You are on page 1of 88

TEMA I

I.1-ACTOS REALIZADOS:

CADA ACTO REALIZADO EN LA VIDA


La esencia de la vida humana son sus actos.
Vuestro organismo está compuesto por infinitas criaturas
vivientes; de las que sólo sentís la causa y no el efecto; la causa es
vuestro comportamiento; os comportáis y no sabéis el orígen del mismo;
conocéis el comportamiento exterior de estas criaturas; el interior lo
comprenderéis después de la transformación llamada muerte; estas
invisibles criaturas se llaman querubínes.
Todo terrestre ha pecado con divino conocimiento de causa; pues sabía
que el Señor está en todas partes; sabía que si bién no era visto por sus
hermanos terrestres, sabía que su Creador lo observaba puesto que su
conciencia aceleraba sus divinos impulsos.
En cada acto generado por todas las mentes humanas, un cuarto
pertenece a la divina intervención de Dios; y el libre albedrío humano no
se dá cuenta de ello; es por esta ley es que fué escrito: Dios está en
todas partes; está dentro de cada uno.
Cada acto realizado en la vida, representa una eternidad que no tiene fín;
escrito fué que cada uno lleve su cruz; y no hay cruz mayor que la que a
nacido de los propios actos del espíritu.
Nadie viene a la vida en ignorancia; si así fuese, nadie tendría
responsabilidad de sus actos; todos tendrían una causa que los
justificaría; y la vida humana nó sería una vida de prueba.
Cada acto es un punto magnético puesto en acción; cada acto tiene
tiempo espacio y filosofía; decir o pensar un pensamiento, es una imagen
que se crea alrededor del cuerpo;...el espíritu es juzjado molécula por
molécula; y cada acto es dividido por 318 líneas pensantes; porque todo
pensar humano está compuesto por 318 virtudes; cada acto está
compuesto por ideas que contienen la cualidad y la calidad del espíritu;
todo acto es todo un cielo que se pone en movimiento.
Vuestro espíritu es como una televisión viviente; brilla con muchos
colores; es como un rubí; y en medio del brillo, se ven vuestros actos;
cada escena se vé en sus mínimos detalles.
Cada acto de vosotros, hecho en la vida, os carga de un magnetismo que
posee infinitas cualidades.
Todo acto humano que no esté en armonía con la ley del Padre,
contribuye a que el reinado de satanás, se haga más duradero; la maldad
prolonga su agonía; porque la conciencia no puede borrarla.
Lo que cada cual hizo en la vida, repercute en su futura estadía en algún
lugar del cosmos.
La cualidad eterniza; la cantidad queda en la Tierra; se vuelve polvo;
pasa junto con la Tierra; más, los actos realizados construyen la cualidad;
de la cualidad nace la jerarquía espíritual; que es el grado de poder
galáctico alcanzado por la criatura; a mayor poder galáctico, más infinito
es en sus creaciones.
Cada gesto; cada insinuación; cada pensamiento, son pesados en el Reino
del Macrocosmo.
Todo acto humano, es un acto sentimental; que se transforma en muchos
pensares.
Había que cuidar las actitudes y las sensaciones, con las cuales se
contribuía a la infelicidad de los demás; porque actitudes y sensaciones
serán divinamente juzjadas molécula por molécula; esto se deberá a que
la humanidad pidió a Dios, un divino juicio en que la criatura humana, no
se perdonaba ni una molécula de sí misma.
Cada acto vivido es dividido por diez; de este total corresponde de diez
pensantes, corresponde mitad al espíritu y mitad a los que rodean al
espíritu; es una mitad en constante evolución; pues los pensares
humanos son variados é infinitos; he aquí la psicología divina de los
divinos Mandamientos; mitad para tí y mitad para mí; y no se atropella en
ningún grado el espíritu; escrito fué: No hagas a otro, lo que quisieras
que a tí no te hagan; pasarse de la mitad dentro de un cálculo, es inflingir
una ofensa en el libre albedrío.
El apuro es producto del egoísmo humano; vive esclavo de él; salvo el
apuro por cumplir lo que es del Padre, ningún apurado entrará al Reino de
los Cielos; vuestro Creador premia la cortesía espíritual; escrito fué que
vuestro Creador está primero en todas vuestras cosas; el apuro es una
ley de tinieblas; porque es más fácil que entre al reino, un espíritu que en
la vida cultivó la serenidad; que uno que vivió apurado; más, el apurarse
por servir a otro, es premiado en mi reino; el que sirve a otro con
intención de caridad, al Padre sirve; porque estando en todas partes,
estoy también en la mente de todo servido.
Se os inculcó el cultivar el bién en la vida; si cultivásteis el bién, todo lo
que a salido de vuestro cuerpo y espíritu, os defiende delante del Padre;
pide premios para vosotros.
De vosotros mismos nace todo; incluso las tinieblas; porque si vosotros
mismos negáis la luz, os atraéis las tinieblas.
Toda obra buena que habéis hecho en la vida, la anuláis en todo instante
porque estáis viviendo un sistema de vida, que nó tomó en cuenta lo del
Padre; esto es servir al demonio.
En divinos juicios planetarios, nó hay término medio; se es, ó no se es;
he aquí la honradez en la determinación de todos vuestros actos, en la
prueba de la vida.
La intención es filosofía y es número; la intención del espíritu repercute
en su todo sobre el todo; materia y espíritu logran un destino de la
intención viviente.
El término lanzar la primera piedra, tiene principios de actos infinitos;
lanzar la primera piedra, es tomar primero y antes que los demás, una
actitud mental.
Lanzar la primera piedra de un acto mental, trae consigo el ser
juzjado también primero; lanzar la primera piedra, es una
responsabilidad inmensa, ante la divina justicia; porque se es responsable
ante infinitos imitadores; cuando una criatura imita a otra, multitudes de
moléculas y virtudes, son estremecidas; porque lo que hace y ejecuta un
espíritu, repercute en su propio todo sobre el todo; repercute en su carne
y espíritu; nó sólo es afectado el yo; sino, que es afectado, hasta la
última fibra física y mental.
Todo gesto, sentimiento, ó cálculo hecho abajo, tiene su respuesta arriba;
los que mienten en la vida, nacerán en mundos de la mentira; que les
provocará un retroceso en las leyes de la verdad; toda inclinación ó
maña, repercute en vuestra futura justicia.
La obra humana se desglosa por molécula-segundo para calcular su
premio ó su castigo; de lo pequeño pende el destino del grande.
Los que más violaron la ley de Dios, mayor será el aumento de sus actos;
mareas humanas los observarán idea por idea; el pavor se apoderará de
los que no tienen su conciencia muy limpia.
De acuerdo a como se es su propio todo sobre el todo, cada cual deduce
por sí mismo, que grado de influencia ejercen los sentimientos malos en
su propio espíritu; eso le dá una medida de cálculo ó de deducción
mental, si fué ó no de los mundos de las tinieblas; el que es bondadoso
por naturaleza, es más que seguro que ningún vestigio de influencia de
tinieblas le queda; la influencia de tinieblas, no es la misma en todos;
porque no todos hacen la misma clase de pedidos al Eterno; los puntos de
partida de los espíritus, no es la misma para todos; unos nacen primero a
la vida universal y otros nacen después; es el libre albedrío viviente del
Universo Viviente de Dios; la antiguedad de los espíritus humanos, no es
la misma entre ellos; los más antiguos no están en la Tierra; porque en
sus libres albedríos espírituales, decidieron aprender en otras
reencarnaciones en otros mundos; el espíritu no está obligado a venir
siempre a un mismo planeta; porque nada tiene límites ni condiciones en
el poder Creador de Dios.
Las inclinaciones buenas ó malas, nacen de lo interior del individuo; y
según lo interior el espíritu se comporta en lo exterior; el capitalismo
perfeccionó el exterior y creó un mundo materialista; y descuido el
interior; y habiendo descuidado una parte del todo, creó una falsa historia
de la Tierra.
Por cada segundo de bondad ó de bién, os corresponde una vida de luz;
pudiendo cada cual, escoger la vida de su agrado.
Cada acción del pensamiento, se materializa en divina luz; la cual rodea al
cuerpo y éste a la vez se sumerge en ella; pues son divinamente
inseparables; constituyéndose en su propio juez de divina conciencia
responsabilizada.
Toda desobediencia en el grado correspondiente, es un demonio delante
del Padre.
Hasta el último número de vuestros pecados, se paga; como hasta el
último número de buenas obras.
El que hizo sufrir a otro, la paga; y se le toma en cuenta, su grado de
arrepentimiento; que es la única puerta de escape de las tinieblas;...
todo lo que hace daño es complejo.
Quien no tiene su conciencia tranquila, se desequilibra.
Existe una abismante diferencia, entre el haber cometido una falta por
ignorancia provocada, y cometida estando avisado; u obrar con
conocimiento de causa.
Por donde pecas, así pagas; el juicio se lo hace cada uno; nadie escapa a
la ley.
El placer cuando no es controlado ni meditado pierde a la criatura.
Hasta el último suspiro; y los suspiros mismos, también son juzjados;
cada molécula; cada fibra de carne; igual, cada cabello; cada poro; cada
gota de sangre; pues para el divino Creador, todo es viviente; y todo
clama justicia; es así que todo escandaloso ó escandalosa, es acusada por
su propia carne; a la que expuso a la contemplación y malicia del mundo.
La conciencia; todo deseo y toda actitud diaria, van creando vuestra
propia vara; existe un lazo que une vuestras intenciones a un
sentimiento.
Quien abandona al Padre, también es abandonado.
El que no toma en cuenta, lo del Padre, se vuelve malo.
Muchos culpan al Padre, sin buscar causa alguna; sin investigar en las
escrituras del Padre.
La verdad del Padre es una; sus escrituras son una misma; y la verdad en
el Padre nó necesita de la adoración material; ni de imágenes; ni de
costosos templos; la verdad está en el comportamiento de vuestro
espíritu; la verdad está en vuestras intenciones; la verdad es mental; nó
material; lo material se vuelve polvo; la acción mental es eterna; de lo
mental, sale vuestra sal de vida eterna; de vuestras acciones mentales,
cada uno se hace su propio cielo, lo material lo exterior es una
consecuencia de lo mental; lo interior es causa de futuros destinos.
El juicio final comienza por los propios actos; cada acto es un punto
magnético puesto en acción.

EL MAL
Las tinieblas son también filosofías vivientes y representan historias
galácticas que se rebelaron a las escrituras y leyes del Padre Jehová.
El mal ó la tendencia a hacer el mal, salió de las sensaciones provocadas
por sí mismo.
Cuando el espíritu se inclina por el camino del error, transcurre un tiempo
de espera entre las 318 virtudes; esta espera la encabeza por su cualidad
y calidad, la esperanza; cuya filosofía es grande en el Reino de los Cielos;
ella alienta a las demás virtudes; más, todo tiene su tiempo; y la lucha
que sostiene un espíritu con el bién y el mal, hace que las virtudes se
dividan; y se forman verdaderos bandos en el interior del espíritu; cuando
el espíritu perpetúa el mal, hace sucumbir a sus propias virtudes; porque
todo tiene su tiempo; a esto se le llama en el Reino, sobrepasar su propia
escala espiritual.
Sobrepasar su propia escala, significa arrastrar a la maldición, a sus
propias virtudes vivientes; el presente que vive el espíritu, representa un
tiempo; la violación otro tiempo y la virtud su tiempo; es la trinidad en el
tiempo de justicia; en que el todo sobre el todo, se divide a medida que
cada virtud es violada. Por las acciones malas del espíritu; porque el todo
sobre el todo humano es limitado; y el límite de la criatura humana, lo
marca el último segundo de vida; acompañado del último suspiro; este
último instante es sobrepasado por el tiempo futuro a cumplir por deuda
espiritual; las virtudes ante esto, optan por retirarse de la alianza con el
espíritu; porque poseen libre albedrío; como lo posee el espíritu; y el
espíritu queda sólo; es cuando la conciencia empieza a gemir; porque las
tinieblas pasan a ocupar el lugar donde antes hubo luz; porque las fuerzas
magnéticas se suceden unas a continuación de las otras; sin cesar.
El mal debe ser conocido como experiencia en la evolución del espíritu; si
un espíritu se perfecciona eternamente, ignorando eternamente el mal,
perpetúa eternamente la ignorancia en una experiencia llamada mal;
conocería el mal sólo de nombre.
El mal ... surge de los mismos hijos; es una consecuencia del libre
albedrío del espíritu; sucede que cuando los hijos, han vivido mucho,
logran ganar grandes ciencias creadoras; y teniendo grandes poderes, se
vuelven soberbios y orgullosos; al grado tal, que desafían al mismo
Creador de todas las cosas; es lo que sucedió con Luz Bella.
La maldad es sólo pasajera; y el castigo proporcional a la intensidad,
conque la individualidad actuó en la maldad misma; pues al pecar, la
criatura no se rodea de esa divina brillantez conque la bondad premia;
sino que se rodea de un hálito ó fluído pesado; cuyo color opaco con
infinitos matices hacia el negro, lo conduce nó a un cielo de luz; sino a los
planos de las malditas tinieblas; pues escrito está que satanás tiene su
propio reinado.
La maldad humana surgió de una lucha por la vida, que incluía la pillería y
la desigualdad; todos conocieron el complejo de la posesión; porque la
llamada propiedad es un complejo.
El mal y el bién son productos del libre albedrío en camino a su propio
perfeccionamiento;... la responsabilidad del mal, nace exclusivamente del
libre albedrío del espíritu; más, los que causan el mal a otros, son
doblemente castigados; porque mucho mal nace por imitación; si
castigado es un pecador, más castigado aún, lo es aquél ó aquéllos, que
por sus culpas hubo pecador.
El mal es algo inevitable cuando la criatura se aleja de las leyes de Dios;
el mal espera tal oportunidad; está al acecho; el libre albedrío pedido por
las criaturas humanas, incluía el resistir el acecho del mal; aquí se trata
de pedidos de pruebas dentro de cada individualidad; porque todo mal
imaginario era desconocido para todo espíritu.
Mientras exsista mal dentro de sí mismo, exsistirá leyenda de satanás;
sólo cambiando en mejores sensaciones, satanás desaparecerá.
Existe el universo de los errores; y eso es tiniebla; hay infinitas clases de
tinieblas; como infinitas clases de luz ó infinitas clases de virtudes; basta
pensarlo y existe.
La maldad es magnética, con desequilibrio en las moléculas de la luz; el
fuego solar armoniza este desequilibrio molecular; y estallan los
sentimientos; el llorar y crujir de dientes, es una ley de conciencia.
El hombre hace que la tiniebla sea más tiniebla; pues se le dan
Mandamientos y los olvida; se siente cómodo con la ilusión de la vida.
Todo terrestre ha pecado con divino conocimiento de causa; pues sabía
que el Señor está en todas partes; sabía que si bién no era visto por sus
hermanos terrestres, sabía que su Creador lo observaba, puesto que su
conciencia aceleraba sus divinos impulsos.
Si todos los seres pensantes de este mundo hubiesen opuesto la debida
resistencia al mal, este mundo sería poco menos que un paraíso;....la
extraña moral de este extraño sistema de vida, hizo más dificultoso el
logro de este perfeccionamiento; y la extraña ilusión basada en el poder
del oro, hizo el resto.
El mal es expansivo como lo es el bién; toda herencia se multiplica por
siempre jamás.
El mal se vuelve bién y el bién se vuelve mal; porque todo libre albedrío
es probado entre el bién y el mal; toca al espíritu rechazar al mal; porque
su mérito sale de sí mismo.
El mal constituye poder mientras domina; porque todo mal también es
probado como es probado todo espíritu; la prueba del mal, constituye
otra causa dentro de la causa universal;...el mal no es el mismo en los
mundos del universo; porque la cualidad y la calidad es infinita.
Nadie nace malo; la maldad se aprende por imitación; ya sea en el
presente o en existencias pasadas.
El escándalo es de las tinieblas; es de las imperfecciones de los espíritus,
que conservan aún extrañas sensaciones, producto lejano salido de otras
experiencias de vida; todo espíritu al hacer uso de su libre albedrío, pide
al Padre lo inconcebible; y es así que muchos espíritus han vivido en
mundos de tinieblas; porque todo espíritu nace de nuevo, para conocer
experiencias nuevas.
Maldad y bondad, son dos fuerzas magnéticas que luchan oponiéndose la
una sobre la otra.
La maldad es experiencia, tanto arriba como abajo; lo bueno fué malo; y
lo malo fué bueno.
Los pecadores son los primeros en el llorar y crujir de dientes; porque la
naturaleza se resiente en ellos; el estado espiritual de las criaturas, está
en relación directa con los elementos de la naturaleza del mundo en que
están; el todo sobre el todo, está en sus acciones aisladas y está a la vez
en el infinito.
Toda soberbia, todo orgullo, todo abuso, todo pecado, llegan a
constituirse en planetas-infiernos.
Toda tiniebla es transformable a luz; y toda luz, cuando viola la ley del
Padre, se vuelve tinieblas.
Satanás siempre trata de enlodar las inocencias de los hijos del Padre;
porque satanás sabe de la gloria de la inocencia; porque él la conoció; la
inocencia espera a que el espíritu pague sus deudas al Padre.
Los desvíos mentales son geometrías de tinieblas;....el ángulo de desvío
no conduce al Reino de los Cielos;... el no poder encontrar a su lugar de
orígen, es ciertamente pavoroso para los espíritus desviados.
Pedísteis luchar contra el mal, llamado tiniebla, lo pedísteis, porque
preferíais la luz; y el que prefiriendo la luz, se opuso a ella, en la prueba
de la vida, se dividió así mismo; ...no se puede ser indeciso y estar
deseando una filosofía de luz.
La luz y las tinieblas, luchan a codo partido por posesionarse de la
criatura; porque ambas son filosofía viviente; y es vuestro libre albedrío,
el que escoge; porque es psicología de prueba de vida; cuando caéis en el
error, vuestro ángel de la guarda, gime de tristeza; porque sabe el
destino que os espera; y cuando estáis en la luz del Padre, está radiante
de alegría.
Vuestro ángel de la guarda, es un pedido que hicisteis vosotros
mismos; y está unido a vosotros por el cordón solar; y mora en vuestra
conciencia.
La historia de los ángeles de la guarda, es una historia que os
hará llorar; porque su divina filosofía, es el sentimentalismo en prueba
viviente.
Todos tenéis un ángel que os cuida; su divino trabajo es
silencioso e invisible; porque respeta vuestra prueba de vida; y de verdad
os digo, que todos aquellos que creyeron en su ángel de la guarda, serán
los primeros en verlo; el que no creyó, no lo verá.
Las tinieblas no se compadecen, con el indefenso; no razonan como
razona la luz; las tinieblas es lo opuesto, a lo que se es; la luz se siente
atraída por la luz.
Se os enseñó rechazar el mal; rechazar las tinieblas; porque eso os
conviene; porque el mal es también probado; y siempre saca la peor
parte; pues quien haya practicado el mal en un microscópico tiempo, no
entra al Reino de los Cielos; así es la ley divina; y así lo pidió todo
espíritu.
El desequilibrio salió del libre albedrío humano; nó salió de las leyes de la
naturaleza; este desequilibrio constituye una extraña y desconocida
psicología en el pensar humano.
Toda falta ó pecado, sea cual fuere, se mide, se calcula por el número de
segundos; y aún menos del segundo; es así que si una criatura tuvo vicio
toda la vida, deberá sumar los segundos que contiene su existencia; por
ejemplo: si un fumador vivió tal vicio por un millón de segundos en su
vida, es un millón de existencias, que deberá cumplir fuera del Reino de
los Cielos; y si fumó en presencia de la inocencia de los niños, debe
multiplicar su total por tres: es decir que serían tres millones de
existencias que deberá cumplir fuera del Reino de los Cielos.
Todo aquél que tuvo malos pensamientos en la vida, es un demonio; el
tiempo de su maldad, le dá la correspondiente jerarquía demoníaca.
Seguir sirviendo al demonio, es perpetuar la división del espíritu; y
perpetuar el alejamiento del Reino de los Cielos.
Todo aquél que leyó o practicó las malditas ciencia ocultas, no entrará al
Reino de loa Cielos; como no entrará adivino o adivina alguno; astrólogo
ó astróloga que se lucraron a costilla de este conocimiento; y todo
espiritista que practicó el espiritismo; porque no dieron preferencia como
lo prometieron en el Reino, a lo que era del Padre.
Todo incrédulo pertenece a las tinieblas; porque nó creyendo a la luz,
las tinieblas le reclaman; porque no se puede servir a dos señores;
porque uno de ellos es falso.
Lo de Dios no corrompe; lo del demonio corrompe y divide.
El señor de la entretención y el señor de la ilusión, os perdieron.
El que imitó a las tinieblas en la prueba de la vida, se va con las tinieblas
y no se va con la luz.
Ignorar al Padre, es tinieblas.
La tentación hecha bienestar; es pérdida de tiempo.
Por el habla y por la vista, viaja la tiniebla de la maldición.
La maldad y la desigualdad, nacen del libre albedrío de las criaturas.
En muchos mundos engendros del demonio, practicásteis los vicios; las
drogas; los desnudos.
Toda tiniebla es una debilidad espíritual; es una forma de sentir y a la vez
no sentir; se es y se ignora; así le ocurre al género humano.
La ilusión de los jueces de la Tierra es de ambición al interés material.
Mundo de la ilusión es aquél que se guía por lo que siente el espíritu
frente a su propia comodidad.
El bienestar que les proporciona el oro, los tienen ciegos; y mientras
mayor es ese bienestar, mayor es la ceguera; es por eso que el Creador
prefiere a los humildes de corazón; no a los posesionados.
Todo mal salido de toda mente, repercute en multitudes de inteligencias;
inteligencias que hicieron divinas alianzas en el Reino de los Cielos; sin
ellas, nó conocerías la vida humana.
Muchos están en la ley de la maldición; porque los segundos de abuso y
atropello, sobrepasan la propia escala espíritual; sobrepasan el propio
número de moléculas, de que está compuesto el propio cuerpo del ser
pensante.
El que dirija la palabra a un maldecido, recae en él mismo la ley; las
invisibles ondas sonoras y las ideas, le acusarán en el Reino de los Cielos.
La palabra maldito significa espíritu de las tinieblas; seres salidos de los
universos de la maldad; y que pidieron probar vida en los universos de la
luz.
La maldición nó sale de los divinos deseos del Padre; toda maldición sale
de la soberbia misma de los hijos; sale del pecador mismo; sale de sus
mismas malas obras; quién persistió más en el mal, el tal más se acercó a
la ley de la maldición; hay maldición temporal y maldición por toda la
vida; según el grado en que se sobrepasó el espíritu en los límites del
mal; la maldición es ley de las tinieblas; he aquí que ella hará llorar a
todo culpable; a todo el que hizo sufrir a otro; todo maldito vivirá aislado
totalmente de todos; vivirá en las regiones más abandonadas del planeta;
los tales pidieron tal justicia en caso de violar la ley que ellos mismos
pidieron en la prueba de la vida; muchos pedidos nó agradan al Padre; el
Padre hace cumplir que los hijos le pidieron; he aquí que todo se cumplirá
hasta la última molécula porque todas las moléculas de los pedidos de
todos, tienen igual derecho al cumplimiento viviente.
Los que todo lo esperaron de los hombres, nada esperen del Padre; el
Padre Jehova es Dios celoso de sus leyes.
Toda maldad salida de los hombres contra los hombres, es el demonio de
las escrituras.
He aquí la maldad humana; he aquí el extraño libre albedrío de ciertos
espíritus; que piensan con egoísmo; que sólo piensan para sí mismos; los
espíritus de la maldad, prometieron al Padre, vencer en la vida, su propia
tendencia al mal; pidieron una oportunidad al Padre.
Todo lo que os a ocurrido, lo hicísteis en libre albedrío; nadie os
obligó; y si exsiste alguien que por su culpa pecásteis, estad seguros que
ese alguien, recibirá un castigo tres veces mayor que el vuestro; escrito
fué: Si un pecador es castigado, más castigado es aún aquel, que por su
culpa, nació el pecado.
Vosotros sóis demonios de sí mismo; porque os dividís entre la luz y las
tinieblas; porque fuísteis hipócritas al servir a dos señores.
Las tinieblas del no entendimiento, es una exsistencia pasando a la otra.
Los hijos de la luz avanzan hacia el Padre; y las tinieblas al ser probadas,
tarde ó temprano reconocen que perdieron el tiempo; pues, tienen que
volver a empezar de nuevo; nó hay tiniebla que tarde ó temprano, llegue
a esta única conclusión.
Todo mal debió ser rechazado desde el comienzo; era parte de la prueba
de la vida; vuestra vida debió ser una vida de infinita cautela frente a las
insinuaciones del Padre en las escrituras; ¿No era primero vuestro
Creador, por sobre todas las cosas? y habéis hecho lo contrario; para
vosotros lo primero es el oro; el placer; el quite hasta donde se pueda al
trabajo.
Todo lo malo hecho en la luz del Padre, pasa a las tinieblas; y si no
queréis que las tinieblas os lleven, tendréis que nacer de nuevo en una
forma tal, como el número de granos de arena de un desierto; nacer y
nacer en incontables mundos de la carne; y no entrar al Reino de los
Cielos.
Todo el que fué malo, vicioso, engañador, falso, hipócrita, escandaloso,
mezquino, explotador, calumniador, cómodo, vanidoso, grosero, flojo,
habrá creado en sus ideas, futuros infiernos; de los cuales es el creador.
El demonio de la ingratitud y del mal agradecimiento, se ha apoderado de
los seres humanos.
Todo lo que habéis pronunciado en la vida, os espera en el Reino de los
Cielos; porque a medida que se habla, las palabras viajan al espacio junto
con vuestras ideas; hasta vuestras groserías viajan; hasta la última letra-
expresión os espera; siendo toda la creación viviente, también lo es la
palabra; todo cuanto se dice en la vida, se pesa en la balanzas solares;
¡¡y cuán grande es el número de espíritus que no entra al Reino de los
Cielos, por sus groserías que habló en la vida!!
Los que manejando los llamados vehículos, del extraño sistema de vida
del oro, hicieron peligrar la vida de otros, por exceso de velocidad, no
entran al Reino de los Cielos; porque los tales son acusados en el divino
Juicio, de asesinos por falta de control; todo atropellador, tiene que
enfrentar el juicio de un enorme ejército de poros de carne; que
pertenecieron a los cuerpos físicos, de los seres que asustó; por exceso
de velocidad, en las calles del mundo; estos seres, más les valdría no
haber conocido los vehículos; porque por culpa de ellos, no verán la gloria
del Padre.-
La tiniebla conquista su reinado, con leyes opuestas a la de la luz.
Tinieblas son la imperfección y la duda;
Toda mala costumbre, es como la mala hierba; debe ser arrancada del
jardín; y al ser arrancada vuelve a las tinieblas; así será vuestro
despertar ante la Revelación; vuestro llorar y crujir de dientes, es el
arrancar la hierba podrida.
La filosofías ilusorias de la humanidad, son avanzadas microscópicas de
satanás; tienen por objeto demorar la entrada de los espíritus al Reino de
los Cielos.
LA SALVACIÓN
Sólo la práctica en una vida basada en la rigurosa moral de los divinos
Mandamientos, es la única salvación; no exsiste otra.
Todos quieren ser salvos; pero casi nadie se conquista su propia
salvación; sólo cuando ven, creen; no viendo no vale la pena averiguar;
los tales, suman millones en tu mundo; el destino de estos espíritus, son
los mundos de la indiferencia; triste filosofía; que no puede entrar en el
Reino de los Cielos.
Los que no se preocuparon de cómo ganar la salvación de sus
espíritus; en la prueba de la vida, no entrarán al Reino de los Cielos; la
salvación para que tuviera mérito y autenticidad, tenía que salir de uno
mismo; es por esto que fué escrito: Por vuestras obras seréis juzjados; el
que eludió la obra de buscar su propia salvación, no tendrá salvación; es
más fácil que la tenga uno que se preocupó por ella.
Salvo es aquel que debe ir a otros mundos a pagar deudas; es salvo
porque se está rescatando de sí mismo; de sus propias violaciones.
Los salvos no entran al Reino de los Cielos; son salvos de ir a peores
planetas que la Tierra; donde la explotación es de mayor grado; y son
poco menos que esclavos; la humanidad en su totalidad está en esta
categoría; incluye todos los grados.
El divino Corderito es el único que puede salvar al mundo; pues todas las
divinas potencias, están divinamente subordinadas a él; pues el divino
cordero de Dios, posee también, la más alta vibración magnética del
divino universo expansivo pensante.
En el pasado terrestre, yo, tu divino Padre Jehova, ordené divinos
sacrificios, del divino corderito; los ordené Hijo Primogénito, porque en
divina virtud de mi divino libre albedrío, estimé dar a conocer, la divina
exsistencia de la divina salvación de cada uno; representada en el divino
corderito; fué un divino pacto entre los divinos querubínes de la infinita
salvación, y el libre albedrío, de mis hijos terrestres.
Sólo aquéllos ricos que lo son por su propio trabajo y honrado esfuerzo,
son salvos; pero son poquísimos en tu mundo; pues no hay rico, que no
haya engañado a su semejante; no hay rico que sea honrado.
Sólo quien cree en el divino Corderito de la divina pureza solar, salvo es;
pues quien esté con él, defiende su propia inocencia ante los hombres
soberbios; pues en toda maldita soberbia, está el demonio; los actuales
dirigentes del mundo, están casi todos con satanás; pues, no inspiran sus
propios ideales, en mi divina palabra; es por eso, que causan dolor al
mundo; hacen filosofías, según sus conveniencias pasajeras; se olvidan
de su propio Creador; se olvidan que por sobre toda filosofía humana,
está primero el mandato del Señor; se olvidan que no deben
engrandecerse ante el mundo; pues con ello, crean en las mentes de mis
hijos, el maldito orgullo.
El divino corderito de la pureza solar, representa la única salvación del
mundo pecador; pues en él, están concentradas las más infinitas
vibraciones del universo expansivo pensante.
Todo rico no se justifica ante mí; es una deuda de la que debe rendir
divina cuenta; ciertamente que si un rico trabajó y sudó por lograr la
riqueza, el tal rico es perdonado; puesto que cumplió con mi divina ley del
trabajo: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; eso le hace salvo;
sólo le resta rendir divina cuenta, de como empleó la riqueza; y en qué
grado sintió el dolor del hermano que sufría a su lado, por falta de
medios; pues toda riqueza es un serio compromiso, que todo espíritu
debe analizar; pues en mis divinos Mandamientos, el autor de la vida, no
ordena a nadie enriquecerse.
Los malditos ricos, jamás han estudiado mi divina palabra; yo, tu divino
Padre Jehova, les puse un divino aviso en mis divinas palabras; les
anuncié que es más fácil que entre un divino camello por el ojo de una
aguja, que un rico en el Reino de los Cielos; más, ¿qué rico ha estudiado
mi divina advertencia, para ser salvo? ninguno hijo divino; ningún rico
busca; como buscan mis hijos humildes; que por lo demás, me
demuestran su divina adoración, en el divino trabajo diario.
Todo aquél que sólo se conformó con lo que le dió su propio trabajo, salvo
es; porque no tuvo tentación de ambición; respetó mi divina ley; más,
aquél ó aquéllos que huyeron de la llamada civilización terrestre, más,
salvos son; mayor es su divino mérito; más grandes son en los Reinos de
los Cielos; porque se cuidaron de la ciencia del bién; respetaron mi divina
advertencia: Cuídate del árbol del bién; no pruebes su fruto; porque sólo
es una ilusión; y en mi divina morada, donde todo es eterno, la ilusión es
desconocida.
Para ser salvo, nadie deberá comer más carne; el mundo fué divinamente
avisado, hace yá muchos siglos; nó comerás la carne de tu hermano dice
mi divina ley; porque él también es mi hijo; el también merece, lo que tú
también, crees merecer; es decir, la divina eternidad.
La inteligencia humana, jamás dará eternidad; jamás resucitará la carne;
pues, a ella no le compete; sólo debe prepararse para ello; pues, a toda
inteligencia, se le proporcionó por siglos, mi divina palabra; que es como
una tabla de salvación, en medio del calvario, que han provocado, un
reducido número de ambiciosos.
Hasta el último momento, quiero que todos sean salvos; salvos por sus
propios méritos; por sus propias acciones; quien haya cumplido con mi
divina ley del divino trabajo; y no haya jamás escandalizado en ninguna
forma imaginable, salvo es; más, quien haya hecho lo contrario, perdido
está; todos tuvieron la misma oportunidad, de enriquecer, su propia
herencia, dada por sus padres terrenales; ... no todos tienen la misma
prueba espíritual en la vida; la divina experiencia en cada uno, es
infinitamente distinta entre todos; más, todos producís un divino fruto;
que es vuestra propia intención, salida de vuestro propio pensar.
El Salvo no está en la ley de los condenados; porque sus deudas son
producto de su misma imperfección; si fueseis perfectos, otra sería la ley;
todo salvo espera fuera del Reino; para ser llamado en cualquier instante;
para cumplir nueva existencia; un nuevo nacer en un lejano mundo; el
Bienaventurado entra al Reino de los Cielos; no necesita Juicio Final; ni
arriba ni abajo; tiene acceso a todos los cielos.
El mundo verá visiones; verá a satanás en diferentes formas; más, los
que estén con el divino Corderito de Plata, nada les sucederá; salvos
serán; pues todo divino arrepentimiento, empieza por reconocer a la
divina inocencia de su propio espíritu solar.
Todo aquél que desea ser salvo, deberá ilustrarse; deberá buscarme;
deberá cultivar su propio mérito; deberá leer mis Sagradas Escrituras;
deberá leer al divino Consolador; que son las infinitas Ciencias Celestes;
pues la divina Ciencia Celeste, es divino complemento de la primera, y
divino complemento, de la divina verdad..
Fragmentos extraídos de los rollos de la ESCRITURA TELEPÁTICA - Alfa y
Omega

I.2- ADAN Y EVA:

Adán y Eva

Entonces Jehova Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía,
tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la Costilla que Jehová Dios
tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es
ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del
varón fue tomada.

Gén.2: 21-23
Adán y Eva vivieron en una época que nada tuvo de la actual; porque el mundo de ellos,
cumplió leyes propias de un paraíso; ellos nó tenían el olvido del pasado como lo tenéis
vosotros; ellos vivieron un mundo microscópico; cuando la Tierra era del porte de una
pelotita de pin-pon; y nó se daban cuenta de que eran microscópicos; igual fenómeno os
ocurre a vosotros; vuestras dimensiones son tan pequeñas, que nadie os conoce fuera de
vosotros mismos; sóis un polvo en el concierto de los mundos gigantes.

Exsisten para el entendimiento humano, dos clases de creaciones planetarias: las


creaciones solares; ó la de los hijos mayores del divino Padre Jehova; y las creaciones
microscópicas, salidas de toda mente pensante; la primera creación, abarca desde mucho
antes del paraíso terrenal; antes de Adán y Eva, hubieron dieciocho paraísos terrenales;
fueron criaturas que no pecaron en desobediencia; cada paraíso, fué creado con su tiempo
y espacio propio; y cada época de los mismos, fué un divino plan de perfección, para
espíritus diferentes; espíritus que se preparaban para otras futuras vidas; hay que nacer
de nuevo para ver el Reino de Dios; la actual dimensión humana, es originaria de Adán y
Eva; tenía un destino glorioso en el Reino de los Cielos; más, los primeros padres, se
descuidaron en las leyes de la obediencia; ellos no tenían olvido del pasado; como lo tiene
el hijo terrestre;…
Debéis saber distinguir el principio inteligente y el principio
primitivo; Adán y Eva y los hombres de las cavernas; el principio
inteligente ó angelical, es el principio del tronco humano; después de la
caída de Adán y Eva, la creación cambió de cualidad y calidad; de angelical
se tornó humana; de inmortal a mortal; es decir que la intención de vuestro
Creador, fué que la eternidad fuera permanente en la Tierra; la
desobediencia de vuestros primeros padres, frustró tal deseo; los
elementos mismos se dividieron en sus libres albedríos; porque ante tal
acontecimiento, la Tierra dejó de ser paraíso; lo riguroso de la ley del Padre,
está en lo más microscópico de la creación; ya sea en la materia ó en el
espíritu; el paraíso de Adán y Eva, tenía el tamaño de una pelota de ping-
pong; y a partir de este tamaño, la Tierra continuó expandiéndose; con
diferente cualidad y calidad en todo su desarrollo; esa cualidad y calidad,
la transformó de paraíso, a mundo de la luz con influencia de tinieblas.-
El gérmen de la carne tuvo forma del dibujo; tenía la forma de cabello
humano; pesaba 18 gramos; surgió junto con la materia incandescente;
ambos crecieron simultáneamente; Adán y Eva también pasaron por lo que
fueron las criaturas humanas, el gérmen de Adán y Eva se multiplicaron en
sentido unitario; es decir formaron una sola carne; una sola dimensión con
sus características propias; sin tomar en cuenta los demás é infinitos
gérmenes que correspondieron a otras dimensiones; a otras criaturas
pensantes; que vivieron eternidades antes que Adán y Eva; Adán y Eva son
los primeros padres terrenales del género humano que por ilustración
saben el nombre de los primeros; las otras criaturas más antiguas que Adán
y Eva, los ignoran a ellos; de todo hay en el rebaño del Señor; Adán y Eva
son primeros en una microscópica creación pero no lo son en el Reino de
los Cielos; lo mismo ocurre con las criaturas de antes de Adán y Eva; todas
las criaturas que han pasado y aún pasan pasen por la Tierra, son producto
de los cambios de temperatura del planeta; esto explica la exsistencia de
monstru os gigantescos, de mucho antes que nacieran Adán y Eva; toda
criatura posee temperatura; esa temperatura le proporciona un
magnetismo que incluye vida pensante, tiempo y espacio.
El primer gérmen que tenía forma de cabello humano, tuvo un desarrollo expansivo
y circular; tenía este gérmen 18 ondulaciones; eran huesos microscópicos de formas
circulares; los del pecho eran de mayor amplitud; y terminaban en una ondulación
pequeña; que daba la impresión de una cola; todas las primitivas ondulaciones permitían
al gérmen deslizarse, por agua, charcos y pantanos; escrito fué que el divino Padre hizo
del barro a Adán y Eva; esto es divinamente cierto; pues ello se refiere a charcos y
pantanos; la divina Eva salió de una de las costillas de Adán; significa que salió de una de
las microscópicas ondulaciones del microscópico gérmen; aquí se representa uno de los
misterios de la creación; el divino principio de los sexos; cada gérmen humano primitivo
está compuesto de espíritu y materia; espíritu que siente y carne que también siente;
ambas se multiplican en dos sensibilidades opuestas; una vá al foco magnético y otra
viene al borde del foco magnético; la primera es activa y corresponde al sexo masculino;
la segunda es femenina y es pasiva; esto significa que foco magnético es la electricidad
que posee cada gérmen; este foco son las divinas alianzas de divinos querubínes; y de los
cuales nacen las pasiones y las virtudes; los divinos querubínes forman multitudes de
familias; que se van expandiendo dentro de la criatura; a medida que ésta también crece;
es decir toda carne al desarrollarse vá variando en su propio pensar individual; es así que
lo que se pensó como niño, varía con la edad; pues como adulto, se piensa de otra manera;
esto significa que el mismo crecimiento de la criatura de carne, es parte del nacimiento ó
de reencarnación de un espíritu; divino proceso, que se inició en el Reino de los Cielos; y
concluyó en la Tierra; lo que los seres humanos no saben es el pasado y construcción de
sus planes divinos; cada criatura es un divino plan del eterno Creador; que se reservó la
divina historia galáctica de cada gérmen de sus infinitos hijos.

Exsisten para el entendimiento humano, dos clases de creaciones planetarias: las


creaciones solares; ó la de los hijos mayores del divino Padre Jehova; y las creaciones
microscópicas, salidas de toda mente pensante; la primera creación, abarca desde mucho
antes del paraíso terrenal; antes de Adán y Eva, hubieron dieciocho paraísos terrenales;
fueron criaturas que no pecaron en desobediencia; cada paraíso, fué creado con su tiempo
y espacio propio; y cada época de los mismos, fué un divino plan de perfección, para
espíritus diferentes; espíritus que se preparaban para otras futuras vidas; hay que nacer
de nuevo para ver el Reino de Dios; la actual dimensión humana, es originaria de Adán y
Eva; tenía un destino glorioso en el Reino de los Cielos; más, los primeros padres, se
descuidaron en las leyes de la obediencia; ellos no tenían olvido del pasado; como lo tiene
el hijo terrestre.

A medida que la temperatura descendía más y más, fueron


apareciendo las criaturas de carne; y empezásteis por microbios; y los
primeros microbios fueron Adán y Eva; vivieron el paraíso microscópico; la
Tierra tenía el porte de una pelota de pin-pong; eran microbios angelicales;
y su aparición fué un vacío hecho en el Barro; este vacío es la actual
atmósfera; que se expandió sobre las otras que hubieron; era una de las
primeras alianzas entre materia y espíritu del género humano; Adán y Eva
fueron padres de la humanidad, porque de ellos salió multiplicación de
microbios; los microbios que les precedieron, no fueron angelicales; porque
los querubínes de la obediencia, se retiraron de la alianza; cedió la luz y
quedó tinieblas; a partir de ese instante, la filosofía de la humanidad, fué
filosofía de pruebas; Adán y Eva tenían sabiduría; y cayeron ante la astucia
de la serpiente; fué una caída en desobediencia al Padre; una historia de la
que casi nada sabéis; una historia que no es humana; porque sus causas
se remontan a eternidades antes que naciera la Tierra; cuando se viola la
ley del Padre, la violación se multiplica; pues las ideas viajan al cosmos;
ninguna idea perece; y cuando las ideas van creciendo con destino a ser
colosales planetas, van naciendo las criaturas que tienen la herencia de la
idea primitiva; es la multiplicación de los microbios; que a medida que
evolucionan, conservan la cualidad y calidad de la idea primitiva; de la idea
que les dió a luz; los microbios cumplen con la ley universal; hay que ser
chiquitito y humilde, para ser grande en el Reino de los Cielos; y no exsiste
padre solar ó cuerpo celeste, que no haya sido microbio; el que no es
chiquitito y alegre como niño, no entra al Reino de los Cielos; este término
enseña lo microscópico en la materia y la espíritualidad; el niño es puesto
como el supremo modelo; puesto que de ellos es el Reino; Adán y Eva con
su desobediencia, no conservaron la inocencia de niño; y la transmitieron
a su herencia; sus sales de vida, no poseen cualidad y calidad suficiente
como para ser admitidos en el Reino; sin inocencia de niño, es imposible;
la historia de Adán y Eva no la conocéis; sólo conocéis un acto de
desobediencia en una de sus exsistencias; porque todo espíritu nace de
nuevo; la historia de Adán y Eva no es la primera de la historia del mundo;
porque las clases de microbios, no tienen límites; hubieron otras
ramificaciones que no conoce vuestra historia; como ellos no os conocieron
a vosotros; de todo hay en el rebaño del Padre; Adán y Eva fueron vuestros
primeros padres por herencia de carne; retrocediendo en el mismo orígen
de Adán y Eva, vemos que se llega al fuego; y la cualidad y calidad de su
principio calorífico, vibra en libre albedrío; los gases del fuego se
multiplicaron y de esta ley expansiva, infinitas criaturas no recibieron la
influencia de la desobediencia de Adán y Eva; pues hubo tiempo de
inocencia y tiempo de desobediencia; primer tiempo y segundo tiempo; las
primeras ideas de Adán y Eva, fueron de pureza; las siguientes las del
segundo tiempo, ideas inclinadas a la desobediencia; y esta inclinación de
una idea microscópica, ejerció presión en el eje polar de un planeta
microscópico; el vacío naciente de un mundo; que iba materializándose; y
lo que hacía la mente, lo sentía la materia; el planeta y sus criaturas al
perpetuar la desobediencia, a través de siglos, perpetuó la inclinación del
eje polar de la Tierra; que dejó de ser planeta-paraíso; para convertirse en
planeta de pruebas; a partir de aquél instante, era para los espíritus del
Reino, venir a un mundo que violó la ley; y decidieron probarlo; porque
cada planeta tiene su historia; la historia de Adán y Eva, es una historia
que a venido repitiéndose por eternidades; porque lo del Padre no tiene
principio ni tiene fín; vuestro principio es a la vez un principio de prueba;
porque todos aquéllos que no creyeron en su principio de orígen, no lo
encontrarán nunca.
Adán y Eva tuvieron muchos hijos; hijos que se multiplicaron por un inmenso tiempo,
que aún continúa; siendo Adán y Eva los primeros padres de la humanidad, nó fueron los
primeros en la creación; hay que distinguir creación humana y la creación de todos los
demás seres; cada especie tuvo un principio; y el principio humano nó fue el primero; fue
el último; antes de surgir el paraíso terrenal, había otros paraísos de otras especies; esta
divina revelación en nada desvirtúa a los primeros padres de la especie humana; espíritus
humanos y espíritus animales, tienen un mismo derecho delante de Dios; en sus
respectivas leyes vivientes; nadie es menos delante del Padre; si vosotros criaturas
humanas tuvísteis primeros padres y tuvísteis un paraíso, los que llamáis animales,
también lo tuvieron; sus historias nó han sido contadas; la divina luz del conocimiento en
el Padre, las contará; porque es luz para el mundo y para todo entendimiento; quien negó
el derecho a otros, sin saber el exacto orígen de las cosas, nó entrará al Reino de los
Cielos.

Adán y Eva vieron cosas que ninguno de vosotros ha visto; el contar la historia de Adán
y Eva, transforma todos los conceptos mentales, que de ellos se tenía; muchos han
vulgarizado la desconocida historia de Adán y Eva, ninguno de estos demonios, entrará al
Reino de los Cielos; es más fácil que entren al reino, los que respetaron lo que nó conocían;
a que entren los que se burlaron de lo desconocido; lo desconocido se vuelve viviente
delante del Padre; y acusa a todo burlesco.

Adán y Eva, nacieron del polvo; vivieron leyes del interior de la Tierra; conocieron cosas
y hechos, que a vosotros nó os tocó conocer; porque hay infinitas clases de experiencias
vivientes; Adán y Eva, vivieron lo primitivo hecho paraíso; y vosotros vivís lo primitivo
hecho prueba de vida; entre Adán y Eva y vosotros, exsiste diferencia jerárquica; ellos
conocieron primero la vida humana; eran más antiguos que vosotros; porque para ser
padres de una humanidad, se necesita conocimientos de padres; Adán y Eva nacieron por
vibración molecular; fueron gérmenes ó microbios de la misma Tierra; esta divina
revelación, corresponde a lo dicho por el Padre en sus escrituras: Y del barro los hizo; del
polvo eres y al polvo volverás; he aquí que lo que os quiso decir vuestro Padre Jehova,
fue de que de los mismos elementos de la naturaleza, se nace; el Padre del Padre es tan
infinito, que nó necesita del artificio; de una microscópica molécula, saca un colosal
mundo.

Adán y Eva vieron en la dinastía faraónica; vieron otro árbol genealógico; un árbol venido
desde las lejanas galaxias; estas criaturas tenían otra ciencia; una ciencia que siendo
maravillosa, cayó ante el Padre Jehová.

Cuando Adán y Eva vivieron en el microscópico paraíso, ellos comprendían a sus


318 sensaciones o virtudes; porque conversaban con ellas; en los paraísos la materia
conversa con el espíritu; cuando Adán y Eva desobedecieron las divinas instrucciones de
Dios, ocurrió en ellos un desequilibrio mental; porque ellos no habían pedido desobediencia
al Eterno; la caída de los primeros padres del género humano, principió dentro de ellos
mismos; porque toda desobediencia a Dios, trae consigo sensaciones de las tinieblas; trae
consigo la inseguridad; trae consigo la prueba emocional; mental, física y espíritual de la
criatura; el género humano es producto de los instantes de desobediencia de Adán y Eva
para con Dios; antes de tal instante, la herencia de Adán y Eva era perfecta; porque no
tenía la extraña influencia en forma de magnetismo, de la desobediencia; este magnetismo
nació en el instante mismo en que Adán y Eva generaron ideas desobedientes; bastaba
pensarlo y hacerlo y les cambiaba totalmente sus destinos.-

Adán y Eva al desobedecer al Padre, perpetuaron la desobediencia; esta


desobediencia fué influencia maligna de la serpiente faraónica; pues esta maldita dinastía
galáctica, surgió paralela al paraíso terrenal; todos los hijos del paraíso, eran telepáticos;
entre ellos la serpiente; Adán y Eva conversaban a diario con todos los animales del
paraíso; lo hacían por la telepatía; este poder de comunicación, le fué quitado a Adán y
Eva, después de su desobediencia.

LA SERPIENTE
La serpiente faraónica, es la misma serpiente que indujo a Eva, a desobedecer al Padre
Jehova; porque la serpiente sabía, que desobedeciendo tan sólo un microscópico tiempo
al Padre, nó se vuelve a entrar al Reino de los Cielos; hasta pagar fuera del Reino, el
microscópico tiempo desobedecido;...

La serpiente que los indujo, tenía aprendida la astucia; pues había recibido conocimiento
faraónico por telepatía; ¿comprendes ahora Hijito, el por qué tu divino Padre Jehova,
maldice a las dinastías faraónicas? sí divino Padre Jehova; lo comprendo por tu divina Luz
y Gracia; comprendo que por un instante celestial de desobediencia, se pagan siglos de
dolor; Así es Hijito; y la serpiente lo sabía; y es así que todos los elementos del paraíso,
pidieron al Padre, nó seguir cumpliendo leyes físicas de paraíso; porque siendo materia y
espíritu viviente, nó quisieron en sus libres albedríos de materia, ser acusados de
complicidad, ante el Padre; he aquí Hijito, del porqué, la naturaleza terrenal, nó se expresa
al espíritu pensante llamado hombre; lo que hace el espíritu, repercute en la materia; si
no repercutiera, desvirtuaría el divino mandato que dice: Todos son iguales en derechos,
delante de Dios; porque los divinos mandatos del Padre, son para todo lo imaginable; son
para la materia y el espíritu; porque a materia y espíritu creó.

En los paraísos, materia y espíritu, conversan telepáticamente; cuando se consumó


la desobediencia, todo cambió en el paraíso; los platillos voladores dejaron de aterrizar;
los elementos enmudecieron; el libre albedrío del todo sobre el todo, se revolucionó; esta
ley de paraíso, la conocían muchos platillos voladores y muchos seres del paraíso; muchos
sabían que Adán y Eva iban a caer en sus pruebas, que pidieron en el Reino de los Cielos;
porque en un paraíso terrenal sus criaturas rivalizan amorosamente en lo profético.

Adán y Eva, nó fueron ambiciosos como vosotros; porque nó conocieron la extraña


influencia del oro; ellos fueron engañados por astucia; he aquí que Adán y Eva, están más
cerca del Reino de los Cielos, que vosotros mismos; porque los instantes, los segundos,
son mayores en vosotros, que en vuestros primeros padres; en el Paraíso se vivía el tiempo
celeste; este tiempo, nó deja huellas; porque nadie envejece; nó se conoce la muerte en
el tiempo celeste; ni hay prueba viviente alguna; la prueba comienza en el mismo instante,
en que se viola la ley; porque en el mismo instante, en que Adán y Eva, fueron echados
fuera del paraíso, comenzó el drama; comenzó la indiferencia entre los elementos y el
espíritu; he aquí que Adán y Eva, cerraron el camino de la felicidad, a todo un mundo; y
todo un mundo, en virtud de sus libres albedríos, pidió al Padre, conocer un mundo que
había violado su ley; porque ningún espíritu pensante, conocía tal experiencia; más, como
el amor en el Reino es infinito, todos proclamásteis ante el Padre, que los ángeles caídos,
Adán y Eva, serían vuestros padres terrenales; porque todo caído, tarde ó temprano, se
levanta; porque todos sabíais en el Reino, que el Padre siempre triunfa sobre toda tiniebla;
he aquí que todo lo imaginable se pide al Padre; y lo imaginado por vosotros en el Reino
de los Cielos, lo estáis viviendo en la Tierra; de verdad os digo, que la no explicación de
lo sucedido en el Paraíso de Adán y Eva, fué pedido por vosotros mismos; ¿nó se os
enseño, que todo espíritu es probado en la vida? vuestra vida es toda de prueba; instante
por instante; y la mayoría nó os dáis cuenta de ello; lo sucedido en el paraíso, a intrigado
a todas las generaciones de este mundo; los que ya partieron de este mundo, y partieron
ignorando los sucesos acaecidos en el paraíso de sus padres terrenales, lo sabieron fuera
de la Tierra; porque unos piden conocimiento en la Tierra, y otros, fuera de la Tierra;
porque lo de arriba es igual a lo de abajo.

En los paraísos se desconoce la desobediencia; la más microscópica violación a la


divina ley de Dios, no se conoce; el número viviente renegó de este par de ángeles, que
pidieron ser probados en un paraíso; los platillos voladores que recogen las ideas mentales
de todos los mundos, se entristecieron cuando de improviso, recogieron las ideas de Adán
y Eva, que contenían el magnetismo de la desobediencia; los padres solares también
renegaron y optaron por retirarse; el número viviente no quiso seguir expandiéndose en
geometría de paraíso; la evolución entera del paraíso Tierra, sufrió un tremendo atraso;
ni una molécula quiso continuar como tal; nadie del todo sobre el todo viviente del paraíso,
quiso caer en complicidad de la desobediencia de Adán y Eva; y desde ese instante, las
moléculas y virtudes del todo sobre el todo de la Tierra, se fueron reencarnando como
destino en prueba; y todo espíritu con violaciones pendientes de muchos otros paraísos
del universo, pidieron venir a la Tierra como una prueba; divino Padre Jehova, ¿entonces
los planetas-paraísos son solidarios los unos con los otros? así es hijo; como libre albedrío
tienen los espíritus, ellos escogen sus planetas; después que Adán y Eva cayeron ante
Dios, la mayoría de sus hijos, que tuvieron durante la eternidad del paraíso, se dispersó
por el universo; unos pocos hijos se quedaron en la Tierra; la herencia de la desobediencia,
se conserva a través del tiempo, hasta que el espíritu se gane su propia inocencia; esto
no significa que los hijos paguen lo que sus primeros padres hicieron; oportunidades
infinitas tienen los espíritus, de volver a ser lo que fueron: Angeles del Reino de los Cielos.

Cuando cayó en desobediencia la primera pareja humana, el eje de la Tierra


sufrió una microscópica desviación; juntos con todos los elementos de la Tierra; a
través de los siglos y sin que la humanidad se diese cuenta, esta desviación del eje polar
de la Tierra, a llegado a los 42°; esta desviación corresponde al mundo de la prueba; ó
mundo materialista; con la presencia del Primogénito en el mundo, se inicia la Era Omega
ó Era Espíritual; el eje polar de la Tierra vuelve a su posición original; y vuelve a ser
paraíso; porque ese era su destino en medio de infinitos mundos.

Adán y Eva, iniciaron un mundo que ellos mismos, llevaron a la categoría de


mundo en expiación; no se olvide: iniciaron; ellos no son responsables de las culpas y
violaciones, de sus hijos; cada cual, responde de sus propios actos ante el divino Padre;
Adán y Eva, ya respondieron y pagaron su propia deuda espíritual; la otra explicación no
menos cierta, es el remordimiento, que Adán y Eva, han provocado en todas las
generaciones; que cada mente, saque sus propias conclusiones y las analice, con su propia
conciencia; porque así como Adán y Eva, tuvieron un mandato, que no se cuidaron de
cumplir, así también cada criatura humana lo posee; el supremo mandato de todos los
siglos dice: Adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; por sobre toda
riqueza; por sobre todo placer; por sobre toda filosofía; por sobre tí mismo; esto no ha
sido cumplido, por ningún espíritu humano; la raza humana ha vivido, el mundo de la
ilusión; el demonio del dinero, invadió al planeta Tierra; y la raza humana convivió con la
ciencia del bién; producto del dinero; producto de la soberbia.

La causa de la historia de los principios de cada criatura, está en la criatura;


porque hereda la sal de la vida de sus primeros padres; esta sal de vida es
modificada a medida que el espíritu nace de nuevo; nadie es abandonado cuando ignora
su orígen; el Creador le envía escrituras y profetas; y la forma y psicología de ello, es
hecho a pedido y semejanza de cada sentir espíritual; toca a la criatura escoger el grado
de interés y dedicación a los mandatos del Padre; y el mismo sistema de vida, se constituye
en barrera para cumplir lo que se prometió en el Reino; fuísteis ilusionados por una filosofía
que veía en el oro, la eternidad; una filosofía que no es del reino del Padre; porque en el
reino no exsisten ni ricos ni pobres; sólo la igualdad; una igualdad basada en la
espíritualidad de cada uno; la ilusión nació en el mismo paraíso; Eva fué engañada e
ilusionada; porque todo lo que le prometió la serpiente no se cumplió; Adán y Eva fueron
divididos; porque sus pensares estuvieron influenciados por dos señores; la luz y las
tinieblas; el bién y el mal; la esperanza y la duda; la seguridad y la incertidumbre; la
ignorancia hacia el propio orígen; el nacimiento y principio de todo olvido; empezaron a
desconfiar el uno del otro; ¡todo lo convirtieron en pruebas espírituales! la misma
naturaleza se les tornó hostil; los elementos ya no conversaban con ellos; porque habiendo
sido ángeles, eran telepáticos; y perdieron todo poder espíritual; se asustaban de un
mundo que no conocían; y sus pensamientos generaban ideas que contenían olvido del
pasado; y las ideas de Adán y Eva viajaron al infinito creando mundos Tierras; y uno de
esos planetas, sóis vosotros; y una sucesión infinita de espíritus, pidió y aún sigue pidiendo
nacer de nuevo en la Tierra; conocer su filosofía y aprender; lo revelado se cuenta por
infinito; porque las ideas no tienen fín; se multiplican de criatura en criatura; creando
nuevos planetas, y así tenéis que la ley del Padre se cumple en la materia y el espíritu.

El vacío de Adán y Eva, fué siendo ocupado por los elementos de un futuro
mundo; la dimensión en que vivieron, no la veríais ni con el más potente microscopio;
fueron ángeles microscópicos; tal como vuestro mundo; que es un planeta-polvo ante el
infinito; desde lejanos mundos, os observan con inmensas lupas; son otras ciencias del
macrocosmos; que se dedican amorosamente a distinguir y clasificar microbios; lo vienen
haciendo desde antes que naciera la Tierra; y conocen vuestro mundo, mejor que vosotros
mismos; de esos mundos han venido muchos genios a vuestra Tierra; Adán y Eva
representan una de las infinitas parejas que hubieron, hay y habrán; antes de ellos,
hubieron primeros padres en una cantidad tal, como el número de arenas que contiene un
desierto.

¿No saben los críticos que todo espíritu es probado en el cuerpo y el espíritu? es
probado en las pasiones de la carne y las intenciones del espíritu; para criticar a sus padres
terrenales, hay que poseer conocimiento y sabiduría mayor que sus padres.

Adán y Eva fueron advertidos de lo que deberían hacer, y de lo que no debieron


haber hecho; igualmente fuísteis advertidos vosotros; ¿no se os dieron escrituras, que
os acompañan por siglos y siglos? nadie se queje de lo que está por acontecer; tuvísteis
toda una vida, para no dejaros sorprender en un instante; Adán y Eva vivieron una
eternidad en el paraíso; nada les faltaba; no supieron superar el exceso de conformismo;
era su prueba; una prueba pedida en el Reino de los Cielos; una prueba que prometió al
Padre, no dejarse vencer por la tentación; cualesquiera que fuese su forma.

La Era del paraíso ya desaparecido, abarcó un período que equivalía a mil veces
mil, el tiempo total de todas las eras ó épocas, que conoció el hombre; en los paraísos
exsiste un tiempo que a nadie envejece; es la alianza entre el tiempo y el todo sobre el
todo, para constituir la eternidad; porque para conocer y vivir la eternidad en los lejanos
planetas-paraísos, la eternidad misma se pide a Dios; tal como la humanidad pidió la
mortalidad, porque la desconocía.

LA MANZANA
La manzana es un fruto universal; ha sido conocido por todas las generaciones; como
símbolo del pecado, representa la herencia transmitida; es sinónimo de eterna semilla; es
sinónimo de carne principiante; tiene la sencillez que predominaba en el paraíso terrenal;
este divino símbolo de la caída de los dos primeros espíritus, que tuvo la Tierra en la
dimensión humana, creó a través de los siglos, un misterio en la comprensión humana;
un misterio, que fué extendido aún más, por la roca del egoísmo humano; pues sí el mundo
se hubiese guiado desde siglos atrás, por los divinos Mandamientos, de seguro que no
tendría que afrontar un Juicio Final; porque no se habrían violado las leyes de la vida;
desde el momento que hay violación, hay también juicio.

La Tierra estuvo poblada por otras criaturas


La humanidad terrestre ha tenido muchos otros; en tiempos tan
remotísimos, que Adán y Eva aún no nacían a la vida; cuando la Tierra era
microscópica; pues en ella, se han sucedido infinitas y desconocidas
dimensiones; sin contar las que vivieron y aún viven bajo la corteza
terrestre; los malditos dioses faraones, los conocieron con el nombre de
trávers; que significa seres que viven a través de la corteza terrestre;
muchas escrituras aluden a seres de antes de Adán y Eva; es una sublime
verdad; todo corresponde a un divino plan de evolución; que no ha cesado
de cumplirse; el número de estas evoluciones es infinito; para que la
criatura humana tenga una remota idea, bástale saber que de cada
molécula de Tierra, hay todo un mundo viviente; con microscópicas leyes;
que son invisibles, para todo instrumento hecho por el hombre; hasta los
mismos instrumentos creados por el hombre, poseen en sus moléculas,
mundos y dimensiones desconocidas por sus propios creadores; estos
mundos de dimensiones invisibles, tienen la influencia del magnetismo de
la inteligencia humana; su misma filosofía viviente representa el sentir del
propio instrumento; no hay objeto que no haya hecho el hombre, que no
quede impregnado de su propio magnetismo viviente; la divina verdad de
esto, la tiene el hombre en su propia envoltura fluídica; sin la cual, no
tendría sentimientos; no conocería el amor; sería una fría máquina
viviente; todas las virtudes obran en el espíritu; pero no se dejan ver; no
se pueden tocar; físicamente hablando; sólo se siente su dominio; un
dominio que constituye una fuerza creadora; o destructora.
De todo hay en el rebaño del Señor; Adán y Eva son primeros en una microscópica creación pero
no lo son en el Reino de los Cielos; lo mismo ocurre con las criaturas de antes de Adán y Eva; todas
las criaturas que han pasado y aún pasan pasen por la Tierra, son producto de los cambios de
temperatura del planeta; esto explica la exsistencia de monstruos gigantescos, de mucho antes que
nacieran Adán y Eva; toda criatura posee temperatura; esa temperatura le proporciona un
magnetismo que incluye vida pensante, tiempo y espacio.

La Tierra estaba poblada por gigantes; estas criaturas no son de la línea humana;
la línea humana salió de Adán y Eva; cuya constitución física era la carne; los gigantes
eran de fuego; sus leyes eran otras; una época desconocida en todas las épocas de la
humanidad.

El magnetismo de la Tierra era otro; la gravedad era casi nula; exsistían criaturas de
fuego; que el mundo no conoció; el hombre no fué el primero; ni en su planeta, ni en el
universo; ni es tampoco el último.

Los hombres del fuego eran de constitución gaseosa; ellos sabían que invisibles
cordones, los unían a los soles Alfa y Omega; sabían que exsistía un sólo Dios nomás; su
filosofía era común en todo; muchos viajaron fuera de la Tierra, en las Naves Celestes;
estas criaturas nacieron de las mismas moléculas del fuego; fueron microbios que vivieron
en microscópicas dimensiones; ó microscópicos presentes; nacieron infinidad de veces;
hasta llegar a ser gigantes;... los hombres de fuego, conocieron el microscópico paraíso
de Adán y Eva; este paraíso terrenal no fué el único; porque nadie es único en la creación
del Padre;... los hombres del fuego vivían muchos siglos; no conocían la vejez; se
reproducían por ondas magnéticas salidas de su propio cuerpo de fuego; tenían sexos
como lo tenéis vosotros; más, no tenían pasiones; eran infinitamente más perfectos que
vosotros...

Las piedras de Ica representan una remotísima civilización, posterior a la


civilización Atlante; esta civilización recibió un tercio del conocimiento de los atlantes; ellos
se llamaban los venidos del planeta amarillo; un planeta desaparecido; el reinado de estas
criaturas galácticas, abarcó un período de 8000 años antiguos.

La civilización de los venidos del planeta Amarillo, eran criaturas de dos tamaños;
los que siguieron multiplicándose en la Tierra, fueron gigantes; los primeros que llegaron
eran pequeños; los gigantes medían hasta ocho metros; los pequeños un metro veinte;
estas criaturas tenían ojos grandes y sus rostros eran muy semejantes; algo así como una
gran familia de gemelos; ellos llegaron en platillos voladores; cuando llegaron, ellos ya
sabían de la catástrofe de los atlantes; porque en la television solar de estas naves
celestes, vieron la destrucción de la Atlántida; esto ocurrió mientras ellos, venían en viaje
a la Tierra; los atlantes también habían salido del planeta Amarillo; ambas civilizaciones
salieron de un mismo tronco planetario; aunque entre ellos, había un tiempo de
33.000,000 de años de diferencia; los atlantes eran más primitivos; los últimos, fueron
las últimas generaciones del planeta Amarillo; planeta en estado de vejez y pronto a
desaparecer; los venidos del planeta Amarillo, eran grandes sabios; tenían maravillosas
facultades para obrar en la materia; eran profetas que leían el futuro de todo lo planetario;
ellos sabían que iban a partir de la Tierra; y sabiéndolo, es que dejaron grabadas en piedra,
lo mejor de su ciencia; sabían que la piedra grabada, sería estudiada por el género
humano, entre otras civilizaciones; en la grabación de las piedras, participaron 300
grabadores; muchas piedras se encuentran bajo el mar.

Ningún ser humano ha visto el pasado de la Tierra; la ciencia terrestre que la estudia,
lo hace en grado microscópico; lo hace en su dimensión; y la dimensión humana, es un
suspiro frente al pasado geológico de la Tierra, la ciencia terrestre jamás podrá calcular,
las clases de vida que hubo en la Tierra; hubieron razas muy superiores a la actual raza
humana; superiores en ciencia; en conocimientos; razas que no conocieron el dinero; eran
de filosofías más evolucionadas; la mayoría de las pasadas razas, no pidieron en virtud
del libre albedrío, venir de nuevo a la Tierra; salvo aquéllos que tenían deudas espírituales
pendientes; y muchos de ellos, vieron que en un futuro de la Tierra, aparecerían unos
demonios, que crearían un terrible yugo; este yugo es el dinero; la ambición de poner, lo
que es pasajero; y no vinieron de nuevo a la Tierra, para no corromperse con este
demonio; hicieron bién; pues aún están en el Reino de los Cielos; la historia de la Tierra
es desconocida, aún para los más sabios; esta ignorancia de su propio planeta, es parte
de la prueba de la vida, de cada espíritu humano;...

Fragmentos extraídos de los rollos de la ESCRITURA TELEPÁTICA - Alfa y


Omega

I.3 - ADORACION:

¿ADORASTE A TU DIOS Y CREADOR SOBRE


TODAS LAS COSAS?

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande mandamiento.
Mt. 22: 37,38

La pregunta suprema que se le hace a todo espíritu sin excepción alguna,


es el mismo supremo mandato; dado al mundo: ¿adoraste a tu Dios y
Creador por sobre todas las cosas? ¿lo adoraste en tu forma de vivir? ¿lo
leíste por sobre todas las lecturas? ¿trataste de comprenderlo en tus
horas libres? estas sencillas preguntas constituyen el alfa y la omega de
toda la justicia divina.
O se ama a Dios entero ó no se le ama; esto equivale al término: Por
sobre todas las cosas; por sobre todo lo microscópico y macroscópico; el
cariño y el amor que reclama el Padre de sus hijos, no se sale de lo que
os fué mandado; no se sale ni de las escrituras, ni de los Mandamientos;
son los hijos los que hacen que el Padre, se vea obligado a castigarlos;
toda violación a las leyes del Padre, trae consigo un juicio.
Hacer las cosas de Dios, por sobre todas las cosas imaginables; esto
equivale al divino mandato: Adorarás a tu Dios y Señor, por sobre todas
las cosas; esta promesa incluye todo lo que de vuestra mente a generado
en ideas; instante por instante; incluye lo más intimo de vosotros; incluye
el pensar ó nó pensar en el Padre; si vuestro pensar en la prueba de la
vida, tuvo una psicología cercana ó igual a la del Padre, premiados seréis
por el Padre; y si fué lo contrario, nada esperéis del Padre; el Padre
premia lo más mínimo y castiga también lo mínimo; sea esto en el bién ó
en el mal.
El compromiso espíritual de vosotros, fué escrito hace ya muchos siglos:
Adorarás a señor y creador, por sobre todas las cosas; este mandato lo
pedísteis; y se os concedió; este mandato está por sobre todos los
demás; se complementa con los Mandamientos; está por sobre todos
vuestros deseos y sensaciones; porque esos deseos y esas sensaciones,
las creó el Padre; nada os pertenece; porque fuísteis creados; y quien es
creado, tiene responsabilidades ante quien lo creó; decir lo contrario es
ser mal agradecido; es disfrutar de la vida, sin tener responsabilidades
sobre ella; puesto que no reconocéis a vuestro bienhechor; y si vosotros
no reconocéis lo que está en vosotros mismos, ¿qué reconocimiento
podéis esperar de los demás? si vuestra filosofía se reduce a nada; y
hasta la nada se os ofrece en ignorancia; la divina Vara, estremecerá al
mundo; porque nadie quiere la condenación eterna; todos quieren lo
mejor para sí mismos; con el nuevo conocimiento, sabréis si lo
merecisteis.
Quién no tomó la iniciativa de defender lo del Padre, a los tales nadie los
defenderá fuera de la Tierra.
Adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; por sobre todo
sistema de vida; por sobre todo placer humano; por sobre toda filosofía;
por sobre todo destino; por sobre sí mismo; he aquí del por qué de los
instantes y segundos vividos; muchos diréis que es imposible hacer los
quehaceres diarios, y estar pensando en el Padre; esto es un concepto
falso y carente de profundidad espíritual; ciertamente que la mente está
ocupada en su quehacer; más, antes de empezar el día, ¿os acordáis del
Padre? ¿hacéis las cosas en su nombre? de verdad os digo que todo aquél
ó aquélla que no se acordó del Padre un instante, no entrará al Reino de
los Cielos; porque así lo pedísteis en el Reino; y todo lo que se pide se
cumple; vuestro Creador se os enseñó, está en todas partes; está
también en todos los instantes; en todos los segundos; porque nadie es
desheredado; ni la materia y el espíritu; los instantes son también
vivientes; y tienen los mismos derechos de vuestro espíritu.
El que no profundizó el término: Dios es infinito; llorar y crujir y dientes
tendrá; toda ingratitud, incluyendo la intelectual, termina en llorar y pesar
para todo espíritu, que pidió ser probado en una forma de vida; he aquí
que todo indiferente al evangelio ó escrituras del Padre, llorar y crujir de
dientes tendrán.
Adorar al Padre, no era adorarlo materialmente; porque las criaturas no
aprenden nada con adorar imágenes; todo lo contrario; su espíritualidad
retrocede; y están expuestos a la mojigatería y a una beatitud que no
entenderán jamás; la verdadera adoración al Padre está en el mérito
espíritual; está en el trabajo que se ejecuta y que es en beneficio
colectivo; te ganarás el pan con el sudor de tu frente significa lo mismo;
sólo el trabajo sea físico ó intelectual, provoca sudor de frente.
Respetarás a tu Dios y Señor, por sobre todas las cosas; lo que se
traduce: Primero veré las escrituras, y después escogeré; he aquí lo que
debió hacer cada criatura humana, en la prueba de la vida; decir lo
contrario, es anular la propia promesa hecha en el Reino de los Cielos.
El libre albedrío de cada criatura, es el mismo libre albedrío del Padre; es
por eso es que fué escrito: Amarás a tu Señor y semejantes, como a tí
mismo; pues el Dios viviente está en todas las individualidades; el libre
albedrío se representa en una línea ondulada; quiere decir que de todo
libre albedrío, nacen todas las geometrías; siendo el universo exsistente,
la geometría salida del divino libre albedrío del divino Padre; la geometría
salida de un libre albedrío humano, es como una chispita; la del divino
Padre es un fuego tan inmenso, que los mundos materiales son su divina
ceniza; y esta divina ceniza representa exsistencias ya vividas por el
divino Padre.
Lo principal en la vida en este mundo, no era lo del Padre; era la ilusión
salida de extraña moral viviente; filosofías efímeras que no consideraron
lo del Padre lo principal; sólo veo respeto hacia el Padre, y nó
conocimiento; de verdad os digo, que es más fácil que entre al reino, uno
que respetó y se instruyó; que buscó; que se tomó el trabajo; a uno que
sólo respetó; el último es el más ignorante de la evolución humana;
porque caen en la hipocrecía; en extraña fé; porque tal fé no contiene lo
del Padre; escrito fué: el que busca encuentra; encuentra lo que prometió
encontrar en el Reino de los Cielos; todos prometieron buscar la
perfección que les brindaba este mundo; y pidieron hacerlo con mérito,
con trabajo, con esfuerzo, con moral, con sudor de frente; todo lo que os
ocurriría en vuestras vidas en el lejano planeta, los pedísteis hacerlo por
medio del trabajo y el estudio; nadie pidió dividir a nadie; porque nadie
quiere ser dividido.
Toda ofensa a Dios por microscópica que sea, afecta a todo el infinito; el
universo viviente no es indiferente a ninguna de las violaciones hechas a
la ley de Dios; ni una molécula escapa a esta infinita ley; el todo sobre el
todo repercute hasta en lo más microscópico de lo que ocurre en el
universo.
La adoración a Dios, está por sobre todo santo ó profeta; santos y
profetas son también hijos de Dios; adorar a sus hijos, es quitarle el
derecho que le corresponde a Dios.
Nadie puede enseñar a otro, como debe alabarse al Creador; sólo el
espíritu lo sabe; y lo hace, según su grado de conciencia; y según su
propio agradecimiento.
Lo del Padre jamás debió ser postergado; esta postergación aunque haya
sido de un segundo, repercute en las virtudes, microbios, sueños,
moléculas é ideas; y se quejarán llorando delante del Padre; porque
poseen sentimientos, cuya cualidad y calidad son iguales al espíritu que
los generó.
Todos los llamados vieron mi luz; y basta ver mi luz, para que todo hijo,
se ponga incondicionalmente a las órdenes de su Creador; ¿no se os
enseñó a todo terrenal: Adorarás a tu Señor por sobre todas las cosas?
¿por qué me despreciaron entonces? allá ellos; confusión y lágrimas
tendrán.
El amar al Padre no exige templos materiales; el único templo es una
honrada vida de trabajo;... la llamada iglesia católica, ha comerciado con
mi divina palabra; y se constituye por esta inmoralidad, en la gran
ramera; pues a hecho alianzas con países que sustentan la ciencia del
bién; esta maldita ciencia que se vale del oro que dá un bienestar
pasajero; pero que hace que millones y millones de mis hijos, no entren
al Reino de los Cielos; toda comodidad en la Tierra, de la Tierra es; nada
valen los premios del mundo, en el Reino de los Cielos; al contrario; es el
más grande escollo en los espíritus, que aspiran a llegar a mi divina
morada.
Debísteis estudiarme por sobre todo estudio; no exijo adoración material;
exijo de mis hijos esfuerzo espíritual; comprensión para con el hermano;
trabajo y esfuerzo por los demás; el único monumento eterno que se
recuerda en el Reino de los Cielos, es el trabajo.
La divina alabanza que cada espíritu me prodiga, está en infinita relación
con su propia evolución; a mayor evolución, más inmenso es el divino
sentir espíritual; y este sentir espíritual constituye la divina jerarquía
espíritual; y ella es la divina sal filosófica, de su propia añadidura.
A vosotros se os dijo: No adorarás imagen ni templo ni semejanza
alguna; porque vosotros lo pedísteis en el Reino de los Cielos; quisísteis
imitar al Reino mismo; porque en el Reino de los Cielos se desconoce la
adoración material; viendo en todo instante al Padre; no se necesita
retenerlo en imágenes; allí el respeto al Creador del universo es tan
infinito, que nadie se atreve a representarlo en forma material alguna; he
aquí que toda forma de adoración material al Padre, es criticada en el
Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que
jamás vio imagen material del Padre ó de la Madre Solar Omega; a uno
que las vio.
Amarás a tu Dios y señor por sobre todas las cosas, quise deciros:
estudiadme en todo conocimiento; que solo por el esfuerzo llegaréis a mi
lado; no exsiste otro camino...

Fragmentos extraídos de los rollos de la ESCRITURA TELEPÁTICA - Alfa y


Omega

¿ADORASTE A TU DIOS Y CREADOR SOBRE


TODAS LAS COSAS?

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente.
Este es el primero y grande mandamiento.
Mt. 22: 37,38

La pregunta suprema que se le hace a todo espíritu sin excepción alguna,


es el mismo supremo mandato; dado al mundo: ¿adoraste a tu Dios y
Creador por sobre todas las cosas? ¿lo adoraste en tu forma de vivir? ¿lo
leíste por sobre todas las lecturas? ¿trataste de comprenderlo en tus
horas libres? estas sencillas preguntas constituyen el alfa y la omega de
toda la justicia divina.
O se ama a Dios entero ó no se le ama; esto equivale al término: Por
sobre todas las cosas; por sobre todo lo microscópico y macroscópico; el
cariño y el amor que reclama el Padre de sus hijos, no se sale de lo que
os fué mandado; no se sale ni de las escrituras, ni de los Mandamientos;
son los hijos los que hacen que el Padre, se vea obligado a castigarlos;
toda violación a las leyes del Padre, trae consigo un juicio.
Hacer las cosas de Dios, por sobre todas las cosas imaginables; esto
equivale al divino mandato: Adorarás a tu Dios y Señor, por sobre todas
las cosas; esta promesa incluye todo lo que de vuestra mente a generado
en ideas; instante por instante; incluye lo más intimo de vosotros; incluye
el pensar ó nó pensar en el Padre; si vuestro pensar en la prueba de la
vida, tuvo una psicología cercana ó igual a la del Padre, premiados seréis
por el Padre; y si fué lo contrario, nada esperéis del Padre; el Padre
premia lo más mínimo y castiga también lo mínimo; sea esto en el bién ó
en el mal.
El compromiso espíritual de vosotros, fué escrito hace ya muchos siglos:
Adorarás a señor y creador, por sobre todas las cosas; este mandato lo
pedísteis; y se os concedió; este mandato está por sobre todos los
demás; se complementa con los Mandamientos; está por sobre todos
vuestros deseos y sensaciones; porque esos deseos y esas sensaciones,
las creó el Padre; nada os pertenece; porque fuísteis creados; y quien es
creado, tiene responsabilidades ante quien lo creó; decir lo contrario es
ser mal agradecido; es disfrutar de la vida, sin tener responsabilidades
sobre ella; puesto que no reconocéis a vuestro bienhechor; y si vosotros
no reconocéis lo que está en vosotros mismos, ¿qué reconocimiento
podéis esperar de los demás? si vuestra filosofía se reduce a nada; y
hasta la nada se os ofrece en ignorancia; la divina Vara, estremecerá al
mundo; porque nadie quiere la condenación eterna; todos quieren lo
mejor para sí mismos; con el nuevo conocimiento, sabréis si lo
merecisteis.
Quién no tomó la iniciativa de defender lo del Padre, a los tales nadie los
defenderá fuera de la Tierra.
Adorarás a tu Señor y Creador, por sobre todas las cosas; por sobre todo
sistema de vida; por sobre todo placer humano; por sobre toda filosofía;
por sobre todo destino; por sobre sí mismo; he aquí del por qué de los
instantes y segundos vividos; muchos diréis que es imposible hacer los
quehaceres diarios, y estar pensando en el Padre; esto es un concepto
falso y carente de profundidad espíritual; ciertamente que la mente está
ocupada en su quehacer; más, antes de empezar el día, ¿os acordáis del
Padre? ¿hacéis las cosas en su nombre? de verdad os digo que todo aquél
ó aquélla que no se acordó del Padre un instante, no entrará al Reino de
los Cielos; porque así lo pedísteis en el Reino; y todo lo que se pide se
cumple; vuestro Creador se os enseñó, está en todas partes; está
también en todos los instantes; en todos los segundos; porque nadie es
desheredado; ni la materia y el espíritu; los instantes son también
vivientes; y tienen los mismos derechos de vuestro espíritu.
El que no profundizó el término: Dios es infinito; llorar y crujir y dientes
tendrá; toda ingratitud, incluyendo la intelectual, termina en llorar y pesar
para todo espíritu, que pidió ser probado en una forma de vida; he aquí
que todo indiferente al evangelio ó escrituras del Padre, llorar y crujir de
dientes tendrán.
Adorar al Padre, no era adorarlo materialmente; porque las criaturas no
aprenden nada con adorar imágenes; todo lo contrario; su espíritualidad
retrocede; y están expuestos a la mojigatería y a una beatitud que no
entenderán jamás; la verdadera adoración al Padre está en el mérito
espíritual; está en el trabajo que se ejecuta y que es en beneficio
colectivo; te ganarás el pan con el sudor de tu frente significa lo mismo;
sólo el trabajo sea físico ó intelectual, provoca sudor de frente.
Respetarás a tu Dios y Señor, por sobre todas las cosas; lo que se
traduce: Primero veré las escrituras, y después escogeré; he aquí lo que
debió hacer cada criatura humana, en la prueba de la vida; decir lo
contrario, es anular la propia promesa hecha en el Reino de los Cielos.
El libre albedrío de cada criatura, es el mismo libre albedrío del Padre; es
por eso es que fué escrito: Amarás a tu Señor y semejantes, como a tí
mismo; pues el Dios viviente está en todas las individualidades; el libre
albedrío se representa en una línea ondulada; quiere decir que de todo
libre albedrío, nacen todas las geometrías; siendo el universo exsistente,
la geometría salida del divino libre albedrío del divino Padre; la geometría
salida de un libre albedrío humano, es como una chispita; la del divino
Padre es un fuego tan inmenso, que los mundos materiales son su divina
ceniza; y esta divina ceniza representa exsistencias ya vividas por el
divino Padre.
Lo principal en la vida en este mundo, no era lo del Padre; era la ilusión
salida de extraña moral viviente; filosofías efímeras que no consideraron
lo del Padre lo principal; sólo veo respeto hacia el Padre, y nó
conocimiento; de verdad os digo, que es más fácil que entre al reino, uno
que respetó y se instruyó; que buscó; que se tomó el trabajo; a uno que
sólo respetó; el último es el más ignorante de la evolución humana;
porque caen en la hipocrecía; en extraña fé; porque tal fé no contiene lo
del Padre; escrito fué: el que busca encuentra; encuentra lo que prometió
encontrar en el Reino de los Cielos; todos prometieron buscar la
perfección que les brindaba este mundo; y pidieron hacerlo con mérito,
con trabajo, con esfuerzo, con moral, con sudor de frente; todo lo que os
ocurriría en vuestras vidas en el lejano planeta, los pedísteis hacerlo por
medio del trabajo y el estudio; nadie pidió dividir a nadie; porque nadie
quiere ser dividido.
Toda ofensa a Dios por microscópica que sea, afecta a todo el infinito; el
universo viviente no es indiferente a ninguna de las violaciones hechas a
la ley de Dios; ni una molécula escapa a esta infinita ley; el todo sobre el
todo repercute hasta en lo más microscópico de lo que ocurre en el
universo.
La adoración a Dios, está por sobre todo santo ó profeta; santos y
profetas son también hijos de Dios; adorar a sus hijos, es quitarle el
derecho que le corresponde a Dios.
Nadie puede enseñar a otro, como debe alabarse al Creador; sólo el
espíritu lo sabe; y lo hace, según su grado de conciencia; y según su
propio agradecimiento.
Lo del Padre jamás debió ser postergado; esta postergación aunque haya
sido de un segundo, repercute en las virtudes, microbios, sueños,
moléculas é ideas; y se quejarán llorando delante del Padre; porque
poseen sentimientos, cuya cualidad y calidad son iguales al espíritu que
los generó.
Todos los llamados vieron mi luz; y basta ver mi luz, para que todo hijo,
se ponga incondicionalmente a las órdenes de su Creador; ¿no se os
enseñó a todo terrenal: Adorarás a tu Señor por sobre todas las cosas?
¿por qué me despreciaron entonces? allá ellos; confusión y lágrimas
tendrán.
El amar al Padre no exige templos materiales; el único templo es una
honrada vida de trabajo;... la llamada iglesia católica, ha comerciado con
mi divina palabra; y se constituye por esta inmoralidad, en la gran
ramera; pues a hecho alianzas con países que sustentan la ciencia del
bién; esta maldita ciencia que se vale del oro que dá un bienestar
pasajero; pero que hace que millones y millones de mis hijos, no entren
al Reino de los Cielos; toda comodidad en la Tierra, de la Tierra es; nada
valen los premios del mundo, en el Reino de los Cielos; al contrario; es el
más grande escollo en los espíritus, que aspiran a llegar a mi divina
morada.
Debísteis estudiarme por sobre todo estudio; no exijo adoración material;
exijo de mis hijos esfuerzo espíritual; comprensión para con el hermano;
trabajo y esfuerzo por los demás; el único monumento eterno que se
recuerda en el Reino de los Cielos, es el trabajo.
La divina alabanza que cada espíritu me prodiga, está en infinita relación
con su propia evolución; a mayor evolución, más inmenso es el divino
sentir espíritual; y este sentir espíritual constituye la divina jerarquía
espíritual; y ella es la divina sal filosófica, de su propia añadidura.
A vosotros se os dijo: No adorarás imagen ni templo ni semejanza
alguna; porque vosotros lo pedísteis en el Reino de los Cielos; quisísteis
imitar al Reino mismo; porque en el Reino de los Cielos se desconoce la
adoración material; viendo en todo instante al Padre; no se necesita
retenerlo en imágenes; allí el respeto al Creador del universo es tan
infinito, que nadie se atreve a representarlo en forma material alguna; he
aquí que toda forma de adoración material al Padre, es criticada en el
Reino de los Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que
jamás vio imagen material del Padre ó de la Madre Solar Omega; a uno
que las vio.
Amarás a tu Dios y señor por sobre todas las cosas, quise deciros:
estudiadme en todo conocimiento; que solo por el esfuerzo llegaréis a mi
lado; no exsiste otro camino...

Fragmentos extraídos de los rollos de la ESCRITURA TELEPÁTICA - Alfa y


Omega.

I.4- ALIMENTACION:
ALIMENTACIÓN VEGETARIANA

Yo les entrego, para que ustedes se alimenten, toda clase de hierbas, de


semilla y toda clase de árboles frutales.
Génesis 1: 29
Y que no coman ni los animales sin sangrar ni la sangre.
He. 15: 20
Si algún alimento ha de llevar al pecado a mi hermano, mejor no como
nunca más carne, para no hacer pecar a mi hermano.
1 Co. 8: 13
Hay quien cree que puede comer de todo, mientras que otros, más
temerosos, no comen sino verduras.
Rom. 14:2
Todo alimento cuesta ganarlo; tanto el alimento físico como el alimento
mental, ambos necesitan ser nutridos; en el divino caso del alimento
mental, el que busca encuentra.
En la prueba de la vida, el mundo acortó su propia vida por propia
ignorancia; porque no quisieron conocerse así mismos; no se preocuparon
por sus propias moléculas del cuerpo; la alimentación diaria no fué
estudiada, para no caer en el extraño desequilibrio vitamínico, que
acortaba la vida; el vicio, las drogas, las amanecidas hizo el resto; en el
divino Juicio de Dios, el Hijo de Dios, descontará por segundos, la
diferencia de tiempo exsistente entre lo que se debió vivir, y lo que se
vivió; cada segundo de acortamiento de la vida, tiene la equivalencia de
una vida humana menos, en la evolución del espíritu.-
Nada de alimentos en que corra sangre.
Vuestro alimento debió haber sido siempre la leche y los vegetales;
porque son alimentos cuya filosofía son grandes en el Reino de los Cielos;
pertenecen a la espíritualidad del reino; y siendo grandes en el reino, os
defienden y abogan por vosotros ante el Padre; cuando vosotros en
vuestro libre albedrío, les dísteis preferencia a ellos por sobre otros
alimentos; y vuestra mayor violación en los alimentos, es la de haber
comido la carne de otras criaturas; que al igual que vosotros, también
pidieron probar la vida en sus respectivas vidas; vosotros sabíais que el
Mandamiento dice no matarás; y la carne que coméis, es carne de sangre
inocente; el Mandamiento es para todas las criaturas; porque nadie es
menos ante el Padre.

Manará leche y miel, significa el principio de una nueva alimentación para


el Nuevo mundo; una alimentación que vosotros llamáis vegetariana; esta
alimentación no viola la ley; vosotros espíritus atrasados os coméis a
vuestros hermanos; los que vosotros llamáis animales, no son animales
en el Reino; son vuestros hermanos; con los mismos derechos a que
tenéis vosotros; es mil veces preferible que jamás hubiéseis probado tal
carne; porque os hacéis cómplices de los que los matan; mi divino
Mandamiento dice: No matarás y esta ley es para todos; nadie es menos
ante el Padre.
Todo el que comió carne, sabiendo los Mandamientos, nó entrará al Reino
de los Cielos; deberán sumar todas las moléculas de carne que se
comieron en la vida; por cada molécula de carne comida, es una
exsistencia que deberá cumplirse fuera del Reino de los Cielos; y
enfrentar las acusaciones de todas las moléculas de carne; una por una;
porque el libre albedrío de una, es diferente de la otra; he aquí el llorar y
crujir de dientes de todo un mundo que se guió por extrañas costumbres.
El comer carne es un rasgo de vuestro pasado espíritual; son vestigios de
la bestia; fluído de fieras; al venir al mundo, prometísteis ante el divino
Padre, no tentaros con la carne de vuestros hermanos; prometísteis
luchar contra tal inclinación; pues nunca habíais pasado por tal
experiencia; y se os concedió; la divina parábola que dice: Débil es la
carne, tiene muchos significados; aquí quiere decir: la carne se alimenta
de la carne; lo que trae un atraso inmenso en la criatura; porque todo
absolutamente todo repercute en vuestros destinos; todos los seres que
han comido carne, sabiendo que mi divina ley dice: No hagas a otro, lo
que a tí no te gustaría que te hiciesen; el espíritu humano mata y come;
sabiendo que mi divina ley dice: No matarás; el que mata a espada
muere a espada; con la misma moneda pagaréis en lejanos mundos;
porque os diré lo siguiente: todos los espíritus de los humildes animales
que os habéis comido, os esperan en el Reino de los Cielos; allí ellos
pedirán delante de vosotros justicia; tal como la pediréis vosotros; debéis
pagar poro por poro de la carne que os habéis comido durante vuestra
vida; y deberéis dar cuenta del crimen de acortar una vida de diferente
filosofía a la vuestra; pues todos en mi Reino, tiene los mismos derechos;
sea cual sea la filosofía viviente.

El amor de los elementos, es desconocido para vosotros; ellos son


angelicales; porque ayudan a otros a vivir, y no cobran nada; para ellos
sólo cuenta el conocimiento y nada más; desconocen vuestras
violaciones; aunque por fábulas y cuentos las saben; se horrorizan
cuando oyen decir que os coméis unos a otros; porque ellos no tienen la
diferencia de criaturas; todos son unos mismos; vosotros despreciáis a
otras especies que también son de carne; salida del mismo Padre
vuestro; las descuartizáis y las devoráis; sóis para los elementos
vivientes, los demonios del planeta; porque no respetáis para otros, el
Mandamiento que dice: No matarás; y los elementos avisan a otros
mundos y confines del universo, que deben cuidarse de hacer alianzas
futuras, con los demonios humanos; se cuidan de no ser divididos por las
violaciones del espíritu; es el instinto de conservación viviente del
universo; porque nadie es desheredado; lo de arriba es igual a lo de
abajo.
¿No sabíais que el nombre del divino cordero está desde muchos siglos en
las Escrituras? Ciertamente os digo demonios carniceros, que habéis
violado uno de mis Mandamientos; No matar; esto va para todo
derramamiento de sangre; sangre inocente de mis inocentes hijos; ¿Os
creéis aún hombres prehistóricos? Esos espíritus se comían unos a otros;
más, estaban en su ley; eran poco evolucionados; ellos pidieron en sus
inocencias, probar vida primitiva; y se les concedió; vosotros espíritus
humanos, prometísteis no matar; ni comeros entre vosotros; vosotros
hacéis diferencia entre vosotros mismos y mis hijos bienaventurados;
vosotros los despreciáis; sin saber sus respectivos orígenes; ¿Qué
entendéis por los humildes son los primeros? ¿No os dais cuenta que
estos hijos pidieron sufrir injusticias en silencio? ¡Ciegos del amor y del
espíritu? Todos estos hijos que pidieron convivir con vosotros, os esperan
en el Reino; ¡Que escenas se producen cuando se encuentran el amo
terrenal con el hijo celestial! Ciertamente que vosotros, también salísteis
del Reino de los Cielos; más, desde el instante en que sóis violadores, os
dividís; pasáis a ser de las tinieblas.
¿Y cómo antes comían carne? Los espíritus de antes, sea la época que sea
en el mundo antiguo, también violaron la ley; y pagaron y aún pagan la
falta, en proporción a sus ignorancias; porque así lo pidieron en el Reino
de los Cielos; ellos pidieron la prueba de estar expuestos a tentarse en
comer la carne de sus semejantes; y prometieron vencer tal tendencia; y
el mismo pedido hicísteis vosotros espíritus humanos, del llamado mundo
contemporáneo; con vosotros se pone fín a una filosofía demoníaca;
porque a todos los que os comísteis, fueron y son ángeles; si todos son
hijos de un sólo Dios nomás, todos nacéis con una misma inocencia.
Sé hijo divino, que en el pasado terrestre, yo tu divino Padre Jehova,
ordené divinos sacrificios, del divino corderito; los ordené Hijo
Primogénito, porque en divina virtud de mi divino libre albedrío, estimé
dar a conocer, la divina existencia de la divina salvación de cada uno;
representada en el divino corderito; fué un divino pacto entre los divinos
querubínes de la infinita salvación, y el libre albedrío, de mis hijos
terrestres; que vivían en un mundo de maldita fuerza, como jamás vio el
mundo.
Así es Hijo divino; en la bárbara época, en que fuístes, Jesús de Nazareth,
ya se comía carne; no había aún divino aviso, por medio de mis divinos
profetas; por causa de sus propios entendimientos y evolución; por la
tanto no son culpables; por falta de ilustración;... Es así, Hijo divino, que
los hijos del mundo antiguo, de antes de tu divina llegada al mundo,
como el Cristo prometido, serán divinamente juzgados por el Antiguo
Testamento; y la actual generación, que se inició después de tu divina
llegada, será divinamente juzgada por el divino, Nuevo Testamento;...
significa que no sólo de pan vive el hombre; significa que la única
alimentación que es preexistente a todo, es el alimento intelectual.
La Última Cena representa el comunismo en los alimentos; allí
ningún alimento fué comerciado; es más fácil que entre al Reino de los
Cielos, uno que no comió alimento comerciado, a uno que lo comió; todas
las moléculas de todo alimento, se vuelve viviente delante del Padre; y
acusa a todo espíritu que le comió, sabiendo el espíritu que fué su
alimento comprado; esto se debe a que antes de salir vosotros del Reino
de los Cielos, nadie prometió comerciar con nadie.
Todas las moléculas de todo alimento, se vuelve viviente delante del
Padre; y acusa a todo espíritu que le comió, sabiendo el espíritu que fué
su alimento comprado.

Toda abundancia, debió ser para todos; si no fué así, es porque hubo
engaño y astucia; las características de la serpiente; y de sus seguidores.
No te comas a tu hermano; pues todos son mis hijos; nadie es menos
ante Mí, para el Señor, no existen animales; existen hijos;..... deberán
limpiar sus cuerpos, bebiendo la divina leche, y probando la divina miel;
pues escrito está, que del rebaño descarriado surgirá un nuevo mundo;
del cual manará leche y miel.
Los que en la prueba de la vida, escogieron la alimentación en base de
cadáveres, tendrán que vivir en los mundos de los cadáveres; porque
ellos mismos pidieron a Dios, ser juzjados por sobre todas las cosas; toda
acción hecha en un microscópico presente, recae en los ejecutores, con
proyecciones planetarias a futuro; los que eligieron por alimentación lo
natural, lo vegetariano, se van a mundos con leyes naturales; y tienen
posibilidades de ir a planetas-paraísos; porque la alimentación en los
paraísos del universo, es a base de ley natural; en los paraísos no se
come cadáveres.
En la prueba de la vida, nació la espíritualidad propia de la evolución;
para que la espíritualidad fuese la verdadera, había que tener el cuerpo
de carne limpio de impurezas; limpio de los ácidos de los cadáveres, de la
alimentación de la carne; los que tenían la extraña costumbre de comer
cadáveres de animales, jamás lograron la verdadera espíritualidad; la
verdadera espíritualidad, sale de lo limpio; no sale de lo que es pudrición;
y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que cultivaron una
espíritualidad limpia que en su fé, excluyó la pudrición de la carne de los
animales; a que puedan entrar, los que la incluyeron.-
En la prueba de la vida, muchos no dieron importancia a lo que comían;
no hicieron diferencia en lo que les convenía comer, para lograr un mayor
perfeccionamiento en la vida; esta extraña indiferencia hacia sus propios
perfeccionamientos, lo pagan los que se dejaron influenciar por la extraña
sensación llamada indiferencia; en el divino Juicio de Dios, los poros de la
carne y las virtudes del espíritu, se quejan en contra de los que no los
perfeccionaron, durante la prueba de la vida; es más fácil que sea
resucitado a niño de doce años de edad, uno que perfeccionó durante la
prueba de la vida, a su todo sobre el todo de sí mismo; a que sea
resucitado uno que fué indiferente para consigo mismo.-

El mundo de la prueba, cayó en la extraña costumbre de comer carne; la


causa de tan asquerosa costumbre, proviene de los instintos carnívoros
del pasado; tales instintos provienen de las primeras reencarnaciones del
espíritu; y en virtud del libre albedrío en las existencias vividas, es que
unos anulan el instinto primitivo, y otros no lo anulan; la prueba de la
vida consistía en anular los instintos del pasado; muy pocos lo lograron;
porque a los que siguieron como modelos de perfección, estaban más
atrasados que los seguidores mismos; esa fué la tragedia del llamado
mundo cristiano, mundo de la hipocrecía; porque este extraño mundo fué
producto de pluralidad de creencias; contrariando los divinos deseos del
Hijo de Dios; porque lo de él, es sólo una iglesia.-
En vano multitudes de moléculas de carne y virtudes, esperaron toda
vuestra vida, que el magnetismo de vuestra atención mental, llegara a
ellas.
Todos los que comieron tan sólo un gramo o menos de carne, no entrarán
al Reino de los Cielos; hipócritas fueron los que se abstenían sólo por
conceptos religiosos y comieron en el resto de sus vidas; es más fácil que
entren al Reino de los Cielos, los que se abstuvieron de comer carne, por
voluntad propia; a que entren los que se abstuvieron influenciados por la
extraña religiosidad.-
El magnetismo de la infección debilita las defensas vivientes del cuerpo de
carne; es así que el noventa por ciento de las enfermedades de la
humanidad, derivan de la extraña costumbre de comer carne de
animales; los espíritus humanos prometieron al divino Padre Jehova,
oponer resistencia mental a la extraña y primitiva costumbre de comerse
unos a otros; ninguno que no cumplió con esta promesa en la prueba de
la vida, ninguno volverá a entrar al Reino de los Cielos; los espíritus que
pidieron ser animales en la Tierra, esperan fuera de la Tierra a los que los
asesinaron y a los que los devoraron; la divina justicia que se enseñó es
para todos iguales en sus respectivas leyes vivientes.-
En la prueba de la vida, muchos expusieron animales muertos, sin
importarles que la pudrición de los cadáveres, infectaba la atmósfera
respirable; los que cayeron en este extraño olvido, lo pagan por segundos
y por moléculas; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que
fué delicado para con los demás; a que pueda entrar, uno que fué
desconsiderado; los que expusieron cadáveres, olvidaron que ellos le
habían prometido a Dios, no hacer a otros, lo que a ellos no les gustaría
que les hiciesen.-
Entre la espíritualidad de cada uno y la alimentación elegida, exsistía una
íntima relación; para poder haber logrado la más elevada espíritualidad,
en la prueba de la vida, la criatura humana debió de tener limpio en todo
instante, su cuerpo de carne; era la única manera de lograr el más
elevado puntaje de la luz en espíritualidad; los que comieron cadáveres o
carne, jamás lograron la espíritualidad necesaria como para poder volver
a entrar al Reino de los Cielos; para poder lograr la más elevada
espíritualidad, había que ser naturista; porque lo salido de las leyes
naturales es del Reino de los Cielos; lo salido de cadáveres, no es del
Reino de Dios; porque en el Reino del Padre Jehova, no se conoce la
muerte; una espíritualidad era más perfecta y más completa, cuando el
interesado tomaba en cuenta lo de adentro y lo de afuera; la virtud y la
molécula de carne; para poder entrar al Reino de los Cielos, no hay que
tener ni una molécula de carne sucia, ni una molécula de idea generada
sucia.-
El comer carne, era antinatural; porque la criatura que la comía, se
echaba dentro de sí misma, todos los gérmenes pasionales del animal; y
en vez de lograr una espíritualidad limpia, lograba lo opuesto; lograba
embrutecerse y llenarse de enfermedades; el haber comido carne en la
prueba de la vida, será un formidable obstáculo para los que comieron, el
volver a entrar de nuevo, al Reino de los Cielos.-
El divino mandato: Conócete a tí mismo, incluía a todas las enfermedades
que fueron producto del propio sistema de vida; una de las causas del
mayor número de enfermedades, en la prueba de la vida, fué el extraño y
primitivo hábito de comer carne; el ayuno enseñado por el Hijo de Dios,
indicaba la poca recomendación de comer restos de cadáveres y de
introducirle al cuerpo, tóxicos o ácidos; porque es más fácil que reciba la
resurrección de su propia carne, uno que en la prueba de la vida,
mantuvo limpia su carne, segundo por segundo; a que reciba la
resurrección, uno que fué sucio y despreocupado para con su propio
cuerpo.-
En la prueba de la vida, las extrañas costumbres de los hombres, les
provocaron inmenso atraso evolutivo; porque toda costumbre inmoral o
carente de virtud, nada recibirá en el divino Juicio Final de Dios; entre las
extrañas costumbres primitivas del género humano, estaba la de comer
cadáveres de los animales; los mismos animales que la criatura humana
comió en la prueba de la vida, hablarán y se quejarán en el divino Juicio
de Dios; al mundo de la prueba se le había advertido, que todos serían
resucitados; vivos y muertos; esto también incluía a los animales; porque
ellos también fueron creados por Dios; y la divina justicia de Dios, es
infinitamente igualitaria para todos.-
En la prueba de la vida, cada cual dió la propia importancia, a su limpieza
de cuerpo; cada molécula de limpieza de cuerpo, se premia en el divino
Juicio de Dios; y cada molécula de abandono de limpieza, se descuenta;
para poder recibir puntaje de luz completo por limpieza de cuerpo, había
que incluir también la limpieza de adentro; había que practicar el ayuno;
porque es más fácil que vaya a futuros mundos limpios, uno que limpió
hasta la última molécula de su cuerpo, durante la prueba de la vida; a
que vaya, uno que no limpió su cuerpo.-
El ayuno practicado por el Hijo de Dios, debió de haber sido imitado por
toda la humanidad; porque él había enseñado que él era el camino; el
extraño mundo cristiano, nunca dió importancia a lo que Cristo hizo en su
reencarnación de mesías; porque este extraño mundo de fé imperfecta,
se dejó influenciar, por el conocimiento imperfecto, salido de
microscópicas individualidades humanas; es por esto es que fué escrito:
Ciegos guías de ciegos.-
En el extraño mundo de las leyes del oro, hubo muchas clases de
hipocrecía; una de ellas era la de no comer carne, en la llamada semana
santa; mientras que los hipócritas comían todos los días del año; es más
fácil que entren al Reino de los Cielos, los que por respeto a lo divino, se
abstuvieron de comer carne toda la vida; a que puedan entrar, aquellos
hipócritas que sólo dejaron de comer carne sólo un instante.-
No sólo basta dar físico nuevo; también es necesario dar pureza nueva ó
filosofía pensante nueva.
Para poder recibir los divinos premios de Dios, hay que estar limpios en
cuerpo y en alma; había que preparar la morada, para poder recibir a la
multitud de invisibles querubínes de la vida; los divinos querubínes al
poseer libre albedrío de querubín, se negarán a entrar, en cuerpos sucios
que tuvieron la influencia de la pudrición de los cadáveres, que la criatura
humana se comió durante la prueba de la vida.-
La limpieza del cuerpo era requisito indispensable, para poder obtener
otro; y la limpieza de todo cuerpo de carne, debió de ser molecular;
porque se había enseñado que vendría un divino juicio, que lo abarcaba
todo; es más fácil que reciba la vida eterna en su propio cuerpo de carne
mortal, el que ni una molécula de suciedad contenía; a que la reciba, uno
que se descuidó con su propio cuerpo.-
Todo el que se cocinó sus propios alimentos, en la prueba de la vida, tiene
ganado tantos puntitos de luz, como moléculas contuvieron los alimentos
cocinados; más, si en la alimentación se comió carne de otros, más le
valdría a la criatura, no haber conocido la alimentación, en el pedido de
vida; toda carne comida, violó la ley de los divinos mandamientos; dice el
mandamiento: No matarás; todo animal, pidió también al Padre, ser
incluido en sus divinos mandatos; porque todos los seres vivientes, tienen
el divino derecho, a ser iguales delante de Dios; toda alimentación, en
que hubo muerte, sangre o violación, es juzjada en el reino del Padre, en
presencia de las víctimas.-
Cada desnutrición de cada cuerpo de carne, de toda generación surgida
del extraño sistema de vida, salido del oro, se paga molécula por
molécula, célula por célula, átomo por átomo; nadie pidió al Padre, la
desnutrición de si mismo; porque todos sabían, que tal extraña tiniebla,
era contraria a toda salud física y mental; y que era un extraño obstáculo,
para cumplir lo de Dios, en la prueba de la vida; por cada poro de carne
que vivió la desnutrición, es una exsistencia que tienen que vivir, fuera
del Reino de los Cielos, los que crearon el extraño y desconocido sistema
de vida, basado en el extraño poder del oro; lo más microscópico que la
mente pueda imaginar, se vuelve viviente delante del creador de todas
las cosas del universo infinito.-
Todos aquéllos que ocultaron los alimentos; e impidieron que los
alimentos, llegarán directamente a los humildes, no entrarán al Reino de
los Cielos; así como ocultaron en esta vida, así se os ocultará en otras
exsistencias.-
Durante la prueba de la vida, se fué formando un extraño grupo, con
complejos demoníacos; eran los señores fabricantes de armas; a ellos les
servían, los que vistieron uniformes militares; a través de ellos, hacían
fabulosos negocios; a ellos nada les importó el desequilibrio alimenticio,
que sus fabulosas ganancias, provocaron en todas las generaciones de la
Tierra; y hubo millones que los aplaudían a través de los desfiles y actos
militares; en la televisión solar del Hijo de Dios, se verán quienes eran;
porque nada escapa, a esta grandiosa televisión, salida de los propios
elementos de la naturaleza.-
En la prueba de la vida humana, los que crearon el extraño y desconocido
sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro, incluyeron la
desnutrición; esto se debió al extraño complejo, de poseer más que otros;
al quitarle a millones de hijos, una parte del sustento, hicieron surgir la
desnutrición; lo que estos demonios usurparon, lo devolverán molécula
por molécula; de todos los siglos, que duró su extraño reinado, que
incluía hambre y miseria para otros.
El extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro, es lo más
atrasado, que a concebido la mente humana en su prueba de vida;
porque tres cuartas partes del propio esfuerzo mental de cada uno, se
gasta en conseguir el propio sustento; este extraño atraso, recae como
juicio sobre los mismos que crearon el extraño sistema de vida, surgido
de las extrañas leyes del oro; los tales tienen que pagar segundo por
segundo, de todos los siglos en que duró el extraño y desconocido
sistema de vida; se dice extraño a todo lo que no se pidió en el reino; y
nada extraño está escrito en el reino del Padre.-
Todos los que habiendo cultivado alimentos en grandes cantidades y
fueron mezquinos para con otros, los tales no entrarán al Reino de los
Cielos; serán avergonzados ante el mundo, al cual le negaron el alimento;
todo usurero o ambicioso del extraño mundo del oro, quedará en la más
grande pobreza; porque ellos mismos pidieron al divino Padre Jehova, ser
juzjados por sobre todas las cosas imaginables; esto incluye para los que
violaron la ley del Padre, quedar en la más grande pobreza; nadie pidió al
Padre, poseer más de lo que otros poseían; porque todos pidieron vivir la
igualdad, en el lejano planeta Tierra; todos pidieron imitar en el lejano
mundo Tierra, la misma divina psicología que vieron en el Reino de los
Cielos.-
Los que botaron alimentos intencionalmente en la prueba de la vida,
tienen que cumplir con una exsistencia por molécula, fuera del Reino de
los Cielos; la mayoría de los hambreadores de los pueblos, están en la ley
de la maldición; maldecidos serán por el Hijo Primogénito; en medio del
llorar y crujir de dientes; tres cuartas partes de estos demonios, se
suicidarán; porque acusados serán por el Hijo de Dios, de conspirar
contra la vida humana, al privarla de su alimentación.-
Todos los que pasaron hambre, tienen tantos puntitos celestiales, como
segundos contuvieron los tiempos de hambre vivido; el hambre salió de
los que crearon el sistema de vida basado en el oro; porque muchos se
hartaron demasiado; y muchos nó tenían que comer.-
Los adoradores del cristo clavado, y los veneradores de imágenes, la
mayoría comía cadáveres; la alimentación de carne en base a pudrición;
los adoradores materialistas estaban podridos por dentro, y engalanados
por fuera; nadie que comió carne en la prueba de la vida, nadie entrará al
Reino de los Cielos; es más fácil que entren al reino de Dios, los que no
comieron pudriciones en sus alimentos; los que fueron más limpios en sus
maneras de escoger el alimento; a que puedan entrar, los que fueron
sucios en escoger su alimentación; nadie pidió a Dios, comer la carne de
nadie; porque se había pedido el divino mandamiento que decía: No
matarás; la alimentación carnívora o de cadáveres, atropelló tal divino
mandamiento, porque para poder comer carne, había que matar al
animal; como nadie pidió a Dios comer carne, es que todos nacieron
tomando leche.-
Los que por respeto al evangelio del Padre, se cuidaron de la
alimentación, en la prueba de la vida, entran al Reino de los Cielos; la
más microscópica forma de fé en el Padre, es infinitamente premiada por
el Padre; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que se
preocuparon, aunque en forma ínfima; a que puedan entrar, los que en
nada se preocuparon.-
Todos aquéllos que fueron golosos y no lucharon contra el exceso de
alimentación, no entrarán al Reino de los Cielos; es más fácil que entre
uno que se preocupó por su salud, a que pueda entrar, uno que no se
preocupó.-
El Hijo Primogénito en divina alianza con los elementos de la naturaleza,
agrandará a cuatro veces más el tamaño de todos los frutos de la Tierra;
el tercer mundo, mundo de la trinidad, será el premiado con una
abundancia como jamás se conoció en la Tierra; ni jamás se conocerá; la
bestia será empobrecida y aislada del resto del mundo; porque ella
empobreció y aisló también a muchos; con la vara con que midió a otros
en la prueba de la vida, con la misma será ella medida.-

Fragmentos extraídos de los rollos de la CIENCIA CELESTE- Alfa y Omega.

I.5 - AMOR:

EL AMOR

El amor es paciente, servicial y sin envida. No quiere aparentar ni se hace


el importante. No actúa con bajeza, ni busca su propio interés. El amor no
se deja llevar por la ira, sino que olvida las ofensas y perdona. Nunca se
alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad. El amor disculpa
todo; todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta.
1 Co. 13: 4-7
El amor se identifica y se expresa en lo que se es, y se siente, en el
instante dado; el amor siendo universal posee también infinitas
jerarquías; según el divino verbo que se posee, así es la divina jerarquía
del amor; a mayor poder de verbo, mayor es la identificación del amor
con el universo; el amor egoísta se encierra dentro de sí mismo; esta
clase de amor está aún ocupado en sus propias pasiones y no tiene poder
de ciencia, para irradiar hacia los que les rodean; sienten sólo para sí
mismo y no planifica para otros.
Desconocéis el sublime amor; el puro; sólo conocéis en vuestro planeta,
un amor interesado; un amor propio de vuestras categorías espírituales;
el amor humano, es amor cargado de desconfianza; porque no sóis
ángeles; los ángeles no son de carne; no se pudren; no mueren; son
eternos; crean mundos de pureza; crean paraísos; leen toda mente;
levitan; vuelan a velocidades superiores a la luz; vencen a toda pasión; el
demonio no puede contra ellos; satanás pierde el tiempo; vuestra vida
humana, pudo ser más elevada; más moralista y más justa; si no
hubiesen venido al mundo, los espíritus-demonios; cuyas categorías son
conocidas como ambiciosos; avarientos; ladrones; fornicadores; ricos;
explotadores; mafiosos; engañadores; vanidosos; falsos; en otras
palabras la gran bestia materialista; de cuyo edificio no quedará piedra
sobre piedra; esta bestia ya fué nombrada en mis Escrituras; escrito está
que todo árbol que no planto el divino Padre, de raíz será arrancado; la
filosofía de explotación del materialismo, es uno de esos árboles.
El amor no se mide por lo que se tiene; se mide por lo que se es.
Vuestro amor terrenal, es amor interesado; un amor influenciado por la
corrupción; por la ilusión de la vida; pedísteis vivir en libre albedrío para
cumplir con mis divinas escrituras; y habéis caído en el libertinaje; tenéis
dos libertinajes; uno espíritual y otro moral; el libertinaje espíritual
consiste en no cumplir con lo que prometísteis en el Reino de los Cielos;
ser humildes y no escandaloso.
En la prueba de la vida, todos tuvieron un primer encuentro con el amor;
y más les valdría a los que pasaron está experiencia, el saberse de
memoria el divino Evangelio de Dios, en el preciso instante del primer
amor; porque si no se lo sabían, serán acusados en el divino Juicio de
Dios, de intento de mundanizar el amor; para haber tenido derecho al
amor, había que estar preparado para ello; había que estar limpio de
cuerpo y de mente; no había que estar influenciado, con la extraña
psicología de la bestia; porque ninguno que conoció el amor,
perteneciendo a la bestia, ninguno volverá a entrar al Reino de los
Cielos.-
El amor jamás debió de haberse exhibido, en las calles del mundo;
porque al Padre exhibieron; el extraño amor nacido entre los que pidieron
conocer una forma de vida, poseyó una extraña sicología; este extraño
amor, no tenía el sello divino del Padre Jehová.
Nadie de este extraño mundo, pensó en el infinito, durante el desarrollo
del magnetismo llamado amor; nadie vinculó la eternidad con esta
sensación; fue un extraño amor desarticulado.
El amor y sus manifestaciones, jamás debieron ser exhibidas en público;
porque es más fácil que entre un reservado en el amor; que un
exhibicionista en el Reino.
Sólo el amor según las escrituras del Padre, son del Reino de los Cielos.
Quien viola la ley del amor, se encuentra conque traicionó, a otras
criaturas que le acompañaron en la vida.
La base de vuestra forma de vida, no fué el amor; fué el interés; no fué la
caridad, fué la ambición; no fué la realidad viviente en el Padre.
El amor que nó respetó al Creador por sobre todas las cosas, nó tiene
derecho a la gloria del Padre; la entrega es fácil; más, sus consecuencias
son eternas; vosotras, mujeres ciegas por las leyes de la eternidad,
prometísteis al Padre, no dejaros tentar; era vuestra prueba; es tentación
cuando se atropella lo que se prometió en el Reino de los Cielos.
El verdadero amor no necesita ser exhibido.
Todo el que le dá la contra a las divinas leyes de amor de Dios, es
segurísimo que lo destinan a las tinieblas, cuando pide futuras
exsistencias a Dios; la prueba de la vida era una divina oportunidad, para
que el espíritu pensante se decidiera; había que cuidarse por lo tanto, de
crear en sí mismo, sensaciones ó virtudes que fueran del divino evangelio
de Dios.
El que no pensó en amor común para los demás, nó encontrará amor
común fuera de la Tierra.
El fruto maldito de todo demonio, es el desprecio; el de la luz es el amor.
Se acabarán, los llamados sentimentalismos; producto espiritual, de
incertidumbre y de falsos conceptos de amor.
Sólo el amor hacia el divino Padre, es lo eterno; quien llore a su propio
Creador, ese es recibido con amor, en el Reino de los Cielos.
Recién comprenderéis lo que es el verdadero amor; el amor solar que
produjo vuestro nacimiento; si no hubiese exsistido el amor en el Reino
de los Cielos, vosotros tampoco existiríais.
LA FELICIDAD
La felicidad del mundo está en que cada uno sea justo con el otro.
La felicidad eterna se conquista, cumpliendo con los mandatos del Padre;
no olvidando lo del Padre.
La felicidad humana está cimentada en una ilusión; que no observó el
estricto cumplimiento de mis divinos Mandamientos.
De la moral depende la felicidad eterna.
La verdadera felicidad excluye a toda forma de pecado; el que en su
manera de pensar incluyó el pecado como algo irremediable, él mismo
perpetuó su propia desdicha.
No puede haber felicidad perfecta en un mundo alguno, si a sus criaturas,
les roban el derecho a ser iguales.
La verdadera felicidad; la felicidad que nó necesita ser vigilada; la
felicidad que se gobierna así misma; la felicidad que jamás nunca,
lograron los explotadores; porque la verdadera felicidad, sirve a un sólo
Señor; la verdadera felicidad no se divide ni divide a nadie; la verdadera
felicidad nace del espíritu, de lo interior; nó nace de lo exterior; porque lo
exterior se reduce a polvo tarde ó temprano; lo exterior es una ilusión;
porque el espíritu abandona los planetas, en busca de otras formas de
vida.
La felicidad, de los mansos de corazón; es la felicidad de los que siempre
rechazaron la posesión de las cosas pasajeras; es la felicidad de los que
no se ilusionaron con lo efímero; es la felicidad de los que jamás
ocultaron algo; ni sus imperfecciones las ocultaron; es la felicidad, de los
que todo lo hablaban; es la felicidad, de los que habían cumplido con el
divino mandato que decía: El que tenga boca que hable; es la felicidad,
de los que supieron vivir con la psicología, conque vive un niño; es la
felicidad de los que siempre la esperaron y que no desmayaron; porque
ellos cumplieron con la divina parábola que decía: El que busca
encuentra; ellos con paciencia de niños, buscaron, esperaron, y
encontraron; esta felicidad será llamada la felicidad del nuevo reino; de
ella, no participarán los llamados adultos, de la prueba de la vida; porque
para poder participar de este nuevo Reino, hay que tener la inocencia de
un niño.
El demonio divide la felicidad misma.
La felicidad terrenal no dá la eternidad; es un premio mundano; del que
se debe rendir cuenta; como se rendirá cuenta de cada acto realizado en
la vida.
La felicidad que la bestia dió al mundo, era una falsa felicidad; era una
extraña felicidad, que no contenía eternidad; era una felicidad, salida de
una causa efímera; era una felicidad salida del oro; era una felicidad
extraña salida de lo efímero; era una felicidad cuya causa había violado la
ley del Padre; era una felicidad que encubría el dolor moral; porque fué
una extraña felicidad con una extraña condición; la de quitarle a unos, y
la de sobrarle a otros; era una extraña felicidad con dosis de infelicidad;
era una felicidad nó pedida por nadie en la prueba de la vida; era una
felicidad creada con cálculo y astucia; era una felicidad a costillas de
montones de cadáveres; era una felicidad en que los humildes del Padre
fueron los últimos; era una felicidad que incluía influencia de dolor; era
una extraña y desconocida felicidad, salida de espíritus venidos de las
tinieblas; era una felicidad sujeta a yugo; era una felicidad en que se
compraban los ideales; era una felicidad dada por el uso de la fuerza, a la
fuerza; era una felicidad que se pesaba en oro; era una felicidad que se
medía con el metro del patrón oro; era una felicidad cuyo precio lo fijaba
la extraña bestia; era una felicidad tan extraña e interesada, que
ilusionaba a los hijos del Padre, al grado de hacerles olvidar el divino
evangelio del Padre; era una felicidad que no daba la felicidad eterna; una
extraña felicidad que hacía ignorantes vivientes del conocimiento del
Padre; era una extraña felicidad que llevaba en su germen oculto, la
tragedia del llorar y crujir de dientes; era una extraña felicidad que nadie
la pidió en el Reino de los Cielos; era una tiniebla desconocida en los
espíritus pensantes; era una bestia venida de lejanas galaxias, que había
pedido al Padre Jehova, conocer la luz de un vivir planetario; era una
prueba viviente de extraña jerarquía de tinieblas; era una bestia que se
arriesgó el todo sobre el todo; era una felicidad cuyo precio era la nó
entrada al Reino de los Cielos; era una extraña felicidad que encerraba la
tragedia de un planeta; era una extraña felicidad, cuya psicología, será
estudiada por las criaturas del futuro, como lo más extraño y
desconcertante, salido del género humano; era una extraña felicidad, que
será sinónimo de perdición para el nuevo pensar del nuevo mundo; era
una extraña felicidad que terminaba en juicio; era una felicidad con
extraño dolor é injusticia; era una felicidad tan extraña, que será
maldecida por los que la conocieron; porque ninguno verá una vez más,
su lugar de orígen; era una felicidad que desde el principio, desde el
primer instante, hacía germinar la tragedia; era una extraña felicidad, que
segundo por segundo, iba alejando al espíritu del Reino de los Cielos; era
una felicidad, que iba encerrando el conocimiento de todo espíritu, en un
microscópico presente; era una felicidad que encerraba dentro de sí
mismo, la caída delante del Padre; era una extraña felicidad, desconocida
en el Reino de los Cielos; era una felicidad surgida del cálculo y la astucia;
era una extraña felicidad con el sello de satanás; era una felicidad que
llevaba en sí misma, la perdición del espíritu; porque ninguno que conoció
y sintió la extraña influencia, de esta extraña felicidad, ninguno volverá a
encontrarse fuera de la Tierra, con sus seres queridos; porque todo lo
extraño con el sello de satanás, divide; he aquí la felicidad que os dió la
extraña bestia del capitalismo;...
LA ALEGRÍA
El corazón alegre constituye buen remedio; mas el espíritu triste seca los
huesos.
Prov. 17:22
La alegría es la psicología divina y normal del Reino de los Cielos.
Vuestro Creador es alegre como un niño; y quien no cultivó en la prueba
de la vida, el carácter de un niño, nó entrará al Reino de los Cielos.
Cuando alguien ríe, todas sus virtudes ríen; porque la alegría es la única
forma de felicidad, en el Reino de los Cielos; las demás sensibilidades,
son de las mismas virtudes; y rivalizan entre ellas; es por eso que todo
pensar, no es igual; es variable; y no inmutable; sólo el Padre lo es; y lo
es, hasta el instante en que hace llegar una luz al mundo; la luz es la
Revelación.
Es mas fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que vivió alegre como
un niño durante la vida, a pesar de las pruebas duras de la vida; a que
entre uno que no vivió la alegría; la más microscópica imitación a lo del
Reino es infinitamente premiado en el Reino; ...( disertación de cassettes)
La alegría nace de una justicia común.
En la prueba de la vida, había que cultivar un carácter alegre, propio de
los niños; porque se enseñó que todo niño era un bienaventurado; y
quien imita a un bienaventurado, también recibe puntaje de luz; este
puntaje se llama puntaje por imitación a un bienaventurado; lo de Dios es
expansivo desde la más microscópica molécula de imitación; es más fácil
que gane luz, uno que imitó a uno de la luz; a que gane uno que imitó, a
uno de las tinieblas
Todos hubiesen conservado, la alegría de un niño, durante toda la vida,
estad seguros, que este mundo, no tendría Juicio Final; porque la moral
de la alegría, es la moral del Reino de los Cielos; si así no ocurrió, en la
prueba de la vida, se debió a que el extraño sistema de vida, salido del
oro, incluyó la desigualdad; la desigualdad no se conoce en el Reino de
los Cielos; la verdadera alegría, que debió de haber salido de un sistema
de vida justo, no salió; y una extraña alegría, fué anidándose en todos los
corazones y mentes, de los que tuvieron la desgracia y la desdicha, de
encontrarse en este mundo, con una extraña forma de vivir, ideada por
un grupo de ambiciosos; esto constituye la tragedia humana de todos los
tiempos.
Toda esta humanidad, pidió y prometió al Padre, vivir todos los instantes
de la vida, en alegría; sea cual fuere la prueba vivida; pedísteis al Padre
Jehova, imitar en el lejano planeta Tierra, todo lo que vísteis en el Reino
de los Cielos.
El Padre y las virtudes solares, son alegres como un niño; en el Reino de
los Cielos, se desconoce todo grado de egoísmo; la alegría es la única
filosofía; no se conoce otra; es por eso que os fué escrito para vosotros,
los adultos: Dejad que los niños vengan a Mí, porque de ellos es el Reino
de los Cielos.
Alegría; hay muchas clases de alegría según los sentimientos; la alegría
ilustrada en lo del Padre, es la que entra al Reino de los Cielos.
En el Reino...Todo es alegría; porque nadie es explotado ni tratado
injustamente; porque no existen intereses privados ni particulares; y todo
es sabiduría y conocimiento; como debió ser la Tierra.
La alegría de este mundo es falsa alegría; es superficial; interesada; es
un disfraz del dolor; una alegría en que no participa el Padre.
Es bastante difícil vivir en alegría, cuando se vive en un sistema de vida
injusto; porque la amargura envuelve al espíritu; por la causa de la
injusticia de unos pocos.
Para gozar de la alegría, hay que cultivarla primero; sólo así podéis
reclamar alegría en el Reino de los Cielos; sino la cultivásteis en la Tierra,
¿qué derecho os asiste reclamarla en los cielos?
La máxima sencillez es la alegría; y toda alegría es el rostro viviente del
divino Padre.
El que fué alegre como un niño durante toda su vida, entrará al Reino de
los Cielos; el divino Padre premia hasta los más mínimos esfuerzos
mentales; cuando ellos nacen con la intención de alegrar a los demás.
No puede haber honrada alegría en el mundo, si unos viven en la
abundancia y otros en la miseria; la alegría verdadera parte de la justicia
verdadera; lo contrario es alegría fingida.
La alegría de este mundo Tierra, es falsa alegría; nó puede exsistir
verdadera alegría, cuando nó exsiste igualdad en los hechos; porque toda
desigualdad provocada, atrae la amargura, la desilusión.
La alegría de vuestro mundo, es alegría con violación; porque estáis
saturados de interés é hipocresía.
La alegría de vuestro mundo, es alegría con dolor; todo se finge en
vuestro extraño sistema de vida, porque la extraña psicología salida del
interés al oro, está constituída con astucia; que es el mismo demonio en
acción.
La alegría salida de todo ebrio, es alegría demoníaca; todo el que fué
ebrio en la prueba de la vida, no entrará al Reino de los Cielos; ni ningún
vicioso a entrado; una cosa es probar el vino; y otra cosa es
emborracharse y escandalizar; es más fácil que entre al Reino de los
Cielos, uno que no conoció vicio alguno; a que pueda entrar, uno que lo
conoció y se envició.-
Es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que fingió reír, a uno
que no se tomó el esfuerzo mental de reír; el uno se esmeró y el otro se
encerró en dureza espíritual; y de verdad os digo, que todos aquéllos que
tuvieron durezas espírituales, no entrarán al reino del Padre; la dureza
espíritual, es la indiferencia hacia lo que es del Padre.
Nó puede haber alegría y felicidad perfecta, cuando el propio sistema de
vida es injusto y egoísta;... nadie pidió al Padre, vivir en ninguna forma
egoísta imaginable; la mezquindad, la usura, el robo, el asesinato, el
interés, la gula, la codicia, el escándalo, la inmoralidad y toda forma de
tiniebla, se aprendió en la Tierra; la bestia provocó todo el mal conocido.
Las criaturas en el cosmos infinito, son alegres porque en todo instante,
están en pepetuo contacto con el infinito; ellos ven la cusa eterna, en sus
propias causas individuales; ellos no tienen duda de lo que son y serán.
Es más fácil que termine en alegría en los divinos juicios de Dios, uno que
en su prueba, fué alegre y no soberbio.
EL ENOJO
Deja la ira, y desecha el enojo; no te excites en manera alguna a hacer lo
malo. Sal. 37: 8
Sóis reprendidos por el Padre, por haber practicado el enojo, mil
veces más, es castigado aquél por el cual se conoció el enojo; todo
enojo tiene por causa, la violación al divino Mandamiento del
Padre; y nó exsiste enojo, que no tenga su causa en la misma
causa por la que se vive; el egoísmo heredado de generación en
generación, perpetuó el enojo; como perpetuó todos los males que
a conocido este mundo; el enojo es tiniebla.
Desde el mismo instante en que surgieron ricos y pobres, se hizo
presente el enojo; la alegría del mundo fue apagada; salió la alegría
dolorosa.
Una criatura que jamás tuvo enojo en su vida, es un espíritu
extraordinario; muy evolucionado; algo difícil entre vosotros.
Quien tuvo enojos en la vida, que sume el total de segundos en todo su
enojo que tuvo en su exsistencia; el tiempo de todo enojo, es tiempo de
tinieblas; cada segundo de enojo, corresponde a un puntito en las
tinieblas; y cada puntito representa un mundo ó cielo que se os cierra;
porque cada falta salida de vosotros, apaga vuestra propia luz; y os
acercáis a mundos de tinieblas; porque cada uno se hace su propio cielo;
cada uno se crea su propia añadidura; su propio destino en las moradas
planetarias del espacio.
Todos prometísteis en el Reino de los Cielos, ser alegres en la vida;
imitando al mismo cielo; prometísteis ser alegres bajo cualesquiera
circunstancia; no pedísteis ser idiotas de carácter; porque sabíais que eso
es desconocido en el Reino; y sabíais que de ser idiotas, no entraríais en
él; si en vuestras exsistencias tuvísteis enojos, se debe al sistema de vida
injusto que escogieron los hombres; y los creadores de tal sistema,
deberán pagarlas en este juicio.
Quien tuvo enojos en la vida, no entra al Reino de los Cielos; aunque ese
enojo haya durado menos de un segundo; reconozco que el mismo
sistema de vida creado por los demonios de la explotación y de la
ambición, apagó toda alegría universal en la Tierra.
Todos aquéllos que expresaron sus enojos en grosería hablada, nó
entrarán al Reino de los Cielos; por cada letra de grosería hablada,
tendrán que cumplir una exsistencia fuera del Reino de los Cielos; y si
expresaron tales groserías en presencia de niños, son tres exsistencias
por cada letra.-
Es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que fingió reír, a uno
que no se tomó el esfuerzo mental de reír; el uno se esmeró y el otro se
encerró en dureza espíritual;...
Fragmentos de la CIENCIA CELESTE - Alfa y Omega

I.6- ANIMALES:

LOS ANIMALES Y LAS PLANTAS


El justo se preocupa por
la vida de sus animales;
en cambio, las entrañas
de los malos son crueles.
Prov. 12: 10
Los animales tienen una historia galáctica, que es infinitamente más
antigua que la del hombre; el ser animal en un instante dado, no significa
ser inferior en el orígen espíritual; todo animal una vez cumplido lo que
pidió vivir, vuelve a ser una grandeza viviente en el Reino de los Cielos.-
Todo animal es un espíritu que pidió su propia forma carnal, haciendo uso
de su libre albedrío; esto significa que jamás nunca el llamado animal,
debió ser mirado con desprecio; ni nunca debió ser maltratado; nadie
pidió hacerlo; de verdad os digo, que muchos espíritus de animales, son
jueces en el Reino de los Cielos; una vez cumplida la prueba de vida que
pidieron conocer, vuelven a ocupar su divino puesto en el Reino de los
Cielos; he aquí el significado de la parábola que dice: Todo humilde es
grande en el Reino de los Cielos; he aquí el llorar y crujír de dientes de un
mundo, que cultivó una extraña humildad; salida de su extraño modo de
vivir.
De cada idea de cada animal, nace un planeta de su misma especie;
porque escrito fué, que todos son iguales en derechos, delante de Dios;
porque basta ser una criatura de infinita geometría de forma de vida, y se
tiene el infinito derecho, de ser importante ante el divino Creador; nadie
es menos delante de Dios; jamás nadie lo a sido; el mirar en menos a
otro, es una extraña práctica de las criaturas, en prueba de vida; ninguno
que despreció a otro, ninguno vuelve a entrar al Reino de los Cielos; las
extrañas influencias no siendo del reino, no entran al reino; y la idea
física que tiene influencia de desprecio, a generado un futuro y espantoso
planeta; en que sus criaturas se despreciarán por toda la vida; esto es
propagar las tinieblas, aportando con un nuevo planeta, que nació de una
idea, de una criatura, que pidió una prueba de vida, en un mundo de la
luz, llamado planeta Tierra.
Los llamados animales por la soberbia humana, son primeros ante
el divino Padre; pues son inocencias que tienen su conciencia más
limpia que la humanidad misma; ellos no hacen bombas atómicas; ellos
no crean guerras; al contrario; hacen más alegre el vivir de los humanos;
y muchos no comprenden este mudo mensaje de amor.
Cada animal y cada molécula, representan infinitos principios de orígen,
dentro del principio del propio Creador; cada especie posee su propio
reino; y todo reino está compuesto de galaxias, universos, cosmos, soles
y planetas; cada especie perpetúa su propia filosofía de vida; y a la vez,
sus espíritus piden conocer otras formas de vida, en un instante dado de
sus propias eternidades; esto significa que en los animales de tu planeta,
está la mayor inteligencia de tu mundo; la mayor parte de los espíritus -
animales, poseen mayor antiguidad que los seres humanos; esto que te
digo, el mundo de la prueba lo verá, cuando el Hijo Primogénito haga
hablar a todos los animales de la naturaleza; sé hijo que tú conversas
desde niño con ellos; por tu divina gracia divino Padre Jehova, así es; y
por tan sublime experiencia de comunicación telepática con los animales,
sé que ellos encierran un amor, desconocido por los seres humanos; así
es hijo; ellos cuando pidieron reencarnación de animal, ellos pidieron la
comprensión intuitiva; no pidieron la comprensión hablada; y lo intuitivo
en ellos, se expresó en gruñidos, ladridos, relinchos, rugidos etc.; que
entre ellos constituyen los idiomas intuitivos; los animales al hablar en el
juicio final, acusarán a quienes fueron malos con ellos; aumentando con
esto, el dolor de los que tendrán su llorar y crujir de dientes; toda queja
será recibida por el Hijo Primogénito; el mundo se desmayará cuando
oiga y vea, de como los animales se expresan; y el complejo más grande
se apoderará de los llamados orgullosos del mundo; terrible complejo de
inferioridad intelectual, de los que se creían únicos en el saber.
Los que vosotros llamáis animales, no lo son en el reino; y no lo serán en
el futuro de vuestro mundo; el Creador no crea animales; crea hijos;
tengan la forma que tengan; y no los mira con el desprecio, que vosotros
estáis acostumbrados; de verdad os digo que todo aquél que comió carne
ó que despreció a uno de mis humildes, no entrará al Reino de los Cielos;
porque ningún asesino a entrado; ciertamente que para defender la vida,
muchas veces es necesario matar; justificado está aquél, que mata por
salvar su vida; porque pidió la experiencia; y se le concedió; más, el que
mata por capricho, más le valió no haber nacido; porque deberá pagar en
lejanos mundos, poro por poro de su víctima; y cada porito de carne
muerta, representa una exsistencia en que el asesino pasa a ser el
asesinado; porque con la vara que midió, es medido; y paga ojo por ojo y
diente por diente; la misma ley para los que comieron carne y sabían el
contenido de mis Mandamiento.
El buey, la vaca, el perro, el gato y todos los animales que conocéis, son
espíritus como vosotros; y como tienen los mismos derechos que tenéis
vosotros, ellos también pidieron probar una vida; nacer de nuevo; porque
nadie es desheredado; en virtud de sus libres albedríos, es que
escogieron una forma distinta de vida y de físico; escogieron otra cualidad
y calidad en su filosofía; fueron humildes en la tierra, y grandes en el
cielo; porque tratándose de pruebas de vidas en lejanos planetas, el
divino Padre prefiere el más humilde y despreciado; porque él pasó por lo
mismo; nada es imposible en el Creador del universo.
La vaquita... es de filosofía amorosa; su mayor anhelo es dar leche a los
demás; sin importarle a quién; nada sabe del egoísmo; es meditativa y su
psicología es vivir en hogares tranquilos; su color es el amarillo-pálido; y
está unida por su cordón solar, a soles amarillos-pálidos; el otro hijito que
sigue es el puma; cuya filosofía viviente es la fuerza y la soledad; es
flojo por comodidad; su psicología es atrapar para vivir; su cordón solar
está unido a soles granates; el que sigue es el hijo chancho; cuya
filosofía es encontrar la felicidad en la suciedad; le fascinan los malos
olores; su psicología es eternizarse en algún fango; el agua le trae
nostalgia; y busca apoyo en la Tierra; y se consuela con el barro; está
unido su cordón solar, a soles azules; tenemos a continuación el hijo
conejo; su filosofía es vivir alerta; no dejarse sorprender; es un
constructor de cavernas; tienen un profundo concepto de la geometría y
el espacio; su psicología es ser sumiso después de probar todo su
ingenio; está unido al sol amarillo-pálido; tal como lo están los monitos
humanos; es el sol amor de la galaxia trino; el sol que han adorado
muchos demonios; tenemos al hijo burrito; su filosofía es de paciencia y
silencio; es de carácter de niño y si os hablara, os explicaría asombrosas
leyes del futuro; porque es profético; su cordón solar está unido a soles
anaranjados; color de profecía; su psicología es confiar en la porfía; ama
como todos, la libertad; su concepto de libertad lo lleva a sucumbir por su
libertad en forma de porfía; viene a continuación el Corderito; su
filosofía es la dulzura y la serenidad; encabeza toda gloria del Padre; su
fama es infinita en el Reino de los Cielos; nada se hace en el reino sin
consultar al divino Cordero de Dios; tal como la creación de doctrinas
para los lejanos mundos; su filosofía es la igualdad universal; posee todas
las perfecciones del Reino de los Cielos; nace en los mundos, en la forma
más humilde y silenciosa; no gusta de las muchedumbres por la humildad
misma; su psicología es que tarde ó temprano, los tiranos y demonios
caen;...el hijo tigre; cuya filosofía es la fuerza y la crueldad; su vida es
una constante venganza; vé en la sangre, su pasado galáctico; su cordón
solar está unido a los soles rojos; símbolos vivientes de las pasiones y de
luchas físicas; su psicología es la cautela y el silencio y la presa está
condenada; esta criatura es un demonio que es vanidoso; pidió como
geometría de su carne, una hermosura cautivante; su pelaje rayado es un
recuerdo de las líneas magnéticas de los soles; su Trinidad está aún en
tinieblas;
Todos los que mataron por matar, tienen divino juicio; el Hijo de Dios,
resucitará a todo animal, ave, insecto que fueron muertos sin motivo
alguno; el divino Mandamiento que dice: Nó matarás, era una divina
advertencia para todo el género humano; para que nadie cayera en
muertes innecesarias, sin motivo; el que mató por mero capricho en la
prueba de la vida, a él también se le matará en otras exsistencias, en
otros mundos; es más fácil que reciba la eternidad en el divino Juicio de
Dios, uno que a nadie mató; a que la reciba uno que mató.-
Si vosotros violásteis la ley, violásteis la ley de los pequeños; porque
vuestras virtudes son lo más microscópico que tenéis; y ellas se resienten
de toda violación; lo del cuerpo repercute en el espíritu; lo de arriba
repercute en lo de abajo; y lo de abajo repercute arriba; porque vuestras
faltas son juzjadas en el Reino de los Cielos; y junto con vosotros,
también son juzjados los elementos de vuestra naturaleza; lo que
vuestros ojos vieron; lo que vuestras manos tocaron; lo que vuestro
olfato olfateó; vuestro oído oyó, y lo que vuestra boca habló; porque todo
es viviente; y todo tiene los derechos que tiene uno; ni más ni menos;
hasta las aguas que os bañaron; todas sus moléculas hablan; como todas
las moléculas de todos los alimentos que consumísteis; y aquí está el
llorar y crujir de dientes de los que comieron carne; porque en el reino
sentirá llorar a los poros de la carne de sus hermanos; y que se los
comió; el buey, la vaca, el perro, el gato y todos los animales que
conocéis, son espíritus como vosotros; y como tienen los mismos
derechos que tenéis vosotros, ellos también pidieron probar una vida;
nacer de nuevo; porque nadie es desheredado; en virtud de sus libres
albedríos, es que escogieron una forma distinta de vida y de físico;
escogieron otra cualidad y calidad en su filosofía; fueron humildes en la
tierra, y grandes en el cielo; porque tratándose de pruebas de vidas en
lejanos planetas, el divino Padre prefiere el más humilde y despreciado;
porque él pasó por lo mismo; nada es imposible en el Creador del
universo.-
En la prueba de la vida, muchos presenciaron demoníacos espectáculos
en que se mataba a los animales, que eran también hijos de Dios;
ninguno de los que se complacieron en ver matar a otro, ninguno volverá
a entrar al Reino de los Cielos; todo espectáculo de sangre se verá en la
television solar; y a los que estén presentes, se les descontará por
segundos; por cada segundo les corresponderá vivir una futura
existencia, en que a ellos se les matará; y ninguno de ellos volverá a ser
criatura humana; sólo era una prueba para ver si eran dignos o indignos
de poseer vida; los comprometidos en hechos de sangre, demostraron
que eran indignos.-
En la prueba de la vida, muchos se desvirtuaron, asistiendo a
espectáculos desvirtuados; entre los muchos espectáculos desvirtuados
del mundo, estaban el fútbol, corridas de toros, desnudos de cabaret,
peleas de gallos, casas de juegos; los que asistieron a tales espectáculos,
que no agradarán al Hijo de Dios, no volverán a entrar al Reino de los
Cielos; es más fácil que entren al reino de Dios; los que agraden al Hijo
de Dios; a que puedan entrar, los que no le agraden; y es más fácil que le
agraden, los que en la prueba de la vida, cumplieron con la más grande y
elevada moral, que la mente humana pueda imaginar.-
En la prueba de la vida, surgió la demoníaca costumbre de matar a las
creaciones de Dios; el llamado toreo o fiestas taurinas, era un demoníaco
espectáculo de sangre, en que se asesinaba a las criaturas de Dios; a
todos los toreros que se tomaron tamaño libertinaje, el Hijo de Dios les
quitará la vida humana; tal como ellos la quitaron; y por cada poro de
carne de cada toro asesinado, a ellos se les asesinará en otros
redondeles, en otras exsistencias, en otros mundos; los toreros que serán
declarados malditos por el Hijo de Dios, habían prometido a Dios, al igual
que el resto de la humanidad, no hacer a otros, lo que a ellos no les
gustaría que les hiciesen.-
Todos aquéllos que en nombre del arte, mataban a mis creaciones;
malditos son; y todos los que presenciaron fiestas de sangre, no entrarán
al Reino de los Cielos; de verdad os digo, que así también en medio de
bullicios, seréis vosotros desangrados en otros mundos.-
Los llamados animales, no lo son ante el Creador; pues también son sus
hijos; son espíritus primeros; es decir, que por pedir esa clase de vida
que llevaron en la Tierra, son primeros en la justicia divina; pues en la
Tierra, nadie les hace justicia; por lo tanto, hijos terrenales, cuidaos de
vuestros arranques de ira; con respecto a mis hijitos que he creado; ellos
tienen tanto derecho al respeto, como lo tiene todo espíritu terrestre;
quien mata sin motivo justificado, a uno de estos humildes, al divino
Padre mata; pues escrito está, que el Señor está en todas partes;
también estoy en la mente de todo animal; averguenza al divino Padre,
tener que llamar a sus propios hijos, animales; la palabra animal, tiene
otro significado galáctico; animal es un espíritu que hace el mal; en la
Tierra les llaman ánimas; aunque, hay conceptos muy erróneos respecto
a ellas; la intención es lo que cuenta para el divino Padre; las mismas
intenciones que todo espíritu, prometió cumplir en los lejanos soles; y
toda intención no está sola en la vida; tiene las Sagradas Escrituras; por
ellas debe guiarse.
Basta que un animal maltratado, se queje al divino Padre en contra de
determinado espíritu, y dicho espíritu no es admitido en el Reino de los
Cielos; millones de seres humanos, no volverán a entrar al reino, por esta
causa; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que trataron con
amor a los animales en la prueba de la vida; a que puedan entrar, los que
los maltrataron; la compañía de los animales, que a cada cual le tocó en
la prueba de la vida, lo pidió el mismo espíritu humano; todo lo vivido en
la prueba de la vida, todo se pidió al divino Padre Jehova.- .
Todos aquéllos que encerraron o enjaularon aves y animales, no entrarán
al Reino de los Cielos; toda ave y todo animal acusa a sus apresadores
delante del Padre; la costumbre de encerrar a otros, salió del extraño e
inmoral sistema de vida, basado en el oro; es más fácil que entre al Reino
de los Cielos, uno que respetó la libertad de otros, a uno que la atropelló.-
El que cuidó de animalitos, en la prueba de la vida, tiene tantos puntitos
de luz ganado, como es el número de poros de carne, de dichos
animalitos; todo llamado animalito, habla delante de Dios; y en su libre
albedrío, pide premio al Padre, para quien lo cuidó en la prueba de la
vida, del lejano planeta; por los animalitos, muchos tendrán salvación;
todo pequeño en evolución, es grande en poder, en el Reino de los
Cielos.-
LAS PLANTAS
Las plantas son espíritus que pidieron probar la filosofía de la planta; tal
como vosotros pedísteis probar la filosofía de monito humano.
Las divinas plantas piensan en sus propias leyes; por algo la cimiente
humana también fué planta en sus infinitas encarnaciones; en el pasado
terrestre; cuando la Tierra era un microscópico mundo.
Las plantas y las flores son carne; ellas sienten dolor; más no gritan; en
sus leyes ellas deberían ser intocables; intocables en el sentido de la
destrucción; esta divina Revelación hará contener a millones de
destructores de plantas; muchos de estos demonios que cultivan el
desmán destructor, pedirán clemencia en público; porque el divino
mandamiento dice: No matarás; todas las plantas maltratadas
injustamente, por puro capricho humano, esperan en el Reino de los
Cielos, el retorno de sus verdugos; todo es viviente en la morada del
Padre; toda planta lee la mente en el Reino de los Cielos; una cosa es
cuidar una planta, ya sea limpiándola, sacándole sus hojas secas; y otra
cosa es destruirla; toda intención es pesada y juzjada en el Reino de los
Cielos.
Toda planta ó pastito es un futuro ser humano.
Las plantitas forman sus propios universos; sus galaxias, sus cosmos.
Los universos de las Flores, son una de las infinitas del reino; sublime
filosofía de la belleza y la armonía.
Las flores en la evolución humana, representan el recuerdo amoroso; una
filosofía que se practica poco en el mundo de los vivos; sólo se siente
cuando alguno abandona su morada planetaria.
Todo sentimiento tiene su símbolo en las flores; porque los sentimientos
fueron flores vivientes y plantas; antes de formar alianzas amorosas con
el espíritu.
El que en su hogar, cultivó y cuidó de plantas y flores, tiene ganado para
si mismo tantos puntitos de luz, como moléculas contenían las plantas y
la flores; plantas y flores, hablan delante de su divino Creador; y toda
planta y toda flor, pide premio al Padre, para quien las cuidó en la prueba
de la vida; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que se
preocupó en la prueba de la vida, de una flor o de una plantita; a que
pueda entrar uno que fué indiferente; todo pequeño, aunque sea
molécula es grande en poder; en el Reino de los Cielos.
Todo agricultor tiene ganado tantos puntos de luz, como fué el número de
moléculas que contenían las plantas y la tierra que cultivó; siempre que
no haya comerciado el fruto de su trabajo; si lo comerció, se dividió; nada
comerciado tiene premio; al contrario, el espíritu tiene deuda para con el
divino Padre Jehova; el extraño comercio, era uno de los caminos para
hacerse rico en la prueba de la vida; y se le advirtió a esta humanidad,
que ningún rico, volvería a entrar al Reino de los Cielos.-
En la Nueva Era que se avecina sobre este mundo; entre los
acontecimientos que vienen, está la resurrección de toda carne; vegetal y
animal; flores, plantas y carne de toda especie. Fragmentos de la
CIENCIA CELESTE - Alfa y Omega

I.7-ARCA DE LAS ALIANZAS:

ARCA DE LAS ALIANZAS


Y envió el pueblo a Silo, y trajeron de allá el Arca del pacto de Jehová de
los ejércitos, que moraba entre los querubines y los dos hijos de Elí, Ofmi
y Finees, estaban allí con el Arca del pacto de Dios.
1S 4:4
El Arca de las Alianzas es la ley de los acuerdos entre el divino Padre y
sus criaturas; es un símbolo de materialidad en el espíritu; su psicología
creadora es la psicología de la vida; un punto de vista, que no es
humano; pues la vida humana fué creada; no se creó ella misma; aunque
es herencia del divino Padre.
El principio de toda vida es por alianzas de virtudes con el espíritu; y las
moléculas con la materia; he aquí el significado del arca de las alianzas;
cuyo significado a sido un misterio para todo estudioso de mi palabra;
porque toda criatura humana pidió en su prueba de vida, la dificultad
intelectual de comprender la palabra del Padre; y se le concedió; quiso
pasar la experiencia porque la desconocía; he aquí la única verdad por la
que millones de criaturas, no entrarán al Reino; porque no tuvieron la
paciencia necesaria para vencer la incomprensión espíritual; probados
fueron; olvidaron la ley del Padre: Adorarás a tu Señor y Creador, por
sobre todas las cosas.
El arca de las alianzas es el acuerdo del propio pensar humano; este
acuerdo es entre las virtudes del espíritu y los elementos de la
naturaleza; y cada uno de vosotros hizo un acuerdo con los elementos
vivientes de vuestro mundo; este acuerdo fué conocido en el pasado en
las diferentes psicologías humanas; los faraones la conocían; y la
representaban en un cofre que tenía la forma cuadrada; el pueblo de
Israel lo simbolizaba por cuatro pilares; y transportaban el Arca por donde
viajaban; no había aún templo; los templos de adoración material salieron
cuando surgió el comercio; se trataba de sacarle el mayor provecho a la
fé del pueblo; hubo muchas guerras entre los que querían perpetuar la
antigua arca de las alianzas, y los constructores de templos; los
comerciantes y explotadores defendían a los últimos, porque les convenía
a sus intereses egoístas; y como escrito está que todo espíritu es probado
en su pensar, el Padre Jehova dejó libre al espíritu; fué su libre albedrío el
que escogió el destino de su prueba.
El mundo antiguo conoció el Arca de las Alianzas; nunca supieron su
infinito significado; porque pidieron ser probados en ello; probados en fé;
porque desconocían la causa verdadera el Arca; a vosotros os pasó igual;
fuisteis probados en la psicología divina; en la forma como fueron
escritas, el libre albedrío del divino Padre Jehová; al tratar de
interpretarlo, os dividísteis; pues creásteis las llamadas religiones;
confundisteis al mundo de la fé; al mundo espiritual; la verdad es una
sola; su interpretación debió ser también una sola, el Dios viviente es
uno.
En el Arca de las Alianzas, está todo cálculo que fué necesario para
vuestra vida; cálculos entre materia y espíritu; cálculo mental,
matemático, equilibrio, suspensión, peso, gravedad, cohesión, etc. etc;
todo se calculó según la sal de la vida; según lo alcanzado en la última
existencia.
El arca de las alianzas a exsistido siempre; porque siempre ha habido
universo; el principio de como empezó todo, es una pregunta que surge
en todos los mundos; porque se nace buscando la verdad; la verdad es la
continuidad de la palabra viviente de Dios; y no exsiste otra verdad
eterna; y de exsistir otra verdad, es relativa y salida de la verdad del
Padre; toda verdad reconoce al Padre; y la verdad primera la verdad del
Padre, juzja a las otras; porque toda verdad retorna al Padre; porque
nadie es desheredado.
El Arca de las Alianzas es una alianza viviente que reclama justicia,
cuando los espíritus vuelven al punto de donde salieron; todas vuestras
318 virtudes se desprenden de vuestro espíritu; y como son más
microscópicos que vuestro espíritus, son ellas las primeras en entrar al
cielo; porque todo chiquito y todo humilde, es atendido primero; tal como
se mandó en la Tierra: los humildes son los primeros; y vuestras virtudes
estando en el reino, adquieren proporciones colosales; porque son
grandes del conocimiento; y poseen cada una de ellas, libre albedrío;
como lo posee vuestro espíritu; y son las virtudes de vuestro pensar, las
que os acusan; ellas se unieron a vuestro espíritu, para perfeccionarse en
la vida humana; he aquí la causa principal, del porqué de las escrituras;
porque toda escritura os fué dada, para perfeccionar vuestras virtudes;
que son las componentes de vuestra moral; de vuestra arca de vida.
El arca de las alianzas es infinita; todo lo que exsiste es un arca en sus
propias leyes; porque las alianzas del Reino de los Cielos, no tienen
límite; incluye toda la naturaleza; y todo el universo conocido y
desconocido; hasta vuestros microscópicos poros de vuestra carne,
poseen su Arca de Alianzas; porque nadie es desheredado; el Arca de las
Alianzas posee todo lo que hay y habrá en el universo; incluye a materia
y espíritu; todos son juzjados por su propia Arca; hasta los microbios de
vuestro mundo.
El conocimiento del Arca de las alianzas, fué por revelación; como a sido
toda la palabra, salida del libre albedrío del Creador; toda revelación es
también un Arca; y todo cuanto habéis creado en vuestro mundo, es un
Arca; el término Arca es un término celestial; y significa materialización
de hechos espirítuales; y vuestra individualidad es también un Arca; que
posee cualidad y calidad; el Arca de las Alianzas posee 318 virtudes;
porque vuestro pensar posee ese número de virtudes; el Arca de las
Alianzas es el complemento de todo pensar humano; porque todos tenéis
un punto de orígen; en vuestros conceptos que habéis tenido en la
exsistencia, nunca se os dió la verdadera luz de vuestro orígen; porque
así lo pedísteis en el Reino de los Cielos; todas vuestras alianzas poseen
cualidad y calidad y una psicología de prueba; y es vuestra individualidad
la que expresa la cualidad y calidad; es vuestra manera de ser; y para
todos exsiste una justicia; aunque los hechos de vuestra vida no sean
idénticos al de otro.
El Arca de las Alianzas está en vuestro destino; está en vuestro espíritu y
en los elementos que os acompañaron en la vida; el todo sobre el todo de
vuestro pensar está en la complacencia, de vivir las virtudes y compartir
la presencia de los elementos.
Fragmentos de los rollos de la CIENCIA CELESTE - Alfa y Omega

I.8- ARREPENTIR:

EL ARREPENTIMIENTO
Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentios, porque
el reino de los cielos se ha acercado.
Mt. 4:17
A todos os fueron dados los Mandamientos del Padre; para que nadie
cayera en pecado; vuestro sistema de vida, os hundió en el pecado;
empezando por el desprecio a las Escrituras del Padre; estáis marcados
para toda la eternidad; sólo os queda el arrepentimiento; porque todo es
posible en el Padre.
Por donde se pecó, se inicia el arrepentimiento.
El arrepentimiento de los hijos cuando se encuentran frente a la gloria del
Padre es tal, que le prometen pagar sus errores, ojo por ojo; diente por
diente; molécula por molécula; célula por célula; idea por idea; porque
estando frente al Padre, todo se vuelve vida; materia y espíritu son
vivientes; todo espíritu que ha hecho el mal, vé que lo que hizo, afecta al
todo sobre el todo; vé que nadie es único; sólo el Padre lo es; he aquí una
de las causas, de la inmensa variedad de destinos.
El arrepentimiento también es viviente delante del Padre; tal como lo es
su infinita creación; el arrepentimiento defiende ante el Padre, al espíritu
que acudió a él; es por eso que es más fácil que sea salvo, un espíritu
que se arrepintió, a uno que no se arrepintió; porque este último anuló
todo posible defensor; sólo por el arrepentimiento, se llega al Padre;
porque la iniciativa debe salir del mismo espíritu; debe salir de sí mismo;
porque es más auténtica delante del Padre; el que no se arrepiente, atrae
a las tinieblas; ellas se interesan por todo espíritu que titubea ante la luz;
porque se aprovechan de su debilidad; el arrepentimiento crea otros
tiempos y espacios, que hacen que las tinieblas se contenga; porque
hasta las tinieblas, tienen leyes que cumplir; el nó atropellarlas, es prueba
propia de las tinieblas; luz y tinieblas rinden cuenta al Padre en sus
respectivas leyes.
Todo arrepentimiento pide pagar su deuda; es por eso que estáis en la
vida humana; unos pagan de una forma, y otros de otra; unos de mayor
jerarquía y otros de menor jerarquía; unos con más conocimiento, y otros
con menos conocimiento; unos en una situación y otros en otra situación;
unos piden ser mujer para estar en armonía con su deuda y otros piden
ser hombres; se paga deuda y se gana un nuevo conocimiento; se pide
tal ó cual familia, para hacer cumplir mejor lo que se propuso; se pide lo
que todos estáis viviendo; hasta el mínimo acto que hicísteis en la vida, lo
pedísteis en el Reino; y cada microscópico gesto está escrito.
La oportunidad marcha paralela al arrepentimiento; y es tan eterna como
el espíritu mismo; es por eso que se dice que las puertas del
arrepentimiento están abiertas para todos; en todos mora el
arrepentimiento; es una de las leyes de la conciencia; la oportunidad
exsiste; y es virtud viviente; todo exsiste y todo es viviente; lo que no
vive ni se siente en vuestras mentes, se vive y se siente en otras
dimensiones.
La evolución vuestra, viene saliendo de las tinieblas; porque el error
mayor produce errores menores; que si no se enmiendan, llegan también
a mayores.
El arrepentimiento defiende ante el Padre, al espíritu que acudió a él; es
por eso que es más fácil que sea salvo, un espíritu que se arrepintió, a
uno que no se arrepintió; porque este último anuló todo posible defensor;
sólo por el arrepentimiento, se llega al Padre; porque la iniciativa debe
salir del mismo espíritu; debe salir de sí mismo; porque es más auténtica
delante del Padre.
El arrepentimiento crea otros tiempos y espacios, que hacen que las
tinieblas se contenga; porque hasta las tinieblas, tienen leyes que
cumplir; el nó atropellarlas, es prueba propia de las tinieblas; luz y
tinieblas rinden cuenta al Padre en sus respectivas leyes.
El arrepentimiento es tan viviente, como el resto de las otras infinitas
virtudes; el que se arrepiente, gana tantos puntitos de luz, como
segundos dure el arrepentimiento.
El arrepentimiento abre nuevas puertas, para nuevas oportunidades; el
que no se arrepiente, no dá oportunidad a la oportunidad, para que se
acuerde de él.
En la divina enseñanza bíblica que dice: todo el que no naciere de nuevo,
no vé el reino de Dios; es decir, que el que no se enmienda, no avanza
hacia Dios; se detiene en las tinieblas de sus propias faltas.
La divina misericordia y el infinito amor del Eterno, a todos dá
oportunidad de rehacer, lo que el propio espíritu deshizo.
Todo arrepentimiento conmueve al Padre; exsiste también el perdón;
cuando su divino libre albedrío así lo estima; esto es posible porque todo
exsiste; dentro de un arrepentimiento exsiste un futuro de decisiones;
todo un mundo de futuras realizaciones; el espíritu desea enmendarse; y
todo este futuro que aún no se materializa y que está dentro de todo
arrepentimiento, es visto por el divino Padre; y viendo el futuro, adelanta
el perdón; el perdón significa estar de nuevo limpio; esto no implica que
la deuda no se deba pagar; todo se paga en la eternidad del espíritu; si
no se paga en una exsistencia, se paga en la otra; igual cosa sucede con
los premios pendientes; he aquí la causa única de las diversidades de
destinos, que se observa en la Tierra; a todos les es dado según sus
méritos; según sus experiencias; según el puntaje de su añadidura; pues
a cada exsistencia añade lo aprendido; esta revelación, aclara otro
misterio más.
Es más fácil que logre un perdón en el divino juicio de Dios, uno que
atendió a su sensación de arrepentimiento en la prueba de la vida; a que
lo logre uno que le opuso una extraña resistencia mental; el soberbio
siempre pierde en los divinos juicios de Dios.
Todo arrepentimiento, es una puerta que hace que todo espíritu, se
rectifique; dando paso a la humildad y la honradez; es al única
oportunidad, que tiene todo pecador; ninguna virtud, que no sea el
arrepentimiento, le limpia de todo pecado; el arrepentimiento y la
humildad, son de la divina filosofía del Cordero de Dios.
Que el que no se enmienda, no avanza hacia Dios; se detiene en las
tinieblas de sus propias faltas; la divina misericordia y el infinito amor del
Eterno, a todos dá oportunidad de rehacer, lo que el propio espíritu
deshizo.
Todo arrepentido, hace hablar a la esperanza; y las virtudes le apoyan;
especialmente la paciencia; paciencia y esperanza, siempre obran juntas;
son inseparables.
Para que satanás sea admitido de nuevo en el Reino, satanás tiene
primero que arrepentirse y transformarse.
Fragmentos de la CIENCIA CELESTE - Alfa y Omega

I.9- BESTIA:

LA GRAN BESTIA
Filosofía explotadora llamada capitalismo.-
Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la
imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.
Y hacía que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos,
se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que
ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el
nombre de la bestia, o el número de su nombre.
Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la
bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y
seis.
Ap. 13: 16-18
Bestia significa atraso mental en el Reino de los Cielos.
La gran bestia representa la dureza mental de los creadores del extraño
sistema de vida, salido del oro; bestia y roca son sinónimos de egoísmo
espíritual y mental en el Reino de los Cielos; el número de la bestia es el
666; porque la bestia sobrepasó en maldad, su propia escala en su
trinidad; la Santísima Trinidad que todos pidieron en la prueba de la vida,
es el 333; 3 el Hijo, 3 el Padre, y 3 el conocimiento llamado santísima
trinidad; la bestia al sobrepasarse en si misma, se condenó por
eternidades; porque lo microscópico ya sea en materia o espíritu, es
infinitamente expansiva.-
La llamada gran bestia de mis Sagradas Escrituras, se refiere al maldito
poder económico de las llamadas grandes potencias; y los pequeños
rebaños, son las pequeñas naciones, que han sufrido el maldito egoísmo
de la gran bestia; pues la bestia siempre ha sustentado la maldita filosofía
de la fuerza; pues sólo ha sobrevivido explotando las mismas malditas
guerras; y también provocándolas; para vender sus malditas armas.
Toda ciencia como toda vida, tiene su tiempo; tiene su reinado y su fín; a
la bestia la sorprendió el fín del tiempo; su estrella se apaga; y la bestia
agoniza; su agonía nada tiene de humildad; porque de los interesados, no
sale la verdadera humildad.
En la prueba de la vida, surgieron los influenciados por el oro; por causa
de ellos, se escribió la palabra: La gran bestia; porque todos los que se
dejaron ilusionar por lo pasajero, recibirán las más duras palabras y
calificativos, de parte del Hijo de Dios; a ellos se les tratará, tal como
pidieron ser tratados, en caso de violar la divina Ley de Dios; los que
entusiasmaron al mundo con su oro, están a la cabeza; es la cabeza de la
gran bestia; es la nación llamada Estados Unidos de Norteamérica.-
La bestia es producto de una extraña debilidad por la posesión del oro;
los que componen la bestia, son los más influenciados por el oro; son los
que no tienen Dios de verdadero amor; el dios de ellos es el dios del
interés; un extraño dios que será juzjado por el verdadero Dios; y al ser
juzjado, los de la bestia se quedarán sin Dios.
La bestia que es la cabeza de la serpiente llamada satanás, es la única
culpable del pavoroso período que se cierne sobre la Tierra y que fué
descrito en el divino evangelio de dios, como el Llorar y Crujír de dientes.
La bestia representa la máxima perfección de lo injusto y de lo desigual.
La bestia vió en el Reino de los Cielos, como los espíritus pensantes
pedían al Padre formas de vida; y la bestia se interesó también por
conocer un mundo de la luz; y la bestia hizo divina alianza con los
espíritus de la Tierra; y la bestia y espíritus se encontraron en la prueba
de la vida; la bestia no supo contener su expansión de tinieblas, estando
en la Tierra; no supo respetar las leyes de la luz; y la bestia teniendo
debilidad, abusó de su debilidad; porque toda ambición es complejo.
La bestia que es el mismo capitalismo; es la astucia de unos pocos, para
dominar a todo un mundo; es la roca del materialismo; esta extraña
influencia no es de la luz del Padre; la debilidad del espíritu dejó un
extraño sello, en la herencia humana; impusieron a los demás un extraño
conformismo; extraño, porque tal conformismo, no fué pedido por ningún
espíritu pensante; nadie pidió al Padre sentir en sí mismo, un
conformismo, en que a él no se le tomara en cuenta; nadie de esta
humanidad, pidió en sí mismo, imitar la división de satanás; en ninguna
forma imaginable.
La bestia, es una extraña transformación en su trinidad; esta
transformación comenzó en la era faraónica; la bestia comenzó
codiciando el arte; el principio de la bestia comenzó por los ojos; porque
la bestia era inocente; la bestia fué declinando en su pensar; la bestia
olvidó su propia procedencia; la bestia violó las leyes de su propio libre
albedrío; porque la bestia no dominó sus propias inclinaciones.
El principio de la bestia es un principio veleidoso; es un principio de un
despertar que estaba latente; lo latente en la bestia, principió en lejanas
galáxias; en remotísimas pruebas que tuvo la bestia; el desarrollo desde
el principio del principio de la bestia, tuvo la extraña influencia de dividir
lo que estaba unido.
El advenimiento de la bestia en la dimensión humana, provoca en el
núcleo del amor, una vibración que trae consigo la extraña psicología de
sentirse desigual; empieza a nacer el hastío en la sencillez.
La bestia no escogió las leyes del amor; prefirió el camino de la fuerza y
de la brutalidad; su fracaso está a la vista de todos; el Eterno no le
premió con la unificación; su extraña obra de dividir y hacer pelear a los
demás, se le viene en contra, en los acontecimientos que se avecinan;
porque la bestia capitalista será despreciada y perseguida, por los mismos
que la habían admirado y aplaudido en la vida.
La bestia hizo de este mundo, un valle de lagrimas y de injusticias; la
bestia es el típico modelo de los soberbios, que se gobiernan sin tomar en
cuenta al Creador del universo; la bestia acostumbró a hacer las cosas
oculto; es por ello que también, por sorpresa caerá la bestia; la sorpresa
que causa un ladrón de noche; la bestia no cesó jamás de espiar y de
intrigar; es por ello que la bestia morirá en fuego solar; en el día terrible
de la ira de Jehova- Padre; la bestia es el mismo satanás, transformado
en sistema de vida.
La bestia montó todo un aparato bélico para amedrentar a los que menos
tenían; la razón de la exsistencia de tantos extraños ingenios militares, no
era otra; la bestia vivía en extraña y perpetua desconfianza; y nunca la
bestia se estudió así misma; porque la bestia fué la primera en ser
atrapada, por la extraña ilusión del materialismo; la bestia se desvirtuó
así misma; cerró el paso a una posible humildad; la extraña ilusión de la
posesión de las cosas, inmoralizó a la bestia; y todas las individualidades
que fueron atrapadas por la bestia, no conocieron las sensaciones, con las
cuales podrían haber entrado al Reino de los Cielos.
El propio mundo de la prueba, transformaba y hacía más poderosa a la
bestia; porque este mundo enriqueció de una manera poco conocida a la
bestia; las propias armas conque el propio mundo se mataba, se lo
compraban a la bestia; la bestia estaba feliz; y en sus reuniones secretas,
la cabeza de la bestia se burlaba del mundo ingenuo; tales inmorales
reuniones secretas, las verá el mundo de la prueba, en la television solar;
toda reunión oculta ocurrida en todos los tiempos en la vida del planeta,
todas se verán en la television solar; y todos los que en ellas participaron,
todos estarán en carne y hueso; porque a los muertos se les resucitará,
para dar cumplimiento a lo que ellos mismos pidieron a Dios.
En la prueba de la vida, la bestia siempre jugó sucio, por defender sus
intereses; mandó asesinar a muchos profetas de Dios, llamados
revolucionarios; y calumnió a otras formas de vida; ambos crímenes lo
pagan los creadores y sostenedores de la bestia; es más fácil que entren
al Reino de los Cielos, sistemas de vida, que lucharon y se opusieron al
extraño reinado del capitalismo; esta extraña forma de vida que se
engrandeció dividiendo a otros, no tomó en cuenta a Dios; los que siguen
a los que desprecian a Dios, serán llamados cómplices por el Hijo de Dios;
para no ser llamado cómplice en el llorar y crujir de dientes, había que
luchar por un sistema de vida, que en sus leyes, no incluyera la división.-
La bestia representa un extraño bienestar y extraña tecnología, que para
lograrla, la bestia se tomó el extraño libertinaje de valerse de leyes
desiguales; la prueba de la vida consistía en crear leyes justas; es decir,
leyes igualitarias; porque lo desigual y lo injusto, no son del Reino de los
Cielos; la bestia que es el mismo capitalismo ideado por los acomplejados
al oro, tienen que pagar molécula por molécula, su extraño bienestar y
extraña tecnología; cada molécula le representa a los de la bestia, una
futura existencia en que ellos tendrán que luchar contra otros, que al
igual que ellos, les impondrán leyes desiguales.-
La bestia no se dió cuenta que para poder unificar a un mundo, había que
desprenderse de todos los extraños complejos de la individualidad en
prueba de vida; porque en el divino Juicio Final se considerará a todas las
sensaciones que siendo imperfectas en el espíritu, no fueron
perfeccionadas por éste; como se tomará en cuenta a las sensaciones ó
virtudes que fueron perfeccionadas; y en ambos casos, la ley es por
molécula, segundo, idea, y en todo lo más microscópico que la mente
humana pueda imaginar; porque así lo pidieron a Dios, las mismas
criaturas humanas.
La bestia se identificará ante el mundo, porque el espanto y el pavor, le
harán perder el poco control que aún le queda; la soberbia de satanás se
reflejará en los últimos vestigios de un extraño sistema de vida, que en
su agonía, no quiere reconocer su caída; es el orgullo de la bestia, que se
creyó que con el sólo oro, podía eternizarse; los divinos acontecimientos
que se avecinan, le demostrarán a la extraña bestia, que ella siempre
perdió; que su extraño libertinaje no tenía ningún destino, en la divina
justicia de Dios.
La bestia está condenada; y junto con ella, a los que la imitaron; según el
grado de imitación; según el ángulo de inclinación, en la extraña ilusión
hacia la posesión del oro.
La bestia está alarmada por la formación del tercer mundo.
La bestia se ilusiona; cree que su poder es único; la desilusión no tardará
en llegar; la bestia no consideró a las mentes de las generaciones del
futuro; en esto le falló la astucia a la bestia; porque lo que jamás supo la
bestia, estaba en millones de mentes; la bestia sembró una extraña y
demoníaca ilusión en todos los que tuvieron la desgracia de conocerla; la
bestia ejerció tanto dominio sobre el planeta, que lo dividió en grupos;
impuso su ley; y para asegurarse de su dominio, recurrió de la fuerza; la
presencia de este extraño árbol de las tinieblas demuestra la cobardía de
la bestia.
La fuerza, en la prueba de la vida, es llamado cobarde en el Reino de los
Cielos; porque nadie en este mundo, pidió al Padre emplear la extraña
fuerza, contra sus semejantes; ni contra nadie; la sensación de conocer
de lo que era la fuerza, salió de la bestia; salió del llamado capitalismo; y
la extraña fuerza se enseñoreó sobre los grupos llamados naciones; y
cada nación trató de engrandecer la fuerza, confundiéndola con los
sentimientos.
La bestia extendió su dominio, inmoralizando la moral, pedida por todos,
en el Reino de los Cielos.
La bestia será enjuiciada por el cambio de costumbres en los seres; nadie
querrá servirle a la bestia; porque la bestia está llegando a su fín; y el
hastío hace estragos en la bestia; porque la eternidad de la bestia, es
efímera.
Todo llorar es mayor, en quienes encabezaron el llorar de los demás; la
bestia lo encabezó y lo instigó; provocó el drama y se sumó a él; la bestia
leerá su propio orígen y su triste fín, en el pensar humano.
Lo único que le interesa a la bestia, es que no se toquen sus intereses; la
bestia aprueba los nacionalismos, porque de ellos saca provecho; es una
de las formas de ilusionar, conque cuenta la bestia.
La bestia condenó a ejércitos, y generaciones enteras; y hasta el último
instante, condenará la bestia.
La nación llamada Estados Unidos de Norteamérica, salida del extraño
sistema de vida del oro, es la cabeza de la bestia; esta extraña nación, es
la corruptora número uno del mundo; con su extraño libertinaje, ilusionó
al mundo; esta extraña bestia, conocerá el fuego viviente del Hijo solar
Cristo; conocerá la ira terrible del divino Padre Jehova; manifestada en el
enojo de los elementos vivientes de la naturaleza; este rebaño soberbio
cayó en la misma ley de Sodoma y Gomorra; porque la riqueza los
corrompió; esta nación será aislada por el resto del mundo; tal como ella
aisló a otros; con la misma vara conque midió a otros, será medida
también ella.-
Los demonios mayormente influenciados por la bestia, se guarecerán en
Norteamérica; los que se creyeron líderes del mundo, terminarán
hipócritamente; el dios de ellos se reducirá a un montón de oro; porque el
mundo dejará abandonada a la bestia; porque la bestia verá con espanto,
el cambio de costumbres en el mundo; verá con espanto, la verdadera
moral del nuevo mundo; y la moral excluye a la bestia; porque la nueva
moral nó necesita armarse; y esto empobrecerá a la bestia; la bestia no
podrá ya hacerlos pelear; porque nadie tomará un fusil; nadie pisará un
cuartel; nadie tripulará un buque ó avión de guerra; nadie más hará el
llamado servicio militar; porque nadie querrá ser marcado con la ley de la
maldición.
La bestia era fría, astuta y calculadora; la bestia creía comprender a
todos, y no comprendía a nadie.
El yugo de la bestia, era su propia ignorancia con respecto a la unificación
del planeta; el sueño demoníaco de la bestia, fué la de considerar a la
división del mundo, como la cosa más normal y natural.
La ilusión de la bestia, contenía una demoníaca psicología, para olvidarse
de Dios; los ilusionados caían en olvido ó desvirtuamiento hacia Dios; la
bestia los hizo olvidarse de la eternidad; y todos los segundos de la vida,
fueron dedicados a lo efímero.
La bestia influenció a todo espíritu pensante que conoció a la bestia; una
extraña psicología que incluye el interés, la avaricia, la inmoralidad, la
desconfianza, el escándalo, la fuerza, hizo y hace que ninguno de
vosotros, haya podido entrar al Reino de los Cielos.
La bestia es acomplejada por naturaleza; su salvación sentimental es el
suicidio; recurso propio de los que no han comprendido a la eternidad.
La bestia hasta el último instante de su demoníaco reinado, pensará en
ganancias; hasta el último instante explotará a otros.
En los últimos tiempos de la prueba de la vida, la bestia principió a
empobrecerse; fué retirando poco a poco sus malditas bases militares; la
bestia egoísta como siempre, nunca anunció al mundo, que se retiraba
por pobreza; esta falta de sinceridad lo pagan todas las individualidades
que pertenecían a la bestia; porque a la bestia no se le perdonará ni una
molécula; las mareas humanas no tendrán ni la menor misericordia para
con la bestia, en el llorar y crujir de dientes.-
La bestia, jamás se logró el conservar la inocencia de un niño; porque la
bestia con su psicología propia de comerciantes, todo lo enlodó; la bestia
erró el camino que conducía a la luz; porque a la bestia le faltó interés
espíritual, por lo que acontecía en el cosmos; la propia bestia se cortó del
infinito; la bestia se aisló de la eternidad por voluntad propia.
La bestia explotaba; la unidad del planeta, no le convenía a la bestia;
porque el planeta unido, representaba algo que intelectualmente, no
comprendía la bestia; y su soberbia se intranquilizaba.
La bestia se creía omnipotente; ni remotamente pensaba que su extraño
reinado, podría ser interrumpido; ni mucho menos que otro poder la
anularía; la bestia en sus sueños de grandeza, ignoró de donde provenía;
de su propia ignorancia de orígen, viene su caída; de lo que
voluntariamente no quiso comprender, viene el que la hará desaparecer
de la evolución humana; la bestia siempre permitió el libertinaje en la
comprensión de Dios; porque tal libertinaje le producía fabulosas
ganancias a la bestia; y como le producía ganancias, a este extraño
libertinaje de entender al Eterno, la bestia le llamaba libertad; sino le
hubiese producido ganancias, a este extraño fenómeno, no le llamaría
libertad; porque a todo lo que le dejaba un saldo de ganancia, era bueno
para la bestia; y a través de sus propias costumbres, las criaturas de la
Tierra, sirvieron a la bestia; y la bestia se sirvió de ellos, hasta el final de
los tiempos de pruebas; la bestia en estos instantes agoniza, dentro de
las leyes humanas; porque la bestia se empobrece; más, la bestia en su
orgullo y soberbia, que le son característicos, nada dice de su pobreza;
para explicarla al mundo, la bestia disfraza la explicación con términos
técnicos de su economía avara; llegando al extremo, de culpar a otros, de
sus desgracias; la bestia producto de seres avaros, fríos y calculadores,
siempre se creyó más de la cuenta; porque manipulaba con su oro, las
costumbres de los demás; la bestia creyó que la cosa siempre sería igual;
más, los sucesos que se ciernen sobre el mundo, harán palidecer a la
bestia; porque ahora Jehova-Dios-único, hará triunfar a la espíritualidad
sobre la materialidad; como nada es imposible para Dios, será el
conocimiento del Cordero de Dios, quien venza a la bestia.
La bestia siempre menospreció a otros; nunca daba a conocer los
triunfos del llamado comunismo; la bestia no fué justa en la prueba
de la vida; porque la bestia no creía en el poder de la filosofía; y es la
filosofía común del Padre, la que derrota a la bestia; a los miembros de la
bestia se les descontará por segundos, todo el tiempo en que despreció el
mérito de otros.
La moral excluye a la bestia; porque la nueva moral nó necesita armarse;
y esto empobrecerá a la bestia; la bestia no podrá ya hacerlos pelear;
porque nadie tomará un fusil; nadie pisará un cuartel; nadie tripulará un
buque ó avión de guerra; nadie más hará el llamado servicio militar;
porque nadie querrá ser marcado con la ley de la maldición; nadie lo
hará, por temor al fuego magnético-solar del Hijo Primogénito.
La bestia nació del error y caerá con su error; porque jamás nunca, se
preocupó de la eternidad; su craso error, fué el de alimentar una extraña
moral, que no se eternizaba en sí misma; moral extraña que le dió una fé
extraña; y la bestia al tener fé extraña, no tiene una resistencia moral,
para enfrentar su propia caída; el sufrido sí que la tiene; es por eso que
una cuarta parte de la bestia se suicidará; más, si mil veces se suicidan
sus miembros, mil veces son resucitados; porque no escapará ninguno,
de los que sumieron al mundo, en el dolor y la tragedia.
La bestia quedará sola; y el mundo se ensañará con la bestia; la bestia
quedará reducida a 666 hombres; tres cuartas partes de ellos, conocerá
el fuego solar; por fuego perecerá la bestia; y su triste historia quedará
escrita una vez más, como los espíritus de las tinieblas, que pidieron al
Padre Jehova, conocer un mundo de la luz.
La bestia deberá pagar todo dolor humano causado en todos los millones
de seres de todas las generaciones; deberá pagar hasta la última
molécula de carne adolorida en lo físico y en lo mental.
La extraña herencia de la bestia, se fué transmitiendo a través de la
sangre; y surgió un extraño sueño en la criatura humana; porque todo
espíritu duerme en lo que cree que está correcto.
La bestia será ridiculizada por los mismos que asesinó, engañó, desvirtuó,
robó, envició, degeneró y dividió; porque los primeros en ser resucitados,
serán los más sufridos que exsistieron en el mundo; ¡¡que tremenda
verguenza para los que defendían el llamado capitalismo, en la prueba de
la vida!!
La bestia en este mundo, comenzó en donde más se acumuló oro; su
poder está en la cantidad y nó en la calidad; la cantidad es material y la
calidad espiritual.
Una de las plagas de la bestia, es dividir al que está unido; desnaturalizar
al que vivió la libertad; porque la bestia lo convierte en libertinaje; al que
sigue llamando libertad; la bestia se rodea de la fuerza, porque domina la
ciencia.
La bestia provocó la desviación del eje polar de la Tierra; provocó una
desviación de 42°; porque la bestia descubrió y experimentó con la
extraña fuerza atómica; la bestia tendrá tantos juicios, como moléculas
contiene el planeta, cuyo eje desvió; porque el universo es viviente
delante del Padre; y toda molécula y todo elemento, se quejará al Padre
Jehova, de la violación que recibieron de parte de la bestia.
La caída de la bestia será espectacular; su recuerdo será la de las
tinieblas pasajeras; la bestia hizo de este mundo, un valle de lagrimas y
de injusticias; la bestia es el típico modelo de los soberbios, que se
gobiernan sin tomar en cuenta al Creador del universo; la bestia
acostumbró a hacer las cosas oculto; es por ello que también, por
sorpresa caerá la bestia; la sorpresa que causa un ladrón de noche; la
bestia no cesó jamás de espiar y de intrigar; es por ello que la bestia
morirá en fuego solar; en el día terrible de la ira de Jehova- Padre; la
bestia es el mismo satanás, transformado en sistema de vida.
La bestia tendrá que pagar por el suicidio de trillones y trillones de
moléculas de carne; porque por cada suicidio ocurrido en la prueba de la
vida, tres cuartas partes de las moléculas muertas de un suicida, lo paga
la extraña bestia; porque ocurrieron en el tiempo y en el instante, en que
dominaba por la fuerza la bestia; era una extraña influencia y
dominación, que violando la divina ley del Padre, el suicida nó había
pedido; ni nadie en este mundo la pidió; y la bestia tendrá que pagar tres
cuartas partes, del todo de cada pecador de este mundo; el pecador
cualquiera que sea su categoría, sólo paga un cuarto; porque ni el
pecador pidió al Padre, ser gobernado por la bestia; si el extraño sistema
de vida del oro, nó hubiese empleado la fuerza para sostenerse, los
pecadores de este mundo, tendrían que pagar todos sus pecados.
La humanidad para poder haber vencido a la bestia, tenía que conocerse
así misma; y no lo hizo; tenía que haber creado dentro de sí misma, una
psicología superior a la psicología de la bestia; porque se había enseñado,
que toda perfección se gana con el sudor de la frente; las sensaciones
cómodas de la humanidad, perpetuó la ceguera hasta conseguir la
condena; el total número de segundos vividos por la humanidad, en la
prueba de la vida, llega a su total consumo; su tiempo tiene las horas
contadas; se acerca el fín de los mortales y se dá principio a los
inmortales en la Tierra.
A la bestia le queda un futuro-tragedia; porque la bestia será
empobrecida, con dolor moral inmenso, para los que se habían
acostumbrado a ella; para los ciegos que disfrutaron de una extraña
abundancia, a costillas de la explotación de casi todo un planeta; el
drama de los seguidores de la bestia, está en que después de haber
acostumbrado a sus cuerpos y espíritus, a disfrutar de las sensaciones de
la abundancia, tienen ahora que disfrutar de sensaciones de la miseria y
el hambre; la misma miseria y el mismo hambre, que la bestia dió a los
que obligó a vivir, un extraño sistema de vida; toda la miseria y todo el
hambre que la bestia dió a todas las generaciones del pasado é
incluyendo a la del presente, toda la plaga, recae en los actuales
seguidores de la bestia.
Si la bestia hubiese tomado en cuenta a Dios en su sistema de vida, el
destino de la humanidad sería otro; porque las sensaciones reconocerían
al infinito de Dios; romperían los límites del presente efímero, en el cual
se encerró la bestia por su propia voluntad.
La bestia intuye un poder que la observa; más, la bestia es acomplejada
tratándose de complejos de inferioridad; la presencia de los platillos
voladores, impulsaron a la bestia, a mentir al mundo una vez más;
porque la extraña bestia tenía la extraña é inmoral costumbre, de
apoderarse de todas las pruebas, de la exsistencia de los platillos
voladores; y le decía al mundo, que los platillos voladores eran meras
ilusiones, fantasías, cuentos; la bestia de dureza y roca extraña, se
convencerá de que los platillos voladores, son una realidad, cuando reciba
de los mismos, fuego; entonces creerá; porque la bestia es de dura
cerviz; es dura para entender; las principales ciudades de la bestia, serán
arrasadas por el fuego magnético de los platillos voladores; la bestia
siempre temió a lo que nunca comprendió; no fué un temor por prudencia
ó sabiduría; fué temor por complejo; temor basado en la propia influencia
del propio desvirtuamiento de sí mismo; en medio de un llorar y crujir de
dientes, desaparecerá uno de los más extraños yugos, que se hayan
conocido en toda la historia de la Tierra.
La bestia, serán arrasadas por el fuego magnético de los platillos
voladores; la bestia siempre temió a lo que nunca comprendió; no fué un
temor por prudencia ó sabiduría; fué temor por complejo; temor basado
en la propia influencia del propio desvirtuamiento de sí mismo.
La bestia agonizará en los que proclamaron una extraña y desconocida
libertad; la libertad con matanzas; la extraña libertad con violación a la
ley de Dios; la libertad extraña que conduce a la tragedia; porque quienes
vivieron esta extraña libertad, no entrarán al Reino de los Cielos; ni
ninguno a entrado; la bestia saldrá de su largo letargo; un letargo que fué
una forma extraña de vida; en que se permitió de todo; incluyendo el
olvido al divino mandato del pueblo.
La bestia se reducirá a unos pocos; esperanzados en que el Hijo de Dios,
desaparezca de la Tierra; porque la bestia posee un microscópico
conocimiento de la eternidad; esta ignorancia constituye la tragedia para
la bestia; porque cree que con los poderes físicos, se puede vencer lo
divino; ignora la bestia que en todas partes está Dios; y que es el mismo
Dios el que hace obrar a todo ser pensante; la bestia morirá un día antes
de iniciarse la resurrección de toda carne.
La bestia enloquecerá, cuando vea que todos a los que mandó matar,
resucitan de entre los muertos; y junto con ellos, quienes los mataron, y
quienes mandaron matar; la bestia será sinónimo de maldición; todo el
mundo huirá de ella; como todos huirán de la gran ramera; que comerció
con el mejor postor, en el nombre de Dios; la bestia nunca dejará su
orgullo; morirá con él; porque la bestia que conoció el mundo, no es de la
luz;... los últimos miembros de la bestia, perecerán en el fuego solar;
fuego magnético salido de los ojos, del Hijo Primogénito.
La bestia estará aterrada, al ver que ya nadie le hace caso; sus cuarteles
militares, en que se concientizaba y se enseñaba a los hijos de Dios a
matar, quedarán desiertos; no habrá en ellos, alma humana alguna; sólo
habitará el polvo y el olvido; los siniestros buques de guerra de la bestia,
estarán todos abandonados y llenos de moho; la bestia no encontrará
clientela ni voluntarios, como era la antigua costumbre; entonces la bestia
reconocerá que estaba acostumbrada a vivir, violando la ley; y
justamente cuando la bestia se dá cuenta de su error de siglos, es cuando
la bestia debe desaparecer de la historia del mundo; la bestia está
viviendo la última etapa de su caída; esta etapa se caracteriza porque la
bestia se volvió contra sus propias leyes; antes a la bestia le horrorizaba
matar; ahora matar, para la bestia, es lo más natural; la inestabilidad
emocional de la bestia, que le acompañó de principio a fín, hace que la
bestia termine en caos.
La bestia hasta el final, nada sabrá; porque sólo los sismos provocados
por el hijo de Dios, podrán sacar de su extraña frialdad a la bestia; y
cuando la bestia despierte, será el fín de ella; la bestia tratará de
demostrar, que lo era; porque en su soberbia final, la bestia en su
desesperación, recurrirá a las armas atómicas, para enfrentar al hijo de
Dios; esta inútil soberbia de la bestia, provoca un sismo tal en la Tierra,
que una octava de los hombres, son tragados por el mismo; el hijo de
Dios en su divino enojo, provoca pavorosos sismos que duran días
enteros; y que jamás habían sido presenciados por humanos; la bestia
vive sus últimos momentos de terror; el poder divino en el que nunca
creyó, le provoca su caída; es el asombro inmortal de la bestia.
La bestia jamás comprendió y jamás verá, los prodigios del nuevo
mundo; porque la ciencia de la bestia, es ciencia microscópica; salida del
microcosmo; la nueva ciencia que encabezará el Hijo Primogénito, es
ciencia solar; ciencia salida del macrocosmo, llamado Reino de los Cielos.
La bestia sólo comprenderá que le llegó su fin; porque siempre se
preocupó de sí misma; se adoró así misma; fué en vida, su propia
esfinge; siempre fingió para sí misma; la bestia antes de desaparecer,
quedará en la más grande pobreza; la misma pobreza que hizo vivir a
otros, la vivirá ella en carne propia; porque la bestia, adelantándose a su
propia caída, en el lejano planeta Tierra, pidió al Padre, ser juzgada por
sobre todas las cosas; la bestia pidió ser medida con la misma vara,
conque ella mediría a otros, en la prueba de la vida; la bestia pidió ojo
por ojo y diente por diente; en su pedido mismo hecho al Padre, la bestia
se anuló así misma de este planeta; porque los cálculos de la bestia eran
microscópicos; y pidió divina justicia, que era del macrocosmo.
Se acabarán los actuales soles, y la bestia aún no habrá terminado de
pagar sus deudas al Padre; la bestia fué representada en la era faraónica,
por la esfinge; un león con rostro humano; un símbolo extraño salido de
las tinieblas; un símbolo que mucho tiene que ver, con la raza anglo-
sajona; porque todo espíritu a nacido muchas veces en su eternidad; la
bestia a reinado también en mundos microscópicos; más infinitamente
pequeños que la propia Tierra; fué en esos mundos, en donde la bestia
conoció y corrompió a los espíritus, que hoy se denominan, anglo-
sajones; espíritus materialistas que pidieron al Padre Jehova, ser los
primeros en nacer en la era Cristiana; estos espíritus son los primeros en
dejarse influenciar por la bestia; porque tiene una antiguidad más que el
resto de los espíritus de la Tierra; antiguidad relativa; porque la cualidad
y la calidad, se alternan con el correr del tiempo; la cualidad y la calidad
se transforman con las sucesivas exsistencias; porque el
perfeccionamiento no se detiene en el espíritu pensante.
La bestia que son los más influenciados por el oro, tendrán que pagar en
exsistencias, por todos los que mataron, torturaron ó persiguieron; los
desaparecidos también; los miembros de la bestia tendrán que calcular el
número de poros de carne, que contenían los cuerpos de carne de los que
mataron y de los que torturaron y de los que hizo desaparecer; por cada
poro la bestia deberá vivir en mundos de tinieblas; en cuyas exsistencias
vivirá y sentirá lo que en la Tierra hizo vivir a otros; porque la extraña
bestia al pedir el divino juicio por sobre todas las cosas, pidió ser juzjada
sensación por sensación; ó lo que es lo mismo, poro por poro; el término:
Por sobre todas las cosas significa que todo lo imaginable que se vivió, es
juzjado por Dios; la bestia se lleva la peor parte del divino juicio de Dios.
La bestia se identificará ante el mundo, porque el espanto y el pavor, le
harán perder el poco control que aún le queda; la soberbia de satanás se
reflejará en los últimos vestigios de un extraño sistema de vida, que en
su agonía, no quiere reconocer su caída; es el orgullo de la bestia, que se
creyó que con el sólo oro, podía eternizarse; los divinos acontecimientos
que se avecinan, le demostrarán a la extraña bestia, que ella siempre
perdió; que su extraño libertinaje no tenía ningún destino, en la divina
justicia de Dios.
La bestia se equivocó, porque la bestia no pudo eliminar la espíritualidad
del mundo; y la sorprende el divino Juicio de Dios.
Si el Hijo de Dios dijo al mundo: Yo soy el camino que conduce al
padre, le dijo para que todo el mundo le imitase en su gloriosa sencillez;
el mundo de la bestia, no comprendió el camino que se le ofrecía; pues
creó el comercio de la vanidad; por lo tanto la bestia capitalista, condenó
a no entrar al reino de Dios, a todas las generaciones que tuvieron la
desdicha de conocerla.-
Fragmentos de los rollos de la CIENCIA CELESTE - Alfa y Omega

TEMA II

II.1-CAPITALISMO:
CAPITALISMO O SISTEMA DE VIDA BASADO
EN LAS LEYES DEL ORO

Tú que desembarcabas del mar tus mercaderías para saciar a pueblos


innumerables. Con la abundancia de tus riquezas y productos enriquecías
a los reyes de la Tierra.
Ez. 27: 33
Tus riquezas, tus mercancías y tus fletes, tus marineros y pilotos, tus
expertos comerciales, y todos tus guerreros que transportas, se hundirán
en lo profundo del mar, en el día de tu ruina.
Ez. 27: 27
No exsiste peor demonio, que aquél que explota a su propio
hermano.
Esta doctrina llamada capitalismo, no gobierna; esclaviza y
explota; y perpetúa la desigualdad.
El capitalismo dice servir a todos; con la condición de explotarlos.
El capitalismo es la bestia de las escrituras del Padre; su número
666 significa la condena de la bestia; porque la bestia sobrepasó su
propia trinidad que pidió en la prueba de la vida.
El demonio de este mundo, es el capitalismo mismo; son los mismos
avaros del mundo; y nó podía ser de otra manera; estos ciegos creen que
la vida que pidieron al Padre, nó cambiará jamás; creen que sólo ellos
pueden dar bienestar; creen que sólo el poder del oro, lo soluciona todo;
son tan ciegos, que nunca han sacado la cuenta de los siglos que llevan
experimentando con el mundo; y ninguna pizca de justicia é igualdad, se
vislumbra.
Los mayores culpables de las injusticias de este mundo, son los llamados
capitalistas; por lo tanto ellos cumplirán con el mayor castigo conocido;
pagarán todo dolor humano que ocurrió en toda generación que pasó por
su reinado; hasta el más microscópico dolor moral se paga; así lo pidieron
al Padre Jehova, los espíritus capitalistas; y así será; he aquí que todo
dolor causado a otro, se paga en la eternidad; lo que se paga en la vida,
representa una microscópica parte de las deudas del espíritu.
Vuestro propio sistema de vida, fué vuestro propio yugo; vuestro valle de
lágrimas; por el egoísmo de unos pocos; que descubrieron en el oro, la
manera de conservar sus apetitos inmorales; porque conocísteis un
sistema de vida corrompido desde su base.
La debilidad de unos pocos espíritus; esta debilidad se llama ambición,
codicia, usura, robo, engaño y astucia; y de verdad os digo, que todos
tenéis tal herencia; vuestros propios cielos, están saturados de
magnetismo del interés.
El llamado capitalismo, empezó por la mezquindad; el cálculo y la astucia;
los creadores del llamado capitalismo, se iniciaron con el complejo del
oro; porque de sus espíritus salió tal germen; el complejo al oro, fué tan
grande, que se olvidaron del Creador mismo; se olvidaron que por sobre
todas las cosas imaginables, estaba primero, el que les dió la vida.
De todos los frutos de los árboles podéis comer; más, nó comeréis del
árbol de la ciencia del bién; y la ciencia del bién, es la comodidad
vergonzosa, salida de vuestro inmoral sistema de vida; ¡Todo lo que
expresa el Padre Jehova, es divinamente profético! esta divina
advertencia dicha en el microscópico paraíso de Adán y Eva, fué para
vosotros explotadores del mundo.
La ciencia del bién, aleja a las criaturas del propio mérito espíritual; y las
aleja y las ilusiona, al grado de olvidar lo del Padre.
Vuestro sistema de vida llamado capitalismo, es hipócrita ante el Padre;
porque explota al mundo y ruega a la vez al Padre; mata é implora la
protección del Padre; viola muchas leyes, y habla de Dios; de verdad os
digo, que ningún capitalista hipócrita, entrará al Reino de los Cielos; ni
ninguno entrará; ni seguidores de este extraño sistema de vida.
Extraño sistema de vida que no tenía el sello de Dios; clamaban a un Dios
sin renunciar al mal.
¡¡Pobre mundo occidental!! mundo del oro y de la ilusión; por tí habrá en
este mundo, un juicio y un llorar y crujir de dientes; toda las violaciones a
mi ley, salió de tí; satanás hecho ciencia; ¡¡pobres de vosotros, creadores
de ilusión!! así seréis también vosotros, ilusionados en otros mundos;
¡¡ay, pobres de vosotros, que habéis condenado a un mundo, a no entrar
al Reino de los Cielos!! ¡¡más os habría valido, no haber pedido conocer la
vida del planeta Tierra!! ¡¡cómo maldeciréis vuestro falso concepto de
justicia!! ¡¡pobres de vosotros, capitalistas del mundo!! ¡¡falsos hijos de la
luz!! ¡¡pobre de vosotros demonios, que más importante fué para
vosotros el oro, que las leyes espírituales del Creador!! ¡¡ciegos, guías de
ciegos!! por vosotros este mundo no verá su lugar de orígen; porque los
desviásteis del camino que conduce al reino del Padre; ¿por qué
ilusionásteis, malditos una vez más, a mis criaturas? en lejanos mundos,
hicísteis igual; humanidades enteras, quedaron marginadas del Reino; de
verdad os digo, engendros del demonio, que el mundo os perseguirá,
como se arranca de una peste; y de verdad os digo, que jamás el mundo
presenciará escarmiento mayor; ¡¡alabados seáis, los que fuísteis
humildes de corazón!!; contra vosotros nada tiene el Padre; el castigo
caerá, contra el demonio del capitalismo explotador; que os dividió en
ricos y pobres.
El extraño mundo capitalista, cuyo dios fué el oro, hizo de la necesidad su
propio alimento; sin la necesidad, no puede explotar; ahora les toca a
ellos, ser explotados; con la misma vara que midieron, los ambiciosos del
mundo, serán medidos en esta exsistencia y en otras exsistencias, en
otros mundos; por cada molécula de ambición, les corresponde una
exsistencia fuera del Reino de los Cielos.
El llamado capitalismo probó primero al mundo; se constituyó en el
mundo de la prueba; y cayó en su propia ley; porque fué sorprendido por
la Revelación apocalíptica.
No robarás; hay muchas clases de robo; el vivir en una abundancia que
escandaliza al Padre, es uno de ellos; los ambiciosos de este mundo,
legalizaron el llamado capitalismo; perpetuaron por generaciones la
violación al Mandamiento del Padre; el mundo del sacrificio, la lucha y la
paga, se fué acostumbrando a esta violación viviente; el que unos
tuvieran más que otros, es causa de la astucia humana; la astucia es
maldita; porque de la astucia se valió satanás para perder al género
humano; el llamado capitalismo está basado en la astucia; la abundancia
terrenal para unos pocos, no está justificada delante del Padre; porque su
divina ley de la igualdad es universal.
Toda tiniebla es de causa humana; el llamado capitalismo con toda su
secuela de injusticias, es obra de hombres; no es obra de la divinidad; y
siendo obra de hombres, es que os fué anunciado un juicio final.
El Padre Jehova no niega la abundancia, porque es un derecho; lo que
niega y castiga es el abuso.
La palabra más egoísta de vuestro mundo: Esto es mío; porque tal
expresión es propia de espíritus, que recién están sintiendo las primeras
sensaciones de la vida; están aún impregnadas de tinieblas.
El demonio toma muchas formas, para perder a las criaturas del Padre;
en vuestro mundo, tomó la forma de capitalismo; tomó la forma de
sistema de vida inmoral; la cualidad y la calidad de este extraño sistema
de vida, es la ilusión y el placer aún a costa de violar la misma ley del
Padre.
El extraño sistema de vida llamado capitalismo, tendrán que responder
ante el Padre y el mundo, del porqué inventaron un sistema que es
totalmente opuesto, a la divina igualdad, enseñada en sus escrituras;
¿Por qué no le imitaron? ¿por qué hicieron lo opuesto? ¿por qué dividieron
al mundo en ricos y pobres? ¿por qué mataron? ¿por qué legalizaron el
fusilamiento? ¿por qué le dieron la contra al Padre? ¿por qué
empobrecieron a sus humildes, sabiendo que ellos son los primeros en el
Reino? ¿por qué aceptaron el escándalo? ¿por qué no le tomaron en
cuenta, al crear sistema de vida? ¿por qué fabricaron armas? ¿por qué
pisotearon la divina igualdad, enseñada en sus escrituras? He aquí
algunas de las preguntas, que tendrán que responder, en medio de un
llorar y crujir de dientes.
El llamado capitalismo mucho tiene que ver con la maldita dinastía
faraónica; la mayoría de sus espíritus que tiene la debilidad por el oro,
fueron seguidores del demonio Osiris; que significa sólo el oro; los
capitalistas de todas las generaciones, pertenecieron a las legiones de
este demonio; toda imperfección espíritual se conserva por muchas
exsistencias; es lo que dió orígen al capitalismo; una tiniebla nacida en la
era faraónica; una tiniebla que comenzó por los ojos; pues los malditos
faraones, empezaron con la vanidad material; codiciaban primero el oro
como arte; luego como monopolio, hasta influenciar en las propias
necesidades; en el propio vivir; era una remotísima época, en que
empezaba a surgir el trueque; el cambiar una cosa por la otra; según las
necesidades;... la moral del que hizo trueque nada tiene de que
avergonzarse ante el Padre; la moral de comerciante sí que se
averguenza ante el Creador.
Muchas leyes del inmoral capitalismo, crearon el robo legalizado; todo
impuesto que conoció este mundo, es un robo; porque nadie pidió el
capitalismo;... todo lo que se quita injustamente en la vida, se vuelve
tragedia con el correr del tiempo, para el que lo hizo;... la mente viviente
de todo el que quitó cosas a otro, se averguenza delante del Padre, en
presencia del espíritu que hizo la mala acción; y esta verguenza, también
debe pagarla el espíritu; porque fué el causante del escándalo.
La filosofía demoníaca es la tentación a dominarlo todo; sin importar los
medios, ni las consecuencias; es el riesgo que corre toda criatura
imperfecta.
La pobreza salió del capitalismo; que es la misma bestia de las Escrituras
del Padre; al pobre le será restituído; porque lo pidió en el Reino de los
Cielos; todo espíritu pensante, pidió al Padre restituir y ser restituído;
porque ambas experiencias no las conocía.
La ciencia del bién, son las comodidades que dá el oro; es la ciencia
misma del capitalismo; es la ilusión materializada con violación a las leyes
del Padre.
He aquí la herencia que dejásteis malditos al mundo; la ambición, la
avaricia, la explotación, el engaño, la estafa, el escándalo y la inmoralidad
viviente; lo que hicísteis en el pasado, lo perfeccionáis en este presente;
lo revestís de una legalidad que nada vale en el Reino de los Cielos.
Todo maldecido envidiará a los muertos; he aquí el llorar y crujir de
dientes de todo ambicioso; de todo avaro; de todo ilusionador; de todo
ciego de la espíritualidad; de todo poco evolucionado; de todo mundano;
porque el oro al cual se sirve, es esclavo en los mundos; fuera de los
mundos, el oro nada vale; como nada vale, el espíritu que sirvió al oro;
porque no se ganó la gloria, de volver a entrar al Reino de los Cielos; he
aquí a los desheredados; a los que deben seguir naciendo de nuevo, para
enmendar lo que no cumplieron; .... la cantidad de futuros nacimientos
que deben cumplir los violadores de la ley del Padre, fuera del Reino de
los Cielos, es infinita; son tantas exsistencias, como el número total de
poros que tuvo y tienen toda criatura humana que pisó este planeta.
Los que inventaron el llamado capitalismo, todos están condenados; y lo
estarán, hasta que hayan pagado hasta la última molécula de carne que
sufrió en este mundo; hasta la última virtud que fué ultrajada;
ciertamente que se acabará esta Tierra, y estos demonios aún estarán
pagando.
Los que crearon el llamado capitalismo, todos están condenados; todos
son malditos; llorar y crujir de dientes para los culpables; el mundo
presenciará hechos espeluznantes de toda una dinastía, que quiso
repartirse el mundo, acaparando oro; he aquí el demonio de este mundo;
y no hay otro; de este demonio han salido todos los demás; he aquí a los
corruptores del mundo; he aquí a los traficantes de inocencias; he aquí a
los compradores de mentes; he aquí a satanás, que lucha contra la divina
moral de las escrituras del Padre, utilizando la extraña moral salida del
oro; he aquí a satanás, luchando contra la igualdad enseñada por el
Padre.
En esta Tierra, el humilde es el último; para el humilde, pobre y
explotado, las más pesadas cargas; los mayores impuestos; todas las
dificultades para el humilde; porque el humilde no posee oro; de verdad
os digo, que todo demonio que tuvo más de lo que tuvo un humilde,
llorará el haber tenido más; porque el que tuvo más, será acusado en el
Reino del Padre, de atropellar la igualdad que él enseñó;... los creadores
del extraño sistema de vida llamado capitalismo, usurparon la igualdad
del Padre en este mundo; las cosas no se hicieron según las escrituras,
por culpa de estos ambiciosos del oro; más les valdría no haber pedido
conocer la vida humana; si por sus ambiciones desmedidas, habrían de
caer en pecado; el reinado del extraño capitalismo, caerá pronto; como
han caído otros muchos reinados; todo lo salido de concepción humana,
tarde ó temprano cae; son los árboles que no plantó el divino Padre; y de
raíz son arrancados por la misma evolución de la morada planetaria.
Todo vuestro sistema de vida cae; porque el llamado capitalismo no es
árbol plantado por el Padre Jehova; ¿no se os advirtió que ningún rico
entraría al Reino de los Cielos? y el dinero del capitalismo produce a los
ricos; he aquí el llorar y crujir de dientes de los que crearon este extraño
sistema de vida; extraño porque toda injusticia no se conoce en el Reino
del Padre; el llamado capitalismo caerá en cuanto vuestro Padre Jehova,
extienda la Revelación por este mundo; he aquí la caída de satanás en
este mundo.
El demonio se expresa de muchas formas; según las evoluciones de los
mundos; en el planeta Tierra se expresa como: explotación; ambición;
usurpación; matanzas por ambición; engaños al pueblo; jugar con la fé
del pueblo; hacer pactos a espaldas del pueblo; darse comodidades
mayores que las que tiene el pueblo; ganar sueldos mayores, que las que
gana el pueblo; esconder el alimento al pueblo; despreciar a mis humildes
en todas las formas imaginables.
Las ingratitudes y la explotación humana, hacen que el lejano planeta sea
mirado, como un planeta-infierno de cierta categoría.
La bestia capitalista al dejar de exsistir, nó contagiará más a ningún ser
pensante.
CAPITALISTAS O COMERCIANTES
Todo capitalista ó comerciante de las necesidades de otros, nó
tienen Dios; la ambición la explotación, nó son del Padre; son de los
espíritus de satanás; son espíritus salidos de la legión del demonio.
Los llamados capitalistas acaparan mucho y no se estudian así mismos,
del porqué acaparan; no le dan importancia a la filosofía, para poder
entender a la vida; y al carecer de causa filosófica sus extraños
acaparamientos, se tientan con facilidad en el uso de la fuerza; porque en
el instante de acaparar, no pensaron en las necesidades de las criaturas
del planeta; se hicieron individualistas en la lucha colectiva para ganarse
el sustento para vivir; el drama de los extraños ricos, consistió en que los
que los imitaron, reencarnaron dentro de sus individualidades, las
demoníacas psicologías de la rapiña y la explotación; el principio de los
extraños ricos, fué un principio totalmente carente de amor; pues ellos le
dieron mayor importancia a la ganancia basada en el cálculo y la astucia;
y en sus perfeccionamientos hereditarios, no renunciaron jamás a ello;
fueron rocas de durezas mentales, hasta el fín; no quisieron poner en
práctica, el conocerse así mismos, para rectificar los errores del espíritu;
no le dieron importancia al divino consejo de Dios.
Los llamados capitalistas, son los espíritus más atrasados de la evolución
humana; espíritus que llevan a la tragedia al mundo en que están;
espíritus que sólo piensan en un sólo presente; más, la prueba de la vida,
nó es sólo un sólo presente; la eternidad abarca infinitos presentes;
porque lo del Padre nó tiene límites en nada imaginado.
Todo el que ambicionó oro, contribuyó con su ambición, a perpetuar el
dolor, el sufrimiento y la injusticia, en todas las épocas de la Tierra; su
número está escrito en las divinas escrituras del Padre.
Los espíritus capitalistas, fueron espíritus que salieron de la legión de
satanás; a mundo que van, llevan la tendencia a dividir a otros; son
obstinados al grado de excluir al Padre, en sus proyectos mundanos;
hacen caer con ellos, a millones y millones de criaturas.
Los espíritus explotadores son los verdaderos verdugos en los mundos de
la carne; siempre retardan el progreso.
La esclavitud tiene la forma de explotar las necesidades de los hermanos;
hasta lo más mínimo, es explotado; hasta las virtudes.
Los llamados capitalistas, surgidos en el extraño mundo de las leyes
extrañas del oro, fueron luchadores sólo para asegurarse de material;
logrado esto, se convirtieron poco menos que en fieras; lo último significa
que hasta sus propias leyes capitalistas, las sobrepasaron en inmoralidad.
Los ambiciosos han dado que hacer al Padre; es la gran plaga que azota a
muchos mundos; son los enemigos número uno de la felicidad viviente.
Al ambicioso no le gusta la ley común; aunque sepa que es la más justa.
EL COMERCIO
En la Tierra se creó un comercio que descartó al Padre; se hicieron
leyes, nó para engrandecer su ley; sino para engrandecer a los espíritus
ambiciosos y egoístas; se creó un sistema de vida, opuesto a la moral de
los Mandamientos del Padre.
Cuando se pide vida a Dios, nadie lo hace con egoísmo alguno; porque
Dios no tiene egoísmos; el egoísmo que surgió en la prueba de la vida, lo
creó el extraño sistema de vida, salido de comerciantes y del mundo
llamado capitalismo; ellos creyeron comprender al mundo; pero a nadie
comprendieron; porque ellos se desligaron de lo de Dios; es por esto es
que Dios no les dió la comprensión sobre el mundo; porque Jehova da y
quita sensaciones en sus criaturas, según la obra de la criatura.-
Todo comercio rebaja al Padre que enseñó la igualdad; alimentáis con
esta filosofía, la ambición.
Los templos de adoración material salieron cuando surgió el comercio; se
trataba de sacarle el mayor provecho a la fé del pueblo.
Si el mundo materialista se guió por la adoración material, fué por la
tendencia de los espíritus ambiciosos; de los que sacan provecho de
cualquier acontecimiento o fenómeno humano; porque ven que la fé es
perpetua; y ven en ella sus ganancias.
En la prueba de la vida, surgió el comercio de los narcóticos; las llamadas
autoridades del extraño mundo de las extrañas leyes del oro, no fueron
enérgicas para con los demonios que se enriquecían, a costas de la
degeneración de los demás; por esta extraña debilidad en la autoridad,
sus individuos se hacen cargo de los pecados, que cada traficante de
drogas, tuvo en la prueba de la vida.-
En la prueba de la vida, surgieron poderes comerciales; todo poder
humano, es primero en ser juzjado en el divino Juicio de Dios; para que
ningún poder humano no tuviese su Juicio de parte de Dios, los hombres
de la prueba de la vida, debieron haber creado leyes igualitarias; los
mismos poderes humanos, se aferraron a lo desigual y perpetuaron el
sufrimiento del mundo; los que perpetuaron el sufrimiento del mundo, lo
pagarán segundo por segundo; porque nadie pidió a Dios, ser ciego para
con los derechos de los demás.-
En la prueba de la vida, muchos se dedicaron al llamado comercio; el que
se dedicó al comercio, desvirtuó su propia moral; porque se enseñó que
ningún rico entraría al Reino de los Cielos; ni ricos ni comerciantes,
ninguno vuelve a entrar al reino del Padre; en la prueba de la vida había
que cuidarse de todas las divinas advertencias, del divino evangelio de
Dios.-
En la prueba de la vida, muchos fueron comerciantes; los que escogieron
el extraño comercio como un medio de vida, no supieron escoger; porque
ningún extraño comerciante, ninguno vuelve a entrar al Reino de los
Cielos; el extraño comercio no es del reino de Dios; y los que practicaban
en si mismos, algo que no es del reino, no vuelven a entrar al reino; es
más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que en los lejanos planetas
de pruebas, imitaron a lo del reino.-
En la prueba de la vida, exsistieron los llamados intermediarios; estos
hicieron aún más dolorosa la prueba de la vida humana; contribuyeron a
que el costo de la vida fuese aun más caro; toda extraña ganancia
lograda con el dolor de los demás, se paga molécula por molécula en el
divino Juicio de Dios; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, el que
a nadie explotó sus necesidades; a que puedan entrar, los que cayeron en
tan extraña inmoralidad.-
Muchos demonios comerciantes serán acusados en el divino Juicio de
Dios, de ser cómplices de la muerte de otros; los que explotando las
necesidades de los demás, vendieron los llamados fuegos artificiales,
serán llamados cómplices de muertes por accidentes; tales demonios
sabían del peligro que encerraban tales artificios; por cada uno que murió
por causa de los fuegos artificiales, a los cómplices les corresponde volver
a vivir, una exsistencia fuera del Reino de los Cielos, por cada poro de
cada cuerpo de carne, de todos los que murieron en tal forma, en todo el
mundo.-
El extraño capitalismo desvirtuó a la más grande y única fiesta, que
quedará en este mundo; desvirtuó a la pascua de los niños; la hizo
comercio; esta extraña caída de los llamados capitalistas, la pagan ellos
molécula por molécula, segundo por segundo; la pascua es fiesta
permanente en el Reino de los Cielos; porque en el reino nadie envejece;
todos son eternos niños; la vejez la piden los que piden pruebas de vida;
los llamados capitalistas tendrán un divino juicio de parte de la navidad
del Reino de los Cielos; toda fiesta habla delante de Dios, en sus leyes de
fiesta; y es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que estando en
lejanos planetas de prueba, no se tomaron el extraño libertinaje de
desvirtuar, a las fiestas del Reino de los Cielos; a que puedan entrar, los
que se tentaron en explotar, lo que era de la inocencia.-
El verdadero deporte no escandaliza la moral del Padre; y nunca debió ser
comercial; porque se comercia con las virtudes, que están en pugna;
cuando el espíritu compite por alcanzar una meta, todas las virtudes de
su pensar; participan en ello; y si el espíritu tiene en su mente, ganar
dinero en su esfuerzo, las virtudes se dividen; entre lo que es del mundo
y lo que es de Dios.
Muchos comerciantes ensuciaban las calles del mundo, sin importarles la
salud de los demás; esta extraña manera de atentar contra la salud de
sus semejantes, se paga molécula por molécula en el divino juicio; hasta
la última molécula de mugre, inmundicia, suciedad, pudrición, dejada por
los extraños comerciantes, en las calles del mundo, la pagan ellos; y los
que siendo autoridades nada hicieron, por esta extraña injusticia; también
lo pagan molécula por molécula, segundo por segundo.-
Es más fácil que encuentre divina comprensión en el hijo de Dios,
aquellos comerciantes que sólo ganaban lo suficiente para vivir; a que lo
encuentren, aquellos que explotando las necesidades de otros, se
enriquecieron; los comerciantes enriquecidos, devolverán molécula por
molécula, lo que a otros robaron; en el divino Juicio de Dios, los llamados
comerciantes, serán llamados ladrones; porque ni ellos pidieron a Dios,
ser comerciantes en el lejano planeta de pruebas.-
Todo pintor tiene ganado tantos puntitos de luz, como moléculas contiene
la pintura que trabajó en la vida; mas, si tales espíritus pensaron en
comerciar el arte de pintar, su puntaje de luz se divide; sólo les
corresponde la mitad; porque nadie pidió al Padre, comerciar con el arte;
el arte es viviente delante del Padre; el arte posee libre albedrío tal como
lo posee el espíritu; y todo arte comerciado, se queja al Padre; esta ley es
para toda creación, salida de mente humana; su divina causa radica en
que nadie conoce en el Reino de los Cielos, la extraña forma del
comercio; en el Reino de los Cielos, nadie sabe nada del llamado
capitalismo.-
Todo gasfitero del mundo, tiene ganado tantos puntitos de luz, como
moléculas contenía el material conque trabajó; incluyendo las moléculas
que contenían las herramientas que utilizó; si tales espíritus pensaron en
comerciar su trabajo, el puntaje de luz se divide; les corresponde la
mitad; sólo en trabajos sin logro de interés, para el ejecutante, el puntaje
es completo; es más fácil que entren al Reino de los Cielos, los que
siempre pensaron que el trabajo no debería comercializarse; a que
entren, los que pensaron en el extraño comercio.-
Todo trabajo ejecutado en la prueba de la vida, tiene tanto puntaje, como
segundos contuvo el tiempo de trabajo; el que nunca trabajó nada tiene;
para lograr todo el puntaje de luz, la criatura debió haber tenido la
intención mental, de que todo trabajo nunca debió haber sido
comerciado; si pensó lo contrario, no pensó según la igualdad,
enseñada por el Padre; su puntaje de luz se reduce a la mitad; es más
fácil que entren al Reino de los Cielos, los que pensaron en una forma,
que los acercara a las divinas palabras dichas por el Padre; la más
microscópica imitación a lo del Padre, es infinitamente premiado por el
Eterno.-
Todos los que explotaron la tierra, no entrarán al Reino de los Cielos; así
también, se les explotará a ellos, en otras exsistencias, en otros mundos;
los que siendo dueños de propiedades y comerciaron con ellas, tienen
tantos puntos de tinieblas ganados, como el número de segundos,
contiene el tiempo de la explotación; si fué toda una vida, se calcula el
número de segundos de esa vida; es más fácil que entren al Reino de los
Cielos, los que en la prueba de la vida, a nadie explotaron ni con nadie
comerciaron; a que puedan entrar, los que se dejaron influenciar por tan
extrañas costumbres; la explotación y el comercio, son productos
extraños, surgidos de un extraño y desconocido sistema de vida, cuyo
dios y patrón fué el oro.-
La divina parábola que dice: Sólo satanás divide y se divide así mismo;
significa todo un infinito en las obras humanas; porque toda obra
humana, está influenciada por el extraño comercio; el extraño interés,
que nadie pidió en el Reino de los Cielos; esta divina parábola significa
que el premio ganado en la prueba de la vida, se divide; es así que por
ejemplo entre los infinitos ejemplos: una agricultora o un agricultor que
trabajó toda la vida la tierra, tiene dividido su propio esfuerzo; el premio
total en este caso, sería inaudito; porque tales trabajadores de la tierra,
tienen ganado tantos puntos de luz, como fué el número de moléculas
que contenía la tierra, el agua, los vegetales, y las circunstancias en que
se trabajó; el número de moléculas escapan a la mente humana; pero
como el espíritu pensó en el extraño comercio, este colosal puntaje se
divide; el puntaje se reduce al número de moléculas que contiene su
propio cuerpo de carne; se reduce a filosofía de trabajo; he aquí el llorar y
crujir de dientes de todo un mundo; porque si esta humanidad, no
hubiese practicado el extraño comercio, todos vosotros hijos de la Tierra,
entraríais al reino del Padre.-
Los que habiendo comerciado con habitaciones dentro de la llamada
propiedad, y no tenían agua, luz, ni servicios higiénicos, son doblemente
culpables en la explotación a otros; por cada molécula de agua, por cada
segundo sin luz y por cada necesidad fisiológica, deben pagar con una
exsistencia, fuera del Reino de los Cielos; todos los poros de carne, de los
que sufrieron privaciones, por parte de comerciantes y explotadores, se
quejan al Padre, en el Reino de los Cielos; y por cada poro que se queje,
el espíritu culpable, debe cumplir un divino mandato de vida, fuera del
Reino de los Cielos.-
Todos los llamados genios que comerciaron con el conocimiento o el arte,
ninguno entrará al Reino de los Cielos; ni ninguno a entrado; el llamado
comercio, nadie lo pidió para la prueba de la vida, porque el comercio es
desconocido en el Reino de los Cielos; la divina perfección del reino, hace
que no exsista tan extraña práctica; el comercio de este mundo, es
extraño producto de un extraño y desconocido sistema de vida, salido de
las leyes del oro; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, uno que
vivió intercambiando sus alimentos; a que pueda entrar, uno que los
comerció.-
Es más fácil que entre al Reino de los Cielos, un asalariado, uno que
estuvo sometido a un sueldo; a que pueda entrar un comerciante de la
categoría que sea; la moral del asalariado es mas elevada, que la del
comerciante; a los llamados comerciantes, se les anunció con siglos de
anticipación, que ninguno de ellos, volvería a entrar al Reino de los
Cielos; la divina parábola del divino Evangelio del Padre que dice: Es más
fácil que pase un camello por el ojo de una aguja, a que un rico pueda
entrar al Reino de los Cielos; todo comerciante tuvo por meta, llegar a ser
rico; toda intención que no se materializó en la prueba de la vida, es para
el Padre, como que se hubiera materializado; entre uno que tuvo la
intención de llegar a ser rico, y otro que no la tuvo, exsiste un infinito de
diferencia.-
Los llamados religiosos, de la extraña fé de la llamada roca religiosa,
fueron inmorales en sus prédicas; mientras que ellos vivían en mansiones
que tenían la forma de templos, millones de hijos, no tenían ni un techo
donde cobijarse; todo bienestar de que disfrutó la extraña roca religiosa,
salió de la extraña explotación y comercio de la fé; y todo tendrán que
devolverlo en el divino Juicio de Dios; en la exsistencia del presente, y en
otras exsistencias, en otros mundos; es más fácil que entren al Reino de
los Cielos, los que en sus enseñanzas, dieron el ejemplo, partiendo por
ellos mismos; a que puedan entrar, los hipócritas que sirvieron a dos
señores, habiendo un solo Dios nomás; porque decían servir al Dios
viviente, y sus hechos demostraban el interés material.-
El que tuvo trabajo público, tiene a su favor infinito puntaje de luz
ganado; porque su propio puntaje se suma al número de moléculas de
carne, que contenían los seres a quienes sirvió; mas, si el trabajo
realizado tuvo influencia comercial, el puntaje de luz, se divide; porque
ningún espíritu pensante, pidió al Padre, una forma de vida extraña;
nadie pidió dividir su propio fruto; porque todos sabían, que mientras más
pequeño es el puntaje de luz, alejado está el espíritu del Reino de los
Cielos; es por ello que fué escrito: Sólo satanás divide y se divide así
mismo.-
En el extraño sistema de vida, salido de las extrañas leyes del oro,
surgieron los llamados comerciantes; una extraña secta que no opuso
resistencia mental, a la debilidad de sacar provecho de las necesidades de
otros, en la prueba de la vida; los llamados comerciantes, hicieron más
dolorosa aún, la prueba de la vida; si el extraño sistema de vida, salido de
las leyes del oro, puso un precio a las cosas, estos demonios pusieron
otro precio; todo comerciante es acusado en el Reino de los Cielos, de ser
cómplice de los que crearon en la prueba de la vida, un extraño y
desconocido sistema de vida, que incluía la desigualdad y la explotación
de los demás.-
Los llamados comerciantes, fueron enriqueciéndose instante por instante,
segundo tras segundo; lo que tienen que devolver por este extraño robo,
será también, instante por instante, segundo por segundo; desde el
mismo instante en que los llamados comerciantes, sobrepasaron el valor
de un sueldo mínimo, su propia ambición y rapiña los fue condenando; a
cada instante y a cada segundo, se fueron alejando más y más, del Reino
de los Cielos; en que cada instante y cada segundo equivale a vivir una
exsistencia, fuera del Reino de los Cielos.-
En la prueba de la vida, muchos contribuyeron a hacer más dolorosa aún,
la prueba de la vida misma; con sus extrañas y egoístas maneras de ser;
es así que todo llamado comerciante, surgido durante el extraño mundo
salido de las extrañas leyes del oro, tiene tres inmoralidades, en su
extraña determinación de haber escogido el camino de comerciante; la
primera es la determinación misma; la segunda es ponerle precio a lo que
serían las propias necesidades del mundo; la tercera es la ganancia
individual, sobre la ganancia patronal; y por cada una de estas tinieblas,
le corresponde a todo comerciante pagar por partida triple; es más fácil
que entren al Reino de los Cielos, los que teniendo muchos caminos en su
perfección, escogieron la de ser trabajadores; a que puedan entrar, los
que prefirieron ser comerciantes.-
En la prueba de la vida, muchos que fueron comerciantes, estafaron a
muchos; toda estafa se paga molécula por molécula; el dinero sea billete
ó sea de metal, se considerará por molécula; en la prueba de la vida,
nadie debió de prestarse para ser comerciante; porque tan extraña
psicología de ponerle precio a cosas y necesidades, no son del Reino de
los Cielos; el comercio era uno de los caminos, para hacerse rico en la
prueba de la vida; y todos sabían que ningún llamado rico, ninguno
volvería a entrar al Reino de los Cielos; al reino entran los que eligieron y
cumplieron leyes del reino; no entran los que se dejaron influenciar por
extrañas leyes, nó escritas en el Reino de los Cielos.-
Todos aquéllos que tuvieron posesiones, riquezas y se atrevieron a hablar
de moral y espíritualidad al pueblo, nó entrarán al Reino de los Cielos;
porque fué enseñado que nó se puede servir a dos señores; la verdadera
moral y espíritualidad del Padre, fué enlodada por los comerciantes del
mundo.-
Todos aquéllos que ofrecieron dinero por adelantado, por arrendamiento
de casas, no entrarán al Reino de los Cielos porque hicieron más
escandaloso aún el escandaloso comercio de los hogares; es más fácil que
entre al reino, uno que nó adelantó dinero, a uno que lo adelantó.-
Todo el que comerció hasta en lo más microscópico, nó entrarán al Reino
de los Cielos; el llamado comercio nó se conoce en el Reino del Padre; el
comercio es producto de la avaricia de criaturas llamadas humanas; de un
lejano y desconocido planeta llamado Tierra.-
Todos los que comerciaron con tierras, nó entrarán al Reino de los Cielos;
cada molécula de tierra comerciada, se quejará contra todo comerciante
que las vendió; en comprar y vender, exsisten dos intenciones; esta
costumbre salió de un extraño sistema de vida, que proclamó al oro como
su dios.-
Todos aquéllos y aquéllas que tuvieron negocio, almacenes por pequeños
que hubiesen sido, no entrarán al Reino de los Cielos; porque la moral de
comerciante no es del reino; es más fácil que entre al reino, uno que
nunca comerció, a uno que lo hizo.-
En la prueba de la vida, todos hicieron uso del espacio; es más fácil que
sea defendido por el espacio, en el divino Juicio de Dios, uno que no cayó
en egoísmo, negando espacio a otro; el espacio hablará en sus leyes de
espacio en el divino juicio final; y es más fácil que entre al Reino de los
Cielos, uno que no comerció con el espacio; nadie pidió a Dios, comerciar
con sus propias alianzas, que fueron todos los elementos de la Tierra.-
En la prueba de la vida, surgió un extraño comercio con los muertos; este
escandaloso comercio salió de la bestia; los creadores del mundo de las
leyes del oro, no tenían dios; si lo hubiesen tenido, no habrían permitido
tal comercio con los muertos; tres cuartas partes de este extraño
comercio, lo pagan los creadores del llamado capitalismo; y un cuarto
recae sobre los que dejaron que los obligaran; el mundo de la prueba
olvidó la sencillez para con sus seres que habían partido de la vida; la
sencillez consistía en cremarlos y no en perpetuarlos; porque se había
enseñado que el Hijo de Dios resucitaría a vivos y muertos; es decir que
en el divino Juicio de Dios, todos se encontrarían; es más fácil que entren
al Reino de los Cielos, los que se inspiraron por los divinos avisos de Dios;
a que puedan entrar, los que se inspiraron en lo de los hombres.-
El que escogió el comercio como un medio de vida, escogió mal; porque
el divino Evangelio de Dios, no favorecía al comercio; muy al contrario;
advertía que no había que robar ni una molécula a otro; los que
pertenecieron al comercio, desvirtuaron ellos mismos, a sus propios
puntajes de luz; porque todo el que no hace caso de las divinas
advertencias de Dios, siempre sale perdiendo; porque el Eterno jamás se
equivoca.-
En la prueba de la vida, muchos hicieron inventos; todo invento recibe
premio completo, en el divino Juicio de Dios, siempre que el invento no se
haya comercializado; porque el llamado comercio había salido de un
extraño y desconocido sistema de vida, que con siglos de anticipación,
había sido sentenciado por Dios; el Hijo de Dios, respetará la sentencia de
su Padre; este extraño y desconocido sistema de vida, fué sentenciado
cuando fué escrito: Es más fácil que pase un camello por el ojo de una
aguja, a que un rico pueda entrar al Reino de los Cielos.-
En la prueba de la vida, al surgir el extraño sistema de vida de los
comerciantes, fué desapareciendo el antiguo sistema del trueque; los
acomplejados al oro, fueron ganando terreno; y el mundo se fué
durmiendo a medida que los aceptaba; el mundo descuidó su propia
salvación; porque cada segundo de su extraño dormir, tenía la
equivalencia de una exsistencia de luz completa; el demonio en cualquier
momento y en alguna forma de debilidad moral, tenía que hacer su
aparición, en la experiencia humana; el no dejarse sorprender, constituía
la mayor de las pruebas, para todo espíritu humano.-
Los creadores del llamado capitalismo, dieron al mundo de la prueba, una
psicología miserable que tenía su raíz en el grado de posesión de las
cosas; la bestia jamás pudo comprender la verdadera espíritualidad;
porque no supo sacarse el extraño complejo al oro; la dureza mental, fué
el drama de la bestia; pues en medio del desarrollo de esta dureza, le
sorprende el divino Juicio de Dios; y es más fácil que entre al Reino de los
Cielos, uno que no se dejó sorprender, por el divino Juicio de Dios, que el
mismo había pedido a Dios; a que pueda entrar, uno que se dejó
sorprender.
El mundo creado por los comerciantes de la Tierra, sólo perfeccionaron
ciertas virtudes y a medias; y no podía esperarse de ellos gran cosa,
porque no profundizaron en comprensión, la naturaleza que les tocó vivir;
el mundo de los comerciantes creó un perfeccionamiento desequilibrado;
ellos no supieron aprovechar las sabias lecciones de la madre naturaleza;
el desequilibrio hasta les acortó la vida; nació en ellos un desequilibrio en
virtudes, y en debilidad vitamínica; el aparato receptor expansivo que
eran sus cuerpos, se convirtió en mal transmisor; en vez de transmitir
ondas magnéticas ó ideas perfectas, transmitieron lo malo y lo
imperfecto; y con ello se acarrearon futuros cielos y futuros planetas, más
atrasados aún, que la propia Tierra en que estaban; las imperfecciones no
hacen más que empequeñecer, las futuras felicidades y
perfeccionamientos, que el espíritu podría tener.
EL MATERIALISMO.- Negación de la espiritualidad
He aquí lo que son los espíritus del materialismo; espíritus de
gran sabiduría; más, su cualidad y calidad, es de las tinieblas;
porque toda su ciencia, nó lleva el sello de la espíritualidad del
Padre; materialismo significa en Ciencia Celeste, bestia que mata
las ideas del espíritu.
Materialismo es lo que mata; mata las ideas salidas del espíritu; la
concepción del materialismo es una estrecha sensación que sólo se
encierra en un presente; el materialismo no vislumbra ni remotamente
que le queda muy poco; no intuye que de la espíritualidad material, salió
la llamada materia; según lo entiende la concepción humana.
El mundo materialista, está compuesto por espíritus de la legión de
satanás; he aquí la causa de su comportamiento espiritual; la psicología
de los seres que componen tal mundo, es una que se deja ilusionar por lo
que vé; y nó por profundidad espiritual; son los espíritus más atrasados
que existen; su poder consiste en el oro; y nó en el genio espiritual; nada
saben de filosofías; característica de los luchadores é idealistas.
A muchos enviados del Padre, han matado los seguidores del oro; a estos
demonios nó les convienen los espíritus idealistas; porque temen que sus
privilegios sean tocados; ningún rico quiere hablar de idealismo; porque
ellos que tienen más, temen tener menos.
La ilusión que tiene el espíritu sobre la vida que acostumbró llevar; es una
ilusión que desemboca en la incredulidad; pues es producto de herencias
demoníacas; es decir formas de vivir, sin tomar en cuenta mis divinos
Mandamientos.
Todo materialista es un espíritu atrasado; que se ilusiona con un
microscópico presente; más aún; son ignorantes de las leyes del espíritu.
El llamado materialismo, batirá todos los records de suicidios, en toda la
historia de la Tierra; entonces recién el mundo se sacará el vendaje de
una ceguera, que había durado increíbles siglos;... comprenderá que los
que mandaban en el mundo, tenían una débil moral; todos eran miedosos
y acomplejados; todos eran nulidades vivientes; todos habían hecho
daño, al no estudiarse así mismos; al no conocer sus propias
individualidades; el daño de los acomplejados al oro, había sido advertido
por Dios, en su divino evangelio; porque escrito fué: Conócete a tí
mismo; lo que quería decir: sácate de tu interior, toda sensación, de la
cual surja un daño, que a otros hará daño.
Materia y espíritu son vivientes en presencia de su Creador; he aquí que
hasta el más incrédulo y duro de corazón, las piedras le hablarán; porque
el destino de todo endurecido, es volver a ser piedra; de la piedra salió y
a la piedra vuelve.
Quien negó al Padre, dejó sin herencia a su propio todo sobre el todo;
dejó sin herencia a sus ideas, virtudes, poros de la carne, cabellos, células
etc.; dejó sin herencia todo lo que fué en sí mismo; todo lo que fué en
materia y espíritu.
maldecirán al materialismo; pues esa filosofía ilusoria, es la misma ciencia
del bién; dá bienestar a la criatura, pero la condena espíritualmente; pues
la hace orgullosa; la hace olvidar, los divinos deberes; contenidos en los
Diez Mandamientos.
El materialismo tiene por base la ambición; no hay progreso que habiendo
salido del materialismo, no tenga esta herencia; el materialismo comenzó
con la adoración al oro.
La derecha es materialista; que como su nombre lo dice, mata las ideas
del espíritu; se cree segura y única en su filosofía; es la que lanzó la
primera piedra en el conocimiento humano; Piedra significa dureza
espíritual; egoísmo puro; pues el materialismo es orgulloso.
El materialismo explotador, es la legión de admiradores de satanás;
porque en el Reino todos los espíritus tienen libre albedrío; pueden ir
donde gusten; y este libre albedrío, los lleva a visitar grandes sabidurías;
y es así que los espíritus explotadores se sintieron atraídos por los
seguidores del maligno; y fueron ilusionados sus espíritus; cayeron en
una debilidad, dentro de la propia evolución.
Pruebas necesita el incrédulo; el poco evolucionado.
La incredulidad no conduce a nada; cuando no se cree en la luz, las
tinieblas reclaman al espíritu; porque le ven titubear;...en medio de
lágrimas y sollozos, las ideas pedirán justicia al Padre; ellos y ellas son las
ideas; porque las ideas poseen sexo; nadie es desheredado; ni lo invisible
ni lo visible.
Quien nó creyó, nada recibirá; porque precisamente nó creyó; sólo el que
creyó recibirá, en la medida que creyó.
Negar sus propias ideas, es negar la eternidad; las ideas al igual que el
espíritu, poseen libre albedrío; tienen la herencia del Padre; y las ideas
acusan a todo espíritu que las niega.
Toda negación mental con respecto al más allá, dá lugar a futuros
mundos de negación; sus criaturas vivientes, estarán también
confundidos en polémicas sin causa; serán mundos de tinieblas.
Los grandes creyentes del Padre, fueron en otras exsistencias, grandes
negadores; porque todo espíritu nace de nuevo; lo que afirmaba en una
exsistencia, lo niega en la otra; y lo que negaba en otra, lo afirma en la
siguiente.
La organización del mundo materialista, siendo producto de la violación,
fué concebida también en el reino; porque nada se crea sin el permiso de
Dios; la insistencia de los espíritus de probar tal ó cual filosofía es infinita;
y el Creador viendo las futuras violaciones, nada dice; porque toda
criatura debe vivir sus propios errores; si no los viviera, los desconocería;
y no sería perfecto; aunque lo supiera todo; el saberlo todo es relativo a
la evolución; porque nadie en el universo lo sabe todo; sólo el Padre lo
sabe todo; esto se debe a que el infinito se expande a una velocidad que
escapa a todos; menos al Padre; porque es el creador del todo sobre el
todo;...
Fragmentos de los rollos de la CIENCIA CELESTE - Alfa y Omega

II.2- CARIDAD:

LA CARIDAD
Den gratuitamente, puesto que recibieron gratuitamente.
Mt. 10: 8
Cada uno dé según lo que decidió personalmente, y no de mala gana o a
la fuerza, pues Dios ama al que da con alegría.
2 Co. 9: 7
Hay mayor felicidad en dar que en recibir.
He. 20: 35
La caridad como toda virtud, constituye infinitos universos vivientes.
La caridad es eterna porque es el Padre mismo.
En este mundo se habla de caridad, porque se vive un extraño sistema de
vida; un sistema de vida, en que el amor y la igualdad, están en
desigualdad; en todo mundo imperfecto, la caridad es enseñada porque
es necesaria para el avance viviente de tales mundos; si se enseña ser
caritativo, es porque hay egoísmo.
La caridad humana dá porque intuye que la vida misma, como sistema de
vida, es transformable; intuye el espíritu, que la posición relativa de la
misma, tiene que desaparecer; sin la caridad, peor sería el extraño
mundo del oro; cada espíritu salió de un lugar del universo, en que vió y
vivió la igualdad celestial; este recuerdo hace que todos respeten la
caridad.
La caridad terrenal, es caridad influenciada por el interés; es extraña
caridad; es una caridad que no lleva el sello de la igualdad enseñada por
el Padre; la caridad humana se divide así misma; si no tuviese influencia
de las tinieblas, como el interés mismo, sería caridad pura.
La caridad como toda virtud, constituye infinitos universos vivientes.
No se puede ser bondadoso, si a la vez el pensamiento está en el interés.
Muchos que creíais que eran benefactores de la humanidad, descubriréis
que son verdaderos demonios con ropaje de cordero; váis a presenciar, lo
que toda generación deseó presenciar; váis a presenciar, la caída de la
bestia de los mil ojos.
Si sóis bondadosos en la vida, estáis cumpliendo en vuestro carácter, los
mandatos del Padre; una vida bondadosa honrada y humilde, vale más
que todas las riquezas de la Tierra; porque una vida así, entra al reino del
Padre; y los que disfrutaron riquezas y honores mundanos, no entra
ninguno; porque hicieron lo opuesto a la humildad que ellos mismos
prometieron en el reino; son renegados de sus propias promesas.
No robarás; lo que posees compártelo con tu hermano; y así se te abrirán
las puertas del cielo; si fuisteis caritativo abajo, encuentras caridad
arriba; donde la posesión y la riqueza no se conocen; de verdad os digo,
que todo rico que se desprenda de lo que posee demás, verá el Reino de
los Cielos; y el que no se desprenda, nada verá; es vergonzoso para la
trinidad, el estar discutiendo sobre violaciones a la ley del Padre;
violaciones como las de las riquezas; violaciones egoístas, que hacen de
sus autores, a seres indignos de la vida; porque son los demonios de sus
mundos; a donde van estos seres egoístas, siembran la injusticia y el
dolor moral.
La caridad es viviente delante del Padre; habla y defiende al espíritu que
la cultivó en la prueba de la vida; todo defendido por la caridad, tiene un
puntaje celestial inmenso; por cada molécula de lo dado en la prueba de
la vida, el espíritu recibe una exsistencia de luz; en la que puede escoger
el futuro mundo, la galaxia, el universo, y la forma de vida.
Si los hombres se hubiesen gobernado, de acuerdo a las Escrituras
y Mandamientos del Padre, este mundo no tendría necesidad de la
caridad; nadie se preocuparía de dar a otros; porque todos tendrían en
igualdad.
Toda caridad que fué dada a desconocidos, tiene como premio al que
practicó la caridad, tantos puntitos de luz, como moléculas contenía la
caridad hecha materia; la extraña caridad de un rico, no tiene premio del
Reino de los Cielos; porque la riqueza, no la pidió el rico; por lo tanto,
todo rico, está ya disfrutando de su premio; extraño premio; no escrito en
el reino del Padre; la abundancia de los ricos, siempre perteneció a los
pobres; porque todos sabían en el Reino de los Cielos, que sólo se podía
volver a entrar al reino, viviendo la igualdad en los lejanos planetas.-
LA MEZQUINDAD
Todo egoísmo ó mezquindad, hace retroceder al espíritu en su avance
galáctico; es por eso que fué escrito: No se puede servir a dos señores; ó
se sirve al Señor de la luz, ó se sirve al señor de las tinieblas; quien sirvió
a ambos, se dividió así mismo; su recompensa se vé disminuida; en vez
de acercarse al Reino de los Cielos, más se aleja de ellos.
El quitar también se mide y se calcula por moléculas; todo mezquino
tendrá que dividirse así mismo; de su premio de luz ganado, debe
descontar el puntaje de tinieblas; este descuento es uno por uno; es decir
que por cada molécula, idea, segundo, gramo, poro, debe devolver un
punto de luz.
El ser usurero y ambicioso, es propio de los que nunca conocieron la
abundancia; las primeras etapas de un espíritu; los ricos de hoy serán los
espiritualistas del mañana; y los espiritualistas de hoy, fueron los
materialistas del pasado; todo es relativo a la experiencia del espíritu.
La exclusividad es egoísmo; sea en la forma que sea; la exclusividad es lo
opuesto a la caridad;... donde haya caridad, hay usureros; que crean la
necesidad; le quitan a otros, lo que a ellos no les corresponde.
Los que presumían de benefactores, serán demonios delante del mundo.
El Creador inmortalizó el divino término: Sobre esta roca construiré mi
iglesia; fué dicha antes que nacieran los actores del egoísmo humano;
porque toda divina expresión salida del Padre es profética; porque
habiéndolo creado todo, creó también el futuro; en las mismas escrituras,
os puse vuestra caída; y muchos de vosotros falsos profetas, intuísteis
esta verdad; más, callásteis; tanto peor para los pocos honrados; porque
ayudásteis a hundir a otros; de verdad os digo, que más os valdría, nó
haber pedido como prueba de vida, la de ser religioso; porque seréis los
más odiados de este mundo.
Sí demonios de la adoración material, caeréis y soberbios hasta el fin;
seguiréis en otros mundos, con vuestra roca intelectual egoísta; una
dureza que se constituirá en vuestro propio llorar y crujir de
dientes;...desaparecerán vuestros templos materiales; salidos de vuestras
mentes retrógradas; más virtud tendría demonios, que todo ese inmenso
recurso que cuestan los templos materiales, hubiese estado al servicio del
que nunca tuvo un techo; del que nunca tuvo un hogar; porque caridad
inmensa habría en vuestras sales de vida; ¿os dáis cuenta ahora, que sóis
espíritus atrasados? con inmensos recursos en que fuísteis probados, no
debería haber en el mundo ningún abandonado; ¿en dónde está vuestro
amor por el mundo? ¿no enseñábais la caridad a gotitas? de verdad os
digo falsos profetas, que todo pertenecía a mis humildes; les sacábais a
ellos, para volvérselo a dar; engañadores del mundo; el mundo verá
vuestra caída;...El Padre Jehova es muy celoso; no quiere el amor
interesado; del amor de sus hijos, nadie debe lucrarse; y todo el que se
lucró, deberá gritarlo en público; porque al mundo engañásteis; y ellos
serán vuestros jueces.
La soberbia humana prefirió al dios oro; y las consecuencias con toda su
secuela de inmoralidades é injusticias, las pagó la misma humanidad;
más, el juicio final, se impone a todos los seres pensantes; porque el
juicio pedido por todos, sale de un mismo Dios, que está en todos..
Fragmentos extraídos de la CIENCIA CELESTE- Alfa y Omega