You are on page 1of 26

1

IMPACTO AMBIENTAL QUE GENERAN LAS ACTIVIDADES MINERAS EN EL


MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA

AUTORES:

ANDRÉS FELIPE OÑATE MEJÍA

LUIS ALBERTO LÓPEZ MEJÍA

JUAN DIEGO RESTREPO

CESAR EDUARDO SOTO


2

CONTENIDO

RESUMEN .................................................................................................................................................... 3
ABSTRACT .................................................................................................................................................. 3
INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................................ 4
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA ...................................................................................................... 5
OBJETIVOS.................................................................................................................................................. 6
Objetivo General ....................................................................................................................................... 6
Objetivos específicos................................................................................................................................. 7
JUSTIFICACIÓN.......................................................................................................................................... 7
MARCO TEÓRICO ...................................................................................................................................... 8
Contaminación del agua. ........................................................................................................................... 9
Principales contaminantes del agua. .......................................................................................................... 9
Efectos de la contaminación de las aguas................................................................................................ 11
METODOLOGÍA ....................................................................................................................................... 15
Impacto ambiental y social que genera la explotación minera en Colombia .......................................... 15
Problemas ambientales y sociales producidos por la explotación minera ............................................... 18
Consecuencias ambientales y sociales presentadas por la explotación minera ....................................... 19
RESULTADOS Y DISCUSION ................................................................................................................. 20
CONCLUSIONES ...................................................................................................................................... 24
BIBLIOGRAFÍA ......................................................................................................................................... 25
3

RESUMEN
La explotación de productos mineros como el carbón, el níquel o el gas natural, si no se hace como
deberían, tiene impactos ambientales negativos irreversibles. El impacto ambiental causado por la
minería es demasiado importante. Las transformaciones que causan el medio ambiente afectan los
recursos hídricos, geológicos, biológicos, atmosféricos y socioeconómicos. Algunas de estas
consecuencias son prevenibles, pero otras, irremediablemente, no se pueden evitar.

En el recurso hídrico, la minería a cielo abierto, por ejemplo, causa la contaminación de cuerpos
de agua por desechos sólidos y descargas domésticas e industriales relacionadas con la actividad
minera. Como resultado, el contenido de sedimentos aumenta y conduce a la desviación de los
lechos de los ríos que generan inundaciones, transformación del paisaje y pérdida de cultivos.

En el dominio geológico, los cambios topográficos y geomorfológicos ocurren debido a la


eliminación de las capas superiores de la tierra donde la minería está presente. La inestabilidad de
la tierra que sale de las formaciones rocosas expuestas puede desencadenar fenómenos erosivos.
También hay una aceleración de los procesos de fisuración de rocas con separación de partes y
fallas en unidades de rocas debido al uso de dinamita. Si bien las personas que viven en estas áreas,
argumentan que las empresas deben hacer un mayor esfuerzo para evitar el deterioro de los recursos
naturales.

Palabras claves: Minería, contaminación, medio ambiente, cambio climático, impacto ambiental

ABSTRACT
The exploitation of mining products such as coal, nickel or natural gas if they are not carried out
properly causes negative, irreversible environmental impacts. According to a study made by the
National Institute of Natural Resources (Inderena), the environmental impact caused by mining
exploitation is great. The transformations that cause the environment affect the water, geological,
biological, atmospheric and socio-economic resources. Some of these consequences are
preventable, but others, irremediably, can not be avoided.

In the water resource, open-pit mining, for example, causes the contamination of water bodies by
solid waste and domestic and industrial discharges related to mining activity. Consequently, the
4

content of the sediments increases and causes deviation of the riverbeds that generate floods,
landscape transformation and loss of crops.

In the geological field, topographic and geomorphological changes occur due to the removal of the
superficial layers of the land. The instability of the land leaving the rock formations exposed can
cause the triggering of erosive phenomena. There is also an acceleration of the processes of
cracking of the rock with separation of the parts and faults in the rocky units due to the use of
dynamite. While the populations living in these regions, argue that companies must make a greater
effort to prevent further deterioration of natural resources.

Keywords: Mining, pollution, environment, climate change, environmental impact

INTRODUCCIÓN
En el dominio biológico, el impacto sobre los bosques naturales y la contaminación del agua lleva
a la pérdida de recursos y especies amenazados. En cuanto al nivel social, en cualquier área minera,
hay un aumento en la demanda de servicios, migraciones masivas de población, cambios en las
actividades económicas y sociales y, por lo tanto, el abandono de la campaña. Al mismo tiempo,
la construcción de carreteras y ductos para eliminar el producto cosechado produce una alteración
del suelo, la fauna y la flora en todos los ecosistemas, por lo que necesariamente deben pasar; La
contaminación puede ocurrir a través de derrames imprevistos o accidentes negligentes o
intencionales. Así como la contaminación visual o gaseosa por emisiones de gas o polvo de escape
en el caso del carbón, que se transporta desde las áreas de producción a los puertos de exportación,
por tierra.

Para evitar que estos problemas vuelvan a ocurrir, el Ministerio de Medio Ambiente de Colombia
declaró que ningún proyecto de desarrollo quedaría libre de acciones sin una evaluación previa del
impacto ambiental y sin que la licencia exija la implementación de dicho proyecto.

El impacto se puede evitar en algunas áreas, se ha avanzado mucho, en el caso del área de Cerrejón
Norte donde se implementó un programa de saneamiento ambiental. Pero en otros, principalmente
en el desarrollo de petróleo y gas, los problemas se acentúan. Prueba de ello es que a fines del año
pasado, el Ministerio del Medio Ambiente ordenó el cierre del yacimiento petrolífero de Bolívar.
5

Cabe señalar que la actividad minera en Colombia tiene varias escalas y estándares de producción
y gestión ambiental. Por un lado, existe la minería en pequeña escala, que es la más numerosa
cuando se trata de unidades de producción y tiene algunas deficiencias en su desempeño; es una
actividad con poco conocimiento de recursos y reservas, lo que tiene un impacto negativo en sus
procesos de planificación, con altos costos de producción y transacción, así como un uso limitado
de la tecnología en sus procesos. A pesar de esta minería, que agrupa a los mineros de bajos
ingresos, tiene una gran capacidad para generar empleos y en algunos casos, como esmeraldas, oro
y carbón metalúrgico, le dan un valor agregado a los minerales explotados.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Explotación a cielo abierto sin control ni planificación, que produce alteraciones en los suelos, el
agua y otros recursos porque deben despejar el bosque deforestación, excavar, remover y
transportar materiales, alterar las condiciones naturales del paisaje, modificando los ecosistemas,
causando una pérdida significativa de suelo y aumentando el riesgo de ocurrencia de fenómenos
erosivos. Esta situación no es extranjera. Hay docenas de minas en Colombia, que en el desarrollo
de sus actividades agrícolas no toma en cuenta los criterios ambientales que permiten el uso de los
recursos de manera sostenible, combinando criterios de preservación y operativo.

Afortunadamente, organizaciones ambientalistas como la Corporación Autónoma Regional de


Cundinamarca (CAR) con la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y
Desarrollo Territorial y entidades del sector minero han optado por exigir la elaboración de los
planes de gestión de la región y el mejor entorno para el desarrollo de dichos proyectos, que
permitan la explotación de los recursos minerales acompañados de compromisos ambientales, para
lograr un equilibrio entre el nivel de meteorización y los beneficios producidos. Ante esta situación,
Arenera Link requiere un plan de gestión ambiental para proponer un conjunto de acciones que se
implementarán durante el desarrollo de su proyecto, lo que ayudará a mitigar, prevenir, compensar
y corregir efectos negativos en el medio ambiente; y poder cumplir con los requisitos de las
autoridades ambientales correspondientes.

La minería abandonada tiene una amplia gama de impactos ambientales y socioeconómicos. Entre
los impactos ambientales más frecuentes de las minas abandonadas: paisajes alterados físicamente,
6

pilas de residuos, hundimientos, combustión espontánea de residuos de carbón, contaminación del


agua, edificios y plantas abandonadas, pérdida de vegetación, pozos abiertos, agujeros. Además,
en las minas abandonadas, hay muchas fuentes de contaminación para las aguas superficiales y
subterráneas, así como para el suelo; por ejemplo: fugas de ácido, lavado de metales, sedimentación
y contaminación por hidrocarburos. La minería a menudo expone materiales que no son aptos para
el crecimiento de las plantas, dejando paisajes deforestados donde es difícil establecer plantas
nativas y colonizadoras. Como resultado, las minas abandonadas son inhóspitas para la vida
silvestre y muchas especies no regresan a estas áreas. (Worrall, 2009).

OBJETIVOS

Objetivo General
7

Identificar el impacto ambiental que generan las actividades mineras en el medio ambiente en
Colombia.

Objetivos específicos

 Analizar el impacto ambiental y social que genera la explotación minera en Colombia


 Analizar los problemas ambientales y sociales producidos por la explotación minera
 Describir las consecuencias ambientales y sociales presentadas por la explotación minera

JUSTIFICACIÓN

Uno de los factores más fundamentales en Colombia, especialmente en áreas donde la minería está
presente, es su gran diversidad biológica motivada por una serie de características topográficas y
orográficas que definen el territorio. La maquinaria abierta y la minería de cielo pesado, sin respetar
8

los parámetros establecidos, todos los días destruyen nuestro ecosistema y nuestra calidad de vida
se deteriora, una situación que conduce al deterioro del tejido social.

En este artículo, analizamos las consecuencias ambientales de la minería a cielo abierto en


Colombia. La minería ha sido una actividad tradicional en las regiones de Colombia, los primeros
métodos artesanales han permitido un equilibrio ambiental, pero con el advenimiento y uso de
maquinaria pesada en el proceso de producción, especialmente retroexcavadoras, han cambiado
por completo las prácticas tradicionales y el mayor impacto de la actividad en el medio ambiente
y en la población; Es por esta razón que este análisis pretende generar propuestas que sirvan como
alternativas, al menos, para mitigar esta desastrosa situación.

La razón por la que se mueve para llevar a cabo esta investigación es para poder resolver los
problemas existentes por parte de la minería, y este problema fue para responder preguntas
importantes para contribuir a atenuar el control y evitar este tipo de problemas. La actividad genera
un daño irreversible a la naturaleza, dañando a las personas y los ecosistemas de nuestro país. Es
necesario prever e implementar medidas para prevenir y controlar los recursos hídricos afectados
por esta práctica de explotación de elementos fósiles, esta situación actual en el medio ambiente
crea la necesidad de implementar programas de métodos de la prevención asociada incluye a la
población, pero lo primero es realizar estudios sobre las principales fuentes de contaminación para
hacer los arreglos necesarios y contar con herramientas para proponer medidas de mitigación,
prevención y control de la contaminación.

Además, esta investigación tiene como objetivo analizar las consecuencias ambientales y sociales
de la minería a cielo abierto en Colombia, ya que es un elemento esencial para nuestra convivencia
en la sociedad y el desarrollo de la paz diferente. Esta información puede ser útil para que las
instituciones responsables de este problema cumplan con su deber de apoyar a la población, de
modo que contribuyan a abordar y resolver los problemas ambientales y sociales que surgen en la
población.

MARCO TEÓRICO
9

Las causas y los efectos de la contaminación minera son numerosos en los sectores de donde se
extrae; derrames, actividades como sísmica, exploración, transporte, extracción y actividades
indirectas, pero que son parte de las actividades de las empresas que extraen elementos fósiles,
generan contaminación en los ecosistemas, incluidas las fuentes de suelo y agua, la contaminación
de estos últimos genera un impacto negativo que afecta directamente a las comunidades que
dependen de esta agua para abastecer a toda una población, siendo los usuarios finales de este
recurso los más afectados (Fernandez, 2016).

Es importante entender la cantidad de vida acuática que se puede destruir como resultado de la
contaminación del agua porque hay muchas formas de vida y en el caso de las poblaciones vecinas
que dependen de estas fuentes se verán afectadas tanto desde sus fuentes el agua estará contaminada
y en muchos casos la falta de este recurso se evidenciará por la captura de agua para las compañías
petroleras, y cuando su hábitat y sus fuentes de alimentos se arruinen por el petróleo, la
supervivencia será mucho más complicado para todas las personas que dependen de las fuentes de
agua (Fernandez R. , 2008).

Esto a su vez tiene un efecto dominó en la cadena alimentaria mundial en el círculo de la vida. La
demanda de energía no renovable también ha aumentado el riesgo de contaminación del agua, ya
que en nuestra sociedad dependemos más de los hidrocarburos que nunca antes (Fernandez R. ,
2008).

Contaminación del agua.


El agua siempre ha constituido un recurso vital para el hombre, al principio sólo como bebida, más
tarde para lavar y también para el regadío. Con la potencia proporcionada por los combustibles
fósiles y la moderna tecnología, la humanidad ha desviado los cauces de los ríos, ha extraído el
agua subterránea y contaminado las fuentes de agua de la Tierra como no lo había hecho jamás
(Arteaga Magallanes, 2012).

Principales contaminantes del agua.

Desechos orgánicos: todos son residuos orgánicos producidos por procesos que no están
directamente relacionados con la extracción de hidrocarburos, pero que son parte de los procesos
internos de las compañías petroleras para el mantenimiento del personal que trabaja para este tipo
10

de empresas y genera esto tipo de residuo, por ejemplo, consumo de alimentos, plantas de
tratamiento de aguas residuales que generan excretas y otros materiales que pueden descomponerse
por bacterias aeróbicas, es decir, procesos que consumen oxígeno Cuando este tipo de desecho está
en exceso, la proliferación de bacterias agota el oxígeno, y los peces y otros seres vivos que
necesitan oxígeno ya no pueden vivir en esa agua. Los buenos índices para medir la contaminación
de los residuos orgánicos son la cantidad de oxígeno disuelto en el agua o la demanda biológica de
oxígeno (Estrada & Martinez, 2012).

Productos químicos inorgánicos: este grupo incluye ácidos, sales y metales tóxicos como mercurio
y plomo. Si están en grandes cantidades pueden causar daños graves a los seres vivos y son el
resultado del proceso de separación del aceite en sus derivados y generan un gran impacto en el
agua y en todo el entorno (Estrada & Martinez, 2012).

Nutrientes vegetales inorgánicos: los nitratos y los fosfatos son sustancias solubles en agua que las
plantas necesitan para su desarrollo, pero si están en exceso, inducen el crecimiento excesivo de
algas y otros organismos que causan la eutroficación del agua. . Cuando estas algas y otras plantas
mueren, cuando se descomponen por microorganismos, el oxígeno se agota y la vida de otros seres
vivos se vuelve imposible. El resultado es agua maloliente e inutilizable.

Compuestos inorgánicos: muchas moléculas inorgánicas como la gasolina, la gasolina, los


plásticos, los pesticidas, los solventes, los detergentes, etc. terminan en el agua y permanecen, en
algunos casos, largos períodos de tiempo, al ser productos hechos por el hombre, tienen estructuras
moleculares complejas difíciles de degradar por los microorganismos.

Sedimentos y materiales suspendidos: Muchas partículas arrancadas del suelo y arrastradas al


agua, así como a otras materias suspendidas en el agua, son, en términos de masa total, la mayor
fuente de contaminación del agua. La turbidez que causan en el agua dificulta la vida de algunos
organismos, y el sedimento acumulado destruye los sitios de alimentación o desove, llena los lagos
o humedales y obstruye los canales, ríos y puertos.

Contaminación térmica: El agua caliente de las centrales eléctricas o procesos industriales a veces
aumenta la temperatura de los ríos o embalses, lo que reduce su capacidad de contener oxígeno y
afectar la vida de los organismos.
11

Efectos de la contaminación de las aguas.

Los contaminantes del agua, ya sea que se introduzcan por medios domésticos, industriales o
agrícolas, en general pueden producir muchos tipos de efectos que deberán estudiarse de acuerdo
con el uso que se haga del agua, para tener una mejor calidad del agua, preservar la vida acuática
y poder dedicarla a fines recreativos o puramente estéticos. Cabe señalar, además de los efectos
que el agua contaminada puede producir a través del consumo directo, aquellos que indirectamente,
como la producción de alimentos con agua contaminada o la transmisión de enfermedades,
hospedadores intermediarios. (Stufflebeam, 1993)

Efectos causados por sólidos suspendidos: los sólidos suspendidos absorben la radiación solar, lo
que reduce la actividad fotosintética de la vegetación acuática. Al mismo tiempo, obstruyen
canales, embalses y lagos. También están involucrados en procesos de producción industrial y
pueden corroer materiales y aumentar el costo de la purificación del agua.

Efectos causados por los fenoles: el pescado, especialmente las especies grasas como la trucha, el
salmón y la anguila, se acumulan. Pero el mayor problema es que cuando llegan a las plantas de
cloración convencionales, dan lugar a clorofenoles, lo que le da al agua un sabor muy desagradable,
incluso en partes por millón de unidades.

Efectos causados por las grasas y aceites: el hecho de que son menos densos que el agua y no son
miscibles con ellos, los hace difusos a través de la superficie, por lo que pequeñas cantidades de
grasas y aceites pueden cubrir grandes superficies de agua. Además de producir un impacto
estético, reducen la reoxigenación a través de la interfaz aire-agua, disminuyendo el oxígeno
disuelto y absorbiendo la radiación solar, afectando la actividad fotosintética y, en consecuencia,
la producción interna de oxígeno disuelto. Los tratamientos de depuración son insuficientes, y
algunos aceites, especialmente los minerales, son generalmente tóxicos. (Bank, 2010)

Efectos provocados por los hidrocarburos: Los más destacables por su peligrosidad son los
hidrocarburos aromáticos policíclicos, (núcleos aromáticos condensados), no sólo presentes en
pequeñísima cantidad en el petróleo sino también en los bosques de abetos y hayas. Son
cancerígenos y, en particular el benzopireno –que es el mejor estudiado-, en el que ha observado
un corto periodo de latencia (Choc, 2016).
12

Efectos causados por las sustancias húmicas: No presentan un problema medioambiental por sí
mismos, sino porque cuando se degradan lentamente, que llegan a las plantas de cloración urbanas,
donde producen compuestos halogenados de uno o dos átomos de carbono, sustancias como las
conocemos, cancerígenas (la más abundante es el cloroformo). Esto no va a ser un problema si se
añadió más cloro para completar la oxidación, pero esto no es posible, sólo parcialmente oxidados
y los residuos orgánicos restantes producen compuestos llamados trihalometanos o compuestos de
haloformo. Al igual que con tantos tóxicos cancerígenos, es muy difícil establecer la relación causal
entre la cloración y la carcinogenicidad, debido al largo período de latencia (20 a 30 años) entre la
exposición y el supuesto desarrollo de cáncer. (Russi, 2914)

La teoría que desarrollará la base de la investigación de acuerdo con el enfoque del problema que
se ha planteado; referencias teóricas serán sorteados entre 2013 y 2015, donde los relacionados con
nuestro objeto de estudio se han tenido en cuenta. Por lo tanto, se realizó una búsqueda en la
literatura que: identificar, seleccionar y clasificar las pruebas suficientes de que nos llevó a
construir un punto de partida para el análisis de los impactos ambientales y sociales de la minería
en Colombia.

En las últimas décadas se ha hecho evidente que los gases de efecto invernadero en la atmósfera,
los productos de la actividad económica humana han alcanzado niveles tan altos que el sistema
climático ya no es la misma, la cual muestra su desequilibrio La temperatura aumentó rápidamente
durante los últimos 50 años, y las previsiones indican que en los últimos decenios, que seguirá
creciendo mucho más rápido.

Frente al particular, (Schellbhuber, 2010) dice: La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de
Naciones Unidas, presentado en el 2005, fue la primera revisión global del estado de los
ecosistemas a nivel mundial. Esta evaluación concluyó que hemos degradado el 60% de los
servicios ambientales clave, que constituyen la herramienta ambiental más importante para
fortalecer nuestra capacidad de adaptación al Cambio Climático.

También se debe advertir que el costo que debe pagar la humanidad por este desequilibrio es muy
alto, de allí que sea al mismo Banco Mundial en estudio que hiciere afirmó: La inversión
aproximada que se necesitará fluctúa entre los US$ 75 billones y los US$ 100 billones de dólares
americanos anualmente y sólo para países en vías de desarrollo.
13

Pese a lo anterior, (Serrano, 2015) en cita que hiciere al Informe Planeta Vivo del año 2008,
realizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, con la colaboración de la Red Global para la
Huella Ecológica y la Sociedad Zoológica de Londres, quienes han establecido tres ideas que
definen el reto de la sostenibilidad precisando el camino a seguir por los Estado. El volumen de
consumo de la humanidad, que están devorando el capital mundial de la naturaleza hasta el punto
en que estamos poniendo en peligro nuestra prosperidad futura; La interdependencia, casi todos los
países ahora 14 depende de los recursos de los demás, una mejor gestión de los recursos naturales
del planeta se ha convertido en una responsabilidad compartida; y el informe describe el reto que
representa mantener un equilibrio en relación al bienestar humano, los ingresos, la población y la
sostenibilidad.

Igualmente, (Rojas, 2004) frente al derecho internacional ambiental, establece que: busca no
solamente satisfacer los intereses individuales de los estados en sus relaciones recíprocas, sino
también el interés común de la comunidad internacional en proteger y conservar el entorno en el
que la humanidad habita. Así, la protección del medio ambiente forma parte de este bien común
universal y el derecho internacional ambiental tiende a la satisfacción del patrimonio común
ecológico de la humanidad, así como a una equidad intergeneracional. Frente a los principios
comunes, las Naciones Unidas sobre el medio humano, promulgó la Declaración de Estocolmo
sobre instrumentos internacionales, que en uno de sus apartes dice: El hombre tiene el derecho
fundamental a la libertad, la igualdad y el disfrute de condiciones de vida adecuadas en un medio
de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar y, tiene la obligación de
proteger y mejorar el medio para las generaciones presentes y futuras.

Los recursos naturales de la tierra, incluidos el aire, el agua, la tierra, la flora y la fauna y
especialmente muestras representativas de los ecosistemas naturales, deben preservarse en
beneficio de las generaciones presentes y futuras mediante cuidadosa planificación u ordenación,
según convenga. Debe mantenerse y, siempre que sea posible, restaurarse o mejorarse la capacidad
de la tierra para producir recursos vitales renovables. Siguiendo con (unidas, 1987), en donde en
su introducción establece que: Los beneficios que se podían obtener de la naturaleza dependían del
mantenimiento de los procesos naturales y de la diversidad de las formas de vida y de que estos
beneficios peligraban cuando se procedía a una explotación excesiva o se destruían el hábitat
natural.
14

Con respecto al plano nacional, también es necesario analizar el tratamiento que el Estado
colombiano le ha venido dando al tema del calentamiento global; es así como debe propender por
un manejo adecuado del agua y el impulso de las energías renovables, con una reducción del
impacto de minerales como el carbón y el petróleo. Pero una cosa son los lineamientos que le dicta
la comunidad internacional a Colombia para que ejecute en materia ambiental y otra, muy diferente
es la que se realiza; en el país, a partir del año 2000 se ha evidenciado un creciente desarrollo
minero, convirtiéndose este sector en el más dinámico estimulado por la connivencia del Estado,
quien, sin dimensionar las consecuencias, realiza en 2009, una reforma al Código Minero, donde
se permitió el acceso con facilidad a la obtención y registro de las concesiones de exploración del
oro, pasando de 5 a 11 años la posesión al igual que los impuestos que se debían pagar por la
misma; de allí que muchas multinacionales mineras se hayan interesado en hacer presencia en el
país.

(Zuluaga & Vasquez, 2014) dice: Este auge minero ha traído consigo aspectos positivos para el
país en lo económico y en la posibilidad de acceso de la inversión extranjera. Sin embargo, este
desarrollo trae consigo, un alto impacto en su entorno, que comparado con otras industrias, se hace
más visible y devastador. Algunos efectos de estas prácticas son el reasentamiento causado por la
minería a cielo abierto, la contaminación de las fuentes hídricas por metales pesados, del aire y el
ambiente por la emisión de sustancias toxicas, dispersión de partículas, gases y vapores. Así, la
biota y los ecosistemas en los cuales se desarrolla actividades de exploración y transporte minero
se ven afectados. También genera procesos de sedimentación que originan cambio en el régimen
de los ríos y cambio en la forma del suelo. Incluso este renglón económico genera un impacto
negativo sobre el mercado laboral y la salud de los trabajadores.

Las comunidades también han tenido que pagar un precio alto con la llega de estas empresas
mineras: Las comunidades se han visto expuestas y vulnerados sus derechos fundamentales, por el
solo hecho de vivir en sitios de explotación minera. Los 16 índices de violaciones de derechos
humanos en zonas mineras son alarmantes, la agudización de la violencia contra la población civil
en estas zonas, ha generado desplazamientos forzados y desestabilización de la vida comunitaria.
Diferentes organizaciones sociales han denunciado que algunas multinacionales han financiado a
grupos paramilitares para protegerse o para desplazar comunidades de los territorios que quieren
explotar.
15

METODOLOGÍA

Impacto ambiental y social que genera la explotación minera en Colombia


La metodología para el trabajo de campo fue de tipo investigativo, ya que se utilizó una técnica de
investigación sobre la referencia de tema que permitió identificar y conocer las causas de por qué
la mayoría de la población desarrolla la actividad minera; También se permite analizar si son
conscientes del daño que genera tanto ambiental como social. Los hidrocarburos y los minerales
desempeñan un papel vital en las exportaciones del país y generan importantes ingresos. De hecho,
su participación en el producto interno bruto es cada vez más importante: en 2012 representó el
7,7%, mientras que sectores como la industria y la agricultura apenas alcanzaron 1,6 y 1,8 puntos.
Lo que primero es evidente en el estudio del controlador es que la calidad de vida de la población
16

en las áreas mineras no ha mejorado, pero en la mayoría de los casos, ha visto la consolidación de
su retraso en contraste con otras regiones (Silva Numa, 2014).

Un par de ejemplos bastan: los indicadores de pobreza de Chocó, que desde 2009 incrementó de
manera acelerada la obtención de oro hasta alcanzar un 39% de la producción colombiana (muy
cerca al 42% que concentra Antioquia), son del 74%. Además, tiene un déficit de vivienda de 82%
que preocupa (Silva Numa, 2014).

Y, si el oro deja a su paso tales carencias, el carbón no se queda atrás: en los municipios productores
en el Cesar, que es de donde sale el 48% de nuestro carbón, hay un promedio de necesidades básicas
insatisfechas (NBI) del 76%, 31 puntos más que la cifra departamental y 20 más que la nacional
(54%) (Silva Numa, 2014).

Pero esos no son los únicos datos alarmantes. En el tema de salud, si bien el departamento tiene
una amplia cobertura (de 116% en 2012), los números no reflejan la calidad del servicio. La
muestra es que hace dos años la tasa de mortalidad infantil (TMI) en Colombia era de 18 por cada
mil nacidos vivos, mientras que en el Cesar y La Guajira, el segundo departamento que produce
más carbón (42%), las defunciones ascienden a 20 y 32, respectivamente (Silva Numa, 2014).

Y, como si eso no fuera suficiente, en el Caribe, la deforestación ha sido mucho mayor que en
cualquier otra región. Entre 2000 y 2007, año tras año, desaparecieron 19 hectáreas (ha) por mil en
el norte, mientras que en todo el territorio la tasa fue de cinco hectáreas. Al mismo tiempo, las áreas
de carbón del Cesar cayeron, cada año, 46 hectáreas.

Sin embargo, estos datos no son, en verdad, los más opresivos. Otras preocupaciones son las
posibles consecuencias de una operación de carbón que no toma las precauciones adecuadas.

La principal preocupación derivada del impacto ambiental, por supuesto, radica en los efectos
observados en los humanos. En particular, la acción de pequeñas partículas de mineral en los
pulmones, que puede generar neumoconiosis, una enfermedad pulmonar grave, causada por la
deposición de desechos sólidos en los bronquios que, al menos, ya se ha informado a Boyacá.
17

Por supuesto, estas partículas se desprenden durante el transporte, el transporte y el embarque, pero
son más frecuentes durante la minería al aire libre (como en Cerrejón), ya que pueden viajar grandes
distancias en el aire. En la costa norte, la encuesta asegura que se han tomado medidas que exceden
los estándares en las ciudades cercanas a las minas de carbón.

Además, en estas minas, el drenaje ácido se puede descargar en las corrientes de agua, donde se
expone una buena cantidad de peces, y los metales peligrosos que se han asociado en China con
cáncer, cálculos renales o cálculos biliares. problemas. para aprender en niños En este contexto, es
urgente, dice el documento, "evaluar el estado epidemiológico y ambiental de las áreas mineras en
Colombia".

Y aunque a veces al menos se espera que estos problemas se corrijan con la creación de empleo,
un análisis muy diferente presenta al controlador. Su participación es solo del 1.2% (alrededor de
238,000 puestos) a pesar de los importantes ingresos que genera. El pequeño número contrasta con
los empleos creados por el sector agrícola (3,6 millones) o el sector industrial (2,7 millones).

La compensación económica para los empleados también es mucho menor. La del carbón está entre
$ 15 y $ 38 por cada $ 100 de superávit operativo bruto, frente a $ 600 y $ 900 para la agricultura.

Además, hay un factor que debe tenerse en cuenta al analizar todos los problemas que surgen en
torno a la minería: la violencia. La aparición de grupos fuera de la ley que quieren hacerse cargo
de la producción es constante.

Las perspectivas han dado lugar a un crimen organizado que, solo en la minería ilegal, podría llegar
a costar hasta $ 10 mil millones al año. De hecho, entre 2003 y 2011, se declararon 53 toneladas
de exportaciones de oro por encima de lo que se registró como producto.

Esto puede ser el resultado de la incapacidad de la autoridad minera para monitorear y controlar
una actividad que es administrada por el gobierno central, dice el estudio.

La prueba más precisa de este reclamo es que solo el 37% de las 14,357 unidades mineras
registradas en 2010 y 2011 tenían un título minero, y el 47% de ellas, incluso si estaban en
operación, no tenían un permiso ambiental. . Además, el 65% ni siquiera pagó las regalías.
18

Y estas razones, con mucho más, conducen a una reflexión que se repite de diferentes maneras a
lo largo de los siete capítulos: que "en el sector ambiental colombiano se ha establecido un régimen
débil y con poco autogobierno, producido, no solo fallas en la normatividad, pero esa toma de
decisiones parece haber sido influenciada por la racionalidad económica y sociopolítica.

Problemas ambientales y sociales producidos por la explotación minera

Aparentemente, la conspiración para la destrucción del medio ambiente se ve transformada por las
improbables apariencias de progreso económico, progreso para algunas pérdidas pero
incalculables. La consideración es mínimo debido a que en muchos casos parte de la población
indígena o de trabajo no calificado porque los salarios son bajos de mano de obra, además de que
son reubicados en lugares donde la tierra no es fértil para no pueden realizar otras actividades de
acceso para satisfacer sus necesidades alimentarias mediante la producción agrícola (Bravo, 2005).

Otra consecuencia de la explotación de los recursos humanos afecta a la salud humana, el daño
exposición a envenenamiento por mercurio y produce defectos genéticos, cobre y vanadio propia
explotación de hidrocarburos producida fetos anencefalia. Uno de cada 1,000 niños nace sin
cerebro. El daño ambiental incluye auto deforestación en procesos de extracción que requieren la
limpieza de zonas boscosas para la construcción de plataformas, campamentos, helipuertos de
medición alrededor de la mitad de una hectárea y requiere alrededor de 1,000 a 1,200 hectáreas
para crear áreas operativas de trabajo, causando la pérdida de biodiversidad y la alteración de los
ecosistemas, mientras que las aves y otros animales migran afectando la dieta de la población que
vive de la caza.

Los desechos orgánicos y los desechos contaminantes de los procesos extractivos permanecen en
los ecosistemas y se transmiten a los demás por la lluvia y el aire, daños al medio ambiente sólo en
la zona de operaciones, que se replican en el agua e inmediatamente afecta a la población depende
para cubrir sus necesidades básicas, también residuos químicos lleguen a las corrientes de agua
dulce de las organizaciones de modificación la flora y la fauna que habitan este ecosistema.

El agua es una amenaza para las especies animales y para la alimentación de la población. Debido
a la contaminación del agua, ocurren mutaciones en especies de acuíferos, abortos en vacas y
envenenamiento de aves. La minería y los hidrocarburos no solo causan daños ambientales, en
19

Colombia están reemplazando cultivos ilegales por la minería ilícita de violencia y miseria en los
diversos departamentos del territorio nacional y en Antioquia donde ha aumentado el
enfrentamiento de grupos delictivos la tasa de homicidios y muertes violentas en otros
departamentos como César y Guajira, que durante años han dominado las minas de carbón, son las
tasas de mortalidad infantil, las necesidades básicas insatisfechas y la pobreza por encima de los
niveles promedio en el país, el oro es uno de los minerales causados en los departamentos de Chocó,
Córdoba Bolívar y las tasas más altas de mortalidad infantil se registran en el récord Chocó es de
sesenta y nueve puntos frente a los veinte del promedio nacional en seis puntos, completando este
indicador en esta misma área, tienes la mayor alto de miseria treinta y cuatro por ciento, así como
los departamentos de Córdoba treinta y cinco por ciento y Bolívar treinta y ocho por ciento, por las
mismas razones las necesidades básicas no satisfechas están en el nivel más alto que excede el
doble del promedio estimado nacional.

En términos de explotación de Carbón, la Guajira es el departamento con los índices más altos
respecto a necesidades básicas insatisfechas y condiciones de miseria. (Cuevas & Silva, 2012)
Estas cifras resultan incoherentes frente a los ingresos que se obtienen por la explotación de
recursos en cada uno de estos departamentos, la locomotora del sector de la explotación aportó a
la nación en términos de impuesto de renta a 2010, dieciséis billones, sin embargo esta cifra se
redujo a 5.5 billones al descontar exenciones arancelarias y beneficios fiscales por atraer la
confianza de los inversionistas. Adicionalmente las multinacionales obtienen prebendas por
inversión en activos fijos, exenciones en IVA, finalmente el Estado termina subsidiando estas
actividades y financiando los costos derivados del saneamiento ambiental.

Consecuencias ambientales y sociales presentadas por la explotación minera

En los últimos años la calidad ambiental en Colombia ha desmejorado notoriamente y sin


precedentes, lo cual ha llevado a una problemática ambiental caracterizada por una masiva
deforestación, contaminación del agua y alteraciones del ecosistema. La calidad del aire en grandes
ciudades como lo son Bogotá, Barranquilla, Cali, Medellín y ciudades intermedias como
Sogamoso, entre otras, superan los niveles aceptados de contaminación. La contaminación del agua
en el país es causada principalmente por los desechos mineros, los residuos industriales, las
20

actividades mineras, el mal manejo de rellenos de basura y de contaminación ambiental. A esto se


le suma el inadecuado manejo de los residuos hospitalarios.

En Colombia existe una estrecha relación entre las actividades mineras y el medio ambiente, la
minería ha sido determinante en las formas de entender, ocupar y usar el territorio. El control
insurgente sobre extensas porciones del territorio, muchas con inmensas riquezas naturales, se
convirtió en un botín para extraer rentas de negocios legales e ilegales y a su vez alimentar la
expansión de estos grupos.

Esa dinámica ha operado en una especie de círculo vicioso: el control territorial por parte de grupos
armados impidió la presencia efectiva del Estado y la provisión de servicios básicos como
educación, salud, saneamiento, vías y justicia. Esta ausencia fue además terreno fértil para que se
instalara la autoridad de grupos armados y prosperaran economías como la coca, la minería ilegal,
la tala o el tráfico de especies. La consecuencia ha sido un país que, fracturado por su geografía,
también lo está en cuanto a la soberanía del Estado. Ecosistemas como la Amazonía, el Chocó
biogeográfico, la Cordillera de los Andes y la Orinoquia hacen de Colombia uno de los países más
biodiversos y ricos en fuentes de agua y suelos productivos del planeta. Las zonas donde la minería
ha sido más intensa coinciden con frecuencia con las que albergan parte importante del patrimonio
natural del país. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha identificado que,
de los 125 municipios que necesitan atención especial debido a la minería, el 90% tiene algún tipo
de restricción ambiental en el uso de suelos. Como ejemplo: 41 de los 47 municipios con prioridad
alta para la atención por la incidencia de la minería tienen parques naturales o reservas forestales y
en ocho de los municipios con prioridad la totalidad del suelo tiene algún tipo de protección. La
superposición entre zonas con incidencia del conflicto armado y zonas de alto valor y fragilidad
ambiental ha tenido dos consecuencias opuestas. Por un lado, graves daños ambientales causados
por la minería y sobre todo por las economías ilícitas asociadas a ellos.

RESULTADOS Y DISCUSION

Minería en Colombia
21

Colombia es un país con una tradición minera. Esta actividad ha desempeñado un papel importante
en todo tipo de medios, como la vida económica y social. Entre 2010 y 2014, el sector minero
experimentó tasas más altas que las presentadas por otros sectores productivos, como el
crecimiento; silvicultura, piscicultura y, en algunos años, manufacturas. Este aumento en la
actividad minera puede explicarse en parte por el aumento en los precios de los minerales a nivel
internacional entre 2010 y 2012 y por la legislación colombiana que ha afectado las inversiones
extranjeras y nacionales en este sector. En esta expansión, minerales como el carbón, el oro y el
níquel han hecho que el sector minero colombiano tenga un mayor reconocimiento nacional e
internacional.

Sin embargo, los nuevos requisitos de las variables del sector minero, así como los desafíos en
temas de coordinación entre las autoridades mineras y ambientales, así como la reciente
disminución de los precios de los minerales, la caída de los niveles de inversión extranjera, los
altos niveles de informalidad, varias denominaciones para liderar el estado minero, minería ilegal,
decisiones judiciales que generan considerable inestabilidad legal, conflictos sociales en las
regiones y retrasos en los procedimientos operativos y el medio ambiente, entre otros, definir una
serie de estrategias para hacerlo más competitivo y reemplazar esta industria.

Estas estrategias deben evitar la extracción de minerales bajo parámetros técnicos, ambientales,
económicos, sociales y laborales, ya que, gracias a un fuerte vínculo institucional y al compromiso
de las empresas mineras y los trabajadores con la aplicación rigurosa de los estándares, mejorar
tanto la gobernanza como la gobernanza del sector, así como la gestión y administración de los
recursos naturales de Colombia. El objetivo es asegurar que la actividad minera se traduzca en una
mejora significativa en la calidad de vida de la población que depende directa e indirectamente de
ella para contribuir al desarrollo regional y nacional. (Ministrerio de minas, 2016)

Tipo de Riesgos del Sector Minero

El riesgo está íntimamente asociado con el descanso, la recreación, la vida social o el transporte
cómodo hacia y desde el trabajo. El término riesgo se refiere a la probabilidad de que ocurra
cualquier evento que cause daño o daño a la salud de las personas, es decir, una situación laboral
que pueda alterar el equilibrio entre lo físico, lo mental y lo social. Dado que los trabajadores tienen
22

derecho a una protección efectiva, los lugares de trabajo deben estar libres de riesgos o, cuando
mucho, donde sea imposible eliminarlos, reducirlos de una manera que no comprometa su salud.

DETECCIÓN DE LOS RIESGOS: significa conocer y localizar aquellas condiciones de trabajo


que pueden afectar a la salud física u ocasionar accidentes.

2. EVALUACIÓN DE LOS RIESGOS DETECTADOS: es el proceso que permite conocer la


magnitud de los riesgos a los que se exponen los trabajadores que no han podido ser evitados.

3. CONTROL DE LOS RIESGOS: estas son las acciones que se realizan en las instalaciones,
procesos, equipos, organización del trabajo y otros, para eliminar los riesgos o minimizarlos para
que los trabajadores no sufran ningún daño.

Este proceso preventivo debe ser un proceso continuo y permanente, ya que las condiciones de
trabajo y los riesgos en las operaciones mineras cambian constantemente: condiciones geológicas
inestables, cambios en los estratos, variaciones climáticas, cambios en las condiciones de trabajo,
incorporación de trabajadores sensibles ciertos riesgos y otros. Al igual que la reducción del riesgo
de involucrarse en el sector minero en nuestro país, la situación de la minería como un factor que
afecta la salud de la población ha sido pobremente registrada y / o documentada, pero también se
ha descrito brevemente en el En secciones anteriores, estos efectos son muy similares en todo el
planeta, especialmente en el caso de los países del tercer mundo. Un breve resumen de los
principales problemas y algunas soluciones para resolverlos que pueden desarrollarse a corto y
mediano plazo. En gran parte, la mayoría de los impactos negativos de la minería en Colombia
están directamente relacionados, sin excepción, con el alto nivel de pobreza en gran parte de las
áreas mineras del país.(Verbel, 2015)

Esta pobreza está tan profundamente arraigada en el núcleo mismo de las comunidades que incluso
se considera una característica cultural propia. El origen de este problema es muy probable en la
presencia limitada del estado y el aislamiento resultante. Por lo tanto, la presencia de programas
estatales básicos y el apoyo en los diversos procesos productivos y sociales que tienen lugar en
estas áreas mejoraría en gran medida la situación. Esta intervención estatal debe ser directa y en
todos los niveles, centrándose principalmente en la educación y la salud, que generalmente son de
muy mala calidad, en lugares donde hay suerte. Por ejemplo, en algunas áreas mineras de oro al
sur de Bolívar, aunque la mayoría de la población está compuesta por niños, las escuelas
23

generalmente abren desde marzo y terminan en octubre, sujetas a subcontratación por múltiples
intermediarios. (Verbel, 2015).

Bajo el probable sesgo del autor y dependiendo de las visitas a las regiones, gran parte del trabajo
escolar de estos niños se limita a la celebración de partidos de fútbol. Cabe señalar que en las áreas
de minería de oro, es una gran preocupación entre los mineros y sus familias, y aunque el fenómeno
generalmente ocurre en otros tipos de minería, es urgente para determinar la magnitud del problema
y proporcionar soluciones inmediatas para que no se convierta en un muro imposible de cruzar con
los recursos recibidos por el estado a través de regalías. Esto, junto con la continua exposición a
sustancias como el mercurio elemental, a las cuales todas están inexorablemente sujetas en las áreas
de extracción de oro en Colombia.

Aunque los datos científicos no comparan cuantitativamente el daño ambiental y la salud humana
del sector minero, en comparación con el generado por la minería informal o la minería en pequeña
escala, es posible señalar que los problemas que se abordarán son diferentes en cada caso. Por
ejemplo, en el sector informal de la extracción de oro, el mercurio y el trabajo infantil son factores
negativos en la salud y el desarrollo, a diferencia de la supervivencia de miles de familias que se
ganan la vida con esta actividad.

De esta forma, la implementación de prácticas de minería sin control de mercurio y sedimentos,


además del apoyo continuo del gobierno para la salud y la educación, prácticamente convertiría a
la minería en una actividad sostenible. . Por el contrario, aunque existe bajo la égida de la legalidad,
la minería a gran escala, además de inutilizar el territorio y cambiar por completo el medio
ambiente, genera niveles muy bajos de empleo, a menudo viola regulaciones ambientales y muestra
poco interés en las posibles asignaciones a las comunidades vecinas, especialmente para las
partículas en el aire, un fenómeno que está particularmente extendido en el caso del carbón. La
falta de educación entre la población minera y sus áreas de influencia conduce a desinformación y,
por lo tanto, a falta de interés y preocupación por los problemas, a pesar de su experiencia diaria.
(Verbel, 2015).

Esto empuja a los niños a la escuela y a la minería muy temprano, la única posibilidad de desarrollo
humano, que dobla el círculo de pobreza haciéndolo crecer indefinidamente. Es esencial que,
24

además de la necesidad urgente de caracterizar en detalle los impactos relacionados con la salud
de la minería en las personas en las zonas mineras de Colombia, estos resultados estén disponibles
no solo para los responsables de las políticas sino también para la población en general. Si esto no
sucede, será prácticamente imposible romper el ciclo de la pobreza. En resumen, la revisión sugiere
la necesidad de generar datos científicos que caractericen y cuantifiquen los impactos de la minería
en la salud de las comunidades en sus áreas de influencia, para transferirles esta información.
Acción decisiva del Estado, particularmente en las áreas de educación, salud y tecnología en las
áreas mineras artesanales e informales, y asegurar que la minería a gran escala esté directamente
involucrada en los procesos de desarrollo de los países en desarrollo, afectando o impactando a las
comunidades.

CONCLUSIONES

El desarrollo de la actividad minera en Colombia ha sido un proceso de apropiación de áreas con


alto potencial geológico para la extracción de materiales de construcción; Sin embargo, el uso
intensivo y no planificado de esta extracción se ha convertido en un factor de riesgo para la
comunidad, dado el aumento en las áreas de cantera incluso en áreas urbanizadas, convirtiéndose
en un factor de amenaza constante para la comunidad en general. La falta de vigilancia y control
sobre la explotación de canteras abiertas, ha dado a conocer en el norte de Colombia que es uno de
los mayores problemas ambientales y sociales en Colombia; porque genera diversos impactos en
el medio ambiente como la contaminación del aire debido al aumento de partículas, el aumento de
los sedimentos en los cuerpos de agua, el deterioro del suelo haciéndolos más vulnerables a los
fenómenos de eliminación masa, indirecta en la calidad de vida de los habitantes de la región.

Asimismo, la verdadera responsabilidad de los actores nacionales, locales y locales en el tema de


la minería en Colombia va más allá de la preocupación por la legalidad, si bien es cierto que el
desarrollo de actividades mineras no reconocidas por el Estado y el Autoridades Presenta
condiciones de operación más críticas debido a la falta de regulación. Este no parece ser el mayor
25

problema ya que el gobierno continúa otorgando títulos mineros, por lo que se caracteriza como un
conflicto de uso de la tierra entre el medio ambiente y la actividad minera integrada en las áreas
urbanas y rurales.

Los mecanismos existentes para reclamar la violación del derecho fundamental a disfrutar de un
medio ambiente sano, en el caso específico del impacto directo de los impactos de la explotación
de canteras, pueden ser efectivos en la medida en que su propósito sea claro. Como resultado de lo
anterior, mecanismos como la Acción Popular representan un recurso importante para la ciudadanía
ya que tiene la fortaleza para establecer condiciones mínimas de operación en las canteras, con el
fin de limitar o minimizar los efectos negativos que ellos generan para la comunidad.

BIBLIOGRAFÍA

Arteaga Magallanes. (2012). Proyecto Vanadio. Explotación del petróleo. . Ingeproyecto.

Bank, W. (2010). World Development Report 2010. Development and Climate.

Bravo, E. (2005). Impacto Ambiental de la Explotación Petrolera en América. Biodiversidad.

Choc, A. (2016). La contaminación ambiental.

Estrada, J., & Martinez, S. (2012). Tipos de contaminantes del agua. . Educación Ambiental.

Fernandez, R. (2008). Combustión fósil en los ecosistemas y medio ambiente. Ministerio de


educación, cultura y deporte.

Fernandez, S. (2016). Causas y Efectos de la contaminación del petróleo. . Contaminacionpedia.

Ministrerio de minas. (2016). Mineria en Colombia.

Rojas, C. (2004). Evolución de las características y de los principios del derecho internacional
ambiental en Colombia. Universidad Externado de Colombia.

Russi, D. (2914). Los pasivos ambientales. Íconos-Revista Sociales.

Schellbhuber, H. (2010). Global Sustainability. Cambridge University Press.


26

Serrano, M. (2015). Cambio Climático y la Gran Transformación del Siglo. derecho y sociedad.

Silva Numa, S. (15 de Enero de 2014). La minería en Colombia: la maldición de los recursos
naturales. El Tiempo, 4.

Stufflebeam, D. (1993). Evaluación sistemática: guía teórica y práctica. . Paidòs.

unidas, N. (1987). Carta Mundial de la Naturaleza.

Verbel, O. (2015). Mineria en Colombia sobre la salud Humana.

Worrall, N. (2009). Towards a sustainability criteria and indicators framework for legacy mine.
Journal of Cleaner Production, 12.

Zuluaga, L., & Vasquez, L. (2014). Desarrollo sostenible en Colombia. Contexto.