You are on page 1of 3

Ley. Artículo 8.

Funcionarios, dependencias y órganos encargados de las


contrataciones

Opinión 113-2018/DTN

Tomando en consideración que el Capítulo I del Título VII del Reglamento prevé los medios de solución de
controversias que surgen durante la ejecución contractual, estableciendo en quién recaen las competencias para
evaluar la decisión de conciliar, autorizar la conciliación y designar árbitros, entre otras; cuando en dicho contexto se
haga alusión al término “Entidad”, esta referencia comprenderá a las organizaciones contempladas en el artículo 3 de
la Ley -creadas conforme al ordenamiento jurídico nacional-, que cuenten con la autonomía y capacidad suficiente
para gestionar sus propias contrataciones, de acuerdo a sus normas autoritativas.

El hecho que una Entidad cuente -o no- con un “Procurador Público Propio”, no constituye una condición prevista en
la normativa de contrataciones del Estado para considerarla una “Entidad” bajo el ámbito de aplicación de dicha
normativa.

Independientemente que una Entidad cuente -o no- con un “Procurador Público Propio”, la alusión al “Titular de la
Entidad” contemplada en los dispositivos de la normativa de contrataciones del Estado –tal como la prevista en los
numerales 183.2 del artículo 183, 189.2 del artículo 189 del Reglamento y el artículo 44 de la Ley, entre otros- está
referida al funcionario que ostenta la máxima autoridad ejecutiva de la Entidad, de acuerdo a sus normas de
organización interna; el mismo que ejerce las funciones que dicha normativa le confiere.

La normativa de contrataciones establece que la función de evaluar la decisión de conciliar o de rechazar la propuesta
de acuerdo conciliatorio, recae sobre el Titular de la Entidad -o el servidor en quien este haya delegado tal función-; en
razón de lo cual, se desprende que cuando resulte necesario contar con una Resolución Autoritativa para arribar a un
acuerdo conciliatorio, esta deberá ser emitida por el Titular de la Entidad, de conformidad con las normas de
organización interna de cada Entidad.

Opinión 097-2018/DTN

Para identificar las funciones que corresponden al comité de selección, se deberá considerar a todas aquellas
establecidas en la Ley, su Reglamento y demás normas emitidas por el OSCE que regulan las actividades
relacionadas con la preparación, conducción y realización del procedimiento de selección hasta su culminación, sin
limitarse a aquellas que contengan el término específico "comité de selección", puesto que dichas funciones también
pueden estar establecidas en otras disposiciones que regulen las actuaciones para el desarrollo del procedimiento de
selección.

Opinión 031-2018/DTN

Las empresas del Estado, luego de verificar el cumplimiento de todos los presupuestos legales previstos para dicho
fin, deben aprobar la ejecución de prestaciones adicionales de obra a través de una resolución emitida por el Titular
de la Entidad o por el servidor del siguiente nivel de decisión, en el caso que la atribución de autorizar el adicional de
obra hubiera sido objeto de delegación.

Con la entrada en vigencia de la Ley y su Reglamento, el 9 de enero de 2016, operó la derogación tácita de la Quinta
Disposición Final de la Ley N° 28411, toda vez que el procedimiento de aprobación de adicionales de obra
contemplado por esta última ha sido regulado integralmente por la normativa de contrataciones del Estado vigente.

SUB DIRECCIÓN DE NORMATIVIDAD – DIRECCIÓN TÉCNICO NORMATIVA 3


Ley. Artículo 8. Funcionarios, dependencias y órganos encargados de las
contrataciones

Opinión 258-2017/DTN

Corresponde a las Entidades observar el mandato legal que establece que los procedimientos de selección y los
contratos que deriven de ellos se rigen por las normas vigentes al momento de su convocatoria.

Opinión 245-2017/DTN

La normativa de contratación pública y, consecuentemente, la Directiva no han previsto un procedimiento para que el
personal que se desempeña en el órgano encargado de las contrataciones que no cuenta con el perfil profesional o
técnico descrito pueda optar por certificarse en los niveles básico, intermedio o avanzado descritos.

La participación del personal no certificado por el OSCE en la realización de los procesos de contratación no es causal
de nulidad, suspensión, cancelación o cualquier tipo de paralización del proceso de contratación, sin perjuicio de la
responsabilidad administrativa que corresponda.

Opinión 198-2017/DTN

La aprobación de las modificaciones convencionales al contrato corresponde al Titular de la Entidad, pudiendo este
último delegar dicha función solo en aquellos casos en los que la modificación no implique la variación del precio,
pues de ser así, dicha facultad adquiere el carácter de indelegable.

El cumplimiento de la condición prevista en el numeral 4 del artículo 142 del Reglamento debe realizarse conforme al
criterio desarrollado en la presente opinión; en consecuencia, para formalizar una modificación convencional al
contrato necesariamente debe contarse con la aprobación del Titular de la Entidad cuando la modificación contractual
implique la variación del precio; mientras que, en aquellos casos en los que el monto del contrato no sea alterado, la
autorización puede ser emitida por el Titular de la Entidad o por el funcionario a quien se le haya delegado dicha labor.

Opinión 184-2017/DTN

El área usuaria –o el órgano que se le haya asignado tal función-, es la encargada de supervisar la ejecución del
contrato, es decir, verificar o determinar que el contratista haya cumplido a cabalidad con la ejecución de las
prestaciones asumidas, por lo que para ello debe emitir un informe sobre el cumplimiento de las condiciones
contractuales, el cual da lugar a la conformidad.

Corresponde al órgano encargado de las contrataciones la gestión administrativa del contrato, la cual comprende
todas aquellas actividades que guardan relación con su elaboración, verificación de requisitos, perfeccionamiento,
entre otros.

Opinión 122-2017/DTN

Compete al postor que goce del beneficio de la exoneración del IGV prevista en la Ley Nº 27037 decidir si se acogerá
al mismo –es decir si presentará su oferta excluyendo el IGV-, para lo cual bastará que el postor presente la
declaración jurada contemplada en los anexos de las bases estándar aprobadas por el OSCE.

El comité de selección no puede desestimar ni mucho menos modificar la oferta del postor que, contando con el
beneficio de la exoneración del IGV, previsto en la Ley Nº 27037, opte por no emplearlo y presente su oferta

SUB DIRECCIÓN DE NORMATIVIDAD – DIRECCIÓN TÉCNICO NORMATIVA 3


Ley. Artículo 8. Funcionarios, dependencias y órganos encargados de las
contrataciones

incluyendo el IGV, ya que dicha decisión solo compete al postor. En esa línea, cuando dicho postor resulte ganador de
la buena pro, la decisión de no acogerse a tal beneficio debe mantenerse durante el perfeccionamiento del contrato y
la ejecución contractual.

La Entidad no incurre en infracción cuando el postor que goza del referido beneficio –y que resulte ganador de la
buena pro- decide no emplearlo, suscribiendo el contrato con la Entidad con un monto que incluye el IGV, ya que la
decisión de incluir o no dicho impuesto corresponde al beneficiario de la exoneración.

Opinión 209-2016/DTN

Las normas de organización interna de cada Entidad son las que deben definir qué unidades orgánicas deben
participar en las distintas etapas del proceso de contratación de bienes, servicios u obras, precisando en qué forma y
oportunidad se realiza dicha intervención; sin perjuicio de ello, el órgano encargado de las contrataciones tiene la
función de administrar el contrato y el área usuaria -o la unidad orgánica correspondiente- debe supervisar el
cumplimiento de las obligaciones contraídas por el contratista, valiéndose para ello del control efectuado por el
inspector o supervisor, cuando se trate de obras.

Opinión 208-2016/DTN

De forma previa a la ejecución de prestaciones adicionales de obra, deben concurrir dos elementos: (i) la certificación
de crédito presupuestario o previsión presupuestal que asegure el cumplimiento de la prestación; y (ii) la aprobación
del Titular de la Entidad.

Cuando el monto del adicional sea igual al monto del presupuesto de los deductivos vinculados, la necesidad de
contar con una certificación de crédito presupuestario o previsión presupuestal para su aprobación ya no tendría
incidencia dentro del trámite de aprobación, toda vez que el pago por la ejecución de dicha prestación adicional ya
estaría cubierto dentro del monto contractual.

De darse el caso que el monto por la prestación adicional de obra sea igual al presupuesto de los deductivos
vinculados, generándose una incidencia de cero por ciento (0%) respecto del monto del contrato, si bien no se
requerirá de la obtención de un certificado de crédito presupuestario o previsión presupuestal, siempre es requisito
indispensable previo a su ejecución, contar con la aprobación del Titular de la Entidad, facultad que en el caso de la
ejecución de prestaciones adicionales de obra es indelegable.

Opinión 067-2016/DTN

La normativa de contrataciones del Estado ha establecido, como regla general, la posibilidad de delegar las
competencias y funciones atribuidas al Titular de la Entidad, exceptuándose el ejercicio de dicha facultad en aquellos
supuestos en que la propia norma haya establecido que las funciones son indelegables, por considerar que es
esencial el ejercicio directo de las competencias.

Fuera de dichos supuestos, todas las demás competencias que en el ámbito de la normativa de contrataciones del
Estado se hayan atribuido al Titular de la Entidad son en principio delegables, bajo las condiciones de temporalidad,
motivación y generalidad.

SUB DIRECCIÓN DE NORMATIVIDAD – DIRECCIÓN TÉCNICO NORMATIVA 3