You are on page 1of 10

12/1/2019 4.

La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK

Inicio Noticias Normativa Legislación Doctrina Jurisprudencia Artículos

Principal » Manual del Nuevo Plan General Contable 2007 » UNIDAD 2. El inmovilizado material » 4. La valoración del
Buscar
inmovilizado material
Shares

BOLETÍN GRATUITO

Seleccione el Boletín al que desea


suscribirse o darse de baja.

Contabilidad.tk

E-Mail *

Suscribirse Desuscribirse

REVISTA DE CONTABILIDAD Y
TRIBUTACIÓN
PGC Problemas Libros
2007 contables

4. La valoración del inmovilizado material


4.1. Valoración
De acuerdo con la norma 2, el inmovilizado se valorará al precio de adquisición o coste de
producción tanto inicialmente como con posterioridad, sin que en ningún momento se pueda
revalorizar, por lo que, dicho esto, las variaciones con respecto al PGC de 1990 en la mayoría de las
ocasiones van a ser mínimas. Si eres suscriptor de la Revista de
Contabilidad y Tributación, inicia tu sesión
El plan es continuista en cuanto a la de nición del precio de adquisición o coste de producción de los
aquí.
inmovilizados, señalando que estará formado por:

El importe facturado por el vendedor.

Todos los gastos directos e indirectos que se produzcan por la adquisición.

Descontando los descuentos y rebajas de toda clase.

Aranceles de importación.

Impuestos indirectos no recuperables de la Hacienda Pública.

Costes de desmantelamiento, retiro y restauración.

Costes directos e indirectos hasta su puesta en condiciones de funcionamiento, incluida la ubicación


para que pueda operar en las condiciones previstas.

Los intereses si el inmovilizado tiene un período de puesta en funcionamiento superior a un año.

Como siempre, se pueden considerar mayor importe del inmovilizado todos los gastos hasta que el
inmovilizado está en condiciones de funcionamiento. Este requisito es a consecuencia del principio
de correlación de ingresos y gastos, que si bien no se menciona, está implícito en el marco
conceptual. Hasta que el bien no está en condiciones de funcionamiento no puede producir ingresos,
por lo tanto, si no hay ingresos, no hay gastos, y todo lo pagado hasta que el bien está en
condiciones de funcionamiento debemos imputarlo como mayor valor de los activos, y se imputará a
gastos a través de la amortización.

Como novedades en relación a la regulación anterior, podemos señalar:

Tratamiento de los descuentos.

Tratamiento de los intereses.

Tratamiento de los costes de desmantelamiento.

4.1.1. Descuentos en el momento de adquisición


Se clari ca este punto, señalando que se incluyen todos los gastos adicionales hasta su puesta en
condiciones de funcionamiento, y se deducirá cualquier tipo de rebaja o descuento, incluyendo, por

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 1/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
lo tanto, los pronto pagos, por volumen… que se contabilizarán como menor valor del inmovilizado.

EJEMPLO 2

La sociedad «ATALAYA» compra una máquina por un importe de 1.000 euros al contado.
El proveedor nos concede un descuento por pronto pago de 100 y por motivos varios de
Shares 50.

Concepto Debe Haber


Maquinaria (213) 850  
Bancos, c/c vista (572)   850

4.1.2. Intereses en el precio de adquisición


Es una diferencia en una palabra que cambia el tratamiento de los intereses en relación al
inmovilizado. Se sustituye la expresión «se permite» del PGC de 1990 por la expresión «se incluirán»,
por lo que es obligatoria la activación de todos los gastos nancieros que se hayan devengado antes
de la puesta en condiciones de funcionamiento del activo.

En el PGC ha per lado este concepto de tal forma que es obligatorio la activación de los intereses
cuando el período de montaje excede de un año, sin que la empresa pueda optar por la activacion o
no. Si el período de montaje es inferior a un año, no se puede proceder a dicha agregación al valor
del inmovilizado sino que se debe tratar como gasto del ejercicio.

Al igual que en el PGC de 1990, se incluyen los intereses que hayan sido girados por el proveedor o
correspondan a préstamos u otro tipo de nanciación ajena, especí ca o genérica, directamente
atribuible a la adquisición, con el límite del valor razonable del bien.

Como diferencia con el PGC de 1990, tenemos la desaparición de la frase de que los intereses se
capitalizarán «Con el límite del valor razonable del inmovilizado material en el que se integran como
mayor valor». Esto implica que los intereses, un coste más, se integrarán totalmente dentro del valor
del inmovilizado, y si como consecuencia de ello, se supera el valor razonable, se tendrá que ver si es
necesario dotar una pérdida por deterioro o no (comparando el precio de adquisición con el valor en
uso o el valor razonable).

EJEMPLO 3

El 1 de enero del año 2007 compramos una máquina por importe de 100.000 euros,
pagadero a los siete meses a un tipo de interés del 12 por 100 anual nominal. El período
de montaje es de 11 meses. ¿Por cuánto gurará la maquinaria en el balance?

• PGC 1990

El importe pagado al vendedor es de 100.000 euros. Además, se han pagado 7.000 euros
de intereses procedentes de nanciación especí ca. De acuerdo con lo señalado en la
norma de valoración número 2 del PGC 1990, «… Se permite la inclusión de los gastos
nancieros en el precio de adquisición, siempre que se hayan devengado antes de la
puesta en condiciones de funcionamiento del activo y hayan sido girados por el
proveedor, …».

Por lo tanto, podemos elegir entre:

– Opción A: no activamos los intereses. Máquina: 100.000 euros.

– Opción B: activamos los intereses. Maquinaria: 107.000 euros.

• PGC 07

Señala: «… en los inmovilizados que necesiten un período de tiempo superior a un año


para estar en condiciones de uso, se incluirán en el precio de adquisición o coste de
producción los gastos nancieros…»

Como el período de montaje de nuestro inmovilizado es inferior al año, no se pueden


incorporar los intereses como mayor valor de la máquina, incluyendo su coste
únicamente el importe pagado al vendedor, o sea, los 100.000 euros.

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 2/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
Maquinaria: 100.000 euros.

4.1.3. Costes de desmantelamiento en el precio de adquisición


Quizás nos encontramos aquí con una de las novedades más importantes, la obligación de incluir el
valor actual de los gastos de desmantelamiento como mayor valor del inmovilizado. Supone en
Shares
principio una ruptura de la concepción tradicional del precio de adquisición, entendiendo por éste el
importe pagado.

Sin embargo, desde nuestro punto de vista, no es tal, sino una mayor información. Si pensamos en
términos de ujos de caja, cuando realizamos una inversión, ésta nos producirá entradas de efectivo
durante toda su vida útil, pero, ¿qué coste tienen esos ujos de caja? Pues por la inversión inicial una
salida en el momento de la puesta en marcha y otra salida de efectivo en el momento del
desmantelamiento. Pues bien, el valor del inmovilizado incluirá el coste actualizado de todos los
pagos, de la inversión necesaria para la obtención de los ingresos, se produzcan los pagos ahora o al
nal de la vida útil del bien.

Esta diferencia no va a afectar al resultado del ejercicio. El gasto coincide con el PGC de 1990 y con el
PGC 07 pero, en este último caso, todo el impacto en la cuenta de Pérdidas y ganancias va por la vía
de la amortización. Veamos las operaciones con un ejemplo:

EJEMPLO 4

La sociedad «Cheles» adquiere varios molinos de viento por un precio de 100.000 euros
al contado, con una vida útil estimada de 10 años. La comunidad autónoma donde
hemos realizado la instalación nos obliga a desmantelar los mismos al nal del período
de explotación con un coste estimado actualizado de 20.000 euros.

• PGC 1990

Concepto Debe Haber


Maquinaria (223) 100.000  
Bancos, c/c vista (572)   100.000

Anualmente, realizaremos la amortización del inmovilizado.

Concepto Debe Haber


Amortización del inmovilizado material (682) (100.000/10) 10.000  
Amortización acumulada del inmovilizado material (282)   10.000

La provisión para desmantelamiento se incluirá dentro del subgrupo 14 del PGC 1990.

Concepto Debe Haber


Reparaciones y conservación (622) 2.000  
Provisión desmantelamiento (143)   2.000

El inmovilizado gura en las cuentas anuales por 100.000 euros y, anualmente, se dota la
provisión por 2.000 euros, por lo que el endeudamiento aumentará en esta cantidad
anualmente. El gasto anual es de 12.000 euros.

• PGC 07

La adquisición del inmovilizado se registra por el importe pagado más la estimación


anual de los gastos de desmantelamiento.

Concepto Debe Haber


Maquinaria (213) 120.000  
Bancos, c/c vista (572)   100.000
Provisión por desmantelamiento, retiro o rehabilitación de inmovilizado
  20.000
(143)

Anualmente:

Concepto Debe Haber


Amortización del inmovilizado material (681) 12.000  
Amortización acumulada del inmovilizado material (281)   12.000

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 3/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
Observamos que el gasto anual es en ambos casos igual, 12.000 euros, pero con el
borrador, el valor del inmovilizado es mayor y también el importe del endeudamiento de
la empresa.

PGC 1990 PGC 07

Activo Pasivo Activo Pasivo

Shares Provisión
Maquinaria 100.000   Maquinaria 120.000
20.000

El compromiso de desmontaje se reconoce en las cuentas anuales desde el primer


momento.

Ahora bien, si se producen cambios en la estimación de los costes de desmantelamiento, se deberá


modi car el valor del inmovilizado, ya que se ha modi cado el coste de los ingresos producidos por
la instalación. No ocurre así con la imputación de los intereses, ya que anualmente deberemos
imputar como gasto nanciero la actualización del importe de la provisión e incrementar el importe
del endeudamiento.

EJEMPLO 5

Al comienzo del siguiente ejercicio, estimamos que los gastos nancieros del período
son de 100, y que los gastos de desmontaje subieron en 900.

Por la actualización nanciera del valor de la provisión de desmantelamiento:

Concepto Debe Haber


Gastos nancieros por actualización de provisiones (660) 100  
Provisión por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del inmovilizado
  100
(143)

En cuanto al cambio de la estimación de los gastos de desmantelamiento,


incrementaremos el importe de la provisión y, como señala la de nición de la cuenta,
con cargo al inmovilizado. «La cuenta 143 se abonará… al nacimiento de la obligación o
por cambios posteriores en su importe que supongan un incremento de la provisión,
con cargo, generalmente, a cuentas del subgrupo 21…»

Concepto Debe Haber


Maquinaria (213) 900  
Provisión por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del inmovilizado
  900
(143)

Lógicamente, este cambio en el valor del bien afectará a la amortización que, de acuerdo
con la norma 22, Cambios de criterios y estimaciones contables, se tratará de forma
prospectiva, es decir, hacia delante. Los cálculos serían:

Nuevo valor del inmovilizado (100.000 + 20.000 + 900) 1 120.900


Amortización acumulada 12.000 2
Valor neto 108.900
Vida útil restante 9 años
Nueva cuota (108.900/9) 12.100

Concepto Debe Haber


Amortización del inmovilizado material (681) 12.100  
Amortización acumulada del inmovilizado material (281)   12.100

1 Está compuesto por el valor inicial de la maquinaria, 100.000 euros, más el importe de
la provisión original, 20.000, más el importe de la revisión de la misma por los 900 euros.

2 Es la amortización de un año sobre el anterior valor.

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 4/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
Los problemas de orden práctico en este apartado pasan por la determinación del coste de
desmantelamiento, que realizaremos generalmente a muy largo plazo, y en la actualización, donde
debemos determinar un tipo de interés. Los cambios en las estimaciones pueden dar lugar a
modi caciones en el importe por el que gurará el activo en el balance. Pero estos problemas ya
existen en la actualidad cuando tenemos que dotar las provisiones por desmantelamiento, pero sus
estimaciones y cambios tienen una visibilidad menor en el balance, porque generalmente se explican
sus movimientos y estimaciones en la memoria.

4.1.3.1. Adaptación al PGC 07 por la provisión de desmantelamiento


Shares
Tal y como hemos comentado anteriormente, en la primera aplicación del PGC 07, deberán
registrarse todos los activos y pasivos cuyo reconocimiento exige el nuevo plan. Por lo tanto,
deberemos a orar el pasivo por la provisión por desmontaje e incrementar el valor del inmovilizado
por este nuevo pasivo reconocido.

Vamos a estudiar el asiento de ajuste a través de un ejemplo.

EJEMPLO 6

La sociedad «SOLARWING» estableció el 1 de enero del año 2007 una instalación de


molinos de viento con un coste de 1.000 euros , una vida útil de 10 años y con unos
costes de desmantelamiento jados en 200 euros. Prescindiendo de los aspectos
nancieros, ¿cuál será el asiento de adaptación al PGC 07?

Veamos las operaciones que realizaría la empresa con el nuevo plan y las que ha
realizado con el PGC de 1990 para ver las diferencias en los balances y en la cuenta de
Resultados.

• Por la adquisición de la máquina:

PGC 07
PGC 1990
Concepto Debe Haber
Concepto Debe Haber Maquinaria (213) 1.200  
Maquinaria (223) 1.000   Caja (570)   1.000
Caja (570)   1.000 Provisión por
  200
desmantelamiento (143)

Al cierre del ejercicio, debemos amortizar el bien en 10 años. Además, con el PGC de
1990 debemos dotar la correspondiente provisión.

• Por la amortización:

Por la amortización:

Concepto Debe Haber


Amortización inmovilizado Por la amortización:
100  
material (682)
AAIM (282)   100 Concepto Debe Haber

  Amortización inmovilizado
120  
material (681)
Concepto Debe Haber AAIM (281)   120

Otros servicios 20  
Provisión por
  20
desmantelamiento (143)

Observamos que el gasto coincide en las dos regulaciones, por lo que se mantiene la
«neutralidad scal». Veamos los efectos sobre el balance:

Activo Pasivo Activo Pasivo

Máquina 1.000 Provisión 20 Máquina 1.200 Provisión 200

    AAIM 100     AAIM 120

... ... ... ... ... ... ... ...

AJUSTE:

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 5/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
Concepto Debe Haber
Maquinaria (213) 200  
Provisión por desmantelamiento (143)   180
Amortización acumulada del inmovilizado material (281)   20

Como consecuencia del reconocimiento de la provisión, tenemos que incrementar el importe


del activo por el mismo importe. Por otro lado, si bien se podría realizar el asiento de ajuste
incrementando el importe de la máquina y la provisión por 180, consideramos que, para
re ejar mejor la imagen el de la empresa, debemos también modi car el importe de la
Shares maquinaria y de la amortización acumulada por el importe de las 20 correspondientes a la
dotación de la provisión del año 2007

4.2. Permutas
4.2.1. Introducción
En cuanto a la contabilización de las permutas, se rompe con la regulación que existía anteriormente,
pasándose a distinguir a partir del año 2008 dos tipos:

Permutas no comerciales. Son aquellas que tienen por objeto activos de la misma naturaleza y uso
para la empresa, y para aclarar este concepto, tenemos que volver a pensar en los ujos de caja. Los
ujos de caja originados por el nuevo bien son básicamente iguales que los originados por el antiguo.

Permutas comerciales. Son la novedad. Se suponen comerciales cuando cambia signi cativamente
el importe o la estructura de los ujos de caja originados por el nuevo bien, es decir, cambiamos un
bien por otro que no tienen nada que ver entre sí.

Observamos, por lo tanto, que la clave para determinar el carácter de una permuta está en los ujos
de caja originados por los nuevos bienes. Si el nuevo bien va a producir ujos de caja similares al
antiguo, la valoración será la del antiguo, porque el coste de esos ujos de caja ya estaba recogido en
el valor del bien. Ahora bien, si cambia la estructura de éstos, en la contabilidad debería aparecer el
coste de estos nuevos ujos, que no podrá ser el coste del bien entregado, sino el valor razonable del
bien entregado en el momento de la entrega.

El problema se traslada, pues, a la determinación de los ujos de caja –como corresponde a un plan
contable de carácter nanciero y no legal–. Para ver si varían los ujos de efectivo se comparará:

Plazo.

Importes actualizados.

Riesgos o probabilidades de obtención.

4.2.2. Contabilización de las permutas


En cuanto a la contabilización, siguiendo el anterior esquema, distinguimos:

Permutas no comerciales. La contabilización permanece básicamente igual que en el PGC de 1990,


es decir, el nuevo bien se recoge por el valor contable del bien entregado, recogiendo pérdidas, pero
en ningún caso bene cios. Los ujos de efectivo del nuevo bien serán similares a los del bien
entregado.

EJEMPLO 7

Una empresa con dos edi cios administrativos los permuta por uno solo donde
concentra sus o cinas centrales, ambos con similar vida útil y similar super cie.
Estimamos que el uso que se le va a dar al edi cio nuevo es igual al de los antiguos.
Consideramos:

El valor de mercado del PGC 07 es de 1.000 euros.

El precio de adquisición de los dos edi cios viejos es de 500 euros y su amortización
acumulada de 450 euros. En la operación no se entrega ningún efectivo.

(*) Prescindimos del valor del suelo para simpli car el ejemplo.

Partiendo de que el uso que se le va a dar al nuevo edi cio es el mismo que estábamos
dando al antiguo, y con similar vida útil, podemos clasi car la permuta como no
comercial, porque no cambian sustancialmente los ujos de efectivo, ni el
aprovechamiento del nuevo bien con respecto a los antiguos. Así, la contabilización será
exactamente igual con las reglas del PGC 07 que con las del PGC 90.ç

Concepto Debe Haber


Construcciones «nuevas» (211) 50  
Amortización acumulada inmovilizado material «viejo» (281) 450  

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 6/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
Construcciones «viejas» (211)   500

Permutas comerciales. Éstas suponen la novedad. Permiten el reconocimiento no sólo de pérdidas,


sino también de bene cios. Contabilizaremos el inmovilizado material recibido por el valor de
mercado del activo entregado, salvo que tengamos mejor evidencia del valor razonable del activo
recibido, y con el límite de este último. Las posibles diferencias irán directamente al resultado del
ejercicio. Como ya indicamos anteriormente, y volvemos a repetir, es necesario que los ujos de
efectivo del nuevo bien di eran sustancialmente de los del antiguo en con guración (riesgo, plazos e
Shares
importes) o bien di era el valor actual del efectivo.

Manteniendo el principio de prudencia –aunque no con carácter preferencial, como se ha indicado


en los anteriores artículos de esta serie–, existe una presunción en la cali cación de las permutas
como no comercial, con el objeto de evitar el reconocimiento del bene cio, cuando no pueda
obtenerse una estimación able del valor razonable de los elementos que intervienen en la
operación, cuando no se puedan determinar la estructura de los futuros ujos de efectivo o cuando
se permuten activos de la misma naturaleza o uso para la empresa.

EJEMPLO 8

La empresa «AHIGAL» tiene en su activo un terreno por un valor de 1.000 euros,


procedente de una operación para el cambio de sede que al nal no se realizó. Decide
permutar dicho terreno por una maquinaria con un valor razonable de 1.500 euros. En
la operación no hay ningún desembolso de efectivo por ninguna de las dos partes.

• PGC 1990

Independientemente de la naturaleza y condiciones de la permuta, según la Resolución


del ICAC sobre inmovilizado material, valoraremos el bien recibido por el valor neto
contable del bien entregado, con el límite del valor de mercado del inmovilizado recibido
si éste fuera menor.

Concepto Debe Haber


Maquinaria (223) 1.000  
Terrenos y bienes naturales (220)   1.000

• PGC 07

En primer lugar, antes de contabilizar nada, debemos analizar la operación, y determinar


qué tipo de permuta es. Los ujos de caja esperados del terreno di eren
sustancialmente de los ujos de la máquina, además de que su uso va a ser distinto
dentro de la empresa, por lo tanto, tiene la cali cación de permuta comercial.

Concepto Debe Haber


Maquinaria (213) 1.500  
Terrenos y bienes naturales (210)   1.000
Bene cio procedente del inmovilizado material (771)   500

Observamos, por lo tanto, que se produce una diferencia en la valoración del activo
recibido, que aparece por el valor razonable, y en el bene cio de la empresa.

Resumiendo, si los ujos de caja que vamos a recibir van a ser similares a los que recibíamos con el
bien entregado, no se ha producido ninguna variación con contenido económico, porque los
bene cios esperados del activo empresarial van a ser los mismos, por lo que no se produce ningún
cambio en la valoración de dichos activos. Si los ujos de efectivo van a ser distintos, se debe
proceder también a cambiar la composición y valoración de los activos con el objeto de re ejar mejor
la imagen el de la empresa.

A consecuencia de esta nueva regulación de las permutas, se altera tanto el valor de los activos de las
empresas como su cuenta de resultados, por lo que parece que se rompe el deseo de «neutralidad
scal» que siempre se mani esta en la adopción del PGC 07. Ahora bien, si repasamos la legislación
scal, en las permutas se produce la sustitución del valor contable por el valor de mercado, y hay que
tributar por la plusvalía puesta de mani esto como consecuencia de la operación. Por lo tanto, la
aplicación del borrador no implica mayor tributación, sino una simpli cación en las declaraciones
scales, porque desaparecen las diferencias entre contabilidad y scalidad por las permutas
comerciales.

4.3. Aportaciones no dinerarias


En la constitución de sociedad mediante aportaciones no dinerarias, disponemos en la actualidad de
una Resolución del ICAC que trata el tema y que en parte se mantiene. Tenemos que distinguir dos

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 7/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
puntos de vista, el de la sociedad receptora, donde estamos principalmente a lo dispuesto en las
leyes mercantiles, y el de la sociedad aportante, donde se aplican las normas de permutas.

4.3.1. Sociedad receptora


En cuanto a la sociedad receptora, rige el valor de la escritura, de tal forma que contabilizará el bien
recibido por el valor jado en la misma. Este valor jado en escritura coincidirá normalmente con el
valor razonable, ya que en caso contrario no se produciría la inscripción registral, como señala el
Reglamento del Registro Mercantil, que no procederá a la inscripción si el valor escriturado di ere en
más de un 20 por 100 del valor de la tasación.
Shares

Si el capital social apareciera sin ninguna duda por el importe escriturado, el importe de los bienes
recibidos deberá ir obligatoriamente por dicho valor, porque en caso contrario se produciría un
descuadre en el balance. No se produce ningún resultado en la operación.

4.3.2. Sociedad aportante


En este caso, el PGC 07 se remite a la norma de Instrumentos nancieros, donde se señala que las
acciones se valorarán inicialmente por el valor razonable de la contraprestación, por lo que daremos
de baja el bien aportado (a su coste) y daremos de alta las acciones (al valor razonable de la
contraprestación), por lo que para cuadrar el asiento, tendremos que recoger un bene cio o una
pérdida. El tratamiento es similar al de las permutas, porque ¿se va a producir una variación
sustancial en el plazo, importes y características de los ujos de caja? La respuesta es normalmente
que sí.

Cuando la empresa posee un bien, el uso normal es en el proceso productivo, produciéndose los
bene cios por tal uso, dependiendo los importes de la gestión de la empresa. Si aportamos ese bien
a otra sociedad, ya no manejamos la gestión de ese bien, sino que sólo somos accionistas. Por otra
parte, los ujos de caja que recibamos dependerán de la política de reparto de dividendo de la
sociedad y de los requerimientos legales. Con base en estas circunstancias, podemos concluir
diciendo que los ujos de caja que recibiremos del bien di eren sustancialmente de los que
podemos recibir de las acciones, por lo que aplicando las normas de las permutas, clasi caremos a
ésta como comercial y, por lo tanto, recogeremos los posibles bene cios que se produzcan en la
cuenta de resultados.

Mención especial requiere el hecho de que aportemos los bienes a otra sociedad del grupo, porque
aquí la respuesta a los interrogantes anteriores no será la misma. La clasi cación y la contabilización
dependerán de que se aporte un negocio o un bien que por sí mismo no supone un negocio. La
acciones recibidas se clasi carán obligatoriamente en la cartera 5, Inversiones en el patrimonio de
empresa del grupo, multigrupo o asociadas. Si la aportación es únicamente de un bien, la acciones
recibidas se contabilizarán al valor razonable de la contraprestación más los costes de la transacción,
recogiendo, por lo tanto, los correspondientes bene cios o pérdidas si procediese. Pero si lo que se
aporta es un negocio, se valorarán las acciones recibidas al valor contable de los elementos
patrimoniales que integren el negocio sin reconocer bene cios.

EJEMPLO 9

La sociedad «BALBOA» tiene en su activo un terreno que constituye un negocio con un


coste histórico de 5.000 euros. Acude con dicho bien a una ampliación no dineraria de la
sociedad «MEDELLÍN». El valor otorgado en la escritura de ampliación es de 20.000
euros. Contabilizar dicha operación bajo el punto de vista de ambas sociedades
considerando:

1. La participación alcanzada por la sociedad «BALBOA» en la sociedad «MEDELLÍN» otorga


poder de decisión.

2. La participación alcanzada por la sociedad «BALBOA» en la sociedad «MEDELLÍN» no es


signi cativa y no otorga poder de decisión.

• SOCIEDAD «MEDELLÍN» (Receptora)

Contabilizaremos los bienes recibidos por el valor de la escritura porque, en primer


lugar, en ningún momento es obligatorio conocer el valor por el que guran en la otra
sociedad y, además, porque hemos entregado acciones por ese importe.

Concepto Debe Haber


Terrenos y bienes naturales (210) 20.000  
Capital social (100)   20.000

• SOCIEDAD «BALBOA» (Aportante)

a) La aportación es a una empresa del grupo.

En este caso, el criterio contable contenido en el borrador coincide sustancialmente con


el criterio del PGC de 1990 y de la Resolución del ICAC sobre aportaciones no dinerarias,

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 8/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK
y determina la valoración de las acciones por el valor contable del bien entregado, sin
reconocer bene cios, pero sí pérdidas si procediesen. Con el PGC de 1990, el asiento
que se realiza a continuación se haría siempre, independientemente de la consideración
de grupo o no de la sociedad receptora.

Concepto Debe Haber


Participaciones a largo plazo en partes vinculadas (240) 5.000  
Terrenos y bienes naturales (210)   5.000

Shares b) La aportación no es a una empresa del grupo.

Ahora, como di eren los ujos de caja que recibiremos, se considera permuta comercial,
por lo que se reconocerá el correspondiente bene cio en la operación, quedando
valoradas las acciones recibidas al valor razonable del bien entregado, que normalmente
no diferirá sustancialmente del de mercado.

Concepto Debe Haber


Inversiones nancieras a largo plazo en instrumentos de patrimonio
20.000  
(250)
Terrenos y bienes naturales (210)   5.000
Bene cios procedentes del inmovilizado material (711)   15.000

Repitiendo lo señalado al tratar las permutas, el coste scal de esta operación es igual
que con al regulación de 1990 porque, aunque se reconozca un bene cio en la
contabilidad, la tributación coincide, porque se sustituye el valor contable por el valor de
mercado. Se simpli ca la determinación del resultado scal porque coincide con el
resultado contable.

4.4. La transición en operaciones de permuta y aportaciones


no dinerarias
No hay que realizar ningún ajuste por las aportaciones de permuta o aportaciones no dinerarias
realizadas con anterioridad a 1 de enero de 2008 porque, como señala la disposición transitoria
primera sobre la primera aplicación del PGC: «… se presumirá que las valoraciones existentes
conforme a los principios y normas vigentes en el último ejercicio cerrado antes de la entrada en
vigor de la Ley de Reformas Mercantiles, materia contable para su armonización internacional con
base en la normativa de la Unión Europea, son equivalentes a las incluidas en el presente PGC, salvo
las aplicadas a los instrumentos nancieros valorados por su valor razonable...».

‹ 3. Clasi cación del inmovilizado material subir 5. Las correcciones de valor.


Amortizaciones y provisiones ›

Páginas de interés Libros Gratis Blogs


Masters Libro de Fiscal e Impuestos Blog de ADE
Cursos Libro de Laboral Blog de CC.TT y RR.HH
Oposiciones Libro de Civil y Mercantil Blog de Derecho
Convenios Colectivos Libro de Marketing Blog de Historia
NormaCEF.- Bases de Datos Jurídicas Libro de Networking Blog de Informática
UDIMA - Universidad a Distancia de Libro de Matemáticas Financieras Blog de Ingeniería de Organización
Madrid Libro de Tests Psicotécnicos Industrial
Todostartups.com Libro de Gestión Sanitaria Blog de Periodismo
CLUSTER E-Business Blog de Psicología
Fundación HERGAR Blog de Turismo
Libros Gratis de Informática Blog de Criminología
Manual de Iniciación a Oracle Blog de Educación y TIC's
Curso de Introducción a Java
Manual de XML
Curso de Iniciación a C#

© 2019. Centro de Estudios Financieros contactar


 
Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos.
Administracíon de suscripciones a boletines AQUÍ

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 9/10
12/1/2019 4. La valoración del inmovilizado material | Contabilidad TK

https://www.contabilidadtk.es/la-valoracion-del-inmovilizado-material.html 10/10