You are on page 1of 5

NOMBRE: DIEGO CAIZA

CURSO: QUINTO

CARRERA: ELECTROMECANICA

ARTE CONTEMPORÁNEO

El arte contemporáneo es el arte de nuestro tiempo, que refleja o guarda relación con la
sociedad actual.12 Sus obras son aquellas expresiones artísticas originadas durante el
decurso del siglo XX.3 No obstante, la ambigüedad de la palabra 'contemporáneo' puede
generar confusión, ya que engloba un conjunto muy heterogéneo de prácticas artísticas
cuya contemporaneidad es caduca por definición. Diversos autores han abordado esta
problemática, ahondando a menudo en la diferencia con el Arte moderno y su acotación
histórica.456

Museo Guggenheim Bilbao, una institución dedicada a exponer arte contemporáneo y


un icono de la arquitectura actual (Frank Gehry, 1997).

En otras disciplinas, esta adjetivación es singular: literatura moderna y literatura


contemporánea denotan significados diferentes. De manera mucho más clara, el
concepto de música moderna suele reservarse para la música popular moderna (de la
industria musical de consumo masivo); mientras que el de música contemporánea se
hace para el de la música académica del siglo XX —aunque también es común
encontrar publicaciones e instituciones que asimilan ambas denominaciones y que
hablan de 'arte moderno y contemporáneo'.7

Definiciones alternativas de arte contemporáneo incluyen aquellas que hacen referencia


a la Edad Contemporánea (que comienza a finales del siglo XVIII), al arte del siglo XX
(caracterizado por las vanguardias artísticas); o de un modo más genérico, al arte del
mundo actual, aquel que surge en la historia inmediata o del presente más cercano.

ANTECEDENTES
Fuente. Marcel Duchamp, 1917.

A pesar de que el arte contemporáneo comparte cosas con el arte moderno o de


Vanguardia (el constante cuestionamiento de los convencionalismos y la tradición), con
frecuencia se enmarca dentro del pensamiento posmoderno. Desde la teoría
postestructuralista se ha utilizado el término 'postmoderno' en oposición a ideas
dominantes del arte moderno como la autoría, la subjetividad del artista o la
originalidad. El arte en la postmodernidad sería aquel que se nutre de obras que re-
interpretan, re-significan otras obras, o explotan cualidades sociales, culturales, políticas
o comunicativas del arte, superando el confinamiento subjetivo y los ideales románticos
de la creación artística.89

Un rasgo característico del arte contemporáneo es su dependencia de las instituciones


artísticas (museos, galerías de arte, bienales o ferias de arte), que necesita para
legitimarse pero que cuestiona simultáneamente;10 un fenómeno cuyos antecedentes
encontramos en la obra de Marcel Duchamp Fuente (1917), un urinario exhibido como
obra de arte. Esta maniobra se conoce como readymade u objeto-encontrado, y tiene una
gran importancia en el desarrollo del arte contemporáneo.

La idea de que 'cualquier objeto puede ser arte',11 no solo pone de relieve la
importancia de las instituciones en el proceso de validación el arte, sino que también
afianza un nuevo modelo de artista todavía más alejado de la artesanía. Por primera vez,
el artista prescinde por completo de sus habilidades manuales y se presenta como
administrador, reformando ideas muy arraigadas a las vanguardias como la
originalidad,12 dando tanta o más importancia al trabajo intelectual y al capital social
como al objeto artístico1314 —unas condiciones que harán del arte conceptual un
paradigma de contemporaneidad. En este sentido, se ha dicho que «todo artista
contemporáneo es un artista post-conceptual».15

El reto del arte contemporáneo es una constante ejecución de un ejercicio del criterio
para la validación y en consecuencia aceptación de las obras, que en estos tiempos
parece ser desplazado por la intuición y la apuesta. De manera intrínseca el arte actual
puede ser negociable. Un ejemplo es el uso de obras no actuales que son despenoladas
de colecciones antiguas y por el simple hecho de estar en un sala o colección de arte
contemporáneo la hace una de ellas. Así lo da a entender Glenn Lowry, director
Ejecutivo del MoMA en Nueva York; críticos como Nelly Richard dice que es: ¨un arte
desobediente¨. En adición otros críticos opinan el arte con16temporáneo es capaz de
resistir toda teleología y por lo tanto, validarlo resulta al menos una paradoja.

arte contemporáneo

Para definir este concepto debemos aclarar con antelación el significado de los términos
que lo conforman: arte y contemporáneo.

Arte es un término que proviene de un vocablo latino que hace referencia a las
creaciones del hombre para expresar su visión sensible del mundo real o imaginario a
través del uso de recursos plásticos, sonoros o lingüísticos.

Contemporáneo es una palabra que se refiere a aquello perteneciente o relativo a la


época en que se vive. Quienes vivieron en la segunda mitad del siglo XVIII, por
ejemplo, fueron contemporáneos a Wolfgang Amadeus Mozart, no así quienes nacieron
en el siglo XX.

Luego de este paréntesis pasamos a definir el concepto unificado. Se define como arte
contemporáneo a todas las obras artísticas producidas en nuestra época. Por supuesto,
esta definición dependerá de quien la pronuncia. El arte producido en el siglo XIV era el
arte contemporáneo de la gente que vivía en el año 1300.

Lo contemporáneo, de todas formas, puede entenderse de diversas formas. Para algunos


especialistas, el arte contemporáneo es aquel surgido en la historia inmediata (en las
últimas décadas). Para otros expertos, se entiende como arte contemporáneo al
desarrollado a partir de la Segunda Guerra Mundial (1945). Una versión más amplia de
la noción extiende el arte contemporáneo a lo largo de todo el siglo XX e, incluso, hay
quienes creen que el arte contemporáneo es el que surgió en la Edad Contemporánea
(que se inicia a fines del siglo XVIII). Esto significa que, dependiendo de quien utilice
el concepto, hay ciertas variantes que pueden aparecer en torno a la fecha de la que se
está hablando.

Pero seguramente la definición más generalizada se refiere al arte contemporáneo como


el producido en el último siglo. Encontraremos así corrientes y estilos muy diversos que
conviven; tales como el expresionismo, el cubismo, el dadaísmo, el surrealismo, el pop-
art y el arte conceptual, con referentes como Henri Matisse, Pablo Picasso, Piet
Mondrian, Marcel Duchamp, Salvador Dalí y Joan Miró.

Arte Contemporáneo: Antes y Después

Debemos aclarar, sin embargo, que estas corrientes surgidas en el siglo XX fueron el
resultado de las tendencias arrastradas desde el siglo XIX. De hecho, se consideran
como puntos de partida a estos nuevos tipos de expresión, el Impresionismo y el
Postimpresionismo. Desde los cuales surgieron las vanguardias más destacadas del siglo
siguiente: el fauvismo, el futurismo, el expresionismo, el dadaísmo, el cubismo, el
constructivismo, el surrealismo y el neoplasticismo.

BIBLIOGRAFÍA:

AA.VV. Arte del siglo XX. Pintura. Escultura. Nuevos Medios. Fotografía. Köln:
Taschen 2001

BERGER, John. Maneres de mirar / Modos de ver. Barcelona: Edicions de 1984, 2011 /
Gustavo Gili, 1997

CLAIR, Jean. La responsabilidad del artista. Madrid: Visor 1998

CHADWICK, Whitney. Mujer, arte y sociedad. Barcelona: Destino / Thames &


Hudson, 1992

GRANÉS, Carlos. El puño invisible. Arte, revolución y un siglo de cambios culturales.


Madrid: Taurus, 2011

MARCUS, Greil. Rastros de carmín. Una historia secreta del siglo XX. Barcelona:
Anagrama,

RUSH, Michael. Nuevos medios en el arte de final del siglo XX. Barcelona: Destino /
Thames & Hudson, 2002En este punto hay que decir que entre todas estas corrientes
existen elementos comunes en cuanto a la ideología; en ese deseo de innovar y de darle
al arte un espacio diferente al que había tenido hasta entonces. No obstante, se
diferencia en los fines estéticos que cada tendencia perseguía.

El arte contemporáneo se caracterizó por negar el pasado y buscar una forma de


expresión que rompiera con todo lo planteado hasta el momento, ya no se dedican a
imitar a los grandes referentes del arte, sino a crear nuevas formas, a interpretar
partiendo desde un espacio virgen donde el color y la forma adquirieron cualidades
potentes.
Lo que podemos decir es que aunque es importante señalar que las cosas no fueron tan
así porque no se puede crear algo absolutamente desligado de lo conocido: construimos
en base a lo que ya conocemos, corregimos, rehacemos, siempre desde lo conocido.

Estas corrientes estéticas surgieron antes de la Segunda Guerra Mundial y, después de


ella, hubo un nuevo resurgimiento del arte contemporáneo, encabezado por nuevas
corrientes entre las que cabe destacar el coleccionismo, gracias al cual el arte se
convierte en una obra para la especulación. También se ubica en esta época el
Expresionismo Abstracto que cerraría con las corrientes ligadas al Modernismo. A
mediados de siglo hay un nuevo cambio en la sociedad que se verá reflejado en una
nueva forma de crear, la Posmodernidad