You are on page 1of 3

ENTRADA que este Crisma nos preserve

Todos unidos, formando un solo cuerpo del pecado y la maldad.


un cuerpo que en la Pascua nació.
Miembros de Cristo en sangre redimidos Soy soldado de la Iglesia,
Iglesia peregrina de Dios. soy apóstol de la Cruz
Vive en nosotros la fuerza del Espíritu lucharé toda mi vida
que el Hijo desde el Padre envió. por el Reino de Jesús.
El nos impulsa, nos guía y alimenta
Iglesia peregrina de Dios.
Ven Espíritu Santo
Somos en la tierra semilla de otro reino ven a iluminar
somos testimonio de amor. nuestras inteligencias
Paz para las guerras y luz entre las sombras y a defendernos del mal
Iglesia peregrina de Dios.
Tú promesa del Padre
Rugen tormentas y a veces nuestra barca don de Cristo Jesús
parece que ha perdido el timón. ven y danos tu fuerza
Miras con miedo, no tienes confianza para llevar nuestra cruz
Iglesia peregrina de Dios.
Una esperanza nos llena de alegría Tú llamado abogado
presencia que el Señor prometió. nuestro consolador
Vamos cantando, El viene con nosotros, ven y habita en nosotros
Iglesia peregrina de Dios. por la fe y por el amor

Haz que cada cristiano


CONFIRMACIÓN bajo tu inspiración
Con las manos extendidas, sea testigo de Cristo
el Obispo pide a Dios con la palabra y la acción
que descienda a nuestras almas
el Espíritu de amor. Guiados por el Espíritu
hacia Cristo Jesús,
En la frente nos señala caminemos con júbilo
con la cruz del Salvador, a la Ciudad de la luz.
con el Crisma nos infunde
el Espíritu de Dios.
Envíanos, Padre, tu Espíritu Santo,
Nuestros rostros acaricia que nos prometiera tu Hijo, el Señor.
con cariño paternal
y nos dice, como Cristo: Que venga a tu Iglesia, con sus siete dones,
“Que contigo esté la paz”. y nos dé el coraje de vivir tu amor.

Somos templos consagrados Que nos dé su Ciencia, su Sabiduría,


donde habita el mismo Dios, el Entendimiento y el don de oración.
bautizados en la Gracia,
confirmados en Amor. Nos traiga el Consejo, la Piedad de hijos,
nos dé Fortaleza y el Temor de Dios.
Que la Cruz de nuestra frente,
nos de fuerza celestial;
me entrego como alimento
COLECTA soy el Misterio de la Fe.
DAR DESDE EL CORAZÓN,
DAR CON EL CORAZÓN, Yo soy el Buen Pastor
DAR NUESTRO CORAZÓN. y por amor mi vida doy
yo quiero un solo rebaño
Si cada mañana veo nacer el sol soy para todos salvador.
Quiero compartir ese resplandor
Todo lo que hago no tendrá valor Yo soy la vid verdadera
Si se queda en mí, si lo tengo yo. mi Padre es Dios, el viñador
Descubrí hace tiempo que es el compartir produzcan fruto abundante
Cuando de verdad empiezo a vivir permaneciendo en mi amor.
Que cuando entregue todo lo que hay en mí
Fue cuando empecé a recibir.
Hoy te quiero contar Jesús amigo
Entregarte mi vida mientras esté aquí que contigo soy feliz.
El mundo puede ser mejor Si tengo tu amistad lo tengo todo,
Mi espacio y tiempo serán también para ti pues estás dentro de mí.
Yo te propongo desde hoy… Después de comulgar me haces como Tú
Me llenas con tu paz.
En cada pedacito de este pan,
OFRENDAS completo estás y así te das.
Un niño se te acercó aquella tarde, Estás aquí porque conoces
sus cinco panes te dio para ayudarte, que sin Ti pequeño soy.
los dos hicieron que ya no hubiera hambre (2). De ahora en adelante nada nos separará.
Ya lo verás.
La tierra, el aire y el sol son tu regalo,
y mil estrellas de luz sembró tu mano. Te escondes en el Pan
El hombre pone su amor y su trabajo (2). y aunque no te puedo ver
te puedo acompañar
También yo quiero poner sobre la mesa mis cinco es mi lugar preferido.
panes que son una promesa Hoy quiero comulgar
de darte todo mi amor y mi pobreza (2). y abrirte mi corazón
así de par en par
eres mi mejor amigo.
COMUNIÓN
Yo soy la Luz del mundo Dos mil años atrás a tus amigos
no hay tinieblas junto a Mí invitaste a cenar,
tendrán la luz de la vida y ahí les prometiste que con ellos
por la palabra que les di. por siempre vas a estar.
Y ahora cada vez que el sacerdote
Yo soy el camino firme eleva el pan en el altar,
yo soy la vida y la verdad me pongo de rodillas porque sé
por mí llegarán al Padre que en esa Hostia Tú estás.
y al Santo Espíritu tendrán.

Yo soy el Pan de Vida Queremos ser, Señor, servidores de verdad,


y con ustedes me quedé
testigos de tu amor, instrumentos de tu paz.

Convéncenos que, por tener un Padre Dios, somos


hermanos. / Su voluntad es que haya paz; justicia
y paz, van de la mano.

Enséñanos a perdonar, para poder ser


perdonados. / Recuérdanos por qué tu amor
quiso morir crucificado.

Ayúdanos a comprender que la misión del


bautizado / es compartir con los demás su fe en
Jesús resucitado.

SALIDA
Mientras recorres la vida
tú nunca solo estás,
contigo por el camino
Santa María va.

Ven con nosotros a caminar


Santa María, ven.

Aunque te digan algunos


que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo,
lucha por la verdad.

Aunque parezcan tus pasos


inútil caminar,
tú vas haciendo caminos
otros los seguirán.