You are on page 1of 32

La objeción de conciencia

en el primer año de aplicación de
La nueva ley de reclutamiento
Agosto 2017 – Octubre 2018

Informe

Avances y dificultades en la implementación de la Ley 1861 de 2017,
en relación a la garantía del Derecho Fundamental a la
Objeción de Conciencia al Servicio Militar en Colombia

Elaborado por:

Acción Colectiva de Objetores y Objetoras de Conciencia - ACOOC
Carrera 19 # 36 – 34, Segundo piso • Teléfono 300 3824059
Bogotá – Colombia
objecion@objetoresbogota.org

Asociación Cristiana Menonita para Paz, Justicia y Acción Noviolenta - JUSTAPAZ
Proyecto de objeción de conciencia, noviolencia y prevención del reclutamiento de niños, niñas, adolescentes y jóvenes
Calle 61F # 24 -42, Barrio San Luis • Bogotá - Colombia
Teléfonos: (571) 926 1263 • 926 1264 • 926-1265
www.justapaz.org

Con el apoyo de:
Sweford
Tierra de Hombres

Edición digital al cuidado de
Ana Rosa Ramírez Palomino
ketzakapa@gmail.com

Bogotá, D. C. noviembre de 2018
Contenido

1. Contexto general de la Ley 1861 de 2017 y justificación del informe 5
Logros 6
2 La objeción de conciencia en el marco de la Ley 1861 de 2017 8
2.1 ¿Qué es la objeción de conciencia y cuál es su relación con el
servicio militar? 8
2.2 ¿Cuáles son los requisitos para definir la situación militar como
objetor de conciencia? 9
• Requisitos para definir la situación militar 9
2.3 ¿Cuál es el procedimiento para definir la situación militar como
objetor de conciencia? 9
• Etapa 1. Inscripción 9
• Etapa 2. Solicitud de reconocimiento como objetor de
conciencia de manera verbal o escrita 10
• En caso de solicitud escrita 10
• En caso de solicitud verbal 10
• Etapa 3. Citación a la Comisión Interdisciplinaria Territorial 11
- Elementos importantes 11
• Etapa 4. Revisión de la decisión de Primera Instancia
por parte de la Comisión Nacional de Objeción de Conciencia 12
- Elementos importantes 12

3
3. Balance del reconocimiento de la causal de objeción de conciencia 13
3.1 ¿Cuántas solicitudes de objetores de conciencia se han presentado
desde la entrada en vigencia de la ley a octubre de 2018? 13
3.2 ¿En qué lugares se presentaron mayor y menor número de solicitudes? 15
3.3 ¿A cuántos jóvenes le reconocieron su condición de objetor
de conciencia? 15
3.4 ¿A cuántas de las respuestas desfavorables se le interpusieron
los recursos de reposición y en subsidio de apelación? 17
4. Casos acompañados que muestran las dificultades al definir la
situación militar como objetores de conciencia 18
4.1 Caso 1 18
- Resumen de los hechos del caso 19
- Acciones administrativas, políticas o jurídicas adelantadas 19
- Fallo hábeas corpus en primera instancia 20
- Fallo hábeas corpus en segunda instancia 21
- Fallo de tutela 21
4.2 Caso acompañado por la acción colectiva de objetores y objetoras
de conciencia - ACOOC 22
5. Conclusiones 23
4.3 Caso acompañado por la Fundación Educación para la Paz
y Resolución de Conflictos - EDUPAZ 26
- Resumen de los hechos 26
5. Avances y dificultades en la implementación de la
Ley 1861 de 2017 ó la nueva Ley de Reclutamiento 28
• Avances 28
• Dificultades 29
6. Recomendaciones a nivel internacional y nacional 30
• Eslovenia 30
• Croacia 31
• Organizaciones de objetores y objetoras de conciencia y
antimilitaristas 31

4
1
Contexto general de la
Ley 1861 de 2017
y justificación del informe

El 4 de agosto de 2017 fue sancionada la Ley 1861, mediante la cual se
Reglamenta el Servicio de Reclutamiento, Control de Reservas y la Mo-
vilización. El proceso de aprobación tardó dos años desde la radicación del
Proyecto de Ley 101 de 2015, presentado por el Ministerio de Defensa, hasta
la sanción del texto final.
El texto inicial presentado por el Ministerio de Defensa, contenía diferentes
elementos preocupantes, toda vez que retrocedía o afectaba la garantía de
derechos fundamentales de los jóvenes en su proceso de definición de la situa-
ción militar y la solvencia económica del país. Algunos ejemplos de esto son:

• La intención de unificar periodos para la prestación del servicio militar en
18 meses.
• El aumento de la bonificación mensual a soldados en un 70% del salario
mínimo.
• No incluir el derecho a la objeción de conciencia como causal de exen-
ción, ni el procedimiento para definir la situación militar como objetor de
conciencia.
• Mantener la obligatoriedad del servicio militar.

5
Lo anteriormente mencionado y la apuesta de distintas organizaciones1 por
avanzar en la desmilitarización de la vida, mentes y territorios en Colombia,
llevó a la articulación entre éstas y las Unidades Técnicas Legislativas, de dife-
rentes Representantes a la Cámara y Senadores de la República, para modifi-
car e incluir diversos artículos ajustados al marco nacional e internacional de
los derechos humanos, la jurisprudencia de la Corte Constitucional y algunos
elementos fundamentados en el posicionamiento de una cultura de paz. Po-
demos decir que se lograron avances a partir de la interposición conjunta de
diferentes proposiciones, pliegos de modificaciones y ponencias negativas al
proyecto de ley del Ministerio de Defensa.

Logros
••El reconocimiento legal de la objeción de conciencia como cau-
sal de exoneración de la prestación del servicio militar (artículo 12,
literal N).
••La exclusión de los objetores de conciencia de las reservas de las
Fuerzas Militares como garantía de sus derechos en todo tiempo
(parágrafo del artículo 52).
••La inclusión de un procedimiento para la definición de situación
militar de los objetores de conciencia con participación e interven-
ción de delegados del Ministerio Público (artículos 77, 78, 79 y 80).
•• La prohibición legal de la realización de detenciones arbitrarias
con fines de reclutamiento, conocidas popularmente como batidas
(parágrafo 2 del artículo 4.)
••Inclusión de la obligación de hablar sobre el derecho a la obje-
ción de conciencia al servicio militar en los planteles educativos
(parágrafo 1 del artículo 17).

Lo alcanzado, sin duda, es un aporte importante para avanzar en la apuesta de
construcción de una cultura de paz, toda vez que cuando un joven hace ejer-
cicio del derecho fundamental a la objeción de conciencia al servicio militar,
ratifica dos planteamientos:
• El primero, indica que involucrarse en la filas militares no es la única forma de
aportar al país, tal como ya lo ha dicho la Corte Constitucional en diferentes
fallos.

1. Acción Colectiva de Objetores y Objetoras de Conciencia (ACOOC), la Asociación Cristiana Menonita para Paz, Justicia
y Acción Noviolenta (JUSTAPAZ), Colectiva la TULPA, Juventud Rebelde, el proceso Articulación por la Objeción de
Conciencia.

6
• El segundo que no repetir parámetros de violencia es el camino para su-
perar el conflicto social y armado en Colombia. Sin embargo, es necesario
seguir avanzando en la garantía de este derecho o herramienta de cons-
trucción de paz, toda vez que a los objetores de conciencia les siguen obli-
gando al pago de cuota de compensación militar, lo cual es contradictorio,
ya que el derecho no se agota solamente con la no participación en grupos
armados, sino que tampoco debe ser sometido a su financiamiento.
En el presente informe se busca contextualizar o explicar el concepto de ob-
jeción de conciencia al servicio militar, el procedimiento para definir la si-
tuación militar como objetor de conciencia, compartir un balance sobre la
implementación de la nueva ley de reclutamiento, socializar algunos casos de
objetores acompañados por diferentes organizaciones y hacer públicas algunas
recomendaciones que contribuyan en la defensa de este derecho.
Por último, reafirmar que las organizaciones que construimos el presente infor-
me reiteramos la importancia de seguir aunando esfuerzos por la eliminación
del Servicio Militar Obligatorio en Colombia, teniendo en cuenta el actual
escenario de construcción de paz y reconciliación.

7
2 2
La objeción de conciencia en el
marco de la Ley 1861 de 2017

En el presente apartado se pretende contextualizar o ubicar a los lectores
en las garantías y derechos que tienen los objetores de conciencia al
servicio militar obligatorio, para definir su situación militar a la luz de la nueva
ley de reclutamiento, Ley 1861 de 2017.

2.1 ¿Qué es la objeción de conciencia y cuál es su relación con
el servicio militar?
La objeción de conciencia es un derecho fundamental que reconoce la posibi-
lidad que tiene cualquier persona a negarse a obedecer mandatos o leyes, por
considerar que estas lo llevarían a actuar en contra de sus principios o valores,
lo cual afectaría su conciencia. En el caso específico del servicio militar, la
objeción de conciencia es el derecho de los jóvenes a negarse a cumplir esta
obligación argumentando razones éticas, políticas, filosóficas o religiosas.
De acuerdo con lo planteado por la Corte Constitucional en la sentencia C-728
de 2009, la objeción de conciencia es un Derecho Fundamental que (…) ha
sido definida como la resistencia a obedecer un imperativo jurídico invocando la
existencia de un dictamen de conciencia que impide sujetarse al comportamiento
prescrito (…). Derecho que a su vez está reconocido en el ámbito internacional

8
en la Declaración Universal de Derechos Humanos, artículo 18; en el Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el artículo 18 y en Colombia en
la nueva ley de reclutamiento (Ley 1861 de 2017).

2.2 ¿Cuáles son los requisitos para definir la situación militar
como objetor de conciencia?
Según la Ley 1861 de 2017, ley de reclutamiento vigente, la objeción de concien-
cia es una causal de exoneración del servicio militar en todo tiempo, tal como lo
indica el artículo 12, literal N: “Los ciudadanos objetores de conciencia”.

Requisitos para definir la situación militar

••Ser mayor de edad.
••Tener razones religiosas, éticas, filosóficas, morales o políticas
para negarse a prestar el servicio militar.
••Las razones deben ser profundas, fijas y sinceras, es decir, que
no sean planteamientos triviales, fáciles de modificar o usados so-
lamente para evadir la prestación del servicio militar.

Cabe anotar que diferentes organizaciones sociales defensoras de derechos
humanos, consideran que la objeción de conciencia no sólo es un derecho
para negarse a prestar el servicio militar, sino también es una decisión cons-
ciente de los jóvenes que aporta a la construcción de paz en Colombia.

2.3 ¿Cuál es el procedimiento para definir la situación militar
como objetor de conciencia?
El procedimiento está contenido en los artículos 17, 77, 78, 79 y 80 de la Ley
1861 de 2017 y contempla las siguientes etapas:

Etapa 1. Inscripción

El Servicio de Reclutamiento y Movilización del Ejército, con el apoyo de la
Registraduría Nacional del Estado Civil, debe inscribir en la plataforma digital
(https://www.libretamilitar.mil.co/modules/consult/militarysituation) a los jóve-
nes una vez hayan cumplido la mayoría de edad; posteriormente, cada joven
debe acceder a la plataforma para complementar sus datos. (Consultar artículo
2.3.1.4.3.1 del Decreto Reglamentario 977 de 2018)

9
Etapa 2. Solicitud de reconocimiento como objetor de conciencia de
manera verbal o escrita

El objetor de conciencia debe presentar su solicitud verbal o escrita a la Co-
misión Interdisciplinaria de Objeción de Conciencia, la cual tendrá que ser
atendida y resuelta en un término máximo de 15 días.

En caso de solicitud escrita

••Suministrar los datos personales del objetor: nombres y apellidos
completos del objetor o de su apoderado -si es el caso-, documen-
to de identificación, domicilio, teléfonos, lugar de notificación y
correo electrónico sí tiene.
••Desarrollar y sustentar una a una las razones éticas, morales, po-
líticas, religiosas o filosóficas que le resultan incompatibles con la
prestación del servicio militar.
••Anexar documentos y elementos de prueba que acrediten la se-
riedad de sus convicciones como objetor de conciencia, es decir,
demostrar que sus razones son profundas, fijas y sinceras.
••Algunos documentos que pueden servir de prueba son: certifica-
dos o declaraciones de personas, organizaciones sociales, entida-
des educativas, deportivas o comunitarias en las que se participa o
dan fe de la sinceridad de sus declaraciones, y, si las razones para
objetar conciencia son de índole religiosa, certificados de pastores
o de la iglesia donde ejerce su vocación religiosa.

NOTA: Es importante ser lo más detallado posible en cada una de las razones
de conciencia que se tienen, ya que estas serán abordadas durante la citación
ante la Comisión Interdisciplinaria. Se puede relacionar información, artículos
o informes que den sustento a los planteamientos desarrollados.

En caso de solicitud verbal

••Debe proporcionar sus datos personales junto con las razones
de conciencia que tenga para negarse a prestar el servicio militar.
Dicha información será recibida y registrada por una persona dele-
gada de la autoridad competente (Comisión Interdisciplinaria).

10
••El joven que manifieste su objeción de conciencia de forma ver-
bal, deberá aportar los documentos y elementos de prueba dentro
de los diez (10) días hábiles siguientes a la formulación.

NOTAS:
• La Comisión Interdisciplinaria contará con un término de 15 días para re-
solver las solicitudes de los objetores realizadas de manera verbal o escrita.
• La presentación de la declaración como objetor de conciencia suspende el
proceso de incorporación, hasta que se dé respuesta por parte de la Comi-
sión Interdisciplinaria territorial y nacional.

Etapa 3. Citación a la Comisión Interdisciplinaria Territorial

De acuerdo con la nueva ley de reclutamiento, una vez se radique la solicitud
de reconocimiento como objetor de conciencia, el Distrito Militar donde se
encuentre adelantando el proceso citará al joven a una Comisión Interdisci-
plinaria Territorial, órgano que decidirá las solicitudes de los objetores de con-
ciencia en primera instancia.
La decisión debe ser tomada entre las siguientes personas: comandante, médi-
co, psicólogo y asesor jurídico del Distrito Militar correspondiente, acompaña-
dos por un delegado de Ministerio Público (puede ser Defensoría, Personería o
Procuraduría) a partir del análisis de los documentos presentados y el resultado
de la entrevista realizada al joven para confirmar que sus razones son fijas,
profundas y sinceras.

Elementos importantes

••Es obligatoria la presencia del comandante, el médico, el psicólo-
go, el asesor jurídico del distrito militar y un delegado del Ministe-
rio Público (Defensoría, Personería o Procuraduría), de lo contrario
se puede pedir la anulación de la decisión
••La decisión que tome la Comisión debe darse de manera escrita,
detallando con argumentos de fondo cada una de las razones de
esta determinación.
••En caso de negar la solicitud del joven, la Comisión debe indi-
carle que aún puede hacer uso de los recursos de reposición y del
subsidio de apelación.

11
••El hecho de que le nieguen la solicitud no significa que el joven
pueda ser reclutado, toda vez que, como se acaba de señalar, exis-
te otra instancia que revisará la decisión tomada por la Comisión
Interdisciplinaria Territorial.

NOTA:
La ley establece que el joven puede solicitar la coadyuvancia de una organi-
zación para que ésta lo acompañe en su proceso de definición de situación
militar como objetor de conciencia.

Etapa 4. Revisión de la decisión de Primera Instancia por parte de la
Comisión Nacional de Objeción de Conciencia

En caso de que la decisión de primera instancia sea negativa, el joven puede
hacer uso de los recursos de reposición y el subsidio de apelación para que sea
una Comisión Nacional de Objeción de Conciencia la que decida, en segunda
instancia, la solicitud del objetor de conciencia.
Esta Comisión Nacional debe estar conformada por el director de recluta-
miento del Ejército Nacional, un delegado del Ministerio Público (Defensoría,
Personería o Procuraduría), un médico, un psicólogo y un asesor jurídico de la
Dirección de Reclutamiento. La decisión que esta Comisión tome, debe darse
por escrito desarrollando de fondo cada una de las razones planteadas.

Elementos importantes

••La participación del director de reclutamiento del Ejército Nacio-
nal, del delegado del Ministerio Público (Defensoría, Personería o
Procuraduría), y de un médico, un psicólogo y un asesor jurídico
de la Dirección de Reclutamiento son de carácter obligatorio para
garantizar el debido proceso.
••Si la decisión es negada, el joven puede hacer uso de la Acción
de Tutela para buscar la protección de su derecho por vías jurídi-
cas, toda vez que la objeción de conciencia es un derecho funda-
mental.

12
3
Balance del reconocimiento
de la causal de
objeción de conciencia

El presente balance corresponde al primer año de aplicación de la nueva
ley de reclutamiento y tiene como sustento la respuesta dada por el Co-
mandante del Comando de Reclutamiento y Control Reservas (E), a los dere-
chos de petición interpuestos por la Asociación Cristiana Menonita para Paz,
Justicia y Acción Noviolenta JUSTAPAZ, y la Acción Colectiva de Objetores y
Objetoras de Conciencia - ACOOC, cuyos radicados son: 20183802093041:
MDN-CGFM-COEJC- SECEJ- JEMGF-COREC-C-11 -1-10 y 20183802093001:
MDN-CGFM-COEJC- SECEJ- JEMGF-COREC-C-11 -1-10.

3.1 ¿Cuántas solicitudes de objetores de conciencia se han pre-
sentado desde la entrada en vigencia de la ley a octubre de 2018?
Entre agosto de 2017 y octubre de 2018 se han presentado 422 solicitudes.
distribuidas así:
••332 pertenecen a objetores de conciencia que se niegan a pres-
tar el servicio militar por razones religiosas.
••90 por argumentos éticos, morales, filosóficos o políticos, las cua-
les corresponden al 79% y 21% respectivamente.

13
90 Esto indica, en primer lugar, que el re-
conocimiento legal del derecho a la
332
objeción de conciencia ha posibilitado
el aumento1 de las solicitudes de obje-
tores de conciencia, si se compara con
Objetores de conciencia
las realizadas en el año 2016 y en el
Argumentos éticos, morales, filosóficos
primer semestre del 2017.
Grafica 1. Solicitudes presentadas entre
agosto de 2017 y octubre de 2018

19 En el 2016 se presentaron 182 solicitu-
des, de las cuales 163 fueron por razo-
163 nes religiosas y 19 por otras razones.

Razones religiosas Otras razones Grafica 2. Solicitudes presentadas en 2016
según sus razones

14 Y en el primer semestre de 2017 se
presentaron 117 solicitudes, 103 por
103 razones religiosas y 14 por otras razo-
nes.

Razones religiosas Otras razones Grafica 3. Solicitudes presentadas en 2017
según sus razones

Es evidente que las razones por las que más se presentan solicitudes son de
carácter religioso, lo cual debe llevarnos a preguntar el por qué.
Como posibles hipótesis se considera que se ha hecho mayor difusión del
derecho a la objeción de conciencia en comunidades de fe, que los jóvenes
en las iglesias cuentan con el respaldo de sus líderes espirituales quienes les
emiten certificaciones que ayuda en su proceso de definición de la situación
militar. Y que el acompañamiento recibido les da más seguridad para enfren-
tarse ante la presión que ejercen los militares en los diferentes Distritos Mili-
tares; apoyos con los que no cuentan muchos jóvenes objetores que no están
adscritos a ninguna organización o iglesia.
1. Muy bajo en comparación a la cantidad de jóvenes que fueron reclutados en ese mismo periodo, que según nota perio-
dística de Caracol Noticias fue de 64.236, esto quiere decir que los objetores representan sólo el 1% del total de jóvenes
incorporados, ver en: https://bit.ly/2P0ov1q.

14
3.2 ¿En qué lugares se presentaron mayor y menor número de
solicitudes?
Las zonas en las que se presentaron mayor número de solicitudes por parte de
objetores de conciencia fueron Cali (97), Bogotá (80), Cundinamarca (42), Nei-
va (40), Bucaramanga (39) y Medellín (33), y en las que no hubo ni una solicitud
Barranquilla y Montería2.

3.3 ¿A cuántos jóvenes le reconocieron su condición de objetor
de conciencia?
Tal como se relaciona anteriormente entre agosto de 2017 y octubre de 2018,
se presentaron 422 solicitudes, de las cuales al momento de la respuesta al
Derecho de Petición 371 ya habían sido resueltas y 51 estaban pendientes de
resolver.
El total de jóvenes reconocidos
como objetores de conciencia en
51
ese periodo fue de 266 y por lo tanto
los no reconocidos fueron 105 que
corresponden al 28%. Este porcen-
371
taje de solicitudes con respuestas
negativa es muy alto y preocupante,
Solicitudes resueltas toda vez que la Corte Constitucional
Solicitudes sin resolver en la Sentencia T-314 de 2014 esta-
bleció que:
Grafica 4. Solicitudes resueltas y no resueltas
“(…) La cuestión central a resolver
entonces, se resume en cómo debe
abordarse el conflicto entre conciencia y obligación, lo cual necesariamente con-
cierne a la doble dimensión3 de lo que es a la vez un derecho moral y un deber
jurídico frente al Estado.
Esta aparente colisión debe resolverse en favor de la persona4, pues es
indiscutible que en una sociedad pluralista fundada en el respeto de la
dignidad humana, no se deba obligar a las personas a realizar acciones

2 Para mayor información ver documentos anexos.

3 Al respecto, es posible consultar Desobediencia Civil en: DWORKIN, Ronald. Los derechos en serio, pág. 307. Editorial
Ariel, Barcelona, 2007.

4 En la Sentencia T-603 de 2012, la Corte consideró: “La objeción de conciencia es susceptible de ser analizada bajo la
estructura de los derechos subjetivos. En cambio, la desobediencia civil es un hecho frente al cual no podría esperarse una
conducta determinable como una prestación concreta por parte del Estado, como sí sucede en aquella, donde se espera que
el poder constitutivo permita el ejercicio de la objeción de conciencia con la consecuente permisión de la abstención frente
al deber exigido.

15
contrarias a las convicciones más profundas de su conciencia. Se trata de un
espacio vedado o inmune a la coacción, inherente a la persona por su condición
racional e implica que ningún pensamiento o acción pueda ser impuesto a per-
sonas con cosmovisiones diversas que definan su personalidad, a tal punto que
las torne incompatibles con lo que la ley prescribe, en particular en cuanto a la
disciplina militar en la que el uso de la fuerza es un elemento de la esencia (…)”.
(Cursiva y negrilla fuera de texto)
El planteamiento de la Corte Constitucional es claro al indicar que la regla ge-
neral debe ser el respeto y protección del derecho fundamental de los jóvenes
objetores de conciencia, premisa que como se evidencia no se está cumplien-
do, y por lo tanto cuestionamos que sean miembros del mismo Ejército, en
su mayoría, los que resuelven las solicitudes presentadas por los objetores de
conciencia5.
Además, el número elevado de solicitudes negadas obedece a la inexis-
tencia de unos criterios objetivos y técnicos aplicables por las comisiones
interdisciplinarias, para analizar si los argumentos de los objetores de con-
ciencia son fijos, profundos y sinceros. Esto ocasiona que en diferentes Dis-
tritos Militares las decisiones se tomen de manera unilateral o priorizando
el interés de reclutamiento por parte de las Fuerzas Militares.
Sin embargo, no se puede desconocer que la inclusión de un procedimiento
para definir la situación militar de los objetores de conciencia, en la nueva ley
de reclutamiento ha contribuido en el aumento de las respuestas favorables de
las solicitudes. Esto ineludiblemente responde al aumento significativo de las
declaraciones, tal como puede observarse en la siguiente gráfica.

422
450
371
400
350
300
250
200
150 105
100
50
0
Presentadas Favorables Desfavorables
Grafica 5. Solicitudes y resueltas

5 Tal como lo indica el artículo 77 de la Ley 1861 de 2017

16
Otro de los elementos a tener en cuenta dentro en este apartado, es que 9
de las solicitudes presentadas corresponden a jóvenes ya incorporados, de los
cuales 4 fueron reconocidos como objetores de conciencia, y por lo tanto des-
acuartelados. Esto ratifica que el derecho a la objeción de conciencia puede
ejercerse antes o después de la incorporación y que es fundamental avanzar
en la protección del derecho de jóvenes reclutados objetores de conciencia
puesto que muchos desconocen este derecho.

3.4 ¿A cuántas de las respuestas desfavorables se le interpusieron
los recursos de reposición y en subsidio de apelación?
De acuerdo a la respuesta dada por el Comando de Reclutamiento y Control
Reservas - COREC, de las 105 respuestas desfavorables a octubre de 2018
sólo se habían interpuesto dos recursos de reposición y la Comisión Interdis-
ciplinaria Nacional resolvió un recurso de apelación revocando la decisión de
primera instancia.
Esto plantea un gran reto frente a la divulgación de los recursos que pueden in-
terponer los objetores cuando la Comisión Interdisciplinaria Territorial les niega
su derecho, porque seguramente quedaría en un limbo administrativo y no
lograrían definir su situación militar por miedo a ser reclutados.

17
4 4
Casos acompañados que
muestran las dificultades al
definir la situación militar como
objetores de conciencia

En este apartado se relacionan tres casos de objetores de conciencia
acompañados por la Asociación Cristiana Menonita para Justicia, Paz y
Acción Noviolenta - JUSTAPAZ, la Acción Colectiva de Objetores y Objetoras
de Conciencia - ACOOC y la Fundación Educación para la Paz y Resolución
de Conflictos - EDUPAZ.
Se socializarán los hechos de cada caso, las acciones administrativas, políticas
o jurídicas adelantadas, los resultados de las acciones interpuestas, la situación
actual de los jóvenes y algunas conclusiones. Esto será de gran ayuda para
personas u organizaciones que actualmente realizan asesorías o acompaña-
mientos a jóvenes objetores de conciencia.

4.1 Caso 1
Este caso estuvo acompañado por la Asociación Cristiana Menonita para Paz,
Justicia y Acción Noviolenta - JUSTAPAZ y el Colectivo Conciencia sin camu-
flado de Ibagué - Tolima

18
Resumen de los hechos del caso

El pasado 15 de agosto de 2018, Juan Diego1, residente de un municipio del
Departamento del Tolima, fue contactado telefónicamente por un militar,
quien le indicó que para resolver su situación militar debía presentarse en la
ciudad de Ibagué el 16 de agosto, y que de no hacerlo sería sancionado eco-
nómicamente.
Él joven en cumplimiento de dicha orden y con el interés de resolver su situa-
ción militar como objetor de conciencia se presentó en el lugar y hora indica-
dos, con documentos que acreditaban:
• Que estaba terminando su bachillerato en una institución legalmente cons-
tituida.
• Que él es el sustento económico de sus padres y hermana menor de edad.
• Que hace parte de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia - IPUC.
Sin embargo, le indicaron que debía presentarse al siguiente día en el DIM No
38 de Ibagué.
El 17 de agosto, en el DIM No 38 le realizaron los exámenes psicofísicos con
diagnóstico de apto para prestar el servicio militar y en horas de la tarde ofi-
cializaron su incorporación y trasladado a un batallón ubicado en Tolemaida-
Tolima. Esto omitiendo el análisis de los argumentos y documentos aportados
por Juan Diego que acreditaban, de acuerdo a la Ley 1861 de 2017, que estaba
inmerso en dos causales de exoneración de la prestación del servicio militar:
ser objetor de conciencia y ser el sustento económico de padres incapacita-
dos para trabajar. Y una causal de aplazamiento: estar cursando estudios de
secundaria.

Acciones administrativas, políticas o jurídicas adelantadas

Teniendo en cuenta los hechos narrados anteriormente se interpuso una ac-
ción de hábeas corpus, para buscar proteger los derechos fundamentales a la
libertad personal y al debido proceso de Juan Diego, puesto que él había sido
reclutado contra su voluntad y con violación de las garantías establecidas en la
Ley 1861 de 2017.
Algunas de las irregularidades presentadas en su incorporación fueron:

1 El nombre del joven se cambió por solicitud expresa del objetor de conciencia

19
• Juan fue citado para realizarle el primer examen psicofísico y terminó sien-
do reclutado el mismo día; situación que no es posible porque entre la cita
a primer examen y la jornada de incorporación, debe haber un lapso de
tiempo de 15 días, para que los jóvenes puedan presentar reclamos.
Esto de acuerdo al artículo 24 de la Ley 1861 de 2017: “ARTÍCULO 24. RE-
CLAMOS POR CONSCRIPTOS. Los reclamos que se presenten después del
sorteo y hasta 15 días antes de la incorporación por parte de los conscriptos,
deberán aportarse por escrito o través del portal web indicado por las auto-
ridades de reclutamiento o ante el Distrito correspondiente dentro del mes
siguiente a la inscripción, los cuales serán considerados y resueltos por las
autoridades de reclutamiento hasta quince (15) días antes de la concentra-
ción”. (Cursiva fuera de texto)
• La presentación de declaración como objetor de conciencia por parte de
Juan Diego debió suspender el proceso incorporación hasta que la Comi-
sión Interdisciplinaria Territorial de Objeción de Conciencia resolviera su
solicitud.
Análisis ajustado al artículo 79, numeral 3, de la Ley 1861 de 2017: “(…) El
ciudadano que manifieste su objeción de conciencia de forma verbal deberá
aportar los documentos y elementos de prueba dentro de los diez (10) días
hábiles siguientes a la formulación.
El objetor podrá presentar su solicitud ante cualquier Distrito Militar del país
y será resuelta por la Comisión Interdisciplinaria de Objeción de Conciencia
del Distrito Militar competente. La presentación de la declaración suspende-
rá el proceso de incorporación hasta que se dé respuesta por la autoridad
competente”. (Cursiva fuera de texto)
• El hecho de que Juan Diego se encontrara matriculado y terminando su ba-
chillerato obligaba a las Fuerzas Militares a aplazar la incorporación, hasta
que él obtuviera su título de bachiller, toda vez, que sólo hasta ese momen-
to nace la obligación de prestar el servicio militar.
Artículo 34, literal (e), Ley 1861 de 2017 “Haber alcanzado la mayoría de
edad, estar aceptado y cursando estudios de primaria, secundaria o media.
El deber constitucional de prestar el servicio militar obligatorio nacerá al mo-
mento de obtener el título de bachiller;”. (Cursiva fuera de texto)

Fallo hábeas corpus en primera instancia

Decide declarar improcedente el hábeas corpus por considerar que el proceso
de reclutamiento adelantado por las autoridades militares, estuvo ajustado a la

20
ley de reclutamiento, y ordenó enviar copias del proceso al Jefe de Recluta-
miento del Ejército Nacional para que éste investigara las posibles irregulari-
dades en la incorporación de Juan Diego.
Frente a la decisión consideramos que el juez sólo analizó elementos super-
ficiales del proceso de reclutamiento de Juan Diego, es decir que su fallo lo
fundamentó en verificar si se siguieron o no los pasos generales de incorpora-
ción definidos en la ley, pero no tuvo en cuenta el nuevo procedimiento para
definir la situación militar como objetor de conciencia. Esto puesto que, si
hubiese analizado que el hecho de declararse objetor de conciencia suspende
el proceso de incorporación, Juan no hubiese podido ser reclutado, hasta que
la autoridad competente resolviera su solicitud.
Con este análisis y otros argumentos más detallados se impugnó la decisión
tomada por el juez de primera instancia.

Fallo hábeas corpus en segunda instancia

El juez decide confirmar la decisión de primera instancia, considerando que
Juan Diego no se encontraba detenido de manera irregular, puesto se cumplió
con el procedimiento establecido en la ley. Además, manifiesta que todos los
jóvenes están obligados a prestar el servicio militar; planteamiento que no se
comparte, puesto que el deber es definir la situación militar, y ésta se puede
resolver: a) incorporándose, b) siendo clasificado por sorteo, o c) probando
que se está inmerso en alguna causal de exoneración.
Teniendo en cuenta que contra la decisión de segunda instancia no procede
ningún recurso, y que el derecho a la objeción al servicio militar es un derecho
fundamental, se procedió a se procedió a interponer Acción de Tutela.

Fallo de tutela

Decide tutelar los derechos a la objeción de conciencia y libertad religiosa de
Juan Diego y por lo tanto ordena la desacuartelamiento en las 48 horas siguien-
tes a la notificación del fallo.
Algunos de los argumentos dados por el juez fueron:
“(…) Las pruebas que obran en el expediente le permiten al Juzgado cons-
tatar que el joven Juan Diego pertenece a la comunidad religiosa Iglesia
Pentecostal Unida de Colombia y que profesa su creencia de manera cons-
tante en conjunto con su familia. También se evidencia que la Dirección de
Reclutamiento del Ejército Nacional conocía de esa pertenencia religiosa,

21
por las reiteradas manifestaciones hechas por el accionante, pero que, sin
embargo, no fueron atendidas.” (Negrilla, cursiva y nombre cambiado por
solicitud del joven)
“(…) Adicionalmente, la Defensoría remitió un documento señalando que
las creencias del actor eran profundas, fijas y sinceras, además adjuntó
fotografías que demostraban sus labores en la iglesia y varias grabaciones
en las cuales “le expresa a su madre las dificultades por las que está pasan-
do en el Ejército por haber manifestado la objeción de conciencia”. (Negri-
lla y cursiva fuera de texto)
Además, el juez ordenó la expedición de la libreta militar a favor de Juan Diego.

4.2 Caso acompañado por la acción colectiva de objetores y obje-
toras de conciencia - ACOOC
Referencia Definición de situación militar como objetor de conciencia.
Objetor Juan David Díaz Rojas.
Referencia 1023032557
Zona de 15
reclutamiento
Distrito Militar 2

Fecha de actuación Actuaciones procesales

2015 Primera presentación para resolver situación militar a
través del colegio, se dio aplazamiento para segunda cita
para el 12 de diciembre del 2017, a razón de ser menor
de edad.
07/12/2017 En seguimiento el Ejército programó cita para el veinti-
cinco (25) de enero de 2018 en el Distrito Militar No 51
para segunda cita.

25/01/2018 Le practicaron las pruebas físicas, psicológicas y odonto-
lógicas, declarándolo apto, razón por la cual es incorpo-
rado inmediatamente y trasladado al Distrito Militar No
52 (Usme), donde terminó reclutado en el Batallón ASPC
No 13.

02/02/2018 Se da el desacuartelamiento con la entrega de boleta de
buen trato.

22
26/02/2018 Presenta Derecho de Petición para que se dé el proceso
de definición de su situación militar como objetor de
conciencia.

23/07/2018 Mediante llamada telefónica se citó para el 21 de agosto
del dos mil dieciocho (2018) a las 8:00 am a la Comisión
Interdisciplinaria Territorial del DIM No 51.

23/07/2018 La no asistencia del representante del Ministerio Público,
generó la cancelación de la reunión y en consecuencia
no se pudo componer la Comisión ni surtir la califica-
ción respectiva.
El objetor manifiesta que:
- Firmó carta de asistencia donde se estipula que conti-
núa en el proceso de definición de situación militar.

23/07/2018 - Le notificaron que se aplazaba para el próximo mes la
cita frente al Comité Regional.
- Recibió constancia de presentación a la cita.

25/09/2018 Se presentó a la nueva cita de la Comisión Interdiscipli-
naria Territorial, donde le notificaron de forma oral que
se le negaba la solicitud como objetor de conciencia.
Hasta la fecha no se ha presentado una respuesta por
parte de la Comisión Territorial del DIM No 51, es decir,
no se le ha notificado al objetor el Acto Administrativo.

Conclusiones

• Se contempla cómo el Ejército Nacional, a través de la Comisión Discipli-
naria, instancia competente para conocer las solicitudes de los objetores
de conciencia, desconocen el principio de legalidad como jerarquía y el
de habilitación, al no aplicar durante los procedimientos administrativos de
definición de situación militar el ordenamiento y supremacía de la Cons-
titución (art. 4), puesto que al desconocer que sus actuaciones deben es-
tar sometidas a los mandatos constitucionales, precisados a través de la
jurisprudencia con relación al derecho fundamental al debido proceso y
derechos conexos, pasan por alto que la creación de instancias de deci-
sión como las Comisiones Interdisciplinarias Territoriales, están orientadas
al cumplimento de los procedimientos de ley para garantizar y proteger

23
derechos fundamentales ampliamente reconocidos y la garantía de acceso
a la justicia.
• Es evidente que las instancias administrativas desconocen el principio de
integralidad del ordenamiento jurídico, al desestimar la aplicación de la fina-
lidad2, principios3 y regulación contemplada en el Código de Procedimiento
Administrativo y Contencioso administrativo – CPACA, toda vez que una
lectura integral de los mismos implicaría que la administración en su deber
de dar respuesta oportuna y eficaz de los Derechos de Petición, bajo un
respeto absoluto de la dignidad humana, tendría que responder a través de
la expedición del Acto Administrativo que corresponde a la Comisión Inter-
disciplinaria Territorial de cada unidad militar competente, de manera in-
mediata y con una valoración seria por parte de los cinco profesionales que
la conforman, máxime cuando éste debe ser el producto de los argumentos
del objetor de conciencia ante los interrogantes de dicha comisión desde
su interdisciplinariedad y no con posterioridad a ésta, por cuanto existe el
riesgo de que la decisión se genere única y exclusivamente a través de fun-
cionarios subordinados al comandante del Distrito Militar correspondiente,
haciendo la decisión totalmente arbitraria.
Desde nuestro análisis y tomando como base los pronunciamientos de los or-
ganismos de Naciones Unidas con relación al derecho a la objeción de con-
ciencia, los cuales han sido incorporados en los distintos pronunciamientos
de la Corte Constitucional, entre ellos la Sentencia de Unificación4 que dio
lugar a la inclusión del derecho a la objeción de conciencia como causal de
exoneración previo a la aprobación de la nueva Ley 1861 de servicio militar
obligatorio y, dando relevancia a la reciente recomendación hecha por Croa-
cia5 y a otros pronunciamientos de derecho comparado6, a través de los cuales
2 ARTÍCULO 1o. FINALIDAD DE LA PARTE PRIMERA. Las normas de esta Parte Primera tienen como finalidad proteger y
garantizar los derechos y libertades de las personas, la primacía de los intereses generales, la sujeción de las autoridades
a la Constitución y demás preceptos del ordenamiento jurídico, el cumplimiento de los fines estatales, el funcionamiento
eficiente y democrático de la administración, y la observancia de los deberes del Estado y de los particulares

3 ARTÍCULO 3o. PRINCIPIOS. Todas las autoridades deberán interpretar y aplicar las disposiciones que regulan las actuacio-
nes y procedimientos administrativos a la luz de los principios consagrados en la Constitución Política, en la Parte Primera
de este Código y en las leyes especiales.

Las actuaciones administrativas se desarrollarán, especialmente, con arreglo a los principios del debido proceso, igualdad,
imparcialidad, buena fe, moralidad, participación, responsabilidad, transparencia, publicidad, coordinación, eficacia, eco-
nomía y celeridad. (…)

4 Sentencia SU- 108 del 2016, T- 357/2012, C- 728 de 2009. “Finalmente, basta señalar que hasta tanto no se considere
un proceso especial, reglamentado por el legislador, las objeciones de conciencia que presenten los jóvenes, deberán ser
tramitadas de forma imparcial y neutral, de acuerdo con las reglas del debido proceso, y, en todo caso, el derecho consti-
tucional de objeción de conciencia, puede ser objeto de protección por parte de los jueces de tutela.”

5 30th session of the UPR working group in the review of Colombia - statement of Croatia – “Mr. President (…)While we
welcome the progress achieved so far, we would encourage further efforts of the Government on issues of sexual violence
in conflict and conscientious objection to military service and therefore recommend Colombia to: (…)

6 Affaire Papavasilakis Vs Grecce. European court of humans rights. Frist section. Final 15/09/2016 “. In this connection,
the Court reiterates that the positive obligation on States in accordance with its judgments in Bayatyan and Savda (both

24
se hace énfasis en la conformación de un cuerpo de carácter imparcial, lo
cual se traduce en la posibilidad de contar con decisiones equilibradas frente
a las solicitudes de los objetores de conciencia. Dichas consideraciones no se
cumplen en la nueva normativa, pues el legislador consideró que la forma de
evitar esa arbitrariedad se limitaba a garantizar la participación de un miembro
del Ministerio Público y con la exigencia que la decisión (Acto Administrativo)
fuera motivada, objetiva y técnica (desde una visión integral de cada disciplina
presente en la Comisión).
Los anteriores requisitos no se pueden dar frente a la atención prioritaria del
reconocimiento del derecho fundamental de objeción de conciencia, cuando
en la práctica no se ejercen los principios de inmediatez, inmediación y con-
centración de la junta, que implicaría el debate de razones y conceptos pro-
fesionales después de escuchar, interrogar y evaluar las respuestas dadas por
el ciudadano y no como consecuencia del debate posterior por parte de los
integrantes de la Comisión, sólo con base en apuntes de la entrevista.

• Cuando el legislador omitió amparar el silencio positivo, en el marco del
procedimiento que deben adelantar los objetores de conciencia ante las
autoridades de reclutamiento, con la presentación ante la Comisión Inter-
disciplinaria Territorial, desconoció el carácter de aplicación inmediata de
los derechos de primera generación de los cuales se desprende el derecho
de objeción de conciencia, dando una permisión a la entidades competen-
tes para irrespetar el mandato de que este procedimiento se resuelva en
quince días (15) y todo esto pasando por alto la dignidad misma del ciuda-
dano objetor de conciencia.
En virtud del principio de eficacia, las autoridades buscarán que los procedi-
mientos logren su finalidad y, para el efecto, removerán de oficio los obstáculos

cited above) is not confined to ensuring that their domestic legal system includes a procedure for examining applications
for conscientious objector status. It also encompasses the obligation to provide for an effective and accessible investigation
into such matters (see Savda, cited above, § 99). One of the fundamental conditions for an investigation to be considered
effective is the independence of the individuals conducting it.” In interpretation of the court in de evaluation of the impli-
cation of the Art. 9 (guide on article 9 of the European convention on humans rigths – freedom of thought, conscience and
religion – 31/05/2018) “Thus the Court found a violation of Article 9 in the case of a Greek man who stated that he was a
conscientious objector despite not being an adherent of any specific religion or a member of a pacifist organisation. He had
appeared before the army’s Special Board to explain the reasons for his legal system includes a procedure for examining
applications for conscientious objector status. It also encompasses the obligation to provide for an effective and accessible
investigation into such matters (see Savda, cited above, § 99). One of the fundamental conditions for an investigation to be
considered effective is the independence of the individuals conducting it.” In interpretation of the court in de evaluation
of the implication of the Art. 9 (guide on article 9 of the European convention on humans rigths – freedom of thought,
conscience and religion – 31/05/2018) “Thus the Court found a violation of Article 9 in the case of a Greek man who
stated that he was a conscientious objector despite not being an adherent of any specific religion or a member of a pacifist
organisation. He had appeared before the army’s Special Board to explain the reasons for his request for exemption. The
Special Board normally had five members, two servicemen and three civilians, but on the day in question two of its civilian
members (university professors) had been absent and not been replaced. Since there had nevertheless been a quorum, the
Board, sitting with a majority of servicemen, dismissed the applicant’s request. His appeal having also been dismissed by the
Supreme Administrative Court, he had been heavily fined for insubordination. The Court ruled that the Greek authorities
had failed in their obligation to ensure that interviews with conscientious objectors before the Special Board were conduc-
ted under conditions that guaranteed procedural efficiency and the equal representation required by domestic law.

25
puramente formales, evitarán decisiones inhibitorias, dilaciones o retardos y
sanearán, de acuerdo con este Código las irregularidades procedimentales que
se presenten, en procura de la efectividad del derecho material objeto de la
actuación administrativa.
De acuerdo al principio de economía, las autoridades deberán proceder con
austeridad y eficiencia, optimizar el uso del tiempo y de los demás recursos,
procurando el más alto nivel de calidad en sus actuaciones y la protección de
los derechos de las personas.
Teniendo en cuenta el principio de celeridad, las autoridades impulsarán ofi-
ciosamente los procedimientos, e incentivarán el uso de las tecnologías de
la información y las comunicaciones, a efectos de que los procedimientos se
adelanten con diligencia, dentro de los términos legales y sin dilaciones injus-
tificadas.

4.3 Caso acompañado por la Fundación Educación para la Paz y
Resolución de Conflictos - EDUPAZ

Resumen de los hechos

El joven Juan Sebastián Navarro Medina, de 23 años de edad, en condición
de remiso, elevó ante las instalaciones del Distrito Militar No 17 en la ciudad
de Cali, durante el mes de diciembre del año 2017, un Derecho de Petición
con la finalidad de que le fuera reconocida su condición como objetor de con-
ciencia y por consiguiente ser exonerado de la prestación del servicio militar
obligatorio. En igual sentido se solicitó se le aplicara el régimen de transición
que operaba para los ciudadanos remisos. Finalmente teniendo en cuenta la
fuerza de sus convicciones se solicitó, se le exonerara del pago de la cuota de
compensación militar.
A finales del mes de enero de 2018, el Distrito Militar No 17, respondió a
la solicitud, declarando procedente la objeción de conciencia, por lo que le
conminaron a continuar con el procedimiento respectivo, esto es ingresar di-
cha respuesta ante la plataforma. No obstante, al observar que la respuesta
al Derecho de Petición no era de fondo, por cuanto la administración no se
pronunció frente a elementos como su estado de remiso y el trato especial
por dicha condición contemplado en la ley, ni frente al no pago de la cuota de
compensación militar, ni ningún tipo de emolumento destinado a la dinámica
militar, se optó por interponer un Recurso de Reposición y en su subsidio de
apelación, con el ánimo de obtener una respuesta mucho más amplia.

26
Pasados más de diez meses, desde que se elevaron los recursos pertinentes no
hubo respuesta por parte de la administración, por lo que se consideró que en
dicha situación opera el silencio administrativo negativo, lo que nos motiva a
explorar nuevas herramientas jurídicas para garantizar que se dé respuesta de
fondo a lo solicitado, pues a la fecha no ha podido continuar con el procedi-
miento como objetor de conciencia, pese a que se tiene una resolución por
parte del mencionado distrito mediante la cual se declara procedente dicha
causal de exoneración.
Finalmente, esta situación impidió que el joven Juan Sebastián optará por el
trato diferencial y especial que, desde el 04 de agosto de 2017 hasta el 04 de
agosto de 2018, se les dio a los ciudadanos en condición de remisos, pues la
opción por la que él está optando explora la viabilidad de que se le declare
como objetor al pago de la cuota de compensación militar, aspecto que como
se mencionó fue solicitado desde el Derecho de Petición sin que se haya dado
una respuesta satisfactoria.
Actualmente estamos contemplado la posibilidad de presentar una Acción de
Tutela para que se le conmine al Distrito Militar No 17, a que amplié la respues-
ta obtenida a partir del Derecho de Petición formulado, y así se le garantice o
se argumente, dado el caso de una respuesta negativa, sobre su objeción fiscal.
Los anteriores casos permiten evidenciar diversas dificultades que viven los jó-
venes objetores de conciencia en su proceso de definición de situación militar.

27
5 5
Avances y dificultades en la
implementación de la
Ley 1861 de 2017 ó
nueva Ley de Reclutamiento

Al gunos aspectos relacionados con los avances y dificultades que ha te-
nido la implementación de la nueva ley de reclutamiento, con miras a
continuar avanzando en la garantía del derecho fundamental a la objeción de
conciencia al servicio militar obligatorio como una herramienta y apuesta de
construcción de paz en Colombia.

Avances

••El reconocimiento legal de la objeción de conciencia como cau-
sal de exoneración a la prestación del servicio militar. Aunque el
Congreso había sido exhortado por parte de la Corte Constitucio-
nal desde la sentencia C-728/2009 para reglamentar el derecho a
la objeción de conciencia.
••El aumento de solicitudes por parte de objetores de conciencia
ante las comisiones interdisciplinarias territoriales.
••El involucramiento del Ministerio Público en las comisiones inter-
disciplinarias, principalmente de las Personerías.
••El aumento en el reconocimiento de jóvenes como objetores de
conciencia al servicio militar.

28
Dificultades

••No existe un instrumento imparcial, técnico y jurídico que garan-
tice neutralidad en las decisiones de las Comisiones Interdisciplina-
rias. Este tema no se abordó en el Decreto Reglamentario 977 de
2018.
••No en todas las ciudades se están realizando las Comisiones In-
terdisciplinarias Territoriales. En algunas zonas del país sólo expi-
den actos administrativos indicando si la solicitud es favorable o
desfavorable. Ejemplo de ello es la ciudad de Cali.
••Organizaciones de Derechos Humanos reportan que no siempre
se invitan a delegados del Ministerio Público, lo cual es preocupan-
te porque este órgano es el encargado de velar por la protección
de los derechos de los objetores de conciencia ante la Comisión.
••No se están resolviendo las solicitudes dentro de los 15 días esta-
blecidos legalmente, hay procesos que han sido acompañados por
JUSTAPAZ y ACOOC que han tardado hasta 6 meses.
••La falta de mayor divulgación del derecho por parte de entidades
educativas, Ministerio Público y Fuerzas Militares.
••El desconocimiento por parte de los jóvenes objetores de con-
ciencia de los recursos administrativos (reposición y en subsidio el
de apelación), que pueden interponer si les niegan su solicitud en
primera instancia.
••Aún no es claro el tipo de documento que certifique la definición
de situación militar como objetores de conciencia. No puede seguir
siendo la tarjeta militar, toda vez que al adquirirla los hace parte de
las reservas y la exclusión de los objetores de esta categoría hace
parte de las garantías de protección de su derecho en todo tiempo.
••La falta de definición de los tiempos que puede durar cada una
de las etapas para definir la situación militar, ya que este vacío ha
posibilitado la implementación de detenciones arbitrarias con invi-
tación o “batidas por incitación”.
••Desde esta nueva modalidad, ya los jóvenes no son subidos al
camión y reclutados el mismo día, sino que los citan en los Distri-
tos Militares para el día o la semana siguiente. Allí les realizan los
exámenes psicofísicos y formalizan la incorporación de los jóvenes.

29
6 6
Recomendaciones a nivel
internacional y nacional

L os avances y dificultades relacionados en el apartado anterior, también
tienen sustento en recomendaciones realizadas al Estado colombiano por
Eslovenia y Croacia, como países miembros del Consejo de Derechos Huma-
nos de Naciones Unidas. Además, varias organizaciones a nivel nacional han
realizado diferentes recomendaciones frente a la garantía del derecho a la
objeción de conciencia al servicio militar obligatorio.

Eslovenia
En el año 2013 recomendó al Estado colombiano por su ratificación de los
principales instrumentos de derechos humanos y por haber adoptado leyes
para la aplicación de sus obligaciones internacionales, pero expresó su pre-
ocupación por el desfase entre la legislación y su aplicación. Teniendo en
cuenta la preocupación expresada por el Comité de Derechos Humanos en
2004 porque Colombia no permitía la objeción de conciencia al servicio mi-
litar, Eslovenia recomendó que Colombia: a) reconociera ese derecho en la
legislación y en la práctica, y velara por que se tuviera en cuenta en los
métodos de reclutamiento. El Estado debería garantizar que los objetores
de conciencia pudieran optar por un servicio alternativo cuya duración no
tuviera efectos punitivos.

30
Croacia
En el 2018, el Estado croata retoma el tema de la objeción de conciencia, es-
pecíficamente el desarrollo de las Comisiones Interdisciplinarias que tramitan
y reconocen el derecho; recomendando la implementación de un sistema in-
dependiente e imparcial que garantice a los jóvenes su reconocimiento como
objetores de conciencia.

Organizaciones de objetores y objetoras de conciencia
y antimilitaristas
Algunas de las recomendaciones presentadas por organizaciones de objetores
y objetoras de conciencia y antimilitaristas al Estado colombiano son:

••Definir los criterios para el funcionamiento y el perfil de las per-
sonas que conforman las Comisiones Interdisciplinarias descritos
en la Ley 1861 de 2017 y en armonía con los estándares interna-
cionales sobre el derecho a la objeción de conciencia, para evitar
la limitación y/o vulneración del derecho.
••Implementar sanciones disciplinarias para las autoridades de re-
clutamiento que incurran en prácticas violatorias del debido pro-
ceso.
••Avanzar en la reglamentación del contenido de la nueva ley de
reclutamiento, principalmente lo relacionado con el derecho fun-
damental a la objeción de conciencia.
••Retomar las consideraciones que ha realizado la Corte Constitu-
cional a través de diferentes sentencias y en particular en la senten-
cia C-728 de 2009 al considerar que el legislador había incurrido
en una omisión legislativa absoluta y se insista en una regulación
acorde con la naturaleza del derecho a la objeción de conciencia
al servicio militar obligatorio.
••Es importante generar diálogos entre organizaciones sociales y
ministerio público para fortalecer los procesos de acompañamien-
to de los objetores de conciencia.
••Fortalecer los procesos de acompañamiento de jóvenes objeto-
res de conciencia para evitar su reclutamiento con la excusa de un
posible conflicto armado con Venezuela.

31
32