You are on page 1of 2

del 11 al de 17 de febrer de 2019 www.parroquialavilavella.

es

S a g r a d a F a milia - La V ila vella

ota


CELEBRACIONES E INTENCIONES

Lunes 11 Martes 12 Miércoles 13 Jueves 14
Nuestra San Cirilo y Metodio, patronos de
A las 9:30h A las 9:30h
Señora de Europa.
Misa en sfgr. Misa en sfgr. de
A las 9:30h Misa en sfgr.
Lourdes de Manuel Jose Vicente
de Serafina Segarra
Penalva, Gavara; en Acc.
A las 18:30h Segarra.
Pascual Traver, de Gr. a San
Misa en
Francisco Nicolás y Santa A las 19:00h Misa en sfgr.
Acc. de Gr. a
Caballer. Rita. de Carmen Vicent Martínez
la Virgen.

Viernes Sábado 16 Domingo 17
15 A las 12:00h Bautizo de VI Domingo tiempo Ordinario
Jimena Paulo Haba. A las 7:00 Canto y Rosario de la
A las
Aurora.
19:00h A las 19:00h Misa en sfgr.
Misa en de María Roglá Arnau; A las 8:00h Misa en sfgr. de José,
sfgr. de Inmaculada Esbrí Nebot, Juana, Teresa, Mª Teresa, Filo,
María Juan Esbrí; Fernando Elvira y José Alba
Naixes Gimeno, Francisco Adsuara, A las 11:00h Santa Misa pro
Alfonso. Andrea Recatalá.
populo; a continuación anuncio de
A las 22:00 Vigilia de la la nueva junta de las Hijas de María
Adoración Nocturna. Inmaculada.
del 11 al de 17 de febrer de 2019 www.parroquialavilavella.es

CUANDO NO PUEDES REZAR
Últimamente estamos hablando mucho
en esta hoja de oración. Lógico, debe ser
parte de nuestra vida. Pero hay veces que
por alguna enfermedad, por alguna mala
noticia seria, nos vemos realmente
incapaces de rezar. Sabemos que es clave,
que nos hace más falta que nunca, pero simplemente estamos agotados.

Voy a volver a citar a Santa Teresa de Liseaux, que es maestra en estas
lides. Me impresionó leer que unos días antes de su profesión era incapaz
de rezar ni tan solo un misterio del rosario. Estaba hecha un manojo de
miedos y dudas. Luego la enfermedad se le vino encima y no podía ni tan
solo ir a la capilla.

¿Cómo lo resolvió? Entendió que la oración tiene sus, estaciones, sus
temporadas, por decirlo de alguna manera, y se dio cuenta que, simple y
sencillamente, bastaba con querer a Dios, aún sin pronunciar palabra. Lo
tenía presente. Y, cuando le volvían las fuerzas, hacía su oración
“formal” (por llamarlo de alguna manera).

De modo que, cuando estemos cansados, no se trata de forzarnos a
sentir ganas o devoción, sino simplemente querer a Dios en el momento
presente. Se trata de relacionarnos con él de manera distinta y de ser
conscientes que cuando la estamos pasando mal hay que dar un poco de
tiempo para recuperarnos. Él se une a nosotros de todos modos. Con
esto, no estoy diciendo que haya que dejar la oración, o no poner ganas y
medios, sino vivirla de otra forma, de acuerdo con nuestra situación. Son
momentos muy concretos en las que esto pasa.

Lo podríamos entender como el hecho de: “Ofrecer no
tener nada que ofrecer”. Es decir, entregarle nuestro desgana,
porque incluso desde ahí se hacen grandes cosas. Tarde o
temprano, parafraseando a la otra Santa Teresa, la de Jesús,
volverá la devoción. Mientras, querer a Dios sin sentirlo o
incluso a oscuras, pero con la certeza de que el aparente
vacío está más lleno que nunca.

Related Interests