You are on page 1of 8

sábado, 19 de enero de 2019

La Cofradía San Antonio Abad reparó la campana de la Ermita.


Las fiestas en honor al patrono de los animales dan comienzo
esta tarde con la tradicional hoguera.

La pasada semana me invitó Antonio Conejero, Presidente de la Asociación Amigos de la


Historia Caudetana, a presenciar como colocaban la campana en la Ermita de San Antón que
en un tiempo récord ha reparado la empresa valenciana "2001 Técnica y Artesanía", la misma
que realiza el mantenimiento de las campanas de Santa Catalina y El Carmen.

Allí estaban el Tesorero José Miguel Úbeda y su padre controlando la operación para que
nada fallara. Tras descubrir hace unas semanas que la campana tenía deteriorado el yugo de
madera, el cigüeñal y el badajo la Cofradía decidió acometer la reparación con una de las
pocas empresas que se dedica a estos menesteres por la cantidad de 1.450 €

La campana es de 1891 y lleva escrito el nombre de Luis Antonio nombre que sospechan
que podría ser el cura, el párroco o quien la donó. Hay que felicitar a esta Cofradía que desde
hace unos 20 años viene realizando, por fases, tareas de rehabilitación de la Ermita tanto en su
interior como en su exterior, en el jardín y en la casa del santero. El retablo se restauró hace
10 años y hace tres Pedro Jorge Mollá intervino en la talla de San Antón.
Resulta curioso que esta Cofradía no tenga socios y que desde sus orígenes sean unas
cuantas familias las que se encargan de mantener esta entrañable fiesta como Paco Bajoca, El
Piñero, Uva Vieja, los Petates, los Úbeda que son los que están al frente en estos momentos. El
actual Presidente es Miguel Albero Gil.

Manejan un presupuesto anual de unos 4.000 euros que obtienen de la venta de rollos, la
rifa del cerdo y de la lotería Nacional. El Tesorero, José Miguel Úbeda, que por cierto se casa
en abril en esta entrañable Ermita, es quien me ha facilitado los datos.

Esta tarde será oficiada una Misa en honor a San Antón amenizada por el grupo Renacer
seguida de la bendición de rollos. A continuación se procederá al encendido de la tradicional
hoguera. El domingo se realizará la distribución de rollos y el traslado del Santo a la Parroquia
de San Francisco donde tendrá lugar la Eucaristía. Después de la Misa se realizará la procesión
y por último la bendición de animales y la rifa del cerdo y una bicicleta.

En el libro que ha escrito Francisco Gaspar Marco Sastre "El Misterio del desaparecido
retablo de la Virgen del Rosario de Caudete" (que será presentado el 13 de febrero) cita,
además de la Ermita del Rosario, otras seis: Nuestra Señora de Gracia, Santa Lucía, San Antón,
San Sebastián y San Cristóbal que cambiaría su nombre por Santa Ana todas ellas de mediados
del siglo XVI. Recuerdo cuando hace 55 años se hacía la hoguera en la calle San Antonio. Otro
espectáculo muy seguido era subir a coger un pollo por un palo enjabonado (con mucho arte y
estilo, no como ahora) y las carreras pedestres por la calle Las Eras. Todo el pueblo asistía a
estos actos en honor al patrono de los animales.... ¡Entonces no había tele¡
Publicado por Chimo Medina en 11:37