You are on page 1of 3

METALES PESADOS

Origen.

Los metales pesados y elementos traza de importancia en el medio ambiente por su


trascendencia en la contaminación de suelos y, por tanto, de cultivos agrícolas
pueden ser de naturaleza geogénica (origen natural) o antropogénica. Se habla de
origen natural cuando los contenidos de metales se atribuyen a la composición de
los distintos minerales presentes en el suelo. Los metales son de origen antrópico
cuando sus concentraciones son mayores a las correspondientes a su composición
geoquímica y son el resultado de las actividades del hombre por actividades
industrial, minera y agrícola.

La concentración de metales pesados en el suelo se encuentra en condiciones normales


en suelo debido a la composición litológica y de los procesos edafogenéticos que dan
lugar al suelo, sin embargo, debido a la actividad humana (actividades industriales y
agrícola) estas concentraciones han aumentado considerablemente provocando
toxicidad en este medio. Los metales considerados como más peligrosos son: Cd, Pb,
Hg, Cu, Sb, Cr, Ni, As.
En el suelo la concentración de metales varía considerablemente, pudiendo encontrarse
como iones libres, adsorbidos, formado complejos organominerales o precipitados.
Entre las diferentes formas donde se queda un metal pesado en el suelo existe un
equilibrio dinámico sobre el que influirán las condiciones del medio, el tipo de planta y
los microorganismos que subsistan en él. La acumulación de los metales pesados en el
suelo se reduce ligeramente por la lixiviación, absorción por las plantas, erosión, etc.,
pero sin duda, el suelo puede convertirse en un almacén de estos contaminantes durante
cientos de miles de años, puesto que contendrá aquellos metales que no hayan sido
capaces de salir del sistema.
ACTIVIDAD INDUSTRIAL: esta actividad puede contaminar el suelo por vía aérea, a
través de deposición de material particulado y emisiones gaseosas, aguas residuales,
residuos domésticos.
Las actividades que incrementan las cantidades de estos metales pesados son:
 Actividades de minería y fundición: El proceso de minería implica una serie de
operaciones que pueden producir contaminación, como el polvo originado en estas
actividades o en capas superiores de suelos minerales donde hay altas concentraciones
de Cu, Ni, Se, Fe, entre otros
 Generación de electricidad: La combustión de carbón genera deposición de metales
en suelos y la de petróleo puede ser fuente de plomo, níquel y vanadio.
 Las fábricas de hierro y acero emiten metales como el níquel, las de baterías emiten
cantidades considerables de plomo. Los metales asociados con áreas altamente
industrializadas, incluyen Cd, Cr, Fe, Pb, Zn y Hg.
ACTIVIDAD AGRÍCOLA: esta actividad puede contaminar el suelo con metales
pesados a través de la aplicación de fertilizantes que contiene trazas de metales pesados
(fostatos), de plaguicidas, estiércol, purines, compost y lodos de aguas residuales

Analisis

Los metales pesados pueden ser de origen natural y antrópico. El contenido de


metales pesados en los suelos está muy relacionado con la composición
geoquímica del suelo y la cercanía a explotaciones mineras

El aporte de metales pesados a suelos de uso agrícola puede ocurrir a través de


la depositación atmosférica, del riego y de las aplicaciones de fertilizantes,
plaguicidas, enmiendas inorgánicas y enmiendas orgánicas, principalmente
lodos de plantas de tratamiento de agua servidas, composts .

Los metales pesados pueden generar problemas de toxicidad que afectan la


vida de los organismos del suelo, los principales procesos biológicos
(degradación de la materia orgánica, fijación de nitrógeno, respiración) y la
producción y calidad de los cultivos.