You are on page 1of 2

Juan 2:4

“Mi hora aún no ha venido” .La hora que Jesús manifiesta estaba condicionado a la
voluntad de los judíos, ellos, tal como se explica en nuestro idioma, decidieron actuar
bajo su libre albedrio o voluntad propia, Cristo nunca los obligo a actuar en contra de
Dios.

Juan 2:11

Posiblemente los discípulos dejaron de creer en el por los milagros vistos, el verbo
creyeron está en pretérito de indicativo, y puede referir, que dejaron de centrar su
seguridad y confianza en lo percibido por la vista, para trasladar su fe en la palabras
dichas por Jesús, además señala la verdadera fe de los discípulos, esto es, en el tiempo
preciso y declarado. “En” de acuerdo a la gramática española, refiere el punto en que
se colocan los hechos, asimismo al asunto de que se trata, es decir el reconocimiento
de cualidad como Mesías.

Juan 2:12

Estos no eran simples parientes conforme a la manera de hablar de los judíos, se


trataban de hermanos que compartían algo en común de María, algo de su sangre,
porción pequeña de donde no es posible transmitir el pecado. De acuerdo a la gramática
española, pariente es aquella persona que puede tener en común con otro la misma
madre. No solo es pariente, aquel de quien se tiene lejana semejanza o afinidad
afectiva, sino también unidad de consanguineidad. Véase Gálatas 4:4.

Juan 2:19

Destruid, está en modo imperativo afirmativo, es decir Cristo señala que es necesario
y solicito que su cuerpo sea destruido o desecho, para que él pueda levantarlo con toda
certeza y realidad, hablando de su resurrección de entre los muertos, acto que estaba
próximo a manifestarse. Aunque destruid se halle en este modo, en ningún momento
determina que Jesús estaba obligando o mandando a los Judíos a matarlo, ya que
también en español este modo indica ruego, es decir solicitar, necesitar, en el contexto
indica el requisito que resulta para Dios , antes de llevar a cabo juntamente con el Hijo
el acto de la resurrección, que es en primer lugar, la muerte, destrucción o separación
del cuerpo y el alma del Mesías, la obligación no apunta a los judíos, y no se halla de
forma mandante o de orden sino solicita.

Juan 2:24

Jesús no se confiaba, la conjugación de este verbo se encuentra en imperfecto de


indicativo, queriendo afirmar que el Maestro nunca ceso de no confiar en las personas
de su nación, el continuo no esperando en las personas, esto es, respecto a un cambio
que los lleve a comportarse como él deseaba, es decir, conforme a la voluntad del
Padre, porque él conocía el corazón de los hombres , y nunca había dejado de
conocerlos, sabía que muchos a pesar de la Luz recibida y habiendo conocido la verdad
,decidieron bajo su libre albedrio ,rechazar ese rayo o conocimiento trasladado del cielo.

Él puede captar la naturaleza y característica del hombre y puede juzgarlo


adecuadamente por su infinita capacidad divina y humana, esto es para entender y,
comprender estas cosas.

“Durante un largo periodo de su ministerio Jesús no confió en las personas

LE PIDEN A JESUS UNA SEÑAL

Mat 12:38 Entónces respondieron unos de los escribas y de los Fariseos, diciendo:
Maestro, deseamos ver de tí señal.
Mat 12:39 Y él respondió, y les dijo: La generación mala y adulterina demanda señal; mas
señal no le será dada, sino la señal de Jonás el profeta.

EL TEMPLO DE JERUSALEN YA NO HABITA LA PRESENCIA DE DIOS.

Mat 23:37 ¡Jerusalem! ¡Jerusalem! que matas los profetas, y apedreas a los que son
enviados a tí, cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos
debajo de las alas, y no quisiste.
Mat 23:38 He aquí, vuestra casa os es dejada desierta.
Mat 23:39 Porque yo os digo, que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el
que viene en el nombre del Señor.

CRISTO SE APUNTA ASI MISMO

Mat 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro; y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y
las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.