You are on page 1of 12

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ

FACULTAD DE INGENIERÍA QUÍMICA


ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL INGENIERIA QUIMICA

TECNOLOGIA DEL CEMENTO

Ing. YESSICA BENDEZU ROCA

HUANCAYO – 2018-II
I. INTRODUCCIÓN

Los cristales, debido a sus formas regulares, y en ocasiones también a su gran belleza, han
atraído la atención del hombre desde los tiempos remotos.

El conocimiento de los cristales se inició a través del estudio de su composición mineralógica y


de su estructura cristalográfica. Así, las bases científicas de la cristalografía fueron establecidas
por Bravais en el siglo XIX. Sin embargo, el proceso de formación del cristal se ignoró durante
mucho más tiempo y, aunque los primeros conocimientos sobre el tema datan del siglo XIX,
cuando científicos como Lowitz, Marc, Ostwald, Gibbs y otros realizaron trabajos pioneros, el
auténtico desarrollo del conocimiento sobre esta materia no tuvo lugar hasta mediados del siglo
XX, publicándose en la actualidad aproximadamente unos 2000 trabajos/año que tratan sobre
todas las ramas de la cristalización.

Este interés no es sorprendente, ya que la cristalización representa un proceso vital en muchas


ramas de la industria contemporánea (química, farmacéutica, biotecnológica, electrónica) asi
como en la ciencia (química, química analítica, bioquímica, química biomédica, etc).

A pesar de este interés, la cristalización aún se considera en la actualidad como una ciencia y un
arte. Esto es debido a la transición de fases liquido/solido que la cristalización supone. Este tipo
de transición aún no se conoce totalmente, y la química física la describe insuficientemente, al
contrario de lo que ocurre con las transiciones gas/liquido.

La cristalización se puede dividir en muchos subgrupos, tales como preparación de cristales


individuales (monocristales), cristalización en masa, producción de capas delgadas, cristalización
de azucares, solidificación de metales, biomineralización, etc.

Sin embargo, todos ellos están gobernados por los mismos principios y procesos (nucleación,
crecimiento cristalino, cambios secundarios), que son básicamente idénticos. (1) Grases
Freixedas F; Costa Bauza A; Söhnel .

Cristalización en Disolución: Conceptos Básicos. Editorial Reverte. Año 2000.


II. OBJETIVOS

2.1 OBJETIVO GENERAL

 Obtener un cristal de Sulfato de Cobre.

2.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Obtener cristales de sulfato de cobre a partir de un cristal núcleo.


 Observar e identificar el sistema cristalino al que pertenece el cristal obtenido.

Se obtuvo un cristal de sulfato de cobre a partir del nucleo.

Se logro identificar la estructura del cristal de sulfato de cobre siendo esta la estructura
triclinica.
III. MARCO TEÓRICO

3.1 CRISTALIZACIÓN:

La cristalización es una operación de transferencia de materia en la que se produce la


formación de un sólido (cristal o precipitado) a partir de una fase homogénea (soluto en
disolución o en un fundido). Uno de los tipos básicos de cristalización a partir de las
disoluciones es la cristalización por enfriamiento, en la que se alcanza la sobresaturación
reduciendo la temperatura.

La condición de sobresaturación por sí sola no es suficiente causa para que un sistema


empiece a cristalizar. Antes de que los cristales empiecen a desarrollarse, deban existir
en la disolución una cantidad de pequeñas partículas sólidas, embriones o núcleos, que
serán los centros de cristalización. La formación de estos núcleos puede ocurrir
espontáneamente.

La nucleación primaria es la primera etapa en la cristalización, no hay cristales de por


medio y su formación se va a realizar a partir de la sobresaturación de la disolución.
Este tipo de primera formación cristalina en el medio líquido en ausencia de cristales
y de cualquier otra partícula se denominan nucleación homogénea. Los átomos o
moléculas se combinan para producir agregados ordenados o embriones. Algunos de
ellos superan un tamaño crítico, convirtiéndose en núcleos; el resto se vuelve a
disolver.
(2) Extraído de:https://es.scribd.com/doc/147708206/Cristalizacion-Del-Sulfato-de-Cobre.
(28/06/2017)
3.2 NUCLEARIZACIÓN:

Entendemos por nucleación a la transformación de líquido a sólido ocurre en dos etapas.


La primera, es la nucleación de la fase sólida en la fase líquida, donde se genera una
superficie sólido-líquida que tiene una energía de superficie (energía por unidad de
superficie) y, la segunda, se refiere al crecimiento de estos núcleos a medida que
descienden la temperatura. Por lo tanto, durante la solidificación coexisten ambas fases,
sólida y líquida. La relación entre velocidades de nucleación y crecimiento determinará
la forma y el tamaño de los granos del sólido resultante.
3.3 NUCLEACIÓN HOMOGÉNEA:

Se considera en primer lugar la nucleación homogénea, porque es el caso más simple de


la nucleación. La nucleación homogénea se da en el líquido fundido cuando el metal
proporciona por sí mismo los átomos para formar el núcleo. Cuando se enfría un metal
puro por debajo de su temperatura de equilibrio de solidificación en un grado suficiente,
se crean numerosos núcleos homogéneos por movimiento lento de átomos que se
mantienen juntos. La nucleación homogénea requiere habitualmente un elevado frado
de subenfriamiento. Para que un núcleo estable pueda transformarse en un cristal debe
alcanzar un tamaño crítico.
3.4 NUCLEACIÓN HETEROGÉNEA:

Es la nucleación que tiene lugar en un líquido sobre la superficie del recipiente que lo
contiene, impurezas insolubles, u otros materiales estructurales que disminuyan la
energía libre requerida para formar un núcleo estable. Esta nucleación es la que ocurre
en operaciones de fundición industrial, normalmente varía entre 0.1 y 10 °C el
subenfriamiento. Para que esta se produzca, el agente de nucleación sólido debe ser
mojado por el metal líquido, además el líquido debiera poder solidificar fácilmente sobre
el agente de nucleación.

La nucleación heterogénea tiene lugar sobre el agente de nucleación por la energía


superficial para formar un núcleo estable sobre este material es más baja que si el núcleo
se formara sobre el propio líquido puro, al ser menos, el cambio de energía libre total
para la formación de un núcleo estable deberá ser también menor y el tamaño del radio
crítico del núcleo estable deberá ser también menor y el tamaño del radio crítico del
núcleo menor, y es por esto que se requiere de u menor subenfriamiento para producir
un núcleo estable por nucleación heterogénea.

(3) Extraído de: https://es.scribd.com/doc/147708206/Cristalizacion-Del-Sulfato-de-Cobre.


(28/06/17)
3.5 VELOCIDAD DE CRISTALIZACIÓN:

La velocidad de crecimiento de un cristal es conocida como velocidad de cristalización. La


cristalización puede ocurrir solamente desde soluciones sobresaturadas. El crecimiento ocurre
primero con la formación del núcleo, y luego con su crecimiento gradual. En concentraciones
arriba de la sobresaturación, la nucleación es concebida como espontánea, y rápida. En la región
metaestable, la nucleación es causada por un golpe mecánico, o por fricción y una nucleación
secundaria puede resultar del rompimiento de cristales ya formados. Ha sido observado que la
velocidad de cristalización se ajusta a la siguiente ecuación:

Los valores del exponente m se encuentran en el rango de 2 a 9, pero no ha sido


correlacionada como un valor cuantitativo que se pueda estimar. Esta velocidad es media
contando el número de cristales formados en periodos determinados de tiempo.

Esta velocidad depende de su superficie instantánea y de la velocidad lineal de la


solución, que pasa a la solución, así como también de la sobresaturación. Y estas son
representadas mediante la ecuación:
Los valores de el exponente n se sitúan en el orden de 1.5, pero de nuevo no existe una
correlación en el diseño de los cristalizadores que pueda estimarlo.

El crecimiento del cristal es un proceso capa por capa y, ya que sólo puede ocurrir en la
cara del cristal, es necesario transportar material a la cara, desde la solución. Por
consiguiente, debe considerarse la resistencia de difusión al desplazamiento de las
moléculas (o iones) hacia la cara creciente del cristal y la resistencia a la integración de
estas moléculas a la cara. Caras diferentes pueden tener velocidades de crecimiento
distintas y estas se pueden tener velocidades de crecimiento distintas y éstas se pueden
alterar en forma selectiva mediante la adición o eliminación de impurezas.

Si L es la dimensión característica de un cristal de material y forma seleccionado, la


velocidad de crecimiento de una cara de cristal perpendicular a L es por definición:

Donde G es la velocidad de crecimiento en el tiempo interno t. Se acostumbra medir G en las


unidades prácticas de milímetros por hora.

(5) Extraído de:https://es.scribd.com/doc/147708206/Cristalizacion-Del-Sulfato-de-


Cobre.(28/06/17).

3.6 LA DISOLUCIÓN

Una disolución es una mezcla homogénea de dos o más componentes. La sustancia


disuelta se denomina soluto y generalmente está presente en menor cantidad en
comparación con la sustancia donde se disuelve denominada solvente. El agua es casi
exclusivamente el solvente utilizado en la cristalización de sustancias inorgánicas.

Una disolución saturada es aquella que tiene la máxima cantidad de soluto que puede
disolverse en una cantidad determinada de solvente puro a una temperatura específica.
La concentración de la disolución saturada se denomina solubilidad del soluto en el
solvente dado. La solubilidad varía con la temperatura, y se denomina curva de
solubilidad, a la representación gráfica de la solubilidad en función de la temperatura.
En la mayoría de los casos la solubilidad de un soluto en un solvente se incrementa con
la temperatura, pero hay algunas excepciones.
En la formación de disoluciones iónicas, los extremos negativos de los dipolos
de agua apuntan hacia los iones positivos y los extremos positivos de los dipolos
de agua hacia los iones negativos. Si estas fuerzas de atracción ión-dipolo son
suficientemente intensas para vencer las fuerzas de atracción interiónicas en el
compuesto, tendrá lugar la disolución. Por otra parte, estas fuerzas ión-dipolo
continúan actuando en la disolución. Un ion rodeado por un agregado de
moléculas de agua se dice que está
hidratado. La energía se desprende cuando los iones se hidratan. Cuanto
mayor es la energía de hidratación comparada con la energía necesaria
para separar los iones a partir del compuesto, será más probable que el
sólido se disuelva en agua.

La hidratación de la sal anhidra CuSO4 es muy exotérmica, lo cual viene a


corroborar la estabilidad de la sal hidratada. Para realizarla basta con añadir
unas gotas de agua a una pequeña cantidad de CuSO4 de color blanco. Al
cabo de unos segundos la sal anhidra adquiere de nuevo la coloración azul
dela sal hidratada, desprendiéndose una gran cantidad de energía en forma
de calor. De hecho, es necesario tomar en consideración dos factores para
determinar si un proceso tendrá lugar espontáneamente. La variación de
entalpía es solamente uno de ellos. El otro factor se denomina entropía, y
se refiere a la tendencia natural de las partículas submicroscópicas, átomos,
iones o moléculas a dispersarse en el espacio disponible. En resumen, si el
hipotético proceso de tres etapas para la formación de la disolución es
exotérmico se espera que tenga lugar la disolución; pero también se espera
que se forme una disolución para un proceso de disolución endotérmico,
siempre que ΔHsol no sea demasiado grande. Si al preparar una disolución
se parte de menos soluto del que estaría presente en una disolución
saturada, el soluto se disuelve completamente, y la disolución es no
saturada. Por otra parte, supongamos que se prepara una disolución
saturada a una temperatura y después cambiamos la temperatura hasta un
valor para el que la solubilidad es menor (generalmente esto significa una
temperatura menor). Normalmente el exceso de soluto cristaliza desde la
disolución, pero ocasionalmente todo el soluto puede permanecer en la
disolución. Como la cantidad de soluto es mayor que en una disolución
saturada, se dice que es una disolución sobresaturada. Una disolución
sobre saturada es inestable, y si se agregan unos pocos cristales de soluto
para servir como partículas sobre las que puede tener lugar la cristalización,
el exceso de soluto cristalización.

(5) Extraído de: https://es.scribd.com/doc/147708206/Cristalizacion-Del-Sulfato-


de-Cobre. (28/06/17).
3.7 CRECIMIENTO CRISTALINO

La nucleación secundaria ocurre en proceso con siembra de cristales, en


donde se toma uno de los cristales producidos en la etapa de nucleación
primaria; se calienta de nuevo la disolución añadiendo la cantidad de sulfato
de cobre (II) que se ha “perdido”

Al formar el cristal, se filtra, se deja enfriar y luego se suspende el cristal


escogido en la disolución, atado con un hilo delgado.
Los cristales crecen en el seno de una disolución sobresaturada a través de
dos etapas en la serie: 1) difusión en la fase líquida de las unidades de
soluto hasta alcanzar la superficie del cristal (teoría de difusión). 2)
integración del soluto y organización dentro de la red (teoría de adsorción o
“reacción”)
(6) Extraído de: https://es.scribd.com/doc/147708206/Cristalizacion-Del-
Sulfato-de-Cobre. (28/06/17).

3.8 CRISTALES DE SULFATO DE COBRE (II)

Un sólido cristalino se construye a partir de la repetición en el espacio de una estructura


elemental denominada celda unitaria. En función de los parámetros de red, es decir, de las
longitudes de los lados o ejes del paralelepípedo elemental y delos ángulos que forman, se
distinguen siete sistemas cristalinos: cúbico, tetragonal, ortorrómbico, hexagonal, trigonal,
monoclínico y triclínico. Cada sustancia tiene una única forma cristalina correspondiente a
alguno de los 7 sistemas cristalográficos. El aspecto único de un compuesto es que los ángulos
entre caras adyacentes son constantes. Los ángulos no cambian (son característicos de cada
sustancia), lo que puede cambiar es el tamaño de las caras. El sulfato de cobre (II) cristaliza en
la red triclínica, la menos simétrica de las 14 redes de Bravais tridimensionales, con
parámetros de red: a = 6,12 Å, b = 10,7 Å, c = 5,97 Å, α=82,27º, β = 107,43º y γ = 102,67º
(Beevers y Lipson).

Grafica 2: Red cristalina triclínica

Dado el tamano de los cristales de sulfato de cobre (II), resulta sorprendente


comprobar como el orden microscópico del cristal puede contemplarse facilmente a
simple vista, simplemente observando la forma de los cristales. Esto se debe a que, a
nivel microscopico, la celdilla unidad de sulfato de cobre (II) se repite del orden de un
numero de Avogadro de veces (~1023) para dar lugar a un cristal macroscopico. Con
angulos constantes y caras de diferente tamano la forma de un cristal puede variar
mucho. La modificacion del habito cristalino depende de numerosos factores ligados a
las condiciones en las que tiene lugar el crecimiento del cristal: sobresaturacion,
enfriamiento brusco, siembra, agitacion, presencia de impurezas, tipo de disolvente,
etc. Las imperfecciones en el crecimiento cristalino son variadas y frecuentes, no
dejando discernir en la mayoria de los casos cual es el sistema cristalino en el cual ha
sucedido la cristalizacion. Por una rapida cristalizacion a partir de disoluciones
sobresaturadas se producen dendritas, ademas pueden formarse tambien cristales
compuestos (agregados).
(7) Extraído de https://es.scribd.com/doc/147708206/Cristalizacion-Del-Sulfato-
de-Cobre. (28/06/17)
IV. PARTE EXPERIMENTAL

4.1 Materiales, equipos y reactivos


4.1.1 Materiales y equipos
 Vaso de precipitado de 250mL.
 Varilla
 Balanza
 Cocinilla

4.1.2 Reactivos
 Sulfato de Cobre pentahidratado.
 Agua destilada.

4.2 Procedimiento experimental


• Pesar 50 g de sulfato de cobre pentahidratado finamente dividido.
• En un matraz calentar a ebullición 100 mL de agua destilada y disolver el sulfato de
cobre; si no acaba de disolverse del todo, añadir más agua destilada.
• Dejar enfriar y filtrar en un vaso de 250 mL, para retirar posibles impurezas.
• Atar el cristal núcleo con una cuerda y suspenderlo en la solución para observar su
crecimiento (evitar que toque las paredes del recipiente, podría sufrir deformaciones),
dejar reposar de 07 a 14 días.
• Reportar lo obtenido después de la cristalización, observar la forma del cristal.
Sustentar sus resultados de acuerdo a la revisión bibliográfica sobre sistemas
cristalinos, identificar a qué sistema cristalino pertenece.
IV. CONCLUSIONES

 Se obtuvo un cristal de sulfato de cobre a partir del núcleo.

 Se logró identificar la estructura del cristal de sulfato de cobre siendo esta la


estructura triclínica.