You are on page 1of 8
i Geenko cele afcng Rote Han get Aenegiiae Abel 1968 Rerare. he Foe Rilo EL Ascenso det seo Gozitez provacé una osc lacion de cargos. Gainza pasa Exterior de segundo jefe Borda se qued en "Londres-Parts” como encargadode la mesa: a Comejo fo mandaron a Corresponsales de primerausliarcon uso de rma. Acufa estuvo dos das en “Compras Paris" y volvé a Contaduria, . Romeu y yo pasamos « Utils, al Paraiso”. como le deciames, no porque aquella tuviese ef encanto que teniael socorrido jardin habitado porlosangelitos, sino porque la oficina estaba en la cipula de la esquina. El piso de la cipula quedabe al ras de la azotea. Era un, espacio amplio, sin divisiones, con cuatro grandes ventanales y una Unica puerta de entrada, por cuya abertura podia verse Ia estacion terminal de les ascen- sores, aunts reinta metros. Lactipula estaba comple- tamente aslada. Afuera la azotea, sin teches ni tos: Jos dias de luvia era un problema salir a furnar, pues teniamos que correresos teinta metros sobre baldosas resbaladizas, “La Pesta” —una kinda vendedora de —| “Lajettes— se cayo una ve de bruces con un montin dclipcesyanotadores que aeabibamos de ensegal. tes dase tua —de ua nto mejor permane: Glamos anvoranco os ascensores col secret expe. Sana de ver sls a cualquiera que tuvare que vera ‘Seupula Braun espectdculoy lo deseabares porque ohebia te Ani iene Acuna! Woe amontondbamos todos cerea dela puerta: seiamons Acuna lsponerseacorrr abrir el paragus Tnperar a corer, dtenere,luchar on el paraguasy Somclwentojyase le ompldel paraguas!~, volver a ore. y legarjadeanteymjadoala eupula,dondelo feellamos con inocente leg, una coquna de i sla Dabla una incOooda cscletada carnal queconduciaaotapieza riba tcehor, la lamdbanno All en “el txho™ egaba el Deposit la puerta lempreceada con candado, se hv con las ates que Kevaba consga el ele efor “TOTTE|jle nos do trabajo a Romeu y mi. Cada diez annus se acreabaa cars abaar- Bran e253 Sencllas, tices corientes, ys haciaos Ben. Pero ‘Sotmpora fo fuelon dele gar el trabajo de sus mplendoo, Ele se aprosimaba Y nos dela fo que tenlames que hacer, aque ya sablanos que dbiamos SIET, preroqueacivertien a Oficina de Uses face stenctrunsivnciomolesto,comparto large, neroso Trroence que como hamedad se haba aberido aos tnueblesa lowes sent slenco: una Numedad mpragnaba hasta lar sime pareiaa veces — SSopemerasdias--auemlproplopensasnent, lugar re ee sin vor.en mi cerebro, retumbase com estrépito escas aloso en la quietud dela oficina, Cerca del nacimiento de Ia escalera de earacol, Uabslaba el sefor Torre, En una mesa sola, edosada al ‘muro de ladril, en silencio, Rillodeun lado y Julio de ot. esribian. La tercera mesa era donde, en silencio, escribiamos Romeuy yo. Estabamos contra elventanal de la calle. de la calle que coria abajo, mis abajo {odavia, sis pisos mas abajo. scribiamos en los libros media hora, una hora, Después deabamos la lapicera y nos amos al lavato- Mo a furnar un eigarnii, ‘Sthabia que atender un pedido de atles, el sear ‘Torre se levantaba y, sin mirar a nadie, decia, gntaba mas bien: —iSehor Rill Rill selevantabay subiaaltecho, Detras, subia et Jefe. Sihabla que bajar Gules de mucho peso otamafo. ‘subia otro empleado mas, =iSenor Lagos! ‘Bueno; ahora me tocaba a mi, 'Bajabamos los utes indicados en la planilla que tenia en sus manos el senor Torre 20 anotadores Formula 31." 3 cajones piumas Lanza R* “Un Mayor S* “Un Mayor B.~ Y seguia la lista, Colocatamos los tiles sobre Ia mesa mostrador, +¥a los habiames contado arriba, en el tech, at bajarios. No importa. Abajo se contaban otra vez, Desputs. el “contra. —iSefior Rilo, cuantos anotadores hay! a =x eR 3 El sefior Torre preguntaba. pero era demasiado cenérgicayagrala frase para er encerrada dentzode os Aamables signs de interrogacion, —iSehior Rilo, euintos anotadores hay! Seis paquetes ytreinta sueltos. ‘Vuelta a subir al techo y vuelta a contar, para ver si. efectivamente, hablendo babido—segin el ibro de Endstencias—seis paquetesy weinta sueltos,quedaban seis paquetes y diez sueltos después de sacar veinte fanotadores, “Seftor Lagos, haga el debito! — efor Rll, revise la operacion del seior Lagos! Sefior Romeu, asiente la partida expedidat |Sefior Lagos, reise la “salida” de Remeu! Después de tantas rulias revisaciones, vents éh ‘hacia otra ver! las mismas operaciones y ponia unas ‘ides en os libros y boletas. El senor Torre vivia en el permanente temor de equivocarse en la entzega de ites, Los sabados hacla- mos un balance parcial: controldbamos —otra, otra veo los pedidos satisfechos durante la semana. Ei ‘sabado ingles, para nosotros, legaba hasta as cuatro y las cinco dela tarde, Rill tenia el Ubro de Entradas. Rome el de Sal as, yoelde Estado Diarto.JuliteeldeExistencias, illo traalto, lacs, palidoy muy nervioso. Pero se fbatodoen palabras, Tenia un mechén rebelde: estaba siempre ‘echindoselo sobre la convexidad capllar ‘Cuando no estaba en la oficina el senor Torre, ccharlabamos, relamos, Jugibamos, nos vengabamos del silencio. ‘A {Usted no lo conoce al sefor Torre? Es un miserable, un hipderta. un jesuita, un falso! (St lo & a = noaso yo Con su ts, para sons: con mast ara de perro Ami mela tiene urna porque una vob fun agit de press Corts Comet fia... Buenu; él me eché la culpa a mi . habia contado mal. nana Romeu mira y sone. Tena a lpi ola la apcera en Ie boca y Ia mordia cons lene amar beans aril y picados “Como ef, pain ser por ~ijo Jato, rend. te gusta se, cones ost! Clare qu posia ser peor. ero vaya un conse! eda la Casa ene ‘bid inglés steele ae quednlos baton hata is inc y st despues co ay tae Sulit rea, pencipo " sxtrpreté mala sa de isnt loquehabiaeraqueJulitoconccabien a Ril ¥ lo encencia Io contadeia, para velo atcona: fngjrse. to cual constula paca e un fegpehante espectaculo. ~ conta! Sse cuentancien vets os tlesy se sevisan veces lasboltasy is andtaciones Casts alances al mest Donde se ha vst? Cuando estaba Pazos dees aul se pacabn ol dia haciendo cabins ara la ret ye hipotrome, lindo jt! oom, ue rena un pede? Po, aienda es" Yo seen “Cont en, Rilo? ¥ frmaba, ih tas Yo creo quz esa bene ontol—Ho con a (fol Io contradela ~iPeco si antes Pazos y yo nos bastabames! ‘nunca fako nada! ve a Vinosalseor Tore, vinendobacalaoiina Pero