You are on page 1of 4

Superar el miedo al rechazo ¿Qué es el miedo al rechazo?

Acaba de ocurrir lo peor que te podría suceder: te han rechazado. Acabas de recibir la carta, el e-mail o El miedo al rechazo podría definirse del siguiente modo:
el fax; o bien, recibiste la indirecta en una conversación telefónica. La angustia te ha embargado poco a
poco, a medida que te has ido dando cuenta de que te han rechazado. Puede tratarse de un empleo que Miedo irracional de que otros no te aceptarán por como eres, lo que piensas o cómo actúas.
deseabas mucho, de un curso al que querías desesperadamente asistir, de un amante de quien estás
profundamente enamorad@ o, tal vez, un amig@ de siempre ha dado la espalda a tu amistad y te ha Patrón que lleva a una gran precaución en tu comportamiento e interacciones con otras personas.
abandonado.
Estado mental que te hace incapaz de hacer o decir cualquier cosa por miedo al rechazo de otras
¿Cómo se manifiesta el rechazo? personas, falta de aceptación, o desaprobación.

Si ya nos han rechazado muchas veces, el rechazo se convetirá en un dolor familiar muy intenso, Forma de ser de las personas que son muy dependientes de la aprobación, el reconocimiento, o la
precisamente porque nos es familiar. Tal vez lloremos mucho o, por el contrario, no podamos soltar ya ni afirmación de otras para sentirse bien consigo mismos. Para mantener sentimientos de adecuación
una sola lágrima. personal, estos individuos están constantemente preocupados por las reacciones de los demás hacia
ellos.
En un estado de rechazo agudo, podemos pensar que "todo" nos rechaza. Probablemente sintamos que
nuestro mundo está hecho añicos y todo lo que nos rodea adquiere un tono angustiante. No es así en Actitud de auto-censura que inhibe la creatividad, la productividad, y la imaginación.
realidad, claro, pero el trauma del rechazo es una emoción global que lo impregna todo.
Fuerza impulsora detrás de muchas personas que les impide ser seres humanos auténticos. Están tan
Las emociones relacionadas con el rechazo incluyen: atrapados por la necesidad de aceptación de otras personas que pierden su propia identidad en el
proceso. Imitan las maneras en las que otros actúan, visten, hablan, piensan, opinan, y funcionan. Se
La rabia: "¿Cómo han podido hacerme esto a mi?" convierten en los "clones" de los modelos que necesitan tan desesperadamente emular para ganar la
aceptación.
La depresión: "Recuerdo este horrible sentimiento, quizá me convenga no volver a esperar nada nunca
más y sumirme en la desesperación". Proceso subyacente en la efectividad de la presión ejercida por los compañeros, que hace que la gente
actúe de manera estereotipada dentro de una determinada subcultura o grupo. Anhelan el
El odio: "Lo odio por haberme hecho esto", o bien "Me odio a mi mismo porque siempre me ocurre lo reconocimiento y la aceptación del grupo de referencia con quien desean identificarse.
mismo".
Actitud que roba gran cantidad de energía y da lugar a inmovilización y comportamientos
El miedo: "¿Qué será de mí ahora?" contraproducentes y autodestructivos. Esta actitud fomenta un pensamiento y comportamiento
irracionales, dando por resultado el estancamiento, la regresión, y la depresión.
Superar el miedo al rechazo. Nuestro equipo de psicólogos en Valencia te enseña
Fuerza impulsora de algunas personas para todas las acciones en sus vidas. Juega un papel importante
Cuando experimentas el rechazo, tienes la sensación de estar viviendo el peor momento de tu vida. Y en sus opciones referentes a su educación, elección de carrera, comportamiento en el trabajo, nivel del
quizás lo sea. logro, relaciones interpersonales y maritales, vida familiar y comunitaria, y al modo en que pasan el
tiempo libre.
Sin embargo, es también un momento de tremendo potencial. Cuesta creerlo, pues tendemos a asociar
el rechazo al dolor que causa. En cambio, el rechazo esconde una puerta abierta de nuevas Acción de dar a los demás más poder del que se dan a ellos mismos respecto a cómo se sienten sobre sí
posibilidades en nuestro apasionante viaje por la vida. mismos. Lo que otros dicen o piensan de esta persona determina cómo se siente consigo misma. Está
totalmente a merced de otras personas para sentirse de un modo u otro. La autosatisfacción y creencia
Veamos cómo hacerlo: en uno mismo está en los demás. El miedo al rechazo es la abdicación del poder y control sobre la
propia vida.
El miedo al rechazo esconde los fantasmas de todos los rechazos anteriores así que, para superarlo,
debemos entender también cómo esos rechazos del pasado impregnan y afectan a nuestra forma de Comportamiento típico de las personas que funcionan según el miedo al rechazo
pensar.
 Son poco o nada asertivas.
Además, superar el miedo rechazo implica aprender a ver el rechazo desde otras perspectivas. Éstas
incluyen entender cómo nos rechazamos a nosotros mismos y cómo establecemos pautas de repetición  No se expresan abiertamente ni dejan que los demás sepan cómo se sienten sobre algo,
del rechazo. Aprenderás, entonces, a cambiar el sistema de creencias que te impiden encontrar la parte especialmente si sus opiniones son diferentes.
positiva del rechazo, a no dejarte paralizar por él y a avanzar hacia la siguiente fase, que está llena de
posibilidades.
 No tienen ni el valor ni la capacidad de ayudar a otras personas a desistir de
comportamientos auto-destructivo, (por ejemplo, abuso de alcohol o drogas).
 Les falta el valor para funcionar de modos diferentes a los de otras personas, incluso cuando  Reconocen que la persona por quien se preocupan está en un círculo sin salida que le
no disfrutan del comportamiento en el cual están implicados. perjudica.

 Recurren a comportamientos pasivo/agresivos; es decir, una hostilidad disimulada que no Resultado: La persona que funciona según el miedo al rechazo termina por alejar a los propios amigos,
permite ninguna comunicación abierta. familia, y personas que se preocupan por ella. Este alejamiento es visto como rechazo, y el círculo
vicioso continua con resultados negativos.
 Mantienen sus sentimientos ocultos, de manera que es difícil para los demás relacionarse
con ellos. 2. Aquellos por quienes la persona teme ser rechazada:

 En privado expresan una gran cantidad de ira o depresión sobre lo desafortunada o infeliz  No valoran verdaderamente a esa persona.
que es su vida. Aún así, cuando los ayudan a tener en cuenta alternativas que implican la
confrontación con otros, toman la actitud de "sí, pero..."  No reconocen que está haciendo grandes sacrificios para ser aceptado por ellos.

 Se sienten confusos en cuanto a su verdadera identidad, usando máscaras para complacer a  Ignoran sus derechos.
otros.
 Presionan consciente o inconscientemente a la persona para continuar conformándose a sus
 Huyen de los demás y de los encuentros sociales, en los que no se sienten capaces de ser deseos.
naturales.
 No se dan cuenta de que teme su rechazo y no toman a esta persona en serio.
 Se obsesionan tanto con la necesidad de funcionar y actuar de la manera "prescrita" que
llegan a ser rígidos, inflexibles, y cerrados a un comportamiento alternativo. Esto es así  Ignoran los comentarios o ideas de la persona y nunca la incorporan a su círculo interno.
incluso si son infelices en el estilo de vida al que se atienen tan rígidamente.
 Encuentran chistoso cómo la persona se doblega para complacerlos.
 Son deshonestos consigo mismos, lo cual se transfiere a sus relaciones con los demás,
convirtiéndose en deshonestos también con ellos.  Manipulan a esta persona para hacerles gran cantidad de favores y se deshacen de ella una
vez que dejan de necesitar los favores.
¿Cómo reaccionan los demás ante las personas que funcionan en base al miedo al rechazo?
 Rechazan abiertamente a la persona una vez que la han utilizado o cuando esta persona ha
1. Aquellos que se preocupan por la persona con miedo al rechazo: logrado reunir el valor para decirle lo que piensa.

 Los animan a ser más asertivos. Resultado: La persona que funciona en base al miedo al rechazo acaba siendo rechazada por las
mismas personas de quien teme el rechazo.
 Les piden que cambie su estilo de vida y que sean fieles a sí mismos.
Motivos que llevan a una persona a temer el rechazo
 Reconocen la falsedad y encuentran difícil confiar en la integridad y la honestidad de la
persona.  Tienen un concepto negativo de sí mismos porque nunca se sintieron completamente
validados en sus familias del origen.
 Se cansan del comportamiento de la persona, que consideran irreal.
 Han tenido una experiencia traumática de rechazo; por ejemplo, burlas continuas por algún
 Se sienten frustrados cuando sus ofrecimientos de ayuda son ignorados una y otra vez. defecto físico en la niñez; abandono.

 Se encuentran a sí mismos preguntando qué está sintiendo la otra persona con miedo a su  Han carecido de modelos apropiados en sus vidas que los aceptasen como realmente son.
respuesta.
 Se sienten inseguros en su identidad personal, con una carencia debilitante de confianza en
 Se sienten incómodos junto a esa persona, con temor de que su malestar con el sí mismos.
desafortunado estilo de vida que lleva lo interprete como rechazo o desaprobación.
 Nunca se han expuesto a modos sanos de manejar los conflictos o el desacuerdo.
 Encuentran difícil llevar una conversación normal con la persona cuando los problemas que
surgen del miedo al rechazo le resultan evidentes.  Carecen de las habilidades sociales necesarias para adaptarse a un grupo de referencia.
 Han sufrido aislamiento social en su infancia. 

 Carecen de ciertos talentos o habilidades personales y piensan que eso los aparta de los MÁS AUTOESTIMA
demás y contribuye a su falta confianza en sí mismos.
Liberarnos del miedo a no gustar
 No son conscientes de que están funcionando en base al miedo al rechazo y pueden incluso
negarlo si alguien se lo dice. Si andamos bajos de autoestima es fácil que sentirnos aceptados por los demás se convierta en una
cuestión de vida o muerte
 Tienen un defecto físico que consideran que los hace poco atractivos a los demás.
Si de niños no crecimos lo suficientemente respaldados por nuestros padres, no llegamos a forjar una
sólida confianza en nosotros mismos. Y ahora, ya adultos, tenemos la necesidad de sentirnos aceptados
 Les han dicho toda su vida que eran personas se segunda clase o diferentes.
por los demás por encima de todo.
Superar el miedo al rechazo
Cómo superar el miedo al rechazo
1. Lee este artículo desde el principio y decide si funcionas o no en base al miedo al rechazo.
De niños, el no someternos a las exigencias de los seres queridos podía acarrear su enfado y
menosprecio. Para nosotros, este rechazo suponía una catástrofe.
2. Identifica en un diario a las personas cuyo rechazo temes.
Sin darnos cuenta hemos heredado esa desaprobación continua recibida y la hemos hecho muy nuestra.
3. Describe en tu diario cómo tu miedo al rechazo se expresa en tu comportamiento hacia las personas
Y si nos sentimos poco valorados en nuestra infancia, ahora posiblemente seamos nuestro peor juez.
que identificaste en el punto 2.
Recuerda que ya no eres una criatura dependiente de los demás, eres una persona adulta
4. Describe en tu diario tus patrones de comportamiento sanos, productivos y racionales alternativos a
independiente que puede protegerse del peligro. Han pasado ya muchos años y el sentimiento de
los identificados en el punto anterior.
peligro, que en el pasado nos hizo replegarnos, ya no tiene sentido.
5. Describe en tu diario cuáles serían las consecuencias de usar los patrones alternativos de
¿Estamos capacitados para cuidarnos y romper esa dependencia? Estas 8 ideas nos describen cómo.
comportamiento enumerados en el punto 4.
1. Observarnos menos y ¡vivir más!
6. Describe en tu diario qué obstáculos, aparte de tu miedo al rechazo, te impiden adoptar el
comportamiento alternativo enumerado en el punto 4.
En el mundo hay más de 7.000 millones de habitantes y es imposible caerles bien o gustarles a todos.
Cada persona es única y no tiene sentido alguno compararnos.
7. Analiza los obstáculos enumerados en el paso 6 y describe en tu diario si son creencias irracionales u
obstáculos reales para cambiar. Si son creencias irracionales sigue los pasos para combatir las
Sacrificando sus propios intereses y necesidades, muchas personas para gustar y ser aceptados,
creencias irracionales. Si los obstáculos no son creencias irracionales sino problemas reales, utiliza
acaban adaptándose a los deseos y opiniones de los demás. Pero para ser felices, lo que realmente
técnicas de solución de problemas.
necesitamos es analizarnos y criticarnos menos.
8. Lleva a cabo los patrones alternativos de comportamiento, no basados en un miedo al rechazo.
El gran problema no son los demás, sino esa constante lluvia de autojuicios a la que nos
sometemos. Todas somos personas excepcionales y sin embargo cada una se ha convertido en su propia
9. Si todavía tienes problemas y miedo al rechazo, vuelve al punto 1 y comienza otra vez.
peor enemiga.
Para describir estos puntos con más facilidad, puedes utilizar este esquema:
2. Atrevernos a ser como somos
 Las personas de quienes temo el rechazo son: Quizá no lo veas claro ahora, pero ser uno mismo, ser auténtico, es el mayor logro que podemos
conseguir en nuestras vidas. Ser uno mismo te libera de los miedos, de los frenos y de los
 Mi miedo al rechazo se expresa en los siguientes comportamientos: condicionamientos ajenos.

 Los comportamientos alternativos sanos que querría utilizar son: Cada persona nace con su propia identidad, con sus propios dones y talentos; muchas veces, por la
presión recibida, los abandonamos y no los desarrollamos.
 Las consecuencias de utilizar los patrones de comportamiento del punto 4 sería:
Ha llegado la hora de dejar atrás los sueños y los deseos de los demás para cumplir los tuyos propios.
 Otros obstáculos (aparte del miedo al rechazo) que me impiden adoptar comportamientos Seguir tu propio camino te va a dotar de una alta autoestima y de un profundo sentimiento de seguridad.
alternativos son:
3. Cuidarnos de sufrir con las críticas Nuestra vida es nuestra, vivámosla y disfrutémosla.Empecemos a proponer planes, a hacer las cosas
que realmente nos gustan. A resolver nuestros problemas hallando nuestras propias soluciones, no
A veces dejamos que nos influya en negativo lo que piensen los demás sobre cualquier aspecto de dependemos de los demás para todo.
nuestra vida (físico, relaciones, trabajo, forma de vestir, etc.).
Valernos por nosotros mismos nos aleja de la dependencia emocional. Siempre podrán echarnos una
Siempre podemos -todos- mejorar. Nadie es “perfecto”. Si alguna persona realiza algún comentario mano o darnos un consejo, pero la última palabra, la decisión final, siempre es nuestra.
personal sobre nosotros, podemos tomar y aceptar las observaciones constructivas como un beneficio.
8. Hagamos cosas para nosotros
Podemos tomar las críticas negativas como una oportunidad para ver más allá en las razones del
malestar de la otra persona. Reflexionar sobre la intención que tenía al decirlas y aprovechar para ver si Cuando recuperamos nuestro verdadero yo y dejamos de depender de la aprobación de los demás, de su
nosotros mismos nos juzgábamos de forma parecida. juicio, o del nuestro, nos sentimos liberados y nos apetece realizar actividades y cambios que en nuestro
momento no llevamos a cabo por temor.
4. Empezar a hablarnos diferentes
Podemos comenzar con retos sencillos como:
Creemos que dependemos de la opinión de los demás, perolo que nos paraliza de verdad es esa
“mirada externa” imaginaria que está en nuestro interior.  Utilizar colores que no usábamos por parecernos llamativos.

Una vez asumida esta premisa, podemos centrar nuestra energía y atención en comunicarnos más  Darnos un corte de pelo diferente.
amablemente con nuestro yo interno.

Al empezar a escucharnos desde este otro lugar, advertiremos que nuestra voz interior llega cargada de
 Apuntarnos a actividades que nos gustan pero que no nos atrevíamos a hacer: baile, teatro,
un taller de escritura, un curso de buceo.
reproches
Tras los primeros cambios, planteémonos objetivos más ambiciosos. En nuestras manos reside nuestra
Pero poco a poco, con paciencia, iremos aprendiendo a detectarlos y desactivarlos. Y nos daremos
felicidad.
cuenta de que así nos sentimos más fuertes y con más energía disponible.

5. Acercarnos a nuevas personas

Cuando empezamos a conectar con nosotros mismos de otra forma más amable, nos liberamos. Y,
entonces, ya no necesitamos poner afuera, a nuestro alrededor, a personas que expresen lo que
nosotros de alguna manera ya reproducíamos en nuestro diálogo interior.

Al expresarnos con mayor libertad y autoaprobación, no “perderemos” amistades antiguas, sino


que dejaremos de buscar fuera ese juicio negativo que, en realidad, es solo nuestro. Y sí, eso quizás nos
hará acercarnos también a otras personas nuevas.

6. Nuestra opinión importa

No tengamos miedo de expresar lo que pensamos, de compartir nuestras ideas, de ofrecer sugerencias,
de rebatir a los demás. Nuestra opinión es tan válida como la de los otros, más si cabe, cuando se trata
de nuestra propia vida.

Sabemos mejor que nadie lo que nos agrada, lo que nos disgusta, lo que es adecuado para nosotros y lo
que no. Atrás dejamos una infancia en la que nuestra voz fue sistemáticamente acallada e invalidada.

Recuperemos nuestras propias palabras, expresémonos con libertad, debate, defendiendo nuestra
postura, atreviéndonos a decir que No. Tenemos mucho que aportar si dejamos de frenarnos.

7. Decidamos pero sin criticarnos

Creamos en nuestras decisiones, confiemos plenamente en ellas. Son nuestras decisiones, no


necesitamos que los demás las aprueben. No tenemos que darle explicaciones a nadie.