You are on page 1of 9

EL HOMBRE

POSTORGANICO
Autora: Paula Sibilia.

Alumno: Edgar Cardenas Muñoz

Fecha: 25 de Enero del 2019


Introducción

La vida del hombre se ha visto digitalizada desde el nacimiento de las máquinas, las cuales le
han impuesto de cierta forma, a que el hombre abandone su esencia para poder desarrollarse
de forma tal, para así no quedar obsoleto. El hombre actual sufre una serie de interrogantes y
se le cuestiona sobre su actuar debido a las competencias maquinarias que debe enfrentar día
a día. Siendo así, por ejemplo, con la sustitución de mano de obra humana por maquinarias
para el logro de ciertos trabajos de fuerza bruta.
Sí bien, el hombre se ha visto en determinadas ocasiones desvestido de confianza o
capacidades para logar metas que él mismo se ha impuesto, éste no debe de olvidar que entre
todos los seres es el único capacitado para lograr lo que otros seres no pueden conseguir;
aquello es el pensar. Esto es lo que le ha permitido al hombre imponerse sobre las otras
especies.
No obstante, hoy podemos encontrar un hombre que ha sido capaz de evolucionar y alcanzar
su anhelo de digitalizarse a tal punto de poder desarrollar las mismas tareas que una máquina
común, pero ¿Cual es el costo de éste sacrificio para poder evolucionar en una era donde cada
vez las máquinas van tomando más papel en la vida diaria? y ¿Qué tanto ha abandonado el
hombre su esencia como para desconocer su naturaleza y olvidar lo que significa y el sentido
que alcanza el ser humano?
Desarrollo

Comenzando con los cambios que ha debido enfrentar, el hombre partió desconociendo su
papel en este mundo. Diversos son los estudiosos y/o filósofos que han dedicado vidas para
responder las interrogantes anteriormente expuestas. Tras esto, es que debemos analizar una
serie de mitos que han sido claves para la comprensión por el desarrollo que ha pasado el
hombre.
Los mitos de la tecnociencia respecto al ascenso y caída del hombre máquina (1) , es el
primero que se nos presenta para representar uno de las grandes hipótesis que se ha planteado
sobre el hombre y su transformación a hombre-máquina. Gran personaje que presentó al
hombre como una máquina fue el médico Julien Offray de La Mettrie, quien señaló sin
descaro que el hombre por su condición física es una máquina en total funcionamiento,
ignorando una de las sustancias identificadas por Descartes; el alma.
Para La Mettrie el hombre se conforma solo de la sustancia corporal, además afirmaba que el
hombre al carecer de alma, también se veía desprovisto de conciencia, por ello, lo igualaba a
los animales destacándolos así como unas maquinarias más.
El profesor de anatomía Giorgio Baglivi refuerza la teoría de La Mettrie al señalar en su
libro, que los organismos que componen el cuerpo material del hombre pueden ser
identificados como pequeños instrumentos o engranajes que permiten su movilidad y
funcionamiento, comparando así al corazón con una bomba hidráulica, el pulso con un reloj,
los dientes cumplen la misma función que las tijeras, entre otros.
No obstante, los filósofos de los tiempos lejanos dedicaron su vida para desarrollar una teoría
que se contrapone en todos sus términos a lo expuesto anteriormente; René Descartes fue
emblemático en enfatizar que el hombre se configura a través de dos sustancias; una es la
material, es decir corporal y la segunda la presenta en forma de mente humana, la cual estaría
formada por el alma. De ésta última se desconocen sus origenes, Descartes señala que podría
ser divino. Uniendo así los mundos del hombre con Dios.
Sí bien Descartes nos presenta ésta teoría, no es capaz de explicar cómo es posible que ambas
se fusionan y logran complementarse, para ello describen que Dios es un ingeniero capaz de
crear una serie ilimitada de artefactos, siendo así el hombre uno de ellos.

1 Estudio extraído del texto “El hombre postorganico” de Paula Sibilia. , 2005. Pag. 71
Una especie de máquina capaz de desarrollar sus órganos para entender su nuevo mundo.
Para Descartes, en comparación de La Mettrie el humano al tener alma podía razonar sin
problema, lo cual lo situaba sobre los demás seres vivos, diferenciándolo así de los animales.
Pero a pesar de estar situado en aquel privilegio, debido al desarrollo de la medicina, el
hombre debía permitirse ser mejorado por los médicos para ser reparado, tal como sucede
con las maquinarias.
Aún así, el hombre se ha visto despojado de su orgullo al convertirse en un cuerpo muerto
capacitado para hacer uso de él y poder revolver los más oscuros misterios que lo conforman.
El alma y su superioridad ante otros seres, se ve despojada en el momento en que el hombre
abandona la vida para permitir a otros tomar poder y decisión sobre su cuerpo, mientras este
no puede ya hacer algo que le permita recuperar su dignidad.
Finalmente, para comprender este mito que se ha producido debemos destacar que el hombre
es finalmente una máquina conformado por una serie de engranajes, lo que nos debemos
preguntar es sí es que ésta máquina carece o no de alma.

En segundo lugar, el Mito de la tecnociencia; el código de la vida. (2)


Tras el pasar del tiempo, y de que las necesidades y misterios que rodean al hombre han ido
aumentando, es que ha aparecido para ser parte del estudio del hombre la rama de la física.
Ésta materia, ha investigado de forma pura la composición del hombre, hasta que ha logrado
el mayor descubrimiento: la estructura de la molécula del ADN humano.
Éste código ha sido estudiado desde entonces y le ha permitido a la humanidad encontrar el
sentido de la vida, quizás no ha logrado responder del todo pero si ha podido comenzar a
tener sentido algunas de las interrogantes que parecían carecer de respuesta.
Los misterios que rodeaban al hombre, como la interrogante a su razón de vida comienzan a
tener sentido.
Éste código es similar para todos los seres vivos, no obstante las instrucciones varían según la
especie. Por ejemplo, son distintos los códigos entre humanos y animales. Para el perfecto
estudio de éste punto es que nace a la luz el proyecto Genoma Humano, el cual se encarga
fielmente de analizar el "programa" que conforma al ser humano esperando por ser
descifrado.

2 Texto extraido de “El hombre poliorganico” de Paula Sibilia, 2005. Pag. 85


Esto para comprender la presencia y/o ausencia de una determinada enfermedad o ya sea de
algún atributo de la personalidad. Tal ha sido el avance tecnológico, que hoy es posible
encontrar "chips de ADN", los cuales son fabricados por empresas reconocidas, entre ellas,
Hitachi, Motorola y Affymetrix, estos pequeños dispositivos tienen la capacidad de detectar
enfermedades importantes, como el cáncer y la diabetes.
Con el estudio de ambos mitos anteriormente señalados, es cómo podemos ver el largo
camino que ha tenido que pasar el hombre para poder descubrir sus componentes, y
responder las interrogantes que le rodean.
Vemos este hombre-máquina capaz de analizar su situación y orgulloso de su superioridad
ante otros seres. Al poseer una conciencia, el hombre enfrenta su realidad dando lo mejor de
sí para poder seguir su desarrollo.

Así el hombre ha sido capaz de concluir sus primeras grandes pruebas, ha producido una
serie de interrogantes y ha planteado diversas posturas sobre su composición, la vida que éste
tiene pero de la cual no es totalmente consiente comienza a tener otro sentido.
Así como han ido avanzando los tiempos, el hombre ha debido enfrentar nuevas
problemáticas. Se presentan ante él nuevas oportunidades, nuevos mundos, nuevas
ideologías, conoce el sentido de la vida y el que podría alcanzar, tiene en conocimiento que es
capaz de decidir sobre su cuerpo, es consciente de que tiene mayor responsabilidad y que
juega un rol más importante que otros seres en éste mundo.
El poder es parte del saber, aquello es algo que el hombre aún no es capaz de comprender del
todo, pero si ya es capaz de analizar su situación y tomar determinadas decisiones significaría
que ya está pronto de descubrir sus habilidades.

Por otro lado, el estudio de las Tendencias neognósticas: el materialismo se disuelve en la


luz(3). Con la rápida carrera tecnológica que se vive en estos tiempos, el hombre ve temeroso
que tal desarrollo significara el abandono de su cuerpo material, pero éste se ve impedido de
aquello, ya que, aún le cuesta aceptar la digitalización de su ser, su formación estructural
aunque es limitada, le pertenece desde el comienzo de los tiempos, el hombre ha pasado por
una serie de pruebas, y ha enfrentado todos sus miedos, pero aún no está listo para aceptar
que ya no necesitara de un "frasco" que contenga su ser.

3 Texto extraido de “El hombre poliorganico” de Paula Sibilia, 2005. Pag. 96


Una pieza clave que podemos encontrar hoy en ésta nueva problemática que enfrenta el
hombre, es el internet, el cual, con el pasar de los años apuesta por una vida virtual para los
seres humanos, permitiéndoles una capacidad ilimitada al no necesitar de su cuerpo móvil, el
cual carece de ciertas funciones avanzadas y solo le permite al hombre desenvolverse de
forma básica, no permitiéndole así, el investigar y conocer otros mundos y realidades.

Esto podría explicarse por el espíritu en la carne (4): al querer lo orgánico persistir. El hecho
de que el hombre ya no es visto como un hombre-máquina sino que como
hombre-información no le ha privado de admitir la teoría de Descartes respecto a la
existencia del alma.
Sí bien, se ha estudiado sí es posible la separación del cuerpo-mente el hombre a través del
tiempo ha demostrado que el alma se ha hecho parte fundamental del ser persona. Pero
también, el avance de la tecnología le ha permitido al hombre reparar sus daños mediante una
serie de métodos e intervenciones en caso de ser necesario.
Aunque los tiempos han ido evolucionando, y las personas han de desenvolverse como el
entorno le ha solicitado, éstos aún no pueden dar el paso drástico para abandonar su cuerpo
orgánico, y convertirse en luz. La existencia de la inteligencia artificial ha puesto en duda sí
el alma es parte del cerebro humano, el cual se creía que se encontraba en un rincón de éste,
señalándole al hombre la parte moral, lo que su cuerpo no era capaz de sentir ni descifrar.
Esto porque sí nos enfrentamos a la hipótesis de que sí creamos un cerebro humano y
copiamos los mismos detalles del sujeto anterior, podremos crear el mismo sujeto en el
nuevo cerebro. Siendo esto correcto, el cuerpo se convertiría solo en un soporte para el
sujeto, el cual se señalaría como ser.
No obstante, no afirmamos que el cerebro sea una computadora, ya que, éste no funciona a
través de un software, el cual comúnmente se desenvuelve tras una serie de instrucciones
digitales, ya que, es importante la relación con el medioambiente sensible y las reacciones
que ejerce sobre el entorno físico.

4 Texto extraido de “El hombre poliorganico” de Paula Silibia, 2005. Pag 114
Por ello, lo orgánico será una parte fundamental y esencial para el pensamiento. Otro
argumento para esto, es que el hombre no razona en términos binarios, sino que en vez de
eso, actúa mediante sus intuiciones o configuraciones hipotéticas, con esto es capaz de
analizar una determinada situación para comprender sí es importante o no.
Por último, el hombre abandona ésta tecnología porque ésta misma no es capaz de presentarle
el dolor, el hombre vive experiencias que le hacen sentir dolor, y la tecnología al carecer de
ello, le privara de comprender todos sus sentidos. Esto es sin duda, un triunfo para Descartes,
ya que, la tecnología al querer imitar las sensaciones del hombre, solo fracasa.
Es por ello, que la vida prevalece sobre la tecnología, la vida es capaz de crear una serie de
argumentos y de encontrar fuerzas cuando se ve abatida por otros tipos de ramas que carecen
de ella y le ofrecen a la humanidad oportunidades artificiales.
Conclusión

Por esencia, el hombre es un ser capaz de sentir y de tener emociones, le complica abandonar
sus sentidos más primitivos y se ve impedido de ver más allá de lo que se le ofrece.
Suele ser extremista en sus decisiones y no siempre analiza la situación debidamente.
Comenzó por desconocer sus capacidades y orígenes, asustado de lo que podría encontrar
ante estas interrogantes encontró el valor para iniciar el viaje para entender su mundo.
A partir del desarrollo que ha enfrentado el hombre, y de las luchas internas que ha debido
comprender, destacamos que el hombre ha sido capaz de responder ante todas sus
interrogantes, incluso sin estar consciente de aquello, ha abandonado su esencia pero no del
todo, el hombre es consciente de estar en una posición privilegiada ante los otros seres, ha
luchado contra las imposiciones, contra los estudios que se le han hecho, las veces que fue
víctima de abusos solo para responder ante interrogantes que han sido parte de su vida
cotidiana. No es capaz de abandonar su cuerpo orgánico, pero no teme de la tecnología.
La ha hecho parte de él para resolver una serie de problemas o para prevenir otros.
El hombre ha sacrificado su evolución y su prehistoria, abandonó sus primeros pasos para
poder desenvolverse en el mundo que se le presenta en frente.
La vida le ha regalado al hombre un alma, aquel que le permite destacar entre los demás seres
vivos, entre ellos es capaz de determinar a través de su conciencia lo que es bueno y lo que es
malo. Aunque no es complicado encontrar sencillas comparaciones del hombre con una
máquina cualquiera, éste podrá sentir, algo que es imposible para la máquina.
Aunque encontremos dos poros distintos entre ambas posturas, y ambas se encuentran
firmemente argumentadas, hay una que prevalece sobre la otra, esto basándose en la
experiencia. No obstante, el hombre-máquina o el hombre-información es el mismo hombre
que se prepara hoy para los eventos e interrogantes del mañana.
Hablamos de hombres que ya no son vistos como cuerpos de trabajo, no son cuerpos
orgánicos enumerados con un código de barra y que al final solo se convertirán en polvo,
estamos ante un hombre capaz de sentir, decidir y vivir.
Bibliografía:

 EL HOMBRE POSTORGANICO: CUERPO, SUBJETIVIDAD Y TECNOLOGIAS


DIGITALES. Paula Sibilia, 2005