You are on page 1of 3

LA FAMILIA ROMANA:

La familia romana era una institución de la antigua Roma, en el ámbito social y jurídico, que estaba
compuesta por todos aquellos que mantenían una relación de dependencia con el "pater familias".
Las familias que descendían de un antepasado común formaban gens cuyos componentes tenían el
mismo nombre.

PATER (padre):
Era el varón de mayor edad de la familia. Cada unidad familiar constaba de un pater familias (padre
de familia), que tenía un poder enorme “patria potestas” y en uso de él:

 Podía decidir sobre la vida y la muerte de sus miembros: esclavos, hijos e incluso su esposa en
algunos casos.
 Dirigía los cultos a los dioses del hogar.
 Representaba políticamente a sus miembros.
 Era el propietario de los bienes familiares.

MATER (madre):
Toda mujer dependía de un varón (marido, padre o familiar cercano) y carecía de derechos
políticos. Dirigía las tareas del hogar y su obligación era darle hijos a su marido. Para promover la
natalidad, la ley romana otorgaba privilegios a las madres por tener 3 hijos y haber cumplido su
función.
La mujer disfrutaba de una gran consideración dentro de la familia. Intensa vida social propia (salía
a comprar, participaba en banquetes e incluso trabajaba en oficios que no se consideraban
femeninos) y acompañaba al marido a actos oficiales o espectáculos.

LIBERI (hijos/as):
Se consideraba hijos a los niños nacidos de matrimonio legítimo que hubiesen sido aceptados por el
padre. El niño se ponía a los pies del padre, si el padre lo alzaba en brazos es que lo aceptaba, sino:
el niño podía ser adoptado por otra familia, abandonado o vendido como esclavo. Más tarde, la
madre podía criar al niño no aceptado de forma independiente a la familia. Al recién nacido le
colgaban en el cuello una bola de metal considerada un amuleto que protegía al portador de los
maleficios.
El "patria potestas" en cuanto a los hijos, el padre tenía 3 derechos:
 "Ius exponendi", derecho a aceptar o no dentro de la familia al recién nacido.
 "Ius vitae necisque", derecho a ordenar la muerte de cualquiera de los hijos.
 "Ius vendendi", derecho a vender a los hijos como esclavos.
En época Imperial por influencia del cristianismo, estos 3 derechos acabaron desapareciendo.

1) FILIIS: El niño se vestía con el mismo tipo de túnicas hasta los 17 años que comenzaba a usar
la toga viril.
2) FILIAE: Las niñas tampoco recibían la misma educación que los niños, raramente iban a la
escuela media y nunca a la superior, aunque algunas alcanzaron un alto nivel cultural gracias a
preceptores particulares.

EL MATRIMONIO:
Era obligado que en las bodas hubiera testigos ya que el matrimonio no se respaldaba por escrito ni
había un alcalde o párroco. Consistía en una ceremonia en la que se realizaba la entrega de la dote
de la mujer y una fiesta.
Al principio solo se podían casar los patricios, pero hacia el 445 a.C. se pudieron casar también los
demás ciudadanos, incluidos los plebeyos.
Existen dos tipos de matrimonio y dentro de ellos diversas variantes dependiendo de tu situación
social y económica dentro de la sociedad romana.
1) MATRIMONIO CUM MANU: El padre renunciaba a la "patria potestas" sobre su hija y pasaba
a asumirla el esposo. La mujer estaba sometida a la autoridad de su marido como si fuera su hija,
por lo que su esposo podía castigarla incluso con la muerte en caso de faltas graves como la
infidelidad.
Este podía realizarse mediante tres procedimientos distintos: usus, coemptio y confarreatio.

1) "Usus": La novia debía haber estado un año con su novio. Se consideraba no religioso y era
utilizado por los plebeyos. Para disolver el matrimonio era necesario que la novia durmiera durante
tres noches seguidas fuera de su casa (trinoctio).

2) "Coemptio": Consistía, en una venta ficticia de la mujer a su pretendiente, esta venta la realizaba el
padre, o quien tuviera potestad sobre ella, de modo que la mujer pasaba a ser propiedad del
marido. Tal venta se realizaba en presencia de cinco testigos por lo menos. Este tipo de matrimonio
era considerado no religioso y era utilizado por los plebeyos.

3) "Confarreatio": La mujer entraba en la familia del marido por acto de sumisión. Se realizaba una
ceremonia llamada "conventio in manu", que se llevaba a cabo comiendo trigo y tenía en cuenta
tanto la voluntad de la mujer como la de su padre o tutor. Este tipo de matrimonio era de origen
religioso y solo era practicado por los patricios.

2) MATRIMONIO SINE MANU: Daba cierta independencia a la mujer, pero el padre conservaba
la "patria potestas". Este matrimonio se podía disolver por iniciativa de cualquiera de los cónyuges (la
esposa debía consultar con sus padres). El trámite era muy simple y rápido. Consistía en enviar a la
pareja una nota con este mensaje: "Tuas res tibi habeto".

3)"MATRIMONIO ENTRE ESCLAVOS": Había dos tipos de uniones legalmente permitidas:


concubinato y contubernio:

a) "Concubinato": No era necesario el consentimiento del pater familias, ya que la mujer no entraba
a formar parte de la familia del marido y los hijos nacidos de esta unión seguirían la condición de la
madre y no la del padre.
b) "Contubernio": No tenía consecuencias jurídicas, los hijos nacidos seguían la condición de la
madre y no tenían parentesco de carácter agnaticio con el padre, sino sólo parentesco natural.

DIVORCIO:
La palabra "divortium" representa la ruptura del vínculo matrimonial que une a dos cónyuges y a
pesar de ser considerado como algo excepcional, se daba en bastantes matrimonios. Existían dos
formas de divorcio: por mutuo acuerdo (ambos querían la disolución matrimonial) o el repudio de
uno de los cónyuges:

 REPUDIUM: El marido decidía romper el matrimonio.


 DIVORCIUM: La mujer decidía romper el matrimonio.

Los "repudium" eran tan frecuentes que Augusto promulgó una ley que establecía que se debía
efectuar en presencia de siete testigos, entre ellos un liberto.
Aunque no se pudo abolir el "repudium", se le impusieron una serie de “normas” como que si no
había causa ninguna para su ejecución se le retiraba al marido la dote de la mujer y si volvía a
casarse (poco frecuente), la dote de la nueva esposa también le pertenecería a la antigua.
EDUCACIÓN:
Al principio, la educación era únicamente un asunto familiar, la crianza del pequeño hasta los siete
años pertenecía a la madre, después el niño pasaba a estar bajo la tutela del padre y la niña seguía
con la madre.
El niño aprendía agricultura, el manejo de las armas y los ritos religiosos, mientras que la niña se
formaba en las labores domésticas.
Cuando los romanos entraron en contacto con la civilización griega, se demostró que la educación
familiar no era suficiente y muchos padres decidieron dejar la educación de sus hijos/as en manos
más preparadas.
La primera escuela primaria apareció en el 234 a.C., a partir de entonces se fue perfilando lo que
acabaría siendo el sistema educativo romano con el objetivo de preparar a los niños para ser
hombres cultos y ejercer sus derechos como ciudadanos. El prototipo de romano ideal era un
militar formado por un hombre político y un intelectual.
La preparación militar se proporcionaba mediante ejercicio físico diario, la preparación para ser un
ser político e intelectual se alcanzaba en las escuelas superiores. La educación romana intentaba
inculcar en el niño una serie de valores importantes tanto mediante los padres como por el mismo
Estado. Estos valores eran: el ahorro, la lealtad, la disciplina y la razón:

-El ahorro y la lealtad eran los primeros valores romanos, los cuales se conseguían mediante la
cultura general
-Otros valores también eran la disciplina; es decir, que el ciudadano debía respetar las leyes, las
tradiciones, los magistrados y el orden establecido. Y la razón, que era una cualidad práctica que
consistía en discernir qué era más conveniente para sacar mayor provecho.

CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA EDUCATIVO ROMANO:


La educación en la Antigua Roma se basaba en el estudio de la literatura latina y griega con la
intención de formar a los alumnos en el arte de la oratoria. Estaba formada por tres etapas: la
instrucción primaria (lectura y literatura) y las clases de retórica. Pero estas fases sólo iban dirigidas a
las familias adineradas ya que no era gratis.

ENSEÑANZA PRIMARIA: (7-12 años) lectura, escritura y cálculo. Números romanos y recitaban
las lecciones que previamente tenían que memorizar. Podía recibirse en casa, con profesores
particulares, pero la mayoría de niños y niñas acudía a la escuela del litterator.

 ENSEÑANZA SECUNDARIA/MEDIA: (12-16 años) latín, griego, gramática y literatura La


impartía el "grammaticus". A los 16 años, los estudiantes podían especializarse en la retórica (para
aprender a hablar en público), lo cual era muy importante en la educación, pues permitía a los
alumnos alcanzar puestos de alto rango en los juzgados

 ENSEÑANZA SUPERIOR: (+16 años) El joven pasa a la escuela del profesor de retórica (rthetor),
generalmente griego. Después de una serie de ejercicios preparatorios, el alumno se ejercitaba en la
declamación, en la que se distinguían dos géneros:

1. Suasoriae: Discursos sobre temas históricos. Eran monólogos en los que personajes famosos de la
historia valoran los pros y los contras antes de tomar una decisión.
2. Controversiae: Discusiones entre dos escolares que defendían puntos de vista contrarios sobre
temas judiciales muy variados.