Tribunal : Corte Suprema Fecha : 18/01/2005 Rol : 3544-2003 Partes : Banco del Desarrollo SAB con Sociedad

Kunstmann Molt Limitada Ministros : Hernán Alvarez García; Eleodoro Ortíz Sepúlveda; Enrique Tapia Witting; Jorge Rodríguez Ariztía; Domingo Kokisch Mourgues Descriptores : Cobro de Pagaré » Cláusula de Aceleración. Cláusula de Aceleración » Efecto en Prescripción, Alcance como Beneficio a Acreedor. Recurso de Casación en el Fondo » Rechazado. Doctrina El sostener que la cláusula de aceleración se pacta en beneficio del acreedor no puede entenderse sino en el sentido de que por ella aquél se beneficia por cuanto puede exigir de inmediato el pago del total de lo adeudado, activándose la exigibilidad de la obligación por el sólo hecho objetivo de la mora en el pago de una cuota, sin que quede el plazo de prescripción a discreción del acreedor. En consecuencia, en autos desde la fecha en que el deudor se constituyó en mora y la notificación de la demanda, ha transcurrido el plazo de un año que establece el artículo 98 de la ley 18.092, por lo que se acogerá la excepción de prescripción de la acción ejecutiva alegada por la defensa del demandado. (Considerandos 5º y 6º sentencia Corte de Apelaciones). Legislación aplicada en el fallo : Ley N° 18092 art 98; Código de Procedimiento Civil art 464 nº 17; Texto completo de la Sentencia SENTENCIA TRIBUNAL DE Valdivia, veinticinco de marzo de dos mil tres. LETRAS

Vistos: A fojas 9 comparece Eduardo Videla Farias, abogado, mandatario y en representación del Banco del Desarrollo, sociedad anónima bancaria, ambos domiciliados en calle Alameda Nº 969 piso 3º, Santiago, quien expone: Que su representada es dueña del pagaré Nº 720-3300814-8 suscrito por la Sociedad Kunstmann Molt Limitada, sociedad de giro explotación forestal y realización de trabajos de edificación de obras civiles, representada por Guillermo Eugenio MoIt González y Jorge Eduardo Kunstmann Haack, todos domiciliados en Los Carreras 124, comuna San José de la Mariquina. Pagaré que asimismo fue suscrito por sus representantes Jorge Eduardo Kunstmann Haack, agricultor, domiciliado en Fundo Dollinco, Cabildo y en Los Carrera 124, comuna de San José de la Mariquina y por Guillermo Eugenio Mol González, técnico mecánico automotriz, domiciliado en García Reyes 1060 y en Los

Carreras 124, comuna San José de la Mariquina, en calidad de avales, constituyéndose fiadores y codeudores solidarios de la deudora principal. Agrega que dicho pagaré fue suscrito con fecha 31 de mayo de 2000 por la cantidad iniciaI de $ 27.200.000.-, cantidad que la deudora se obligó a pagar con más un interés del 2,30% mensual en cuotas mensuales, iguales y sucesivas de $ 1.135.232.- cada una, con vencimiento la primera de ellas el día 12 de julio de 2000 y la última el 12 de julio de 2003, estableciéndose que en caso de mora o simple retardo en el pago de cualquiera de las cuotas en que se divide la obligación, se devengará un interés penal igual al máximo convencional permitido por la ley a la fecha de otorgamiento del mismo. Señala que la deudora dejó de pagar desde la cuota número 14 en adelante, con vencimiento al 12 de agosto de 2001, por lo que a contar de la fecha de presentación del libelo ha decidido hacer exigible el total de la obligación que en capital asciende a la suma de $ 19.361.506.- más intereses pactadas de las cuotas impagas ascendentes a la suma de $ 4.519.309.- y moratorios ascendentes a la suma de $ 2.043.488.- al día 28 de agosto de 2002. Añade que para todos los efectos legales la parte ejecutada y los fiadores y codeudores solidarios constituyeron domicilio en la ciudad de Valdivia, sometiéndose a la competencia de sus tribunales. La firma de los suscriptores fue autorizada ante Notario, por lo que dicho pagaré constituye título ejecutivo, siendo la obligación de que da cuenta liquida, actualmente exigible y la acción ejecutiva no se encuentra prescrita. Por estas consideraciones y conforme a las disposiciones legales que cita, solicita se tenga por interpuesta demanda ejecutiva en contra de la Sociedad Kunstmann MoIt Ltda. ya individualizado, como deudora principal y en contra de Guillermo Eugenio Molt González y Jorge Eduardo Kunstmann Haack, ya individualizados, como fiadores y codeudores solidarios, ordenando se despache mandamiento de ejecución y embargo en su contra por la suma total de $ 25.924.303.- que corresponden a $ 19.361.506.- por capital, más intereses pactados por $ 4.519.309.- y moratorios hasta el día de su pago efectivo que al 28 de agosto de 2002 ascienden a $ 2.043.488.- y ordenar se siga adelante la ejecución hasta hacer entero y cumplido pago de dichas sumas, con costas. A fojas 1, se despachó mandamiento de ejecución y embargo, requiriéndose personalmente de pago a los ejecutados por sí y en su calidad de representantes de la deudora principal. Al segundo otrosí de fojas 53, los ejecutados opone a la demanda ejecutiva de autos la excepción contemplada en el Nº 17 del artículo 464 del Código de Procedimiento Civil, esto es, la prescripción de la acción ejecutiva, fundada en los argumentos que refiere. A fojas 66, el ejecutante contestando el traslado conferido, solicita el rechazo de la excepción, con costas.

A fojas 70, se declaró admisible la excepción opuesta, recibiéndose la causa prueba, rindiéndose la que consta en autos. A fojas 88, encontrándose la causa en estado, se citó a las partes para oír sentencia. Considerando: En cuanto a la tacha de testigo: Primero: Que a fojas 75 la parte ejecutante tachó al testigo Manuel Eduardo Molt González, por la causal Nº 1 del artículo 358 del Código de Procedimiento Civil, fundado en que el testigo es hermano del ejecutado Guillermo Eugenio Molt González. Segundo: Que la parte ejecutada solicitó el rechazo de la tacha opuesta, argumentando que el testigo fue presentado por la Sociedad Kunstmann Molt Ltda. y no por el codeudor solidario Guillermo Molt, precisando que conforme la norma citada son inhábiIes para declarar como testigos los parientes legítimos de la parte que los presenta, caso distinto al de autos en el cual quien presenta al testigo es una persona jurídica distinta las personas naturales. Tercero: Que si bien la demandada principal, es una persona jurídica distinta de los socios que la componen o representan, no es menos cierto que en el caso de autos, la demandada ejecutiva de autos, fue dirigida en contra de la sociedad demandada y en contra de sus representantes, estos además en calidad de avales y codeudores solidarios, quienes tal como consta de su presentación de fojas 53, ha asumido una defensa conjunta en estos autos, por lo cual a juicio de este tribunal, la calidad de hermano del testigo respecto de uno de los demandados, le resta imparcialidad para declarar, motivos por los cuales, se acogerá la tacha opuesta. En cuanto al fondo: Cuarto: Que los ejecutados hicieron fundar la excepción de prescripción de la acción ejecutiva, prevista en el Nº 17 del artículo 464 del Código de Procedimiento Civil, en que se encontraría vencida en más de un año la obligación, al haberse dejado de pagar la cuota Nº 14 con vencimiento el día 12 de agosto de 2001, siendo notificada el día 24 de octubre de 2002 la demanda. Señala que conteniendo el pagaré una cláusula de aceleración mediante Ia cual la mora o simple retardo en el pago de las cuotas produce el efecto de plazo vencido de todas las demás, a cuyo respecto no es necesario que exista una demanda para que se produzca la aceleración de la deuda, bastando la .voluntad de ejercer este derecho. Quinto: Que por su parte el ejecutante evacuando el traslado conferido, solicita el total rechazo de la excepción opuesta; con costas, por cuanto si bien es cierto que la demandada se encuentra en mora de pagar la cuota 14 con vencimiento el día 12 de agosto de 2001, no es efectivo que por ese solo acontecimiento, se ha hecho exigible el total de las cuotas futuras a partir de esa fecha, no produciéndose conforme lo estipulado en el pagaré que la mora o transcurso del plazo produzca en forma inmediata la aceleración de las demás cuotas pendientes de pago, debiendo manifestarse la voluntad de acelerarlas

por parte del acreedor, precisando que al efecto la única manifestación de voluntad de su parte se ha verificado con la presentación de la demanda, fecha a contar de la cual debe contarse la aceleración del plazo. Sexto: Que del examen del pagaré suscrito entre las partes con fecha 31 de mayo de 2000, por la suma de $ 27.200.000.- por concepto de capital, se verifica que su pago se pactó en 36 cuotas iguales y sucesivas a contar del 12 de julio de 2000, que en el mismo instrumento se estableció que en caso de mora o simple retardo en el pago de dichas cuotas, se facultará al banco para hacer exigible de inmediato el pago del total adeudado, evento en el cual la obligación se considerará de plazo vencido, cláusula de aceleración que de acuerdo a los términos en que ella fue concebida, se encuentra establecida en el sólo beneficio del acreedor, prerrogativa que no obliga al ejecutante a ejercerla en el evento del primer incumplimiento o época en que se constituyó en mora el ejecutado, verificada el día 12 de agosto de 2001, sino sólo cuando lo estime del caso y manifieste su voluntad de ejercer tal derecho, como en el caso de autos a través de la interposición de la presente demanda, puesto que así lo faculta la cláusula expresamente pactada entre las partes, mirando la renuncia a la exigibilidad de la obligación en beneficio del acreedor, teniendo en ese caso para ejercerla hasta el día 12 de julio de 2003, época del último vencimiento pactado y para cobrarla judicialmente hasta el día 12 de julio del año 2004, de conformidad a lo previsto en el artículo 98 de la ley Nº 18.092. Por otra parte, al dividirse el pago del crédito en cuotas sucesivas, se otorga facilidad de pago al propio deudor, de manera que si no paga cualquiera de ellas, no puede resultar beneficiado con su propio incumplimiento, como lo sería si empezara a correr el plazo de prescripción para el acreedor desde la fecha en que él reconoce haber incurrido en mora, por lo cual es dable concluir que la deuda cobrada en autos no se encuentra prescrita, debiendo en consecuencia rechazarse la excepción opuesta. Séptimo: Que las pruebas rendidas y no pormenorizadas en lo que procede, en especial la testimonial de Patricio Cancino Alarcón, en nada alteran o adicionan lo concluido en los considerandos precedentes. Y visto además lo dispuesto en los artículos 98 y 100 de la ley .Nº 18.092; 1698 del Código Civil y 160, 170, 464, 470 y 471 del Código de Procedimiento Civil, se declara: I.- Que se acoge la tacha de testigo deducida por la ejecutante a fojas 75. II.- Que, se rechaza, la excepción opuesta por los ejecutados prevista en el Nº 17 del artículo 464 del Código de Procedimiento Civil, debiendo en consecuencia seguirse adelante con la ejecución hasta hacerse entero y cumplido pago al ejecutante de lo adeudado en capital e intereses. III.- Que, habiendo sido enteramente vencido, el ejecutado, se le condena en costas. Regístrese y Notifíquese.

Pronunciada por la señora Paulina Chaparro Bossy, Juez Subrogante. Autoriza el señor Héctor Alvarez Hernández, Secretario Subrogante. Rol Nº 1.867-2002. SENTENCIA CORTE DE Valdivia, quince de julio de dos mil tres. APELACIONES

Vistos: Se reproduce la sentencia en alzada, previa eliminación del considerando 6º. Y se tiene en su lugar y además presente: Primero: Que en el pagaré los contratantes estipularon que la mora o simple retardo en el pago de cualesquiera de las cuotas, faculta al Banco para exigir de inmediato el total de lo adeudado, el que en ese evento se considerará de plazo vencido para todos los efectos legales, capitalizándose los intereses devengados hasta esa fecha y devengando desde ese momento la obligación el máximo de interés que la ley permite estipular hasta el día del pago efectivo. Segundo: Que del examen del pagaré suscrito entre las partes el 31 de mayo de 2000, por la suma de $ 27.200.000 por concepto de capital, queda en evidencia que su pago se pactó en 36 cuotas iguales y sucesivas de $ 1.135.185 a contar del 12 de julio de 2000, pagaderas dentro de los doce primeros días de cada mes, pactando una cláusula perentoria según la cual, no obstante el plazo de 36 cuotas mensuales, se considerará vencido el plazo de la deuda si se retarda el pago de cualquiera de las cuotas. Tercero: Que la convención aludida en el motivo 1º llamada "cláusula de aceleración", consiste en hacer exigible una deuda como si estuviera vencida no obstante existir plazos pendientes; y esta modalidad de anticipar el vencimiento de la obligación fija el tiempo desde el cual debe contarse el plazo de la prescripción de la acción ejecutiva. Cuarto: Que, de la lectura de la demanda ejecutiva de fojas 9, queda de manifiesto que el acreedor hizo efectiva la cláusula de aceleración cuando firma "la parte ejecutada dejó de pagar a mi representado desde la cuota número 14 en adelante, con vencimiento de dicha cuota al 12 de agosto de 2001, por lo que esta parte a contar de la fecha de la presentación de esta demanda ha decidido hacer exigible el total de la obligación, que en capital asciende...". La demanda se notificó a la parte demandada el 24 de octubre de 2002. Quinto: Que, entre el 13 de agosto de 2001, fecha en que el deudor incurrió en mora y, según lo pactado se hizo exigible el pago total del saldo a que se hallaba reducida la deuda y, el 24 de octubre de 2002, fecha de notificación de la demanda, había transcurrido el plazo de un año que establece el artículo 98 de la ley Nº 18.092, por lo que se acogerá la excepción de prescripción de la acción ejecutiva alegada por la defensa del demandado.

Sexto: Que sostener que la cláusula de aceleración se pacta en beneficio del acreedor no puede entenderse sino en el sentido de que por ella aquél se beneficia por cuanto puede exigir de inmediato el pago del total de lo adeudado en el caso de que el deudor deje de cumplir su obligación de pagar las cuotas, activándose la exigibilidad de la obligación por el sólo hecho objetivo de la mora en el pago de una cuota, sin que quede el plazo de prescripción a discreción del acreedor. Por estas razones y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 464 Nº 17 y 227 del Código de Procedimiento Civil, Se Revoca la sentencia apelada de veinticinco de marzo de dos mil tres, que rola de fojas 89 a 91, que rechaza la excepción del artículo 464 Nº 17 opuesta por la parte demandada y, en su lugar, se declara que se acoge la excepción de prescripción de la acción ejecutiva. No se condena en costas a la parte ejecutante por estimar el Tribunal que tuvo motivos plausibles para deducir la acción ejecutiva. Se confirma en lo demás el mismo fallo. Sin costas del recurso. Regístrese y devuélvase. No firma el Ministro don Hernán Rodríguez Iturriaga no obstante haber concurrido a la vista de la causa y acuerdo del fallo por encontrarse en visita. Pronunciada por la Segunda Sala, por los Ministros señores Hernán Rodríguez Iturriaga, Juan Ignacio Correa Rosado, Abogado Integrante señora Helga Steffen Riedemann. Autoriza la Secretaria Rol Nº 14.304-03. Subrogante M. Luisa Estrada Iturra.

SENTENCIA CORTE Santiago, dieciocho de enero de dos mil cinco.

SUPREMA

A fojas 134, téngase a la parte recurrente por desistida del recurso de casación en el fondo deducido a fojas 105, en contra de la sentencia de quince de julio de dos mil tres, escrita a fojas 103. Regístrese y devuélvase con su agregado. Pronunciado por la primera Sala de la Corte Suprema, por los Ministros señores Hernán Alvarez G., Eleodoro Ortíz S., Enrique Tapia W., Jorge Rodríguez A. y Domingo Kokisch M. Autorizado por el Secretario señor Carlos A. Meneses Pizarro. Rol Nº 3.544-03.