You are on page 1of 6

1

Expediente: N° 183-2018
Especialista: Dr. Manuel Conde Vilca.
Escrito : correlativo.
FORMULO ALEGATOS

SEÑOR JUEZ DEL SEGUNDO JUZGADO CIVIL - HUAMANGA.


MARCELINA QUISPE CASTILLO, identificado
con DNI N° 26605438 y con domicilio en la MZ
Q lote 01 APV Nueva Jerusalén Distrito de
Ayacucho y, con domicilio procesal sito en
el Jr. Arequipa N°170 oficina 04 interior
primer piso, CASILLA ELECTRÓNICA N°
64745 (SINOE), en autos con ELEUTERIO
PARADO QHICHCA, sobre Reivindicación,
ante Ud. con el debido respeto me presento y
digo:
Que, por ser el estado del proceso, pido a Usted Señor Juez, se sirva
tener presente los alegatos que corresponden a mi parte y en mérito de lo
cual en su oportunidad vuestro despacho deberá declarar INFUNDADO
en todos sus extremos la demanda de Reivindicación interpuesta por
Don ELEUTERIO PARADO QUICHCA

I.- CONTROVERSIA
La discusión en la presente litis se centraliza en determinar si la
demandante ELEUTERIO PARADO QUICHCA es el real propietario del
predio que se pretende reivindicar.
II.- LA ACCIÓN DE REIVINDICACIÓN

La Acción de Reivindicación prevista en la ley, debe entenderse como la


potestad inherente del propietario para restituir a su dominio un bien de
su propiedad; la acción reivindicatoria reclama con justo derecho la
restitución del bien indebidamente poseído por una tercera persona que
carece de título legítimo y/o aparente y/o completo para poseerlo o
para tener justo derecho sobre él, consecuentemente por esta acción se
2

protege el derecho real más perfecto y completo que el dominio, por ella
se reclama no sólo la propiedad sino también la posesión. Por tanto, es
consecuencia de la reivindicación de un bien inmueble el que se le haga
entrega del mismo, para lo cual deben los vencidos hacer la
desocupación y entrega del predio (Casación Nº 2160-2004-Arequipa).

1) Concepto

La Reivindicación es el derecho que nace del dominio que cada uno tiene
de las cosas particulares; ella se concede al propietario que ha perdido la
posesión o que tiene el derecho de poseer, para reclamarla de quien
efectivamente la posee y que no puede oponer un titulo mejor que el del
actor.

Para que proceda la Reivindicación se requiere:

1. Legitimación activa, según la cual el titular debe ostentar la


calidad de propietario, señalándose que el propietario debe ser el
dueño; en este caso no existe un medio de prueba que señale que
el predio sub Litis es propiedad del demandante, mas no así ha
podido acreditar objetivamente la titularidad de los predios
revindicados.

2. Legitimación Pasiva, según la cual el poseedor carece de título


legítimo y/o aparente y/o completo; y Señorita Juez, la
demandada ha demostrado la titularidad de dicho predio tal como
se ha exteriorizado las pruebas a su despacho, tal es así que se
encuentran dentro de los predios de la asociación Zoila Huaycco,
con partida electrónica.

3. Identidad de la cosa, entre el bien reclamado por el propietario y el


poseído por el demandado poseedor. Este elemento es muy vital e
importantísima, para poder solicitar este instrumento procesal
civil; es imprescindible demostrar con título real objetivo
identificado tanto vertical, como horizontalmente, pues tal como se
ha establecido en la demanda como también en la actuación de
3

pruebas, no existe una sola prueba para poder aseverar la


titularidad

4) La prueba en la acción de reivindicación

“Al atribuir la carga de pruebas, la doctrina moderna atiende a la


condición jurídica que tiene en el juicio el que invoca el hecho
enunciado, y no la cualidad del hecho que se ha de probar…”

La carga de la prueba depende de la afirmación de un hecho, en


consecuencia el demandante está obligado a suministrar la prueba de la
existencia o de la no existencia del hecho, toda vez que sin esta
demostración, la demanda o excepción no resulta fundada…”. Cuando
las partes apuntan al proceso todas las pruebas y con base a ellas el juez
forma su convicción que se ha de traducir en la sentencia sin que le
queden dudas, no tiene ningún interés determinar a quien corresponde
la carga de la prueba. El problema surge cuando llegado el momento de
dictar sentencia, el Juez se encuentra con que en los autos no hay
suficientes elementos de juicio para convencerse de la existencia o
inexistencia de los hechos controvertidos, y ellos porque en nuestro
derecho el juez en ningún caso puede absolver la instancia. Es en esta
situación donde alcanza una relevancia extraordinaria las reglas sobre la
carga de las pruebas, porque ateniéndose a ellas, el Juez puede formarse
un juicio afirmativo o negativo a la incertidumbre que rodea el caso
objeto de estudio, en virtud de que esas reglas le señalan el modo de
llegar a una decisión.

Al haber pruebas suficientes en los autos, no se presentan problemas.


Por eso, como ha dicho Leo Rosemberg, las reglas sobre la carga de la
prueba “son un complemento necesario de toda ley y de todo precepto
jurídico, capaces de ser aplicadas por un juez en cualquier litigio, ya que
siempre es posible que éste quede con duda a cerca de algún
presupuesto necesario para la aplicación del derecho”.

Que, en el proceso de reivindicación los medios probatorios deben estar


referidos, exclusivamente, a probar que el demandante cuenta con titulo
4

legítimo, aparente y completo. Lo que significa, que el demandante


debe probar que cuenta con dicho título.

En el presente caso observamos que la recurrente solicita reivindicación


del predio sub litis, afirmando ser la legitima propietaria del mismo, para
lo cual no puede probar la titularidad mas aun que a través de la
Resolucion Diez se ha prescindido una prueba, empero esta parte
adjuntado títulos inscritos en registros públicos, que acredita dicho
carácter y que debe ser valorado por vuestra judicatura conforme a la
reglas del Código Procesal Civil. Por su parte la parte demandante, no
logró demostrar durante la secuela del juicio y concretamente durante la
etapa probatoria que ocupe efectivamente tales predios reclamados
pertenezca a su dominio, menos ha establecido la ubicuidad, ni los
limites objetivamente, en tanto el actor solicita la reivindicación con
título indubitable de dominio. Siendo entonces, que la demandada ha
probado ser la propietaria del bien inmueble sobre el cual se solicitó su
reivindicación, lo cual efectúe mediante justo título y probado que existe
un inmueble no susceptible de reivindicación, el cual es ocupado
legítimamente por la demandada.

HECHOS PROBADOS
Se ha demostrado con los Medios Probatorios admitidos y actuados en el
presente proceso lo siguiente:
1.- Que, la parte actora con fecha 06 de julio de 2007 se efectuó la
transferencia de dominio del bien sub litis a favor de la recurrente en su
calidad de heredera legal del 50 % de las acciones y derechos del predio
ubicado en el jr. Marañón Manzana 2 – Lote 20B, del Centro Poblado
San Carlos, distrito de Santa – Chimbote, la cual se inscribió en el
asiento número 00008 del Predio P09040584 del Registro Predial de la
Oficina Registral de Chimbote.
2.- Que, del Acta de Inspección Judicial de fecha 09 de abril de 2008, se
acreditó plenamente que el demandado Hugo Blas Solano, viene
poseyendo el predio materia de demanda y que las medidas exactas del
5

inmueble son las que aparecen en las copias literales que obran en
autos.
3.- Que, el demandado ofrece como medio probatorio un contrato
privado de compra venta, de parte de un lote terreno de mayor
extensión, de un área de 139 metros cuadrados y cuyas colindancias y
medidas perimétricas son distintas al predio materia de litis, no
habiendo probado fehacientemente que dicho predio corresponda al que
viene poseyendo y al que pertenece en propiedad a la recurrente en mi
calidad de parte actora, por lo que se colige que dicho demandado no
cuenta con titulo indubitable de dominio. Que, a mayor abundamiento
debo precisar que mediante Sentencia expedida por la Sala
Constitucional y Social de la Corte Suprema de la República, en la
Casación 1320/2000, se ha establecido que dentro del mismo proceso de
reivindicación se puede dilucidar quien tiene mejor derecho de
propiedad. Indicándose además que la reivindicación procede contra
quien también tiene título de propiedad. Por consiguiente habiéndose
demostrado que el Título que he aparejado a mi demanda corresponde al
bien materia de litis, no hay nada más que discutir ni demostrar

IV.- JURISPRUDENCIA A TENER EN CUENTA PARA EL CASO SUB


LITIS
Que, al momento de resolver deberá tenerse presente lo que la
Jurisprudencia ha establecido como presupuesto para la fundabilidad de
las acciones reivindicatorias, teniendo como antecedentes situaciones
similares a la que se observa y aprecia en el caso materia de litis. Al
respecto, en la resolución expedida en Casación en el Expediente
signado con el N° 1118-90- Lambayeque (Ejecutoria Suprema del
13.01.91 se ha señalado: “Son requisitos esenciales que amparan la
acción reivindicatoria, que el actor justifique la propiedad del bien o
bienes reclamados, con títulos indubitables de dominio, que
demuestren la identidad de tales bienes y que acredite que los
mismos se hallan poseídos o detentados por la parte demandada” y
por su parte en la en la resolución expedida en Casación en el
6

Expediente signado con el N° 1320-2000- Lima (Ejecutoria Suprema del


13.01.91 se ha precisado: “(…) Dentro del mismo proceso de
reivindicación se puede dilucidar quien tiene mejor derecho de
propiedad. Indicándose además que la reivindicación procede contra
quien también tiene título de propiedad”.

POR TANTO:
A Usted Pido Señor Juez tener presente
los alegatos que corresponde a mi parte al momento de resolver y en su
oportunidad declarar Fundada la demanda en todos sus extremos. Es de
Ley.

Ayacucho, 23 de Diciembre de 2018