You are on page 1of 3

Tendencias del Turismo Premium o Turismo de Lujo

¿Pero qué es turismo Premium?

Las percepciones de lo que es lujo son diferentes según la cultura, la sociedad y la situación
socioeconómica de la que provenga el turista.

Lo que para unos es algo normal, para otros puede ser considerado lujo. No obstante, el lujo en los viajes
se relaciona con viajar sin estrés, sin prisas o rutinas. Ser cuidados con mimo, disfrutando de experiencias
únicas y enriquecedoras, que superen las expectativas creadas.

El turismo Premium sigue siendo sinónimo de:

 El máximo confort y calidad


 La fluidez del viaje, sin problemas, ni sorpresas
 Excelente nivel de servicios
 La exclusividad y singularidad

Su principal foco de interés en los hoteles de lujo son el diseño, la tecnología, el wellness, la gastronomía
y las instalaciones deportivas.

Las agencias de viaje estiman los ingresos mínimos de sus clientes Premium en 150.000 euros anuales.

En el sector, algunas agencias consideran un viaje de lujo aquel que supera los 1.000 euros por persona y
día. Aunque otros ponen este límite en 10.000 euros.

Pero el concepto de lujo también ha ido evolucionado en la última década. Ya no está relacionado con
opulencia, decoraciones recargadas y los productos más caros. Hoy en día, el lujo también se refiere a
conceptos relacionados con:

 La discreción y la protección de la vida privada


 Experiencias genuinas que les aporten un valor añadido
 Disponibilidad permanente de proveedores
 Personalización – programas y actividades hechos a medida de las necesidades concretas de cada
turista

Los turistas Premium están distribuidos entre diferentes segmentos de población: En Estados Unidos el
39% de ellos son Baby Boomers, el 33% son de la Generación X, el 22% son Millenials y el 8% son Seniors
(+65).

Los turistas Premium no tienen estacionalidad, ya que viajan a lo largo de todo el año.

Qué buscan los turistas Premium

Cada vez es más difícil hacer un perfil del turista Premium, ya que las características culturales,
demográficas y socioeconómicas, así como sus motivaciones y expectaciones, son muy variadas. Pero en
general, estos son algunos de los elementos que más demandan esta tipología de turistas:

 Autenticidad
 Elegancia y clase, pero con naturalidad
 Actividades que muestren la identidad local
 Servicio 24/7
 Acceso exclusivo a recursos cerrados al público
 Normalidad – ser ellos mismos
 Experiencias transformadoras (que aporten vivencias que les ayuden a conocer mejor el mundo que
les rodea)
 Desconexión total de su rutina y preocupaciones
 Integrarse en lo local
 Sentimientos (experiencias significativas y sensoriales)
 Una atmósfera especial
 Naturaleza, entorno y paisaje urbano – destinos que se fundan con el entorno
 Armonía y equilibrio
 Eficacia en el servicio
 Excelente gastronomía
 Cultura (alta y popular)
 Wellbeing – que incluye salud, comodidad y felicidad
 Compras – marcas renombradas y marcas locales exclusivas o muy singulares
 Sentirse únicos, pero al mismo tiempo ligados al destino

Según la agencia de comunicación Mindshare, existen varios tipos de consumidores de lujo:

Luchadores – para los que el lujo es una evidencia del éxito


Trendsetter (o creadores de tendencias) – para los que el lujo es una forma de diferenciarse del resto de
turistas
Estetas – para los que el lujo les lleva a las mayores cotas de estética y diseño
Only the Best – para los que el lujo les garantiza la calidad más superior
Confort en primer lugar – para los que el lujo es una forma de vida con significado

Claves para atraer a turistas Premium

Los destinos y marcas turísticas tienen que cambiar de un enfoque de marketing sustentado sobre perfiles
demográficos, a un enfoque dirigido a perfiles psicográficos de los turistas (que definen personalidad,
valores, opiniones, actitudes, intereses, estilos de vida y motivaciones de viaje). Para ello es fundamental
conocer bien su comportamiento, sus hábitos de consumo y sus necesidades cuando visitan a un destino.

Los principales triggers de compra (factores que favorecen la demanda) para estos turistas Premium son
la emoción, el valor percibido, la referencia que reciben de familiares y amigos, la expectación y la
necesidad de desconectar de su rutina y tener experiencias enriquecedoras.

Principales claves para seducir a estos turistas:

 Atención y servicios personalizados


 Adelantarte a las expectativas de los clientes
 Exclusividad
 Flexibilidad de proveedores para cubrir sus cambiantes necesidades
 Ofrecer “Seamless Experience” – experiencia fluida y sin contratiempos
 Servicios en tiempo real a dispositivos móviles. Notificaciones sobre incidencias del viaje y contenidos
adaptados a canal móvil
 Actividades Premium en los alrededores: visitas privadas a bodegas, productores y artistas locales, así
como viajes en globo, avioneta o helicóptero o pequeños cruceros de lujo
 Visitas guiadas personalizadas con expertos en diferentes materias: arte, diseño, arquitectura,
gastronomía, deporte, salud
 Propuestas de actividades basadas en el slow-life, el silencio, la relajación, el yoga, la meditación, el
mindfullness y el bienestar personal
 Atención en los pequeños detalles
 Elegancia y diseño en canales de comunicación
 Contacto con celebrities o expertos del lugar
 Servicio de entradas VIP a eventos de ciudad y agenda cultural
 Oferta wellness de primer nivel
 Productos y servicios diseñados o producidos a medida
 Herramientas de planificación del viaje basadas en realidad virtual que haga apreciar las experiencias
que se pueden desarrollar en el destino
 Experiencias que transmitan prestigio

Por último, señalar que el lujo no está reñido con el compromiso medioambiental y social. Los turistas
Premium cada vez buscan más destinos y proveedores (hoteles y agencias) que tengan foco en la
sostenibilidad y que tengan proyectos de Responsabilidad Social Corporativa.

Perspectivas futuras del sector

El crecimiento del segmento de turismo Premium se estima en un 6,2% anual en los próximos 10 años (por
encima del 4,8% del sector turístico en general).

Se estima que el crecimiento de este segmento fue del 18%,1% en 2017, tres veces más alto que el
crecimiento del sector turístico (+7%) y muy superior al crecimiento del consumo general de productos de
lujo, que el año pasado aumentó un 5%).

Incluso a lo largo de los años de crisis económica internacional, el número de millonarios ha aumentado.

América del Norte y Europa Occidental suponen el 64% de la emisión de viajes de lujo a nivel mundial
(a pesar de sólo suponer el 18% de la población mundial).

Hay que destacar el liderazgo del mercado de Estados Unidos en este segmento: El 5% más rico de
Estados Unidos promedia 14,3 viajes al año (mitad trabajo, mitad ocio) en comparación a 4,8 para el turista
medio americano. Se estima que hay unos 15 millones de familias en Estados Unidos que pertenecen a
este segmento.

Todo ello hace al mercado Premium de Estados Unidos como el más lucrativo del mundo. Europa sigue
siendo el destino preferido para sus viajes largos.

Asia por su parte seguirá liderando el ritmo de crecimiento como mercado emisor de turistas Premium,
pero a niveles más bajos que en los últimos años.