You are on page 1of 14

1.

Introducción

Un problema importante dentro del ámbito de los hábitos lectores se encuentra en los
miles de personas con cultura, especialmente en los jóvenes que no tienen interés por leer;
que han leído muchos libros en su vida, pero que no se ha conseguido que la lectura sea
atractiva para ellos.

Se intenta a través de este trabajo incentivar en las y los jóvenes universitarios el deseo
vivo por experimentar nuevos conocimientos por medio de la lectura y así desarrollar
destrezas que facilite su pensamiento crítico, reflexivo, analítico y creativo a través de
actividades secuénciales conforme a los tipos de lectura, con el apoyo de los docentes,
autoridades de la Unidad Educativa Rafael Vasconez Gómez, en lo referente a
capacitaciones y actualización profesional ya que la lectura constituye una herramienta
esencial del aprendizaje.

En la sociedad actual la mayoría de estudiantes se desenvuelven en condiciones


económicas un poco escasas lo que da como resultado que no dispongan en sus hogares
del tiempo necesario y los bienes materiales adecuados de información.

Hay que tener en cuenta que lectura despierta la imaginación, la creatividad, fortalece la
capacidad verbal, estimula la inteligencia, mejora la concentración, fomenta los valores,
eleva la autoestima, beneficia el rendimiento académico, permite desarrollar el
pensamiento, pero el desinterés por la lectura ha provocado que los estudiantes
universitarios no posean un nivel de criticidad sobre aspectos académicos y profesionales.

En la actualidad los jóvenes consideran que deben leer solo lo que para ellos es
importante, porque desde los niveles de educación básica no se ha fomentado una cultura
lectora y por ende una escasa comprensión e interpretación de la misma.
2. Objetivos

2.1.Objetivo General

 Analizar el hábito de la lectura que tienen los jóvenes mediante información


bibliográfica para establecer criterios con base teórica.

2.2.Objetivos Específicos

 Determinar la definición de términos relacionados a la temática.


 Establecer las causas que ocasionan la pérdida del hábito de la lectura en los
jóvenes.
 Plantear conclusiones en base a la investigación realizada.
3. Desarrollo del contenido

3.1.Definición de la lectura

La lectura es importante porque constituye un magnifico medio de recreación, ya


que el rendimiento escolar depende en gran parte de la capacidad lectora de los
estudiantes y además la lectura es enriquecedor, apasionante y placentero para
ejercer la capacidad de fantasear, soñar, y fabular libremente. La lectura es un
pilar fundamental; ya que el rendimiento escolar depende en gran parte de la
capacidad lectora de los estudiantes y es totalmente necesaria para aprender.
(Toapanta, 2009, pág. 29).

Para obtener la mejor experiencia de leer estos autores nos dan a entender que
debemos buscar un momento y lugar adecuado para extraer todo lo que el libro
nos quiere dejar en nuestra vida. La lectura es un momento especial en el tiempo
que reúne un lector particular con un texto particular, además de ser un ejercicio
de muchas facultades y genera en los lectores la imaginación y creatividad.

3.2.Importancia de la lectura.

La lectura es importante para el desarrollo intelectual de la persona, pues si se


practica en forma constante, mejora el manejo de las reglas de ortografía y
gramaticales, lo que permite un mejor uso del lenguaje y la escritura.

Además, se desarrolla a la lectura como ninguna otra actividad, la imaginación y


la creatividad, además de ser una incomparable fuente de cultura que aumenta la
capacidad de memoria y de concentración. La lectura, en sí misma, es un ejercicio
de reflexión de alto nivel. (Gutiérrez, 2001)

3.3.Tipos de lectura

3.3.1. Lectura crítica


La lectura crítica es una disposición, un acto donde el lector desea saber a
profundidad lo que dice el texto y que cuando se hace este tipo de lectura se
debe considerar explicaciones alternativas y a no dar nada por sentado cuando
podría ser razonable ponerlo en duda.

La lectura crítica es una disposición, una inclinación de la persona a tratar de


llegar al sentido profundo del texto, a las ideas subyacentes, a los fundamentos
y razonamientos y a la ideología implícita, para considerar explicaciones
alternativas y a no dar nada por sentado cuando podría ser razonable ponerlo
en duda. (Cassany, 2006)

Este tipo de lectura capacidad del individuo para la reconstrucción del


significado, intencionalidades e ideologías implícitas en los discursos, acceder
a la diversidad de textos producidos por otros y también para producir otros
nuevos, de modo que, como ciudadano, pueda encontrar un espacio de
participación con plena autonomía en la sociedad del conocimiento

3.3.2. Lectura comprensiva.

La lectura comprensiva tiene por objeto la interpretación y comprensión


critica del texto en donde el lector no es un ente pasivo, sino activo en el
proceso de la lectura, es decir que descodifica el mensaje, lo interroga, lo
analiza, lo critica.
La lectura comprensiva se concibe, actualmente, como un proceso a través del
cual el lector elabora un significado en su interacción con el texto. (Luetich,
2002)

3.4.Niveles de comprensión.

A nivel de comprensión de lectura existen niveles los mismos que están


diferenciados de acuerdo a la estructura:

3.4.1. Comprensión primaria


Es la comprensión de los "átomos" de sentido, de las afirmaciones simples.
¿Qué dice esta oración? En este nivel suele generar dificultades la falta de
vocabulario. Simplemente no sabemos qué dice porque no sabemos el sentido
de la/s palabra/s que emplea el autor. Esto se soluciona fácilmente recurriendo
al diccionario.

3.4.2. Comprensión secundaria.

Es la comprensión de los ejes argumentativos del autor, de sus afirmaciones


principales, de sus fundamentos y de cómo se conectan las ideas. ¿Qué quiere
decir el autor? En este nivel los fracasos pueden tener por causa la no distinción
entre lo principal y lo secundario. Es muy común que el lector se quede con el
ejemplo y olvide la afirmación de carácter universal a la que éste venía a
ejemplificar. También dificulta la comprensión secundaria la falta de agilidad en
el pensamiento lógico.

3.4.3. Comprensión profunda.

Es la comprensión que supera el texto, llegando a captar las implicancias que el


mismo tiene respecto del contexto en que fue escrito, del contexto en que es
leído, y respecto de lo que "verdaderamente es" y/o de lo que "debe ser". ¿Qué
más dice el texto? ¿Son correctas sus afirmaciones? Esta comprensión implica
un conocimiento previo más vasto por parte del lector

3.5.Lectura analítica

Los estudiantes pueden necesitar aprender este estilo para clases, pero otras
personas, desde actores hasta abogados, pueden beneficiarse también de las
habilidades de lectura analítica. Entonces, según los autores citados dicen que la
lectura analítica es saber leer con una clase de retención del concepto fundamental
del texto, es tener la idea bien clara a lo que quiere llegar con este tipo de lectura.

3.6.Lectura de estudio.

Lectura de estudio permite que el estudiante utilice la lectura como herramienta


para adquirir nuevos conocimientos. La lectura de estudio no es exclusiva de la
clase de lenguaje, los maestros de todas las áreas deben reforzar el dominio de
estas destrezas, pues buscan afianzar el conocimiento que se consigue a través de
la lectura. (Zamora, 2012).
Es el tipo de lectura más lento que se pueda implementar; no obstante, ha de serlo
suficientemente rápida para evitar que el flujo de información le obligue de esta
manera a perder la concentración en el texto.

3.7.Lectura connotativa

Este tipo de lectura nos conduce a la búsqueda del significado indirecto, sugerido
a veces por algunas expresiones del autor, que según la Unesco no parecen
fundamentales, pero que encierran su intención y los principios en que él se apoya.
La connotación no está formulada lingüísticamente pero se desprende de la
estructura del texto, de las argumentaciones, conclusiones, opiniones y
acotaciones. (UNESCO, 2013)

3.8.Lectura fonológica.

Este tipo de lectura permite que el estudiante realice una lectura oral, fluida, clara,
entonada y expresiva como menciona.

La lectura fonológica permite que el estudiante realice una lectura oral, fluida,
clara, entonada y expresiva, en la práctica se aconseja al maestro elegir textos
cortos y adecuados no solo a la capacidad lectora en desarrollo del estudiante, sino
a sus intereses. (Ramirez, 2010).

3.9.Lectura de recreación
Se lee recreativamente cuando se desea pasar el rato, por puro placer o para
satisfacer curiosidades. Se aplica esta lectura cuando leemos, por ejemplo, textos
como los siguientes: Historietas, novelas, fotonovelas, chistes, cuentos, etc. Con
este tipo de lectura, se puede encontrar simplemente datos aislados. (León, 2010)

La lectura de recreación más que un tipo de lectura en sí cumple con una finalidad
de extrapolación lectora y de ejercicio lúdico, de utilidad estudiantil.
3.10. Procesos en la lectura.

La comprensión no depende únicamente de los conocimientos generales que se


tienen previamente, el lector competente utiliza también una serie de
conocimientos específicos que hacen más eficiente la lectura. Veamos algunos de
ellos: el conocimiento sobre la organización del texto: oraciones, párrafos,
secciones, etc., ayuda al lector. No se trata de un conocimiento explícito sino del
uso práctico del mismo para llevar a efecto la tarea de la lectura. Igualmente, el
lector competente utiliza información relacionada con el encabezamiento,
epígrafes, numeración de títulos y subtítulos para organizarse mentalmente el
contenido del texto mediante los aspectos formales del mismo. También saca
información del tipo de fuente: cursiva, negrita, y otros, así como de los
indicadores textuales deposición (en primer lugar, en segundo lugar, a
continuación).

3.11. ¿Cómo se fortalecen los hábitos de lectura en los jovenes?

Cuando se propone que el niño adquiera algunos aprendizajes y que estas


evoluciones se convierten en hábitos, se hace un planteamiento propio para la
adquisición de automatismos.

Que quiere decir; es cuando a los estudiantes se les dan acciones que estén
vinculados al aprendizaje espontáneo, y por otro lado el adulto no debe resolverle
la tarea, sino solo supervisarlo y asesorarlo, o sea ser un guía. El análisis, se
entiende que el hábito de lectura se puede fortalecer de una manera sistemática o
asistemática. Sistemática es cuando en el lugar se establece un calendario y
horario específicos para fortalecer la lectura y asistemática no requiere de un
sistema se puede realizar en el hogar tomando en cuenta los documentos
adecuados a la edad del estudiante, y el interés que le de leer dichos documentos.
(Zamora, 2012).
3.12. Malos hábitos en la lectura.

A los jóvenes desde muy temprana edad se les debe inculcar los hábitos de lectura
ofreciéndoles las ventajas que conlleva tener dicho hábito, que no solo les sirva
para tener conocimientos de las cosas, sino que le servirá para realizar las tareas
escolares.

A temprana edad debe encontrar agrado, placer y entretención al leer


incorporándole temas adecuados a su edad, para que tengan interés en 30 aprender
más. Se le debe incitar al escolar a que disfrute un libro, no importando desde que
punto de vista le resulte interesante. Cuando el joven escoge sus lecturas
mostrarán sus inquietudes personales, a la vez practicará su lectura y mejorar su
comprensión y vocabulario.

3.13. Factores que determinan la práctica frecuente de la lectura

Saber leer. Aquí el estudiante identificar la información más relevante, en este


factor se ve la comprensión lectora, capacidad de comunicarse y su habilidad para
recabar la información.
Querer leer. Su principal motor es el deseo de leer, le provocará placer,
satisfacción o entretenimiento al lector y lo motivará hacerlo.

Tener qué y dónde leer. Es importante contar con una gama de libros de diversos
temas y mejor si son seleccionados a la edad del estudiante, para garantizar una
lectura frecuente. El lugar debe ser el elegido por el estudiante, donde se sienta
cómodo y tranquilo para evitar distracciones.

3.14. Los nuevos hábitos en el sistema educativo de los jóvenes.


Cada vez más las personas leen en el ordenador (computadora) que en papel qué
está siendo desplazado. Las bibliotecas y universidades no son ajenas a estas
tendencias adaptando y modificando sus infraestructuras a la digitalización.
Las instituciones ya se están adaptando a dicho sistema y le llaman (eTexts) libros
leído en computadora. Es maravilloso que en la actualidad tengamos herramientas
que nos permitan avanzar en la tecnología, para poder hacer frente y prepararnos
mejor.

3.15. La actividad y el arte de la cultura

Las personas obtienen, mediante la palabra escrita, información de temas en


general, aunque hay otros medios por los cuáles se adquirían conocimientos he
información como es la televisión y la radio, esto no es suficiente para estar
informados. Si bien es ciertos que los medios de información como la televisión
ejercen influencia a los televidentes en forma visual, la radio en cambio
proporciona información mientras se hace otras actividades porque solo se está
oyendo, esto es práctico para la vida diaria, aunque pueden escaparse algunos
detalles que con la lectura no sucedería, porqué se está en un momento de
relajación y esto permite comprender más lo qué se leyendo.

3.15.1. Lectura online

La lectura online podemos ver diversos ejemplos de cómo un texto puede ser leído
de un modo que facilita su comprensión. En relación a este tema que viene a
cambiar un poco la forma de ver a la lectura como algo monótono y aburrido en
algunos casos, en este sistema la hacen más amena porque deja explorar más en
ella. (Calzada, 2004)

Hay textos que parecen difíciles, pero al consultarlo online resulta más fácil de
comprender, ya que su edición en red favorece la lectura. La lectura online es un
sistema de interacción donde se puede hacer comentarios, propuestas,
aclaraciones en relación a los textos publicados, y esto despierta el interés de la
persona a leer más sobre el asunto y discutir su punto de vista o aclarar sus dudas.
Son tantas las posibilidades de leer en la actualidad que se crean estas nuevas
plataformas de discutir o debatir formas de expresión que une principalmente la
literatura con la tecnología.
3.15.2. ¿Es la lectura la actividad más placentera para los jóvenes?

A los doce años la proporción de respuestas positivas y negativas es muy


parecida, aunque por un escaso margen vencen los que señalan que leer es una
de sus actividades favoritas. El hábito aún se mantiene desde la infancia, pero
empieza a crecer el número de los que abandonan esta actividad en beneficio
de otro tipo de ocio.

A los trece años 8º EGB se advierte una ruptura. Un 67% de los encuestados
afirman que no es su primera opción, frente a un 33% que sigue decantándose
por ella frente el resto de hobbies.

El momento más crítico llega a los catorce cuando solo un grupo minoritario,
formado casi en su totalidad por chicas, apuesta decididamente por la lectura.
El resultado es similar en todos los centros educativos consultados.

Los alumnos que han cumplido los quince responden de forma muy ecuánime.
Hay un rechazo frontal o un gran compromiso, como demuestran algunas
anotaciones manuscritas que hacen apología de la lectura como “afición vital”.
El recuento señala casi el mismo número de lectores masculinos que
femeninos. A partir de los dieciséis la proporción de lectores habituales
disminuye al 25%, aunque la pregunta sigue motivando adhesión
incondicional o rechazo radical.

3.15.3. ¿Cuál es el género que más demandan o por el que sienten mayor interés
los jóvenes al momento de leer?

Entre los alumnos de doce años triunfa la fantasía, el terror, el cómic y la


ciencia ficción. Sorprende el interés por la novela histórica. Destaca el gusto
por el “amor”, género al que bautizan de esta forma, que recalcan algunas
lectoras femeninas añadiendo también el apartado “románticas” a los que se
ofrecían de antemano. Casi siempre las mismas que eligen a Blue Jeans o
Moccia como escritores de cabecera. Sin embargo, a esta edad también
aparecen lectores abiertos tanto a propuestas clásicas como a innovadores
crossover. (Ariel, 2000).

3.15.4. ¿Por qué leen los jóvenes?


Los jóvenes, que no se definen a sí mismos como lectores, leen por diversas
razones, entre las que “hacerlo por gusto” ocupa el lugar más alto en la
medición. Lo importante no es la cantidad o el tiempo de lectura, sino la
calidad de lo que se lee y las decisiones que se toman a partir de ello, qué
experiencias y conocimientos van enriqueciendo su vida personal y su papel
como ciudadanos participativos y críticos.

Un dato interesante es que los principales influenciadores de lectura de los


jóvenes son sus propios amigos; en segundo lugar, sus maestros y padres. Por
lo que, la alta valoración que los estudiantes tienen hacia las recomendaciones
de las lecturas que les dan sus maestros, representa una oportunidad valiosa
para los docentes de convertirnos en promotores de lectura.

3.16. Consejos para hacer de la lectura un hábito.

Sustituir la televisión por los libros

Vivimos en una era en la que los jóvenes dedican gran cantidad de su jornada a
los dispositivos electrónicos como por ejemplo el celular, la computadora, el
internet, entre otros. Dedicar al menos una de estas horas a leer un libro es una
buena estrategia para comenzar a incorporar la lectura a tu rutina.

Leer algunos minutos por la noche

Muchos sienten pereza de leer durante el día porque prefieren dedicar ese tiempo
a cumplir con otras actividades; sin embargo, lectores con gran experiencia
aseguran que uno de los mejores momentos de la jornada para leer es la noche.
No hace falta leer por horas, con algunos minutos cada noche verás que rápido
comienza a forjarse este hábito en ti.
Evitar el aburrimiento de un viaje con un libro

El viaje a la universidad o a la oficina puede resultar sumamente largo o aburrido,


pero nada mejor que un buen libro para hacer que el tiempo pase volando. Por esta
razón, cada vez que tengas un viaje de al menos 30 minutos por delante no olvides
cargar algún ejemplar que te interese en la mochila.

Comenzar por libros cortos

Cuando no se tiene la lectura como un hábito, un libro demasiado largo puede


resultar bastante desmotivador, por lo que no tardará demasiado tiempo en quedar
abandonado. La clave, según los expertos, está en comenzar a leer libros poco
extensos, que tengan un lenguaje accesible y que traten sobre algún tema de tu
interés.

3.17. Claves para fomentar hábitos de lectura en adolescentes.

Para lograr inculcar en los niños y jóvenes el hábito de la lectura es importante


seguir las siguientes medidas para generarles el gusto por la lectura:
 La lectura no puede verse como algo aburrido. Lo mejor es que, tanto niños
como adolescentes, escojan libros de acuerdo con sus intereses, para que
así experimenten el leer y fascinación por los conocimientos a adquirir.
 Leer diariamente durante un tiempo determinado para que este acto se
convierta en una parte vital de la rutina diaria.
 La mejor forma de fomentar la lectura es con el ejemplo.
 Las lecturas compartidas para establecer el contacto y el dialogo
 Creas espacios físicos y temporales

Con este buen hábito adquirido, los beneficios se manifestarán hasta en la edad
adulta puesto que el cerebro se mantendrá activo y funcionará más rápido y mejor.
Esto retrasará y prevendrá la temida pérdida de memoria. Es un factor de protección
de las enfermedades neurodegenerativas.
Conclusiones

Al término de la investigación se pueden establecer las siguientes conclusiones:

 En la actualidad los jóvenes de casi todos los sectores ha perdido el hábito de la


lectura; esto se debe en gran parte a la tecnología que ha sido utilizada de manera
inadecuada. Basta con observar a nuestro alrededor y los teléfonos son los que se
llevan todo el punto de concentración dentro del tiempo en el que desempeñan sus
actividades los jóvenes.

 El dominio de la lectura contribuye, junto con otros factores, a la participación


crítica y al compromiso social y cultural de los alumnos, futuros ciudadanos con
obligaciones y derechos. Se lee para comprender, para aprender, para crecer
cultural e intelectualmente. Desde las etapas tempranas no se inculca a leer, niños,
jóvenes prefieren ir a un centro de cómputo y pedir que le consulten de manera
directa, no se toman el tiempo de leer cierto contenido; estos hábitos se van
adaptando como algo innato hasta la edad adulta.

 La lectura es el instrumento privilegiado para el aprendizaje, la lectura permite


acceder al conocimiento de forma autónoma y personal, permite la asimilación
personal de lo leído, la toma de conciencia de lo que se entiende y no entiende,
así como el desarrollo de esquemas de conocimiento más elaborados y matizados.
Por ello la necesidad impetuosa de emprender una campaña de lectura a fin de
fortalecer ciertos aspectos negativos que han ocasionado gran daño a la sociedad.
Bibliografía

 Toapanta, Ana, 2009. Tesis, Lectura comprensiva y aprendizaje. Recuperado el


17 de mayo del 2013, de http://es.scribd.com/doc/16563719/proyecto-tesis-Ana-
Toapanta.
 Ariel Gutiérrez Valencia y Roberto Montes de Oca García Revista Iberoamericana
de Educación (ISSN: 1681-5653) la importancia de la lectura y su problemática
en el contexto educativo universitario. El caso de la Universidad Juárez Autónoma
de Tabasco (México).
 Calzada Gil, Isabel Julia. (2005). La Lectura Comprensiva. Recuperado el 16 de
mayo del 2013, de http://www.juntadeandalucia.es/averro
es/~cepco3/competencias/lengua/primaria/06427GT103_LA_LECTURA_
 Cassany D. (2006) “Aproximaciones a la lectura crítica: teoría, ejemplos y
Reflexiones.” Tarbiya, Revista de investigación e innovación educativa del
Instituto Universitario de Ciencias de la Educación, Universidad Autónoma de
Madrid, nº 32, p. 113-132. COMPRENSIVA.pdf
 Zamora, Ezequiel, (2012), Aprender a pensar leyendo bien, habilidades de lectura
a nivel superior. Recuperado el 02 de mayo del 2013, de:
http://ixil.izt.uam.mx/pd/lib/exe/fetch.php/trimestre0:referencias:habilidades
_lec_nivel_superior.pdf