You are on page 1of 5

LECCIÓN 3: “PARA QUE SEAN UNO”

Edición para Maestros de la Guía de Estudio de la Biblia

EL SABADO ENSEÑARÉ P.36


OBJETIVOS
Recuérdale a la clase los objetivos SABER, SENTIR Y HACER en tu edición de maestros:
Saber: Describir la preocupación de Jesús de que sus seguidores estén unidos.
Sentir: Discernir la importancia de la unidad tanto para iglesia como para la misión.
Hacer: Tratar de presentar con precisión el carácter de amor y unidad de Dios al mundo.
CICLO DEL APRENDIZAJE
Agradecemos a maestros por compartir con nosotros sus agradecimientos, opiniones y
experiencias en lo referente a las herramientas que AQUÍ ENTRE NOS procura colocar cada
semana en sus manos con el fin de edificar adecuadamente el Cuerpo de Cristo.
Valoramos mucho que estén tratando de dejar el modelo tradicional de DÍA POR DÍA, que ha
disminuido el impulso que años atrás tenía la Escuela Sabática, y estén esforzándose por
incorporar el CICLO DEL APRENDIZAJE, como el método que la Asociación General pone en
nuestras manos para grabar de manera permanente la doctrina adventista en cada creyente.
Mediante las fases MOTIVA, EXPLORA, APLICA Y CREA, se espera no sólo resaltar la
importancia de una lección, sino también inspirar a nuestros miembros a escudriñar las
Escrituras, aplicarlas a su vida y compartirla con los demás.
MOTIVA (3 Minutos).
Hablemos de MOTIVA; es la fase introductoria de cada repaso de la lección, muestra su
trascendencia y de esa manera crea el ambiente para analizarla animadamente en grupo.
Cuando presentes esta parte, hazlo como si cada miembro de la clase te preguntara: ¿por qué
es IMPORTANTE esta lección para mí? Para facilitar al maestro esta fase, la Edición del
Maestro usa un material llamado DIÁLOGO INICIAL, que para la lección de esta semana está
en la página 37 donde se nos comenta la experiencia de la doctora Wendy Jackson cuando se
mudó de Nueva Zelanda para estudiar en los Estados Unidos. Ella se convirtió en una
“embajadora involuntaria” de su nación, ya que la gente asociaba todo lo que hacía con su
país de origen: su acento, alimentos, expresiones y hasta su forma de vestir. Conecta esta
experiencia con lo que nos sucede como cristianos, ya que quienes nos rodean asumirán que
nuestro comportamiento concuerda con el carácter del Dios a quien representamos.
Ahora pregunta a cada miembro de la clase: En una escala de 1 a 10, ¿qué tan bien está
representando nuestra iglesia local el carácter de Dios? Con esta sencilla participación, ya
estará la clase preparada para pasar a la sección Explora.

EXPLORA (15 Minutos).


Con esta etapa, como maestro resaltarás ante la clase las ideas clave de la lección. Imagina
que cuando la conduzcas, tu clase está preguntándose: ¿Qué necesito SABER de la Palabra de
Dios?
La herramienta que nos da la Edición del Maestro para EXPLORA es el Comentario de la
Biblia, que podrás encontrar a partir de la página 37.
COMENTARIO DE LA BIBLIA, Pág. 37
La base de nuestro estudio está en Juan 17, la oración sumo-sacerdotal de Cristo. Aunque
escogí la mayoría de mis puntos del Comentario de la Biblia, el orden que les doy es un poco
diferente. La razón por la que preferí invertir el orden es porque la parte final de la oración
del Señor nos atañe a nosotros los creyentes de este tiempo.
1. Jesús ora por los creyentes futuros.
a. Para que sean uno. Juan 17:20-23 presenta la mayor preocupación de Jesús en
su oración, o lo que representaba su más grande interés con respecto a los
cristianos del futuro, ¿de qué se trataba? Seguramente en la clase aflorarán
expresiones como “que seamos uno”, o LA UNIDAD, o que estemos
“perfectamente unidos”. Luego que ellos participen pregunta: ¿Cómo imaginan
ustedes que es estar perfectamente unidos?
b. Para que el mundo crea en Jesús. Es importante saber que a Jesús le
preocupaba nuestra unidad, seguramente sabía que el enemigo trataría de
dañarla desde el interior con diferencias, rencillas, razonamientos teológicos
polarizados y otras ardides. Lee con la clase Juan 17:21 y luego añade: la razón
por la cual el Señor oró por nuestra unidad es “para que el mundo crea que tú
me enviaste”, es decir que Jesús es el enviado del Padre. ¿Cómo la unidad logra
que el mundo crea en Jesús como el Enviado? Y abre la participación de la
clase, que seguramente traerá mucha edificación.
c. Para que el mundo conozca. Algo que podemos resaltar es que el Señor es
muy realista en su oración y asume que no todos creerán en Él, a pesar de
nuestro testimonio de unidad, sin embargo, aunque no crean al menos
CONOCERÁN o les quedará claro que Jesús es el enviado del Padre celestial.
Lean Juan 17:231 y traten de responder: ¿Cómo podremos llegar a la perfecta
unidad? Aunque la respuesta está explícita en el versículo, es posible que no
sea muy obvia, si es necesario resalta que la perfecta unidad sólo es posible
mediante Cristo, que nos conecta con el Padre, la frase es “yo en ellos y tú en
mí…”
2. Jesús ora por sus discípulos. En la oración sumo-sacerdotal, el Señor Jesús ora por
los discípulos que tenía en ese momento. Veamos las tres cosas por las que el Salvador
ora en cuanto a ellos:
a. Protección. En el caso de los creyentes futuros, Jesús pide dos veces por su
unidad, en el de los seguidores de ese momento, ¿Por qué cosa pidió dos veces?

1
“Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que
tú me enviaste”.
Lean Juan 17:11,15.2 Seguramente la clase atinará diciendo que Jesús le pide al
Padre que los GUARDE, es decir, que los PROTEJA. ¿De qué necesitaban
protección los discípulos de Jesús? La respuesta que puedes enfatizar cuando
ellos den sus opiniones es del MUNDO y del MAL; que son dos artimañas del
enemigo: seducirlos a la mundanalidad o dañarlos con la persecución.
b. Unidad. Según Juan 17:113 ¿Cuál es la razón por la que el Señor pide que sus
discípulos sean guardados del mundo? Para que tengamos la misma unidad
que hay entre el Padre y el Hijo. Es valioso que resaltes que cuando el Señor
pide al Padre que los guarde del mal no menciona la unidad, pero en la
protección contra la mundanalidad sí. ¿Por qué es más peligrosa la
mundanalidad contra la unidad que la persecución? Abre la participación en tu
clase.
c. Santificación. La última petición de Jesús por los discípulos de su tiempo está
en Juan 17:17: “Santifícalos en tu verdad; tu Palabra es verdad”. Pregunta a tu
clase si ¿hay alguna relación entre la santificación de un cristiano y la unidad
de la iglesia? Déjalos participar un par de minutos.
3. Jesús ora por sí mismo. Lo último que queremos resaltar es que Jesús oró por sí
mismo.
a. Glorificación. Al igual que Jesús pidió DOS veces por la unidad de los
creyentes futuros, DOS veces por protección para los discípulos de su tiempo,
también pidió DOS veces algo para sí mismo. Lean Juan 17:1,54 y descubran
como clase de qué se trataba. Jesús pedía que el Padre lo glorificara. Dile a la
clase que la glorificación de Jesús ocurriría cuando su muerte vicaria o sustituta
fuera aceptada y la humanidad redimida por la eternidad; así que lo que más
deseaba el Señor era tener la seguridad que el plan de salvación se hubiera
consumado.
b. Vida eterna. En consonancia con esa idea, el Señor expresa su deseo se dar
vida eterna a sus seguidores. ¿Cómo define el Señor la vida eterna? Lean Juan
17:3: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a
Jesucristo, a quien has enviado.” La respuesta es conocer al Padre y al Hijo. El
término conocer en la Biblia tiene un significado de relación. Menciónale a la
clase que hay una diferencia entre conocer a alguien y conocer de alguien.
Luego pregunta, ¿Cuál es la diferencia entre conocer A Dios y conocer DE
Dios? ¿En qué sentido CONOCER A DIOS es tener vida eterna? Enfatiza el
tener una relación muy estrecha con el Señor.
APLICA (Mínimo 10 Minutos).
Asegúrate que cuando comiences la sección APLICA tengas suficiente tiempo para ella.
Recuerda que es la parte más importante del CICLO DEL APRENDIZAJE porque está pensada
en generar participación mediante opiniones. Cuando dirijas esta sección con la clase imagina

2
“guárdalos en tu nombre… que los guardes del mal.”
3
“guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros”
4
“Padre… glorifica a tu Hijo… Padre, glorifícame tú al lado tuyo”
que ellos están preguntándose ¿cómo puedo aplicar lo que he aprendido de la Palabra de
Dios?
Las preguntas de aplicación las puedes encontrar por todas partes en la lección, tanto en la
Edición del Alumno, como en la del Maestro; en la parte del alumno están dispersas durante
los días de la semana, especialmente el viernes bajo el título PREGUNTAS PARA DIALOGAR,
en la Edición del Maestro están en el BOSQUEJO DE LA LECCIÓN de EL SÁBADO
ENSEÑARÉ, en el Comentario de la Biblia bajo el subtítulo Considera, y por su puesto en
APLICA con las Preguntas de Aplicación.
Las preguntas que esta semana escogí son las siguientes:
1. Si la perfecta unidad entre nosotros es un testimonio al mundo que Jesús es el Hijo de
Dios, ¿qué testificaría nuestra desunión?
2. Como iglesia, ¿cómo podemos protegernos de personas que, mediante falsas
enseñanzas, pueden causar divisiones entre nosotros?
3. ¿Qué pueden hacer tanto miembros como dirigentes de la iglesia para ayudar a
prevenir conflictos y camarillas (o sea grupos divisionistas) en una iglesia local? ¿Qué
tan importante es detener esos problemas antes que se agranden y se contagien?
4. Analiza con la clase Proverbios 6:16-19 donde están las siete “cosas que aborrece
Jehová”, principalmente la última. ¿Por qué creen que esto es tan aborrecible para el
Señor?
CREA (2 Minutos).
Completemos el Ciclo del Aprendizaje con CREA, llevando a la práctica lo que hemos
estudiado mediante una tarea para realizar personalmente durante la semana. Planea esta
actividad considerando que cada alumno se pregunta: ¿qué puedo hacer con la palabra de
Dios?
La tarea que les recomiendo dejar es que impriman y repartan a cada miembro de la clase el
formato que preparé y que pueden encontrar en un link en la descripción del video.
Entréguenlo a cada alumno para que en sus casas elaboren una lista con todas las cosas que
no les gusta de la iglesia o con las que están en desacuerdo. Ahí puede entrar desde el tema de
la ordenación de la mujer, pasando por el horario de cultos, ciertas posiciones teológicas, en
fin, todo lo que a cada uno se les ocurra. Después que la lista esté terminada, orientales a que
lean en voz alta la declaración al final, oren y sellen su voto con su nombre, firma y fecha.
Anímalos a leer esta declaración al menos una vez por semana durante todo el trimestre o al
terminar la clase cada sábado. Una recomendación final es que recorten el papel por donde se
indica y que se queden sólo con la parte del voto.
CONCLUSIÓN.
La manera de terminar la lección es dando la conclusión. Recuerda que tenemos dos
RESÚMENES que podemos usar para concluir, uno en la lección del viernes y el otro en el
bosquejo. Te recomiendo decir la primera frase del resumen que se encuentra el viernes: “La
oración sumo-sacerdotal de Jesús en Juan 17 es un recordatorio de que Él todavía se preocupa
por la unidad de la iglesia en la actualidad”. Y con esto puedes dar por terminada la lección.
Nota: Este bosquejo no pretende limitar tu creatividad, sino servirte de herramienta para edificar la Iglesia
del Señor ya eres un instrumento escogido por Dios justamente para eso.
“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y MAESTROS,
a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”
(Efesios 4:11,12).