You are on page 1of 2

Animales del desierto (fauna).

La palabra desierto proviene del latín desertus cuyo significado es abandonado. El desierto es
una extensión de tierra donde predomina un clima seco y poco lluvioso. Con poca vegetación,
así como oscilaciones bruscas de temperatura lo hace un ambiente muy hostil. No obstante a
esto existe una gran variedad de plantas y animales que terminan adaptándose a este
inhóspito clima cohabitando y cumpliendo su ciclo evolutivo al igual que en otros tipos de
ambiente, aunque un poco más difícil y sacrificado. Y en vista de estos increíbles animales del
desierto hoy te hablaremos un poco sobre ellos.

La fauna y en general la vida animal, está adaptada a la escasez de lluvias y humedad con
estructuras corporales ásperas y rígidas para poder soportar las pérdidas de agua y protegerse
contra sus depredadores.

La fauna más común en un desierto son los escorpiones, tarántulas, todo tipo de serpientes,
todo tipo de reptiles como las iguanas, coyotes, y en más tamaño animales como los camellos.
En el caso de las aves en su mayoría son nómadas.

Aunque los desiertos son áridos, los podemos encontrar en todo el mundo. A pesar de que
normalmente pensamos que un desierto es un terreno caliente y seco, también puede ser muy
frío. Sin importar la región, todos los desiertos suelen ser fríos por las noches e incluso puede
llover un poco. Sin embargo, en ellos también habitan varias plantas que se han adaptado para
vivir en esas condiciones.

Debido a todo el proceso necesario para mantener la vida en el desierto, el tamaño de los
animales es limitado, así como el tamaño de las poblaciones de animales. Los extremos de
calor y aridez hacen que los desiertos sean uno de los ecosistemas más frágiles del mundo.

Los visitantes del desierto deben también tomar las precauciones apropiadas para protegerse,
ya que el ambiente es muy diferente al de cualquier otro lugar.

A pesar de las creencias comunes de que nada puede vivir en el desierto, varias criaturas han
aprendido a sobrevivir de la peculiar vida vegetal y en las difíciles condiciones.

– Grandes mamíferos como los camellos hacen del desierto su hogar, pudiendo viajar largo
tiempo sin agua. Los leones viven en los desiertos de África, aunque están en peligro debido a
los cambios en los patrones climáticos y la presencia de seres humanos.

– Los roedores pequeños encuentran hogar en el desierto, con variaciones desde gerbilinos a
erizos. Las hienas y los chacales más grandes también se encuentran a menudo en los
desiertos.

– Los lagartos y las serpientes son particularmente adecuados para el clima seco y cálido del
desierto, al igual que criaturas anfibias, como sapos y salamandras.

Entre los animales que viven en el desierto, los reptiles se encuentran entre el grupo de
animales que más han aprendido a adaptarse a este a las regiones desérticas. Dentro de esta
categoría se encuentran las serpientes. De hecho las serpientes del desierto son consideradas
como las más venenosas del mundo. Entre estas se encuentra la serpiente de cascabel, la
cobra egipcia entre otras.
Entre otros reptiles que habitan en el desierto podemos mencionar dragón barbudo, ciertas
especies de lagartos, lagartijas y ciertos tipos de tortugas, constituyendo un pequeño ejemplo
la tortuga del desierto de Mojave.

Existe una gran variedad de insectos que hacen del desierto su lugar de vida. Podemos
nombrar las más comunes tales como los escarabajos, las hormigas, pulgas u otro tipo de
insectos voladores. También podemos nombrar a la gran variedad de arácnidos de diversos
tipos y tamaños que existen, tal como: la araña camello, que se caracteriza por ser una especie
muy venosa.

Los animales del desierto están muy adaptados a la baja disponibilidad de agua debida a la
ausencia de precipitaciones (menor de 250 litros al año), la alta evapotranspiración y la
diferencia térmica entre el día y la noche características del desierto.

Los animales que podemos encontrar en el desierto se encuentran reptiles e insectos pero
también podemos encontrar algunos mamíferos como roedores nocturnos. Otras especies
menos adaptadas a este ambiente son mamíferos como el coyote o los camellos.

La mayoría de los animales de pequeño tamaño utilizan estas estrategias para adaptarse al
desierto:

 los animales fosores son los excavadores que excavan galerías


 los animales nocturnos evitan la actividad durante el día
 otros animales pueden extraer el agua de alimentos secos sin llegar a beber jamás
produciendo una orina muy concentrada.
 Los grandes mamíferos ungulados de los desiertos se adaptan al desierto utilizando
diferentes estrategias:
 Evitan el sol del mediodía
 Tienen una respiración lenta y profunda que disminuye la pérdida de agua respiratoria
 Cuando la temperatura corporal aumenta, los grandes animales del desierto comienza a
sudar y jadear para enfriarse
 Seleccionan los alimentos más suculentos
 Concentran grasa en la joroba. Cuando la grasa corporal se distribuye por todo el cuerpo
evita que se pierda calor y por tanto en este caso se pierde más calor.
 Tienen una temperatura corporal variable para evitar la pérdida de agua
 Tienen una capa aislante que convierte su piel en una capa aislante para evitar la
entrada de calor al cuerpo.
 Sus colores son claros para reflejar el calor radiante
 La orina es muy concentrada y heces secas