You are on page 1of 126

Hacia la Gestión Estratégica

del Agua y Saneamiento


en el Sur-Sur
Visiones, Aprendizajes y Tecnologías
Paula Juarez
Compiladora
Hacia la Gestión Estratégica del
Agua y Saneamiento en el Sur-Sur
Visiones, Aprendizajes y Tecnologías

Paula Juarez
Compiladora y editora

Autores:
Nicolás Avellaneda - Marcelo Arzelán - Lucas Becerra - Silvina Belmonte - Ricardo
Caso - Soledad De León - Judith Franco - María de los Ángeles García - Armelle
Goareguer - Paula Juarez - Emilce López - Adrían Matta - Ramón Osinaga - Natalia
Osinaga - Sonia Ramella - Julio Rodas - Nilsa Sarmiento - Daniela Savid - Hernán
Thomas
Hacia la gestión estratégica del agua y saneamiento en el sur-sur: visiones, aprendizajes y tecnologías / Paula
Juarez... [et al.] ; compilado por Paula Juarez; editado por Paula Juarez. - 1a ed . - Bernal: Universidad Nacional
de Quilmes, 2018.
Libro digital, PDF

Archivo Digital: descarga


ISBN 978-987- 558-505- 8

1. Gestión. 2. Tecnología. 3. Recursos Naturales. I. Juarez, Paula; Julio Rodas; Nicolás


Avellaneda II. Juarez, Paula, comp. III. Juarez, Paula, ed. CDD 333.91

© Universidad Nacional de Quilmes, 2018


© De esta edición, Universidad Nacional de Quilmes, 2018
RoqueSáenzPeña352,Bernal,BuenosAires,Argentina.
Tel: (54 11) 4365 7100 interno 5851
Web: http://iesct.unq.edu.ar/

Diseño editorial:
Esteban Bollatti y Verónica Bollatti

La obra intelectual Hacia la Gestión Estratégica del Agua y Saneamiento en el Sur-Sur. Visiones,
Aprendizajes y Tecnologías fue compilada y editada por Paula Juarez y se distribuye bajo una
licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivar 4.0 Internacional. URL de la
licencia: http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/

Las fotografías consignadas en este libro fueron aportadas por los autores.
I NDICE
PRESENTACIÓN……………………………………………………………………………………………………..6

INTRODUCCIÓN……………………………………………………………………………………………...…..….7

PRIMERA PARTE
Experiencias de Gestión Social del Agua y Saneamiento en el Gran Chaco Americano

1. Saneamiento Ambiental con Enfoque Sistémico en Paraguay: Sistematización de Experiencias de


Agua y Saneamiento en Escuelas. Julio Rodas…………………………………………………………….13
2. Sistematización de una Experiencia de Gestión Comunitaria del Agua en Zonas Rurales Aisladas:
Un Caso de Articulación Intersectorial (Córdoba, 2014-2018). Nicolás Avellaneda, Soledad De León y
Daniela Savid…………………………………………………………………………………………………………33
3. Agua para el Desarrollo. Hacia la Planificación Estratégica de Sistemas Tecnológicos Sociales.
Paula Juarez, Lucas Becerra y Hernán Thomas……………………………………………………………45

SEGUNDA PARTE
Sobre Políticas, Aprendizajes y Tecnologías

4. Acceso al agua en el Chaco Salteño: Una mirada Integral a un problema no resuelto. Silvina
Belmonte, Emilce López, Nilsa Sarmiento, María de los Ángeles García, Ricardo Caso, Armelle
Goareguer y Judith Franco…………………………………………………………………………….67
5.Tecnología de 'Cosecha de agua de lluvia' a nivel de cuenca hidrográfica en la provincia Cordillera
(Bolivia). Ramón Osinaga, Marcelo Arzelán, Adrían Matta y Natalia Osinaga…………………………85
6. La gobernabilidad del servicio de agua en Argentina desde un análisis de las normativas.
Sonia Ramella y Paula Juarez………………………………………………………………………………..109

AGRADECIMIENTOS……………………………………………………………………..………………………123
Hacia la Gestión Estratégica del
Agua y Saneamiento en el Sur-Sur

P RESENTACIÓN

El libro Hacia la Gestión Estratégica del Agua y Saneamiento en el Sur-Sur. Visiones,


Aprendizajes y Tecnologías es el producto de aprendizajes y nuevas reflexiones realizadas por
investigadores de diversas instituciones académicas e instituciones de investigación y desarrollo así
como aportes de hacedores de organizaciones sociales y de base territorial que buscan contribuir a
mejorar el acceso y disponibilidad de servicios de agua y saneamiento en el Gran Chaco.
Esta publicación se realizó a partir de la convocatoria Agua para el Desarrollo realizada por el
Programa SEDCERO en el marco del III Encuentro Mundial del Chaco (Villamontes, Bolivia) en el año 2016
y suma las contribuciones del proyecto de investigación “Gestión de saberes y conocimientos
científico-tecnológicos para la resolución de problemáticas de agua en Argentina.
Relevamiento, sistematización y análisis de aprendizajes de gestión, tecnologías y
normativas" (Proyecto GECOA) dirigido por Paula Juarez, coordinadora del Programa SEDCERO
e investigadora del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la Universidad Nacional
de Quilmes.
Los capítulos de esta publicación abordan dos líneas de trabajo: (1) análisis de experiencias de gestión
social del agua para consumo, saneamiento y agua para producción desarrolladas en la región del Gran
Chaco Americano (Argentina, Bolivia y Paraguay), y (2) estrategias de construcción de conocimientos
científico y de diseño de tecnologías adecuadas para enfrentar problemáticas de agua. Ambos son
elementos clave para pensar la gestión estratégica del agua en la región.
Este libro representa un aporte de miembros del Programa SEDCERO para trabajar en esta importante
temática en la búsqueda de mejorar y garantizar el derecho humano al agua y saneamiento en la región.
Agradecemos el apoyo y aporte de todos sus autores.
6
I NTRODUCCIÓN

Paula Juarez
Compiladora y editora

El acceso a los servicios de agua y saneamiento es vital para lograr procesos de desarrollo inclusivo
sustentable. En la región del Gran Chaco Americano -Argentina, Bolivia y Paraguay-, estos servicios -que son
derechos humanos- son deficitarios, particularmente en las zonas rurales. Pensar colectivamente: los
problemas de agua y saneamiento persistentes y su relación con las dinámicas de inclusión/exclusión
social, abordar la generación de conocimientos tecnológicos y de investigación sobre los temas relativos al
agua, y reflexionar sobre cómo contribuimos a la concepción e implementación de soluciones para
garantizar estos derechos humanos - al Agua y Saneamiento-, son los objetivos de esta publicación.
El libro Hacia la Gestión Estratégica del Agua y Saneamiento en el Sur-Sur. Visiones, Aprendizajes y
Tecnologías es el resultado de múltiples aprendizajes y reflexiones colectivas e individuales realizadas por
hacedores sociales, tecnólogos, investigadores, y ciudadanos vinculados a las temáticas de agua
(entendiendo el agua en términos amplios). Al mismo tiempo, es una publicación que plantea un
posicionamiento político al pensar los flujos del 'agua' en términos situados territorialmente y orientados al
desarrollo inclusivo sustentable.
Como producto colectivo, este libro es el inicio de un proceso de gestión del conocimiento sobre agua y
saneamiento para la región. Superando las miradas academicista neutrales, aquí la intención es poner en
valor los saberes, aprendizajes y conocimientos que se vienen produciendo desde y para los territorios del
Sur-Sur en virtud de garantizar estos derechos.
Los capítulos de esta publicación abordan dos líneas de trabajo:
7

» la sistematización y análisis de modelos de gestión social y tecnológica del agua y saneamiento


desarrollados en la región, y
» el análisis de herramientas metodológicas y tecnológicas específicas para abordar temáticas del
agua.
Hacia la Gestión Estratégica del
Agua y Saneamiento en el Sur-Sur

En la primera parte del libro se presentan tres capítulos que realizan contribuciones sobre la gestión social
del agua y/o saneamiento en zonas rurales del Gran Chaco Americano. Particularmente, todas ellas
buscaron construir abordajes sistémicos y participativos en el desarrollo de sus iniciativas y exponen sus
aprendizajes, limitaciones y desafíos futuros.
Capítulo 1. SANEAMIENTO AMBIENTAL CON ENFOQUE SISTEMICO: SISTEMATIZACION DE
EXPERIENCIA DE AGUA Y SANEAMIENTO EN ESCUELAS, por Julio Alberto Rodas.
Este capítulo presenta una sistematización del proyecto “Agua, Saneamiento e Higiene en Escuelas de
Teniente Irala Fernández” realizado en Paraguay cuyo objetivo fue prestar una cobertura eficiente y de
calidad del acceso a agua y saneamiento en todas las escuelas de un distrito. Esta acción se ha ejecutado
desde una perspectiva integral y holística cuyo marco conceptual denominamos como “Saneamiento
Ambiental con enfoque sistémico”.
El capítulo aborda desde el análisis de la situación actual de la educación escolar básica en escuelas
indígenas y “latinas” en Paraguay, la interrelación entre los múltiples factores que inciden negativamente en
el aprendizaje en las escuelas, y la propuesta sistémica de resolución de esos problemas que abarca el
abastecimiento de agua, saneamiento e higiene.
Finalmente, se presentan algunos aprendizajes e insumos para pensar el diseño de políticas públicas desde
la perspectiva del Saneamiento Ambiental con enfoque sistémico.
Capítulo 2. SISTEMATIZACIÓN DE UNA EXPERIENCIA DE GESTIÓN COMUNITARIA DEL AGUA EN ZONAS
RURALES AISLADAS: UN CASO DE ARTICULACIÓN INTERSECTORIAL (Córdoba, 2014), por Nicolás
Avellaneda, Soledad De León y Daniela Savid.
Frente a los problemas de acceso a agua para consumo y producción de las comunidades rurales aisladas
de Argentina, en el marco del Programa SEDCERO, la Fundación Plurales junto a otras organizaciones
públicas y privadas desarrollaron una iniciativa de resolución de estas problemáticas con fuerte
participación comunitaria, perspectiva de género y articulación interinstitucional, el proyecto se denominó
Unidos por el Agua.
Este capítulo se orienta a sistematizar los principales aspectos del proyecto en los siguientes niveles: el
escenario de la situación problemática, el diseño de la solución social y tecnológica propuesta (con
especial énfasis en la articulación intersectorial), los logros de la iniciativa, y finalmente, sus aprendizajes
para escalar y reaplicar este modelo de gestión social del agua en otras zonas rurales aisladas del país y la
región.
Capítulo 3. AGUA PARA EL DESARROLLO. HACIA LA PLANIFICACIÓN ESTRATEGICA DE
SISTEMAS TECNOLÓGICOS SOCIALES (Proyecto D.A.P.E.D., 2014-2018), por Paula Juarez, Lucas
Becerra y Hernán Thomas.
Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas impulsan como parte de sus metas garantizar el
8

acceso a agua y saneamiento para todos de forma sostenible (meta 7.c) considerando que estos servicios
están directamente relacionados con las posibilidades de desarrollo social. Actualmente, en Argentina, los
instrumentos de política que operan sobre los servicios de agua y saneamiento han tomado relevancia en
las agendas públicas de diversos organismos estatales, organizaciones no gubernamentales y de
cooperación internacional, sin embargo, persisten los problemas y las zonas rurales aisladas y dispersas
continúan sin ser objeto de la política pública (Juarez, 2015).
INTRODUCCION

El capítulo analiza algunos aprendizajes del proyecto público “Derecho de Acceso a Bienes: Agua para el
Desarrollo” (DAPED, 2014-2018) cuyo objetivo fue impulsar el desarrollo rural focalizando en el acceso a
agua para consumo, saneamiento y agua producción. Esta iniciativa fue ejecutada en comunidades rurales
del Chaco por un consorcio público entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y la Universidad
Nacional de Quilmes, y fue financiada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación. El capítulo
transcurre desde el análisis de los problemas de planificación puntual hasta la planificación de estrategias
de Sistemas Tecnológicos Sociales propuesta teórico-práctica desarrollada por el proyecto.
Como reflexión final, se plantean algunos insumos y aprendizajes, desde una perspectiva socio-técnica,
para mejorar las estrategias y las políticas públicas de desarrollo rural inclusivo sustentable focalizado en
acceso a agua y saneamiento.

En la segunda parte del libro, se presentan tres capítulos que abordan estrategias de análisis de datos
técnicos- metodológicos y análisis político jurídico para abordar diversos tipos de problemas tecno-
cognitivos con una mirada macro de los territorios. Cada uno de los trabajos presenta formas de pensar
diversos aspectos de la construcción de datos e información para la toma de decisiones y el diseño de
políticas y estrategias de acceso a agua para consumo y producción.
Capítulo 4. ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO: MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO
RESUELTO, por Silvina Belmonte, Emilce López, Nilsa Sarmiento, María de los Ángeles García, Ricardo
Caso, Armelle Goareguer, Judith Franco.
Existen diversas iniciativas y muchas instituciones trabajando en el Chaco salteño con el tema de acceso al
agua. No obstante los esfuerzos, esta problemática persiste. El trabajo plantea analizar la situación desde
una perspectiva territorial y participativa, lo cual implica integrar aspectos ambientales, sociales,
institucionales y tecnológicos en la búsqueda de posibles soluciones. Entre los avances presentados se
destacan: un sistema de información de agua, el planteo de una metodología de evaluación multicriterio
para la identificación de áreas prioritarias, un análisis comparativo de tecnologías para la desalinización, el
desarrollo de un generador de agua potable con energía solar y un estudio de alternativas para el
tratamiento de los residuos (sales concentradas).
En las conclusiones se resalta la importancia de articular acciones en post de un trabajo territorial y la
necesidad de superar soluciones puntuales promoviendo miradas más integrales y sustentables para la
temática de acceso al agua en esta zona.
Capítulo 5. COSECHA DE AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE CUENCA HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA, por Ramón Osinaga, Marcelo Arzelán, Adrián Matta, y
Natalia Osinaga.
En la provincia boliviana Cordillera, la concentración de lluvias en el periodo de primavera-estival, provoca
9

un periodo de sequía de 6 a 8 meses, afectando la disponibilidad de agua, con la consiguiente baja eficiencia
y rentabilidad de la producción pecuaria. En este trabajo se considera que se puede atenuar esta situación
mediante la “Cosecha de Agua” tomando como unidad operativa la Cuenca Hidrográfica.
La provincia de Cordillera tiene 6 cuencas: Río Grande, Río San Julián, Río Parapetí, Río Cuevo, Río San
Miguel, Río Tucavaca. En este capítulo se analizaron cada una de las cuencas y se delimitaron 1.335
subcuencas a través del uso de herramientas SIG. Para cada una de ellas, se determinaron parámetros
morfométricos, el caudal medio escurrido anual y el escurrimiento específico. La superficie de las
subcuencas varía entre 1.700 y 6.000 ha. El volumen medio escurrido anual varía entre 3.900.000 y
Hacia la Gestión Estratégica del
Agua y Saneamiento en el Sur-Sur

15.000.000 m3 y el escurrimiento específico entre 2 y 7 l/s/km2. Se realizó la priorización de las


subcuencas menores mediante Evaluación Multicriterio, evaluando factores biofísicos y socioeconómicos,
y se delimitaron 28 subcuencas menores de 'Muy Alta Prioridad'.
Finalmente, el trabajo concluye que en el Chaco Americano es posible evitar la carencia de agua para
diversos fines a través de la “Cosechar el agua de lluvia” y su almacenamiento en estructuras como
represas.
Capítulo 6. LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA EN ARGENTINA DESDE UN
ANÁLISIS NORMATIVO, por Sonia Ramella y Paula Juarez.
A pesar de que el acceso a agua es un derecho de rango constitucional en Argentina, aun hoy existen más de
5 millones de personas que no acceden a este servicio público. El acceso y distribución del agua potable y/o
segura en un país federal como Argentina requiere abordar sus aspectos político-jurídicos, porque
hablamos de 24 provincias (contando Ciudad de Buenos Aires), con 24 formas diferentes de gestionar este
servicio. Son numerosos los problemas de gobernabilidad del servicio de agua, tanto por su heterogeneidad
y dispersión en la gestión, como porque la participación de la ciudadanía no está contemplada en su
planificación, no siempre existen órganos de control y monitoreo provincial, o no siempre hay canales o
herramientas jurídicas para bregar por las garantías constitucionales que aseguren el derecho al agua a la
población.
Por estas razones, es crucial indagar sobre las normativas, regulaciones y organismos (públicos o privados)
encargados de la provisión y ordenamiento del acceso a agua. En este capítulo nos proponemos describir y
analizar los entramados institucionales provinciales del servicio, sus marcos regulatorios, la modalidad de
prestación del servicio (centralizada/descentralizada, publica/privada/mixta), así como brindar el
recorrido legal a la ciudadanía para solicitar que se garantice la accesibilidad y la calidad del servicio de
agua potable en cada distrito del país. Como resultado, se presentan algunas reflexiones e insumos para
pensar cómo mejorar la gobernabilidad ciudadana del acceso a agua potable.

Finalmente, este libro representa una contribución orientada a fortalecer la gestión del conocimiento sobre
temáticas relativas al agua en la región Sur-Sur. Agradecemos a los autores sus aportes y el apoyo
expresado para realizar esta publicación. Y convocamos a todos los actores del territorio a trabajar de
forma colaborativa bajo la consigna:

¡El Agua es un Derecho, Agua para el Desarrollo!


10
PRIMERA PARTE
Experiencias de Gestión Social del Agua
y Saneamiento en el Gran Chaco Americano
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano
12
1. SANEAMIENTO AMBIENTAL CON ENFOQUE SISTÉMICO
SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIA DE AGUA Y SANEAMIENTO EN ESCUELAS

Julio Alberto Rodas


Fundación Mingara
j.alberto.rocas@hotmail.com

·
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo es una sistematización de una experiencia de acceso a agua y saneamiento en escuelas
implementada en el distrito de Teniente Irala Fernández del Departamento de Presidente Hayes del Chaco
paraguayo con cooperación de UNICEF y el gobierno municipal. Dicha sistematización fue posible gracias al
apoyo de Redes Chaco -específicamente su línea de agua, el Programa SEDCERO- y la Fundación AVINA.
En primer lugar, se presenta la situación del sector de agua y saneamiento en el Chaco Paraguayo con
enfoque de derechos; los avances de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y los nuevos desafíos
planteados en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) relacionados esta región. Posteriormente se
señala brevemente la situación del sector de agua y saneamiento en particular en la región chaqueña
paraguaya.
Y como respuesta a los problemas de acceso a agua, se presenta el proyecto “Agua, Saneamiento e Higiene
en Escuelas de Teniente Irala Fernández”. Esta iniciativa tiene como fin, además de presentar diferentes
opciones tecnológicas, tener una cobertura de agua y saneamiento en todas las escuelas del distrito. Esta
acción se ha ejecutado desde una perspectiva integral y holística, cuyo marco conceptual lo denominamos
como “Saneamiento Ambiental con enfoque sistémico”. Desde el análisis de la situación actual de la
educación escolar básica en escuelas indígenas y “latinas” y la interrelación entre los múltiples factores
que inciden negativamente en el aprendizaje en las escuelas, se ha profundizado en el abordaje de tres
áreas del sistema: agua, saneamiento e higiene. Justamente la propuesta, parte de un enfoque sistémico
13

como respuesta a una realidad compleja con componentes o subsistemas identificados. La experiencia
colabora en desarrollar algunas reflexiones temáticas desde el punto de vista técnico, social y económico.
Finalmente, en base a todo lo expuesto, se extraen algunos aprendizajes como insumos para colaborar en el
diseño de lineamientos para políticas públicas en agua y saneamiento desde una perspectiva sistémica.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

1. AGUA Y SANEAMIENTO CON ENFOQUE DE DERECHO

Uno de los Objetivos del Mileno pretendía “Garantizar la sostenibilidad del medio Ambiente” (ODM 7). La
meta propuesta era Reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas sin acceso sostenible al
agua potable y a servicios básicos de saneamiento.
Según el informe del gobierno paraguayo se ha cumplido con las metas establecidas en los ODM. El
porcentaje de personas con acceso a fuente de agua mejorada paso del 61,5 a 87,1% (la meta 76,8%). El
porcentaje de población con acceso a saneamiento mejorado en el año 2000 era del 59,9% y al año 2014
subió al 80,1% siendo la meta del 76,9% (GS, 2015).
El informe del Gobierno paraguayo coincide con el informe del PNUD en Paraguay con relación al acceso a
agua potable. Ambos informes refieren que Paraguay alcanzó la meta prevista al llegar al 75% de cobertura
en el año 2010; sin embargo, con relación al saneamiento mejorado, las brechas aún son importantes (PNUD
Paraguay, 2010).
A pesar del logro de una de las metas, los desafíos en el futuro son de mucha relevancia: el 25% de la
población que no accede a agua en red y los esfuerzos a fin de dotarla de saneamiento mejorado deben ser
aún mayores, principalmente en zonas rurales del país, que llega solamente 38,6% de cobertura (PNUD
Paraguay, 2010). Incluso estas cifras varían si se toma a la población chaqueña como se demuestra a
continuación:
Gráfico N° 1: Tipo de Baño Gráfico N° 2: Fuente de agua para beber

Los datos finales en agua y saneamiento en el Chaco del Censo de comunidades indígenas del 2012
realizado por la DGEEC presentan la siguiente información:
14

» El saneamiento es deficitario: 52% de las viviendas tienen letrinas precarias o no lo tienen.


» Solo el 6% de las viviendas cuentan con agua para beber de una red pública de Empresa de
Servicios Sanitarios del Paraguay (ESSAP) o Juntas de Saneamiento.
» El 70% de las viviendas se proveen de agua para beber de sistemas de auto provisión cuya
potabilidad no está garantizada (aljibes: 41%, rio, represa, lago, arroyo, tajamar: 29%).
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

1.1. Los desafíos de los ODS


En la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, los Estados Miembros de la ONU aprobaron los
Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la
injusticia, y hacer frente a las amenazas del cambio climático que incluye un conjunto de 17 objetivos. En la
temática de agua y saneamiento, el ODS 6 concretamente menciona “Garantizar la disponibilidad de agua y
su gestión sostenible y el saneamiento para todos”. Igualmente menciona que:
El agua libre de impurezas y accesible para todos es parte esencial del mundo en que
queremos vivir. Hay suficiente agua dulce en el planeta para lograr este sueño.
La escasez de recursos hídricos, la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado
influyen negativamente en la seguridad alimentaria, las opciones de medios de subsistencia
y las oportunidades de educación para las familias pobres en todo el mundo. La sequía
afecta a algunos de los países más pobres del mundo, recrudece el hambre y la desnutrición.
Para 2050, al menos una de cada cuatro personas probablemente viva en un país afectado
por escasez crónica y reiterada de agua dulce (ONU, 2015).
La formulación de los ODS es una oportunidad para incluir el Chaco en la senda del desarrollo incluyente,
sostenible y resiliente. Con el manejo adecuado de los recursos naturales, se puede afirmar que el Chaco
cuenta con suficiente recursos hídricos para el desarrollo social y económico de sus comunidades. Beber
“agua chocolatada” (agua turbia con muchos sedimentos) o de mala calidad y el saneamiento precario inciden
negativamente en la salud, la alimentación, en la subsistencia y en las oportunidades de la educación
principalmente de niños y niñas del Chaco. El elevado ausentismo a causa de diarreas y vómitos y padecer
de sed en la escuela posterga toda una generación y condena al círculo vicioso de la pobreza.

2. SITUACIÓN PROBLEMÁTICA DE ACCESO A AGUA Y SANEAMIENTO EN EL


CHACO
En el Chaco, al igual que otras regiones del país, el crecimiento poblacional en las ciudades, pueblos y
comunidades implica el aumento de los requerimientos de infraestructura sanitaria. En forma deficitaria, el
Estado (central, regional o local) atiende a los servicios básicos de agua, y saneamiento con otros servicios
como los de energía eléctrica, educación, transporte público. Las actuales soluciones sanitarias
convencionales unifamiliares de las letrinas de fosa seca para familias de bajos recursos y baños
“modernos” con descarga hídrica con los pozos absorbentes son inadecuados, ya que conllevan
consecuencias tales como serios problemas de salud en la población y alta contaminación de la napa
freática superficiales que en muchos casos son fuentes de agua dulce para consumo humano. A medida
que aumenta la población, la solución escapa del dominio individual y los problemas generados por la falta
de saneamiento se convierten en el principal obstáculo de la salud pública y de la sostenibilidad de los
recursos hídricos.
La población que se abastece de agua por redes del 35% (68.350 personas) y un 55% (108.000 personas) se
15

autoabastece a través de sistemas de colecta de agua por micro captación (aljibes), macro captación
(tajamares), ríos y otras fuentes superficiales (Gráfico N°3).
En cuanto al saneamiento el 50% (97.900 habitantes) de la población cuenta con “baños modernos” o
sistemas con descarga hídrica y un 45% (88.600 habitantes) utilizan las letrinas convencionales o baños
secos.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

100.000

98.000
96.000

94.000

92.000

90.000

88.000

86.000

84.000
82.000

C/ arrastre de agua Baños secos

Gráfico N° 3: Cuadro de cantidad de habitantes Gráfico N° 4: Cuadro de cantidad de habitantes


abastecidas según tipo de sistema de agua abastecidas por sistema de saneamiento

Fuente: Elaboración propia a partir de Encuesta Permanente de Hogares (2015).

En el caso de las comunidades indígenas, en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón, el 14% de las
viviendas no cuenta con baño y el 86% restante cuenta con letrinas de hoyo seco (DGEEC, 2009). Los datos
reportados por el Censo de Comunidades Indígenas del año 2012 dicen que viviendas que no cuenta con
baños un 16% y viviendas con letrinas de fosa seca un 58%. Solo un 5% de las viviendas indígenas cuentan
con “baño moderno”.
Las dificultades de estas comunidades son:
» Soluciones inadecuadas de tratamiento de excretas: letrinas precarias y desagües de ducha,
cocina y lavado de ropas a cielo abierto, dispuestos en el patio.
» Nula absorción del suelo, y fosas absorbentes son insuficientes para baños con descarga hídrica
cuyos efluentes son dispuestos en el fondo del terreno y/o en las calles.
» Inexistencia de letrinas o uso de letrinas multifamiliares. A este problema de saneamiento
acompaña también la gestión deficitaria de los sistemas de abastecimiento de agua potable.
» Contaminación ambiental con residuos líquidos, basura y otros desechos: Las fuentes de agua
dulce son bolsones o lentes de agua confinados superficialmente entre las capas de arcilla y muy
susceptibles a la contaminación.
Las deficiencias de los servicios de agua y saneamiento en escuelas del Chaco se deben a que un el 23,3%
no dispone de servicios higiénicos, según el Análisis de la Encuesta Comunitaria Indígena sobre Agua y
Saneamiento 2009 lo cual imposibilita la transmisión de pautas de higiene e influye en la salud y desarrollo
16

de niños y niñas (DGEEC, 2009).


A nivel país, la proporción de escuelas rurales con instalaciones sanitarias en funcionamiento es solo del
49,8% y la proporción de escuelas rurales con instalaciones de agua corriente en funcionamiento disminuye
al 37% (Banco Mundial, 2015). Esto es sin contar con las condiciones en que se encuentran de la
infraestructura sanitaria en funcionamiento o la calidad de agua consumida por niños y niñas.
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

3. JUSTIFICACIÓN DE LA PROPUESTA

Las situaciones de pobreza, marginación y exclusión, de vastos sectores de la población – principalmente


indígena y latina – impulsan a implementar acciones en aspectos relacionados a la educación y a la salud.
Las causas subyacentes de la verdadera injusticia social se expresa en la marcada desigualdad de
oportunidades para el desarrollo de las cualidades de niños y niñas que son evidentes en aspectos
tangibles e intangibles. La situación de la infraestructura escolar refleja esta desigualdad en las escuelas.
La deserción escolar es consecuencia y expresión de múltiples factores. La ausencia de niños y niñas en las
escuelas trunca la posibilidad de tener herramientas necesarias para una vida más digna. Una de las
condiciones que contribuye a la deserción escolar es la disponibilidad de agua segura y saneamiento
adecuado que inciden directamente no sólo en la necesidad fisiológica sino en las enfermedades de
origen hídrico que generan la inadecuada y/o precaria infraestructura escolar sanitaria.
En concordancia con el “Plan Educativo Plurilingüe desde los Pueblos Indígenas 2013-2018” la propuesta
se ha basa en el mejoramiento de la infraestructura sanitaria para niños y niñas teniendo en cuenta las
particularidades propias de los pueblos indígenas y “latinas” y de acuerdo a las condiciones ambientales
del Chaco. Según recientes registros de la DGEEI, alrededor del 53% de las escuelas indígenas están en
malas condiciones.
El municipio de Tte. Irala Fernández es un área geográfica de alta afectación por la sequía, donde los
reservorios de agua para consumo humano están en los locales escolares, y en periodos críticos provee de
agua a toda la comunidad. Por ello es de suma importancia el funcionamiento a plena capacidad de los
reservorios para el aprovechamiento de las lluvias. Sin embargo, los aljibes comunitarios ubicados en
locales escolares presentan diversos tipos de problemas de funcionamiento: rajaduras, filtraciones, falta de
tapas, canaletas, bajadas, o registros. Se evidencia la falta de mantenimiento de estas obras. Ante tal
situación, se ha planteado una acción conjunta entre la Municipalidad de Irala Fernández, el Consejo
Distrital de Educación y la cooperación de UNICEF. Justamente una de las prioridades para las escuelas del
Consejo de Educación Distrital es la infraestructura de agua y saneamiento.
La meta del proyecto es la mejora las condiciones sanitarias en la disponibilidad de agua segura y
saneamiento adecuado para alrededor de 3.440 niños y niñas en los locales escolares de 54 escuelas que
están en precarias condiciones. Está en línea con la Emergencia Educativa declarado en mayo del 2016 por
el Ministerio de Educación y Cultura, posterior a una manifestación estudiantil en reclamo de mejor
educación y ha sido la causa de la destitución de la Ministra de Educación Marta Lafuente.
Hasta el momento, con el proyecto de cooperación de UNICEF se ha mejorado las condiciones sanitarias de
32 escuelas (59%) con 1.820 niños/as en alrededor de 96 aulas.
» En un 90% se ha trabajado en la re funcionalización de sistemas para la disponibilidad de agua
segura de 580.000 litros en 44 aljibes.
» Se ha construido baños nuevos en 20 escuelas con la instalación de lavamanos con jabonera (un
17

box cada 20 alumnos).


Queda pendiente el trabajo con 22 escuelas con 80 aulas de 1.620 niños y niñas de la Educación Escolar
Básica.
En forma paralela se ha utilizado las radios comunitarias para el envío de mensajes referentes al agua,
saneamiento e higiene.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

En las soluciones de agua y saneamiento se tienen en cuenta las diferencias de género y equidad. Para los
baños escolares se considera las necesidades particulares de las niñas y los niños. Cuando la cantidad de
alumnos/as supera 20 los baños son diferenciados por sexo y se tienen en cuenta un box por cada 20
alumnos/as.
Igualmente con este proyecto se atiende a aquellas escuelas con poca cantidad de alumnos/as aunque los
costos per cápita sean muy elevados por una cuestión de equidad.
Así mismo la propuesta contempla un equipamiento básico completo para las escuelas indígenas y no
indígenas, aisladas, periurbanas y urbanas con la dotación en agua segura como los filtros cerámicos de
agua instalados en un soporte metálico en cada aula, sistemas de depurador de aljibes. En saneamiento
adecuado se provee de lavamanos con jaboneras y mingitorios.
Uno de los factores más críticos en la infraestructura es la sostenibilidad. Se ha planteado obras y sus
accesorios que requieran poco mantenimiento.

3.1. Saneamiento Ambiental con enfoque sistémico


Para un abordaje del Saneamiento Ambiental con enfoque sistémico es necesario definir conceptos básicos
de los términos que lo componen. Se entiende como 'saneamiento ambiental básico' al conjunto de
acciones técnicas y socioeconómicas que garantizan la salud pública. Comprende el manejo sanitario del
agua potable, las aguas residuales y excretas, los residuos sólidos y el comportamiento higiénico que
reduce los riesgos para la salud y previene la contaminación. Por otro lado, el 'abordaje sistémico' refiere a
un sistema constituido por elementos que se hallan entre sí, en una relación funcional tal, que se produce
una interdependencia de acuerdo a un conjunto de reglas. En consecuencia el Enfoque sistémico,
denominado también como enfoque de sistema, significa que el modo de abordar los objetos y fenómenos
no puede ser aislado, sino que tienen que verse como parte de un todo. No es la suma de elementos, sino un
conjunto de elementos que se encuentran en interacción, de forma integral, que producen nuevas
cualidades con características diferentes, cuyo resultado es superior al de los componentes que lo forman y
provocan un salto de calidad (Ferrater Mora, 1979).
En consecuencia denominamos Saneamiento Ambiental con enfoque Sistémico al conjunto de acciones
relacionados al sistema de provisión de “agua segura” para el consumo humano, el saneamiento con
infraestructura adecuada para la disposición final de excretas, para el corte de los vectores de la
transmisión de enfermedades y el correcto uso de utensilios y artefactos, con la incorporación de los
hábitos saludables para la mejora de la calidad de vida. Estos componentes están íntimamente
relacionados y el descuido de uno de ellos afecta a la salud de las personas. Este planteamiento tiene que
ver con acciones preventivas y de economía de recursos en los programas sociales referentes a la salud.

4. APLICACIÓN DEL ENFOQUE SISTÉMICO EN LAS ESCUELAS: DEL PROBLEMA A


LAS SOLUCIONES
18

Si bien observar la realidad es muy simple y bastante visible la precarización del entorno de las escuelas.
Comprender cuales son las causas, las consecuencias, relaciones y las dimensiones de la pobreza nos lleva
a plantear una visión sistémica. Es decir como el conjunto de acciones y sus componentes están
relacionadas entre sí y repercute en un determinado de problema. Por ende interconectamos estas
acciones y sus componentes para entender esta realidad (Morin, 1999).
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

Partimos de un grave problema en la educación escolar básica en las escuelas del Chaco Paraguayo:
elevado índice de deserción escolar, bajo rendimiento académico y elevado ausentismo que son
recopilados en las estadísticas del Ministerio de Educación. Hemos identificado cuatro factores
importantes o las principales causas:
» Aulas inadecuadas: espacios no aptos para el aprendizaje, sin las condiciones mínimas de confort,
materiales inadecuados, falta de equipamiento, mala iluminación entre otros.
» Mala curricular inadecuada: por mucho tiempo desde el ministerio se ha implementado programas
de estudios estándares uniformizadores de la educación primaria con poca pertinencia al contexto
social, cultural y ambiental. Es importante señalar que en el último tiempo ha habido avances al
respecto a través de la educación indígena del MEC con la impresión de materiales didácticos en el
idioma autóctono, acción acompañada por el Consejo Nacional de Educación Indígena.
» Docentes poco capacitados: El docente no cuenta con las herramientas acorde a las necesidades
de una educación para el siglo XXI de tal modo a que estos niños y niñas puedan ser en el futuro
actores claves de su propio desarrollo.
» Las enfermedades de origen hídrico en el Chaco tanto en la escasez (sequía) como en el exceso
(inundación): Se estima que el 88% de las enfermedades diarreicas son causadas por el consumo
de agua no potable en combinación con un saneamiento inadecuado y malos hábitos de higiene.

19
Fotos 5 y 6: Sistema de tratamiento
primario. Separador de primeras
aguas y filtro de hojas.
Fotos 7: Filtro separador de hojas.
Fotos 8: Tapa de aljibe.

Imágenes conjunto N°2 - Infraestructura en Saneamiento


20

Fotos 9 y 10: Letrinas


precarias.
Fotos 11 y 12: Lavado de
manos.
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

Empeora la situación considerando que con las enfermedades de origen hídrico son frecuentes casos de
desnutrición infantil y otras enfermedades subyacentes (OPS, 2004). Las capacidades de niños y niñas
pueden ser afectadas de varias maneras por las malas condiciones de agua, saneamiento e higiene
y contribuye a la desigualdad de las oportunidades. Por ejemplo, las niñas pre adolescentes y las
maestras prefieren no ir a la escuela en la etapa menstrual; las dificultades para niños con discapacidades
que no pueden acceder a unos baños adecuados prefiere no ir a la escuela ante sus necesidades
fisiológicas (véase imágenes conjunto N°1).
El consumo de agua de agua contaminada, el saneamiento inadecuado y los malos hábitos de higiene están
íntimamente relacionados. Si se llegara a consumir agua potable pero el saneamiento sigue siendo
inadecuado no se rompe la cadena. Si se consume agua potable, se tiene saneamiento adecuado pero esto
no sigue acompañado de buenos hábitos los esfuerzos habrán sido en vano.
Ante esta realidad, existen dos opciones:
» Establecer un sistema curativo para paliar las enfermedades (consecuencias) a través de un
sistema de salud para combatir la parasitosis, diarreas y vómitos.
» Dar soluciones más estructurales y combatir las causas y establecer acciones
preventivas.
Obviamente optamos por la segunda a través de la prestación adecuada de agua, saneamiento, higiene e
incluso el manejo de residuos sólidos que tienen sus efectos positivos (Adams et allí, s/d):
» Se reduce la carga de las enfermedades en alumnos/as, maestros/as y familias.
» Niños y niñas sanas en ambientes saludables aprender más y mejor.
» Igualdad de género en el acceso a la educación
» Se incrementan las oportunidades educativas para promover ambientes seguros en el hogar y en la
comunidad (niños/as son también verdaderos promotores de conductas higiénicas para toda la
vida).

4.1. Opciones tecnológicas para abordar el saneamiento


A continuación identificamos al saneamiento ambiental como un sistema con sus componentes o
subsistemas de abastecimiento de agua, sanitarios e higiene. Si bien el análisis no es exhaustivo la
intención es “cerrar el círculo” de cuestiones que requieren ser tratadas al mismo tiempo para brindar una
respuesta adecuada localmente y sistémica.

a. Subsistema de Abastecimiento de agua


Por las condiciones ambientales del Chaco con sus particularidades de mucho “estrés hídrico” en donde el
suministro del vital líquido se da en gran parte a través de la auto provisión con colecta de agua pluvial. La
primera acción es la identificación de la fuente de agua que generalmente está en función al régimen
pluviométrico tanto en la colecta superficial (techo-aljibes, tajamares) como la extracción de pozos
someros (lentes de agua). Con los medios existentes para la colecta de agua pluvial requiere de una
21

depuración primaria (física) como primer paso para la separación de los contaminantes físicos como hojas,
polvo, sedimento e incluso de heces de aves que se posan sobre los techos que son colectoras las aguas
pluviales. La manipulación y transporte es parte necesaria del proceso para la disponibilidad del agua en los
lugares de consumo. La extracción tradicional con baldes o recipientes con piolas son altamente
contaminantes. Sumergir un balde con piola sucia en un aljibe puede contaminar todo un reservorio de
agua.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

El paso previo al consumo es la potabilización. A nivel de las comunidades, docentes y niños/as el agua
segura para consumo humano muchas veces confundido con la ausencia de turbiedad, constatado en los
trabajos de campo. Existen diferentes métodos de potabilización, entre ellos los físicos como el hervido,
químicos como la cloración o bacteriológicos como los filtros cerámicos.
Otro punto a tener en cuenta para las aguas de lluvias colectadas en los techos es la mineralización. Las
opciones tecnológicas existentes son muy limitadas y es un campo de investigación pendiente.
Finalmente el consumo de agua con sus atributos naturales como incoloro, inodoro e insípido libre de
bacterias y gérmenes en frecuencia y cantidades suficientes es garantía de buena salud.

13

Gráfico 1: Esquema de colecta, tratamiento primario y


extracción.
Fotos 13. Sistema depurador de aljibe.
Foto 14 y 15. Bombas manuales tipo EMAS y Filtro
cerámico en aula.
22

14 15
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

Finalmente el consumo de agua con sus atributos naturales como incoloro, inodoro e insípido libre de
bacterias y gérmenes en frecuencia y cantidades suficientes es garantía de buena salud.

b. Subsistema de Saneamiento
Tradicionalmente el baño o el “servicio” es la parte más relegada tanto de las políticas públicas como de las
propias familias. Su ubicación en el hábitat está relegada u oculta y sus componentes son precarios y en
casos extremos inexistente.
El primer elemento visible de los baños es la superestructura. Un espacio de dimensiones mínimas pero
adecuadas, confortables, accesibles y adecuadas a las necesidades de todos pero de requerimientos
diferentes entre varones y mujeres por ejemplo. En la escuela, la ubicación de los baños también tiene que
ver con la seguridad especialmente de las niñas.
El tratamiento de excretas es la menos visible en los baños pero es la parte más importante cuyo principal
objetivo es el tratamiento adecuado de los desechos humanos para:
» Evitar el contacto directa e indirectamente con las heces humanas.
» Corte de los vectores de contaminación.
» Reducción de olores.
En la experiencia de saneamiento en locales escolares de municipio de Tte. Irala Fernández se han
identificado dos opciones posibles de tratamiento según las condiciones del lugar:
Baños secos: construido principalmente en escuelas con escasez o limitada disponibilidad de agua. Son
fosas construidas con mamposterías de ladrillos cuyo volumen son calculadas para una duración de 5 a 10
años. No usa agua y en lo posible se hace una separación de la orina, por un lado para darle mayor vida útil a
la fosa y por otro lado para disminuir los olores.

Subsistema de saneamiento – Baño Seco 16


La opción planteada es el tratamiento a través de los “humedales
artificiales” que tienen las siguientes ventajas:
» Técnica sencilla
» Menor costo de inversión
» Mantenimiento mínimo
» Gastos energéticos nulos o muy pocos
» Vida útil, más de 40 años.
» Reutilización de las aguas resultado del tratamiento.
17 18 Fotos 16: Caseta de baño seco.
23

Fotos 17 y 18: Ventilación y


mingitorio.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Baños con descarga hídrica: Cuando la escuela cuente con agua corriente se puede acceder a un “baño
moderno”. La construcción convencional del pozo ciego en el Chaco no es una solución adecuada. Aparte
de su poder contaminante de las napas freáticas (cuando hay filtración) en la mayoría de los casos los
suelos son poco absorbentes y la capacidad es muy limitada. Varias escuelas con baños modernos tienen
varios “pozos ciegos” llenos y colmatados.

¿Cómo funcionan los humedales artificiales?

Los humedales artificiales tienen un tratamiento primario, un sistema


de vaciamiento automático y de un tratamiento secundario biológico
en un lecho filtrante de arena y áridos, con plantas palustres de la zona.
El tratamiento primario consiste en separar el lodo (barro) del agua en
cámaras especialmente diseñadas.
El agua - sin sólidos - es volcado al lecho filtrante por gravedad o por un
sistema de bombeo. Con el líquido penetran los microorganismos en el
lecho filtrante y se adhieren en los granos de arena y en los áridos,
ayudando a descontaminar el agua. Las plantas palustres, por
intermedio de sus hojas, envían oxígeno a las raíces donde también se
encuentran los microorganismos que, para subsistir necesitan
respirar.
Además, raíces y rizomas mantienen el suelo constantemente poroso
para una prefecta y duradera infiltración. El agua tratada puede ser
utilizada perfectamente para riego, puede ser vertida a un arroyo o ser
infiltrada en el suelo (véase gráfico y fotos de Subsistema de
24

Saneamiento de Humedales).

Fotos 19, 20, 21: Cámara séptica,


planta de tratamiento y vegetación,
componentes de los humedales
1
Fuente: https://www.onedrop.org/en/ artificiales
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

c. Subsistema de Higiene
Las habilidades y conductas de higiene promocionadas desde las escuelas a niños y niñas que combinadas
con una infraestructura de agua, saneamiento e higiene son hábitos que probablemente serán adoptados en
la vida adulta y a su vez transmitirlo a sus propios hijos, cortando así el círculo vicioso. Este subsistema es
la parte más difícil que requiere más constancia y seguimiento para el cambio de hábitos, pues es la parte
menos tangible. Profesionales de organizaciones que trabajan en el tema como One Drop incluso
mencionan que para el cambio de hábito de toda una comunidad utilizando medios lúdicos y creativos se
requiere de por lo menos 5 años.
En el Chaco, algunas escuelas cuentan con el lavamanos de chapa para el lavado de las manos pero para la
adopción de hábitos saludables es insuficiente. Para tal efecto se ha diseñado un lavamanos con
dosificador de agua y jabón de fácil construcción, uso y mantenimiento.

5. ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LAS INTERVENCIONES REALIZADAS

a. Aspectos técnicos
Los recursos técnicos en agua y saneamiento pueden ser variados; desde el reciclado, las tecnologías
tradicionales, las nuevas tecnológicas o tecnologías convencionales pueden dar respuesta adecuada. El
requisito es que deben de ser tecnologías adaptativas que cumplan requerimientos mínimos como:
» respuesta a la necesidad del/a usuario/a,
» bajo mantenimiento,
25

» resistente a las condiciones ambientales


» y costos razonables.
Esto último en base a la experiencia podemos decir que los sobrecostos de la construcción en el Chaco es
relativamente alto por estar lejos de los centros de provisión, el excesivo coste del transporte y la poca
disponibilidad de mano de obra calificada local. No hay punto de comparación con los costes en otras zonas
del país.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

En relación a las condiciones ambientales ciertos tipos de construcción (generalmente de la región oriental
del país) no se mantienen en pie por mucho tiempo ante los efectos climáticos extremos. Estas obras
“envejecen” muy rápido. Por lo tanto, las especificaciones técnicas son mucho más exigentes: más
cemento, ladrillos más duros, chapas más gruesas, mayor cantidad de fijaciones de las canaletas etc.
Accesorios como canillas, bombas de agua, molinos de viento son muy endebles requieren de atención
permanente. Por eso el mantenimiento de las instalaciones, en general, debe de ser bajo por las
condiciones ya señaladas.

b. Aspectos sociales
La aceptación de una determinada solución empieza por las consultas a los futuros usuarios. Si bien esta
acción está protegida por la normativa nacional e internacional a través del convenio 169 de la “Consulta
previa, libre e informada” para las comunidades indígenas, su aplicación debería ser para las no indígenas
también. Otro aspecto a tener en cuenta es el conocimiento del contexto, de los grupos sociales
involucrados. Esto solo se logra con el trabajo de campo. Es un error frecuente el envío de recetas de los
proyectos “de escritorio” que finalmente fracasan.
En las soluciones propuestas también es necesario generar cierta identificación que tiene que ver con la
calidad de la construcción. El prejuicio de construir “a lo chaco” como sinónimo de parámetros menos
exigentes dirigido a un grupo con menos derechos que los grupos de mayor poder adquisitivo. La calidad de
la construcción debe de ser igual o mejor que cualquier escuela de la capital del país. El uso de colores en
una escuela pueden ser buenos ingredientes igualmente para generar identidad (“baños azules”).
La adopción de hábitos saludables es uno de los aspectos que no se tiene el control pleno en todo proyecto,
pero hay que crear las condiciones para dicho cambio. No se puede hablar del lavado de manos si no se
tienen agua y jabón suficiente.

c. Aspectos económicos
La inversión en agua y saneamiento en las políticas públicas relacionadas a la salud es una acción que
requiere poco esfuerzo (en relación a otros programas sociales) pero que da un resultado relativamente
grande. Es lo que se conoce como “ganancia rápida” (Quick Win).
Es cierto que no se elimina las enfermedades pero se disminuye las probabilidades de padecerlas. En
cuanto al saneamiento los parámetros de inversión por niño/familia/comunidad nos llevan a la
construcción de letrinas como un accesorio irrelevante. La inversión “económica” del saneamiento con
letrinas VIP implementado por la mayoría de los programas de gobierno relega la salud preventiva y obliga a
grandes inversiones en los centros hospitalarios de atención curativa.
26

2
Fuente: http://www.bvsde.paho.org/eswww/proyecto/repidisc/publica/hdt/hdt026.html
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

6. APRENDIZAJES PARA EL FUTURO


Aprendizajes a tener en cuenta en lineamientos para las políticas públicas en agua y
saneamiento:

a. Agua, saneamiento e higiene con enfoque sistémico


Por las implicancias que tiene los servicios de agua y saneamiento todo asentamiento humano y en
particular en el Chaco en las condiciones adversas mencionadas anteriormente nos obliga a plantear un
abordaje con visión holística e integral.
El trabajo multidisciplinario que tiene la virtud de reconocer la necesidad de varias disciplinas (ingenieros,
sociólogos, economistas) pero ha llevado al Estado a compartimentar el conocimiento por sectores (área
social, área legal, área técnica) ha condenado a las instituciones y personas a actuar en compartimentos
estancos con poca vinculación con el contexto por un lado y poco dialogo interdisciplinario. Por ende hay
poco entendimiento de la complejidad de la realidad. Los principios de la sustentabilidad, según Rubén
Pesci, proponen reemplazar el tipo de sociedad (y el Estado) de flujo lineal de concepción sectorial por la
sociedad de flujo cíclico con una visión holística, con técnicas integradoras dentro de los ecosistemas
renovables.
En la presente sistematización se ha presentado un análisis de la realidad respecto a “agua, saneamiento e
higiene” a partir del cual se ha desarrollado una respuesta integral e integradora en un intento de incorporar
el enfoque sistémico.

b. Las prioridades, las urgencias y la interminable “asistencia”


En los años '90, en los programas sociales de Paraguay la prioridad para las poblaciones vulnerables era la
de proveer agua sin importar mucho la calidad. Bajo la premisa de “agua como elemento de supervivencia”
implica disgregar los atributos del vital líquido que ante los limitados recursos disponibles el objetivo era
llegar a la mayor cantidad de beneficiarios.
El saneamiento, en algunos casos, era complementario al programa de abastecimiento de agua, y en otros,
era totalmente independiente. Los proyectos de “letrinización” implicaban un gran avance considerando la
ausencia o la precariedad de este servicio en las familias pobres y consistía básicamente en la entrega de
una loseta sanitaria y materiales para la caseta. La mano de obra es a cuenta del beneficiario. De esta forma
se han implementado masivamente de las letrinas secas de pozo ventilado VIP (Ventilated Improved Pit
Latrines) que había diseñado por consultores del Banco Mundial en 1974.
En una evaluación rápida se han constatado graves deficiencias en estas letrinas que repercute en la salud
pública y es responsabilidad del Estado. Ha habido propuestas innovadores por ejemplo las investigaciones
y compilaciones realizadas por el Arq. Silvio Ríos en el Manual de Agua y Saneamiento. Tecnologías
Apropiadas para Comunidades Rurales dispersas e indígenas (UNICEF -2012), pero hasta el momento no han
sido aplicadas en ningún programa de agua y saneamiento tanto de sector público como privado.
27

Hemos mencionado las falencias de las letrinas VIP que son consideradas “baños secos”, pero de igual
manera para el caso de contar con agua corriente, también la solución no es la óptima. El “baño moderno”
con pozo absorbente (con cámara séptica o no) implica un tratamiento primario pero que es muy
contaminante para las escasas fuentes de agua dulce subterráneas superficiales existentes en el Chaco.
Los patios de las escuelas con “baños modernos” se llenan de pozos ciegos. Asimismo hay que mencionar
que la disponibilidad de agua en mayor cantidad implica mayor uso del mismo.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

En consecuencia se genera mayor cantidad de residuos líquidos en el entorno de la vivienda y/o la escuela.
Así como el agua es la fuente de vida para las personas también puede ser un vehículo de trasmisión de
enfermedades. El impacto en la salud de la población en general y de los/as niños/as en particular debe ser
motivo de análisis en las evaluaciones de muchos proyectos.
Es importante señalar que estas afirmaciones son parte de las observaciones de campo sin ningún rigor
científico. Estas premisas deberían ser objeto de investigación de los profesionales de la salud y de revisar
las estadísticas de los centros asistenciales.
En relación a los programas de abastecimiento de agua tampoco se puede negar que las demandas de su
acceso como un servicio en las comunidades rurales dispersas e indígenas son mucho mayores a las
respuestas dadas por el gobierno. Se entiende que los recursos son limitados pero los resultados están a la
vista. Después de varios proyectos de agua y saneamiento implementados tanto a nivel público como
privado no se han dado soluciones de fondo. Es momento de replantearse si las soluciones parciales, por
ser la más económicas, son realmente la más acertadas. Los recursos financieros siempre van a ser
limitados pero la implementación de programas con un enfoque sistémico puede ayudar a tener una
“ganancia rápida” en términos de la salud de la población en general y de niños y niñas en particular.
Disgregar y separar las acciones es más costoso. Volverlo sistémico optimiza los recursos.
Tampoco debemos de olvidarnos que los “cambios de hábitos” no necesariamente se circunscriben a los
tiempos de los proyectos. El gusto y los hábitos se educa: Por ejemplo en varias comunidades indígenas del
Chaco, la población ha tomado el gusto por el agua de buena calidad como parte de un proceso (Y Pora) y
demanda ese derecho. Empezar el cambio de hábitos con niños/as es una buena alternativa.
La provisión de los servicios de agua y saneamiento es un eje importante de salud preventiva. Una visión
integral obliga a incorporarlo dentro de los esquemas de salud pública, y no como una institución apéndice
(como lo es actualmente SENASA) del Ministerio de Salud encargada de hacer obras públicas. La “Atención
Primaria de la Salud” y de las “Unidades de Salud Familiar” deben estar íntimamente ligado a la calidad de
agua para consumo humano, el saneamiento adecuado con hábitos saludables incorporados, teniendo en
cuenta que la salud pública no es solo distribución, gratuita o no, de medicamentos, aplicación de vacunas y
control de enfermedades crónicas (MSP, vista 2016).

Gráfico N°3 - Relación Cantidad


de agua, costos y enfermedades

Fuente: Adaptado de Otterstetter,


H., Galvão,L.A., WittT, V., et al
(2001) y datos estadísticos de
DGEEC (2015).
28

2
http://www.bvsde.paho.org/eswww/proyecto/repidisc/publica/hdt/hdt026.html
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

c. La “asistencia” en la emergencia versus soluciones estructurales


¿Por qué el Estado dispone anualmente recursos financieros discrecionales para la emergencia de sequía
y/o inundación del Chaco y la disponibilidad de recursos propios para las inversiones en infraestructura de
agua y saneamiento son prácticamente nulas? Evidentemente dentro de un esquema asistencialista las
instituciones (públicas y privadas) dedicadas a la “emergencia” son las que tienen mejor perfil ante la
población chaqueña, en contraposición a otras instituciones (públicas y privadas) encargadas de dar
soluciones estructurales. La estructura del Estado dedicadas a los servicios de agua y saneamiento son
caracterizados por su excesiva burocracia, lentitud y con costos elevados. Por ejemplo en un proyecto
desde la identificación de una comunidad beneficiaria hasta la “inauguración” de las obras se tiene un
tiempo mínimo de 5 a 7 años. ¿Cómo podemos superar este dilema? Los desafíos parecen infinitos.
Si bien en los últimos tiempos se han avanzado en los trabajos de reducción de riesgos y desastres en un
concepto más preventivo en la preparación de las comunidades y su resiliencia ante las situaciones
adversas fundamentalmente encaradas desde la Secretaria de Emergencia Nacional con los gobiernos
locales, las declaraciones de emergencia no cesan. Sigue siendo tentador canalizar recursos en
situaciones de emergencia sin mucha burocracia que implementar las soluciones estructurales.
Igualmente las grandes inversiones como el “Acueducto para el Chaco” que después de 15 años desde su
concepción, se han iniciado obras de gran envergadura con el objetivo de proveer de agua al “Chaco Central”
en donde se concentra la mayor parte de la población Chaqueña. Este proyecto implica una inyección
importante de cantidad de agua en una zona con un equilibrio ecológico muy frágil. Pensar en la cantidad de
residuos líquidos que se va a generar y su tratamiento hasta el momento está relegado a segundo plano.

d. ¿Soluciones pobres para comunidades pobres?


Los resultados de la implementación de las letrinas en los programas del gobierno nos muestran una
solución pobre para las comunidades pobres. Por lo analizado anteriormente se debería prohibir la
construcción de este tipo de letrinas pues acerca los focos de contaminación a la vivienda y expone a las
enfermedades a sus miembros.
En Paraguay existe una gran deuda social y ambiental al respecto. Ante el pretexto de mantenerse en los
parámetros de inversión de 1.000 US$/familia se dan soluciones precarias que duran exactamente un año,
¿no sería conveniente invertir 2 o 3.000 US$ por familia y tener soluciones que duren 5 a 10 años? Incluso el
mismo Estado invierte en las ciudades en programas habitacionales unos 13.200 US$ en una vivienda en
cuyo costo agua y saneamiento es alrededor de un 30%.
¿Por qué las familias rurales e indígenas quedan relegadas? En conclusión, para comunidades pobres
debemos dar soluciones creativas y efectivas. Incorpora mucha responsabilidad a los profesionales que
trabajamos con los sectores vulnerables. Podemos tener muchos años de experiencia en agua y
saneamiento, pero si siempre hicimos lo mismo, son muchos años cometiendo los mismos errores.
Las poblaciones carenciadas, suficiente tienen con lidiar con tantas privaciones y falta de oportunidades.
29

Podemos empezar su desarrollo de bienestar con acceso a agua, saneamiento e higiene.


PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

e. La inauguración y “puesta en marcha” de las obras


Una de las limitaciones en la experiencia presentada es la duración del proyecto (menos de un año). Solo se
puede desarrollar el proyecto de obras y su ejecución. Prácticamente no se tiene tiempo para las
capacitaciones y transferencias de conocimientos y preparación a la comunidad para la incorporación de
los nuevos elementos de su entorno relacionados a agua y saneamiento. Esto ocurre en la mayoría de los
proyectos y programas en el que las responsabilidades asumidas van hasta el día de la inauguración. La
experiencia nos demuestra que no es suficiente la “entrega de las obras” y sacarse un peso de encima sin el
tiempo necesario para una “transferencia sustentable” planteada por el antropólogo Marcelo Larriq (Rodas,
s/d). Se plantea que la ejecución de una determinada obra comprometa una consideración detallada de los
medios necesarios para mantener la nueva infraestructura tanto como la organización necesaria para dicha
tarea. De esta manera al entregar la infraestructura los futuros usuarios tendrán las herramientas
adecuadas para mantenerlas. La transferencia se realiza así a una población empoderada y capaz de
mantener en forma autónoma (o tutelada) los nuevos beneficios adquiridos.
Por último es necesaria la verificación del diseño. Todo ambiente sometido a un proceso de transformación
o intervención debe ser evaluado, es decir se debe verificar el cumplimiento de los objetivos propuestos
inicialmente, la confirmación (o reprobación) del cumplimiento de las premisas e hipótesis de proyecto y la
justificación del esfuerzo empleado en la trasformación realizada.
Por lo tanto la responsabilidad técnica, social, económica y ambiental no finaliza con la concreción de las
obras. La responsabilidad de las buenas y pero por sobre todo de las malas prácticas sigue siendo un
compromiso de los administradores del turno, de las autoridades y de los profesionales. Si con todas las
intervenciones planteadas la población continúa sufriendo de enfermedades de origen hídrico el problema
sigue estando en el ámbito de la salud pública y por ende es responsabilidad del Estado.
30
1 · SANEAMIENTO AMBIENTAL CON
ENFOQUE SISTÉMICO

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Adams, J., Bartram, J., Ives Chartier, Jackie Sims (s/d): “Normas de agua, saneamiento e higiene para las
escuelas en contextos de escasos recursos”. UNICEF y OMS.
Banco Mundial (2015): “Infraestructura Escolar en Paraguay: Necesidades, Inversiones y Costos”. Quentin
Wodon.
DGEEC (2015): “Encuesta Permanente de Hogares”. Paraguay.
JMP (2004): “Alcanzar los ODM en Agua Potable y Saneamiento”.
Ferrater Mora (1979): Diccionario de filosofía [sexta edición], Alianza Editorial, Madrid.
Gabinete Social (2015): “Segundo Informe de Gobierno”. Objetivos de Desarrollo del Mileno Setiembre del 2015,
Paraguay.
Morín, Edgar (1999): “Los siete saberes necesarios para la educación del futuro”.UNESCO.
OPS (2003): “Indicadores de Salud en las Américas”.
PNUD Paraguay (2010): “Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente ¿Cómo vamos en Paraguay?”.
Disponible en: http://www.py.undp.org/content/paraguay/es/home/post-2015/mdgoverview/overview/mdg7/
Organización de Naciones Unidas (2015): “Water and Sanitation”. Disponible en:
http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/water-and-sanitation/
Otterstetter, H., Galvão,L.A., WittT, V., et al (2001): “Health Equity in Relation to Safe Drinking Water Supply, en
Equity and Health: Views from the Pan American Sanitary Bureau”, pp.99-114.
Programa Conjunto “Gobernabilidad en Agua y Saneamiento (2009): “Análisis de la Encuesta Nacional
Especializada sobre cobertura de Agua Potable y Saneamiento”. DGEEC / Facultad de Ciencias Económicas
de la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay.
Programa Conjunto “Gobernabilidad en Agua y Saneamiento (2009): “Análisis de la Encuesta Comunitaria
Indígena sobre Agua y Saneamiento”. DGEEC.
Programa SEDCERO (2013): “Agua para el Gran Chaco Americano”. Disponible en:
http//:www.sedcero.org
Rodas, J. Tesis Yvy Marane'y Urbano: La búsqueda de la “tierra sin mal” en la periferia de las
ciudades.

Páginas web consultadas: 31

» Los indígenas se sienten urbanos y quieren crecer [Visto 2016]: http://www.abc.com.py/edicion- impresa/interior/los-
indigenas-se-sienten-urbanos-y-quieren-crecer-202367.htm

» Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social [Visto 2016]: http://www.mspbs.gov.py/aps/informacion-


aps/

» Objetivos del Desarrollo Sostenible [Visto 2016]:


http://www.undp.org/content/undp/es/home/sdgoverview/post-2015-development-agenda.html

» One Drop [Visto 2016]: https://www.onedrop.org/en/


PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano
32
2. SISTEMATIZACIÓN DE UNA EXPERIENCIA DE GESTIÓN
COMUNITARIA DEL AGUA EN ZONAS RURALES
AISLADAS
UN CASO DE ARTICULACIÓN INTERSECTORIAL (Córdoba, 2014)

N i col á s Av e llane da1 , S o l e da d De L e ó n 12 y D a n ie l a S a v id 1

·
1 2.
Fundació n Plurales - CONICET- Universidad Nacional de Santiagodel Estero

Autor de contacto: navellaneda@sedcero.org

“Aprendimos que el agua es un recurso que hay que cuidar y, además, un derecho.
Porque sin agua no podes vivir, no podes producir, no tenés salud. Primero hay que luchar
para tenerla; segundo, hay que cuidarla, y tercero, contra viento y marea, hay que
protegerla”
Miriam Vilcay, mujer rural de Socavones, Córdoba

“Tener agua me cambió la vida, volví a ser feliz, antes vivía preocupada, nerviosa.
Ahora la tengo, la disfruto. Pude tener de nuevo mi huerta y mi jardín.”
Norma Peralta, madre de 5 hijos y cocinera de la
Escuela General Las Heras de Socavones, Córdoba

INTRODUCCIÓN

La falta de acceso al agua es una problemática que afecta principalmente a las comunidades rurales
aisladas, existen 750 millones de personas en el mundo atravesando esta realidad, el 90% de ellas vive en
zonas rurales. Argentina no escapa a esta realidad.
Tulumba, una pequeña comunidad del norte de Córdoba (Argentina), es uno de esos casos, donde tras
largos períodos de sequía las familias perdieron sus medios de subsistencia por falta de agua para
consumo, saneamiento y producción. Esto llevó a que varias consideraran vender sus tierras para migrar a la
ciudad en búsqueda de alternativas de vida o bien afrontar la dura vida que implicó la escasez de agua.
Para dar solución a esta problemática, desde el Programa SEDCERO junto a la Fundación Plurales y otras
organizaciones, se impulsó una alianza público-privada tendiente a generar un abordaje colaborativo de la
resolución del problema de acceso a agua para consumo y producción, esta iniciativa se denominó como
proyecto Unidos por el Agua. Entre las principales características del proyecto se destacó priorizar la
participación comunitaria en el diseño de la solución y con un fuerte énfasis en el trabajo intersectorial, y la
33

utilización de la concepción de Tecnologías para la Inclusión Social para abordar los problemas de
desarrollo local (Thomas et allí, 2015).
Este capítulo se orienta a sistematizar los principales aspectos del proyecto Unidos por el Agua en los
siguientes niveles: el escenario de la situación problemática, el diseño de la solución social y tecnológica
propuesta (con especial énfasis en la articulación intersectorial), los logros de la iniciativa y sus
aprendizajes para escalar y reaplicar este modelo de gestión social del agua.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

1. ESCENARIO DE LA SITUACIÓN PROBLEMÁTICA LOCAL Y REGIONAL


En Argentina, según los datos censales disponibles, 5.3 millones de personas no tienen acceso al agua
potable dentro de su vivienda y cerca de 1 millón no lo tiene en el perímetro de su terreno (CNA, 2010). Si se
toma el total de la población, más del 13% de la población argentina no goza de acceso permanente a este
recurso, especialmente en las provincias que integran la región del Gran Chaco (Santiago del Estero,
Chaco, Jujuy, Formosa, Tucumán, Salta, Córdoba y Santa Fe) donde las cifras alcanzan
aproximadamente un 41% de hogares sin agua (Juarez et allí, 2018). Esto se agrava al incluir acceso a los
servicios de saneamiento.
En estas zonas, para acceder al agua se paga hasta ocho veces más que en las zonas urbanas, y cuando no
disponen de los recursos económicos, las familias deben caminar hasta 6 horas diarias para conseguir el
agua para consumo de fuentes no seguras. Cabe destacar que la tarea de acarreo de agua recae
generalmente sobre las mujeres y niños (SEDCERO, 2013).
En las comunidades rurales aisladas, este problema implica grandes riesgos a la seguridad alimentaria de
las familias porque dependen en mayor medida de la producción agrícola familiar y en la cría de animales.
Por lo tanto, la falta de agua es un factor directamente proporcional al desarrollo de dichas comunidades y
afecta a la permanencia de las familias en sus territorios (Juarez, 2015).
En el verano del año 2007, la zona rural de Tulumba Norte, ubicada al norte de la provincia de Córdoba
(Argentina), tuvo una severa sequía que causó la desecación de todas las fuentes de agua superficiales.
Desde entonces las comunidades de la zona sufrieron una crisis hídrica que se incrementó año tras año. Los
cambios en el régimen pluvial generaron problemas para reabastecer las napas subterráneas.
Como consecuencia, estas comunidades experimentaron una pérdida del 80% de huertas y animales,
afectando directamente la sustentabilidad socio-económica de las familias. Esto trajo aparejada la
necesidad de migrar a zonas urbanas en búsqueda de nuevas oportunidades. Algunas familias tuvieron que
vender rápidamente y a bajo costo la totalidad de sus tierras. Situación que fue una gran oportunidad para
grandes productores en el marco de la expansión de la frontera agropecuaria. La falta de acceso al agua se
convirtió en un obstáculo para la permanencia en el territorio.
34
2· SISTEMATIZACIÓN DE UNA
EXPERIENCIA DE GESTIÓN COMUNITARIA
DEL AGUA EN ZONAS RURALES AISLADAS

Como punto de partida del proyecto, se realizó un relevamiento comunitario para conocer la situación de
esta zona, el mismo arrojó como resultado que ninguna familia de la zona disponía de acceso a agua en el
domicilio por redes y dependían de comprar el agua (cruda o potable) a camiones cisternas oriundos de
otras poblaciones (en un radio de entre 20 y 40 km.) y dependían de que los camiones quisieran distribuirles
el agua a sus casas. Por otro lado, los costos de este servicio para la zona eran muy elevados y las familias
no contaban con reservorios adecuados para almacenar la totalidad de la capacidad del camión. En general,
las familias tenían capacidad de acopiar un máximo de 2.000 litros, siendo que el camión transporta 10.000
litros. En algunos casos, existían algunos pozos, arroyos y ríos que con las sequías han dejado de poseer
agua. Muchas familias debieron destinar entre dos y seis horas diarias para el acarreo desde la fuente más
cercana. Asimismo, este escenario se completaba con el hecho que la falta de acceso a agua fuera utilizada
como instrumento de coerción política habitual (Plurales, 2014).

2. DISEÑO DE LA SOLUCIÓN SOCIAL Y TECNOLÓGICA PROPUESTA: UNIDOS POR


EL AGUA
Frente a la complejidad de abordar la falta de agua y sus problemáticas asociadas (tanto en términos
productivos, sociales como de política local), desde la coordinación del Programa SEDCERO se buscó
impulsar un modelo de gestión público-privado para poder resolver las problemáticas de agua y desarrollo
local que brindara soporte socio-técnico y sostenibilidad a largo plazo a las acciones impulsadas.
Así se comenzó a diseñar el proyecto Unidos por el Agua, una articulación público-privada entre los
miembros de las comunidades, la Fundación Plurales (organización social coordinadora de la iniciativa),
organismos técnicos y académicos (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, la Universidad
Tecnológica Nacional Facultad Regional de Córdoba y la Universidad Católica de Córdoba), las escuelas
locales, la empresa financiadora (Aguas Danone Argentina), y otras organizaciones sociales intervinientes
(Fundación Avina). El objetivo central de la iniciativa fue “Implementar soluciones de acceso a agua segura
para consumo humano y producción en las comunidades rurales aisladas de Tulumba Norte. Fortaleciendo las
capacidades de resiliencia de los pobladores para aumentar sus oportunidades de permanencia en el territorio”
(Plurales, 2014).
A los fines de metodológicamente poder describir las principales características de esta iniciativa
presentamos una serie de etapas que estilizan los sucesos más relevantes:

Etapa I: Diagnóstico - Desarrollo de Proyecto


En primer lugar, se realizaron reuniones con la comunidad para diseñar de modo participativo el proyecto y
evaluar en conjunto distintas soluciones posibles para acceder al agua segura y las condiciones requeridas.
Estas soluciones implicaban cuestiones de organización social y de opciones tecnológicas adecuadas
localmente. Al mismo tiempo, se realizó una 'línea de base' (punto de inicio de referencia) con información
35

relativa a las fuentes de acceso a agua, la capacidad de acopio de las familias, actividades productivas y sus
cambios en el tiempo, la situación dominial sobre las tierras, las opciones laborales de permanencia en el
territorio, y los saberes locales y capacidades de adaptación a los cambios climáticos.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Etapa II: Selección de tecnología


A partir de estos diagnósticos locales, de estudios realizados por el Programa SEDCERO sobre opciones
tecnológicas y modelos de gestión social del agua, y de los talleres con las comunidades, se definió como la
solución más adecuada para el territorio, el sistema de cosecha de agua de lluvia por medio de cisternas de
placa de autoconstrucción más adaptaciones de los techos, filtros y bombas manuales. Esta tecnología fue
el resultado de una adaptación local de los sistemas de agua que se estaban desarrollando en el Programa
de Articulación del Semiárido Brasilero (ASA, 2006).

Etapa III: Articulación con actores y firma de compromisos (etapa transversal)


Las actividades de articulación interinstitucional fueron trasversales a todo el proceso. En la medida en que
fueron siendo necesarios nuevos saberes y conocimientos, o recursos materiales o financieros, la red de
actores sociales fue creciendo. A continuación se destacan algunos socios del proyecto y sus actividades:
» Articulación con organizaciones sociales locales
El acompañamiento de actores líderes de la comunidad fue fundamental para lograr la confianza y
cohesión social que se necesitaba para consolidar el objetivo propuesto. Particularmente, la
participación de mujeres y jóvenes fue un objetivo específico que buscamos, con la intención de
revalorizar su participación en la comunidad.
En el territorio se venían gestando un grupo de mujeres y un grupo de jóvenes que participó del
diseño y ejecución del proyecto. Ellas tomaron responsabilidades concretas que fueron
necesarias para el desarrollo de diferentes etapas de esta experiencia.
También se realizaron actividades en conjunto con otras organizaciones de la sociedad civil de la
provincia de Córdoba, como actividades de intercambio, construcción colectiva de cisternas,
capacitaciones y charlas en diversas temáticas.
» Articulación con el sector técnico y académico
Los saberes locales fueron muy importante como también se integraron los conocimientos
tecnológicos y científicos necesarios para asegurar una solución adecuada.
El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria - Estación Experimental de Cruz del Eje,
específicamente- fue el encargado de realizar las capacitaciones en la comunidad para formar
“constructores de cisternas y sistemas asociados”. También asumió el compromiso de hacer un
seguimiento técnico de las obras realizadas en el marco del proyecto.
La facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Católica de Córdoba realizó 120 análisis de las
fuentes de agua de la comunidad al inicio y al final del proyecto para conocer el tipo de agua que se
obtenía antes y después del proyecto. También analizó la calidad de agua de las cisternas en
diferentes momentos posteriores.
Por otro lado, durante el proceso de implementación del proyecto, la facultad de Arquitectura de
dicha universidad relevó el estado de los techos y de los sistemas de captación de lluvia sugiriendo
modificaciones y adaptaciones para mejorarlos.
36

En ambas facultades estuvieron involucrados alumnos, docentes y equipos de


investigación.
» Organizaciones locales de referencia
La Escuela Pública Secundaria Técnica Lidia Pura puso a disposición docentes, alumnos y un
espacio de taller para realizar el plegado de chapas para canaletas y el ensamblado necesario para
realizar las bombas manuales para extraer agua.
2· SISTEMATIZACIÓN DE UNA
EXPERIENCIA DE GESTIÓN COMUNITARIA
DEL AGUA EN ZONAS RURALES AISLADAS

Asimismo colaboraron en los procesos de formación de estudiantes y futuras generaciones


locales en temas de adaptación y mitigación al cambio climático.
» Articulación con el sector privado
El Programa SEDCERO como red público-privada orientada a garantizar el derecho al agua y
saneamiento en la región del Gran Chaco buscó generar modelos de co-gestión público-privada
para enfrentar esta problemática. Esto posibilitó conseguir un financiador privado para este
proyecto, y en ese camino, Unidos por el Agua se convirtió en la iniciativa para desarrollar de forma
práctica.
Así el financiamiento del proyecto Unidos por el Agua fue brindado por la empresa ADA. La
importancia de esta articulación no sólo radicó en los recursos económicos y de difusión
comunicacional que se aportó, sino también en que diferentes áreas de la empresa participaron
activamente de la construcción de los sistemas de agua en el territorio, involucrándose en los
casos de las familias de ancianos que no podían afrontar la construcción por sí mismos y
apoyando en los territorios con voluntarios. Esto le añadió al proyecto un valor agregado en cuanto
al intercambio de diferentes historias de vida, reforzó la idea de que es posible involucrar al sector
privado en el diseño de soluciones de problemas sociales y constituyó un caso modélico de
articulación público-privada en diferentes niveles.

Etapa IV: Formación de las comunidades


El equipo del Programa SEDCERO colaboró en el diseñó de cartillas didácticas de cuidado y mantenimiento
de los sistemas de agua (SEDCERO, 2014) y diseño una serie de espacios de capacitación para trabajar con
las comunidades.
En Tulumba Norte se realizaron tres capacitaciones en Sistemas de Cosecha de Agua de Lluvia en las cuales
los vecinos se formaron para la construcción de las cisternas, las adaptaciones de canaletas y el diseño de
bombas manual para la extracción de agua de las cisternas, y también como implementadores del sistema.
Asimismo, al finalizar el proyecto, se realizaron capacitaciones en cuidado del agua e higiene, mejoramiento
del uso del agua para la producción, implementación de sistemas de riego por goteo y bebederos eficientes.

Etapa V: Organización de trabajo colectivo y cooperativo con autoconstrucción


El proyecto subrayó la importancia de la organización comunitaria para resolver problemas locales. Por eso
la solución implicó la autoconstrucción de 100 cisternas que acopian 16000 litros de agua (97 familiares y
3 comunitarias en las escuelas de la zona). Las cisternas fueron realizadas por las familias y los vecinos de
la zona con el apoyo de albañiles profesionales buscando que las tecnologías y las capacidades fueran
incorporadas en la comunidad local. Con esta misma metodología se instalaron canaletas para la
recolección del agua y se colocaron bombas manuales para su extracción. Tanto canaletas como bombas
fueron realizadas por estudiantes de la escuela técnica.
La autoconstrucción y organización colectiva de las familias y los y las vecinas es tanto para que puedan
37

seguir construyendo en un futuro otros sistemas o para realizar refacciones si fuera necesario,
o bien, como experiencia de organización colectiva para abordar otros problemas.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Etapa VI: Evaluación - Sistematización de datos


Se realizó un recorrido de las 100 cisternas para evaluar su funcionamiento y medir el nivel de (aceptación,
adaptación) que había tenido dicha tecnología en las familias. También se registraron fotos con las familias
y se tomó el punto la ubicación geo referencial para mapear las obras realizadas.
Por otro lado, y en paralelo al proceso de capacitación y construcción, se realizó en articulación con la
empresa, una estrategia de sistematización y comunicación del proyecto que contó con entrevistas en
profundidad a los beneficiados, registros fotográficos y audiovisuales. Este material fue utilizado para la
campaña comunicacional, y los propios pobladores de Tulumba fueron quienes contaron su problemática
pero también su solución.
La incorporación de la perspectiva de Tecnologías para la Inclusión Social fue clave para abordar las
soluciones sistémicas orientadas al acceso al agua en comunidades rurales aisladas con visión de
desarrollo del territorio. La incorporación plena de la comunidad en la definición, diseño y construcción de
las soluciones socio-técnicas fue una de las metas importante de este proyecto.
Como resultado del proyecto, estas comunidades que componen Tulumba Norte tienen acceso al agua para
consumo humano y para la producción familiar en sus predios. Como efecto, el número de huertas ha
aumentado un 45% en el primer año y la cría de animales se recuperó paulatinamente. El proyecto ha
permitido mejorar la adaptación y resiliencia al cambio climático de la comunidad generando un aporte
sustantivo a la posibilidad de permanencia en su territorio. Actualmente se continúa apoyando a estas
comunidades en temas de desarrollo socio-productivo y de asistencia técnica.

3. LOGROS DE LA INICIATIVA

La importancia del proyecto Unidos por el Agua se centra en la búsqueda de respuestas sistémicas a una
38

multiplicidad de ejes que afectan a las comunidades rurales aisladas en el acceso y ejercicio de sus
Derechos Humanos. Esta experiencia refleja una búsqueda de justicia social, equidad de género y
erradicación de la pobreza.
El fortalecimiento de capacidades de mujeres líderes en la comunidad, promoviendo la participación
igualitaria de hombres y mujeres en la toma de decisiones, ha sido una búsqueda permanente a lo largo de
todo el proyecto.
2· SISTEMATIZACIÓN DE UNA
EXPERIENCIA DE GESTIÓN COMUNITARIA
DEL AGUA EN ZONAS RURALES AISLADAS

De manera destacada, teniendo en cuenta que la responsabilidad del acarreo del agua recae principalmente
sobre mujeres, niños y niñas, los sistemas de cosecha de agua de lluvia liberan a las mujeres de esa
tarea, permitiendo hacer una inversión diferente de su tiempo. Esto reconfigura las dinámicas
familiares de responsabilidades así como la participación de mujeres en el espacio público (De León
et allí, 2017).
Este caso representa además un proceso que fomentó la gestión participativa del espacio territorial y el
ecosistema, empoderándose la comunidad a través de la toma de decisiones para la gestión comunitaria de
los recursos naturales.
Cabe destacar que la construcción de los sistemas de cosecha de agua de lluvia (aljibe, techos, filtros,
bombas manuales) incrementó la seguridad de las familias respecto a la tenencia de la tierra porque no
sólo garantiza la permanencia, sino que además incentiva la recuperación de las huertas familiares y el
ganado, permitiendo a las familias pensar en nuevos horizontes productivos y económicos.
Entre los logros pueden señalarse los siguientes:
» Se beneficiaron directamente a más de 500 personas y 2000 de forma indirecta.
» Mejoró el abastecimiento de agua en 3 escuelas, al realizar las cisternas y adaptación
de techos.
» 36 niños de edad escolar se han beneficiado al tener agua en sus hogares para consumo y poder
higienizarse normalmente.
» Se redujeron las horas destinadas al acarreo, pudiendo destinar este tiempo a otras actividades
como la educación, la producción y el ocio.
» En términos de producción, el 45% de las familias que accedieron a sistemas de cosecha de agua
comenzaron a producir verduras y hortalizas, algunos en macetas (para optimizar el uso de agua) y
otros en huertas cerradas y con variedad de verduras.
» Todos han aumentado la cantidad de animales menores (cabras, ovejas, chanchos) como también
de pollos y gallinas. Antes de comenzar el proyecto solo unas 9 familias tenían pollos y gallinas y
proveían a las familias cercanas. Hoy la mayoría tiene en su propio terreno para el autoconsumo de
carne y huevos.
» A partir del trabajo comunitario de los sistemas de cosecha de agua y el involucramiento de nuevas
instituciones en la zona, se generó un vínculo más estrecho entre vecinos y con nuevas
instituciones, lo que hoy posibilita la creación de nuevos proyectos. Se crearon 4 grupos de Cambio
Rural II (proyectos de mejoramiento de producción familiar del INTA de los cuales se han aprobado
3) en conjunto con Fundación Plurales y la UCC. Se fortaleció el grupo de jóvenes y se formalizó el
grupo de mujeres MULINEC (Mujeres Libres del Norte Cordobés).
» Se observa en la zona un sentimiento de oportunidad, de visión de futuro y de cambios que
posibiliten una mejor calidad de vida en el campo.
» Se capacitaron más de 60 pobladores en la construcción de las cisternas y adaptaciones
de techo.
Esto fomenta la gestión local de la tecnología, su apropiación y resignificación social.
39

» Fuentes de Trabajo: Durante la ejecución del programa, se generaron 16 fuentes de trabajo en


Tulumba norte. Es un dato muy importante pensando en que las oportunidades de trabajo en la
zona son muy escasas, pero sobre todo, porque estas 16 personas se capacitaron y adquirieron
conocimientos con los que pueden seguir trabajando.
» Dado que las cisternas se han construido enteramente con materiales adquiridos en comercios
locales, el programa ha contribuido a activar la economía local de Tulumba y zonas aledañas.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

4. APRENDIZAJES PARA LOS DESAFÍOS FUTUROS


Entre las lecciones del estudio de caso podemos destacar los siguientes:

Articulación público-privada:
Para llevar adelante proyectos de intervención en problemáticas complejas como el acceso al agua, es
importante considerar la articulación multisectorial como estrategia fundamental para dar soluciones
eficientes y de largo plazo. Si bien puede ser un desafío conciliar intereses y miradas, en la medida en que
las comunidades estén participando fehacientemente del diseño de las estrategias, es posible mantener
una visión desde los territorios. Obviamente, esto implica un sector empresarial dispuesto a apoyar
iniciativas con esta lógica de trabajo.

Sobre las tecnologías seleccionadas:


Las tecnologías tienen un rol clave en los procesos de desarrollo, por eso es importante que el abordaje
utilizado sea de Tecnologías para la Inclusión Social (TIS), es decir, “orientadas a generar dinámicas sociales
y económicas de inclusión social y desarrollo sustentable, vinculadas a la generación de capacidad de
resolución sistémicas de problemas” (Thomas, 2009). Es necesario que se respeten las costumbres
culturales, que sea sustentable y se adapte a las condiciones agroecológicas del lugar. Es imprescindible la
participación de la comunidad en la selección, diseño y ejecución de las tecnologías a utilizar. Entendiendo
por tecnologías no solo a los artefactos, sino también a los procesos técnicos y las formas de organización
social. Las comunidades deben ser parte activa de los procesos para asegurar la adecuación social y
tecnológica de las tecnologías y evitar un bajo nivel de adopción y utilización (Juarez y Avellaneda, 2011).

Equidad de Género:
Todas las etapas del diseño e implementación del proyecto deben tener vigilancia respecto a la perspectiva
de género. Es importante poder cuantificar mediante indicadores cuan sensible al género es el proyecto.
No sólo considerar el número de mujeres participantes, sino también otras cuestiones como la toma de
decisiones, la ejecución de tecnologías, el control y la evaluación de las etapas (De León et allí,
2017).

Lecciones para los responsables políticos:


Es necesario que el Estado articule con organizaciones y grupos de los territorios, tanto como es necesaria
mayor coordinación entre los organismos del Estado, con los centros de conocimiento como escuelas,
universidades, escuelas técnicas. Crear vínculos para poder potenciar las estrategias de desarrollo local,
los recursos humanos y económicos, y garantizar acompañamiento técnico.
Asimismo, la resolución de las problemáticas de acceso al agua hay que entenderlas como una inversión
social y no como un gasto público. Tener presente que los proyectos de intervención en problemáticas
complejas, nunca deben ser diseñados como acciones aisladas, sino que deben ser entendidos como
40

procesos que deben tener una continuidad más allá de los objetivos propuestos. Debe haber seguimiento y
acompañamiento continuo para que las innovaciones que se realicen se desarrollen con éxito. Y por último,
pero no menos importante, respetar y considerar los conocimientos, saberes ancestrales y patrones
culturales de las comunidades.
2· SISTEMATIZACIÓN DE UNA
EXPERIENCIA DE GESTIÓN COMUNITARIA
DEL AGUA EN ZONAS RURALES AISLADAS

Los desafíos de reaplicabilidad y escalabilidad:


El proyecto Unidos por el Agua contiene un alto potencial de escalabilidad en otras comunidades rurales
aisladas y dispersas de la región del Gran Chaco Americano y de otras zonas de iguales características. La
búsqueda de una estrategia diseñada y gestionada entre la comunidad y la articulación intersectorial puede
generar resultados positivos orientados ya no solo a la resolución puntual de un problema, como el acceso
al agua, sino dirigida al desarrollo de estrategias colaborativas y cooperativas para incidir en las dinámicas
socio-territoriales, aumentar las oportunidades de permanencia de los pobladores en su propio territorio,
actuar sobre el acceso bienes comunes como el agua, la tierra, el trabajo y la producción local, y mejorar la
capacidad organizativa de las comunidades rurales.
En este camino de escalar la iniciativa, se inició un proceso similar la provincia de Santiago del Estero
(Argentina). Si bien la problemática y el contexto es muy similar al de Tulumba, la comunidad ha optado por
la cosecha de agua de lluvia, en este segundo caso se seleccionó combinación de tecnologías, donde el
aljibe es realizado con la tecnología de cisternas de ferrocemento. Esta diferencia técnica es muy
significativa ya que esta segunda comunidad priorizó una tecnología que ya están acostumbrados a realizar
y sobre la cual tienen confianza. Respetar y rescatar estos saberes diferenciados es clave porque de otra
manera seguramente no sería posible generar una solución sostenible y adecuada localmente (Avellaneda
et allí, 2017).

41
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Avellaneda, N., De León, S. y Savid, D. (2017): “Gestión Comunitaria del Agua en Zonas Rurales
Aisladas: Un Caso de Articulación Intersectorial”, publicación de la International Land Coalition,
Córdoba.
De León, S., Savid, D., Zampar, F. y Juarez, P. (2017): “Mujeres y su empoderamiento en la gestión
comunitaria del agua en Argentina” [Resumen aprobado], Conferencia Internacional CONOCIMIENTO/
CULTURA/ ECOLOGIAS – KCE2017, Noviembre 15-18, 2017, Universidad Diego Portales, Santiago de
Chile.
Entrevista a Santiago Reyna (2015): “Unidos por el Agua”. Radio de Campo. Disponible en:
http://www.diazdecampo.com/?p=50257
Fulchieri, Bibiana (2015): “Las cisternas de Tulumba”. Diario La Voz del Interior. Disponible en:
http://www.lavoz.com.ar/temas/las-cisternas-de-tulumba
Fundación Plurales (2014): “Informes de Unidos por el Agua”. Disponible en: http://www.plurales.org/
Juarez, P., Becerra, L. y Bidinost, A. (2017): “Metodología de diseño de indicadores y perfiles estadísticos
para la toma de decisiones sobre Agua, Saneamiento y Desarrollo en Argentina”, Ed. Universidad
Nacional de Quilmes.
Juarez, P. (2015): “De la canilla comunitaria para el desarrollo inclusivo y sustentable. Aportes para la
gestión de los recursos hídricos en Argentina”, Revista Ciencia e Investigación, Buenos Aires
(Argentina).
Juarez, P. y Avellaneda, N. (2011): “Red de Tecnologías para la Inclusión Social. Construyendo
conocimiento científico y tecnológico entre Estado, Universidades, Cooperativas de Trabajo y OSC”, XI
Congreso Iberoamericano de Extensión Universitaria, en e-book y CD ISBN: 978-987-657-711-3 Santa
Fe, 22 al 25 de noviembre.
Programa SEDCERO (2013): “Documento inicial del Programa SEDCERO”. Disponible en:
http://www.sedcero.org
Sophia (2015): “Mucho más que Agua”. Revista Sophia. Disponible en:
http://www.sophiaonline.com.ar/mucho-mas-que-agua
Thomas, H. (2009): “Tecnologías para la inclusión social y políticas públicas en América Latina”,
Universidad Nacional de Quilmes, Bernal. Disponible en: http://www.redtisa.org/Hernan-Thomas-
Tecnologias-para-la-inclusion-social-y-politicas- publicas-en-America-Latina.pdf
Thomas, H., Juarez, P. y Picabea, F. (2015): “¿Qué son las tecnologías para la inclusión social?”,
42

Colección Tecnología y Desarrollo. Universidad Nacional de Quilmes, Bernal. ISBN 978-987-558-358-


0.Disponible en:
http://www.researchgate.net/publication/302946642_Tecnologia_y_Desarrollo_Que_son_las_tecnologi
as_para_la_inclusion_social
Zolezzi, Teresa (2015): “Asisten a poblaciones rurales para que tengan agua segura”. Diario La Nación
Online. Disponible en: » www.lanacion.com.ar/1807992-asisten-a-poblaciones-rurales-para-que-tengan-
agua-segura
2· SISTEMATIZACIÓN DE UNA
EXPERIENCIA DE GESTIÓN COMUNITARIA
DEL AGUA EN ZONAS RURALES AISLADAS

Páginas web consultadas:

» Fundación Plurales. Disponible en: http://www.plurales.org/


»Plataforma del Agua (2018). Disponible en: http://www.plataformadelagua.org.ar
»Proyecto Unidos por el Agua. Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=DkKEm4KAaW4
»Programa SEDCERO. Disponible en: http://www.sedcero.org

43
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano
44
3. AGUA PARA EL DESARROLLO
HACIA LA PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA DE SISTEMAS
TECNOLO GICOS SOCIALESS

Paula Juarez12, Lucas Becerra123 y Hernán Thomas123


Programa SEDCERO - Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnologı́a (UNQ)
1 2

Consejo de Investigaciones Cientı́ficas y Técnica


3

Autora de contacto pjuarez@sedcero.org

INTRODUCCIÓN

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas impulsan como parte de sus metas garantizar el
acceso a agua y saneamiento para todos los ciudadanos de forma sostenible (ODS 6) considerando que
estos servicios están directamente relacionados con las posibilidades de desarrollo social (ONU, 2015).
En los últimos años en Argentina, los instrumentos de política y de financiamiento que operan sobre los
servicios de agua y saneamiento han tomado relevancia y generado nuevos desafíos en las agendas
públicas de diversos organismos estatales, organizaciones no gubernamentales y de cooperación
internacional.
Al analizar las estadísticas oficiales del país, es posible afirmar que existen diferencias estructurales en la
provisión de servicios públicos entre los ámbitos rurales y urbanos. Solo para entender el punto, el 82% de
los hogares rurales dispersos no posee acceso a agua de red y el 12% ni siquiera tiene baño (Becerra et
allí, 2017). La ausencia de estos servicios esenciales tiene efectos negativos en la calidad de vida de los
agricultores familiares, genera problemas de salubridad, aumenta las migraciones rurales-urbanas, y
restringe las estrategias de desarrollo rural.
Este capítulo tiene por objetivo analizar algunos aprendizajes del proyecto público “Derecho de
Acceso a Bienes: Agua para el Desarrollo” (DAPED), una iniciativa de desarrollo rural centrado en el
acceso a agua para consumo, saneamiento y agua para producción. Esta iniciativa estatal se propuso
concebir una nueva forma de diseñar y planificar social y tecnológicamente las dinámicas de
desarrollo de los territorios.
45

El presente capítulo se divide en cuatro apartados. En el primer apartado, se elabora el escenario


actual del acceso a agua potable y saneamiento en Argentina -proyectado al año 2017- focalizando
en las zonas rurales. Asimismo, se analiza la relación entre el acceso a los servicios públicos, con
dinámicas de exclusión social y problemas de desarrollo territorial. En el segundo apartado, se
presentan las características de la planificación lineal y estática, y se la contrapone con una
propuesta teórico-práctica denominada Planificación Estratégica de Sistemas Tecnológicos Sociales
(PESTS), una perspectiva integral de cambio socio-técnico inclusivo sustentable.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

En el tercer apartado, el documento describe y analiza los aprendizajes sobre PESTS elaborados durante el
proyecto público DAPED, un consorcio entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y la
Universidad Nacional de Quilmes, financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación
(período 2014 a 2018). Esta iniciativa es un esfuerzo de diversos organismos públicos (que incluyó
también a organizaciones sociales y privadas) para coordinar y alinear capacidades y recursos de
manera tal que se impulsen procesos de desarrollo rural focalizando en el acceso a agua y saneamiento.
Finalmente, como resultado se plantean algunos insumos de política y aprendizajes de la gestión socio-
técnica orientadas a mejorar las estrategias y políticas públicas de desarrollo rural inclusivo sustentable.

1. INEQUIDAD SOCIAL Y SERVICIOS DE AGUA Y SANEAMIENTO EN


ARGENTINA
La cantidad y la calidad del agua es un elemento clave para toda estrategia y política de desarrollo inclusivo
sustentable. No es posible concebir alguna actividad diaria de los seres humanos sin agua. Asimismo, el
agua potable y el saneamiento son fundamentales para la salud y la calidad de vida de la población. Y,
mientras menor sea la disponibilidad de estos servicios, menores serán las opciones de vida posible.
Según estimaciones, para el año 2017 la cobertura de agua por red pública alcanzaba al 78% y la cobertura
de cloacas alrededor del 53% de la población total Argentina (Juarez et allí, 2017). Estos guarismos, si bien
parecen elevados en términos de cobertura, esconden (como lo suelen hacer los promedios sobre grandes
agregados) una situación socio-económica y territorial caracterizada por una enorme desigualdad.
En primer lugar, es posible identificar una correlación entre la forma de acceso a agua y la prevalencia de
necesidades básicas insatisfechas (NBI)3. Como se observa en el gráfico 1, de los hogares que acceden a
agua de red dentro de su vivienda, solo el 6% sufre NBI; por debajo del 9% (valor estimado de hogares con
NBI de Argentina). Todas las otras formas de acceso implican mayores tasas de NBI, llegando a los mayores
valores cuando los hogares acceden al agua de fuentes alejadas del hogar y de uso compartido: 44%
(perforación y pozo comunitario) y 51% (canilla comunitaria). Esto es lo mismo que afirmar que el 51% de los
hogares que accede al agua vía una canilla comunitaria (la cual es agua de red) padece al menos una NBI.
Nótese que, en forma complementaria, solo entre el 11% y el 12% de los hogares que acceden al agua por
cisterna, agua de lluvia o perforación en el predio sufren NBI.
Estos datos permiten realizar dos series de afirmaciones:
1. Que aquellos hogares que pueden realizar sus conexiones dentro del hogar (sin importar la fuente
del agua) tienen niveles de ingreso y patrimonio más elevados; y que cuando esos hogares son
conectados a la red, el servicio les permite mejorar aún más sus condiciones de vida (por eso el 6% de
NBI);

3
En su versión Argentina (definida por el INDEC), un hogar sufre de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) cumple
46

con al menos una de las siguientes condiciones:


NBI1: Vivienda de tipo inconveniente (vivienda de inquilinato, precaria u otro tipo) NBI2: Viviendas
sin cuarto de baño
NBI3: Hacinamiento critico (más de tres personas por cuarto)
NBI4: Hogares con niños en edad escolar (6 a 12 años) que no asisten a la escuela.
NBI5: Hogares con cuatro o más personas por miembro ocupado y en los cuales el jefe de hogar tiene bajo nivel de educación
(dos años o menos en el nivel primario). Proxy de capacidad económica.
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

2. la lógica de “extensión de la red” o de simple “ampliación de la cobertura” no es acompañada por una


estrategia más amplia de desarrollo humano: Una canilla comunitaria, garantiza un hogar más
conectado pero no iguala derechos. En otros términos, cristaliza una relación de desigualdad, entre
aquellos que les llega el agua al hogar y aquellos que deben movilizarse hasta el agua.
En segundo lugar, si se corta el análisis según tipo de asentamiento (urbano, rural agrupado o rural
disperso) los datos muestran que los servicios de cobertura son mucho más elevados en los núcleos
urbanos (82%), que en los rurales. Siendo los rurales dispersos, aquellos asentamientos cuya cobertura de
agua de red pública en la vivienda se encuentra en torno al 18%.
Así, como se observa en el Gráfico 2, en las zonas rurales, el peso de las fuentes no de red (pozos, perfora-
ciones, transporte por camiones cisternas, agua de lluvia) se eleva considerablemente.
Es interesante señalar que, dado que la población rural decae, esto afecta “positivamente” la tasa total de
cobertura, en la medida que los hogares que se movilizan hacia zonas urbanas acceden al agua vía red
(especialmente, canilla comunitaria).
47

En un tercer nivel, los servicios de saneamiento muestran un comportamiento aún más preocupante que los
de provisión de agua. Si bien es realmente difícil encontrar información al respecto, en especial para
zonas rurales agrupadas o dispersas, es posible estimar que para el año 2017, alrededor de 320.000
hogares, esto significa que alrededor de 1 millón de personas no tiene ni baño ni letrina en su hogar.
Esto es el 3% de los hogares totales de Argentina.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Gráfico N°2. Formas de


acceso a agua, población
rural -Total Argentina -
Estimación Año 2017

Fuente:
Elaboración propia a partir de Becerra,
L. et allí (2017).
48

La distribución de los hogares tampoco es homogénea, mientras que solo el 2% de los hogares urbanos
no tiene baño ni letrina, este valor aumenta al 4% de los hogares rurales agrupados y al 12% de los
hogares rurales dispersos. Una diferencia entre puntas de 6 veces.
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

Sobre la población de hogares que sí tiene baño o letrina, también la dispersión entre tipos de zonas es
significativa. Como se observa en el gráfico 3, el 58% de los baños de la población urbana tiene desagüe a
cloacas, mientras que ese valor se reduce a 53,3% en zonas rurales agrupadas y hasta el 35% en zonas
rurales dispersas.

Gráfico N°3. Formas de


acceso a agua, población
rural -Total Argentina -
Estimación Año 2017

49
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Es notable observar, como crecen por otro lado el desagüe a un hoyo (excavación) en la tierra, del 0,8%
urbano, 5,1% rural agrupado y 16% rural disperso. Así, es posible afirmar que los hogares rurales (en
especial en zonas dispersas) son aquellos que tienen los peores servicios de saneamiento.

Fuente:
Elaboración propia a partir de Juarez, P.,
Becerra, L. y Bidinost, A. (2017): Metodología de
diseño de indicadores y perfiles estadísticos para la
toma de decisiones sobre Agua, Saneamiento y
Desarrollo en Argentina, Ed. Universidad Nacional
de Quilmes, y Plataforma del Agua (2018).

Finalmente, y en un cuarto nivel integrador, es posible construir indicadores que combinen, las formas de
acceso a agua y saneamiento, con los niveles de NBI y la localización geográfica. Esto ha sido parte del
trabajo cuantitativo realizado en el marco del proyecto de investigación GECOA.
A los fines de construir información para la toma de decisiones, se construyeron un set de indicadores y
perfiles (con distintas tipologías de estratificación). Esta información permite organizar en un orden de
prelación a las múltiples localidades que conforman el territorio argentino. Dos de estos indicadores, nos
50

son de utilidad para este trabajo: 1) El índice de acceso a agua por NBI; y 2) el índice de saneamiento por NBI
(Becerra et allí, 2017).
Según el índice de acceso a agua por NBI (véase gráfico 4), las cinco provincias con la situación más
problemáticas son Santiago del Estero, Formosa, Chaco, Salta y Tierra del Fuego. Mientras que las 5
provincias con la mejor situación son Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Santa Cruz, CABA y La Pampa.
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

Si bien no es objeto de este capítulo, es necesario aclarar que la dispersión entre los departamentos que
constituyen cada provincia es muy elevado. Y, si bien, atender la situación de cada provincia es de vital
importancia, un análisis por departamento arroja información muy valiosa para la toma de decisiones.
Ahora bien, si se toma el índice de saneamiento por NBI (véase Gráfico 5), las cinco provincias con la
situación más problemáticas son Chaco, Formosa, Salta, Tierra del Fuego y Misiones. Mientras que las 5
provincias con la mejor situación son Mendoza, Santa Cruz, Santa Fe, Córdoba, CABA y La Pampa.
A partir de todo lo analizado hasta aquí, es posible afirmar que las áreas rurales (dispersas y aisladas), las
villas de emergencia y asentamientos en zonas urbanas son los espacios más afectados, tanto en la calidad
de vida de la población (principalmente la salud) como en los efectos dinámicos de las prácticas asociadas
a conseguir agua apta para consumo (esfuerzo físico, costos y horas del día abocadas a la tarea de
proveerse de agua).
51

Esto no quiere decir que no se ha invertido. Desde el año 2001 a la fecha (más de dos décadas), se han
desarrollados grandes esfuerzos estatales para mejorar el acceso a redes de agua con nuevas obras de
infraestructura, principalmente acueductos, lo cual permitió que unas 4.614.715 personas accedieran al
servicio de agua corriente (GNA, 2015). Sin embargo, como se ha tratado de mostrar desde el análisis
cuantitativo, el acceso a agua y saneamiento continúan siendo un flagelo grave, en especial en los ámbitos
rurales donde más de un millón de personas no disponen de agua en sus hogares (de red o de pozo), ni
cuentan con un sanitario (menos aun con tratamiento cloacal).
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Y, en muchos casos, las comunidades abastecidas en sus hogares tampoco cuentan con un servicio
continuo en tiempo y cantidad de agua disponible (franjas horarias de acceso al servicio y disposición
limitada de litros por día).
La falta de acceso a agua y saneamiento está vinculado a procesos de exclusión social. Particularmente en
los ámbitos rurales, es posible señalar algunos problemas de política y de dinámicas de inclusión/exclusión
tales como:
» La desigual disponibilidad en calidad y cantidad del agua y del saneamiento en los territorios: la
distribución de estos servicios en los hogares no es homogénea entre los ámbitos rurales
(aglomerados y dispersos) y los ejidos urbanos.
En las zonas rurales de Argentina, la población de bajos recursos en general no cuenta con la
provisión de agua y saneamiento como servicio público. Cada hogar debe emprender una
estrategia individual para abastecerse de estos servicios, lo cual en el caso de las familias rurales
incrementa sus costos de vida e inviabiliza o coarta sus opciones de futuro (Juarez, 2015).
Por otro lado, los municipios y otras organizaciones locales realizan acciones paliativas en época
de sequías prolongadas o de inundaciones, o frente a pedidos específicos, pero son solo
soluciones eventuales y paliativas. Por otro lado, y en menor medida, algunas organizaciones
sociales realizan intervenciones de baja escala brindando alguna solución puntual de acceso a
agua (cisternas, pozos, filtros, etc.). Las iniciativas de acceso a saneamiento en zonas rurales son
muy escasas. En general, se observa que no hay políticas amplias y consistentes de acceso a
estos servicios para el ámbito rural.
» Las múltiples usanzas y el (des)control del agua para diversos usos productivos: la inequidad en el
acceso y control sobre el agua (subterránea o de curso de río o de lluvia) entre productores rurales
grandes, medianos y agricultores familiares genera asimetrías socio-económicas que terminan
por expulsar población vulnerable de los territorios rurales. Y por otro lado, la gestión privada del
agua para usos productivos o industriales sin control efectivo ni regulación estatal estricta,
también afecta la vida rural y genera numerosos riesgos socio-ambientales que están
escasamente estudiados desde las instituciones académicas y son magramente abordadas desde
el Estado (sea del nivel nacional, provincial y/o municipal). Los riesgos ambientales son o podrían
ser problemáticos para los ejidos urbanos inclusive (por ejemplo, las inundaciones de ciudades se
han incrementado por acciones sobre cauces de ríos y cambios en la topografía de los territorios).
» La sustentabilidad relativa de las fuentes de agua: la provisión de servicios de agua y saneamiento
depende de la disponibilidad y gestión de los recursos hídricos. En Argentina, cada provincia
dispone de su propia normativa y modelo de gestión de los servicios de agua y saneamiento, así
como de los recursos hídricos. Sin embargo, hay fuentes de agua compartidas entre provincias e
inclusive con otros países que paulatinamente se están convirtiendo en conflictos políticos y
socio-ambientales porque los mecanismos de articulación y coordinación de macropolítica
hídrica4 son muy débiles (Ramella et al, 2017).
52

4
En Consejo Hídrico Federal (COHIFE) es un organismo consultivo que tiene como función generar dialogo entre provincias para
gestionar las cuencas hídricas. Este organismo no cuenta con financiamiento para direccionar política, ni poder político específico, ambas
características no permiten que tenga capacidad de acción efectiva (Juarez, 2015).
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

La ausencia de sistemas integrados de toma de decisiones estratégicas y la escasa gestión de


conocimiento sobre los servicios públicos y los recursos hídricos, muestran la imprevisión
existente y la necesidad de generar nuevas capacidades para modificar la actual trayectoria de
desigualdad territorial. La desigualdad e inequidad en el acceso a agua y saneamiento entre zonas
rurales y urbanas (y al interior de las mismas) es un emergente (grave) de la falta de estrategias
sistémicas de desarrollo inclusivo sustentable para el país.
Los problemas tecno-cognitivos de las estrategias tecnológicas puntuales y los problemas de política en la
provisión de servicios de agua y saneamiento presentan un abanico de cuestiones a contemplar a la hora de
proponerse accionar sobre este escenario. En el siguiente apartado, se presenta una nueva propuesta para
intervenir sobre los problemas de desarrollo.

2. DE UNA PLANIFICACIÓN LINEAL A UNA PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA DE


SISTEMAS TECNOLÓGICAS SOCIALES
Frente a los problemas del escenario nacional que hemos analizado en el apartado anterior, es posible
aseverar que el acceso a agua y saneamiento en las zonas rurales usualmente responde a una planificación
de soluciones tecnológicas puntuales, paliativas y de baja escala en relación al problema real de desarrollo.
Como solución a la planificación lineal, en este capítulo proponemos la planificación estratégica de
Sistemas Tecnológicos Sociales. Esta es una nueva noción en construcción tanto teórica como político-
operativa desarrollada por un equipo del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la
Universidad Nacional de Quilmes desde el año 2009.
Los Sistemas Tecnológicos Sociales (STS) refieren a la generación de capacidades sociales y tecnológicas
para la resolución de problemas sistémicos, antes que a la resolución de déficits puntuales. Este modelo se
sostiene sobre un conjunto de ideas fuerza: (a) es posible aprender de los fracasos y los éxitos para pasar
de las respuestas puntuales a la resolución sistémica de problemas complejos; (2) toda tecnología es
política; (c) los usuarios deben participar desde el diseño de las políticas públicas e iniciativas; y (d) es
necesario generar procesos de dialogo de saberes, valorización de conocimientos locales y articulación
con grupos de investigación y desarrollo (Thomas, 2012; Thomas, Juarez y Picabea, 2015).
Desde la perspectiva STS, se considera que una iniciativa o política está orientada al desarrollo inclusivo -
en términos sistémicos- cuando su proceso contempla cinco elementos:
1. igualar derechos,
2. dignificar las condiciones de existencia humana,
3. generar nuevos espacios de libertad y justicia,
4. mejorar la calidad de vida, y
5. distribuir equitativamente los beneficios.
53

Por ejemplo, una iniciativa que brinda algunos litros de agua por día a una familia, puede mejorar la calidad
de vida desde el punto de vista de la disponibilidad de agua (que antes no tenía), pero no iguala en derechos
(las familias que tienen agua potable de red en forma continua se encuentran en una situación
estructuralmente mejor). Así planteado, unos pocos litros de agua filtrados por día no es una solución de
carácter STS.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

La planificación estratégica de STS se sustenta en al menos cuatro tipos de procesos:


» la formación y la generación de capacidades de planificación estratégica de STS de los actores
públicos (funcionarios, técnicos e investigadores);
» la construcción de alianzas densas entre actores sociales diversos y elementos heterogéneos
orientados por una planificación dinámica común;
» la creación de espacios de innovación y desarrollo tecnológico local con fuerte participación de los
usuarios y las comunidades objetivo; y
» la construcción y ampliación de espacios públicos (priorizando el acceso a servicios de agua,
saneamiento, energía, educación) vinculados a una estrategia de desarrollo local y regional
(Juarez y Becerra, 2016).
Como este abordaje teórico requiere su instrumentalización para la planificación de estrategias de
desarrollo inclusivo sustentable, en el siguiente apartado se presentan un estudio de caso que buscó
contribuir al desarrollo conceptual y práctico de algunos aspectos de esta forma de intervención STS.

3. ESTUDIO DE CASO DEL PROYECTO PÚBLICO DAPED

En el año 2009 en el seno del Consejo Nacional de Políticas Sociales -organismo interministerial nacional-
surge como problema de estado generar soluciones tecnológicas de acceso a agua de calidad para vastas
zonas rurales del país. No porque no existieran soluciones, sino porque las existentes no funcionaban en
términos de desarrollo de los territorios. Ese Consejo le encomendó la tarea al Ministerio de Ciencia,
Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, el cual convocó para el diseño de una propuesta a un
equipo de investigadores y extensionistas del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la
Universidad Nacional de Quilmes que estaba especializado en procesos de innovación y tecnologías
orientadas al desarrollo inclusivo sustentable. La universidad propuso desarrollar un proyecto público
denominado Derecho de Acceso a Bienes: Agua para el Desarrollo (DAPED).
Entre los años 2009 y 2012, se desarrollaron las negociaciones entre diversos organismos públicos -
Ministerios, Secretarias de Estado e instituciones de I+D- y entre ellas y el Banco Interamericano de
Desarrollo, para poder construir la viabilidad política y financiera de esta iniciativa, lo cual implicó intentar
forzar cambios en los mecanismos burocráticos existentes para construir puentes administrativos y
legales entre los organismos públicos participantes.
El primer aprendizaje de dicho proceso fue entender que aun con el apoyo político del BID y de las máximas
autoridades nacionales, las burocracias estatales no disponían de procedimientos flexibles de articulación
intra-estatal, ni los formatos de financiamiento para articular y coordinar acciones entre organismos
públicos. Un proyecto ‘público-público’ no tenía ni espacio en los formularios de financiamiento estatal.
Las negociaciones para coordinar y alinear las agendas políticas e institucionales llevaron a la firma del
54

contrato en septiembre del año 2012. E inició formalmente los trabajos en campo en marzo de año 2014 de
la mano de un consorcio de ejecución entre la Universidad Nacional de Quilmes y el Instituto Nacional de
Tecnología Agropecuaria, con apoyo de la Red de Tecnologías para la Inclusión Social, el Ministerio de
Desarrollo Social de la Nación y el Consejo Nacional de Políticas Sociales y financiamiento del Fondo
Nacional Sectorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva5.
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

¿Qué propuso como innovador esta iniciativa? El proyecto público estuvo signado por tres
objetivos:
1. Generar una nueva forma de intervención estatal (basada en la noción de Sistemas Tecnológicos
Sociales) que mejore las capacidades institucionales de innovación y desarrollo tecnológico para el
desarrollo inclusivo sustentable;
2. Garantizar el acceso a bienes y servicios en comunidades rurales con problemas graves de
desarrollo -priorizando el agua tanto en cantidad como en calidad y el saneamiento- a través de
sistemas tecnológicos adecuados; y
3. Diseñar modelos de intervención, formación e investigación que posibiliten escalar y re-aplicar
estas experiencias a escala nacional (DAPED, 2012).
El desafío científico y tecnológico fue y es explícito en esta iniciativa, la prioridad del proceso del DAPED es
aprender para mejorar la intervención estatal en términos de desarrollo.
Aunque la iniciativa inicialmente fue a pedido del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva
y contó con un apoyo fuerte del Ministerio de Desarrollo Social, una vez aprobado el proyecto formalmente,
este se convirtió en una iniciativa particular del consorcio INTA-UNQ. El principal organismo de
investigación y extensión agraria y un instituto universitario de investigación sobre estudios sociales de
procesos de innovación y desarrollo tecnológico.
Entre marzo de 2014 a la fecha, el proyecto DAPED - cuyo objetivo territorial es impulsar dinámicas de
desarrollo rural en zonas aisladas y dispersas- comenzó a diseñarse y ejecutarse a nivel local en cuatro
parajes rurales6 de la provincia del Chaco. Este proceso tuvo significativos y diversos desafíos en los
territorios. En el siguiente apartado nos abocaremos a resaltar aquellos aprendizajes que permiten nutrir
desde la práctica la noción de planificación estratégica de Sistemas Tecnológicos Sociales.

3.1. Sobre los aprendizajes del proceso de diseño e implementación del DAPED
Dado que este libro busca dar a conocer modelos de gestión social del agua y saneamiento en términos
prácticos, en este apartado se rescatan algunos elementos de la planificación estratégica de Sistemas
Tecnológicos Sociales generados durante el proyecto DAPED (véase gráfico N°6): (a) planificación socio-
técnica, (b) información estratégica, (c) construcción de redes, (d) metodologías colaborativas, (e) criterios
de sustentabilidad, y (f) flujos de aprendizaje.
Cada una de estas conceptualizaciones son producto de la práctica en los territorios y de diversos
abordajes teóricos como el Análisis socio-técnico (Thomas, 2008; Becerra et al, 2014), la Planificación
Estratégica Situacional (Matus, 1980, 1987), herramientas de cooperación, resistencia y articulación
público-privada (Thomas et allí, 2017; Becerra et allí, 2015) y aportes de las teorías de aprendizaje del cambio
tecnológico (Arrow, 1962; Johnson et al, 1994; Von Hippel, 1998). En este documento no nos
detendremos en el desarrollo teórico, sino en los aspectos relevantes de la intervención.
55

5
El Proyecto DAPED fue generando, a lo largo del proceso de diseño e implementación en los territorios, diversas fuentes de co-
financiamiento público y privada como la Secretaria de Política Universitaria del Ministerio Nacional de Educación, el Programa Consejo de la
Demanda de Actores Sociales (Mincyt), el proyecto Adaptación al Cambio Climático (INTA), la Fundación ESSEN, el Programa PUIS
(UNQ), el Municipio de Las Breñas, entre otras.
6
Cada paraje presentaba diferentes características socio-culturales y étnicas (comunidades originarias, pequeños productores
capitalizados, o agricultores familiares), tecno-productivas (cabriteros, productores hortícolas, leñadores, ladrilleros), y problemáticas de
agua (arsénico y sales, ausencia de caudal, contaminación del curso de agua local, contaminación con agroquímicos). Las comunidades
rurales compartían problemáticas grave de pobreza, aislamiento y alta dispersión de la población en el territorio.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

El gráfico N°6 representa una estilización de elementos elaborados para la planificación estratégica de los
STS durante el proyecto DAPED. En el proceso de ‘aprender haciendo’ fueron generándose insumos para
trabajar tanto con las comunidades como con los equipos del Instituto Nacional de Tecnología
Agropecuaria, de la Universidad Nacional de Quilmes y de otras instituciones vinculadas al proyecto
(Ministerios, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, municipios, universidades, fundaciones y redes
colaborativas).
Los elementos de la planificación estratégica STS están vinculados entre sí y pensados inmersos en ciclos
continuos que se retroalimentan con los aprendizajes de los actores sociales intervinientes, al tiempo que
generan procesos de adecuación socio-técnica en las dinámicas locales de innovación y de desarrollo.
A los fines de ilustrar estos elementos en la praxis del proyecto DAPED, es posible distinguir algunos
aspectos relevantes a nivel organizativo, estratégico-instrumental, tecno-cognitivo y relativos al alcance y
escala de las iniciativas desarrolladas, a saber:

Gráfico N°6 - Elementos de los Sistemas Tecnológicos Sociales


 Constitución y formación de equipos.
Planificación  Espacios colaborativos e
interinstitucionales.
Socio-técnica  Identificación multinivel de
problemas-soluciones.

 Aprendizajes en el  Georeferenciamiento
hacer. Flujos de Información  Relevamiento habitacional
 Aprendizajes  Información de
por interacción. Aprendizaje estratégica proveedores
 Diálogos de  Información de
saberes. institucionales y tecnologías disponibles
STS
 Alianzas y convenios
interinstitucionales, de co-
Criterios de Construcción financiamiento y de co-
Sustentabilidad de redes diseño tecnológico.
 Diseño e implementación de
proyectos complementarios
y encadenados.
 Planificación de uso y reuso de
recursos.
 Estratégias de monitoreo,  Mecanismos de
seguimiento y control decisión colectiva.
comunitario de los procesos Metodologías  Capacidades S-T
socio-técnicos locales. Colaborativas locales.
 Opciones tecnológicas y co-diseño.
 Construcción de capacidades de
financiamiento.

Fuente: Elaborado a partir de Juarez y Becerra, 2016 y Carenzo et allí, 2016.

 Aspectos organizativos
La constitución y formación de equipos técnicos locales y a nivel nacional. Una misión prioritaria fue constituir
equipos técnicos interinstitucionales a diferente nivel (nacional, provincial y local) que se
comunicarán entre sí y colaborarán mutuamente. Para ello, se constituyó un equipo de coordinación
56

nacional con representantes de las instituciones públicas intervinientes y se establecieron los equipos
técnicos locales (con participación de actores locales como municipios, escuelas, asociaciones de
productores, centros de salud, asociación aborigen). Los equipos definieron sus pautas y criterios de
trabajo.
Todos los funcionarios y técnicos recibieron un ciclo de formación teórico-práctica en diseño y
planificación estratégica de Sistemas Tecnológicos Sociales. Los espacios de formación fueron clave para
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

poner en debate desde la perspectiva socio-técnica cómo los técnicos y los funcionarios (INTA, INTI,
municipios) diseñan sus intervenciones rurales bajo concepciones lineales y restringidas7 que no logran
superar la visión sobre el problema puntual, y por ende, no llegan a definir estrategias de desarrollo local. La
mirada crítica sobre las prácticas generó rechazo por parte de algunos funcionarios8.
Asimismo, cada localización fue concebida como una 'unidad de aprendizaje' para los equipos técnicos
locales, esto posibilitó espacios de creatividad más abiertos para proponer nuevos mecanismos y
esquemas de trabajo, y replantear la escala de la acción en función de una visión de desarrollo territorial
más amplia. Además, la retroalimentación constante con el equipo nacional permitió pensar en formas de
cofinanciar las diversas propuestas así como sumar instituciones para escalar las iniciativas. Planificar los
equipos de trabajo y sus relaciones entre sí es clave para potenciar los aprendizajes, las capacidades
disponibles y proyectar el escalamiento de las acciones.
Mesas de Gestión Local, una tecnología de organización comunitaria. Otra meta fue democratizar las
decisiones y el control sobre los procesos locales, para ello fue necesario generar espacios de decisión
informada y de dialogo, estos espacios no existían previamente en las comunidades rurales por ser
población aislada y dispersa.
En este caso, el mecanismo 'Mesas de Gestión Local' fue tomado de una iniciativa previa del Ministerio de
Desarrollo Social. El Ministerio había generado Mesas en ámbitos urbanos y consideraba que eran un buen
instrumento de participación ciudadana (MDS, 2013). Por lo cual, se adoptó esta idea preexistente
adecuándola localmente y se constituyeron mesas en las comunidades rurales del DAPED.
Las Mesas buscaron articular a los actores locales (municipios, consorcios rurales, consorcios camineros,
asociaciones de productores, los funcionarios de las escuelas y las salas de salud, y a la comunidad en
general) para establecer comunicación, procesos de planificación comunitaria y de toma de decisión.

Informes DAPED 2014/15.


57

7
Por ejemplo, los técnicos del INTA suelen trabajar con grupos de productores (no siempre conocen cada predio rural, ni los parajes
enteros) y por temáticas puntuales (investigación o extensión en un área específica de conocimiento).
8
La inercia institucional y de cultura organizacional generó diversas dificultades, inclusive hubo equipos de funcionarios públicos
que discontinuaron su participación en el proyecto porque consideraron que no había problemas en los territorios, ni necesidad de mejorar
las formas de intervención.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Cada Mesa definió sus pautas básicas de compromisos y responsabilidades de trabajo conjunto: reuniones
periódicas, registro de consensos y decisiones sobre el plan estratégico local, registro de monitoreo y
control de ejecución, y formas de comunicación (opciones: radio, comunicación entre vecinos, aviso desde
la escuela, 'mensajero' de cada reunión). Asimismo, cada una de las Mesas junto a los equipos DAPED
establecieron los parámetros del diseño (y re-diseño) y ejecución de las estrategias STS locales (véase
imagen N°1) (Juarez et al, 2016; Carenzo et allí, 2016).

 Aspectos estratégico-instrumentales
Planificación estratégica de Sistemas Tecnológicos Sociales. El corazón del proyecto DAPED refiere a
concebir un modelo de intervención estatal que permita integrar las dinámicas locales de innovación para
generar procesos de desarrollo inclusivo sustentable amplios focalizando en el acceso a agua y
saneamiento.
Para ello, el equipo DAPED fue diseñando y re-adecuando metodologías de trabajo y mecanismos
específicos para operacionalizar los procesos de STS:
» instrumentos de relevamiento y monitoreo poblacional 9
» mecanismos de decisión colectiva10
» mecanismos de decisión tecnológica informada y generación de capacidades socio-
técnicas
11

» capacidades de captación de financiamiento


Cada uno de los instrumentales implementados (desarrollados ad hoc o adecuados a cada caso) se
orientaron a brindar mejor calidad de información, asegurar el carácter colectivo y participativo del proceso,
y fortalecer las capacidades locales de generación de conocimientos e innovación -principalmente con un
fuerte énfasis en el análisis de opciones tecnológicas y adecuación social de los sistemas tecnológicos-.
La operacionalización efectiva de las estrategias locales, implicó dos momentos de acción en cada
comunidad: 1° de intervención urgente y 2° de intervención estructural (DAPED, 2014). Primero, cada Mesa
de Gestión Local junto al equipo técnico local se orientó a diseñar estrategias de intervención urgente para
la resolución rápida de la problemática de acceso a agua, dado que el Estado debiera garantizar este
derecho humano fundamental. Estas primeras intervenciones fueron generadas en espacios públicos
(escuelas, centros comunitarios o centros de salud) para estimular el carácter asociativo y colaborativo del
proceso propuesto y consistieron en la generación de una serie de capacidades técnicas locales (formación
teórico-práctica en albañilería, electricidad, tecnologías de agua, etc.).
58

9
El proyecto DAPED propuso el relevamiento socio-habitacional, el georeferenciamiento de la población y las fuentes de agua,
y un relevamiento fotográfico habitacional antes de comenzar las acciones.
10
Cada comunidad definió los criterios para establecer la toma de decisiones. Algunas optaron por el voto a mano alzada, otros
por sorteo, otros definieron un representante y otras por criterios ancestrales. Cada comunidad adoptó su propia forma de toma de decisión.
En todos los casos, se trabajó sobre qué implicaban las decisiones y cómo operaban en términos dinámicos.
11
Esta metodología implicó: 1) la formación de la comunidad sobre diversas opciones tecnológicas; 2) realizar capacitaciones
prácticas para conocer mejor las tecnologías y evaluarlas en su funcionamiento; y 3) reflexionar colectivamente sobre el uso, adecuación y
complementación de los sistemas tecnológicos (Juarez et. allí, 2016).
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

Cuadro N°1 - Toma de decisiones informada: opciones tecnológicas y aprendizajes

Posteriormente, en función de esa primera estrategia, usualmente de baja intensidad tecno-cognitiva, se


montó la estrategia de intervención estructural, es decir, el diseño e implementación de sistemas
tecnológicos orientados al desarrollo inclusivo sustentable (a nivel de cada familia-unidad productiva y de
cada comunidad): mejoramiento habitacional, saneamiento y agua para producción, constitución de
asociación de productores, mejoramiento de producción caprina, entre otros temas trabajados.

 Aspectos tecno-cognitivos
Capacidades de I&D en función de los problemas de los territorios. La construcción de múltiples mapas
comunitarios de las relaciones problema-solución buscó deconstruir la visión unidimensional de los
problemas y proponer soluciones socio-técnicas sistémicas. Cada problema y cada solución fue analizada
con la comunidad, cada una jerarquizó y priorizó temas diferentes (Matus, 1988). E inclusive, sobre los
temas priorizados se establecieron relaciones entre temáticas y sistemas tecnológicos para poder generar
un abordaje sistémico de los problemas y sus soluciones.
En virtud de las relaciones problema-solución, se conformaron redes colaborativas para impulsar nuevas
capacidades tecnológicas, institucionales y de articulación y coordinación interinstitucional a nivel local y
extra-local. En esta instancia, el equipo DAPED desarrolló una metodología de toma de decisiones
tecnológicas informadas y de adecuación socio-técnica local. Esta consiste en un pool de tecnologías
(artefactuales, de proceso u organizacionales) preseleccionadas por los equipos técnicos en función de las
prioridades comunitarias y la relación entre problemáticas socio-técnicas establecidas localmente (Juarez
et al, 2016). Las comunidades reciben formación tecnológica teórica y práctica, y en función de su
59

evaluación colectiva se establecen los cursos de acción (véase ejemplo en cuadro 1).
Las opciones tecnológicas estuvieron vinculadas a ciertas redes colaborativas, es decir, otras instituciones
o personas con capacidades tecno-cognitivas que están asociadas al diseño e implementación de ciertas
tecnologías o conocimientos específicos. Esas redes fueron importantes para colaborar con las
comunidades en el diseño de los sistemas socio-técnicos, tanto para ampliar el abanico de opciones
tecnológicas como para pensar las complementaciones posibles entre tecnologías.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

Gran parte de las intervenciones locales han sido co-organizadas y ejecutadas por las comunidades del
DAPED a través de procesos de autoconstrucción u organización asociativa. Esto reforzó la toma de
decisiones y la acción colectiva, reafirmó las capacidades técnicas locales y posibilitó aprendizajes
sociales no sólo sobre las tecnologías artefactuales y de proceso, sino también sobre aquellas tecnologías
organizaciones: la organización de compras de insumos, logística, distribución del tiempo, armado de
equipos de trabajo, entre otros.
Por otro lado, las metodologías de intervención con las comunidades han permitido a algunos técnicos del
INTA replantearse las formas de trabajo en los territorios, pasando a buscar las capacidades necesarias
para las estrategias locales, más allá de las capacidades disponibles en cada unidad institucional. Y en otro
sentido, las técnicas y las metodologías brindaron un soporte instrumental para superar las relaciones
problema-solución lineales – usuales tanto en las políticas públicas actuales como en las iniciativas
sociales - para pasar a desarrollar nuevas capacidades de intervención sistémica.

 Aspectos del alcance y escala


La capacidad de reaplicación y escalabilidad de las iniciativas. Los diversos resultados del proyecto
permiten mejorar las políticas públicas y las capacidades tecno-cognitivas disponibles, no sólo para brindar
servicios de agua y saneamiento adecuado social y tecnológicamente a las necesidades locales, sino
también para impulsar procesos de desarrollo local y territorial.
A nivel de escalamiento territorial, la concepción de Sistemas Tecnológicos Sociales utiliza el concepto de
'reaplicación', es decir, para evitar prácticas de transferencia tecnológica y la generalización acrítica de
tecnologías, propone que los 'aprendizajes' generados en un lugar sean adecuados socio-técnicamente12
para otras localizaciones (tanto en términos de política como de tecnologías) (RTS, 2008). En este sentido,
el proyecto DAPED generó en uno de los proyectos comunitarios, una estrategia de escalamiento usando de
pivote la primera comunidad. Así, a partir del uso de metodologías 'de campesino a campesino' (Holt-
Giménez, 2008), el equipo técnico local generó espacios de 'comunidad de aprendizaje' con otras
localidades colindantes, invitándolos a participar de los procesos de formación tecnológica. Algunos
grupos de la comunidad DAPED se trasladaron a otras localizaciones vecinas para brindar sus aprendizajes
sobre cómo fueron construyendo su estrategia local. El precepto de esta estrategia radial refiere a fomentar
paulatinamente las capacidades y los recursos necesarios para trabajar con nuevos parajes rurales con el
mismo equipo técnico local y contando con la referencia comunitaria cercana para generar efectos de
emulación.
A nivel de estrategias de alcance regional, en septiembre de 2013, el Proyecto DAPED se unió al Programa
SEDCERO, una red colaborativa pública y privada que trabaja en Argentina, Bolivia y Paraguay, cuyo objetivo
principal es la incidencia en políticas públicas para garantizar el derecho humano al agua y saneamiento
como elemento clave para el desarrollo regional. Miembros del equipo DAPED pasaron a ser parte de la
coordinación de SEDCERO en Argentina.
Por otro lado, a nivel de estrategias de alcance nacional, durante el proceso de implementación del proyecto
DAPED también se apoyaron otras estrategias, una de ellas es el proyecto de investigación 'Gestión de
60

12
El concepto 'adecuación socio-técnica' permite comprender los procesos de producción de tecnologías como procesos auto-organizados
e interactivos de integración de un conocimiento, artefacto o sistema tecnológico, en una dinámica o trayectoria socio-técnica, socio-
históricamente situada. En los procesos de adecuación se integran diferentes fenómenos socio-técnicos: relaciones problema-solución,
funcionamiento/no funcionamiento, dinámicas de co-construcción, desarrollo de marcos tecnológicos, resignificación de tecnologías, estilos
tecnológicos, etc. (Thomas, 2008).
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

saberes y conocimientos científico-tecnológicos para la resolución de problemáticas de agua en Argentina.


Relevamiento, sistematización y análisis de aprendizajes de gestión, tecnologías y normativas' (Juarez et
allí, 2016). Este proyecto se orientó a analizar diversos aspectos del acceso a agua y saneamiento en las 24
provincias argentinas para generar insumos para decidores de política. Los resultados de esta
investigación se pusieron disponibles en una plataforma virtual, de acceso libre y gratuito (Plataforma del
Agua).
En este sentido, el proyecto DAPED es una iniciativa que busca aprender de otros e informar desde sus
aprendizajes la política local, nacional y regional, aspirando a contribuir con una visión y abordaje sistémico
de los problemas sociales y/o ambientales. La escala y el alcance de las acciones políticas para el
desarrollo rural inclusivo sustentable no están solamente vinculadas a aquellas acciones realizadas en los
territorios concretos, se requiere construir alianzas sociales y tecnológicas que sustenten procesos
amplios de cambio social y tecnológico.
Los aprendizajes generados hasta el momento por el proyecto DAPED contribuyeron a la construcción de la
perspectiva de planificación estratégica de Sistemas Tecnológicos Sociales, al mismo tiempo que permitió
generar múltiples dinámicas comunitarias-locales (que incluyeron generar acceso a agua y saneamiento) y
replantear las formas de intervención y colaboración entre organismos públicos, universidades,
instituciones de investigación y desarrollo y otras organizaciones. Aún queda mucho camino por andar.

REFLEXIONES FINALES: DERECHO AL DESARROLLO, UN DESAFÍO INTEGRAL

Múltiples iniciativas han propuesto modelos de intervención de acceso a agua y saneamiento a baja escala
y sin articulación y coordinación con el Estado -en sus distintos niveles vertical y horizontal-. Lo habitual, es
que las iniciativas son construidas sobre sí mismas y en función de una cadena corta de relaciones
problema-solución, no están vinculadas con otros espacios de producción de conocimientos, saberes y
prácticas (por ejemplo redes colaborativas más amplias), y en general, no son planteadas para la
construcción de modelos de intervención en términos de política pública para el desarrollo. Este capítulo
presenta algunas reflexiones sobre los problemas cognitivos de la planificación lineal de soluciones a
problemas de agua y saneamiento, y plantea aportes y nuevos contenidos teórico-prácticos para mejorar
las intervenciones y políticas públicas de desarrollo inclusivo sustentable focalizando en el acceso a agua y
saneamiento en Argentina y la región.
Este trabajo delinea algunos posibles rumbos a tomar desde la planificación estratégica de Sistemas
Tecnológicos Sociales. En este sentido, la concepción de un proyecto público como el DAPED, es una
innovación en sí misma, ya que busca construir estrategias y políticas desde los territorios, generar la
formación de funcionarios y técnicos en planificación sistémica y dinámica, generar nuevos modelos de
intervención como STS y promover procesos concretos de desarrollo local con proyección de escalabilidad
territorial, al tiempo que brinda acceso a agua y saneamiento adecuado a las necesidades locales. El
proyecto DAPED pensó como desafío científico-tecnológico y político, el desarrollo inclusivo sustentable.
El desarrollo conceptual e instrumental de Sistemas Tecnológicos Sociales requiere continuar trabajándolo
y mejorándolo, desde lo teórico y práctico. El proyecto DAPED implicó aprender haciendo con y desde
61

racionalidades múltiples, y en ese camino, generó aprendizajes para diseñar y crear nuevas capacidades,
metodologías y herramientas desde una perspectiva socio-técnica adecuadas para lograr procesos
sistémicos de desarrollo local y regional.
No se trata sólo del acceso al agua y saneamiento en zonas rurales, es sobre estimular nuestra capacidad
creativa y tecno-cognitiva para elaborar nuevas estrategias de resolución sistémica de los problemas de
desarrollo a escala.
PRIMERA PARTE:
Experiencias de Gestión Social del Agua y
Saneamiento en el Gran Chaco Americano

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Arrow, K. J. (1962): “The Economic Implications of Learning by Doing”. Review of Economic Studies 29:
155- 73.
Auge, M. (2007): “Agua fuente de vida”. Disponible en:
http://tierra.rediris.es/hidrored/ebooks/miguel/AguaFuenteVida.pdf
Becerra, L. y Juarez, P. (2014): “Instrumentos Analíticos y de Gestión para las Políticas Tecnológicas de
Desarrollo Inclusivo en América latina”, en Perspectivas latinoamericanas en el estudio social de la
ciencia, la tecnología y el conocimiento de Kreimer. P., Vessuri H., Velho L. y Arellano, A., 2014, Ciudad
de México, Siglo XXI Editores, pp. 159-164.
Becerra, L., Thomas, H. y Juarez, P. (2015): Innovation, cooperatives and inclusive development: Insights
for Science, Technology and Innovation Policy, GLOBELICS 2015, 25 a 27 de agosto, La Habana, Cuba.
Becerra, L., Bidinost, A. y Juarez, P. (2017): “Informe de datos estadísticos e indicadores del Proyecto
GECOA”, uso restringido, Buenos Aires.
Bijker, W. (1995): “Of Bicycles, Bakelites, and Bulbs. Toward a Theory of Sociotechnical Change”.
Cambridge y Londres, The MIT Press.
Calcagno, A., Mendiburo, N. y Novillo, M. (1999): “Informe sobre la gestión del agua en la República
Argentina”. Global Water Partnership.
Carenzo, S., Becerra, L. y Juarez, P. (2016): Economía circular e innovación para el cambio social.
Algunas reflexiones para “no envasar vino nuevo en viejas odre”, XII Seminario Internacional PROCOAS,
Rosario, 14 a 16 de septiembre.
Cavali, L. (2011): “El mapa de agua en la Argentina”. Revista ADN, pp. 50. CEPAL (2000): “Informe sobre
la Gestión del Agua en Argentina”. Disponible en:
http://www.cepal.org/drni/proyectos/samtac/inar00200.pdf
DAPED (2012): “Proyecto Derecho de Acceso a Bienes: Agua para el Desarrollo”. Consorcio INTA-UNQ,
FONARSEC-Mincyt, Buenos Aires.
Johnson, B. y B. Lundvall (1994): “Sistemas nacionales de innovación y aprendizaje institucional”.
Comercio Exterior, vol. 44, N° 8.
Juarez, P. (2015): “De la canilla comunitaria para el desarrollo inclusivo y sustentable. Aportes para la
gestión de los recursos hídricos en Argentina”. Revista Ciencia e Investigación, Buenos Aires (Argentina).
Juarez, P. y Becerra, L. (2016): “Construcción de Sistemas Tecnológicos Sociales y planificación
estratégica del desarrollo: El caso de Pampa del Zorro en la Provincia del Chaco – Argentina”. XII
Seminario Internacional PROCOAS, Rosario, 14 a 16 de septiembre.
Juarez, P., Becerra, L., Ramella, S., Ayala, S., Avellaneda, N., De León, S., Bidinost, A., Ferreyra, I.,
Buenaventura, B. y Moreyra, A. (2016): Proyecto de investigación “Gestión de saberes y conocimientos
62

científico-tecnológicos para la resolución de problemáticas de agua en Argentina. Relevamiento,


sistematización y análisis de aprendizajes de gestión, tecnologías y normativas”. Instituto de Estudios
sobre la Ciencia y la Tecnología, Universidad Nacional de Quilmes, Bernal, Argentina.
Juarez, P., Becerra, L. y Bidinost, A. (2017): “Metodología de diseño de indicadores y perfiles estadísticos
para la toma de decisiones sobre Agua, Saneamiento y Desarrollo en Argentina”. Ed. Universidad Nacional de
Quilmes
3 · AGUA PARA EL DESARROLLO

Matus, C. (1987). “Adiós, señor presidente. Planificación, antiplanificación y Gobierno”. Caracas,


Pomaire. Matus, Carlos (1980). “Planificación de situaciones”. Fondo de Cultura Económica, México.
Paris, M. C., Zuccarelli,G. y Pagura, M.F.(2009): ”Las miradas del agua”. Ed. Universidad Nacional del
Litoral, Santa Fe.
Programa SEDCERO (2014). Disponible en: http://www.sedcero.org
Ramella, S. y Juarez, P. (2017): “Regulaciones e instituciones de acceso a agua potable en Argentina:
el desafío de garantizar un derecho humano”. XIII Congreso Nacional de Ciencias Políticas (SAAP), 2 al
5 de agosto, Universidad Torcuato Di Tella, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Red de Tecnología Social de Brasil (2008). Disponible en: www.rts.org
Thomas, H. (2009): “Tecnologias para Inclusão social e políticas públicas na América Latina” en Otterloo,
Aldalice y otros, Tecnologias Sociais. Caminhos para a sustentabilidade, RTS, Brasilia.
Thomas, Hernán (2012): “Tecnologías para la inclusión social en América Latina: de las tecnologías
apropiadas a los sistemas tecnológicos sociales. Problemas conceptuales y soluciones estratégicas”.
Thomas, Hernán (org), Santos, Guillermo y Fressoli, Mariano (eds.). Tecnología, desarrollo y
democracia. Nueve estudios sobre dinámicas socio-técnicas de exclusión/inclusión social. Buenos Aires:
MINCyT.
Thomas, H., Juarez, P. y Picabea, F. (2015): “¿Qué son las tecnologías para la inclusión social?”.
Colección Tecnología y Desarrollo, editorial UNQ, Bernal. Disponible en:
http://issuu.com/redtisa/docs/cuadernillo_n1_online
Thomas, H.; Becerra, L.; Fressolli, M.; Garrido, S. and Juarez, P. (2017): "Theoretical and Policy Failures
in Technologies and Innovation for Social Inclusion: The cases of social housing, renewal energy and
food production in Argentina". Stefan Kuhlmann y Gonzalo Ordonez-Matamoros (eds.), International
Research Handbook on Science, Technology and Innovation Policy in Developing Countries: Rationales
and Relevance, Londres: Edward Elgar publishing.
Von Hippel, (1998): “Economics of product development by users: the impact of sticky local information”.
Management Science 44 (5), 629-644.

63
SEGUNDA PARTE
Sobre Políticas, Aprendizajes y
Tecnologías
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías
pag. 66
4. EL ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO
UNA MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

Silvina Belmonte, Emilce López, Nilsa Sarmiento, María de los


Ángeles García, Ricardo Caso, Armelle Goareguer y Judith Franco

·
Instituto de Investigaciones en Energı́a No Convencional, Universidad Nacional de Salta
Consejo Nacional de Investigaciones Cientı́ficas y Tecnicas
Autor de contacto: silvina_belmonte@yahoo.com.ar

INTRODUCCION

La problemática del agua continúa siendo uno de los principales desafíos a resolver en el escenario mundial
actual. En particular en la zona del Chaco salteño de Argentina el acceso al agua se ve limitado por
problemas de disponibilidad (caudal disponible), calidad (salinidad) e infraestructura (tecnologías
adecuadas). En este sentido, la presencia en exceso de sales en el agua es uno de los principales problemas,
lo que en la mayoría de los casos la vuelve no recomendable para el consumo humano. Las principales
limitantes son los sulfatos y el arsénico, éste último especialmente en el abanico del Río Juramento (Auge
et al., 2006).
Diversas estrategias institucionales se están implementando en la zona, pero la respuesta sigue siendo
puntual y el problema del acceso al agua persiste, acentuando la situación de pobreza, marginalidad y
vulnerabilidad de las comunidades originarias y criollas de la zona.
Las alternativas de solución implementadas son variadas: desde el desplazamiento de los propios pobladores
a localidades distantes en búsqueda de agua segura para el consumo o la asistencia periódica municipal
con camiones cisterna, hasta la realización de pozos de agua de gran profundidad (a más de 200 m). Si bien
esta última estrategia resulta la más eficiente para resolver de raíz el problema y en los últimos años se han
realizado inversiones millonarias para la excavación de nuevos pozos profundos, el alcance de la
intervención continúa siendo puntual y limitado. Esto se debe tanto a los elevadísimos costos de inversión
que implica esta opción tecnológica, como a la extensión de la zona, densidad y distribución poblacional, lo
67

que dificulta una cobertura completa del área (López, et al., 2013).
Por otra parte la radiación solar es elevada en la región, por lo que considerar equipos de desalinización
solar resulta una alternativa válida para obtener agua potable. Sin embargo, hasta el momento, el desarrollo
de tecnologías de desalinización solar ha sido a pequeña escala, destacándose su uso familiar o escolar en
algunas pocas áreas rurales.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

ALCANCE DEL TRABAJO

El trabajo presentado sintetiza algunos avances en el estudio de esta problemática desde un enfoque
territorial e integrado, considerando tanto los aspectos tecnológicos como ambientales, sociales e
institucionales que condicionan las intervenciones actuales y posibles soluciones al corto plazo.

La presentación se sustenta en dos proyectos de investigación PIP Nº 00708 (2012-2016): “Desarrollo de


tecnología solar de desalinización de agua con alta producción para la mejora de condiciones de vida y
sistemas productivos”, y proyecto CIUNSA Nº2019/3 (2012-2016): “Desalinización de agua para mejorar
las condiciones de vida usando energía solar”. El objetivo marco de estos proyectos es contribuir a la
mejora ambiental, social y productiva de los hábitats rurales de Salta a través del desarrollo tecnológico
de la desalinización solar masiva de agua. El desarrollo de una tecnología donde se combinen sistemas
de concentración solar (Saravia et al, 2014) y de destilación, permitiría cubrir una demanda de mayor
escala a nivel de pequeñas comunidades dispersas, centros poblados y/o usos productivos.

Asimismo en estos proyectos se parte de la premisa que los procesos de apropiación tecnológicos son
complejos y deben abordarse desde una perspectiva territorial (Belmonte et al, 2011). Esto implica
incorporar en el abordaje de la problemática del acceso al agua y la evaluación de las posibles
soluciones tecnológicas, una mirada integral que considere las características de los recursos
disponibles (solar e hídrico), la demanda social, los factores económicos, los aspectos ambientales y la
percepción de los actores locales en relación a las tecnologías, la situación actual y la proyección del
territorio.

Un hecho a destacar es que experiencias anteriores de transferencias tecnológicas indican que no


siempre la apropiación es exitosa, aunque sí lo sea el desarrollo de una tecnología. De ahí la
importancia de profundizar sobre los condicionantes de estos procesos de interacción entre los actores
vinculados, las cuestiones socio-ambientales y la tecnología de innovación.

Como un antecedente de trabajo en terreno se puede mencionar la participación activa de integrantes


del grupo en el Proyecto de Extensión Universitaria “Mejora en la provisión de agua para consumo
humano en el Paraje Misión La Gracia, Dpto. Rivadavia, Provincia de Salta” (2012-2015). En el mismo se
realizó una asistencia técnica tanto en la fase de formulación del proyecto (identificación de
situaciones/ problemas/ necesidades asociados a la falta de agua en condiciones sanitarias aptas para
el consumo humano) como en la ejecución de las obras. Esta experiencia situada si bien fue puntual, nos
permitió construir y afianzar importantes aprendizajes, entre ellos, uno que sustenta fuertemente este
trabajo:

“El acceso al agua es un problema integral y necesita ser abordado desde la


68

complejidad del territorio. Los procesos son dinámicos y las alianzas interactorales
clave para lograr objetivos de bien común, solidarios y sostenibles.”
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

1. ABORDAJE METODOLÓGICO PROPUESTO

El trabajo realizado se circunscribe al área geográfica de Chaco salteño en el noroeste argentino, abarcando
los departamentos de Rivadavia y Anta y parte de General José de San Martín, Orán, Metán y Rosario de la
Frontera (Ver Figura Nº1).

El desarrollo de la investigación se organizó en dos ejes de trabajo simultáneos:


» 1. Desarrollo de la tecnología y
» 2. Evaluación del recurso y aspectos socio-ambientales de los procesos de
apropiación tecnológica.
En relación al desarrollo de un nuevo equipo solar para la desalinización de agua, se planteó el estudio de
diversos sistemas de desalinización del agua, su posible combinación con sistemas solares de
concentración y finalmente el diseño, construcción y prueba de un prototipo experimental. El
funcionamiento de este equipo en condiciones reales permite ajustar los parámetros utilizados en los
análisis numéricos, así como ensayar algunas alternativas de diseño y seleccionar los materiales
constructivos más convenientes.
Para la evaluación del recurso y aspectos socio-ambientales se propuso la elaboración de un SIG hídrico, la
realización de consultas participativas a diversos sectores (encuesta a expertos en desalinización de agua,
entrevistas a referentes institucionales con trabajo directo en el tema agua en la zona) y la construcción de
una metodología de evaluación multicriterio para la determinación de prioridades (áreas geográficas y
acciones a desarrollar). Asimismo se avanzó en el estudio de alternativas para el tratamiento de los
residuos salinos derivados del uso de equipos desalinizadores.
69

Para el desarrollo de la investigación se conformó un equipo multidisciplinario, donde se fueron integrando


y complementando diversas formaciones y capacidades (Física, Ingeniería en Recursos Naturales y Medio
Ambiente, Análisis de Sistemas). Otro punto clave en relación a la metodología de trabajo fue la permanente
vinculación con diversas instituciones para el intercambio de información y la construcción de nuevos
aportes conceptuales y metodológicos.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

2. AVANCES Y RESULTADOS
A continuación se presentan los principales avances alcanzados en el desarrollo de la investigación,
abarcando los siguientes temas:
» Sistema de información de agua
» Planteo de una evaluación multicriterio para identificar áreas prioritarias
» Análisis comparativo de tecnologías para la desalinización de agua
» Desarrollo de un generador de agua potable con energía solar
» Estudio de alternativas para el tratamiento de los residuos (sales concentradas)
Cada uno de estos puntos representa un aporte a la construcción colectiva del problema del agua y la
búsqueda de soluciones más integrales y sustentables.

2.1. Sistema de información de agua


El equipo de trabajo llevó a cabo, en una primera fase, la elaboración de un Sistema de Información
Geográfica (SIG) hídrico de la región chaqueña de la provincia de Salta – Argentina bajo el entorno del
código ArcGIS de ESRI (software comercial). En esta etapa se realizó la recopilación de información de
diferentes fuentes, el posterior análisis y organización en categorías (directorios) para facilitar su uso en el
entorno del SIG. Como resultado se generó una base de datos geográfica para el área de estudio del
proyecto, donde se cuenta, desde ya, con algunos de los principales componentes y conjuntos de datos
implementados en un sistema relacional con una arquitectura adaptada al estudio de recursos hídricos
(López et al, 2013). Los resultados obtenidos en esta etapa mostraron la importancia de tener la
información continua espacialmente y articulada en un sistema que permita su actualización permanente y
el acceso de distintos actores involucrados en la temática del recurso hídrico.
Debido al interés mostrado por numerosas instituciones que trabajan en la zona y la mencionada necesidad
continua de actualizar la información e incorporar nuevos datos se tomó la decisión de migrar todo el
proyecto a una herramienta SIG Open Source con una gran comunidad de desarrolladores como lo es QGIS.
En esta segunda etapa de trabajo se ajustaron los mecanismos de migración, generación e intercambio de
información para la construcción del sistema de información geográfico definitivo. De esta manera el
sistema implementado constituye un aporte disponible para la planificación y la gestión del recurso hídrico
en la zona de estudio.

Organización de la información
Los datos incorporados al sistema fueron cuidadosamente seleccionados de acuerdo a la relevancia para
los objetivos del proyecto, de manera de aprovechar la información existente con incorporación de datos
futuros, en formatos digitales georreferenciados de estructura vectorial y/o ráster, así como información
relacionada a normativas nacionales e internacionales sobre el uso de los recursos hídricos de la región en
70

estudio.
La información recopilada, analizada y depurada ha sido organizada en categorías (directorios) según la
estructura general que se presenta en la Tabla Nº1. En la misma se presentan esquemáticamente los temas
y entidades incorporados al sistema, con las características de los datos gráficos, las fuentes de
información y el tipo de representación gráfica de los elementos observados.

ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

Tabla Nº1: Estructura organizativa de la información


REPRESENTACIÓN FUENTE DE
DIRECTORIO TEMA ENTIDADES
GRÁFICA INFORMACIÓN
Regiones Llanura chaqueña,
Polígono INTA
geográficas Yungas y Puna
Mapa de Suelos –
Polígono Suelos Asociación Suelos FAO
INTA
Centros Localidad, paraje,
Punto
poblados puesto
Cursos de
Línea Ríos
agua
Cuerpos de
Polígono Lagos y lagunas
agua
MAPA BASE Ejidos
Polígono Ejidos urbanos
urbanos
Línea Red vial Rutas y caminos SIG 250 IGN
Línea Líneas férreas
ferroviaria
Mapa
Línea Curvas de nivel
topográfico
Línea Municipios Límite municipal
Línea Salta Límite provincial
Mapa de
Polígono Coberturas del suelo
coberturas
Carta Secretaría de
CARTA Imágenes satelitales.
Raster imágenes de Ambiente de la
IMAGEN Escala 1:250.000
Satélite Nación
Información
Punto censal por Unidad de localidad
CENSO INDEC
hogar
Polígono Radio censal Unidad de radio censal
Modelo
MDT Raster digital de ASTER GDEM NASA
elevación
Relevamiento Secretaría de
Punto Unidad de pozo Recursos Hídricos de
de pozos
RECURSO Salta, Pro Huerta –
Análisis INTA, Proyectos de
HÍDRICO
Punto físico – Unidad de pozo investigación UNSa.,
químico Empresa Aguas del
Norte S.A., INTI
71

Polígono Sudamérica Límite internacional


REFERENCIAS Polígono Argentina Límite provincial SIG 250 IGN
Polígono Salta Límite departamental
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Las entidades espaciales georreferenciadas fueron representadas mediante una geometría básica
compuesta de puntos, líneas y polígonos, con bases de datos asociadas. El sistema de referencias utilizado
es el WGS 84.

2.2. Planteo de una evaluación multicriterio para identificar áreas prioritarias


La Evaluación Multicriterio (EMC) es un conjunto de herramientas y procedimientos utilizados en la
resolución de problemas de decisión complejos (Belmonte, 2009). En este caso se plantea como objetivo de
la evaluación: “Determinar áreas críticas donde sería prioritario promover una mayor gestión para resolver
el problema de acceso al agua”. La integración de esta herramienta con el SIG posibilita realizar un análisis
territorial e integrado.
Considerando la información de base disponible y la multidimensionalidad del problema abordado, se
plantearon tres criterios básicos para el análisis espacial: Accesibilidad del agua para consumo (escenario
social), Calidad del recurso hídrico subterráneo (escenario natural) y Gestión institucional (escenario
institucional). Cada uno de estos criterios se espacializa como un mapa temático realizando una suma
ponderada de diversas variables.

Procedencia del agua

ÁREAS PRIORITARIAS PARA LA GESTIÓN DEL


Potencialidad de

AGUA PARA CONSUMO HUMANO


Acceso
Tenencia de agua
72
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

A su vez los criterios ya espacializados se integran en una capa temática final llamada en el trabajo: “Áreas
prioritarias para la gestión del agua para consumo humano”. En una segunda etapa, se cruza esta
información con el potencial de aplicación de tecnologías solares (aspectos tecnológicos) a los fines de
identificar “Áreas prioritarias para la implementación de equipos solares de desalinización de agua”. Este
último punto focaliza en el estudio de tecnologías solares ya que es justamente el desarrollo tecnológico
que se está estudiando en el grupo de trabajo del INENCO. La Figura Nº 2 muestra el proceso de EMC
propuesto.

Desarrollo del mapa temático: Accesibilidad al agua para consumo


A modo de ejemplo, se presenta el desarrollo del criterio 'Accesibilidad al agua para consumo'. La
información de base utilizada es el Censo de Población y Vivienda (INDEC, 2010) y la mínima unidad de
análisis el radio censal. La Tabla Nº 2 presenta las variables y ponderaciones definidas para el análisis. Los
resultados del cruce de información se visualizan en la Figura Nº 3. Como puede observarse en el mapa, la
mayoría de los radios censales presentan accesibilidad al agua para consumo baja o crítica.

Tabla Nº2: Estructura de EMC propuesta para el criterio Accesibilidad al agua


ACCESIBILIDAD AL AGUA PARA CONSUMO

VARIABLES PESO CATEGORÍAS CALIFICACIÓN VALOR


Red pública ÓPTIMA 10
Perforación con bomba a motor MUY BUENA 8
PROCEDENCIA DEL Perforación con bomba manual BUENA 7
10
AGUA Pozo SATISFACTORIA 5
Transporte por cisterna DEFICIENTE 3
Agua de lluvia, rio, canal, arroyo CRÍTICA 1
POTENCIALIDAD Urbano ALTA 9
DE ACCESO
según distribución Rural agrupado MODERADA 6
8
espacial de la
Rural disperso BAJA 3
población
Por cañería dentro de la vivienda ÓPTIMA 10
TENENCIA DE Fuera de la vivienda pero dentro del
4 BUENA 7
AGUA terreno
Fuera del terreno DEFICIENTE 3
73
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Figura Nº3:

Lógica de trabajo y avances en el desarrollo de los demás criterios de evaluación


Para el análisis del criterio 'Calidad del recurso hídrico' se está trabajando en la generación de una base de
datos espacializada con información fisicoquímica de los pozos de agua. Esta información fue provista por
diversas instituciones vinculadas a la temática: Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia, empresa
Aguas del Norte S. A., INTA, INTI y proyectos de investigación de la Universidad Nacional de Salta. Sin
embargo aún quedan sectores con vacíos de información, la que se continúa gestionando en distintos
organismos. Respecto a las variables seleccionadas para el análisis se construyó un 'Índice de calidad del
agua' que considera la presencia y magnitud de parámetros críticos (arsénico, boro, manganeso, nitratos)
que superan la norma (Código Alimentario Argentino). Asimismo se incluye la variable 'Conductividad',
como un indicador general de la salinidad del agua.
Para el mapeo del criterio 'Gestión institucional', se están realizando entrevistas a referentes de diversas
organizaciones con presencia en el territorio. Hasta el momento se realizaron 13 entrevistas
institucionales, incluyendo organizaciones nacionales, provinciales, municipales y ONGs. Entre las
tecnologías de acceso al agua implementadas por las instituciones entrevistadas se encuentran: pozos
someros, pozos profundos, módulos de cosecha de agua, ampliación de la red de distribución de agua y la
realización de represas. Otra variable considerada es la distancia al área de cobertura de agua de red, para lo
cual se cuenta con información provista por el Ente Regulador de los Servicios Públicos de Salta.
Además de la posibilidad de relevar espacialmente el área de actuación de las diversas organizaciones, las
entrevistas realizadas permitieron detectar los siguientes puntos clave:
» La provisión de agua potable es concebida como el problema más importante y transversal en la
población tanto para el consumo humano como para usos productivos.
74

» El agua es un tema transversal a diversas problemáticas: acción social, ambiente, recursos


hídricos, obras públicas, salud, etc.
» Existe solapamiento en el trabajo entre distintas instituciones, sin embargo se visualizan intentos
de acciones de articulación inter-institucional.
» Las vías de acceso condicionan el trabajo institucional, por lo tanto el accionar de las mismas se
concentra en cercanías a las rutas.
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

» Las instituciones cuentan con recursos humanos


» La presencia institucional en la zona se hace con personal especializado en tecnologías de acceso
al agua, pero pocas instituciones cuentan con sedes permanentes en terreno.
Para definir el potencial de aplicación de energías solares se realizaron avances en la confección del mapa
de radiación solar mediante el procesamiento de imágenes satelitales y su correlación con datos de
mediciones provenientes de estaciones meteorológicas.

2.3. Análisis comparativo de tecnologías para la desalinización de agua


Las alternativas tecnológicas más empleadas en Latinoamérica (Hidalgo et al. 2004; Benítez, et al. 2008;
García et al. 2015) para remover altas concentraciones de arsénico, plomo, magnesio, manganeso, boro,
entre otros componentes, son:
» Coagulación, floculación y sedimentación
» Adsorción (basado en Hierro)
» Intercambio iónico
» Ósmosis inversa
» Método RAOS (Remoción de Arsénico por Oxidación Solar)
» Filtros cerámicos
» Destiladores solares
» Adsorción (basada en otros medios como Alúmina activada)
» Absorción
» Nanofiltración, ultrafiltración y microfiltración
» Electrodiálisis reversible
A partir de una encuesta online realizada a expertos en materia de agua y tecnologías de desalinización se
logró avanzar en el conocimiento de las aplicaciones en el nivel regional (García et al. 2015). En la misma, se
identificaron ventajas y desventajas para las diferentes alternativas tecnológicas con factibilidad de
aplicación en el NOA (Tabla Nº 3).
En Salta las principales tecnologías implementadas en terreno para solucionar el problema de salinidad del
agua resultaron los destiladores solares, filtros cerámicos y módulos de abatimiento de arsénico (Torres et
al, 2014). Asimismo, los destiladores solares fueron identificados como la tecnología de desalinización de
agua con mayor potencial de aplicación en el Noroeste Argentino, aunque también se explicitó la necesidad
de combinar diversas alternativas tecnológicas considerando las condiciones, producción necesaria e
infraestructura de cada lugar.
La consulta participativa permitió complementariamente reflexionar sobre algunos puntos clave que
deberían tenerse en cuenta para la implementación de estas tecnologías:
» Concientización de la población del daño que implica el consumo de agua contaminada con sales,
75

en particular de las consecuencias del arsénico.


» Requerimiento de una fuerte acción del Estado para la apropiación de estas tecnologías y la
promoción de soluciones de fondo al problema.
» Acompañamiento y seguimiento continúo de los proyectos.
» Mejoras técnicas de los equipos (mayor producción, menores costos).
» Disposición final y tratamiento de los residuos generados.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Tabla N° 3: Ventajas y desventajas de las tecnologías de desalinización de agua


TECNOLOGÍA VENTAJAS DESVENTAJAS

 Alta disponibilidad de radiación  Baja producción de agua y


en la zona disposición final de los residuos
 Tecnología sencilla, eficiente y (sales) no resuelta.
de fácil uso.  Problemas de diseño y materiales no
 Bajo costo. adecuados a las condiciones
DESTILADORES
 Adecuado para poblaciones ambientales.
SOLARES
aisladas, unidades familiares  Dificultades para el mantenimiento
y consumos relativamente por falta de recursos y capacitación.
bajos.  Requiere procedimientos de mezcla y
 Independencia de otro dilución.
consumo energético
(eléctrico/combustible).
 Elevado volumen de agua tratado.  Difícil tratamiento del rechazo salino.
 Buena calidad del agua.  Altamente costosa.
 Rápida puesta en funcionamiento.  Mantenimiento y reparación
 Se adapta a la necesidad del complejos, procesos que requieren de
ÓSMOSIS tipo de contaminante. mano de obra muy especializada
INVERSA  Insumos extranjeros.
 Alta demanda energética.
 Escaso conocimiento local sobre el
manejo y mantenimiento de equipos.
 Operación compleja.
 Bajo costo.  Escasos volúmenes de producción y
 Fácil uso. mal sabor (Adsorción).
 Correcta eliminación de arsénico.  Estandarización limitada, alta
 Construcción sencilla (Módulos de variabilidad en los procesos y
REMOCIÓN abatimiento de arsénico). productos (Adsorción).
ARSÉNICO POR  Amplia disponibilidad de insumos  Déficit de modelos de abastecimiento
HIERRO (Módulos de abatimiento de a mediana escala (comunidades y
(DISTINTOS arsénico). poblaciones pequeñas).
MÉTODOS)  Necesidad de una buena capacitación
en la población local (RAOS).
 Gran concentración de desechos de
arsénico (Remoción por hierro
cerovalente).

 Bajo costo.  Capacidad para remover sólo algunas


 Volumen para consumo sales.
domiciliario.  Tiempo prolongado de espera para la
 Técnica muy conocida. obtención del producto.
76

FLOCULACIÓN
 Relativamente fácil de
implementar.
 Existencia de una amplia gama
de productos comerciales.
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

2.4. Desarrollo de un generador de agua potable con energía solar


Como se explicitó anteriormente, la energía solar es una fuente de energía disponible en abundancia en el
área de trabajo, lo que permite considerarla como alternativa factible para resolver el problema de
potabilización del agua.
En el marco del proyecto se diseñó, construyó y probó el funcionamiento de un equipo potabilizador, que
resuelve con alta productividad la situación a grupos de pobladores en zonas rurales o urbanas utilizando
únicamente energía solar (Franco et al, 2014; Díaz et al, 2015).
El dispositivo construido (Ver Figura Nº 3) elimina la contaminación salina y orgánica y permite obtener
agua potable para consumo humano hasta 30 litros por día para la radiación media de la ciudad de Salta.
Este destilador tiene un diseño propio que simplifica la construcción y funcionamiento del sistema.
El proceso utilizado es el de vaporización-condensación a temperaturas menores que la ebullición. Esto
asegura una óptima calidad del producto. El agua contaminada se vaporiza al calentarse con energía solar
y luego se condensa por enfriamiento, obteniendo agua pura sin ningún contaminante.
Una de las ventajas del equipo es que no utiliza ningún otro tipo de energía pudiendo operarse en zonas
aisladas. Por otra parte, su eficiencia energética es alta pudiendo funcionar en cualquier lugar con radiación
solar media. En condiciones de mejor radiación, puede llegar a producir entre 30 a 100 litros por día de agua
potable siendo ideal para uso en escuelas, centros comunitarios, grupos de familias, etc.

Respecto a su diseño, el equipo es muy compacto en relación con otros equipos solares y su mantenimiento
es mínimo, no requiriendo mano de obra especializada. Sus tres partes básicas son:
1. un colector solar con tubos de vacío tipo heat-pipe,
2. un acumulador de calor con material de cambio de fase,
3. el sistema desalinizador de agua que produce la vaporización para separar los contaminantes.
77

Para la construcción del prototipo se utilizaron colectores solares del tipo chinos, ya que tienen una alta
eficiencia (pueden producir agua a 80ºC) y un costo bajo. El acumulador contiene un tanque para agua
caliente, dentro del cual se colocan tubos con un material de cambio fase que pasa de sólido a líquido a
dicha temperatura. Este elemento es fundamental para que se disponga de agua caliente durante las 24
horas del día, asegurando el funcionamiento continuo del destilador. Esto maximiza su productividad y
abarata el costo del agua producida.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

El sistema destilador es conocido como 'multietapa'. Contiene cuatro etapas de vaporización y


condensación. La primera etapa recibe el agua caliente, la que comienza a evaporar y condensar sobre una
superficie fría con agua. El calor de condensación producido se utiliza en la siguiente etapa y así
sucesivamente. Este sistema permite una producción de agua tres veces mayor que la de un destilador
solar convencional con la misma cantidad de energía usada.
El destilador multietapa puede acoplarse con otros tipos de fuentes térmicas. En el caso presentado se
usaron colectores de agua caliente, pero en una próxima etapa se pretende acoplar el destilador a la línea
del vapor residual producido por un equipo de concentración solar de alta temperatura tipo Fresnel lineal
desarrollado por el instituto (Saravia et al. 2014). El vapor residual después de salir del módulo de
producción de energía eléctrica, se encuentra a una temperatura de aproximadamente 110ºC, este vapor
puede servir para alimentar térmicamente al destilador a través de un intercambiador de calor instalado en
la base del mismo. Actualmente, se está realizando una simulación para determinar las dimensiones que
debería tener el destilador en función del vapor residual del motor.
Respecto a los aspectos económicos, se estima que el costo actual del agua potable envasada permitiría
una amortización del equipo destilador en un periodo no mayor de un año.

2.5. Estudio de alternativas para el tratamiento de los residuos (sales concentradas)


Una de las preocupaciones que surgió recurrentemente en la consulta a expertos que trabajan con
tecnologías de desalinización de agua es que no se sabe qué hacer con los residuos generados (sales
concentradas). Este tema es aún más alarmante si estos residuos contienen elementos contaminantes
tales como el arsénico, problemática característica de las aguas naturales del norte de Argentina (Sen
Gupta et al., 2005). A nivel local el problema aún no ha sido abordado en forma directa y existe una demanda
creciente de las instituciones por encontrar soluciones factibles y amigables con el ambiente. Por ejemplo,
la empresa Aguas del Norte manifestó al equipo del proyecto su inquietud por resolver este problema antes
de habilitar una planta de ósmosis inversa en Tolloche, Salta (2016).
Actualmente en el mundo, hay gran cantidad de investigaciones sobre el tratamiento de los residuos
generados en los procesos de desalinización. En este apartado se recogen estas experiencias, como punto
de partida para pensar posibles soluciones locales.
En varios lugares del mundo, los residuos continúan aun siendo simplemente eliminados en los reservorios
locales (ríos o aguas de mar) o delegados a plantas de tratamiento de aguas residuales, lo que igualmente
es un problema, ya que las plantas no fueron diseñadas para tratar este tipo de polución (Shayya et al.,
2000). Se ha demostrado que estas prácticas tienen un impacto perjudicial al medio ambiente local por las
concentraciones involucradas, aun cuando no haya presencia de elementos tóxicos (Danoun, 2007).
También es común en América del Norte disponer de los residuos concentrados en pozos de vertedero
profundos (OMS, 2007). Sin embargo, es difícil estar seguro que estos pozos están realmente sellados,
porque son cavidades naturales que siempre tienen un riesgo de filtrar hacia los acuíferos o suelos locales.
78

Aún si los residuos son diluidos antes de su eliminación para evitar excesivas concentraciones, los
elementos filtrados se reciclan en el medio ambiente y deberán ser tratados nuevamente (Pal, 2015).
El desafío que se plantea entonces es encontrar soluciones sostenibles al largo plazo para sacar los
elementos tóxicos de su ciclo y evitar aumentar la salinidad local del medio ambiente. En vista de este
objetivo, se han propuesto diversos tipos de alternativas, las que se sintetizan en la Tabla Nº 4.
De este análisis se infiere que la solución más óptima hasta ahora aplicada es el tratamiento de
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

Tabla Nº 4: Soluciones propuestas a nivel mundial para el tratamiento de residuos derivados de procesos
de desalinización del agua
TIPO DE
TRATAMIENTO DESCRIPCIÓN COMENTARIOS
SOLUCIÓN

Viveros de La concentración total La composición química debe ser


acuacultura es adaptada. Los la conveniente para el medio de
(Sánchez et al. residuos son dispuestos cultivo. La presencia o toxicidad de
2015. Paggi Matos en lagunas donde algunos elementos puede
et al., 2015) conviven peces y algas condicionarlo.
que necesitan un medio
muy salado para crecer.

Reutilización en Un cierto porcentaje de Posible si la composición del barro


ladrillos de barro (se han propuesto es cerca de la de una arcilla usual.
construcción valores de 6%) se Se ha mostrado que los ladrillos
(Hassan et al., introduce en la arcilla resultantes son más resistentes si
2013) usualmente utilizada el porcentaje de barro integrado
UTILIZACIÓN para hacer ladrillos. está bien adaptado a la arcilla
PRODUCTIVA utilizada. Hay que tener en cuenta
que el polvo despachado durante el
proceso puede ser tóxico
(Cheeseman et al., 2010).

Separación en vista Utilización de procesos Se necesitan múltiples


de uso industrial químicos para la equipamientos y productos
(Bellona et al., separación de los químicos específicos. Los usos
2015. Melián-Martel diversos elementos industriales del arsénico son
et al., 2011) contenidos en el barro. limitados (Pal, 2015).
Utilización para fines
industriales de los
componentes
resultantes.

Mezcla con Excrementos de vaca El gas producido es aún más toxico


excrementos mezclados con el barro, que el arsénico sólido. Esto puede
animales (Azizur tienen la propiedad de derivar en la generación de lluvias
ELIMINACIÓN Rahman et al., 2014 volatilizar el arsénico. ácidas (Cheeseman et al., 2010.
- Bangladesh) Pal, 2015).

Estanques sellados son Utilizado en lugares con buena


diseñados para evaporar exposición solar. Solución barata.
el agua del barro Si los pozos de vertedero son bien
(reducción de volumen, hechos, puede ser una solución
79

facilitación de sostenible. Si las sales tienen una


Estanque de
INMOVILIZA transporte). Los sólidos composición adecuada se puede
evaporación
CIÓN producidos son utilizar los productos para uso
(Shayya et al., 2000)
enterrados en pozos de ganadero.
vertedero/descargas
especiales. También se
puede aplicar después
un tratamiento S/S.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Tratamiento químico Esta solución es la más segura


para poner el arsénico en para eliminar los residuos tóxicos
una forma estable al largo plazo. El tratamiento
(inmovilización química). químico y el cemento utilizados
Estabilización y Después, se realiza una deben ser específicamente
INMOVILIZA solidificación (S/S encapsulación en una estudiados en función de las sales
CIÓN sigla en inglés) (Pal, matriz sólida de tratadas.
2015) cemento (inmovilización
física).
El almacenamiento se
realiza en cargas
especiales.

estabilización/solidificación. Sin embargo, para poder poner a punto los productos utilizados, requiere
conocer la composición y las características exactas de las sales tratadas. Para el caso de estudio del
Chaco salteño, donde el recurso hídrico es muy variable y la información detallada no se encuentra
disponible, se podría proponer como solución al corto plazo, el diseño de un estanque de evaporación para
el tratamiento de los residuos generados en los procesos de desalinización.
En respuesta a una consulta puntual sobre el tema, esta alternativa concreta (pileta de evaporación) podría
aplicarse en la planta de tratamiento de ósmosis inversa gestionada por Aguas del Norte en Tolloche, Salta.
En términos generales, el funcionamiento de esta planta no produciría impactos negativos sobre el medio
ambiente local y posibilitaría conocer con precisión la composición de las sales en terreno a fin de continuar
el estudio de alternativas de solución a largo plazo.
80
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

CONCLUSIONES

En particular en la zona del Chaco salteño, la problemática del agua se encuentra en una situación delicada.
El acceso al recurso hídrico es limitado, encontrándose muchos poblados, parajes y puestos aislados con
dificultades en cuanto a infraestructura, disponibilidad y/o calidad en el acceso al agua para consumo
humano.
El enfoque territorial brinda herramientas conceptuales, metodológicas y prácticas para contrarrestar las
intervenciones puntuales que no alcanzan a resolver este problema. Por un lado, los elementos necesarios
para la evaluación del recurso hídrico se articulan en torno a un Sistema de Información Geográfica que
ofrece la posibilidad de visualizar, consultar y evaluar diferentes escenarios que ayudan a tomar decisiones
adecuadas y oportunas en cuanto a la planificación y la gestión del recurso hídrico. Asimismo el desarrollo
tecnológico se integra a un análisis de prioridades desde la factibilidad técnica-ambiental y las demandas y
percepciones sociales.
Si bien existen diversas tecnologías desarrolladas en el NOA para la desalinización del agua, y en particular
la remoción de arsénico, las condiciones geográficas, técnicas, económicas y culturales limitan su
implementación real en las comunidades. En este sentido, los destiladores solares se identifican como una
de las tecnologías con mayor potencial, pero requiere de mejoras técnicas para aumentar la producción y su
adecuación socio-ambiental, aspectos en los que se está trabajando a nivel experimental.
El tratamiento de los residuos de sales producidas en los procesos de desalinización del agua constituye
una problemática actual. Diversas alternativas de eliminación y reutilización están siendo estudiadas a
nivel mundial. Para nuestra zona, la propuesta más viable al corto plazo es la realización de un estanque de
evaporación, lo que permitiría obtener un residuo sólido (menos volátil y más fácil de transportar), al mismo
tiempo que se posibilitaría el estudio en situación real de un tratamiento a largo plazo para los componentes
tóxicos identificados.
Finalmente, todos los avances presentados en el desarrollo del trabajo confluyen en la necesidad de generar
espacios de integración e intercambio de experiencias para potenciar tanto el desarrollo de las tecnologías
como los procesos locales de mejora de la calidad de vida. En particular, una mirada territorial del problema
de acceso al agua y sus posibles soluciones puede favorecer el diálogo y la sinergia entre instituciones
públicas, privadas y organizaciones locales vinculadas a la temática.
El desafío implica: repensar los proyectos tecnológicos de un modo más participativo, menos puntual,
como respuesta a una necesidad real y adaptados a las condiciones socio-ambientales de cada lugar; aunar
esfuerzos con otras organizaciones al momento de llevar a cabo un proyecto a fin de optimizar recursos y
capacidades; y estructuralmente, promover políticas de Estado integrales que incorporen en su visión y
misión la complejidad del territorio y la interactoralidad para la construcción de propuestas y acciones.
pag. 81
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Auge M., Wetten C., Baudino G., Bonorino G., Gianni R., González N., Grizinik M., Hernández M., Rodríguez J.,
Sisul A., Tineo A., Torres C. (2006): “Hidrogeología de Argentina”. Boletín Geológico y Minero, 117 (1), pp 7- 23. ISSN:
0366-0176.
Azizur Rahman M., Abdul Jalil Md., Ashraf Ali M. (2014): “Transformation of arsenic in the presence of cow dung
and arsenic sludge disposal and management strategy in Bangladesh”. Journal of Hydrology 518 (2014), pp 486–
492.
Bellona C., Shahmansouri A., Min J., Jin L. (2015): “Feasibility of extracting valuable minerals from
desalination concentrate: a comprehensive literature review”. Journal of Cleaner Production 100 (2015), pp 4-16.
Belmonte S. (2009): “Evaluación multicriterio para el uso alternativo de energías renovables en la
Ordenación Territorial del Valle de Lerma”. Tesis doctoral. Doctorado en Ciencias, área Energías Renovables,
Facultad deCiencias Exactas,UniversidadNacional deSalta.
Belmonte S.; Viramonte J. G.; Núñez, V. and Franco, J. (2011): “Energy and Territory. Toward Sustainable
Integrated Scenarios. Chapter 10 in book: Handbook of Sustainable Energy”. Editor: W. H. Lee and V. G. Cho. Nova
Science Publishers, Inc. Series: Energy Science, Engineering and Technology Hardcover. ISBN: 978-1-60876-263-7- 803 pp.
Benitez R.O., Álvarez J.A., Dahbar M.O., Rivero S.I. (2008): “Alternativas tecnológicas a tener en cuenta para la
toma de decisiones frente a la problemática del arsénico en el agua de bebida”. Programa Nacional de Minimización
de Riesgos por Exposición a Arsénico en Agua de Consumo–Res. Ministerial, 253(01).
Cheeseman C.R., Sullivan C., Tyrer M., Graham N.J.D. (2010): “Disposal of water treatment wastes
containing arsenic—A review”. Science of theTotal Environment 408 (2010), pp 1770–1778.
Código Alimentario Argentino (2007): Capítulo XII: “Bebidas analcóholicas, bebidas hídricas, agua y agua
gasificada”.
Danoun R. (2007): “Desalination Plants: Potential Impacts of Brine Discharge on Marine Life”. The Ocean
Technology Group, University of Sydney, 2007.
Díaz A., Franco J., Armata E., Cabrera J., Courel I., Echazú R. (2015): “Análisis de un sistema de acumulación de
calor con cambio de fase para un destilador multietapa”. Acta de la XXXVIII Reunión de Trabajo de la Asociación Argentina
deEnergías Renovables yMedio Ambiente, Vol.3(2015),pp.03.107-03.116.Impreso en la Argentina. ISBN 978-987-29873-0-
5.
82

García M.A., Belmonte S., Franco J. (2015): “Tecnologías para la desalinización de agua. Experiencias en el NOA.”
XXV Congreso Nacional del Agua. CONAGUA 2015. Paraná, Entre Ríos. Expositora: María de los Ángeles García. Publicación
de resumen en Actas del Congreso. p. 274. ISBN 978-987-27407-4-0.Trabajo completo en publicación digital.
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

Franco J., Saravia L., Belmonte S. (2011): “Desarrollo de tecnología solar de desalinización de agua con alta
producción para la mejora de condiciones de vida y sistemas productivos”. Proyectos de Investigación Plurianuales
-PIP CONICET (2012-2014).
Franco J., Saravia L., Esteban S. (2013): “Destilador solar multietapa subatmosférico. Avances en Energías
Renovables y Medio Ambiente”. Salta: Asociación Argentina De Energía Solar, Vol. N°17, pp1-10. ISSN 0329-5184.
Franco J., Saravia, L., Fernández C. (2014): “Destilador solar multietapa subatmosférico”. Anais V
CongressoBrasileirode EnergiaSolar,VCBENS 2014–Recife, 31a03deAbril.
Hassan K.M., Fukushi K., Turikuzzaman K., Moniruzzaman S.M. (2013): “Effects of using arsenic–iron
sludge wastes in brick making”. WasteManagement 34(2014),pp1072–1078.
Hidalgo M.D.V., Apella M.C., Litter M.I., Blesa M.A.(2004) :“Tecnologías Económicas de Potabilización Solar de
Agua en Zonas Aisladas de Latinoamérica”. Revista electrónica de la escuela de Posgrado de la UNSaM, San Martin, p1.
Instituto Geográfico Nacional (IGN). “Sistema de Informacion Geografica SIG 250”:
» http://www.ign.gob.ar/sig250> (consultado 2016)
Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). “Sistema de Información Geográfica”:
» http://inta.gob.ar/servicios/sistema-de-informacion-geografica>(consultado2016)
INTA-UNSa (2006): “Adecuación a un Sistema de Información Geográfica del estudio Los Suelos del NOA (Salta
y Jujuy) de Nadir y Chafatinos”. Laboratorio de Teledetección de la E.E.A. Salta INTA Cerrillos. Argentina.
Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC): “Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010”.
Disponible en: http://200.51.91.245/argbin/RpWebEngine.exe/PortalAction?BASE=CPV2010B
Jet Propulsion Laboratory (NASA). “ASTER Global Digital Elevation Map”. Disponible en:
https://asterweb.jpl.nasa.gov/gdem.asp> (consultado 2016)
López E., Belmonte S., Franco J. (2013): “Elaboración de un Sistema de Información Geográfica hídrico para
evaluar potenciales aplicaciones de energía solar en el Chaco Salteño”. Revista AVERMA (Avances en Energías
RenovablesyMedioAmbiente).Vol.17(2013),pp01.43-01.53.ISSN2314-1433.
Melián-Martel N., Sadhwani J.J., Ovidio Pérez Báez S. (2011): “Saline waste disposal reuse for desalination
plants for the chlor-alkali industry. The particular case of pozo izquierdo SWRO desalination plant”. Desalination
281 (2011), pp 35–41.
Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Secretaría de Vivienda y Hábitat, Subsecretaría de Hábitat y
Desarrollo Humano. “Programa de Desarrollo Social en Áreas Fronterizas del NO y NE argentinos”. Disponible

83
en: http://www.prosofa.gov.ar/documentos.php
OMS (2007): “Desalination for safe water supply. Guidance for the Health and Environmental Aspects
Applicable to Desalination”. World Health Organization, Geneva 2007. Disponible en:
http://www.who.int/water_sanitation_health/gdwqrevision/desalination.pdf
Paggy Matos Â., Feller R., Siegel Moecke E.H., Sant'Anna E.S. (2015): “Biomass, lipid productivities and fatty
acids composition of marine Nannochloropsis gaditana cultured in desalination concentrate”. Bioresource
Technology 197 (2015), pp 48–55.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Pal P. (2015): “Groundwater Arsenic Remediation: Treatment Technology and Scale UP”. 1ª edición.
Butterworth-Heinemann, 2015, 326p. ISBN: 978-0-12-801281-9.
Placco C., Gea M., Belmonte S. et al (2012): “Mejora en la provisión de agua para consumo humano en el
Paraje Misión La Gracia, Dpto. Rivadavia Pcia. de Salta”. Proyecto de Extensión. 12º Convocatoria de Proyectosde
Extensión Universitaria. Secretaría de Políticas Universitarias-SPU.

Rodríguez A., Reolón L., Pertusi L. (2010): “Calidad de las aguas”. Herramientas y experiencias de proyectos aplicados
(índice e indicadores de calidad de agua), modulo 4, edición 5.
Salvo N. et al. (2012): “Desalinización de agua para mejorar las condiciones de vida usando energía
solar”. Proyecto de Investigación CIUNSa. Nº 2019/3. Universidad Nacional de Salta.
Sánchez A., Nogueira I.B.R., Kalid R.A. (2015): “Uses of the reject brine from inland desalination for fish
farming, Spirulina cultivation, and irrigation of forage shrub and crops”. Desalination 364 (2015), pp.96–107.
Saravia L., Gea M., Hongn M., Hoyos D., Barcena H., Placco C., Cadena C., Flores Larsen S., Dellicompagni P.,
Condorí M., Martínez C., Fernández C., Caso R., Altamirano M., Suligoy H. (2014): “Descripción de un
generador solar térmico de tipo Fresnel instalado en San Carlos, Salta”. Avances en Energías Renovables y Medio
Ambiente. Vol. 18, pp. 03.17-03.26. ISSN 2314-1433.
Secretaría de Ambiente de la Nación. “Geoinformación - Información ambiental geográfica”:
http://www.ambiente.gov.ar
SenGupta A.K., Sarkar S., Gupta A., Biswas R.K., Deb A.K., Greenleaf J.E. (2005): “Well-head arsenic removal
units in remote villages of Indian subcontinent: Field results and performance evaluation”. Water Research
39, pp 2196–2206.
Shayya W.H., Mushtaque A., Hoey D., Mahenran A., Morris R., Al-Handaly J. (2000): “Use of evaporation
ponds for brine disposal in desalination plants” .Desalination 130,pp155-168.
Torres J. G., Zapata O., Rodríguez M., Tarcaya D., Pitzzú G. (2014): “Método de abatimiento de arsénico en
escuelas de la llanura Chaco- Salteña”. 2°Congreso Internacional deHidrollanuras, SantaFé.
84
4· ACCESO AL AGUA EN EL CHACO SALTEÑO:
MIRADA INTEGRAL A UN PROBLEMA NO RESUELTO

85
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías
86
5. COSECHA DE AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE CUENCA
HIDROGRÁFICA EN LA PROVINCIA CORDILLERA,
BOLIVIA

Osinaga, Ramón3,1; Arzelán, Marcelo1; Matta, Adrián 1; Osinaga, Natalia2,3,4


Ing. Marcelo Arzelan & Asoc.; Facultad de Agronomı́a (UBA);
1 2

·
Instituto de Suelo y Aguas – UNSa; CONICET
3 4

Autor de contacto: ramosinaga@yahoo.com.ar

INTRODUCCIÓN

La cuenca como unidad operativa permite aplicar técnicas agronómicas y estructurales compartidas
reduciendo gastos, posibilita una mejor organización de la asistencia técnica y financiera, admite mediante
una planificación participativa, la integración e interacción de los beneficiarios y sirve de modelo para otras
cuencas agroecológicamente similares.
Uno de los aspectos del manejo de cuencas comprende el aprovechamiento del recurso agua tanto para
satisfacer las demandas antrópicas como para proteger el medio ambiente. Según nuestra perspectiva,
para tal fin es necesario “cosechar el agua de lluvia” para satisfacer la demanda de la actividad
agropecuaria, mediante estructuras que almacenen este recurso, el agua de lluvia.
En general, los proyectos de desarrollo toman como unidad de trabajo, una finca, una comunidad, un
municipio o límites políticos, pero las partes altas, medias y bajas de la cuenca, independientemente de las
divisiones de las propiedades, están relacionadas por el ciclo hidrológico del agua.
El área de estudio se localiza en la Provincia Cordillera del Departamento de Santa Cruz, Estado
Plurinacional de Bolivia. En la Provincia de Cordillera, la concentración de lluvias en el periodo primavera-
estival provoca un periodo de sequía de unos 6 a 8 meses, afectando la disponibilidad de agua para diversos
usos, con la consiguiente baja eficiencia y rentabilidad de la producción. Se puede atenuar esta situación
mediante la “Cosecha de Agua”. A su vez los cambios en el uso del territorio en las cuencas, donde la intensa
actividad antrópica, ha acelerado el escurrimiento superficial provocan picos de caudales que contribuyen a
la degradación de los suelos y a la destrucción de la infraestructura pública. Para mitigar estas
limitaciones, se debe trabajar con criterio de sustentabilidad tomando como unidad operativa, la Cuenca
Hidrográfica.
87

Las cuencas de la provincia de Cordillera, están compuestas por tres sectores, alta cuenca, zonas de
serranías, con pendientes entre 5-40% y precipitaciones entre 900 a 1200 mm anuales, donde la actividad
principal es la ganadería extensiva y la actividad forestal. Cuenca media y media-baja, con pendientes entre
1 a 5%, precipitaciones entre 700 a 900 mm anuales, dedicados a la ganadería y en menor grado la
agricultura. Cuenca baja, con pendientes entre 0,2 y 1%, precipitaciones menores a 600 mm anuales,
dedicados a la ganadería.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Esta composición tan variable de las cuencas, pero que funciona como una UNIDAD, obliga a un manejo
integral desde la alta a la baja cuenca, porque el escurrimiento del agua de lluvia en su recorrido, no piensa,
no sabe, ni entiende las acciones de la actividad antrópica, en lo referente a subdivisión de la tierra,
desmonte, aprovechamiento forestal, sobrepastoreo, caminos y picadas, que modifican el equilibrio de la
cuenca y provoca cambios significativos en los caudales de escurrimiento, con los daños ya enumerados.
La población beneficiaria constituyen todas las familias productoras que alcanza a un total de 28.353
familias.
El Lic. Miguel Hoyos (2006), expresa, Los ganaderos que no se percatan oportunamente de que el
crecimiento de su hato está llegando al límite del soporte de carga animal de sus bosques, están expuestos a
que una sequía más severa de lo normal provoque mortandad de animales…”, “…Un fenómeno paralelo a la
sobrecarga animal es la degradación de suelos provocada por el excesivo pastoreo de animales y la remoción
del terreno…” “Este fenómeno se continúa experimentando en el sector ganadero chaqueño, siendo bajo el
porcentaje de ganaderos que toma medidas preventivas para no caer en lo que se podría llamar el “síndrome
de regulación natural de carga”, “No existe todavía en la región chaqueña un programa de manejo de
cuencas…”. “… en gran parte de las zonas áridas del Chaco, ni siquiera está resuelta la “disponibilidad o
seguridad del agua” para consumo humano y animal, teniendo períodos de escasez en la que se tiene que
apelar al auxilio de las prefecturas y municipios en temas de logística para el aprovisionamiento de agua… En
otras palabras el aprovisionamiento de agua en la época seca es un problema crítico, recurrente, no resuelto e
insostenible en ciertas regiones del Chaco…”.
El objetivo es establecer la Potencialidad de Cosecha de Agua de lluvia, para diversos usos, tomando como
Unidad Operativa cuencas de distinto grado, a través del manejo integral y sustentable de las mismas.
La meta es determinar la cantidad de sub cuencas de escurrimientos en los 7 municipios de la provincia
Cordillera y definir la potencialidad de cosecha de agua de lluvia de cada una, como así también calcular los
volúmenes de agua a almacenar en represas o embalses.

ÁREA DE ESTUDIO
La provincia Cordillera, pertenece al Dpto. Santa Cruz de la República de Bolivia, se ubica al sur del mismo,
comprende una superficie de 86.245 km2, es la provincia de mayor extensión del país. (Figura 1).
Se encuentra entre las coordenadas de: 20° 27,9' y 18° 1,6' de
latitud sur y 63° 40,9' y 59° 0,7' longitud oeste.
Está formada por 7 Municipios, Lagunillas, Charagua, Cabezas, Cuevo,
Gutiérrez, Camiri y Boyuibe. La actividad económica principal, es la
ganadería extensiva, con 350.000 cabezas de bovinos, porcinos
29.000 cabezas, también explotación del bosque con fines
energéticos – madereros y en segundo orden cultivos de maíz, maní,
frijol.
88

La provincia de Cordillera, forma parte de las dos cuencas más


grandes de Sudamérica, la cuenca del Río Amazonas que abarca un
área de 47.469 km2, (56%) y la del Río de la Plata con 37.576 km2
(44%).Se encuentran 3 subcuencas de la cuenca del Amazonas (Río
Grande, Río San Julián y Río Parapetí) y 3 subcuencas de la cuenca del
Río de la Plata (Río Cuevo, Río San Miguel, Río Tucavaca) (Fig. 2).
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

Figura 2:

La subcuenca de mayor superficie es la del río Parapetí con 3.221.720 ha, que representa el 37,4% de la
superficie de la provincia, las otras subcuencas de superficies significativas son río Cuevo y río San Miguel,
ocupando cada una un 19% de la superficie total.
Para determinar el potencial de cosecha de agua de lluvia en cada una de las Subcuencas, se evaluaron las
siguientes características: fisiografía, vegetación, clima, topografía, relieve, suelos, aptitud agrícola de los
suelos.
Los estudios hidrológicos realizados incluyen: parámetros morfométricos de las subcuencas, volumen
medio escurrido anual, volumen medio anual específico.

DELIMITACIÓN DE SUBCUENCAS MENORES


Dentro de cada Subcuenca principal se delimitaron Subcuencas menores, a través del uso de modelos de
elevación digital y el software ArcGis 10.0. A partir del DEM se generaron mapas de Acumulación de Flujos
(FlowAccumulation) y de Dirección de Flujos (Flow Direction) y con la ayuda de la función Basin que provee
el software se generaron los polígonos de las cuencas e intercuencas delineadas (Figura 3).
El total de subcuencas menores delimitadas fue de 1.335.

Cuenca del Amazonas: Para las tres Subcuencas, (Parapetí, Grande y


San Julián), se delimitaron las subcuencas menores. La Subcuenca
del Parapetí, contiene la mayor cantidad de subcuencas, 510.
La subcuenca menor con mayor superficie es de 31.572 ha.
En la Subcuenca del Río Grande, la subcuenca menor de mayor
superficie es de 26.585 ha y en la Subcuenca del Río San Julián, la
subcuenca menor de mayor superficie es de 32.706 ha.
89

Cuenca del Río de la Plata: Se diferenciaron tres Subcuencas, Río


Cuevo, Río San Miguel y Río Tucavaca, que suman 38.176 km2, que
constituye el 44% de la superficie de la Provincia. La Subcuenca del Río
San Miguel, contiene la mayor cantidad de subcuencas menores, 273.
La subcuenca menor con mayor superficie es de 24.660 ha.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

En la Subcuenca del Río Cuevo, la subcuenca menor de mayor superficie es de 32.791 ha y en la Subcuenca
del Río Tucavaca, la subcuenca menor de mayor superficie es de 18.241 ha.

PARÁMETROS MORFOMÉTRICOS DE LAS SUBCUENCAS


pag. 90

Una vez obtenido el mapa de Subcuencas menores se realizó la caracterización morfométrica, en base a la
topografía, uso del suelo y grupos hidrológicos.
En la tabla 1, se presenta para cada Subcuenca, los valores en base a rangos, clases y porcentaje, de la
longitud, pendiente, desnivel vertical y superficie.

Tabla 1: Parámetros morfométricos de las subcuencas menores.


Longitud Desnivel
Pendiente (%) Superficie (ha)
Cuenca Río cauce (m) altitudinal (m)
Clase % Clase % Clase % Clase %
Corto 95 Plana a casi ondulada 94 Bajo 86 Muy pequeña 74
Mediano 1 Ligeramente ondulada 5 Mediano 8 Pequeña 20
Parapetí
Largo 4 Ondulada 1 Alto 6 Mediana 5
Grande 1
Corto 91 Plana a casi ondulada 86 Bajo 70 Muy pequeña 66
Mediano 8 Ligeramente ondulada 13 Mediano 26 Pequeña 25
Grande
Largo 1 Ondulada 1 Alto 4 Mediana 6
Grande 1
Corto 86 Plana a casi ondulada 100 Bajo 94 Muy pequeña 68
Mediano 10 Ligeramente ondulada 0 Mediano 4 Pequeña 23
San Julián
Largo 4 Ondulada 0 Alto 3 Mediana 8
Grande 1
Corto 92 Plana a casi ondulada 100 Bajo 93 Muy pequeña 76
Mediano 6 Ligeramente ondulada 0 Mediano 4 Pequeña 20
Cuevo
Largo 2 Ondulada 0 Alto 3 Mediana 3
Grande 1
Corto 88 Plana a casi ondulada 99 Bajo 98 Muy pequeña 65
Mediano 10 Ligeramente ondulada 1 Mediano 1 Pequeña 27
San Miguel
Largo 2 Ondulada 0 Alto 1 Mediana 5
Grande 2
Corto 78 Plana a casi ondulada 100 Bajo 61 Muy pequeña 47
Mediano 18 Ligeramente ondulada 0 Mediano 22 Pequeña 33
Tucava
Largo 4 Ondulada 0 Alto 16 Mediana 14
Grande 6
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

Se observa que para todas las Subcuencas predominan, longitud de cauce corto para el 78-95% de las
Subcuencas menores; pendiente plana a casi plana para el 94%, desnivel altitudinal bajo para el 61-98% y
superficie muy pequeña, para el 47-76%.

Superficie
Las subcuencas de mayor tamaño se encuentran en la cuenca del Río San Julián (media: 5.969 ha –
máxima: 32.706 ha) y las de menor tamaño en las cuencas del Río Grande y San Miguel (media: 1700 ha)
(Figura 4).

Figura 4:
Gráficos Box-Plot – Distribución
de las superficies en las
Cuencas Mayores.

Desnivel vertical
Se puede observar en las Figuras 5 y 6, que las mayores diferencias de cotas se encuentran hacia el oeste de
la provincia en la Cuenca de Río Grande en el centro y sur, el sureste de la Cuenca del Río Parapetí, el centro-
norte de la cuenca San Julián y sureste de Río Cuevo. Las diferencias medias se encuentran concentradas
en la zona de serranía de la provincia, en el sur y este de la cuenca del Río Tucavaca, en el norte y este de la
cuenca del Río San Miguel, en el oeste de la cuenca del Río Parapetí y en el centro-este de la cuenca del Río
Cuevo. Los valores más bajos los posee la zona de llanura al norte de la cuenca de San Julián, noroeste y
centro de la cuenca del Río Parapetí y en el norte y sureste de la Cuenca del Río Cuevo. La mayor variabilidad
la poseen las cuencas del Río Parapetí y del Río Cuevo ya que su forma alargada y su posición hacen que
ocupen zonas de llanura, serranías y cordillera.

Figura 5:
Gráficos Box-Plot – Distribución
de los desniveles en las Cuencas
Mayores.
pag. 91
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Longitud
Las mayores longitudes de la cuenca se encuentran en las cuencas del Oeste de la provincia (Parapetí,
Cuevo, Grande y San Julián) (media: 20.870 m a 23.249 m). Hacia el este en las cuencas del Río San Miguel y
Tucavaca las longitudes son más cortas y poseen menor variabilidad (media:17.731 m a 18.814 m) (Figura
7 y 8).

Figura 7:
Gráficos Box-Plot – Distribución de
las longitudes del cauce en las
Cuencas Mayores.
pag. 92
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

Coeficiente de compacidad
El coeficiente de compacidad nos brinda información de la forma de la cuenca, todas las cuencas tienen una
media mayor a dos, es decir que tienden a ser alargadas. Lás más alargadas se encuentran en el centro sur
de la Cuenca del Río Cuevo, en el centro y norte de la cuenca del Río Parapetí, en el norte de la cuenca del Río
Grande y la cueca de San Julián. Las menos alargadas las encontramos en el este de la provincia en las
Cuencas del Río Tucavaca y San Miguel donde se encuentra la menor variabilidad. (Figura 9 y 10).

Figura 9:
Gráficos Box-Plot – Distribución
de los coeficientes de
compacidad en las Cuencas
Mayores.

VOLUMEN MEDIO ESCURRIDO ANUAL


Para estimar los volúmenes de escurrimiento, una vez diferenciadas las áreas de aporte, es necesario
conocer la precipitación media y el valor del coeficiente de escurrimiento. La expresión para el cálculo de
93

este volumen es la siguiente:


VM= A x Pm x Ce
En este caso el valor que se debe estimar es el coeficiente de escurrimiento para lo cual existen diferentes
método, tablas y ecuaciones. Básicamente su valor depende del tipo de suelos, cobertura, y pendiente. Para
este caso se adoptó la metodología utilizada por la República de México, denominada NOM-011.CNA 2000.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Determinación del Coeficiente de Escurrimiento Norma Mexicana 011


En este caso se clasifican los suelos existentes en las cuencas en tres grupos A (suelos permeables), B
(Suelos medianamente permeables), C (suelos casi impermeables) que se especifican en la Tabla 2, luego
en la Tabla 3 se puede establecer el valor de un parámetro k que toma en cuenta el uso de suelo.

Tabla 2: Tipos de suelo


TIPO DE SUELO CARACTERÍSTICAS
A Suelos permeables, tales como arenas profundas y loess poco compactos
Suelos medianamente permeables, tales como arenas de mediana profundidad:
B loess algo más compactos que los correspondientes a los suelos A; terrenos
migajosos
Suelos casi impermeables, tales como arenas o loess muy delgados sobre una
C
capa impermeable, o bien arcillas

Tabla 3: Valores de k según el tipo de suelo y


cobertura
TIPO DE SUELO
USO DEL SUELO
A B C
Barbecho, áreas incultas y desnudas 0,26 0,28 0,3
CULTIVOS
En hileras 0,24 0,27 0,3
Legumbres o rotacion de pradera 0,24 0,27 0,3
Granos pequeños 0,24 0,27 0,3
PASTIZAL % DE SUELO CUBIERTO O PASTOREO
Más del 75% -Poco- 0,14 0,2 0,28
Del 50 al 75 % -Regular- 0,2 0,24 0,3
Menos del 50% -Excesivo- 0,24 0,28 0,3
BOSQUE
Cubierto más del 75% 0,07 0,16 0,24
Cubierto del 50% al 75% 0,12 0,22 0,26
Cubierto del 25% al 50% 0,17 0,26 0,28
Cubierto menos del 25% 0,22 0,28 0,3
Zonas urbanas 0,26 0,29 0,32
Caminos 0,27 0,3 0,33
Pradera permanente 0,18 0,24 0,3
94

Obtenido el valor de K se calcula el valor del Coeficiente de Escurrimiento, (Ce). Este valor surge de las
siguientes dos fórmulas de la Tabla 4, para las cuales se debe contar con el valor de la precipitación anual.
Existen otros métodos para calcular este volumen, como el método de Turc y el de Coutagne, sin embargo
estos métodos normalmente sobrevaloran los valores obtenidos, con la idea de trabajar en el marco de una
evaluación conservadora del recurso es que se adopta la metodología mexicana para establecer los
caudales medios.
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

Tabla 4: Cálculo del coeficiente de escurrimiento


K: Parametro que depende del tipo y uso de suelo Coeficiente de escurrimiento anual
Si K resulta menor o igual que 0,15 Ce = K (P 2-50) / 2000
Si K resulta mayor que 0,15 Ce = K (P 2-50) / 2000 + (K-0,15) / 1,5

El volumen medio escurrido se calculó para las subcuencas menores delimitadas, para esto se trabajó con 3
capas de tipo raster en el Software ArcGis 10.0: COBERTURA, GRUPO HIDROLÓGICO, PRECIPITACIONES,
con esto datos y siguiendo la metodología definida por la Norma Mexicana se obtuvo el valor del volumen
medio escurrido (Figura 11).

95

Volumen medio escurrido anual de las subcuencas


Analizando las medidas estadísticas resumen y el mapa del volumen escurrido (Tabla 5, Figura 12 y 13), se
puede ver que la cuenca del Río Tucavaca posee subcuencas menores con la mayor media (15.073.060 m3)
y la subcuenca de valor extremo máximo está en la cuenca del Río Grande (55.473.261 m3), lo que coincide
con las zonas de mayor precipitación. Al sur de la provincia, los valores de volumen de las subcuencas
menores son más bajos en la cuenca del Río Cuevo, con un volumen medio escurrido de 3.890.080 m3.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Figura 12:
Distribución del volumen
medio escurrido anual
subcuencas en la provincia de
Cordillera.

Volumen medio escurrido anual (m3)


Máximo
Cuenca Media
volumen
Río Cuevo 3.890.080 19.970.691
Río Grande 10.881.258 55.473.261
Río San Julián 9.312.572 33.814.465
Río San Miguel 10.104.991 52.896.647
Río Parapetí 6.396.160 42.400.180
Río Tucava 15.073.067 49.664.824
Tabla 5: Volumen medio escurrido anual de las subcuencas para las cuencas
de la provincia de Cordillera.

Figura 13:
Gráfico Box-Plot – Volumen
medio escurrido anual de las
cuencas mayores de la
provincia de Cordillera.
96

El volumen medio escurrido está correlacionado con todas las variables morfométricas (p<0,05), pero tiene
una mayor correlación lineal con la superficie y el perímetro (r2=0,48 y r2=0,32 respectivamente). Las
precipitaciones también presenta una alta correlación con el volumen escurrido (r2=0,23) (Figura 14, 15 y
16).
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

Figura 14:
Regresión lineal entre
Superficie y Volumen medio
escurrido anual (p<0,05)

Figura 15:
Regresión lineal entre
Perímetro y Volumen medio
escurrido anual (p<0,05)

97

Figura 16:
Regresión lineal entre
Precipitaciones y Volumen
medio escurrido anual (p<0,05)
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Volumen medio escurrido anual de las subcuencas expresado como escurrimiento específico
Para las subcuencas menores, delimitadas, se determinó el volumen medio escurrido anual. Para su
determinación, se aplicaron técnicas descriptivas de cálculo de la escorrentía específica. La distribución
fue analizada por cuartiles.
En la Tabla 6, se presenta el escurrimiento específico en l/s/km2 de las subcuencas menores, para cada una
de las seis cuencas de Cordillera.
Escurrimiento específico l/s/km2
Cuenca
media moda máximo mínimo 1° cuartil 2° cuartil 3° cuartil
Parapetí 3,40 2,53 6,86 0,42 1,23 2,95 4,55
Río Grande 5,97 2,86 1,54 15,03 3,00 4,91 8,33
San Julián 4,06 2,53 8,92 0,56 2,57 3,89 5,33
Cuevo 2,00 1,70 3,94 0,37 1,31 1,96 2,70
San Miguel 5,68 8,26 8,67 2,48 3,89 5,68 8,05
Tucavaca 7,24 8,43 9,40 4,98 5,90 7,84 8,45
Tabla 6: Valores medios, máximo y mínimo del escurrimiento específico.

PRIORIZACION DE SUBCUENCAS MEDIANTE EVALUACION MULTICRITERIO


A fin de determinar un orden de prioridad de las subcuencas donde iniciar proyectos de cosecha de agua,
para que las autoridades tomen las decisiones correspondientes y definir en qué unidades hidrográficas
intervenir primero, se ha aplicado una evaluación multicriterio bajo un entorno de Sistema de Información
Geográfica (SIG).
La finalidad es en primera instancia un diagnóstico general de las cuencas y crear una capa base de zonas
prioritarias de “cosecha de agua”.
Para esta evaluación se utilizaron capas temáticas relacionadas con el objetivo del Proyecto y que se
encuentran disponibles. A ello se debe agregar que por la escala de trabajo, se realizaron generalizaciones y
aproximaciones de los distintos parámetros evaluados, pero que son las mejores disponibles y permitieron
hacer un primer diagnóstico de priorización.
Se utilizaron dos tipos de parámetros, Biofísicos y Socioeconómicos.
» Los Biofísicos: Precipitación, Hidrografía, Fisiografía y Pendientes;
» Socioeconómicas: Accesibilidad de la Red Vial y Centro Poblados.
» También se consideró una limitante, específicamente las Áreas Protegidas.
Se realizó una ponderación de importancia a ambos criterios, de 65% (0.65) a Biofísicos y 35% (0.35) a
98

Socioeconómicos. Esta asignación de importancia relativa se debe a que el primer criterio justifica la
zonificación de zonas de mejores alternativas de cosecha de agua en forma eficiente, considerando que la
relación volumen almacenado/volumen de tierra movido, sea los más alta posible.
Las variables consideradas dentro de cada criterio se trabajaron en formato raster en el software IDRISI
Taiga y Arcgis 10.0, asignándole una valoración enmarcada en un rango comprendido entre 1 y 3 (3 = Alta, 2
= Media, 1 = Baja) según el criterio de las Tablas 7, 8 y 9.
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA
Tabla 7: Factores biofísicos evaluados para la EMC

Factor de
N° Bloque Temático Categoría Atributo Valor
evaluación
Mapa de Alta < 600 3
Precipitación
1 Precipitación Media 600-900 2
(mm)
media anual Baja >900 1
Alta AB, AE, AP, AV, 3
Fisiografía
Mapa fisiográfico Media LB, LTA 2
2
general Baja AC, AM, AS, AT, At, AU, LA, LE, LI, 1
LS, Co, D,SJ, TD, TE, td
Alta < 2000 3
Proximidad a
3 Mapa hidrográfico Media 2000-10000 2
ríos (m)
Baja > 10000 1
Alta 1 a 10 3
Mapa de Pendiente
4 Media <1 2
pendiente (%)
Baja >10 1

Tabla8: Factores socioeconómicos evaluados para la EMC

N° Bloque Temático Factor de evaluación Categoría Atributo Valor


Alta < 5000 3
Proximidad a carreteras o
1 Mapa de red vial Media 5000-20000 2
caminos secundarios (m)
Baja > 20000 1
Mapa de Alta < 10000 3
Proximidad centros
2 población y Media 10000-30000 2
poblados
vivienda Baja > 30000 1

Tabla 9: Limitantes consideradas

N° Bloque Temático Factor de evaluación Categoría Atributo Valor

Mapa de áreas Presencia 1 0


1 Áreas protegidas
protegidas Ausencia 0 1

Todas las capas temáticas en formato raster, fueron ponderadas según la valoración ya mencionada y a
partir de operaciones básicas integrando todas las capas, se obtuvo un raster resultante de priorización de
las subcuencas menores para la cosecha de agua (Figura 17).
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Figura 17: Esquema resumen de la EMC para la priorización de cuencas

Subcuencas prioritarias para la cosecha de agua


Para la evaluación de la capa final obtenida de la integración de los factores Biofísicos, Socio económicos y
de limitante, para la priorización de las subcuencas menores, se reasignó la siguiente escala.
» Áreas protegidas: 0-1
» Baja: 1-1,5
» Media: 1,5 a 2
» Alta: 2 a 2,5
100

» Muy alta: 2,5-3


En la Tabla 10, se presenta un resumen del número de subcuencas menores y porcentaje, para cada Cuenca.
Del total de subcuencas menores delimitadas, que suman 1335, se encuentran en áreas no protegidas 597
subcuencas, que representa el 45%. En la Figura 18, se presenta la distribución de la priorización de las
subcuencas menores.
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

Figura 18: Distribución de la


priorización de subcuencas
menores.

Del total de subcuencas menores, la cantidad de Baja prioridad es de 37, que representa los 2,8%, ubicadas
principalmente en la cuenca del Río Parapetí. La cantidad de Media prioridad es de 205, que representa los
15,4%, ubicadas principalmente en la cuenca del Río San Miguel. La cantidad de Alta prioridad es de 468,
que representa los 35,1%, ubicadas principalmente en la cuenca de Río Parapetí. La cantidad de Muy alta
prioridad es de 28, que representa los 2,1%, ubicadas principalmente en la cuenca de Río Parapetí (Tabla
N°10).
Nº subcuencas menores Tabla 10:
Priorización subcuencas menores.
CUENCA Baja Media Alta Muy Alta Cantidad y porcentaje.
Nº % Nº % Nº % Nº % Cantidad total de subcuencas:
Parapetí 18 1,3 31 2,3 190 14,2 15 1,1 1335
Río Grande 2 0,1 7 0,5 108 8,1 6 0,4
San Julián 0 0,0 34 2,5 50 3,7 1 0,1
Río Cuevo 4 0,3 19 1,4 69 5,2 6 0,4
San Miguel 9 0,7 72 5,4 29 2,2 0 0,0
Tucavaca 4 0,3 42 3,1 22 1,6 0 0,0
TOTAL 37 2,8 205 15,4 468 35,1 28 2,1

Las áreas protegidas tienen la mayor frecuencia absoluta en toda la provincia, distribuyéndose
principalmente en las cuencas del Río Parapetí, Río San Miguel y Río Cuevo. Le siguen las de prioridad alta
distribuida en las cuencas del Río Parapetí, Río Grande y Río Cuevo.
Las zonas de Alta y Muy alta prioridad, se encuentran en el oeste de la Provincia de Cordillera,
principalmente en el Subandino y en los piedemonte. En menor cantidad en el noreste de la provincia, en las
Serranías del Chaco (Figuras 19).
101

Los resultados preliminares obtenidos, ha permitido la priorización de subcuencas menores, que permitirán
a las autoridades la toma de decisiones, para seleccionar los lugares para la “cosecha de agua”, donde
posteriormente se lleven a cabo los estudios a mayor detalle para la elaboración de los proyectos ejecutivos
de las presas a construir.
Se debe destacar que en la toma de decisión final, deberían participar todos los actores directos de las
subcuencas a intervenir.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Figura 19: Frecuencias Absolutas de Subcuencas de las Cuencas Mayores para los distintos
rangos de priorización
600

500
Frecuencia Absoluta

400

300

200

100

CONSTRUCCION DE EMBALSES
Se diseñaron a nivel de Proyecto Ejecutivo dos embalses, en los municipios de Boyuibe y Gutiérrez, en el
primer caso se diseñó la obra aguas arriba de la denominada Laguna Camatindi. En el municipio de
Gutiérrez el embalse se diseñó en cercanías de las comunidades de Pampa Yuro de la Capitanía GKK y
Parlamento de la Capitanía KAAGUAZU. Ambos municipios pertenecen a la provincia Cordillera de
departamento de Santa Cruz de la República de Bolivia.
A partir del análisis hidrológico preliminar se definieron los emplazamientos para aprovechar los
escurrimientos existentes y con ello dimensionar los embalses que posibiliten almacenar la oferta de agua
en la temporada de lluvias.
La necesidad de construir un embalse se debe precisamente al desfasaje que se produce entre la
disponibilidad de los recursos y los requerimientos de la demanda, este proyecto apunta a aprovechar los
excedentes generados en la estación de lluvia, cosechándolos y almacenándolos de manera tal que se
pueda diferir su uso de las épocas que sobra para las épocas en que esta es escasa.

RESUMEN DE LA METODOLOGÍA PARA LOS ESTUDIOS HIDROLÓGICOS


Los pasos para los estudios hidrológicos utilizados, son:
» realizar un modelo de elevación digital del terreno (dem)
» relevamiento planialtimétrico: mediante el uso de GPS y avión Drone Ebee
» CÁLCULO del caudal pico: se llevó a cabo mediante el método de la Curva Número y la aplicación
del modelo HEC HMS, se siguió la siguiente secuencia:
102

1. Determinar Grupos Hidrológicos de Suelo


2. Determinar el Valor de Curva Número (CN)
3. Determinación de la sustracción Potencial (S)
4. Determinación del escurrimiento
5. Determinación de los tiempos de retardo (Tr) y de concentración (Tc)
6. Determinación de los Caudales Pico de Escurrimiento
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

103

Figura 21: Plano del área de


aporte e m b a l s e y m o d e l o
digital de elevación con las
curvas de nivel del embalse
proyectado en Boyuibe
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Figura 22: Modelo de elevación del área de aporte del embalse proyectado en el municipio de Gutiérrez.

Volumen Escurrimiento
Coeficiente de Área de Precipitación
Embalse Medio Anual específico
escurrimiento aporte (ha) (m)
(m3) l/s/km2
Boyuibe 0,15 3.961 0,45 2.601.225 2,1
Guitierrez 0,17 1.871 0,65 2.063.750 3,5
Tabla 11: Volumen Medio Anual calculado para los embalses Boyuibe Y Gutierrez

Detalles constructivos del Embalse en Boyuibe

En la tabla 12, se presenta algunos parámetros del embalse o atajado proyectado en Boyuibe.

Tabla 12: Volumen a almacenar y dimensiones del embalse en Boyuibe

Detalles constructivos
Volumen movimiento de suelos 19.687 m3
104

Volumen de almacenamiento 276.845 m3


Relación almacenamiento/suelo 14:1
Altura máxima del muro 3,79 m
Longitud del muro 612 m
Superficie del espejo 14,20 ha
3
Valor del m de agua almacenado 1,37 U$S
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

CONCLUSIÓN

En el Chaco Americano es posible evitar la carencia de agua para diversos fines (consumo humano, animal,
riego), para ello se debe “Cosechar el agua de lluvia” almacenándola en estructuras como represas,
atajados.
El método utilizado, permitió delimitar cuencas menores y priorizarlas para que las autoridades decidan la
política para atenuar y/o eliminar la carencia de agua. La Unidad Operativa para la Cosecha de agua, debe
ser la Cuenca Hidrográfica.
Para fundamentar que no falta agua, sino que no se la maneja adecuadamente, se presenta a continuación
una simulación en base a la represa proyectada para Boyuibe para proveer de agua a la población, al ganado
y para el riego.
Requerimiento de cosecha de agua de lluvia para 7 meses de sequía (210 días):
» 1. Necesidad agua ganado
Consumo diario por cabeza: 60 l/día/animal
Necesidad de agua para 500 cabezas: 6.300 m
3

Considerando pérdidas por infiltración y evaporación: 50%


Necesidad total de agua: 12.600 m
3

» 2. Necesidad agua para consumo humano


Consumo diario por persona: 150 l/día/persona
Requerimiento para 500 personas durante 210 días: 15750 m
3

Considerando pérdidas por infiltración y evaporación: 50%


Necesidad total de agua: 31.500 m
3

» 3.Riego para suplemento proteico del ganado


Para cubrir el 15% de suplemento proteico.
Cultivo: alfalfa
Superficie bajo riego: 20 ha
Requerimiento de agua: 50mm/riego= 500 m /ha
3

8 riegos de 50 mm = 4.000 m /ha


3

Requerimiento total de agua para 20 ha: 80.000 m


3

Considerando pérdidas por infiltración y evaporación: 50%


Necesidad total de agua: 160.000 m
3

» 4. Requerimiento total de cosecha de agua


Resulta la suma de los ítems 1+2+3.
3 3 3 3
12.600 m + 31.500 m + 160.000 m = 204.100 m

Volumen medio escurrido anual (m 3) Como se observa en la tabla


siguiente, el volumen escurrido
Cuenca Media Máximo volumen
anual en el total de las 1.335
Río Cuevo 3.890.080 19.970.691 subcuencas menores estudiadas,
105

Río Grande 10.881.258 55.473.261 superan holgadamente los


Río San Julián 9.312.572 33.814.465 requerimientos del ejemplo
Río San Miguel 10.104.991 52.896.647 anterior. La superficie media de
estas subcuencas menores varían
Río Parapetí 6.396.160 42.400.180
entre 1.700 y 6.000 ha.
Río Tucava 15.073.067 49.664.824
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Atlas de Potencialidades Productivas del Estado Plurinacional de Bolivia (2009). Santa Cruz.
Cardona, M Esteban. (S/D): "Los Bosques en el Departamento de Santa Cruz.” Gobierno Autónomo
Departamental Santa Cruz, Bolivia.
Cooperación Técnica Alemana - GTZ. (2006): “Atlas del Gran Chaco Americano.” Proyecto: Manejo Sostenible
de los Recursos Naturales en el Chaco Sudamericano.
Dirección de Ordenamiento Territorial y Cuencas (2005): “Mapa de Cobertura y Uso Actual de la Tierra para el
Departamento de Santa Cruz”. Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado y Gobierno Autónomo Departamental
Santa Cruz, Bolivia.Estado de Conservación de la Vegetación. (Visto 10/05/2016). Disponible en:
http://www.santacruz.gob.bo
Fundación Tierra (2010): “Territorios Indígena Originario Campesinos en Bolivia. Entre la Loma Santa y la
Pachamama”. Bolivia.
Fundación Vida Silvestre Argentina (2005): “Evaluación ecoregional del Gran Chaco Americano, The Nature
Conservancy”. Fundación del Chaco: Wildlife Conservation Society-Bolivia, Buenos Aires, 24 p..
Garzón, Marcelo (2005): “Relevamiento de la cobertura y uso actual del suelo, del chaco boliviano y la
sistematización de estudios realizados en el área del proyecto para el PIEN Manejo de agua y Monte en el
Chaco Boliviano”.
Gobierno Autónomo Departamental Santa Cruz (2011): “Fisiografía y aptitud de uso del suelo en el
departamento de Santa Cruz”. FASE I, VOL. II, Bolivia.
Gobierno Autónomo Departamental Santa Cruz (2011): “Fisiografía y aptitud de uso del suelo en el
departamento de Santa Cruz”- FASE II. VOL. I. 2011.
Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz; Servicio de Cuencas-SEARPI (2011): “Delimitación y
Codificación de la Unidades Hidrográficas del departamento de Santa Cruz”. Edición Preliminar, Santa Cruz,
Bolivia.
Mercatorgis (2013): “Geo Bolivia. Santa Cruz, Bolivia”. Disponible en: http://geobolivia.mercatorgis.com/.
Planificación del Desarrollo Regional Integrado: “Directrices y Estudios de Casos Extraídos de la
Experiencia de la OEA Departamento de Desarrollo Regional Secretaria Ejecutiva para Asuntos
Económicos y Sociales. OEA en colaboración con: Servicio de Parques Nacionales de los EE.UU. Agencia de los
EE.UU. Para el Desarrollo Internacional”. Washington, D.C.Enero de1984
Secretaría General Unidad de Planificación, Inversión y Programación (2006): “Información ambiental para el
ajuste del plan departamental de desarrollo económico y social (PDDES) 2006 – 2020". Santa Cruz de la Sierra,
Bolivia.
Subprefectura de la Provincia Gran Chaco (S/D): Uso y Conservación Microcuencas 1ra Sección de la
Provincia Gran Chaco”. Diagnostico Socioeconómico Vol. I;Documento Final.
106
5 · COSECHA DECUENCA
AGUA DE LLUVIA A NIVEL DE
HIDROGRÁFICA EN LA
PROVINCIA CORDILLERA, BOLIVIA

107
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías
108
6. LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA EN
ARGENTINA DESDE UN ANÁLISIS NORMATIVO

1 2
Sonia Ramella12 y Paula Juarez134
3
Proyecto de investigacion GECOA - Universidad de Buenos Aires - Instituto de tudios

·
sobre la Ciencia y la Tecnologı́a de la Universidad Nacional de Quilmes - Programa SEDCERO
4

Autora de contacto:
soniaramella@yahoo.com.ar

INTRODUCCIÓN

A lo largo de las últimas décadas, el objetivo de garantizar el derecho humano de acceso al agua potable es
una preocupación central de distintos organismos estatales, organizaciones internacionales y de la
sociedad civil a nivel global. En el caso de Argentina, según datos estadísticos, son numerosos los
problemas de acceso a agua y saneamiento, solo a modo de ejemplo: el 54% de los hogares rurales no tienen
servicios de agua, más de 300.000 hogares no tienen baño, el 41% de la población no tiene acceso a
cloacas, y el 22% de la población sin acceso a agua en su hogar es pobre estructural (Becerra et allí, 2017).
Si nos referimos a la gestión del servicio público de agua potable, Argentina es un país federal y por lo tanto
el servicio está descentralizado en sus 24 jurisdicciones subnacionales (o ‘provincias’). Cada
jurisdicción provincial dispone su legislación, sus organismos de política, ejecución y control, y sus canales
de participación ciudadana para la gestión de este servicio público. Esta situación plantea numerosos
problemas para la ciudadanía y para aquellas organizaciones e instituciones que buscan mejorar la
calidad y acceso de este servicio vital porque en algunos casos la gobernabilidad sobre el servicio está
escindido de las necesidades de los territorios y la ciudadanía está alejada de control sobre el agua
potable y su gestión (Juarez, 2015; Ramella et al., 2017).
En este capítulo se indagan las regulaciones de los organismos (públicos o privados) encargados de la
provisión y ordenamiento del acceso a agua. Cada provincia presenta una heterogeneidad de estrategias
por ello nos proponemos describir y analizar los entramados institucionales provinciales del servicio, sus
marcos regulatorios, la modalidad de prestación, y el recorrido legal que debe realizar la ciudadanía para
solicitar que se garantice la accesibilidad y calidad del servicio de agua potable en cada distrito.
Este trabajo es parte del proyecto de investigación “Gestión de saberes y conocimientos científico-
109

tecnológicos para la resolución de problemáticas de agua en Argentina. Relevamiento, sistematización y


análisis de aprendizajes de gestión, tecnologías y normativas” (Proyecto GECOA, 2016-2019),
una iniciativa colaborativa interinstitucional de 'investigación orientada' a mejorar las capacidades
públicas de gestión estratégica del agua.
Como resultado de este análisis, brindaremos algunas reflexiones sobre la situación político-normativa de
este servicio e insumos para pensar cómo mejorar la gestión estratégica del acceso a agua potable.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

1. ABORDAJE TEÓRICO-METODOLÓGICO

Desde el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo se impulsa una visión de gobernabilidad como " el
ejercicio de la autoridad económica, política y administrativa de manejar los asuntos de un país en todos los
niveles y ello comprende los mecanismos, procesos e instituciones, a través de los cuales los ciudadanos y
los grupos articulan sus intereses, ejercitan sus derechos legales, cumplen sus obligaciones y resuelven sus
diferencias" (citado por GWP, 2002: 10).
Al adentrarnos sobre la gobernanza del agua, desde el Foro Mundial del Agua (2010), se explicitó que se
concibe esta noción como el 'gobierno sabio del agua' para asegurar una gobernabilidad eficiente e
integrada del agua, asegurando la participación de los ciudadanos y los intereses de todos los
colaboradores están incluidos en el manejo de los recursos hídricos y los servicios.
Considerando que la gobernabilidad del servicio en Argentina está relacionado directamente con el sistema
político-institucional democrático, es importante entender cómo actualmente se gestiona este servicio
público.
En este capítulo, a partir del compendio normativo, se abordaron tres ejes de trabajo:
» 1. Sistematizar las autoridades de aplicación y las normas de los servicios de agua (agua,
saneamiento y/o recursos hídricos) en cada jurisdicción provincial y qué entes de control
existen y qué regulan (agua potable, cloacas, servicios sanitarios, electricidad, vial y
edilicia);
» 2. Analizar las modalidades de prestación del servicio de agua según la cobertura territorial de los
prestadores, la predominancia de empresas u organismos estatales o privados en la jurisdicción
provincial (publico/privado/mixto); y si es un sistema principalmente centralizado o
descentralizado; y
» 3. Estudiar los mecanismos existentes en cada provincia para que los ciudadanos puedan bregar
por su derecho humano al agua (potable y/o segura).
En términos metodológicos, se realizó un relevamiento de las principales normativas de cada una de las 24
jurisdicciones subnacionales o provincias argentinas: códigos de aguas, leyes provinciales, decretos y
reglamentaciones. Asimismo, se relevaron documentos oficiales y sitios web de los organismos
públicos y privados relacionados con el acceso a agua en las provincias de Argentina. Y se realizaron
consultas a actores clave para tener mayor claridad sobre cómo está el escenario de gobernabilidad
del agua en Argentina.

2. SOBRE LA POLÍTICA Y EL CONTROL DEL SERVICIO DE AGUA


En la República Argentina, el derecho humano al agua potable está consagrado por tratados internacionales
de rango constitucional. Dado el régimen federal del país, se refleja una amplia heterogeneidad en la gestión
del servicio de agua (potable, segura o de otro tipo), existiendo una amplia variabilidad tanto en la cantidad
de entidades que intervienen en la gestión del servicio como en las competencias que cada uno de ellos
concentra.
pag. 110

A nivel exploratorio, en el cuadro N°1, podemos distinguir en cada jurisdicción, las autoridades principales
de aplicación y las principales regulaciones el servicio de agua.
Es posible observar que hay diferentes modalidades de autoridades de aplicación (Ministerios, Direcciones,
Secretarias, empresas estatales o privadas, institutos, o administraciones), con lógicas de trabajo y de
priorización del servicio diferentes. En todos los casos existen normativas generales que ordenan el
servicio.
6 · LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA
EN ARGENTINA DESDE UN ANÁLISIS NORMATIVO

Cuadro N° 1: Autoridades de aplicación y normas que regulan los recursos hídricos en cada jurisdicción
provincial y/o distrital

AUTORIDAD DE
JURISDICCIÓN NORMATIVA
APLICACIÓN
ÁREA Agua y Saneamientos Ley Nacional N°23.969 de concesión del servicio a AYSA.
METROPOLITANA Argentinos S.A. (AYSA)
BS AS
Autoridad del Agua Código de Aguas (Ley Nº 12.25714) y Ley N° 7533 de
BUENOS AIRES Servicio Provincial de Agua creación de SPAR
(PCIA) Potable y Saneamiento
Rural (SPAR)
Dirección de Código de Aguas (Ley N°2577)
Administración del Agua Ley N° 4836 (crea el Ente Regulador de Servicios Públicos
CATAMARCA y Otras Concesiones ENRE)
965/08 (Adhesión al Acuerdo Federal de Agua )

Administración Provincial Código de Aguas (Ley N° 3230 modificada parcialmente


CHACO del Agua (APA) por Ley N° 4255 y reglamentado por Decreto Provincial
N°3230)
Instituto Provincial del Código de Aguas (Ley Nª 4148)
CHUBUT
Agua (IPA)
Secretaría de Recursos Código de Aguas (Ley N° 5589)
CÓRDOBA
Hídricos Ley N° 8835 “Carta del Ciudadano” creación de ERSEP
Instituto Correntino de Código de Aguas (Decreto - Ley Nº 191/01)
Agua y Ambiente ICAA Reglamentación de aguas subterráneas acuífero guaraní
CORRIENTES
Ley Nº 5641)
Creación ICAA (Decreto Ley 212/01)
Consejo Regulador del Uso Ley de Aguas (Ley Nº 9172)
ENTRE RÍOS de Fuentes de Agua Descentralización de servicio de agua, cloacas y desagües
(CORUFA) pluviales (Ley Nº 6643)
Dirección de Recursos Código de Aguas (Ley Nº 1246)
FORMOSA Hídricos Creación Ente Regulador de Obras y Servicios Públicos
Ley N° 1171 )
Dirección de Agua Código de Aguas (Ley Nº 161 y modificada por la
JUJUY Ley Nº 2427 y complementada por 5114)
Creación SUSEPU (Ley Nº 4937)
Autoridad Provincial del Código de aguas (Ley N 2581 y reglamentado por decreto
Agua (APA) N°2468/11).
LA PAMPA
Secretaría de Recursos
Hídricos
Administración Provincial Código de Aguas (Ley Nº 4937)
LA RIOJA del Agua (APA) un Instituto Provincial del Agua La Rioja (creado por Ley
Nº 6342 y modificado por Ley Provincial Nº 8921)
111

Dirección General de Ley General del Agua.


Irrigación (DGI) EPAS
MENDOZA
Comisión de ciudadanos del agua (creado por Ley N° 8629)

El mismo fue modificado (al menos parcialmente) por Ley Nº 14.703.


14
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Ministerio de Ecología, Ley de Aguas (Ley Nª 1838)


Recursos Naturales Sistema Acuífero Guaraní y Aguas Subterráneas
MISIONES Renovables y Turis mo Consejo Asesor para Aguas Subterráneas y Sistema
Acuífero Guaraní (Ley Nª 4326)
Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS)
Dirección de Aguas Código de Aguas (la Ley Nº 899)
NEUQUÉN Creación de Ente Provincial de Agua y Saneamiento EPAS
(Ley Nº 1763)
Departamento Provincial de Código de Aguas (Ley Nº 2952)
Aguas (DPA) Creación de Empresa Pública de Aguas Rionegrinas
RÍO NEGRO (Ley Nº 3184)
Prestación de agua potable (Ley Nº 3183)
Concesión a Aguas Rionegrinas (Ley 3185)
Secretaría de Recursos Código de Aguas (Ley Nº 1017 y su Decreto
Hídricos Reglamentario Nº 2299/03).
Marco Regulatorio para la Prestación de los Servicios
SALTA
Públicos (Decreto Nº 3652/10.)
Creación de Ente Regulador de Servicios Públicos
(EN.RE.SP) (Ley Nº 6835)
Departamento de Código de Aguas (Ley Nº 4392)
Hidráulica Obras Sanitarias Sociedad del Estado de San Juan (OSSE)
SAN JUÁN (Ley Nº 238)
Preservación De Los Recursos De Agua (Ley Nº 5824)

Empresa Estatal San Luis Código de aguas (Ley Nº VI-0159-2004Y la


SAN LUÍS
Agua Ley Nº XVIII-0712-2010)
Dirección Provincial de Código de aguas (Ley Nª 1451)
SANTA CRUZ
Recursos Hídricos Registro de Perforistas (Disposición DPRH 06/06)
Ministerio de Asuntos Código de aguas

Hídricos Ley de Prestación y Regulación de los Servicios Sanitarios


SANTA FÉ
(Ley Nº 11220), perforaciones para aguas subterráneas la
Res Nª 395/07
SANTIAGO DEL Administración Provincial Código de aguas (Ley N° 4869)
ESTERO de Recursos Hídricos
Secretaría de Ambiente, Ley marco de gestión integral de los recursos hídricos
Desarrollo Sostenible y (Ley Nº 1126)
TIERRA DEL FUEGO
Cambio Climático Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios
(creado por Ley Nº 158 y modificada por Ley Nª 188)
Fuente: Elaboración propia en base a Plataforma del Agua (2018), Juarez et allí, 2016 y Ramella et al,
2017.

Asimismo, en algunas provincias, las funciones de control y regulación del servicio de agua potable son
ejercidas por la misma entidad que lleva adelante la política y la gestión de los recursos hídricos y servicios
de agua potable. Dentro de este grupo de jurisdicciones se destacan: Administración Provincial de Agua en
112

la provincia de Chaco y el Departamento Provincial de Agua en la provincia de Río Negro.


En otras provincias, se generaron organismos específicos, por un lado, para regular y controlar los servicios
de agua, y por otro lado, los recursos hídricos. En efecto, existen tanto organismos de regulación particular
del servicio de agua potable como también entes reguladores de servicios públicos. A los fines de reflejar
esta diversidad, el cuadro N°2 presenta los entes reguladores del servicio de agua potable existente en cada
distrito y describe el tipo de servicio que regula.
6 · LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA
EN ARGENTINA DESDE UN ANÁLISIS NORMATIVO

Cuadro Nº 2: Caracterización de los entes reguladores de servicios de agua en las provincias de


Argentina

JURISDICCIÓN ORGANISMO DE CONTROL SERVICIO REGULADO

ÁREA Ente Regulador de Agua y Agua potable y desagües cloacales


METROPOLITANA Saneamiento (ERAS)
DE BUENOS AIRES
Organismo de Control del Agua Servicio de agua potable y cloacas
BUENOS AIRES
de Buenos Aires (OCABA)
Ente Regulador de Servicios Energía Eléctrica y servicios Sanitarios
CATAMARCA Públicos y Otras concesiones
(ENRE)
Organismo Municipal Regulador Servicios Públicos de la ciudad de Trelew
CHUBUT de Servicios Públicos (OMRESP
ciudad de Trelew)
ERSEP Agua y saneamiento
Energía eléctrica
Transporte interurbano
CÓRDOBA
Vial y edilicia
Antena de celular
Seguridad Eléctrica
Administración de Obras Aguas y cloacas.
CORRIENTES
Sanitarias de Corrientes (AOSC)
ENTE Regulador de Obras y Suministro de agua potable
FORMOSA servicios Públicos Energía eléctrica

Superintendencia de Servicios Agua potable


Públicos y Otras Concesiones Desagües cloacales.
JUJUY
(SUSEPU) Energía eléctrica

Ente Único de Control de Agua y energía eléctrica.


LA RIOJA Privatizaciones (EUCOP)

Ente Provincial de agua Agua y saneamiento


MENDOZA
y Saneamiento (EPAS)
Ente Provincial Regulador Servicio de Agua y Cloacas,
MISIONES
de Agua y Cloacas(EPRAC)
Ente Provincial de Agua Agua potable y efluentes cloacales
NEUQUÉN
y Saneamiento (EPAS)
Departamento Provincial Uso de las aguas públicas.
RÍO NEGRO
del Agua (DPA)
Ente Regulador de Servicios Agua potable y energía.
SALTA
Públicos (ENRESP)
Ente Regulador de Servicios Servicio de Aguas, cloacas, obras viales y efluentes
SANTA FÉ
113

Sanitarios (ENRESS) industriales


SANTIAGO DEL ERSAC Agua potable y desagües cloacales
ESTERO
ERSEPT Energía eléctrica
TUCUMÁN Agua potable y servicios cloacales.
Fuente: Elaboración propia a partir de información disponible por el AFERAS y ESTRUCPLAN de cada
provincia.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Cabe destacarse que 17 provincias cuentan con algún organismo público de control de los servicios
públicos. Otras provincias no tienen claramente definida esta función. También se observa que en al menos
7 provincias, el ente de control de servicios regula sobre el acceso a agua potable y sobre otros servicios
como energía, transporte, cloacas, telecomunicaciones, etc.

3. MODALIDADES DE PRESTACIÓN DEL SERVICIO


Al igual que la gestión del servicio de agua y de la gestión hídrica puede tener diversos organismos
involucrados, la prestación del servicio de agua varía en prestador, alcance y modalidad al interior de una
misma provincia.
En función de la información preliminar obtenida en los relevamientos provinciales, es posible distinguir
entre las jurisdicciones en la cual una entidad concentra mayoritariamente la provisión del servicio de agua,
mientras que en otras provincias está sumamente descentralizado. A los fines de entender las principales
modalidades de prestación del servicio de agua potable distinguimos por preminencia de:
» provisión del servicio de agua realizado de manera centralizada o descentralizada, y
» provisión del servicio público provisto por entidad pública, privada (cooperativa o empresa de
gestión privada) o mixta (público/privada).
En el cuadro N°3, se pueden observar la preminencia de modalidad de la prestación en 8 provincias es
centralizada y publica, 3 provincias son centralizada y de provisión privada, 3 provincias son
descentralizada y mixta, 2 descentralizada y pública, 6 descentralizadas y de gestión principalmente
privadas. Es decir, en términos agregados, solo 10 provincias brindan una provisión preeminentemente
pública, y el resto de las provincias son gestionadas de forma privada. Por otro lado, solo 11 provincias
tienen una gestión centralizada a nivel provincial, mientras el resto está totalmente descentralizado.
El cuadro N°3 refleja la complejidad de la gobernabilidad del servicio de agua potable, tanto a nivel nacional
como a nivel de las jurisdicciones provinciales y distritales. Y los prestadores son preeminentemente
privados. Esto quiere decir que el control de una parte del sistema de provisión del servicio de acceso a agua
potable en Argentina está bajo el dominio de intereses privados, lo cual representa un riesgo en términos de
gobernabilidad del agua.
Existen cientos de operadores públicos, cooperativas, empresas municipales, empresas privadas y
asociaciones civiles que gestionan a nivel local el servicio público en todo el país. Cada operador, en el
marco de la normativa provincial, establece su estrategia y política sobre el servicio, pero más allá de lo
político-institucional, dependen de diversos factores para poder brindar el servicio de forma adecuada:
tener acceso a financiamiento, a servicios técnicos, a los regímenes de tarifas aplicables a nivel local, entre
otros temas.
La descentralización de los servicios públicos no siempre es favorable a las poblaciones de las localidades
pequeñas y las zonas rurales vulnerables del país, que suelen ser quienes encuentran vulnerado sus
114

derechos por la inexistencia de operadores de agua, o bien, por la fragilidad de los mismos. Los prestadores
de servicios de agua pequeños no siempre tienen capacidades financieras para abarcar todo su ejido y sus
pobladores presentan dificultades para pagar el acarreo o sistemas familiares de provisión de agua. En un
sistema descentralizado y con poca gobernabilidad, los problemas de los distritos pobres suelen
invisibilizarse (Juarez, 2015).
6 · LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA
EN ARGENTINA DESDE UN ANÁLISIS NORMATIVO

Cuadro Nº 3: Modalidades de prestación de agua en las provincias


TIPO DE
ALCANCE DE LA PRESTACIÓN
PRESTACIÓN
COBERTURA PREMINENTE
JURISDICCIÓN PRESTADORES PREMINENTE
TERRITORIAL DE LOS CENTRALIZADA O
PÚBLICA/
PRESTADORES15. DESCENTRALIZADA
PRIVADA/ MIXTA
Único proveedor en
ÁREA CABA y 17 partidos
METROPOLITANA EMPRESA AYSA Centralizada Publica
que conforman el
BS AS
área metropolitana
Concesión Municipal
BUENOS AIRES Cooperativas 11
Mixta 10
(PCIA) Descentralizada Mixta
Prestador Municipal 37
ABSA S.A. 44
ABSA- AMO S.A. 7
3 dptos. del Valle
SAPEM AGUAS DE
Central
CATAMARCA CATAMARCA Descentralizada Publica
COOPERATIVA
EMPRESA SAMEEP 85% de la Provincia
CHACO COOPERATIVAS Centralizada Publica
MUNICIPAL 5
CHUBUT Cooperativas16 Descentralizada Privada
Aguas Cordobesas Ciudad de Córdoba y
CÓRDOBA S.A alrededores. Descentralizada Privada
Cooperativas 74
Villa Dolores
CORRIENTES Empresa Privada S.A Al menos 13
Centralizada Privada
Comisiones vecinales Localidades
15

Cooperativas
ENTRE RIOS Más de 70 Descentralizada
Ente autárquico Privada
localidades
descentralizado17
FORMOSA
Empresa Privada Sin dato Centralizado Privado
JUJUY
Empresa Estatal Sin dato Centralizado Publico
LA PAMPA
SAPEM Aguas del
17 localidades Centralizado Privado
LA RIOJA Colorado
SAPEM 4 localidades
Descentralizado Privado
Prestación municipal
115

15
Para su medición, tomamos como referencia las jurisdicciones de los gobiernos locales alcanzados por la prestación del servicio.
16
La relevancia del servicio.
17
Dada la cantidad de cooperativas existentes en el ejido provincial para la dotación del servicio, se conformó la Federación de
Cooperativas de Agua de Agua Potable de la Provincia de Entre Ríos. Por su parte, en la ciudad de Concordia se conformó un Ente
autárquicoydescentralizadoparalaprovisióndelserviciodeaguapotable.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Consorcio
Cooperativa
MENDOZA Unión vecinal Descentralizado Mixto
Municipal
SAPEM
Empresa privada 2 localidades Descentralizado Privado
MISIONES (SAS) 21 localidades
Cooperativas

EPAS Descentralizado Privado


NEUQUÈN
Cooperativas
Empresa Estatal 40 localidades y 32 Centralizado Publico
parajes
RIO NEGRO
Junta vecinal 1
Cooperativas 3
92 localidades Centralizado Mixta

provinciales y 8
SALTA Empresa Mixta
parajes.

OSSE 19 Descentralizada Mixta

MUNICIPAL 11
SAN JUAN
SISTEMAS 62
COMUNITARIOS
San Luis Agua S/d Centralizado Publica
(Sociedad Estatal)
SAN LUIS
Cooperativas 2
Asociaciones civiles S/d

Servicios Púbicos 19 localidades Centralizado Publico


SANTA CRUZ
Sociedad del Estado
Empresa estatal 15 localidades Descentralizado Publico

SANTA FE Cooperativas
Municipios
SANTIAGO DEL 11 localidades Centralizada privada
Empresa Privada S.A
ESTERO

Dirección Provincial 2 Centralizada Publica


de Obras y Servicios 1
TIERRA DEL Sanitarios
FUEGO Dirección de Obras y
Servicios Sanitarios
Municipal

TUCUMAN SAPEM 73 localidades Centralizada Publica

Fuente: Elaboración propia en base a la información compilada de sitios web oficiales y noticias
periodísticas.
116
6 · LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA
EN ARGENTINA DESDE UN ANÁLISIS NORMATIVO

4. CIUDADANÍA Y MECANISMOS PARA GARANTIZAR EL DERECHO AL AGUA


¿Cómo los ciudadanos pueden bregar por su derecho humano al agua potable en Argentina? Esa respuesta
no es uniforme. Pero en términos generales, si los ciudadanos ya cuentan con un prestador del servicio de
agua potable, los reclamos por corte en el suministro o mala calidad del servicio, en la primera instancia de
la demanda son ante la entidad que brinda el servicio dentro del radio de su jurisdicción. De este modo, el
ciudadano deberá especificar el problema y guardar el número de reclamo. Sin embargo, más allá de esta
primera instancia de reclamo, no hay un protocolo uniforme respecto de cómo proceder en caso de
presentarse irregularidades en el suministro de agua potable. Por el contrario, las garantías se encuentran
condicionada por el desarrollo de las instituciones de propias de un modelo de gestión basado en la
gobernanza en el ámbito provincial (Ramella, 2015; Ramella y Juarez, 2017).
En este sentido, y entendiendo a las instituciones como aquellas reglas de juego ideadas por el hombre que
dan forma a la interacción humana (North, D. 2001), es posible encontrar algunos distritos que cuentan con
mayor variedad de mecanismos destinados a salvaguardar los derechos de los ciudadanos. De este modo,
hay distritos subnacionales en los que no hay organismos de ejecución y de control diferenciados; mientras
que en otras provincias existe más de un mecanismo para canalizar las necesidades de los ciudadanos.
Esto genera diferencias en la calidad del derecho que se brinda al interior del territorio nacional.
De acuerdo con el relevamiento preliminar realizado en el marco del proyecto de investigación GECOA, el
cuadro N° 4 muestra algunos mecanismos destinados a salvaguardar el derecho humano al agua potable.
Hay 12 provincias que no tienen un órgano de control sobre el servicio claramente definido. Y al menos 10
provincias no disponen de defensoría del pueblo. Tanto el órgano de control como la defensoría son
mecanismos claros para que un ciudadano bregue por su derecho humano al agua potable, al no tener esos
mecanismos, el ciudadano se encuentra en una situación de mayor desprotección en sus derechos vitales y
sin capacidad de gobernabilidad alguna sobre la provisión del servicio de agua.

Cuadro Nº 4: Mecanismos para canalizar los reclamos de servicio de agua potable


MECANISMOS DISPONIBLES
ENTIDAD DE
JURISDICCION CONTROL Y DEFENSOR DEL OTROS MECANISMOS OTROS
REGULACION DEL PUEBLO LOCALES MECANISMOS
SERVICIO
Defensor del pueblo
ÁREA
de la Nación.
METROPOLITANA ERAS
Defensoría del
BS AS
consumidor.
Defensoría del pueblo Defensoría del pueblo
BUENOS AIRES (PCIA) OCABA
de la Buenos Aires local18
CATAMARCA ENRE
Defensoría del Pueblo
APA
117

CHACO
de Chaco
CHUBUT Defensor del Pueblo OMRESP (TRELEW)
de Chubut

18
De acuerdo al sitio web de la Defensoría del Pueblo de la Nación, los partidos que cuentan con un defensor del Pueblo son: Avellaneda,
Escobar, General Pueyrredón, Ituzaingo, La Matanza, La Plata, Lanún, Morón, Pilar, Quilmes, y Vicente López.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

Defensor del Pueblo Defensoría del pueblo


CÓRDOBA ERSEP de la Provincia local 19
Córdoba
Defensoría del Pueblo Defensoría del pueblo
CORRIENTES de la provincia de local 20
Corrientes
ENTRE RÍOS Defensoría del Pueblo
de Paraná
Defensoría del Pueblo
FORMOSA de la provincia de
Formosa
Defensoría del Pueblo
JUJUY de la provincia de
Jujuy
LA PAMPA

Defensoría del Pueblo


LA RIOJA
EUCOP de la ciudad de
Chilecito
MENDOZA
EPAS
Defensoría del Pueblo
de la ciudad de
MISIONES Posadas
la Oficina Municipal de
Información Al
consumidor (OMIC),
ciudad de Posadas
Defensoría del Pueblo
NEUQUÉN de la ciudad de
EPAS NEUQUÉN Neuquén y de ciudad
del Centenario
EAMSEP (ZAPALA)
RÍO NEGRO Defensoría del Pueblo Defensoría del Pueblo
de la provincia de Río de la CIUDAD DE
Negro Bariloche

Defensoría del Pueblo


SALTA EN.RE.SP
de la ciudad de Salta
Defensoría del Pueblo
SAN JUÁN de la provincia de San
Juan
Defensoría del Pueblo
SAN LUÍS de la provincia de San
Luis
118

Defensoría del Pueblo


SANTA FÉ ENRE de la provincia de
Santa Fe

19
De acuerdo al sitio web de la Defensoría del Pueblo de la Nación, los Municipios que cuentan con esta institución son: Villa María, Río
Cuarto, Corral de Bustos, Villa Carlos Paz y Villa Nueva.
20
De acuerdo al sitio web de la Defensoría del Pueblo de la Nación, los Municipios que cuentan con esta institución son: ciudad de
Corrientes; Goya, Ituzaingó y Virasoro.
6 · LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA
EN ARGENTINA DESDE UN ANÁLISIS NORMATIVO

Defensoría del Pueblo Defensoría del Pueblo


de la provincia de de la ciudad de
Santiago del Estero Santiago del Estero;
SANTIAGO DEL Defensoría del Pueblo
ERSAC
ESTERO de la ciudad de La
Banda
Defensoría del Pueblo
de la ciudad de Frías
Asociación
Civil
“Defensa de
TIERRA DEL FUEGO Usuarios y
Consumidores”
(DEUCO)

Defensoría del Pueblo


TUCUMAN ERSEPT de la provincia de
Tucumán

Fuente: Elaboración propia en base a relevamientos del proyecto GECOA y la Plataforma del Agua (2018).

5. CONSIDERACIONES FINALES

La gestión del agua potable es clave para garantizar el acceso a un derecho humano clave para la vida y para
el desarrollo territorial. Los organismos, normativas, sistemas administrativos, entes de control y el rol de la
ciudadanía en estos sistemas jurídicos muestran la complejidad de pensar cómo mejorar la gobernabilidad
de este servicio público en Argentina.
Al analizar el sistema político-jurídico de las 24 provincias argentinas es posible entender que existen una
serie de problemáticas que deben ser trabajadas por los organismos públicos, los operadores de agua y la
ciudadanía, a saber:
» una gran fragmentación de las políticas y formas de gestión del acceso a agua potable al interior de
cada provincia y a nivel nacional,
» los mecanismos de coordinación interinstitucional intra e interprovinciales son escasos o nulos,
» hay escasos instrumentos administrativos, judiciales y extra-judiciales para accionar en forma
sistémica sobre el tema,
» las responsabilidades político-institucionales en algunas provincias es poco clara (en algunos
casos el órgano ejecutor y de control son el mismo), y
» la capacidad de intervención de la ciudadanía en la toma de decisiones es prácticamente nula y
119

tampoco hay mecanismos de información para la ciudadanía (hay información dispersa,


incompleta, difusa), entre otros problemas.
Este estudio posibilita comprender que no es un problema netamente de normativas, sino de concepción e
implementación de las políticas de acceso a agua potable en las provincias. El desafío es lograr visualizar la
complejidad, problematizarla y generar soluciones sistémicas para brindar acceso a agua potable en virtud
de una política de desarrollo territorial inclusivo sustentable.
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Aguilar, F. (2007): "El aporte de la Política Pública y de la nueva gestión pública a la gobernanza. Nuevos
mecanismos participativos y democracia: promesas y amenazas". En J. Font (ed). Publicado en Revista
del CLAD Reforma y Democracia. Nro. 39. Caracas.
Becerra, L., Bidinost, A. y Juarez, P. (2017): “Informe de Datos estadísticos e indicadores del Proyecto
GECOA”, Uso restringido, Buenos Aires.
Bijker, W. (1995): “Of Bicycles, Bakelites, and Bulbs. Toward a Theory of Sociotechnical Change”,
Cambridge y Londres, The MIT Press.
Calcagno, A., Mendiburo, N. y Novillo, M. (1999): “Informe sobre la gestión del agua en la República
Argentina”, Global Water Partnership.
Carenzo, S., Becerra, L. y Juarez, P. (2016): “Economía circular e innovación para el cambio social.
Algunas reflexiones para “no envasar vino nuevo en viejas odre”, XII Seminario Internacional PROCOAS,
Rosario, 14 a 16 de septiembre.
Ferro, G. (2001): “Participación del Sector Privado y Regulación en Agua y Saneamiento en Argentina.
Casos seleccionados”. Texto de Discusión N° 30. Centro de Estudios Económicos de la Regulación.
Universidad Argentina de la Empresa, Buenos Aires.
Fidyka, L (2004): "Mecanismos de participación ciudadana en el nuevo marco Constitucional argentino".
Trabajo presentado en VI seminario nacional de la Red de Centros Académicos para el Estudio de los
Gobiernos locales.
Juarez, P. (2015): “De la canilla comunitaria para el desarrollo inclusivo y sustentable. Aportes para la
gestión de los recursos hídricos en Argentina”. Revista Ciencia e Investigación, N°65 -vol. 3, Buenos
Aires (Argentina).
Juarez, P., Becerra, L., Ramella, S., Ayala, S., Avellaneda, N., De León, S., Bidinost, A., Ferreyra, I.,
Buenaventura, B. y Moreyra, A. (2016): Proyecto de investigación “Gestión de saberes y conocimientos
científico- tecnológicos para la resolución de problemáticas de agua en Argentina. Relevamiento,
sistematización y análisis de aprendizajes de gestión, tecnologías y normativas”, Instituto de Estudios
sobre la Ciencia y la Tecnología, Universidad Nacional de Quilmes, Bernal, Argentina.
Juarez, P., Becerra, L. y Bidinost, A. (2017): “Metodología de diseño de indicadores y perfiles estadísticos
para la toma de decisiones sobre Agua, Saneamiento y Desarrollo en Argentina”, Ed. Universidad
Nacional de Quilmes.
North, D. (1996): “Instituciones, cambio institucional y desempeño económico”. Fondo de Cultura
Económica, México.
Ramella, S. (2015): Presupuesto con Adjetivos: Un abordaje institucional de las experiencias de
Presupuesto Participativo en los gobiernos locales argentinos. Revista Estado y Políticas Públicas Nº 4.
120

Año 2015. ISSN 2310-550X pp 107-126.


Ramella, S. y Juarez, P. (2017): “Regulaciones e instituciones de acceso a agua potable en Argentina: el
desafío de garantizar un derecho humano”, XIII Congreso Nacional de Ciencias Políticas (SAAP), 2 al 5 de agosto,
UniversidadTorcuato DiTella, Ciudad Autónomade Buenos Aires.
Tecco, C. y López, S. (2003): “El papel de las instituciones formales e informales en la Gobernabilidad local”.
Trabajo presentado en el Segundo Congreso Argentino de Administración Pública. Sociedad, Gobierno y Administración.
Córdoba.
Thomas, H. (2008): “Estructuras cerradas vs. Procesos dinámicos: trayectorias y estilos de innovación y
cambio tecnológico”, en Thomas, Hernán y Buch, Alfonso (Coords.): Actos, actores y artefactos.
Sociología de la tecnología, Universidad de Quilmes, Bernal.
6 · LA GOBERNABILIDAD DEL SERVICIO DE AGUA
EN ARGENTINA DESDE UN ANÁLISIS NORMATIVO

Vercelli, A. y Thomas, H. (2008): “Repensando los bienes comunes: análisis socio-técnico sobre la
construcción y regulación de los bienes comunes”, scientiæzudia, São Paulo, v. 6, n. 3, p. 427-42. DOI:
10.1590/S1678-31662008000300010.

Sitios consultados:

» ADA: http://www.ada.gba.gov.ar/

» AFERAS: http://www.aferas.org.ar/sitio/index.php

» APLA: http://apla.gov.ar.vxct22007.avnam.net/

» DEFENSORIA DEL PUEBLO: http://www.defensorba.org.ar/institucional.php

» EPAS: http://www.epas.gov.ar/

» ERAS: http://www.eras.gov.ar/

» ERSEP: http://ersep.cba.gov.ar/

» ENRE: www.enre-catamarca.gov.ar

» Plataforma del Agua: www.plataformadelagua.org

» Programa SEDCERO: www.sedcero.org

» SAMEEP:http://www.sameep.gov.ar/

121
SEGUNDA PARTE
Sobre políticas, aprendizajes y tecnologías
122
A GRADECIMIENTOS

Este libro fue posible gracias a los aportes de cada uno de sus autores, de los cuales se destaca un fuerte
compromiso con los territorios de la región del Gran Chaco Americano. Sus contribuciones sobre estas
temáticas claves - Agua y Saneamiento - posibilitan comprender los procesos territoriales, la complejidad
de las intervenciones sociales y tecnológicas, y la necesidad de construir conocimientos adecuados para la
gestión estratégica del agua. Con este libro queremos valorizar y visibilizar los caminos ya recorridos por
diversos actores sociales, y potenciar sus aprendizajes y experiencias en pos del desarrollo inclusivo
sustentable.
Como publicación generada en el marco del Programa SEDCERO, queremos agradecer al colectivo de
organizaciones sociales, organismos públicos, universidades e institutos de investigación y desarrollo que
colaboraron en el proceso de compilación y edición de esta publicación, que como tal, marca el inicio de
una nueva etapa orientada a la gestión del conocimiento sobre agua y saneamiento para incidir en las
políticas públicas.
Por otro lado, queremos aprovechar para agradecer y reconocer el aporte que viene realizando el Instituto de
Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes y la Fundación Avina a
través del financiamiento de proyectos de investigación como La producción de tecnologías para el
desarrollo inclusivo y sustentable. Análisis socio-técnico de políticas públicas y estrategias institucionales
en Argentina (agua y saneamiento, agricultura sustentable, hábitat social y reciclaje posconsumo) (PICT Nº
1637-2015) y el proyecto Gestión de saberes y conocimientos científico-tecnológicos para la resolución de
problemáticas de agua en Argentina. Relevamiento, sistematización y análisis de aprendizajes de gestión,
123

tecnologías y normativas" (Proyecto GECOA) respectivamente, que permiten continuar trabajando estas
temáticas poco valoradas en el ámbito académico y tan necesarias para el desarrollo nacional y regional.
Finalmente, pero no por ello menos importante, queremos destacar el compromiso y la responsabilidad de
los ciudadanos, las comunidades y los actores sociales (públicos y privados) que todos los días, con mucho
esfuerzo y tiempo, buscan lograr garantizar el derecho humano al agua y saneamiento en nuestros
territorios. Para todos ellos, nuestro afectuoso abrazo y reconocimiento.
Programa SEDCERO

Correo electrónico: contacto@sedcero.org


Página web: www.sedcero.org

Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología


Universidad Nacional de Quilmes

Correo electrónico: iesct@unq.edu.ar


Página web: www.iesct.unq.edu.ar
124

Plataforma del Agua.


Una herramienta virtual para su gestión estratégica

Página web: www.plataformadelagua.org


Este libro presenta dos caras de una misma moneda:
la gestión social del agua y el saneamiento, y la
gestión del conocimiento sobre estas temáticas.
Ambos lados son clave para lograr una visión
estratégica del agua y saneamiento en la región
Sur-Sur.

Las iniciativas y las herramientas generadas en los


territorios, los aprendizajes y las capacidades
disponibles, son insumos que este libro busca
fortalecer para promover nuevas políticas y
propuestas que garanticen el derecho humano al
agua potable y saneamiento en términos de
desarrollo inclusivo sustentable.

Related Interests