You are on page 1of 14

INTRODUCCIÓN

La madera es un material orgánico natural y con una estructura celular; se llama madera al conjunto
de tejidos que forman el tronco, las Raíces y las Ramas, de los vegetales leñosos, excluidas de la
corteza.

Estas se clasifican en madera de confieras y madera frondosas. Las coníferas son especies
pertenecientes al orden confiérales (Abetos, piceas, alerces, cedros, pinos, etc.) Que pertenecen a
las gimnospermas.

Las frondosas son especies leñosas pertenecientes a las angiospermas dicotiledóneas (robles, olmo,
encina, etc.).

Pocos materiales poseen la capacidad de evocación de la madera. Durante miles de años el hombre
la ha manipulado para que sirviera a sus necesidades y, aún en nuestros días, tipologías ancestrales
continúan siendo válidas. La madera fue uno de los primeros materiales utilizados por el hombre
para construcción de viviendas, herramientas para cazar, fabricación de utensilios, etc.

Después fue uno de los materiales predilectos para la construcción de palacios, templos y casas
desde el siglo XX a.c. y hasta el siglo XIV d.c; donde al descubrirse nuevas técnicas y materiales
para la construcción, tales como el hormigón armado, el hierro, el cristal, el cartón, la fibra textil
y todos los sustitutos de la madera, disminuyeron en gran medida el uso de esta.
GENERALIDADES DE LA MADERA

LA MADERA

Es un material extraído del tronco de los árboles que se utiliza en muchos elementos constructivos
y también como combustible. Está constituida por el conjunto de tejidos que forman la masa de
los troncos de los árboles, desprovistos de su corteza.
Es el material de construcción más ligero, resistente y fácil de trabajar, utilizado por el hombre
que la ha utilizado para construir viviendas, puentes, medios de transporte, herramientas, armas,
utensilios, domésticos, muebles y muchas cosas más. Esta diversidad de usos tan diferentes entre
sí, explica la importancia universal de la madera. Otras razones son: que es un material muy
abundante, aproximadamente un tercio del planeta está cubierto de árboles.

Estructura Interna de un Tronco

Para obtener la madera es necesario seguir los siguientes pasos:

 Talado del árbol.


 Descortezado y eliminación de las ramas.
 Despiece y troceado del árbol.
 Secado de la madera.

CARACTERÍSTICAS DE LA MADERA

 Color

El color de la madera es una consecuencia de las sustancias retenidas en la masa leñosa, y es


característico de cada especie. Esta propiedad puede ser de importancia a la hora de emplear una
determinada madera con fines decorativos. Muchas maderas oscurecen su color con el tiempo
debido a la influencia de los agentes atmosférico.
Resulta de la presencia de aceites, resinas, colorantes y sales. Sirve para identificar algunas
especies y da una guía acerca de la resistencia y durabilidad.

 Olor

Lo producen sustancias volátiles como resinas o aceites.

 Textura

Se denomina textura a la apariencia que le dan a la madera al tamaño de los elementos anatómicos.
Puede ser:

Gruesa: cuando los elementos de la madera son muy grandes y se ven fácilmente.

Media: cuando pueden apreciarse pero no son notables.

Fina: cuando estos elementos casi no se diferencian, dando una apariencia homogénea.

 Veteado

Son figuras que forman las fibras con su orientación y su color. Es una propiedad importante en la
identificación de ciertas especies y en la elección de los acabados decorativos y protectores. Por
ejemplo: El Palo Rosa, de veteado muy bonitos, se recomienda pintarlos con acabados (lacas o
barnices) siendo más viejos los internos. La sucesión de ciclos se corresponde a un año por cada
serie de color.
Por cada sucesión de vetas, cuanto mayor sea la distancia entre líneas del mismo color es mayor
índice de crecimiento anual del árbol y menor la calidad de la madera.

Veteado de la Madera

 Grano

El grano es la dirección que tienen los distintos elementos anatómicos respecto al eje del tronco, e
influirá en las propiedades mecánicas de la madera y en la facilidad de trabajar con ella. Según la
dirección de los elementos anatómicos podemos diferenciar distintos tipos de grano como:
Grano recto: Cuando los elementos se sitúan paralelos al eje del árbol. La madera con este tipo
de grano presenta buena resistencia mecánica y facilidad de trabajo.
Grano inclinado: Los elementos forman un cierto ángulo con respecto al eje longitudinal del
árbol, la madera tendrá peor resistencia mecánica y mayor dificultad para ser trabajada.

Grano entrecruzado: Los elementos se disponen formando un ángulo con respecto al eje del
árbol pero en algunas zonas están dirigidos en diferente dirección que en otras por lo que en la
superficie aparecen cruzados. Estas maderas presentan dificultades para su trabajo, especialmente
el cepillado.

Grano irregular: Los elementos se disponen de forma irregular, siendo este tipo de grano el que
se encuentra en los nudos, ramificaciones del tronco, zonas heridas, etc.

 Sabor

El sabor también es consecuencia de las sustancias que impregnan la madera, y son de especial
interés a la hora de emplear una determinada madera en la fabricación de recipientes de
conservación o manipulación de alimentos.

APLICACIONES DE LA MADERA

La madera se emplea en construcción en carpintería de taller, de armar, encofrados para hormigón


armado, postes, durmientes de ferrocarril, etc. Con ella se fabrica el papel, algodón, pólvora, seda
artificial, extractos, etc. En la actualidad hay nuevas elaboraciones, como las maderas terciadas,
maderas en forma plástica, maderas aislantes al calor, al frío y del ruido, resistentes al fuego, en
forma laminada, comprimida y hasta en planchas muy delgadas y flexibles, aptas para emplear
como revestimiento similar al papel, y, por último, las planchas de maderas aglomeradas, de
múltiples aplicaciones.

TIPOS DE MADERA

Se pueden hacer numerosas clasificaciones de la madera.

La estructura de la madera es lo que determina la diversidad de los troncos y su utilización.

Hay distintos tipos de madera que se distinguen: Por su dureza en relación con el peso específico.

A este respecto las maderas pueden ser:

 Duras. Son las procedentes de árboles de crecimiento por lo que son más caras, y debido
a su resistencia, suelen emplearse en la realización de muebles de calidad.
Aquí tenemos ejemplos de maderas duras:

Roble: Es de color pardo amarillento. Es una de las mejores maderas que se conocen; muy
resistente y duradera. Se utiliza en muebles de calidad.

Nogal: Es una de las maderas más nobles y apreciadas en todo el mundo. Se emplea en mueble y
decoración de lujo.

Cerezo: Su madera es muy apreciada para la construcción de muebles. Es muy delicada porque es
propensa a sufrir alteraciones y a la carcoma.

Encina: Es de color oscuro. Tiene una gran dureza y es difícil de trabajar. Es la madera utilizada
en la construcción de cajas de cepillo y garlopas.

Olivo: Se usa para trabajos artísticos y en decoración, ya que sus fibras tienen unos dibujos muy
vistosos (sobre todo las que se aproximan a la raíz.

Castaño: se emplea, actualmente, en la construcción de puertas de muebles de cocina. Su madera


es fuerte y elástica.

Olmo: Es resistente a la carcoma. Antiguamente se utilizaba para construir carros.

 Blandas. Son las que proceden básicamente de coníferas o de árboles de crecimiento


rápido. Son las más abundantes y baratas.

Aquí tenemos ejemplos de tipos de maderas blandas:

Álamo: Es poco resistente a la humedad y a la carcoma. En España existen dos especies: El álamo
blanco (de corteza plateada) y el álamo negro, más conocido con el nombre de chopo.

Abedul: Árbol de madera amarillenta o blanco-rojiza, elástica, no duradera, empleada en la


fabricación de pipas, cajas, zuecos, etc. Su corteza se emplea para fabricar calzados, cestas, cajas,
etc.

Aliso: Su madera se emplea en ebanistería, tornería y en carpintería, así como en la fabricación de


objetos de pequeño tamaño. De su corteza se obtienen taninos.

Alnus glutinosa: Su madera se emplea en ebanistería, tornería y en carpintería, así como en la


fabricación de objetos de pequeño tamaño. De su corteza se obtienen taninos.

Alnus incana: Su madera es blanda y ligera, fácil de rajarse. Es utilizada en tallas, cajas y otros
objetos de madera. Carcoma: Insecto coleóptero muy pequeño y de color casi negro, cuya larva
roe y talla la madera. Puedes ver más tipos de madera desde: Mastiposde.com/madera.html
Ventajas y Propiedades de la madera.

Propiedades de la madera

La madera posee una serie de propiedades características que hacen de ella un material peculiar.
Su utilización es muy amplia.

La madera posee las siguientes ventajas:

 Docilidad de labra
 Su escasa densidad
 Su belleza,
 Su calidad
 Su resistencia mecánica
 Propiedades térmicas
 Propiedades acústicas.

Aunque presenta también inconvenientes como su combustibilidad, su inestabilidad volumétrica


y su putrefacción.

Propiedades de la madera:

Anisotropía.

Es un material anisótropo, es decir no se comporta igual en todas las direcciones de las fibras. Es
más fácil cepillar longitudinalmente al sentido de las fibras que transversalmente, y ocurre a la
inversa con el aserrar.

Resistencia.

La madera es uno de los materiales más idóneos para su trabajo a tracción, por su especial
estructura direccional, su resistencia será máxima cuando la solicitación sea paralela a la fibra y
cuando sea perpendicular su resistencia disminuirá.

En esta solicitación juegan un papel importante las fibras cortas o interrumpidas y los nudos, que
minoran la resistencia. El esfuerzo de flexión, origina uno de tracción y otro de compresión
separados por una zona neutral, por lo cual la resistencia a flexión será máxima cuando la fuerza
actuante sea perpendicular al hilo y mínima cuando ambos sean paralelos.

Flexibilidad.
La madera puede ser curvada o doblada por medio de calor, humedad, o presión. Se dobla con
más facilidad la madera joven que la vieja, la madera verde que la seca. Las maderas duras son
menos flexibles que las blandas.

Dureza.

Está relacionada directamente con la densidad, a mayor densidad mayor dureza. Al estar
relacionada con la densidad, la zona central de un tronco es la que posee mayor dureza, pues es la
más compacta La humedad influye de manera cuadrática en la dureza. Si la humedad es elevada
la dureza disminuye enormemente. Por el contrario si la madera se reseca, carece de humedad y se
vuelve muy frágil.

Peso específico o densidad.

Depende como es lógico de su contenido de agua. Se puede hablar de una densidad absoluta y de
una densidad aparente. La densidad absoluta viene determinada por la celulosa y sus derivados.
Su valor oscila alrededor de 1550 kg/m3, apenas varía de unas maderas a otras.

La densidad aparente viene determinada por los poros que tiene la madera, ya que dependiendo de
si están más o menos carentes de agua crece o disminuye la densidad. Depende pues del grado de
humedad, de la época de apeo, de la zona vegetal, etc. La madera es un material blando cuya dureza
es proporcional al cuadrado de la densidad, decayendo en proporción inversa con el grado de
humedad. Ambas densidades unidas dan la densidad real de la madera.

Conductividad térmica.

La madera seca contiene células diminutas de burbujas de aire, por lo que se comporta como
aislante calorífico; el coeficiente l vale 0,03 en sentido perpendicular a la fibra y vale 0.01 en
sentido paralelo a la fibra. Lo cual quiere decir que su capacidad aislante es mayor en este último
sentido.

ESTRUCTURA MACROSCÓPICA DE LA MADERA

La estructura macroscópica es la que se observa a ojo desnudo o con diez aumentos. Para su
estudio y debido a su heterogeneidad se establecen tres planos o secciones:

- Transversal, perpendicular al eje de la rama o tronco

- Radial, que pasa por el eje y un radio de la rama o tronco

- Tangencial, paralela a un plano tangente al tronco, o al anillo de crecimiento.

Al examinar las tres secciones principales en un tronco de madera se pueden observar las
siguientes características que son fácilmente diferenciables:

- Corteza externa o corteza propiamente dicha, constituida por células muertas.


- Corteza interna o liber, por donde circula la savia descendente.

- Cambium, tejido que produce la madera o xilema hacia el interior y la corteza hacia el exterior.

- Leño o tejido leñoso propiamente dicho, que se corresponde básicamente con lo que
entendemos por madera.

- Médula, de pequeño tamaño y con reducidas características mecánicas.

En el tejido leñoso, que rellena la mayor parte del tronco y que presenta diferencias fácilmente
apreciables en las coníferas y en algunas frondosas, se pueden distinguir o definir los siguientes
elementos: Duramen - albura / Anillos de crecimiento / Radios leñosos / Madera juvenil / Madera
de reacción

Duramen - Albura.
Dentro del tejido leñoso a veces pueden diferenciarse fácilmente dos zonas, el duramen, en el
interior del tronco, y la albura, en el exterior. La formación del duramen se caracteriza por
modificaciones anatómicas y químicas. Las modificaciones anatómicas, tanto en las frondosas
como en las coníferas, se traducen en una obturación total o parcial de los tejidos encargados
de transportar la savia. Las modificaciones químicas tienen lugar al impregnarse las células con
otros productos naturales producidos por el árbol (resinas, aceites, taninos, gomas, alcaloides,
etc.) Que al oxidarse le suelen dar un característico color oscuro, que se suele apreciar con más
claridad en algunas coníferas.
La madera de duramen no sólo es más oscura (en la mayoría de las especies), sino que también
es más densa y resistente a los ataques de origen biológico; mientras que la madera de albura
suele ser más clara, generalmente blanco amarillenta, más porosa y blanda, y menos valiosa
para algunas aplicaciones. Sin embargo, desde el punto de vista de los tratamientos, la albura
suele ser más fácil de tratar y de trabajar en la mayor parte de los procesos de elaboración y
desintegración mecánica.

Anillos de crecimiento
Los vegetales leñosos viven un cierto número de años y a lo largo de su vida las células del
cambium van formando nuevas células que dan origen a los anillos de crecimiento. Los anillos
de crecimiento pueden clasificarse en: anuales, característicos de las plantas que crecen en la
zona boreal y estacionales, característicos de las plantas que crecen en la zona tropical con
estaciones climáticas marcadas.
Dentro de cada anillo de crecimiento se distingue, más o menos fácilmente: la madera formada
en primavera (llamada madera de primavera en el caso de los anillos anuales, y de primer
crecimiento en los anillos estacionales), la madera formada en verano (madera de verano en los
anillos anuales, y tardía en los estacionales).

Radios leñosos
Los radios leñosos están constituidos por células dispuestas en dirección radial, perpendicular al
eje del árbol, y realizan una función de trabazón de las fibras longitudinales. Tienen importancia
en las propiedades de la madera, como elemento de identificación y como responsables, en
parte, de las propiedades de contracción de la madera.

Madera juvenil
Se denomina madera juvenil a la que se produce en primeros anillos de crecimiento,
normalmente la comprendida entre el quinto y vigésimo año. Esta madera tiene propiedades
diferentes a la madera restante del tronco (madera madura) y presenta menor resistencia y
rigidez y mayor hinchazón y merma en la dirección longitudinal que la madera normal.

Madera de reacción
Cuando el árbol se encuentra sometido a unas solicitaciones que predominan en una dirección
(debidos por ejemplo a la pendiente del terreno o a un viento dominante), responde formando lo
que se denomina madera de reacción. En las coníferas se produce madera de compresión,
mientras que las frondosas desarrollan madera de tracción en las zonas más fraccionadas.
La madera de tracción no tiene gran importancia desde el punto de vista de su utilización
estructural, pero la madera de compresión si presenta ciertos problemas.

TERMINOLOGÍA DE LA ESTRUCTURA MACROSCÓPICA DE LA MADERA

 Estructura
Es la ordenación de los diferentes elementos anatómicos que forman la madera da origen a la
estructura, y como consecuencia inmediata a las figuras o veteados de ésta. Las maderas de
coníferas tienen una estructura simple (pocos elementos anatómicos) mientras que las maderas
de frondosas tienen una estructura compleja (muchos elementos anatómicos).

 Grano
El grano se define en función del tamaño de algunos elementos constitutivos de la madera. En
las coníferas el grano se refiere al diámetro de las traqueidas, mientras que en las frondosas se
refiere al de los vasos. El grano se clasifica en las siguientes categorías: basto o grueso, medio
y fino.

 Fibra
Se entiende por fibra el conjunto de las células dispuestas en la dirección del eje del árbol,
descartando los elementos vasculares y las células de parénquima. Las distintas variaciones que
puede tener en dimensiones y disposición da origen a los siguientes tipos de fibra: recta,
ondulada, revirada, entrelazada.

ANISOTROPÍA

La madera, como se ha comentado, está formada por diferentes tejidos que realizan diferentes
funciones y que originan que su estructura no sea homogénea. Esta heterogeneidad se refleja
en sus propiedades físicas y mecánicas, y es la causa de algunos de sus defectos y también de
sus ventajas. Dicha heterogeneidad da lugar a lo que se conoce con el nombre de anisotropía,
que es el diferente el comportamiento de sus propiedades físicas y mecánicas según la dirección
que se considere. Se establecen tres planos o direcciones principales:
Longitudinal, Radial, Tangencial.
Cuando se habla de las propiedades físicas se hace referencia a estas tres direcciones, y cuando
se habla de las propiedades mecánicas sólo se habla de dos direcciones, la dirección paralela a
las fibras (que coincide con la longitudinal) y la dirección perpendicular a las fibras (que engloba
a la tangencial y radial, cuyas propiedades mecánicas suelen tener valores similares).
HIGROSCOPICIDAD

La madera es un material higroscópico que tiende a absorber o perder agua según las
condiciones del ambiente (humedad relativa y temperatura del aire). De esta forma a cada estado
ambiental corresponde un grado de humedad de la madera, llamado humedad de equilibrio
higroscópico (HEH).
Así por ejemplo, una madera colocada en un local a 20°C de temperatura y con una humedad
relativa del 40%, alcanzará una humedad de equilibrio del 8%. Por tanto será necesario secarla
previamente hasta esta humedad, para que sufra las mínimas alteraciones dimensionales
posibles. La madera deberá tener la humedad correspondiente a la humedad de equilibrio
higroscópico de las condiciones higrotérmicas de servicio. De esta manera se reducen los
movimientos que podrían ocasionarse a causa de la variación de su grado de humedad.
La higroscopicidad de la madera se mide como la variación de la densidad de la misma cuando
su contenido de humedad varía en un 1 por 100.

PROPIEDADES FÍSICAS DE LA MADERA


Las propiedades físicas de la madera son aquellas que determinan su comportamiento frente
a los distintos factores que intervienen en el medio natural, sin producir ninguna modificación
mecánica o química. Estas propiedades engloban a las que determinan su comportamiento:
- a la iluminación (color, brillo y textura)
- la posibilidad de emitir partículas gaseosas (olor)
- con el agua (contenido de humedad, sorción, hinchazón, merma)
- a la gravedad (peso específico, densidad, porosidad)
- al calor (conductividad térmica, gradiente de temperatura, dilatación térmica)
- a las vibraciones acústicas (conductividad del sonido, transmisión del sonido, resonancia)
- a la acción de la corriente eléctrica (conductividad y resistencia eléctrica, etc.)
- a la penetración de la energía radiante (radiaciones ultravioleta, infrarrojos, rayos X, etc)
- a la penetración de los gases y fluidos (permeabilidad)
De todas ellas nos centramos en las más importantes y principales.
Contenido de humedad de la madera
El contenido de humedad de la madera, “h”, se define como la masa de agua contenida en la
madera expresada como porcentaje de la masa anhidra.
h = (Ph - P0) x 100 / P0
Siendo: Ph = peso húmedo de la probeta. P0 = peso anhidro de la probeta, obtenido por
desecación en estufa a una temperatura de 103 ± 2 ºC. En la fórmula se observa que el
numerador representa la masa de agua que tiene la madera.
Hinchazón y merma de la madera
La variación del contenido de humedad produce en la madera una variación de sus
dimensiones. Cuando aumenta dicho contenido se hincha, mientras que cuando disminuye se
contrae o merma. Estos movimientos sólo tienen lugar cuando su contenido de humedad se
encuentra por debajo del punto de saturación de las fibras (aproximadamente cuando tienen
una humedad del 30%), a partir del 30% sólo se produce un aumento de peso y su volumen
permanece prácticamente constante.
Debido a su anisotropía, las variaciones dimensionales no serán las mismas en las direcciones
axial, radial y tangencial. Estas contracciones o mermas modifican también como es natural
su volumen. Para evaluarlas se han definido los coeficientes de contracción: contracción
volumétrica total, contracción tangencial y contracción radial.
La diferencia entre la contracción radial y la tangencial es la causa por la que se deforman las
maderas durante el proceso de secado; por esa razón, en ebanistería se emplean maderas
cuyas contracciones radiales y tangenciales son muy parecidas, siendo más apreciada la
madera cuanto menor es la diferencia entre ambas. Según sus coeficientes la madera se
clasifica como: muy nerviosa, nerviosa, moderadamente nerviosa y poco nerviosa
Densidad
La densidad de la madera se define como la relación entre su masa y su volumen, y es
necesario referirla a un determinado contenido de humedad, generalmente el 12 %. La
densidad de las maderas es muy variables, de forma particular las coníferas más utilizadas en
la construcción tienen una densidad comprendida entre 400 y 550 kg/m3 y las frondosas entre
600 y 700 kg/m3. Según su densidad se pueden clasificar en: muy ligera, ligera, semipesada,
pesada, muy pesada.
Dureza
Se define como la resistencia que opone la madera a la penetración de cuerpos extraños como
ciertas herramientas, clavos, tornillos, etc. La dureza está relacionada con la densidad y tiene
una marcada importancia en su relación con la dificultad de su trabajo ya sea realizado manual
o mecánicamente. Las maderas se clasifican como: blandas, semiduras y duras.

Propiedades térmicas
Los coeficientes de dilatación de la madera son muy bajos (del orden de 3 a 6 A 10 6 en la
dirección paralela y de 30 a 70 A 10 6 en la perpendicular), por lo que se puede decir que
apenas se dilata.
Así mismo la madera es un mal conductor del calor debido a la escasez de electrones libres.,
por ejemplo el coeficiente de conductividad calorífica de la coníferas (pino y abetos) en la
dirección perpendicular varía aproximadamente de 0,09 a 0,12 kcal / mhºC.
El calor específico de la madera es bajo, varía de 0,4 a 0,7 Kcal/kgºC, lo que significa que no
necesitamos mucho calor para llegar a los 150ºC, temperatura a la que empiezan a
desprenderse gases combustibles y por tanto a aparecer las llamas.
Una vez que la madera entra en combustión hay que tener un cuenta la formación de carbón
en las capas externas, que retrasa la difusión del calor hacia su interior constituyendo una
barrera térmica que actúa como aislante. La zona interior de la pieza no sufre apenas ninguna
modificación y conserva intactas sus propiedades mecánicas, el acero o el hormigón se
comportan de forma totalmente diferente. La velocidad de carbonización aproximada de la
madera es de 0,7 mm/mn.
A pesar de que es un material inflamable a temperaturas relativamente bajas, en relación con
las que se producen en un incendio, es menos peligroso de lo que la gente se piensa por las
siguientes razones:
S su baja conductividad térmica hace que la temperatura disminuya hacia el interior.
S la carbonización superficial que se produce impide por una parte la salida de gases y
por otra la penetración del calor.
S al ser despreciable su dilatación térmica no actúa sobre las estructuras y no las
deforma.
CONCLUSIÓN

De los materiales de construcción, la madera es el principal recurso renovable, siempre cabe la


posibilidad de plantar más árboles con la finalidad de obtener de ellos la madera necesaria para
construir, aunque en nuestro país no se cumple a cabalidad con este postulado de reforestación.

Por su origen, la madera como material de construcción posee características inherentes que todo
constructor debe conocer, por ejemplo dos tablas cortadas de dos árboles de la misma especie, que
crecieron uno junto a otro, la resistencia de una y otra será diferente. Es por esta razón que
pretender considerar como un material heterogéneo no es conveniente.

Una clasificación más acertada para este material es la de considerar sus características de
comportamiento a la flexión y a la compresión.

La madera clasificada como apta para soportar la compresión no puede ser utilizada sin sufrir
modificaciones en un sector sometido a tensión dentro de un elemento de gran peralte que resiste
fuerzas de flexión.

Según indica la experiencia, las características de crecimiento habituales afectan en mayor o menor
grado, de modo negativo, la resistencia a la tensión que la resistencia a la compresión.

Los estudios promueven un aprovechamiento de la madera desde el punto de vista ingenieril, no


siendo necesaria una inspección visual basada en promedios y otras artes para identificar y estimar
las cualidades estructurales de una pieza de madera.

En el pasado el uso de la madera para la construcción de edificaciones no se utilizaba con un


criterio estructural si no de manera empírica, esto hacía que en ocasiones que los elementos se
sobre-dimensión en, no aprovechando la resistencia de este material.

Actualmente, existen criterios bien cimentados de diseño estructural y al desarrollo de procesos de


fabricación económicos, se está logrando un uso cada vez mayor y más eficiente de este material
en la construcción. Ha contribuido la optimización de esta aplicación de la madera, las mejoras
realizadas en adhesivos y pegamentos, un ejemplo de esto lo encontramos en los tableros
contrachapados o madera terciada, fabricados a base de capas unidas por adhesivos, esto permite
fabricar elementos de gran peralte a partir de tablas delgadas que tienen mejores cualidades que la
madera en estado natural.

De esta manera, no sólo se producen elementos estructurales más fuertes, sino que también se abre
la posibilidad de colocar madera de óptima calidad en zonas sujetas a mayor esfuerzo y dejar la
mala calidad en los puntos de menor esfuerzo, lo que reduce los costos generales, a pesar de sus
variaciones en resistencia, las tablas o tablones pueden ser transformados en grandes piezas de
madera terciada y pegada (encolada) cuya resistencia es predecible y que exhiben variabilidad
mínima.

BIBLIOGRAFÍA
HTTP://CYAVZLA.BLOGSPOT.COM/2015/07/MADERA.HTML
Fuente: http://www.arqhys.com/contenidos/madera-propiedades.html
Fuente: http://www.arqhys.com/contenidos/madera-tipos.html