You are on page 1of 2

TEXTOS PARA COMENTAR

1
"El medio dado de que V. M. mande vedar sacar materiales podría ser dañoso si los extranjeros
buscasen materiales de otras partes y los trajesen acá labrados: y así es único y solo remedio
de España vedar entrar en España ninguna mercadería labrada. [...]
La ociosidad, y la holgazanería, es vicio de los españoles bien conocido de extranjeros, y ellos
[...] traen todo lo necesario hecho, de modo que no hay ya en qué trabajar [...]. A este intento se
debe vedar sacar los materiales y entrar las mercaderías labradas, porque no entrando en
España otras, ni teniendo los materiales otro gasto, se labren.
[...] Digo que caso que, V. M. no se resuelva a vedar las mercaderías extranjeras, es suave
modo de vedarlas cargarles tan grandes alcabalas que no se gasten de caras, y lo mismo a los
materiales que quieran sacar de España [...]."

S. de Moncada, Restauración política de España, 1619


2
“Valladolid, 1 de marzo de 1558
En el nombre de la Santísima Trinidad (…) la orden que da Luis Ortiz, Contador de Castilla de
S.M. y vecino de la ciudad de Burgos, para que no salgan los dineros de estos Reinos de
España, antes vengan de otros a ellos, y para que bajen las cosas de los excesivos precios en
que al presente están (…)
Lo primero que se deroguen las leyes del Reino por las cuales están los oficiales manuales
aniquilados y despreciados y se promulguen y hagan otras a favor de ellos, dándoles honra y
trabajo (…)
Lo primero se ha de considerar que la principal fuente del dinero del mundo es España, así por
lo que en ella nace como por lo que viene de Indias. Y si se conservase en estos Reinos no
podría ser menos sino que el poderosísimo Rey y señor nuestro allanase y sujetase con ello la
mayor parte del universo que es de infieles, e hiciese que los otros Príncipes cristianos, no
teniendo con qué le hacer la guerra, tuvieses por bien de hacer una paz perpetua con su
Majestad, lo que redundaría en gran ensalzamiento de nuestra santa fe católica (…)”

3
«Yo señores soy arbitrista, y he dado a Su Majestad en diferentes tiempos muchos y diferentes
arbitrios, todos en provecho suyo y sin daño del reino; y ahora tengo hecho un memorial donde
la súplica me señale persona con quien comunique un nuevo arbitrio que tengo, tal que ha de
ser la total restauración de sus empeños (...) Has de pedir a las cortes que todos los vasallos
de Su Majestad, desde edad de catorce hasta sesenta años, sean obligados a ayunar una vez
en el mes a pan y agua, y eso ha de ser el día que se escogiera y señalare, y todo el gasto que
en otros condominios de fruta, carne y pescado, vino, huevos y legumbres que han de gastar
aquel día se reduzca a dinero, y se dé a Su Majestad, sin defraudarle un ardite so cargo de
juramento... Y esto antes será provecho que daño a los ayunantes, porque con el ayuno
agradarían al cielo y servirían a su rey... Este es el arbitrio limpio de polvo y paja, y podríase
coger por parroquias, sin costa de comisarios, que destruyen la república.»

Miguel de Cervantes, El Coloquio de los Perros.


TEXTOS PARA COMENTAR

1
"El medio dado de que V. M. mande vedar sacar materiales podría ser dañoso si los extranjeros
buscasen materiales de otras partes y los trajesen acá labrados: y así es único y solo remedio
de España vedar entrar en España ninguna mercadería labrada. [...]
La ociosidad, y la holgazanería, es vicio de los españoles bien conocido de extranjeros, y ellos
[...] traen todo lo necesario hecho, de modo que no hay ya en qué trabajar [...]. A este intento se
debe vedar sacar los materiales y entrar las mercaderías labradas, porque no entrando en
España otras, ni teniendo los materiales otro gasto, se labren.
[...] Digo que caso que, V. M. no se resuelva a vedar las mercaderías extranjeras, es suave
modo de vedarlas cargarles tan grandes alcabalas que no se gasten de caras, y lo mismo a los
materiales que quieran sacar de España [...]."

2
“Valladolid, 1 de marzo de 1558
En el nombre de la Santísima Trinidad (…) la orden que da Luis Ortiz, Contador de Castilla de
S.M. y vecino de la ciudad de Burgos, para que no salgan los dineros de estos Reinos de
España, antes vengan de otros a ellos, y para que bajen las cosas de los excesivos precios en
que al presente están (…)
Lo primero que se deroguen las leyes del Reino por las cuales están los oficiales manuales
aniquilados y despreciados y se promulguen y hagan otras a favor de ellos, dándoles honra y
trabajo (…)
Lo primero se ha de considerar que la principal fuente del dinero del mundo es España, así por
lo que en ella nace como por lo que viene de Indias. Y si se conservase en estos Reinos no
podría ser menos sino que el poderosísimo Rey y señor nuestro allanase y sujetase con ello la
mayor parte del universo que es de infieles, e hiciese que los otros Príncipes cristianos, no
teniendo con qué le hacer la guerra, tuvieses por bien de hacer una paz perpetua con su
Majestad, lo que redundaría en gran ensalzamiento de nuestra santa fe católica (…)”

3
«Yo señores soy arbitrista, y he dado a Su Majestad en diferentes tiempos muchos y diferentes
arbitrios, todos en provecho suyo y sin daño del reino; y ahora tengo hecho un memorial donde
la súplica me señale persona con quien comunique un nuevo arbitrio que tengo, tal que ha de
ser la total restauración de sus empeños (...) Has de pedir a las cortes que todos los vasallos
de Su Majestad, desde edad de catorce hasta sesenta años, sean obligados a ayunar una vez
en el mes a pan y agua, y eso ha de ser el día que se escogiera y señalare, y todo el gasto que
en otros condominios de fruta, carne y pescado, vino, huevos y legumbres que han de gastar
aquel día se reduzca a dinero, y se dé a Su Majestad, sin defraudarle un ardite so cargo de
juramento... Y esto antes será provecho que daño a los ayunantes, porque con el ayuno
agradarían al cielo y servirían a su rey... Este es el arbitrio limpio de polvo y paja, y podríase
coger por parroquias, sin costa de comisarios, que destruyen la república.»

Related Interests