You are on page 1of 2

ANÁLISIS BAV DE CHINA

(Marca-país)

La última edición de Anholt Nation Brands Index (NBI) destaca que la marca-país
China se ha visto muy afectada por los últimos escándalos relacionados con la
retirada de productos fabricados en ese país. Con una caída de cuatro puntos,
China ha sufrido las mayores pérdidas en imagen de marca que cualquier otro país
en el periodo transcurrido entre el último trimestre de 2005 y el segundo de 2007
(Marketing Directo, 2007).

En el análisis se destaca que la marca-país China ha empeorado su imagen en seis


de las dimensiones analizadas por el informe NBI: Exportaciones, Gente, Gobierno,
Turismo, Cultura y tradición e Inmigración e inversión.

La creación de una marca requiere un producto que responda a las expectativas,


una proposición de valor, creatividad para diferenciarse y recursos para su
promoción.

Como marca país, China está rediseñando su propia identidad, la necesidad de


omitir el fantasma de “baja calidad” le costará tiempo y grandes acciones para
generar credibilidad al mundo. Se evidencia especialmente en Shanghái el interés
de un país por abandonar la imagen de productor para convertirse en negociador.
Aunque su tradicionalismo político interfiere en los avances sociales, la estrategia
de marca país deberá capitalizarse sobre la confianza que deben ganar los
productos en mercados extranjeros, exponerse a la libertad de expresión y
acercarse al mundo occidental sin perder su identidad nacional (PaísMarcaOBS,
2015).

En la edición 2018 del estudio sobre el valor financiero de marcas país realizado por
la consultora especializada en valuación y estrategia de marca, Brand Finance, nos
dice que China sigue creciendo, a pesar de las amenazas de la guerra comercial,
registra un valor de marca país de US$12,8 billones (BrandFinance, 2018).

En el 2018 China mantuvo la segunda posición como la marca país más valiosa con
un 25% arriba a su valor ascendiente, el aumento en el valor de la marca también
es un reconocimiento a ciudades en auge como Pekín y Shanghái, por su
infraestructura de clase mundial y su mano de obra, que las convierten en algunos
de los mejores lugares del mundo para hacer negocios.

China también escala en materia de fortaleza de marca, donde alcanza 73.5 puntos,
resultado de la intensificación de su papel en la escena mundial, defendiendo el libre
comercio y liderando los esfuerzos para combatir el cambio climático en tiempos en
que los Estados Unidos se vuelca hacia el proteccionismo y le da prioridad a sus
propios intereses, por encima de toda política energética de colaboración.

En años recientes, China también se ha reenfocado de la producción de productos


básicos hacia la creación de marcas de clase mundial, como Huawei y Alibaba, cuyo
éxito a su vez refuerza la fuerza de la marca país (BrandFinance, 2018).

Fuentes:

Brand Finance. (2018). Brande Finance Nation Brands 2018: 16 marcas país de
America Latina perfilan en estudio anual. Obtenido de
http://brandfinance.com/news/press-releases/brand-finance-nation-brands-
2018-16-marcas-pas-de-amrica-latina-perfilan-en-estudio-anual/

Marketing Directo. (2007). La marca-país China se ve afectada por sus productos.


Obtenido de https://www.marketingdirecto.com/marketing-
general/publicidad/la-marca-pais-china-se-ve-afectada-por-sus-productos

PaísMarcaOBS. (2015). CHINA: UN NUEVO ESCENARIO PARA EL MARKETING.


Obtenido de https://paismarca.com/2015/02/08/china-un-nuevo-escenario-
para-el-marketing/