You are on page 1of 7

UNIVERSIDAD CATÓLICA LOS ÁNGELES DE CHIMBOTE –

FILIAL PIURA

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA

ESCUELA DE DERECHO

TÍTULO

LA PENA

AUTORA

IRMA CRUZ CORREA

CURSO

DERECHO PENITENCIARIO

DOCENTE

DR. WILSON CHUNGA AMAYA

CICLO

IX

Piura – 2017
DEDICATORIA

A Dios; a mis padres por darme la


oportunidad de ser quien soy, a los familiares por
brindarme su apoyo en todo momento y a todos
aquellos que de alguna manera han estado
siempre.
ÍNDICE

I. INTRODUCCIÓN

II. LA PENA

2.1. Concepto

2.2. Naturaleza Jurídica

2.3. Clases de Pena

2.4. Fin de la Pena

III. CONCLUSIONES

IV. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


I. INTRODUCCIÓN

Conforme a lo estudiado se entiende por Pena a la sanción penal, que no es más que
la limitación o restricción de determinados bienes jurídicos a un ciudadano, que
debe ser impuesta por la autoridad judicial competente, de acuerdo la ley, siguiendo
las pautas de un debido proceso juicio previo, cuando se le declare culpable de una
infracción penal.

Las penas que implican la privación de libertad deben, por tanto, encaminarse hacia
la resocialización del reo, entendida ésta como vida futura sin delitos, como buen
comportamiento externo del delincuente, y por mucho que internamente él mismo se
encuentre en desacuerdo.

De este modo, el paso de un grado a otro en nuestro sistema penitenciario se


establece o así debería hacerse únicamente en función de exigencias de instituciones
como la libertad condicional.

Dentro de las penas establecidas en nuestro ordenamiento jurídico, tenemos como la


pena privativa de la libertad, restrictiva de la libertad, limitativas de derecho y
multa; que conforme se desarrolle el marco teórico abordaré de que trata uno de
ellos.
II. LA PENA

2.1. CONCEPTO:

La comisión de un delito por parte de un sujeto culpable determina la responsabilidad


penal y por ello la sugestión del trasgresor a las consecuencias que son indicadas por el
orden jurídico: la pena. Pero es de notarse que además de la pena pueden surgir otras
consecuencias de la comisión de un delito con ocasión del mismo como es el caso de las
medidas de seguridad, que no guardan sin embargo relación con la culpabilidad sino
con otros criterios de prevención y asimismo las consecuencias civiles que derivan del
hecho catalogado como delito.

La pena es pues la consecuencia lógica del delito y consiste en la privación o restricción


de ciertos derechos del trasgresor que debe estar previamente establecida en la ley y que
es impuesta a través de un proceso como retribución en razón del mal del delito
cometido.

Tal concepto de pena se adapta a la naturaleza misma de esta sanción y se enmarca


perfectamente dentro de las previsiones de nuestra Constitución la cual contiene
diversas disposiciones relativas a la sanción penal y entre otras cosas en materia de
derechos individuales se refiere a la garantía de no poder ser “considerado a sufrir pena
que no esté establecida en ley preexistente” ni poder ser considerado en causa penal sin
antes haber sido notificado personalmente de los cargos y oído en la misma que indique
la ley y a la imposibilidad de que algún ciudadano pueda ser condenado a pena de
muerte o a penas perpetuas o infamantes o restrictivas de la libertad que exceden de
treinta años o la pena de extrañamiento salvo como conmutación de otra pena y a
solicitud del mismo reo.

2.2. NATURALEZA JURÍDICA:

La pena se justifica por su necesidad como medio de represión indispensable para


mantener las condiciones de vida fundamentales para la convivencia de personas en una
comunidad.

Sin la pena, la convivencia humana en la sociedad actual sería imposible. Su


justificación no es, por consiguiente, una cuestión religiosa ni filosófica, sino una
amarga necesidad.
Más discutidos son los problemas sobre el fundamento y fines de la pena. Estos han
constituido el objeto de la llamada "lucha de Escuelas", que durante muchos años ha
sido el punto de quiebre de discusiones y polémicas en la Ciencia del Derecho Penal.
Aquí expondré sucintamente los tres puntos de vista principalmente mantenidos,
distinguiéndose tradicionalmente, las teorías absolutas, teorías relativas y teorías
eclécticas o de la unión.

2.3. CLASES DE PENA:

PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD: La pena privativa de libertad impone al


condenado la obligación de permanecer encerrado en un establecimiento. El penado
pierde su libertad ambulatoria por un tiempo de duración variable que va de la mínima
de dos días hasta la cadena perpetua (Art. 29 del C. P.)

PENAS RESTRICTIVAS DE LA LIBERTAD: Son aquellas que, sin privar totalmente


al condenado de su libertad de movimiento, le imponen algunas limitaciones. Se
encuentran reguladas por el artículo 30º del Código Penal. Son penas que restringen los
derechos de libre tránsito y permanencia en el territorio nacional de los condenados.

PENAS LIMITATIVAS DE DERECHOS: Consideradas en los artículos 31º al 40º del


Código Penal. Estas sanciones punitivas limitan el ejercicio de determinados derechos
económicos, políticos y civiles, así como el disfrute total del tiempo libre. Son de tres
clases: Prestación de servicios a la comunidad (variante especial del trabajo correccional
en libertad), limitación de días libres (el condenado sólo debe internarse en un centro
carcelario por periodos breves que tienen lugar los días sábados, domingos o feriados) e
inhabilitación (incapacidades o suspensiones que pueden imponerse a un condenado).

MULTA: La pena de multa obliga al condenado a pagar al Estado una suma de dinero
fijada en días multa. El importe del día multa es equivalente al ingreso promedio diario
del condenado y se determina atendiendo a su patrimonio, renta, remuneraciones, nivel
de gasto y demás signos exteriores de riqueza.

2.4. FIN DE LA PENA

ART. IX del título preliminar)

 Preventiva
 Protectora
 Resocializadora

La Pena y sus Fines en la Legislación Peruana: Los últimos procesos de reforma


tienden, precisamente, a hacer de la pena un instrumento de resocialización, sin
abandonar su aspecto retributivo y preventivo general. En el Código de Ejecución Penal,
promulgado por D. Leg. 330 del 6 de marzo de 1985, se dispone que la "ejecución de
las penas y medidas privativas de libertad tienen por objeto la reeducación,
rehabilitación y reincorporación del internado a la sociedad" arts. I del título preliminar.

Mientras que en el nuevo Código penal de 1991, en el artículo IX del Título Preliminar
señala que la pena tiene fines de prevención, protección y resocialización.
En el plano práctico, conduce a un "derecho penal" en que las personas devienen en
objeto de manipulación en las manos de un Estado todopoderoso.

Para evitar este grave peligro, no basta, como lo creía Maúrtua, contar con un sistema
penitenciario organizado con la perfección necesaria. La experiencia de los últimos años
en el mundo demuestra lo contrario. De allí que en países como Suecia, donde se han
realizado serios esfuerzos para aplicar los métodos de tratamiento más avanzados, exista
una fuerte corriente dirigida a reforzar un sistema penal basado en el reconocimiento de
la capacidad de culpabilidad y de responsabilidad de las personas.

En el código penal peruano, se determinan los fines de la pena, que deben ser cumplirse
en diferentes esferas. La prevención será a cargo de Sistemas de Prevención del delito,
desde los jóvenes, medidas legislativas y una buena y determinante participación de la
Policía Nacional.

En cuanto a la resocialización, estará a cargo del Instituto Nacional Penitenciario


(INPE), quienes mediante medidas que ejecute en sus centros penitenciarios intentar
conseguir la resocialización de los internos.

APRECIACIÓN CRÍTICA:

Considero que la Pena hoy en día vienen siendo muy frágiles, incluso los jefes de
bandas utilizan a menores de edad para cometer sus fechorías, y así se libran de
una pena máxima; los operadores de justicia deben trabajar para mejorar
nuestra legislación respecto a éste tema y que sean más “duras” y brindar un
temor a la población si piensan en cometer delito.