You are on page 1of 2

La importancia de existe el peligro de morirse de hambre.

¿Qué es vivir ?
llamarse anarquista II. - Una sociedad autónoma podría
“realizar mejor ”los valores - o “realizar
Las sociedades se transforman sin otros valores”(sobreentendidos :
pedir permiso y sin corresponder a las mejores) ; ¿pero cuáles ?.
leyes o reglas establecidas por La conclusión a la que llega
sociólogos, cientistas políticos, y menos Castoriadis es que no puede pensarse el
aún a los vaticinios de los dirigentes. Se presente y por ende el futuro sin tener en
podría pensar que si no es posible cuanta el pasado. Que lo que podremos
establecer un derrotero cierto de los construir necesariamente ha de encontrar
sucesos sociales entonces no hay su suelo, su sustento, su raiz nutriente en
posibilidad de un análisis objetivo de la la tradición. ¿Cuales son las obras, las
realidad. La herencia cientificista del siglo ideas, los proyectos del pasado de la
XIX ha impregnado los discursos de la humanidad que nos constituyen y deben
primera parte de este con juicios preservarse como punto de partida para
oraculares y, el yerro constante de las cualquier tipo de transformación ?
predicciones, desacreditó a las ideologías Dice Castoriadis : “No habrá
en general. Aquellas certezas apodícticas transformación social radical, nueva
fueron suplantadas por un escepticismo sociedad, sociedad autónoma, más que
que ha derivado en el todo vale de la por y en una nueva forma de conciencia
visión posmoderna. histórica, que a la vez implique una
Los anarquistas han confiado en restauración del valor de la tradición y
la razón frente a la superstición, en la otra actitud frente a ella, otra articulación
ciencia frente a la religión, pero también entre ésta y las tareas del presente
han remarcado permanentemente que el porvenir.
orden social es algo que se construye, y Ruptura con la servidumbre al
que sociedades más equitativas, y que pasado en tanto pasado, ruptura con las
dignifican la vida humana, no han de ser ineptitudes de la tabula rasa ; ruptura
producto de un devenir natural, sino del también con la mitología del “desarrollo”,
esfuerzo y la voluntad humana por los fantasmas del crecimiento orgánico,
construirlas. En otras palabras, el las ilusiones de la acumulación
socialismo no es necesario, no hay adquisitiva. Negaciones que no son sino
motivos que lo produzcan la otra cara de la posición : la afirmación
inexorablemente ; pero si es deseable, en de la sociedad y la historicidad
tanto cree un mejor lugar para la vida. sustantivas como valores de una
Esa construcción social ha de ser la sociedad autónoma.”
consecuencia de una praxis de Esta reflexión vale también para
interacción dialéctica entre las ideas y la los anarquistas y el anarquismo. No
acción, los hechos y los proyectos, las podemos quedar pegados al pasado en
prácticas sociales establecidas y la tanto que pasado, a las ideas y las
voluntad social de modificarlas. La acciones desplegadas en otras realidades
mutación social, material y espiritual del sociales y en otros contextos históricos,
hombre tiene su asidero en la conciencia pero, es imprescindible producir
de lo que se quiere ser y en la negación conciencia que se debe construir sobre la
del no que no se quiere ser. reflexión crítica en la afirmación de la
¿De dónde emerge la conciencia y sociedad y la historicidad sustantivas
la voluntad de cambio ? Primero, en el como valores de una sociedad autónoma.
reconocimiento racional y afectivo de su ¿Cuáles son esas afirmaciones
necesidad y, segundo, en la comprensión sustantivas ? Las que nos dan identidad
de una identidad en proceso de de libertarios, las que nos diferencian de
transformación. No se puede aspirar a otros hombres que también tienen
una nueva forma de ser sin plena “proyectos socializantes”, “buenas
conciencia de lo que se es. intenciones sociales”, “espíritu solidario”
Castoriadis ha planteado muy etc.. Como anarquistas nos oponemos no
medularmente el problema de la solamente al Estado, sino a toda forma
transformación social. “para ser más de organización social que verticalice el
preciso : ¿puede una sociedad “querer” poder que emana de la acción de los
ser autónoma ? ¿Para qué ? O incluso hombres. Nos oponemos a la propiedad
autogobernarse - sí ; pero ¿para qué ? privada capitalista tanto como a cualquier
La respuesta tradicional es la más de las comunismo estatista, y a cualquier
veces, para satisfacer mejor sus doctrina política o filosófica que pretenda
necesidades. La respuesta a la respuesta imponer su cosmovisión. Postulamos el
es : ¿qué necesidades ? Cuando no federalismo como forma de organización
porque creemos que garantiza la libre problemas, la historia y la sociedad a la
asociación de las personas humanas que tenemos que responder, para
para cualquier propósito que no sea el refutarlos, si es necesario, pero sobre
avasallamiento y sometimiento de la todo para no olvidarnos y tener bien claro
libertad de los congéneres. Cumpliendo quienes somos.
con esto último, las formas que en que
ésta se realice han de tener como único Luciano de Samósata
límite la capacidad y creatividad de
quienes las llevan adelante.
La identidad libertaria se
constituye desde su base histórica y
desde la fecunda riqueza de enfoques,
perspectivas y modos de ser del
anarquismo y de los anarquistas.
“Siendo ésta una concepción
dinámica, que no se limita a la formación
de un credo sino que tiende a actuar en
el medio social, en vista a promover
determinados cambios en el mismo y
afirmar en los hechos ciertos valores que
realcen la dignidad humana en la vida de
relación, es perfectamente normal, y aún
imprescindible, que los militantes
inspirados en tal concepción sometan a
permanente examen sus propios
esquemas doctrinarios y tácticos,
tratando de adecuarlos a las cambiantes
circunstancias del devenir social, siempre
en vista a la afirmación de aquellos
valores esenciales. ... Referirse a la
vigencia actual de nuestra doctrina invita
en cierto modo a echar una ojeada
retrospectiva sobre su origen,
desarrollo, ... Se trata, en cierto modo de
evaluar a grandes rasgos la vigencia
anterior, la vigencia histórica de la
doctrina anarquista y del movimiento
libertario... Me interesa puntualizar ante
todo que considero el concepto de
doctrina anarquista indisolublemente
ligada al movimiento libertario, en tanto
que se refiere a una actitud militante,
enderezada a obtener, insisto,
determinados cambios en la sociedad.
(J.Cimazo, Una voz anarquista en la
Argentina, Vida y pensamiento de Jacobo
Prince, pág.360-361, Reconstruir, Bs.As.
1984)
El concepto de esta cita de Prince
es absolutamente complementario del de
Castoriadis. Ambas nos llaman a la
reflexión sobre como la vida y la vigencia
de las ideas se encuentra en su
reformulación constante. Cantos de
sirena llaman desde los huecos discursos
de la posmodernidad. Son muestra de un
vaciamiento del espíritu y de la necesidad
del orden imperante de destruir el
pensamiento crítico, aquel capaz de
revolucionar a la sociedad y terminar con
los privilegios. No leamos a Bakunin,
Kropotkin y Proudhon para repetir a
Bakunin, Kropotkin y Proudhon,
leámoslos para pensar sobre los