You are on page 1of 86

La región Tayrona Los convoca:

Con la calidez de su gente alegre, su historia y belleza natural,


con sus contrastes entre los bosques tropicales y playas de aguas
cálidas del caribe; los esperamos en Santa Marta, para el XXXVII
Congreso Nacional de cirugía plástica, de la Sociedad Colombiana
de Cirugía Plástica y Reconstructiva a cargo de nuestra Seccional Tayrona,
del 18 al 21 de septiembre 2019 en el Hotel Estelar Santa Mar.

Estamos trabajando arduamente para recibirlos con un destacado panel de los


más reconocidos, expertos conferencistas nacionales e internacionales. Trataremos
sobre los últimos avances en cirugía plástica, estética y reconstructiva bajo una
metodología académica variada que estamos seguros hará este evento inolvidable e
histórico donde cada uno de ustedes consiga obtener además de una experiencia
científica, una vivencia cultural!!! La ciudad más antigua de América los espera con los
brazos abiertos para demostrar porque es la perla de América.

Queremos recordarles que el plazo de la inscripción con el descuento para los miembros
de la SCCP vence el lunes 15 de diciembre de 2018 y, hasta esta fecha, de acuerdo con los
Estatutos de nuestra SCCP, el valor a cancelar es de un salario mínimo legal vigente,
es decir, setecientos ochenta y un mil doscientos cuarenta y dos pesos ($781.242).
Recuerden que, para tener este beneficio en la tarifa, deben estar al día con la cuota
anual de la SCCP hasta el 2018.

La consignación puede ser realizada en:

CUENTA CORRIENTE RECAUDO: 486024342


ENTIDAD BANCARIA: BBVA
NOMBRE DE LA CUENTA: SOCIEDAD COLOMBIANA DE
CIRUGÍA PLÁSTICA ESTÉTICA Y RECONSTRUCTIVA
NIT: 860.020.084

Enviar el soporte de la consignación efectuada


al E-mail: XXXVIICONGRESONACIONALSCCP2019@GMAIL.COM.

Mayores informes:
Teléfonos (57 5) 589 42 66. Celular 314 213 3377
Página Web: www.xxxviicongresosccp.com

Cordialmente,
Damaris Romero Chamorro- MD
Presidente
XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Colombiana de
Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva – SCCP -
Sociedad Colombiana de Revista Colombiana de
Cirugía Plástica Estética Cirugía Plástica y Reconstructiva
y Reconstructiva Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva

Junta Directiva Nacional SCCP Publicación científica semestral


Latindex - Redib- Publindex
Presidente
Ernesto Barbosa Landínez, MD Director: Jorge Arturo Díaz Reyes, MD
Vicepresidente
Freddy Rodríguez García, MD Consejo Directivo
Ernesto Barbosa Landínez, MD
Secretaria Ejecutiva Emilio Aun Dau, MD
María Isabel Cadena Ríos, MD Jorge Arturo Díaz Reyes, MD
Sabrina Gallego Gónima, MD
Secretario General Juan Carlos Zambrano Bürgl, MD
Álvaro Arana Núñez MD
Comité Editorial
Tesorero
Antioquia Germán Wolff Idárraga, MD
Emilio Aun Dau, MD Caldas Colombia Quintero de Pérez, MD
Central Olga Lucía Mardach Luna, MD
Fiscal
Eje Cafetero Ricardo Pacheco Soler, MD
Alfredo Patrón Gómez, MD La Heroica Manuela Berrocal Revueltas, MD
Nororiental Wolfang Parada Vivas, MD
Vocal Expresidenta Norte Basilio Henríquez Tejada, MD
Ricardo Galán Suárez, MD Pacífico Jorge Arturo Díaz Reyes, MD
Santander Carlos Enrique Ramírez Rivero, MD
Tayrona Christian Mattos Guzmán
Presidentes Seccionales
Seccional Antioquia
Consejo Asesor
Alfredo Patrón Gómez, MD Tito Tulio Roa Roa, MD Michael Drever, MD (Canadá)
Gabriel Horacio Alvarado García, MD Jaime Restrepo E., MD
Seccional Caldas Manuela Berrocal R, MD José Guerrero S., MD (México)
Mauricio Pineda Valencia, MD Orlando Pérez Silva, MD Luis O. Vasconez, MD (EE. UU.)
Ricardo Galán S, MD Juares Avelar, MD (Brasil)
Seccional Central Marco Antonio Ramírez Zuleta, MD Ricardo Baroudi, MD (Brasil)
María Cristina Quijano F., MD Jaime Planas, MD (España)
Jennifer Gaona Silva, MD
Antonio Fuente del Campo, MD (México) Herley Aguirre S., MD
Seccional Eje Cafetero Ricardo Salazar López, MD Renato Saltz, MD (EE.UU.)
Felipe Pardo P., MD María del Mar Vaquero, MD (España)
Ricardo Bonilla Bonilla, MD
Seccional La Heroica Gerente
Eduardo Vega Escaño, MD María Isabel Cadena Ríos, MD

Seccional Nororiental Informes, inscripciones y comercialización:


Claudia Cecilia Pérez Chacón, MD Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva
Avenida Calle 127 núm. 16A-76 Oficina 304
Seccional Norte Edificio Manhattan Center, Bogotá, Colombia.
Teléfono: 627 9136 - Telefax: 627 9247
Boris Henríquez González, MD
ISSN 0120 - 2729
Seccional Pacífico ©Derechos Reservados: se permite la reproducción parcial citando la fuente.
Álvaro Arana Núñez, MD
Seccional Santander
Jorge Iván López Gómez, MD
Editor médico: Jorge Arturo Díaz Reyes - jadir45@gmail.com
Consúltenos en: www.ciplastica.com
Seccional Tayrona y www.cirugiaplastica.org.co
José Amado Araméndiz Gómez, MD
Producción editorial e impresión
Grafiweb, impresores publicistas
Presidenta XXXVII Curso nacional - SCCP E-mail: grafiwebgerencia@gmail.com
Damaris Romero Chamorro, MD Bogotá D. C., Colombia, 2018
Revista Colombiana de Cirugía Plástica y Reconstructiva
CONTENIDO

Editorial
Volumen 24 núm. 2 Felipe Coiffman
4
Diciembre de 2018 Jorge Arturo Díaz Reyes, MD

Página del presidente


8 La divulgación, esencial para el quehacer científico
Ernesto Barbosa Landínez, MD

Investigación
9 Tratamiento de secuelas de quemadura en miembro superior con la utilización de matriz
dérmica acelular
Management of severe hand burn sequels with dermal regeneration template
Javier Caicedo Rosero, MD; Natalia Reyes Gutiérrez, MD

14 Reconstrucción mamaria inmediata con colgajo V-Y músculo cutáneo de dorsal ancho:
técnica modificada
Immediate reconstruction with cutaneous muscle V-Y flap of latissimus dorsi:
modified technique
Enrique Alonso Chaparro Aranguren, MD; Paola Andrea Sedano Zarta, MD; Catarina Lucía Saavedra Arévalo, MD; María Del Pilar Pardo
Bustamante, MD

20 Nueva técnica para corrección de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña
New technique for correction of bad union in distal radio: osteotomy with double wedge
Carlos Eduardo Torres Fuentes, MD, Lina Patricia Franco Chaparro, MD, Elkin Mauricio Soler Landazábal, MD, Diego Alejandro Castañeda
Hernández, MD

Revisión
27 Colgajo dorso cubital, experiencia clínica
Ulnar dorsal flap, clinical experience
Javier Caicedo Rosero, MD; Ingrid Lorena Calderón Carvajal, MD; Sebastián Ruiz Gutiérrez, MD

33 Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura


Congenital erythropoietic porphyria: case report and literature review
Héctor Guillermo León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula Andrea Ocampo, MD

43 Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio periférico del miembro


inferior
Nerve transference and application in peripheral nerve lesions of the lower limb
Luis Eduardo Nieto R., MD; Zamir Eid Páez M., MD; Rolf Smit B., MD; Jair Andrés Medina P., MD; Jorge Andrés Rueda, MD

Ideas e innovaciones
49 Implantes mamarios de fijación
Mammary fixing implants
(Trabajo presentado en el Concurso de investigación, tecnología y ciencias básicas del XXXVI Congreso Nacional SCCP, Cartagena 2017)
Ernesto Andrade, MD
Historia
53 El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cum-
ple 90 años
Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD

Homenaje
65 In memoriam
Tito Tulia Roa, Ricardo Salazar L.
70 Obituarios
71 Testimonio gráfico
La Revista Colombiana de Cirugía Plástica y Reconstructiva informa a todos los autores y lectores, que fue
inscrita en la etapa II de Clasificación oficial abierta por Publindex-Colciencias la cual cerró el 31 de mayo
de 2017. Pero también, que de acuerdo a sus características propias y a los criterios de evaluación, su
indexación por estas instituciones solo se garantiza hasta la edición: Volumen 23, Nº 1 de junio de 2017.
4 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

EDITORIAL

Felipe Coiffman
JORGE ARTURO DÍAZ REYES, MD*
RCCP Vol. 24 núm. 2 5
Diciembre de 2018

Hace dos milenios y medio, casi por la misma época tera rusa, masacrada por los nazis poco después de su
en que moría Buda, nacía, en una pequeña isla del Egeo, salida. La fortuna le libró de aquel horror, pero no de la
un hombre que cimentó la medicina moderna. Nieto e violencia que pronto y durante toda su vida presenciaría
hijo de médico, se había dedicado al estudio del oficio dolido y trataría de paliar con su piedad, su servicio
familiar desde los trece años, cuando le abrieron para asistencial y su ejemplo de tolerancia en la nueva patria.
ello el templo de Aesclepio. Se graduó bachiller en el colegio Isidro Parra de El
Después, en Egipto, completó su formación, y al morir, Líbano (Tolima), y con honores, médico de la Univer-
tras larga vida de asistencia, aprendizaje y magisterio, sidad Nacional en 1951. Después de su servicio rural en
dejó una obra; canon del pensamiento médico, que sus Armero, y de su matrimonio con Fanny, en Bogotá 1954,
discípulos recogieron en el llamado “Corpus fue al Hospital Monte Sinaí, de la Universidad de Co-
Hipocraticum”. lumbia en Nueva York, donde hizo la especialización en
Su ejemplo y enseñanzas le han valido la gratitud de el Servicio de Arthur Barski a cuyo lado afiló su
los siglos y el título: padre de la medicina. Este hombre, pragmatismo quirúrgico, su puntualidad estricta y su vo-
que nos legó a sus continuadores, el poder implícito en cación por hacer fácil lo difícil.
el conocimiento, nos impuso también un juramento de De regreso, todo fue un afán de ser útil. Vinculado a
honor, para que hiciésemos uso decente de su herencia. la Universidad Nacional, como instructor en su Servicio
Hoy, cuando la cirugía plástica colombiana llora la de Cirugía Plástica, primero de posgrado que se apro-
desaparición de su más grande maestro, debemos re- bó en el país, ubicado en los hospitales, Pediátrico de
frendar el primer precepto del viejo y trascendente voto: La Misericordia y San Juan de Dios de Bogotá; bajo la
“Honraré al que me enseñó este arte, como a mis dirección del profesor Guillermo Nieto Cano, quien fue-
progenitores…” ra también cofundador y primer presidente de la SCCP.
Y al honrar filialmente la memoria del que nos enseñó Le acompañó en esa empresa como primer secretario
a tantos. El que sembró e hizo florecer en Colombia, el general de la misma. De su puño y letra conservamos el
arte reconstructivo y estético de la Cirugía. El que nos acta fundacional de 1956. Mucho después, las dos ins-
inició en los secretos del restaurar, embellecer, compren- tituciones agradecidas le concederían sus máximas dis-
der y ejercer que la dignidad de la vida, su calidad, es tinciones: Profesor Emérito, la primera y calidad de
tan importante como la vida misma, y que la cirugía de la Miembro Emérito único durante muchos años, la
forma humana, que dicen es la del alma, ensancha las segunda.
modestas posibilidades de la medicina: curar a veces, Pero también le otorgaron membresías distinguidas
aliviar a menudo y consolar siempre. otras importantes organizaciones como: Sociedad de
Ahora, mirando hacia su vida concluida, tenemos que exalumnos de la Universidad Nacional, Academia Na-
decir aquí, aunque parezca un calambur, que la historia cional de Medicina, Federación Médica Colombiana,
de esta otra manera de hacer la cirugía, la historia de la Colegio Colombiano de cirujanos, Sociedad Colombia-
Cirugía Plástica colombiana, es la historia de la Socie- na de Cirugía de la Mano, Federación Ibero-latinoame-
dad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y ricana de Cirugía Plástica FILACP, Confederación
Reconstructiva, y que no se puede pensar en ninguna de Internacional de Cirugía Plástica y Reconstructiva IPRAS,
las dos sin pensar en este hombre tesonero, motor en su de la cual fue miembro del Comité Ejecutivo Central
construcción. Quién siendo último fundador sobreviviente, durante 8 años como representante de Latinoamérica,
cumplió hasta su momento final con ambas, como padre Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética, en
afectuoso, probo y diligente. cuya dirección fue representante de Colombia durante
Felipe Coiffman no nació en Colombia, pero fue 10 años, Sociedad Americana de Cirugía Plástica y
colombiano, y lo vivió y mereció por más tiempo que Reconstructiva, Sociedad Americana para la Cirugía
muchos de nosotros. Arrastrado por uno de los muchos Plástica y Estética, Colegio Americano de Cirujanos,
éxodos judíos, fue traído niño, con cuatro años, a la cor- Sociedad Americana de Medicina y Cirugía Laser….
dillera central de nuestro país, desde su aldea natal en la
hoy Ucrania. La pequeña Nova Sulita, cerca de la fron- * Director.
6 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

Para nuestra sociedad, ejerció con lujo casi todos los pionero nacional en muchos frentes de la especialidad.
cargos en la Junta Directiva Nacional, y la presidió en Explorador para el cual todos los detalles enseñaban y
diferentes períodos. Presidiendo así mismo, varios con- retaban.
gresos nacionales y el VII Ibero-Latinoamericano de –¿Sabes cómo inicié mi técnica e instrumental para
Cirugía Plástica 1988, en Cartagena. Y desde la funda- injertos de cuero cabelludo? …Leyendo un artículo en
ción hasta el momento de su muerte, siendo destacado “Selecciones” (la revista hogareña)— Y mientras el alum-
miembro del Comité asesor de esta Revista Colombiana no sonreía como creyéndose víctima de una de sus fre-
de Cirugía Plástica y Reconstructiva, a la cual contribu- cuentes bromas, él se quedaba serio mirándolo a los ojos,
yó siempre como activo árbitro y par académico. diciéndole sin hablar que la ciencia no pasta solo en el
Sirvió también como cirujano adscrito en la Clínica cercado académico.
San Pedro Claver del Instituto Colombiano de Seguros Su larga experiencia reconstructora, su sensibilidad
ISS. Y desarrolló su prestigiosa práctica privada, prime- artística y su destreza hicieron de él un virtuoso y muy
ro, por largos años, desde su propia unidad y luego en la solicitado cirujano estético. Exitoso es el término vulgar.
Fundación Santa Fe de Bogotá. –-Lo que nadie sabía era que cuando volví de Estados
Miríadas de pacientes, multitud de médicos, estudian- Unidos especializado, lo único que tenía eran dos horas
tes, trabajadores de salud y la comunidad toda fuimos alquiladas en el consultorio de un amigo, una pinza y una
beneficiarios de sesenta y siete años de su sabiduría, tijerita para quitar puntos— Reía de sí mismo.
docencia y humanidad. Perteneció a una generación de Ibero-Latinoameri-
Era muchas cosas. Pero, ante todo un siempre joven canos, en la que brillaron entre otros maestros ya idos
inquieto. Mente de par en par hasta el final. Observador, quienes fueron sus amigos y compañeros en la cohesión,
curioso, artesano, alquimista, investigador, escritor, ar- el engrandecimiento y la dignificación del oficio, Fernan-
tista, realizador, médico, maestro, amigo. Rebelde tam- do Ortíz Monasterio, José Guerrero Santos, Ivo Pitanguy,
bién, cuando lo creyó justo. Ensayó por un tiempo Fortunato Benaím, Jaime Planas, Bension Goldemberg…
modalidades de formación en el postgrado, que discre- En la Universidad formó parte de uno de los inolvi-
paron con la política oficial de la SCCP, limitante a su dables equipos docente-asistenciales con Guillermo Nie-
parecer. Pero como siempre, dispuesto a reconocer y to-Cano, Rafael Caballero, Abraham Cuperman, Samuel
corregir, aceptó la crítica y enmendó. Ortegón, Cristóbal Sastoque, Augusto Muñoz, Orlando
Su pequeña clínica personal en la que ofició tantos Pérez, Rafael Duque.
años lo retrataba; el taller trabajoso abajo, el estudio Siete intensas décadas médicas, durante las cuales
creativo, la biblioteca prolija, el consultorio íntimo, el realizó miles y miles de consultas, cirugías y atenciones
quirófano riguroso, la cafetería jovial. Y en todas partes hospitalarias. Experiencia enorme repensada y comuni-
él, llenando con su personalidad la jornada. cada en más de 180 trabajos escritos y presentados en
En las noches de sus ajetreados días, ideaba, diseña- congresos nacionales e internacionales, publicados en
ba, fabricaba y modificaba con sus propias manos, ins- diferentes revistas científicas y en su enciclopédico tra-
trumentos, prótesis, accesorios. Aislaba y mezclaba tado “Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética”,
químicos. Probaba y comprobaba. Buscaba soluciones texto básico para universidades de varios países. Este,
a los problemas de la práctica quirúrgica cotidiana, adap- como el “Corpus Hipocráticum” en su época, es ahora
taciones a su manera personal de hacerla. No existió la obra escrita más extensa de la especialidad en cual-
para él frontera entre trabajo intelectual y físico. La ciru- quier idioma.
gía es ante todo trabajo manual y habilidad decía. Como reconocimiento a estos y otros altos méritos,
No fue el primero que intentó rehabilitar a cuchillo, recibió numerosos títulos y condecoraciones médicas,
funcional y estéticamente, los congénitos, los quemados, académicas y ciudadanas. Pero estamos obligados a
los niños y adultos, los destrozados, los calvos, los im- honrarlo, no adularlo, cosa que no nos perdonaría. Quie-
potentes, los transgénero, los feos, los viejos, los des- nes tuvimos la suerte de compartir con él, intimidad, tra-
graciados. Pero sí quizá uno de los que con más bajo y amistad, quienes pudimos conocer a fondo su
comprensión, tesón y terquedad lo intentó. Esforzado condición humana, que como la de todos es la suma de
RCCP Vol. 24 núm. 2 7
Diciembre de 2018

virtudes y defectos, fortalezas y fragilidades, vacíos y Trabajar con él era divertido, incluso en los momen-
plenitudes, tenemos derecho a pensar, como pensamos, tos críticos porque aliviaba la tensión. Temprano siem-
que, por encima de todos los honores otorgados a su pre, cumplido siempre, primero siempre; llegaba con su
larga gesta profesional, para esa su condición humana, paso algo bamboleante, su actitud jovial presumiendo
quizá no hubo premio suficiente. ante los tardos mientras golpeaba el reloj con el índice. –
Cada uno de la infinidad de beneficiarios de su larga Las siete son las siete jefitos–
misión profesional tendrá su propia semblanza y su co- Querido Felipe, por tu vida ejemplar, por tu genero-
lección de recuerdos. Entre sus discípulos circula oral- sa enseñanza, racionalidad, libertad de pensamiento, ini-
mente todo un catálogo no recopilado, al cual cada nueva ciativa y opinión, respeto al disenso, receptividad y
promoción agregaba capítulos. Momentos, frases y gestos entusiasmo ante las nuevas propuestas. Por tu disposi-
que remedados graciosamente le divertían a él más que ción al diálogo, sin esgrimir el rango profesoral para im-
a nadie. poner opiniones. Por tu gratitud a la crítica, inquietud
No fue perfecto, fue humano. Supo contener sus experimental, pensamiento lógico y activa presencia. Por
emociones y transformar sus disgustos en humorísticas y tu laboriosa creatividad, amor al arte y tu cotidiana re-
a la vez autocríticas reconvenciones. frendación de que a veces, como decía Renán, en el tra-
—Si no quiere aprender a operar no aprenda, pero bajo de la ciencia uno puede amar lo que destruye, uno
al menos apréndame a evitar las complicaciones, por- puede continuar el pasado renunciando a él, y uno pue-
que yo las conozco todas— de honrar a su maestro mientras lo contradice... Por eso
y más te lloramos y nos obligamos con tu legado.

Datos de contacto del autor


Jorge Arturo Díaz Reyes, MD.
Correo electrónico: direccionrevistacientifica@cirugiaplastica.org.co; jadir45@gmail.com
8 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

PÁGINA DEL PRESIDENTE

La divulgación, esencial para el quehacer científico


ERNESTO BARBOSA LANDÍNEZ, MD*

Y es precisamente esa la razón de ser de nuestra más procedimientos quirúrgicos con fines estéticos y sin
Revista, este órgano oficial de la Sociedad Colombiana duda, es necesario seguir trabajando con el mayor cui-
de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva -SCCP- dado y con todo el rigor que requiere la práctica, para
que en 2019 cumplirá 30 años de existencia y que se ha afianzarnos como potencia en la especialidad. Y para
convertido en la imagen fehaciente de la agremiación. ello, continuar fortaleciendo los espacios de la educación
Qué mejor espacio para que los miembros de la médica continuada.
SCCP compartan sus experiencias quirúrgicas, sus También, proyectarnos para compartir conocimien-
técnicas, sus conocimientos, sus ideas bajo la luz del tos con países de la región, de tal forma que poda-
método científico. mos crecer unidos ante la comunidad internacional.
Hemos tenido el privilegio de contar con dos maravi- Es necesario para la revista, integrar editores asocia-
llosos timoneros durante estas tres décadas, el Dr. Jorge dos que estén en otros países para trascender fronte-
Ernesto Cantini y el Dr. Jorge Arturo Díaz, quienes con ras y conseguir la visibilidad e intercambio de los
responsabilidad, dedicación y disciplina han llevado estudios y trabajos académicos y científicos de cole-
número por número, a nuestros consultorios, el trabajo gas investigadores colombianos con los de otras na-
de muchos colegas. ciones. Hay que lograr igualmente que, a través de
La cantidad y la calidad de los artículos contenidos otros idiomas, lo que se produce acá, pueda ser co-
en la publicación ha venido en aumento y esa es una nocido en otros lugares.
señal positiva, que llena de satisfacción a la organiza- La Revista hace parte del patrimonio de la SCCP y
ción. En ese mismo sentido tenemos que continuar, juntos vamos a hacerla crecer más, la invitación es a
miembros y residentes deben sentirse orgullosos de pu- fortalecer el espíritu de estudio y a crear y cultivar la
blicar en las páginas de la Revista Colombiana de virtud de la redacción de artículos científicos, como tam-
Cirugía Plástica y Reconstructiva. bién a adquirir el hábito de escribir para que podamos
Las estadísticas de la ISAPS han mostrado cómo divulgar conocimiento y entregar un gran legado a las
Colombia, en los últimos años, se ha mantenido entre los generaciones que vienen detrás de nosotros pues no hay
diez primeros países del mundo donde son realizados mejor herencia que podamos compartir.

* Presidente Nacional de la SCCP.


RCCPCol
Rev Vol. 24 núm. 2Plástica y Reconstructiva • 2018;24(2):9-13
Cirugía Javier Caicedo Rosero, MD; Natalia Reyes Gutiérrez, MD 9
Diciembre de 2018
http://www.ciplastica.com • ISSN Tratamiento
0120-2729 de secuelas de quemadura en miembro superior con la utilización de matriz dérmica acelular

INVESTIGACIÓN

Tratamiento de secuelas de quemadura en miembro


superior con la utilización de matriz dérmica acelular
Management of severe hand burn sequels with dermal regeneration
template
JAVIER CAICEDO ROSERO, MD*; NATALIA REYES GUTIÉRREZ, MD**

Palabras clave: quemaduras, mano, sustitutos dérmicos, matriz dérmica acelular, miembro superior.
Key words: burn, hand, acellular dermal matrices, skin substitute, upper extremity.

Resumen Abstract
Objetivo: el uso de piel artificial ha sido establecido en el manejo de Purpose: the use of skin substitutes has been fully established in the
quemaduras en el paciente agudo. Sin embargo, existen pocos casos acute management of the burned patient. However, there are few case
reportados con respecto al tratamiento de secuelas en miembro reports regarding the treatment of upper limb burns sequels. The aim
superior. of this study was to evaluate the outcomes among patients with full-
Materiales y métodos: experiencia clínica obtenida en la unidad de thickness burns of the upper extremity.
quemados del Hospital Simón Bolívar, con 12 pacientes que ingresa- Methods: experience in the management of twelve patients treated in
ron en un periodo de 2 años, del 2011 al 2013, cuyo diagnóstico de the Burn Unit of the Hospital Simón Bolivar from 2011 to 2013. In six
ingreso fue: en 6 casos, quemaduras producidas por líquido hirvien- cases the burns were caused by hot water, in four cases were caused
te; 4 casos de quemadura por llama y 2 casos por quemadura eléctri- by flame and in two cases were caused by electrical burns. The patient´s
ca. En la mayor parte de los casos con quemaduras grado 3. Se burns were full thickness and were initially managed with tangential
utilizó en el manejo agudo el tratamiento convencional: escarectomía escharectomy and early grafting. The ages of the patients were from 9
tangencial e injertación precoz, en 1 caso se realizó cobertura con to 50 years old.
colgajos fasciocutaneos y matriz dérmica acelular simultáneamente, Results: the functional results were adequate. Only one patient
obteniéndose buenos resultados funcionales. La edad de los pacientes presented infection with pseudomona and after receiving treatment
fue de 9 a 50 años. the patient had a graft intake of 80%. All the patients needed physical
Resultados: se presentó un caso de infección por pseudomona el cual as well as ocupational therapy.
fue tratado, obteniéndose una integración del 80%. Se realizó manejo
por fisioterapia y terapia ocupacional.

Introducción restaurada y está determinado por: la severidad del


La mano cumple un rol funcional y social importan- daño inicial, su profundidad, el manejo quirúrgico así
te. La mayoría de quemaduras se localizan en el dorso como el tratamiento realizado por fisioterapia y terapia
de mano cuya piel es muy delgada, elástica y con esca- ocupacional.
so panículo adiposo, lo cual permite un adecuado fun- Un correcto balance entre movilización, cobertura
cionamiento de tendones y articulaciones, por lo tanto precoz y utilización de férulas, evitará retracciones y daños
es necesaria una cobertura cutánea que tenga las mis- articulares logrando minimizar las secuelas funcionales
mas características de la piel lesionada. El éxito de la que podrían presentarse. Es bien conocido que la utili-
reconstrucción se mide en términos del grado de función zación de injertos de piel parcial en esta zona produce

Recibido: diciembre 11 de 2017. * Cirujano plástico. Unidad de Quemados, Hospital Simón Bolívar.
Revisado: agosto 20 de 2018. * Residente. Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva. Quinto año. Fundación Universitaria San Martin.
10 Javier Caicedo Rosero, MD; Natalia Reyes Gutiérrez, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Tratamiento de secuelas de quemadura en miembro superior con la utilización de matriz dérmica acelular Diciembre de 2018

adherencias y bridas fundamentalmente por el déficit de 1. Imbibición plasmática: la matriz dérmica se ad-
dermis en el mismo, llevando a secuelas funcionales. En hiere por medio de la fibrina y se nutre a través del
esta experiencia, las secuelas más comunes presentadas exudado plasmático del lecho receptor en los pri-
en miembro superior son: brida axilar, brida antecubital., meros días; la dermis se edematiza y cambia de
retracción dorsal de mano y sindactilia. La deformidad coloración de rojo a amarillo claro.
de mano en garra se presenta con: las articulaciones 2. Migración de fibroblastos: se produce a partir
metacarpofalángicas en hiperextensión, las articulacio- del día 7.
nes interfalangicas proximales en flexión, la muñeca en 3. Neovascularización: inicia en la segunda semana
retracción dorsal y el pulgar en aducción. donde se presenta migración de células endoteliales
Existen otros procedimientos quirúrgicos que pueden y formación de nuevos vasos sanguíneos.
utilizarse en la cobertura de áreas cruentas por quema- 4. Remodelación y maduración: es similar a la fase
duras en mano, tales como; colgajos fasciocutaneos, de maduración de una cicatriz normal y comienza
colgajos libres, colgajos pediculados. Sin embargo, en cuando la matriz dérmica ha sido invadida por
el paciente con grandes quemaduras, generalmente no fibroblastos y existe una nueva formación de
existen zonas donantes disponibles. La utilización de colágeno5,6, sin embargo el proceso de maduración
expansores cutáneos para cobertura en mano tiene una de la cicatriz es más lento que una cicatrización nor-
indicación muy limitada y un alto índice de complicaciones. mal; dura aproximadamente hasta los 18 meses7-9.
La fabricación de piel artificial se ha enfocado en el
diseño de una nueva matriz dérmica regeneradora, la cual Material y métodos
se realiza a partir de la construcción de una dermis arti- El procedimiento implica dos tiempos quirúrgicos con
ficial con características químicas y físicas similares a la un intervalo de 15 a 21 días. Se operaron un total de 12
dermis normal, un ejemplo es Integra®. pacientes a los que se les realizó 25 procedimientos, de
El primer estudio clínico en el uso de piel artificial en los cuales, 2 eran bridas antecubitales, 5 retracciones
pacientes quemados fue realizado por Burke and Yannas dorso de mano, 4 cicatrices queloides en antebrazo, 1
en 19811. Danzer et al publica en 2003, su experiencia caso sindactilia primer espacio interdigital.
clínica en el tratamiento de quemaduras en mano en 11 Se efectúa en un primer tiempo quirúrgico un
pacientes con la utilización de matriz dérmica acelular2,3. debridamiento exhaustivo y hemostasia rigurosa, poste-
Verolino. et al en 2008 publica un caso de reconstruc- riormente se fija la matriz dérmica acelular, se cubre con
ción de una mano quemada con compromiso óseo y gasas furacinadas, se inmoviliza la mano en posición fun-
tendinoso.4 cional. Se realizan curaciones cada 48 horas y en 15 a
Integra®, es un sustituto de piel compuesto por: una 21 días, cuando se obtiene una adecuada integración de
capa bilaminar de colágeno bovino y condroitin 6 la matriz dérmica se ejecuta el segundo tiempo quirúrgico.
sulfato, que proporciona un armazón biodegradable el Este consiste en el retiro de la capa superficial de
cual promueve la migración de fibroblastos y células silicona y la colocación de un injerto de piel parcial delga-
endoteliales y capilares para formar una neodermis. La do; se considera que existe una adecuada integración cuan-
capa superior es una membrana delgada, de silicona, do la matriz dérmica presenta una coloración anaranjada.
que protege la matriz celular y cumple las funciones del Al igual que con los injertos de piel convencionales
epitelio. Actúa como una barrera mecánica para com- los factores que influyen en la no integración son: hema-
batir la invasión bacteriana y regula el intercambio de toma, cuando no se realiza una adecuada fijación de la
líquidos. dermis, e infección.
Cuando la dermis se ha integrado al lecho receptor Casos clínicos: figuras 1, 2 y 3.
en un lapso de 15 a 21 días, la capa de silicona se retira
y se procede a colocar un injerto de piel parcial delgado.4 Discusión
El mecanismo por el cual la matriz dérmica acelular Desventajas: matriz dérmica acelular bicapa, necesita
se integra al lecho receptor, implica 4 fases similares a la 2 tiempos quirúrgicos, experiencia del cirujano para iden-
integración de un injerto de piel autólogo: tificar su proceso de integración y su costo es elevado.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Javier Caicedo Rosero, MD; Natalia Reyes Gutiérrez, MD 11
Diciembre de 2018 Tratamiento de secuelas de quemadura en miembro superior con la utilización de matriz dérmica acelular

Figura 1A. Paciente masculino de 25 años con quemadura grado 3 por accidente Figura 1D. Adecuada integración. Tiempo de evolución, 21 días.
de trabajo en dorso de mano derecha. Cicatriz queloide.

Figura 1B. Resección cicatriz.


Figura 1E. Segundo tiempo quirúrgico: retiro de lámina de silicona y colocación
de injerto de piel parcial.

Figura 1C. Se realiza resección completa de cicatriz hasta exposición de


tendones extensores y cobertura inmediata con matriz dérmica acelular. 21 días
después se retira capa de silicona y se realizan autoinjertos de piel parcial. Figura 1F. Posoperatorio, 5 meses de evolución.
12 Javier Caicedo Rosero, MD; Natalia Reyes Gutiérrez, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Tratamiento de secuelas de quemadura en miembro superior con la utilización de matriz dérmica acelular Diciembre de 2018

Figura 1G. 5 meses de posoperatorio. Figura 2D. Posoperatorio, segundo tiempo para cobertura de primer espacio
interdigital.

Figura 2A. Paciente de 6 años con secuela de quemadura miembro superior


izquierdo, brida antecubital y dorso de mano. Se realiza en un primer tiempo
resección de cicatrices y cobertura con colgajos abdominales pediculados más
corrección de brida primer espacio interdigital con matriz dérmica acelular.

Figura 2B. Posoperatorio de 1 año de evolución.

Figura 2C. Utilización de matriz dérmica acelular en primer espacio interdigital y Figura 3A. Secuela de quemadura que compromete brazo, antebrazo y dorso
dorso dedo pulgar. de mano.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Javier Caicedo Rosero, MD; Natalia Reyes Gutiérrez, MD 13
Diciembre de 2018 Tratamiento de secuelas de quemadura en miembro superior con la utilización de matriz dérmica acelular

Figura 3B. Debridamiento quirúrgico. Figura 3E. Posoperatorio, 9 meses con adecuado resultado funcional.

Figura 3C. Primer tiempo cobertura con integra. Fijación de metacarpofalángicas


Figura 3F. Posoperatorio 9 meses.
con clavo de Kirschner. Resección de brida de antebrazo y dorso de mano
derecha. Cobertura con matriz dérmica acelular. 21 días después se retira lámina
de silicona y se realizan autoinjertos de piel parcial.
limitadas. No produce adherencias, por lo tanto, permi-
te el libre movimiento de tendones y articulaciones.

Referencias
1. Burke JF, Yannas IV, Quinby WC Jr, Bondoc CC and Jung WK.
Successful use of a physiologically acceptable artificial skin in the
treatment of extensive burn injury. ANN. Surg. Octubre
1981;194(4):413-28
2. Taras JS, Sapienza A, Roach JB, Taras JP. Acellular dermal
regeneration template for soft tissue reconstrution of the digitis: J
Figura 3D. Integración 100%. Hand Surg Am. Mar 2010; 35(3): 415-21.
3. Danzert E, Queruel P, Alinier L, Palmier B and Quinot JF. Dermal
regeneration template for deep hand burns. Br. J. Plast. Surg 2003;
Ventajas: mejor resultado estético, menor incidencia 56(8):764-774.
de cicatriz queloide, ya que el número de miofibroblastos 4. Verolino P, Casoli V, Masia D, Delia G, Isacu C and Castede JC. A skin
substitute (Integra) in a successful delayed reconstruction of severe
que migran dentro de la nueva dermis es menor. Puede injure hand. Burns 2008;34:284-287.
ser colocada para cobertura de exposición tendinosa, en 5. Herlin C, Louhaem D, Bigorre M, Dimeglio A and Captier G. Use of
integra in a pediatric upper extremity degloving injury. Hand Surg
casos complejos de quemadura en mano cuando no hay Eur Apr 2007;32(2):179-84.
la posibilidad de realizar colgajos cutáneos. Se puede con- 6. Smock ED, Barabas AG, Geh JL. Reconstrucction of a thumb defect
seguir una mejor integración de matriz dérmica utilizando with integra following wide local excision of subungual melanoma.
Plast. Reconstr. Surg. 2010;63:e36-e37.
el sistema de presión negativa como curación inicial, con 7. Lou RB, Hickerson WL.The use of skin substitutes in hand burns.
lo cual se disminuye el tiempo de combinación de la der- Hand Clin. 2009;25(4):497-509.
8. van Zuijlen et al. Dermal substitucion in acute burns and
mis y aumenta la vascularización del lecho receptor. reconstructive surgery: a subjective and objetive long term follow-
Es una buena alternativa a la utilización de injertos up. Plast. Reconstr. Surg. 2001. Dec;108(7):1938-46.
9. Moiemen N et al. Reconstructive surgery with a dermal regeneration
convencionales. Se puede utilizar asociada a cultivo de template: clinical and histologic study. Plast Reconstr Surg.
queratinocitos donde las zonas donantes de injertos son 2001;108(1):93-103.

Datos de contacto del autor


Natalia Reyes Gutiérrez, MD
Correo electrónico: natalia.reyes87@gmail.com - Centro de trabajo: Hospital Simón Bolívar.
Rev ColEnrique
14 CirugíaA.Plástica
Chaparro A., MD; Paola A.• Sedano
y Reconstructiva Z., MD; Catarina L. Saavedra A., MD; María Del Pilar Pardo B., MD
2018;24(2):14-19 RCCP Vol. 24 núm. 2
Reconstrucción mamaria
http://www.ciplastica.com inmediata
• ISSN con colgajo V-Y músculo cutáneo de dorsal ancho: técnica modificada
0120-2729 Diciembre de 2018

INVESTIGACIÓN

Reconstrucción mamaria inmediata con colgajo V-Y


músculo cutáneo de dorsal ancho: técnica modificada
Immediate reconstruction with cutaneous muscle V-Y flap of latissimus
dorsi: modified technique
ENRIQUE ALONSO CHAPARRO ARANGUREN, MD*; PAOLA ANDREA SEDANO ZARTA, MD**;
CATARINA LUCÍA SAAVEDRA ARÉVALO, MD**; MARÍA DEL PILAR PARDO BUSTAMANTE, MD**

Palabras clave: cáncer de seno, reconstrucción mamaria, colgajo dorsal ancho, reconstrucción mamaria con colgajo.
Key word: breast neoplasms, breast reconstruction, latisium dorsi flap, flap breast reconstruction.

Resumen Abstract
Antecedente: el cáncer de mama cobra importancia por su incremen- Background: breast cancer is important for its increase in incidence
to en la incidencia y mortalidad mundial. Este representa la primera and mortality worldwide. It represents the leading cause of mortality
causa de mortalidad en mujeres a nivel nacional e internacional. Esta in women at international and national levels. Interdisciplinary
es una enfermedad sistémica interdisciplinaria con manejo quirúrgi- systematic disease with surgical management and therapeutic radio,
co, radioterapéutico, quimioterapéutico y terapias target. chemotherapeutic therapies Target.
El colgajo dorsal ancho VY es un colgajo versátil utilizado en estadios Flap of Latissimus Dorsi VY: It is a versatile flap used in locally
localmente avanzados, que requieren resecciones locales amplias. Tra- advanced stages, requiring extensive local resections, traditionally
dicionalmente recubre áreas mamarias, sin darle forma estética al seno. covers breast areas, without giving aesthetic form to the breast.
Objetivo: describir la modificación con rotación de 180° del colgajo Objective: to describe modification achieving rotation of 180 degrees
dorsal ancho VY con avance y conificación para obtener la forma del of the flap reached the advancement and the conificacion get the shape
seno. Presentar caso quirúrgico exitoso. of a breast. Present successful surgical case.
Método: descripción de caso clínico-quirúrgico y técnica quirúrgica. Method: description of clinical-surgical case and surgical technique.
Técnica quirúrgica: disección de tejido celular subcutáneo por fuera Surgical technique: dissection of subcutaneous cellular tissue outside
de la isla de piel lo que aumenta el volumen. Disección latisium dorsi the skin island, which increases the volume. Latisium dorsi dissection
de forma convencional, Se rota 50% más distal o inferior al defecto in a conventional way. It is rotated 50% more distally or inferior to the
con mayor rango de rotación. Una vez disecado se avanza, se gira defect with a greater range of rotation. Once dissected, it is advanced,
180° y se aplica para proyección del colgajo. rotated 180 ° and applied to the flap projection.
Caso clínico: paciente de 55 años con carcinoma ductal infiltrante Clinical case: 55-year-old patient with infiltrating ductal carcinoma
estadio IIIA, POP; mastectomía; reconstrucción con técnica modifi- stage IIIA, mastectomy POP, and reconstruction with modified
cada descrita. technique described.
Conclusión: técnica con adecuado resultado estético, cobertura de Conclusion: technique with suitable aesthetic result, coverage of major
grandes defectos, se evita la contractura capsular usando tejido flaws, avoided the capsular using Contracture autologous tissue, re-
autólogo. Reproducible, segura, rápida y práctica. producible, safe, fast and practical.

Introducción al aumento creciente en su incidencia y mortalidad, tanto a


nivel nacional como mundial, siendo en este momento, el
Cáncer de seno primer cáncer en las mujeres del mundo entero1,4.
En las últimas décadas el cáncer de mama se ha con- Para el año 2012 la Organización Mundial de la Salud,
vertido en una patología de interés en salud pública, debido reportó 1.67 millones de casos nuevos de cáncer de

Recibido para publicación: abril 12 de 2017. * Cirujano plástico oncológico.


** Fellow. Cirugía Reconstructiva Oncológica.
Revisado: julio 14 de 2018.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Enrique A. Chaparro A., MD; Paola A. Sedano Z., MD; Catarina L. Saavedra A., MD; María Del Pilar Pardo B., MD 15
Diciembre de 2018 Reconstrucción mamaria inmediata con colgajo V-Y músculo cutáneo de dorsal ancho: técnica modificada

mama, correspondientes al 25% de todos los cánceres. por cirugías más conservadoras4. El estudio NSABP
La incidencia varía dependiendo de las regiones, encon- B06, el Milan, Gustave- Roussy, EORTC 10801, entre
trándose tasas desde 27:100000 en el centro de África, otros, lograron mostrar que las pacientes podían ser lle-
hasta 92:100000 en Norte América.1 vadas a cirugía conservadora alcanzando tasas de recaí-
Con respecto a la mortalidad, el cáncer de mama es das locorregionales levemente superiores con la adición
la quinta causa de muerte entre todos los cánceres en el de la radioterapia sin sacrificar la supervivencia global,
mundo entero, y es la primera entre la población femeni- logrando conservar las mamas y lo que estas represen-
na. Se han reportado cifras de 522.000 muertes anuales tan para la mujer3. Estudios de terapia neoadyuvante para
por esta causa, siendo responsables de 324.000 muer- pacientes con estadios clínicos localmente avanzados con
tes los países en vía de desarrollo. La tasa de mortalidad contraindicación para el manejo quirúrgico inicial han
varía desde 6:100000 en el este de Asia hasta 20:100000 mostrado tasas de cirugía conservadora hasta del 64%.
en el Occidente de África1. Pese a los resultados alcanzados a la luz de la evi-
En Colombia los datos aportados por el Instituto dencia, existen condiciones en las cuales las pacientes
Nacional de Cancerología para el año 2011 mostraron requieren de la realización de cirugía no conservadora
un total de 2.315 muertes anuales por cáncer de mama, como en los casos de multicentricidad, mala relación seno
correspondientes a una tasa de 9.5:100000 y una inci- tumor, persistencia de cambios en la piel como el edema
dencia de 35:100000, siendo la primera causa en inci- y la ulceración, y en los casos de cirugía reductora de
dencia y mortalidad por cáncer en la población femenina.15 riesgo, en pacientes portadoras de mutaciones genéticas
El cáncer de mama es una patología maligna que se como el BRCA. Teniendo en cuenta lo anterior, la nece-
origina por un disbalance de los mecanismos regulado- sidad de una cirugía reconstructiva se hace evidente en
res celulares normales. Es una enfermedad multifactorial búsqueda de mejorar los resultados estéticos y la cali-
en donde se encuentran involucrados cambios genéticos, dad de vida de las pacientes.
epigenéticos y ambientales. Las deleciones y sustitucio-
nes principalmente en pro oncogenes, genes supresores Colgajo dorsal ancho V-Y
de tumores y genes reparadores de ADN, llevan a la En el cáncer de mama, los estadios localmente avan-
célula al acúmulo de material genético alterado, aumento zados, es decir, que presenten áreas de ulceración en la
y proliferación celular y evasión de la apoptosis, gene- piel, o áreas de fijación tumoral a la reja torácica, re-
rando un crecimiento desmedido en las células tumorales quieren resecciones locales ampliadas. Estas situaciones
y evandiendo un, escape de la muerte programada, jun- retan al cirujano a buscar la mejor alternativa de cubri-
to con la capacidad para síntesis de enzimas miento local.
degradadoras de la matriz celular, ausencia de necesi- Micali y Carramaschi, describieron el diseño V-Y del
dad de inhibición por contacto y capacidad de sobrevi- colgajo dorsal ancho donde permite el uso de una gran
vir, y proliferar en tejidos distantes a su origen, dándole isla de piel extendiéndose en forma de V en el dorso2,
a la célula tumoral la posibilidad de invadir y producir obteniendo islas cutáneas triangulares. Así mismo, este
metástasis. diseño permite el cierre primario del área donante.
El cáncer de mama entendido como una enfermedad Inicialmente el objetivo de la técnica de Dorsal An-
sistémica requiere de un manejo interdisciplinario, com- cho V-Y era el recubrimiento del área mamaria pos
prendiendo la cirugía, la radioterapia y la terapia sistémica mastectomía5, aunque sin darle la forma estética al seno
basada en la quimioterapia, la hormonoterapia y las te- comprometido. Con la modificación que se describe en
rapias target, según el estadio clínico de la enfermedad y este artículo, se logra rotar 180 grados el colgajo no
sus características biológicas tumorales. solo alcanzando el avance del mismo sino conificándolo
Las mamas han representado para el género femeni- para obtener forma de un seno.
no múltiples implicaciones, desde la reproductiva hasta La importancia de los senos en la calidad de vida de
la estética6. Al inicio del tratamiento del cáncer de mama la mujer es evidente2, 7 y por ende, la necesidad quirúrgi-
las pacientes eran llevadas a cirugías radicales, que a la ca de modificar la estructura del seno consecuente a le-
luz de los ensayos clínicos fueron siendo reemplazadas siones o afecciones patológicas, particularmente aquellas
16 Enrique A. Chaparro A., MD; Paola A. Sedano Z., MD; Catarina L. Saavedra A., MD; María Del Pilar Pardo B., MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Reconstrucción mamaria inmediata con colgajo V-Y músculo cutáneo de dorsal ancho: técnica modificada Diciembre de 2018

de origen oncológico6. Es por eso que la reconstrucción Infiltrante, estadio IIIA, T3N1MO Grado III, con áreas
mamaría es un tratamiento que hace parte del manejo de ulceración en la piel y con compromiso de los polos
integral del cáncer. inferiores de la mama y edema, cuyo manejo y evolución
El concepto de colgajo de dorsal ancho extendido ha quirúrgica se puede apreciar en las fotografías presenta-
añadido nuevas perspectivas en el manejo de amplias das en las Figuras 2 a 5.
zonas cruentas posmastectomía, dado que puede ser
utilizado en combinación con implantes o solo con tejido Discusión
autólogo (muscular o músculo cutáneo), para lo cual el La técnica de colgajo músculo cutáneo de dorsal an-
músculo dorsal ancho es muy versátil2. Su extenso arco cho V-Y con la modificación descrita representa una
de rotación permite la cobertura de grandes defectos variación operatoria, que para el caso se configura casi
del tronco tanto anterior como posterior. como procedimiento nuevo no descrito en la literatura
Así, el objetivo de este artículo fue describir la modi- especializada, según lo ha mostrado la revisión
ficación y adaptación de la técnica quirúrgica para reali- investigativa realizada previamente, y se considera que
zar el colgajo músculo cutáneo de dorsal ancho V-Y con puede traer importantes ventajas a la hora de valorar los
base en la experticia y presentar un caso clínico-quirúr- resultados quirúrgicos de la intervención en términos tanto
gico tratado con éxito en el INC que evolucionó satis- funcionales como estéticos, además de haberse presen-
factoriamente. tado una baja incidencia de complicaciones en su evolu-
ción posquirúrgica inmediata y tardía, en comparación
Descripción de la técnica quirúrgica modificada con reportes previos descritos en la literatura para este
A diferencia del diseño habitual del colgajo músculo tipo de colgajos2,5,14.
cutáneo de dorsal ancho V-Y, esta modificación sitúa el Se hace notar que el colgajo músculo cutáneo de
colgajo a rotar un 50% más distal o inferior al defecto5. dorsal ancho V-Y con la modificación acá propuesta,
En la experiencia de los investigadores este diseño le tiene un diseño anatomofuncional sencillo y una técnica
confiere al colgajo mayores rangos de avance y rotación quirúrgica fácil de reproducir en casos similares de re-
al tiempo que está alejado de potenciales áreas de tu- sección de tumores de mama.
mor (Figura 1). La técnica modificada se deja como una opción qui-
La disección del colgajo se realiza incluyendo un área rúrgica reconstructiva que permite obtener una buena
de tejido celular subcutáneo por fuera de la isla de piel, cantidad y calidad de tejido viable para el recubrimiento
tallándolo en bisel para aumentar su volumen10,11. Esta inmediato de las áreas cruentas posmastectomía 5,10,11 y
maniobra también facilita el cierre posterior del área se considera que disminuye la morbilidad del sitio do-
donante. nante, ofreciendo resultados estéticamente más acepta-
La disección muscular y la desinserción del Latissimus bles tanto para la paciente como para el cirujano.
Dorsi8,9, se hace de forma convencional. Con esta evidencia, la técnica modificada es una op-
Una vez el colgajo está disecado se avanza hacia el ción más en la atención de pacientes con necesidad
tórax anterior y gira 180 grados en sentido cefálico ha- reconstructiva de mama, para que el cirujano la tenga
cia medial. en cuenta en candidatas al procedimiento con necesi-
Posteriormente, los dos tercios inferiores de la isla de dad de colgajos musculo cutáneos más seguros y de
piel se plican para darle mayor proyección al colgajo14. buena amplitud2,5.

Caso clínico Conclusión


Seguidamente se hace la descripción de caso16 e Esta técnica ofrece un resultado estético satisfacto-
ilustración documentada de una paciente tratada rio7 con forma conificada de la mama desde el primer
quirúrgicamente en el INC de Colombia con la técnica momento, en casos en donde está indicada la cobertura,
modificada que se presenta. además de la utilización de tejido autólogo, lo cual con-
El caso que se presenta corresponde a una paciente tribuye a una mejor oxigenación, favoreciendo los teji-
de 55 años con diagnóstico de Carcinoma Ductal dos sometidos a Radioterapia12.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Enrique A. Chaparro A., MD; Paola A. Sedano Z., MD; Catarina L. Saavedra A., MD; María Del Pilar Pardo B., MD 17
Diciembre de 2018 Reconstrucción mamaria inmediata con colgajo V-Y músculo cutáneo de dorsal ancho: técnica modificada

Figura 1. Marcación colgajo Dorsal Ancho V-Y Técnica modificada. Fuente: elaborado por José Alfredo Orjuela Chingaté. Orjuela.visual@gmail.com

Figura 2. Áreas de ulceración con compromisos de polos inferiores y edema generalizado de la mama.

Figura 3. Área posmastectomía. Plicatura de polos inferiores de la isla de piel.


18 Enrique A. Chaparro A., MD; Paola A. Sedano Z., MD; Catarina L. Saavedra A., MD; María Del Pilar Pardo B., MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Reconstrucción mamaria inmediata con colgajo V-Y músculo cutáneo de dorsal ancho: técnica modificada Diciembre de 2018

Figura 4. Posoperatorio inmediato.

Figura 5. Posoperatorio tardío.


RCCP Vol. 24 núm. 2 Enrique A. Chaparro A., MD; Paola A. Sedano Z., MD; Catarina L. Saavedra A., MD; María Del Pilar Pardo B., MD 19
Diciembre de 2018 Reconstrucción mamaria inmediata con colgajo V-Y músculo cutáneo de dorsal ancho: técnica modificada

Evita la contractura capsular de prótesis mamarias en Referencias


pacientes reconstruidas, evento adverso que es frecuen- 1. National Cancer Institute. Cancer Statistics. [On line]. Web site:
https://www.cancer.gov/about-cancer/understanding/statistics
te cuando se requiere radioterapia como manejo 2. Colás C, Lozano JA, Pela MJ y. Reconstrucción mamaria mediante
oncológico complementario. Es una técnica reproduci- el colgajo musculocutáneo del dorsal Ancho. En An. Sist. Sanit.
Navar. 2005;28(Supl. 2):55-61.
ble, segura, rápida y práctica. 3. Goldwyn RM. Vincenz Czerny and the beginnings of breast
Finalmente, se hace notar la necesidad de diseñar y reconstruction. Plast Reconstr Surg 1978;61:673-681.
4. Uroskie TW Jr, Colen LB. History of breast reconstruction. Seminars
realizar estudios tipo cohorte prospectiva o de pre- Plast Surg 2004;18:65-69.
ferencia con diseños experimentales controlados y 5. Bernal N. MA, Alfonso A. Colgajo musculocutáneo dorsal ancho en V-
Y para reconstrucción de defectos en tórax. En: Revista Colombiana
aleatorizados que arrojen evidencia de efectividad, efi- de Cirugía Plástica y Reconstructiva. Junio de 2015;21(1):27-33.
cacia y eficiencia, y costos en el manejo y seguimiento 6. Andrade W, Baxter N, Semple J. Clinical determinants of patient
de pacientes tratadas con la técnica de colgajo músculo satisfaction with breast reconstruction. Plast Reconst Surg
1999;07:446.
cutáneo de dorsal ancho V-Y modificada en la recons- 7. Harcourt D, Runsey N, Ambler N, et al. Psychological effect of
trucción mamaria inmediata, para valorar los resultados mastectomy with or without breast reconstruction: A prospective
multicenter study. Plast Reconst Surg 2003;11:1060.
a corto y largo plazo. 8. McCraw JB, Papp CT. Latissimus dorsi myocutaneous flap: “Fleur
de lis” reconstruction. In: Hartrampf CR, (ed.): Breast Reconstruction
with Living Tissue. Norfolk, VA: Hampton Press; 1991.
Declaración sobre conflictos de interés 9. Norfolk VA, Hampton Press, 1991; pp. 211-248. Germann G, Steinau
Los autores declaran conjuntamente no tener con- H-U: Breast reconstruction with extended latissi-mus dorsi flap.
Plast Reconstr Surg 1996;97:519-526.
flictos en lo que se refiere a la autoría y/o la publicación 10. Fazel F. Frcsed extended latissimus dorsi flap in breast reconstruction,
de este artículo de presentación de caso, así como tam- Operative Techniques. Plastic and Reconstructive Surge February
poco en la relación profesional o personal con provee- 1999; 6(1):38-49.
11. Abbes M and Huss M. Breast and chest wall reconstruction by
dores de insumos médicos, médico-quirúrgicos, o latissimus dorsi myocutaneous flap. The Breast. 1995; 4:33-39
empresas comerciales nacionales o internacionales que 12. Abbes M, Mateu J, Giordano P, Bourgeon Y. Chest wall reconstruction
after full thickness resection an experience with 22 patients. Eur J
puedan beneficiarse directa o indirectamente. Surg Oncol 1991;17:342-349.
13. Mathes D, Thornton J, Rohrich R. Management of posterior trunk
defects. Plast Reconstr Surg 2006;118:73e-83e.
Declaración sobre la financiación del 14. Micali E, Carramaschi FR. Extended V-Y latissimus dorsi
proyecto musculocutaneous flap for anterior chest Wall reconstruction. Plast
Reconstr Surg. 2001;107:1382-1390.
La financiación se realizó estrictamente con fondos 15. INC. Cáncer En Cifras. [En Red.] Recuperado de web site: http://
personales de los autores y se declara que no se recibió www.cancer.gov.co/cancer_en_cifras
ni recibirá ningún tipo de pago contingente, en dinero, 16. Ruiz Morales, A. Morillo Zárate, E. Epidemiología clínica: investi-
gación clínica aplicada. Ed. Médica Panamericana, 2004.
especies o beneficios, así como tampoco se generaron
incrementos de costos al paciente, al Instituto Nacional
de Cancerología y/o a las EPS’s ni a otras instituciones
de salud.

Datos de contacto del autor


Enrique Alonso Chaparro Aranguren, MD
Correo electrónico: eacha@yahoo.com
Rev ColCarlos
20 E. Plástica
Cirugía Torres F.,y MD, Lina P. Franco
Reconstructiva Ch., MD, Elkin M. Soler L., MD, Diego A. Castañeda H., MD
• 2018;24(2):20-26 RCCP Vol. 24 núm. 2
Nueva técnica para corrección
http://www.ciplastica.com de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña
• ISSN 0120-2729 Diciembre de 2018

INVESTIGACIÓN

Nueva técnica para corrección de mal unión de radio


distal: osteotomía en doble cuña
New technique for correction of bad union in distal radio: osteotomy
with double wedge
CARLOS EDUARDO TORRES FUENTES, MD*, LINA PATRICIA FRANCO CHAPARRO, MD**,
ELKIN MAURICIO SOLER LANDAZÁBAL, MD***, DIEGO A. CASTAÑEDA HERNÁNDEZ, MD****
Palabras clave: mal unión, fracturas de radio distal, osteotomía de radio, mal alineamiento radiocarpiano, articulación radiocarpiana.
Key words: mal union, radial fractures, radial osteotomy, misalignment, radiocarpal joint.

Resumen Abstract
La mal unión es una complicación frecuente en fracturas extrarticulares Malunion is a common complication following extra-articular distal
de radio distal. El tratamiento consiste en osteotomías para restaurar radial fractures, the treatment for which is osteotomy to restore
la anatomía y función. Esta serie de casos describe una nueva técnica anatomical alignment and function. This case series reports on a new
quirúrgica denominada osteotomía en doble cuña. Un mismo ciruja- double-wedge osteotomy method performed by the same surgeon on 7
no aplicó la técnica en 7 pacientes para corrección de mal uniones patients with extra-articular distal radial fractures with dorsal
extrarticulares del radio distal con desplazamiento dorsal. El segui- displacement. Five-month follow-up exam on patients whose average
miento se hizo a los 5 meses con el DASH score y radiografías de age was 62.4 years included DASH Outcome Measurement; x-ray;
muñeca. Se analizaron las medidas angulares del radio, la consolida- and measurements of angles of distal radius, bone consolidation and
ción ósea y rangos de movilidad. La edad promedio fue de 62.4 años. mobility ranges. Radiographic analysis showed bone deformity
El análisis radiográfico mostró corrección de la deformidad ósea, correction, radial height recuperation and palmar tilt maintaining
recuperando altura radial e inclinación palmar, manteniendo una neutral ulnar variance. DASH Outcome Measurement revealed an
varianza cubital neutra. La aplicación de la escala para valoración 8% total disability average, below the healthy population´s normal
funcional DASH arrojó un promedio total de 8% de discapacidad, 10.1% score. This surgical method obviates the need for bone
por debajo del valor normal para la población sana de 10.1% Está substitution through increased palmar surface contact and a self-
técnica evita el requerimiento de sustituto óseo, al aumentar la super- grafting osseous source with no donor area morbidity in combination
ficie de contacto palmar; provee una fuente de autoinjerto óseo sin with high construct stability provided by blocked plate osteosynthesis.
morbilidad de la zona donante, con una alta estabilidad del constructo It was found this method to be especially useful in elderly patients or in
al estar sustentada con placas bloqueadas de osteosíntesis. Se encon- those with poor bone quality.
tró esta técnica especialmente útil en pacientes ancianos o con hueso
de mala calidad.

Introducción ción radiocubital distal hay incongruencia y el fascículo


Cuando las fracturas de radio distal consolidan en oblicuo distal de la membrana interósea se tensa dismi-
una mala posición, producen una alteración anatómica y nuyendo en rango de movimiento durante la
biomecánica que altera la distribución de las fuerzas pronosupinación.
axiales produciendo dolor y limitación en los rangos de El uso de osteotomías correctivas es un tratamiento
movimiento. A nivel radiocarpiano se produce un aumento que restaura la anatomía, mejorando la función y el do-
en la inclinación del radio y subluxación. En la articula- lor en pacientes con secuelas de mal unión. La osteotomía

* Instructor, Servicio de Cirugía de Mano, Microcirugía y Cirugía Plástica de la Fundación Universitaria


de Ciencias de la Salud (FUCS). Hospital de San José (HSJ).
* * Fellow en Cirugía de Mano. Cirujana plástica. FUCS - HSJ.
Recibido: septiembre 19 de 2017. *** Residente de II año. Cirugía Plástica. FUCS - HSJ.
Revisado: marzo 19 de 2018. **** Residente III año. Cirugía Plástica. FUCS - HSJ.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Carlos E. Torres F., MD, Lina P. Franco Ch., MD, Elkin M. Soler L., MD, Diego A. Castañeda H., MD 21
Diciembre de 2018 Nueva técnica para corrección de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña

puede complementarse o no con injertos óseos; sin em- Criterios de exclusión: menores de 18 años, mal
bargo, los autoinjertos tomados de la cresta iliaca tienen unión de radio distal con desplazamiento palmar, mal unión
altas tasas de complicaciones con reportes en la literatu- con escalones intrarticulares mayores a 2 mm, deformi-
ra de hasta un 73% e implican mayor tiempo quirúrgico dades complejas no susceptibles de manejo con
y morbilidad de la zona donante3. En la última década ha osteotomías diafisiarias o metafisiarias del radio, defecto
cobrado interés en la literatura, el uso de sustitutos óseos oseo resultante de gran tamaño sin contacto óseo entre
osteoconductores con buenos resultados pero con un los fragmentos.
incremento importante en los costos1.
Esta serie de casos muestra los resultados de una Técnica quirúrgica
nueva técnica quirúrgica desarrollada el Hospital de San Previa colocación de torniquete y mediante un abor-
José, Bogotá - Colombia, la cual, corrige la mal unión daje clásico de Henry, se retrae el FCR y el FPL, prote-
del radio distal con desplazamiento dorsal mediante una giendo el nervio mediano. Se incide el músculo pronador
osteotomía en doble cuña que logra una adecuada su- cuadrado y se expone la superficie palmar del radio con
perficie de contacto óseo y provee una fuente de injerto un elevador de periostio. Bajo asistencia fluoroscópica,
óseo local evitando así la morbilidad de la toma de un se realiza una osteotomía paralela al eje de la superficie
injerto de cresta iliaca y los costos adicionales del uso articular del radio con una sierra oscilante. Mediante ma-
de sustituto oseo. niobras de tracción se recupera parcialmente la altura ra-
dial y la inclinación palmar creando una cuña abierta dorsal.
Materiales y métodos A continuación, se ejecuta una segunda osteotomía
En un periodo comprendido entre noviembre del 2016 en cuña cerrada palmar. Esta se realiza de 4 a 5 mm
y julio del 2017 se realizó un estudio tipo serie de casos proximal al borde de la osteotomía inicial, y debe for-
con seguimiento a 5 meses en pacientes con mal unión mar un ángulo de aproximadamente 30 grados con res-
extrarticular de radio distal atendidos en el Hospital de pecto a esta. La profundidad de la cuña no debe
San José, Bogotá, Colombia. Mediante un análisis sobrepasar 2/3 del diámetro anteroposterior del radio.
imagenológico prequirúrgico con radiografía AP y lateral Con la osteotomía en cuña cerrada palmar se obtie-
verdadera de la articulación radiocarpiana, dos ne una plataforma ósea de sobre, la cual apoya la por-
evaluadores toman las siguientes medidas: inclinación ción distal del radio. También se facilita corregir la
radial en el plano coronal, inclinación palmar en el plano inclinación dorsal del radio ganando inclinación palmar
sagital, altura radial y varianza cubital. Los siete pacien- al formar un ángulo de aproximadamente 30 grados
tes llevados a osteotomía correctiva doble cuña para el con respecto a la primera osteotomía. Adicionalmente,
tratamiento de mal unión del radio distal fueron interve- se obtiene un injerto óseo córtico esponjoso que se
nidos por el mismo cirujano. Se realizó un seguimiento usa para rellenar el defecto resultante de la cuña abier-
posoperatorio a 5 meses con radiografías de control, ta dorsal (Figura 1 y 2).
mediciones angulares del radio, DASH score y rangos La fijación de los segmentos óseos se realiza mediante
de movilidad. Para los valores radiográficos y clínicos placas bloqueadas de osteosíntesis con ángulo variable.
fueron utilizadas medidas de resumen y dispersión para El resultado final es un constructo estable, es decir, res-
las variables cuantitativas y frecuencias absolutas y rela- tablecimiento de la inclinación palmar, recuperación de
tivas para las variables cualitativas. Todos los pacientes la altura radial y llenado de la cuña abierta dorsal con
firmaron consentimiento informado para la realización de autoinjerto (Figura 2). La movilización articular se inicia
este procedimiento y publicación de fotografías. a los 14 días del posoperatorio y va seguida de
fisioterapia. Se realizan controles radiográficos periódi-
Población cos durante los primeros 5 meses del posoperatorio para
Criterios inclusión: pacientes mayores de 18 años verificar la consolidación ósea y las medidas angulares.
con mal unión extrarticular de radio distal con desplaza- También se miden los rangos de movilidad radiocarpianos
miento dorsal llevados a procedimiento de osteotomía (flexión, extensión, inclinación radial, inclinación cubital)
correctiva de radio distal en doble cuña. y radiocubitales distales (pronación y supinación).
22 Carlos E. Torres F., MD, Lina P. Franco Ch., MD, Elkin M. Soler L., MD, Diego A. Castañeda H., MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Nueva técnica para corrección de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña Diciembre de 2018

Figura 1. Diseño de las osteotomías.

A. Imagen computarizada de un radio distal en mal unión. Vista lateral. B. Creación de una clásica osteotomía en cuña abierta dorsal paralela a la superficie articular del
radio. Esta técnica tiene como desventaja una pobre superficie de contacto óseo palmar C. Realización de una segunda cuña cerrada palmar, que tiene como ventaja
proporcionar un buen contacto óseo y un constructo estable. D-E. Fijación con una placa bloqueada de osteosíntesis y colocación del injerto óseo proveniente de la cuña
cerrada palmar en el defecto resultante de la cuña abierta dorsal. F. Resultado final manteniendo una varianza cubital neutra.

Figura 2. Técnica quirúrgica.

A. Se realiza una osteotomía en cuña cerrada palmar de 4 mm proximal al borde libre del radio. B. La flecha indica el injerto óseo local resultante de la segunda osteotomía.
Se aprecia la corrección de la deformidad y fijación mediante una placa bloqueada de osteosíntesis. C. La flecha muestra el sitio de colocación del injerto óseo local en
el espacio resultante de la cuña abierta dorsal.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Carlos E. Torres F., MD, Lina P. Franco Ch., MD, Elkin M. Soler L., MD, Diego A. Castañeda H., MD 23
Diciembre de 2018 Nueva técnica para corrección de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña

Resultados La medición de la recuperación funcional se realizó


Un total de 7 pacientes fueron llevados a osteotomía mediante el cuestionario DASH Score. Se obtuvo en
correctiva en doble cuña del radio distal, de los cuales 6 promedio un puntaje de 8% de discapacidad (Tabla 4).
fueron mujeres, con un promedio de edad de 65.5 años Los 7 pacientes a quienes se les realizó el procedi-
(mínimo 25 años, máximo 84 años) y 1 hombre de 38 miento quirúrgico fueron evaluados a los 5 meses del
años. El resultado de las medidas radiológicas angulares posoperatorio, ejecutando la medición descrita. Un pa-
pre y posoperatorias se muestra en las Tablas 1 y 2. ciente requirió reintervención en el posoperatorio inme-
Se hizo un seguimiento radiográfico y clínico a los 5 diato por hipertensión arterial y hematoma. Ningún
meses del posoperatorio, evidenciando adecuada con- paciente tuvo alteraciones en la consolidación ósea ni
solidación ósea en todos los casos. La medición del ran- pinzamiento cúbito carpiano. El paciente con el mayor
go de movilidad radiocarpiano y radiocubital distal se puntaje en el DASH Score no recibió fisioterapia
ilustra en la Tabla 3. posoperatoria por problemas administrativos con su EPS.

Tabla 1. Valores radiográficos prequirúrgicos.


Paciente Género Edad Inclinación Altura Varianza Cubital Inclinación palmar
(Años) Radial (Grados) Radial (mm) (mm) (Grados)

1 F 79 8 5.4 0 -27
2 F 84 25 7.5 1.5 -15
3 M 38 11 6.5 1 -8
4 F 65 19 5.2 2 -27
5 F 25 18 8 2.1 -17
6 F 68 18 8.1 2.2 -5
7 F 78 8 6.2 1.8 3

Promedio - 65.5 15.2 7.87 1.51 -13.7

Tabla 2. Valores radiográficos posquirúrgicos.


Paciente Género Edad Inclinación Altura Varianza Cubital Inclinación palmar
(Años) Radial (Grados) Radial (mm) (mm) (Grados)
1 F 79 21.1 10 -1 10
2 F 84 23.3 12 0 7
3 M 38 18.4 10.8 1.5 8
4 F 65 19 8.8 1.6 9
5 F 25 21.2 11 -1 11
6 F 68 22.8 12.6 2.2 12
7 F 78 23.2 9.7 -1 12
Promedio - 65.5 21.2 10.7 0.32 9.85

Tabla 3. Rangos de movilidad de la muñeca a los 5 meses de seguimiento.


Paciente Flexión Extensión Pronosupinación
(Grados) (Grados) (Grados)
1 70 70 Pronación: 85 º Supinación: 83º
2 40 20 Pronación: 30º Supinación: 60º
3 80 45 Pronación: 78º Supinación: 80º
4 80 80 Pronación: 87 º Supinación: 82º
5 90 90 Pronación: 90 º Supinación: 85º
6 60 80 Pronación: 81 º Supinación: 78º
7 30 30 Pronación: 30º Supinación: 30º
Promedio 64.2 59.2 Pronación: 68.7 º Supinación: 59.3º
24 Carlos E. Torres F., MD, Lina P. Franco Ch., MD, Elkin M. Soler L., MD, Diego A. Castañeda H., MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Nueva técnica para corrección de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña Diciembre de 2018

Tabla 4. Resultados del DASH Score. morbilidad de la zona donante con alta estabilidad del
Paciente/Ítem 1 2 3 4 5 6 7 constructo al estar sustentada con placas bloqueadas de
1 1 2 1 1 1 1 2 osteosíntesis. En pacientes con tiempos de evolución
2 1 1 1 1 1 1 1
3 1 1 1 1 1 1 2 prolongados ocurre una remodelación de los bordes
4 2 1 2 1 1 1 2 óseos con formación de un callo óseo prominente, lo
5 2 2 2 1 1 1 2
6 2 1 2 1 1 1 1 cual en esta técnica se usó como injerto óseo local.
7 2 3 2 1 1 3 1 Los abordajes pueden ser dorsales, palmares y com-
8 1 1 1 1 1 1 3
9 1 1 1 1 1 1 2 binados para el manejo quirúrgico de estas deformida-
10 1 2 1 1 1 1 2 des. El abordaje palmar es de nuestra preferencia. Tiene
11 2 4 2 2 2 2 1
12 1 2 1 1 1 1 2 como ventaja el uso de una placa anatómica premol-
13 1 1 1 1 1 1 2 deada que al ser colocada correctamente restaura la in-
14 1 1 1 1 1 1 2
15 1 1 1 1 1 1 2 clinación palmar del radio. Las placas palmares no tienen
16 1 2 1 1 1 1 2
17 1 1 1 1 1 1 3
riesgo de sinovitis de los tendones extensores si los tor-
18 1 3 1 1 1 1 2 nillos no sobrepasan la cortical dorsal del radio, y en
19 1 2 1 1 1 1 1
20 1 1 1 1 1 1 2 pacientes con hueso de buena calidad el segmento óseo
21 1 NA 1 1 1 NA NA distal puede ser movilizado en bloque.
22 1 1 1 1 1 1 4
23 2 1 2 1 1 1 4 Se han descrito varios tipos de osteotomías para la
24 1 1 1 1 1 1 2 corrección de mal uniones extrarticulares del radio distal,
25 2 1 2 3 1 1 4
26 1 1 1 1 1 1 1 entre las cuales se encuentran: la técnica de cuña abierta
27 2 2 2 1 1 1 3 dorsal y la cuña cerrada palmar. La técnica de cuña abier-
28 1 1 1 1 1 1 3
29 1 1 1 1 1 1 2 ta dorsal crea un defecto óseo mediante una osteotomía
30 2 2 2 1 1 2 3 paralela a la superficie articular del radio. La superficie
Total 7,51% 12,93% 7,50% 2,50% 0,83% 3,45% 29,31% articular radiocarpiana es reorientada mejorando la dis-
tribución de las cargas axiales y las relaciones articulares
Se aprecia mejoría en la altura radial, inclinación ra- de la articulación radiocarpiana y radiocubital distal. Me-
dial e inclinación palmar del radio manteniendo una diante manipulación de los fragmentos óseos se gana al-
varianza cubital neutra. tura radial, se recuperar la inclinación palmar en el plano
sagital y la inclinación radial en el plano coronal. No obs-
Discusión tante, esta maniobra puede resultar técnicamente difícil
La osteotomía en doble cuña del radio distal al ser ya que hay una retracción importante de los tejidos blan-
una combinación de una cuña abierta dorsal y una cuña dos y el contacto óseo palmar es escaso (Figura 1b).
cerrada palmar, potencia las ventajas y minimiza las des- También se ha notado que en los pacientes ancianos o
ventajas de cada técnica. El análisis de las medidas an- con hueso de mala calidad, se puede presentar
gulares pre y posoperatorias muestra la corrección subsidencia de los tornillos cuando se realiza una movili-
satisfactoria de la deformidad ósea, reestableciendo la zación en bloque del fragmento óseo distal con una placa
altura radial, la inclinación palmar en el plano sagital y la anatómica de osteosíntesis. Esto dificulta enormemente
inclinación radial en el plano coronal. Se logró mantener una fijación estable aumentando el riesgo de no unión,
una varianza cubital aceptable a pesar de hacer una cuña por lo cual al hacer una segunda cuña cerrada palmar se
cerrada palmar. Esto se debe a que la altura de la cuña facilita la movilización y ascenso de los segmentos óseos
es de máximo 5 mm y no sobrepasa más de 2/3 de la sin tener que realizar una fijación asistida con una placa
dimensión anteroposterior del radio, produciendo un palmar.
acortamiento óseo no significativo (Gráfico 1). La osteotomía en cuña cerrada palmar tiene como
La osteotomía en doble cuña para mal unión ventaja proporcionar un buen contacto óseo y un
extrarticular del radio distal disminuye el requerimiento constructo estable. La extracción de un fragmento óseo
de sustituto óseo al aumentar la superficie de contacto palmar produce un acortamiento del radio, siendo esta
palmar, provee una fuente de autoinjerto óseo sin su principal desventaja. Esta técnica al producir una
RCCP Vol. 24 núm. 2 Carlos E. Torres F., MD, Lina P. Franco Ch., MD, Elkin M. Soler L., MD, Diego A. Castañeda H., MD 25
Diciembre de 2018 Nueva técnica para corrección de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña

Gráfico 1. Medidas radiográficas del radio en el pre y posoperatorio.

incongruencia de la articulación radiocubital distal, con un seguimiento a 5 meses. Sin embargo, a pesar del cor-
frecuencia requiere del manejo quirúrgico del cubito me- to periodo de seguimiento se pudo corroborar una ade-
diante osteotomías de acortamiento cubital, procedimien- cuada recuperación de la función, movilidad articular,
to de Darrach o reemplazos articulares. adecuada consolidación ósea y mejoría en las medidas
La selección adecuada de materiales de osteosíntesis angulares del radio. Esta técnica es especialmente útil en
es primordial en el éxito del procedimiento. Los siste- pacientes ancianos o con hueso de mala calidad, en los
mas modernos de osteosíntesis cuentan con placas de cuales hay alto riesgo de subsidencia de los tornillos al
bloqueo que dan mayor estabilidad bajo el principio de intentar hacer manipulación de los fragmentos óseos asis-
tutor interno por lo que son la elección. Se ha reportado tida con una placa palmar.
consolidación ósea satisfactoria en osteotomías en cuña
abierta dorsal siempre y cuando se mantenga un ade- Conclusiones
cuado contacto oseo palmar 4, pero en defectos Este estudio describe la osteotomía en doble cuña
trapezoidales sin contacto óseo cortical, se han reporta- de radio distal, siendo una técnica quirúrgica novedosa
do casos de no consolidación5,6. para el manejo de mal unión extrarticular de radio distal
La medición del DASH Score a los 5 meses con desplazamiento dorsal. Esta técnica mediante el
posoperatorio, arrojó un promedio de 9,42%, lo que abordaje de Henry, combina una cuña abierta dorsal
implica que la discapacidad total generada por esta téc- con una cerrada palmar, mostrando buenos resultados
nica se mantiene por debajo del 10.1%, valor estandari- clínicos y radiológicos en el seguimiento a 5 meses.
zado por Hunsaker en 2002 para la población general. Como ventajas, se logra una plataforma ósea estable;
En otras palabras, el resultado en el valor de discapacidad se obtiene un injerto óseo local evitando el uso de sus-
de a los 5 meses del posoperatorio se encuentra por tituto óseo y placas bloqueadas de osteosíntesis, lo que
debajo del valor obtenido en población sana, eviden- favorece la rehabilitación temprana. Se recomienda usar
ciando un resultado funcional óptimo, con una escala de esta técnica en pacientes ancianos o con hueso de mala
medición validada.2 calidad para facilitar la manipulación de los fragmentos
Dentro de las limitaciones de este estudio cabe resal- óseos sin producir subsidencia del material de
tar que se trata de una muestra limitada de pacientes con osteosíntesis.
26 Carlos E. Torres F., MD, Lina P. Franco Ch., MD, Elkin M. Soler L., MD, Diego A. Castañeda H., MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Nueva técnica para corrección de mal unión de radio distal: osteotomía en doble cuña Diciembre de 2018

Casos clínicos

Figura 3. Paciente de 47 años. Radiografías pre y posopera-


torias, donde se aprecia adecuada consolidación ósea y
corrección de la deformidad. Rangos adecuados de movi-
lidad de flexo extensión de la muñeca a los 5 meses de
seguimiento.

Figura 4. Paciente de 63 años con baja demanda funcional


y osteopenia. Radiografías pre y posoperatorias donde se
aprecia adecuada consolidación ósea y corrección de la
deformidad. Rangos adecuados de movilidad de flexo exten-
sión de la muñeca a los 5 meses de seguimiento.

Referencias 4. Ozer K, Kiliç A, Sabel A, Ipaktchi K. The role of bone allografts in


the treatment of angular malunions of the distal radius. J Hand Surg
1. Hegde C, Shetty V, Wasnik S, Ahammed I. Use of bone graft substitute
Am. 2011;36(11):1804-9.
in the treatment for distal radius fractures in elderly. Eur J Orthop
5. Scheer JH, Adolfsson LE. Non-union in 3 of 15 osteotomies of
Surg Traumatol. 2013;23(6):651-6.
the distal radius without bone graft. Acta Orthop. 2015;86(3):
2. Hunsaker FG, Cioffi DA, Amadio PC, Wright JG, Caughlin B. The
316-20.
American academy of orthopaedic surgeons outcomes instruments:
6. Tarng YW, Yang SW, Hsu CJ. Palmar locking plates for corrective
normative values from the general population. J Bone Joint Surg
osteotomy of latent malunion of dorsally tilted distal radial frac-
Am. 2002;84-A(2):208-15.
tures without structural bone grafting. Orthopedics. 2011;
3. Palmer W, Crawford-Sykes A, Rose RE. Donor site morbidity follo-
34(6):178.
wing iliac crest bone graft. West Indian Med J. 2008;57(5):490-2.

Datos de contacto del autor


Lina Patricia Franco Chaparro, MD
Correo electrónico: linafranco@hotmail.com
RCCPCol
Rev Vol. 24 Javier Caicedo
núm. 2Plástica y Reconstructiva
Cirugía Rosero, MD; Ingrid Lorena Calderón Carvajal, MD; Sebastián Ruiz Gutiérrez, MD
• 2018;24(2):27-32 27
Diciembre de 2018
http://www.ciplastica.com • ISSN 0120-2729 Colgajo dorso cubital, experiencia clínica

REVISIÓN

Colgajo dorso cubital, experiencia clínica


Ulnar dorsal flap, clinical experience
JAVIER CAICEDO ROSERO, MD*; INGRID LORENA CALDERÓN CARVAJAL, MD**;
SEBASTIÁN RUIZ GUTIÉRREZ, MD***

Palabras clave: mano, quemadura, trauma mano, contractura, colgajo fasciocutaneo, secuela quemaduras, arteria cubital, reconstrucción mano.
Key words: hand, burns, hand trauma, contracture, fasciocutaneous flaps, burns sequels, ulna artery and reconstructive hand surgery.

Resumen Abstract
Se describe la experiencia clínica obtenida en la reconstrucción de This article describes the clinical experience obtained in the
lesiones por alto impacto en mano, con el colgajo dorso cubital. Se reconstruction of high impact injuries in the hand, with the ulnar
operaron 12 pacientes de diferentes edades, en un periodo de 6 años dorsal flap. Twelve patients of different ages were operated in a period
(2011 a 2017). of 6 years (2011-2017).
El propósito es demostrar la confiabilidad del colgajo dorso cubital The purpose is to demonstrate the reliability of the ulnar dorsal flap in
en la reconstrucción de dorso y palma de mano. Frente a las opciones reconstruction of the back and palm of the hand. Facing the existing
existentes se encuentra que es un colgajo con un margen importante options, it is a flap with an important margin of safety, easy dissection
de seguridad, de fácil disección y con buen resultado funcional y and good functional and aesthetic result of the donor area, since the
estético de la zona donante, ya que la piel de la región cubital del skin of the ulnar region of the forearm has the same characteristics of
antebrazo tiene las mismas características de la mano. the hand.
Como única complicación, se presentó un caso de necrosis de tercio As a single complication, a case of necrosis of the distal third of the
distal del colgajo, el cual requirió desbridamiento quirúrgico y cober- flap was presented, which required surgical debridement and coverage
tura con injertos de piel, con resultado satisfactorio. with skin grafts, with satisfactory results.
En conclusión se considera que el colgajo dorso cubital es una exce- In conclusion, the ulnar dorsal flap is an excellent option compared to
lente opción frente a otras técnicas quirúrgicas, tales como: colgajo the posterior interosseous flap, radial flap and abdominal flaps because
interóseo posterior, colgajo radial y colgajos abdominales, ya que no it is not necessary to sacrifice the important arteries in the forearm. In
es necesario el sacrificio de arterias importantes en el antebrazo; addition it has been found that big defects can be covered, with good
además se ha encontrado que se pueden cubrir grandes defectos, con results.
buenos resultados.

Introducción arteria dorso cubital y su anastomosis, con una rama pro-


El colgajo dorso cubital fue descrito inicialmente por funda de la arteria cubital en dorso de mano. Inicialmen-
Becker y Gilbert en 1988 y fue utilizado para cobertura te su desventaja radicaba en que había sido diseñado
de defectos pequeños en dorso y palma de mano1. Pos- para realizar coberturas pequeñas, pero Antonopoulus y
teriormente se han realizado algunas variaciones, como cols. demostraron que es posible cubrir defectos de 20
es el caso de Bertelli quien lo describe en 1992 como cm de longitud por 9 cm de ancho3.
colgajo neurocutáneo, utilizando la rama descendente de
la arteria y nervio dorso cutáneo2. Materiales y métodos
Es un colgajo versátil que puede ser utilizado como Se toma como referencia, 12 pacientes ingresados a
colgajo pediculado, utilizando la rama ascendente de la la Unidad de Quemados del Hospital Simón Bolívar, por
arteria dorsocubital, como colgajo en isla y colgajo de lesiones en mano de diferente etiología: quemaduras,
flujo retrógrado, utilizando la rama descendente de la

* Cirujano Plástico Unidad de Quemados Hospital Simón Bolívar.


Recibido para publicación: junio 1 de 2017. ** Médico Cirujano, Unidad de Quemados Hospital Simón Bolívar.
Revisado: agosto 30 de 2018. *** Médico y Cirujano. Universidad Militar Nueva Granada. Clínica Reina Sofía.
28 Javier Caicedo Rosero, MD; Ingrid Lorena Calderón Carvajal, MD; Sebastián Ruiz Gutiérrez, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Colgajo dorso cubital, experiencia clínica Diciembre de 2018

accidente de tránsito y mordedura canina, los cuales Proximal: unión de tercio medio y tercio proximal
fueron programados para cobertura de heridas en etapa del antebrazo.
aguda. Los pacientes se operaron bajo anestesia gene-
ral, realizando bloqueo axilar. Se inicia disección de proximal a distal, en la unión
Se hizo seguimiento de 1 a 12 meses, recibiendo el del tercio medio con el tercio proximal del antebrazo,
paciente manejo conjunto con terapia física y ocupacio- incluyendo la fascia, hasta encontrar el punto de emer-
nal. En el análisis de casos se revisaron retrospectiva- gencia de la arteria dorso cubital, que generalmente se
mente factores etiológicos, localización de las heridas, encuentra de 2 a 5 cm del hueso pisiforme. Al llegar a
dimensiones del colgajo, resultado final y complicaciones. este punto se procede a realizar la rotación del colgajo.
En caso de ser necesaria una disección más distal, se
Anatomía arteria cubital liga la arteria dorso cubital y el colgajo continúa como un
El origen de la arteria cubital dorsal es de 2 a 4 cm colgajo de flujo retrógrado.
proximal al hueso pisiforme y tiene un diámetro de 1 a En defectos menores a 5 cm, la zona donante se cie-
1,3 mm; pasa medialmente por debajo del tendón del rra en forma directa por decolamiento de colgajos cutá-
músculo flexor carpi ulnaris. El tronco de la arteria cubital neos; para defectos de mayor dimensión, se cubre la
dorsal se dirige desde la cara volar del antebrazo en sen- zona donante con injerto de piel parcial y en algunos
tido oblicuo hacia la superficie dorso cubital y distal del casos se ha utilizado matriz de regeneración dérmica
antebrazo. Después de 3 a 6 cm de recorrido se divide (Integra ®). Figura 1 y Figura 2.
en tres ramas:4

1. Rama proximal: irriga al músculo flexor carpi ulnaris


a 4 cm de su inserción con el hueso pisiforme.4
2. Rama media: o rama fasciocutánea, se divide en
ascendente y descendente. La rama ascendente
se dirige al tercio superior del antebrazo y se Figura 1. Diseño del colgajo, utilizando la rama ascendente de la arteria
divide en múltiples ramificaciones irrigando la dorsocubital.
región medial y proximal del antebrazo, aproxi-
madamente un área de 20 cm de largo por 10
cm de ancho. La rama descendente se dirige
hacia el dorso de la mano por debajo del abduc-
tor del quinto dedo y se anastomosa con una
rama profunda de la arteria cubital, a 1,5 cm del
hueso pisiforme5.
3. Rama distal: también llamada arteria pisiforme.5,6

Técnica quirúrgica
Se diseña el colgajo sobre la región cubital y distal
del antebrazo. No se requiere la ubicación de la arteria
cubital dorsal con Doppler ya que intraoperatoriamente
es fácil identificarla.4

Límites
Posterior: borde posterior tendón extensor digitorum
communis del cuarto y quinto dedo.
Anterior: borde radial músculo flexor capiti ulnaris. Figura 2. Punto de emergencia de arteria dorsocubital a 5cm del hueso pisiforme.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Javier Caicedo Rosero, MD; Ingrid Lorena Calderón Carvajal, MD; Sebastián Ruiz Gutiérrez, MD 29
Diciembre de 2018 Colgajo dorso cubital, experiencia clínica

Resultados gajo, con evidencia de un solo caso que presentó necrosis


Se reportan 12 casos de pacientes intervenidos para de tercio distal del colgajo, el cual requirió desbrida-
reconstrucción de defectos en mano, con colgajo dorso miento quirúrgico y posterior cobertura con injerto de
cubital. En todos se encontró supervivencia total del col- piel, con resultado satisfactorio (Tabla 1).
Tabla 1. Estadística colgajo dorso cubital.

Paciente Edad (años) Sexo Etiología Localización y dimensiones del colgajo (cm) Complicaciones Seguimiento

1. 8 M Accidente de tránsito Dorso de mano 15x9cm No 6 meses


2. 22 F Solido caliente Dorso de mano 10x8cm No 5 meses
3. 63 F Electricidad Palma de mano No 4 meses
9x5 cm
4. 45 M Electricidad Palma de mano No 8 meses
6x5 cm
5. 50 F Mordedura de perro Dorso de mano No 6 meses
15x8 cm
6. 63 M Llama Palma de mano No 9 meses
15x10 cm
7. 45 M Electricidad Primer espacio interdigital 6x7cm Necrosis tercio distal del colgajo 3 meses
8. 40 M Electricidad Palma de mano 4 No 6 meses
por 5 cm
9. 50 M Secuela quemadura Región anterior muñeca 6x8cm No 2 años
10. 44 M Electricidad Primer espacio interdigital mano derecha 15x7 cm Necrosis tercio inferior de colgajo 1 mes
11. 36 M Electricidad Mano derecha, región palmar. 6x8 cm No 2 meses
12 63 M Electricidad Antebrazo derecho. 10x8 cm No 3 semanas

Figura 3A. Paciente masculino de 8 años. Avulsión de tejidos blandos Figura 3B. Pop 6 meses de evolución. Colgajo integrado.
con exposición de tendones extensores. Accidente de tránsito.
30 Javier Caicedo Rosero, MD; Ingrid Lorena Calderón Carvajal, MD; Sebastián Ruiz Gutiérrez, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Colgajo dorso cubital, experiencia clínica Diciembre de 2018

Se operaron 3 mujeres y 9 hombres, con una edad madura un año después del evento. El tamaño de los
mínima de 8 años y edad máxima de 63 años. La etología colgajos en promedio fue de 10 x 7 cm y la zona donan-
más frecuente fue quemadura por electricidad durante el te requirió cobertura con matriz dérmica e injertos de
desarrollo de actividades laborales y en la mayoría de piel parcial en la mayoría de los casos, salvo en defectos
los casos se trató manejó de forma aguda, excepto un de pequeña dimensión en los cuales se pudo realizar
caso que se manejó para tratamiento de secuela de que- cierre directo (Figuras 3, 4, 5 y 6).

Figura 4A. Paciente femenina de 21 años. Quemadura por sólido caliente 8x7 Figura 4B. Pop 6 meses.
cm. Exposición de tendones extensores.

Figura 5A. Masculino de 34 años, quemadura por electricidad, Figura 5B. Se realiza disección de colgajo en isla.
región hipotenar. Defecto de 7x6 cm.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Javier Caicedo Rosero, MD; Ingrid Lorena Calderón Carvajal, MD; Sebastián Ruiz Gutiérrez, MD 31
Diciembre de 2018 Colgajo dorso cubital, experiencia clínica

Figura 5C. Rotación de colgajo 180°.

Figura 6A. Masculino de 63 años, quemadura por electricidad de 10x8 cm, pop
de fasciotomia.

Figura 6B. Rotación de colgajo cutáneo.

Figura 5D. Pop 30 días de evolución. Figura 6C. Pop 3 semanas.


32 Javier Caicedo Rosero, MD; Ingrid Lorena Calderón Carvajal, MD; Sebastián Ruiz Gutiérrez, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Colgajo dorso cubital, experiencia clínica Diciembre de 2018

Discusión puede iniciarse de forma progresiva desde el quinto día


En la cobertura de defectos de gran magnitud en posoperatorio (con equipo multidisciplinario).
mano, que involucra la destrucción de estructuras tales La mayoría de pacientes tratados presentó lesiones
como: tendones, articulaciones o ejes vasculonerviosos, por accidente laboral, lo cual resalta la importancia de
se han descrito diversos colgajos cutáneos, los cuales realizar una cobertura precoz y rehabilitación temprana,
inicialmente se realizaban pediculados abdominales, con para su pronto reintegro y disminución de secuelas
la desventaja de un periodo de tiempo prolongado de funcionales.
inmovilización de la extremidad, además de presentar
gran volumen y escasa sensibilidad.7,8 Referencias
Posteriormente se utilizó el colgajo radial e interóseo 1. Becker C, Gilbert A, Le Lambeau Cubital (the Ulnar Flap). Annales
de chirugic de la main. 1988;7:36-142.
posterior, del cual su principal desventaja es el hecho de 2. Bertelli J, Khoury Z. Neurocutaneous island flaps in the hand:
sacrificar una arteria importante del antebrazo e incluso anatomial basis and prliminary results. British Journal of Plastic
Surgery. 1992;45:586-590.
poner en riesgo la vascularización global del mismo. Sin 3. Antonoupoulus D, Kang N. Our experience whith de ude of the
embargo, el colgajo interóseo posterior sigue siendo el dorsal ulnar artery flap in hand and wrist tissue cover. Journal of
Hand Surgery (british and European). 1997;6:739-744.
más utilizado, a pesar de que su disección es técnica- 4. Sun C, Hou ZD, Wang B, Ding ZH. An anatomical study on the
mente más difícil que la del colgajo dorso cubital.9 characteristics of cutaneous branches-chain perforator flap with
ulnar artery pedicle. Plast Reconst Surg. Feb 2013;131(2):329-36.
En cuanto a los colgajos libres, siempre tienen indi- 5. Vergara-Amador E. The retrograde ulnar dorsal flap: surgical technique
cación para cobertura de estos defectos cuando existe and experience as island flap in coverage of hand defects. Tech Hand
la disponibilidad del equipo quirúrgico.9,10 Surg 2015;19: 90-94.
6. Malkoç I, Karagöz H, Firat B, Gündo?du C, Diyarbakir S. Anatomical
evaluation of the dorsal ulnar artery. Turk J Med Sci. 2012;42(1):167-
Conclusión 171.
7. Ahrnet K, Mesut O. Use of a subcutaneou pedicle ulnar flap to cover
El colgajo dorso cubital es un colgajo sumamente útil skin defects around the wrist. J Hand Surg 1998;23A:551-555.
en la reconstrucción de mano, con un porcentaje bajo 8. Hosny H, Kandry H, El-Sharkaty O. The use of distal ulnar artery
perdorators in the coverage of wirst and hand defects. Med. J Cairo
de complicaciones y técnicamente sencillo de realizar, lo Univ. 2016;84:407-412.
que disminuyó el tiempo quirúrgico, que en promedio 9. Magdy A. Suoperficial dorsal ulnar artery flap of handand wrist
coverage. J Plast Reconstr. 2010;34:219-222.
fue de 1 hora por procedimiento. Su principal indicación 10. Gómez M, Casal D. The turbocharger becker flap: a simple variation
es la cobertura de defectos en palma y dorso de mano, y that allows coverage most of the dorsum of the hand. Eur J Plast
en el primer espacio interdigital. La rehabilitación física, Surg. 2011;34:211-213.

Datos de contacto del autor


Javier Caicedo Rosero, MD
Unidad de Servicios de Salud, Simón Bolívar. Correo electrónico: javiercaicedor@hotmail.com
Rev
RCCPCol Cirugía
Vol. 24 Héctor
núm. 2Plástica G. León H., MD,
y Reconstructiva Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD
• 2018;24(2):33-42 33
http://www.ciplastica.com
Diciembre de 2018 • ISSN 0120-2729 Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura

REVISIÓN

Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y


revisión de la literatura
Congenital erythropoietic porphyria: case report and literature review
HÉCTOR GUILLERMO LEÓN H., MD*, NATALIA SANTAMARIA, MD*, ADRIANA MOTTA B., MD**,
YENNY ESTUPIÑAN, MD***, PAULA ANDREA OCAMPO, MD****
Palabras clave: Porfiria eritropoyética congénita, cirugía, xenoinjerto, uroporfirinógeno III sintetasa, tratamiento, reconstrucción, cultivo de
queratinocitos.
Key words: congenital erythropoietic porphyria, surgery, homograft, uroporphyrinogen III synthetase, treatment, reconstruction, keratinocytes
culture.

Resumen Abstract
Objetivo: se efectúa revisión de la literatura de la porfiaría Object: the aim of tis paper is to do a revision of the literature about
eritropoyética congénita, se reporta un caso y se socializa experien- Congenital Erythropoietic Porphyria, and to report a case.
cia en el manejo de úlcera extensa con cultivo de queratinocitos Methods: we did a search in pubed of te literature of the patholgy and
autólogo. report de case of a 5 year old, femenine, with Congenital Erythropoietic
Materiales y métodos: se realiza una revisión de la literatura y se Porphyria, wit a big defect in the scalp, in whom we used diferent high
reporta el caso de una paciente de 5 años, femenina, con porfiaría technology materials, homografts and, autografts obteined by
eritropoyética congénita con gran defecto de cobertura en cuero ca- Keratinocytes culture.
belludo, en quien se usaron diferentes apósitos de tecnología, Results: by the momento of publication of this article the patient presents
xenoinjertos e injertos autólogos de queratinocitos. advances in the wound, with contraccion and reduction de the area
Resultados: al momento de la publicación de este artículo la paciente that was compromised, but still persist in wound care to complete the
ha presentado mejoría del área cruenta, pero continúa en diversos closure of the defect.
tratamientos para lograr un cierre completo del defecto. Conclusions: before this article, there are no reports in the
Conclusiones: previo a este artículo, no existen reportes en la litera- literature about surgical options to cover big defects in patients
tura de opciones quirúrgicas de cobertura de grandes defectos en with Congenital Erythropoietic Porphyria. this is the first reported
pacientes con porfiria eritropoyética congénita; es el primer caso case of surgucal intents to cover with autografts obteined by
reportado de un intento de cobertura con injertos de queratinocitos. Keratinocytes culture.

Introducción se trata de un error innato del metabolismo. Este último


La porfiria eritropoyética congénita o enfermedad de la denominó hematoporfiria y porfiria congénita, gene-
Günther, es una patología autosómica recesiva, que se rando el epónimo de la enfermedad, y propuso la prime-
presenta por alteraciones en la síntesis del grupo hemo, ra clasificación significativa de las porfirias, dividiéndolas
cuya etiología es una deficiencia parcial de la en las formas aguda y crónica. Dentro del último grupo
uroporfirinógeno III sintetasa (UROS), lo que conlleva encontramos el subtipo congénito1,3. La relación entre la
a la acumulación de porfirinas del isómero tipo I3,4. alteración del metabolismo de la porfirina y las alteracio-
Esta enfermedad fue descrita por primera vez en 1874 nes clínicas resultantes fue evidenciada por Fisher, Borst
por Schultz, quién la expuso como una forma de lepra y y Koenigsdoerffer3. Schmid y cols., en la década de 1950,
luego la denominó “Hidroa vacciniforme”3. Günther fue
un médico alemán que en 1911 reconoció que la entidad * Cirujano plástico reconstructivo y estético. Subred Integrada Norte, Hospital Simón Bolívar. Bogotá,
D.C., Colombia.
* * Dermatóloga, epidemióloga. Jefe Departamento de Dermatología. Subred Integrada Norte, Hos-
pital Simón Bolívar. Directora, Programa de Posgrado en Dermatología, Universidad El Bosque,
Bogotá, D.C., Colombia.
Recibido: junio 1º de 2017. *** Médica. Residente de III año de Dermatología, Universidad El Bosque, Bogotá, D.C., Colombia.
Revisado agosto 18 21018. **** Medica interna, Universidad del Bosque.
34 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura Diciembre de 2018

señalan el componente eritroide de la enfermedad, y pro- correspondientes porfirinas: uroporfirina I (URO I) y


ponen el nombre de «porfiria eritropoyética»1,3. Esta for- coproporfirina I (COPRO I); generando así la condi-
ma comenzó posteriormente a llamarse «porfiria ción patogénica1,3.
eritropoyética congénita» para mostrar un inicio clínico La acumulación de porfirinas se produce principal-
temprano en comparación con las otras formas mente en la médula ósea y son liberadas de las células
eritropoyéticas1. eritroides al plasma por hemólisis o difusión, para final-
Es una enfermedad rara. Su prevalencia se ha esti- mente depositarse en diferentes tejidos, como piel y hue-
mado en <1/1.000.000 habitantes, en la literatura hay so principalmente, y en menor medida en hígado,
entre 280 y 350 reportes de casos (algunos de ellos du- meninges, cerebro, corazón, pulmones, riñón e intestino;
plicados). Hasta el momento no se ha observado un cla- se excretan por orina (uroporfirinas) y por vía hepatobiliar
ro predominio en cuanto a raza o género1,5. en heces (principalmente coproporfirina)1,4. Las porfirinas
son intermediarios fotorreactivos, que pueden absorber
Marco conceptual la luz ultravioleta de onda larga y la luz visible, afectando
La porfiria eritropoyética congénita está causada por oxidativamente a la membrana celular y otros compo-
una actividad deficiente (no ausente) de una enzima nentes; dicha foto-oxidación lleva a la pérdida de la inte-
citoplásmica llamada uroporfirinógeno III sintetasa gridad de la membrana celular, de sus funciones, a la
(UROS), lo que conlleva a un defecto en la biosíntesis disrupción de organelos y a la muerte celular1,2.
del grupo hemo1. El gen que codifica para la UROS está Las formas clínicas más severas se asocian con el
localizado en el brazo largo del cromosoma 10, sin em- inicio temprano de la enfermedad, en la mayoría de los
bargo la enfermedad se ha relacionado con más de 49 casos las manifestaciones clínicas inician entre el perio-
mutaciones de tipo sentido erróneo, deleción e inser- do neonatal y los 10 años de edad; las formas adultas de
ción; la asociada con mayor frecuencia es la mutación aparición tardía muestran un fenotipo leve, restringido a
C73R, con un reemplazo de la cisteína por la arginina, fotosensibilidad cutánea leve con trombocitopenia y
siendo capaces de dañar los enlaces disulfuro e influir en mielodisplasia1.
la estructura secundaria de la UROS que limita su activi- El compromiso cutáneo está dado por la formación
dad3. Hay una correlación entre las diversas mutaciones de vesículas e incluso se puede manifestar como una
y la gravedad o mortalidad de la enfermedad, eviden- quemadura de segundo y tercer grado, que se produce
ciando que el curso leve se da por la mutación A66V/ después de la exposición solar2. Durante el curso de la
C73R, con un fenotipo restringido a menudo a una enfermedad se incrementa la fragilidad cutánea. Se pre-
fotosensibilidad cutánea leve y mielodisplasia o sentan ulceraciones e infecciones a repetición. Hay atro-
trombocitopenia; y un curso severo por mutación fia epidérmica, cambios esclerodermiformes, mutilaciones
T228M/C73R y C73R/C73R, con expresión de todo el por reabsorción ósea, acortamiento y contracturas de
espectro clínico. En ocasiones inicio de la enfermedad los dedos y extremidades, y alteración de rasgos facia-
in utero con anemia hemolítica grave que genera les por destrucción del cartílago nasal y auricular1-3. Con
hidropsia fetal y muerte in útero1,3. frecuencia los pacientes presentan hipertricosis extensa
La síntesis del grupo hemo es un proceso que se lleva y cambios de coloración, como hipo e hiperpigmentación
a cabo mediante una serie de reacciones catalizadas por residuales en áreas expuestas a la luz3.
ocho enzimas. La UROS es la cuarta enzima de esta vía Las alteraciones hematológicas, se presentan como
y se encarga de realizar la reorganización y ciclación de hemólisis osmótica (ya que las concentraciones excesi-
hidroximetilbilano para formar uroporfirinógeno III1. Al vas de porfirinas en los eritrocitos inducen fragilidad)3, el
presentarse el defecto en la enzima, se genera una acu- espectro de síntomas va desde una anemia microcítica
mulación del sustrato hidroximetilbilano, que no sigue la leve hasta una anemia hemolítica severa con requerimien-
ruta normal del proceso y se metaboliza parcialmente a tos constantes de transfusión y pancitopenia1.
coproporfirinógeno I; estos dos componentes no sufren La eritrodoncia y alteraciones de la dentina constitu-
reacciones adicionales que conducen al hemo y termi- yen un hallazgo clínico patognomónico, se presentan en
nan acumulándose y sometiéndose a autooxidación a las todos los pacientes con este diagnóstico, y se dan por el
RCCP Vol. 24 núm. 2 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD 35
Diciembre de 2018 Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura

acúmulo de porfirinas durante el desarrollo de los dien- intento de tratamiento curativo se ha descrito la realiza-
tes. Estos últimos pueden adoptar color café, verde o ción de trasplante de médula ósea (de células madre
azul, y con la luz de Wood toman una fluorescencia hematopoyéticas), buscando reducir la sobreproducción
rojiza1,9.(figura 1). de porfirinas y además reemplazar a los eritrocitos defec-
Otras manifestaciones clínicas incluyen los cambios a tuosos por eritroblastos que tienen una función normal;
nivel ocular como blefaritis, ectropión cicatricial, con- este procedimiento puede tener complicaciones graves y
juntivitis, cicatrices corneales, escleromalacia, ceguera y por lo tanto, debe limitarse a los pacientes de alto riesgo y
pérdida completa de las pestañas y de las cejas3. Tam- con un severo espectro clínico de la enfermedad3,6.
bién hay hepatomegalia y esplenomegalia. El desarrollo Como terapia curativa, la única opción terapéutica es
óseo de estos pacientes está alterado, resultando en el trasplante de médula ósea (trasplante de células ma-
osteodistrofia, sumada a osteolisis de la parte distal de dre hematopoyéticas); su fundamento es sustituir la prin-
las extremidades que están expuestas a la luz y cipal fuente de producción de exceso de porfirinas
osteoporosis (correlacionada con el nivel de anemia); patológicas, que es la médula ósea, con células madre
hay reabsorción ósea la cual es evidente en las hematopoyéticas no afectadas7. Como resultados, se
mutilaciones severas, reducción de la mineralización ósea evidencia una reducción de la sobreproducción de
y fragilidad de los huesos largos y vértebras que condu- porfirinas, que muchas veces no es completa, mejoría
ce a fracturas y estatura corta1,2,5. de la anemia, que se observan hasta un año después del
El diagnóstico es básicamente clínico, pero es impor- procedimiento6. Las principales indicaciones para el tras-
tante para confirmarlo, la determinación de porfirinas en plante de médula ósea son las manifestaciones
eritrocitos, orina y materia fecal, y la medición de la ac- hematológicas severas dependientes de transfusión de
tividad de la UROS, que habitualmente se encuentra re- forma repetitiva que inicien de forma temprana y/o
ducida a menos del 10%3. La histopatología de las genotipos asociados con fenotipos severos, por tratarse
lesiones en piel muestra formación de ampollas de un procedimiento que tiene complicaciones severas6,7.
subepidérmicas, con escaso o sin infiltrado inflamatorio Dichas complicaciones incluyen: toxicidad hepática se-
dérmico, mayor cicatrización e hialinización en el tejido vera, enfermedad veno-oclusiva hepática, enfermedad
conectivo1,3. injerto contra huésped de forma aguda y crónica, infec-
En la actualidad no existe aún una terapia efectiva o ciones frecuentes por bacterias, virus y hongos (debido
curativa para la entidad, el pilar en el manejo consiste en al estado de inmunodepresión severa de los pacientes),
evitar la exposición a la luz solar, con medidas como uso e incluso la muerte en algunos casos6.
de ropa protectora, cortinas - persianas; está discutido También se ha documentado esplenectomía, la cual
el uso de protector solar, ya que no son bien tolerados se indica cuando se presentan complicaciones hemo-
por el daño severo en la piel3,7. Se ha planteado también rrágicas o hiperesplenismo en edades tempranas, con
el uso de betacaroteno oral, algunos estudios sugieren requerimientos repetitivos de transfusiones de sangre y
que esta molécula se comporta como inhibidor de oxí- plaquetas, compromiso respiratorio por hepatoesple-
geno y puede mejorar parcialmente la tolerancia a la luz3. nomegalia masiva, con hipertensión portal y cirrosis he-
Se ha recurrido también a la administración de carbón pática7. Una alternativa terapéutica diferente, que aún
activado y colestiramina por vía oral, los cuales se unen está en estudios es el Afamelanotide, que es un análogo
a las porfirinas y de esa manera consiguen interrumpir su de hormona estimulante de melanocitos ?, el cual induce
reabsorción, el inconveniente es que se necesitan altas la formación de melanina epidérmica por la luz solar na-
dosis de los mismos3,7. tural o por la radiación ultravioleta, este proceso de
Para mejorar la anemia y disminuir la síntesis de melanogénesis inducida tendría un efecto beneficioso,
porfirinas endógenas, se tienen como opciones terapéuti- mejorando parcialmente los daños en la piel que fueron
cas la administración subcutánea de eritropoyetina, la inducidos por la fotosensibilidad; hasta la fecha solo se
esplenectomía (disminuye el estímulo para la producción han descrito en informes anecdóticos8.
de porfirinas en la médula ósea) y la hipertransfusión cró- En cuanto al manejo de las úlceras o zonas cruentas
nica de eritrocitos para inducción de policitemia7. Como persistentes en cualquier localización anatómica, se
36 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura Diciembre de 2018

plantea la realización de injertos autólogos de piel obte- en situación de extrema pobreza, no podía continuar a
nidos de zonas no fotoexpuestas (áreas donantes); los cargo de la menor; vivía en área rural y no contaba con
reportes en la literatura al respecto son escasos, y han ningún servicio público.
documentado adecuada respuesta clínica en los pocos La paciente ingresa al Hospital Simón Bolívar remi-
casos publicados, sin dejar de lado el riesgo inherente tida del Hospital de Yopal en regular estado general,
de un proceso de cicatrización retardado de las heridas signos vitales estables, hidratada, sin picos febriles, peso
e infecciones crónicas7,10,11. de 18 Kg y un área cruenta irregular, extensa, de bor-
El alto riesgo de limitación para la cicatrización tan- des nítidos, que compromete el 60% de la superficie
to del área donante como la posibilidad de la pérdida del cuero cabelludo en regiones frontal, parietal bilate-
de los injertos en el área receptora, indujo a la búsque- ral y con extensión hasta la región temporal derecha y
da de terapias quirúrgicas alternativas que no implica- la sien de la cara. Tiene un tejido de granulación pálido,
ran una mayor agresión la piel, planteando el uso del hipertrófico, con secreción serosa escasa. En región
cultivo de queratinocitos y fibroblastos autólogos, a parietal, presenta exposición de la calota en un área de
partir de la toma de una muestra de piel, obteniendo 3 x 2 cm. (figura 2).
una lámina sobre colágeno y fibroblastos para la co- En la cara presenta hipertricosis leve en mejillas y
bertura del defecto. mentón, deformidad nasal y de pabellones auriculares
El cultivo celular autólogo de queratinocitos, se ha por retracciones cutáneas y necrosis de cartílagos, en
planteado como opción terapéutica principalmente para otras zonas fotoexpuestas presenta múltiples cicatrices
el manejo de pacientes quemados, cuando el compro- y máculas hiperpigmentadas e hipopigmentadas resi-
miso es extenso y se busca reemplazar tejidos grave- duales, sin evidencia de vesículas o ampollas activas,
mente dañados con muy pocas posibilidades de en cavidad oral se evidencia eritrodoncia (figura 1). En
encontrar áreas donantes12,14. Gracias al desarrollo de manos, presenta acortamiento general de todos los ra-
técnicas para cultivar los queratinocitos in vitro y gene- yos, con retracciones cicatrizales, con amputación de
rar láminas cohesivas de epitelio estratificado, aprove- falange media y distal de segundo dedo de mano dere-
chando las características fisiológicas de la capa más cha y de falange distal de seguro dedo de mano iz-
externa de la piel, de recambio rápido, que puede ser quierda (figura 3). El abdomen es distendido, no
mantenida durante el proceso, permitiendo producir doloroso, con hepatomegalia y esplenomegalia eviden-
epitelios injertables12,13. ciados a la palpación y percusión.
El protocolo establecido en nuestro medio consiste En los paraclínicos de ingreso se evidencia anemia
en la toma de una muestra de piel de espesor total, que normocítica hipocrómica con hemoglobina en 10.90 g/dl
luego se somete a procesos de lavado y preservación
sobre una placa de fibroblastos y apósitos de colágeno
para el soporte, se sumergen en suero autólogo (en al-
gunos casos se emplea suero fetal bovino al 50%), para
finalmente sembrar los queratinocitos sobre unas mallas
de colágeno con fibroblastos, obteniendo confluencia y
adhesión celular sobre los apósitos y así poder injertar
este material en las áreas cruentas a tratar13.

Reporte de caso
Paciente femenina de 5 años, proveniente de Pore,
Casanare. Es la mayor de tres hermanos y es la única
afectada por la enfermedad en la familia. Uno de los her-
manos es hijo de padre diferente. Días previos a la fecha
de consulta, fue entregada al Instituto Colombiano de Figura 1. Foto de los dientes de la paciente con la luz de Wood. Se evidencia
Bienestar Familiar (ICBF) por parte de su madre, quien fluorescencia rojiza, hallazgo patognomónico de la porfiria eritropoyética congénita.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD 37
Diciembre de 2018 Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura

Figura 2. Gran úlcera en cuero cabelludo secundaria a exposición solar en paciente con porfiria eritropoyética congénita. A: vista AP, B vista cenital, C vista lateral
derecha, D vista lateral izquierda. Se encuentra compromiso del 70% de la extensión de la superficie del cuero cabelludo, con área de exposición ósea biparietal. Fotodaño
que se extiende a otras áreas, obsérvese deformidad de pabellones auriculares.

y trombocitopenia en 121.000 UL, sin leucocitosis; a lo


largo de la hospitalización se realizan pruebas de exten-
sión para valorar estado hemodinámico en su proceso
de cobertura de área cruenta. Igualmente se realizó el
estudio químico de porfirinas para confirmación del diag-
nóstico en este caso, con resultado de porfobilinogeno
2.2 ug/24 un precursor de las porfirinas, uroporfirinas
81 ug/24 y coproporfirinas 192.3 ug/24, elevados. Con
diagnóstico de PEC con clínica y paraclínicos.
Para el manejo de esta lesión descartamos inicialmen-
te la opción de cobertura con injertos de piel autólogos,
dada la condiciones de la piel y la dificultades de cicatri-
zación propias de la patología, considerando que la zona
donante de piel podría convertirse en un nuevo proble-
Figura 3. Imagen de la paciente cuando ingresa a salas, se inicia la monitorización
y la preparación preanestésica. Durante la hospitalización y las intervenciones ma, por las razones que ya han sido expuestas en este
quirúrgicas se buscó reducir al máximo el fotodaño. artículo.
38 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura Diciembre de 2018

Cada intervención con la paciente representó un reto hiperplásico, de mejor color; permanece el área de ex-
técnico y logístico, buscando principalmente proveer un posición ósea (figura 5); se realiza exhaustivo lavado
medio que no fuera hostil para su piel, utilizamos corti- con clorhexidina y solución salina normal, y se deja
nas en el quirófano y operamos con luz direccionada a la curación con Hebermin® aplicado directamente sobre
pared y con baja intensidad. Las fotografías de la pa- el área cruenta, se cubre adicionalmente con apósitos
ciente fueron tomadas en condiciones de poca luz, con de hidrocoloide adhesivos, ultradelgados (Betaplast
ISO alto y objetivos de buena apertura, buscando tam- H®), se cubre con apósitos secundarios de gasa estéril
bién disminuir el fotodaño. (figura 6).
En los siguientes días, la paciente permanece estable,
Primer tiempo quirúrgico se toma muestra de piel retro auricular para realizar cul-
En un primer tiempo quirúrgico se realiza bajo anes- tivo de queratinocitos, se identifica secreción de cuero
tesia general, asepsia con clorhexidina, lavado y cabelludo, la cual se cultiva y reporta abundante creci-
desbridamiento quirúrgico; se adapta un xenoinerto (EZ miento de Enterococcus faecalis, Escherichia coli, y
Derm®) derivado de material porcino en el que el Staphylococcus aureus, multisensibles; se realizan cu-
colágeno se ha entrecruzado con aldehído; con este se raciones en piso sin requerimiento de anestesia; se utili-
busca disminuir la pérdida de proteínas, evitar la dese- zan apósitos de hidrofibra con plata, con cambios cada
cación celular y favorecer un tejido de granulación sano, 4 a 5 días, según saturación.
preparando el lecho de la herida para los procedimien-
tos posteriores (figura 4). Tercer tiempo quirúrgico
Se realiza un lavado quirúrgico bajo anestesia gene-
Segundo tiempo quirúrgico ral, buscando tener el lecho en condiciones óptimas para
Pasados 7 días, la paciente es llevada a nuevo pro- el momento de la colocación de los injertos de querati-
cedimiento quirúrgico, bajo anestesia general, se reti- nocitos. Para este momento, el área expuesta de calota
ran los xenoinjertos, se identifica un tejido de granulación ha disminuido notoriamente a unas dimensiones de 0,5 x

Figura 4. Toma cenital. Imagen primer tiempo quirúrgico, pre y posoperatorio de colocación de EzDerm® (xenoinjerto derivado de porcino).
RCCP Vol. 24 núm. 2 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD 39
Diciembre de 2018 Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura

0,5 cm) y el aspecto del tejido de granulación es mucho El crecimiento del cultivo de queratinocitos en esta
mejor que el del comienzo, encontrándose menos páli- paciente fue reportado más lento de lo normal, el labo-
do, y con menor secreción serosa. ratorio requirió aproximadamente el doble del tiempo.

Cuarto tiempo quirúrgico


Al día 28 desde la primera cirugía, la paciente se lle-
va a nuevo procedimiento bajo anestesia general, luego
de asepsia y antisepsia con clorhexidina, se lava
exhaustivamente con solución salina y posteriormente se
impregnan compresas en prontosan® solución, dejando
las mismas en contacto con la herida en 2 ciclos de 7
minutos cada uno, con el que se busca controlar el
biofilm; luego se adaptan injertos de queratinocitos
autólogos (Laboratorio Keraderm) y se cubre con
apósitos transparentes (figura 7 y 8).

Figura 5. Previo a segundo tiempo quirúrgico, una vez se ha retirado xenoinjerto, Resultados
se aprecia tejido de granulación hipertrófico, sin signos locales de infección. No se presentó ninguna complicación secundaria a
los eventos quirúrgicos.
6 semanas después, desde la colocación de los injer-
tos de queratinocitos, se ha obtenido una mejoría del
lecho de la úlcera y se ha logrado la cobertura del periostio
que inicialmente estaba expuesto; las láminas de
queratinocitos se notaban como una lámina delgada y
transparente. No se obtuvo crecimiento de piel sobre la
úlcera durante el periodo de hospitalización.
Pasadas 10 semanas, a la paciente se le da de alta
para continuar curaciones ambulatorias con el tejido
cruento, sin evidencia de epitelización, pero con una del-
gada y transparente membrana suprayacente que en su
momento se asume que corresponde a las laminas de
queratinocitos que permanecen en posición.

Figura 6. Posterior a lavado quirúrgico, se aplica Hebermin® y se colocan


apósitos de hidrocolide ultradelgado BetaplastTMH Figura 7. Colocación de lámina de cultivo de queratinocitos autólogos
40 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura Diciembre de 2018

Posteriormente, pasado 1 mes desde el egreso, la Lamentablemente la úlcera en cuero cabelludo se


paciente evoluciona lenta, pero favorablemente, se rea- mostró como una cicatriz inestable durante los primeros
liza seguimiento a través del programa de curaciones 6 meses, con periodos en los que ha logrado una
ambulatorias de pacientes quemados del Hospital Simon epitelización casi completa (figura 10) y unas recaídas
Bolivar, con el uso de diferentes tópicos, decisiones que con reaparición de las úlceras en periodos de 1 semana
se toman según la evolución de la herida y entre los que (figura 11).
destacamos el uso de fitostimoline, hebermin, furacin y Después de un poco más de un año de curaciones
urgotull (figura 9). ambulatorias en el servicio de curaciones externas de

Figura 9. Progreso de epitelización después del alta hospitalaria, manejada quirúrgicamente con
Figura 8. Cobertura de laminas de queratinocitos, con apósito injerto de queratinocitos autólogos y con seguimiento mediante el programa de curaciones ambulatorias
siliconado con poros. de quemados del Hospital Simón Bolívar. El tiempo transcurrido entre estas 2 fotos es de 2 meses.

Figura 10. Periodos en los que ha obtenido mayor epitelización, 6 meses después de la colocación de Figura 11. Periodos de recaída. Fotografía que demuestra
la lámina de queratinocitos y aproximadamente 30 curaciones ambulatorias con el uso de diferentes la inestabilidad de la cicatriz. Esta es tomada 5 semanas
apósitos y tópicos. después de la foto 13.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD 41
Diciembre de 2018 Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura

quemados del Hospital Simón Bolívar, y contando ade- dos de epitelización completos. Se considera que dicho
más con la importante colaboración por parte de los comportamiento es propio de la patología de base de la
cuidadores para disminuir la fotoexposición de la pa- paciente por las causas ya expuestas en el marco teóri-
ciente y mantener a la niña lo más sana posible en todas co, y no son resultado de una mala elección en la opción
sus esferas, incluida la mental, se logró una epitelización terapéutica escogida. Vale la pena anotar que los cuida-
cercana al 100% del cuero cabelludo (figura 12). dos para evitar la exposición a luz visible y rayos UV no
fueron óptimos después del egreso de la paciente, pues
Conclusiones psicológicamente se observó muy afectada al no com-
Tratándose de una patología con una baja incidencia, partir normalmente con otros niños. Adicionalmente se
con repercusiones no solo locales sino sistémicas, su encontraba en un periodo de adaptación sin su madre
manejo representó un reto para todo el equipo de trabajo. biológica.
La paciente evolucionó de forma lenta; se logró cu- Los resultados expuestos en este artículo, no son
brir la exposición ósea, la úlcera se mostró como una comparables con otros estudios, dado que es la pri-
cicatriz muy inestable, incluso después de lograr perio- mera vez que se reporta el uso de los xenoinjertos y

Figura 12. Después de un largo periodo de curaciones, se logra epitelización cercana al 100% de la superficie del cuero
cabelludo. No ha presentado recaídas en los últimos 8 meses, siguiendo las indicaciones y los cuidados indicados por las
diferentes especialidades tratantes.
42 Héctor G. León H., MD, Natalia Santamaria, MD, Adriana Motta B., MD, Yenny Estupiñan, MD, Paula A. Ocampo, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Porfiria eritropoyética congenita; reporte de caso y revisión de la literatura Diciembre de 2018

de injertos de queratinocitos en porfiria eritropoyética Referencias


congénita. 1. Di Pierro E, Brancaleoni V, Granata F. Advances in understanding
the pathogenesis of congenital erythropoietic porphyria. British
Después del egreso de la paciente, durante las recaí- Journal of Haematology. May 2016;173(3):365-379.
das, y por el prolongado tiempo de curaciones requeri- 2. Lee W, Tai W, Wu P. Congenital erythropoietic porphyria.
Dermatologica Sinica 2012; 30: 62-65
do, se planteó el uso de una matriz dérmica con terapia 3. Fritsch C, Bolsen K, Ruzicka T, and Goerz G. Congenital
de presión subatmosférica como coadyuvante buscan- erythropoietic porphyria. Journal of the American Academy of
Dermatology 1997;36(4):594-610.
do una cicatriz más estable, así como posibles tiempos 4. Huang J, Zaider E, Roth P, García O, Pollack S, Poh-Fitzpatrick
quirúrgicos adicionales con injertos de queratinocitos MB. Congenital erythropoietic porphyria: Clinical, biochemical,
cultivados u homoinjertos que disminuyeran el área and enzymatic profile of a severely affected infant. Journal of the
American Academy of Dermatology 1996;34(5):924-927.
cruenta de la paciente, sin embargo problemas adminis- 5. Dawe SA, Stephens AD, Peters TJ, du Vivier A, Creamer JD. Congenital
trativos con los seguros de salud no dieron la oportuni- erythropoietic porphyria: dilemmas in present day management.
Clinical & Experimental Dermatology 2002 Nov;27(8):680-683.
dad de re-intervenir a la paciente. 6. Martínez C, Díaz de Heredia C, To?Figueras J, Arias?Santiago S,
Se trató de no utilizar autoinjertos de piel ya que la Nogueras P, Elorza I, et al. Successful treatment of congenital
erythropoietic porphyria using matched unrelated hematopoietic
zona donante se podía- convertir en un problema igual al stem cell transplantation. Pediatric Dermatology Jul
que se solucionba en cuero cabelludo. 2013;30(4):484-489.
Haber logrado la cobertura de la calota, y los cam- 7. Katugampola RP, Anstey AV, Finlay AY, Whatley S, Woolf J, Mason
N, et al. A management algorithm for congenital erythropoietic
bios obtenidos en el área cruenta, fue crucial en una pa- porphyria derived from a study of 29 cases. British Journal of
ciente con un alto riesgo de complicaciones. Dermatology Oct 2012;167(4):888-900.
8. Harms J, Minder CE, Minder EI, Lautenschlager S. An ?-melanocyte–
Estos pacientes requieren de un manejo y seguimien- stimulating hormone analogue in erythropoietic protoporphyria. The
to interdisciplinario, así como de unos cuidadores com- New England Journal of Medicine Jan 2009;15;360(3):306-307.
9. Bhavasar R, Santoshkumar G, Prakash BR. Erythrodontia in
prometidos, para poder brindar las mejores alternativas. congenital erythropoietic porphyria. Journal of oral and maxillofacial
pathology Jan 2011;15(1):69-73.
Agradecimientos 10. Tetsuya I, Yoshiharu N, Shuhei T, Noboru T, Shunichi Y. Autologous
skin graft transplantation for refractory ulcer hand associated with
A todo el equipo de la unidad de quemados del Hos- congenital erythropoietic porphyria. Plastic & Reconstructive
pital Simón Bolívar, laboratorio Keraderm para cultivo Surgery Oct 2001; 108 (5):1445-1446.
11. Pandey M, Mukherjee SB, Patra B, Kapoor S, Ged C, Aneja S, Seth
de queratinocitos, Euroetika distribuidor de Fitostimoline, A. Report of a novel indian case of congenital erythropoietic
Suplesalud distribuidor Urgotull, Tecnoquímicas Farma porphyria and overview of therapeutic options. Journal of Pediatric
Hematology-Oncology May 2013; 35 (4): 167-170.
distribuidor de Hebermin®, Mundipharma distribuidor 12. Atiyeh BS, Costagliola M. Cultured epithelial autograft (CEA) in
Betaplast H®, distribuidor para Colombia de EZ Derm®. burn treatment: Three decades later. Burns 2007;33(4):405-413.
13. Zambrano JC, Nieto LE, Gaona J. Estandarización cultivos de
queratinocitos en suero autólogo. Revista Colombiana de Cirugía
Conflicto de intereses Plástica Dic 2009; 15(2):43-47.
14. Cuenca-Pardo JA, Luján-Olivar F, Álvarez-Díaz CJ. Queratinocitos
No se reportan conflictos de interés. cultivados y no cultivados en el tratamiento de las quemaduras.
Cirugía Plástica 2009;19(1-3):77-84.

Datos de contacto del autor


Héctor Guillermo León Higuera, MD
Correo electrónico: hectorleon@gmail.com
RCCPCol
Rev Vol. 24 núm. 2Plástica yLuis
Cirugía E. Nieto R., •MD;
Reconstructiva Zamir E. Páez M., MD; Rolf Smit B., MD; Jair A. Medina P., MD; Jorge A. Rueda, MD
2018;24(2):43-48 43
Diciembre de 2018
http://www.ciplastica.com • ISSN 0120-2729 Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio periférico del miembro inferior

REVISIÓN

Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio


periférico del miembro inferior
Nerve transference and application in peripheral nerve lesions of the
lower limb
LUIS EDUARDO NIETO R., MD*; ZAMIR EID PÁEZ M., MD**; ROLF SMIT B., MD**;
JAIR ANDRÉS MEDINA P., MD***; JORGE ANDRÉS RUEDA, MD****

Palabras clave: reparación nerviosa, transferencia nerviosa, pie caído, neurotización.


Key words: nerve repair, berve transfer, foot drop, neurotization.

Resumen Abstract
Las neurotizaciones constituyen una técnica quirúrgica avanzada que Neurotizations are an advanced surgical technique to restore motor
permite restaurar la función motora y sensitiva en pacientes que pre- and sensory function in patients with peripheral nerve injury. Initially
senten una lesión de nervio periférico. Utilizada inicialmente para used for lesions in the upper limb and recently expanded to the territory
lesiones en miembro superior, y recientemente expandida al territorio of peripheral nerve lesions in the lower limb. A literature search was
de las lesiones de nervio periférico en miembro inferior. Se realizó conducted using: nerve transfer, neurotization and lower limb
una búsqueda en la literatura de artículos científicos, utilizando como neurotization as keywords; selecting 18 articles that were included
palabras clave: nerve transfer, neurotization y lower limb neuroti- for review. Numerous anatomical and clinical studies of lower limb
zation; seleccionando 18 artículos que fueron incluidos para la revi- neurotizations demonstrate that at the pelvic level, there is the
sión. Numerosos estudios anatómicos y clínicos de neurotizaciones anatomical possibility of performing nerve transfers for the recovery
en miembro inferior, demuestran que a nivel de pelvis, existe la of femoral nerve and lumbosacral plexus function at the level of the
posibilidad anatómica de realizar transferencias nerviosas para la leg, recovery of foot dorsiflexion, and plantar sensitivity, among others.
recuperación de la función del nervio femoral y del plexo lumbosacro; Nerve transference has been shown to be a safe, effective and repro-
y a nivel de pierna, recuperar la dorsiflexión del pie y la sensibilidad ducible procedure for the treatment of peripheral nerve lesions in the
plantar, entre otras. Las transferencias nerviosas han demostrado lower limb.
ser un procedimiento seguro, efectivo y reproducible para el trata-
miento de las lesiones de nervio periférico en miembro inferior.

Introducción Las transferencias nerviosas consisten en la utiliza-


Para el manejo de lesiones de nervio periférico, exis- ción de un nervio donante sano anastomosado al cabo
ten diferentes alternativas que varían, dependiendo del distal del nervio lesionado con el fin de recuperar una
grado de daño producido, del mecanismo del trauma y función motora o sensitiva de la manera más rápida y
de las condiciones del paciente. Cuando una lesión ha completa posible.
sido establecida y correctamente diagnosticada las Las transferencias nerviosas han sido utilizadas des-
transferencias nerviosas o neurotizaciones, son una op- de principios del siglo XX. Harris en 1921 describió una
ción, que han demostrado resultados satisfactorios y transferencia del nervio radial al nervio mediano, obte-
reproducibles.1 niendo una recuperación de la sensibilidad del paciente

* Cirujano plástico. Microcirujano, Pontificia Universidad Javeriana, Hospital Universitario de San Igna-
cio, Hospital Militar Central, Bogotá, Colombia.
* * Residente de Cirugía Plástica, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia.
Recibido para publicación: abril 25 de 2017. *** Médico y cirujano, Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia.
**** Médico y cirujano, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia.
Revisado: noviembre 16 de 2017.
44 Luis E. Nieto R., MD; Zamir E. Páez M., MD; Rolf Smit B., MD; Jair A. Medina P., MD; Jorge A. Rueda, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio periférico del miembro inferior Diciembre de 2018

en los siguientes tres meses; procedimiento reproducido nado, entre ellas se encuentran: las asociadas a un trau-
por Turnbull en 1948, con resultados similares. Poste- matismo abierto, como la sección del nervio debido a un
riormente, Lurje realizó las primeras neurotizaciones apli- agente externo o fracturas; las relacionadas con un trau-
cadas al tratamiento de lesiones de plexo braquial, matismo cerrado, como las heridas por tracción, com-
específicamente para un paciente con parálisis de Erb, presión externa o contusiones; las no asociadas a trauma,
mediante la transferencia del nervio torácico largo al ner- como masas que generen efecto compresivo y condi-
vio supraescapular; del nervio torácico anterior al nervio ciones sistémicas como diabetes mellitus o enfermeda-
musculocutáneo; y del nervio radial al nervio axilar, lo- des vasculares.
grando mejorar la función del músculo tríceps y la esta- El diagnóstico de la lesión de nervio periférico se rea-
bilización del hombro.2 liza mediante evaluación clínica, exploración quirúrgica y
A partir de 1960 con la llegada del microscopio, se estudios electromiográficos. Se debe lograr localizar el
desarrollaron múltiples neurotizaciones para la restaura- nivel exacto en el cual se presenta la lesión, esclarecer su
ción de lesiones en miembro superior. Sin embargo, per- causa, establecer el pronóstico y la necesidad de inter-
dieron gran popularidad frente al desarrollo acelerado vención quirúrgica.4
que estaban teniendo los injertos nerviosos durante esa Con el fin de llevar a cabo el proceso de neurotización
época. Fue hasta 1980 cuando se describen múltiples es fundamental contar con un nervio sano, el cual es sec-
transferencias nerviosas para la restauración de la fun- cionado para realizar una anastomosis termino-terminal
ción del músculo bíceps, entre las cuales se destacan: la al extremo distal del nervio denervado, o una anastomo-
transferencia de Oberlin, que consiste en la traspaso de sis termino-lateral al tronco del nervio lesionado. El ner-
un fascículo del nervio cubital al nervio musculocutáneo; vio que se va a utilizar como donante debe ser escogido
las de Brandt y Mackinon, que consistían en llevar el teniendo en cuenta la función que se espera suplir, es
nervio pectoral medial al nervio musculocutáneo y los decir, si se quiere restaurar una función motora el nervio
fascículos del nervio mediano y cubital, que normalmen- donante debe ser puramente motor y lo mismo aplica
te contribuyen a la inervación del FCR y FCU, se trans- para una sensitiva. Adicionalmente, el nervio donante debe
fieren a ramas del nervio musculocutáneo, con el fin de contar con una longitud suficiente que garantice una
restaurar la flexión del codo, logrando resultados supe- anastomosis sin tensión; existir una similitud en el calibre
riores en términos de funcionalidad a aquellos obtenidos del nervio donante y receptor, especialmente para las
con el uso de injertos nerviosos. transferencias termino-terminales. Finalmente, la función
El éxito obtenido generó una gran aceptación en la ganada con la transferencia, debe ser más valiosa que
comunidad médica, y sentó las bases para que las trans- aquella que se pierde al seccionar el nervio donante.5
ferencias nerviosas pudieran expandirse a otros campos Las ventajas de las transferencias nerviosas incluyen,
como parálisis facial y lesiones de nervio periférico en la disminución significativa del tiempo de recuperación,
miembro inferior.3 debido a la distancia más corta entre el sitio de la anasto-
mosis y la placa neuromotora a reinervar, una sola
Materiales y métodos neurorrafia que asegura que lleguen al órgano blanco, una
Se realizó una búsqueda de artículos en la base de mayor cantidad de axones, factores neurotróficos prove-
datos Pubmed/Medline utilizando como criterios: nerve nientes del nervio donante y la posibilidad de seleccionar
transfer, neurotization y lower limb neurotization, en nervios donantes puramente motores o sensitivos, mejo-
idioma inglés y español, en humanos y con resumen dis- rando considerablemente el pronóstico de la lesión.6
ponible. Se escogieron 18 artículos, que fueron inclui- La plasticidad neuronal que ocurre en la corteza mo-
dos para la revisión. tora y la reorganización del mapa somatosensorial a ni-
vel cortical, permite a los pacientes recuperar la habilidad
Resultados de ejercer control sobre los movimientos voluntarios de
Las lesiones de nervio periférico en miembro inferior los músculos afectados, así como recuperar la habilidad
pueden ser producidas por diversas etiologías, las cua- de discriminar y localizar varios estímulos sensitivos ade-
les varían en frecuencia, dependiendo del nervio lesio- cuadamente.7
RCCP Vol. 24 núm. 2 Luis E. Nieto R., MD; Zamir E. Páez M., MD; Rolf Smit B., MD; Jair A. Medina P., MD; Jorge A. Rueda, MD 45
Diciembre de 2018 Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio periférico del miembro inferior

Región pélvica media, nervio del cuadriceps crural, se divide a su vez en


Gang et. al. demostró la posibilidad anatómica de cuatro ramas para inervar de manera individual a los
realizar transferencias nerviosas para reparar daños a nivel músculos Vastus Medialis (m. Vasto interno), con una
del plexo lumbosacro, específicamente para el nervio longitud promedio de 11.3 +- 3.1 cm; al músculo Vastus
femoral o crural, por medio de la neurotización con el Intermedius (m. Crural), con una longitud promedio de
nervio obturador contralateral atravesando el compo- 6.7 +- 2.3 cm; al músculo Rectus Femoris (m. Recto
nente vertebral y peritoneal (Figura 1), sin afectar la aduc- anterior), con una longitud promedio de 4.94 +- 0.9 cm;
ción del muslo, así como los nervios obturador y y al músculo Vastus Lateralis (m. Vasto externo), con
genitofemoral para las raíces nerviosas S1 y S2 respec- una longitud promedio de 10.3 +- 4.9 cm.
tivamente (Figura 2), con el fin de recuperar la función La rama anterior del nervio obturador inerva al mús-
del nervio ciático mayor.8 culo Gracilis (m. Recto interno), con una longitud pro-
medio 7.6 +- 0-5 cm y al Adductor Longus (m. Aductor
Región del muslo mediano), con una longitud promedio 3.8 +- 1.1 cm. Al
Se ha encontrado un patrón consistente de distribu- realizar una disección cuidadosa proximal hasta el fora-
ción del nervio femoral o crural, el cual se divide en dos men obturador, se puede obtener una longitud extra de
ramas mixtas (nervios musculocutáneo externo e inter- 4 cm.9
no), una rama motora (nervio del cuadriceps crural) y La rama terminal del nervio glúteo superior, inerva el
una rama sensitiva (nervio safeno interno). Esta última, la músculo Tensor Fascia Latae, es el más corto 3.2 +-
más medial, se encuentra más superficial que las otras 0.8 cm, encontrándose muy profundo y siendo el de
ramas, penetrando la fascia muscular y entrando a nivel mayor dificultad para disecar.
del punto medio del muslo al plano subcutáneo. La rama

Figura 2. Transferencia del nervio genitofemoral derecho a la raíz nerviosa de


Figura 1. Transferencia del nervio obturador izquierdo al nervio femoral dere- S2 derecha. ON, Nervio Obturador. GN, Nervio genitofemoral. S1, raíz nerviosa
cho. ON, Nervio Obturador. FN, Nervio Femoral. S1. S2, raíz nerviosa S2.
46 Luis E. Nieto R., MD; Zamir E. Páez M., MD; Rolf Smit B., MD; Jair A. Medina P., MD; Jorge A. Rueda, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio periférico del miembro inferior Diciembre de 2018

Se han descrito transferencias de la rama anterior del


nervio obturador para los nervios de los músculos Rectus
Femoris y Vastus Medialis y de la rama del músculo Tensor
Fascia Latae al Vastus Lateralis, con buenos resultados.10
Campbell et. al., lograron adecuados resultados rea-
lizando transferencia nerviosa de la rama anterior del
nervio obturador al nervio femoral,11 mientras que
Siliopoulos y Williams, realizaron transferencia nerviosa
de una rama motora del nervio femoral al nervio obtura-
dor, con aducción de 5/5 de la pierna.12

Región de la pierna
El nervio ciático está compuesto por dos divisiones
independientes, con una envoltura común, las cuales son
denominadas nervio tibial y nervio peroneo común. La
lesión del nervio peroneo común produce pérdida de la
sensibilidad del dorso del pie y pie caído, como conse-
cuencia de la parálisis de los músculos peroneos
(Fibularis Longus y Brevis) y del músculo Tibialis An-
terior (m. Tibial anterior).13
La mayoría de los pacientes con trauma cerrado del
nervio ciático presentan una recuperación temprana de
la división tibial. Sin embargo, se observa lo contrario
con el nervio peroneo común, en estos casos y en casos
de lesiones aisladas de este, ramas motoras del nervio
tibial, pueden ser usadas para reinervar los músculos del
compartimiento anterior de la pierna.14
La longitud de la rama para el músculo Gastroc- Figura 3. Vista posterior de pierna izquierda donde se muestra las ramas para
nemius laterale es de 41 a 50 mm (promedio de 43 los músculos Gastrocnemius mediale, Gastrocnemius laterale y Soleus, así
mm) y la rama para el músculo Gastrocnemius mediale como su relación con el nervio Peroneo Común.

tiene una longitud de 22 a 48 mm (promedio de 35 mm),


con dirección oblicua a sus respectivos músculos. La rama Otra opción es el uso de los nervios para los múscu-
para el músculo Soleus asume un curso paralelo al ner- los Flexor Hallucis Longus y Flexor Digitorum
vio Tibial hasta alcanzar el músculo, con longitudes de Longus al nervio peroneo común (n. Ciático poplíteo
60 a 72 mm (promedio 65 mm).15 externo) en su punto de bifurcación o distal a ella (Figura
Con el fin de comprobar la posibilidad de las trans- 4) atravesando la membrana interósea para evitar el uso
ferencias nerviosas, es importante conocer la relación de injertos nerviosos (Figura 5).17
topográfica entre ambos nervios, encontrándose que Flores et al, realizó transferencias nerviosas a partir
la distancia entre el nervio peroneo profundo (n. Tibial de la rama del nervio tibial para el músculo Soleus hacia
anterior) y el nervio tibial (n. Ciatico popliteo interno) el nervio peroneo profundo encontrando buenos resul-
a nivel del cuello del peroné es de 33 a 55 mm (pro- tados en un 60% de los pacientes (Figura 6).18
medio 37 mm) y entre el sitio de la primera rama mus-
cular del nervio tibial (rama para el músculo Conclusiones
Gastrocnemius mediale) al sitio de la bifurcación del A partir de los resultados obtenidos en las transfe-
nervio peroneo común es de 89 a 101 mm (promedio rencias nerviosas en miembro superior y el gran benefi-
92 mm). (Figura 3).16 cio que ha otorgado a los pacientes con una lesión
RCCP Vol. 24 núm. 2 Luis E. Nieto R., MD; Zamir E. Páez M., MD; Rolf Smit B., MD; Jair A. Medina P., MD; Jorge A. Rueda, MD 47
Diciembre de 2018 Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio periférico del miembro inferior

Figura 4 Vista posterior de la pierna, esquematizando la posibilidad de transferir los nervios de los músculos Flexor hallucis longus y Flexor digitorum
longus para los nervios peroneo prfundo y peroneo superficial.

Figura 5. Sección de nervio peroneo profundo a nivel proximal previo a transposición a compartimiento posterior a través de membrana interósea para
ser neurotizado con los nervios de los músculos Flexor hallucis longus y Flexor digitorum longus ramas del nervio tibial posterior.

Figura 6. Demostración esquemática de técnica de Flores


et. al., las divisiones profunda y superficial del nervio peroneo
común son separada a nivel intraneural, desde la cabeza del
peroné hasta la fosa poplítea. El nervio del músculo soleus
fue seccionado distalmente y movilizado hacia el nervio
peroneo profundo.
48 Luis E. Nieto R., MD; Zamir E. Páez M., MD; Rolf Smit B., MD; Jair A. Medina P., MD; Jorge A. Rueda, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Transferencias nerviosas y aplicación en lesiones de nervio periférico del miembro inferior Diciembre de 2018

nerviosa, se abre una nueva posibilidad para el trata- 9. Gang Y, Wang T, Sheng J, Hou C, Lin H. Anatomical feasibility of
transferring the obturator and genitofemoral nerves to repair
miento de lesiones nerviosas en miembros inferiores. Es lumbosacral plexus nerve root avulsion injuries. Clin Anat [Internet].
así como las transferencias nerviosas del nervio tibial al Jul 2014 [cited 2014 Sep 14];27(5):783-8.
10. Tung TH, Chao A, Moore AM. Obturator nerve transfer for femoral
nervio peroneo profundo pueden convertirse en el trata- nerve reconstruction: anatomic study and clinical application. Plast
miento para pacientes con pie caído, teniendo otra op- Reconstr Surg [Internet]. Nov 2012 [cited 2014 Sep
14];130(5):1066-74.
ción aparte de las trasferencias tendinosas y el uso de 11. Campbell A a, Eckhauser FE, Belzberg A, Campbell JN. Obturator
ortesis. nerve transfer as an option for femoral nerve repair: case report.
Neurosurgery [Internet]. Jun 2010 [cited 2014. Sep 14];66(6 Suppl
Se encuentra que existe la posibilidad de la neuroti- Operative):375; discussion 375.
zación sin requerir el uso de injertos nerviosos que po- 12. Spiliopoulos K, Williams Z. Femoral branch to obturator nerve transfer
drían afectar considerablemente los resultados de función for restoration of thigh adduction following iatrogenic injury. J
Neurosurg [Internet]. Jun 2011 [cited 2014. Sep 14];114(6):1529-33.
motora de los músculos comprometidos en el miembro 13. Iorio ML, Felder JM, Ducic I. Anterior branch of the obturator
inferior, recuperándose la placa motora a partir de la nerve: a novel motor autograft for complex peripheral nerve
reconstruction. Ann Plast Surg [Internet]. Sep 2011 [cited 2014.
reinervación de axones motores funcionales Sep 14];67(3):260-2.
14. Flores LP. Proximal motor branches from the tibial nerve as direct
donors to restore function of the deep fibular nerve for treatment of
Referencias high sciatic nerve injuries: a cadaveric feasibility study. Neurosurgery
1. Ray WZ, Mackinnon SE. Management of nerve gaps: Autografts, [Internet]. Dec 2009 [cited 2014. Sep 14];65(6 Suppl):218–24;
allografts, nerve transfers and end to side neurorraphy. Exp Neurol. discussion 224-5.
2010; 223:77-85. 15. Giuffre JL, Bishop AT, Spinner RJ, Levy B a, Shin AY. Partial tibial
2. Wong AH, Pianta TJ, Mastella DJ. Nerve Transfers. Hand Clinics nerve transfer to the tibialis anterior motor branch to treat peroneal
2012;28(4):571-577. nerve injury after knee trauma. Clin Orthop Relat Res [Internet].
3. Yang LJ, Chang KW, Chung KC. A systematic review of nerve transfer Mar 2012 [cited 2014. Sep 14];470(3):779-90.
and nerve repair for the treatment of adult upper brachial plexus 16. Bodily KD, Spinner RJ, Bishop AT. Restoration of motor function
injury, Neurosurgery. Aug 2012;71(2):417-29. of the deep fibular (peroneal) nerve by direct nerve transfer of
4. Masakado Y, Kawakami M, Suzuki K, Abe L, Ota T, Kimura A. branches from the tibial nerve: an anatomical study. Clin Anat
Clinical neurophysiology in the diagnosis of peroneal nerve palsy. [Internet]. Apr 2004 [cited 2014. Dec 3];17(3):201-5.
Keio J Med. Jun 2008;57(2):84-9. 17. Giuffre JL, Bishop AT, Spinner RJ, Shin AY. Surgical technique of a
5. Brown JM, Shah MN, Mackinnon SE. Distal nerve transfers: a partial tibial nerve transfer to the tibialis anterior motor branch for
biology-based rationale. Neurosurg Focus Feb 2009;26(2):E12. the treatment of peroneal nerve injury. Ann Plast Surg [Internet].
6. Magill CK, Moore AM, Mackinnon SE. Same modality nerve Jul 2012 [cited 2014. Sep 14];69(1):48-53.
reconstruction for accessory nerve injuries. Otolaryngol Head Neck 18. Flores LP, Martins RS, Siqueira MG. Clinical results of transferring a
Surg Dec 2008;139(6):854-6. motor branch of the tibial nerve to the deep peroneal nerve for
7. Perani D, Brunelli GA, Tettamanti M, Scifo P, Tecchio F, Rossini treatment of foot drop. Neurosurgery [Internet]. Oct 2013 [cited
PM, Fazio F. Remodelling of sensorimotor maps in paraplegia: a 2014. Sep 8];73(4):609-15; discussion 615-6.
functional magnetic resonance imaging study after a surgical nerve
transfer.NeurosciLett. Apr 27. 2001;303(1):62-6.
8. El Gammal TA, Fathi NA. Outcomes of surgical treatment of brachial
plexus injuries using nerve grafting and nerve transfers. J Reconstr
Microsurg 2002;18:7-15.

Datos de contacto del autor


Luis Eduardo Nieto Ramírez, MD
Correo electrónico:lenietor@gmail.com
RCCPCol
Rev Vol. 24 núm. 2Plástica y Reconstructiva • 2018;24(2):49-52
Cirugía Ernesto Andrade, MD 49
Diciembre de 2018
http://www.ciplastica.com • ISSN 0120-2729 Implantes mamarios de fijación

IDEAS E INNOVACIONES

Implantes mamarios de fijación


Mammary fixing implants
(Trabajo presentado en el Concurso de investigación, tecnología y ciencias básicas del XXXVI Congreso
Nacional SCCP, Cartagena 2017)

Ernesto Andrade, MD*

Palabras clave: implantes mamarios de silicona, mamoplastia de aumento, implantes suturables.


Keywords: silicone breast implants, breast augmentation mammoplasty, suture Implants.

Resumen Summary
Se presenta un nuevo método para la prevención, corrección y mane- A new method for the correction and management of complications
jo de complicaciones relacionadas con los implantes mamarios, me- related to silicone breast implants is presented by the author through
diante el diseño de un implante mamario de silicona y su técnica de the design of a new silicone breast implant and its implantation and
inserción y fijación. Después del desarrollo de la prótesis, se implan- fixation technique. After implant development, it was successfully
tó con éxito en 22 pacientes, haciendo seguimiento mayor a 4 años. El implanted in more than 22 patients with a follow-up of more than 4
implante ha sido patentado por el autor y goza de registro sanitario years. The implant has been patented worldwide by the author and
en varios países. enjoys sanitary registration in many countries.

Introducción afirmar que este nuevo implante y técnica, es satisfac-


La mamoplastia de aumento es uno de los procedi- toria para cirujanos y pacientes.
mientos quirúrgicos más frecuentes en Cirugía Plásti-
ca.1,2 Es un procedimiento que desde su origen hace Se clasificó la desproporción cápsula implante, la cual
más de 50 años, nos ha mostrado cierto tipo de com- idealmente debería ser 1:1 en 3 grupos (Cuadro 1).
plicaciones relacionadas con el bolsillo y la cápsula.3 El
disbalance entre el tamaño final de la cápsula y el im-
plante, hace que este rote o se desplace dentro de la Cuadro 1
misma, generando formas insatisfactorias para cirujano Tipo Nombre Explicación
y paciente que ameritan técnicas como la capsulorrafia
1 Subclínica La cápsula se crea en torno al volumen, producto de la
en algunas ocasiones (Esquema 2)4,5. Otras situaciones sumatoria del implante más la presencia de un hemato-
actuales como el deseo de disminución del volumen de ma o seroma no diagnosticado. Una vez absorbido, se
los implantes, también ameritan cirugías colaterales crea la alteración, quedando una cápsula más grande
como capsulorrafia y pexia mamaria. 6 Se desarrolló un que el implante.

implante de silicona relleno de gel de silicona (Esque- 2 Creada Es el producto de la capsulotomía para la corrección de
ma 1), que permite suturarse a planos profundos para asimetrías. Al realizar el nuevo espacio para el despla-
zamiento del implante, resulta un área residual en la
que al mantener su posición (Esquema 3), se corrijan porción de la cápsula donde se alojaba el implante.
los problemas descritos y se complemente con una
3 Deseada Es el producto inevitable del deseo de una paciente de
“capsulodesis”.7-10 Los resultados observados en 22
reducir el tamaño del implante.
casos, en un seguimiento superior a 4 años, permiten

Recibido: Mayo 19 de 2017.


Revisado: Julio 15 de 2018. * Miembro de número SCCP.
50 Ernesto Andrade, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Implantes mamarios de fijación Diciembre de 2018

Materiales
Basado en la experiencia clínica, se seleccionaron 22
pacientes con las siguientes complicaciones:

1. Bolsillo grande con relación al tamaño del im-


plante, al parecer por seroma o hematoma no
diagnosticado por su cirujano.
2. Bolsillo grande con relación al tamaño del im-
plante, por seroma e inflamación posterior a rup-
Esquema 1. Vista lateral y superior del ancla de silicona con tubo de PEEK. tura de implante y permanencia larga in-situ.
3. Bolsillo grande con relación al tamaño del im-
plante, por disección excesiva.
4. Bolsillo grande con relación al tamaño del im-
plante, resultado del deseo de disminución del
tamaño de los implantes.
5. Rotación in-situ frecuente de los implantes
mamarios.
6. Bolsillo grande con relación al tamaño del im-
plante, posterior a capsulotomía para corrección
de asimetría.

Se evidenció el desplazamiento del implante dentro


de la cápsula en algunos de los pacientes mediante cam-
bio de posición.
Se diseñó una implante que tuviera en su ápice, un
dispositivo de silicona del mismo material del sobre de
los implantes (Nusil MED-6400) y en su interior un tubo
Esquema 2. Disbalance entre el tamaño final de la cápsula y el implante.
de refuerzo de PEEK-1 (Plástico grado médico
implantable) (Foto 1).
Se realizaron pruebas de resistencia dejando el im-
plante suturado a Prolene 2-0 durante 30 días consecu-
tivos, balanceando su peso en el punto de apoyo de la
sutura. No hubo evidencia de desgarro (Foto 1).
Posterior a la producción de los implantes con los
mismos parámetros de producción y certificación
ISO:9001 e ISO:13485, se obtuvo la actualización en el
INVIMA (Instituto de Vigilancia y Control de Medica-
mentos y Alimentos de Colombia).
Se fabricaron implantes con volúmenes entre 150 cc
y 300 cc.

Métodos
1. Evaluación prequirúrgica, explicación del méto-
do y firma del consentimiento informado.
2. Fotografía posterior, lateral y soslayo en todas
Esquema 3. Implante fijado en el eje del complejo areola-pezón. las pacientes.
RCCP Vol. 24 núm. 2 Ernesto Andrade, MD 51
Diciembre de 2018 Implantes mamarios de fijación

Foto 1. Prueba de resistencia de punto de fijación.


Foto 3. Fijación del implante a la cápsula sobre el eje del pezón.

3. Marcación de pie, delimitación del área quirúrgica.


4. Lavado quirúrgico tradicional. 12. El 90% de las pacientes regresó de manera tran-
5. Infiltración con Xilocaina al 2 % con Epinefrina quila a sus actividades regulares a los 3 días y el
en área quirúrgica. 10 % restante a los 5 días.
6. Incisión con bisturí # 15.
7. Disección por planos hasta incidir la cápsula. Después de 3 días de vacío con Hemovac, se retiró
Explantación. el dispositivo. Se realizaron ecografías a todas las pa-
8. Quemadura parcial de la cápsula en todas sus cientes comprobando que el implante se mantenía en
caras con Electro-Bisturí (Foto 2). posición y la sutura era estable, y no existe presencia de
9. Implantación y sutura con prolene 0 al lugar de- colecciones líquidas. En el 100% se mantuvo la posición
seado (Foto 3). adecuada de los implantes en controles hasta de 1 año
10. Hemovac con presión negativa dentro de la posoperatorios.
cápsula. No se presentó infección en ningún caso.
11. Controles hospitalarios a las 24, 48, 72 horas No ameritó posición particular en el posoperatorio
según cada paciente con ecografía. Retiro del inmediato.
Hemovac entre 4 y 5 días. Todos evolucionaron de forma satisfactoria.

Resultados
Después de un seguimiento de 4 años, no se encon-
tró ninguna complicación en los pacientes tratados, tal
como rechazo al implante, infección, seroma crónico o
hematoma. Todos los implantes permanecieron en posi-
ción de forma permanente (Fotos 4 y 5).
En el 25 % de los pacientes se hizo necesario acom-
pañar el procedimiento con una pexia periareolar o en T
invertida. No se realizó capsulorrafia.

Discusión
La complicaciones propias de los implantes mamarios
de silicona por el disbalance del tamaño de la cápsula y
Foto 2. Capsulodesis térmica.
el tamaño del implante, pueden ser tratadas con el nuevo
52 Ernesto Andrade, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
Implantes mamarios de fijación Diciembre de 2018

Foto 4. Disminución de 150 cc de volumen del implante.


Cinco meses POP sin capsulorrafia.

Foto 5. Correccion del gran desplazamiento lateral mediante cambio de implantes sin capsulorrafia.

implante mamario diseñado y patentado por el autor junto 5. R. B. Berry, “Rupture of PIP breast implants,” Journal of Plastic,
Reconstructive and Aesthetic Surgery 2007;60(8):967-968.
con su técnica quirúrgica. Es un procedimiento de corta 6. A. Lahiri and R. Waters. Locoregional silicone spread after high
duración, prácticamente indoloro que permiten resolver cohesive gel silicone implant rupture. Journal of Plastic,
Reconstructive and Aesthetic Surgery 2006;59(8):885-886.
problemas cotidianos en cirugía plástica. 7. AFSSAPS Medical Devices Evaluation Direction, Silicone Based
Filling Gel Breast Implants from Poly Implant Prothese Company:
Update of Test Results, Agence Franc¸aise de Securité Sanitairé des
Referencias Produits de Sante, 2011.
1. Johnson M. Breast implants: history, safety and imaging. Radiol 8. P. Heden, M. B. Nava, J. P. van Tetering et al. Prevalence of rupture
Technol. 2013;84:439M-515M. in inamed silicone breast implants. Plastic & Reconstructive Surgery
2. Namnoum JD, Largent J, Kaplan HM, et al. Primary breast 2006;118(2):303-312.
augmentation clinical trial outcomes stratified by surgical incision, 9. J. F. Delgado, R. F. García-Guilarte, M. R. Palazuelo, J. I. S. Méndez,
anatomical placement and implant device type. J Plast Reconstr and CC Pérez. Immediate breast reconstruction with direct, anatomic,
Aesthet Surg. 2013; 66:1165-1172. gel-cohesive, extra-projection prosthesis: 400 cases. Plastic and
3. Siggelkow W, Faridi A, Spiritus K, et al. Histological analysis of Reconstructive Surgery 2010;125(6):1599-1605.
silicone breast implant capsules and correlation with capsular 10. M. G. Berry and J. J. Stanek. PIP implant biodurability: a postpublicity
contracture. Biomaterials. 2003; 24:1101-1109. update. Journal of Plastic, Reconstructive and Aesthetic Surgery
4. Mello AA, Domingos NA, Miyazaki MC. Improvement in quality 2013;66(9):1174-1181.
of life and self-esteem after breast reduction surgery. Aesthetic Plast
Surg. 2010;34:59-64.

Datos de contacto del autor


Ernesto Andrade, MD
Correo electrónico: ea@ernestoandrade.com
RCCPCol
Rev Vol. Cirugía
24 núm. 2Plástica y Reconstructiva • 2018;24(2):53-64 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD 53
Diciembre de 2018
http://www.ciplastica.com El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años
• ISSN 0120-2729

HISTORIA

El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética


del Hospital de San José, cumple 90 años
JORGE ERNESTO CANTINI ARDILA, MD*

El doctor Arcadio Forero Gutiérrez, quien es una


figura común para tres especialidades en Colombia: Of-
talmología, Otorrinolaringología y Cirugía Plástica (por
la modalidad de los estudios médicos que se realizaban
en la época, ya que las especialidades no se encontra-
ban estructuradas en programas, tal como se hallan aho-
ra, sino que se hacían por visitas a diferentes
instituciones o bajo la tutela de un especialista en dife-
rentes ciudades, sin seguir un orden específico), luego
de su regreso al país, después de su formación en dife-
rentes hospitales de Europa y Argentina, funda en el
año de 1928, el Servicio de Cirugía Estético Funcional
de Cabeza y Cuello, en el recién inaugurado Hospital
de San José, el cual había abierto sus puertas en el año
de 1925, dando origen al servicio de Cirugía Plástica,
en la Institución(figura 1)1.
Arcadio Forero, nació en Garagoa, Boyacá el 30 de
octubre de 1879; estudió en los colegios Boyacá de la
ciudad de Tunja y Mayor de Nuestra Señora del Rosa-
rio, de la ciudad de Bogotá, graduándose en este último
como Bachiller en el año de 1897. Estudió en la Facul-
tad de Medicina de la Universidad Nacional de Colom-
bia, obteniendo el título de doctor en Medicina el 9 de
mayo de 1905. Los dos primeros años de su ejercicio
profesional, los vivió en su natal Garagoa, viajando lue-
go a Montería, Sincelejo y Barranquilla, ciudades en las
que ejerció por tres meses respectivamente, mientras via-
Figura 1. Arcadio Forero Gutiérrez 1879-1965. Fotografía colección Museo de la
jaba a Brasil en 1908. Sociedad de Cirugía de Bogotá-Hospital de San José, Fundación Universitaria de
En Brasil ejerció la profesión en Manaos, en tierras Ciencias de la Salud.
de siringueros durante un año, viajando luego a Bolivia,
a la ciudad de Cobija en 1909, donde permaneció hasta
cirugía de nariz con Killian. Luego de estos regresa a
1911. En estos destinos ahorró dinero para viajar a Eu-
Bogotá, ejerciendo inicialmente en Sogamoso, Tunja y
ropa y así poder continuar sus estudios. En 1911 decide
Miraflores. Es aceptado como miembro de número de
viajar a Lisboa, trasladándose luego a Paris donde reali-
la Sociedad de Cirugía de Bogotá, en el Hospital de San
zó estudios en: ojos, oídos, nariz y garganta en el Hotel
Dieu, o Casa de Dios, que era como se denominaba allí
el principal hospital de la ciudad. En 1913 viaja a Viena ** Jefe del Servicio de Cirugía Plástica Hospital de San José. Coordinador Servicio de Cirugía Plástica
a realizar estudios de oído y luego a Berlín, donde estudia Reconstructiva y Estética de la Fundación, Universitaria de Ciencias de la Salud.
54 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años Diciembre de 2018

José y luego como miembro de número de la Academia operar el labio hendido. En 1939, se funda la Sociedad
Nacional de Medicina, por su trabajo sobre abordaje Colombiana de Oftalmología y Otorrinolaringología, sien-
de Caldwell-Luc. Asiste como expositor al tercer Con- do el primer presidente el doctor Arcadio Forero. En
greso Médico Nacional en la ciudad de Cartagena, en 1941 se retira definitivamente del Hospital de San José
enero de 1918. y decide viajar a la ciudad de Rochester en Estados
En ese mismo año Viaja a la Argentina, donde traba- Unidos, por motivos de salud, donde asiste a la clínica
ja durante cuatro años en Bahía Blanca, una ciudad al Mayo. Después se traslada a New York, al servicio de
sur de la provincia de Buenos Aires; en la ciudad de Cirugía Plástica del Policlinic Hospital, donde estudia con
Córdoba; en la Republica de Uruguay; y en la ciudad de el doctor J. Eastman Sheehan, médico especialista en
Cochabamba, Bolivia. En 1925 Regresa a Colombia y Cirugía Plástica. Asiste también al Eye and Ear Infarmary
viaja a Viena, donde estudia operaciones cosméticas de y al Medical Center de New York, donde establece con-
la nariz, con el profesor Furtewald, cosmética de la piel tacto con el doctor Castro Viejo.
con el doctor Fuchs, cirugía maxilar y de labio hendido Regresa a Bogotá en 1943, y es nombrado miembro
con el profesor Pichler. Luego viaja a Berlín a estudiar honorario de la Sociedad de Cirugía de Bogotá, en con-
cirugía de nariz y de orejas en pantalla con el profesor junto con el doctor Eduardo Santos. En la ciudad inicia
Joseph. Termina este segundo periplo en Paris, con un sus trabajos en cirugía estética, pero no le fue tan bién,
curso de diatermia. Regresa de nuevo a la Argentina, como le iba en Buenos Aires. Al respecto comenta el
estableciéndose en Buenos Aires, donde trabaja en ci- doctor Forero en sus memorias: “Y respecto a la cirugía
rugía estética de la cara, ofreciendo sus servicios en estética debo decir que en Bogotá tuve que colgar la lira
rinoplastia, manejo de las orejas en pantalla, tratamiento sobre el particular, por no ser en aquella época, ese, un
de cicatrices y manejo de labio y paladar hendidos. Allí centro lo suficientemente cultivado para proporcionar
realiza sus primeras publicaciones sobre rinoplastia, en clientes”. El doctor Forero fue uno de los primeros mé-
la Revista Semana Médica de Buenos Aires, así como dicos que inicio la publicidad en la profesión, primero en
del manejo de parafinomas en la cara. Fue delegado por Buenos Aires, por medio de la presentación en el cine
la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de de películas en blanco y negro, de sus intervenciones,
Colombia al Congreso Médico Internacional de Monte- que provocaron más de una vez el desmayo de los asis-
video en 1927, evento en el que presentó una ponencia tentes al teatro y, luego en Bogotá, utilizando en los in-
sobre cirugía estética de la nariz. En ese mismo año re- termedios del cinematógrafo del Teatro Olimpia, el telón
gresa a Colombia y se vincula de nuevo con la Sociedad para promocionarse por medio de carteles (figura 3)1,2,5.
de Cirugía de Bogotá, en el Hospital de San José, Hos- En 1947, decide retirarse a su natal Garagoa, vende
pital donde fundó el Servicio. la mayoría de sus muebles de consultorio, los equipos y
En 1928 asiste como delegado de la Academia Na- el instrumental y se dedica a la ganadería. En 1955 le
cional de Medicina al Congreso Médico Nacional en la celebran las bodas de oro profesionales, y el 9 de mayo
ciudad de Barranquilla, donde expone de nuevo sus co- de ese mismo año, el Hospital de San José coloca su
nocimientos sobre los procedimientos de cirugía estética nombre a uno de los pabellones del primer piso, en lo
de la nariz. En 1929 publica su libro Cirugía Plástica de que hoy corresponde al servicio de imágenes
la Nariz, detalles de técnica, con la Editorial Spinelli de diagnósticas. Actualmente el Servicio de Cirugía Plásti-
Buenos Aires, publicación de la cual se realizó una im- ca, lleva su nombre, localizado en el pabellón José Ma-
presión facsimilar de 500 ejemplares, que fue obsequia- ría Quijano Wallis, en el segundo piso, en el pabellón
da a los asistentes al curso conmemorativo de los 75 Central. En 1958 publica sus memorias, en el libro Me-
años de Fundación del Servicio de Cirugía Plástica del morias de mi Vida, con la Editorial Kelly de Bogotá, en
Hospital de San José, realizado los días 30 y 31 de mayo el que narra las experiencias en sus viajes de trabajo, de
de de 2003, en el Salón Rojo del Hotel Tequendama de estudio y de turismo, por diferentes partes del mundo
la ciudad de Bogotá (figura 2)3,4. (figura 2).
En el año de 1934, presenta en la Academia Nacio- En el año de 1956, asiste al Congreso Internacional
nal de Medicina su charla sobre: a qué edad se debe de Cirugía Plástica en la Habana, Cuba, donde es
RCCP Vol. 24 núm. 2 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD 55
Diciembre de 2018 El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años

Figura 2. Publicaciones del doctor Arcadio Forero: Cirugía Plástica de la Nariz, detalles de técnica 1929. Cirugía Plástica de la Nariz, corrección de las desviaciones
nasales, 1932 y Memorias de mi Vida, 1958.

reconocido como uno de los pioneros de la cirugía plás- Andrés Prieto obtuvo una mención de honor por su tra-
tica en Latinoamérica. La Sociedad Colombiana de Ci- bajo biocompatibilidad de la piedra pómez, un estudio
rugía Plástica crea en el año de 1966, por sugerencia del experimental en conejos. El doctor Carlos Torres, lo
doctor Antonio Vicente Carvajal, el premio Arcadio obtuvo en el año 2007, por su trabajo reconstrucción
Forero, en memoria de este insigne precursor, para exal- microquirúrgica de la mama con colgajo DIEP, en el
tar los mejores trabajos presentados por los médicos marco del XXXI Congreso Nacional en la ciudad de
residentes de Cirugía Plástica en los congresos de la es- Pereira. Durante la celebración del XXXV Congreso
pecialidad. El doctor Forero, fallece en Bogotá el 12 de Nacional, en abril de 2013, la doctora Nora Stanford
octubre de 1965, a la edad de 86 años2. obtuvo el premio por su trabajo alogénosis iatrogénica,
En el Servicio han merecido el galardón del premio hallazgos de una enfermedad reumática. La doctora Dia-
Arcadio Forero por sus trabajos los doctores Carlos na Marcela Díaz obtuvo una mención especial en el
Ramírez y Aníbal Mantilla, en el año de 1979 por su XXXVI Congreso Nacional, en el año 2015 por su tra-
trabajo colgajos musculocutáneos y su aplicación qui- bajo evaluación con Doppler color de la arteria tibial
rúrgica, presentado en el marco del XVII Congreso posterior y sus aplicaciones clínicas1.
Nacional celebrado en la ciudad de Popayán; el doctor Después del doctor Forero, asiste como cirujano plás-
Luis Eduardo Bermúdez, por su trabajo, usos del colga- tico al Hospital de San José el doctor Delfín Borrero,
jo de músculo bucinador, presentado en el XXIII Con- egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad
greso Nacional, en la ciudad de Pereira, en el año de Nacional, en donde obtuvo su título en 1941. Viajó a los
1991; los doctores Nicolás Ajkay y Juan Carlos León, Estados Unidos en donde estudió Cirugía Plástica en la
obtuvieron una mención de honor por su trabajo expan- Clínica Mayo, en Rochester y en Twin City por un pe-
sión secuencial de la piel del cuero cabelludo, presenta- riodo de dos años. Posteriormente viajó a Baltimore, en
do en el XXVI Congreso Nacional de la Sociedad, donde se entrenó en prótesis, en el servicio de la Admi-
realizado en Cartagena, en el año de 1997. En el año nistración de Veteranos de Guerra de la Universidad de
2005, en el XXX Congreso Nacional el doctor Camilo Maryland. Regresó al país en el año de 1946, y se vinculó
56 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años Diciembre de 2018

Figura 3. Cuadro de promoción de las operaciones de cirugía estética efectuadas por el doctor Arcadio Forero. colección Museo de la Sociedad de Cirugía de Bogotá-
Hospital de San José, Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud. Donación de su hija la doctora Nélida Forero.

al Hospital de San José como cirujano adscrito de la lizó en Estados Unidos en ortopedia y cirugía plástica en
especialidad. Trabajó en el servicio hasta el año de 1964. el Hospital For Special Surgery de Nueva York y en la
El aspecto más importante de su actividad se centró en Clínica Mayo de Rochester. El doctor Ruiz Mora fundó
el difícil arte de la confección de prótesis. Ocupó en dos en noviembre de 1947, en asocio con Elvira Concha de
oportunidades la presidencia de la Sociedad Colombia- Saldarriaga, Gustavo Páez Quiñones y Álvaro Zea Her-
na de Cirugía Plástica. El doctor Delfín Borrero, falleció nández, el Instituto Franklin Delano Roosvelt, al cual le
en la ciudad de Bogotá, el día 5 de diciembre del año dedicaría su vida, abandonando poco a poco el ejerci-
2002. Acompañó al doctor Borrero, aunque en forma cio de la Cirugía Plástica, para dedicarse a la ortopedia
esporádica el doctor Juan Ruiz Mora, quien se especia- infantil. Es uno de los médicos fundadores de la Socie-
RCCP Vol. 24 núm. 2 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD 57
Diciembre de 2018 El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años

dad Colombiana de Cirugía Plástica. Diseña una técnica tocolo exitoso en la separación quirúrgica de siameses
quirúrgica que lleva su nombre, para la corrección de la isquiophagos en el Hospital de San Ignacio.
deformidad en martillo del segundo artejo. Murió en El premio Guillermo Nieto Cano lo han ganado en el
Bogotá, el 7 de enero de 19901,6. Servicio los doctores Juan Carlos Zambrano en el año
Es importante anotar, que en estos primeros años, 2009, durante el XXXIII Congreso Nacional, con el tra-
entre 1947 y 1954 también asisten al Hospital de San bajo estandarización de células de queratinocitos con
José, ya sea como especialistas invitados o trayendo suero autólogo para cubrimiento de áreas cruentas. En
pacientes particulares, los doctores Yesid Trebert el año 2011, en el XXXIV Congreso Nacional, este pre-
Orozco, Guillermo Nieto Cano, José Ignacio Mantilla, mio lo ganó la doctora Susana Correa con el trabajo
Felipe Coiffman y Miguel Orticoechea. El doctor Nieto lipuria y microglobulinuria en pacientes intervenidas de
Cano, estudió con Sir Harold Guillies y a su regreso al liposucción y, la doctora Alejandra García lo recibió en
pais, en 1947, funda el servicio de Cirugía Plástica del el año 2013, en el marco del XXXV Congreso Nacio-
Hospital de la Samaritana y posteriormente en 1948, el nal, con el trabajo contaminación bacteriana en casos de
servicio de Cirugía Plástica en el Hospital San Juan de contractura capsular1.
Dios. A estos servicios, se uniría más tarde el servicio de En el año de 1961 ingresó como jefe del Servicio el
Cirugía Plástica del Hospital San Vicente de Paul, fun- doctor Jorge Rincón Triviño, quien se formó como es-
dado en 1954 por el doctor León Hernandez. pecialista en el servicio de Cirugía Plástica del Hospital
La Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica creó San Juan de Dios, siendo jefe del Clínica el doctor
dos premios más para honrar la memoria de los otros Coiffman y profesores los doctores Nieto Cano y José
dos médicos especialistas pioneros en la fundación de Ignacio Mantilla. Con el doctor Rincón Triviño se inicia
servicios docente asistenciales en Cirugía Plástica, el pre- en el Hospital de San José la etapa docente del Servicio,
mio León Hernández, el cual se otorga a los miembros saliéndose de la parte meramente asistencial en que se
de número de la Sociedad que en los congresos de la venía desarrollando, para pasar a ser un servicio docen-
especialidad presenten en desarrollo de nuevas técnicas te asistencial, con la aprobación de Ascofame, entidad
quirúrgicas y el premio Guillermo Nieto Cano, el cual se que avaló los títulos de los dos primeros especialistas
entrega a los miembros de número de nuestra Sociedad que se graduaron en el Servicio. Acompañó al doctor
que presenten en los congresos de la misma, trabajos de Rincón el doctor Jorge Peraza, quien se formó en los
investigación novedosos que contribuyan al desarrollo Estados Unidos en el Hospital Mont Sinai. Ingresó como
de la especialidad. En el Servicio han sido merecedores primer residente el doctor Alberto Posada, y asistió como
del premio León Hernandez los doctores, Jorge Ernesto tal hasta el año de 1964, cuando se graduó; continuó en
Cantini y Julio Bermúdez, por el trabajo presentado en el Hospital como médico adscrito hasta 1974, el mismo
el XXIII Congreso Nacional en la ciudad de Pereira en año en que se fue el doctor Rincón. El doctor Posada
1991, Z plastia en el manejo de la enfermedad de De sobresalió además por ser un destacado artista, dedica-
Quervain. En ese mismo Congreso, el doctor Gabriel do a la escultura, con el privilegio adicional de conservar
Alvarado obtuvo Mención de Honor por su trabajo Lift todas sus obras. En el año de 1971, ingresó como resi-
malar, sectorización en el manejo del pliegue nasogeniano. dente el doctor Reinaldo Aguilera, quien luego de gra-
En el año de 1997, la doctora Gloria Ordoñez lo obtuvo duarse dedicó su vida profesional al Seguro Social1.
con su trabajo sobre mamoplastia oncológica, presenta- El día 15 de junio de 1965 se firmó el primer contra-
do en el XXVI Congreso de la Sociedad, en el que tam- to de mutua colaboración entre la Universidad Colegio
bién recibió mención de honor el doctor Luis Eduardo Mayor de Nuestra Señora del Rosario y la Sociedad de
Bermúdez por su trabajo, colgajos libres para la recons- Cirugía de Bogotá, Hospital de San José, con el fin de
trucción de la cara. Los doctores Giovanni Montealegre crear una facultad de medicina que ayudara a resolver el
y Julia Alfonso, lo ganaron en el año 2001, en el XXVIII problema de escasez de médicos en el país. La Univer-
Congreso de la Sociedad. El doctor Juan Carlos sidad se comprometió a tomar a su cargo la parte aca-
Zambrano, lo ganó en el año 2013, en el XXX Congre- démica y la Sociedad a dar el apoyo científico y la
so de la Sociedad, por su trabajo: Presentación de pro- asistencia técnica para el desarrollo de los programas
58 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años Diciembre de 2018

docentes e investigativos. El documento fue firmado por los doctores Brown y Mcdowell. Regresó al país para
parte de la Universidad por Monseñor José Vicente vincularse con el Hospital Militar1,7.
Castro Silva, rector del claustro, y por la Sociedad, el El Programa Integrado, como lo mencioné anterior-
doctor Eduardo Cubides Pardo, entonces Presidente. mente, nace bajo la tutela de la Universidad Colegio
El doctor Jorge Rincón fue sustituido luego de su re- Mayor de Nuestra Señora del Rosario; se nombró di-
nuncia por el doctor Tito Tulio Roa, quien tomó la direc- rector al doctor Tito Tulio Roa, quien buscó darle mayo-
ción del Servicio en el año de 1974. El doctor Roa se res oportunidades de aprendizaje a los residentes
formó en el servicio de Cirugía Plástica del Hospital San haciéndolos rotar por diferentes hospitales, que por sus
Juan de Dios; posteriormente viajó a Estados Unidos y características y funciones manejaban disímiles patolo-
México para asistir a los servicios de Cirugía de Mano gías, lo que mejoró en forma notoria el aprendizaje inte-
del doctor William Litter, y al servicio de Plástica del gral de la disciplina. Se organizó el programa académico
doctor John M. Converse en el Instituto de la Universi- a realizarse en cuatro años, con rotaciones por las dife-
dad del Nueva York. En México asistió al Servicio de rentes partes del servicio y otras que incluían las Cien-
Cirugía Plástica del Hospital Dalinde, con el doctor Mario cias Básicas, Cirugía General, Ortopedia,
González Ulloa. Regresó al país en el año de 1965 y se Otorrinolaringología, Quemados, Cirugía Plástica Bási-
unió al Hospital San Juan de Dios. Lo acompañó en su ca, Labio y Paladar, cirugía Maxilofacial, Cirugía de la
labor docente el doctor Guillermo Marín, también ciru- Mano, Prótesis y Amputados y Cirugía Estética.
jano plástico que además trabajo en el Hospital de San Los días 5 y 6 de diciembre de 1975, el doctor Tito
José hasta 1976. Lo más importante de este periodo es Tulio Roa organiza en el Hospital de San José el primer
la creación del Programa Integrado de Cirugía Plástica, seminario de posgrado en Cirugía Plástica, en el audito-
en el año de 1975, que se logra con el concierto de los rio Guillermo Fergusson, sobre cirugía plástica de la
servicios de cirugía plástica de los hospitales de San José, mama. Posteriormente, en el año de 1977, del 20 al 22
Infantil Universitario Lorencita Villegas de Santos, bajo de abril, se organizó el segundo seminario de posgrado
la jefatura del doctor Hernando Castro Romero y Mili- en Cirugía Plástica que tiene carácter internacional, tra-
tar, y la dirección del doctor Guillermo Rojas. tando el tema de rinología. De estos dos seminarios se
El doctor Hernando Castro Romero estudió Cirugía publican las memorias, además de un libro para el médi-
Plástica con el doctor Mantilla en el Hospital San Juan co general titulado: Cirugía Plástica Principios básicos
de Dios. Hacia el año de 1951, viajó a Francia donde se para el médico general. El doctor Roa permaneció como
instruyó con los doctores D´Aubigne, Tubiana, Morel- jefe del servicio hasta el año de 1978. Durante su per-
Fatio y Aubri, pasó luego a Inglaterra donde se entrenó manencia se inició el programa de microcirugía con pro-
en el servicio del doctor Guillies con los doctores Mc cedimientos reconstructivos y reimplantes de miembros,
Indoe y Kilner. Regresó a Colombia y fundó en el año manejado por el doctor Luis Fernando Robledo8,9.
de 1955 el Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva A su retiro lo sucede en el cargo el doctor José Igna-
del Hospital Infantil, donde además organizó un servicio cio Mantilla, quien viene del Servicio de Cirugía Plástica
de quemados. Lo acompañaron en el servicio como del Hospital Clínica San Rafael. El doctor Mantilla con-
docentes el doctor Ernesto Reyes, quien estuvo hasta el tinuó con el programa de microcirugía, especialmente
año de 1974, el doctor Jorge González, quien renunció dirigido a los procedimientos de reimplante de miem-
en el año de 1978, el doctor Roberto Laignelet, espe- bros. Se realizaron durante su permanencia 23
cialista en cirugía de la mano, quien hizo sus estudios en reimplantes de manos, por amputación limpia a diferen-
el Dervychire Royal Infirmary, con el doctor Guy tes niveles, con un 70% de éxito de los mismos.
Pulvetaft, el doctor Gabriel González, quien se entrenó La coordinación del Programa Integrado quedó en
en Inglaterra, y los doctores Rosario Gómez y Nelson manos del doctor Hernando Castro Romero, quien diri-
Patiño, especialistas en cirugía plástica, quienes recibie- gió el servicio con un particular espíritu de unidad. Al
ron su entrenamiento en el Hospital Militar y en el Pro- Hospital Militar llegó el doctor Omar Jaramillo como jefe
grama Integrado. El doctor Guillermo Rojas se del servicio, luego de la renuncia del doctor Guillermo
especializó en el Hospital de San Louis, Missouri, con Rojas. El doctor Jaramillo se entrenó en Estados Unidos,
RCCP Vol. 24 núm. 2 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD 59
Diciembre de 2018 El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años

en el servicio del doctor James Barret en el Barnes Hos- vidad docente en agosto de 1987 y es reemplazado en
pital, en San Louis Missouri. Lo acompañaron como el Hospital de San José, por el doctor Jorge Ernesto
docentes los doctores: Alcides Velásquez, quien se en- Cantini.
trenó en cirugía plástica en el mismo lugar, Rafael Polo Por medio del Decreto No. 3658 de 1981 el gobier-
Lara y Tulio Ávila, quienes habían sido residentes del no reconoció el funcionamiento del programa de resi-
Programa Integrado, y el doctor Héctor Castro, quien dencia del Servicio, que venía funcionando con respaldo
estudió en el Hospital das Clínicas de Sao Pablo, con el de Ascofame desde 1961, aprobando el título del Mé-
doctor Víctor Spina. dico Especialista en Cirugía Plástica, Maxilofacial y de
El doctor Mantilla permaneció en el Hospital de San la Mano. El programa se revisó en los años siguientes y
José hasta 1983. En el año de 1981 ingresan como do- mediante el decreto 1665 de 1984 se aprobó la reforma
centes, acompañando al doctor Mantilla, los doctores de las constituciones que presentó la Universidad Cole-
Gabriel Alvarado, Santiago Umaña, Concepción García gio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Finalmente
de Téllez y Mildardo Sepúlveda. El doctor Alvarado rea- el ICFES, por medio de la resolución No. 000827 del
lizó sus estudios en la Universidad Autónoma de Méxi- 21 de mayo de 1986 autorizó el funcionamiento del pro-
co, en el servicio de los doctores Mario Becerra Caleti, grama en conjunto con 17 especialidades más, se con-
y José Guerrerosantos, en Guadalajara. Los doctores servó el nombre del título.
Umaña y García hicieron sus estudios en el Programa En agosto de 1988 el doctor Felipe Coiffman presi-
Integrado. El doctor Sepúlveda se formó en cirugía dió en la ciudad de Cartagena el VII Congreso Ibero-
maxilofacial en el servicio de la Universidad Nacional, americano de Cirugía Plástica, el cual tuvo el carácter de
que funcionaba en el Hospital de San José, con el doc- Congreso Mundial. Participaron en su organización: el
tor Waldemar Wilheln; luego en 1983 pasó al servicio doctor Gabriel Alvarado como coordinador del progra-
de otorrinolaringología, por disposiciones de la junta di- ma científico y los doctores Linda Guerrero y Jorge
rectiva de la Sociedad de Cirugía de Bogotá. Con la Cantini como secretarios adjuntos. En el año de 1989,
renuncia del doctor Mantilla asume la jefatura del Servi- siendo presidente del Capítulo Central de la Sociedad
cio de Cirugía Plástica y la coordinación del Servicio Colombiana de Cirugía Plástica el doctor Alvarado, se
Integrado el doctor Gabriel Alvarado García. Se retira organiza el primer simposio de actualización en Cirugía
el doctor Santiago Umaña y lo reemplaza el doctor Anibal Plástica para residentes, el cual se realiza en la ciudad de
Mantilla, quien se formó en el Servicio1. Bogotá con la asistencia de residentes de los servicios
Con el doctor Alvarado se logra una reorganización de cirugía plástica de los hospitales universitarios de todo
administrativa y docente. Se revisan las diferentes rota- el país, cuyo tema central fueron los avances en cirugía
ciones, cambia la modalidad de presentación mensual maxilofacial. En noviembre se efectuó el lanzamiento de
de temas en las reuniones interhospitalarias, haciéndolas la Revista Colombiana de Cirugía Plástica y
más dinámicas, se fortalece aún más la integración de los Reconstructiva, órgano oficial de la Sociedad, bajo la
tres servicios. Se exige a los médicos residentes la pre- labor editorial del doctor Jorge Ernesto Cantini.
sentación de trabajos científicos para poder asistir a los En el mes de noviembre de 1992, la Sociedad realiza
diferentes congresos de la especialidad, haciéndose con- en la ciudad de Bogotá el VII Curso Internacional de
trol de la calidad en su elaboración, investigación y pre- Cirugía Estética, en la ciudad de Bogotá, con la presi-
sentación. Se logran rotaciones opcionales en dencia del doctor Gabriel Alvarado, la vicepresidencia
Guadalajara México, en el servicio del doctor José del doctor Jorge Ernesto Cantini, la secretaría de la doc-
Guerrerosantos. En el año de 1982 ingresa al Programa, tora Linda Guerrero, la tesorería del doctor Aníbal Man-
por el Hospital Militar, el doctor Mauricio Sabogal, for- tilla y la fiscalía del doctor Felipe Pardo. En este curso
mado en Sao Pablo, Brasil en el servicio del doctor asistieron como profesores invitados los doctores José
Lodovichy. En el año de 1984 renunció a la jefatura del Gurrerosantos de México, Luis Vasconez de Estados
servicio de cirugía plástica del Hospital Militar el doctor Unidos, Luis Toledo de Brasil, entre otros, para tratar
Omar Jaramillo. Lo reemplazó el doctor Alcides temas de cirugía endoscópica, lipoescultura, cirugía del
Velásquez. El doctor Aníbal Mantilla se retiró de la acti- seno, abdominoplastia y cirugía del envejecimiento facial.
60 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años Diciembre de 2018

En el año de 1985 la doctora Rosario Gómez ocupa mación de los cirujanos plásticos. En el mes de abril de
la jefatura del servicio de Cirugía Plástica del Hospital 1998, los días 17 y 18, se organizó el Primer Curso In-
Infantil, luego de la renuncia del doctor Castro, por su ternacional de Cirugía Estética y Reconstructiva, en Bo-
nombramiento en la Junta Directiva del Hospital Infantil. gotá, bajo la presidencia del doctor Gabriel Alvarado y
Arribó al Hospital Militar como docente del servicio el la coordinación científica del doctor Jorge Cantini. Asis-
doctor Héctor Linares. En el año de 1993 asume la co- tieron como conferencistas los doctores Jaime Anger de
ordinación del Servicio Integrado, por nombramiento Sao Paulo, Brasil, Fernando Magallanes y José Abel de
concertado entre los docentes de los tres hospitales que la Peña de México y la doctora Gloria Ordoñez por
lo conforman, el doctor Alcides Velásquez, y se dispone Colombia. Del 9 al 12 de julio de ese mismo año, se
que el cargo rotará cada dos años entre los directores lleva a cabo en la ciudad de Paipa el primer curso AO
de los departamentos que lo integran. Es así como en el Internacional de Cirugía Maxilofacial, en el que se desa-
mes de enero de 1995 asume el doctor Gabriel Alvarado. rrolló un programa teórico-práctico de fijación estable y
En el mes de junio de 1993 entra a formar parte del sus aplicaciones quirúrgicas. Participaron como confe-
Servicio, en el Hospital Infantil, el doctor Rolando Pra- rencistas los doctores Michael Erenfeld, Gerson Mast y
da, quien viene de formarse en México, con el grupo del Cristine Hagenmaier del Servicio de Cirugía Maxilofacial
doctor Fernando Ortiz Monasterio en el Hospital Ma- de la Universidad de Munich, Antonio Fuente del Cam-
nuel Gea González. po del hospital Manuel Gea González de México, George
El doctor Ricardo Galán se inició como docente en el Anastasov del departamento de Cirugía Maxilofacial del
Hospital Militar a comienzos de 1994, luego de unos Mont Sinai Medical Center de Nueva York y Jorge
meses lo haría el doctor Jorge E. Rodríguez en el Hospi- Cantini del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital de
tal de San José, y la doctora Lizette Barreto en febrero San José.
de 1995 en el mismo lugar. A finales de 1994 se retira A finales del primer semestre de 1999, se cierra el
del Hospital Militar Central el doctor Julio Bermúdez y Hospital Infantil Lorencita Villegas de Santos, por lo que
lo reemplaza el doctor Mario Daniels. En el año 1997 se hace necesario trasladar completamente el servicio de
vincula al servicio de Cirugía Plástica del Hospital de Cirugía Plástica del Hospital Infantil, al Hospital de San
San José, el doctor Ernesto Andrade. José, con el fin de poder continuar prestando los servi-
En el año de 1997 termina el periodo del doctor cios a un número muy grande de pequeños pacientes
Alvarado a cargo de la coordinación del Servicio Inte- que quedaron huérfanos de atención. Este traslado in-
grado y lo asume el doctor Gilberto Mariño. En 1997, cluyó las relaciones con el grupo de la Facultad de Odon-
dentro del programa de posgrado, se vincula al Servicio tología de la Universidad del Bosque, relación estratégica
Integrado la Fundación Universitaria de Ciencias de la que se inició para el manejo del programa de malforma-
Salud, entidad fundada en el año de 1976 por la Socie- ciones craneofaciales diez años atrás con el doctor
dad de Cirugía de Bogotá, con sede en el Hospital, la Gilberto Mariño y que estaba en ese momento bajo la
cual inicialmente funcionó con la Facultad de Enferme- coordinación del doctor Rolando Prada. Por parte de la
ría. En 1987, se le había unido la facultad de Instrumen- Universidad del Bosque nos acompañó la doctora Ivonne
tación Quirúrgica, que venía funcionando como escuela Pereira hasta el año 2001 en que renunció, siendo reem-
técnica desde 1951. En 1993 se adhiere la Facultad de plazada por las doctoras Carolina Téllez y Constanza
Histotecnología y por último se fundó la Facultad de Lozano, y al retiro de la doctora Lozano, por la doctora
Medicina, en el mes de marzo 1998. Marcela Martínez, la doctora Pereira reingresaría en el
En el mes de septiembre de 1997, renunció a la jefa- año 2008 de nuevo al Servicio en el Hospital Infantil
tura del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital de San Universitario de San José. En el año 2000, se retira del
José el doctor Alvarado, y entró a reemplazarlo el doc- Hospital Militar el doctor Ernesto Andrade e ingresan a
tor Jorge Ernesto Cantini. El doctor Alvarado siguió, no dicho servicio los doctores Claudia Nieto y Giovanni
obstante, vinculado como profesor titular de la Universi- Montealegre, quienes vienen de formarse en los servi-
dad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario y de cios del Hospital-Clínica San Rafael y el Hospital San
la Fundación de Ciencias de la Salud, apoyando la for- Juan de Dios respectivamente. El doctor Mauricio
RCCP Vol. 24 núm. 2 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD 61
Diciembre de 2018 El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años

Sabogal reemplaza en la jefatura del servicio, en el Hos- do Ortiz Monasterio de México; Gerson Mast de Ale-
pital Militar, al doctor Hugo Velásquez, quien se retira mania; Mark Corral de España; Gloria Ordoñez, Tito
para ocupar cargos administrativos en la misma Tulio Roa y Gabriel Alvarado de Colombia. Como re-
institución. cordatorio de esta efemérides, se colocó en el auditorio
En mayo de 1999, se reinauguraron las nuevas insta- Guillermo Fergusón del Hospital de San José una escul-
laciones del Servicio de Cirugía Plástica en el pabellón tura del Maestro boyacense Javier Sierra, titulada: “De
Santa Teresita del Hospital, las cuales incluían: tres con- mi tierra Colombiana”.
sultorios, un área para secretaría y oficina con sala de En el año 2006, se retira de la jefatura del Servicio
conferencias, dotada con medios audiovisuales para fa- de Cirugía Plastica del Hospital Militar Central, el doc-
cilitar la enseñanza en pre y posgrado. Al finalizar el año tor Mauricio Sabogal y asume la jefatura el doctor Martin
2000, se termina el convenio que tenía la Sociedad de Gómez, quien es egresado del Programa Integrado. En
Cirugía de Bogotá, Hospital de San José con la Univer- el año 2007 se retiran del servicio de Cirugía Plástica del
sidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario y Hospital de San José, los doctores Lisette Barreto, Jor-
la Facultad de Medicina en el Hospital de San José. Entra ge Rodríguez y Rolando Prada, quien asume la Jefatura
a ser regentada únicamente por la Fundación Universi- del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Infantil Uni-
taria de Ciencias de la Salud. El Programa Integrado de versitario de San José en el año 2008, institución que es
Cirugía Plástica queda bajo la tutela de la Universidad adquirida por el Grupo Empresarial de San José, con
Militar Nueva Granada y la FUCS. inversión de la Fundación Unversitaria de Ciencias de la
En el mes de julio del 2001, los días 17 -21, se orga- Salud. En reemplazo de los doctores Barreto y Prada
nizó, bajo la coordinación del doctor Jorge Cantini, el Ingresan el doctor Carlos Torres y la doctora Tatiana
segundo Curso AO de Cirugía Craneofacial, en la ciu- García, quien posteriormente pasara al servicio de Ciru-
dad de Cartagena. Este curso fue simultáneo con los gía Plástica del Hospital Infantil Universitario de San José.
cursos de principios básicos, de ortopedia, columna cer- También se vincula al Hospital el doctor Jorge Poveda.
vical y personal de quirófano. Asistieron como profeso- En el año 2007 se vinculan al Hospital Infantil Universi-
res los doctores Peter Cornelius de Alemania, Marcelo tario de San José, los doctores Juan Carlos Zambrano y
Figari de Argentina, John Frodel de Estados Unidos, Tatiana Palomino.
Jorge Lankin de Chile y por Colombia el doctor Jorge La doctora Alejandra García quien se formó en el
Cantini. El doctor Cantini asume como delegado por Programa Integrado de Cirugía Plástica y obtuvo segun-
Colombia al Comité Latinoamericado para el Estudio da especialidad en cirugía craneofacial, ingresa como
de la osteosíntesis craneofacial de la Fundación AO miembro del Servicio en el año 2009. En el mes de agosto
LATCECS, cargo que ocupa hasta el año 2007. del año 2011, por solicitud del Servicio de Cirugía Plás-
Durante los días 18 y 22 de julio del 2002, el Servi- tica, del Hospital Militar, finaliza el Programa Integrado
cio de Cirugía Plástica, participó activamente en las di- de Cirugía Plástica, conservando la Universidad Militar
ferentes celebraciones del Centenario de la Fundación Nueva. Granada su registro calificado en la especiali-
de la Sociedad de Cirugía de Bogotá, Hospital de San dad, continuando su programa de formación en el Hos-
José. En el mes de Diciembre del año 2002 ingresa como pital Militar Central y la Fundación Universitaria de
especialista docente al Servicio de Cirugía Plástica del Ciencias de la Salud, con su registro del programa de
Hospital de San José, el doctor Guiovanni Montealegre. formación continuó la formación de médicos residentes
Los días 30 y 31 de mayo del 2003, se celebraron los en la especialidad, en los dos hospitales del grupo, el
75 años de haber iniciado los procedimientos de Cirugía Hospital de San José y el Infantil Universitario de San
Plástica en el Hospital de San José, con un curso en el José.
Salón Rojo del Hotel Tequendama, en el que se trataron En el año 2011, los doctores José Rolando Prada y
temas de cirugía craneofacial, trauma craneofacial, ciru- Jorge Ernesto Cantini, presentan el libro Cirugía
gía estética facial, cirugía estética y reconstructiva del Craneofacial, cuyo prólogo está escrito por el doctor
seno y cirugía del contorno corporal. Asistieron como Fernando Ortiz Monasterio. Esta obra se editó en dos
profesores los doctores: José Abel de la Peña y Fernan- volumenes, el primero sobre generalidades, cirugía
62 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años Diciembre de 2018

maxilofacial y cirugía ortognática, y el segundo sobre ci- En el año 2007, se obtiene junto con el servicio de
rugía craneofacial propiamente dicha. Contó con la par- otorrinolaringología del Hospital de San José, el registro
ticipación de 51 colaboradores, dividida en 7 seciones y calificado para la segunda especialidad de cirugía
69 capítulos, con 1.476 páginas, 3.357 fotografías a Maxilofacial. En el año 2011, se logra el registro califi-
color, 1.112 ilustraciones y 125 tablas. Este libro fue cado para la segunda especialidad en cirugía de la mano,
editado por la Editorial Impresión Médica y por la Fa- en conjunto con el servicio de Ortopedia del Hospital de
cultad de Medicina de la FUCS. San José y en el año 2012, se consigue el registro califi-
En el mes de noviembre del 2012, los miembros de cado para la segunda especialidad de cirugía craneofacial,
la sociedad médica que prestaron el servicio de Cirugía programa a desarrollar en los hospitales de San José e
Plástica en el Hospital de San José, acudieron al Cole- Infantil de San José. Todos programas bajo la tutela de
gio de Estudios Superiores de Administración, CESA, la Fundación Universitaria de ciencias de la Salud. Ac-
durante 6 meses, para reorganizar ECIPLAST SAS tualmente se está tramitando el registro calificado para la
como una empresa, con diferentes frentes en la atención segunda especialidad en microcirugía reconstructiva
de pacientes, en la enseñanza de la especialidad, en pu- posresección Oncológica. Todos los miembros del Ser-
blicaciones y en el diseño de prendas y procedimientos vicio de Cirugía Plástica del Hospital de San José, han
para apoyo terapéutico, la cual nace como una nueva colaborado en diferentes momentos, en las diversas edi-
organización en el mes de marzo del 2013. En ese mis- ciones del Libro Cirugía Plástica editado por el doctor
mo año regresa al país la doctora Susana Correa, quien Felipe Coiffman, así como en otras publicaciones de
viene de formarse en la segunda especialidad de carácter internacional, algunas de las cuales han sido
microcirugía con el doctor Eric Santamaría, en el Hospi- auspiciadas por la Federación Iberolatinoamericana de
tal Manuel Gea González de Ciudad de México y se Cirugía Plástica.
vincula al Servicio en reemplazo del doctor Jorge Desde el año de 1964 en que se inició la etapa do-
Poveda, quien renuncia al Hospital de San José, conti- cente del Servicio a la actualidad, se han graduado en el
nuando su trabajo en el Hospital Infantil de San José. Se servicio, 175 especialistas en Cirugía Plástica, además
vinculan también al Servicio como médicos adscritos los de 16 médicos especialistas en segunda especialidad en
doctores Julián Suárez en cirugía de la mano, en el año Cirugía de la Mano, 11 médicos especialistas en segun-
2012; Carolina Lorduy, en cirugía plástica en el año 2015, da especialidad de Cirugía Craneofacial y 19 médicos
ambos egresados de Servicio, y Ricardo Becerra en el especialistas en segunda especialidad de Cirugía
2017. El doctor Becerra estudió cirugía de nervio peri- Maxilofacial. Se cuenta con tres certificaciones de cali-
férico con el doctor Alexander Cárdenas en el Hospital dad, la primera del Hospital de San José renovada por
Manuel Gea González y en el Instituto Nacional de Re- el ICONTEC el 28 de abril del presente año, de acuer-
habilitación en ciudad de México. Se vinculan además al do al sistema único de acreditación en salud SUA; la de
Servicio, para apoyar el programa cirugía craneofacial, Eciplast SAS, que corresponde a la Sociedad Médica
los doctores Tatiana Sánchez periodoncista y Jorge Pardo que presta los servicios de Cirugía Plástica en el Hospi-
Rehabilitador oral. Al Hospital Infantil Universitario de tal, también fue renovada por el ICONTEC bajo la nor-
San José, ingresan los doctores Gustavo Londoño y René ma ISO 9001:2015, el 19 de agosto del 2015 siendo
Pedraza, ambos egresados del Servicio. En el mes de válida por 6 años y el Certificado de Alta Calidad otor-
junio de 2015, el doctor Rolando Prada presenta su li- gado por el Ministerio de Educación Nacional al Servi-
bro sobre Cirugía de la Nariz, en el cual colaboramos cio por la parte académica del mismo, el 29 de noviembre
los docentes del Servicio, además de otros colaborado- de 2017.
res, editado por la Facultad de Medicina de la FUCS. Estas pocas líneas que resumen 90 años de historia
El 15 de mayo de 2017, se inaugura la nueva sede hacen parte de una herencia en cuya construcción han
del servicio en el pabellón José María Quijano Wallis, en participado muchas personas, quienes de una u otra for-
un área de 350 mts2, con un área administrativa, cinco ma han colaborado en diferentes momentos de la misma,
consultorios, servicio de fotografía y un salón de confe- la cual se ha venido enriqueciendo con la realización de
rencias para 40 personas (figura 4). cursos nacionales e internacionales, investigaciones,
RCCP Vol. 24 núm. 2 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD 63
Diciembre de 2018 El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años

Figura 4. El grupo de Cirugía Plástica del Hospital de San José con las directivas del mismo en el pabellón Arcadio Forero que corresponde al actual Servicio : Atrás
Susana Correa, Jorge Gómez Presidente del Grupo San José, Julián Suarez, Carlos Pérez Médico Director, Sergio Parra Rector de la FUCS, Giovanni Montealegre.
Adelante: Alejandra García, Jorge Cantini, Edgar Acuña, Luis Carlos Taborda, Gabriel Alvarado, Carlos Torres y Darío Cadena.

publicaciones de artículos en revistas nacionales e in- práctica de la especialidad, siendo líderes en el ejerci-
ternacionales, libros, premios y cargos en diferentes cio de la cirugía Plástica en el medio.
sociedades médicas y asociaciones científicas e institu- Para celebrar esta efemérides la Sociedad Colom-
ciones de salud del país y del exterior; formación de biana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva,
especialistas y desarrollo de técnicas en Cirugía Plásti- Seccional Central, invitó al Servicio a conmemorar den-
ca. Estas también son un reto para continuar prestando tro de su evento académico anual, el XII Simposio de
cada día un mejor servicio con calidad en la atención Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva de la SCCP,
de los pacientes, en la enseñanza a los alumnos, en el Seccional Central, estos 90 años de existencia. Este
compartir conocimiento con la comunidad médica en evento se llevará a cabo los días 15, 16 y 17 de noviem-
general, a través de las diferentes publicaciones de li- bre en las instalaciones del Hotel Grand Hyatt de Bogo-
bros y de artículos en revistas especializadas naciona- tá, de la Calle 24 con carrera 57, evento en el cual se
les e internacionales, en la educación de la comunidad; tratarán diferentes temas de la especialidad, organiza-
en el compromiso social que tenemos con Colombia y dos en módulos, como son: cirugía estética de la cara,
con el mundo, en la formación de talento humano en Ci- del contorno corporal, cirugía craneofacial, cirugía
rugía Plástica con calidad; en la defensa que hacemos de mamaria reconstructiva y estética, cirugía de glúteos,
los colegas frente a situaciones de demanda, así como microcirugía, cirugía de reasignación de género, manejo
de reclamo cuando nos encontramos frente a la mala de quemaduras y procedimientos reconstructivos en el
64 Jorge Ernesto Cantini Ardila, MD RCCP Vol. 24 núm. 2
El Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética del Hospital de San José, cumple 90 años Diciembre de 2018

paciente quemado, así como temas de educación e in- Referencias


vestigación en la especialidad y manejo de marca perso- 1. Cantini JE. Servicio de Cirugía Plástica. Rev. de Medicina y Cirugía,
edición especial. 2002; pp. 55-68.
nal y estrategias digitales en Cirugía Plástica. Como 2. Forero A. Memorias de mi vida. Ed. Kelly Bogotá. 1958.
profesores internacionales están invitados los doctores: 3. Forero A. Cirugía Plástica de la Nariz, detalles de técnica. Ed. Spinelli
Buenos Aires, 1929.
Daniel del Vecchio, Cristopher Salgado y Jonathan Sykes 4. Forero A. Cirugía Plástica de la Nariz, corrección de las desviaciones
de Estados Unidos; Luis Perín y Marco Aurelio Pellón nasales. Ed. Frascoli y Bindi, Buenos Aires,1932.
5. Cadena D. Sociedad de Cirugía de Bogotá. Itinerario Histórico desde
de Brasil; Alberto García Perla de España y Mauricio 1902. Ed. Presencia. 206. 1997.
Mendieta de Nicaragua, además de contar con confe- 6. Guerrero H., Juan Ruiz Mora. Rev. Col. Cir. Plast. Reconstruc. 1990;
1:49.
rencistas nacionales de talla internacional. 7. Guerrero H. Hernando Romero Castro. Rev. Col. Cir. Plast.
El Servicio además dentro de esta celebración, ad- Reconstruc. 1992;2: 15-16.
quirió para su colección pictórica la obra “Perros 8. Roa T. Memorias primer seminario de posgrado en Cirugía Plástica,
diciembre de 1975. Bogotá. Editorial Colegio Mayor de Nuestra
viringos” que es un cuadro de técnica mixta de óleo y Señora del Rosario, 1975.
acrílico sobre lienzo, de 1.60 x 1.20 mts. del maestro 9. Roa T. Memorias del segundo seminario de posgrado en Cirugía
Plástica, abril 1977. Bogotá, editorial Colegio Mayor de Nuestra
peruano José Santos Ruiz Tume colocada en el Hall de Señora del Rosario. 1977.
entrada del Servicio (figura 5).

Figura 5. Perros viringos,


obra del artista peruano José
Santos Ruiz Tume. Técnica
mixta oleo y acrílico sobre lien-
zo. 1.20 x 1.60 mts. Conme-
morativa de los 90 años del
Servicio de Cirugía Plástica del
Hospital de San José.
RCCPCol
Rev Vol. Cirugía
24 núm. 2Plástica y Reconstructiva • 2018;24(1):65-69 HOMENAJE 65
Diciembre de 2018
http://www.ciplastica.com • ISSN 0120-2729

RECONOCIMIENTOS
HOMENAJE

In memoriam
Tito Tulia Roa*, Ricardo Salazar L.**

Palabras del profesor Tito Tulia Roa durante las


honras fúnebres
Podría sonar trivial el que comience estas palabras, que me
encarga el doctor Ricardo Galán, presidente de la Sociedad
Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva -
SCCP, y a nombre de la Asociación de Exalumnos del Servicio
de Cirugía Plástica de la Universidad Nacional – UNIPLÁSTICA,
manifestando que a todos nos embarga una emoción excepcio-
nal al recordar al profesor Felipe Coiffman, fundador y miembro
emérito de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética
y Reconstructiva, y miembro de Número de la Academia Nacio-
nal de Medicina, pero existen razones suficientes para que el
dolor en este caso sea más entrañable, trayendo a nuestras
mentes y corazones el cálido y emocionado recuerdo de nues-
tro eminente profesor, colega y amigo. Porque Felipe represen-
tó para la especialidad, un ejemplo de vocación realizada
enteramente, de desinterés en el esfuerzo, de ambición justa de
saber, de honradez acrisolada, de férrea voluntad, de mente
despejada y lista siempre a captar y trasmitir las últimas ideas
del adelanto científico, y de un corazón en permanente actitud
de servicio a los semejantes.
Esta delicada especialidad, tuvo en él, un ejemplar de selec-
ción, un abanderado de la constancia, un jalón de progreso, una
garantía de éxito y una apretada síntesis de virtudes excelsas.
Ahora, permitidme manifestarles que Felipe ha sido un ami-
estará en nuestras mentes, y que Gladys, Bernardo, Sandra y
go personal muy cercano, confidente y colega por más de seis
toda su familia sepan que los cirujanos plásticos de Colombia y
décadas. También, uno de mis modelos de mayor importancia,
especialmente los egresados del Servicio de Cirugía Plástica de
así como la figura de un padre a través de quien aprendí el arte
la Universidad Nacional, estamos cordial y cariñosamente acom-
de la cirugía plástica. Felipe fue un profesor consumado que me
pañándolos en el dolor y en el recuerdo.
estimuló, mimó, regañó, así como me permitió sobresalir en lo
que hago, sin considerar que fuera residente o jefe de mi propio
Una ejemplar trayectoria académica por Ricardo
servicio. Su único objetivo era enseñarme. Su instrucción y
Salazar L.
guía ha sido invalorable en la formación de mi carrera y práctica
El doctor Felipe Coiffman realizó sus estudios de Medicina
profesional.
con total dedicación y excelente rendimiento académico en la
Desde hace un tiempo le preguntaba a Felipe, cómo estás y
Facultad de la Universidad Nacional de Colombia, la cual le
el me decía: “Aquí como volqueta de construcción”, y yo le
concedió su diploma con el número 3120 del 31 de julio de 1951
respondía como así, y él me contestaba: “haciendo fila para que
de médico y cirujano (Figura 1).
me echen tierra”. Esa fila termina hoy.
En este momento hagamos un paréntesis cordial y digá- * Miembro emérito y expresidente de la SCCP.
** Expresidente S.C.C.P. Miembro Academia Nacional de Medicina.
mosle a Felipe, que él está aquí con nosotros, que siempre
66 HOMENAJE RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

“Abordé al Dr. Guillermo Nieto Cano, quien unos años an-


tes había estado en el Servicio de Cirugía Plástica del profesor
Sir Harold Guillies, en Londres. El Dr. Nieto, junto con el Dr.
José Ignacio Mantilla, asistían esporádicamente al San Juan
para tratar, especialmente, úlceras crónicas, que en el pabellón
de San Lucas ocupaban más de treinta camas permanentemen-
te. Ambos me recibieron con cordialidad y me hicieron nombrar
interno de Cirugía Plástica. No teníamos una consulta externa
de la especialidad, ni camas dedicadas ex profeso a la cirugía
plástica. Con Néstor Godoy, luego con Miguel Amézquita, ha-
cíamos turnos para atender las escasas urgencias.1
En este hospital realizó no solamente trabajo asistencial sino
Figura 1. Ceremonia de Grado. Dr. Felipe Coiffman.
que al vincularse a la carrera docente, cumplió en su totalidad las
diferentes exigencias y requerimientos para avanzar en el escala-
Posteriormente se trasladó a la ciudad de Nueva York a com-
fón y posicionamiento académico, con el fin de llegar a ser reco-
plementar sus estudios y conocimientos en el Hospital Mount
nocido y galardonado con el título de Profesor Emérito.
Sinai con el doctor Arthur Barsky a quien siempre reconoció
Luego de su gestión docente en el Hospital de San Juan de
como su preceptor y cuyas enseñanzas y experiencias al regre-
Dios se trasladó al Hospital Pediátrico de la Misericordia don-
sar a Colombia no solamente aplicó, sino que siempre fue enfá-
de gracias a su dedicación y desempeño se fundó un pabellón
tico en trasmitirlas y compartirlas con los demás profesionales
de quemados, acontecimiento este, en el cual es importante
de la salud. Todo lo anterior lo hizo debido a su vinculación
destacar que no fue únicamente su trabajo médico-quirúrgico
como docente en la que siempre reconoció como su Alma Mater,
sino también su desempeño a nivel social, comunitario y gu-
la Universidad Nacional, donde trabajó sin descanso y con
bernamental, logrando un apoyo importante y definitivo del
gran dedicación en compañía de los doctores Guillermo Nieto
entonces Presidente de la República, doctor Guillermo León
Cano y José Ignacio Mantilla con quienes fundó el Servicio
Valencia, quien no solamente respaldó el proyecto sino que
Docente de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital de San
realizó importantes gestiones destinadas al funcionamiento y
Juan de Dios en el año de 1971. Al respecto de esta situación el
operación institucional de este importante pabellón hospitala-
Dr. Coiffman la describió de la siguiente manera (figura 2):
rio. Posteriormente continuaría en funcionamiento bajo la di-
rección y el liderazgo del doctor Cristóbal Sastoque M. Al
respecto el Dr. Coiffman describió:
“Las consultas pediátricas de cirugía plástica eran remi-
tidas al Hospital de la Misericordia, pero allí no existía un
servicio de la especialidad. En asocio con el Dr. Cristóbal
Sastoque, recién llegado de Argentina, pedimos que se nos
dejara ir a dicho hospital para atender los casos de recons-
trucción. Teníamos pleno apoyo del profesor José Ignacio
Barberi, director del hospital, y del Dr. Efraín Bonilla, jefe del
servicio de Cirugía Pediátrica. Dos años después, Sastoque y
yo, ayudados por las Damas Hebreas de Bogotá y por el en-
tonces Presidente de la República, Guillermo León Valencia,
hicimos la “Primera Campaña Pro Niño Quemado”. Así
creamos el Servicio de Quemados que funcionaba al unísono
con el del Hospital San Juan”.1.
La experiencia y conocimiento de Felipe Coiffman fue reco-
Figura 2. Inauguración Servicio de Quemados. Hospital San Juan de Dios. Dr. nocida y ampliamente difundida, y es así como en el año de
Guillermo Nieto Cano, 1971. 1956 en compañía de otros once cirujanos plásticos fundó la
RCCP Vol. 24 núm. 2 HOMENAJE 67
Diciembre de 2018

Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, institución esta de la ductor e intérprete del Dr. Harold Guillies quien durante su
cual fue su primer secretario y posteriormente ocupó la totali- visita a Colombia en el año de 1959 tuvo a su disposición per-
dad de los cargos de la Junta Directiva hasta culminar como su manentemente al doctor Coiffman a quien el doctor Guillermo
Presidente. Este acontecimiento fue relatado por el Dr. Coiffman Nieto Cano delegó la tarea de ser su traductor permanente du-
de la siguiente manera: “ El 15 de mayo de 1956 nos reunimos rante su visita a nuestro país (Figura 4).
en la sede del Club Médico de Bogotá, que en aquel entonces
estaba ubicado en la calle 16 entre carreras 8° y 9°. Asistimos
Guillermo Nieto Cano, José Ignacio Mantilla, Néstor Godoy,
León Hernández, Álvaro Londoño, Juan Ruiz Mora, Gerardo
Obonaga, Guillermo Rojas, Hernando Castro, Delfín Borrero
Durán, Humberto Dorado Garcés, Luis González Torres y el
que escribe estas líneas. Fue esta la reunión de fundación de
la sociedad que titulamos: “Sociedad Colombiana de Ciru-
gía Plástica y Reparadora”. Elegimos la primera Junta Di-
rectiva que quedó constituida así: presidente, doctor
Guillermo Nieto Cano; vicepresidente, doctor León Hernán-
dez; secretario, doctor Felipe Coiffman; co-secretario, doctor
Hernando Castro-Romero; tesorero, doctor José Ignacio
Mantilla; co-tesorero, doctor Néstor Godoy; vocales, docto- Figura 4. Sir Harolds Guillies, Dr. Coiffman.
res Delfín Borrero Durán, Álvaro Londoño y Gerardo
Obonaga. Esta Junta se encargó de organizar el primer Con- Durante su desempeño en el Hospital de la Misericordia en
greso de nuestra Sociedad, que se celebró el 19 de junio de compañía de los doctores Ernesto Plata Rueda y Álvaro Caro
1957 en el Club Médico de Bogotá”2 (Figura 3). Mendoza, publicó un libro titulado: “Manejo de electrolitos en
Continuando con su trayectoria y desempeño profesional, Pediatría, en Cirugía, en Quemaduras” (Figura 5).
realizó múltiples presentaciones y conferencias en diferentes
escenarios docentes. Su experiencia y conocimiento lo mismo
que su bilingüismo le permitieron asistir y colaborar como tra-

Figura 5. Texto sobre Quemaduras, 1971.

Posteriormente continuó su gestión como docente y parti-


cipando en diferentes eventos científicos y académicos, y al
mismo tiempo realizando una importante serie de actividades
relacionada con el progreso y posicionamiento de la Sociedad
Colombiana de Cirugía Plástica, es así como el 25 de enero de
1974 durante el XXIII Congreso Latinoamericano de Cirugía
Plástica, el cual se celebraba en la ciudad de Caracas se fundó
la Federación Iberolatinoamericana de Cirugía Plástica y
Reconstructiva la que integraría las diferentes sociedades na-
Figura 3. Mosaico Junta Directiva SCCP cionales de habla hispana y portuguesa. Posteriormente esta
68 HOMENAJE RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

institución creó la Fundación Educacional Iberoamericana Además de la elaboración de este libro, el doctor Coiffman
de Cirugía Plástica – FEIC, nombrando por unanimidad como publicó artículos en revistas de difusión internacional y es de
director al doctor Felipe Coiffman, cargo este que ocuparía du- anotar que mundialmente la de mayor circulación y aceptación
rante varios años (Figura 6). es Plastic and Recostructive Surgery donde se publicó su téc-
nica de injertos de cuero cabelludo, la cual fue aceptada y apli-
cada internacionalmente3. Continuando con su trayectoria y
labor docente e investigativa y debido a su posicionamiento en
la Academia Nacional de Medicina, el 18 de febrero del año
2016 se realizó una solemne ceremonia con objeto de presentar
otro libro suyo titulado: “Cirugía Plástica básica para el no
especialista” (Figura 8), obra en la que se presentan aspectos
básicos orientados al diagnóstico y tratamiento de diferentes
situaciones a las cuales un médico sin estudios de especializa-
ción puede efectuar el manejo adecuado e idóneo de cada si-
Figura 6. Junta Directiva FEICP. tuación y de igual manera generar la remisión oportuna al
especialista de acuerdo a la gravedad de cada situación, orien-
tando a la comunidad médica sobre el diagnóstico y tratamien-
Otro aspecto importante a destacar es el de sus publicacio- to de una entidad denominada por él mismo como Alogenosis
nes, durante toda su gestión profesional hubo una permanente iatrogénica entidad, la cual causa múltiples lesiones y defor-
preocupación por difundir su conocimiento y experiencia, es midades en una importante mayoría de casos, todo ello ocasio-
así como en la actualidad el libro “Texto de Cirugía Plástica nado por el uso indiscriminado de diferentes substancias
Reconstructiva y Estética” de su autoría fue publicado en dos inyectadas en el cuerpo humano sin una idónea y adecuada
volúmenes, inicialmente el 2 de junio de 1986 y hasta la fecha ha preparación y capacitación por parte de quien las aplica.
sido el de mayor difusión en lengua hispana sobre la especiali- Dentro de los hitos importantes de su desempeño profesio-
dad. Todo esto fue el resultado de una permanente dedicación nal es muy importante anotar que él fue el pionero en Colombia
y trabajo tanto del doctor Coiffman como de sus colaborado- en efectuar procedimientos quirúrgicos destinados a cambiar
res. Esta obra fue plagiada en Cuba (Figura 7) sin cumplir con el sexo de las personas. Esta situación constituía durante la
ninguno de los requisitos legales y sin co-
nocimiento ni aprobación del autor. Esta
situación no generó ningún reclamo ni ac-
ción judicial por parte del mismo, quien
nunca quiso efectuar ningún proceso al
respecto, la actualización y revisión de la
obra continuó en un estricto y continuado
proceso y es así como el 23 de julio de 2009
en una muy solemne ceremonia en la Aca-
demia Nacional de Medicina se hiciera el
lanzamiento de la tercera edición consis-
tente en siete tomos, este acontecimiento
fue reconocido por esta magna institución
otorgando al doctor Coiffman la categoría
de Miembro de Número, condición esta que
significa un muy importante y meritorio as-
censo dentro de la misma, dándole el dere-
cho al voto y a formar parte de diferentes
Figura 7. Texto reproducido en Cuba. Figura 8. Última Publicación del Dr. Coiffman.
comités institucionales.
RCCP Vol. 24 núm. 2 HOMENAJE 69
Diciembre de 2018

época un estigma social y en muchos casos estaba muy critica-


do y censurado. Fue en el año 1972 todo ello a consecuencia de
un paciente con rasgos femeninos pero con vestimenta mascu-
lina que solicitaba el manejo y tratamiento de su situación. El
Dr. Coiffman relató lo siguiente: “No lo pensé dos veces, por-
que aquí mismo en Bogotá un buen número de especialistas
habíamos conformado la primera clínica de identificación
Figura 9. La Rebeca: antes y después.
sexual, que funcionaba como dependencia del Hospital San
Juan de Dios de la Universidad Nacional. En esa clínica ya
existía toda una infraestructura científica para poder efec-
tuar un trabajo quirúrgico de tal naturaleza. Lo primero que
hicimos, fue comprobar si realmente se trataba de un caso de
transexualismo, porque es importante hacer un correcto diag-
nóstico para descartar con precisión el homosexualismo o el
travestismo, estados psíquicos muy diferentes al primero, los
cuales pueden curarse sin apelar a una operación quirúrgi-
ca”4. Esta situación fue ampliamente difundida y publicada en
múltiples medios de comunicación del momento, motivando a
que en algunos escenarios lo calificaran jocosamente como el:
“José Gregorio Hernández de los transexuales” como alusión
a un controvertido médico del momento.
Otra importante gestión del Dr. Coiffman se realizó en el
año 2002 cuando un importante y emblemático monumento
escultórico de Bogotá llamado “La Rebeca” fuera víctima del
vandalismo y como consecuencia de ello, se presentó una
total pérdida de la nariz, esta situación en una escultura de
tanto valor y significado cultural motivó a las autoridades Figura 10. Dr. Coiffman y Rebeca.
locales a iniciar un proceso de reparación y restauración de la
misma. Luego de consultar a diferentes artistas y escultores exhibieran y premiaran las distintas obras pictóricas de los fa-
se consultó al Dr. Coiffman quien en compañía de un equipo cultativos tanto cirujanos plásticos como de otras disciplinas.
de expertos restauradores diseñó y coordinó la reparación de La Cirugía Plástica Colombiana ha tenido una irreparable
esta importante escultura, símbolo de la cultura y arte de Bo- pérdida con la muerte del profesor Coiffman; su legado científi-
gotá. Como en la mayoría de los ambientes el Dr. Coiffman fue co y académico permanecerá entre quienes tuvimos la oportu-
reconocido y felicitado, sin embargo no faltaron críticos, quie- nidad de ser sus discípulos y compañeros, en múltiples
nes manifestaron que el denominado “perfil griego” de la actividades científicas, culturales y humanísticas.
escultura (Figura 9) había sido modificado. A pesar de lo ante-
rior, en la actualidad la escultura permanece íntegra y puede ser Referencias
visitada y observada permanentemente (Figura 10). También se 1. Coiffman F. Yo vi nacer el Servicio de Cirugía Plástica del Hospital
San Juan de Dios de Bogotá. Revista Colombiana de Cirugía Plástica
destacó por su afición a la pintura, actividad a la que dedicó y Reconstructiva, junio 2011;17(1):77.
una importante etapa de su vida. Coordinó en diferentes Con- 2. Salazar R. La Cirugía Plástica en Colombia, Legis 2006, pp. 91-92.
3. Coiffman F. Use of square scalp graft for male pattern baldness
gresos de la especialidad el denominado: Salón de Médicos Plastic and reconstructive surgery 1977;60:228.
Artistas, lo cual permitió que en los diferentes eventos se 4. Revista VEA N° 557 junio 21/27 1982, pp. 22-24.

Datos de contacto del autor


Ricardo Salazar López, MD.
Correo electrónico: risalazarl@gmail.com
70 ColHOMENAJE
Rev Cirugía Plástica y Reconstructiva • 2018;24(1):70 RCCP Vol. 24 núm. 2
http://www.ciplastica.com • ISSN 0120-2729 Diciembre de 2018

RECONOCIMIENTOS
OBITUARIOS

Felipe Coiffman Z.

Tulio Ávila R.

Miembro Fundador y emérito de la SCCP .

Miembro honorario de SCCP.

La Revista, nuestra Junta Directiva Nacional y la Sociedad Colombiana de Cirugía


Plástica Estética y Reconstructiva toda, expresan su profundo pesar por el reciente
fallecimiento, en Santa Fe de Bogotá, de los distinguidos colegas y amigos, quienes con
su calidad humana y profesional honraron la especialidad, fueron ejemplo de fraterno
trato y lealtad a nuestra organización. Su partida deja una honda memoria de respeto y
afecto. Compartimos el dolor con sus respectivas familias y seres queridos: Gladys,
Bernardo y Sandra Coiffman; Marina de Ávila, Diana, Tulio y Camilo Ávila.
RCCPCol
Rev Vol. 24 núm. 2Plástica y Reconstructiva • 2018;24(2):71-80
Cirugía 71
Diciembre de 2018
http://www.ciplastica.com • ISSN 0120-2729

TESTIMONIO GRÁFICO

XX Curso Internacional de Cirugía Plástica Estética y


Reconstructiva, SCCP. Barranquilla 2018
En el Hotel Dann Carlton, entre los días 12 y 15 de septiembre, se realizó el máximo evento anual colombiano de
la especialidad, organizado con gran éxito por la Seccional Norte. En el mismo, la SCCP eligió y posesionó su nueva
dirección nacional.
(Fotografías: Gabriel Marulanda, gmpfotografia@hotmail.com Tel. 314 853-9941, Omar Bravo y J.A. Díaz)

Nueva Junta Directiva Nacional de la SCCP, 2018 - 2020. Doctores: Ricardo Galán (Bogotá), vocal. Freddy Rodríguez (Barranquilla), vicepresidente. Álvaro Arana (Cali),
secretario general. Ernesto Barbosa (Bogotá), presidente. María Isabel Cadena (Cali), secretaria ejecutiva. Emilio Aún (Pereira), tesorero. Alfredo Patrón (Medellín), fiscal.

Comité organizador, doctores: Ricardo Manzur, presidente. Fredddy Rodríguez, vicepresidente. Edison Orozco, Tesorero. Luis Alfonso Saija, secretario general. Reinaldo
Corrales, fiscal.
72 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

Los presidentes del Curso y de la SCCP, Ricardo Manzur y Ricardo Galán, entregan reconocimientos por servicio distinguido a: Jorge Arturo Díaz, director de la Revista.
Lydia Masako, profesora invitada. Enzo Rivera, profesor invitado. Emilio Aún, tesorero de la SCCP y Jorge Cantini, profesor invitado.

El profesor Tito Tulio Roa, expresidente y miembro emérito de la


SCCP rinde honores a la memoria del maestro Felipe Coiffman, cuya Boris Henríquez, presidente de la Seccional Norte anfitriona del Curso y ex-vicepresidente de
imagen presidió todas las sesiones. la SCCP, recibe de la Junta directiva nacional saliente un pergamino de gratitud a su labor.
RCCP Vol. 24 núm. 2 73
Diciembre de 2018

Sherry Collawn (USA), ptosis palpebral. Horacio Mayer (Argentina), orejas en asa. Alan González (Colombia), rejuvenecimiento facial. Luis Vasconez (USA),
complicaciones en ritidoplastia.

Discuten: Joao Medeiros (Brasil), levantamiento glúteo postbariátrico. Antonio Domínguez (México), paciente latino. Jorge de la Torre (USA), contorno postbariátrico. Lydia
Masako (Brasil), ritidoplastia.

Amigos en el auditorio: Alejandro Duarte (México, presidente FILACP), Francisco Villegas (Tuluá), Glayse June (USA), Jaime Zapata (Cali), Juan Hernando Santamaría
(Medellín), María Cristina Quijano (Popayán), Clara Dorado (Cali.)
74 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

Alfredo Patrón y Mónica García de Medellín, Ernesto Barbosa nuevo presidente,


Damaris Romero, presidenta del próximo congreso nacional en Santa Marta y
Mauricio Pineda de Manizales.
Cotel de inauguración. Departen los conferencistas Ali Kilic, Jobe Fix y Henry
Vasconez de USA.

Señoras: Yadira de Valencia, María Fernanda de Arana, Alicia de Villegas, Silvia


de Villegas, Ruby de Díaz, Adriana de Charry.
Fraternidad en el Club Campestre. Carlos Oaxaca y Héctor González Miramonte
de México con sus señoras y Jorge Eduardo Aristizabal de Colombia.

Mesa XI Mama.
Jobe Fix (USA),
Heraldo Inforzato
(Brasil), Ricardo
Manzur (Colombia),
Guillermo Vásquez
(Argentina), Oswaldo
Gómez, Rafael
Gómez, Oscar
Fontalvo y Aulio
Bustos (Colombia).
RCCP Vol. 24 núm. 2 75
Diciembre de 2018

Controversias. Enzo Rivera (Brasil), abdominoplastia superior. William Murillo (Colombia), correlación antropométrica en gluetoplastia. Oscar Ramírez (USA),
abultamiento y debilidad abdominal. Jorge Arturo Díaz (Colombia), calipigia femenina.

Mesa de contorno corporal IV. Carlos Triana (Colombia) modera. Lina Triana (Colombia), rejuvenecimiento vaginal. Gustavo Abrile (Argentina), liposucción
asistida. Marco Aurelio Pellon (Brasil), injerto de grasa estructurada.

Mesa Rinoplastia 1: Oswaldo Gómez, abierta herramienta segura. Hernán Amarís, abierta en espejo. Carlos Oaxaca (México), Nariz desviada. John Sanabria
(moderador). Basilio Henríquez (presidente). Rolando Prada, narices cortas. César Daher (Brasil), rinoplastia primaria. Eugenio Lafaurie (secretario.)
76 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

De paisano a paisano. Poncho Zuleta y su Vallenato de altura.


dedicatoria a Damaris Romero presidenta del
próximo congreso SCCP Santa Marta 2019.

Sesión mama. Ricardo Manzur (Colombia) Técnicas de plastia y pexia. Guillermo Vásquez (Argentina) Implantes anatómicos. Emilio Aún (Colombia) Experiencia
personal. Heraldo Inforzato (Brasil) Pexia con implantes.

Foto de familia. Los miembros admitidos, con la Junta directiva nacional en el almuerzo de compañeros.
RCCP Vol. 24 núm. 2 77
Diciembre de 2018

Cena de profesores. Con sus señoras: Ricardo Manzur, Ernesto Barbosa, Alejandro Duarte (Mexico), Jorge Arturo Díaz, Julio Guzmán y Enzo Rivera.

Cena de profesores. Con sus señoras: Luis Vasconez (USA), José Haddad (México), Marco Aurelio Pellon (Brasil), Rolando Prada (Colombia), Héctor González
(México)y Jorge Cantini (Colombia).
78 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

El doctor Ricardo Galán presidente saliente presenta su informe anual a la


Asamblea de la SCCP

Toma del juramento al nuevo presidente de la SCCP Doctor Ernesto Barbosa.

El presidente toma juramento a la nueva junta.


RCCP Vol. 24 núm. 2 79
Diciembre de 2018

Rinoplastia 2: Fabio Nahas (Brasil, moderador). Boris Henríquez, Tácticas esenciales. Germán Rojas, nariz negroide. Adolfo Rosales, injertos.

Acompañantes visitando la casa de poeta


Julio Flores en Usiacurí: Ruby de Díaz,
Catalina Galán, Silvia de Villegas, María
Fernanda de Arana, Yadira de Valencia,
Adriana de Charry, María del Pilar de Cantini,
Lucía de Villegas y Daniela Polanía.

Encuentro de colegas golfistas entre


los que destacaron por su notable
hándicap y certero put: Los doctores:
Carlos Ramírez (padre e hijo), Tito
Tulio Roa, Ricardo Salazar y Colombia
Quintero.
80 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

El descanso de los jóvenes.


En la cena de clausura, los presidentes entrante y saliente, Ernesto Barbosa
y Ricardo Galán, a nombre de la SCCP entregan un pergamino enalteciendo
el gran éxito de Ricardo Manzur al frente de toda la organización del evento.

Doctoras: Mejive de Barbosa, Adriana de Rivera, Mayra de Manzur y Lidya


Masako. El profesor invitado Shino Bay (USA) a la izquierda y su alegre compañía.

En el auditorio la invitación quedó abierta para el XXXVII Congreso Nacional de la SCCP en Santamarta, septiembre de 2019…
RCCP Vol. 24 núm. 2 81
Diciembre de 2018

INFORMACIÓN A LOS AUTORES

Información a los autores

La Revista Colombiana de Cirugía Plástica y Reconstructiva es la 2.10. La bibliografía se numerará en orden de aparición de las citas
publicación científica oficial, semestral, de la Sociedad Colombiana de en el texto, encerrado el numero entre paréntesis, al final del
Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva SCCP. Para el envío de párrafo correspondiente. Este número indica al orden de la
artículos deben atenderse las siguientes pautas: bibliografía al final del artículo.
1. Aspecto general a) En caso de revistas: apellidos e iniciales del nombre del
La decisión de aceptar, revisar y publicar es potestad de los edito- autor y sus colaboradores; después de los tres primeros
puede resumirse: «et al» o «y col». Título completo del
res, y esto puede incluir resumir el artículo, reducir el número de
artículo, nombre de la revista abreviado según estilo del
ilustraciones, tablas y referencias, cambiar la redacción, o acompañar
Index Medicus; año de publicación, volumen, páginas ini-
con artículos de discusión.
cial y final. Para el uso de mayúsculas y puntuación sígase
Los trabajos deben ser originales, inéditos y exclusivos para la
el ejemplo: Jelks GW, Smith B, Bosniak S, et al. The
Revista. Una vez publicados su reproducción deberá contar con apro-
evaluation and managment of the eye in the facial palsy.
bación del editor y crédito a la Revista. Clin Plast Surg 1979; 6: 397-401.
El contenido de los trabajos, procedencia de las fotografías, las b) En caso de libro: apellidos e iniciales de todos los autores;
ilustraciones y demás puntos de vista son de exclusiva responsabili- título del libro; edición; ciudad; casa editorial; año; pági-
dad de los autores y no reflejan necesariamente los del Comité Edito- nas inicial y final. Para el uso de mayúsculas y puntua-
rial de La Revista Colombiana de Cirugía Plástica y Reconstructiva ni ción, sígase el ejemplo: Kirschbaum S. Quemaduras y
de la SCCP. Cirugía Plástica de sus secuelas. 2.a ed. Barcelona; Salvat
Los manuscritos deben enviarse vía E-mail, a: direccionrevista. Editores, 1979: 147-165.
sccp@cirugiaplastica.org.co, jadir45@gmail.com y en CD a Revista c) En caso de capítulos de libros: apellidos e iniciales de los
Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica y Reconstructiva; Calle 127 autores del capítulo; título del capítulo; autores y editores
# 16A-76 Oficina 304 Bogotá, D.C. Colombia. El autor debe guardar del libro; título del libro; edición; ciudad; casa editorial;
copia del material enviado. Los artículos serán sometidos al arbitraje año; páginas inicial y final. Para el uso de mayúsculas y
por pares con sistema doble ciego. Indispensable, carta de solicitud puntuación sígase el ejemplo: Kurzer A, Agudelo G. Trau-
declarando originalidad, no conflicto de interese, aprobación ma de cabeza y cuello. Facial y de tejidos blandos, en:
institucional y de todos los autores. Olarte F, Aristizábal H, Restrepo J, eds. Cirugía. 1ª ed.
2. Preparación de manuscritos Medellín: Editorial Universidad de Antioquia; 1983: 311-
2.1. Los manuscritos deben venir en el programa Word de 328. En la sección de bibliografía no se debe citar comuni-
Windows. El material fotográfico, dibujos y tablas deberán caciones personales, manuscritos en preparación y otros
grabarse en archivos separados (JPEG, GIF o TIFF) y datos no publicados; estos se pueden mencionar en el
referenciarse dentro del documento escrito. Todo el trabajo texto, colocándolos entre paréntesis.
deberá enviarse en un disco compacto (CD) de datos. 2.11. Las tablas y cuadros se denominaran «tablas», y llevará nu-
2.2. Cada componente debe ir en página separada y se ordenará meración arábiga en orden de aparición; el título correspon-
de la siguiente forma: a) Título, b) palabras clave, c) key diente debe ir en la parte superior de la hoja y las notas en la
parte inferior. Los símbolos para unidades deben aparecer
words, c) resumen, d) abstract, e) texto, f) agradecimientos,
en el encabezamiento de las columnas.
g) bibliografía, h) tablas y figuras.
2.12. Las fotografías, gráficas, dibujos y esquemas se denomina-
2.3. El título sucinto y que refleje la esencia del trabajo, seguido
ran «figuras», se enumeran según orden de aparición, inclu-
por los nombres de autor y colaboradores, con los respecti-
yendo la respectiva leyenda para cada una. Cuando se trate
vos títulos académicos y la institución a la cual pertenecen.
del mismo caso se usará el número correspondiente seguido
2.4. Escribir nombre, identificación y dirección del autor responsa- de las letras del alfabeto sucesivas, ejemplo: figura 1A, figu-
ble de la correspondencia así como su correo electrónico. Así ra 1B, etc. Si una figura ha sido publicada, se requiere el
mismo, especificar las fuentes de ayuda para la realización del permiso escrito del editor y el crédito a la publicación origi-
trabajo sea en forma de subvención, equipos o medicamentos. nal. Igual en caso de personas identificables.
2.5. Las palabras claves, identificaran el tema y advierten los 2.13. Las cartas al editor son comentarios cortos sobre algún ma-
tópicos tratados terial previamente publicado, u opiniones personales que se
2.6. El resumen debe constar máximo de 200 palabras, incluyen- consideran de interés inmediato para la cirugía plástica; en
do propósitos, procedimientos básicos, hallazgos y conclu- este caso la comunicación debe llevar un título.
siones. Concreto, impersonal, sin abreviaturas, excepto 2.14. El título resumido de los artículos publicados aparece en la
unidades de medida. carátula y en las páginas impares interiores, por lo cual el
2.7. El texto seguirá este orden: introducción, materiales y méto- autor debe sugerirlo.
dos, resultados, discusión y conclusiones. 2.15. La Revista Colombiana de Cirugía Plástica y reconstructiva no
2.8. El abstract, traducción del resumen al Inglés es indispensable. asume responsabilidad por las ideas expuestas por los autores.
2.9. Los agradecimientos se harán en formato muy breve, men- 2.16. Para las citas bibliográficas la abreviatura de la Revista es:
cionando únicamente el nombre y el motivo. Rev Colomb Cir Plást Reconstr.
82 RCCP Vol. 24 núm. 2
Diciembre de 2018

INFORMATION OF AUTHORS

Information for Authors

The Colombian Journal of Plastic and Reconstructive Surgery is 2.8. The abstract, the English translation of the summary is in-
the, semi-official scientific publication of the Colombian Society of dispensable.
Plastic and Reconstructive Surgery The content of the works, origin 2.9. Acknowledgements will be in very short form, mentioning
of the photographs, illustrations and other points of view are the only the name and the reason.
exclusive responsibility of the authors and do not necessarily reflect 2.10. The bibliography is numbered in order of appearance of the
those of the Editorial Committee of the Colombian Journal of Plastic citations in the text, the number enclosed in parentheses, at
and Reconstructive Surgery or of the SCCP. For sending papers should the end of the corresponding paragraph. This number indicates
be addressed to the following guidelines: the order of the bibliography at the end of the article.
a) In case of journals: surname and initials of the author and
1.0 General Aspects
his collaborators; after the first three can be summarized:
The decision to accept, review and publish it power to publishers,
«et al» or «et al». Full title of the article, name of journal
and this may include summarize the article, reducing the number of
abbreviated according to Index Medicus style; year of
illustrations, tables and references, rewording, or Serve with discussion publication, volume, first and last pages. For the
papers. capitalization and punctuation then follow the example
Entries must be original, unpublished and exclusive to the Journal. Jelks GW, Smith B, Bosniak S, et al. The evaluation and
Once published reproduction must have approval from the editor and managment of the eye in the facial palsy. Clin Plast Surg
credit to the Journal. 1979; 6: 397-401.
The content of the works, origin of the photographs, illustrations and b) If the book: surnames and initials of all authors; title of
other points of view are the exclusive responsibility of the authors and do the book; editing; city; publishing house; year; first and
not necessarily reflect those of the Editorial Committee of the Colombian last pages. For the capitalization and punctuation, then
Journal of Plastic and Reconstructive Surgery or of the SCCP. follow the example Kirschbaum S. Burns and Plastic
Manuscripts should be submitted via e-mail, to: direccionrevista. Surgery of its aftermath. 2nd ed. Barcelona; Salvat Edito-
sccp@cirugiaplastica.org.co, jadir45 @ gmail.com and CD Magazine res, 1979: 147-165.
Colombian Society of Plastic and Reconstructive Surgery; Calle 127 # c) For book chapters: surname and initials of the authors of
16A-76 Office 304 Bogotá, DC Colombia. The author should keep the chapter; chapter title; authors and book publishers;
copies of material submitted. Items will be subjected to peer review title of the book; editing; city; publishing house; year;
double-blind system. Indispensable application letter stating originality, first and last pages. For the capitalization and punctuation
no conflict of interest, institutional approval and all authors. then follow the example Kurzer A, G. Agudelo head and
2.0. Preparation of manuscripts neck trauma. Facial and soft tissue, in: Olarte F, H
2.1 Manuscripts should come in the Windows Word program. Aristizabal Restrepo J, eds. Surgery. 1st ed. Medellin:
The photographs, drawings and tables should be recorded in Editorial University of Antioquia; 1983: 311-328. In the
separate files (JPEG, GIF or TIFF) and referenced in the bibliography should not cite personal communications,
written document. All work must be submitted on a compact manuscripts under preparation and other unpublished data;
these may be mentioned in the text by placing brackets.
disc (CD) data.
2.11. Tables and charts «tables» will be denominated, and take
2.2. Each component must be on a separate page and be ordered
Arabic numerals in order of appearance; the corresponding
as follows: a) title, b) keywords, c) key words, c) short, d)
title should be at the top of the sheet and notes at the bottom.
abstract, e) text, f) acknowledgments, g) bibliography, h )
Symbols for units should appear in the column headings.
tables and figures.
2.12. Pictures, graphics, drawings and schemes «figures» were
2. 3. Concise title and reflect the essence of the work, followed properly named, are listed in order of appearance, including the
by the names of the author and collaborators, with the res- respective caption for each. In the case of the same case the
pective academic degrees and the institution to which they corresponding number followed by the letters of the alphabet
belong. successive, eg be used: 1A, 1B, etc. If a figure has been published,
2.4. Write name and address of the author responsible for written permission from the editor and credit to the original
correspondence and e-mail. Also, specify the sources of publication is required. Like if identifiable persons.
support for the performance of work in the form of grants, 2.13. Letters to the editor are short comments on some previously
equipment or drugs. published material, or personal opinions that are considered
2.5. The key words, identify the issue and warn the topics of immediate interest for plastic surgery; in this case the
covered communication must be labeled.
2.6. The abstract should contain up to 200 words, including 2.14. The summary of the articles published title appears on the
purposes, basic procedures, findings and conclusions. cover and inside odd pages, so the author should suggest it.
Specifically, impersonal, without abbreviations, except for 2.15. The Colombian Journal of Plastic and Reconstructive assumes
units of measurement. no responsibility for the ideas expressed by the authors.
2.7. The text will follow this order: introduction, materials and 2.16. For short citations of the journal is Rev Colomb Cir Plast
methods, results, discussion and conclusions. Reconstr.