You are on page 1of 5

¿Qué es Lean Construction o Construcción sin

Pérdidas?

La industria de la construcción y sus desafíos


La construcción tradicionalmente se sitúa como una de las
industrias con peores desempeños en términos del uso de
recursos, confiabilidad en los plazos, contaminación, control
de calidad y seguridad laboral. Diversas razones pueden
esgrimirse para explicar esto, como por ejemplo el trabajo en
sitio, la unicidad de los proyectos y del lugar de
emplazamiento, la poca especialización de la mano de obra
y la gran cantidad de actores y disciplinas involucradas, que
constituyen equipos de trabajo de naturaleza temporal.
Estos factores tornan la gestión de la construcción en un
verdadero arte cuyas principales responsabilidades son la
planificación, el seguimiento y control de los proyectos. El
desarrollo de nuevas herramientas de apoyo a la gestión y
eficiencia de los procesos constituye, por tanto, una
actividad fundamental para el desarrollo de la industria de la
construcción.
Las herramientas de gestión convencionales abordan
principalmente las pérdidas productivas de la construcción y
se enfocan en problemas como la calidad del trabajo,
confiabilidad en los plazos y aprovechamiento de recursos,
pero presentan una perspectiva anticuada de producción,
que falla en entenderla como un flujo de procesos. Este flujo
recibe materias primas y a través de una serie de procesos
de transformación, produce productos que deben satisfacer
las necesidades y requerimientos de sus clientes, lo que se
conoce como cadena de valor.

Lean Production
El análisis del sistema de producción con el foco puesto en
el flujo de producción en lugar de la optimización parcial de
sólo algunos aspectos de éste, tiene su raíz al alero de la
industria automotriz japonesa. El ingeniero de Toyota,
Taiichi Ohno es considerado el padre del Sistema de
Producción Toyota, que sería conocido en el mundo entero
como sistema de Producción sin Pérdidas (Lean Production
o Lean Manufacturing) a fines de los años 80. Esta
verdadera filosofía de producción busca eliminar las
pérdidas productivas (“grasa”), es decir, todo aquello que no
agrega valor al producto, pero que consume recursos y
tiempo. Ejemplos de esto son las esperas, los defectos, el
almacenamiento de inventarios, o el movimiento innecesario
de materiales y trabajadores por la fábrica (o el sitio de
construcción). La atención se enfoca al sistema de
producción en su totalidad, dejando a un lado el foco
estrecho de producción por especialidad enfocándose en la
productividad del trabajador, o en la producción masiva
(realizada por máquinas).
Lean Construction
Lean Construction (Construcción sin Pérdidas) acepta los
criterios de diseño de Ohno de los sistemas de producción y
persigue ese standard de perfección. El manejo de un
proyecto de construcción bajo la filosofía Lean significa: (i)
tener un set de objetivos claros para el desarrollo del
proyecto, entendiendo los requerimientos del
cliente/mandante; (ii) enfocarse en maximizar el desempeño
para el cliente a nivel de proyecto; (iii) diseñar en forma
simultánea tanto el producto como el proceso; (iv) aplicar
controles de producción a lo largo del ciclo de vida del
proyecto. Pero de inmediato surge la duda: ¿qué tipo de
producción es la construcción? La construcción es
esencialmente el diseño y ensamblaje o montaje de objetos
fijos en su lugar, y en consecuencia posee las características
de la producción en sitio, de productos únicos (edificios o
proyectos de construcción) y equipos de trabajo temporales
y multidisciplinarios.
En términos prácticos la forma de transformar la
construcción en un proceso “lean” significa en primer lugar,
incorporar en la construcción el aprendizaje de décadas
adquirido en la industria manufacturera moderna y minimizar
las peculiaridades propias de la construcción para sacar
provecho de las técnicas lean desarrolladas en la industria
manufacturera. En segundo lugar, implica desarrollar
técnicas lean adecuadas al dinamismo de la construcción
(ad-hoc), para aquellas peculiaridades que no pudieron
abordarse o estandarizarse. Además en ambos casos se
debe coordinar a los instaladores especializados, quienes
están en el frente de trabajo, y a través de los cuales la
ingeniería y la fabricación se aplican mejor. El Value Stream
Mapping (VSM o Mapa de Cadena de Valor) es un ejemplo
de la primera estrategia sugerida. Es decir, adoptar una
técnica lean y aplicarla a la construcción, para en este caso
mapear el proceso de producción y proponer, implementar y
monitorear el progreso de las mejoras sugeridas. El Sistema
de Planificación Last Planner (Último Planificador) en
cambio, constituye un ejemplo de la segunda estrategia
sugerida, pues implica el desarrollo de un sistema de
planificación y control de proyectos que lidia con la
variabilidad e incertidumbre inherentes a los procesos
constructivos y apunta a reducirlas y lograr compromisos de
planificación confiables.

Mapa de navegación
Con esta primera entrega doy inicio a una serie de artículos
relacionados que busca instalar en los lectores la inquietud
por mirar a nuestros proyectos de construcción y
últimamente a nuestra industria de una manera diferente.
Busco despertar la curiosidad analítica de todos los
participantes de un proyecto de construcción (stakeholders)
para entender mejor tanto el producto (edificio), como el
proceso (plan o estrategia de materialización del producto)
de construcción. Bajo la filosofía Lean, producto y proceso
deben desarrollarse integradamente y no de forma
secuencial como ocurre hoy, y todos los stakeholders están
llamados a contribuir a esta transformación lean.
En las siguientes entregas abordaré algunas de las
herramientas específicas que caracterizan el kit de
herramientas lean, como el Value Stream Mapping, y el
Sistema de Planificación Last Planner, para finalmente
ilustrar el impacto de estas herramientas en proyectos de
construcción y asomarnos al futuro de nuestra industria de
la construcción.