You are on page 1of 10

)E LEON, Beatriz (1993): El sustrato contpartido del.a interpretación.

bnágenes, afectos
y palabras de la experiencia analúica. Presentado en el 38" Congreso de la !.P.A.,
Focalización y Psicoanálisis*
i\msterdam, 1993.
_lJTENSTEIN, Marcos (1976): Sobre la noción de teoría en psicoanálisis. Revista lléctor Fiorini
Uruguaya de Psicoanálisis. N" 55, pág. 381-388.
;TERN, Daniel ( 1985): 171e interpersonalworld ofthe infant. BasicBooks Publisbers, NeW
York, 1985.
'

P/7~. ·Jt.;~t~'«Lº. r~~(. ;~k'b( ~~


José Bleger solla decir que cuando se proponía teori1.ar, su Íema personal era
algo así como esos carteles que se observan en los edíflcios eu obra: "en

'~
li bf.J(l.t VUlu, ! . /
construcción". Eso le ayudaba a investigar y a revisar pennanentemente tanto sus
premisas como sus conclusiones. Este será también el punto de partida para una
@1J;v j99f' reflexión sobre el entorno del tema de lloy. ¿Es el Psicoanálisis un modelo en
construcción, o se trata de un saber acabado al que hay máS bien que proteger en
su pureza?
Sentar posición al respecto es no solamente una actitud ética, sino además un
modo de concebir la práctica clfnica. El Psicoam\lisís, en singular, es en cierto
modo una entidad mítica, porque lo que circula por el mundo son diversos
psicoanálisis. La idea de un Psicoanálisis invoca el supuesto de que en algtln lado
hay un saber ya constituido y decantado.
A pesar de las vigilancias pretendidamente oficiales para ese saber que se inicia
con una obra extraordinaria como la de Freud, no se ban podido evitar las
divergencias y las disidencias que hacen que no haya uno sólo en el mundo, sino
varios.
Hace algunos años, le preguntaban a Pontalis, connafsseur como muy pocos de
la obra de Freud, si era apropiado hablar dela teoría freudiana, esto es, si existía
unidad en lamisma. Y surespuesta fue taxativa: "no, nopodríarnosdecirquelaobra
es una, hay varias te01ias en la obra de Freud en desigual estado de desarrollo". De
modo que tampoco la obra de un autor se 1111ifü;a formando un bloque compacto,
sino que por más que tenga un sello propio, es generalmente plural en sus
desarrollos.
El hecho entonces de que haya varios psicoanálisis es parte de un problema
epistemológico más amplio, según el cual se suele afumar que en las últimas

* Adapt.aci6n de 1a conferencia homónima dictada en la l" Jornada Científica de Agora.


Montevideo, noviembre de 1992..
Revisión y adaptación: Jorge Rivera..

~
52 83
décadas posiblemente están en cuestión las grandes síntesis ti;óricas, tal como lo Podríamos remonwnos hasta los años 30, cuando en el Instituto de Psicoaná·
están las grandes síntesis ideológicas, aquellas que preteI)dían la posibilidad de lisis de Cbicago comenzó la investigación clínica de Alexandery French, quienes
construir modelos de validez universal. coordinaron un equipo técnico que trabajó sobre casi trescientos pacientes
Se ha abierto el camino a mi plur;ilismo de búsquedas, de pensamientos, y de ambulatorios.
soluciones. Si bien la obra fundadora de Freud da una serie de criterios básicos. Era la primera vez en la historia del psicoanálisis que se estaba trabajando con
importantes para entender ciertos modelos posibles del psiquismo, estos no son los una población amplia. Y sorpresivamente se encontraron con que la mayoría de los
únicos. La co-existencia de varios psicoanálisis hace que en el mundo baya pacientes no venían abiertos a cualquier búsqueda sino con un motivo de consulta
psícoanalisias que piensen que las psicoterapias pueden ser soiamente abiertas y más o menos circunscripto. Ese motivo de consulta muchas veces radicaba en cierto
de tiempo indefinido, y dirigirse siempre sólo a los conflictos básicos del síntoma o cierto problema que para el paciente asumía el carácter del conflicto a
inconsciente de cada sujeto; y también que se desarrolle otro psicoanálisis y otros enfrentar. Este ereia que de trabajar en torno a ese problema, si Jos médicos
psicoanalistas que han pensado que es posible configurar además procesos lograban aliviar el sufrimiento que le provocaba, serla suficiente.
terapéuticos don(!(: la búsqueda no apunte necesariamente a la globalidad de los Es un hecho que también hoy nos sucede a cualquieradenosotros cotidianameme;
conflictos inconscientes, sino que puede ser temporariarnente sectorizada. más de un paciente de los que nos consultan muestran escaso o ningún interés por
Sabemos que no existe entero acuerdo en relación a la alcurnia psicoanalítica conocerse de manera amplia y a la vez profunda. Si bien cualquier analista por
de estas últimas, pero sabemos también que a!o largo de lallistoriade la humanidad propia experiencia podría pensar que es deseable que todo el mundo se conozca lo
muchas búsquedas, tanto en el orden técnico como en el científico, no encontrar0n más posible, no toda la población Jo cree asf. Algunos por ejemplo conciben Ja
total aceptación en la comunidad profesional de su época, y sín embargo a menudo consulta a la manera de la medicina tradicional; en la que la persona no va a
consiguieron demostrar su validez y sobrevivir por sus propios valores. consultar por todo su organismo sino por aquella parte del mismo que de algún
La idea de focalizar diCha búsqueda, plantea pues· desde el comienzo una modo señala su desorden. De modo que si dicba parte se alivia, no se hacen
cuestión teórica i¡nportante: si el psiquismo de cada sujeto remite a una red muy preguntas por la salud integral. Es que la Salud como problema global es un asunto
vasta de sentidos que desconocemos y que no son previsibles en su ramificación, relativamente reciente y guarda relación con los llamados enfoques holfsticos; lo
¿cómo podría ser que sea válida una exploración relativamente delimitada? .. tradicional en occidente es que la medicina trabajara sobre el motivo de consulta.
Ocurre que pensar en u!Jaredramificada en todas las direcciones, es pensar sólo De modo que es con ese modelo de problema= motivo de consulta, que nosotros
en una zona del psiquismo, topográfica, que remite a Ja estructura del inconsciente. somos habitualmente requeridos en hospitales o en el consultorio privado. A
Pero hay varias razones para de1emúnar que la ramificación no sea ilimitada. En menudo, la persona viene por algo concreto que Je pasa.
primer lugar, porque todos los-fenómenos de fijación van acotando las cadenas de Uno de los primeros casos tomados por A!exander y Frencb para estudiar el
significación. Pero además, porque hay una organización yoica que es defensiva, problema focal, es el de un hombre que consulta por dolores de estómago muy
·Y que resiste al ])echo de que baya una zona capaz de disparar sentidos en !odas fuertes, que presenta primeramente a su médico clfnico porque cree tener daño
direcciones. Y esaort¡anización resistencia!, defensiva, va tabicando el psiquismo, gástrico. Cuando llega a la consulta con French, este empieza a explorar la situación
creando desfiladeros. Eso no es uu mar, si bien la idea del ello como un mar puede en la que emerge el dolor de estómago y encuentra que casi siempre aparece
y ha sido formuli!cla. De manera. pues que en todo momento encontramos después que este paciente visita a su mamá y discute con ella. Es decir que hay una
fenómenos de ligazón, de atadura, de canalización. La organización entonces, tiene relación muy clara entre peleas con la madre, y dolor de estómago, cosa que no se
una estructura de laberinto; bay caminos de pasaje y hay paredes donde uno choca reitera en relación a otros conflictos interpersonales. Entonces trabaja un tiempo
y no puede pasar. De manera qne la búsqueda tiene lugar siempre en el interior de en torno a aclarar la relación entre la agresión y el dolor gástrico y el problema va
un laberinto que el psiquismo ha ido construyendo, como condición necesaria del cediendo, en Ja medida que se constituye un espacio para dar cuenta de la agresiva
desarrollo. relación que este hombre mantiene con su madre. Alcanzada una mejoría en el
¿De dónde viene la idea de concentrar la búsqueda'! En primer lugar. de los vinculo con ella, que se traduce en una cesación de sus dolores gástricos, ese
pacíenies. Antes que se la plantearan los analistas la ha planteado la propia clínica paciente considera que el servicio ha sido cumplido, porque él
ni toda la relación con su madre. ni otros aspectos des u vida, que le hubieran llevw.1"

84 85
r

~
posiblemente años. Si le permiten aliviar su dolor de estómago, él siente que el modo que las psicoterapias focalizadas no tienen una indicación universal, porque
psicoterapeuta le ayudó muchísimo y se va muy contento. Incluso es posible que no toda problemática admitirá ser focalizada. En algunos casns, focalizar es lo
le haga propaganda al trabajo en salud mental porque a su modo de ver, esa labor indicado; en algunos otros, no lo es. En algunos casos trabajar con un esquema
ha sido todo un éxito. ' abierto y sin límites en el tiempo es lo indicado; y en algunos otros ttabajar con ese
Sin embargo, la complejidad de la visión que tiene un psicoanalista o un 'I mismo modelo no lo es.
psicoterapeuta con formación psicoanalítica determina que sistemáticamente Tengamos en cuenta entonces que este nn es un instrumentn para toda situación
cuando se le pregunta alternativamente a éstos y a sus pacientes sobre qué grado de consulta. Si bien cualquier consulta podría ser focalizada por el propio paciente,
de éxito han dado las terapias, siempre sean más optimistas los pacientes. Dice el que trabajemos o no focalizadamente va a depender de consideraciones técnicas,
Malan, al cabo de su amplia investigación en psicoterapia focal, que esa creencia que deberán ser definidas por nosotros en cada caso. Por ejemplo, no es factible
"conservadora" que lleva a los terapeutas a creer que se ha logrado poco, tiene que ttabajar focalizadamente en tomo a las problemáticas del orden de la perversión.
ver con un modelo perfeccionista de su praxis, según el cual sólo sería posible lograr Una consulta por una bisexualidad es demasiado abierta en sí misma; la búsqueda
algo realmente efectivo y duradero cuando se hubieran analizado exhaustivamente puede suponer bucear en todas las áreas de la vida del sujeto, y no simplemente en
todas las áreas de conflicto que alguien tiene. su comportamiento sexual, porque probablemente lo que subyazca en un caso as!
Ahora bien, contrastando con nuestra percepción más habitual, los pacientes sea un trastorno de la identidad. En cambio, si esa misma persona consultara porque
esperan que la intervención tenga cierta delimitación del problema, que se refleje tiene problemas de orden laboral, y no.sabe qué pasa que periódicamente pierde
por ejemplo en el tiempo a destinar al tratamiento. También encuadrado en el su 1rabajo, es PQSible que se pueda focalizar el abordaje.
modelo clínico-médico, el paciente supo!le que el mejor médico es el que cura en También puede suceder que un trabajo que empieza como focalizllble, desem-
menos consultas. Es decir, que en lamedicinabay una tradición de eficacia que está boqueen un encuadre abierto y sin limites en el tiempo. Potejemplo, si este hombre
en relación inversamente proporcional al tiempo de la cura, operando como nos consultara por un problema laboral y unos meses después aparece su proble-
variables de una ecuación. Es un asunto por otra parte que en la medicina actual, mática de orden bisexual, es posible qlle esa terapia cambie de direccióp y lo que
lejos de haber desaparecido, más bien se ha ido exacerbando. Porotro lado inciden e,mpezó siendo muy concentrado se abra y se vuelva progresivamente ramificado.
también todas las cuestiones de orden económico y de organización de la vida No hay pues lllla teoría de la técnica que tengauna aplicación universal, que
·cotidiana que se ven condicionadas por la psicoterapia, dado que esta requiere de sirva para todos los pacientes y a lo largo de sus vidas. Generalmente ocurre que
· :un gran esfuer.w tanto económico, como temporal por su extensión, a diferencia los diseños de cada una de las escuelas han sido configurados a la medida de cierto
d~ la celeridad de la consulta médica. Son asuntos que juegan un papel de peso en
tipo de pacientes, cou los que pueden conseguirse resultados terapéuticos estima-
láópiúión de nueslros pacientes sobre la propuesta terapéutica del psicoanálisis y bles. Entonces lo usual es que tras logr¡¡rser eficaces con ese tipo de patíenles, den
sus derivados, y que favorecen la inclinación de algunos de ellos por una búsqueda un salto de la parte al todo y pretendan que su aplicabilidad es universal. Pero la
especifica en lomo a los conflictos reconocidos como tales. diversidad de situaciones clínicas que se nos presenta cntidianamenre, requiere en
Es en torno a esa propuesta de concentrar la búsqueda que aparece histórica- consecuencia de nna diversidad de técnicas de abordaje.
mente laideade focal izar. El concepto de foco, si bien tiene un origen muy longevo, Esta concepción que sustento tiene un "inconveniente": no puede crear
nos llega al psicoanálisis desde la óptica básicamente. Con una lente biconvexa, fundamentalismos, obliga a investigar; no puede crear partidarios de una verdad
supuestamente terminada. Entonces ¿cómo vemos, por ejemplo, el modelo freudiano
hacer foco es lograr una imagen nítida en un punto donde convergen los haces
a la luz de esta manera de pensar la técnica? Pues como nna obra abierta, "en
luminosos, y que se llama precisamente punto focal. El foco es pues un Jugar donde
construcción", que demanda volver a ser puesta una y otra vez en estado de trabajo,
se cnncentta la luz. En ese sentido, enfocar (focalizar diríamos más bien nosotros
En consecuencia, cuando focalizamos, al igual que cuando operamos a la
en psicoanálisis) apunta a concentrar. la luz en un punto, o en una zona.
manera clásica, debemos asumir que el éxito de este enfoque no está asegurado de
¿Contra qué lucha esa concentración? Contra su opuesto, la dispersión, la
antemano, y requiere de una cuidadosa sintonía con la clínica. Se trata siempre de
extrema ramificación de la mirada. ¿Y qué ocurre en la clínica?. Que bay
una opción técnica, que debe estar fundamentada en presupuestos clfnicos, y que
situaciones que admiten concentrar la mirada, esto es,focali.zar. Y hay situaciones
supone necesariamente descartar al menos de modo temporario el empleo de otra
que son muy ran1ificadas por naturaleza y no admiren concentrar la mirada. De esttategia terapéutica.
86
87

'--3
Cuando focal izamos, concentramos la atención en cierto conflicto que aparece etc.; allí voy a poder entender la fantasía inconsciente del vínculo, cual es el
en primer plano. Si aquel paciente de Alexander y French antes mencionado se fantasma que se juega en una pelea, y por qué ello deriva en que "le ataca'' el
presentaba a través de su dolor de estómago, no era cuestión de creer ingenuamente estómago. Sólo preguntando mucho por ese manifiesto que es la pelea, podré hacer
que el síntoma agotaba la cuestión; se trataba de hurgar detrás de dicho dolor, que suficientes inferencias sobre lo latente. Cuando no se tiene esta concepción de la
en ese caso resultó ser un conflicto en la relación con su madre. Pero tampoco era relación entre lo manifiesto y lo latente, el analista no pregunta nadJJ. porque cree
cuestión de lanzarse a una búsqueda en todas las direcciones como si esa fuese la que cuando le hablan de un asunto él ya sabe que se trata de otra cosa y le basta con
única alternativa. De modo que si bien nos corresponde sostener cierta dirección interpretarlo. La práctica freudiana sin embargo ha sido fundamentalmente
en esa búsqueda, esta no puede ser rígida. Podemos pensarlo como la clásica interrogativa, hacia el paciente, y hacia sí mismo. Los historiales clínicos de Freud.
relación figura-fondo; al foca!izar hacemos figura en cierto conflicto, pero ilustran sobradamente como se interesa por averiguar todo al máximo detalle. De
escuchamos a los otros como fondo. Los demás conflictos hablan desde el fondo ahí que si Dora se encuentra con el señor K en un lago y luego al bajar una escalera
mientras que el conflicto que aparece prevalenremente activado en ese momento se chocan, él pregunta cómo se chocaron, qué parte del cuerpo se rozó; porque todo
eso que es manifiesto hace a la organización de una situación latente, fantasmática.
insiste en hacerse figura, pasara primer plano. Es al que siguiendo aFrencb, aBalint
Por eso, en una misma línea con el espíritu de la exploración freudiana, Gilles
y a Malan llamamos cor¡flícto focal.
Deleuze plantea que Jo profundo está en las articulaciones de superficie.
En este punto quisiera comentar un par de aclaraciones teóricas y técnicas que
La cuestión por lo tamo, más que decidir que hay unmundo que no importa y
venían desde Alexander y que mantienen todavla gran significación en el desem-
otro que sl importa, es ver la manera como se cruzan los mundos en el síntoma.
pefio clínico. El decía: "... cuando nosotros le damos una interpretación al paciente,
Piera Au!agnier, afirma que en una crisis han chocado un deternúnado
tratemos que guarde alguna relación con el motivo de consulta". Es decir, tratemos
acontecer con un determinado fantasma, y en ese cruce es donde se ven aparecer
de que nuestra refommlación dinámica del problema no esté muy lejos de lo que los fenómenos clínicos que son motivo de consulta. Es decir que tengo que saber
el paciente ve como ta!; que io !ate11te que nosotros formulamos no eslé múy lejos mucho del acontecer para entender c6mo, por qué y con qué fantasma se cruzó.
de lo manifiesto para él. En cambip si le hablamos al paciente en ténninos ajenos Todos los detalles que yo tenga sobre los acontecimientos que dieron lugar a un
a como él representa su problema, este se irá. Y nosotros necesitamos que el sfntoma me van a servir para entender y hacer mi construcdón hipotética sobre cual
paciente es.té aliado en nuestra búsqueda. Hay incluso una cierta negociación para será el fantasma inconsciente que ha sido detonado en la situación.
que haya alianza terapéutica, que tiene lugar entre la visión del paciente sobre sí Presentaré entonces una situación clínica que espero sirva de ilustración a las
mismo y la. del terapeuta. Es como si el paciente dice A, el terapeuta piensa B y ideas que intentaba trasmitir hace un momento. Se trata de una consulta en la que
entonces lo que h;iy que negociar como alianza es el espacio A-B. según mi punto de vista se debía trabajar focalizadamente. Propongo valemos del
Hay corrientes en psicoanálisis, sin embargo, que tienen !Oda una tradición caso además para preguntamos cuán eficaz puede ser el abordaje focal y para qué
autoritaria en la aplicación de su método, basada en el supuesto de que el paciente sirve su empleo.
no podría ser capaz de discernimiento, en virtud de que larafz de su problema sería El paciente en cuestión llegó a mi consulta ya encauzado por diversos factores
esencíafmente de naturaleza inconsciente. que enseguida veremos. Pero aunque quien le derivase diera por sentado que el
No se puede establecer un corte tan estricto entre lo inconsciente y lo que no abordaje apropiado era este, o aún a primera vista yo mismo lo confirmara, uno
lo es, entre lo latente· y lo manifiesto. No son entidades astronómicamente necesita siempre explorar el texto y el contexto de su vida antes de tomar una
distanciadas. Lo manifiesto también importa mucho, porque es en !o manifiesto decisión respecto a Ja técnica.
donde habita lo latente.En los detalles de las situaciones que el paciente nos relata, Mi vinculación con dicho paciente se inició del siguiente modo: recibí un día
radica lo latente. No es que lo latente existe en Marte y lo manifiesto en la Tierra. la llamada de un colega y amigo personal, didacta de la Asociación Psicoanalítica
Parece completamente obvio lo que afirmo, pero a menudo observamos como Argentina, quien me comentó algo más o menos asf: "mirá, tengo que mandarte a
ciertas orientaciones del psicoanálisis proceden como si lo ignoraran, por ejemplo un viejo amigo que necesita tratarse pero nunca quiso ver a un psicoanalista. Así
por la vía de descalificar la autoridad del paciente sobre el saber sobre sí mismo. que pensé en vos, a ver si a lo mejor podés plantearle algo que no se parezca tanto
Entonces, si le pregunto mucho al señor del dolor de estómago por cómo es !a •¡ a lo que le indicaría cualquier analista convencional". Esa fue pues la lk;,,,, ·
pelea con su madre, cómo ocurre, qué se dicen, cuán afectado queda luego cada uno, explicita en la derivación: ¡que yo no me pareciera tanto a otros colegas!

88 89
AI recibirlo, días más tarde, me enteré que se trataba de un alto ejecutivo de una temporal favorece la restitución de un equílibrio necesario respecto de la teoría,
compañia aérea internacional. Llegó formalmente vestido, de traje y chaleco, quien presupone una atemporalidad del inconsciente. Porque si el inconsciellle es
como de uniforme. Lo noté muy circunspecto, muy defendido, como pendiente de atemporal, el sujeto no. Esa es la gran diferencia.
qué le pudiéramos hacer a!JI dentro. Al presentarse, empezó hablando de su i Entonces, volviendo ami paciente, empiezo a preguntarle por su historia. El es
pertenencia laboral a la mencionada compañía; luego agregó que estaba casado 1 parco, trata de no decir nada de más. Para él en un comienzo sólo se trata de un
hacia varios años, que su edad era 49 y la de su mujer 44 años. Mencionó tener dos insoportable problema de su estado de ánimo. Es como si me dijera: "bueno, ahora
hijos varones, de l l y 9 años. También confinnó desde el primer encuentro algo resuelva esto usted, porque yo ya he tenninado".
que mi colega me babia adelantado telefónicamente: que era muy probable que en Insisto, y lentamente me comenta que es el menor de once hermanos, que
pocos meses más fuese comisionado en el exterior, por lo que su tratamiento, de proviene de una familia tradicional, de un país latinoamericano, como sí fuera Pení
llegar a iniciarse, no podría durar demasiado tiempo. o Ecuador. Me dice también que en su patria tiene su sede central la empresa aérea
Cuando le pregunlt si sabia qué cosas lo hablan llevado a sentirse tan mal, dijo de la cual él es actualmente uno de los ocho gerentes más importantes del mundo.
no tener idea; "no sé por qué es, pero le aseguro que nunca en mi vida estuve así; Cree no haber estado casi con su familia, a los 18 años emigró a otra ciudad por
yo siempre fui una persona optimista, me ba ido bien, disfrutaba Jo que hada, y razones laborales, y y¡¡ a los 22 estando empleado en esta misma empresa fue
ahora estoy hecho un idiota. No valgo nada, lloro por cualquier cosa. Me conüsionado fuera del país. Desde entonces a su familia de origen la ve una vez por
desconozco" año.
De paso, esta presentación sirve de gula también para empezar a pensar cómo Al preguntarle por su familia actual, tampoco aparecieron datos críticos. DijG
aproxÍI!lJlrnos a alguien que emplea un lenguaje poco affu al nuestro. Porque él no estar casado. satisfecho con su familia, sentirse orgulloso de ella. Debería estarle
diCe tener un conflicto, sino "no valgo nada", "estoy hecho un idiota", "me agradecido a la vida, todo le ha rodado magníficamente, y punto.
desconozco"; Yo debla insistir. Después advertirla que su resistencia a dar detalles obedecía
-¿Nunca pasó por un estado semejante?. ·"No, nunca; nunca en mi vida". a evitar mostrar su depresión. Es decir, le era muy difícil ver daliada su imagen ante
Esta respuesta me parece clfuicámente muy importante. Si una persona un desconocido, cosa que siempre debemos tomar en cuenta en la situación de
experimenta un estado psicológico que nunca ocurrió antes, uno debe preguntarse: consulta. Nosotros somos unos ílustres desconocidos y sin embargo le estamos
.¿qué pasará entonéesaboraque antes nobaya ocurrido?. Sobre todo es una pregunta pidiendo a alguien que nos abra de par en par su intimidad. rlay que entender y
muy importante para la clínica porque desde el punto de vista de la teoría. en el admitir esa resistencia inicial al desnudo psicológico.
psiquismo todo lo que pasa ahora ocurrió a11tes. Entonces supuestamente desde la Le pregunté por su salud, y todo cuanto respondió fue que siempre fue sano. Le
formación en la infancia de sus rasgos de carácter; él tendría que decirme: yo vengo pregunlt por su economía, y lo mismo, sin problemas; le iba bien financieramente.
porlodetodalavida,pormicomplejodeEdipoquelollevoconmigobace45años. ¿La relación con su esposa? Muy bien, una vez más. Un momento antes había
Pero no, no me dice eso, me dice "me ocurre algo que nunca antes". Entonces se pensado en que quizás se hubiese enamorado de una secretaria y no lo quisiera
vuelve imperativo atender a dos temporalidades distintas en la Clfuica; la tempo· J confesar. Sin embargo sus respuestas sugerían que el problema tampoco fuese de
ralidad del siempre y la del ahí!ra y sólo ahora. Porqueestamanera deautopercibirse ese orden;
demarca cortes muy significativos en su historia. Por supuesto, "el todo bien" no es ajeno a la estructura obsesiva que parecía
Naturalmente, uno suele empezar por preguntarse cómo alguien de 49 años caracterizar a este hombre. Porque un obsesivo es alguien que está programado para
puede afirmar o incluso creer que nunca tuvo un problema. ¿Cómo pudo arreglár· que todo le vaya bien. Tan programado que si le va mal, no se puede ni enterar,
se las para vivir sin un problema?; esta es la dimensión temporal del siempre. Pero porque la autoimagen debe sostenerse a cualquier precio.
la diferencia impone una segunda cuestión: ¿por qué alguien que en veinte años se Entonces, aún desconfiando un affaire amoroso, insistí en conocer más deialles
negó a consultar (y debo suponer que si mi colega se lo sugería es porque habría sobre su trabajo. Iba indirectamente porque pensé que podía ser una forma de
mérito para ello). ahcra lo admite? romper el hielo conociendo más sobre el entorno humano de su empleo. -"Cuén-
¿Por qué, y sobre todo para qué está ahora en un consultorio si nunca antes lo 'u teme un poco qué hace usted en la compañia; con quienes trabaja, etc.". Ahí
hizo? Es un asunto fundamental para la clínica, que por remitir a la dimensión comenzó a abrirse un poco más, a explicarme la importan cía de la filial de Buenos

90 •.f' 91

5
Aires, de la que él está a cargo, la cantidad de pasajeros y personal que ocupan; el Veamos. En lo estrictamente laboral, él habfa perdido al Director de esta
volumen de cargas, etc. Y agrega: "con la empresa yo anduve muy bien siempre, empresa, que fue quien la fundó, y que era la garantfa, según él, de su propio
por eso tengo este cargo que es uno de los ocho más impórtantes que X (lacompañfa desarrollo en la misma. Muere el presidente, se jubila el vice-presidente, los
aérea) tiene en el mundo, con excepción de! Directorio". "Entré a los 20 afias, como \ sucesores son herederos aparentemente inexperientes y que además no consultan
simple empleado; así que hice una carrera muy importante. He vivido para la 1 a nadie. Van a reformular la empresa en términos de ellos y de asesores externos;
compañía, pero fui recompensado por ello, no puedo quejarme". Y como al pasar no consultan a Jos ocho gerentes regionales, que orgánicamente son la máxima
agregó: "claro, en el último año ha habido muchos can1bíos y no sé que vaa pasar". autoridad después del directorio. Entonces, hay que reconocer que para empezar
"·¿Cómo es eso?", pregunté." -Es que hace un año más o menos murió el presidente él está cursando un duelo vinculado con la crisis de una organización; porque lo que
del directorio y hace unos ocho meses se jubiló el vicepresidente y entonces han está en cuestión ahora, por los datos que él me va dando, es la redistribución del
venido los herederos de ellos que tienen la mayoría de las acciones del grupo. Son poder dentro de la empresa. Los cambios imprevisibles que se avecinan amenazan
dos personas jóvenes que están tratando de modificar drásticamente la cara de la con desplazarlo de un lugar que es mucho más que su fuente de ingresos. El duelo
compañía, y no nos consultan a los gerentes. Asf que a esta altura nadie sabe muy es por ese espacio amenazado y a la vez tan importante para él, que lo anticipa como
bien qué puede pasar". ; perdido. Esa es una lectura sítuacional del conflicto, en el orden institucional. Esta
Ese fue el modo de plantearlo, "no sé que vaa pasar", aparentemente habría sólo es una crisis que no debe despreciarse y con la que tenla necesariamente que
incertidumbre, y sólo de orden laboral. trabajar.
Esa fue la tónica de toda la entrevista inicial. Así que terminé proponiéndole \ Pero además, el duelo daba cuenta de algo más profundo: una pérdida afectiva,
verlo una odos veces más con el propósito de explorar mejor su situación e intentar superpuesta con la crisis de la empresa (y por ello semioculta) y que es que este
a tmvés de ello entender mejor lo que le sucedía y las causas de esa crisis. Si no lo hombre ha perdido en su jefe a su padrino, su padre adoptivo, o acaso a su mismo
lograba, deberla admitir la conveniencia de orientarlo en otra dirección. padre. De ah! que cuando a su momento le interpreté que él seguramente sintió un
En esas dos nuevas entrevistas fui más activo, me parecía imprescindible. Aún dolor tan grande como si perdiera a su padre, cuando su jefe falleció, me
identificando el problema, tendría por delante apenas dos o tres meses porque al respondiera: "sí, es posible, porque cuando murió mi padre no lloré", confirmando
parecer él se iría del país después. Los cabos sueltos que me quedaron del primer que esta es una historia afectiva también, y superpuesta a la historia laboral.
encuentro eran mi punto de partida.Había escuchado que los cambios en la empresa Ali! es donde se empiezan a juntar dimensiones, mundos heterogéneos, que
se relacionaban con la muerte del presidente del directorio y la jubilación del vice· necesariamente el clfnico debe llevar al plano de la interrogación y de las hipótesis.
presidente, y decidí empezar por ahf. Entonces un tanto sorpresivamente para mí, 1. Porque habrá que investigar por qué la pérdida de este jefe/padrino/padre "atrae"
comenzaron a emerger asuntos importantes. Por ejemplo, que desde su ingreso, a duelos encapsulados de su historia. Y esa exploración en lá8erie vincular, mostrará
los veinte afios, fue práctica_mente adoptado p<>r esos dos hombres (presidente y que hay una historia de duelos que él no ha registrado. Todos se movilizan recién
vice del directorio). Ellos le tomaron cariño, creyeron en él y lo fueron promovien- cuando él pierde a este padre adoptivo; y de abllo desproporcionada de su reacción.
do progresivamente a cargos de mayor responsabilidad. Para ellos él era más un Tanto que nadie imagina que su depresión pueda obedecer a ello.
ahijado que un empleado. No hay que olvidar que era el menor de una familia muy Entonces, se imponía trabajar sobre una historia de duelos. Pero además iba a
numerosa, y que cási perdió a su padre al emigrar a otra ciudad a los dieciocho. tener que trabajar también sobre un presente, que es la crisis actual de esta empresa,
El relato sobre su historia en la compafiía era una amalgama de gratitud y con sus aspectos reales y C<Jll los fantasmáticos. Porque a medida que empecé a
nostalgia que paulatinamente dejó su lugar a la angustia. Prácticamente desde sus indagar en la misma, él decía cosas como: "mire, Ja verdad es que no sé qué va a
comienzos se había sentido muy respaldado; crefahaber llegado tan lejos no tanto pasar conmigo. No sé, a lo mejor dentro de un mes me han despedido". En cu j "
por su capacidad como por dicho respaldo. Hasta que en el detalle de Jos hechos caso se vislumbraba en el horizonte una crisis todavía más densa, asociada a dicha
no pudo contenerse y rompió a llorar tal como me había contado en la oca.sión suposición. Probable o no, (habría que chequearlo) el poder perder su cargo, su rol,
anterior que le ocurría inexplicablemente. Fue entonces que tuve la im1m ;1;>n de su lugar en el mundo por el que se sacrificó durante casi treinta años, era una
que su problema contenía un duelo encapsulado. 'l. posibilidad demasiado amenazame para su Yo. Su cargo en la empresa era una
condición indispensable para el sostén des u autoestima," ... un cargo no reemplazable,

92 \!J
porque yo no puedo ir a esta edad a otra empresa aérea, que es lo úmco que sé hacer una intensa e insoportable dosisdeangustia y depresión. El foco contenía asimismo
porque no me van a tomar en un cargo directivo: las empresas forman a su gente una interpretación "central" sobre el modo particular de configurar su conflicto,
desde abajo y desde adentro" El se ve pues en medio de esta crisis, potencialmente que en tanto obsesivo que ha hecho del trabajo su falo, convierte a la amenaza de
echado a la calle en veinticuatro horas. ¿Cómo no focalizarlo? castración implícita, en un asunto espontáneamente inelaborable. De alú que
Resumidamente el panorama laboral en dicho momeOlo era aproxrmadamente tuviera que operar en dos planos: el de la empresa en crisis y el de su estructura que
el siguiente: han llegado los nuevos herederos de la empresa. directores automá- siempre aisló toda posibilidad de castración.•
ticos, sin otro mérito que los lazos de sangre que los unen a los fundadores. Son Sobre ese eje o foco terapéutico defml una estrategia planificada que en el plazo
además hombres jóvenes, de treinta y pocos años. Entran como por la ventana y en de los tres meses que presumiblemente él permaneciera en el país procurase tanto
cierlD modo desplazan a los "viejos" gerentes regionales, o al menos amenazan con ayudarle a procesar su crisis real como a tramitar basta donde fuese posible sus
neutralizar su cuota-parte de poder. Obviamente, dichos gerentes odian a los duelos nunca elaborados.
nuevos directores. Porque ellos eran algo así como los hijos adoptivos, basta que La clave era poder materializar dichos ob_ieüvos de un modo eficaz, dado que
llegaron los hijos legftimos. Y para colmo los "legítimos" son menores. Se él no aparecía en principio demasiado convencido de la utilidad de una psicotera-
constituye entonces de inmediato una fuerte rivalidad y una lucha por el poder entre pia. Las herramientas debían ser diseñadas a su medida y yo no sabia de antemano
unos y otros en la que este paciente participa, y que revive el conflicto inconsciente cuales funcionarían mejor. Asf, a menudo hubo que operar por ensayo y error,
infantil con sus hermanos. "tanteando'' las vías de abordaje que reforzaran la alianza terapéutica.
'1
Con eso solo ya habría bastante, pero hay mucho más, porque por ejemplo a Por ejemplo me parecía oportuno saber más de su relación de pareja, del papel
cierta altura él me entera que los ocho geremes que andan por el mundo está¡¡ que él pudiera asignarle a su esposa en la tramitación de la crisis, o incluso del rol ·
comunicados entre sf, e incomunicados con el Directorio que no les ha consultado que ella misma pudiera estar en condiciones de jugar. Entonces le preguntaba: ¿y
nada sobre las nuevas pollticas comerciales. Todo cuanto hanhécho es notificarles su mujer cómo ha re.accionado ante esta situación actual de la empresa? Era una
que en un mes y medio v.an a recibir diJ:ectivas sobre la reorganización de la cuestión que apuntaba más allá. del asunto en si mismo. Pero que él, obsesivo y
empresa; y que en diciembre se celebrarla en la sede central una reunión además oriundo de un país de gran tradición machista, no "enganchaba". Es que
extraordinaria entre unos y otros para def¡nir los alean.ces operativos de la nueva para su mentalidad, la suya era una buena mujer pnrque según el canon de sn pa.ls
poUtica organízacional. En realidad, formalmente se trata. de una asamblea, en la buena es la mujer que no molesta. Me decía"... mi mujer lo lomó bien. ¿Qué dijo?
que participarán entre miembros del Directorio y ejecutivos de rango, alrededor de Nada, ella no se mete en cosas de mi trabajo". Y punto. Yo no lograba detectar si
veinticinco personas. Y al menos teóricamente entre esos veinticinco se vaa defmir la serie de la relación de pareja era para él un área jerarquizada. En verdad, nunca
el futuro. lo pude saber.
De alú que cuando este hombre sostenía "me pueden echar en cualquier
momento", uno debfa leer la frase en varios planos. No era imposible que la
empresa optara por prescindir de los "viejos" gerentes, y promoviese a ese rango
1
E
Entonces volvfa a la serie laboral, principal área de su interés y desde al!l
activamente volvJRa insistir: "bueno, ¿pero supongamos que lo despiden mañana,
qué hace usted?; que dicho sea de paso era una forma de introducir un estímulo a
a mandos medios, más jóvenes y acaso más profesionales. Pero, es posible también 1 su pensamiento anticipatorlo. Pero él se resistía a pensar en esa alternativa; porque
que esta historia del despido fuese una fantasfa persecutoria de él, que como sus el despido aparecla al principio como sinónimo de muerte civil. De ahl que en
pares odiaba a los herederos de la empresa, y sabfa que los otros sabían a su vez de alguna ocasión ante mi insistencia llegara a darme respuestas absurdas como por
ese odio. ejemplo poner un kiosco de golosinas.
En situaciones semejantes es donde lo real y lo fantasmático empiezan a
entrecruzarse de modos no fáciles de entender, y es una tarea imprescindible
deshilar realidad y fantasía como condición de sostenimienlD de un equilibrio l. En cierta nwtera puede afirmarse que sí un obsesivo J1ega a los cuarenta y nueve años exitoso,
precario en la crisis. sin márula, es más reservado su pronóstico, porque elio probablemente lo p~ovea de una fantasía
1 omnipotente Qe falo blindado, inc.a,strable, que lo paralioe et :dÍa en que la castraci6n golpee a su puerta
Concretamente, con este paciente sesión a sesión compartíamos una labor de alguna de las mil formas que esta puede aparecer. Por eso él decía: "si me echan es mi muerte civil,

¡
organizada en tomo a un foco, definido por dicha crisis laboral con sus efectos de 1 no conseguiré otra cosa...

94 95
':(_,
en el mundo. Lo que se tiene puede perderse, pero más tarde puede volverse a
Pero hacía el tercer mes su actitudcomenzóamostrarcambioscualitativos. Un construir, si es que uno acepta que esa es una ley de Ja vida, y aprende a respetarla
día me dijo: "si de la asamblea sale una resolución que me obligue a renunciar, me y a empezar ¡:le nuevo cuando sea necesario #

parece que con el dinero que me indemnicen tendría que montar una actividad Ese era en síntesis el doble propósito de mi trabajo. En !o concreto, la crisis
comercial". Y agregó: "la verdad, no tengo la menor idea de negocios, fuera de la laboral; y en lo simbólico, ayudarlo a elaborar que la castración también existía para
empresa aérea, pero tendrla que aprender". Es decir que a esa altura (reciente, pero él, pero no significaba el final.
al mismo tiempo ya cercana al fmaldel tratamiento) él estaba empezando a intentar Otro aspecto importante de la intervención terapéutica concierne al papel
un aterrizaje en lo real, más allá de la empresa de toda la vida. jugado por mi en relación al duelo por los padres perdidos. En cierto modo,
Confieso que a mf me alivió mucho cuando lo dijo porque hasta ese momento justificado por el diseño estratégico que la limitación temporal imponía, yo entendí
estaba trabajando con un suicida en potencia. Su futuro se jugaba en ese presente del caso proponerme como alguien idóneo para desempeñar una función de figura
inmediato, delimitado rigurosamente por la fecha de la Asamblea de diciembre. Por sustitutiva. Es como si además de analizar la dimensión de las pérdidas, existiera
un lado se trataba de anticipar sitnaciones !Imite y elaborar respuestas alternativas una necesaria oferta de un sustituto paterno en un momento en que su vulnerabi-
antes que dichas situaciones pudieran tener lugar. Por el otro, en un nivel más lidad se desencadenaba de un modo incontenible para él. Desde ese rol yo operaba
profundo, de representaciones inconscientes, era menester el aportarle representa- en cierta manera como un padre a la vez continente y habilitante que a la vez que
ciones metabolizables de la casttación; en otras palabras, conseguir trasmitirle que lo ayudaba a entender-se, le enseñaba testlmonialmente q~e a veces también se
-uno de los atributos que nos defmecomo humanos esel sercastrables. Es decir, tuve pierde, y que eso forma parte del desarrollo de la vida. O que él podía tener fallas
que ir mosttáodole, a su modo, una y otra vez, que parte del gran problema que él también, y que aún asf se lo podría querer. Porque él en la empresa creía ser el
tenlaabora, era que nunca antes le l!ab!aidoma!. Le decía por ejemplo: #mire,¿sabe ahijado por ser perfecto y que por eso lo protegieron y lo trataron muy bien. Pero
cuáles su desgracia?. Que siempre le ha ido bien". Y élmemirabaperplejo,como enwnces si dejaba de serlo ...
esperando una aclaración. Entonces yo le aclaraba: "usted es un hombre comple- Habla no obstante que modular este aspecto con la situación real de
tamente desacostnmbrado a estar amenazado en su trabajo, en sus bienes, en su ro! enfrentamiento vivida por él y sus pares frente a las nuevas cabC7.as del Directorio.
en la vida. Usted nunca tuvo amenazas; cuando las tuvo se fue sin siquiera darse Yo no dudé nunca en informarle sobre los riesgos de una empresa en crisis. El y
cuenta de ello. E.ra el menor de once hermanos, y desap;u-eció. Por lo tanto le sus pares hablaban entre si, algunas veces consolándose y más a menudo dándose
esquivó el bulto al sentirse ll!llfginado adentro de una familia numerosa. Usted tan "manija", pero no lo hacían con el Directorio, en reciprocidad por no haber sido
experiente en otras cosas, nunca se entrenó en el hecho de que podemos perder lo consultados por aquel. Entonces jerarquizar la dimensión real era establecer con
que tenernos. En ese seotido es como si la vida lo hubiera malcriado". O también: claridad un hecho evidente por sí mismo: en una organización, si los estratos no se
"Usted nunca pasó por un despido, ni estuvo cerea de eso, siempre fue a más, y era comunican entre sí, se va seguro al estallido, cosa que ¿a quién le conviene?.
como si eso fuese algo que le p~ba a ottos, que a usted nunca podrla sucederle. Los primeros dos meses esa tarea parec!a inútil, hasta que lentamente. todavía
Peroabora,degolpe,havenidoadarsecuentaquetambiénaustedlepuedesuceder. enojado, comenzó a admitir la posibilidad de restablecer la comunicación con la
Y entonces se desespera, y cree que lo pueden echar a la calle de un día para otto, Central. Fue el momento en el que yo pude dar otro paso y sugerirle algo aún más
y que si eso sucede se le vendrá el mundo encima y no será capaz de encontrar otra concreto: que tratara con los otros gerentes de definir una estrategia que hiciera
actividad dlg11a. ¿Sabe Roberto cuáles su problema?. Que durante mucho tiempo, posible reanudar al menos un cierto nivel de diálogo con la Dirección. Un mes más
sin ser muy conciente de ello, usted se ha creído un ser especial, distinto a la tarde todavía seguía ofendido con sus superiores jerárquicos, pero su intercesión
mayoría, porque en el mundo, alrededor suyo, hay problemas, se muere gente, ante sus pares habla hecho posible que las comunicaciones por vía telefónica o de
cambian las empresas, etc. Pero a usted no podía pasarle nada. Hasta que llegaron fax funcionasen. En otras palabras, se babíarestablecitlo un estado de organización
los herederos ..." básico que hasta entonces era de caos.
O también: "Usted estaba equivocado sin saberlo. Esas cosas que le pasan a Restablecer cierto nivel mínimo de funcionamiento civilizado era impte,Oü-
cualquier mortal, también podlan pasarle a usted. Pero el que pasen no significará dible porque de lo contrario el despido era un asunto seguro, no probable. Uno podía
que se acabe el mundo o su vida pierda sentido. Lo que usted tiene que enfrentar interpretar su actitud en relación a su rivalidad edípica con Jos hermanos legítimos,
ahora es la gran inseguridad que cualquier humano tiene respecto de su situación
97
96
9,
o hacerlo en términos de una reaccron mc1anco11ca al aue10 rmpos101e por e1 paore1 pur t::Jernp10, como o.tje anles, ru t.ermtnar yo habla negado a conocer poco y nada
jefe muerto. En esta segunda línea la identificación con el objeto perdido le de su relación matrimonial, a la que él prefirió siempre mantener al margen. Pero
conduciría también a él a la muerte. Y ¿cómo se va a la muerte en una empresa? la opción de una estrategia focalizada estaba plenamente justificada por la
Pues con conductas como las que él había esgrimido hasta entonces, en parte situación clínica, y el concentrar la mirada era e! único modo de optimizar los
derivadas de su conflicto neurótico infantil, y en parte de su duelo patológico. Era recursos terapéuticos disponibles en aquellas condiciones. Un enfoque más
una fomia de suicidio disimulada que se amplificaba por las características ambicioso, o un diseño menos personalizado es probable que hubiera naufragado,
grupales que asumía dicho duelo entre los gerentes. Sólo que si la intervención y él se jugaba en la resolución de esa crisis buena parte de su futuro.
terapéutica se limilabaa interpretarlo, sin la apelación a otros recursos más activos, Espero que esta ilustración clínica haya podido servir de testimonio de la
se corría el riesgo de que la situación se volviese irreversible. validez del abordaje focal, y de cómo en muchas circunstancias se trata de una
De ahí la necesidad de un enfoque estratégico del caso, que situacionalmentc estrategia técnica imprescindible en psicoanálisis.
diese cuenta de las prioridades clínicas. De lo contrario, al suicidio también podía
ir el tratamiento, maniatado por la falta de tiempo para desplegar un esquema de
cambios operados exclusivamente por la vía del insigbt
Conseguido el objetivo táctico del restablecimiento del diálogo con el Direc-
torio, ya cercanos al momenlo de la Asamblea donde se definiría entre otras cosas
el futuro de este hombre en dicha empresa, llegó la bora de "preparar" su
intervención en la rrúsma. Dedicamos dos sesiones enteras a anticipar qué podía
ocurrir, cómo lo imaginaba él, qué actitud asumiría entonces, que reacción
produciría su posición, etc.
Cuando viajó, no sólo su perspectiva sobre Ja reestructura había cambiado
volviéndose más abierta y racional, sino que fundamentalmente su confianza en sí
mismo babfa recuperado niveles más semejantes a los de mejores tiempos.
Labistoria tuvo un final feliz. La reunión procesócivilizadamente los cambios
organizacíonales, y él en particular fue promovido a un nuevo cargo, creado a partir
de entonces, de mayor rango que el que tenla hasta entonces. El resultado,
sorprendente también para mf, no era evidentemente ajeno a la tarea desarrollada
en tos meses anteriores, en la que la cuestión laboral fue reconocida como un asunto
objetivaniente trascendente y no simplemente como un mero epifenómeuo de un
conflicto infantil e inconsciente. Ello definió el que fuese atendida como foco
terapéutico esencial, y abordada desde distintas series. Sólo así él pudo llegar a la
Asamblea con una pen;pectiva más realista de la situación, en lugar de afrontarla
poblado de todas sus transferencias hostiles, sus fantasmas y su duelo encapsulado.
El objetivo final estaba cumplido. Naturalmente dentro de las posibilidades
limitadas que ofrecía un encuadre de alrededor de tres meses. Pero él pudo en ese
plazo recomponer su bienestar anímico, estabilizar su autoestima, progresar
laboralmente, e iniciar un trabajo de duelo que probablemente a partir de entonces
estuviera en condiciones de continuar por sí solo.
Por cierto, quedaron también cuestiones pendientes que un tratamiento más
prolongado seguramente hubiera podido activar primero y resolver después. Asf

98 99

°t