You are on page 1of 112
de un bien juridico colectivo por el delito societario de administracion fraudulenta ESTUDIO DEL ART. 295 DEL CODIGO PENAL ESPANOL Y PROPUESTA DE LEGE FERENDA ESTUDIOS DE DERECHO PENAL dirigidos por Carlos Maria Romeo Casabona | eo EDITORIAL COMARES BIBLIOTECA COMARES DE CIENCIA JURIDICA = . Director de publicaciones: a 4 they 4 MIGUEL ANGEL DEL ARCO TorRRES nage ESTUDIOS DE DERECHO PENAL dirigidos por Carlos Maria Romeo Casabona 66 A mis padres, Tomas y Maria Jesus Para Santi y Alba © BELEN MAYO CALDERON Editorial COMARES, 58.L. Poligono Juncaril, parcela 208 Teléfono 958 46 53 82 © Fax 958 46 53 83 18220 Albolote (GRANADA) http://www.comares.com ISBN 84-8444-934-3 * Depdsito legal: GR. 134/2005 FOTOCOMPOSICION, IMPRESION Y ENCUADERNACION: EDITORIAL COMARES, S.L. LA TUTELA DE UN BIEN JURIDICO COLECTIVo POR E L Dk ; paftsstrafrecht ya todas las personas que conoci dy wirtschafts: Alemania, pot haber hecho que ese afio se y i vaciOn en ic © « . en este momento he de saldar una deuda de gratity Fante mi i NOlVidable 1 . con ‘ . : ‘familia, en especial con quienes me ayudaron a cuidar de Pee: : mi familia, a ——— del trayecto: mIs pallies ace - eal on mi hermana Sonia ‘tate INTRODUCCION mente, Yol! y Victor. Por ultimo, —- Ma cil como €Xpresar “i ine cimiento a las peisonas que SOn's Genum@rae mi vida. A Santi, Por Mito por tantas cosas... Y a Alba, por hacerme tan feliz y porque sy ne Ser coms mentos dificiles. Tisa eg l &) : ; mo ayuda en los mc Ms, El Cédigo penal espafiol de 1995, al igual que los Proyectos y Anteproyectos que lo precedieron ', introduce un delito de administraci6n fraudulenta ? espe- cifico para el 4mbito de las sociedades mercantiles (art. 295 3), sin incluir un delito genérico, que castigue esta conducta en otros 4mbitos. Esta opcién le- gislativa plantea dos problematicas totalmente diferentes que, sin embargo, con frecuencia son tratadas conjuntamente por la doctrina. Por una parte, esta regulacién da lugar a que la doctrina siga poniendo de manifiesto, como habia hecho desde hacfa tiempo, la necesidad de regular un 1 El delito societario de administracién fraudulenta aparecia regulado en el art. 368 del Pro- yecto de Ley Orgdnica de Cédigo penal de 1980, en el art. 297 de la Propuesta de Anteproyecto de _ Nuevo Cédigo penal de 1983, en el art. 302 del Proyecto de Ley Organica de Cédigo penal espafol - de 1992 (con idéntica redaccién que el art. 296.1 del Anteproyecto de Cédigo penal de 1992) y en el art. 296 del Proyecto de Cédigo penal de 1994. La redaccién de estos articulos puede verse en el capitulo tercero, apartado III. 2 A lo largo de la exposicién haré referencia tanto al término «administracién fraudulenta», como al término «administracién desleal» porque ambos son utilizades por !a doctrina. Sin embar- go, al exponer mi postura personal utilizaré con preferencia el de «administracién fraudulenta» por- que el término «desleal» alude al deber de lealtad, es decir, al deber extrapenal que infringe el ad- ministrador y, en mi opinién, es rechazable la teoria del deber juridico especifico como fundamento material de los delitos especiales. Siguiendo a GRACIA Martin, El actuar en lugar de otro, pp. 332 _ y ss., considero que en los delitos especiales lo que fundamenta e! desvalor de accién es la relaci6n de dominio social del autor sobre el bien juridico y no la infraccién de los deberes juridicos que obligan al autor. Sobre ello véase el capitulo segundo apartado II.3.1. 3 Este articulo est4 contenido en el Capitulo XIII del Titulo XIII del Libro II, dedicado a los «delitos societarios» (arts. 290 a 297). Su tenor literal es el siguiente: «Los administradores de he- cho o de derecho 0 los socios de cualquier sociedad constituida o en formacién, que en beneficio propio o de un tercero, con abuso de las funciones propias de su cargo, dispongan fraudulentamente de los bienes de la sociedad o contraigan obligaciones a cargo de ésta causando directamente un pet- Juicio econémicamente evaluable a sus socios, depositarios, cuentaparticipes o titulares de los bie- 2 _ hes, valores o capital que administren, serdn castigados con la pena de prisién de seis meses a cua- : tro afios, o multa del tanto al triplo del beneficio obtenido». Be