You are on page 1of 2

Biocombustible, la mejor solución

Para la Federación Nacional de Biocombustibles la mejor solución para reducir la contaminación del aire es la utilización de los biocombustibles, que aseguran, son una alternativa de transición inmediata y efectiva.

EL MUNDO estableció contacto con Jorge Bendeck Olivella, presidente Ejecutivo de Fedebiocombustibles, quien afirmó que “la mala calidad del aire es uno de los problemas que más

afectan en la actualidad a los colombianos y buena parte de esta es originada por los combustibles fósiles que contienen azufre y componentes aromáticos. En ese sentido, ciudades como Medellín, que actualmente cursa por un Estado de Prevención, tienen que hacer hincapié en soluciones sostenibles y que no sean perecederas en el tiempo. Para dar una respuesta a esta situación están los biocombustibles, que por su origen vegetal, son energéticos renovables que no producen complicaciones en la calidad del aire al no tener aromáticos ni azufre en su composición química, dos elementos perjudiciales para la salud. Así las cosas, y de acuerdo con el Conpes de calidad del aire, tanto el biodiésel como el bioetanol, son mecanismos viables para mejorar la atmósfera respirable

inmediatamente”.

Al ser preguntado por el qué se necesita para que se consuma más biocombustible, el Presidente aseveró:

“Voluntad Política. Que los funcionarios de los diferentes ministerios sigan las instrucciones del presidente

Iván Duque, quien desde campaña y su posesión el pasado 7 de agosto, se comprometió a incrementar las mezclas, para mejorar la calidad del aire que respiramos los colombianos. Vale la pena mencionar que las Leyes 693 de 2001 (alcohol carburante) y 939 de 2004 (biodiésel), fueron las que le dieron vía libre a los biocombustibles con tres grandes objetivos: reducir la dependencia del petróleo, mejorar la calidad del aire y generar empleo rural a través del desarrollo regional, en ese sentido, es necesario generar políticas públicas que propendan hacia el aumento de mezcla de los biocombustibles, biodiésel y bioetanol, en los combustibles fósiles, teniendo en cuenta que los impactos positivos serían significativos a nivel salud y

ambiente, más aún sabiendo que el 70% de la contaminación por emisiones de partículas nocivas para la calidad del aire se atribuyen a las fuentes móviles”.

Biocombustible, la mejor solución Para la Federación Nacional de Biocombustibles la mejor solución para reducir la

Jorge Bendeck Olivella, presidente Ejecutivo de Fedebiocombustibles. Foto: Cortesía Fedebiocombustibles.

Además, resaltó que actualmente y “debido a los altos precios del petróleo, el bioetanol le ahorra a los

colombianos más 4.200 millones de pesos mensuales y el biodiésel, en términos fiscales, más de 9.000 millones de pesos mensuales. En épocas donde el Ministro Carrasquilla ha manifestado la compleja situación económica por el hueco fiscal, los biocombustibles se convierten en un aliado para ahorrar

fiscalmente alrededor de 18.000 millones de pesos mensualmente”.

Jorge Bendeck Olivella explicó también las ventajas de usar biocombustibles y detalló que “en la actualidad tanto la gasolina extra como la corriente contienen una mezcla de 10% de bioetanol (E10). Esto se traduce en que por cada galón de gasolina hay 90% de componentes fósiles y 10% de

bioetanol. Lo mismo sucede con el diésel; hoy en día se mezcla 10% de biodiésel y 90% de diésel fósil en cada galón de este combustible que se consume en Colombia. De acuerdo con un estudio realizado por el Grupo de Manejo Eficiente de la Energía, Gimel, de la Universidad de Antioquia, el biodiésel es una alternativa viable para actuar frente a la mala calidad del aire, respondiendo a la necesidad de buscar soluciones efectivas en favor de la salud de la población y de la sostenibilidad ambiental. Los resultados de la investigación científica son contundentes: en la medida que se aumente la concentración de biodiésel en la mezcla, las emisiones de material particulado disminuyen en más del 38%; la opacidad del humo en más del 65% y las emisiones de hidrocarburos no quemados se reducen en

más del 44%”.

Por otro lado, aseguró el Presidente, el uso de biocombustibles es “una de las alternativas inmediatas para reducir las emisiones de gases efecto invernadero y de esta manera contribuir a mitigar los impactos del cambio climático en el país. El informe publicado esta semana por el Panel de Cambio Climático de la ONU del Ipcc, es muy desesperanzador, o hacemos algo o el planeta en tan solo 10 años cambiará drásticamente, provocando destrucción de ecosistemas, inundando las costas, incrementado las hambrunas y movimientos migratorios, en general intensificando los desastres naturales. Los Biocombustibles hoy reducen 3,3 millones de toneladas de CO2, y con la suficiente voluntad política hacia una transición energética baja en carbono y fijando mezclas del 20%, esa reducción podría superar los 7 millones de

toneladas anuales”.

En vista de la contingencia que pasa Medellín actualmente, la Federación Nacional de Biocombustibles ha tenido acercamientos con la Administración Municipal para incentivar el uso de biocombustibles. Así lo confirmó el mismo Jorge Bendeck Olivella: “Hemos conversado tanto con el alcalde Federico Gutiérrez como con el director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Eugenio Prieto, quienes se han mostrado altamente interesados en el uso de biocombustibles; sin embargo, no han encontrado la forma de establecer incentivos para el uso de estos energéticos renovables. Uno de esos incentivos podría ser la exención del Pico y Placa Ambiental a quienes usen biocombustibles en su operación. Además, vale la pena mencionar también, que flotas de paqueteo, principalmente Coordinadora Mercantil, han mostrado un profundo interés en utilizar mezclas superiores de biodiésel, por lo que le han solicitado tanto a las autoridades locales como al Ministerio de Minas y Energía el permiso para usar estas mezclas; sin embargo, seguimos a la espera de estas autorizaciones”.

Noticias El Mundo.