You are on page 1of 4

Argumentos a favor del cambio climático

 Argumentos a favor:

Las personas que están a favor del cambio climático piensan que es el cambio
de temperatura el que está provocando enfermedades, provocadas por
desastres naturales como las olas de calor, las inundaciones y las sequías, que
hace que haya sobre unos 150.000 muertes al año en países subdesarrollados.
También, la quema de petróleo, carbón y gas natural ha causado un aumento
del CO2 en la atmósfera que últimamente es de 1,4 ppm al año y produce el
consiguiente aumento de la temperatura. Pero aparte del Co2, hay otros gases
responsables del cambio climático como pueden ser el gas metano (CH4) óxido
nitroso (N2O), Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y
Hexafluoruro de azufre (SF6).
Ya que ellos piensan que el ser humano es el responsable del cambio climático,
creen que hay formas de pararlo como, por ejemplo, utilizando productos que no
aumenten el Co2.

Opinión personal: ante todo estamos a favor del cambio climático.


Pensamos que los seres humanos somos los responsables de este
fenómeno y que tenemos que evitar que los pronósticos no se cumplan,
porque si se cumplieran, ¿os imagináis lo que pasaría como el mundo?
¿Qué pasará con los que vengan detrás de nosotros? Son preguntas que
no tienen respuesta, así que para no preocuparnos, hemos de intentar
frenar el cambio climático de alguna manera, ya que como dice el refrán,
más vale prevenir que curar.

Recientemente, la AEMA daba a conocer un informe sobre el cambio climático


en Europa. Sus responsables aseguran que a partir de 2070 el proceso será
irreversible y confirman la hipótesis oficial de la subida de las temperaturas
globales, defendida por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático de la
ONU (IPCC). Éste, integrado por expertos de más de 100 países, afirma en su
último informe que las temperaturas ascenderán entre 1,5 y 2,5 grados. Los
resultados, que cuentan con "un alto nivel de certeza" según sus responsables,
pronostican que los daños causados por el cambio climático serán mayores y
más rápidos de lo que se preveía anteriormente. Por ejemplo, el informe asegura
que el 30% de las especies desaparecerá. Los expertos del IPCC aseguran que
el cambio climático ya afecta a muchos sistemas naturales, en todos los
continentes y en algunos océanos, y tiene también repercusiones visibles en las
sociedades humanas, aunque de forma menos acentuada. Por su parte, diversas
publicaciones internacionales también avalan la subida de las temperaturas y
prevén catastróficas consecuencias, en algunos casos incluso peores a las
sugeridas en informes precedentes.
GOBIERNO PROMULGÓ LEY MARCO DE CAMBIO CLIMÁTICO
Normativa busca fortalecer el rol del Minam en la gestión y prevención del cambio climático, con
la participación de otros ministerios y gobiernos regionales y locales

El presidente Martín Vizcarra informó


que esta Ley Marco es la primera en
Sudamérica luego de la entrada en vigor
del acuerdo de París del año 2016. (Dante
Piaggio / El Comercio) Redacción EC
17.04.2018 / 06:40 pm

El presidente de la República, Martín Vizcarra, promulgó esta mañana la Ley Marco de Cambio
Climático, normativa que fortalece el rol del Ministerio del Ambiente (Minam) en la gestión y
prevención del cambio climático, con la participación de otros ministerios y gobiernos regionales
y locales.

"Esta ley nos permite mirar con optimismo nuestro futuro y hacerle frente al cambio climático de
manera unida y firmemente convencidos de que un país climáticamente responsable es un país
que crece, que tiene visión de futuro", aseguró en el cierre del GORE-Ejecutivo extraordinario
realizado en el Palacio de Gobierno.

"Esta Ley Marco es la primera en Sudamérica luego de la entrada en vigor del acuerdo de París
del año 2016", agregó el primer mandatario.

- ¿Qué significa esta normativa?-

A mediados de marzo, el Congreso aprobó la Ley Marco de Cambio Climático, iniciativa que
surgió a partir de los proyectos de ley del Ejecutivo y de otras bancadas como parte de la
respuesta peruana al cambio climático.

La ex ministra de Ambiente, Elsa Galarza, calificó este hecho de histórico. “La Ley Marco de
Cambio Climático nos permite mirar con optimismo nuestro futuro y hacerle frente al cambio
climático”, dijo.

El objetivo principal de esta norma es fortalecer el rol del sector Ambiente en la gestión del cambio
climático mediante la ejecución de acciones preventivas. La ley también involucra al resto de
ministerios y diversas entidades del Estado, como los gobiernos regionales.

La ley establece obligaciones puntuales en las regiones y en los sectores, con lo cual será posible
definir acciones concretas de adaptación y mitigación, reduciendo la vulnerabilidad del país por
medio del aumento de la capacidad adaptativa de la población, los ecosistemas, los sistemas
productivos y la infraestructura.

Fuente: El Comercio
LOS ASOMBROSOS ARRECIFES DE CORAL CAPACES
DE SOBREVIVIR AL CAMBIO CLIMÁTICO
Las noticias sobre los arrecifes de coral parecen siempre
implacablemente sombrías. En todas partes se están
blanqueando y extinguiendo, incapaces de soportar los
estragos de unas aguas en rápido calentamiento. O en todas
excepto en el norte del mar Rojo, donde parece que una
enorme región de arrecifes excepcionalmente resistentes
sobrevivirá a temperaturas muy superiores a las normales en
la actualidad.

En este sistema de arrecifes, los humanos podríamos aprender lecciones que nos ayuden a
proteger otros. Y el norte del mar Rojo podría convertirse en algún momento en refugio: un lugar
en el que, aunque los corales de otras partes hayan desaparecido, las especies y las
comunidades de arrecife logren sobrevivir hasta que llegue el momento en el que puedan volver
a extenderse. Es un lugar extraordinario. Solo hace falta protegerlo.

“La importancia global de este refugio radica en su tamaño”, afirma Eslam Osman, biólogo marino
de la Universidad de Essex. “No hablamos de pequeñas bolsas de resistencia como las que se
habían registrado con anterioridad. Hablamos de 2.000 kilómetros de un sistema de arrecifes
continuo, con alta diversidad y muchas especies endémicas. Se trata de una escala enorme”.

En un estudio publicado en Global Change Biology, Osman y sus colaboradores comparan


registros de la decoloración de los corales –en el que estos expulsan las algas que viven
simbióticamente en su interior, se vuelven blancos y a menudo mueren a continuación– en el
mar Rojo con las temperaturas de la superficie de este mar entre 1982 y 2012. El equipo de
Osman concluye que, a pesar de los prolongados periodos de calentamiento, “el mar Rojo
septentrional no ha experimentado una decoloración masiva”. Lo mismo puede decirse del
calentamiento extremo provocado por el fenómeno de El Niño en 2015-2016, añaden, cuando
“la decoloración se limitó al mar Rojo central y meridional” a pesar de que las aguas del norte
estaban aún más calientes. Las pruebas de laboratorio subrayaron además la resistencia de los
corales septentrionales.

La medida de su resistencia puede entenderse observando una unidad denominada ºC-semana,


que combina la temperatura y la duración en una cifra que los científicos emplean para medir el
estrés calorífico soportado por los arrecifes. Lo importante aquí no es la fórmula exacta, sino la
comparación: mientras que por lo general los 4ºC-semana causan decoloración en los corales, y
los 8ºC-semana van seguidos de mortalidad masiva, los corales del norte del mar Rojo
soportaron 11ºC-semana y 15,1ºC-semana con un daño mínimo. Incluso los 18,9ºC-semana
ocasionaron solo una decoloración moderada.

Esto podría deberse a una historia evolutiva adaptada al calor, opinan los investigadores, y a
patrones de viento y flujo de aguas específicos, que parecen atenuar los efectos del
calentamiento. Sea cual sea la explicación, “toda la región norte podría servir de refugio a los
corales constructores de arrecifes frente a las anomalías medioambientales en tiempos de rápido
cambio climático”, afirma el equipo de Osman.

En los actuales supuestos climáticos, “el norte del mar Rojo será el último en decolorarse”,
remacha Osman. “Sostendrá vida mientras otros arrecifes desaparecen”. Pero aunque puedan
soportar aguas más cálidas, otras actividades humanas, como la destrucción del hábitat y los
desequilibrios ecológicos causados por la pesca excesiva, siguen representando un peligro.

Aunque en este momento los arrecifes conservan su salud, advierte Osman, y los de la costa
egipcia se han beneficiado del descenso del turismo y la pesca tras la Primavera Árabe, la vuelta
del turismo hará revivir esas presiones.

Fuente: El País
LAS OLAS DE CALOR MARINAS AUMENTAN UN 50% EN EL
ÚLTIMO SIGLO
Es un efecto del cambio climático que hasta ahora no se había examinado a escala global.
A principios del siglo XX la temperatura oceánica sufría 30 días de calor extremo, pero ahora
sufre 45.
Las olas de calor marinas pueden suponer la muerte de invertebrados marinos y cambios en las
rutas de los peces.

Las olas de calor marinas se han incrementado en un 50% durante el último siglo, con un efecto
devastador para los ecosistemas, divulga un estudio de la Universidad de Australia Occidental
(UWA, por sus siglas en inglés).

Los investigadores advierten de que estos efectos extremos serán más frecuentes y tendrán una
mayor duración como resultado del calentamiento global, un efecto que no había sido examinado
a escala global con anterioridad, según apunta en un comunicado el organismo educativo.

El estudio, publicado en la revista Nature Communications, se basa en la observación vía satélite


de las temperaturas oceánicas y los registros históricos durante los últimos 100 años. Thomas
Werberg, coautor del trabajo, resalta que los ecosistemas marinos usualmente sufrían unos 30
días de calores extremos al año a principios del siglo XX y ahora experimentan 45 jornadas.

"La exposición extra a un calentamiento extremo tiene un efecto perjudicial en la salud de los
ecosistemas, con impacto en la biodiversidad, así como las actividades económicas incluyendo
la pesca y la acuicultura", apunta Wernberg, doctor del Instituto Oceánico de la UWA.

Las olas de calor marinas, en referencia a los periodos prolongados de temperaturas


inusualmente altas en la superficie oceánica, pueden suponer una pérdida prolongada en los
bosques de algas, blanqueo de los corales, la muerte de los invertebrados marinos y variaciones
en las rutas de los peces. Wernberg pone como ejemplo la situación actual de la costa de
Australia Occidental, donde la muerte de corales y algas y la posterior migración de los peces
han supuesto el cierre de importantes caladeros para la economía local.

"Debido a la probabilidad de que continúe el calentamiento de la superficie oceánica a lo largo


del siglo XXI y el incremento de la tendencia en las últimas décadas, podemos esperar un
incremento futuro en las olas de calor marinas con un impacto económico y ecológico substancial
para nuestro océanos", agregó el experto.

Fuente: 20 minutos