AL-QAEDA Y LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO DESPUES DE LA GUERRA DE IRAK Traduccion Revista de la Escuela Nacional de Inteligencia, Buenos Aires, Vol

. III, 2006. Por Ely Karmon

1

MERIA
AL-QAEDA Y LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO DESPUÉS DE LA GUERRA DE IRAK Por Ely Karmon * El presente trabajo brinda un detallado análisis de los hechos recientes de las actividades terroristas de Al -Qaeda en Oriente Medio. Es parte de un documento escrito originalmente para un proyecto y conferencia sobre “Después de la Guerra de Irak: Cambios Políticos y Estratégicos en Europa y Oriente Medio”, copatrocinado por el Centro GLORIA y el Centro Militar de Estudios Estratégicos (CeMiSS) de Italia. Debería destacarse que, contrariamente a la impresión dada por los medios y algunos analistas de Occidente sobre la denominada característica de red difusa independiente, Al-Qaeda comenzó su vida y continuó durante largo tiempo sus actividades con la ayuda de estados:1 • • • Década del ´80, fase 1: Actividad en Pakistán, Arabia Saudita y los Estados Unidos. 1990 – 1996, fase 2: Trabaja conjuntamente con el régimen revolucionario islámico de Sudán para exportar la revolución a Egipto, Argelia, Arabia Saudita y Eritrea. 1996 – 2001, fase 3: Operaciones desde Afganistán, como un aliado del gobierno Talibán.

Aun hoy, la organización tiene como “centro el estado” en el sentido que su objetivo es tomar el poder en determinados estados islámicos y establecer una nueva forma de gobierno autoritario, un califato. La importancia de una base confiable en territorio musulmán queda reflejada en el retorno de Al–Qaeda a tierra árabe, y en sus intentos de desestabilizar por lo menos un gobierno y lograr un nuevo “santuario” seguro. Ayaman alZawahiri, el segundo de Bin Laden, explica la importancia de la búsqueda de una “base fundamentalista”2: “La victoria de los movimientos islámicos contra la alianza mundial no puede lograrse a menos que estos movimientos posean una base islámica en el corazón de la región árabe”. Observa que la movilización y entrega de armas a la nación no dará resultados tangibles a menos que se establezca un estado fundamentalista en la región: “La creación de un estado musulmán en el corazón del mundo islámico no constituye un objetivo fácil o cercano. Sin embargo, es la esperanza de una nación musulmana restablecer el califato derrocado y recuperar su gloria perdida... No debemos desesperarnos por los repetidos fracasos y calamidades. No debemos bajar 2

nuestros brazos pese a las pérdidas o sacrificios que enfrentemos. Comencemos nuevamente después de cada golpe, aun si debemos comenzar de cero.” Es en este marco que debemos ver la concentración de los esfuerzos operativos de Al-Qaeda en el frente iraquí. A fines de 2004, el Departamento de Estado de Estados Unidos evaluó que el rol de grupos islamistas en Irak convierte a ese país “en el campo de batalla central de la guerra global contra el terrorismo”3. Desde la caída del régimen Talibán y la “base sólida” de Al-Qaeda en Afganistán, pueden distinguirse tres fases en la actividad operativa de la organización junto con sus afiliados y seguidores del mundo musulmán: (1) Después de la caída de Afganistán, la estrategia de desestabilizar países musulmanes mediante ataques contra objetivos blandos; (2) Después de la caída del régimen de Saddam Hussein, la concentración en la arena iraquí contra el ejército de Estados Unidos y las fuerzas de la coalición con la esperanza de una victoria según el modelo del Afganistán de los ´80; (3) Desde el otoño de 2004, una extensión de la lucha a la mayor parte de Oriente Medio, un mayor esfuerzo en Europa por la aparición de las primeras divisiones estratégicas en sus filas. Al –Qaeda se debilita después de la caída de Afganistán El objetivo del Frente Islámico Mundial (WIF, por su sigla en inglés) sobre la Lucha contra Judíos y Cruzados proclamada por Bin Laden el 22 de febrero de 1998 fue crear una alianza internacional de organizaciones, grupos y Clérigos Musulmanes Islamitas Sunnitas compartiendo una ideología religiosa / política común y una estrategia global de la Guerra Santa (Jihad). Fue remplazada en la primavera de 2002 por un nuevo nombre, o tal vez esquema Qa´idat al- Jihad (la base Jihad), y la WIF virtualmente desapareció.4 Después de la guerra de Afganistán y hasta los atentados en Madrid en marzo de 2004, a pesar de las amenazas repetidas de Bin Laden, al-Zawahiri y otros voceros de Al-Qaeda sobre un atentado devastador en el corazón de Estados Unidos y el mundo occidental, todos los atentados terroristas exitosos han golpeado países musulmanes (y comunidades musulmanas tales como Mombasa y Kenya). Grupos locales o regionales asociados con Al-Qaeda fueron fundamentalmente responsables de estas operaciones. Ellos incluyen las facciones Salafi en Túnez y Marruecos; los Islamitas de Yemen; o los al-Gama Islamiya de Indonesia (en realidad un grupo dirigido desde Indonesia por Abu Bakr Bashir pero con ramas malaya, filipina y singapurense luchando para formar un nuevo estado islámico regional).5 Parece que sólo los ataques suicidas en Arabia Saudita, en mayo de 2003, estuvieron directamente relacionados con militantes de Al-Qaeda.6 Como dato interesante, con la excepción de Arabia Saudita, las economías de todos estos países o comunidades (Djerba, Bali, Casablanca, Estambul, Mombasa) son fuertemente dependientes del turismo.

3

La campaña de los terroristas de Al-Qaeda y sus asociados contra regímenes árabes y musulmanes puede explicarse por un cambio en el pensamiento estratégico e ideológico de aquellos islamitas que ahora ocupan el vacío dejado por Bin Laden y su segundo. La toma de infraestructuras turísticas como blanco trae a la memoria la estrategia de los grupos jihadistas egipcios de mediados de los ´90. Uno podría especular que esta estrategia es producto de la creciente influencia de al-Zawahiri, el segundo de Bin Laden.7 Sin embargo, esto también es el resultado de la declinación de las capacidades operativas de Al-Qaeda luego de la rápida caída de Afganistán, la permanente campaña de acoso contra sus líderes y la captura o eliminación de muchos de sus comandantes principales.8 El 11 de febrero de 2003, justo antes de la guerra comandada por Estados Unidos en Irak, Bin Laden distribuyó dos audiocasetes, uno dirigido al pueblo iraquí y el otro (de 53 minutos, su discurso más largo hasta la fecha) estaba dirigido a los gobiernos y clérigos árabes. El foco principal de su discurso no era los Estados Unidos, sino más bien los gobiernos árabes y los clérigos islámicos que los apoyaban y les daban legitimidad. El conflicto con estos gobiernos árabes fue presentado como eterno e insoluble.9 Foco en la arena iraquí El mensaje de Bin Laden en febrero de 2003 al pueblo iraquí buscó alentar su moral y guiarlos sobre cómo deberían enfrentar y vencer la próxima invasión de su país por parte de los norteamericanos. En un intento de convencer a los iraquíes de que los Estados Unidos no eran invencibles, Bin Laden explicó cómo él y sus seguidores, que sumaban sólo alrededor de 300, habían frustrado la acción americana contra ellos en Tora Bora en Afganistán. Destacó la importancia de la lucha unida del pueblo iraquí contra los norteamericanos, independientemente de que fueran árabes o no árabes (kurdos), sunnitas o chiítas.10 El 10 de marzo de 2003, los sabios religiosos de la Academia Islámica de Investigación de la Universidad al-Azhar de Egipto declararon que un ataque de Estados Unidos contra Irak requeriría que árabes y musulmanes libraran una “Jihad” en defensa de los iraquíes contra “un nuevo cruzado que tiene como blancos su tierra, honor, credo y patria”.11 En el clímax de la guerra, el vicepresidente iraquí Taha Yassin Ramadán declaró que el gobierno de Saddam Hussein estaba preparado para enfrentar la aplastante superioridad militar de los Estados Unidos mediante el uso de generalizados ataques suicidas contra las tropas norteamericanas y británicas “y todos los que los apoyan”, tanto dentro de Irak como en cualquier otro lugar del mundo árabe. En una conferencia noticiosa, el 29 de marzo de 2003, él sostuvo que el soldado iraquí que mató a cuatro norteamericanos en un ataque suicida fuera de la ciudad santa de Najaf fue el primero en una lista de voluntarios iraquíes y de otros países árabes dispuestos a convertirse en “mártires”. Dijo que los árabes fuera de Irak deberían ayudar “a convertir cada país del mundo en un campo de batalla”12.

4

Tras la caída de Bagdad, al-Nida, el sitio web de Al-Qaeda, publicó una serie de artículos que afirmaban que la guerra de guerrillas era el arma más poderosa que tenían los musulmanes, el mejor método para continuar el conflicto con el “cruzado enemigo”. Mencionó que era con la guerra de guerrilla que los norteamericanos fueron vencidos en Vietnam y los soviéticos en Afganistán, “el método que echó el colonialismo directo de los cruzados de la mayoría de las tierras musulmanas, siendo Argelia el caso más conocido”13. A pesar de las advertencias norteamericanas, Damasco permitió el pasaje de miles de voluntarios, muchos de ellos sirios, deseosos de unirse a los iraquíes en su guerra contra los norteamericanos. Comenzó con unas pocas docenas de voluntarios, en su mayoría de campos de refugiados palestinos en Líbano. Esto continuó hasta que un misil lanzado desde un avión norteamericano impactó contra uno de los ómnibus de voluntarios en Irak, matando a cinco pasajeros .14 Así, el escenario para la campaña terrorista e insurgente en Irak ya se había conformado en las semanas y posiblemente los meses previos a la guerra, involucrando una coalición “objetiva” de ex integrantes del partido Baaz, del ejército y oficiales de inteligencia, de islamistas sunnitas iraquíes provenientes del entorno de Saddam y de voluntarios musulmanes de los países árabes y europeos, con el apoyo tácito de Siria y probablemente de Irán. Debido a algunos errores estratégicos norteamericanos importantes y a pesar de la asombrosa y firme campaña militar norteamericana en Irak, este escenario se transformó en “una sucesión de violencia e incertidumbre”: la falta de una rápida alternativa política iraquí al régimen de Saddam (contrariamente a lo que sucedió en Afganistán), el desbande del ejército y las fuerzas policiales regulares y la falta de una planificación clara para el momento inmediato después de la guerra.15 Según las palabras de un conocido analista militar norteamericano, “los Estados Unidos eligieron una estrategia cuyos objetivos posbélico fueron irreales e imposibles de lograr y sólo planificados para la guerra que querían librar y no para la paz que seguramente seguiría”16. Resulta necesaria una breve descripción de la insurgencia iraquí para comprender y evaluar su utilización por parte de Al-Qaeda y otros grupos jihadistas globales para expandir la lucha a todo Oriente Medio y más: “Durante el verano y otoño de 2003, los insurgentes iraquíes surgieron como fuerzas eficaces con importante apoyo popular en las áreas sunnitas árabes y desarrollaron una mezcla de tácticas cada vez más sofisticadas. En este proceso, también se desarrolló una amenaza extremista islamita local y extranjera que deliberadamente trató de dividir a los árabes sunnitas de Irak de los chiítas, kurdos y otras minorías iraquíes árabes. Para el otoño de 2004, esto tenía elementos de una

5

guerra civil de bajo nivel y en junio de 2005, amenazó escalar hacia un conflicto civil mucho más serio”.17 Los insurgentes, terroristas y extremistas iraquíes, explotaron la concentración de los medios en incidentes dramáticos con alto número de bajas y gran publicidad. Ellos crearon “alianzas de conveniencia y redes informales con otros grupos para atacar a los Estados Unidos, a varios elementos del Gobierno Interino Iraquí y al gobierno electo, y a todos los esfuerzos de construcción de una nación”. Luego los insurgentes se concentraron cada vez más en blancos del gobierno iraquí como así también en fuerzas de seguridad policial y militar iraquíes, y trataron de evitar que los sunnitas participaran en el nuevo gobierno para, de este modo, causar tensión y conflicto entre sunnitas-chiítas y árabeskurdos. Para mayo de 2005, esto comenzó a provocar represalias chiítas, a pesar de los esfuerzos de sus líderes para evitarlo, contribuyendo aún más a los problemas para la creación de un gobierno legítimo y de fuerzas nacionales.18 Aunque desde el comienzo de la guerra y sus consecuencias inmediatas, numerosos grupos islamitas estuvieron involucrados en la lucha contra Estados Unidos y las fuerzas de la coalición, el terrorista palestino-jordano Abu Musab al-Zarqawi fue considerado el líder más peligroso del grupo relacionado con Al -Qaeda.19 Abu Musab al-Zarqawi fue presentado por los Estados Unidos y las agencias de inteligencia occidentales como el ex director de un campo de entrenamiento en Afganistán y un estrecho colaborador de Osama Bin Laden. Se cree que escapó a Irak durante la invasión de Estados Unidos. Según se dijo, estuvo en Bagdad entre mayo y julio de 2002 para realizar un tratamiento médico y a la vez crear una red de aproximadamente dos docenas de miembros que se trasladaron libremente por Bagdad durante ocho meses, realizando fundamentalmente transferencias de dinero y materiales.20 Coordinó las actividades terroristas en Oriente Medio, Europa Occidental y Rusia desde su base en Irak, y sus conexiones se extienden hasta Chechenia y el “Pankisi Gorge” en Georgia. Al – Zarqawi fue considerado el líder del grupo terrorista al – Tawhid, que por primera vez llamó la atención pública en Alemania cuando uno de sus miembros fue arrestado en ese país en abril de 2002 .21 También se presentó a Al-Zarqawi como líder dentro del contingente árabe de Ansar al – Islam, relacionado con el complot de Al-Qaeda en Jordania durante las celebraciones del milenio, como así también con los intentos de diseminar el agente biológico risina en Londres y posiblemente en otros países de Europa.22 En algún momento, muy probablemente después de la ocupación de Irak en abril de 2003, él se escindió de Ansar al – Islam y creó su propia organización, a la que denominó Al – Tawheed wal Jihad (Monoteísmo y Jihad). Esta organización se conoció por primera vez cuando el ciudadano norteamericano Nicholas Berg fue decapitado en abril de 2004, supuestamente por el mismo Zarqawi y el hecho fue grabado en video y mostrado en sitios web islamitas. Al – Tawheed wal Jihad carecía de una base sólida de operaciones y

6

por lo tanto el grupo decidió utilizar Fallujah como “un paraíso seguro y una protección segura para el pueblo del Islam – “La República de Al – Zarqawi”23. Los insurgentes radicales islamitas sunnitas, como aquellos pertenecientes al grupo de Zarqawi, llamados también “neo - Salafis” o “Takfiros”, creen que están librando una guerra regional en Irak para crear un estado puritano sunnita, una guerra que se extiende por todo el mundo y afecta a todos los estados árabes y a todo el Islam. Los voluntarios extranjeros constituyen uno de los aspectos más peligrosos de la insurgencia en los ataques terroristas sectarios más crueles contra civiles – fundamentalmente ataques suicidas, secuestros y decapitaciones. Algunos clérigos y organizaciones islamitas reclutan árabes jóvenes y hombres de otros países islámicos para organizaciones extremistas islámicas y luego los infiltran en Irak a través de países como Siria. Existe el peligro de que algunos probablemente sobrevivan y surjan como nuevos cuadros de terroristas expertos creando una nueva generación de entrenados hombres jóvenes extremistas y jihadistas fuera del país.24 El grupo de Zarqawi está compuesto fundamentalmente de voluntarios árabes no iraquíes originarios de países fronterizos de Irak – Arabia Saudita, Kuwait, Jordania y Siria-, debido a la facilidad con la que los jihadistas de estos países pueden infiltrarse en Irak. Según algunos investigadores, la naturaleza multinacional de los dos grupos también podría explicar la alianza entre Zarqawi y Bin Laden.25 Los éxitos del grupo de Zarqawi durante los dos años y medio de actividad guerrillera y terrorista y la continuación de sus severos ataques contra las fuerzas de la coalición y, fundamentalmente, contra los funcionarios y fuerzas de seguridad del nuevo gobierno iraquí, ha atraído a más grupos y voluntarios a sus filas. Aunque durante un largo tiempo fue considerado el representante de Al – Qaeda en Irak, fue recién en diciembre de 2004 que se materializó su alianza con Bin Laden y Al – Qaeda. Ello se debió a los crecientes desacuerdos tácticos y estratégicos entre los numerosos líderes de los movimientos jihadistas. Expansión en Oriente Medio, mayor esfuerzo en Europa, primeras divisiones estratégicas Los desacuerdos son el resultado de la necesidad de lograr a cualquier precio una rápida victoria visible en la lucha contra la coalición estadounidense – occidental y sus aliados árabes, y se relacionan con tres temas fundamentales: (1) Con el creciente status político y estratégico de los chiítas en Irak y la amenaza potencial que éstos representan en toda el área del Golfo. Los chiítas han sido designados como el principal enemigo del movimiento jihadista sunnita. (2) El creciente número de musulmanes inocentes muertos en ataques terroristas debido a la escalada de violencia en Irak y Arabia Saudita ha producido reacciones negativas entre la opinión pública árabe y la necesidad de delinear “líneas rojas” tácticas. (3) Con el inicio de la actividad jihadista terrorista en Arabia Saudita en mayo de 7

2003, se ha convertido en una necesidad definir el principal frente de batalla – Irak, Arabia Saudita o posiblemente Egipto. La necesidad de registrar una victoria estratégica en los frentes iraquí y Oriente Medio para atraer una mayor participación de nuevos jóvenes en la lucha y la solidaridad de las masas árabes ha llevado, también, a los líderes jihadistas a sumarse a la causa triunfante de la intifada palestina e incrementar los esfuerzos operativos en Europa con la esperanza de fracturar la coalición norteamericana. La división Sunnita – Chiíta Desde el asesinato del Ayatholla al-Hakim en septiembre de 2003 y hasta el presente, Zarqawi ha hecho los máximos esfuerzos para provocar a los chiítas de Irak para que tomen represalias contra los sunnitas y así desencadenar una guerra civil. Esta estrategia, que refleja la doctrina común wahabi, fue obvia luego de que las autoridades norteamericanas filtraran una carta escrita por él en enero de 2004. Describía a los chiítas como “lo más maligno de la humanidad..., la serpiente asechante, el habilidoso y maligno escorpión, el espía enemigo y el veneno penetrante.” Su delito fue “el politeísmo patente, adorando en sepulcros y circunvalando templos” 26. La posición de Zarqawi contradecía la visión de Bin Laden y Al-Qaeda con respecto a los chiítas. Debe notarse que en su mensaje de audio en febrero de 2003, Bin Laden destacó la importancia de la lucha unida de chiítas y sunnitas contra los norteamericanos. Hasta mencionó los ataques suicidas de Hizbollah en 1983 contra la base de la Marina norteamericana en Beirut como la “primera derrota norteamericana” a manos de extremistas islamitas.27 La imagen victoriosa en el mundo árabe y musulmán lograda por el movimiento chiíta Hizbollah y su líder Hasan Nasrallah después del retiro unilateral del sur del Líbano en mayo de 2000 y, más recientemente, el intercambio de prisioneros (incluyendo numerosos palestinos) entre Israel y Hizbollah en enero de 2004, creó gran resentimiento y crítica en los elementos jihadistas-salafistas saudíes. Además, la presentación de Nasrrallah como el “Nuevo Salah al - Din” puso el papel jugado por Qaidat al-Jihad como la vanguardia global del Islam en mayor riesgo por una toma de poder por parte de Hizbollah. Desde el comienzo del proceso de creación de un nuevo gobierno en Irak, con una clara mayoría chiíta, los sitios web y foros salafíes han incrementado sus ataques contra los chiítas, Irán y la doctrina chiíta.28 Es interesante observar que fue Bin Laden quien aceptó la estrategia de Zarqawi y otros jihadistas saudíes, reconociendo la predominancia de los líderes que continuaron la lucha en el terreno más que en la conducción nominal que se estaba escondiendo en algún lugar de Pakistán. Este proceso llevó todo un año y terminó en la nominación de Zarqawi (Emir) de Al – Qaeda en Irak.

8

Bin Laden no respondió la primera carta que Zarqawi le enviara en diciembre de 2003 (la que filtraron los norteamericanos en enero de 2004). El 17 de octubre de 2004 “con el advenimiento del mes de Ramadan y la necesidad de que los musulmanes unificaran filas frente al enemigo”, Zarqawi anunció que “el grupo Tawhid y jihad, su príncipe y soldados, han prometido alianza al jeque de los mujaidines, Osama Bin Laden”29. Cambió el nombre de su organización de al–Tawheed wal Jihad a Tandhim Qa´idat al-Jihad fi bilad al-Rafidain (la organización Jihad Al-Qaeda en la Tierra de los Dos Ríos). Interesante, el anuncio mencionó que “aquí ha habido contactos entre el jeque Abu Musab al-Zarqawi ... y los hermanos de Al-Qaeda durante ocho meses” pero “ocurrió una disputa catastrófica”. Sin embargo, se reanudaron los contactos y al final “los hermanos de Al-Qaeda” entendieron “la estrategia del movimiento Tawheed wal Jihad en la mesopotamia ...” y sus corazones estaban “complacidos por los métodos utilizados [por alZarqawi]”30. Al-Qaeda sin duda reimprimió y reconoció la declaración, respondiendo favorablemente al nuevo hecho en su revista online Mu`askar al-Battar.31 El 27 de diciembre de 2004, Bin Laden designó al “honorable camarada Abu Musab al-Zarqawi” como el “comandante de la organización Al-Qaeda en la tierra del Tigris y el Eúfrates” y pidió “a los camaradas de la organización” que le obedecieran.32 En un video puesto en el aire por al-Jazeera, en lo que parece ser una respuesta al pedido del Gran Ayatollah Ali alSistani a sus seguidores chiítas de que votaran en masa y decretaran que aquellos que boicoteaban las elecciones eran “infieles”, Bin Laden advirtió contra la participación en las elecciones: “Todos los que participen en estas elecciones han cometido apostasía contra Alá”. También respaldó la matanza de la gente de seguridad “en el nombre de Alá”33. Sin embargo, este importante tema ha continuado complicando las relaciones entre la conducción de Al-Qaeda y Zarqawi, como queda en evidencia en la carta enviada a este último por Ayman al-Zawahiri en julio de 2005. En este importante documento Zawahiri reconoce “la magnitud del peligro para el Islam de la escuela duodecimista del chiísmo... Una escuela religiosa basada en excesos y falsedades” y “su actual realidad de connivencia con los Cruzados”. Admite que la “colisión entre cualquier estado basado en el modelo de profecía con los chiítas es una cuestión que ocurrirá antes o después”. La pregunta que él y “los círculos mujaidines” formulan a Zarqawi es “sobre la corrección de este conflicto con los chiítas en este momento. ¿Es algo que es inevitable? o ¿es algo que puede dejarse de lado hasta que las fuerzas del movimiento mujaidin en Irak se fortalezcan?”34 Además Zawahiri recuerda a Zarqawi que “más de cien prisioneros – muchos de los cuales son parte de la conducción y son requeridos por sus países – son prisioneros de los iraníes”. Los ataques contra los chiítas en Irak podrían obligar “a los iraníes a tomar contramedidas”. En realidad, Al-Qaeda “y los iraníes necesitan evitar dañarse mutuamente en este momento en que los norteamericanos los tienen como blancos”35. Esto es sin duda un nuevo tipo de realpolitik por parte de la conducción de Al-Qaeda.

9

La matanza de musulmanes inocentes Los luchadores jihadistas en Irak se enfurecieron cuando en julio de 2004 Abu Mamad al-Maqdisi, el ex mentor de Zarqawi en prisión, puso un artículo en su sitio web criticando “la voladura de autos o la colocación de explosivos en las carreteras mediante el disparo de morteros en las calles y mercados y en otros lugares donde se reúnen musulmanes”. Al-Maaqdisi afirmó que “las manos de los luchadores de la Jihad deben permanecer limpias de manera que no se manchen con la sangre de aquellos que deben ser dañados aun si son rebeldes e insolentes”, y advirtió contra los ataques a iglesias cristianas, ya que esto fortalecería la voluntad de los infieles contra los musulmanes en todo el mundo.36 Un año después, al-Maqdisi criticó “el uso intensivo de operaciones suicidas” en las cuales se mataban a numerosos musulmanes y expresó reservas sobre el alto número de chiítas matados en Irak. Además, se opuso a declarar a los chiítas no musulmanes, lo que en efecto permitía derramar su sangre.37 En una grabación de audio de 90 minutos dada a conocer en mayo de 2005, Zarqawi se basó en juristas musulmanes para justificar y legitimar las muertes colaterales de musulmanes en el acto de matar infieles, puesto que el mal de la herejía es mayor que el mal de la muerte colateral de musulmanes.38 En la misma grabación, Zarqawi anunció la decapitación del jefe de inteligencia de Badr Shi´a, “la brigada de la perfidia, la brigada de la apostasía y la brigada de agentes para los Judíos y Cruzados”. Algunos escritores sauditas islamitas, como Abd al-Rahman ibn Salem alShammari, también elogiaron la decapitación de cautivos. Esta luego se transformó en una de las tácticas preferidas de Zarqawi en sus intentos de amenazar y expulsar la presencia extranjera en Irak, y fue orgullosamente nombrado el “Jeque de los Verdugos”39. En una cinta de audio en julio de 2005, Zarqawi sostuvo que era un deber librar una jihad contra los chiítas, porque ellos eran apóstatas (murtadoom) y habían formado una alianza con los Cruzados contra los luchadores de la jihad. En julio de 2005, Zarqawi publicó una tercera declaración en la que rechazó las acusaciones de al-Maqdisi y lo atacó diciendo que un Ulema (Dr. de la ley mahometana) que no participaba de la jihad en Irak no tenía derecho a criticar las acciones de los luchadores, con lo cual inclusive servía a los intereses de los Cruzados40. Un pequeño número de jeques y organizaciones sunnitas instaron a Zarqawi a retirar sus declaraciones antichiítas sobre la base de que ellos alentaban un fitna (lucha interna), sirviendo así a los intereses de la ocupación. También lo hicieron la Asociación de Eruditos Musulmanes en Irak, los Mufti de Arabia Saudita, el Jeque Abd al-Aziz alShaykh, y el Jeque islamita sirio Abd al-Mun´im Mustafa Halimah. Además, cinco “organizaciones de resistencia” — el ejército de Mahoma, las Brigadas al-Qa´qa, el Ejército de Irak, el ejército de los Luchadores de la Jihad en Irak y las Brigadas Salah al-Din – afirmaron que “llamar a matar a los chiítas es como un fuego que consume al pueblo iraquí, a los sunnitas y a los chiítas por igual” y proclamaron que “...la resistencia sólo apuntaba a los iraquíes conectados con la ocupación”41.

10

Definición del principal frente de combate: ¿Irak, Arabia Saudita, Egipto? A través de las declaraciones públicas de Bin Laden, corre un objetivo estratégico fundamental y predominante: la expulsión de la presencia norteamericana – tanto militar como civil – de Arabia Saudita y toda la región del Golfo.42 De acuerdo con Cordesman y Obaid, Arabia Saudita sólo comenzó a experimentar serios problemas internos de seguridad cuando Bin Laden y Al - Qaeda se volvieron activamente contra la monarquía a mediados de la década del ´90 y comenzaron a lanzar ataques terroristas en un esfuerzo por destruirla.43 Sin embargo, estos atentados siguieron siendo esporádicos hasta mayo de 2003 cuando células asociadas a Al - Qaeda comenzaron una campaña de terror activa dirigida tanto a extranjeros – especialmente norteamericanos - como al gobierno.44 Conforme a este análisis, una organización que se autodenominó la Organización Al-Qaeda de la Península Arábiga, creó una estructura que incluía casas de protección, depósitos de municiones, celdas y redes de apoyo. Sin embargo, en Afganistán hubo desacuerdos entre la conducción de Al-Qaeda sobre la oportunidad y potenciales objetivos de ataque en Arabia Saudita, y luego el entonces líder local Yousef al-Uyeri afirmó que los miembros de Al-Qaeda no estaban listos para ello. Este grupo fue responsable de los atentados de mayo de 2003 que indicaron que Al-Qaeda se había convertido en una amenaza importante en la península arábiga. Desde el atentado de mayo 2003, Arabia Saudita ha sido un objetivo prioritario para Osama Bin Laden.45 Este análisis no explica por qué Al-Qaeda no llevó a cabo algo grande para atacar a su objetivo principal y al odiado gobierno de la realeza saudita hasta después de la caída de Afganistán. Parece más realista evaluar que hubo alguna especie de acuerdo no escrito entre los gobernantes sauditas y Bin Laden de no tocar el suelo o intereses sauditas. Esto también podría explicar por qué Arabia Saudita fue uno de los únicos tres países (con Pakistán y E.A.U.) que reconoció la legitimidad del régimen Talibán en Afganistán, lo apoyó financieramente y mantuvo relaciones diplomáticas con él hasta último momento. Según el Dr. Sa’ad al-Faqih, un ampliamente conocido experto en Al - Qaeda, los jihadistas han abandonado sus tácticas previas de apuntar contra occidentales y las fuerzas de seguridad de Arabia Saudita y ahora están concentrando su atención en la familia real. Ellos “creen que la opinión prevaleciente en Arabia Saudita – y probablemente en el mundo musulmán más amplio – es que la familia real es infiel y merece un tratamiento

11

duro... y ellos han vencido su temor de una toma de poder secular en el caso de una repentina caída de la Casa de Saud.” De acuerdo a al-Faquih, parece que a fines de los ’90, Bin Laden pensó que si se derrocaba a la Casa de Saud, el país caería en las manos de fuerzas seculares. Al-Qaeda ha llegado a la conclusión de que, como aprendieron del teatro iraquí, la caída repentina del régimen podría invitar a la injerencia externa o conducir al caos. Una invasión americana podría por lo tanto brindarles una oportunidad de reclutamiento masivo y cierta victoria.46 Resulta de interés notar que según al-Faqih, el liderazgo saudita local “ha tomado unas cuantas decisiones equivocadas” en el pasado reciente y “a nivel operativo existe ahora un vínculo muy tenue entre Bin Laden y sus asesores con la conducción local de Al -Qaeda en Arabia Saudita”.47 Según Reuven Paz, un experto israelí en organizaciones islamitas, los atentados en Arabia Saudita marcaron un importante cambio en la estrategia jihadista y un retorno del distante Afganistán al suelo árabe. Este cambio se hizo aún más evidente después de los primeros ataques jihadistas en Sinaí, el 7 de octubre de 2004, después de una tregua de facto de las operaciones terroristas realizadas en suelo egipcio.48 En un artículo escrito por el saudita Abu Abbas al-Aedhi, el ataque en Sinaí es presentado como el primero de una serie de futuros atentados en Egipto que constituyen parte de una clara estrategia aprobada por los mujaidines en Arabia Saudita, Irak y Egipto. La Jihad en Irak y Egipto es considerada como “las sogas que fortalecen la Jihad en Arabia”49. Los próximos pasos deberían ser, por un lado, el comienzo de la Jihad en Yemen y Kuwait y, por el otro, la unificación de los grupos jihadistas de África del Norte en Libia, Túnez, Argelia, Marruecos, Mauritania y Sudán. El tema principal de la estrategia de Al Qaeda, sin embargo, es colocar los grupos jihadistas de Arabia Saudita en el centro, coordinando la actividad islamita con las dos “ramas” de Irak y Egipto como parte del objetivo central. Esta estrategia fue diseñada, entre otros, por el desaparecido Yousef alUyeri, asesinado en junio de 2003 por la policía saudita. Según este análisis, al-Uyeri marca el cambio de la nueva generación de los eruditos dominantes de la Jihad global a manos sauditas y debería considerarse como el arquitecto de la jihad global en Irak.50 Otro análisis jihadista, aparentemente basado en el libro de 1601 páginas sobre la Jihad de Abu Mu’sap al-Suri, se refiere a los ataques en Sinaí de octubre de 2004 y los posteriores ataques en el Cairo (abril 2005) y el Sham el-Sheik (julio 2005). Según al-Suri, el blanco jihadista más importante de esta fase debe ser el ataque contra turistas. Los atentados en Sinaí fueron, por lo tanto, un ejemplo altamente exitoso de esta estrategia, tanto contra el gobierno egipcio como contra los aterrorizados occidentales.51 Esto también parece ser un intento de identificar nuevos frentes en el mundo árabe – aparte de Irak - para llevar a cabo la guerra. Paz cree que existe una alta probabilidad de que estemos enfrentando dos estrategias separadas e inclusive dos partidos compitiendo en la jihad global, con Zarqawi en la arena iraquí y al-Suri ubicado en otras partes del mundo árabe.52 12

Además, es importante observar que la participación saudita en la insurgencia en Irak es significativa, ya que representa alrededor del 61 por ciento de los islamitas asesinados y alrededor del 70 por ciento de los ataques suicidas árabes. Parece que de lejos, los sauditas son no sólo el grupo más afectado por la insurgencia en Irak, sino que también contribuye a alimentarla. Una explicación importante para esto podría ser la hostilidad wahabí hacia los chiítas que son vistos como infieles y la noción de la necesidad de apoyar a la minoridad sunnita en Irak.53 Aparentemente, la nueva estrategia propuesta por los nuevos ideólogos de la jihad global es implementada en el terreno. En enero de 2005, ocho soldados kuwaitíes, cinco de ellos oficiales, fueron arrestados después de un aviso de Arabia Saudita de que una célula de Al-Qaeda estaba operando en Kuwait y planificando ataques contra tropas de EE.UU. El posterior arresto de sospechosos incluyó la detención de un Imán que según se dijo era el jefe de la célula.54 El 19 de marzo de 2005, un coche bomba guiado por un suicida egipcio en Doha, la capital de Qatar, demolió un teatro atestado de occidentales y dañó una escuela de habla inglesa, produciendo un muerto y más de 50 heridos. El atentado fue el primero en el país, que hospeda al Comando Central norteamericano que dirigió la invasión a Irak en 2003,55 y se produjo dos días después de que el supuesto líder de AlQaeda en Arabia Saudita y otros estados del Golfo instara a los militantes de Qatar a librar una guerra santa contra “Cruzados” de la región.56 Las Brigadas del Mártir Abdulaziz al-Moqrin, un grupo previamente desconocido, aparentemente llamado así por el líder de Al - Qaeda saudita asesinado en un enfrentamiento armado con fuerzas de seguridad en 2004, emitieron una declaración en el sitio web amenazando con llevar a cabo nuevos atentados en Kuwait. También han surgido claros vínculos sauditas en acciones enérgicas contra militantes en el estado isla de Bahrein (en el Golfo). En 2004, por lo menos seis ciudadanos de Bahrein fueron arrestados bajo sospecha de planear un atentado contra edificios del gobierno e intereses extranjeros y de colaborar con grupos terroristas extranjeros. En enero de 2005, las autoridades omanas arrestaron por lo menos 100 extremistas islámicos sospechados de planificar y llevar a cabo atentados en un popular shopping y en un festival cultural.57 Jugando la Carta Palestina Hasta su caída en Afganistán en el invierno de 2001/2, Bin Laden le dio poca prioridad a Palestina. Para él, el corazón del tema era la presencia de EE. UU. en el suelo santo de Arabia Saudita a la que veía como cabeza de playa de una cultura corrupta no musulmana. A través de las declaraciones públicas de Bin Laden se percibe un objetivo estratégico fundamental y predominante: la expulsión de la presencia norteamericana – militar y civil— tanto de Arabia Saudita como de toda la región. Bin Laden y la WIF que él creó no olvidan lo que ellos consideran como crímenes y perjuicios cometidos contra la nación musulmana: “la sangre derramada en Palestina e Irak.... la masacre de Qana, en 13

Líbano... y las masacres en Tajikistan, Burma, Kashmir, Asma, las Filipinas, Fatani, Ogadin, Somalia, Eritrea, Chechenia y en Bosnia-Herzegovina. Sin embargo, vale la pena observar que no se le dio especial preeminencia al tema palestino. Según Abdel-Bari Atwan, editor del diario al-Quds al-Arabi con sede en Londres, Bin Laden “ha sido criticado en el mundo árabe por concentrarse en países tales como Afganistán y Bosnia Herzegovina, y entonces (él) está ahora comenzando a concentrarse más en el tema palestino”58. Luego de la caída de Afganistán, los líderes escondidos de Al-Qaeda, Bin Laden y Zawahiri, mencionaron más y más a Palestina como una prioridad máxima y en paralelo hubo un marcado incremento en los atentados realizados por grupos jihadistas contra blancos judíos e israelíes. El primer gran atentado después de la guerra fue el ataque suicida del 11 de abril de 2002 fuera de una sinagoga histórica en Djerba, Túnez. Los 16 muertos incluyeron 11 alemanes, 1 francés y 3 tunecinos, mientras que 26 turistas alemanes resultaron heridos. El Ejército Islámico para la Liberación de los Sitios Sagrados se adjudicó la responsabilidad. El 16 de mayo de 2003, 15 suicidas atacaron 5 blancos en Casablanca, Marruecos, matando a 43 personas e hiriendo a 100. Los blancos fueron un restaurante español, una comunidad judía, un cementerio judío, un hotel y el Consulado belga. El gobierno marroquí culpó al islamita al-Assirat al-Moustaquim (El Sendero Correcto), pero comentaristas extranjeros sospecharon de una conexión con Al-Qaeda. El 15 de noviembre de 2003, dos ataques suicidas con camiones ocurrieron fuera de las sinagogas Neve Shalom y Beth Israel en Estambul, matando 25 personas e hiriendo a por lo menos otras 300. El reconocimiento inicial de responsabilidad provino de un grupo militante turco, el Gran Frente de los Cabalgantes Islámicos Orientales, pero las autoridades turcas sospecharon de una conexión con Al -Qaeda.59 El 28 de noviembre de 2002, 15 personas murieron en el primer ataque suicida perpetrado por Al-Qaeda contra un blanco israelí: un hotel de propiedad israelí en Mombassa, Kenya, una gran parte del Hotel Paradise quedó reducido a escombros, en tanto 9 kenyanos y 3 israelíes resultaron muertos. Un intento paralelo de disparar dos misiles contra un jet israelí (un avión de la aerolínea Arkia – un Boeing 757 llevando 261 pasajeros) que había despegado del aeropuerto de la ciudad, fracasó. La razón para este repentino interés en blancos judíos e israelíes fue muy probablemente el resultado de los intentos de Al-Qaeda y los grupos asociados de sumarse a lo que se consideró en ese momento una muy exitosa intifada violenta al-Aqsa por parte de Hamas, la Jihad Islámica Palestina y otros grupos palestinos. Por un lado, les permitió proclamar su apoyo al pueblo palestino, pero al mismo tiempo creó una campaña terrorista antijudía y antiisraelí que atraería más solidaridad y apoyo de las masas árabes y 14

musulmanas y, posiblemente, más reclutas jóvenes hacia sus filas. En agosto de 2005, cuatro buques crucero israelíes que llevaban un total de 3500 turistas y debían amarrar en el resort turco mediterráneo de Alanya, fueron redireccionados a la isla de Chipre por las autoridades israelíes debido al temor de un ataque terrorista. Un ciudadano sirio llamado Louai Sakra fue arrestado por planificar estrellar botes rápidos cargados con explosivos contra buques crucero llenos de turistas israelíes. ¿Al-Qaeda en Palestina? Un nuevo grupo terrorista musulmán radical, con estrechos vínculos con Al – Qaeda en Afganistán, Pakistán e Irak, ha comenzado a operar en la Franja de Gaza, según funcionarios de seguridad de la Autoridad Palestina. Jundallah, o “Las Brigadas de Alá”, está compuesta fundamentalmente por ex - miembros de Hamas y de la Jihad islámica. Lanzó su primer ataque contra soldados de la IDF ( Por su sigla en inglés -Israelí Defense Force) cerca de Rafah a mediados de mayo de 2005. El grupo está especialmente activo en el sur de la Franja de Gaza. El surgimiento de Jundallahs en la Franja de Gaza confirma sospechas de que Al – Qaeda ha estado tratando de establecerse en el área antes de que los israelíes planificaran el retiro.60 El 2 de agosto de 2005 un cartel en el foro al–Mustaqbal al-Islami (Futuro Islámico) incluyó lo que llamó la “Primera Declaración de Al-Qaeda desde la Tierra de la Avanzada, Ocupada Palestina”, refiriéndose específicamente al “ala militar” de un grupo autodenominado “Alwyyat al-Jihad fi Ard al-Ribat” (Las Brigadas Jihad en la Tierra de la Avanzada). La Declaración describía una operación con cohetes realizada el 31 de julio de 2005 contra los asentamientos de Neve Dekalim y Ganne Tal: “...En el contexto de la Jihad islámica, por nuestros hermanos mujaidines de la Organización Mundial de Al-Qaeda, contra los judíos y cruzados. Declaramos que Brigadas no son una organización nueva o pasajera en la tierra de Palestina, sino un verdadero espíritu creyente que insta a los mujaidines a integrar una sola fila.” Algunos observadores, sin embargo, creen que el nuevo grupo es simplemente una escisión de Fatah o un seudónimo operativo que desaparecerá luego de ser usado unas pocas veces, como fue el caso del grupo Tanzin Jundallah.61 En septiembre de 2005, Mahmoud Waridat, un palestino de la Franja Occidental arrestado en julio de ese mismo año, fue acusado por los fiscales de la IDF de haber obtenido entrenamiento en un campo de Al – Qaeda en Afganistán en el verano de 2001, aunque se dijo que el acusado posteriormente rechazó una oferta para ingresar a la red global de Bin Laden.62 Un panfleto distribuido en Khan Yunis en octubre de 2005 por la Jihad Al-Qaeda en Palestina anunció que el grupo terrorista había comenzado a trabajar 15

en función de la unión de los musulmanes bajo un estado islámico, la única manera de que los musulmanes logren la victoria sobre sus enemigos. El panfleto constituye el último indicio del esfuerzo de Al-Qaeda de establecerse en la Franja de Gaza luego del retiro israelí de la zona. En la víspera de la retirada, se dispararon un número de cohetes contra los antiguos asentamientos de Neveh Dekalim y Ganei Tal. Tres hombres armados enmascarados que aparecieron en un video se adjudicaron la responsabilidad en nombre de miembros de Al-Qaeda en la Franja de Gaza. El nuevo canal de televisión online de AlQaeda llamó al Presidente de la Autoridad Palestina Mahoud Abbas “un colaborador de los judíos”, acusándolo de ayudar a Israel en su lucha contra Hamas.63 En la noche del 27 de diciembre de 2005, se dispararon nueve cohetes Katyusha desde el Líbano a Israel. Cuatro cohetes impactaron en la ciudad de Kiryat Shmona, en Shlomi y en Galilea Occidental, respectivamente. La inteligencia de la IDF estimó que el Frente Popular para la Liberación de Palestina -Comando General encabezado por Ahmed Jibril- fue responsable del ataque, muy probablemente en coordinación con Hezbollah. En respuesta, el 28 de diciembre de 2005 un caza bombardero de la Fuerza Aérea Israelí disparó dos misiles en una base de entrenamiento del Frente Popular de Liberación Palestina – Comando General – en Na´ameh, alrededor de 7 km al sur de Beirut, hiriendo levemente a los combatientes.64 El 29 de diciembre de 2005, el Comité de Al Qaeda en la Mesopotamia (Irak), dirigido por Abu Musab al-Zarqawi, se adjudicó la responsabilidad del ataque con cohetes. Según su declaración: “(Después) de una cuidadosa planificación y reunión de inteligencia, un grupo de leones de al-Tawheed y operativos de Al - Qaeda pusieron su fe en Alá y lanzaron un nuevo ataque contra el estado judío.... (con) diez cohetes Grad desde el territorio musulmán del Líbano hacia blancos seleccionados en la región norte del estado judío. Este bendito ataque fue llevado a cabo por los mujaidines en nombre de Mujahid Shaykh Usama Bin Laden, el comandante de Al-Qaeda ....Con la ayuda de Alá, lo que está por venir será aún mucho peor”.65 Fuentes de la IDF dijeron que era difícil determinar la confiabilidad del

anuncio.

Debe tenerse en cuenta que existe una organización afiliada a Al-Qaeda en el Líbano, Usbat al-Ansar, compuesta de palestinos sunnitas radicalizados del campo de refugiados Ayn al-Hilwah, en el sur del Líbano. El 19 de agosto de 2005, un afiliado de Al – Qaeda que se autodenominó Abdala Azzam Battalions disparó tres cohetes Katyusha desde Aqaba, Jordania. Uno de los cohetes impactó cerca del aeropuerto Eilafs, el segundo pasó muy cerca de un barco norteamericano en el Puerto de Aqaba y el tercero hirió a un grupo de soldados jordanos. 16

Aunque es posible que Hezbollah o alguno de sus aliados palestinos estuvieran detrás del ataque del 27 de diciembre de 2005 en el norte de Israel, la adjudicación de responsabilidad por parte del Comité de Al – Qaeda de Zarkawi en la Mesopotamia debería tomarse seriamente. Es posible que la etapa de Al – Qaeda e Irán absteniéndose “de atacarse uno a otro” haya pasado ya y haya llegado el momento en que el régimen iraní en coordinación con el régimen de Assad o Hezbollah haya decidido dar vía libre a Al – Qaeda para que realice su “trabajo sucio”.66 Mayor esfuerzo en Europa Si bien la amplia mayoría de los musulmanes en Europa no están involucrados en actividades extremistas, las comunidades marginales radicalizadas islamitas que defienden el terrorismo, según se dice, han provisto cobertura a células. Debe destacarse que hubo serias amenazas terroristas islámicas en Europa mucho antes del 11/9. El 24 de diciembre de 1994, cuatro miembros terroristas de la GIA argelina secuestraron el vuelo 8969 de Air France con destino a París en el aeropuerto argelino. Los terroristas asesinaron a un policía argelino. Además, durante la intensa negociación, las autoridades se enteraron de que el avión estaba cargado con más de 20 cartuchos de dinamita y que el GIA planeaba estrellar el avión contra la Torre Eiffel en París, haciéndola volar. El avión fue desviado hacia el aeropuerto internacional de Marsella y allí comandos franceses lograron reducir a los terroristas.67 En la década de 1990, la decisión de la OTAN, la UE y EE. UU. de apoyar la independencia de Bosnia, prácticamente neutralizó el plan de Bin Laden de utilizar el frente bosnio – y luego Kosovo y Albania – para penetrar en Europa. Todavía permanecen en Bosnia algunos ex – mujaidines y recientemente parecieron estar activos. En diciembre de 2000, el arresto por parte de la policía alemana de cuatro miembros sospechados de pertenecer a Al – Qaeda, desbarató un complot para atentar contra la Catedral de Estrasburgo. Un predicador islamita llamado Abu Qatada fue arrestado por el atentado pero fue liberado por falta de evidencia. También en septiembre de 2001, los esfuerzos de EE. UU., Europa y Oriente Medio frustraron un plan para volar la Embajada de Estados Unidos en París. Ese mismo mes, se descubrió un complot para bombardear una base aérea de la OTAN en Kleine Brogel, Bélgica, donde trabajan cien militares estadounidenses. Alemania (célula de Hamburgo) y España (la gran infraestructura en Madrid y algunas ciudades provinciales) fueron identificadas como bases capitales de planificación y logística para los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos. Además, el Centro Islámico de Milán, en Italia, ha servido desde mediados de los ´90 como una base para varias células afiliadas de Al – Qaeda egipcias, argelinas, tunecinas y marroquíes, que no llegaron a la etapa de realizar atentados terroristas antes de sus arrestos.

17

El atentado del 11 de marzo de 2004 contra los trenes en la estación de Atocha en Madrid fue la primera operación exitosa en Europa por parte de un grupo asociado a AlQaeda. Fue seguido el 07 y el 23 de julio de 2005 por una serie de cuatro atentados suicidas en el subterráneo de Londres, el segundo una operación fallida. Los atentados terroristas de marzo de 2004 en Madrid han sido atribuidos a un grupo de africanos del norte inspirado en Al - Qaeda. Las autoridades de Londres sospechan que los cuatro jóvenes británicos que llevaron a cabo el atentado terrorista del 7 de julio de 2005 también tienen vinculaciones con Al-Qaeda. Estos atentados fueron presentados como venganza por la participación de tropas británicas y españolas en la coalición liderada por EE. UU. en Irak. El atentado de Madrid perpetrado sólo a cuatro días de las elecciones en ese país, sin duda, derrocó el gobierno de Aznar e impuso un gobierno socialista que decidió retirar sus tropas de Irak. Sin embargo, el arresto de alrededor de 130 activistas islamitas, que preparaban nuevos e importantes atentados en España después del ataque de marzo de 2004, y el retiro de las tropas de Irak demuestran que la guerra es sólo un pretexto.68 Los objetivos de los islamitas van mucho más allá y ellos no desean comprometerse. Los islamitas no tienen ninguna intención de parar después de una victoria y muy probablemente no se detendrán antes de la liberación de Andalucía de la “ocupación” española. Desde la guerra de Irak, los atentados y amenazas también han tenido como blancos a aliados “menores” de EE. UU. en la estructura de la coalición internacional: Polonia y Noruega, Corea del Sur, Italia y Dinamarca. Además, operaciones policiales en Alemania, Italia, Irlanda y el Reino Unido han llevado al arresto de sospechosos terroristas y al desmantelamiento de una red islámica centrada en Italia que reclutaba combatientes para la insurgencia en Irak. Esta red, que posiblemente incluía a Ansar al-Islam en Italia y a al -Tawhid en el Reino Unido y Alemania, también tenía un pie en Noruega, Francia, España y Holanda. El objetivo a largo plazo de Al-Qaeda es el concepto del “transnacionalismo”. El mundo musulmán no es, ni ha sido jamás, definido en términos de los Umma (comunidad musulmana) o vinculaciones e identidades transnacionales. Sin duda, la clave es solidarizarse con los conflictos y temas políticos relacionados con los países musulmanes, como Palestina, Kashmir y ahora Irak, los cuales ejercen una influencia sobre numerosas personas e inspira parte del activismo radicalizado.69 ¿Zarqawi marca el rumbo? De acuerdo a un libro serializado publicado en julio de 2005 por un periodista jordano, la futura estrategia de Abu-Mus’ab al-Zarqawi se basa en la expansión del conflicto a los EE. UU. e Israel. Simultáneamente, un movimiento jihadista islámico con 18

una amplia base asumirá la responsabilidad de cambiar las circunstancias que han prevalecido desde hace largo tiempo en la región y establecerá un estado de califato islámico en siete etapas con Irak como su base.70 Turquía, que está ubicado al norte de Irak, es considerado como el estado islámico más importante debido a su gran economía, recursos humanos y su importante ubicación estratégica. Abu-Mus ‘ab y Al-Qaeda creen que a Turquía le falta autodeterminación y libertad debido a que “los judíos de la Dumma” controlan el ejército y la economía y constituyen el poder real en el país. Por lo tanto, el retorno de Turquía a las filas de la nación “no sucederá a menos que se aseste un poderoso golpe a la presencia judía en ese país”. La actual estrategia de Al-Qaeda es infiltrar lentamente a Turquía y posponer allí las operaciones importantes hasta que se obtengan grandes logros en Irak. Irán es el segundo país que Al-Qaeda busca involucrar en este conflicto. AbuMus’ab cree que el enfrentamiento estadounidense-israelí con Irán es inevitable y podría tener éxito en destruir la infraestructura de Irán. Consecuentemente, Irán está preparando la venganza mediante el uso de poderosas cartas en sus manos. El área de la guerra se expandirá, chiítas proestadounidenses en Irak y Afganistán sufrirán dificultades y podrían reconsiderar sus alianzas y esto brindará a Al-Qaeda un área vital más amplia desde donde llevar a cabo sus actividades.71 Sin embargo, según al-Faqih, Al-Qaeda secretamente piensa que debe haber cometido un error al designar a Zarqawi como su principal representante en Irak “porque él es demasiado firme como comandante” y está movido por la arrogancia. Según algunos rumores, “los círculos jihadíes están tratando de contactar a Bin Laden para convencerlo de remover a Zarqawi como comandante local de Al - Qaeda en Irak.” Los líderes jihadistas en Irak no están completamente felices con la conducta de Zarqawi y “aceptan a regañadientes su arrogancia y temeridad”. Basándose en la carta de Zawahiri a Zarqawi, al-Faquih concluye que Zawahiri sigue siendo el principal estratega de Al-Qaeda.72 Conclusión Resulta claro de esta sucinta presentación, que la actual situación en Oriente Medio es compleja y volátil y que los hechos en un país o región están influyendo en los conflictos y países vecinos. Por lo tanto, la guerra contra el terrorismo requerirá una campaña larga e intrincada. El peligro de las redes islamitas puede neutralizarse a largo plazo sólo evitando la formación de un “territorio fundamentalista liberado” – el concepto de Ayman Zawahiri – en Irak, Arabia Saudita, Pakistán, Asia Central, Indonesia o cualquier otro lugar del mundo musulmán.

19

El peligro existente no es el de un Frente Islamita Mundial Unido y su victoria, sino más bien el de un Oriente Medio política y socialmente desestabilizado y una sociedad global cada vez más paranoica y dictatorial (especialmente si triunfa el terrorismo del WMD). En el nivel estratégico militar, sólo la cooperación política, de inteligencia y operativa entre los grandes actores internacionales – Estados Unidos, Europa, Rusia, China e India – puede vencer esta peligrosa perspectiva. En el nivel político e ideológico, las tendencias radicales en las sociedades musulmanas pueden ser derrotadas sólo por los musulmanes moderados. Las palabras de un famoso líder musulmán moderado de un país musulmán también moderado, Abdurrahman Wahid, ex presidente de Indonesia, hablan por sí mismas: “Una contraestrategia eficaz debe basarse en una evaluación realista de las propias fortalezas y debilidades a la luz del extremismo y terror religioso... La desunión, por supuesto, ha resultado fatal para innumerables sociedades humanas enfrentadas a una amenaza existencial similar. La falta de seriedad en enfrentar el peligro inminente es también a menudo fatal. Aquellos que buscan promover un entendimiento pacífico y tolerante del Islam deben vencer los efectos paralizantes de la inercia y armarse de un número de fortalezas reales o potenciales, que puedan desempeñar un papel clave en la neutralización de la ideología fundamentalista. Estas fortalezas no sólo son activas en la lucha con el extremismo religioso sino que, funcionando como espejo, señalan las debilidades existentes en el corazón de la ideología fundamentalista.” Los mismos musulmanes pueden y deben propagar la comprensión del Islam “correcto”. Sin embargo, llevar a cabo esta tarea requiere la comprensión y el apoyo de individuos, organizaciones y gobiernos con la misma mentalidad en todo el mundo. Nuestro objetivo debe ser iluminar los corazones y mentes de la humanidad y ofrecer una visión alternativa precisa del Islam, una que borre la ideología fanática con que surgió el islamismo.73 * Ely Karmon es Investigador Senior en el “Institute for Counter-Terrorism” (ICT) e Investigador Asociado en el “Institute for Policy and Strategy” (IPS) en el Centro Interdisciplinario (ICD por su sigla en inglés) en Herzliya, Israel. Da conferencias sobre terrorismo y guerrilla en los tiempos modernos en el ICD, en el Colegio Militar de la Fuerza de Defensa Israelí y en el Seminario sobre Seguridad Nacional de la Universidad de Galilea. Karmon es autor de “Coaliciones de Organizaciones Terroristas. Revolucionarios, Nacionalistas e Islamitas (Leiden, Boston, Brill Academic Publishers, 2005)
1 Fred Halliday, “A Transnational Umma: Reality or Mith?”, 07 de octubre de 2005, en: http://www.opendemocracy.net/globalization/umma_2904.jsp.

20

2 Ayman al-Zawahiri, “Knights under the Prophet’s Banner”, publicado como libro serializado por el AlSharq Al-Awsat de Londres. Traducción al inglés disponible en: www.fas.org/irp/world/para/ayman bk.html. 3 Departamento de Estado de EE.UU., Oficina del Coordinador para Contraterrorismo, Informe sobre Terrorismo por País 2004, Publicación del Departamento de Estado 11248, abril de 2005, pp 61-62. 4 Reuven Paz, “Qa´dat al-Jihad. A New Name on the Road to Palestina”, sitio web ICT, 7 de mayo de 2002, en: www.ict.org.il/articles/articledet.cfm?articleid=436. 5 El 11 de abril de 2002, una explosión en una sinagoga tunecina mata a 17 personas. Un camión cisterna con combustible explota fuera de una sinagoga en la isla tunecina de Djerba matando a 19 personas, incluyendo 14 turistas alemanes. Un vocero de Al-Qaeda afirma posteriormente que la organización está detrás del ataque suicida. El 12 de octubre de 2002, dos bombas estallaron en una atestada área de lugares bailables en el municipio balinés de Kuta matando a 202 personas, la mayoría turistas extranjeros. Las autoridades indonesias creen que los atentados fueron llevados a cabo por la red de militantes del sudeste asiático Jama Islamiya que según se dice tiene conexiones con Al-Qaeda. El 28 de noviembre de 2002, blancos israelíes fueron atacados en Kenia. Dieciséis personas incluyendo tres suicidas resultaron muertos en una explosión en un hotel de propiedad israelí en Mombasa. Un misil disparado contra un avión israelí no da en el blanco. Un mensaje en una página web que aparentemente proviene de Al-Qaeda afirma que el grupo llevó a cabo el ataque. El 12 de mayo de 2003, docenas de personas resultan muertas en atentados saudíes. Por lo menos 34 personas murieron en una serie de atentados en la capital de Arabia Saudita, Riyadh. Los blancos eran complejos de viviendas de lujo habitadas por ciudadanos extranjeros y una oficina saudí de una empresa norteamericana. Washington y Riyadh declaran que Al-Qaeda es el principal sospechoso. Es el primero de una serie de atentados que ocurrieron en los meses sucesivos en Arabia Saudita. El 16 de mayo de 2003, Marruecos es azotado por una serie de ataques suicidas. Bombas explotan en Casablanca donde mueren 45 personas incluyendo 12 atacantes. Los blancos incluyen un restaurante español, un hotel cinco estrellas, un centro comunitario israelí y el consulado Belga. Según las autoridades marroquíes, cuatro hombres, luego sentenciados a muerte eran miembros de la Jihad Salafí que, según es ampliamente aceptado, está vinculado a Al-Qaeda. El 15 de diciembre de 2003, atacantes suicidas atentaron contra dos sinagogas turcas. Por lo menos 23 personas resultaron muertas y más de 300 heridas en dos atentados suicidas devastadores contra sinagogas en Estambul. El gobierno culpa a Al-Qaeda por los ataques. El 20 de diciembre de 2003, dos atentados contra intereses en Turquía. Atentados contra el Consulado británico y las oficinas del banco HSBC en Estambul dejan 27 muertos y más de 450 heridos. Existen reclamos separados de responsabilidad de dos grupos supuestamente relacionados con Al-Qaeda. Ver BBC, Timeline:Al-Qaeda, en : http://newsvote.bbc.co.uk/mpapps/pagetools/print/news.bbc%20co.uk/1/hi/world/3618762.stm. 6 “Los sauditas arrestan sospechosos en los atentados en Riyad”, sitio web ICT, 28 de mayo de 2003, en: http:/www.ict.org.il/spotlight/det.cfm?id=901 7 Audiocasete de Ayman al-Zawahiri, 9 de octubre de 2002; septiembre 2003. Partes del casete de 105 minutos que fue puesto en el aire por la cadena de televisión satelital al-Jazeera mostraron a Bin Laden con al-Zawahiri, quien instó a los seguidores a enterrar norteamericanos en la “tumba de Irak”. Aunque Bin Laden no había aparecido en un videocasete durante meses, permaneciendo silencioso, le permitió hablar a alZawahiri. 8 A partir de mayo de 2005 la lista incluyó, entre otros: Ramzi bin al-Shibi (el supuesto reclutador para los atentados del 11/9); Mohammed Atef, Abu Zubaydah y Khaled Shaykh (todos importantes planificadores operativos), ABD al-Rahim al-Nashirih (el supuesto puntero de Bin Laden en la Península Arábiga y principal organizador de los atentados marítimos como el ataque suicida al USS Cole en 2000); Riduan Isamuddin (también conocido como Hambali, el nexo de Al-Qaeda con los grupos militantes del Sudeste Asiático y quien se mencionó como el cerebro de los atentados de Bali, Indonesia, en 2002), Ahmed Khalfan Ghilani (uno de los 22 terroristas más buscados por el FBI, se cree que fue una figura clave en los atentados de 1998 en Kenia y Tanzania); Abu Faraj al-Libbi (quien se cree es el tercer líder más importante de al-Qaeda durante el 2005 y el principal coordinador de las operaciones en Paquistán); Haitham al-Yemeni (mencionado como una figura central en la diseminación internacional de las comunicaciones y provisiones jihadistas).

21

Lista tomada de “Tendencias en Terrorismo: Amenazas a los Estados Unidos y el Futuro de la Ley de Seguro de Riesgos del Terrorismo”, por Peter Chalk, Bruce Hoffman, Robert Reville, Anna-Britt Kasupski, Centro RAND para la Política de Manejo de Riesgo del Terrorismo, 2005. 9 Dos seguidores de Bin Laden desarrollaron este análisis crítico de gobiernos musulmanes en sus artículos. Ellos presentan la Liga Árabe y la Conferencia Musulmana como “dos asociaciones paralizadas”. Además, los movimientos islámicos árabes también son criticados y se comparó el débil liderazgo de la Hermandad Musulmana, por ejemplo, con las figuras fuertes de Hassan al-Bana y Sayyid QUTB. 10 B. Raman, “La Guerra de Irak y el Terrorismo”, Grupo de Análisis del Sudeste Asiático, Documento n.º 647, 30 de marzo de2003. 11 Informe Iraquí, Vol. 6, n.º 10, 14 de marzo de 2003. 12 John F. Burns, “Los iraquíes amenazan nuevos ataques suicidas contra las Fuerzas de EE.UU.”, NYT, 30 de marzo de 2003. 13 “Al-Qaeda sobre la caída de Bagdag”, Informe Especial MEMRI – Estudios sobre Jihad y Terrorismo, n.º 493, 11 de abril de 2003. 14 Ze’ev Schiff y Natan Guttman, “Miles cruzan la frontera Siria para combatir por Irak”, Haaretz, 1º de abril de 2003. Ver, asimismo, “Ilegales extranjeros en Irak: ¿La próxima Jihad?, Análisis político de Oriente Cercano por académicos y asociados del “The Wahington Institute”, Policy Watch n.º 747, 10 de abril de 2003. 15 Sobre la falta de planeamiento sobre la inmediata posguerra ver Bob Woodward “Plan de Ataque” (Londres: Simon and Schuster, 2004), pag. 413. 16 Ver Anthony H. Cordesman, con la asistencia de Patrick Baetjer, “La insurgencia de Irak en evolución”, Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, Borrador de Trabajo: Actualizado al 23 de junio de 2005. Cordesman hace un profundo análisis de las características de la insurgencia iraquí y los errores tácticos de la Administración Bus al enfrentarlos. 17 Cordesman, “La Insurgencia de Irak en Evolución”. 18 Ibíd. 19 Para un análisis en profundidad de su carrera ver Nimrod Raphaeli, “El Jeque de los Carniceros”: Abu AlZarqawi y la Conexión Al-Qaeda”, Serie Investigación y Análisis de MEMRI, n.º 231, 1º de julio de 2005. 20 El rey Abadía de Jordania dijo a la prensa que en 2002, Jordania había solicitado a Irak la extradición de al-Zarqawi luego del asesinato del diplomático estadounidense Lawrence Foley, pero el régimen de Sadam había ignorado el pedido. La mayoría coincide en que al-Zarqawi estaba definitivamente en Irak a fines de 2002 y en que el grupo terrorista Ansar al-Islam (ver más abajo), que operaba desde el norte de Irak, le dio refugio. Ibíd.. 21 Ulrich Schneckener, “Iraq y Terrorimo: ¿Cómo están conectados los Estados del Mal y los Terroristas?”, Stiftung Wissenschaft und Olitik Comments, marzo de 2003. 22 Kenneth Katzman, “Irak: El régimen de EE.UU. cambia los esfuerzos, la oposición y el Irak de posguerra”, Informe del Servicio de Investigación Parlamentaria, 17 de marzo de 2003. 23 Raphaeli, “El Jeque de los Carniceros”. 24 Ver Anthony H. Cordesman, “Nuevos Esquemas en la Insurgencia Iraquí: La Guerra por una Guerra Civil en Iraq”, Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, Borrador de Trabajo, Revisado: 27 de septiembre de 2005. 25 Reuven Paz, “Voluntarios árabes muertos en Irak: un análisis”, Proyecto para la Investigación de Movimientos Islamitas (PRISM) Serie de la Jihad Global, Vol. 3, n.º 1 (marzo de 2005) 26 Ver Raphaeli, “El Jeque de los Carniceros”. 27 Ver Reuven Paz, “Jihad global y el sentido de la crisis: el otro frente de al-Qaeda”, Documentos ocasionales de PRISM, Vol. 1, n.º 4 (marzo de 2003, en: www.e-prism.org/pages/4/index.htm.) 28 Reuven Paz, “¿Hizbollah o Hizb al- Shaytan? Recientes atentados Jihadistas-Salafíes contra los grupos Chiitas” Documentos Ocasionales de PRISM, Vol. 2, n.º 1 (febrero de 2004) en: http://www.eprism.org/images/PRISM_no_1_vol-2_-Hizbullah_or_ Hizb_al-Shaytan.pdf. 29 Ver “Alerta terrorista nacional” en :http://www.nationalterroralert.com/updates/index.php?p=297 30 “Communiqué del Movimiento Al-Tawheed wal-Jihad (Abu Musab al-Zarqawi) en Irak”, 17 de octubre de 2004 en: http://www.globalterroralert.com/zarqawi-bayat.pdf. 31 “La Promesa de Fidelidad de Zarqawi a Al Qaeda: Desde Muásker al-Battar, número 21”- Traducción por el Investigador de la Fundación Jamestown Jeffrey Pool, Terrorism Monitor, Vol. 2, n.º 24, 16 de diciembre de 2004.

22

Fuentes Islamitas en Gran Bretaña criticaron la designación de Bin Laden de Zarqawi como líder del grupo, porque era más pequeño que otras organizaciones que operaban en Irak, tales como Jaysh Ansar al-Sunna o al-Jaysh al-Islami. Ver Raphaeli, “El Jeque de los Carniceros”. 33 Nimrod Raphaeli, “Las elecciones iraquíes (III): los islamitas y las amenazas terroristas”. Serie Investigación y Análisis MEMRI – n.º 202, 18 de enero de 2005. 34 Ver Ayman al-Zawahiri, “Caballeros bajo el Estandarte del Profeta”, publicado como un libro serializado por el al-Sharq al-Sawat de Londres, la traducción inglesa en: http://www.fas.org/irp/world/para/ayman_bk.html. 35 “Carta de al-Zawahiri a al-Zarqawi”, Boletín de Prensa ODNI n.º 205, 11 de octubre de 2005, en http://www.dni.gov/letter_in english.pdf. La Oficina del Director de Inteligencia Nacional publicó la carta con fecha 9 de julio de 2005, obtenida durante operaciones de contraterrorismo en Irak. 36 Raphaeli; Elecciones Iraquíes (III). 37 Ver Y. Yehoshua, “Disputa en círculos islamitas sobre la legitimidad de atacar a musulmanes, chiítas, y no musulmanes no combatientes en operaciones de la Jihad en Irak: Al-Maqdisi vs. su discípulo Al-Zarqawi”, Serie Investigación y Análisis MEMRI – Nº 239, 11 de septiembre de 2005. 38 “La matanza colateral se justifica bajo el principio de dharura (necesidad suprema), debido al hecho de que es imposible evitarla y distinguir entre ellos y aquellos infieles contra los que se está librando la guerra y que constituyen los blancos apuntados. Se acepta que la matanza de un número de musulmanes a los que les está prohibido matar constituye sin duda un grave mal; sin embargo, se permite cometer este mal – sin duda a veces hasta es requerido – con el objeto de evitar un mal mayor, específicamente, el mal de suspender la Jihad”. Ver “Abu Mus´ab Al-Zarqawi: Matanza colateral de musulmanes es legítima”, MEMRI, Despacho especial, Nº 917, 7 de junio de 2005. 39 Raphaeli, “El Jeque de los Carniceros”. 40 Yehoshua, “Disputa en círculos islamitas sobre la legitimidad de atacar musulmanes, chiítas y no combatientes no musulmanes en operaciones de Jihad en Iraq”. 41 “Jeques y organizaciones sunnitas critican la Declaración de Guerra de Al-Zarqawi contra los chiítas”, Series Despacho Especial MEMRI, n.º 1.000, 7 de octubre de 2005. 42 De acuerdo a la “Declaración de Guerra contra los norteamericanos que ocupan la Tierra de los Dos Lugares Santos” (su título completo) “La mayor y última de las agresiones que sufrieron los musulmanes desde la muerte del Profeta...es la ocupación de la tierra de los Dos Lugares Santos – la fundación de la casa del Islam, el lugar de la revelación, la fuente del mensaje y el lugar del noble Ka´ba, el Qiblah de todos los musulmanes – por los ejércitos de los cruzados norteamericanos y sus aliados”. La declaración se presenta como el primer paso en el “trabajo” de “corregir lo que le había sucedido al mundo islámico en general y a la tierra de los Dos Lugares Santos en particular...Hoy ...los hijos de los Dos Lugares Santos han comenzado su Jihad en la causa de Allah, para echar al enemigo ocupante del país de los Dos Lugares Santos”. Ver Ely Karmon, “Terrorismo a la Bin Laden no es un problema del proceso de paz”, Policy Watch n.º 347, The Washington Institute for Near East Policy (El Instituto de Washington de Política del Cercano Oriente), octubre de 1998. 43 Cordesman y Obaid sostienen que el Reino fue el primer objetivo de Al – Qaeda cuando en noviembre de 1995 fue atacado el Centro de Entrenamiento de la Guardia Nacional operado por Estados Unidos en Riyadh, dejando a cinco norteamericanos muertos. Esto, posteriormente llevó al arresto y ejecución de cuatro hombres, supuestamente inspirados por Osama Bin Laden. Sin embargo, Bin Laden quien negó participación, elogió el ataque (Ver Washington Post, 23 de agosto de 1998) y de acuerdo a otros analistas los terroristas fueron inspirados por el ideólogo jihadista jordano al- Maqdasi. 44 Ver Anthony H. Cordesman y Nawaf Obaid “Al – Qaeda en Arabia Saudita: Amenazas asimétricas y extremistas islamitas”, Center for Strategic and International Studies, Borrador de trabajo: Revisado el 26 de enero de 2005. 45 Ibíd. Nuevamente según Cordesman y Obaid, al comienzo, al-Ayeri fue el jefe de Al – Qaeda en la Península Arábiga y reportaba directamente a Bin Laden (la de al-Ayeri fue la única operación regional de Al – Qaeda que se reportó directamente a OBL. Los lugartenientes de Al-Ayeri, a su vez, reportaban directamente a él. Ellos fueron responsables de la creación de cinco celulas autónomas concentradas exclusivamente en operaciones dentro de Arabia Saudita. 46 Ver Mahan Abedin, Nuevas Realidades de Seguridad y las Tácticas Cambiantes de al-Qaeda: Una Entrevista con Saad al-Faqih”, Spotlight on Terror, Jamestown Foundation, Vol. 3, n.º 12 15 de diciembre de

32

23

2005). El Dr. Saad al-Faqih encabeza el grupo de oposición saudita, el Movimiento para la reforma Económica en Arabia Saudita (MIRA.) 47 Ibíd. 48 Reuven Paz, “Desde Riyhad 1995 a Sinai 2004: El Retorno de Al-Qaeda a la Patria Árabe”, PRISM Series of Global Jihad, Vol. 2 n.º 3 (octubre de 2004). 49 El artículo, titulado “Desde Riyadh/Este a Sinaí”, fue publicado en varios foros de internet islamitas. 50 Según Paz, dos de sus asociados saudíes, están tratando de ocupar su lugar –Shayk Ahmad a-Zahrani, alias Abu Jandal al-Azdi en Arabia Saudita y Shaykh Abu Omar Seyf en Chechenia, quien es principal catedrático del batallón árabe de voluntarios allí. Otro individuo que debe tenerse en cuenta es Shaykh Hames al-Ali, un saudita que vive en Kuwait. 51 El análisis fue publicado el 25 de septiembre de 2005 por un seguidor de Al-Qaeda, apodado Abu Mamad al-Hilali. Parece ser el primer análisis de este tipo que se basa en el libro de 1601 páginas sobre Jihad de Abu Mu’sap al-Suri que fue publicado vía internet en enero de 2005. Ver Reuven Paz, “La búsqueda de nuevas fronteras de Al-Qaeda: Instrucciones para la actividad jihadista en Egipto y Sinai” PRISM Ocasional Papers, Vol. 3, n.º 7 (octubre de 2005). 52 Según Paz, al-Suri constituye probablemente la combinación más talentosa de un académico y un operativo de la Jihad global. Fue uno de los principales entrenadores en explosivos de Al-Qaeda en Afganistán, pero también dio numerosas conferencias sobre estrategia jihadista, religión y adoctrinamiento. Varias de sus conferencias desde Afganistán fueron colocadas en su sitio de la web en forma de videos y audios, y gran parte de ese material aparece en su monumental libro. Su convocatoria a una “Resistencia Islámica Global” podría ser parte de la jihad global, pero también un llamado a una nueva forma de Al-Qaeda fiel a las doctrinas de Abadía Azzam, pero no necesariamente a la forma saudita del Tawhid jihadista. Llamativamente, al-Suri tiene antecedentes europeos. Es un ciudadano español como resultado de su casamiento, y vivió en España y Londres en la década de los ’90. Está bien familiarizado con la arena europea y las comunidades árabes, fundamentalmente de África del Norte. Ibíd. 53 Reuven Paz, “Voluntarios Árabes Muertos en Iraq: Un análisis”, PRISM Series of Global Jihad, Vol.3, n.º 1 (marzo de 2005) 54 Doce mil civiles norteamericanos viven en Kuwait mientras veinticinco mil tropas estadounidenses tienen base allí, utilizándolo como plataforma de lanzamiento para operaciones en Irak. Ver Robin Gedye, “Soldados en complot antiestadounidense arrestados por Kuwait”, Daily Telegraph, , 15 de enero de 2005. 55 Sean Rayment and Peter Zimonjic, ‘Un muerto en explosión que demuele teatro abarrotado de ciudadanos occidentales en Qatar’, Daily Telegraph, 20 de marzo de 2005. 56 Reuters, 25 de marzo de 2005. 57 .Paul Garwood, “Ola de Terror se expande a través de Oriente Medio, originando preocupaciones sobre vínculos regionales”, Associated Press, 1º de febrero de 2005. 58 Karmon, “Terrorismo a la Bin Laden no es un Problema del Proceso de Paz”. 59 Ver Incidentes Terroristas Significativos, 1961-2003: Una Breve Cronología, Oficina de Historia, Oficina de Asuntos Públicos, Departamento de Estado de EE.UU., marzo de 2004, en : http://www.state.gov/r/pa/ho/pubs/fs/5902.htm 60 Khaled Abu Toameh, ‘Terroristas vinculados por Al-Qaeda en Gaza’, The Jerusalem Post, 20 de mayo de 2005. 61 Stephen UPL, “¿Al-Qaeda se expande hacia Palestina?”, Terrorism Focus , Jamestown Foundation, Vol. 2, n.º 15, 5 de agosto de 2005. 62 “Fiscales de la FDI acusan a palestino de Cisjordania de vínculo con Al-Qaeda”, Reuters, 8 de septiembre de 2005. 63 Khales Abu Toameh, “Al-Qaeda levanta su cabeza en Gaza”, Jerusalem Post, 10 de octubre de 2005. 64 Ver Amos Harel, “Al Qaeda de Irak se adjudica el ataque con misiles del martes contra el norte de Israel”, Haaretz, 29 de diciembre de 2005. 65 Ver el Communique en http://www.globalterrorist.com/pdf/1205/zarqawi1205-9.pdf. 66 “Carta de a—Zawahiri a a—Zarqawi”. 67 Ver “Vuelo de Air France 8969, en: http://encyclopedia.thefreedictionaryu.com/%20Flight%20AF208969%Alger-Paris%20hijacked. 68 Ver “El número de presos por terrorismo islámico en España ha crecido un 59% en 2005”, Barcelona La Vanguardia, 25 de diciembre de 2005. 69 Halliday, “Una Umma Transnacional”.

24

Fuad Husayn, “ La segunda generación de Al-Qaeda”(Parte 13), un libro serializado sobre Al Zarqawi y Al Qaeda publicado por el al-Quds al-Arabi de Londres, 11 de julio de 2005. Ver también “Lo que realmente quiere Al Qaeda, deYassin Musharbash, Spiegel Online, 12 de agosto de 2005, enhttp://service.spiegel.de/cache/international/0,1518,369448,00.html 71 Ibíd 72 Ver “Nuevas realidades de seguridad y las tácticas cambiantes de Al-Qaeda”, por Mahan Abedin. Una entrevista con Saad al-Faqih. 73 “El Buen Islam vs. el Mal Islam”, por Abdurrahman Wahid, WSJ.com Opinión Journal, 30 de diciembre de 2005, en: http://www.opinionjournal.com/extra/?id=110007743.

70

25