You are on page 1of 2

China y Rusia, países capitalistas e imperialistas

Mapa del Ecuador según el peso de los


imperialismos

Entre los que se autoproclaman “marxistas-


leninistas” hay quienes no tienen claro o buscan,
de forma malintencionada, confundir a las masas
respecto la realidad económica y política de China
y Rusia. Estos países ya no forman parte del
socialismo real desde hace décadas, no conservan
ningún elemento socialista del pasado y el capitalismo se muestra a sus anchas
ya sea en forma de capitalismo de Estado, zonas francas a la inversión extranjera
o de libre mercado abierto.

Se afirma erróneamente que únicamente los EEUU son una potencia imperialista
que controla un gran número de colonias y semi-colonias. Y por contra se niega
que China y Rusia sean imperialistas y que tengan una gran influencia sobre un
elevado número de países. La realidad es que el mapa mundi se divide entre
países controlados por el imperialismo chino/ruso y el norteamericano. Así nos
encontramos en Sudamérica países cuyos gobiernos están ligados al
imperialismo chino/ruso como Ecuador, Bolivia, Venezuela, Cuba etc., otros
mantienen un carácter vacilante entre los distintos imperialismos como es el caso
de Panamá cuyo canal tiene como copropietarios al capital chino y
norteamericano. En ocasiones dentro de un mismo país hay distintas fracciones
burguesas, representantes de diferentes imperialismos, que se disputan el

gobierno.

En Europa el imperialismo ruso intenta expandirse aumentando sus relaciones


económicas y militares con algunos países: Hungría, Grecia, Islandia, Chipre…
La necesidad de expansión de los distintos imperialismos provoca de forma
inevitable el conflicto entre ellos. Así nos encontramos que en Moldavia hay una
fuerte competencia entre las fracciones burguesas pro-UE/EEUU y las pro-rusas
y en Ucrania desde hace poco más de un año el imperialismo americano ha hecho
su aparición apoyando una revolución de colores fascista y antidemocrática que
ha provocado el conflicto armado y la escisión del país. Respecto al ámbito
financiero China ha sido especialmente activa al participar en ampliaciones de
capital de grandes bancos británicos y norteamericanos. Teniendo una
destacada participación en el accionariado de los bancos británicos Barclays y
HSBC. China junto con Rusia otorga préstamos a estados con dificultades
financieras, estrategia para someter gobiernos a sus intereses.

En conclusión, se puede decir que no existe ningún estado en la actualidad que


este libre del imperialismo. Los países mal llamados antiimperialistas son anti
yanquis, escapan del control colonial o semi-colonial americano para dejarse
caer en los brazos de China y Rusia. Los movimientos pequeñoburgueses
demuestran en los hechos su incapacidad de mantenerse independientes del
control imperialista.