirirán los vivos colores de una
falso razonamiento. Y por ejemplo, en el historieta, y los auténticos muebles de
terreno de la contestación después de 1968, Versailles, ese brillo del dorado que los hará
los recuperadores incapaces a los que se llamó muy parecidos al falso mobiliario de época
«pro-situs» fueron losprimeros Luis XIV costosamente importado a Texas.
desinformadores, porque disimulaban tanto El juicio de Feuerbach sobre el hecho de
como les era posible las manifestaciones que su tiempo prefería «la imagen a la cosa, la
prácticas a través de las cuales se había copia al original, la representación a la
afirmado la crítica que ellos se jactaban de realidad», ha sido enteramente confirmado por
adoptar; y, molestos si tenían que suavizar la la época del espectáculo, y ello en algunos
expresión, no citaban jamás nada ni a nadie, terrenos en los que el siglo XIX quiso
para mantener la apariencia de que habían mantenerse al margen de lo que constituía ya
encontrado algo. (...) su verdadera naturaleza: la producción
Invirtiendo una famosa cita de Hegel yo industrial capitalista. Así es como la burguesía
escribía ya en 1967 que «en el mundo propagó el riguroso espíritu del museo, del
realmente trastocado, lo verdadero es un objeto original, de la crítica histórica exacta,
momento de lo falso». Los años transcurridos del documento auténtico. Pero hoy en todas
desde entonces han demostrado los progresos partes lo artificial tiende a reemplazar a lo
de ese principio en cada terreno particular sin verdadero. En este momento la polución
excepción. originada por el tráfico obliga a sustituir los
Así, en una época en que puede existir arte caballos de Marly o las estatuas romanas del
contemporáneo se hace difícil juzgar las artes pórtico de Saint-Trophime por réplicas en
clásicas. Aquí, como en todas partes, la plástico. En definitiva, todo será más bonito
ignorancia sólo se produce para ser explotada. que antes, para ser fotografiado por los
Al mismo tiempo que se pierden turistas. (...)
simultáneamente el sentido de la historia y el Nuestra sociedad se basa en el secreto,
gusto, se organizan redes de falsificación. desde las «sociedades pantalla» que ponen a
79
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

cubierto los bienes concentrados de los ésta se esconda sino porque está oculta bajo la
poseedores, hasta el «secreto-defensa» que pesada puesta en escena del pensamiento del
cubre actualmente un inmenso espacio de divertimiento-, los que están encargados de
plena libertad extrajudicial del Estado; desde vigilar esa critica, y necesitan desmentirla, en
los secretos, a menudo pavorosos, de la última instancia pueden utilizar contra ella los
fabricación pobre, que se esconden tras la recursos tradicionales en el medio clandestino:
publicidad, hasta las proyecciones de las provocación, infiltración, y diversas formas de
variantes del futuro extrapolado, sobre las eliminación de la crítica auténtica en provecho
cuales la dominación lee por sí sola el de una falsa que habrá podido establecerse a
progreso más probable de lo que afirma no ese efecto. La incertidumbre crece cuando, a
tener ninguna clase de existencia, calculando propósito de ello, la impostura general del
las respuestas que aportará misteriosamente. A espectáculo se enriquece con la posibilidad de
este respecto pueden hacerse algunas recurrir a mil imposturas particulares. Un
observaciones. crimen sin explicación puede llamarse también
Tanto en las grandes ciudades como en suicidio, sea en prisión o en cualquier otra
algunos espacios reservados del campo, hay parte; la disolución de la lógica permite
siempre un gran número de lugares investigaciones y procesos que caen en picado
inaccesibles, es decir, guardados y protegidos en lo irracional y que, con frecuencia, son
de toda mirada; colocados fuera del alcance de falseados desde el principio por extravagantes
la curiosidad inocente y fuertemente abrigados autopsias que practican singulares expertos.
del espionaje. Sin ser todos propiamente Desde hace mucho tiempo es normal ver
militares, se ciñen a ese modelo para colocarse en todas partes cómo se ejecuta sumariamente
más allá de cualquier riesgo de control por a toda clase de gente. Los terroristas
parte de paseantes o habitantes, o incluso por conocidos, o considerados como tales, son
parte de la policía que, desde hace tiempo, ha combatidos abiertamente de manera terrorista.
visto cómo sus funciones se reducían a las de El Mossad mata a Abou Jihad o los S.A.S.
vigilancia y represión de la delincuencia más ingleses a irlandeses, o la policía paralela de los
común. GAL a vascos. Aquellos a quienes se manda
Así en Italia, cuando Aldo Moro fue asesinar por supuestos terroristas no son
secuestrado por Potere Due, no estaba escogidos al azar, pero, en general, es
retenido en un edificio más o menos difícil de imposible estar seguro de conocer los
localizar sino simplemente impenetrable. motivos. Se sabe que la estación de Bolonia
voló para que Italia siga estando bien
Cada vez hay un mayor número de gobernada, y qué son los «escuadrones de la
hombres formados para actuar en el secreto; muerte» en Brasil, y que la Mafia puede
instruidos y entrenados para no hacer más que incendiar un hotel en Estados Unidos para
eso. Se trata de los destacamentos especiales apoyar un rackett. Pero ¿cómo saber para qué
de hombres armados de archivos reservados, han podido servir en realidad los «locos
es decir, de observaciones y análisis secretos. asesinos de Brabante»? Es muy difícil aplicar el
Otros disponen de diversas técnicas para la principio cui prodest en un mundo en el que
explotación y manipulación de esos asuntos tantos intereses activos están tan bien
secretos. (...). escondidos. Así pues, bajo lo espectacular
Esos hombres, especializados en la integrado, se vive y muere en el punto de
vigilancia y la influencia, cuentan cada vez con confluencia de un gran número de misterios.
más medios y encuentran, además, Los rumores mediático-policiales
circunstancias generales que les son adquieren al instante, o en el peor de los casos
progresivamente más favorables. Cuando, por tras haber sido repetidos tres o cuatro veces, el
ejemplo, las nuevas condiciones de la sociedad peso indiscutible de pruebas históricas
de lo espectacular integrado han obligado a su seculares. (...)
crítica a ser realmente clandestina -no porque

80
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

Yendo más a fondo, en este mundo donde quiera que éste pueda estar, los más
oficialmente tan lleno de respeto por todas las capaces se le parecen mucho. No es Panamá
necesidades económicas, nadie sabe jamás lo lo que produce tales maravillas, es esta época.
que cuesta verdaderamente cualquier cosa que (...)
se produce: efectivamente, la parte más En el momento en que casi todos los
importante del coste real jamás se calcula; el aspectos de la vida política internacional, y un
resto se mantiene en secreto. número creciente de los que cuentan en
A comienzos del año 1988 el general política interior, son guiados y mostrados al
Noriega se hizo mundialmente famoso en un estilo de los servicios secretos, con engaños,
instante. Era dictador sin título del Panamá, con desinformación, doble explicación -que
país sin ejército, donde mandaba la Guardia puede ocultar otra, o solamente parecerlo-, el
Nacional. (...) Noriega había hecho su carrera, espectáculo se limita a dar a conocer el mundo
en esto idéntica a la de Jaruzelski en Polonia, agotador de lo incomprensible obligatorio, una
como general-policía al servicio del ocupante. aburrida serie de novelas policíacas carentes de
Era importador de droga de los Estados vida y en las que siempre falta la conclusión.
Unidos, pues Panamá no produce la suficiente, Entonces es cuando la escenificación realista
y exportaba a Suiza sus capitales «panameños». de un combate de negros, de noche, en un
Había trabajado con la CIA contra Cuba y, túnel, aparece como un recurso dramático.
para disponer de la tapadera adecuada a sus La imbecilidad cree que todo está claro
actividades económicas, también había cuando la televisión muestra una imagen bella
denunciado ante las autoridades y la comenta con una mentira. La semielite se
norteamericanas, tan obsesionadas con ese contenta con saber que casi todo es oscuro,
problema, a cierto número de rivales suyos en ambivalente, «montado» en función de
la importación. Su principal consejero en códigos desconocidos. Una elite más
materia de seguridad, que provocaba la envidia restringida querría saber lo verdadero, muy
de Washington, era el mejor del mercado: difícil de distinguir claramente en cada caso, a
Michael Harari, antiguo oficial del Mossad, el pesar de todos los datos reservados y todas las
servicio secreto de Israel. Cuando los confidencias de que pueda disponer. Porque
americanos quisieron deshacerse del personaje esa elite quisiera conocer el método de la
de Noriega porque algunos tribunales verdad, aunque esa voluntad suya está por
norteamericanos imprudentemente lo habían regla general abocada al fracaso. (...)
condenado, Noriega se declaró dispuesto a
defenderse durante mil años, por patriotismo El secreto domina el mundo y, en primer
panameño, contra su pueblo en rebelión y lugar, lo hace como secreto de la dominación.
contra el extranjero; recibió rápidamente la Según el espectáculo, el secreto no sería más
aprobación pública de los dictadores que una excepción necesaria a la regla de la
burocráticos más austeros, los de Cuba y información abundantemente ofrecida en toda
Nicaragua, en nombre del antiimperialismo. la superficie de la sociedad, al igual que la
dominación en «este mundo libre» de lo
Lejos de ser una singularidad espectacular integrado, se reduciría a no ser
exclusivamente panameña, este general más que un departamento ejecutivo al servicio
Noriega, que vende todo y simula todo en un de la democracia. Pero nadie se cree
mundo que hace lo mismo en todas partes, es, verdaderamente el espectáculo. ¿Cómo
como persona, como hombre de Estado, aceptarían los espectadores la existencia del
como general, como capitalista, totalmente secreto, que por sí solo hace que no puedan
representativo de lo espectacular integrado, y administrar un mundo del que ignoran las
de los logros que este último consigue en las principales realidades, si, como gesto
más variadas direcciones de su política interior extraordinario, se les pidiera de verdad su
e internacional. Es un modelo de príncipe de opinión sobre la manera de hacerlo? Es un
nuestro tiempo; y entre aquellos que se hecho que el secreto no se le aparece a casi
dedican a llegar y permanecer en el poder, nadie en su pureza inaccesible y en su
81
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

generalidad funcional. Todos admiten que Declaraba: «Nosotros no pertenecemos a la


inevitablemente haya una pequeña zona de mafia burocrática y política, ni a la de los
secreto reservado a los especialistas; y, por banqueros y financieros, ni a la de los
regla general, muchos creen estar en el secreto. millonarios, ni a la mafia de los grandes
La Boétie, en su Discours sur la servidute contratos fraudulentos, los monopolios o el
volontaire, ha mostrado cómo el poder de un petróleo, ni a la de los grandes medios de
tirano debe hallar numerosos apoyos entre los comunicación.»
círculos concéntricos de individuos que en él Sin duda puede considerarse que los
encuentran, o creen encontrar, su provecho. autores de esta declaración, como los otros,
Igualmente muchos de entre los políticos o los tienen interés en verter sus propias prácticas
mediáticos que se jactan de que no se les en el amplio río de aguas turbulentas de la
puede tachar de irresponsables, conocen criminalidad y las ilegalidades más corrientes,
muchas cosas por relaciones y confidencias. que riega en toda su extensión la sociedad
Quien está contento en el secreto apenas lo actual, pero también hay que convenir que se
critica, ni es consciente de que, en todas las trata de personas que, por profesión, saben
confidencias, la parte principal de la realidad mejor que otras de qué están hablando. En
siempre le será ocultada. Por la benévola todos los ámbitos de la sociedad moderna, la
protección de los tahúres conoce algunas Mafia funciona cada vez mejor. Crece tan
cartas, pero pueden ser falsas; y el método rápido como los otros productos del trabajo
dirigente jamás explica el juego. Se identifica por medio de los cuales la sociedad de lo
enseguida con los manipuladores y desprecia espectacular integrado conforma su mundo.
la ignorancia que en el fondo comparte. Las La Mafia se engrandece con los inmensos
migajas de información que se les ofrecen a progresos de los ordenadores y la alimentación
esos parientes de la tiranía del engaño, industrial, con la completa reconstrucción
normalmente están infectadas de mentira, son urbana y con las chabolas, con los servicios
incontrolables, manipuladas. Sin embargo especiales y el analfabetismo. (...)
resultan placenteras para aquellos que acceden Sin duda es en Italia donde -de regreso de
a ellas, puesto que les hace sentirse superiores sus experiencias y conquistas americanas- la
a todos los que no saben nada. Sólo sirven Mafia ha adquirido mayor fuerza: desde la
para conseguir más fácilmente la aprobación época de su compromiso histórico con el
de la dominación y jamás para comprenderla gobierno paralelo se ha encontrado en
de manera efectiva. Constituyen el privilegio situación de mandar asesinar a jueces de
de los espectadores de primera clase: los que instrucción o a jefes de policía, práctica que
cometen la estupidez de creer que pueden había podido inaugurar con su participación
comprender algo, no sirviéndose de lo que se en las escaladas de «terrorismo» político. La
les oculta sino ¡creyendo en lo que se les similar evolución del equivalente japonés de la
revela! (...) Mafia, en condiciones relativamente
En enero de 1988, la Mafia colombiana de independientes, demuestra claramente la
la droga publica un comunicado destinado a unidad de la época.
modificar la opinión pública sobre su Es una equivocación querer explicar nada
pretendida existencia. La mayor exigencia de oponiendo la Mafia al Estado: nunca son
una Mafia, allí donde pueda estar constituida rivales. La teoría verifica con facilidad lo que
es, naturalmente, establecer que no existe o todos los rumores de la vida práctica habían
que ha sido víctima de calumnias poco demostrado demasiado fácilmente. La Mafia
científicas; ése es su primer parecido con el no es ajena al mundo; está perfectamente
capitalismo. Pero, en este caso, esa Mafia integrada en él. En el momento de lo
irritada por ser la única a la que se ponía en espectacular integrado, la Mafia reina como el
evidencia llegó a mencionar a los otros grupos modelo de todas las empresas comerciales
que querían hacerse olvidar tomándola avanzadas. (...)
abusivamente como chivo expiatorio.

82
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

De las redes de promoción-control se favorecen ese empleo. De este modo es como


resbala insensiblemente a las de vigilancia- los procedimientos de urgencia se convierten
desinformación. En otras épocas se en procedimientos cotidianos.
conspiraba siempre contra un orden La coherencia de la sociedad del
establecido. Hoy en día conspirar a favor es un espectáculo de alguna manera ha dado la razón
nuevo oficio de gran futuro. Bajo la a los revolucionarios, puesto que se ha visto
dominación espectacular, se conspira para claramente que no se puede reformar el detalle
mantenerla y para asegurar lo que sólo ella más insignificante sin deshacer el conjunto.
podrá denominar su buena marcha. Esta Pero, a la vez, esa coherencia ha suprimido
conspiración forma parte de su propio cualquier tendencia revolucionaria organizada
funcionamiento. (...) suprimiendo los terrenos sociales donde ésta
Los servicios secretos eran llamados por había podido expresarse mejor o peor: del
toda la historia de la sociedad espectacular a sindicalismo a los diarios, de la ciudad a los
desempeñar el papel de eje central; ya que en libros. De una sola vez ha podido ponerse en
ellos se concentran, en su mayor grado, las evidencia la incompetencia y la irreflexión de
características y los medios de ejecución de las que esa tendencia era portadora natural. Y,
una sociedad similar. Son también los en el plano individual, la coherencia reinante
encargados de arbitrar los intereses generales es muy capaz de eliminar, o comprar, algunas
de esa sociedad, aunque bajo su modesto título eventuales excepciones. (...)
de «servicios». No se trata de abuso puesto La vigilancia podría ser mucho más
que ellos expresan fielmente las costumbres peligrosa si, en el camino del control absoluto
ordinarias del siglo del espectáculo. Y es así de todos, no hubiera sido empujada hasta un
como vigilantes y vigilados huyen sobre un extremo en que se encuentra con dificultades
océano sin orillas. El espectáculo ha hecho surgidas de sus propios progresos. Hay
triunfar el secreto y deberá permanecer para contradicción entre la masa de las
siempre en manos de los especialistas del informaciones relativas a un número creciente
secreto, que, desde luego, no son funcionarios de individuos y el tiempo e inteligencia
que vienen a independizarse a diferentes disponibles para analizarlos; o simplemente
niveles del control del Estado; que no son para analizar su interés. La abundancia de la
todos funcionarios. (...) materia obliga a resumirla a cada etapa: una
Una ley general de funcionamiento de lo gran parte desaparece y el resto aún es
espectacular integrado, al menos para quienes demasiado largo para ser leído. El uso de la
lo dirigen, es que, en ese marco, todo lo que vigilancia y la manipulación no está unificado.
puede hacerse debe ser hecho. Es decir que En todas partes se lucha para combatir los
todo nuevo instrumento debe ser empleado, beneficios, y por tanto también para el
cueste lo que cueste. El útil novedoso se desarrollo prioritario de tal o cual virtualidad
convierte en todas partes en el fin y motor del de la sociedad existente, en detrimento de
sistema; y será el único que podrá modificar todas sus otras virtualidades que, sin embargo,
perceptiblemente su marcha cada vez que su y aunque sean de la misma especie, son
empleo sea impuesto sin más reflexión. En consideradas igualmente respetables.
efecto, los propietarios de la sociedad quieren, Se lucha también por juego. Todos los
ante todo, mantener una cierta «relación social oficiales son llevados a sobrevalorar a sus
entre las personas», pero también tienen que agentes y también a los adversarios de los que
perseguir la renovación tecnológica incesante; se ocupan. Todos los países, sin tener en
ésa ha sido una de las obligaciones que han cuenta las numerosas alianzas supranacionales,
aceptado con su herencia. Esta ley se aplica de poseen en la actualidad un número
igual manera a los servicios que protegen la indeterminado de servicios de policía o
dominación. El instrumento que se ha puesto contraespionaje, y de servicios secretos,
a punto debe ser empleado y su empleo estatales o paraestatales. Existen también
reforzará las mismas condiciones que muchas compañías privadas que se ocupan de
83
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

vigilancia, protección, informes. Las grandes casualidad sin poder reconocerse con
firmas multinacionales naturalmente tienen sus seguridad. ¿Quién quiere observar a quién?
propios servicios; pero también las empresas ¿Por cuenta de quién, en apariencia? ¿Y de
nacionalizadas, incluso las de dimensiones verdad? Las verdaderas influencias
modestas que no llevan una política menos permanecen ocultas y las intenciones últimas
independiente en el plano nacional e incluso sólo pueden sospecharse con dificultad, pero
internacional. Puede verse a un grupo casi nunca comprenderse. De manera que
industrial nuclear enfrentarse a un grupo nadie puede decir que no ha sido engañado o
petrolero, aunque uno y otro sean propiedad manipulado, pero en algunos raros instantes el
del mismo Estado y, lo que es más, estén propio manipulador ignora si ha ganado. Y,
dialécticamente unidos por su dedicación a por otra parte, encontrarse del lado vencedor
mantener elevada la carrera del petróleo en el de la manipulación no quiere decir que se haya
mercado mundial. Todo servicio de seguridad escogido correctamente la perspectiva
de una industria particular combate el sabotaje estratégica. Así es como aciertos tácticos
en ella y, en caso de necesidad, lo organiza en pueden conducir grandes fuerzas hacia vías
la industria rival: quien tiene grandes intereses equivocadas.
en un túnel submarino es favorable a la En una misma red, persiguiendo
inseguridad de los ferry-boats y puede pagar a aparentemente el mismo fin, aquellos que no
diarios en apuros para destacarla a la primera constituyen más que una parte de la red son
ocasión y sin pensárselo demasiado; quien obligados a ignorar todas las hipótesis y
compite con Sandoz es indiferente a las capas conclusiones de otras partes y, sobre todo, de
freáticas del valle del Rhin. Se vigila su núcleo dirigente. El hecho, bastante
secretamente lo que es secreto, de manera que notorio, de que todos los informes sobre
cada uno de esos organismos, confederados cualquier tema puedan ser completamente
con mucha sutileza en torno a aquellos que imaginarios, o gravemente falseados, o
ostentan la razón de Estado, aspira por su interpretados muy inadecuadamente en un
propia cuenta a una especie de hegemonía amplio margen, complica y hace poco seguros
privada de sentido. Pues el sentido se ha los cálculos de los inquisidores; puesto que lo
perdido con el centro conocible. que basta para condenar a alguien no es tan de
La sociedad moderna que, hasta 1968, iba fiar cuando se trata de conocerlo o de
de éxito en éxito, y estaba convencida de que utilizarlo. Dado que las fuentes de
era amada, a partir de entonces ha tenido que información son rivales, las falsificaciones
renunciar a esos sueños; prefiere ser temible. también lo son. (...)
(...) Finalmente, su principal contradicción
Así, miles de complots en favor del orden actual es que vigila, infiltra, influye a un
establecido se enredan y combaten un poco partido ausente:aquel al que se atribuye querer
por todas partes con la imbricación cada vez subvertir el orden social. Pero ¿dónde se le ve
más exagerada de las redes y las cuestiones o actuar? Es cierto que las condiciones jamás
acciones secretas; y su proceso de rápida han sido tan gravemente revolucionarias en
integración en cada rama de la economía, la todas partes, pero sólo los gobiernos lo creen
política, la cultura. La mezcolanza entre así. La negación ha sido tan perfectamente
observadores, desinformadores, asuntos desposeída de su pensamiento, que desde hace
especiales, aumenta continuamente en todas mucho tiempo se halla dispersada. Por ello ya
las áreas de la vida social. El complot general no constituye más que una vaga amenaza
se ha hecho tan denso que casi resulta aunque muy inquietante; y la vigilancia, a su
evidente a la luz del día y cada una de sus vez, ha sido privada del mejor campo para su
ramas puede empezar a molestar o inquietar a actividad. Esta fuerza de vigilancia y de
la otra, pues todos esos conspiradores intervención está dirigida precisamente por las
profesionales llegan a observarse sin saber necesidades presentes que llevan las
exactamente por qué, o se encuentran por condiciones de su compromiso sobre el

84
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

propio terreno de la amenaza para combatirla


con anticipación. (...)
La aparición de la dominación De lo espectacular a lo
espectacular constituye una transformación especular. Apostilla a La
social tan profunda que ha cambiado
radicalmente el arte de gobernar. Esa
Sociedad del Espectáculo
simplificación que tan rápidamente ha Gérard Imbert
conseguido tales resultados en la práctica, no
ha sido aún plenamente comprendida en la
teoría. Antiguos prejuicios desmentidos por I. «La societé du espectacle»
todas partes, precauciones que se han vuelto
inútiles e incluso restos de escrúpulos de otros En 1967, Guy Debord publicaba su libro
tiempos, obstaculizan todavía, en el «La société du spectacle» en el que, retomando
pensamiento de numerosos gobernantes, esta el concepto de alienación, analizaba el
comprensión que toda práctica establece y espectáculo moderno «no [como] un simple
confirma cada día. No solamente se hace creer conjunto de imágenes, sino como una relación
a los sujetos que, en lo esencial, aún están en social entre personas, mediatizada por
un mundo que se ha hecho desaparecer, sino imágenes». Más allá de la rigidez del aparato
que los propios gobernantes experimentan a conceptual y de los presupuestos ideológicos,
veces la inconsecuencia de creerse en él. derivados de la teoría marxista, con sus toques
Piensan en una parte de lo que han suprimido apocalípticos, partía de la alienación como
como si continuara siendo una realidad que separación entre el hombre y la producción de
debiera seguir presente en sus cálculos. Ese su trabajo para aplicar el concepto al mundo
desfase no se prolongará mucho. Quien ha de la representación: la separación entre el
podido hacer tanto sin pena, forzosamente irá hombre y lo real, entre la realidad y la imagen,
más lejos. No hay que creer que puedan con fórmulas que recordaban a veces las del
mantenerse alrededor del poder real de forma librito rojo del «Gran Timonel», tan en boga
duradera, como un arcaismo, aquellos que no entonces, y llaman la atención, hoy día, por su
hayan comprendido con suficiente rapidez la contundencia: «El espectáculo es la pesadilla
plasticidad de las nuevas reglas de su juego y de la sociedad moderna encadenada, que no
esa bárbara grandeza suya. El destino del expresa más, finalmente, que su deseo de
espectáculo ciertamente no es acabar en dormir. El espectáculo es el guardián de ese
despotismo ilustrado. sueño».
Hay que concluir que es inminente e El autor destacaba también el carácter
inevitable un relevo en la casta corporativa que transversal del espectáculo: como una
administra la dominación, y especialmente categoría —«un instrumento de unificación»—
dirige la protección de esa dominación. Con que atraviesa toda la sociedad, desde la
toda seguridad, en tal materia la novedad actividad económica hasta la producción
jamás será expuesta en la escena del simbólica, y funciona como elemento
espectáculo. Sólo aparece como el rayo, que se estructurante de la cultura de masas, con su
reconoce por sus consecuencias. Ese relevo carácter «tautológico »: el que el espectáculo
que va a concluir decisivamente la obra de los tenga su propia justificación en sí mismo,
tiempos espectaculares opera de forma eliminando cualquier vínculo con la realidad
discreta aunque implicando conspirativamente objetiva.
a personas ya instaladas en la esfera misma del La evolución de la cultura de masas desde
poder. Selecciona a los que tomarán parte entonces confirma este análisis del espectáculo
sobre esta premisa principal: que sepan como proceso de autonomización de la
claramente de qué obstáculos se han librado y representación. El moderno régimen escópico
de lo que son capaces. (...) ha impuesto su lógica del espectáculo a la que
pocos discursos públicos escapan, donde
85
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

impera un voyeurismo mediático que sustituye hacia objetos anómicos, violentos, no han
a menudo al discurso del saber, una lógica del suplantado la alienación? ¿No se han
ver por el ver, que la televisión ha llevado desplazado los mecanismos de imposición,
hasta su extremo y que la telerrealidad ha desde los contenidos hacia las formas, los
consagrado, con su deriva hacia una códigos (narrativos, estéticos)?
visibilización a ultranza de la intimidad. II. La lógica espectacular. De la
Baudrillard es, sin duda, quién ha llegado representación teatral a la mostración
más lejos en esta reflexión, ahondando en el circense
corte existente entre el mundo y su El primer número de los Cahiers de
representación en términos de «simulacro», Médiologie, la revista fundada por Régis
concepto que muchos —en particular en el Debray en 1996 se titulaba precisamente «La
mundo anglosajón, incluyendo los «Cultural querelle du spectacle» (la polémica en torno al
Studies»—, han malinterpretado como un espectáculo). Lo mismo que en la época de los
subterfugio, como una sustitución de lo real románticos y de «la batalla de Hernani» (la de
por el simulacro, confundiendo aquí Victor Hugo), se producía una querella entre
simulación con ilusión, reduciendo así el Antiguos y Modernos, hoy es entre modernos
análisis de Baudrillard a un planteamiento y postmodernos y se ha desplazado en torno a
maniqueo de tipo idealista. El error es espectáculo y «desespectaculo».
probablemente el haber considerado como
una oposición binaria algo que remite a una Para Debray, la «sociedad del espectáculo»
instancia tercera, que subsume las dos ha sido desalojada por la «sociedad del
categorías canónicas de la representación —la contacto», que «relega la sociedad, con lo que
realidad y la ficción— para establecer un exigía de composición y convención, a un
interregno del orden de lo virtual, de lo no pasado enfático, cuasi monárquico. La
categorizable en términos estancos. democracia del momento: vivir en conexión
directa con un universo de acceso directo,
Treinta y siete años después, ¿qué queda ‘todo y en el acto’, amplio autoservicio sin
del espectáculo? Parodiando a Baudrillard, que ceremonia…».
se preguntaba: «Después de la orgía, ¿qué?»,
aludiendo a la era de lo post (postmodernidad, En ese reino de «la presencia inmediata
post-68, post-progreso), podríamos decir hoy: antes que de lo representado», el espectáculo
Después del espectáculo, ¿qué? ¿Hemos se ha diluido: «De tanto estar cerca de todo, ya
entrado en la era del «desespectáculo», como no se distingue nada general». En ese imperio
escribe Raúl Rodríguez (2001), retomando a de lo próximo, estamos en las antípodas de la
Vattimo: fin de la historia, declive de lo social, distancia teatral. La mostración se sustituye a
sociedad de la transparencia, lo han llamado la demostración, la exhibición es más fuerte
otros? O ¿el espectáculo se ha integrado lo que la representación. El deseo de presente, la
suficiente a la representación, se ha demanda de realidad, se anteponen a toda
incorporado a nuestra weltanchaung, como distancia reflexiva y, sobre todo, crítica. En el
para disolverse en cuanto categoría? El mundo de lo inmediático, la hiperrealidad se
espectáculo, en la sociedad de la transparencia, impone como nuevo código de
se ha hecho invisible, se ha transformado en representación; más real que lo real: el
«segunda naturaleza», o ¿se ha impuesto un simulacro (Baudrillard).
espectáculo en segundo grado, un espectáculo Con el paso de un modo de
del espectáculo con la proliferación de la representación fílmico— todavía influido por
dimensión paródica de los discursos? el modelo teatral —a un modo de
¿Sigue vigente el concepto de alienación o representación televisivo— más cerca de una
el pastiche es el nuevo instrumento de lógica del mostrar —, la distancia entre el
recuperación, remodificación de los mensajes, espectador y la imagen se reduce y, con ello, la
e invalidación de sus contenidos ideológicos? noción misma de representación. Ya no hace
La seducción, la fascinación, la atracción fatal falta ser actor, ni artista conformado para
86
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

producirse en el espacio televisivo; basta con espectáculo de Hollywood: «La astucia del
»ser uno mismo», que está tan de moda; la espectáculo consiste en que empieza y acaba
televisión no sólo ofrece escenario sino que con su propio artificio: en cuanto tal, el
también produce actores, inventa artistas, crea espectáculo exhibe y, simultáneamente, se
famosos, a veces incluso ex nihilo. exhibe».
De la fiesta a la feria, así es cómo Bettetini III. La evolución de los modelos
analizaba en La Conversación audiovisual el narrativos
cambio de la representación teatral a la Son muchos los autores, desde el «primer
mostración televisiva. Hay seguramente aquí Baudrillard», el de la crítica de la economía
una vuelta a los orígenes del cine, a la época en política del signo, hasta los Estudios
que se exhibían las primeras películas en Culturales, pasando por los estudios socio-
barracas de feria. ¿La mostración de la maldad semióticos italianos (Eco, Bettitini, Casetti,
del mundo en los telediarios, de las por ejemplo), y las recientes aportaciones
monstruosidades del alma humana en los españolas (González Requena, Sánchez
reality shows, no recuerda la de los monstruos Biosca, Rodríquez Ferrándiz, Sánchez
al modo circense, zoológico o «antropológico» Noriega, entre otros), los que han analizado el
de principios de siglo? No por nada he cariz espectacular de la cultura de masas y su
titulado mi libro sobre televisión «El zoo incidencia en el discurso mediático. Sin afán
visual», que lo mismo podía haber sido, en de ser exhaustivo, podemos destacar aquí
versión coloquial, «el show visual»… algunas características relevantes que ayudan a
Esta evolución podría marcar, sino el entender su evolución reciente:
ocaso, por lo menos una crisis del modelo — el carácter puntual, efímero, del
teatral, matriz del modelo cinematográfico. La espectáculo moderno, que se desarrolla en un
transparencia de la imagen estaría en eterno presente (Virilio, 1988), dificultando así
contradicción con la opacidad del texto y la la constitución de una memoria colectiva —
narratividad teatral. Si el teatro es todo aunque el 11 de septiembre ha activado una
convención, mediación del sentido y memoria traumática, empapada en las
codificación de la forma gestual, aquí todo es representaciones cinematográficas—, y que
directo, ausencia (por lo menos aparente) de está sustituyendo «la experiencia tradicional de
filtros, hipervisibilidad tiempo extenso, vinculada a modalidades
Ala teatralidad —transformación de lo real automotrices de transporte, por experiencias
en convención representativa— pendiente de de tiempo intenso, vinculadas a las
la arbitrariedad del signo, sucede la lógica del telecomunicaciones y a la ‘inercia doméstica’»
show: explosión de realidad en estado puro, (Darley, 2002).
discurso inarticulado de lo cotidiano, grado — el imperialismo de la actualidad.
cero de narratividad, vivencia pura de los
realities: estadio del espejo, previo a la Este presente permanentemente
significación, pre-semiótico de alguna manera, reconducido, es el de la Actualidad, en sus dos
posguionizado por el medio, eso es la vertientes: la visión eufórica que ofrecen —
telerrealidad… mal que bien— los programas recreativos de
la televisión, con su flujo de imágenes y
La televisión se limita a menudo a hacer- nuevos formatos, discurso sin principio ni fin,
ver, a dar forma a lo informe, vuelve como la cotidianidad misma; o la versión
significante lo insignificante (lo trivial disfórica (Greimas, 1982) que procede de los
cotidiano), visibiliza lo invisible (lo íntimo, lo telediarios y reality shows de primera época.
secreto, lo tabú), impone la conversación Ambas tienen en común su carácter
sobre la representación, la exhibición sobre la discontinuo y fragmentado.
comunicación, en un acto redundante en el
que el espectáculo es principio y fin. Como — su cariz accidental: a la Actualidad está
escribe Darley (2002), refiriéndose al cine de vinculado el cariz accidental del relato
moderno, obvio en el cine actual, que combina
87
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

tensión dramática (relacionada con los objetos cultivando una «tentación de suicidio» (Imbert,
representados y los modos de narrar) con 2004), reactivar la «sensación de vivir»…
intensidad narrativa, derivada de los modos de ¿Fantasma de muerte, tras la «muerte del
ver y de sentir, con la búsqueda constante del sujeto»? Fantasma que afecta a la muerte de lo
impacto en el orden de la recepción. Es real y se plasma en relatos accidentados, que
seguramente en el cine y en la televisión donde hacen hincapié en la relatividad de la vida y la
más se aprecian los cambios narrativos que ha fragilidad del mundo (véase la afición del cine
traído consigo la evolución de la cultura del a la catástrofe, a lo apocalíptico); pero que
espectáculo. remite también a la muerte del relato, que
El primero por la tendencia al exceso, a lo contesta a la crisis de la ficción con una
accidentado, a lo apocalíptico —escenificando demanda de reconstrucción de realidad: que, al
un mundo en que se diluyen las categorías, se carácter clausurado del relato, prefiere el cariz
difuminan las identidades, ya no se distinguen abierto de la cotidianidad, simulada por el
los valores y se promociona a un héroe medio en docudramas y series de situación.
negativo—, patente por ejemplo en las Con la telerrealidad, la espectacularidad ya
grandes producciones de Hollywood. La no alcanza sólo a la realidad visible —la de los
televisión, en cambio se recrea más en la objetos del mundo— sino que se sumerge en
teatralización dispersa de lo sensible, el la realidad invisible, la de la intimidad de los
espectáculo informal de la intimidad, con una sujetos, sustituyendo una actualidad —la de
tendencia a la hipervisibilidad que deriva a los hechos «objetivos»— por otras: la del
menudo hacia la deformación, una estética de cotilleo, del rumor o, simplemente, de una
lo feo, de lo «cutre» (por oposición a lo realidad generada por el propio medio,
sublime), una exaltación del hombre común vivificada por el constante juego intertextual
(un antihéroe que ha integrado su (el «efecto Gran Hermano»), que nos conduce
«monstruosidad»), cayendo las más de las a una auto-referencialidad que ya no es
veces en lo grotesco (Imbert, 2005). únicamente visual, debido al carácter
¿Qué hay tras todo ello? Una falta de impactante, fascinante, de las imágenes, sino
unidad, de cierre, la de un discurso que se que alcanza ahora al referente, a la realidad
desenvuelve en la linealidad pura, sin construida por/en el medio.
profundidad temporal ni distancia reflexiva: el El espectáculo, hoy en día, no está en el
tiempo formal del informar, en total crisis, y mundo, la televisión es el espectáculo. La
que, con el live, el on line, llega a diluir la televisión no refleja el mundo, no reproduce la
representación hasta que, como en el cuento realidad, sino que genera un doble de la
de Borges, el mapa acaba recubriendo el realidad que vale más que el original (Imbert,
territorio y la información el análisis, el 2005).
comentario (el modelo CNN). Pero también
está el tiempo informal de la vivencia, el IV. Espectáculo y crisis de lo real
tiempo del mostrar, en la telerrealidad, del fluir El espectáculo refleja, pues, cada vez
continuo, que expresa como una nostalgia del menos el espectáculo del mundo y más una
presente, de un tiempo existencial o social crisis de lo real; deja transpirar sus fisuras, que
ausente, de una vivencia plena. afectan el status del sujeto (crisis del héroe),
Se puede vislumbrar aquí un fantasma de traducen la primacía de la performance sobre
descomposición, un miedo pánico a la el texto y producen una «desrealización de lo
desaparición de lo social que responde a la real», con una tendencia a la auto-
crisis de los grandes relatos (Lyotard) —los referencialidad.
macro-discursos—, con una vuelta a lo micro, 1. La crisis del héroe
a los hechos minúsculos, a una micro-
sociología del yo. Conductas extremas, Se produce aquí una doble crisis: la
deportes de riesgo, cine de terror, gusto por lo vinculada a la condición genérica del sujeto y
monstruoso, lo aberrante, están ahí para,
88
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

la del status del héroe, ligada a su condición que trae consigo una crisis de valor: la fama no
pública, a su carácter de famoso. se deriva de la conquista del objeto de valor
De la primera, dice Stam (2001) que es el sino que está cada vez más ligada a valores
resultado de una «desustancialización del negativos, que consagran a un héroe malo:
sujeto», mediante «una transmutación del ego quien peor habla del otro, comete acciones
estable anterior en una construcción reprensibles que le dan notoriedad. ¿Crisis de
fracturada y discursiva modelada por los la virtud? ¿Atracción por lo morboso? Más allá
medios de comunicación y los discursos de los valores axiológicos (bueno vs malo),
sociales». El sujeto se realiza por delegación, está la fascinación que ejercen las estrategias
por identificación a los mitos y héroes de conquista de la notoriedad: la capacidad de
mediáticos, pero también por proyectarse en el convencer ligada a la seducción, el desparpajo
corazón del dispositivo televisivo en los —una forma de amoralidad—. Crisis de la
juegos-concursos y reality shows; siendo el verdad, al fin y al cabo, porque lo que importa
operador de la transformación la prestación es menos lo que se dice sobre la realidad (en
visual, con una importancia especial de la forma de representación, reflexión) que la
prestación oral y de la espectacularización de realidad misma, lo que transcurre en tiempo
la persona. real; con esto, se tambalea el referente y la
relación de veridicción con él.
Pero también se da un cambio de
atributos del héroe, con una evolución del 2. Primacía de la performance sobre el texto
perfil del famoso: si, en el cine, ya se había El héroe del día es el hombre común; no
producido una crisis del héroe positivo, la el que se distingue por el nacimiento, el rango,
ruptura se acentúa en la televisión, con la el trabajo acumulado o dotes especiales sino
aparición de temas, universos referenciales, por su capacidad especular: en un acto
que reflejan casos anómicos, y cuyos hiperredundante, la de «ser sí mismo» y reflejar
protagonistas son héroes negativos, a los demás, permitiendo identificaciones
«monstruos» de la naturaleza humana, tal y (positivas y negativas). El medio es el que lo
como aparecen en los reality shows de primera revela a sí mismo y a los demás mediante la
generación. mostración, incluso en acciones íntimas e
El protagonismo está vinculado a la insignificantes; y lo hace en forma a la vez
ruptura del orden. Por otra parte, evoluciona «natural» (mito de la transparencia) y lúdica,
el concepto mismo de famosidad: de algo jugando a ser sí mismo, hasta llegar a serlo
«currado» a algo que surge «espontáneamente» realmente. Ahí está «la paradoja del
en la tele y está menos relacionado con una comediante» (Diderot) que, hasta los más
idea de valor, de conquista, de persecución de manipuladores, se lo creen…
un fin ideal, y más con la idea de azar, de La acción —y el actor— prevalecen sobre
adaptación al medio. Se acabaron los tiempos el texto (el contenido y su formalización). ¿En
en los que el héroe heredaba su condición de qué medida esos héroes de lo cotidiano —del
famoso (aristocracia) o la sacaba de su fluir diario, del tiempo intrascendente— no
pertenencia a una casta (jet-set, mundo reflejan una crisis del mérito propio? Aquí
artístico), aunque también está el fenómeno de todo vale, con tal de que sea vivencia, tanto la
los «hijos de»… acción positiva (gloriosa) como la negativa (lo
Los nuevos héroes del día proceden de los infame): la fama ya no corresponde a un
medios mismos: los medios no reflejan sino modelo de calidad, a un ideal de felicidad, ¡el
que producen la famosidad. Ala idea de nuevo famoso es infame, pero no por ello
patrimonio (de saber/poder acumulado), menos adulado!
sucede la de performatividad, que surge de la Es la santificación del instante, en
prestación mediática: el héroe es cualquiera detrimento del «oficio» (la experiencia, la
erigido en famosos por/en el medio. Se permanencia en el mercado público), en
produce así una secularización de los roles, detrimento de la «prueba»; aunque este último

89
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

aspecto sí está presente en los concursos significante), con una realidad que no está
artísticos, pero como algo hipervisible, un orientada, como más, posguionizada; afirma la
espectáculo que se justifica por sí solo, en el centralidad del medio, en detrimento de los
que la representación (la performance pública) contenidos (el medio es el que otorga suerte,
es cotidianizada, integrada al quehacer diario. maldición o perdón —el que otorga vida—
Héroes de pacotilla frente a antihéroes, los con la coartada de la votación); sacraliza la
de los programas de cotilleo, que son su figura del espectador elevado a categoría de
propia representación y «viven del cuento»; auto-narrador en juegos-concursos, programas
que, a veces, se limitan a denegar (lo que de realidad, talk shows y reality shows, hasta
son/no son), en una representación producir un corte con la realidad exterior.
redundante de lo que presumiblemente Podríamos aplicar a la televisión de la
aparentan ser. Fuera del espectáculo de sí intimidad algunas características propias del
mismo, no son nada. discurso postmoderno que Stam (2001) recoge
El antimodelo por excelencia deniega todo así, entre otros rasgos: «La
lo que se esfuerza en construir el modelo desreferencialización de lo real, mediante la
educativo (esfuerzo, ideales, metas en la vida); cual se pone entre paréntesis el referente
él es lo que quiere ser, no hay distancia modal lingüístico (Saussure), se sustituye la historia
entre lo que aparenta y lo que ambiciona: es a psicoanalítica real del paciente por una historia
sus anchas, sin conciencia del (de lo) otro. El imaginaria (Lacan), donde «no existe el
objetivo es un bienestar inmediato (sin ‘fuerade-texto’» (Derrida) y donde no existe
mediación, ni social ni moral), un estar historia alguna sin «textualización previa»
totalizante y totalitario, dentro de una cultura (Jameson) o «entramado» (emplotment)
de lo efímero, sin programas narrativos ni retórico (Hayden White).»
objetos de valor: en una ecuación narcisista, él El cotilleo no hace más que añadir a ese
es todo, su medio y su propio fin, y de ello alejamiento de lo real, consagra un universo de
vive... referencias internas, propias de una cultura del
3. La «desrealización de lo real» medio, un mundo cerrado que se autonomiza
de la realidad, de lo verdadero, donde los
Hay en la lógica del espectáculo una personajes se retro-alimentan mutuamente
pérdida de la finalidad, del «sentido» de la mediante el rumor, las conjeturas, en un efecto
historia (la Historia con mayúscula y la historia de rebote.
como relato). «Los medios han suplantado a
todos los fines en busca del Fin», escribe al La tendencia a lo barroco, con sus derivas
respecto Rodríquez Ferrándiz (2001). La hacia el exceso, la saturación, no hace sino
omnivisibilidad mediática —el «mostrarlo acentuar esta redundancia, lo mismo que la
todo»— diluye polos (emisor/receptor) e reflexividad (la televisión habla de sí misma), o
instancias (principio y fin) como términos la reescritura de lo mismo (los formatos
marcados del proceso comunicativo. «En cada contenedores y la serialización), que hacen del
momento, se nos ofrece la máxima discurso televisivo una especie de palimpsesto
verosimilitud en la más inmediata formal, un permanente reescribir a partir de
simultaneidad». los mismos géneros.

Es la lógica del show: un espectáculo que Por fin, la inclinación, cada día más
se recrea en sí mismo —la exhibición— más acentuada, hacia el pastiche como juego con la
allá del fin histórico, hasta llegar a una forma forma («ejercicio de estilo» a lo Queneau), o el
de desrealización. La hiperrealidad televisiva es zaping como modo lúdico de reescritura,
de ese orden: auto-referencial (la televisión va remata esa negación de lo real y relativización
creando sus universos referenciales sobre la de la verdad y conduce a una crisis de
marcha, a menudo desde la nada, como ocurre credibilidad de los modelos (narrativos y
en los realities); consagra la victoria de lo referenciales): si el modelo ya no impera, valen
insignificante sobre la significación (el proceso todas las copias y sirve cualquier imitación…

90
Elementos Sociedad del espectáculo
________________________________________________________________________________________________

«La ilusión del fin» (a modo de final


inconcluso)
Ilusión del fin, como escribe Baudrillard
(1993): «Hay que hacerse a la idea de que ya no
hay fin, de que ya no habrá fin, de que la
propia historia se ha vuelto interminable».
¿Asistimos a la decadencia del espectáculo, de
la narración cerrada, que cede ante una
realidad reinventada, la telerrealidad, en la que
se opera el paso del hombre espectador al
hombre explorador de lo real? Pero, ¿Ha
desaparecido el espectáculo o se ha
desplazado, de la exploración de la realidad
objetiva, visible (realidad del mundo, del otro)
a la realidad subjetiva (el yo, la intimidad), o
invisible (lo monstruoso, lo siniestro, lo tabú:
la muerte, el horror)?
Ante la falta de perspectiva, el espectáculo
se ha incorporado —hasta diluirse como tal —
a lo cotidiano: es un espectáculo en segundo
grado —espectáculo del espectáculo— con un
incremento de la dimensión paródica de los
discursos, una inflación de sus formas y un
vaciamiento de sus contenidos. Del
espectáculo a lo espectral (Guillaume, 1994), al
doble de la realidad, a su fantasma, no hay más
que un trecho, que franqueamos
continuamente, sólo con asomarnos al show
televisivo.
¿Qué mejor remedio, para proteger lo real
de su degradación, que duplicarlo, proyectarlo
en espectáculo —doble de la realidad, parodia,
imitación—, que compite con la realidad
objetiva, mapa imaginario que se superpone al
territorio real?
© CIC (Cuadernos de Información y
Comunicación), 81 2004.

91