You are on page 1of 61

MECANICA DE SUELOS “I”

BIBLIOGRAFÍA
BÁSICA

DAS, 2015
Braja M. Fundamentos de ingeniería geotécnica. 4o edición. México: Cengage
Learning,

LAMBE, 2014
T. William; WHITMAN; Robert V.. Mecánica de suelos. 2o edición. México:
Limusa,

CRESPO 2014
VILLALAZ, Carlos. Mecánica de suelos y cimentaciones. 6o edición. México:
Limusa,
COMPLEMENTARIA

JUÁREZ México: Limusa, BADILLO, 2008


Eulalio; RICO RODRIGUEZ, Alfonso. Mecánica de suelos: Tomos 1 al 3.

RICO terrestres; RODRIGUEZ, Carreteras, Alfonso; ferrocarriles DEL y


CASTILLO, aeropuertos. Hermilo. Volumen La II. ingeniería México: Limusa de
suelos Noriega, en las vías
2003

SOILTEST. paso para cada Ensayos ensayo. de Suelos Texto de Fundamentales


consulta práctica. para Materia la Construcción. Mecánica Procedimientos de
Suelos. s.e. España. paso a
s.f.

BIBLIOTECAS VIRTUALES
ORIGEN Y NATURALEZA DE LOS
SUELOS Introducción Terzaghi dice:
La mecánica de suelos es la aplicación de
las leyes de la mecánica y la hidráulica a
los problemas de ingeniería que tratan
con sedimentos y otras acumulaciones no
consolidadas de partículas sólidas,
producidas por la desintegración
mecánica o la descomposición química
de las rocas, independientemente de que
tengan o no materia orgánica.
La mecánica de suelos incluye: a)
Teorías sobre el comportamiento de los
suelos sujeto a cargas, basado en
simplificaciones necesarias dado el
estado actual de la teoría. b)
Investigación de las propiedades físicas
de los
suelos. c) Aplicación del
conocimiento teórico y
empírico de los problemas prácticos.
Los métodos de investigación de laboratorio figuran en la
rutina de la mecánica de suelos.
En los suelos se tiene no solo los problemas que se
presentan en el acero y concreto (módulo de elasticidad y
resistencia a la ruptura), y exagerados por la mayor
complejidad del material, sino otros como su tremenda
variabilidad y que los procesos naturales formadores de
suelos están fuera del control del ingeniero.
En la mecánica de suelos es importante el tratamiento de
las muestras (inalteradas – alteradas). La mecánica de
suelos desarrolló los sistemas de clasificación de suelos –
color, olor, texturas, distribución de tamaños, plasticidad
(A. Casagrande).
El muestreo y la clasificación de los suelos son dos
requisitos previos indispensables para la aplicación de la
mecánica de suelos a los problemas de diseño.
Problemas planteados por
el terreno en la ingeniería
civil.
En su trabajo práctico el ingeniero civil ha de
enfrentarse con muy diversos e importantes
problemas planteados por el terreno. Prácticamente
todas las estructuras de ingeniería civil, edificios,
puentes, carreteras, túneles, muros, torres, canales o
presas, deben cimentarse sobre la superficie de la
tierra o dentro de ella. Para que una estructura se
comporte satisfactoriamente debe poseer una
cimentación adecuada.
Cuando el terreno firme está próximo a la superficie,
una forma viable de transmitir al terreno las cargas
concentradas de los muros o pilares de un edificio es
mediante zapatas. Un sistema de zapatas se
denomina cimentación superficial. Cuando el terreno
firme no está próximo a la superficie, un sistema
habitual para transmitir el peso de una estructura al
terreno es mediante elementos verticales como
pilotes o caissons.
El suelo es el material de construcción más
abundante del mundo y en muchas zonas constituye,
de hecho, el único material disponible localmente.
Cuando el ingeniero emplea el suelo como material
de construcción debe seleccionar el tipo adecuado de
suelo, así como el método de colocación y, luego,
controlar su colocación en obra. Ejemplos de suelo
como material de construcción son las presas en
tierra, rellenos para urbanizaciones o vías. Otro
problema común es cuando la superficie del terreno
no es horizontal y existe una componente del peso
que tiende a provocar el deslizamiento del suelo. Si a
lo largo de una superficie potencial de
deslizamiento, los esfuerzos tangenciales debidos al
peso o cualquier otra causa (como agua de filtración,
peso de una estructura o de un terremoto) superan la
resistencia al corte del suelo, se produce el
deslizamiento de una parte del terreno.
Las otras estructuras muy ligadas a la
mecánica de suelos son aquellas construidas
bajo la superficie del terreno como las
alcantarillas y túneles, entre otros, y que está
sometida a las fuerzas que ejerce el suelo en
contacto con la misma. Las estructuras de
contención son otro problema a resolver con el
apoyo de la mecánica de suelo entre las más
comunes están los muros de gravedad, los
tablestacados, las pantallas ancladas y los muros
en tierra armada.
Historia de la mecánica de
suelos
En la dinastía Chou, 1000 A. C, se dan recomendaciones para
construir los caminos y puentes. El siglo XVII trae las primeras
contribuciones literarias sobre ingeniería de suelos y el siglo
XVIII marca el comienzo de la Ingeniería Civil, cuando la
ciencia se toma como fundamento del diseño estructural.
Vauban, 1687, ingeniero militar francés da reglas y fórmulas
empíricas para
construcción de muros de contención.
Bullet, 1691, (francés), presenta la primera teoría sobre
empuje de tierras y a ella contribuyen los franceses Couplet
(1726), Coulomb (1773), Rondelet (1802), Navier (1839),
Poncelet (1840) y Collin (1846). Más adelante el escocés
Rankine (1857) y el suizo Culman (1866).
En 1773, Coulomb (francés), relaciona la
resistencia al corte con la cohesión y fricción del
suelo. En 1857, Rankine (escocés), presenta su teoría
del empuje de tierras. En 1856, se presenta la "Ley
de Darcy" (Francia) y la “Ley de Stokes”
(Inglaterra), relacionadas con la permeabilidad del
suelo y la velocidad de caída de partículas sólidas en
fluidos.
Culman (1866) aplica gráficamente la teoría de
Coulomb a muros de contención. En 1871, Mohr
(Berlín) desarrolla el cálculo de esfuerzos (una
representación gráfica) en un punto del suelo dado.
1873, Bauman (Chicago) afirma que el área de la
zapata depende de la carga de la columna y
recomienda valores de carga en arcillas.
En
distribución estructurales 1885 Boussinesg de
sobre esfuerzos el terreno.
(Francia) y deformaciones presenta su por
teoría cargas de

En cascajo la granulometría 1890, para Hazen


filtros. (USA) para En mezclas mide 1906,
propiedades en Strahan vía.
(USA) de arenas estudia y

En contención investiga 1906, las Müler, en


cargas Alemania. experimenta en tuberías En
1908, enterradas.
modelos Warston de muros (USA), de
En Atterberg 1911, Atterberg para suelos
(Suecia), finos.
establece los límites de
En 1913, Fellenius (Suecia), desarrolla métodos
de muestreo y ensayos para conocer la resistencia al
corte de los suelos y otras propiedades. Además,
desarrolla el método sueco del círculo para calcular
la falla en suelos cohesivos.
En 1925, Terzagui, presenta en Viena el
tratado ERDBAUMECHANIK que hace de la
Mecánica de Suelos una rama autónoma de la
Ingeniería. El científico de Praga, Karl Terzagui,
es el padre de la Mecánica de Suelos.
En la Sede de Manizales cuando la entonces
Facultad de Ingeniería creada en 1948, hacia 1952 se
dictó por primera vez el curso de Mecánica de
Suelos por el Ingeniero Civil Julio Robledo Isaza
Ciclo de la roca.
Identificar ▪ Ígneas
las características de las rocas:


Metamórficas Sedimentarias

Identificar el proceso de formación de rocas.

Identificar el origen de los minerales.

Comprender cómo se forman las rocas fosilizadas.

Comprender conocer el pasado que el de estudio


la Tierra.
de los fósiles es una forma de

Comprender minerales las personas, y fósiles


emplean que los son desde procesos lentos miles
para de a la millones formación noción de de años.
tiempo de rocas, de
Una roca es un compuesto de minerales.
Y, a su vez, los minerales son compuestos químicos que
pueden tener distinta composición y propiedades físicas.
Roca ígnea

¿Qué es una roca?


Y, no todas las rocas son iguales.
Están las rocas:
- ígneas,
- sedimentarias
- metamórficas.
Roca sedimentaria
Roca metamórfica
La roca ígnea se forma cuando material rocoso fundido,
que llamamos magma, se enfría y se solidifica.
Se puede formar a varios niveles de profundidad en la
corteza y en la parte superior del manto.
Si se forma muy profundo el proceso dura miles de años,
las rocas se llaman plutónicas, como el granito. Se
denomina roca plutónica. Está al interior de grandes
montañas.
Si se forma a baja profundidad, por ejemplo, cuando
emerge magma en erupciones volcánicas, Roca plutónica
como el basalto. Se denomina roca
Rocas que se exhiben en el
Roca basáltica Museo La Plata.
Argentina
volcánica. Están el lecho oceánico.

¿Cómo se forma la roca ígnea?


¿Cómo se forma la roca
sedimentaria?
Rocas preexistentes son meteorizadas (se desintegran) y son
desplazados por el viento, la lluvia o el hielo glacial.
Los restos desplazados se acumulan y van formando capas
aproximadamente planas. Estos son llamados sedimentos, y
pueden convertirse en rocas por:
a) Compactación, ocurre debido al peso de las mismas capas de
sedimentos.
b) Cementación, cuando el agua con sustancias disueltas se filtra
en los sedimentos acumulados.
Otro procedimiento de formación de
Éstas se acumulan en
capas en la rocas sedimentarias es de carácter
superficie de la
Tierra. químico. La caliza es un tipo.
Las rocas sedimentarias son aproximadamente el 5% de la capa
de la corteza que cubre los primeros 16 km de profundidad, pero
son claves para conocer la historia del planeta Tierra.
Antracita

Formación de la roca
metamórfica
Su origen es muy diverso, puede provenir de una roca ígnea, una
sedimentaria e incluso de otra roca metamórfica. La roca de la
que proviene se denomina “roca madre”, la que experimenta una
transformación.
Para que una roca pase por el proceso del metamorfismo se
requiere condiciones que se dan en la profundidad de la corteza
o en la parte superior del manto:
- alta temperatura, pero tal que la roca madre no se funda.
- alta presión.
Las rocas metamórficas son comunes en los grandes cinturones
montañosos.
Pizarra
Caverna de mármol en el lago General Carrera. Aysén.
Chile.
Ciclo de la roca
↕ El magma que asciende se enfría y se
forman las rocas ígneas.
↕ La roca ígnea a través de procesos de
erosión, meteorización, y transporte, se convierte en sedimento.
↕ Otra parte de la roca ígnea, por presión
y calor se convierte en roca metamórfica.
↕ El sedimento se compacta y da
lugar a la roca sedimentaria.
↕ La roca sedimentaria, por
meteorización se vuelve a convertir en sedimento. Y por
calor y presión, otra parte se convierte en roca
metamórfica. ↕ La roca metamórfica se funde y se
integra al magma. Otra parte asciende convirtiéndose en
sedimento. ↕ Se vuelve al comienzo, y así
sucesivamente.
Las fases del ciclo de la roca, han existido desde que se formó la
Tierra, y en cada fase transcurren millones de años, pero son
simultáneas.
Es un proceso de reciclado permanente.
Su causa se explica con la tectónica de placas.
El ciclo de las rocas
Los procesos del modelado erosionan las rocas y originan depósitos de sedimentos en
las cuencas sedimentarias.
Se originan estratos de rocas sedimentarias a partir de los sedimentos acumulados.
6

Algunas rocas de cualquier tipo alcanzan zonas profundas y originan magmas.


1
2

Se forman rocas magmáticas a partir de magmas ascendentes.


3
5

Algunas de las rocas sedimentarias o metamórficas vuelven a la superficie y quedan


expuestas a los procesos del modelado.
4

Las fuerzas tectónicas actúan sobre las rocas sedimentarias; unas se deforman y otras
sufren metamorfismo.
Rocas metamórficas
Rocas sedimentarias deformadas
¿Hay diferencia entre una roca
y una piedra?
Los joyeros trabajan con piedras preciosas.
Para un geólogo, las piedras preciosas son minerales, por
lo tanto son un tipo de roca.
Algunas piedras preciosas son de carácter orgánico.
En una cantera hay piedras, que para un geólogo son
rocas sedimentaria en gran parte.
En estricto rigor, roca y piedra se refieren a lo mismo.
Sin embargo, para los geólogos la roca es casi un signo
de identidad, ellos no utilizan el término piedra.
Formación de minerales
Su formación corresponde, principalmente, a los ciclos de la roca:
Minerales de origen magmático: por enfriamiento del magma.
A medida que el magma se enfría, sobre el manto superior, se van
formando los cristales que dan origen a los minerales. En este
proceso concurren fenómenos químicos y físicos.
Si el proceso de enfriamiento es lento, da lugar a grandes cristales de
distinta forma y estructura atómica.
Minerales de origen metamórfico: por la presión y alta temperatura en
las rocas. Minerales de origen sedimentario: por erosión mecánica y
modificación química.
Un mineral está compuesto por átomos ordenados, en una formación
cristalina determinada. Hay alrededor de 4000 minerales, algunos son
puros y otros son compuestos.
Minerales 2
Minerales 1
Algunos minerales
Mineral Origen
Asbesto
Azufre
Diamante
Metamórfico
Sedimento
Cuarzo
Grafito
Metamórfico
Talco
Metamórfico Sedimento
Magmático
Asbesto
Azufre
Diamante
Cuarzo
Grafito
Talco
Diamante
Rocas fosilizadas
El estudio de los fósiles se denomina paleontología.
La formación de fósiles ocurre en alguna etapa del ciclo de la
roca.
Allí se “captura” material orgánico proveniente de la vegetación o de
algún ser vivo y queda al interior de lo que en el futuro será una roca.
¿Cualquier resto orgánico puede fosilizarse?
NO, para que ocurra deben darse ciertas circunstancias, y las
principales son dos:
• Un enterramiento muy rápido. Sepultación por lodo por ejemplo.
• Que el cuerpo orgánico posea partes duras. Las blandas se
descomponen con facilidad.
Con el estudio de fósiles se puede conocer parte del
pasado de la Tierra.
Un ser orgánico, planta o animal, queda atrapado en alguna
cavidad, y en forma rápida es cubierto por sedimentos o rocas.
El proceso es suficientemente rápido para que el ser orgánico no
alcance a ser presa de una descomposición que lo haría
desaparecer.

Formación de fósiles
Con el paso del tiempo, sedimentos van cubriendo la zona en
donde quedó atrapado el resto orgánico, y al cabo de miles de
años, la presión convierte al sedimento en roca sedimentaria, y
allí queda el resto orgánico, adherido en la roca.
En ocasiones el espacio del resto orgánico es sustituido por
cristales y minerales que adopta la forma del mismo.
Depósitos naturales del suelo
Los depósitos naturales se forman por la
acción de los procesos geomorfológicos y
climáticos, debido principalmente al medio
de transporte y a la meteorización. Los
distintos medios de sedimentación originan
una serie de depósitos cuyas características
están relacionadas con las condiciones de
formación de estos sedimentos. Así, la
clasificación de los materiales,
granulometría, forma y tamaño, dependen
del medio de transporte. Conociendo los
factores geomorfológicos y climáticos, es
posible prever la disposición y geometría
del depósito, propiedades físicas y otros
aspectos de interés.
En función de las relaciones
geológicas de los depósitos
naturales, estos se clasifican:
1-Depósitos coluviales. 2-Depósitos
aluviales. 3-Depósitos lacustres. 4-
Depósitos litorales. 5-Depósitos de
climas áridos y desérticos. 6-Depósitos
de climas tropicales. 7-Depósitos de
origen volcánico.
Depósitos coluviales: Son materiales
transportados por gravedad, la acción del hielo –
deshielo y, principalmente, por el agua. Su origen es
local, producto de la alteración in situ de las rocas y
posterior transporte como derrubios de ladera ó
depósitos de solifluxión. Frecuentemente están
asociados a masas inestables. Su composición
depende de la roca de la que proceden, estando
formados por fragmentos angulares y
heterométricos, generalmente de tamaño grueso,
englobados en una matriz limo arcillosa. Su espesor
suele ser escaso, aunque puede ser muy variable. La
resistencia de estos materiales es baja, sobre todo en
la zona de contacto con el sustrato rocoso, y cuando
se desarrollan altas presiones intersticiales como
consecuencia de lluvias intensas.
La columna tipo de un depósito coluvial es:
Depósito coluvial. Los fragmentos de roca angulares a subangulares de diversos tamaños caen sobre una
ladera por gravedad formando suelo, nótese que este poco espesor. depósito posee
Depósito coluvial. Se puede observar la granulometría diversa y la forma angular de los elementos
englobados en una matriz limo arcillosa
2-Depósitos aluviales: Son materiales transportados
y depositados por el agua. Su tamaño varía desde la
arcilla hasta las gravas gruesas, cantos y bloques.
Las facies más gruesas presentan bordes
redondeados. Se distribuyen en forma estratiforme,
con cierta clasificación, variando mucho su
densidad. Están muy desarrollados en los climas
templados, ocupando cauces y valles fluviales,
llanuras y abanicos aluviales, terrazas y paleocauces.
Son suelos muy anisotrópicos en su distribución, sus
propiedades están estrechamente relacionadas con la
granulometría. Su continuidad es irregular, pudiendo
tener altos contenidos en materia orgánica en
determinados medios. La permeabilidad depende de
la granulometría y generalmente presentan un nivel
freático alto. Los depósitos aluviales constituyen una
fuente de recursos de materiales de construcción,
sobre todo como áridos.
La columna tipo de un depósito aluvial es:
Depósito aluvial cubriendo una quebrada y parte del valle principal, se nota que los fragmentos de roca
subredondeada presentan formas alineadas (estratiformes) formando en la parte baja depósitos de caída
por erosión de las partes superiores.
Depósito aluvial. En la parte superior se observa que los fragmentos de roca redondeada a subredondeada
tienen una matriz principalmente compuesta por lodo.
3-Depósitos lacustres: En general son
sedimentos de grano fino, predominando
los limos y las arcillas. El contenido de
materia orgánica puede ser muy alto, sobre
todo en zonas pantanosas. Frecuentemente
presentan estructuras laminadas en niveles
muy finos. En condiciones de agua salada
se forman precipitados de sales. Las
principales propiedades están en relación a
su alto contenido en materia orgánica,
siendo en general suelos muy blandos.
También se pueden encontrar arcillas
asociadas a estos suelos.
La columna tipo de un depósito lacustre es:
4-Depósitos litorales: Son materiales formados
en la zona intermareal por la acción mixta de
ambientes continentales y marinos, influyendo
en este caso las corrientes fluviales, el oleaje y
las mareas. Predominan las arenas finas y los
limos, pudiendo contener abundante materia
orgánica y carbonatos. Los sedimentos más
finos, los fangos y la materia orgánica son
característicos de las zonas de delta y estuario.
En general, la consistencia de materiales es
blanda a muy blanda y muy anisotrópica.
Pueden presentar encostramientos, pero la
característica principal es su alta
compresibilidad. Otro tipo de depósitos
característicos de las zonas litorales son las
dunas, con carácter inestable debido a su
movilidad.
La columna tipo de un depósito litoral es:
Depósitos litorales de estuario (centro de la imagen) entre depósitos de origen fluvial. La presencia de
material fino (limo y arena fina) y laminaciones delgadas finas es predominante en este tipo de
sedimentos.
Depósitos fluviales (parte inferior, color gris claro) y depósitos aluviales (parte superior, colo beige).
5-Depósitos de climas áridos y desérticos: Los
ambientes áridos tienen una serie de implicaciones
medioambientales, como la desecación profunda, la
acumulación de sales y la alta movilidad de los
sedimentos con el viento, los cuales condicionan las
propiedades de estos suelos, entre las que destacan:
Muy bajo contenido de humedad, dando lugar a
suelos no
saturados, con succiones relativamente altas.
Bajo contenido en materia orgánica, por lo que los
suelos
áridos resultan pobres para fines agrícolas.
Desarrollo de una costra rica en sales; la pérdida de
humedad por evaporación en la superficie produce
cementaciones por precipitación de sales. Muchos
suelos áridos tienen un origen eólico, resultando un
suelo mal graduado, con una estructura muy suelta.
Características de los depósitos de climas áridos y
desérticos.
6-Depósitos de climas tropicales Las condiciones
climáticas en regiones tropicales con alta humedad y
altas temperaturas determinan una intensa
meteorización química, originando suelos residuales
muy desarrollados. Su composición mineralógica, su
fábrica y las condiciones geoquímicas del medio
controlan el comportamiento geotécnico de estos
suelos. Cuando se precipitan altos contenidos de
hierro y aluminio se forman lateritas. Si las
condiciones de drenaje son deficientes pueden
formarse los denominados suelos negros, ricos en
esmectitas. Si el drenaje es alto se forman las arcillas
rojas, ricas en haloysitas.
En los suelos tropicales son frecuentes los
encostramientos, con mejores propiedades
geotécnicas en superficie que en profundidad.
Tienden a formar agregaciones de partículas de
arcilla de tamaño de limo y arena, dando resultados
en los análisis granulométricos y de plasticidad que
no corresponden a su naturaleza arcillosa; son
altamente sensibles a la desecación. Los tipos de
suelos más representativos son los siguientes:
Zonas de ladera y de montaña: formación de suelos
rojos. Suelos ricos en haloysitas en condiciones de
buen drenaje. Cambios de propiedades geotécnicas
son la desecación y la agregación de partículas.
En zonas bajas y llanuras: formación de suelos
negros. Predominio de las esmectitas. Problemas de
Expansividad y mal drenaje. Suelos encostrados:
Presentan un buen comportamiento geotécnico. En
función del tipo de mineral predominante se forman
lateritas (Al), ferricritas (Fe), silcritas (Si), o
calcritas (Ca).
La columna tipo de un depósito de clima tropical es:
7-Depósitos de origen volcánico: Los suelos volcánicos
pueden ser residuales por alteración de los materiales
infrayacentes, resultando depósitos limo-arenosos y arcillas,
y transportados como productos de las emisiones volcánicas
dando acumulaciones de piroclastos, de tipo lacustre o
aluvial cuando son transportados por el agua. Los minerales
procedentes de las rocas volcánicas son altamente inestables
frente a la meteorización, transformándose rápidamente en
productos de alteración y arcillas, abundando las haloysitas,
las alófanas (estructura amorfa) y las esmectitas. El
predominio de alguno de estos minerales depende de las
condiciones de drenaje y geoquímica del medio. Las arcillas
volcánicas tienen a formar fábricas oolíticas y agregaciones
de arcilla, dando granulometrías y plasticidades
correspondientes a suelos de mayor tamaño. Los suelos
esmectíticos son expansivos, con altas plasticidades. Los
suelos residuales pueden ser muy susceptibles,
comportándose de forma muy inestable frente a rápidos
aumentos de la presión intersticial, o cargas cíclicas por
terremotos, en cuyo caso se pueden producir deslizamientos
y flujos de tierras.
Otro grupo importante de suelos volcánicos lo
forman los depósitos de piroclastos. Están formados
por partículas de tamaños variables, desde cenizas
(menos de 2 mm) hasta lapilli (2 mm – 64 mm), o
fragmentos de mayor tamaño. Se acumulan, en capas
estratiformes, según sea la dirección del viento, o
dirección de la nube ceniza o colada de piroclastos.
Forman estructuras esponjosas de muy baja densidad
y alta porosidad. Cuando las cenizas se consolidan o
cementan se forman tobas blandas, muy alterables y
colapsables frente a cargas relativamente bajas. Si
los piroclastos están aún fundidos en el momento de
su sedimentación, se aglomeran formando una toba
compacta.
Si durante la depositación y enfriamiento se
desarrollan fuertes uniones entre las partículas de
estos depósitos por soldamiento o compactación de
los productos vítreos, su resistencia aumenta.
Cuando una colada de lava, aún incandescente,
cubre a uno de estos depósitos piroclásticos, o bien a
suelos residuales, se produce la rubefacción de su
superficie, originando un suelo rojo compacto
denominado almagre.
En las regiones volcánicas se puede formar
depósitos lacustres, en cuya composición abundan
las esmectitas, la materia orgánica y los restos
biogénicos.
Depósito volcánico - sedimentario.
Depósito volcánico - sedimentario.
Depósito volcánico - sedimentario.
• La textura se relaciona con su aspecto o “tacto” y depende del
tamaño relativo y las formas de las partículas que lo constituyen.
También es función de los rangos de distribución de los distintos
tamaños.
S ue los de Grano Grue s o S ue los de Grano Fino
Grava Are na Limo Arc illa
0 . 0 7 5 mm (US CS )

Tamaño de las partículas del


suelo.
Análisis por tamizado
Análisis con hidrómetro
Textura de los Suelos
Granular
Mas ivo
Pris mát ico
Tabular
Columnar

Tamaño de las partículas del suelo.


S ue lt o En bloque s
Tipo de S ue lo Gravas, Are nas Limos Arc illas
Granulome t ría
Grano grue s o. Los granos individuale s pue de n s e r dist inguidos a ojo
Grano f ino. No se Grano pue de n dis t inguir
los granos a simple vist a
f ino. No se pue de n dis t inguir los granos a simple vist a
Caract e rís t icas N o plás t ic os . Granulare s
N o plás t icos . Granulare s
Plást icos
Ef e ct o de l agua e n s u c omport amie nt o inge nie ril
Re lat ivame nt e poc o import ant e c on la e xc e pc ión de s ue los granulare s sat urados no c ohe s ivos y c
uando e s t án some t idos a c argas dinámicas
I mport ant e Muy import ant e
Ef e ct o de la dis t ribuc ión granulome t rica e n e l comport amie nt o inge nie ril
I mport ant e
Re lat ivame nt e
Re lat ivame nt e poc o import ant e
poc o import ant e

Características
Holtz y Kovacs (1981)
Forma de los Granos
Es un parámetro importante en suelos granulares Partículas
angulares → mayor coeficiente de rozamiento Partículas
redondeadas → menor rozamiento Recordar que las partículas
de arcilla son tabulares
Superficie Específica
Es la relación existente entre el área que ocupa una
partícula y su volumen.
Cuanto menor es el tamaño de una partícula, mayor
es la superficie específica.
Dividiendo la superficie específica por la densidad
obtenemos la superficie de la partícula por unidad de
masa.
En general, debemos esperar mayores contenidos de
humedad en suelos con gran superficie específica
que en otros en los que este parámetro sea pequeño
ARCI LLA
mm
pulgadas

Granulometría
GRAVA
AREN A
LI MO
Minerales de arcilla.
Los minerales arcillosos son formados
principalmente por la meteorización química de
las rocas, es decir que estos minerales son
producto de la alteración de minerales
preexistentes en la roca. Estos minerales son tan
diminutos que sólo pueden ser vistos utilizando
un microscopio electrónico. Los principales
elementos químicos constituyentes de estos
minerales son átomos de: silicio, aluminio,
hierro, magnesio, hidrógeno y oxígeno. Estos
elementos atómicos se combinan formando
estructuras atómicas básicas, que combinándose
entre si forman láminas, la que al agruparse
forman estructuras laminares que finalmente al
unirse por medio de un enlace forman un
mineral de arcilla.
Estructuras atómicas básicas de los minerales de arcilla
(Whitlow, 1994). (a) Unidad tetraédrica. (b) Unidad octaédrica.
La Figura anterior de muestra las dos unidades
estructurales básicas de los minerales de arcilla, que
son: la unidad tetraédrica constituida por un ión de
silicio rodeado por cuatro átomos de oxígeno (Figura
a) y la unidad octaédrica formada por un ión central
de aluminio o magnesio rodeado por seis iones de
oxidrilo (Figura b). En ambos casos el metal con
valencia positiva está situado en el interior, mientras
que los iones no metálicos con valencia negativa
forman el exterior.
Las estructuras laminares mostradas en la siguiente figura
se forman cuando varias unidades atómicas básicas se
enlazan covalentemente mediante los iones de oxígeno u
oxidrilo. Entre las estructuras laminares se tiene la lámina
tetraédrica y octaédrica.
Láminas formadas por estructuras atómicas básicas (Whitlow, 1994). (a)
Lámina de sílice. (b) Lámina de gibsita. (c) Lámina de brucita.
En la Figura a se muestra una lámina tetraédrica
llamada sílice, que está formada por tetraedros
enlazados que comparten dos átomos de
oxígeno, la forma simbólica de representar esta
lámina es por medio de un trapecio. La Figura b
muestra una lámina octaédrica formada por
octaedros de aluminio enlazados que forman
una estructura dioctaédrica llamada alumina o
gibsita, simbólicamente está representada por un
rectángulo con letra G. La lámina de la Figura c,
corresponde a una lámina formada por octaedros
de magnesio que forman una estructura
trioctaédrica llamada brucita, simbólicamente
está representada por un rectángulo con letra B.
La abundante variedad de minerales de arcilla, está
bastante relacionada a la estructura de los minerales,
por lo que se pueden identificar a cuatro grupos de
minerales arcillosos que son: Grupo de la caolinita.-
La caolinita (Al4Si4O10(OH)8) es el principal
constituyente del caolín y las arcillas para porcelana.
Las caolinitas son producto de la meteorización del
feldespato ortoclasa proveniente del granito y
comúnmente se encuentran en suelos compuestos de
sedimento. La caolinita se presenta en hojuelas
hexagonales de tamaño pequeño, su estructura
consiste en una distribución de dos láminas de sílice
y gibsita fuertemente enlazadas (Figura a). Algunos
minerales de arcilla que pertenecen a este grupo son:
la dickita que tiene la misma composición de la
caolinita pero con un orden diferente en sus láminas
y la halosita que generalmente aparece en algunos
suelos tropicales, cuyas láminas en forma tubular
están enlazadas por moléculas de agua (Figura b).
Puente de hidrógeno
Grupo de la ilita.- La ilita es el resultado de la
meteorización de las micas, es similar en
muchos aspectos a la mica blanca pero tiene
menos potasio y más agua en su composición.
Se presenta en forma de hojuelas y su estructura
consiste en arreglos de tres láminas de gibsita
con los iones de K proporcionando el enlace
entre láminas adyacentes de sílice como muestra
la Figura c. Debido a que el enlace es más débil
que el de la caolinita sus partículas son más
pequeñas y delgadas.
Grupo de la montmorilonita.- La montmorilonita es el
constituyente principal de la bentonita y otras variedades
similares de arcilla. Las montmorilonitas suelen ser el
resultado de la meteorización del feldespato plaglioclasa
en los depósitos de ceniza volcánica. Su estructura
fundamental consiste de distribuciones de tres láminas,
cuya lámina octaédrica intermedia es casi siempre gibsita
o en otro caso brucita. Diversos enlaces metálicos además
del potasio (K) forman enlaces débiles entre las láminas
como muestra la Figura d. Una característica particular
del los minerales del grupo de la montmorilonita es su
considerable aumento de volumen al absorber partículas
de agua.
Grupo de la vermiculita.- Este grupo contiene
productos de la meteorización de la biotita y la
clorita. La estructura de la vermiculita es similar a la
montmorilonita, excepto que los cationes que
proporcionan los enlaces entre láminas son
predominantemente Mg, acompañados por algunas
moléculas de agua como muestra la Figura e.
Gracias.....