You are on page 1of 3

INCENTIVAR A LOS JÓVENES PARA LOGRAR UN MEJOR APRENDIZAJE

El salón de clases es el lugar idóneo donde el estudiante se habrá de dotar del


conocimiento que le comparte el docente, y que a su vez esté debe generar las Commented [P1]: Replantear la redacción de este párrafo
condiciones para que el propio estudiante por si solo construya conocimiento. Sin para que quede más clara la idea
embargo así como existen factores que lo pueden obstaculizar también hay un
elemento indispensable para contrarrestar gran parte de esos obstáculos y esa es
la motivación en el aula.

La motivación en el salón de clases es elemental para el aprendizaje del joven


adolescente, que si bien estamos hablando de cosas diferentes se sabe que están
interrelacionadas entre sí, ya que sin una motivación efectiva no hay aprendizaje.

En la actualidad se observa que hay cierto detrimento (bajo nivel académico) en


los jóvenes lo que nos lleva considerar que en cierta medida existe una falta de
motivación por parte de ellos para aprender. Puesto que la motivación es lo que
nos conduce a la realización de una determina acción, hablando de enseñanza
seria la motivación o estimulación por querer aprender.

La motivación como definición implica el proceso por el que el sujeto se plantea


objetivos, donde utiliza los recurso adecuados y mantiene una determinada
conducta, con el propósito de logran una meta. Meta que bien puede ser motivada,
guiada o ayudada a autoconstruir por parte del docente. Donde le permita crear un
ambiente en el que él se motive por sí solo.(Incluir cita si se está tomando la idea
o concepto de motivación de algún autor)

La motivación cuenta con factores intrínsecos y factores extrínsecos; por su parte


(se puede omitir) los factores intrínsecos tienen que ver con esta parte interna del
joven donde por si solo tiene ese motivo o deseo que lo lleva a realizar
determinada conducta, y los factores extrínsecos se desarrollan a partir del
exterior donde él se desenvuelve. (Robert S. Feldman 2004) y es ahí donde el
docente puede influir proporcionando las condiciones necesarias para que el joven
tenga los motivos que le permitan querer aprender.

Pero de qué manera el docente puede promover la motivación del alumno dentro
del salón de clases, tal vez es algo complejo, pues como tal no existe una varita
mágica que se pueda usar cada vez que se requiera, más sin embargo existen
una serie de elementos que contribuyen en cierta medida para acrecentar la
motivación en el joven alumno.

Enseguida se enlistara una serie de aspectos que debemos de tener en cuenta


para ayudan a fomentar la motivación:

* Darles la confianza y seguridad para fomentar sus opiniones.

* Incentivar a los jóvenes en clases.


* Señalar la importancia de la asignatura.

* Fomentar la participación activa.

* Uso de ejemplos apropiados, concretos y entendibles.

* Relacionar actividades o situaciones del aprendizaje con su vida diaria.

* Fomentar la responsabilidad e independencia.

* Explicar a los alumnos los objetivos educativos que tenemos previstos para cada
sesión.

* Plantearles las actividades de forma lógica y ordenada.

* Fomentar la comunicación entre los alumnos y las buenas relaciones, realizando


tareas de grupo.

* Aplicar los contenidos conocimientos adquiridos a situaciones próximas y


cercanas para los alumnos.

Esos son solo algunos de los elementos que (desde el punto de vista de x autor o
autores, incluir cita) podemos tomar en cuenta, pues es una realidad que no todos
los alumnos se motivan igual, por lo que resulta importante estar en constante
búsqueda de actividades motivadoras que sean compatibles con las necesidades
de cada alumno.

Si el estudiante encuentra una motivación realmente efectiva por parte del


docente, habrá de generar aprendizaje significativo, este es un concepto acuñado
por David Ausbel quien explica que el conocimiento verdadero solo puede nacer
cuando los nuevos contenidos tienen un significado a la luz de los conocimientos
que ya se tienen (CITA).

Es decir, que aprender significa que los nuevos aprendizajes conectan con los
anteriores; no porque sean lo mismo, sino porque tienen que ver con estos de un
modo que se crea un nuevo significado; así el estudiante al momento de analizar
un tema, concepto o cualquier contenido dentro del aula, habrá de encontrar una
aplicación inmediata al mismo, una utilidad dentro de su vida cotidiana.

Si el estudiante no encuentra una explicación real de la utilidad del algebra, del tiro
parabólico, de hechos históricos de su entorno, y demás, no encontrará una
utilidad precisa de ese contenido temático y por ende, habrá de sentirlo (fuera?) de
su realidad; donde impera el uso material del dinero, la lucha por un salario. Por
ende, si el adolescente percibe una mayor utilidad en su realidad como un
trabajador asalariado, que dedicar su tiempo a un aula alejada de la realidad,
seguramente se percibirá como aquellos prisioneros de la alegoría de la caverna
de Platón, donde únicamente perciben reflejos de su realidad y no encuentran el
conocimiento y por ello la verdad misma.

Entonces, el papel del docente es fundamental si bien no es el único y decisivo


factor en el desarrollo del estudiante, ya que también interviene el entorno familiar
y social; el profesor habrá de tener la habilidad necesaria de saber guiar al joven
para que justamente supere las adversidades del momento, pensando en un
futuro más claro, y que con perseverancia habrá de vencer todos los obstáculos
que se le presenten, y solamente mediante una motivación oportuna y precisa
habrá de conseguirlo.

Así la motivación dentro del aula será un factor decisivo en la formación integral
del estudiante, no solo durante su desarrollo académico, ya que ahí mismo habrá
de forjar también los valores necesarios para su desempeño profesional durante el
transcurso de su vida.

Bibliografía:

Feldman Robert S. (2006). Psicología con países de habla hispana. (6a ed.)
Mexico: McGraw-Hill

Alonso, J., Alonso, A., Balmori, A. y Grupo GAPPA. (2002). Psicología.


Bachillerato. Madrid: McGraw-Hill

https://archivos.csif.es/archivos/andalucia/ensenanza/revistas/csi