You are on page 1of 2

Macarrones

Ingredientes:
Para la masa:
2/3 de taza de harina de almendra (almendras molidas).
1/2 taza de azúcar glas.
5 cucharadas de azúcar regular.
3 claras de huevo.
Una cucharada de extracto de vainilla.
* Usa los colorantes que prefieras

Para el relleno:
7 cucharadas de mantequilla suavizada
2 yemas de huevo.
1/4 de taza de azúcar o azúcar glas.
3 tazas y media de leche.
Una cucharadita de extracto de vainilla.

La preparación:
Calienta el horno a 120 grados. Forra una charola con papel para hornear. Dibuja
en el papel círculos con un diámetro de 2.5 cm cada uno, siempre dejando entre
ellos un espacio de 2-4 cm.
Mezcla el azúcar glas con la harina de almendra. Pasa la mezcla varias veces a
través del colador.
Bate las claras a velocidad intermedia con la batidora en un tazón seco y limpio
hasta que veas brotar las burbujas de aire de la mezcla en la superficie.
Gradualmente con un chorrito empieza a agregarle el extracto de vainilla mientras
aumentas la velocidad de la batidora. Ten en cuenta que el azúcar se tiene que
disolver por completo.
Con cuidado revuelve con la ayuda de una espátula la mezcla de las claras con el
amasijo de harina y azúcar glas. Revuelve con la espátula hacia una sola
dirección, moviendo al mismo tiempo el tazón con la mezcla en la dirección
contraria.
Para que quede perfecto tendrás que obtener una masa que escurra despacio y
espese desde la espátula como un hilo continuo.
Coloca la masa en una manga pastelera y empieza a formar las galletitas sobre
los círculos dibujados previamente en el papel para hornear. Tienes que exprimir la
masa poco a poco, despacio, y con el último movimiento cortarla hacia un lado
dejando “una colita” pequeña
Cuando todos los círculos estén rellenos de masa, levanta la charola y dale unos
golpecitos contra la mesa para que esas “colitas” desaparezcan y las galletas se
vean uniformes.
Deja la charola reposar por unos 15-20 minutos. Toca la superficie de una de las
futuras galletas, y si la masa se pega al dedo, deja la charola reposar otros 10
minutos.
Una vez lista, hornea la masa a 150 grados durante 14 minutos. Dependiendo de
tu horno el tiempo se puede aumentar o reducir un poco.
Deja los macarrones enfriar a temperatura ambiente y luego retíralos de la charola

La preparación del relleno:


Corta en pedazos la mantequilla y suavízala hasta obtener una masa uniforme.
Bate las yemas de huevo con azúcar hasta que esta última se disuelva. Agrega la
leche y nuevamente bate la mezcolanza.
Coloca la mezcla en el fuego y prepárala hasta que se vuelva espesa y aumente
su volumen tal cual como si fuera un pudín. Ten precaución y controla el fuego
para que la mezcla no se queme.
Vierte la mezcla otra vez en un tazón y revuélvela hasta que se enfrié a
temperatura ambiente. Agrega la mantequilla y revuelve toda esta belleza hasta
que consigas la consistencia de una crema.
Unta el relleno en uno de los macarrones. Después une de a 2 galletas formando
un sándwich.