You are on page 1of 2

Propiedades del acero

Las propiedades físicas del acero están relacionados con la física de la materia, tales como
densidad, conductividad térmica, módulo de elasticidad, relación Poison, etc. Algunos
valores típicos de las propiedades físicas del acero son:
 densidad ρ = 7.7 ÷ 8.1 [kg/dm3]
 módulo de elasticidad E =190÷210 [GPa]
 Relación de Poisson v = 0.27 ÷ 0.30
 Conductividad térmica α = 11.2 ÷ 48.3 [W/mK]
 Expansión térmica a = 9 ÷27 [10-6 / K]

Ductilidad: Es la capacidad para absorber sobrecargas. La Ductibilidad se mide por el


porcentaje de alargamiento que sufre el material antes de romperse.
La línea divisora normal entre Ductibilidad y fragilidad es el alargamiento, si un material
tiene menos del 5% de alargamiento es frágil, mientras que otro que tenga más es dúctil. Si
un material es dúctil tiene la capacidad de poderse trabajar en frío (operaciones tales como:
plegado, estirado, embutido, rebordeado)

Maleabilidad: Término que frecuentemente se intercambia con ductilidad. La maleabilidad


es la propiedad o cualidad de ser comprimido o aplanado.

Resiliencia: Capacidad para absorber energía en la zona elástica se mide por el módulo de
resiliencia que es la energía de deformación que puede absorber por unidad de volumen el
material.

Tenacidad: Capacidad para absorber energía en la zona plástica. El módulo de tenacidad


se obtiene integrando el diagrama tensión deformación hasta la fractura.

Dureza: La dureza es importante cuando se proyecta una pieza que deba resistir el
desgaste, la erosión o alguna deformación plástica. Los sistemas de medida de mayor uso
son: Brinell, Rockwell, Vickers y la Shore.

Aunque las propiedades físicas y mecánicas del acero varían según su composición y
tratamiento térmico, químico o mecánico, con los que pueden conseguirse acero para
infinidad de aplicaciones, este material tiene algunas propiedades genéricas:

 Densidad media: 7850 kg/m³.


 Se puede contraer, dilatar o fundir, según la temperatura.
 Su punto de fusión depende de la aleación y los porcentajes de elementos
aleantes. Frecuentemente, de alrededor de 1.375 °C.
 Punto de ebullición: alrededor de 3.000 °C.
 Es un material muy tenaz, especialmente en aleaciones usadas para
herramientas.
 Es relativamente dúctil; sirve para hacer alambres.
 Es maleable; se puede transformar en láminas tan delgadas como la hojalata, de
entre 0,5 y 0,12 mm de espesor.
 Permite una buena mecanización en máquinas herramientas antes de recibir un
tratamiento térmico.
 Algunas composiciones mantienen mayor memoria, y se deforman al sobrepasar
su límite elástico.
 La dureza de los aceros varía entre la del hierro y la que se puede lograr mediante
su aleación u otros procedimientos térmicos o químicos entre los cuales quizá el
más conocido sea el templado del acero, aplicable a aceros con alto contenido en
carbono, que permite, cuando es superficial, conservar un núcleo tenaz en la pieza
que evite fracturas frágiles.
 Se puede soldar con facilidad.
 Históricamente, la corrosión fue su desventaja, ya que el hierro se oxida. Pero los
aceros se han venido protegiendo mediante tratamientos superficiales diversos.
También existen aleaciones con resistencia a la corrosión como los aceros
«corten» aptos para intemperie o los aceros inoxidables.
 Posee una alta conductividad eléctrica. En las líneas aéreas de alta tensión se
utilizan con frecuencia conductores de aluminio con alma de acero.
 Se utiliza para la fabricación de imanes permanentes artificiales, ya que una pieza
de acero imantada no pierde su imantación si no se la calienta hasta cierta
temperatura.
 El acero se dilata y se contrae según un coeficiente de dilatación similar al
coeficiente de dilatación del hormigón, por lo que resulta muy útil su uso
simultáneo en la construcción, formando un material compuesto que se denomina
hormigón armado.