You are on page 1of 2

LA EDUCACION EN BOLIVIA

La Educación en Bolivia a través de su historia, ha sufrido una serie de modificaciones,


reformas y cambios educativos, adecuando su currículo, modalidades
y organización estructural a los cambios internos y externos del país.
En Diciembre del 2010, Bolivia aprueba una nueva ley de educación (N° 070 "Ley de la
Educación Avelino Siñani-Elizardo Pérez) en la que en su artículo primero indica lo
siguiente:
Mandatos Constitucionales de la Educación
 1. Toda persona tiene derecho a recibir educación en todos los niveles de manera
universal, productiva, gratuita, integral e intercultural, sin discriminación.
El artículo 2 (Disposiciones Generales), establece la importancia de la participación social:
"Se reconoce y garantiza la participación social, la participación comunitaria, de madres y
padres de familia en el sistema educativo, mediante organismos representativos en todos
los niveles del Estado. En las naciones y pueblos indígena originario campesinos,
comunidades interculturales y afro bolivianas de acuerdo a sus normas y procedimientos
propios.
Sobre la organización estudiantil la ley indica: "El Estado reconoce la participación de
las organizaciones estudiantiles en la defensa de sus derechos, según reglamento
específico. Se exceptúa de este derecho a los estudiantes de los institutos militares y
policiales por encontrarse sujetos a régimen especial y normativa específica.
Como se puede deducir, La educación participativa es una prioridad en Bolivia. En ese
sentido el Ministerio de Educación ha iniciado una campaña comunicacional
como estrategia de socialización para lograr la participación de todos los agentes que
participan en el proceso educativo. "La educación, una tarea de todos" es una de las
premisas que suele escucharse por los medios de comunicación. Sin embargo,
¿entendemos a cabalidad su significado?, ¿Conocemos nuestro papel dentro del proceso
educativo?, ¿Conocemos las obligaciones de las instituciones públicas en relación a la
educación? ¿Somos conscientes de las transformaciones y reformas educativas en las que
se encuentra nuestro país?
Asimismo, reconoce que la educación es libre, gratuita y sin ningún tipo de discriminación
de clase, social y creencia religiosa, nuevos elementos que también serán debatidos para
ser incluidos en las reformas al sistema educativo.
Estos antecedentes sobre la universalización y participación de la educación en Bolivia,
expresados en la premisa: "La Educación es tarea de todos".
EDUCACION EN BOLIVIA
En la futura norma se pretende que la educación alcance la igualdad y se destierren los
privilegios y en ella, una vez vigente, se garantice la gratuidad y obligatoriedad para todos
los bolivianos, en todos los niveles, con igualdad de oportunidades, sin discriminación
social, cultural, lingüística y económica.

El proyecto de ley lleva el nombre del indígena Avelino Siñani, quien se enfrentó a finales
del siglo XIX en el altiplano paceño a los terratenientes y que, de manera clandestina,
levantó una pequeña escuela, pero que se hizo grande después de su encuentro con el
educador Elizardo Pérez, con quien impulsó la idea de liberación del indio boliviano a
través de la cultura y de la educación.

Desde la perspectiva del Ministerio de Educación, la educación debe ser un elemento


sustancial de la descolonización para terminar con las fronteras étnicas y la sociedad de
castas que durante 514 años fue construido por una elite en el país.
Según el parlamentario, la nueva ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez sustituirá a la Ley
1565, de Reforma Educativa, que estuvo vigente desde 1992, además de contener todas
las sugerencias de los sectores involucrados en este tema.

“La Ley 1565, de Reforma Educativa, concluyó su ciclo y el país ingresa en un proceso de
transformación estructural, donde se construirá nuevas políticas educativas que acabarán
con la nación clandestina”, precisó el parlamentario.

El marco filosófico y político de proyecto de ley “Avelino Siñani y Elizardo Pérez”,


establece que la educación debe ser universal, única y diversa.

Universal, porque atenderá a todos los habitantes del Estado; única, en cuanto a su
calidad y contenido curricular básico y diversa en su aplicación y pertinencia a cada
contexto geográfico, social, cultural y lingüístico.

La futura norma reconocerá, además, a las personas discapacitadas como ciudadanos


formales con todos los derechos y deberes establecidos en la legislatura vigente.

En el país está en vigor la Ley 1678, de Personas con Discapacidad, que en su artículo
cuarto establece la obligación de todas las instituciones públicas del Estado y las empresas
privadas la “contratación preferente” a personas con discapacidad en un promedio del 4
por ciento del total de su personal.